Carlos Lesmes apuesta por la transparencia institucional y las prácticas de buen gobierno para luchar contra la corrupción

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, pronunció en el Parlamento de Canarias la conferencia "Transparencia y Poder Judicial", donde afirmó que "para combatir la lacra de la corrupción, el mejor antídoto es la transparencia".

26/9/2014 Prensa

En un acto al que asistieron los máximos responsables del Parlamento de Canarias, Antonio Castro, de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, y del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Antonio Doreste, Lesmes valoró positivamente la aprobación de una Ley de Transparencia e incidió en la necesidad de limitar al máximo en las instituciones democráticas lo secreto y reservado y, por el contrario, potenciar la publicidad y la transparencia.

“Las irregularidades y la corrupción anidan en la oscuridad y la penumbra – afirmó el presidente del Tribunal Supremo- mientras que la transparencia corta en seco cualquier intento de aprovechamiento indebido de las prerrogativas".

En su intervención, Carlos Lesmes analizó las causas del auge de la necesidad de transparencia, que vinculó al acceso masivo de los ciudadanos a las nuevas tecnologías y, especialmente, a la mayor exigencia de ejemplaridad en momentos de crisis, que ha producido “desconfianza y desafección por parte de la ciudadanía en la política y en las instituciones democráticas”.

El presidente del TS y del CGPJ resaltó cómo el concepto de transparencia está íntimamente ligado al de “buen gobierno”, concepto éste que se identifica con la eficiencia institucional, la calidad de los servicios y la buena gestión.

En este sentido, Lesmes señaló que la aportación de la transparencia al buen gobierno, aparte de convertirse en el mejor freno contra la corrupción, se traduce en más capacidad de control por parte de los ciudadanos, en una mayor calidad de los servicios públicos, y en más seguridad jurídica.

Carlos Lesmes considera necesario avanzar un paso más en el seno de las instituciones del Estado, para estar en condiciones de desarrollar un verdadero Gobierno Abierto, que convierta el actual “monólogo administrativo” en un diálogo con la sociedad, creando espacios de encuentro y promoviendo la participación ciudadana.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial destacó la aprobación en diciembre del año pasado de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, que vertebra el recorrido de las instituciones en su relación con la ciudadanía, derivado de la obligatoriedad de la Administración en facilitar información y del derecho de los ciudadanos a su acceso.

Carlos Lesmes recordó que el CGPJ ha querido adelantarse seis meses a la entrada en vigor de la ley, que se producirá a finales del presente año, e ir más allá de las exigencias legales, evidenciando su claro compromiso por cumplir con el objetivo de transparencia y buen gobierno como órgano constitucional del Estado.

“La razón fundamental para adelantarnos a la entrada en vigor de la Ley de Transparencia –señaló Carlos Lesmes- es la absoluta vocación del CGPJ de servicio público, de servicio a los jueces y de servicio a los ciudadanos”.

El Presidente del Tribunal Supremo señaló que la plasmación de este compromiso ha sido la firma de un convenio de colaboración con la organización Transparencia Internacional y la puesta en marcha el pasado día 2 de julio del Portal de Transparencia, uno de los proyectos prioritarios en el actual mandato del CGPJ.

Un Portal de Transparencia, que pretende ofrecer una información integral, clara y de fácil acceso y “cuya aceptación –concluyó Carlos Lesmes- por parte de los ciudadanos y del resto de las instituciones ha sido muy positiva”.