Diario de Sesiones 139/2007, de fecha 22/3/2007
Punto 1

'· 6L/PNL-0305 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con el personal laboral del servicio exterior del Estado.'

'El señor presidente: Comenzamos con las proposiciones no de ley. En primer lugar, proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con el personal laboral del servicio exterior del Estado.'

'En nombre del grupo, tiene la palabra el señor Hernández Spínola.'

'El señor Hernández Spínola: Buenos días, señorías. Señor presidente.'

'Traemos hoy, el Grupo Parlamentario Socialista, una iniciativa, una proposición no de ley sobre el personal laboral del servicio exterior del Estado (Rumores en la sala). Este personal, el personal laboral, destinado en embajadas, destinado en consulados...'

'El señor presidente: Perdón, señor Hernández.'

'Por favor, señorías, hoy continuamos con el mismo problema de ayer; por tanto, yo pido, de verdad, que intentemos estar en silencio. Ya que tienen que hablar, que abandonen el Salón de Plenos, es más fácil, porque si no es imposible absolutamente, con el nivel de megafonía que tenemos, poder escuchar al interviniente. Se lo agradezco de verdad.'

'Muchas gracias.'

'Adelante, señor Hernández.'

'El señor Hernández Spínola: Gracias, señor presidente.'

'Decía que el personal laboral destinado en embajadas, destinado en consulados y en otras representaciones españolas en el extranjero vive en una especie de limbo, de limbo jurídico, donde no se les aplica la legislación española bajo la coartada de una aplicación ficticia de la legislación local del respectivo país. Pero la realidad es bien distinta, es bien distinta, porque realmente lo que ocurre es que se elude aplicar cualquier tipo de legislación laboral. Ello ha provocado un sinfín de demandas de este perso­nal laboral destinado en el extranjero ante los tribunales de justicia españoles y la mayoría de esas demandas han sido positivas para los intereses de los trabajadores, que han ido ganando sus reivindicaciones, sus demandas, ante los tribunales de justicia.'

'Han contado, sin ninguna duda, con el apoyo de los sindicatos mayoritarios estatales, Comi­siones Obreras y UGT. Se trata, por tanto, de un problema que ya, que ya, viene arrastrán­dose desde hace demasiados años. Desde los años 90, en los gobiernos del Partido Popular, no se solu­cionó este problema, todavía no se ha solu­cionado con el Gobierno del Partido Socialista. Se trata, sin ninguna duda, de una reivindicación justa de estos empleados públicos, para obtener certeza jurídica, para obtener la esperanza en su relación laboral.'

'Creo, además, señorías, que el Estatuto de los Trabajadores permite una respuesta para este colectivo, pues contempla la posibilidad de que una empresa española tenga trabajadores en el extranjero y prevé además la aplicación de dicha legislación, de la legislación española, excepto en aquellos asuntos de interés público, por ejemplo el relativo al régimen de días festivos y días laborables del país de origen.'

'Por tanto, como este viejo problema no se ha solucionado y aunque ha habido reciente­mente un acuerdo, un acuerdo para crear una comisión entre los sindicatos y el Ministerio para las Administraciones Públicas, creo que la solución, la solución definitiva pasa por la que se propone en esta iniciativa legislativa del Grupo Parlamentario Socialista, y es la de reco­nocer a estos trabajadores la legislación laboral española, que se dote, en definitiva, a este perso­nal de un convenio colectivo, como un marco jurídico adecuado para la regulación de las con­diciones laborales de este personal, de forma tal que sus condiciones sean similares a las del resto del personal de la Administración General del Estado, que tienen una regulación a través de un convenio colectivo único.'

'Por ello, señorías, pido el apoyo, pido el apoyo de todos los grupos parlamentarios para esta iniciativa, teniendo en cuenta además que en nuestra Comunidad Autónoma, que Canarias es una Comunidad con intereses vitales en el exterior, que necesita ser representada, que necesita ser defendida con dignidad por los empleados públicos del Estado que actúen con condiciones laborales dignas.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, señoría.'

'A esta proposición no de ley no se han presentado enmiendas. Por lo tanto, hacemos una ronda de grupos parlamentarios que deseen intervenir, el Grupo Mixto no va a intervenir, por el Grupo Popular tiene la palabra la señora Macías.'

'La señora Macías Acosta: Buenos días, señorías. Gracias, señor presidente.'

'Pues, bueno, subo a esta tribuna para defender la posición del Grupo Parlamentario Popular en torno a esta cuestión que acaba de defender el representante del Grupo Socialista, el señor Spínola, no sin antes expresar desde el Grupo Parlamentario Popular nuestras felicitaciones al Grupo Socialista, porque es de recibo recono­cerles que pocas veces han traído a este Parla­mento unas iniciativas tan clarificadoras y explícitas como las que ahora acaba de defender el señor Spínola, tanto en lo que dice la iniciativa como en lo que no dice, pero de lo que se desprende claramente. Y adelanto además que en algunas de las conclusiones que ustedes han sacado explícitas o no tan explícitas pero entre renglones de la iniciativa, desde el Grupo Parlamentario Popular, estamos plenamente de acuerdo, y me explico. Se trata de una propo­sición, entendemos, eminentemente clarificadora porque pedir a estas alturas al Parlamento de Canarias nuestra colaboración y la colaboración del Gobierno de Canarias para que se inste al Gobierno de Madrid, a los compañeros socialistas en Madrid en el Congreso de los Diputados y en el Gobierno de España, que son los competentes de esta cuestión, para que la solvente, es real­mente venirnos a decir claramente y a constatar una vez más que el Partido Socialista Canario no tiene ningún peso político, ningún predicamento, ninguna credibilidad con sus compañeros en Madrid ni con el propio Gobierno de su mismo color político. Y ejemplos de esta falta de credibi­lidad lo tenemos en Canarias muchos, el último el famoso aumento de la indemnización por residencia a los funcionarios canarios, donde el Partido Socialista venía a pregonar una cosa aquí y justamente en Madrid le venían a hacer, sus compañeros de Gobierno y de partido, lo con­trario. El tema del REF es otro ejemplo en este aspecto, lo mismo que es otro ejemplo en este aspecto la imposición que sus compañeros de Madrid le han hecho a sus candidaturas, al candidato, a un candidato que no querían en Canarias, que no quería ni el propio candidato, por cierto, dando al traste con otra de las propa­gandas socialistas más famosas de iniciativa, de democracia interna, de primarias y de autonomía en el proceso de decisión de sus decisiones. Yo creo que ha quedado constatado que ni primarias ni democracia interna ni autonomía ni peso político ni credibilidad alguna por parte del Grupo Socialista Canario con relación a sus propios compañeros.'

'Es también una clarificadora proposición no de ley porque venir a indicar ahora que existe algún problema con el personal laboral que trabaja en las Oficinas del Servicio Exterior Español y resulta que hacer recaer en la proposición no de ley la responsabilidad de este personal de la representación que nuestro país tiene en los distintos países, es precisamente lo que ha dado al traste, lo que quiere decir que el señor Moratinos lleva tres años engañándonos a todos los españoles cuando ha jurado y perjurado durante estos 3 años que viene reformando y mejorando las Oficinas del Servicio Exterior Español, cuestión esta, por otra parte, que es y ha sido objeto del propio programa electoral del Partido Socialista y que ahora nos enteramos, tres años más tarde, siguen sin cumplir. Y también es una propuesta altamente clarificadora, porque la representación política de España no es una cuestión que dependa del personal laboral, es más, yo diría que ni siquiera depende de los propios responsables que la ejecutan de la carrera diplomática; depende directamente de los responsables políticos del Ministerio del Interior al que, por cierto, al señor Moratinos tiene revolucionado precisamente por esa proverbial política de colocar a dedo a los de la cuerda, a los de su misma cuerda política en perjuicio de la carrera y la profesionalidad de los demás miembros de la carrera diplomática.'

'Y, finalmente, señores del Partido Socialista, venir a decir ahora que Canarias debe contar con la mejor representación en el exterior para la defensa de los intereses es simple y llanamente venir a constatarnos que no la tenemos. Y desde el Partido Popular realmente estamos de acuerdo en que no tenemos la mejor representación de Canarias en el exterior. Y no es una cuestión antigua, es de los últimos tres años, y eso se debe a la caótica política exterior que tiene el ministerio y el Gobierno del Estado.'

'El señor presidente: Señoría, le ruego concluya.'

'La señora Macías Acosta: Por lo tanto, yo sí quiero concluir diciéndoles una cosa: la propuesta que el Partido Socialista ahora nos ha traído lo único que hace es sacar las vergüenzas del propio Partido Socialista al aire, descubriendo mentiras que nos vienen contando sus propios compañeros, ustedes, desde hace tres años. Se trata de una propuesta para justificar sus propios incumplimientos, el incumplimiento de sus propias promesas electorales y derivar, además, la responsabi­lidad, la solución de esta cuestión a sus propios compañeros, sin duda porque realmente ni ustedes mismos saben y conocen el tema lo suficiente para solventarlo. Deberían ustedes trabajar y estudiar un poco más.'

'Señores socialistas canarios, con esta propuesta les acaban de patinar las neuronas y les ha fallado el subconsciente; solo pretenden quedar bien a costa de sus compañeros, del propio partido, y para ocultar no se sabe qué oscuros motivos que les han llevado a traer una cuestión a este Parlamento en la que ni Canarias ni este Parlamento ni el propio Gobierno de Canarias tienen la posibilidad de resolver nada.'

'Díganselo ustedes mismos...'

'El señor presidente: Señoría, le ruego concluya definitivamente.'

'La señora Macías Acosta: Les damos finalmente, para terminar, un último consejo, señores socialistas: díganselo ustedes mismos a su propio ministro de Exteriores, que al parecer todavía, tres años más tarde, no se entera de que ha habido, de que existe esta problemática con el personal.'

'El Partido Popular, señores socialistas, no les vamos a apoyar para secundar con tamaña pantomima, que revela algo más que ustedes tienen ya más que acreditado: un filibusterismo político más que rancio y un proverbial oportunismo político ramplón y simplón.'

'Gracias, señor presidente.'

'El señor presidente: Gracias, señoría.'

'En nombre del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, tiene la palabra la señora Marrero.'

'La señora Marrero Ramos: Muchas gracias, señor presidente.'

'Nosotros, al contrario de la representante del Grupo Parlamentario Popular, sí vemos oportuna esta proposición no de ley, porque siempre nosotros, como nacionalistas, hablamos de los canarios en el exterior, pero sin duda también pensamos en todas las personas que viven y trabajan en el exterior.'

'Y antes de argumentar por qué vamos a apoyar esta proposición no de ley, sí que me gustaría, señor Spínola, hacerle tres pequeñas enmiendas, que yo creo que pueden mejorar el texto. Son muy cortas y van en la línea siguiente: cuando dicen "se dote al personal laboral", añadir "se dote al personal laboral de naciona­lidad española del servicio exterior"; después, cuando hace referencia a la igualdad de condi­ciones, decir "condiciones equivalentes", porque yo creo que tenemos que pensar en los países donde estas personas desempeñan su función; y después poner al final "así como que suscriban un acuerdo marco para los no españoles", porque no tiene lógica que en una misma embajada exista un personal con un convenio colectivo lógicamente muy beneficioso -y yo quizás estoy pensando en los países del tercer mundo- y ese mismo personal no tenga las mismas condiciones, que es lo que de hecho, y así me consta porque conozco algunos casos, sucede.'

'Dicho esto, sí me gustaría hacer referencia a varias cuestiones. Mirando un poco lo que es el servicio exterior del Estado, hay un boletín, una publicación del Ministerio de Asuntos Exteriores del 12 de septiembre, que dice que son muy importantes y sobre todo en la nueva política que se ha hecho desde el Gobierno del Estado de consulados. Se han abierto o se ponían una serie de plazos -que no sé al final si se han cumplido, imagino que sí-, unos plazos de tres meses para unas oficinas consulares, de carreras, otras con carácter urgente y sitios donde están los canarios, que es lo que nos preocupa desde el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria -oficinas en La Habana, oficinas en Valencia, en Venezuela, en Caracas-. Y entonces se ponían una serie de plazos, que se supone que, si este decreto es del mes de septiembre, estamos en marzo y estas oficinas tienen que estar operando. Y reconocía en la exposición de motivos donde dice que hay zonas del mundo en las que contamos con una presencia escasa, algunas de ellas de evidente proyección en el inmediato futuro. Necesitamos, asimismo, una mayor capacidad de acción para afrontar cuestiones de relevancia estratégica como el control de la emigración; y yo creo que esto va en concordancia con lo que siempre hemos hablado, que parte del control de la emigración pasa por la creación de las oficinas consulares, y precisamente en general de una mejor estructura, unos mayores medios y una dinámica de coordinación adecuada para garantizar que desarrollamos eficazmente las líneas establecidas.'

'Yo creo que es importante lo que se señala en esta exposición de motivos. Y después también, cuando habla de que son decisiones que permi­tirán mejorar la acción exterior del Estado y responder a los grandes objetivos prioritarios, instrumentos y procedimientos de actuación que se sistematizará en el futuro en una acción exterior. Yo creo que quizás es la reivindicación que siempre hemos hecho los nacionalistas, que desde el Estado entendíamos, y sobre todo a raíz de los fenómenos de la inmigración irregular, que no había una correcta política en lo que estamos hablando desde el punto de vista de la acción exterior. Ahora, al día de marzo, ya se cumplen seis meses, según dice la propia ley, donde hay que revisar el Real Decreto 952/84, 25 de abril, que regula el funcionamiento de los consulados honorarios. Y por eso yo entiendo que se ha presentado esta PNL en este tiempo, en el mes de marzo. Porque también dice el artículo 3.4, ahora en los seis meses que estamos ahora en marzo, dice que "se promoverán las modifica­ciones normativas necesarias para revisar las retribuciones en el extranjero de los funcionarios en el servicio exterior". Y habla de las condi­ciones de conciliar la vida familiar y laboral, me parece que es importante también.'

'Y a mí gustaría transmitir la preocupación que tenemos, en este caso cuando estamos hablando del personal que trabaja en el exterior, del tratamiento que en su momento tiene el Gobierno del Estado a los efectivos, y me gustaría pensar en ellos, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y estamos hablando, por ejemplo, los que han trabajado en Mauritania, las denuncias que han hecho, han denunciado que han carecido de dietas, ha habido retrasos en los pagos y yo creo que las condiciones propias laborales que tienen, y creo que hay que pensar en ellos y en un reconocimiento también a su trabajo.'

'También recordar que nosotros, lo decíamos ayer en el Pleno, tenemos en la proposición de ley para control de la inmigración, de reforma de ley orgánica, la necesidad de un plan de control permanente. Y aquí pasa por también dotar de funcionarios en el exterior.'

'Y a mí me gustaría, ya estamos hablando de la equivalencia, si al final nos acepta la enmienda de la equivalencia de los derechos del personal que trabaja en el exterior, pero ya hablando de igualdad, y lo decíamos ayer en una rueda de prensa, la Comunidad gallega reformó su ley electoral donde se le permitía ampliar el plazo hasta ocho días para lo que es el escrutinio. Y me parece que es importante que los votos de las personas que viven en el exterior, no solo las que trabajan, cuenten. Y si esperamos, cuando estamos hablando de todas estas personas, que se amplíe el plazo, que ustedes tengan en cuenta esto, y que los votos tengan garantías de ser contabilizados.'

'Me parece que era importante hacer referencia a esto, pues estamos hablando, y usted lo sabe perfectamente, que las pasadas elecciones 10.000 votos no es que fueran computados, sino es que ni siquiera pudieron ser contabilizados, es decir llegaron del exterior, con todo el esfuerzo que supuso para esas personas, y directamente pasaron a las sacas y después al contenedor de reciclaje de papel.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, señoría.'

'Sí, señor Spínola, a qué efectos.'

'El señor Hernández Spínola (Desde su escaño): ¿ Usted ha llamado a votar?'

'El señor presidente: ¿Perdón?'

'El señor Hernández Spínola (Desde su escaño): ¿Usted ha llamado a votar?'

'El señor presidente: Sí.'

'El señor Hernández Spínola (Desde su escaño): Es que la portavoz compareciente de Coalición Canaria ha planteado unas enmiendas transaccionales.'

'El señor presidente: Lo lamento, no me he dado cuenta. ¿Me lo puede repetir en qué términos exactamente?'

'Perdón, sí.'

'No me he dado cuenta, señor Spínola.'

'La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): Señor presidente.'

'Lo dije...'

'El señor presidente: No sería una transaccional en todo caso, sería una enmienda in voce, porque no ha habido enmiendas presentadas, pero.'

'La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): La hice al principio de la exposición, y era donde dice "se dote al personal laboral", decir "se dote al personal laboral, de naciona­lidad española, del servicio exterior". Donde dice "igualdad de condiciones", decir "condiciones equivalentes". Y al final añadir "así como que se suscriba un acuerdo marco para los no españoles".'

'El señor presidente: Bien. Sería una enmienda in voce, que requiere la unanimidad de la Cámara para su inclusión. Me dicen por gestos la señora Macías que no. Por tanto no ha lugar a plantear la enmienda, a incluir, me refiero, la enmienda.'

'Y por tanto se sometería a votación la proposición no de ley del Grupo Socialista sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con el personal laboral del Servicio Exterior del Estado, en los términos en que está publicada en el Boletín Oficial del Parlamento. Y reitero mis disculpas porque no me di cuenta de la enmienda.'

'Saben, sus señorías, se lo reitero, lo dije ayer, pero en el panel aparecerá el cómputo global de los votos, pero no aparecerá el sentido de cada una de sus señorías, aunque queda grabado y por tanto se podrá perfectamente saber quiénes son los que han votado en qué sentido.'

'Comienza la votación...'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Señor presidente.'

'Una cuestión de orden.'

'El señor presidente: Sí. Perdón, perdón. Suspendemos la votación.'

'¿Qué?'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Si consta, en el panel no se ve quién vota, yo sugiero que se vote a mano alzada para saber quién vota a favor, quién vota en contra, quién se abstiene. Si no, no lo sabremos nunca.'

'El señor presidente: Sí, sí se sabrá porque está, digo, en el ordenador está plasmado y se puede certificar perfectamente...'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Sí, pero...'

'El señor presidente: Lo que no aparecerá es en el panel.'

'El señor Cruz Hernández (Desde su escaño): Pero ahora cuando se produzca la votación yo no sabré quién vota a favor y quién vota en contra, sino tendré el resultado global. No voy a esperar al resultado... al certificado.'

'El señor presidente: No, no.'

'Yo no tengo inconveniente ninguno, solo lo hace más lento pero nada más, no tengo incon­veniente ninguno en acceder a lo solicitado, dada la importancia que el señor Cruz le da a saber quién vota qué.'

'Sometemos a votación entonces a mano alzada, y ruego a los secretarios y a los vicepresidentes que cuenten.'

'¿Votos a favor de la proposición no de ley? (Pausa.). Les ruego que mantengan porque hay que contarlos a todos (Pausa.)¿Votos en contra? (Pausa.) Ninguno. ¿Abstenciones? (Pausa.)'

'Votos a favor, 36; votos en contra, ninguno; abstenciones, 15. Queda aprobada la proposición no de ley de referencia.'