Declaración institucional del Parlamento de Canarias de apoyo a Aminatu Haidar

El Pleno del Parlamento de Canarias aprobó en la sesión del jueves, 26 de noviembre, la siguiente Declaración Institucional de apoyo a Aminatu Haidar:

26/11/2009 Prensa

El Parlamento de Canarias quiere recordar que, tal y como manifestó en la declaración institucional, sobre la situación del Sahara, aprobada en la sesión plenaria de los días 19 y 20 de diciembre de 2007, reitera su apoyo a la legalidad internacional, expresada por la Organización de Naciones Unidas en distintas ocasiones y comparte el contenido de la Resolución 1.754/2007 de su Consejo de Seguridad que insta a las partes a negociar una solución política justa, duradera y aceptable para el pueblo saharaui y a llevar a cabo acciones de acercamiento de las familias separadas por el conflicto.

Asimismo condena toda vulneración o menoscabo, de los derechos fundamentales de los civiles saharauis y llama a la ONU a articular las medidas necesarias para garantizar sus derechos de reunión, asociación, educación, expresión y manifestación.

Del mismo modo, se insta al Gobierno de Canarias, para que exija al Gobierno de España, a que realice todas las gestiones posibles, en el marco de sus competencias, encaminadas a encontrar una solución a la situación actual de la líder saharaui Aminatu Haidar, que se encuentra en Lanzarote “sin pasaporte ni voluntad de permanecer en el Estado español” y a la que expresamos nuestra solidaridad.

Igualmente, el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias, para que exija al Gobierno de España, que inste al Gobierno de Marruecos a autorizar la entrada de Aminatu Haidar a El Aaiún, en cumplimiento de la Convención Internacional sobre los derechos civiles y políticos y por ello, solicitamos que se articulen las medidas de diálogo necesarias, para que la líder saharaui, que continúa en huelga de hambre, pueda regresar a su país, acogida a la Convención de derechos políticos y civiles de la ONU.

Finalmente, el Parlamento de Canarias se dirige al Gobierno de Canarias, para que inste al Gobierno español, a que solicite a las Naciones Unidas, que adopte las medidas necesarias para el cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General sobre el derecho a la autodeterminación de los saharauis.