El presidente del Parlamento asiste a la XIII Sesión Plenaria de la CALRE

La "Declaración de Innsbruck", analiza el Tratado de Lisboa, y solicita una mayor participación de los Parlamentos y Asambleas Regionales en los procedimientos a nivel nacional de los estados miembros, en asuntos de sus competencias.

El presidente del Parlamento, Antonio Castro, asiste en Innsbruck a la XIII Sesión Plenaria de la Conferencia de Presidentes de las Asambleas Legislativas Regionales de la Unión Europea (CALRE).

20/10/2009 Prensa

En esta reunión está prevista la aprobación de la “Declaración de Innsbruck” que analiza aspectos, como son la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, donde se espera que se concluya cuanto antes el proceso de ratificación, ya que incluye destacados avances para las regiones, como el reconocimiento de la autonomía local y regional, la solicitud de creación, por parte de las instituciones europeas, de mecanismos permanentes de participación activa de las regiones, y una mayor delimitación de las competencias, teniendo en cuenta, añade la declaración que “los parlamentos regionales son uno de los cauces más adecuados para superar la distancia existente entre los ciudadanos y la Unión Europea”

En este sentido, se destaca que la política regional es uno de los recursos más significativos para fortalecer la cohesión europea, debiendo los Parlamentos regionales asumir un papel de escuela de democracia y de desarrollo.

Del mismo modo la CALRE solicitará en esta declaración, que los Parlamentos y Asambleas regionales con competencia legislativa, sean incluidos en los procedimientos a nivel nacional de los estados miembros, en asuntos de sus competencias, de modo que puedan participar de manera oportuna y eficaz en los procesos legislativos europeos.

CALRE

La CALRE es la Conferencia de Presidentes de las Asambleas Legislativas Regionales de la Unión Europea. En total se trata de 74 regiones en 8 países que representan a más de 200 millones de habitantes. Específicamente, consta de los parlamentos de las comunidades autónomas españolas, los consejos regionales italianos, las asambleas de las regiones y comunidades belgas, los parlamentos de los Länder alemanes y austríacos, el parlamento autónomo de Åland (Finlandia), las asambleas regionales de las Islas Azores y Madeira (Portugal), y las de Escocia, Gales e Irlanda del Norte (el Reino Unido).

Desde la Declaración fundacional de Oviedo de 1997 la CALRE tiene como misión profundizar en los principios democráticos y participativos en el marco de la Unión Europea y reforzar los lazos entre las asambleas legislativas regionales.

Para conseguir estos objetivos, impulsa el papel de los parlamentos regionales con poder legislativo en la Unión Europea, velando especialmente por el respeto y consolidación del principio de subsidiariedad. Asimismo, defiende los valores y principios de la democracia regional y promueve la colaboración y el intercambio de experiencias entre sus miembros, así como con otras organizaciones e instituciones de Europa.

El presidente del Parlamento, Antonio Castro, durante la Sesión Plenaria de la CALRE, en Innsbruck.

El presidente del Parlamento, Antonio Castro, durante la Sesión Plenaria de la CALRE, en Innsbruck.