Diario de Sesiones 12/2011, de fecha 25/10/2011 - Punto 26

· 8L/C-0067 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre fomento de la contratación pública de desempleados residentes y de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

El señor presidente: Pasamos a la siguiente comparecencia: del Gobierno, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre la contratación pública de desempleados residentes y de igualdad.

Señor Barragán Cabrera, tiene la palabra.

El señor Barragán Cabrera: Buenas tardes, señorías. Señor presidente, señora consejera.

He asistido con interés al debate anterior sobre las políticas de empleo en el archipiélago. Yo no sé si el próximo plan español, y por lo tanto, el plan de las comunidades autónomas, señora consejera, va a ser de cuatro años, porque, si nos tomamos aunque sea un segundo en serio algunas de las manifestaciones que se han dicho hoy aquí sobre cuáles son los problemas del empleo y cuáles son las soluciones del empleo, seguramente el próximo Gobierno de España, en un año solo, se van a solucionar todos los problemas porque tienen todas las recetas. El problema es que a nosotros nos gusta comer siempre lo mismo y, por lo tanto, no nos hemos fijado en esas recetas que ahora parece que tiene única y exclusivamente el Partido Popular en toda Europa.

Y hay que hacer una reflexión aquí, señorías, a razón de lo que voy a plantear, y es que en Europa han caído gobiernos de derecha y de izquierda, con recetas de derecha y con recetas de izquierda, porque la ciudadanía siempre castiga a quien está gobernando. No se equivoquen, no hay recetas mágicas. Me gusta más, en ese sentido, el hecho de que el señor Rajoy, por ahora, sigue siendo muchísimo más comprometido con esa realidad, diciendo que las cosas están difíciles, que algunos discursos que oímos hoy aquí diciendo que las recetas son mágicas y que el que no las ha puesto en práctica es porque no ha querido.

Entro y sigo con el tema, señora consejera, porque la intervención que tenía prevista hoy era, cogiendo precisamente la percha de los planes integrales de empleo, de estas modificaciones futuras, el plan o la Estrategia de Empleo para Canarias tenía, entre sus objetivos, unas observaciones interesantes. Entre esas características... -y quiero que lo tengamos presente para lo que voy a comentar-, y era que era revisable, es decir, que las medidas de la Estrategia Canaria de Empleo se concretan en un plan trianual de actuaciones, el cual sería revisable para su continua adaptación -por lo tanto, empleo-, continua adaptación a las necesidades reales que van surgiendo por año o por las necesidades propias del mercado del trabajo y que esos indicadores que fueran dando tanto la ejecución de los planes integrales de empleo como la propia evolución económica en Canarias también deberían ser indicadores que modularan exactamente cómo debían hacerse esas estrategias de empleo en el futuro. Y dentro de esto había una estrategia concreta, teníamos el trabajo para los primeros empleados, los empleados de larga duración, la población femenina -a la que dedicaré algunos minutos también con el objeto de esta intervención-, las personas con riesgo de exclusión social, las personas con discapacidad... Pero había una medida concreta en Canarias, por ser un territorio archipielágico fragmentado y lejos de la metrópoli, que era el tema de la posibilidad de aplicar políticas a los residentes, a los que residían en Canarias. Y a los residentes en Canarias, desde el punto de vista, uno, empleo público, es decir, que en la contratación pública apareciera un requisito, como ha venido apareciendo, para la contratación de personas que son residentes en el archipiélago. Insisto en lo de residente, porque no tiene nada que ver con la nacionalidad. Europa lo que prohíbe es que se hagan distingos por nacionalidad, pero nada dice sobre la residencia, porque los planes integrales de empleo, los de Europa y los de España, una vez que bajan, bajan incluso a niveles de comunidades autónomas, bajan a niveles territoriales, provinciales y se tienen que aplicar en función de las circunstancias de cada uno de esos lugares. Y en el nuestro es importante la residencia, porque hemos tenido mucha mano de obra inmigrante durante los últimos años que forma parte de la lista de espera del paro actual, colombianos, mexicanos, gente de la Península, gente del resto de Europa, de los países de la Unión Europea, que forman parte de esa residencia y, por lo tanto, también del paro que está en Canarias. Y esa es la pregunta: ¿vamos a continuar con esas políticas de ayuda a los empresarios que contratan a personas residentes aquí?

Y el dato no es baladí, señora consejera. Los datos del año 2010 -y con esto voy terminando mi primera intervención-, los datos del 2010 indican, a pesar de que Canarias está saliendo de la senda de destrucción de empleo y que, por lo tanto, nos mantenemos en unos niveles que podrían indicar que estamos ya saliendo de ese fenómeno, hay un dato importante, datos del 2010: contrataciones de personas del resto de las comunidades autónomas en el archipiélago. Más de 14.000 personas vinieron a trabajar. ¿Eso es malo, es bueno? No, no es ni malo ni bueno. Pueden venir a trabajar, por supuesto, porque la...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto para ir terminando.

El señor Barragán Cabrera: Lo que estamos planteando y lo que queremos valorar aquí es lo siguiente: si vienen 14.000 personas -de Andalucía, Galicia fundamentalmente- a trabajar a Canarias, cuando tenemos 250.000 parados, algo puede estar ocurriendo que no estemos haciendo bien. Porque resulta que nosotros estamos fomentando...; es decir, esas personas no son de gran cualificación, no estamos hablando de profesionales que no se encuentran en Canarias, y son 14.000 empleos. 14.000 empleos que 8.000, insisto, eran de Andalucía y 7.000 de Galicia, por poner algún dato (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y le sustituye el señor vicepresidente segundo, Fernández González).

En definitiva, señora consejera, de lo que se trata es de si vamos a continuar con las políticas para incentivar que efectivamente el paro del que se tiene que ocupar esta comunidad es del paro que tenemos aquí y no en otras partes del territorio, que ya se ocupan otros planes integrales de empleo de solucionarlos en sus propias comunidades.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el Gobierno para exponer su posición.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Señor presidente. Señorías. Señor diputado.

Canarias pertenece a una organización supranacional como es la Unión Europea, cuyo artículo 45, en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el TFUE, aprobado en Lisboa en diciembre del 2009, sigue estableciendo el principio de la libre circulación de trabajadores en todo el territorio comunitario, que implica la imposibilidad de establecer cualquier tipo de traba, restricción, impedimento, a la libre circulación de trabajadores, con contrato de trabajo, para prestar trabajo de forma asalariada. Y esto se complementa con otros preceptos del propio texto del tratado de funcionamiento de la Unión Europea, que a su vez establecen la libertad de establecimiento para las empresas y la libre prestación de servicios para los autónomos y los profesionales.

En este escenario, en este marco, territorial y jurídico, al que pertenecemos en tanto formamos parte del Estado español, la cuestión que se plantea, acerca de cómo ordenar o cómo introducir, cómo incidir, a través de medidas, actuaciones concretas, sobre un mercado de trabajo que pone de manifiesto, que cuenta con una tasa de paro registrada cercana al 30%... Mercado de trabajo donde además crece exponencialmente la población activa, no cesa de crecer la población activa. En el segundo trimestre del 2011 el crecimiento de la población activa en Canarias representó la cuarta parte del total del crecimiento de la población en edad activa española.

¿Qué ocurre? El sector empresarial pone de manifiesto que se continúa importando mano de obra, porque entre los demandantes de empleo en Canarias no se encuentra la cualificación especial, específica, para determinados puestos de trabajo, incluido el sector turístico, fundamentalmente el sector turístico. Por consiguiente, esto nos lleva a recalar en el territorio de qué debemos hacer. Por una parte, trabajar para obtener el mejor y mayor grado de empleabilidad de los desempleados que tenemos registrados en nuestro propio mercado laboral de Canarias o bien también llevar a cabo actuaciones de alcance político. Y en este sentido yo quisiera decir que, lejos de introducirnos en planteamientos y debates acerca de si podemos introducir restricciones a compromisos que hemos asumido como región ultraperiférica que somos dentro de la Unión Europea, si no estaríamos en condiciones -ya lo he anunciado en sede de comisión parlamentaria- de ser capaces de articular una estrategia de empleo de las RUP en Europa. Si las regiones ultraperiféricas en Europa, por nuestras condiciones comunes -lejanía, insularidad, fragmentación del territorio, vulnerabilidad de determinados sectores productivos, volatilidad del capital que invierte y emigra rápidamente, la falta de consolidación de proyectos de inversión de gran envergadura en el tiempo, etcétera, etcétera-, si no estaríamos en condiciones de ser capaces de dar un salto cualitativo y elaborar una estrategia de empleo y de crecimiento económico para las regiones ultraperiféricas en Europa, dando a conocer cuáles son nuestras singularidades y cuáles son las debilidades de nuestro sistema o modelo de crecimiento económico y de nuestros mercados de trabajo.

Por consiguiente, estas medidas que se han adoptado con anterioridad y que aparecían reflejadas en determinados documentos como la Estrategia canaria para el empleo 2008-2013 o el Pacto social por la economía y el empleo, de junio de 2009, y que invitaban a estimular, en el ámbito específico de la contratación pública, de los concursos públicos, para licitación de obras o servicios, aquellas ofertas que vinieran acompañadas de prioridades, preferencias, compromisos de creación de empleo, con los desempleados que tenemos registrados en Canarias, bueno, pueden ser un instrumento, pero de todo punto de vista no es una solución de carácter definitivo que permita tratar esta cuestión adecuadamente; es decir, la vulnerabilidad del empleo en Canarias, la profunda influencia que tiene en el crecimiento económico, el marchamo que impone en el crecimiento de nuestra economía un sector como el turístico, que depende del desarrollo de la economía en otros contextos geográficos, de situaciones políticas en otras zonas geográficas próximas o remotas, etcétera, etcétera. Cómo introducir criterios que permitan mover nuestro mercado de trabajo al mismo ritmo que crece la economía en Canarias, con compromisos específicos y, por parte de la Unión Europea, admitidos. Tengan en cuenta que también las normas provenientes del Derecho comunitario admiten la contemplación de medidas específicas para supuestos específicos, cuando determinado tipo de zonas geográficas, de zonas territoriales, se encuentren en situaciones económicas débiles y de especial vulnerabilidad o debilidad en el contexto de la economía europea.

Bien. En cuanto a las políticas y los compromisos adquiridos en materia de igualdad por razón de género, bueno, la igualdad por razón de género es un eje de todas las políticas públicas. La gran novedad que incorpora la Ley Orgánica 3/2007 es haber incluido, haber incorporado, la noción de la transversalidad en las políticas de género, de manera que la cuestión de la igualdad no es una cuestión relativa al empleo, relativa a la misma política, al desarrollo de la política. No, es una cuestión transversal de todas las políticas públicas: comerciales, industriales, de turismo, formativas, etcétera, etcétera. En ese sentido, para alcanzar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y dadas las cifras con las que trabajamos, que son conocidas por todos, que han sido suficientemente difundidas y que ponen de manifiesto las especiales dificultades de las mujeres para llegar al mercado de trabajo, para permanecer en el mercado de trabajo cuando ya se ha llegado o para promocionarse en la carrera profesional, especialmente por las dificultades que suponen para las mujeres las responsabilidades familiares, donde todavía no hay corresponsabilidad... Hay medidas de conciliación que todas van dirigidas al tiempo de trabajo. Estas medidas están siendo mayoritariamente solicitadas por las mujeres, que son las que piden las reducciones de jornada, las que piden los permisos, las que piden las excedencias. Y en ese sentido hay que dar un paso adelante, salir de las políticas de conciliación hacia las de corresponsabilidad e introducir medidas en favor de los varones -discriminación adversa-, para que sean ellos los que pidan esos permisos, para que sean ellos los que pidan las excedencias y reducen el tiempo de trabajo, y también se reequilibra el déficit que tenemos las mujeres en nuestras carreras de promoción profesional.

En ese sentido -ya lo he dicho en alguna ocasión, ahora lo vuelvo a reiterar-, la primera medida de política activa de empleo que esta consejera ha firmado, una convocatoria de empleo de promoción y creación de empleo para cabildos y ayuntamientos, dirigida a jóvenes menores de 30 años y a mayores de 45 años desempleados de larga duración, ha ido con una cuota de reserva de contratos para mujeres, porque sabemos que el segmento de las mujeres mayores de 45 años paradas de larga duración no entra en el mercado de trabajo si no es a base de acciones positivas. Y ese es el inicio, pero marcará la trayectoria de las políticas activas de empleo que desarrollará esta consejería y esta consejera.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora consejera.

Los grupos no proponentes. Señor Martín, tres minutos.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados.

Quiero trasladarme a principios de verano, cuando las dos formaciones políticas que sostienen el actual grupo de gobierno canario suscribían un pacto por la gobernabilidad, que en su punto 3, dedicado exclusivamente al empleo, decía: "se incorporarán cláusulas para la ejecución de contratos públicos que permitan valorar positivamente a las empresas que hayan elaborado planes o medidas para favorecer la contratación de desempleados residentes y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres". Hoy, ante la alocución en este caso del portavoz de Coalición Canaria y la respuesta de la consejera de Empleo del Gobierno de Canarias, no me queda claro si lo que se firmó era posible, no era posible, si era un engaño o era cierto.

Pero también hay que remitirse, en este sentido también, consejera, a la Estrategia de Empleo 2008-2013, donde se recogía -usted dice que hay que dar un paso de la conciliación a la corresponsabilidad-, se recogía en aquel acuerdo un objetivo estratégico, el número 1, que hablaba sobre la conciliación de la vida laboral y familiar, incluida en el área de la empleabilidad. A mí me gustaría saber, de ese objetivo estratégico número 1, qué es lo que está haciendo el Gobierno respecto a las actuaciones previstas: el fomento del desarrollo de los servicios sociales a las personas dependientes, los programas de ayudas directas a mujeres desempleadas o las de impulsar servicios gratuitos de permanencia o actividades extraescolares en determinados horarios fijos.

Me gustaría también, señora consejera, ya que usted lo ha nombrado no solamente cuando hablaba de políticas activas de empleo sino en esta intervención, de un hecho: el de la importación de la mano de obra. Usted hablaba de una falta de cualificación evidente -también se dio la oportunidad a lo largo del Pleno del día de hoy de hablar de ello- y de la falta de concordancia entre lo que solicita la mayoría de los empresarios y lo que el Gobierno está aportando en materia de formación educativa. Yo creo que hay que hablar de dos cuestiones fundamentales: de la falta de formación, formación para abrir otros nichos de los que usted ha hablado respecto a la actividad económica, falta de dinamización en determinados sectores, que es importantísimo que se abran, que se expandan, que se mejoren, que se consoliden.

Me gustaría también, señora consejera, que a las puertas, como estamos, de la presentación de unos Presupuestos a esta Cámara, una vez que han sido aprobados en Consejo de Gobierno, fuera usted un poco más precisa, sabiendo que ya tiene un escenario económico descrito y dibujado, que hablara de manera concisa, de manera certera, de manera prolija, de manera clara, de cuáles van a ser las aportaciones económicas del Gobierno de Canarias para estos dos objetivos, de si son posibles, de si hemos sido engañados en cuanto a este objetivo que le decía antes del pacto de gobierno que sustenta la mayoría parlamentaria actual y de si se va a seguir, y en qué cuantía, favoreciendo las medidas para la conciliación o, como usted decía, en ese paso de corresponsabilidad en la vida laboral de la mujer.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor Martín.

Por parte del Partido Socialista, del Grupo Socialista, don Ignacio tiene la palabra por tres minutos.

El señor Álvaro Lavandera: Gracias, señor presidente.

Se plantea esta comparecencia al respecto de dos cuestiones. Por un lado, el fomento de la contratación pública de desempleados residentes y, por otro, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

En cuanto a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, quiero recordarles que es el Instituto Canario de Igualdad el responsable de convocar y coordinar a la comisión interdepartamental. Comisión creada para la implantación, coordinación y seguimiento de la transversalidad de género en la Administración de la comunidad autónoma. Señora consejera, como parte del Gobierno y de dicha comisión interdepartamental antes mencionada, le invito a que promueva el desarrollo reglamentario de la Ley Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres y que se regule la marca de excelencia canaria en igualdad. Un registro de empresas que cuenten con planes de igualdad. Aquí quiero recordar lo establecido en el artículo 13 de nuestra ley de igualdad, donde se establece que en materia de contratación pública se podrá determinar la preferencia por aquellas empresas que tengan la marca de excelencia canaria de igualdad o desarrollen medidas destinadas a lograr la igualdad de oportunidades. Es posible y, gracias a esta previsión legal, el Gobierno de Canarias, a través de sus órganos de contratación, puede, en los pliegos, establecer esta medida de fomento en la contratación pública hacia la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y, por tanto, mejorar la empleabilidad de las mujeres.

En cuanto al fomento de la contratación de desempleados residentes, la cuestión no parece tan sencilla. Si bien todos compartimos el hecho de que se debe luchar contra los altos índices de desempleo que históricamente han padecido las islas Canarias, desde aquí les invito a leer los informes número 3 del año 2005 y del año 2009. El primero de ellos, de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de Canarias y el segundo, de la del Estado. En ellos se evidencian grandes limitaciones a lo que se quiere plantear, fundamentándose en el artículo 35 de la Constitución española, en el hoy 45 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores y en el artículo 22-bis de la Ley de Empleo. Y es que establecer medidas discriminatorias, aunque sean con carácter positivo, en función de la residencia choca frontalmente con nuestra legislación nacional, supranacional e incluso la doctrina del Tribunal Constitucional.

Es a priori imposible, pero le invito a buscar fórmulas imaginativas que favorezcan la lucha contra el desempleo en Canarias y, por tanto, de los residentes canarios, sin incurrir en discriminación. Ya en el año 98 el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas afirmó que los poderes adjudicadores pueden basarse en una condición vinculada a la lucha contra el desempleo, siempre que esta se atenga a todos los principios fundamentales del Derecho.

Señora consejera, yo creo que debemos aquí llegar a pactos por el empleo. Difícil está cuando algún grupo político confunde tasa de paro con intención de voto, pero desde el Grupo Socialista coincidimos con usted en que la mejora de la cualificación de los canarios será la mejor garantía para que sean los canarios los que ocupen los puestos de trabajo que se creen en Canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Popular, doña Milagros tiene la palabra.

La señora Bethencourt Aguilar: Señor presidente, señorías, señora consejera.

He de admitir que cuando leí por primera vez la formulación de la comparecencia me asustó lo de contratación pública, porque, señora consejera, para el Grupo Parlamentario Popular el fomento de la contratación pública, dicho de esa manera, solo cabe aplicando los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad.

Desde mi grupo parlamentario, somos conscientes de que el desempleo es el problema número uno de los canarios, en unos casos por no tener empleo, en otros por el riesgo de perderlo. Y también creemos firmemente que las administraciones públicas no son agentes de empleo, sino las competentes para generar las condiciones óptimas para que el sector privado, Pymes, autónomos, puedan crear puestos de trabajo. Lograr un mayor crecimiento económico no solo genera más empleo sino que es la mayor garantía para la sostenibilidad de nuestro sistema de bienestar, y es ahí donde hay que trabajar, incentivando políticas de crecimiento, para que haya más consumo, más inversión, evitar las tentaciones recaudatorias, para que haya más renta disponible, etcétera.

En ese proceso de conseguir un mayor crecimiento económico, y dado el alto porcentaje de desempleo que azota nuestra región, pueden hacerse políticas concretas encaminadas a colectivos de personas más vulnerables. Ya el documento Estrategia Canaria de Empleo 2008-2013 iba encaminado hacia el empleo, hacia el pleno empleo, y favorecía colectivos preferentes, como los residentes. Una de las líneas era impulsar la empleabilidad de los residentes a través de los concursos públicos y subvenciones, si bien consideramos que estas políticas deben ser evitadas o implementadas con sumo cuidado, so pena de incurrir en situaciones ilícitas, coartando la libre circulación de ciudadanos tanto en el territorio nacional como en la Unión Europea en el mercado laboral. Es cierto que en el 2008 las tasas de desempleo estaban muy lejos de las actuales, situadas entonces en un 11% y hoy casi triplicadas. Un panorama crítico donde las noticias diarias no son nada halagüeñas y donde el riesgo de exclusión social es cada día más alto. Por tanto, hoy estamos ante una situación crítica, una situación que quita el sueño a muchos canarios.

Ha dicho usted en anteriores comparecencias la inaplicación del documento de la estrategia de empleo mencionado y trabajar con una Estrategia integral de formación y empleo en Canarias 2012-2014. Yo también le pregunto...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Tiene un minuto más para terminar, tiene un minuto más para terminar.

La señora Bethencourt Aguilar: ...Señora consejera, ¿caben las políticas de favorecer a los residentes canarios en su estrategia, lo que tanto pregona su socio de Gobierno y lo que tanto han criticado los socialistas de las más altas instancias? Fuere cual fuere el instrumento de pautas, lo que sí le pedimos es que las medidas deben ser tomadas ya y con valentía. Nuestra gente vive una situación insostenible, desesperanzadora, y clama respuestas urgentes.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Por el grupo proponente.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Quiero empezar por el final, diciendo que la Estrategia de Empleo de Canarias 2008-2013, señora diputada del Partido Popular, fue una estrategia que acordó un Gobierno de Coalición Canaria y el Partido Popular. Si se la ha leído, habrá visto que hay hojas, hojas y hojas sobre la defensa para la contratación en empleo público y para la contratación en los empleos que generen las empresas de Canarias, incentivándola desde esa Estrategia de Empleo con un Gobierno del Partido Popular. No le estoy proponiendo a la consejera una cosa nueva, señora diputada, le estoy proponiendo que, si de la estrategia que ya hemos desarrollado, si hay una expectativa de continuar en el futuro con ella. No fue negada desde las altas instancias de ningún sitio y le voy a recordar... No, no, no, puede usted leer lo que quiera (Dirigiéndose a la señora Bethencourt Aguilar, que desde su escaño le muestra un documento.), pero aquí lo único que cuenta, señora diputada, es lo siguiente. La estrategia integral de empleo de Canarias forma parte de la estrategia integral de empleo, de las estrategias de empleo del Estado español y de las europeas. ¿Conoce usted alguna denuncia de este documento, de la estrategia integral, precisamente por contener esto? ¿Conoce usted alguna denuncia o conoce alguien alguna denuncia de los contratos que se hicieron públicos durante todo este tiempo y que sacaba la comunidad autónoma diciendo que deberían ser residentes en Canarias, estar inscritos como demandantes de empleo en el momento de la contratación, con una antigüedad de al menos un mes, haciendo las exceptuaciones de las personas con discapacidad, el tema de la mujer? ¿Hay alguien que conozca alguna denuncia, en algún tribunal europeo o aquí en España, de un contrato hecho en Canarias con estas condiciones? Díganmelo, ¿hay alguno? ¡No confundan, por favor!

La Unión Europea habla de la no discriminación por una cuestión de nacionalidad y hay libre circulación de mano de obra en Canarias. Antes ponía un ejemplo: 20.000 contratos en el 2010, 20.000 contratos fueron hechos por personas de la Unión Europea o de otros países no de la Unión Europea, 20.000 personas. Y he dado el dato de unas 14.000 personas del resto de las comunidades autónomas, españoles. No se trata de que no pueda circular la mano de obra; por supuesto que puede. Un empresario mañana quiere contratar a alguien de las islas Baleares y lo trae y lo contrata, porque está en su legítimo derecho. La cuestión que estamos planteando es, ¿el dinero que nos da Europa y que nos da España y el que ponemos desde aquí, desde Canarias, para intentar paliar el paro que hay en las islas, es decir, los que están en las listas del paro en Canarias, debe ir a resolver el problema de esas personas que vienen de otros países o de otras comunidades autónomas? ¿Ustedes lo creen que es así, que el dinero estará así? Pues si es así, quitémosle la competencia de desarrollo de empleo a la comunidad autónoma y dejémosla en el Estado y que el Estado sea el que la aplique, con reglas generales, para todas las comunidades autónomas.

Por eso la idea de que haya una estrategia de las RUP es una estrategia que nosotros compartimos, pero porque además hay una condiciones singulares aquí a la hora de resolver el empleo. Habrá oído decir usted más de una vez -y lo hemos oído en más de una ocasión- que, aunque Canarias estuviera creciendo en estos momentos por encima del 3%, desde el punto de vista económico, que pudiera estar creciendo por encima del 3%, con los sectores económicos que hoy conocemos en Canarias, capaces de liderar la creación de empleo, ¿de cuántos empleos estamos hablando? ¿De cuántos estamos hablando, si resulta que cuando dejamos las cifras del año 2006-2007, que se supone que estábamos en una época boyante, teníamos 100.000 personas en el paro? Podríamos dar condiciones de ese paro, si era un paro estructurante, si era un paro poco cualificado, pero 100.000 personas estaban en el paro.

Y esos son los datos de los que estamos hablando y, por lo tanto, cuando estamos planteando que tenemos que hacer un esfuerzo, con los recursos de la Estrategia integral de empleo, esta y la futura, para resolver el problema de los que están en paro aquí, en cualquiera de las islas, hayan nacido donde hayan nacido, no creo que estemos diciendo nada descabellado. Primero, porque ya lo hemos hecho; segundo, porque no hay ninguna denuncia en ningún tribunal de la Unión Europea ni en España diciendo lo contrario; y tercero, porque es una estrategia apoyada en este caso por el Gobierno de España, como parte integrante de las estrategias de las comunidades autónomas. ¿Es que acaso lo que aparece en el plan o en la estrategia integral de la Comunidad Autónoma de Murcia, que dice que el empleo para los residentes en Murcia, es también una locura? ¿Es que lo que dicen en relación a contratar a los residentes, a las personas que están en paro en cada una de las comunidades, es una locura? Entonces por qué se rasgan las vestiduras cuando nosotros decimos, "¡oiga!, ya que tenemos un problema de entrada de personas desde otras comunidades autónomas y de extranjeros que vienen a trabajar"... Y permítame que le diga una cosa, señora consejera: las dos islas que más empleo, de las otras comunidades, tuvieron en el año 2010 fueron Lanzarote y Fuerteventura -1.700, 1.400-. Yo le puedo asegurar que de esas 1.700 y 1.400 personas ninguna tenía la cualificación que no tuviera nadie en la lista del paro en Lanzarote y en Fuerteventura. Y si me saca alguno, creo que los puede contar usted con los dedos de una mano, si hubiera algún cualificado que requiriera alguna de esas empresas para trabajar en el sector servicios o en el sector de la construcción, como se han hecho esos contratos.

Por lo tanto, no confundamos el tema de que hay gente más cualificada fuera de Canarias que viene a ocupar esos puestos de trabajo y es que nosotros no la tenemos dentro de los 251.000 parados. ¡No es cierto! O mejor dicho, no es cierto en la totalidad de la cifra. Hay personas cualificadas que, efectivamente, pueden venir.

E insisto mucho en una cosa: cualquier empresario, cualquier persona se puede presentar aquí a una oferta pública de empleo y cualquier empresario puede contratar al que quiera. Insisto con esto para que no se juegue con las cifras y no se juegue con lo que estamos diciendo. Y lo que estamos diciendo es simplemente, si nosotros vamos a incentivar un contrato público en Canarias, en una zona determinada que está deprimida y que hay mucho trabajo de la construcción, o vamos a incentivar la contratación en un sector determinado y decimos 3.000 euros por contrato o 4.000 euros por contrato, en función de si es un contrato indefinido, un contrato parcial, con las cuantificaciones que están, por ejemplo, previstas ahora en la actual estrategia, lo que estamos diciendo es, ¿es justo que cuando estemos dando ese dinero por contratar a una persona, que tiene la misma cualificación el que está en paro aquí en Canarias que el que está en paro en Galicia, nosotros le demos a ese empresario canario los 3.000 euros por contratar al de Galicia? Si es así, entonces, señora consejera, yo le propongo que cerremos el quiosco. Le demos la competencia al Estado y que lo reparta el Estado. Se hará más justo que nosotros. Pero no es así, señora consejera, y permítame que discrepe en ese sentido de usted. Si lo hemos hecho, y lo puede comprobar usted, lo hemos hecho -no creo que haga falta sacarle uno por uno los contratos que hemos hecho durante este tiempo, diciendo que tenía que tener la condición de residente en Canarias-, ahora me diga que no lo podemos hacer. Lo podemos hacer. Y además creo que usted ha dado un dato más: en las estrategias RUP lo podemos hacer todavía con más fuerza, con más energía, dentro de la Unión Europea.

Acabo, señorías, diciendo que mi grupo parlamentario, mi grupo tiene firmado un acuerdo con el Partido Socialista y tenemos un acuerdo muy claro de que esta política es una política esencial para intentar ayudar a resolver el paro en Canarias. Digo ayudar a resolver el paro en Canarias, y con lo que dije al principio de mi primera intervención, con dos cuestiones. Las cuestiones son modificables, según las estadísticas y según vaya evolucionando el paro, porque también es verdad que esta medida no puede ser permanente. Esta es una medida específica en función de los datos del paro que existe en Canarias. Cuando esta situación baje, obviamente no tendremos justificación para plantearla.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señor diputado.

El Gobierno, para cerrar esta comparecencia, por un espacio de diez minutos.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Un debate muy interesante a través del cual se ponen de manifiesto, pues, las distintas opciones de entendimiento de cómo atender fundamentalmente las necesidades de empleo de nuestros trabajadores desempleados.

Se ha citado aquí el pacto de gobierno que sostiene en estos momentos la acción del Gobierno de Canarias, se ha citado la Estrategia de Empleo de Canarias 2008-2013, se ha citado el Pacto social por la economía y el empleo en Canarias; en definitiva, todos ellos instrumentos para impulsar la acción de gobierno, que toman como referencia la situación de nuestro mercado de trabajo, los elevados índices de desempleo registrado y cómo tratar de promocionar, a través de medidas activas, de medidas específicas, la incorporación de desempleados al mercado de trabajo.

Vamos a ver, yo he dicho que creo que el marco ideal, el marco ideal para tratar esta cuestión exige abordar un posicionamiento... Si queremos consolidar este tipo de soluciones ante las características de nuestro mercado de trabajo, la situación en que se encuentra nuestra economía, nuestras circunstancias de lejanía y de insularidad con el continente europeo y la proximidad con el continente africano, la fragmentación de nuestro territorio, la estanqueidad de nuestro territorio y de nuestros mercados insulares, si todas esas cuestiones se quieren poner en valor, yo creo que hay que hacerlo desde el marco de un posicionamiento, no en solitario -las regiones ultraperiféricas, que todas tienen características singulares, pero tienen aspectos en común-, y pedir que se apliquen determinados aspectos que contemplan las normas constitutivas de la Unión Europea y que señalan que en momentos especiales de crisis, dificultades económicas, problemas poblaciones, demográficos, etcétera, se arbitren medidas específicas.

Bien. Dicho eso, hasta ahora en los procedimientos de contratación se está teniendo en cuenta este tipo de aspectos, este tipo de preferencias, de incentivos en la contratación, en la medida en que, de algún modo, hay que implementar y poner en práctica acciones positivas, medidas específicas, para bajar los índices de desempleo.

Vamos a ver, yo quiero decir una cosa que tiene carácter aclaratorio. Cuando la máxima autoridad en materia de empleo, que diseña políticas activas de empleo, las proyecta para Canarias, está pensando en el mercado de trabajo de Canarias. Está pensando en la gente que habitualmente vive y trabaja en Canarias. Por consiguiente, las políticas de formación, las políticas de orientación o de inserción en el mercado de trabajo están pensadas para ese mercado de trabajo; no estamos legislando para La Rioja o para Castilla-La Mancha. Lo estamos haciendo para este territorio y para este mercado de trabajo, con sus características.

Ahora bien, ¿podemos nosotros impedir el tránsito, la movilidad de personas? No, no lo podemos impedir ni tampoco está en nuestra voluntad hacerlo. Que quede eso bien claro. No se puede impedir la movilidad; es más, la Unión Europea pide movilidad. Estamos hablando de nacionales de los Estados miembro. También se produce movilidad de los Estados pertenecientes al Espacio Económico Europeo, el territorio Schengen, y además se produce movilidad de los Estados no pertenecientes a ninguno de estos entornos supranacionales. Y eso no se puede impedir porque la economía se ha internacionalizado. La economía se ha globalizado y los movimientos de personas van paralelos detrás de los flujos de los capitales. ¿A dónde migra el capital?: a los puntos donde se maximizan los resultados de la inversión. Donde hay crecimiento y desarrollo económico van las migraciones, los procesos de movilidad de las personas en búsqueda de empleo.

Por consiguiente, ¿cómo podemos nosotros atender las necesidades de nuestros demandantes de empleo? Posicionándolos en la mejor situación competitiva para encontrar empleo. Se manejan estas cifras que ponen de manifiesto que nosotros aquí tenemos que introducir factores de corrección y, efectivamente, hay problemas con la formación ofertada. No llevo mucho tiempo en la consejería, pero ya lo he detectado. Hay problemas en la formación en la medida en que no está casada con las necesidades del mercado de trabajo. Esto es un resultado de evaluación que tendremos que afrontar y cada uno tendrá que asumir el tanto de culpa que le corresponde, incluso la mía. ¿Vale? Pero esto es así y los empresarios nos lo han hecho saber: nosotros seguimos necesitando soldadores, instaladores, recepcionistas que sepan finlandés, etcétera, etcétera. Una serie de puestos de trabajo que exigen una cualificación específica y que no la encuentran en el mercado de trabajo en Canarias.

Bien. Vamos a dar entrada en el proceso de concertación social para la Estrategia de Formación y Empleo a estos sectores empresariales que están denunciando esta situación y les vamos a pedir una carta de puestos de trabajo que requieren un determinado tipo de formación. Pídanla, se la vamos a dar, se la vamos a dar. Y luego vamos a ver resultados, porque vamos a evaluar también las políticas de formación combinada con inserción en el mercado de trabajo. Vamos a ver los resultados que ofrece esa formación solicitada por los propios sectores empresariales, ofrecida y articulada por el Servicio Canario de Empleo, y grado de inserción laboral. Entonces haremos la lectura correspondiente y el análisis correspondiente.

De resto, y para no abundar más sobre lo mismo, he de decir que yo entiendo que posicionarnos ante Europa, con las debilidades de nuestro mercado de trabajo y con las fortalezas de nuestro mercado de trabajo, porque también tenemos jóvenes muy cualificados y población superior a 30 años muy cualificada, que no es absorbida por el mercado de trabajo de Canarias... Tenemos problemas para poner en marcha proyectos de inversión de gran envergadura en Canarias, de dimensión empresarial en materia de innovación y de desarrollo tecnológico; tenemos dificultades de carácter administrativo, porque interactúan aquí tres tipos de administraciones que dificultan la puesta en marcha de proyectos de inversión empresarial de muchos millones de euros -léase los proyectos energéticos que están esperando en Canarias a ser resueltos y que son de nuestra responsabilidad-. Y todo este tipo de cuestiones, cuáles son los ámbitos de creación de empresas, de nuevas actividades empresariales, especialmente en el ámbito industrial, cómo podemos promocionar nuestro comercio en el exterior, y desarrollemos una estrategia conjunta: crecimiento económico y mercado de trabajo y empleo en Canarias. Posicionémonos en la Unión Europea como RUP que somos y defendamos las singularidades que nos corresponden, las especificidades que nos corresponden y los criterios que se pueden tener en cuenta para compensar nuestra débil posición, dada la lejanía, la insularidad, la fragmentación, la estanqueidad, etcétera, etcétera, que son los conceptos jurídicos que invocamos en otras políticas para reclamar para Canarias una posición competitiva dentro del territorio de la Unión Europea.

Muchas gracias, señoría.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora consejera.

Concluye esta comparecencia.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0067 Sobre fomento de la contratación pública de desempleados residentes y de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico