El Parlamento solicita la puesta en marcha de medidas para prevenir y paliar la pobreza energética

El Parlamento de Canarias aprobó hoy una proposición no de ley, propuesta por el Grupo Socialista Canario, en la que se insta al Gobierno autonómico a pedir al Ejecutivo central la puesta en marcha de medidas para prevenir y paliar la pobreza energética.

23/4/2014 Prensa

La pnl solicita revisar la actual política energética, impulsando el sector de las energías renovables, “y priorizar la rehabilitación y eficiencia energética de los hogares, e incorporar criterios de pobreza energética en la revisión del sistema de déficit de la tarifa eléctrica, que se viene traduciendo en aumentos de la factura eléctrica de los hogares”.

Asimismo, se pide la garantía de una cobertura mínima de subsistencia energética, en cuanto al suministro de energía eléctrica se refiere, siempre que los informes de los servicios sociales municipales acrediten convenientemente las circunstancias socioeconómicas de aquellas familias que no pueden hacer frente al pago del recibo de la luz, introduciendo para ello elementos de bonificación destinados a familias con bajos ingresos económicos entre los que podría tener cabida la creación de tarifas sociales de la energía eléctrica.

En la iniciativa aprobada, el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias, en virtud de sus propias competencias estatutarias en políticas sociales y en los casos en que las medidas adoptadas no resulten suficientes para garantizar el suministro de energía eléctrica y agua a los hogares con menos recursos, a articular las medidas necesarias para evitar que haya cortes de estos suministros a los mismos.

La proposición insta a la aplicación de las Directivas 2009/73/CE y 2009/72/CE, del mercado interior de electricidad y gas, incorporando el combate contra la pobreza energética como prioridad de la política energética española.

En el texto se solicita también que se contemple “una partida presupuestaria específica, suficientemente dotada, para combatir la pobreza energética en España, así como la propuesta de una tregua que determine la no interrupción de los suministros de electricidad o agua por impago”.

La iniciativa pide la aprobación, en el plazo de tres meses, de una estrategia para la erradicación de la pobreza energética, “en la que involucre a las empresas energéticas y manteniendo el bono social a medio plazo”.

La proposición fue aprobada con la abstención del Grupo Popular y defendida por la diputada socialista María Dolores Padrón. También intervinieron el diputado del Grupo Mixto Román Rodríguez; la diputada del Grupo Nacionalista Canario Rosa Pulido y el diputado del Grupo Popular Manuel Fernández.