Diario de Sesiones 23/2008, de fecha 31/1/2008
Punto 23

'· 7L/PL-0002 Debate de primera lectura. Proyecto de Ley, del Cuerpo General de la Policía Canaria.'

'El señor presidente: Siguiente punto del orden del día, debates en primera lectura: proyecto de Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria.'

'Tiene la palabra, por parte del Gobierno, el señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, señor Ruano (Rumores en la sala).'

'¡Señorías, silencio, por favor!'

'Señorías, continuamos. Señor consejero.'

'El señor consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad (Ruano León): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.'

'Este debate sobre el proyecto de Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria debe ser un debate sobre la seguridad en Canarias y sobre la aportación que la Comunidad Autónoma de Canarias puede realizar a la misma. El Gobierno pretende, señorías, que este sea un debate desde la seriedad, la moderación y el rigor. Nuestro proyecto es un proyecto de más seguridad, de complementariedad, de modernidad en la estructura policial y de integración y no de competencias.'

'Por ello, señoras y señores diputados, ciudadanos de Canarias, el Gobierno quiere empezar este debate agradeciendo a los profesionales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como a los profesionales de las policías locales de Canarias, su trabajo constante por la seguridad.'

'A los profesionales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil queremos empezar diciéndoles que de aquí no se va nadie, no se sustituye a nadie ni se compite con nadie. Insisto, el proyecto de ley que hoy presentamos es un proyecto de complementariedad y de integración.'

'A los profesionales de las policías locales de Canarias quiero también, quiere también el Gobierno, darles el mensaje de que nuestro proyecto es un proyecto de fortalecimiento de su papel en la seguridad pública, un proyecto de mejores medios materiales, de mayor coordinación y de mejor formación. El proyecto de Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria expresa el legítimo ejercicio de la competencia que a Canarias corresponde en la seguridad pública, de acuerdo con la Constitución, el Estatuto de Autonomía de Canarias y la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.'

'Parte el proyecto, señorías, del concepto de que Policía Canaria es el Cuerpo General de la Policía, de titularidad autonómica, dependiente del Gobierno de Canarias, y las policías locales de Canarias. Parte, por tanto, señorías, de un modelo de organización policial que cuenta, como principal antecedente, con el principal antecedente, de la Ley del Sistema Canario de Seguridad, de abril de 2007. La ley que apoyaron entonces, en abril de 2007, Coalición Canaria y el Partido Popular.'

'La iniciativa legislativa, señorías, nace porque este es un Gobierno de las personas, y las personas de Canarias están preocupadas por la seguridad. El Gobierno no va a permanecer ajeno a esa preocupación de los ciudadanos y ciudadanas de Canarias, porque no nos es ajeno nada que pasa en Canarias; porque invertir en seguridad no está reñido con ninguna otra política social; porque tenemos tanto derecho a recibir recursos del Estado para la seguridad como los puede recibir el País Vasco, Cataluña, Galicia o Navarra. Porque, señorías, Canarias tiene más de 2 millones de habitantes, recibe 12 millones de turistas, son 7 islas diferentes y, en el contexto español, somos de las comunidades con más puertos, con más aeropuertos, con más kilómetros de costa, con más inmigración clandestina, con más centros de retención de inmigrantes, y todo ello requiere un esfuerzo adicional en las políticas de seguridad pública.'

'El Gobierno no va a permanecer impasible y no va a dejar de tomar la iniciativa, porque no podemos admitir -y no admitimos- el constante incremento de las tasas de delito que acreditan las memorias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. ¿O puede admitirse, señoras y señores diputados, que en Fuerteventura, en la Fuerteventura del siglo XXI, el incremento de las tasas de criminalidad sea del 39% o en Lanzarote del 22%? No asistiremos, señorías, impasibles a esas discusiones estériles sobre estadísticas, vacantes y catálogos ni sobre fotos de policías en prácticas, sin tomar la iniciativa que la Constitución y el Estatuto confieren al Gobierno del archipiélago. No nos vamos a detener en insultos, descalificaciones y faltas de respeto que hemos oído en estos últimos días, porque los insultos y las descalificaciones son expresión de la falta de argumentos.'

'Señorías, el Gobierno presenta un proyecto de más seguridad para los canarios: más policías, más seguridad. Se trata de desarrollar el sistema canario de seguridad que este Parlamento, como he dicho, definió en la ley de abril del 2007. Un sistema de complementariedad de medios y recursos, sobre la base de los principios de lealtad institucional, información recíproca, colaboración y cooperación. Principios definidos en el artículo 7 de la ley de abril del 2007.'

'El sistema canario de seguridad se estructuraría en los tres niveles de seguridad: el de prevención, el de neutralización y el de investigación y criminalística. En esa estructura vamos a definir qué puede hacer la Comunidad canaria con la creación del Cuerpo General de la Policía Canaria.'

'En la prevención, fortaleceríamos la estructura de formación para los policías locales de Canarias. Reforzaríamos, por tanto, la policía de proximidad que representan las policías locales de Canarias, porque ellos son también policía canaria. La estructura policial, insisto, consiste en definir Policía Canaria sobre un cuerpo general de titularidad autonómica y unas policías locales con más formación, más recursos materiales y mejor coordinación por parte del Gobierno. El sistema preventivo, por tanto, contaría con una estructura que hoy tiene 3.345 policías en todo el archipiélago para establecer la base preventiva del modelo.'

'En la fase de neutralización, esto es, señorías, en la respuesta inmediata policial frente al delito que se comete o a la tentativa de delito, en esa fase trabajaría, fundamentalmente, el Cuerpo General de la Policía Canaria, el cuerpo de titularidad autonómica. En la primera fase, con los 300 efectivos que está dispuesta a asumir Canarias, desde su responsabilidad en la seguridad pública, su tarea, la tarea del Cuerpo General de la Policía Canaria, sería la de establecer grupos operativos de apoyo al despliegue de las policías locales en el territorio del archipiélago. No puede plantearse un esquema distinto en esa primera fase que no sea el del apoyo al dispositivo territorial ya previsto. Un apoyo operativo que puede tener distintas vertientes: en la intervención policial, en las unidades específicas, en el sistema de información, en la integración de datos; en definitiva, un sistema que va a fortalecer toda la estructura básica de la seguridad del archipiélago.'

'En la segunda fase, señorías, habríamos de llegar a lo que hemos definido, sobre una cantidad de referencia, cantidad que hay que pactar, obviamente, con el Ministerio del Interior, una cantidad de hasta 1.700 efectivos, con financiación del Estado. Porque, como decía antes, señorías, Canarias no es menos que ninguna otra Comunidad y si se produce hoy financiación directa al sistema de seguridad pública de comunidades autónomas españolas, Canarias, en el ejercicio legítimo de las previsiones constitucionales y estatutarias, puede y debe demandar que el Estado contribuya a la financiación, en aquellos ámbitos a los cuales el Estado hoy no está dando respuesta o no está pudiendo dar respuesta. Porque, insisto, este no va a ser hoy un debate de catálogos, vacantes y fotos.'

'El despliegue territorial de esa segunda fase sería el de contribución al dispositivo preventivo de las policías locales, además del de neutralización. Previsiblemente, previsiblemente -está por definir, obviamente-, el despliegue territorial de la segunda fase comenzaría por las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Por aquellas islas que hoy, debido al crecimiento poblacional, requieren mayores recursos y mejores recursos para atender las demandas de los ciudadanos.'

'En el tercer nivel de la seguridad pública, la investigación y criminalística, el Gobierno de España debe reforzar sus efectivos. Canarias, el Gobierno de Canarias, pide que en el nivel de investigación y criminalística se refuercen los efectivos del Estado. Porque ese es un nivel de investigación del crimen producido, especialmente importante en la lucha contra el crimen organizado y contra los delitos de ámbito supraterritorial. La información de la que pudieran disponer los cuerpos de la Policía Canaria, en el marco del artículo 23 de la Ley del Sistema Canario de Seguridad, de abril de 2007, se trataría, se procesaría, de tal modo que fuera una información útil al sistema de policías del Estado -Policía Nacional y Guardia Civil- y su incorporación al banco de datos de la seguridad nacional.'

'Señorías, la ley obliga, de acuerdo con lo que especifica el artículo 34.3 del Estatuto de Canarias, del Estatuto de Autonomía de Canarias, a la creación de la Junta de Seguridad Autonómica, la Junta de Seguridad entre el Estado y la Comunidad Autónoma. Instrumento de coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Hemos dicho, y reiteramos, que el Gobierno de Canarias, el Gobierno de las personas, no puede permanecer ajeno a nada de lo que ocurre en Canarias. Hoy ni siquiera se está recibiendo la mínima información acerca de lo que ocurre aquí y de lo que ocurre muy cerca de aquí, en todo el territorio del Magreb-Sahel. Desde el Gobierno de Canarias estamos trabajando ya en una línea de coordinación y procesamiento de la información. Para ello, en el marco de la ley, el artículo 23 de la ley de abril, hemos implantado el Siapol, como un sistema, un servicio informático de consulta e información sobre actuaciones y procedimientos policiales para las policías locales, con formularios y procedimientos comunes. Un sistema del cual tendré ocasión de hablar en comisión, ante la comisión parlamentaria, para lo cual solicitará el Gobierno una comparecencia específica.'

'Se trata de un modelo, señorías, de integración de todo el conjunto de recursos policiales y de la seguridad pública que tiene el archipiélago. La contribución que ya estamos haciendo en ámbitos como las unidades de emergencias, los helicópteros de emergencias, el sistema de protección civil, la planificación en esa materia, todos los consorcios de emergencias, la promoción de los sistemas de consorcio tienen que estar coordinados, establecidos en un único modelo que dé respuesta a la demanda ciudadana en todos los ámbitos de la seguridad pública. Ámbitos que en ocasiones se refieren al modo estricto de la seguridad ciudadana, en el cual también es fundamental que todo el sistema de recursos pueda ser aprovechado. Para eso la tarea de la policía de proximidad, la tarea de las policías locales, es fundamental. Si somos capaces de articularlo en un sistema de información debidamente formateado, estaremos en condiciones de dar respuesta. Y por eso, dentro de unos días, entregaremos más de 100 ordenadores a los municipios de Canarias para el procesamiento de ese sistema de información, el Siapol, y a su vez puedo decir ya, ante todos ustedes, que desde la Academia Canaria de Seguridad hemos formado ya a 887 policías locales del archipiélago, en esa herramienta informática de tratamiento de los datos.'

'Señorías, el planteamiento que el Gobierno de Canarias hace sobre este asunto, insisto, es un planteamiento responsable. Un planteamiento de compromiso, un planteamiento de un modelo de seguridad moderno, integrado y complementario. Lo que no se puede hacer, lo que no es de recibo, es que el llamado Plan Integral de Seguridad para Canarias -ese documento de algo más de 30 páginas, 30 páginas para ser exactos, si le quitamos la carátula- no haga ni una sola mención, ni una sola mención, al dispositivo preventivo, al dispositivo de proximidad que representan las policías locales del archipiélago, casi 3.400 efectivos, ni una sola mención. Lo que no se puede admitir es que ese llamado Plan Integral -se llama así- de Seguridad para Canarias no haga ni una sola mención a los servicios de coordinación que están en el ámbito de la Comunidad Autónoma, al Cecoes 112, que el ciudadano demanda ante una emergencia de cualquier naturaleza, o, por ejemplo, el dispositivo preventivo de los helicópteros de seguridad.'

'Señorías, no se puede hacer eso como tampoco se puede hacer que el proyecto de ley que hoy debatimos tuviera entrada el 19 de octubre de 2007 en el Ministerio del Interior y hayamos recibido la callada por respuesta. Y lo que no se puede hacer ni admitir tampoco es que las relaciones entre gobiernos, entre instituciones, entre partes del Estado, como es Canarias, con relación al conjunto de España, se pretendan establecer, en el ámbito de la participación política, a través de algunos portavoces de grupos parlamentarios de esta Cámara, haciendo ofrecimientos de intercambios, porque eso, evidentemente, señorías, no es ningún modelo de seguridad y no responde a nada que los ciudadanos hoy nos estén demandando.'

'El Gobierno de Canarias en esto va a ser muy claro: va a pedir al Estado que cumpla sus compromisos en relación a sus propios catálogos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, cumplan, los han establecido ustedes, cumplan. Y, por tanto, estaremos vigilantes en ese campo para exigir el cumplimiento de esos recursos específicos que tanto nos anuncian y vamos nosotros a hacer una apuesta por que el modelo de seguridad sea un modelo integral. Ese modelo parte, señorías, de la idea de que los canarios demandan más y mejor seguridad y el Gobierno, el Gobierno de Canarias, va a ayudar a dar respuesta a esa demanda de más y mejor seguridad. Lo hace a través de este proyecto de ley, que completa el del Sistema Canario de Seguridad, aprobado en abril del 2007. Es un proyecto de más seguridad, porque la seguridad es estar seguros y sentirse seguros. Porque, señorías, la seguridad requiere modernidad en la respuesta, porque se tiene que adecuar esa respuesta al modelo territorial de España, a la organización de un Estado, con unas competencias bien definidas, unas comunidades autónomas como segundo nivel territorial y unos municipios que tienen a su cargo la policía de proximidad, que son las policías locales. Se trata, por tanto, de un modelo de más seguridad, un modelo de modernidad en la organización policial y un modelo de integración sobre la base de la coordinación funcional y de la información compartida.'

'Este es el proyecto de ley del Gobierno de Canarias, este es el proyecto de ley que, en una sociedad de las personas, de las personas que nos demandan entre otras cosas seguridad, ejerce el Gobierno de Canarias, con los dos partidos que lo apoyan en esta Cámara de forma conjunta. Nosotros no somos los que tenemos que responder de la situación de inseguridad que vive y percibe el archipiélago. Que vive porque lo acreditan los datos contrastados a través de las diligencias judiciales penales y que sienten los canarios, en esa percepción subjetiva de la seguridad. Si se quiere discutir incluso el elemento de diferenciación entre seguridad objetiva y seguridad subjetiva, podemos entrar en lo que se conoce en el mundo moderno de la seguridad como "las encuestas de victimización". Si están dispuestos a dar respuesta a la seguridad en Canarias a través de una encuesta de victimización, nosotros estaríamos encantados de contribuir.'

'Pero nuestro modelo no es un modelo opuesto a nadie, no se opone a nadie. Porque los gobiernos, señorías, los gobiernos de España y todos los gobiernos responden a la coyuntura del momento de la elección. Ha habido una elección que legitimó a un Gobierno de España y que le ha dado un mandato de cuatro años, hasta marzo de este mismo año. Nuestra voluntad, insisto, la voluntad del Gobierno es que los canarios estén seguros y se sientan seguros. La contribución que el Gobierno de Canarias va a hacer es fortalecer el sistema canario de seguridad como una estructura integrada y de corresponsabilidad, y lo va a hacer fomentando, articulando, una mejor respuesta en las policías locales del archipiélago y creando el Cuerpo General de la Policía Canaria, que es lo que hacemos con este proyecto de ley.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, muchísimas gracias.'

'Sobre este proyecto de ley del Gobierno, por el Grupo Parlamentario Socialista Canario se ha presentado una enmienda a la totalidad con solicitud de devolución del proyecto al Gobierno. Por lo tanto, para un turno a favor de la enmienda a la totalidad tiene la palabra el señor Hernández Spínola, en representación del Grupo Parlamentario Socialista.'

'El señor Hernández Spínola: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor presidente.'

'Intervengo, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, para presentar la enmienda a la totalidad a este proyecto de ley que hoy ha traído a la Cámara el Gobierno de Canarias.'

'Han pasado ya ocho meses desde la celebración de las últimas elecciones autonómicas y el Gobierno de Canarias ha incumplido, de forma clamorosa, sus propios compromisos. Hablaron en el discurso de investidura de fortalecer el Parlamento, de mejorar la calidad democrática, de poner en marcha una batería de medidas para incrementar los controles parlamentarios, de presentar desde el primer momento un proyecto de ley sobre órganos consultivos, de introducir modificaciones para que el presidente del Gobierno contestase en todas las sesiones a las preguntas de los diputados, dijeron que traerían antes de fin de año un proyecto de Ley de Participación Ciudadana. ¿Y cuál ha sido el resultado? Todas, absolutamente todas, las promesas incumplidas; no han rendido al Parlamento ni una sola ley, excepto la obligada, la Ley de Presupuestos.'

'Y frente a esa inacción del Gobierno, este grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Socialista, ya ha presentado tres proposiciones de ley y en los próximos días presentará dos más: una sobre tiempos de espera en los servicios sanitarios y otra sobre la obligatoriedad de renovar los órganos parlamentarios cuando cumplen y vencen su mandato.'

'La primera y única iniciativa legislativa de este Gobierno es la Ley de Policía Canaria. ¿Cuál es el mensaje que envía a la Cámara y a los ciudadanos de Canarias?: ¿es la sanidad?, ¿es la educación?, ¿son los servicios sociales?, ¿es la lucha contra el paro? No, en absoluto: la Policía Canaria. ¡Vergonzoso, vergonzoso! ¿Es eso acaso servir al interés general?'

'Miren, señorías, yo hoy tengo aquí que afirmar con tristeza que asistimos a un debate que constituye un auténtico fiasco. No va a ser posible un contraste de pareceres, no va a ser posible réplica ni dúplica ni nada que se le parezca. No quieren que el Parlamento sea un verdadero foro de deliberación y de debate político. Lo hemos intentado pero ha sido inútil, ha sido inútil. Hemos reunido de forma extraordinaria la Junta de Portavoces para tratar esta cuestión, para ampliar los plazos, los tiempos, para que cada grupo parlamentario al menos pudiese tener dos turnos, como ya se tuvo en un debate similar en esta Cámara en el año 2002, como ya se tuvo en el 2006, cuando se presentaron dos enmiendas a la totalidad y hubo dos intervenciones, lógicamente, de cada grupo parlamentario. La respuesta de Coalición Canaria y del Partido Popular ha sido la aplicación estricta del Reglamento. ¿Qué quiere decir esto, señorías? Pues, sencillamente, que vivimos un claro retroceso democrático que deteriora y devalúa este Parlamento. Quieren un Parlamento domesticado y ajeno por completo a la calle.'

'Señorías, por tercera vez en la historia de este Parlamento, por tercera vez, tenemos hoy un nuevo debate sobre la Policía Canaria. Todos y cada uno de los habidos hasta ahora han sido promovidos a instancias del Gobierno de Canarias. El primero, en noviembre del 2002, que se saldó con una derrota clamorosa del Gobierno de entonces y tuvo que ser devuelto al Gobierno este proyecto de ley. El segundo, en el mes de octubre del año 2006, finalizó con la retirada en el último segundo de la iniciativa, cuando el señor Ruano, para intentar evitar un bochorno mayor, lo retiró, pero, evidentemente, no consiguió evitar ese bochorno. Pero lo ocurrido no es baladí. Si viene de nuevo un proyecto por tercera vez, significa a las claras que en esta Comunidad Autónoma no existe un acuerdo político ni social básico entre las formaciones políticas para sacar adelante un proyecto de esta envergadura: la Policía Canaria. No existe, a pesar de que se ha convertido en una verdadera obsesión para Coalición Canaria.'

'Pero los canarios no demandan la policía. No es una prioridad, como nos hemos cansado de repetir durante los últimos meses, ni tan siquiera una necesidad. No lo es. Basta, si no, con analizar los datos, los resultados de la última encuesta del Consejo Económico y Social, que dice con claridad cuáles son los problemas que identifican los canarios, y los problemas que identifican los canarios son la sanidad, el paro, la inmigración, las drogas. Esos son los problemas: la vivienda, los problemas económicos; no figura la seguridad entre los seis primeros. Ahí está, ahí está la encuesta, mírenla, mírenla.'

'Lo que quieren los ciudadanos, en definitiva, señorías, es que se mejoren los servicios públicos esenciales. Eso es lo que quieren los ciudadanos y eso es una responsabilidad directa de este Gobierno, de los que, por cierto, ustedes -de esos servicios esenciales- no se ocupan. Los ciudadanos lo que quieren es empleo, mejor sanidad, mejor educación, vivienda, que paguen las prestaciones canarias de inserción, que paguen, que evalúen, que tramiten los servicios de la Ley de la Dependencia. Eso es lo que quieren los canarios. Lo que quieren los canarios son políticas sociales dignas -eso es lo que quieren- y no proyectos como este, que tienen poco que ver con el interés general y mucho con el interés particular, con una política clientelar, que es la que vienen practicando desde hace tiempo Coalición Canaria y el Gobierno de Canarias, que consiste en comprar voluntades con dinero público, contrataciones masivas de personal, contrataciones de suministro, adquisición, arrendamiento de inmuebles, de vehículos. Todo eso vendrá aparejado con la Policía Canaria, como también formación, contratación de profesores, etcétera, etcétera, etcétera. Lo sabemos muy bien, porque lo hemos visto muchísimas veces en muchos asuntos.'

'Pero, ¿es que realmente alguien se puede creer que con los primeros 300 agentes autonómicos se va a mejorar la calidad de la seguridad en Canarias? ¿Es que hay alguien que se pueda creer eso?, ¿300 agentes repartidos en siete islas? ¿Se va a mejorar así la seguridad? Lo único seguro es que nos va a costar 18 millones de euros, 18 millones de euros, para empezar, para empezar, porque a continuación, cuando continúe el despliegue, que tendrá que ser financiado y sufragado con cargo a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, el gasto será enorme; superará de largo los más de 150 millones de euros. 150 millones de euros, cuando se produzca el despliegue final. Recuperen el aliento, señorías, y mediten ese dato.'

'Pero es que, además, estar al frente de la policía, dirigirla, no se le puede encomendar a cualquiera, mucho menos a aquel que ha creado alarma social, cuando un día dijo que tendríamos 6.000 inmigrantes irregulares paseando por las calles de Canarias, cosa, premonición que, desde luego, nunca se cumplió y que constituye una auténtica frivolidad.'

'Señorías, la seguridad, la seguridad en Canarias de forma indudable ha mejorado y debe continuar mejorando, pero solo aplicando políticas rigurosas, incrementando los recursos, especializando a los profesionales, fortaleciendo la cooperación policial y judicial internacional y utilizando todos los instrumentos del Estado de Derecho en la lucha contra el crimen y en la prevención de los delitos. No podemos tolerar, por tanto, que se rompa esa política con herramientas disparatadas como las que hoy se proponen. El Gobierno de Zapatero es un Gobierno que ha apostado fuertemente por la seguridad en España y en Canarias, y algunos datos son muy esclarecedores. La inversión en seguridad ha pasado, en los gobiernos del Partido Popular, el 0,49% del PIB; en los gobiernos del Partido Socialista, a partir del 2004, al 0,63% del PIB. Un incremento, por tanto, muy notable. Con el Partido Popular había 115.000 agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado; hoy, hoy, existen 41.000 más, 41.000 en cuatro años, en esta legislatura. 156.000 concretamente. Y en este año del 2008, 11.000 más: 5.500 guardias civiles; 5.500 para la Policía Nacional. Ha aumentado claramente la eficacia policial. Ha subido 10 puntos, señor Ruano, 10 puntos, la tasa de infracciones esclarecidas y 24 puntos la tasa de detenciones. La tasa de criminalidad en Canarias, aportados los datos oficiales por la Delegación del Gobierno -por los gobiernos, como se hace en España, igual que en el resto de Europa, son los gobiernos quienes facilitan esas cifras-, pone de manifiesto que se está produciendo una rebaja muy sensible de las tasas de criminalidad en España. Y se ha pasado, en los últimos cuatro años, del 2004 al 2008, se ha rebajado en 6 puntos: del 53,5% al 47,8 por mil. Esa es la realidad. Y la tasa de criminalidad en España es inferior a la media de Europa y la tasa de criminalidad en Canarias es inferior a la media nacional. Esa es la verdad. Pero si además tenemos en cuenta, como usted ha citado, que recibimos 12 millones, 12 millones de turistas, tenemos que decir que las cifras que he expuesto son sencillamente cifras brillantes, porque no olvidemos que los extranjeros y los peninsulares que nos visitan también denuncian.'

'Ha hablado usted del Plan Integral de Seguridad para Canarias. Desde luego con los gobiernos del PP no existía ningún plan, ¡cero planes! (Aplausos.) Pero este Gobierno, el Gobierno de Zapatero, aprobó un plan, en julio del año 2006. Cumplimos el compromiso con Canarias, lo cumplimos. ¿Puede ser mejorado? Sí, puede ser mejorado. Usted ha detectado hoy algunos fallos, hay que mejorar la coordinación con las policías locales. Lo tendremos en cuenta. Pero ese plan va a continuar y ese plan ha dado muchas respuestas en la mejora de la seguridad en Canarias. No en vano ha incrementado en un 30%, en un 30%, los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, un 30%. En esta legislatura han venido, o hay, 1.577 agentes más en Canarias, han mejorado las infraestructuras. Se ha puesto en marcha un Plan de Salvamento Marítimo, que usted también debe conocer y que ha supuesto una ficha financiera de 200 millones de euros.'

'Esa es la realidad. Con estos datos que son claros y contundentes y concluyentes, afirmamos rotundamente que la seguridad en Canarias ha mejorado y que no se precisa un cuerpo de policía nuevo, que constituiría, a nuestro juicio, un claro despilfarro de los recursos de esta Comunidad Autónoma. Y los canarios no tienen por qué pagar con sus impuestos los caprichos de Coalición Canaria y su socio, el Partido Popular.'

'Pero, señorías, durante este tiempo Coalición Canaria y el Gobierno de Canarias, de forma irresponsable, se han dedicado a sembrar y a crear un clima de inseguridad para justificar la creación de la Policía Canaria. Y no han dudado para ello en utilizar y manipular la televisión ATInómica, convertida en un medio dedicado a propalar inseguridad, en un lodo dedicado a propalarla, dando pábulo a sucesos escabrosos hasta la náusea y a hechos delictivos y escenas de banquillo, de juzgados y de tribunales por doquier. No hay nada más que ver los llamados muy bien, reiteradamente citados por el presidente del grupo, los desinformativos de la Televisión Canaria. Y todo ello para intentar justificar, de forma nada inocente, esta policía que se han inventado, ofreciendo además una imagen tercermundista de Canarias, que los canarios no nos merecemos, y que, además, perjudica el prestigio internacional de Canarias ante tantos visitantes y turistas que recibimos.'

'¿Cuál ha sido el colmo de los despropósitos?, porque ha habido más. El colmo de los despropósitos es la solicitud de creación de una comisión de investigación en este Parlamento relativa a los menores desaparecidos, que es, sin duda, la más insensata de todas las iniciativas que se han presentado en esta Cámara, no a lo largo de esta legislatura, a lo largo de las siete legislaturas que ha vivido ya este Parlamento desde el año 83.'

'Este proyecto, señorías, cuenta con el aval del Partido Popular y los canarios tienen que saber por qué, tienen que conocer la incoherencia del Partido Popular. Un partido que se ha opuesto en este Parlamento, por dos veces, a la tramitación de un proyecto de Ley de la Policía Canaria. Y ahora lo apoya. ¿Y por qué?, ¿y por qué? Sencillo: por estar ahí, por estar en el poder. Usted lo necesitaba, señor Soria, usted necesitaba estar sentado en el banco azul, porque su supervivencia política dependía de tener poder y de repartir poder. Y para estar en el Gobierno valen todas las propuestas pseudonacionalistas. ¡Qué tragadera, señor Soria! Le voy a poner algunos ejemplos. ¡Qué tragaderas! Se ha pasado de considerar el Estatuto, de un Estatuto nacionalsocialista y rompedor de España a estimar que es una gran oportunidad para las islas. Ese es el nuevo planteamiento del Partido Popular. ¡Es curioso lo que hay que ver! Resulta ahora que el Partido Popular canario apoya un Estatuto de Autonomía y apoya una Policía Canaria, pero el Partido Popular nacional no, no la apoya. ¿Acaso se han leído las enmiendas presentadas por su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados sobre la Policía Canaria? La desdibujan por completo. Sí, mantienen el texto actual del Estatuto, del artículo 34, eso es lo que hace la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, devaluando, devaluando el acuerdo político acordado en esta Cámara, en este Pleno del Parlamento, por los grupos de Coalición Canaria y el Partido Socialista. Eso es lo que ha venido ocurriendo.'

'Pero la pregunta al Partido Popular es muy clara: si tan beneficiosa para los ciudadanos es contar con una policía autonómica, ¿por qué, por qué ninguna Comunidad Autónoma gobernada por el Partido Popular tiene policía autonómica? ¡Ninguna! ¿Por qué no la crea doña Esperanza Aguirre o en Valencia, el señor Camps, o en Murcia?'

'Bien. Existen otras poderosas razones para rechazar este proyecto de ley, esta ocurrencia, y brevemente las voy a exponer. El proyecto de ley ha sido elaborado partiendo de una premisa lógica, que era que el Estatuto de Autonomía estuviese aprobado, pero es que no está aprobado el Estatuto de Autonomía. Lo lógico, lo sensato, hubiese sido, primero, aprobemos el Estatuto de Autonomía, definamos las competencias en materia de seguridad y luego legislemos en este Parlamento y regulemos lo que este Parlamento, por mayoría, decida. Eso es democráticamente lo que procede. Pero ustedes han invertido los hechos, han traído el proyecto de ley antes de que se apruebe el Estatuto de Autonomía y tengo que decirles que a nuestro juicio, a juicio del Grupo Parlamentario Socialista, este proyecto de Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria contraviene la Constitución, contraviene lo dispuesto en los artículos 148.1.22ª y 149.1.29ª de la Constitución española.'

'Y no me voy a extender demasiado en este asunto. Brevemente, voy a hacer algunas referencias, por ejemplo, al artículo 5, que regula la Policía Canaria, y viene a concretar, y con el nombre de Policía Canaria se designa a un conjunto de cuerpos, entre ellos el cuerpo de la Policía Local. En la práctica lo que pretende, creando confusión, no es otro que subsumir las policías locales dentro de la Policía Canaria, y tengo que advertirles de que eso puede menoscabar, claramente, el principio de la autonomía municipal, consagrado en el artículo 140 de la Constitución española. Porque no olvidemos que las policías locales han sido creadas para el ejercicio de funciones de esas corporaciones locales y de su autonomía. Por tanto, no le extrañe a usted, en absoluto, la interposición de recursos de inconstitucionalidad por ayuntamientos contra este texto si definitivamente prosperase en los términos en los que está hoy redactado (Se enciende la luz roja en la tribuna de oradores).'

'Otros artículos, el 18 y el 19, esos son dos artículos muy importantes en el proyecto de ley, porque recogen principios básicos de actuación, principios básicos de actuación, que están regulados de una forma muy extensa, en los que se hace referencia nada más y nada menos que a la detención y a la protección de testigos. Y tengo que decirles que materias como las de detención están reservadas a ley orgánica por el artículo 81 de la Constitución española y que, por tanto, es un exceso, es un exceso, la previsión contenida en este apartado en el proyecto de ley. Lo mismo le puedo decir respecto de algunas funciones que vienen, que se concretan en el artículo 19 del proyecto, que también superan el marco competencial. Y, en ese sentido, el control de los transportes, relacionados con el transporte terrestre, vías públicas, interurbanas y el marítimo, y transporte marítimo, está asignado por la Ley Orgánica de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a la Guardia Civil...'

'El señor presidente: Señor Spínola, vaya terminando, por favor.'

'El señor Hernández Spínola: Gracias, señor presidente. Le pido un poco de benevolencia, no me voy a extender mucho. Voy terminando ya, voy terminando ya.'

'El señor presidente: No, simplemente le he dicho que procure ir terminando.'

'El señor Hernández Spínola: Bien. Así lo haré, señor presidente.'

'Quería también recordarles que en esta era que vivimos, que es la era de la globalización, la seguridad ha dejado de ser un concepto ligado a una nación, a un territorio, a un espacio reducido. De ahí la importancia que tiene en la Unión Europea, en la Europa de los Veintisiete, el espacio de seguridad, libertad y justicia, en la que se producen delitos transnacionalizados. Son fenómenos delictivos que aprovechan las libertades de circulación de bienes de servicios, de capitales, de personas para desestabilizar la convivencia en estas sociedades democráticas. ¿Y cuál es la tendencia internacional? La tendencia internacional es crear cuerpos supranacionales, como, por ejemplo, ha hecho Europa con Europol. Esa es la tendencia internacional. ¿Qué se hace aquí, qué nos ofrecen, qué nos encontramos en pleno siglo XXI en Canarias? Pues con un pacto de intereses en el que, bajo un disfraz de un pseudonacionalismo, ombliguista y trasnochado, embarcado además en crear esta policía interinsular, planteará, sin ninguna duda, problemas de coordinación, problemas de solapamiento y de duplicidad con el resto de las policías existentes.'

'Paso ya, para acabar, a exponer algunas reflexiones finales, que son las siguientes. Una, no existe en las islas un consenso, ni político ni social, para crear una policía canaria. No existe un solo sindicato policial que la apoye. La seguridad en Canarias ha mejorado, como se acredita con los datos y cifras oficiales que he reseñado en mi intervención, y debe seguir mejorando. El PSOE se compromete a que el nuevo Gobierno socialista, si los ciudadanos nos dan la confianza el día 9 de marzo próximo, mantendrá durante toda la legislatura el Plan Integral de Seguridad para Canarias y realizará un incremento anual de 500 agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.'

'Es un grave error, señor Ruano, señores del Gobierno, es un grave error confrontar con el Gobierno de España en materia de seguridad, y ustedes lo están perpetrando. El dinero de los canarios no está como para dilapidarlo ni despilfarrarlo, como acostumbran. Retiren, por favor, retiren este proyecto de ley por innecesario, por costoso, por inconstitucional. Así se evitará un nuevo derroche. Sería la decisión más sensata y consecuente, y estoy seguro de interpretar el sentir mayoritario del pueblo canario. Los canarios no tenemos por qué pagar con nuestros impuestos este insensato proyecto clientelar. La policía gallega, la policía gallega la pagan los gallegos, que se sepa, no el Estado, la pagan los gallegos, y es distinta y diferente a la policía integral de Cataluña y el País Vasco, que han venido a sustituir a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Que quede claro. Y los gallegos no tienen, como tenemos nosotros, un Plan Integral de Seguridad.'

'Dedíquense a mejorar la sanidad, la educación, los servicios sociales, a pagar la prestación de inserción y a desarrollar y aplicar la Ley de Dependencia; a mejorar, en definitiva, la vida de la gente. Para eso están los gobiernos, para eso debe estar el Gobierno de Canarias. Apoyen a la Policía Nacional, apoyen a la Guardia Civil, que han acreditado un alto grado de profesionalidad y eficacia; apoyen el reforzamiento de las policías locales, con más dotaciones, con más recursos, intensificando su coordinación. Colaboren, colaboren, con el Gobierno de España para seguir mejorando la seguridad en Canarias. Es eso lo que necesita Canarias, es eso lo que es representar el interés general de los canarios, es eso servir a Canarias. Enviemos a los canarios y a quienes nos visitan un mensaje de tranquilidad y confianza sobre nuestra seguridad. Es lo que esperarían los canarios de un Gobierno serio y responsable: el que, por desgracia, no tenemos.'

'Gracias.'

'El señor presidente: Hay ahora un turno en contra de la propuesta de retirada del proyecto de ley. Lo defiende el portavoz de Coalición Canaria, en este caso, el señor González Hernández tiene la palabra.'

'El señor González Hernández: Bien. Señorías, voy a empezar por decir que no hay duda ninguna de que nosotros apoyamos a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y que desearíamos que lo hiciera también el Gobierno del señor Rodríguez.'

'Me cumple actuar en este momento -las circunstancias así lo han motivado-, que sea precisamente el último debate de este periodo, de esta primera sesión legislativa, la del Cuerpo General de la Policía, cuando tenemos -y se nota mucho- unas elecciones a menos de 40 días a partir de hoy. Porque casi todo lo que he oído en gran parte del tema -luego al final ha intentado ceñirse a la enmienda, porque la ve tan elemental, tan mal hecha, tan falta de fundamento, que se han movido por otras líneas- es hablar de otras cosas, desviar la atención. Pero es que este Gobierno esta haciendo, ha cogido y ha avanzado mucho, ha lanzado un plan de choque sobre las listas de espera -esta mañana hemos conocido una aprobación clara del Ministerio de Sanidad-; tenemos el mejor programa de vivienda de toda España; estamos haciendo la ley de inserción social. Entérense de una vez que ustedes no ponen sino el 5%, el 5%, ¡pongan algo más! Y pretenden decir además que en Canarias no preocupa la seguridad. No les preocupará a ustedes, sí al pueblo canario.'

'Realmente yo lo que creo es que estamos oyendo -y me voy a referir no ya solo a la intervención, sino lo que he oído esta mañana en preguntas- a alguien que aquí viene a hacer campaña y lo que quiere es marcharse rápido a otros aires, donde le aguanten su talante hiriente y descalificador, que es extraño a nuestra manera de ser y que ha elevado la confrontación en este Parlamento a límites increíbles. Yo espero que esa confrontación desaparezca y se imponga aquí la coherencia, simplemente la cordura, porque la política no es confundir a los adversarios políticos con enemigos a los que haya que desacreditar y destrozar. Cada uno puede defender su manera de pensar con el respeto al adversario. Aquí no hay enemigos (Aplausos).'

'Pero, señorías, ya lo que me hace en cierto modo molestar es que se hable de clientela, de negocios. Esta mañana oímos negocios con la policía. Yo me preguntaba, "¿por qué se habla tanto, por qué esa obsesión por hablar de negocios?", y recordé: es que alguien que está aquí hoy estaba en un Gobierno donde, por ejemplo, se saqueó, en la feria de Sevilla, al señor Pellón y la señora Aída Álvarez; donde resulta que, por ejemplo, nada menos que de los fondos destinados a la seguridad el señor Roldán se llevó 600 millones; que el señor Vera ha sido condenado por no devolver el dinero; o que incluso aquí tuvimos la indignidad de tener un secretario de este Parlamento, condenado firmemente por estafa, y lo tuvimos que soportar, porque el Partido Socialista ni siquiera tuvo la dignidad de decir que se retirara. Luego, no hablen de los demás, la viga en el ojo ajeno no, es en el suyo. No miren hacia el exterior, mírense hacia adentro y hablen.'

'Pero yo no voy a seguir perdiendo el tiempo en tonterías, en contestar ataques injustificados, improperios e insultos y voy a intentar ceñirme, no al intento de desviar la atención, que aquí ha significado el portavoz que ha actuado del Partido Socialista, sino lo que han pretendido decir en esta mañana. Y empiezan por decir que la ley es inconstitucional porque la Constitución, dice que las modificaciones afectan a los derechos fundamentales. Se olvidan, quieren olvidarse de que aquí lo que se ha hecho es desarrollar una ley orgánica, una ley orgánica que establece la Constitución, porque lo que dice, precisamente, la Ley Orgánica 2/86 es: "la presente ley tiene, en su mayor parte, carácter de orgánica, acogiendo la problemática de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales".'

'Por cierto, que ha aludido usted a un intento de eliminar la competencia municipal de las policías locales, pero ¡si hemos aprobado una Ley de Coordinación de las Policías Locales! Hemos dicho lo que es la Policía Canaria. Aquí lo que estamos hablando es del Cuerpo General de Policía, no de las policías canarias, que ya eso está aprobado en este Parlamento. Llevando ese argumento socialista a su límite, pues, yo diría que prácticamente casi toda la normativa autonómica que tiene que ver con una ley orgánica había que desacreditarla, porque hay que desarrollarlo todo por ley orgánica. La ley orgánica es la que establece las bases y los fundamentos y son las leyes locales, las leyes de las comunidades autónomas, en su margen de competencias y manteniendo la corrección respecto a las bases, las que lo desarrollan.'

'Carece de fundamento que el texto, y usted lo ha repetido, señor portavoz del Partido Socialista, va en contra -dice- del 148.1.22ª y el 149.1.29ª de la Constitución. Pero el 148.1.22ª poco que decir, porque lo único que dice es que "podrán asumir competencias en la vigilancia y protección de los edificios e instalaciones. La coordinación y demás facultades en relación con las policías locales en los términos que establezca una ley orgánica". Por lo tanto, nada que decir al respecto, si acaso que quede fuera de toda duda que eso no agota las competencias de la policía.'

'Vamos a analizar el 149.1.29ª: "el Estado tiene competencia exclusiva en seguridad pública, sin perjuicio de la creación de policías por las comunidades autónomas en la forma que se establezca en los respectivos estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica". Una ley orgánica, el 104.2 dice que una ley orgánica determinará las funciones básicas. ¿Qué ley? La Ley 2/86, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Se les llena la boca al decir que las comunidades son Estado y ahora pretenden decir que el Estado es el Gobierno central; también las comunidades son Estado. ¿Y cómo tratan este tema? Reconoce -y esto es muy importante- que "la seguridad pública constituye una competencia difícil de parcelar, toda vez que no permite delimitaciones o precisiones, con el rigor y la precisión admisibles en otras materias". Y dice más adelante el preámbulo: "hay que tener en cuenta a este respecto la ocupación por parte de la seguridad pública de un terreno de encuentro de las esferas de todas las administraciones -aunque en el artículo 149.1 las enumera, en su apartado 29, entre las competencias exclusivas del Estado-". Dice la propia Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: hay que considerar "las matizaciones y condicionamientos con la que configura el texto constitucional, lo que hace de ella una de las materias compartibles por todos los poderes públicos". Pero el Partido Socialista, intentando abrir otro flanco, en su enmienda, partiendo de una premisa -lo acabo de oír ahora mismo-, dice que, como no está aprobado el Estatuto, no se puede crear la policía. Pero, bueno, eso ya es... yo diría que a veces el cinismo supera todo lo que se pudiera suponer. ¡Miren que venir aquí a hablar de la aprobación del Estatuto aquellos que han incumplido su compromiso con el pueblo canario, lo que habían hecho en este Parlamento, traicionado los intereses de nuestro pueblo desde una posición jacobina...! Eso sí, con respeto a la ley, la única que conocen: la ley del embudo. Comparen, si no, el trato que le han dado a Cataluña, a Valencia, a Andalucía. ¡La verdad es que es atrevido venir a hacernos comulgar con ruedas de molino!'

'¿Qué se pretende?: ¿hacernos olvidar que el Estatuto vigente, el establecido en la Ley Orgánica 10/82, de agosto, reformada por la 4/96, da la base jurídica? ¿A quién pretenden engañar? Todos conocen lo que dice el artículo 34.2: "la Comunidad Autónoma podrá crear una policía propia, de acuerdo con lo que se disponga al respecto por la ley orgánica prevista en el artículo 149.1.29ª de la Constitución española. Corresponde al Gobierno de Canarias -parece que usted lo pone en duda- el mando superior de la policía autonómica". 34.3: "En el caso previsto en el apartado precedente, podrá constituirse una junta de seguridad integrada por representantes del Gobierno central y de la Comunidad Autónoma, con objeto de coordinar -coordinar- la actuación de la policía autonómica y los cuerpos de seguridad del Estado en el ámbito de Canarias".'

'Pero, además de defender lo indefendible, la posición del PSOE es de absoluta incoherencia con su propio comportamiento en las comunidades autónomas donde ostenta -no sé si es mejor decir detenta- el poder, como ocurre en Galicia. También con el propio programa con el que concurrió a las urnas, decían que iban a aprobar la policía autonómica; y con la manifestación que hizo el mismo portavoz que ha terminado hoy, en la anterior legislatura dice que se iba a aprobar, no el año be, sino ahora. Bueno, siempre es posible admitir cambios de posición en política, pero solo cuando el cambio nace de la convicción, pero no del rencor ni del oportunismo.'

'¿Qué dice el Estatuto de Autonomía de Galicia? Pues menos que el de Canarias. Lo único que dice es que "la creación de una policía autonómica, de acuerdo con lo que disponga la ley orgánica prevista en el artículo 149.1.29ª de la Constitución." Muy parecido al de Canarias, excepto que no habla de la junta de seguridad. ¿Y qué ha hecho la Comunidad gallega -por cierto, gobernada por el Partido Socialista, no se olviden- el pasado 13 de junio, en uso de su legítimo derecho? Aprobar la Ley 8/2007, de Policía de Galicia. Usted aludió a ella. Nos parece bien, lo que no tiene ninguna justificación es que lo que vale para Galicia se ponga en cuestión en Canarias. Por el mismo partido, por el mismo partido, como si los canarios fuéramos españoles de segunda, a los que se les niega la legitimidad para desarrollar lo que el Estatuto reconoce.'

'Voy a referir tres párrafos de la ley gallega, porque vienen aquí, que bien, quizás deberían ustedes pedirles un consejo a sus colegas gallegos y no dirían tantas... bueno, tantas declaraciones -no voy a calificarlas-. Fíjense lo que dice la ley gallega: "La presente ley nace con la vocación de contribuir, positiva y constructivamente, a la correcta evolución del Estado autonómico, dentro de los parámetros preestablecidos por la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Siguiendo esta máxima, la creación de la Policía de Galicia responde también al propósito de reforzar las características más esenciales del sistema político español: flexibilidad, pluralidad y participación de los ciudadanos en la ejecución de las políticas de seguridad.'

'La flexibilidad -insiste la propia ley- implica el rechazo a un modelo cerrado y acabado, en la más pura línea centralista, que, por su propia rigidez, imposibilita la investigación de las soluciones empíricas necesarias para resolver los problemas que se plantean en cada momento. La flexibilidad -sigue diciendo la ley- implica un modelo que demuestra su capacidad para adaptarse a las situaciones cambiantes que aparecerán" -seguro-, en aras de conseguir la máxima seguridad dentro del archipiélago, en este caso... Perdón, perdonen un segundo, porque quería hablar de la ley gallega y no quería hablar de otra cosa, pero vamos a buscar. Dice, hablaba de las situaciones cambiantes, que dice que -aquí exageran un poquito-, dice "que aparecerán de forma exponencial". Bueno, yo creo que es una declaración que... que van a aparecer problemas de forma exponencial es no conocer qué es una función exponencial, pero, bueno, eso, el lenguaje político admite esos errores matemáticos.'

'¿Y qué es lo que dice después? "La pluralidad se ve adecuadamente reforzada -escuche cuidadosamente esto- e incrementada gracias a la presente ley, no solo porque así lo exige la naturaleza autonómica del Estado, sino también porque la experiencia demuestra que son los sistemas plurales y más descentralizados los que mejor permiten la ejecución de políticas públicas de seguridad interior, basadas en la protección de los derechos y libertades y en la potenciación de los aspectos preventivos sobre los meramente represivos". De acuerdo, ¿y qué piensan los socialistas canarios respecto a lo que dicen sus colegas en Galicia? Ustedes sabrán.'

'Señores, lo que hacemos ahora en esta ley, en este proyecto de ley, es debatir, es crear y regular, de acuerdo con lo previsto en el vigente Estatuto -en el que tenemos vigente, no hablen ustedes de un futurible, que ustedes quieren cargarse-, el Cuerpo General de la Policía Canaria, la policía autonómica, y dar carta de naturaleza a la Junta de Seguridad de Canarias.'

'A la Junta de Seguridad quiero hacer algún comentario, porque la considero extraordinariamente importante en nuestra concepción de conseguir una aproximación integral a la mejora de la seguridad en nuestras islas. Porque ese, y no otro, es el objetivo de crear el Cuerpo General de la Policía, con el modelo complementario que propone la ley. En concordancia con el 34.3 del Estatuto, la junta viene regulada como un órgano esencial de colaboración para el buen funcionamiento de este modelo de colaboración entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las policías dependiente del Gobierno de Canarias, o sea, el Cuerpo General de Policía y la Policía Local.'

'Por ello, en mi opinión, la afirmación de que los preceptos contradicen el 148.1.22ª y 149.1.29ª de la Constitución solo puede explicarse poniendo por delante los intereses partidistas de la correcta interpretación jurídica o de los intereses de los canarios. Porque, además, queda acreditado en la propia memoria del proyecto, en múltiples sentencias del Tribunal Constitucional y en el análisis jurídico del Consejo Consultivo. Porque, ¿qué dice el Consejo Consultivo? La conclusión del Consejo Consultivo -que no fue matizado por ningún voto particular, fue tomada por absoluta unanimidad- dice textualmente: "El proyecto de Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria, sometido a nuestra consideración, se ajusta a los parámetros constitucionales, estatutarios y del resto del ordenamiento jurídico que le son de aplicación". Es claro que para algunos dogmáticos, que creen en su propia verdad y que se consideran situados en la cúpula del conocimiento jurídico -¡hay que ver lo que es la soberbia del que se cree iluminado por la sabiduría de los dioses y por encima del común de los mortales!-, eso no vale. No debían olvidar algo que ya he dicho varias veces en este Parlamento, que los dioses ciegan a los que no quieren. Para esos dogmáticos no vale ningún dictamen jurídico que no esté de acuerdo a la posición preconcebida. A mí me recuerda el manido y repetido chiste de aquel conductor que llama con su teléfono móvil a la Dirección General de la Policía, de carreteras: "¡cuidado!, hoy todo el mundo está loco: todos vienen en dirección contraria".'

'Supongo que tampoco les vale -a nosotros sí- la sentencia del Tribunal Constitucional. Sin embargo, para el resto de los que, al menos hasta ahora, al menos hasta ahora, no hemos visto que el Tribunal Constitucional esté condicionado políticamente, sí que nos vale, no ponemos en duda su sentido de la sentencia. No voy a extenderme mucho pero lean ustedes la Sentencia 154/2005. Ahí claramente define una cosa muy importante: qué es la seguridad pública. Pues la seguridad pública es la actividad dirigida a la protección de personas y bienes y al mantenimiento de la tranquilidad y el orden ciudadanos, incluyendo un conjunto plural y diversificado de actuaciones, distintas por su naturaleza y contenido aunque orientadas a una misma finalidad tuitiva del bien jurídico así definido (Se enciende la luz roja en la tribuna de oradores).'

'Voy a saltarme algo del texto, aliviándoles a ustedes de tener que oírme, y voy a continuar. Antes de intentar poner de manifiesto, fuera de toda duda, la adecuación de la ley debatida a las normas básicas de la Ley Orgánica 2/86, y por ello, a través de ella, al 149.1.29ª, voy a recalcar ese tema: "actividad dirigida a la protección de bienes y al mantenimiento de la tranquilidad y el orden ciudadanos", porque esa es la seguridad de la que hablamos nosotros y no de ninguna otra, cuando queremos crear el Cuerpo General de la Policía. La Ley 2/86, la ley básica, dedica muchos artículos a los cuerpos de policía dependientes de las comunidades autónomas, dentro de un concepto que dice "la ley pretende ser omnicomprensiva". ¿Y qué dice? Dice: "son fuerzas y cuerpos de seguridad, a), las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado dependientes del Gobierno de la Nación; b), los cuerpos de policía dependientes de las comunidades autónomas; c), los cuerpos de policía dependientes de las corporaciones locales". No creo que nadie, ni siquiera los enmendantes, puedan negar el carácter de fuerza de seguridad de los cuerpos generales de policía canaria que se crean con esta ley. La ley orgánica tiene un título entero que dedica a las policías autonómicas. ¿Y qué dice? Las comunidades autónomas, aquellas cuyo Estatuto prevé -como es el caso de Canarias- que pueden crear cuerpos de policía, tienen una serie de... a través de sus cuerpos de policía pueden tener diferentes competencias: con carácter de propias, velar por el cumplimiento de las órdenes de la Comunidad Autónoma; la vigilancia de personas, órganos y edificios; la inspección de las actividades sometidas a la ordenación o disciplina de la Comunidad Autónoma; el uso de coacción en orden a la ejecución forzosa -el uso de coacción en orden a la ejecución forzosa- de los actos y disposiciones de la propia Comunidad Autónoma. Y voy a insistir en el segundo párrafo: "en colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, velar por el cumplimiento de las leyes y demás disposiciones del Estado y garantizar el funcionamiento de los servicios públicos esenciales; b), participar en las funciones de policía judicial, en la forma establecida en el artículo 29.2; vigilar los espacios públicos, proteger las manifestaciones y mantener el orden en grandes concentraciones humanas". Y añade: "el ejercicio de esta función -esta última, la de vigilancia de los espacios públicos, las manifestaciones y el orden- corresponderá con carácter prioritario a los cuerpos de policía de las comunidades autónomas, sin perjuicio de la intervención de los cuerpos de seguridad del Estado, a requerimiento de la propia autoridad de la Comunidad Autónoma o por decisión propia, si así lo estiman las autoridades estatales competentes.'

'El señor presidente: Señor González, vaya terminando.'

'El señor González Hernández: Voy a intentar continuar, es decir, no voy a referirme a las competencias que tienen las policías locales, están todas metidas dentro de la ley que ya está aprobada en este Parlamento, y voy a finalizar diciendo lo siguiente. Yo quiero insistir en lo que dice la exposición de la ley; no se trata de sustituir o reemplazar los medios humanos y materiales que actualmente están en servicio de la seguridad en Canarias, sino de complementarlos y potenciarlos, inyectando recursos adicionales en el sistema y procurando el ejercicio efectivo de competencias que corresponden al Gobierno del Estado.'

'Los socialistas deben explicar a los canarios, pues, que lo que es bueno para Euskadi y Cataluña, como modelo sustitutorio, o para Galicia y Navarra, como complementario, no lo es para Canarias. ¿Somos españoles de tercera, que ni siquiera tenemos derecho a sacar nuestro Estatuto? ¿No somos capaces de gobernarnos? ¿Cómo pretenden aquí, en esta Cámara, donde está la representación legítima del pueblo canario, y por intereses partidistas, negarlo?'

'Vuelvo a insistir: el Consejo Consultivo dice claramente que el proyecto de ley, señorías, se ajusta a los parámetros constitucionales.'

'Aclarada, en mi opinión, la falta de fundamento, voy a hablar un poco de lo que parece que es, la seguridad es un tema que no les preocupa... ¿Ustedes han leído la encuesta que hizo la Universidad de Las Palmas? El 45,33% de los encuestados dice que la seguridad empeoró en los últimos años; el 79,8%, que la policía canaria... está preocupada por la inseguridad ciudadana -por lo tanto, digo, los que no están preocupados serán ustedes, el 79,8 sí-; el 68,1% considera que los que tienen los medios y la fuerza del control ciudadano son insuficientes -bueno, no hablemos de cuando hubo que darles vehículos y gasolina a la Guardia Civil para que pudiera moverse o prestarle los barcos de pesca para que hicieran patrullas-. No nos vengan con monsergas, que la seguridad en Canarias está garantizada con el Gobierno de José Luis Rodríguez, ya que eso no lo creen ni ustedes.'

'No quiero hablar de la seguridad en el Atlántico medio, donde...'

'El señor presidente: Señor González, concluya.'

'El señor González Hernández: Concluyo.'

'Aquí llegan los barcos, llegan a la costa y lo denuncian los que están bañándose, porque esa es la vigilancia que tenemos. ¡Dios nos coja confesados si hubiera algún problema!'

'No hablo del tema de los efectivos. Simplemente, ya que no tengo tiempo para ello, mire, señor portavoz, los que se incorporan cada año son menos que los que se pasan a la segunda actividad y se declaran incapaces. Está disminuyendo el tema. Si tienen ustedes vacantes por todos lados, yo le enseñaría aquí documentos de la policía, de la Guardia Civil, de los pueblos, todos protestando, y ustedes vienen aquí hablando de una cosa que nada.'

'¿Y el Plan Integral de Canarias?, ¡vaya entelequia! El consejero ha sido muy amable, solo le ha dicho dos o tres cositas. Tenía que haberle dicho que eso no sirve para nada, y ustedes lo saben.'

'No quiero cansarles más. No presten atención, señorías, a los cantos de sirenas, que quieren llevarlos, como a Ulises, al desastre, pero tampoco se tapen los oídos, miren con atención y consigan la verdad, que la verdad es única, no la que ustedes dicen: ¡la verdad! Que la que solo quiere encubrir un Gobierno central que lleva cuatro años saliendo de éxito en éxito de camino al fracaso total (Aplausos).'

'El señor presidente: Efectivamente, ahora hay un turno de fijación de posiciones para los grupos que no han intervenido.'

'Grupo Parlamentario Popular, señora Navarro de Paz, tiene la palabra.'

'La señora Navarro de Paz: Gracias, presidente. Señorías.'

'El proyecto de ley que debatimos se presenta ante todo con las bendiciones del Consejo Consultivo de Canarias y, por tanto, con plenas garantías de que se ajusta a la Constitución, a nuestro Estatuto de Autonomía y al resto del ordenamiento jurídico que le es de aplicación, especialmente la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y esto, en los tiempos que corren y con los socialistas saltándose la Constitución por aquí y por allá, constituye, de verdad, constituye un sano y recomendable ejercicio de rigor jurídico, imprescindible en toda sociedad democrática y necesario para que la Policía Canaria inicie su andadura normativa con la tranquilidad de su plena adecuación a nuestro ordenamiento jurídico, constitucional, estatutario y general, y con la seguridad jurídica de que a nuestra Comunidad Autónoma le asiste el derecho a crear su propia policía canaria o policía autonómica. Un derecho que cuenta con el respaldo mayoritario de los canarios y, como no podía ser de otra manera, señor Spínola, con el apoyo de la mayoría de sus representantes en esta Cámara legislativa.'

'Y de esa voluntad política -mayoritaria, señor Spínola-, respaldada por los grupos parlamentarios de Coalición Canaria y Partido Popular, surge el proyecto de ley que ahora debatimos, que viene a recoger el modelo de policía autonómica que, a grandes rasgos, se establece en el pacto para la gobernabilidad de Canarias. Un cuerpo policial de carácter complementario, nunca, nunca, sustitutorio de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado presentes en Canarias. Un cuerpo policial que, pese a ser una demanda de la mayoría del pueblo canario y una necesidad objetiva para garantizar nuestra seguridad, frente al aumento de la delincuencia, la inmigración ilegal y la falta de control sobre la frontera marítima y aérea de nuestro archipiélago, tendrá que ser financiado inicialmente con fondos propios de nuestra Comunidad Autónoma, mientras el insensible Gobierno de España, presidido por Zapatero, al que poco o nada, al que poco o nada, le importa nuestra seguridad, siga dándonos la espalda y eludiendo toda colaboración con el Gobierno de Canarias en todo lo que afecta a nuestra seguridad. Y eso, señorías, que basta hojear a diario los periódicos y escuchar, señor Spínola, escuchar el sentir de los canarios, de los ciudadanos canarios, para descubrir nuestras carencias en materia de seguridad y la insuficiencia manifiesta de los medios policiales existentes en Canarias.'

'Señor Spínola, ¿ha hablado usted con los padres, con las madres, con los hermanos de los niños desaparecidos o violados en nuestra tierra? Señor Spínola, ¿ha hablado usted, ha hablado usted con los ciudadanos, que son sorprendidos en sus empresas, en sus domicilios, por bandas violentas? ¿Es capaz usted, señor Spínola, de mirar a los ojos a estos padres, a estas madres, a estos ciudadanos y decirles que la seguridad en Canarias ha mejorado en estos últimos cuatro años?'

'Unas carencias, unas carencias, que, pese a la eficacia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a los que no puede negárseles el mérito de darlo todo con los limitados medios con los que cuentan, han hecho de las islas un paraíso para los que infringen la ley, sin que el Gobierno de Zapatero haya tomado cartas en el asunto ni expresado la menor preocupación por el déficit de seguridad que arrastra nuestra Comunidad Autónoma ni por la sensación, ni por la sensación de inseguridad que se está adueñando de todos nosotros, los canarios. Y aunque la escasez de efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ha sido y viene siendo parcialmente suplida por la extraordinaria labor de las distintas policías locales de Canarias, que se han hecho acreedoras de nuestro reconocimiento y gratitud, lo cierto es que Canarias, por todas las singularidades a las que antes me he referido, no tiene en estos momentos suficientemente atendidas sus necesidades en materia de seguridad. Y no las tiene, señorías, porque, como ha ocurrido en el resto, en el resto del país en estos últimos cuatro años, la delincuencia ha crecido espectacularmente y, como consecuencia de ello, Canarias y el resto de España se sienten hoy más inseguras. Desde el año 2004 la tasa de criminalidad no ha parado de crecer. Zapatero nos va a dejar un país en el que los delitos que más crecen -lo tienen que saber, señorías- son precisamente los más graves y los más violentos. Y lo peor, si cabe, es que han aparecido nuevas formas de delincuencia y se han instalado, fruto de la irresponsable política de control de fronteras del Gobierno de España, más de 500 mafias extranjeras, aparte del fenómeno de las bandas juveniles que practican la violencia extrema, que también ha proliferado.'

'Ante una situación así, yo me pregunto, les pregunto, señorías: ¿cuál ha sido la reacción del Gobierno socialista? ¡Ninguna! Zapatero no ha hecho nada. No ha impulsado ni un solo plan de prevención de la delincuencia y solo se ha dedicado a lo que sabe hacer: a desmantelar proyectos del Partido Popular, como la policía de proximidad o el exitoso plan de choque del 2002.'

'Por contra, señorías, el Gobierno de Canarias, preocupado, como debe ser, por la seguridad de los canarios, presenta hoy aquí, en sede parlamentaria, y en el poco tiempo que se lleva en este Gobierno, en esta parte de la legislatura, un proyecto de ley que tiene que ver nada menos y nada más que con la seguridad de los canarios.'

'No han mejorado los mecanismos de control fronterizo y tampoco han abordado ninguna reforma penal, salvo la que se refiere a los delitos de tráfico, para incrementar los tipos penales con las nuevas modalidades delictivas.'

'Ante este panorama, no cabe -entiendo yo- ahora preguntarse por la necesidad de aportar nuevos elementos que colaboren en mejorar nuestra seguridad. La inseguridad ciudadana se mantiene como una de las preocupaciones sociales principales en nuestra Comunidad. Señor Spínola, no lo digo yo, no lo dice el Partido Popular; ¡no!, lo dicen los estudios de opinión. Hay que leer, señor Spínola, lo dicen los estudios de opinión. Y todo ello hay que dejarlo bien claro, sin desmerecer la labor que desempeñan los funcionarios públicos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, amén del destacado papel de los policías locales. Un trabajo que -quiero decirlo aquí en sede parlamentaria- al Partido Popular, al Grupo Popular, le merece nuestro reconocimiento.'

'Evidencias tan sólidas como el aumento de la población, el drama de la inmigración irregular, el número de turistas y, por supuesto, las características territoriales de Canarias hacen que todos, que todos, coincidamos en la necesidad de la acción singularizada, de un cuidado máximo, en materia de seguridad.'

'Por tanto, señorías, esa coincidencia en la mejora sustancial de la seguridad ciudadana pasa, sin duda, como ha dicho el consejero, por la mejora en las plantillas y medios de los cuerpos policiales presentes en el territorio canario -policías locales, cuerpo de la Policía Nacional y Guardia Civil-, en donde todos coincidimos, pero también, también, señores socialistas -y hay que decirlo bien claro-, en el derecho y la potestad de la Comunidad Autónoma de mejorar la seguridad desde su responsabilidad institucional y de acuerdo con su capacidad administrativa y económica.'

'Nadie se debe echar las manos a la cabeza, ¡nadie! Mi partido, el Partido Popular, ya suscribió en la legislatura pasada un acuerdo de gobernabilidad, donde se promovía la creación de la policía autonómica en semejantes términos a los actuales.'

'Señor Spínola, ¿tragaderas del señor Soria? No, señor Spínola: ¡tragaderas de todos nosotros, los españoles, que sufrimos un Gobierno que nos miente, que dice que no negocia con ETA y al día siguiente lo reconoce!; que introduce en nuestras instituciones a los terroristas, que no los quiere ilegalizar, y ante una cita electoral cambia y dice que ahora sí. Y yo me pregunto: "¿ahora sí?". No nos preguntamos todos "por qué ahora sí". ¡Porque hay una cita electoral el 9 de marzo! (Aplausos).'

'Entonces, señorías, y contando, en el ecuador de la anterior legislatura, el Gobierno quedó en minoría en el Parlamento. Una minoría y una inestabilidad que, a diferencia de hoy, hizo imposible alcanzar un acuerdo mayoritario. Acuerdo mayoritario que hoy sí tenemos y al que deseamos, de verdad, señores socialistas, deseamos que ustedes se adhieran, porque la coincidencia está ahí. Está, señor Spínola, en su propio programa electoral en las últimas elecciones autonómicas. Se lo recuerdo. Vamos a ver: "elaboramos una ley que remache el sistema canario de seguridad pública, en el que crearemos una policía propia bajo la denominación de Policía Canaria". Lo han oído bien, señores socialistas, ¡el Partido Socialista prometía a sus electores la creación de la Policía Canaria en esta legislatura! Ahora sí, hay que recordar, hay que recordar, señorías, que el Partido Socialista, como estuvo copiando el programa, puede ser que entre quita, pon y no pon y no quita, probablemente se olvidaron de que consta en el programa electoral, y por eso no cumplen, señor Spínola (Aplausos).'

'De verdad, he escuchado atentamente la intervención de usted, señor Spínola -al cual sabe que le profeso un cariño y un respeto tremendos-, y verdaderamente resulta inexplicable la visceral oposición que mantiene frente a un proyecto de ley que viene a recoger un compromiso electoral del propio Partido Socialista Canario, y máxime, y máxime, cuando los socialistas han apoyado proyectos de ley similares en otras comunidades autónomas donde ustedes gobiernan, como ha dicho el portavoz de Coalición Canaria. Es más, la propia consejera del Gobierno de Baleares se ha puesto en contacto con nuestro consejero para reconocer que este proyecto que hoy presentamos y se debate es inmejorable. Y además lo reconoce abiertamente, ella no se corta, quiere copiarlo, quiere copiarlo del señor Ruano, porque entiende que es el mejor.'

'Pero, mire, señor Spínola, yo estuve al frente también de esta consejería, de la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Canarias y le puedo decir que el Partido Popular presentó el proyecto, que hoy es una realidad, cuando nosotros gobernábamos en Galicia. Por lo tanto, nosotros sí que somos coherentes y sí que somos responsables.'

'Lecciones de coherencia y de responsabilidad ustedes, ninguna. Evidentemente, el Partido Socialista es un partido que obedece a una contradicción permanente y a un cúmulo de incoherencias, y lo triste, de verdad, es que Canarias tenga que pagar los platos rotos de su política oportunista y demagógica (Se enciende la luz roja en la tribuna de oradores).'

'Ustedes, los del Partido Socialista, sinceramente, no son de fiar. ¡No, no lo son!, o porque han engañado a los canarios prometiendo la policía autonómica y no pensaban cumplir o, lo que es peor, que la hubiesen puesto en funcionamiento si gobernaban, pero como no gobiernan... Pero es que eso ya lo tenemos aquí nosotros conocido, esa actitud, como ya ocurriera con el Estatuto de Autonomía, donde, por cierto, donde, por cierto, señor Spínola, le recuerdo, respaldaban también, respaldaban también la creación de una policía canaria. La minoría, la minoría socialista, vuelve a las andadas: piensa y defiende ideas distintas según esté, gobernando o apoyando o en la Oposición.'

'A ustedes, señores socialistas, no les importa lo más mínimo todo aquello que sea bueno para Canarias y los canarios, ya sea seguridad, ya sea educación, ya sea sanidad. Lo que verdaderamente les importa es lo que sea bueno para su partido, para el Partido Socialista, y los canarios vendrán detrás, y si es que vienen. Porque, señor Spínola, de verdad, decir hoy aquí, en sede parlamentaria, que no nos preocupa absolutamente nada la educación, la sanidad porque el Gobierno ha traído un proyecto de ley como el que nos ocupa es grave, señor Spínola -permítame que se lo diga-. Para poder acceder a la educación, a la sanidad, lo primero que tenemos que hacer es sentirnos seguros y ser libres, y ejercer en libertad nuestros derechos y nuestras obligaciones. ¡Felicidades, señor Ruano!'

'Y es que desgraciadamente...'

'El señor presidente: Señora, señora portavoz, vaya terminando, por favor.'

'La señora Navarro de Paz: Señoría, señoría, le pido la misma benevolencia que ha tenido con los otros portavoces, si es tan amable, pero voy finalizando. Se lo agradezco, señor presidente.'

'El señor presidente: Señora Navarro, la misma benevolencia que he tenido con todos. Simplemente me he limitado a decir que vaya usted terminando.'

'La señora Navarro de Paz: Bien. Gracias, presidente. Muchas gracias.'

'Y es que desgraciadamente para Canarias el Partido Socialista está más preocupado por la propaganda que por las políticas reales y se ha dedicado, se ha dedicado, desde el Gobierno de España -y ya lo decía hoy el señor Segura-, a encubrir y maquillar, porque ha reconocido, ha reconocido, que no dejó al margen su condición política, pues se ha dedicado a encubrir y a maquillar, de forma sistemática, los datos de la delincuencia, incumpliendo una y otra vez sus promesas en materia de seguridad. Y voy a decirlo claro: ¿dónde está el SIVE, señores socialistas?, ¿dónde está? Seguimos pendientes. ¿Y el coladero por nuestras costas lo hemos solventado?, ¿el Plan, virtual, Integral de Seguridad?, ¿el déficit reconocido de casi 1.500 agentes de policías y guardias civiles?, ¿el nulo control fronterizo en los puertos y aeropuertos de las islas? Y así un largo etcétera.'

'Es indudable que si hubiésemos tenido un Gobierno de España responsable y cumpliera sus compromisos, nuestra seguridad se hubiera visto sensiblemente mejorada, pero, desgraciadamente, nos hemos encontrado con un Ejecutivo y un presidente que ha dado la espalda, sistemáticamente, a los problemas de Canarias. Y es que durante los últimos cuatro años los responsables de seguridad del Partido Socialista han estado más preocupados -¡sí, señorías!-, han estado más preocupados por ocultar la realidad que por resolverla; más atentos a la foto, a la foto, con los agentes en prácticas, en prácticas, que de completar realmente las plantillas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en nuestra Comunidad, adecuándolas -según promete, compromiso del propio presidente Zapatero cada vez que ha estado en nuestras islas-, adecuándolas al incremento de población que ha experimentado el archipiélago en los últimos años y a las peculiaridades de nuestro territorio.'

'Con estos antecedentes, señorías, esgrimir desde esta tribuna la demagogia, la descalificación y, lo que es peor, sembrar la duda y sembrar sospecha sobre este cuerpo, como único argumento para desvirtuar el objetivo y el fin de este proyecto de ley, como ha dicho el portavoz de Coalición Canaria, y a mí me viene el refranero español, que es tan rico, a la cabeza, el ladrón piensa que todos son de su condición.'

'Desgraciadamente, con ustedes -ya nos pasó con el Estatuto de Autonomía, nos pasa hoy-, es imposible que nos pongamos de acuerdo en educación, en sanidad. Es imposible, de verdad, señor Spínola, alcanzar el consenso, incluso cuando se trata de temas tan importantes, tan importantes, como el que nos ocupa. Solo espero y deseo, señores socialistas, que a medida que se vayan sucediendo los acontecimientos todos los grupos políticos presentes en esta Cámara, sin excepción, sin excepción, participemos de los órganos colegiados de representación y unamos esfuerzos para que, tras la aprobación -porque obviamente vamos a votar a favor-, tras la aprobación de este proyecto de ley, nuestra policía autonómica preste los mejores servicios a la sociedad canaria, a la que se debe, desde la responsabilidad y la eficacia, y contribuya a que todos los canarios podamos sentirnos seguros y libres en nuestra tierra.'

'Muchas gracias, señor presidente, por su generosidad.'

'El señor presidente: Gracias, señora Navarro de Paz.'

'Concluido el debate, pues, se procede a votar. Les recuerdo, les recuerdo, a sus señorías que lo que se vota es la enmienda de retirada del Grupo Parlamentario Socialista. ¿Estamos todos? Bueno, pues, comienza la votación y a partir de ahora no puede entrar nadie (Pausa).'

'Señorías, resultado de la votación: 24... (Rumores en la sala.) ¡Silencio, señorías! Yo les recuerdo que, cuando se está votando, es el momento más importante que tiene un Parlamento, independientemente del respeto al que está en el uso de la palabra. Entonces yo les ruego que en las votaciones, hasta que no se dé el resultado, mantengamos la máxima atención.'

'Resultado de la votación: 24 votos a favor; 31 en contra; ninguna abstención. Por lo tanto, queda rechazada la enmienda a la totalidad y el proyecto de ley continúa su tramitación.'

'Sí. Otra cosa... Sí, señora Roldós.'

'La señora consejera de Sanidad (Roldós Caballero) (Desde su escaño): Disculpe, presidente.'

'Yo no sé si hay un problema aquí en mi instrumental para la votación, pero yo he pulsado el botón del no y ha salido que sí. Y me gustaría que constara.'

'El señor presidente: Bien, que conste su manifestación en el acta.'

'La señora consejera de Sanidad (Roldós Caballero) (Desde su escaño): Bien, gracias.'

'El señor presidente: El resultado de la votación se mantiene y consta la manifestación de la señora...'

'Perdonen. Bien.'