Diario de Sesiones 14/2011, de fecha 29/11/2011 - Punto 21

· 8L/C-0097 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre fomento del tráfico aéreo en régimen de quinta libertad desde los aeropuertos canarios.

El señor presidente: Comparecencias: del Gobierno, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre fomento del tráfico aéreo en régimen de quinta libertad en los aeropuertos canarios.

Don Isaac Castellano.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y la señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupan sendos escaños en la sala.)

El señor Castellano San Ginés: Muchas gracias, señor presidente. Miembros del Gobierno. Señorías.

Aprovechando que esta comparecencia versa sobre transporte aéreo y movilidad, quiero aprovechar para felicitar a todos aquellos diputados que vienen o regresan y aquellos que se van. A todos les deseo la mayor de las suertes, que, sin duda, será la suerte de todos los canarios. A buen seguro, dada la talla política de cada una de estas personas a las que hago mención, estoy seguro de que ejercerán su labor con lealtad institucional. Y, por cierto, quiero recordar, a tenor de lo escuchado en el día de hoy, que esa lealtad institucional incluye o por lo menos no incluye el que se trabaje para que no se reciba al presidente de Canarias.

Seguidamente, quiero iniciar, una vez pasado este paréntesis, quiero iniciar mi intervención delimitando con claridad los términos de esta comparecencia. Vivimos tiempos difíciles, tiempos de crisis, en los que, debido al entorno global en el que nos movemos, resulta fundamental para un archipiélago como el canario abrirse al exterior, ampliar su espacio de influencia y ejercer dicha influencia en nuestro entorno geográfico. Tradicionalmente, ciertas singularidades canarias, nuestro hecho diferencial, se han entendido como un obstáculo para nuestro desarrollo, fundamentalmente en lo que se refiere a la lejanía de nuestro archipiélago y a su fragmentación. Este hecho está reconocido por parte de la Unión Europea en nuestro estatus de región ultraperiférica, pero afortunadamente creo que este discurso que ve el hecho diferencial como una dificultad está cambiando. Afortunadamente, este discurso se está renovando y hay quienes ven en este hecho diferencial una posibilidad de desarrollo, siempre que se aprovechen las ventajas que este hecho singular reporta a nuestro archipiélago.

Atendiendo a consideraciones culturales, políticas y geográficas, en muchas ocasiones se ha visto a nuestro archipiélago como un puente entre continentes, un puente entre Europa, África y América, y lo cierto es que en muchos ámbitos este puente se ha desarrollado. Como ejemplo, podríamos citar lo que es el transporte marítimo y cada vez más, y afortunadamente, las redes de telecomunicaciones, que conectan diferentes continentes pasando por nuestro archipiélago. Pero desgraciadamente esta concepción de Canarias como puente entre continentes no se ha desarrollado en el ámbito del transporte aéreo y es aquí donde entra en juego el desarrollo de la quinta libertad aérea, que se explicita en el Convenio de Chicago firmado en 1944. Este derecho lo que viene a conceder es a una aerolínea de un tercer país el derecho a embarcar y desembarcar pasajeros y carga haciendo escalas entre el origen y el destino de una ruta aérea. Y esto, que parece un trabalenguas, tiene soporte legal, tanto en nuestro Régimen Económico y Fiscal, en su artículo 5.2 -del que posteriormente yo creo que es conveniente hablar-, como en la Ley 2/2011, de Economía Sostenible. Pero si bien existe este cuerpo legislativo que da soporte a la aplicación de la quinta libertad aérea, lo cierto es que a día de hoy los resultados, en cuanto a su aplicación en Canarias, son bastante exiguos, de tal forma que solo una ruta aérea que conecta Cabo Verde con Portugal, pasando por Gran Canaria, solo a esta ruta se le aplica la denominada quinta libertad aérea.

Llegados a este punto, la cuestión que le planteo, señor consejero, es cuál es la estrategia del Gobierno de Canarias para el desarrollo de dicha libertad y, a su vez, pretendo que los diferentes grupos parlamentarios se manifiesten en torno a la misma para que aporten sus ideas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Isaac Castellano.

Por el Gobierno, señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Ordenación del Territorio, don Domingo Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Canarias ha de conseguir hacer realidad las ventajas derivadas de su posición geoestratégica. En definitiva, ha de dar un nuevo salto que nos convierta en un archipiélago atlántico, cruce de caminos de múltiples culturas, como muchas veces se ha dicho, y centro de comunicaciones marítimas y aéreas, de personas y de mercancías, de comercio, de diálogo político, de cooperación y solidaridad, de prestación de servicios y hasta de punto de encuentro entre culturas.

Por ello, señorías, es objetivo de este Gobierno impulsar la consolidación de Canarias como plataforma internacional entre América, Europa y África, apoyando aquellas iniciativas públicas y privadas que contribuyan a reforzar su oferta de centro de servicios internacional en los ámbitos de la logística, las operaciones de trasbordo marítimo, las telecomunicaciones y, en particular, la promoción, creación y potenciación de Canarias como nodo de tráfico aéreo entre América, Europa y África, fomentando las autorizaciones de la quinta libertad.

Señorías, el objeto de esta comparecencia se enmarca en nuestra política de acción exterior y asuntos europeos y refleja el compromiso sobre la nueva estrategia de la negociación en el marco de las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea, que deberá basarse en tres ejes: por un lado, la accesibilidad, la competitividad y la inserción regional, lo que nos conduce a reivindicar una eficiente política de gran vecindad, poniendo a Canarias como plataforma estratégica de Europa, América y África y favoreciendo el acercamiento a los países africanos, así como a mejorar la accesibilidad interna y externa, en particular el establecimiento de conexiones de transporte con los países vecinos.

En ese orden de cosas, impulsaremos ese potencial que Canarias ofrece como frontera de la Unión, así como el papel geoestratégico que podemos desempeñar -y de hecho ya estamos desempeñando- con los países de nuestro entorno. Una situación geográfica que históricamente supuso para el archipiélago un lastre que nos debilitaba, pero que hoy constituye una fortaleza que estamos ampliando para hacer de Canarias un centro logístico de telecomunicaciones y servicios financieros, un puente efectivo entre continentes, especialmente decisivo en el desarrollo de los países de su entorno africano.

A corto plazo, Canarias reúne las condiciones adecuadas para desempeñar un papel de hub de transportes. Canarias tiene excelentes posibilidades pero para que a medio plazo se convierta en plataforma internacional de negocios es necesario mejorar la conectividad aérea entre África Occidental y América. Esta es una asignatura pendiente que nos sitúa en desventaja frente a Casablanca y numerosas capitales africanas y europeas, pero no un obstáculo imposible de salvar; todo lo contrario: es perfectamente viable convertir a Canarias en centro de tránsito aéreo entre América y África Occidental, aprovechando las rutas que ya existen con numerosas ciudades europeas para rentabilizar nuevos trayectos entre Canarias y África, que a su vez aportarían tráfico suficiente con América.

Eso significa, señorías, que debemos impulsar la quinta libertad para los aeropuertos canarios. Señorías, como todos saben, la denominada libertad desde el aire son los derechos reconocidos entre los Estados respecto a los servicios de transporte aéreo internacional. Nos referimos, por tanto, a los derechos que se concede a las compañías de un Estado soberano para que puedan realizar determinados tráficos aéreos entre su Estado de origen y otros Estados. Por tanto, señorías, nos referimos al ejercicio del derecho de soberanía plena y exclusiva que sobre el espacio aéreo es de carácter estatal.

Estas libertades se caracterizan por articularse a través de acuerdos bilaterales o acuerdos regionales, pues ningún Estado está dispuesto a concederlos de forma general. Tienen carácter limitado y se otorgan siempre sobre el principio de reciprocidad.

Las dos primeras libertades se encuadran como libertades técnicas o de tránsito. La primera libertad aérea es el derecho que se concede a las aeronaves no militares de un Estado para sobrevolar sin aterrizar el territorio del otro.

La segunda libertad se refiere a la facultad de efectuar una escala técnica en territorio extranjero, es decir, para reparar averías, repostar, etcétera, pero sin dejar o recoger pasajeros o carga.

Las siguientes son libertades comerciales. Por su parte, la tercera y cuarta libertad son, respectivamente, la facultad de embarcar pasajeros y mercancías en el Estado de nacionalidad de la aeronave y desembarcarlos en el país autorizante, en el caso de la tercera libertad, y la facultad de embarcar pasajeros y mercancías en el país autorizante con destino al Estado de nacionalidad de la aeronave, la cuarta libertad.

Pero la quinta libertad aérea, objeto de esta comparecencia, se refiere al derecho de tráfico que permite a una aeronave realizar una ruta desde el país de su nacionalidad, haciendo escala en el país autorizante, y pudiendo dejar y recoger pasajeros y continuar hacia un tercer país.

Las dos primeras libertades, que no implican en sí mismas actividad de tráfico comercial, se han otorgado de forma multilateral a todas las aeronaves pertenecientes a los Estados firmantes del Convenio de Chicago, mientras que las tres libertades restantes se conceden a los Estados mediante acuerdos bilaterales, y como hemos dicho, en régimen de reciprocidad. La cuestión es que en estos acuerdos bilaterales los Estados suelen otorgarse derechos de tráfico de tercera y cuarta libertad, que solo permiten el tráfico entre los dos países firmantes, sin mencionar o prohibiendo expresamente los tráficos de quinta libertad. Por tanto, de lo que se trata, señorías, es de que los acuerdos bilaterales firmados por España contemplen la posibilidad de que los aeropuertos de las islas queden abiertos, con carácter general, a tales tráficos; es decir, que puedan ser utilizados por las aeronaves de otros Estados para, en una ruta que empie ce en su país, hacer escala, dejando o recogiendo pasajeros y carga con destino a un tercer país.

Lo que se ha hecho hasta ahora, señorías, es negociar con el Ministerio de Fomento la posibilidad de ir autorizando puntualmente aquellos tráficos de quinta libertad que solicitaren las compañías aéreas. Fruto de ello, hasta ahora, el efecto solo ha sido el establecimiento de tráficos de quinta libertad por la compañía aérea caboverdiana TACV -Cabo Verde Airlines-, a finales del 2010, entre Canarias y Portugal, en la ruta Praia-Las Palmas-Lisboa.

Un paso más se ha dado con la promulgación de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible, en cuya disposición adicional decimocuarta, dedicada al desarrollo de la Estrategia Integral para la Comunidad Autónoma de Canarias, se establece que el Gobierno, establece con carácter legal que el Gobierno prestará atención a las características específicas que concurren en la Comunidad Autónoma de Canarias como región ultraperiférica en razón de su lejanía, insularidad y dispersión poblacional. Los objetivos contenidos en dicha ley, en la presente ley, informarán la actuación del Gobierno y la Administración General del Estado y especialmente aquellas que en el marco de la Estrategia Integral para la comunidad autónoma, aprobada por el Consejo de Ministros el 9 de octubre de 2009, se refieren a la política de internacionalización de la economía canaria, energías renovables, infraestructuras terrestres, aeroportuarias y portuarias, subvenciones al transporte de mercancías con origen o destino a Canarias, fomento del turismo y contribución al desarrollo de los sectores industriales y de las telecomunicaciones en Canarias.

Además, en particular, esta disposición se refiere expresamente, en su apartado segundo, al impulso de la liberalización del tráfico aéreo con origen y destino en los aeropuertos canarios y la garantía de que en la fijación de las tarifas aeroportuarias se considere la necesidad de mejora de la conectividad y competitividad en la economía canaria. Dice en concreto: en especial, con el objeto de incrementar la conectividad de Canarias, la Dirección General de Aviación Civil analizará de manera individualizada las solicitudes y proyectos operativos de las compañías aéreas de terceros países para operar la quinta libertad desde y hacia Canarias, pudiendo otorgar este tipo de concesiones cuando se confirme que las propuestas presentadas son viables y contribuyen al establecimiento de operaciones y enlaces beneficiosos para España y las islas Canarias. Por tanto, tenemos una regulación legal que obliga al Ministerio de Fomento a tener en cuenta esto.

En definitiva, señorías, hasta ahora se ha logrado el compromiso del Ministerio de Fomento de autorizar los tráficos de quinta libertad desde los aeropuertos canarios, así como el reconocimiento legal de esa voluntad. El siguiente paso debe ser poner en marcha los instrumentos concretos que fomenten el establecimiento y la consolidación de esos tráficos, y para ello trabajamos en varias líneas. Primero, en reforzar el diálogo y la cooperación con la Administración del Estado, principalmente mediante el trabajo conjunto con AENA a través del Comité de Rutas Aéreas, cuyo convenio regulador está aún pendiente, y con la Dirección General de Aviación Civil; en segundo lugar, desarrollar un plan de trabajo con el resto de los departamentos del Gobierno para coordinar los distintos esfuerzos que puedan realizarse en la misma dirección -turismo, promoción económica y relaciones exteriores-; y tercero, buscar la implicación y colaboración del sector privado para identificar zonas o áreas geográficas que sean de interés prioritario para el establecimiento de esta clase de tráficos aéreos -cámaras de comercio, asociaciones de empresarios, etcétera-.

Estas acciones estarían enmarcadas en un proceso en curso en el que la aplicación de la quinta libertad sería el resultado de autorizaciones puntuales y concretas, derivadas de solicitudes efectivamente realizadas por las compañías aéreas. Ahora bien, estas acciones no excluyen o no son incompatibles con una segunda vía...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, don Domingo.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Termino, señor presidente. Termino, señor presidente. Muchas gracias.

...no excluyen o no son incompatibles con una segunda vía para consolidar a medio plazo la quinta libertad aérea en los aeropuertos canarios, y la vía normativa, el objetivo en este caso es desarrollar la previsión del artículo 5.2 de la Ley 19/94, del 6 de julio, de Modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, que viene a declarar una cierta liberalización de los servicios de transporte aéreo en los aeropuertos canarios, pero lo hace lógicamente hasta ahora de una forma muy genérica, sin perjuicio de lo establecido en los convenios internacionales, dice, y, por tanto, se trata de alcanzar la plena liberalización de todos los tráficos aéreos de las islas mediante un reconocimiento legal permanente en el marco del REF canario de forma más concreta.

Muchas gracias, señor presidente. Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Domingo Berriel.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Muy buenas tardes, señorías.

Yo creo que es una obviedad reiterar en esta Cámara la importancia que la conectividad marítima y aérea y de telecomunicaciones tiene para colocar nuestros intereses en esta zona del mundo y para insertarnos en los mercados globales. Lo que nos hace visibles con el resto de la región y con el resto del mundo es la capacidad de comunicación y esta se hace a través de las telecomunicaciones, afortunadamente, a través de barco y avión, de manera que es una obviedad reiterar que la conectividad es una de las claves para soportar la internacionalización de la economía canaria para proyectar nuestros intereses y para captar también, hacer visible el archipiélago en el mundo.

Esta, como otras previsiones de las leyes del REF, yo creo que fue hecha con acierto. El problema es la eficacia y la voluntad, la voluntad de las partes para desarrollar todas las potencialidades de la Ley del REF. Esta es una de ellas. Hay que dedicarle tiempo, energías y ganas, y no siempre ha existido esta sensibilidad por parte de la Administración del Estado ni la demanda por parte de las autoridades locales para reclamarlo.

Pero sí quiero decir, en los pocos minutos, que para que la quinta libertad funcione, además de la regulación pública de los intereses de los países, está el de las compañías. Aquí esta es la clave. Es decir, para las líneas aéreas caboverdianas, en virtud de las buenas relaciones, de la intensidad de las relaciones económicas, personales, profesionales y políticas, tiene sentido que -yo he utilizado esa comunicación-, que cuando vienen de Cabo Verde paren en Canarias y sigan hacia Portugal y en sentido contrario también, y que recojan pasajeros y mercancías en ese tema. El problema que tenemos es hacer atractivo el archipiélago, hacer atractivos nuestros aeropuertos para que los que tienen que tomar la última decisión, que son las compañías aéreas, les interese parar aquí para recoger o dejar pasajeros, para recoger o dejar mercancías. Y esta es la gran tarea, sin perjuicio de resolver los problemas, que evidentemente hay que resolver en relación a las regulaciones entre los Estados. La clave está en hacer visible para los intereses de los operadores, en este caso aviación del mundo, que aquí hay un archipiélago que pudiera ser de interés para ellos, para colocar en esas rutas, pues, las paradas en Canarias. Y este es un trabajo difícil, complejo, pero seguramente lo más importante es convencer a las compañías aéreas que pudiera ser de su interés y, por lo tanto, hay que ofertar servicios de calidad, esas paradas en el archipiélago.

Por lo tanto, nada que objetar a la iniciativa, me parece que es una de las oportunidades que tenemos que potenciar para colocar a Canarias en el mundo, a través de esta vía indiscutible que es el transporte aéreo.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz tiene la palabra.

El señor Cruz Hernández: Señor presidente. Señorías, muy buenas tardes.

En primer lugar, permítanme felicitar al nuevo presidente del Grupo Parlamentario Popular en su nueva tarea (Dirigiéndose al señor Fernández González).

Señorías, la quinta libertad aérea, que significa el derecho de tráfico que permite a una aeronave nacional de un tercer país que no tiene ni origen ni destino en España, que ahora sobrevuela Canarias, pueda hacer escala para dejar o recoger tanto pasajeros como mercancías... ¿De qué se trata esa quinta libertad? En definitiva, un ejemplo creo que es lo que clarifica la situación: un avión que, por ejemplo, comunique Brasil con Francia pueda hacer escala, recoger pasajeros o recoger mercancías, tanto a la ida o a la vuelta, sin necesidad de tener una autorización específica, una conexión con España directa y especial.

Pero, miren, esto necesita un acuerdo de los países, necesita un acuerdo en los convenios por reciprocidad entre los Estados. Y les tenemos que decir, señorías, que la ejecución de la quinta libertad se concede mediante los Estados y en Canarias se reconoce, por primera vez después de 50 años del Convenio de Chicago, en el año 94 con la Ley del REF. Tengo que decir que, aunque a algunos les pese, en esa decisión, pues, había un Gobierno socialista en esa época y que si miramos en el tiempo podemos comprobar cómo todo el impulso en esta materia siempre ha venido, desgraciadamente, no por lo bueno, sino ha venido por el Gobierno socialista, porque el Partido Popular, en ese periodo oscuro del año 96 hasta el 2004, no hizo absolutamente nada por la quinta libertad. Y hoy se impulsó, se impulsó por el Gobierno de España, se impulsó por el Gobierno socialista, y además no solo se puso en el REF sino que, en esa Estrategia Integral para Canarias, que ustedes no reconocen pero que sí aprobó el Consejo de Ministros y que reconocen las propias leyes, ya se establecía la necesidad de impulsar la quinta libertad en Canarias. Y el impulso vino en el objetivo de que por primera vez se ha conseguido que una compañía, una compañía pequeña, una compañía en una ruta de no mucho tráfico, la que se ha comentado de Cabo Verde, de Praia-Las Palmas-Lisboa, pero se ha abierto, la línea, se ha abierto el cerrojo que había para la aplicación de la quinta libertad en España. Es la primera línea a la que se le aplica la quinta libertad, y en este caso en Canarias.

Por lo tanto, ya tenemos que ese derecho desde hace tanto tiempo y que es posible aplicar en Canarias ya se aplica por primera vez. Ahora lo que hay que hacer es impulsarlo desde el Gobierno de España, porque es el Estado quien tiene, con la colaboración del Gobierno de Canarias, efectivamente, pero el Gobierno de Canarias está dispuesto, siempre lo ha estado, esta Cámara, creo que todas las fuerzas políticas, están dispuestos a que se impulse la quinta libertad, pero depende del Estado. Miren, y ahora no solo tiene el mandato, en este caso el Gobierno de Partido Popular, no solo tiene el mandato del REF, sino tiene el mandato de la Ley 2/2011, de Economía Sostenible, en la cual...

El señor presidente: Don Julio, se la acabó su tiempo. Sí. Son tres minutos. Aquí no hay posibilidades.

Gracias.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.

Señor Cruz, yo no sé qué necesidad tiene usted a estas alturas de meterse en charcos y levantar banderas que no le corresponden. La quinta libertad, no solamente en el tratado o el Convenio de Chicago, sino que se recoge en el Régimen Económico y Fiscal, en su artículo 5.2. ¿Y quién viene a ponerse medallas o banderas de esa autoría?: Canarias, señorías, y nadie más.

Por lo tanto, desde el Partido Popular lo que sí queremos dejar bien claro es que el transporte en Canarias no es una herramienta más, es algo esencial, no solamente dentro de cada isla sino para las islas, para comunicarse con el resto de España y también para el resto de Europa y del mundo. Un mundo que a veces nos queda muy cerca desde la óptica geográfica, pero, en cambio, siempre queda muy lejos desde el punto de vista de la conectividad real. Un ejemplo claro lo tenemos en nuestras relaciones con nuestra relativamente corta distancia geográfica a economías del Magreb, desde el África subsahariana y del África central, que, sin embargo, salvo excepciones, solo son accesibles desde Canarias si primero volamos a Madrid, para volver luego a conectar con otro vuelo, que en dirección sur, sobrevolando las islas, nos lleve de nuevo a nuestro destino final. Un disparate pero un real disparate.

Por lo tanto, señor consejero, desde el Partido Popular por supuesto que estamos a favor de que se desarrolle esta quinta libertad y le queremos hacer una serie de propuestas. Creemos que hay que eliminar las restricciones para la implantación de nuevos operadores, con el fin de aumentar la competencia entre los distintos modos de transporte, propiciar en general el lanzamiento de nuevas líneas de transporte y contribuir a la reducción de las tasas portuarias y aeroportuarias, pero tal disminución de las tasas nunca podrá ser discriminatoria, mucho menos en contra de los operadores que, de cualquier modalidad, lleven tiempo operando en las islas Canarias.

En segundo lugar, debemos impulsar, en el marco de la estrategia de inserción regional de las regiones ultraperiféricas, el incremento de las ayudas al lanzamiento de las compañías de transporte aéreo y marítimo de mercancías, con origen o destino en las islas Canarias y en relación con terceros países africanos, a fin de aumentar los mercados de referencia.

Y, por último, actualizar las compensaciones al transporte aéreo y marítimo de mercancías con origen o destino en las islas Canarias, y entre islas, con el fin de aligerar los costes producidos por el incremento del combustible.

Nada más y muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Águeda.

Por el grupo parlamentario proponente, don Isaac Castellano. En este caso no es proponente sino solicitante de la comparecencia.

El señor Castellano San Ginés: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

La verdad es que, con independencia de algunas fricciones propias de la brega política, es de agradecer que en una materia tan importante para nuestro archipiélago como puede ser la relativa a la aplicación de la quinta libertad aérea haya tanto consenso entre las distintas formaciones políticas que conforman este Parlamento.

Tenemos que hacer notar una cosa que es fundamental en la defensa de la aplicación de esta libertad, y es que en los ejes estratégicos que ha establecido la Unión Europea para el desarrollo de las regiones ultraperiféricas, es decir, la accesibilidad, la competitividad y la inserción en nuestro entorno geográfico, resulta fundamental la aplicación de esta libertad. Lo comentaba el señor Román Rodríguez, portavoz del Grupo Mixto: en Canarias no se entiende la movilidad sin la existencia de un transporte aéreo efectivo. Y sin esa movilidad no vamos a tener acceso al mercado común, uno de los ejes del desarrollo de las regiones ultraperiféricas; nuestras empresas no se van a desarrollar en condiciones competitivas, por el sobrecoste que implica el transporte para el acceso al mercado común; y va a ser imposible la inserción regional y la influencia política, económica y cultural en nuestro entorno geográfico.

Por lo tanto, repito, tenemos que reconocer, tenemos que reconocer, la importancia estratégica del transporte aéreo, porque la diferencia entre la Canarias que tenemos, la Canarias real, la Canarias actual y la Canarias posible, muchas veces está en la adopción, esa diferencia está en la adopción de medidas con un carácter estratégico como la que estamos tratando en esta comparecencia.

El señor consejero hacía algunas manifestaciones. Yo creo que son de gran interés. También hacía referencia, si no recuerdo mal, el portavoz del Grupo Mixto, en relación al Régimen Económico-Fiscal y la necesidad de que, si bien es verdad que está reconocida de forma implícita la aplicación de la quinta libertad aérea, es verdad que no se explicita demasiado. Es decir, es posible que entre las medidas que tengamos que tomar para reforzar la aplicación de esta libertad en Canarias sea el desarrollo de esta libertad en una próxima reforma de nuestro Régimen Económico-Fiscal.

También se hacían algunas consideraciones yo creo que bastante interesantes. Por las argumentaciones que se han dado, se ha hecho referencia a un informe que versa sobre esta materia, concretamente el de Canarias como plataforma internacional de negocios, en el que se destaca el potencial de Canarias para establecerse como hub en el transporte aéreo, es decir, como centro distribuidor del transporte aéreo entre diferentes orígenes y destinos. Y esto, y esto me parece fundamental, porque nos lleva, como decía, por lo menos nos indica una senda para recorrer ese camino entre lo real, lo actual y lo posible. Y esta potencialidad se encuentra, primero, en que Canarias cuenta con muchas conexiones con Europa. Las conexiones con África son bastante escasas, pero este informe lo que viene a decir es que si sumamos el potencial de conexión con África con las conexiones ya existentes en América se puede establecer ese hub entre Estados Unidos -el informe se refiere fundamentalmente a Estados Unidos, debido a que es de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España-, África y Europa.

Pero yo iría mucho más allá. Quiero decir, también habría que considerar otros posibles tráficos con un potencial seguramente incipiente, con un potencial creciente de cara al futuro, como son las posibilidades que nos ofrece el comercio, también creciente, sur-sur. Y es en este sentido donde no se pueden perder las oportunidades, porque el futuro se empieza a construir a partir de ahora y ciertas medidas que seguramente a corto plazo no tendrán una gran incidencia sí nos situarán en un futuro mucho más esperanzador para nuestro archipiélago. Por eso la propuesta que hacía de contar con diferentes agentes sociales, como pueden ser las cámaras de comercio, para que identifiquen posibles rutas que sean susceptibles para la aplicación de esta libertad aérea nos parece realmente conveniente y nos parece que es el camino.

Repito, me alegro mucho de que en esta materia haya consenso, porque solo, repito, solo si conseguimos que la aplicación de esta libertad aérea sea una realidad, conseguiremos convertir a Canarias en lo que todos alguna vez hemos deseado: un puente entre culturas, un puente entre mercados; en definitiva, que nos sitúe como plataforma logística y empresarial para posicionarnos de cara al futuro.

Y muchas gracias a todos.

El señor presidente: Gracias, don Isaac Castellano.

Para concluir la comparecencia, por el Gobierno, el señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Ordenación Territorial, don Domingo Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.

Brevemente, no creo que necesite consumir todo el tiempo para ratificar lo que toda la Cámara está ratificando. Es decir, la necesidad, algo que es obvio y algo en lo que todos estamos coincidiendo desde hace mucho tiempo, la necesidad de internacionalizar Canarias cada vez más, de tal manera que, efectivamente, esa encrucijada de caminos que constituye Canarias, pues, efectivamente, nos permita hacer un nodo de servicios y de atracción para que sea demandado por el resto de la comunidad, sobre todo americana y africana.

Desde luego aquí la clave está, efectivamente, en buscar compañías que quieran hacer ese tipo de servicios; es decir, que estén dispuestas a que un avión que viene, pues, de Europa, África o que va a América, que pasa a mucha altura de aquí, que le sea atractivo hacer una parada -que no es barato ni fácil- para dejar un número de pasajeros, coger otro de mercancías, que normalmente es de una rentabilidad dudosa. Es complicado, porque ahí no hay ninguna economía de escala que permita que eso sea una operación fácil. Hoy en día lo que está siendo más económico son las rutas de punto a punto, con aviones de gran escala de pasajeros y de mercancías, y jugando esa economía de escala...; un avión, una vez puesto en el aire, el consumo baja muchísimo en relación con las operaciones de acercamiento a un aeropuerto. Esto es una cuestión complicada de rentabilizar. Por tanto, no es fácil captar compañías que quieran hacer esta tarea de la quinta libertad y, si no hay compañías que quieran, por mucho que nosotros nos empeñemos, pues, de nada va a valer, ni siquiera aunque lo pongamos en nuestra legislación.

¿Cómo podría rentabilizarse este asunto y cómo sería más atractivo, sería más viable? Pues precisamente que Canarias fuera el pit lane en el que todas las compañías se vieran beneficiadas con una parada, a la vez de comercial, técnica. Es decir, si realmente los aeropuertos canarios son lo suficientemente atractivos, desde el punto de vista de prestación de servicios, de asistencia técnica, de asistencia de combustible, etcétera, etcétera, a unos precios que sean competitivos, razonables y que además constituyan un punto, un pit lane eficiente, pues, entre eso, más los pasajes que suban y bajen, puede ser que esta operación de la quinta libertad tenga algún tipo de sentido. De lo contrario, va a ser muy complicado, porque los aviones hoy en día tienen una gran capacidad de combustible, tienen una gran capacidad de hacer muchas millas y, por tanto, una parada intermedia entre su origen y destino es muy difícil que se plantee en términos económicos.

Insisto, la única viabilidad de este asunto es ser muy atractivos con los servicios que nosotros prestemos, ser muy eficientes en nuestros aeropuertos, tener costes muy baratos, tener costes prácticamente muy competitivos, de todos los servicios que se dan, incluido el combustible. Eliminar restricciones, propiciar compañías aéreas, la disminución, lógicamente, de las tarifas o de las tasas -eso es elemental-, todo eso ayuda, todo eso es positivo y es lo único que puede permitir este asunto.

Y un tema muy importante que sí que el presidente del Gobierno ha tratado con bastante interés, incluso en la última reunión con el presidente de la Comisión, que es, efectivamente, nuestra condición de región ultraperiférica y nuestra posición geoestratégica, no solo de Canarias, sino la asistencia que se puede dar a Europa como una prolongación de Europa en este punto del Atlántico, nos lleve a posibilitar que, por lo menos las rutas, el lanzamiento de las rutas sea, efectivamente, subvencionado, en un primer estadio al menos, para conseguir la comercialización adecuada y correcta con países de nuestro entorno, especialmente con África. Es decir, la posibilidad de dedicar algún tipo de recursos europeos a la subvención también del transporte con países africanos es fundamental para generar una sinergia y, desde luego, conseguir animar el tipo de mercado y las relaciones de Canarias, las relaciones internacionales de Canarias, especialmente en la influencia que se puede tener con nuestra tecnología, con nuestras personas formadas, etcétera, sobre todo en África, y también ser un punto de prestación de servicios, unas islas prestadoras de servicios, de servicios avanzados, de servicios especializados, tecnológicos, desde la sanidad hasta la ingeniería, en fin, pasando por todas las posibilidades que Canarias tenemos, al continente africano.

En definitiva, señorías, aquí hay que trabajar mucho, tenemos que trabajar todos, desde todos los ámbitos, el ámbito empresarial, tenemos que tener confianza en las potencialidades que tiene Canarias en esa situación geoestratégica, pero, insisto, sin lograr comercializar, sin lograr abrir el interés de las compañías, todo esto, pues, es muy complicado poderlo lanzar.

Muchas gracias, señor presidente. Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, don Domingo Berriel, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0097 Sobre fomento del tráfico aéreo en régimen de quinta libertad desde los aeropuertos canarios.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico