Diario de Sesiones 11/2011, de fecha 11/10/2011 - Punto 8

· 8L/M-0003 Moción del Grupo Parlamentario Mixto, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Mixto, sobre desempleo, dirigida al Gobierno.

El señor presidente: Siguiente moción, del Grupo Parlamentario Mixto, consecuencia de su interpelación, sobre el desempleo.

Tiene dos enmiendas: una del Partido Socialista y otra del Grupo Parlamentario Popular.

Perdón, perdón, don Román, un momentito.

El señor Castellano San Ginés (Desde su escaño): Solo para que conste en acta. Es que voté negativamente y el voto no apareció en la pantalla, por lo menos esa era mi intención.

El señor presidente: De acuerdo, que conste en acta su manifestación, pero la votación queda como estaba.

Muchísimas gracias, para no estar repitiendo votaciones.

Don Román Rodríguez tiene la palabra, por tiempo de diez minutos.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías.

Esta moción es consecuencia de una interpelación que hacíamos al Gobierno de Canarias en el pasado Pleno, tratando de destacar que la crisis es severa y que quien mejor expresa, desgraciadamente, la envergadura de la misma son los parámetros de desempleo, porque, además de su dimensión económica, que es muy relevante, tiene detrás de cada una de esas personas un drama, una situación terrible, y es que queriendo y necesitando trabajar no poder hacerlo, pues, constituye uno de los fracasos más estrepitosos en las sociedades actuales.

De manera que hoy volvemos a insistir en la dimensión de este problema en nuestra comunidad para ver si somos capaces de generar consensos y acuerdos que nos permitan acometer las tareas para corregir, insisto, el peor parámetro de la crisis económica canaria, que son esas altas tasas de desempleo.

El mapa, el panorama, el entorno, no es favorable. El mes de septiembre, a pesar de que se incrementó el empleo en 448 personas en nuestra comunidad, en el conjunto del Estado se perdieron 95.817 empleos de una manera severa. Un mes triste, tenebroso y que se acompaña, desgraciadamente, con unas expectativas en relación al empleo para el último trimestre del año enormemente preocupantes. Hasta el Gobierno, que siempre peca de optimista -me refiero al Gobierno españ ol-, ya reconoce que el último trimestre de este año será un trimestre muy preocupante para la economía española, porque las previsiones de crecimiento rondan el 0,1 o el 0%. Ya ni siquiera descartan la posibilidad de dos trimestres consecutivos de retroceso del crecimiento de la economía y, por lo tanto, que volvamos a entrar en recesión (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente y pasa a ocupar la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González).

Canarias, a pesar de este pequeño incremento de 448 personas, no está ajena a este drama terrible de la economía española y del desempleo. Todo lo contrario: encabezamos las ratios de desempleo en todas las fuentes de información y, aunque este mes de septiembre fue positivo e incluso pudiera haber expectativas de que algo mejorara el mercado laboral en nuestra comunidad en el último trimestre, las cosas hay que verlas en perspectiva y debemos analizar el conjunto de los nueve meses del año para poner en evidencia que solo hemos sido capaces de reducir en los registros de desempleo 2.630 personas y que en la Seguridad Social, que mejoramos de forma significativa, en septiembre hemos perdido 1.461 afiliados en estos primeros nueve meses del año en relación al año anterior, y eso a pesar de la mejora del turismo, a la que luego me referiré.

Pero quiero destacar el momento de esas personas que están en desempleo, lo digan los registros o lo diga la Encuesta de Población Activa, uno con nombres y apellidos y otra por un sistema de estimación perfectamente homologado y que además sirve de comparación entre las comunidades y los Estados de la Unión Europea, y son las características de nuestro desempleo. La tasa más alta, pero, además, con la mitad de los desempleados, insisto, sin prestación contributiva, sin subsidio y sin renta de inserción. La mitad de los desempleados sin ningún tipo de ingresos, con lo que eso conlleva para las personas y sus familias, y lo que es tan importante como lo anterior, para la economía, porque la clave del crecimiento está en la demanda, y no demandan servicios y bienes quienes no tienen recursos para consumir -y luego me referiré con más precisión a este elemento-.

Es de destacar, que es decisivo, que las autoridades locales, del Gobierno de Canarias y del Gobierno de España interpreten bien nuestras ratios de desempleo. Insisto, y lo decía antes en la oportunidad de enmendar la anterior moción, en Canarias el 30% de la población desempleada, la mitad de sus desempleados, sin ningún tipo de ingresos, es un factor de descohesión social, es un factor de quiebra de la convivencia y, por lo tanto, no se puede tratar a los desempleados de un territorio y otro sin tener en cuenta el porcentaje de población desempleada y las características de la población desempleada, que en el caso de Canarias son dramáticas. Por lo tanto, señorías, es decisivo que interpretemos no solamente las cantidades en abstracto sino la cualificación, los datos, de esas cantidades.

Decía antes que, a pesar del buen momento del turismo, solo hemos reducido en estos nueve meses en 2.630 personas los registros de desempleo. Han venido 1,3 millones de visitantes en los nueve meses, el 19,6% más, pero con una facturación por cliente del 5,5 menos. Y si a esto le sumamos las dificultades de las empresas, algunos problemas en el marco de relaciones laborales, podemos explicarnos por qué el crecimiento de visitantes no se correlaciona con el incremento de empleo y, lo que es más grave, con ningún impacto sobre otros sectores de la estructura económica canaria, ni sobre el consumo ni sobre la construcción ni sobre ningún otro sector. Desgraciadamente, y por primera vez, un crecimiento relevante del número de visitantes no modifica el crecimiento de la economía, no modifica de forma sensible la creación de empleo. Razón por la que -el otro día lo comentábamos y yo hoy lo reitero-, o somos capaces en esta tierra de interpretar con rigor, con solvencia, la dimensión de nuestro problema o nuestro problema se hará inabordable, intratable, si no se actúa a corto plazo.

Yo no me voy a referir hoy aquí a los cambios de nuestro sistema productivo, a la diversificación de la economía, a la necesidad de las nuevas tecnologías, al papel de las renovables, al papel de las ciencias marinas, de la astrofísica, de la internacionalización de nuestra economía. Ni siquiera me voy a referir a la formación de nuestra gente como elemento estratégico para cualquier sistema productivo; me voy a remitir a medidas concretas de apoyo al sistema económico local para romper la parálisis. Habrá oportunidad, desgraciadamente, para hablar de esto mucho en los próximos meses y años, porque los problemas que nos afectan son serios, son estructurales y desgraciadamente duraderos.

El asunto es si podemos articular consenso para conseguir respuestas que ayuden a romper esta situación ahora. Sé que el futuro no depende solo de esto, lo sé perfectamente, y sé lo que significa modificar nuestro sistema productivo, etcétera, etcétera, y la clave de la formación y todo eso que hemos comentado.

Pero lo que decimos en esta moción -y para ello pedimos su apoyo, señorías- es que el Gobierno de España cumpla con Canarias en el artículo 95 y 96 del REF. Lo decíamos el otro día unánimemente en una moción aquí, pero yo creo que por reiterarlo no viene de más, porque jamás se cumplió por ningún Gobierno y siempre estuvo ahí. De manera que incorporar 240 millones de media, 300 millones de media, a la economía local en materia de inversión, es una cantidad significativa para el tamaño de nuestra economía. Tenemos 41.600-700 millones de euros de Producto Interior Bruto, cada punto de nuestra riqueza son 410-420 millones de euros. 250 millones al año en inversión por el cumplimiento del artículo 96 del REF es un 0,7% de nuestro Producto Interior Bruto. Eso se nota en una economía de nuestro tamaño. Pues volver a reiterar la necesidad del cumplimiento de este parámetro.

Segundo elemento, un plan de choque. Lo hablábamos antes y no voy a referirme a él. Sinceramente, o conseguimos recursos adicionales, especialmente en materia de inversión, que ayuden a reactivar la economía, y estos tienen que ir al sector turístico y a las infraestructuras públicas, o nosotros no recuperaremos los ritmos de crecimiento. Evidentemente hay un parámetro fundamental para la economía en todos los lugares, seguramente el que tengamos más en común en estos momentos con otras latitudes económicas, que es el crédito. No hay crédito, ni aunque quieras ni aunque tengas proyectos ni aunque te arriesgues, no te lo prestan, porque los elementos de garantía son inaceptables, son imposibles. Necesitamos habilitar crédito a través del Instituto de Crédito Oficial, tal como establece el artículo 22 de la Ley del REF del 94, que permita a pequeñas y medianas empresas acceder al crédito, seguro y razonablemente fácil.

Y, por último, señorías, tenemos que hacer un esfuerzo en el ámbito propio. El gasto está contenido por las circunstancias, tendremos hoy oportunidad de discutir de la fiscalidad y si eso que nos pasa es irremediable, pero hay la necesidad, sin duda ninguna, de que con lo que tengamos impactemos lo mejor posible en la economía. Es necesario un esfuerzo del Gobierno de Canarias, de los cabildos insulares, de los ayuntamientos, a pesar de la precariedad, para destinar una parte del esfuerzo del gasto en inversión pública para ayudar también a ese crecimiento económico, que es vital para tirar del empleo, para tirar de la demanda y romper la parálisis en la que nos encontramos.

Este es el objeto de la moción que les presentamos y espero que, con las enmiendas y el debate, al final lleguemos a alguna conclusión entre todos.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Ha habido dos enmiendas. Una por parte del Partido Socialista. Tiene la palabra doña Lola Padrón.

Sí, puede empezar.

La señora Padrón Rodríguez: Señor presidente, muchas gracias.

Bien. Antes de comenzar con la defensa de las enmiendas propiamente dichas, sí quería decir que esta moción no está, vamos a decir, separada del debate anterior. Evidentemente no podemos eludir un debate que se ha planteado. Yo creo que se ha planteado en unos términos razonables por parte de aquellos que en su momento, bueno, algunos apoyaron el Plan Canarias y ahora, después de salir del Gobierno, pues, eviden­temente cambian la posición. Normal en la época electoral en la que nos encontramos. Pero evidentemente sí creo que el debate es serio porque nos permite discutir. Si hoy estamos discutiendo de planes de choque, de estrategias integrales, es gracias a que en su momento se plantea que Canarias como región ultraperiférica necesita un tratamiento específico en toda su integralidad. Y coincido además en que ahora vamos a hablar de empleo, pero que cuando se habla de Plan Canarias, en este Parlamento hay dos maneras de hacerlo: unos que hablan exclusivamente de financiación -quizás porque tengan miedo a ganar las elecciones y tengan que hacerse responsables de la misma si les toca gobernar- y otros que hablan de Plan Canarias como una estrategia para una región que necesita de políticas específicas para avanzar en el futuro. Yo creo que ahí deberíamos encontrarnos y en ese sentido se tienen que plantear los debates que hoy ponemos sobre la mesa. Porque, miren, dentro de la estrategia del mismo Plan Canarias está el Plan Integral de Empleo para Canarias, que es específico para nuestra comunidad autónoma, y evidentemente es específico por las peculiaridades que tenemos, por la situación que tenemos, por las características del mercado de nuestro territorio autonómico. Por eso hay un Plan Integral de Empleo.

Pero este Plan Integral de Empleo por sí solo tampoco va a poder dar resultados si no se combina con una estrategia como la que se ha planteado de reconversión de determinados tipos de energía, del paso a las energías renovables, de lo que conlleva con la formación y otros, y si esto además no se combina con la relación que tenemos con el continente africano y el papel que debemos jugar en la exportación de innovación y conocimiento con el mismo y otros.

Por lo tanto, cuando hablemos de estrategia para Canarias, no podemos hablar exclusivamente de por un lado el empleo, por otro lado de la sanidad -aquí también me quiero parar-. Hablamos de Estrategia Integral para Canarias y hablamos de financiación autonómica, hablamos de lo que algunos llaman "deuda sanitaria" y desde nuestro punto de vista es un déficit de financiación de nuestra comunidad autónoma, en la que ha tenido mucho que ver el Partido Popular y la ley de financiación que hoy tenemos, que es la que el señor Aznar no consensuó, o consensuó, y luego las comunidades autónomas han planteado.

Pero bien, mi intervención yo creo que puede seguir con las palabras de la consejera de Empleo, Margarita Ramos, que decía en su toma de posesión: "será prioritario absolutamente entrar de lleno en el empleo para desarrollar políticas activas y maximizar la eficiencia de recursos con que contamos para que haya interrelación con la formación, la recualificación y la adaptación de los trabajadores y trabajadoras a las nuevas necesidades del mercado". Todo un pliego de intenciones que no solo asumimos desde el Grupo Socialista sino que creo que asume la totalidad del Gobierno, pues es evidente que el desempleo es la cara más dramática y amarga de la crisis que padecemos. Pero, desde luego, las islas sí que amanecieron la semana pasada con una buena noticia, y es que la economía canaria fue capaz, en el último año, de reducir el paro y a la vez generar empleo. A pesar de la debilidad y de que la demanda interna no acaba de reactivarse, la comunidad autónoma lidera los descensos nacionales en el último año, de tal modo que cerró septiembre con una caída del 2,99% desde el mismo mes del 2010: 7.761 parados menos. Cierto es que la tasa española, 20%, y europea, 10%, quedan aún muy lejos, pero los últimos datos son sintomáticos, máxime cuando el resto de autonomías ha registrado los peores registros en 15 años.

Pese a ello, pese a ello, debemos aprovechar las circunstancias de mejora que concurren actualmente en la economía canaria y verlas como una oportunidad para desarrollar políticas económicas consensuadas y para mantener la recuperación, y alejar un hipotético empeoramiento del paro registrado y la actividad económica. La mejoría en el descenso del paro registrado no debe llevarnos a la autocomplacencia, desde luego. Es cierto que el paro en Canarias bajó en septiembre, pero también es verdad que a partir de noviembre comienzan las contrataciones de seis meses de los siete cabildos, los cuatro ayuntamientos más importantes del archipiélago, en base ya a las convocatorias que se han hecho desde la oficina de empleo, y que prevén dar trabajo a 2.310 personas.

Sin embargo, aunque el Gobierno está haciendo sus deberes, el 64% de los desempleados canarios registrados en las oficinas de empleo, un total de 251.990 personas, son jóvenes con baja cualificación profesional y parados de larga duración. Y a eso hay que unir, además, que la baja cualificación de los jóvenes inscritos en las oficinas de empleo no cubre la demanda del mercado laboral canario. Por eso el Gobierno del Partido Socialista y Coalición insiste en mejorar su formación para que los canarios puedan optar para puestos de trabajo que surjan. Para esto necesitamos recursos, y necesitamos más recursos. Además, ayer mismo se supo que la Comunidad Autónoma de Canarias es la que tiene peor calidad laboral de toda España, junto con Galicia y Andalucía, según el Índice de Calidad Laboral elaborado anualmente por el grupo de investigación AQR-IREA de la Universidad de Barcelona. Y esto es así porque en Canarias los sectores que más empleo generan en su economía son la agricultura, la ganadería, la pesca, el comercio, la hostelería y las reparaciones, que son los que menos calidad laboral tienen en este estudio que se nos plantea.

Transparencia, señorías. Estamos de acuerdo en que los tiempos de crisis que se atraviesan a nivel internacional deben convertirse para Canarias en una oportunidad para dar un cambio profundo de nuestro modelo económico, pero para conseguirlo hay que apelar no solo a la responsabilidad del Estado o del Gobierno de Canarias, pues ni uno ni otro generan empleos por sí solos, sino a la responsabilidad de las empresas, de los propios trabajadores, tanto para mantener los actuales puestos de trabajo como para crear nuevos empleos en los nichos económicos hasta ahora subexplotados. Yo sí voy a hablar de la industria audiovisual, que no es solo la radio y la televisión autonómica, también voy a hablar de energías renovables -igual por eso no quieren hablar del Plan Canarias, porque hay medio millón de euros para potenciar este sector, porque otros apuestan por el gas y por las nucleares definitivamente-, las actividades vinculadas a la biotecnología, los llamados empleos verdes, los ligados a la aplicación de dependencia, y es verdad que para todo esto hace falta financiación adicional.

Desde luego para nosotros es importante que el Gobierno de Canarias ya esté elaborando la Estrategia Integral de Formación y Empleo para el archipiélago 2012-2014. Es el primer paso para poner en marcha determinadas iniciativas que van a esta dirección.

Señor Rodríguez, en el pasado Pleno todos estuvimos de acuerdo, salvo el Partido Popular, que se retrató perfectamente y no quiso admitir ningún compromiso, en el hipotético, hipotético caso de que gobierne a partir del próximo 20 de noviembre, de que el Estado debe garantizar una inversión de 25 millones de euros para el año 2020 en Canarias.

El Plan Canarias tiene, ya hemos visto, cuando uno elabora un plan -debe ser que los que trabajamos en educación...-, no es un plan estático, es un plan que se puede revisar y es un comienzo. Lo que pasa es que igual el comienzo a algunos no les convence. Y el Plan Canarias es el comienzo de ir en una dirección, de ir en la dirección de los planes de choque para una región como la nuestra, que, como ya ha dicho uno de los intervinientes, necesita un tratamiento singular también en el ámbito estatal. Por eso ya hemos presentado estas dos enmiendas, hemos presentado estas dos enmiendas, que enmiendan dos de los párrafos de su moción, puesto que la primera ha sido adoptada favorablemente por todos, y en la segunda decir que, yo no sé si verdadero o falso, lo que creemos sea un plan de choque que realmente cubra las expectativas de Canarias, en el marco de los objetivos y medios contemplados en la Estrategia Integral para Canarias. Evidentemente...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Un minuto. Concluya, señora diputada.

La señora Padrón Rodríguez: ...y desde luego arrancar si la empresa privada, cómo no ...(Ininteligible.) nada. Y en el segundo párrafo lo que planteamos en la enmienda de sustitución es añadir el sector privado, con el fin de producir sinergias y acciones adecuadas a cada realidad territorial, porque también en esta estrategia integral lo que se ha logrado es territorializar las políticas de empleo.

Por lo tanto, el resultado de esta votación en esta enmienda definirá en qué lado están unas fuerzas o no: por la Estrategia Integral de Empleo y el apoyo para Canarias o por situarse al margen de la planificación que entre todos nos podemos dar para reconducir el modelo económico de nuestro archipiélago y tener más recursos para nuestra comunidad autónoma.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Hay otra enmienda por parte del Grupo Popular.

El señor Víctor tiene la palabra.

El señor Moreno del Rosario: ...(Sin micrófono.) Sí. Decía que, a diferencia de algún que otro grupo, hoy subo a esta tribuna, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, a hablar de empleo, porque el principal problema hoy para los canarios sigue siendo el desempleo, señorías. No se trata ya simplemente de un tema importante, es una emergencia nacional y es una cuestión de supervivencia. Y el segundo problema hoy es la situación económica, es decir, cómo llegar a fin de mes.

El problema del desempleo es el verdadero problema que hoy quita el sueño a una mayoría de los canarios. En unos casos por no tenerlo, en otros por riesgo a perderlo.

Señorías, es verdad que la demagogia es libre, pero lo que no puede ocurrir es que, además de libre, salga gratis. Y digo esto porque cuando se lanza el mensaje de que en Canarias hay muchos canarios en paro porque supuestamente alguien de fuera viene a quitarnos nuestro trabajo, además de hacer el ridículo, no solo está faltando a la verdad sino que está lanzando un peligroso discurso. La solución al paro no es poner puertas al campo, el remedio contra el desempleo no es cargarse la libertad de las personas para circular libremente por Europa, como defienden algunos; la receta para generar puestos de trabajo es la de toda la vida, que los empresarios y los autónomos inviertan. Una gran parte de los emprendedores son profesionales y autónomos y son los encargados de crear el 90% de los puestos de trabajo en España. Desde el Partido Popular no tenemos ninguna duda, señorías: estamos plenamente convencidos de que aquel que arriesga su patrimonio para crear riqueza y hacer la vida de los demás más llevadera creando puestos de trabajo merece el apoyo de un gobierno. Pero para que los emprendedores inviertan tiene que haber un entorno económico que genere confianza, algo que hoy no existe. Nadie monta una fábrica, una tienda o un restaurante si no tiene confianza en que va a obtener beneficios, porque nadie invierte para perder.

También debe existir un marco laboral que impulse el empleo. Hoy, el que tenemos lo que genera son despidos. Hay que darle la vuelta a la tendencia llevada a cabo en los últimos años por los gobiernos socialistas para que los contratos indefinidos se conviertan en la norma, mientras que los contratos temporales sean la excepción.

Por otro lado, tiene que haber bancos y cajas que den crédito. Hoy para que te den un euro tienes que garantizar que avalas con dos.

Y además tiene que haber un marco regulatorio claro y hoy lo que hay es una burocracia asfixiante.

La cuestión relevante en esta materia es de qué depende que en una comunidad autónoma como la de Canarias haya más o menos empleo. ¿Acaso depende de la voluntad de un gobernante anunciando que se van a generar 50.000, 60.000, 80.000 o 1.000.000 de empleos? ¿Acaso el que haya más o menos empleo en una comunidad autónoma depende de que autónomos o empresarios se lancen a contratar cada vez que el gobierno de turno anuncia una batería de medidas o bonificaciones al respecto? Señorías, para crear empleo hay que atacar las causas del desempleo en su raíz, y la raíz del paro siempre es una caída en el consumo, una caída en la inversión y una caída en las importaciones, o bien una combinación de dos de ellas o de las tres cosas. En definitiva, el paro aumenta porque cae el crecimiento de la economía, y eso es lo que tenemos que cambiar.

Que haya más o menos confianza en estos momentos, y dado el margen de maniobra de un gobierno autonómico, el que sea, también el de Canarias, depende poco de las autonomías. La restauración tiene que ver hoy con decisiones de política económica nacional. Son cuestiones que tienen que ver con la legislación básica, no dependen de las comunidades autónomas, sino del Estado, y por ello es evidente que el responsable de las cifras de paro, históricas, de paro, que en estos momentos estamos sufriendo, tienen un responsable claro, es más que evidente, son los gobiernos del PSOE y las políticas económicas inadecuadas que han llevado a cabo. Son muchas las reformas que deben hacerse para restaurar y recuperar la confianza, pero sobre todo hay dos reformas importantes: una, la laboral y la otra, la financiera.

Hay una evidencia, señorías: por más que se destinen recursos a las políticas activas de empleo por parte del gobierno de cualquier comunidad autónoma, también el Gobierno de Canarias, esas políticas serán, en tiempos de recesión, simplemente inútiles, si no hay un marco laboral que permita a los empresarios impulsar el empleo, en vez de impulsar el despido. Por tanto, hace falta una reforma laboral que a día de hoy no se ha hecho y la que se ha hecho se ha hecho parcheando. ¿Las consecuencias?: ahí tenemos los resultados en términos de empleo.

La segunda gran reforma que necesita España es la del sistema financiero: los bancos y las cajas. Es verdad que cuando se constituyó el Fondo de Regulación y Ordenación Bancaria, el famoso FROB, todas las fuerzas políticas, también el Partido Popular, apoyamos de manera unánime al Gobierno. Había una herramienta para canalizar recursos públicos. Es verdad que en forma de préstamos para sanear los balances de las entidades financieras y que estas pudieran cumplir con la sagrada misión que tiene una entidad en una economía de mercado: dar préstamos, canalizar recursos, dar créditos a las familias para consumir, a las empresas para invertir. Pero, ¿qué es lo que ha ocurrido?: pues que esos fondos que algunas entidades financieras ya han tomado en préstamo para reestructurar sus balances se están destinando, no a dar créditos, sino a financiar jubilaciones anticipadas de directivos que han cumplido apenas 55 años y que a la postre resulta que se están llevando la mayor parte de las ayudas del FROB.

Desde el Grupo Popular creemos simplemente que esa reforma financiera no es la que necesita España, no es la que necesita Canarias. La reforma financiera que necesita Canarias es una reforma que permita a bancos y cajas canalizar créditos, préstamos, recursos a los autónomos, a las empresas, a las familias.

Señorías, para sentar las bases de la recuperación del empleo en Canarias no hay que ser un erudito, hay que hacer simplemente cosas normales, de manual. En Canarias hay que hacer un enorme esfuerzo de contención del gasto público, porque ya estamos viendo que no vamos a poder seguir afrontando el mismo nivel de gasto que teníamos hasta ahora. En consecuencia, hay que sentar muy bien las prioridades y hoy estas no pueden ser otras que la sanidad, la educación y la dependencia. No queda más remedio que llevar a cabo una simplificación administrativa, una disminución del sector público que tenga presupuesto estimativo y una simplificación normativa. No se trata de un capricho, señorías, es una exigencia de sentido común y la situación que estamos viviendo, porque sin austeridad no hay creación de empleo.

En relación con las enmiendas que ha planteado mi grupo parlamentario a esta moción, tengo que decir, en relación al punto 1, que no tiene sentido volver a plantear algo que ya fue ampliamente debatido y aprobado por unanimidad por este Parlamento hace tan solo algunas semanas. Nosotros proponemos sustituir el texto propuesto por uno que diga "el cumplimiento de la resolución aprobada por el Parlamento de Canarias en la sesión celebrada los días 20 y 21 de septiembre de 2011, tras el debate de la proposición no de Ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación a la aplicación del REF en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012".

En relación a la enmienda número 2 del Grupo Popular, tengo que decir, señor Rodríguez, que mi grupo parlamentario ya se ha pronunciado ampliamente sobre el gran fraude político que es el Plan Canarias. Hace unos momentos sin ir más lejos. El punto 2 de la proposición no de ley nada tiene que ver, a nuestro juicio, con una nueva política inversora del Estado para con Canarias, sino lo que pretende es pasarle la papa caliente de las mentiras y engaños del Gobierno socialista al nuevo Gobierno de la nación que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre, previsiblemente del Partido Popular. Resulta triste ver cómo algunos reclaman las promesas socialistas al Partido Popular, en un intento pueril de confundir a la opinión pública y de sortear responsabilidades políticas. No cuenten con nosotros para ello, señorías. Nosotros actuamos desde la coherencia y la seriedad que nos merece un tema tan importante como es el del desempleo. Nosotros proponemos soluciones y por ello hemos presentado una enmienda al punto 2 para corregir algo que a nosotros nos parece que se debe corregir de inmediato. Nosotros proponemos sustituir el texto propuesto por uno que diga "que se lleve a cabo una reforma del mercado laboral que dote de estabilidad al empleo y contribuya al fomento de la contratación indefinida, así como de la negociación colectiva para acercarla a la realidad de la empresa".

Y, por último, en relación a la enmienda número 3, nosotros proponemos sustituir el texto propuesto por "que se lleven a cabo las reformas necesarias para, primero, culminar de manera efectiva la reestructuración del sistema financiero, completando de forma urgente el proceso de reestructuración y saneamiento en el sector financiero, aprobando medidas que hagan que los balances empresariales y bancarios reflejen fielmente el valor de los activos".

Segundo...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Un momento. Tiene un minuto más. Puede continuar.

El señor Moreno del Rosario: Segundo, "corregir los elevados niveles de déficit público, evitando así que las emisiones masivas de deuda de las administraciones públicas imposibiliten la capacidad de financiación del sector privado, en especial de las Pymes y los autónomos".

Y, en tercer lugar, "flexibilizar las condiciones de la línea ICO para financiar las deudas de ayuntamientos con Pymes y autónomos, garantizando que es accesible a todos sus destinatarios".

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el grupo proponente, por un espacio de cinco minutos, para fijar posiciones respecto a las enmiendas presentadas.

Señor Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías.

He procurado en esta moción colocar un aspecto de lo que entendemos debe ser una primera respuesta a los muchos problemas que tiene la economía, el empleo y, por tanto, la sociedad canaria. Insisto, no he hablado de la formación continua, no he hablado de la formación reglada ni de la diversificación ni de las nuevas actividades, sino hemos dicho: frente a esta grave crisis de 30% de paro, donde la mitad está sin nada y sin perspectivas de futuro, o nosotros intervenimos de forma inmediata para romper la parálisis o eso no solamente no se arregla sino que empeora.

Y hemos identificado cuatro medidas para inyectar recursos al sistema económico, dinero. Y solo puede venir en esta etapa, y desgraciadamente, de donde puede venir, y es que se cumpla el REF. Estoy de acuerdo en que lo aprobamos el otro día -no exactamente como usted propone, don Víctor, al final las enmiendas perfeccionaron esa propuesta-, pero que se cumpla ese elemento que nunca se ha cumplido: que el Gobierno de España, mande quien mande, atienda, con un esfuerzo adicional, los graves problemas de Canarias.

Que el crédito circule, porque si no hay crédito, ni siquiera los más atrevidos y los que más creen en el mundo de la empresa lo podrán hacer, porque no disponen de lo fundamental, que es el dinero.

Y también he hecho un llamamiento a que las administraciones canarias hagamos un esfuerzo en el marco de los Presupuestos para no gastarlo todo en lo corriente sino también en inversión.

Son elementales las propuestas que he hecho y están asociadas a eso, a inyectar recursos al sistema económico y a procurar revivir esta situación.

Con respecto a las enmiendas del Grupo Socialista. En relación a la referida a los asuntos canarios, estoy de acuerdo con incorporar el tema privado. Creo que las sinergias del sector público y sector privado son siempre bienvenidas, ahora más que nunca. Y, por tanto, esa enmienda, aceptable.

La otra, pues, podíamos eliminar lo de "verdadero", y también sería manteniendo el texto originario, quitando el término "verdadero". Pues, para nosotros es aceptable.

Las del Partido Popular están en otra órbita. Yo lo lamento, ya me gustaría que pudiéramos entendernos en algo tan básico como la economía. Pero ustedes hacen un discurso que, primero, yo creo que es pura ideología, que no está sustentado en datos. Es que no es verdad eso de que la austeridad sea la solución a los problemas. Primero, yo estoy totalmente de acuerdo en que no se debe gastar lo que no se tiene, pero cuestiono la mayor: no se gasta más porque no se tiene lo que se debe, y eso quiere decir que las administraciones públicas españolas, el sistema fiscal español, es el más timorato de nuestro entorno. Los países más desarrollados de Europa, los que mejor afrontan la crisis, los que mejor garantizan los derechos y servicios básicos y los más competitivos tienen una presión fiscal del 47-48% -vayan a los datos de la OCDE- y nosotros tenemos un 33. Y además tenemos un 33% de presión fiscal con la siguiente distribución: aquí pagamos impuestos las rentas del trabajo, los que tenemos una nómina, y pagan pocos impuestos las rentas del capital. Y ahí están los datos inconfundibles y no son interpretables si no se quiere manipular la realidad. Hay que mejorar los ingresos del sector público y para ello hay que perseguir el fraude, por supuesto. Que, por cierto, se habla de un 23% de fraude. Hay que perseguir la fuga de capitales en los paraísos fiscales y hay que presionar a las rentas de los ricos y de los superricos. Lo están haciendo los franceses, los alemanes y los norteamericanos. No todos los recursos disponibles están del lado del sector público.

Y les digo una cuestión, que los datos son irrefutables: esta lógica de la Comisión Europea, del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de las agencias de calificación, del ajuste fiscal salvaje, nos lleva a más recesión, a más paro y a más pobreza. Y ya los expertos de esos organismos empiezan a reflexionar con que se les ha ido la mano, se les ha ido la mano porque están quebrando lo más importante, que es la generación de empleo, la capacidad de consumo, por tanto, de los ciudadanos y, por lo tanto, de tirar de la demanda interna.

Por tanto, señorías, lamentablemente proponen ustedes cosas que tienen poco que ver con la realidad, aunque forman parte de su ideología, que evidentemente yo respeto pero que no comparto.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor Román.

Tiene ahora la palabra el grupo no enmendante, por un espacio de cinco minutos.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Decía el otro día en una intervención mía que, si la forma en que afirmamos aquí que todos resolvemos los problemas de la economía fuera verdad, ¿por qué no se resuelven? Es decir, si todo lo que ha dicho el señor Moreno, "esto es lo que hay que hacer", y resulta que la crisis es mundial, ¿qué pasa, que nadie lo ha oído a usted? ¿Nadie ha oído a la gente del Partido Popular decir esas cosas? (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente.)

Se han dicho muchas cuestiones que efectivamente podrían estar en el ámbito de resolver los problemas, pero nadie ha dado en la varita. Oí el otro día al señor Rajoy diciendo "no hay una varita mágica", y yo lo he oído hablar a usted hoy y parece que sí, que la tienen ustedes, la varita mágica. No la hay, el problema va a ser muy complicado.

Es verdad que los temas de confianza podrían ayudar a activar la economía, es muy cierto esto, pero también es verdad que hay otros países de nuestro entorno que tienen más confianza en su Gobierno y en cómo se están haciendo las cosas, y también estamos viendo que están recurriendo a políticas de despido de empleo público y de que la economía no termina de arrancar.

Yo creo que, como les recordaba el otro día, señorías, estamos ante un cambio de paradigma y que las cosas no van a seguir igual que antes, y yo veo muchas soluciones a los problemas que van a venir dándoles soluciones igual que antes: "esto se soluciona con créditos, esto se soluciona con confianza, esto se soluciona de esta manera y de la otra". Viejas técnicas para nuevos problemas.

Le voy a dar un dato. Estaba mirando en qué ha pedido la gente la demanda de empleo en Canarias: sesenta y pico mil personas demandantes de empleo, como empleados en el sector de hacer cualquier tipo de cosa, es decir, para lo que llamamos un peón; 60.000 personas, 61.000 personas, en torno a lo que piden un empleo en un comercio -es verdad que hay demandantes de empleo que lo piden en varias demandas de empleo-; veintipico mil en agricultura... Esos son los demandantes de empleo que hay ahora mismo en el grueso, en la cabeza de los demandantes de empleo.

Antes decía el señor Román, hacía referencia a algunos de los recursos que supuestamente pueden ayudar a paliar el problema del empleo, pero, aunque eso funcionara al 100%, nuestra economía estuviera creciendo por encima de un 3,5%, todavía tendríamos más de 120.000 personas en el paro.

Y sí, señor Moreno, hay que intentar hacer una política como la que usted y nosotros hacíamos en el Gobierno de Canarias cuando ustedes estaban y que ahora veo que deploran. Nosotros tenemos un Plan Integral de Empleo que pide el empleo para los residentes en Canarias. Residentes en Canarias, sean colombianos, mejicanos, americanos, alemanes, de donde sea, pero residentes en Canarias.

Y le voy a dar otro dato: ¿ha visto usted en las cifras del paro cuánta gente que no es residente en Canarias consiguió empleo en el último mes?, porque para estas cosas hay que tener ese dato. Más de 5.000 personas, más de los 5.000 nuevos contratos han venido de gente de fuera y nosotros con 250.000 personas aquí. Una pregunta: ¿no había nadie de esas 5.000 personas que estuviera en el paro en Canarias? Es posible que de esas 5.000 personas no hubiera ninguno aquí, pero han venido. ¿Y sabe de dónde han venido mayoritariamente?: de Galicia. Galicia seguramente tendrá mil y pico gallegos menos en sus estadísticas de empleo y nosotros aquí seguimos teniendo los 250.000 y 1.000 personas más empleadas que han venido de fuera. No se lo tome a guasa, el dato es preocupante. Y, por lo tanto, todas las políticas activas deben ir, efectivamente, e insisto, a intentar que los que están aquí, los que están en el paro aquí, los canarios y las canarias, sean nacidos aquí o no, que estén aquí, son de los que nos tenemos que preocupar.

Y termino aceptando la moción, en los términos que ha expresado en este momento el portavoz del Grupo Mixto, el señor Román Rodríguez. Si efectivamente las enmiendas que han planteado son aceptables, a nosotros nos parece adecuada la moción para votar.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don José Miguel Barragán.

Entonces ha concluido el debate.

Sí, un momentito, por favor. Voy a pedir al portavoz del Grupo Mixto, don Román -sí, estamos en votación-, le voy a pedir que, para que quede claro lo que vamos a votar, que, según la información que yo tengo aquí, es la moción del Grupo Mixto con la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) en el punto 2 y sustituyendo el punto 4 por el del Grupo Socialista. Lo que yo dije en tribuna, vamos.

El señor presidente: El punto 4 de su moción...

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): De sustitución; el resto quedaría como está, eliminando el término "verdadero".

El señor presidente: De acuerdo, muy bien.

Entonces votamos la moción del Grupo Mixto, sobre el desempleo, que no se acepta la enmienda del Grupo Popular y se acepta la del Grupo Socialista, reemplazando la 4 de la moción por la enmienda del Grupo Socialista.

Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 36 votos a favor, 21 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

(Ocupa un escaño en la sala el señor secretario primero, González Hernández.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0003 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Mixto, sobre desempleo, dirigida al Gobierno. (I-10).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico