El Parlamento aprueba la Ley Canaria de Educación no universitaria

El Parlamento de Canarias aprobó hoy la Ley Canaria de Educación no universitaria, por la que se configura el sistema educativo de las Islas.

Esta ley regula el sistema educativo canario y su evaluación, de modo que pueda convertirse en un instrumento eficaz que haga efectivo el derecho a una educación de calidad, inclusiva e integradora, que garantice la equidad, la excelencia y la prestación de un servicio público esencial y ser uno de los motores del desarrollo social, económico y cultural del Archipiélago.

8/7/2014 Prensa

Los principios rectores que regirán el sistema educativo canario serán: un sistema educativo de calidad, entendido como un sistema que garantice la equidad y la excelencia con capacidad de ofrecer a cada persona el tipo de atención pedagógica que necesita; la equidad del sistema educativo para evitar que las desigualdades económicas y sociales limiten las oportunidades de aprendizaje; la mejora continua de los centros y servicios educativos; así como la educación en y para la convivencia basada en el respeto, la solidaridad y la igualdad.

Dentro de estos principios rectores también se encuentran la corresponsabilidad de todos los agentes educativos, y la cooperación entre las administraciones públicas y los agentes económicos y sociales para impulsar el desarrollo, la investigación y la innovación.

En el debate intervinieron la diputada del Grupo Mixto, Carmen Hernández; la diputada socialista, Rita Gómez; el diputado del Grupo Nacionalista Canario, Nicolás Gutiérrez y la diputada popular, María Isabel Oñate.

La Ley canaria de Educación no universitaria, que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre, es consecuencia de una iniciativa legislativa popular que entró en el Parlamento en 2010 con el apoyo de más de 35 mil firmas. El texto consta de un preámbulo, siete títulos, setenta artículos y un conjunto de disposiciones generales destinadas a facilitar la implantación de la ley.