Diario de Sesiones 15/2011, de fecha 30/11/2011 - Punto 5

· 8L/PL-0001 Debate de primera lectura. Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2012.

El señor presidente: Continuamos, señorías, con la sesión y vamos al debate de las enmiendas a la totalidad al proyecto de Ley de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el año 2012.

(Los señores diputados integrantes del Grupo Parlamentario Popular se reincorporan a la sala.)

(Pausa.)

Señorías, saben que primero es la presentación, evidentemente, del proyecto de ley por parte del Gobierno y luego las enmiendas se debaten por turno de presentación, por orden de presentación, primero la del Grupo Parlamentario Popular y luego la del Grupo Parlamentario Mixto.

Entonces para la presentación al debate a la totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2012 tiene la palabra el Gobierno, sin límite de tiempo.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente, señorías. Buenos días a todos.

El Gobierno de Canarias, en el ejercicio de sus obligaciones, realizando una actuación responsable, y en aplicación de la legalidad, tomó una decisión no exenta de dificultades, y esta no fue otra que elaborar unos Presupuestos para el ejercicio del 2012. Inmersos como estamos en un escenario complicado, marcado por la crisis económica y las incertidumbres, no podíamos renunciar a un instrumento fundamental para dirigir las políticas que en estos momentos necesita Canarias.

Por el contrario, la opción de prorrogar los Presupuestos era muy mala alternativa. Prorrogar las cuentas públicas canarias del 2011 significaba, principalmente, eludir una obligación: no hacer frente a las prioridades de financiación que requieren los servicios públicos esenciales para el próximo año; es decir, retroceder en derechos sociales y perjudicar a los más vulnerables. Este Gobierno no puede considerar criticable la decisión, porque eso sería censurar el aumento que para el 2012 hemos destinado a las partidas de sanidad y educación y también sería reprobar las nuevas medidas de apoyo a las empresas que están contenidas en el nuevo Presupuesto. ¿Sería justificable, por tanto, habernos limitado a reproducir unos gastos de un año a otro cuando las previsibilidades son distintas? Pues eso es lo que hubiese supuesto una prórroga de los Presupuestos.

Además, y en consonancia con el rigor que se nos debe exigir, este Gobierno optó por elaborar un Presupuesto realista, que diera cobertura a los gastos ineludibles y que actualizara algunas partidas que no estaban suficientemente dotadas.

Una prórroga también hubiera tenido sus consecuencias para las entidades territoriales. Por una parte, y por imperativo legal, quedarían bloqueadas y, en consecuencia, sin financiación, los convenios que, con carácter anual, se renuevan con estas administraciones. Por otro, quedaríamos imposibilitados para incrementar las partidas a cabildos y ayuntamientos, como así hemos hecho.

En definitiva, la prórroga suponía consolidar por igualación unos gastos para 2012 en detrimento de otras partidas necesitadas de mayor dotación o, lo que es lo mismo, congelar actuaciones no prioritarias y no atender en la medida requerida los servicios esenciales, como la sanidad o la educación.

Por la parte de los ingresos, esta decisión también hubiera conllevado una actuación irresponsable, ya que esto sí suponía el mantenimiento de unas entradas totalmente ficticias.

Como detallaré más adelante, el sistema de financiación va en descenso. Como parece lógico, las partidas del 2011 procedentes del Estado no debían extenderse al 2012, al experimentar estas últimas una reducción de 227 millones de euros. En caso de haberlo hecho así, sí estaríamos hablando ahora de un Presupuesto completamente irreal.

Por todo lo anterior, y en resumen, una prórroga era la peor de las decisiones. Así, la elaboración de estos Presupuestos ha estado subordinada, además de a un difícil contexto, a una severa reducción de ingresos y a una manifiesta escasez de fondos públicos.

Con estos condicionantes, el Gobierno de Canarias ha tenido que establecer prioridades, eligiendo unas políticas y renunciando a otras, porque debemos entender, definitivamente, que no hay recursos suficientes y que solo hay dinero para lo posible.

Y en esa decisión, en ese ejercicio de gobernar, hemos optado por que las próximas cuentas públicas tengan un marcado carácter social, aumenten el apoyo a las empresas como generadoras de empleo, no suban los impuestos a los ciudadanos, continúen la senda ya emprendida de la austeridad y cumplan con el necesario objetivo de déficit impuesto por el Estado y la Unión Europea.

La previsión macroeconómica que acompaña a esta ley presupuestaria se resume en un crecimiento del 0,8% del PIB, un descenso del 3,3% en el número de parados, una ligera disminución de las personas activas y una inflación media anual en torno al 1,5%.

En un contexto de ralentización económica europea y estatal, Canarias mantendrá un cierto crecimiento económico, sustentado principalmente en el turismo y en las exportaciones. Sin embargo, se prevé que continúe la tendencia negativa en la construcción y en la industria, con una alta tasa de paro y un retraimiento del consumo interno.

A pesar de ello, hay algunos indicadores que reflejan cierta mejoría. En términos interanuales, Canarias es la comunidad autónoma donde más empleo se ha generado, con 11.800 personas, según la EPA del tercer trimestre; encabeza el incremento en el número de afiliados a la Seguridad Social, con un ligero aumento del 0,6%, frente a un descenso del 1,7% a nivel estatal; se crearon más empresas, al constituirse un 14,5% más; y Canarias es también, después de Melilla, donde menos aumentan los precios, con un 2,5%, frente al 3% del conjunto del país. En términos acumulados, Canarias es el líder en crecimiento de turistas, con un alza de casi el 20%, y es también donde más sube el gasto que estos realizan. Es la autonomía que lidera el aumento de la facturación del sector servicios, con un 3,8%. Se encuentra entre las primeras donde más crece el número de autónomos, con un 10%, mientras que en el conjunto del Estado la cifra sigue descendiendo. Y registra, por último, una subida de un 5% en las exportaciones y de más de un 100% en la inversión extranjera.

En base a este escenario macroeconómico, el Presupuesto para 2012 asciende a 6.736,2 millones de euros, lo que representa un 1,4% más que en el 2011. Hemos incrementado en 73 millones, un 1,7%, el global de las partidas de sanidad, educación y acción social. Casi 70 euros de cada 100 se destinan a los servicios públicos esenciales. Por lo tanto, una vez hecha esta elección, el resto de las acciones ha tenido que supeditarse a estas prioridades.

El Presupuesto, como no podía ser de otra manera, cumple con el principio de estabilidad presupuestaria. En consecuencia, recoge el límite del 1,3% de déficit público, circunstancia esta de vital importancia dadas las graves consecuencias que conllevaría su incumplimiento.

Entre las principales derivaciones que tendría no acometer esta obligación impuesta por el Estado y por la Unión Europea se encuentra la prohibición de emitir nuevo endeudamiento, impidiendo con ello la financiación necesaria para el sostenimiento de los servicios públicos esenciales. La otra gran consecuencia se situaría en la dificultad de firmar o renovar los convenios con el Estado.

Además de estos efectos, les destaco que la Unión Europea también dará en breve pasos firmes en este sentido. Está previsto que para la próxima primavera se produzca una reforma del Tratado de Lisboa, donde el presidente del Consejo defenderá la necesidad de endurecer las sanciones para los países indisciplinados. Entre otras medidas, ha propuesto la intervención en los presupuestos nacionales, la eliminación temporal de los derechos de voto o la retirada de fondos estructurales para los Estados incumplidores. Por tanto, no sobrepasar el límite fijado para el próximo año es una cuestión absolutamente fundamental que ha condicionado la elaboración de estos Presupuestos.

A pesar de todas estas limitaciones, que nos llevan a una evidente escasez de recursos, las nuevas cuentas públicas ponen a Canarias en una relativa mejor posición para afrontar 2012, al menos en lo que a políticas sociales se refiere. En comparación con las situaciones de otras comunidades autónomas que han presentado sus Presupuestos, solo Andalucía y Canarias incrementan sus partidas educativas. El resto -Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia, Navarra, Baleares y el País Vasco- recorta en este ámbito.

En materia sanitaria, el guión es muy parecido. Gran parte de las autonomías también recortan para 2012. A modo de ejemplo, Madrid lo hace en un 7%; Valencia, Galicia y País Vasco, en torno a medio punto; Navarra rebaja un 3% y Cataluña roza el 5% negativo.

Hace escasos días también hemos conocido las duras decisiones de Cataluña, País Vasco o Galicia. En la primera de estas comunidades autónomas se dirigen hacia la reducción de los sueldos de los funcionarios, a la subida de tasas e impuestos y al copago en las recetas farmacéuticas. En Galicia las medidas han ido más lejos en el recorte de los derechos sociales. Sus últimas disposiciones establecen que los parados de más de un año causan baja de manera automática en el Servicio Gallego de Salud. Con la aplicación de estos protocolos solo se garantiza la asistencia de urgencias pero no el derecho al médico de cabecera o a los fármacos.

Antes estas resoluciones, tendremos que convenir que Canarias hoy está alejada de unas circunstancias que en otros territorios están penalizando gravemente a los sectores de población más débiles y más afectados por la crisis económica. Y es aquí donde se distinguen las políticas y las decisiones a la hora de establecer prioridades y también donde un Gobierno responsable como el nuestro ha optado por renunciar, a pesar de las críticas, a otras acciones para poder sostener los servicios públicos básicos.

Esta mejor posición de Canarias para afrontar los Presupuestos del 2012 se debe, sobre todo, a la determinación de este Gobierno por el principio de austeridad y ahorro de forma continuada. Y para evitar estos recortes de gran calado hemos implementado medidas de ajuste cercanas a los 2.500 millones de euros desde que se inició la crisis. Unas medidas que se acentuaron a partir de noviembre del 2010 gracias a una estricta política de contención del gasto, el control presupuestario y la mejora de la gestión de los ingresos. Según los datos del Ministerio de Economía y Hacienda, Canarias es la comunidad autónoma que más ha reducido su gasto corriente. Las medidas de austeridad adoptadas han sido de distinta naturaleza, entre ellas destacan la reducción de gastos de funcionamiento de los inmuebles, la de recursos humanos, las relativas a la racionalización en el trabajo y los servicios de telecomunicaciones, las referentes a los vehículos oficiales y desplazamientos o sobre las políticas de compra. A ello se une la reestructuración administrativa realizada con la reducción del número de consejerías, la disminución de altos cargos y la rebaja de sus retribuciones.

En relación a los ingresos del Presupuesto para 2012, los no financieros disminuyen globalmente en casi 185 millones de euros, debido a un drástico recorte en los ingresos del Estado, cifrado en 227 millones de euros, que viene precedido de una reducción en el 2011 de 357 millones. Una cantidad que se distancia aún más al compararla con los fondos recibidos en 2009, ya que la diferencia alcanza los 1.000 millones de euros. También se registra un descenso en los tributos cedidos, cuantificados en 41 millones de euros, y una minoración de los fondos europeos en algo más de 11 millones de euros. Por tanto, a pesar del aumento previsto para los tributos del REF en un 9%, la caída de ingresos ha condicionado severamente este Presupuesto.

Ante este escenario, y para salvaguardar los servicios públicos esenciales y, además, cumplir con las deducciones al Estado como consecuencia de las cantidades de más entregadas a cuenta, el Presupuesto aumenta su endeudamiento en 279 millones de euros en relación al 2011. Un incremento que, no obstante, es compatible con el objetivo de estabilidad.

Finalmente, y tras incorporar la nueva deuda, el total de ingresos se incrementa en 94,6 millones de euros. Lo que representa, como ya dije antes, un aumento del Presupuesto del 1,4% en relación al año anterior. A pesar de estas cifras, Canarias seguirá estando entre las comunidades autónomas menos endeudadas, debido fundamentalmente al control responsable que hemos ejercido. La deuda por habitante asciende actualmente en Canarias a 1.615 euros, mientras que la media autonómica se eleva a 2.832 euros, lo que supone ser la comunidad de España con menos pasivo, y ello a pesar de la crisis económica y del descenso continuo de ingresos.

Esta es una posición, derivada del rigor de nuestras actuaciones, es lo que nos va permitir sustentar los servicios públicos esenciales, sin dañar a los que peor lo están pasando en estos momentos.

Por otro lado, y también en relación a los ingresos, la previsión de los procedentes del Estado se ha elaborado de la única forma posible, con los datos oficiales facilitados por el Gobierno de España a todas las comunidades autónomas. Con estos mismos indicadores, Madrid, Galicia, Valencia, Baleares o Extremadura también han presentado sus cuentas públicas. No obstante, y como consecuencia de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, hemos realizado una estimación conservadora y hemos adoptado una actitud cautelosa en lo referente a los convenios y a otras partidas extraordinarias.

Finalmente, y para que seamos todos conscientes del descenso real de los ingresos, les destaco que, descontando el efecto de los créditos consignados para los pasivos financieros, los Presupuestos de 2012 retroceden cinco años, al estar por debajo de los aprobados para el 2007. La causa principal de este descenso reside en la trayectoria negativa de las cantidades recibidas por el sistema de financiación autonómico. Solo reparada en parte gracias a los acuerdos alcanzados en el Congreso de los Diputados. Tales acuerdos permitieron, entre otras ventajas, aumentar las dotaciones a través de las compensaciones por el extinto ITE.

Con estos precedentes es por lo que afirmamos que nuestros Presupuestos para el 2012 están severamente condicionados por los ingresos; sin embargo, no por ello vamos a dejar de afrontar las necesidades crecientes en los servicios públicos esenciales.

Sobre los gastos, hemos centrado los esfuerzos en el mantenimiento del núcleo de esos servicios esenciales, así como en acciones de apoyo a las empresas y la consecuente generación de empleo. Por áreas, el Presupuesto destinado a Sanidad asciende a 2.542 millones y crece un 2,7%, representando casi un 40% del total; mientras, la partida de Educación es de 1.589 millones, aumenta un 0,5% y supone un 25% del global.

Estas cuentas públicas también incrementan las partidas de ayuda a las empresas. Las dotaciones en promoción económica suben casi un 15%, dando además un nuevo giro a estas políticas, sustituyendo las subvenciones por otros instrumentos financieros más eficaces y más atractivos. No obstante, el global de las actuaciones dirigidas a la reactivación económica se encuentra distribuido entre las políticas presupuestarias, por importe de 242 millones de euros. Un montante que se amplía a 303 millones, que se dedican, en distintas vertientes, a transferencias a las empresas canarias.

Por otra parte, el gasto corriente se incrementa en un 4%, fundamentalmente asociado al alza que experimentan las partidas destinadas a sanidad y a educación, mientras que las aportaciones al sector público empresarial descienden.

Es destacable, además, que este Presupuesto refleja el acuerdo alcanzado en la financiación de los cabildos, con un aumento del 2,2%, y los ayuntamientos, con una subida de casi el 6%. Sobre este aspecto, les recalco el esfuerzo realizado por el Gobierno de Canarias, en una mayor dotación del Fondo de Financiación Municipal, cifrado para 2012 en 234 millones de euros, lo que supone un 4,6% más. Un aumento que está por encima de la subida global del 1,4% del Presupuesto General de la Comunidad Autónoma. Este compromiso no es nuevo y se ha acrecentado año tras año, a pesar de los efectos de la crisis económica. Si observamos la evolución del fondo, los incrementos han sido continuos. Basta comparar los 175 millones de euros del 2007 con los citados 234 millones que se consignan para el próximo año. Esto representa un aumento cercano al 34%. Y para que puedan ponerlas en referencia estas cifras, deberíamos compararlas, por ejemplo, con la evolución decreciente del Presupuesto General de la Comunidad Autónoma en este mismo periodo. Por tanto, es obvio y concluyente el empeño de este Gobierno en mejorar la situación de los municipios canarios.

En relación al gasto por capítulos, destaca el descenso en personal, con un 1,9%. Con esta partida el Gobierno de Canarias garantiza el empleo público, así como el mantenimiento del conjunto de las retribuciones. El total presupuestado asciende a 2.685 millones. De ellos, 2.387 se destinan a personal que desarrolla su trabajo en los servicios públicos esenciales, casi un 90% de la partida prevista. El descenso de este capítulo se debe a la adopción de varias medidas de racionalización y redistribución de efectivos, sin que estas conlleven merma alguna en la prestación de los servicios.

El Capítulo II se incrementa en 40 millones, debido al alza de los gastos corrientes asociados al aumento del presupuesto en sanidad y en educación.

Por su parte, los gastos financieros suben un 40%, en torno a 60 millones de euros, lo que supone una cifra global de 205 millones para el año 2012.

En cuanto al capítulo de inversiones reales, este asciende a 571 millones, estableciéndose una reducción del 1,8%. La mayoría de estos fondos se gestiona en la Consejería de Obras Públicas y en la de Educación. Se destinan mayoritariamente a infraestructuras terrestres, a puertos e instalaciones educativas.

Por último, las transferencias de capital suman 284 millones, con una reducción del 15% en comparación con el ejercicio anterior.

En relación con los gastos consolidados por políticas, estos registran un incremento del 5,6% en el ámbito de la Administración General, quedando una partida global de 255 millones de euros. Estos fondos van dirigidos a la modernización administrativa, a los sistemas de información y a la mejora de los servicios electrónicos para la atención al ciudadano. Un avance que, además de un notable ahorro para el contribuyente, busca reducir la burocracia y dar mayor agilidad a los trámites públicos.

También destacan en este apartado medidas como las contempladas para el ahorro de alquileres, en coherencia con nuestra política de racionalización del gasto.

Por otro lado, aumentan en un 30% las partidas destinadas a justicia, con un importe total de 166 millones de euros. La importancia de esta área para el Gobierno de Canarias se refleja en el siguiente dato: ocho de cada diez euros que gestiona la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad se dirigen a este ámbito. Estos incrementos de los fondos de justicia se dedican prioritariamente a la finalización de los palacios de justicia de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria, así como las partidas relativas a la asistencia jurídica gratuita, cuya dotación aumenta hasta alcanzar más de 21 millones de euros.

En política educativa, uno de los pilares básicos de este Presupuesto, se incrementan los programas de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, adultos y el dedicado a servicios complementarios. De los 1.589 millones que se destinan, más de 1.000 millones corresponden a los gastos de personal, que garantizan las sustituciones del profesorado que sean necesarias a lo largo del curso escolar. También sobresale el alza de casi un 6% de los servicios complementarios, como el gasto en transporte escolar, además del mantenimiento en las ayudas a libros, material didáctico y residencia. Asimismo, proseguirá el programa de acogida temprana y se destinará un millón de euros a combatir el fracaso escolar.

Por lo que respecta al presupuesto sanitario, las partidas se elevan un 2,7%, teniendo como objetivos centrales el mantenimiento de la cartera y de la calidad de los servicios. A pesar del descenso que registra su capítulo de personal, se garantiza el empleo público fijo y el sostenimiento de los salarios. También aumentan para 2012 las cantidades consignadas al gasto farmacéutico en un 25%.

En materia de empleo, la no inclusión de la dotación de 70 millones de euros procedentes de la compensación del extinto ITE como consecuencia de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado provoca un descenso en esta partida. Para paliar esta situación, el Gobierno de Canarias compensa esta disminución con una aportación propia de 38 millones de euros. El Servicio Canario de Empleo estará dotado con 290 millones. De esta cantidad, 20 millones se destinarán a un plan de choque, que se iniciará el mes de enero, para combatir el desempleo, en colaboración con los municipios canarios.

En el área de Industria y Energía, se aumenta la dotación en un 8%, debido al decidido apoyo del Gobierno de Canarias en materia de energías renovables y en el ámbito de la eficacia y la eficiencia energéticas.

Siguiendo con los gastos por políticas, a infraestructuras y servicios de transporte se destinan casi 314 millones de euros, lo que representa un incremento del 6%. Destacan las inversiones en carreteras, basadas en el convenio con el Estado, y el incremento de casi un 50% de las cantidades destinadas a sufragar las subvenciones a las líneas marítimas de pasajeros y mercancías. Garantizar las conexiones por mar entre las islas y fomentar el transporte interinsular son objetivos del Gobierno de Canarias para el próximo año. Todos estaremos de acuerdo en la importancia de la cohesión y la creación de un mercado único de más de 2.500.000 consumidores.

La partida asignada a la cultura y deportes queda ajustada en un 30%, destinándose 31 millones de euros. De ellos 21 se dirigen al área de Cultura y de los cuales 7,4 millones se destinan a promoción cultural. Con estas partidas, se mantienen las salas de teatro, las de artes plásticas y las bibliotecas. También se desarrollan programas que potencian la igualdad de oportunidades, como los dirigidos al apoyo a la movilidad de los artistas canarios. En el presupuesto de deportes se materializa el esfuerzo en convertir en realidad la construcción del pabellón del Mundobasket en Gran Canaria. Además del mantenimiento del deporte base a través de las escuelas deportivas y de los campeonatos escolares.

Por su parte, el descenso en el área de vivienda es debido al giro que experimenta esta política, dado que no se fomentará tanto la construcción de más obra nueva como la apuesta por el régimen de alquiler a los jóvenes y a las familias con menos recursos. Además se destinan 9,5 millones de euros a la rehabilitación y reposición de viviendas.

Por último, y en el ámbito de las políticas sociales, como otro de los ejes fundamentales de este Presupuesto, sus créditos aumentan un 2,6%. Se destinan casi 20 millones al plan concertado de prestaciones básicas, lo que supondrá el mantenimiento de los centros de servicios sociales municipales que atienden a los colectivos con riesgo de exclusión social. Además se ha incrementado en un 7% el fondo destinado a la Ley de Dependencia, además del 9,5% de aumento consignado a la atención a las personas con discapacidad.

Finalmente, y una vez descritas las líneas generales del Presupuesto para 2012, quisiera reiterar varios aspectos básicos. Estamos inmersos en una crisis económica que ha llevado a muchas familias y a empresas a situaciones realmente difíciles y lo menos que necesitaba esta comunidad autónoma era prorrogar sus Presupuestos. En este caso no solo iban a ser ficticios sino además irresponsables.

En segundo lugar, y aun entendiendo las críticas de algunos sectores, este Gobierno, en estas complicadas circunstancias, no puede actuar para contentar a todos. Bien al contrario, ha ejercido su obligación al margen de electoralismos, dirigiendo los escasos recursos disponibles hacia las auténticas necesidades básicas de los ciudadanos.

Y, por último, a pesar del contundente descenso en los ingresos del Estado y su correspondiente impacto en nuestras cuentas públicas, esta comunidad autónom a se enfrenta a un 2012 no solo salvaguardando el núcleo de servicios esenciales sino incrementando sus dotaciones. Por tanto, y por ilustrarlo con ejemplos de otras comunidades autónomas, en Canarias ni despedimos a empleados públicos ni cerramos hospitales ni dejamos a los parados sin prestación sanitaria. El Gobierno de Canarias ha cumplido con su obligación de traer a este Parlamento los Presupuestos para 2012 y ha tomado decisiones valientes, no exentas de críticas. No es tiempo de esconderse, señorías, es tiempo de dar la cara ante los ciudadanos, y entre todos plantarle cara a esta crisis.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Economía y Hacienda, señor González Ortiz.

Entonces entra el turno para defensa de las enmiendas a la totalidad. Grupo Parlamentario Popular, señor don Jorge Rodríguez.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señoras y señores diputados. Señor consejero de Economía y Hacienda.

Señor presidente del Gobierno, sinceramente, nos habría gustado que esta mañana nos hubiera sorprendido usted y hubiera intervenido en este debate, y hubiera subido a defender los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2012. Era hoy, señor presidente, una muy buena oportunidad para transmitir un saludo y su consternación a los más de 300.000 parados que tenemos en Canarias, que tenemos en nuestra comunidad autónoma. De verdad, francamente, es lo menos que pueden esperar de usted. Y lo digo, señorías, con el máximo respeto al señor consejero de Economía y Hacienda, pero me parece que los gobernantes que dan la cara en los momentos críticos son aquellos que merecen más la confianza de la sociedad y creo, creo francamente que su papel hoy no estaba sentado como espectador, acudiendo a este debate -cosa que le agradecemos en cualquier caso-, sino en esta tribuna.

Creemos en el Grupo Parlamentario Popular que el debate de hoy debería haberlo iniciado el señor presidente del Gobierno de Canarias, pero eso, repito, no me impide en absoluto rendir mis respetos al señor consejero de Economía y Hacienda y decirle que es un honor, es un honor debatir con usted, y además agradecerle el minucioso detalle de su intervención. Lo que pasa es que realmente mi grupo parlamentario y yo no podemos estar más en desacuerdo con todo lo que usted hoy, esta mañana, nos ha dicho, porque donde usted ve bondades, nosotros vemos fracasos; donde usted ve solidaridad, nosotros vemos desolación y paro y donde usted ve progreso, nosotros vemos retroceso.

Es este un Presupuesto, señorías, que tiene los días contados, y usted lo sabe, usted mismo lo ha manifestado en estas últimas horas. Y tiene los días contados porque la estimación de ingresos que conlleva es falsa.

Señor consejero, el proyecto de Presupuestos Generales para la Comunidad Autónoma... son unos malos Presupuestos, y no porque lo diga el Partido Popular, porque lo diga el Grupo Parlamentario Popular, que tendríamos derecho a decirlo y a opinar así, y así opinamos, sino porque, señor consejero, todo el mundo lo dice, excepto usted y su Gobierno.

Señorías, el señor consejero de Economía y Hacienda nos ha pedido el apoyo a estos Presupuestos porque los califica de buenos y porque resultan ser -parece- los únicos posibles. Le hemos escuchado con gran atención, de verdad, pero no llegamos nosotros a su misma conclusión. Como portavoz designado por mi grupo parlamentario para la materia que hoy nos ocupa, y desde el Grupo Parlamentario Popular en la Oposición, me corresponde a mí hacer un juicio político, una lectura política de este proyecto de Presupuestos. Así que, permítanme decirlo así, no estamos ante un debate de números, es un debate político, un debate político entre dos formas de entender la crisis y su salida. Por consiguiente, no vean en mí, no venimos nosotros aquí a ver unas cifras como contables sino a enjuiciar políticamente las cifras en que consiste el Presupuesto y exponer las razones y los motivos que obligan a mi grupo parlamentario a solicitar la devolución al Gobierno de este proyecto de Presupuestos.

El proyecto de ley fija como elementos o ejes fundamentales el mantenimiento de los servicios públicos, como sanidad, educación, la atención social, el fomento de la cohesión social, el empleo, la estabilidad presupuestaria, etcétera. Nada que objetar, nada que objetar, pero con mi intervención pretendo poner de manifiesto que estos objetivos con estos Presupuestos son una quimera, una falacia.

A la vista de la propuesta que nos presenta el Gobierno, no existe claridad ni orden en los propósitos, por no hablar de la asunción de las responsabilidades que conlleva el ejercicio del poder ejecutivo, que brilla por su ausencia, cuando menos ajena a las necesidades de la población canaria. Y, señor consejero, el Partido Popular y el Grupo Parlamentario Popular no respalda que se disimulen los problemas de Canarias con propaganda, autocomplacencia, brindis al sol y engaño masivo.

Señorías, la emergencia del desempleo se ha convertido en el primer problema de la economía y combatirlo, y combatirlo a muerte, debería ser el objetivo prioritario de todas las políticas del Gobierno de Canarias. Y este Presupuesto, este proyecto de Presupuestos, no sirve para afrontar ese desafío y tampoco para proteger a los canarios más afectados por la crisis económica. No hace, a nuestro juicio, acopio de recursos suficientes para actuar sobre la crisis, para impulsar la actividad económica, la actividad de las pequeñas y medianas empresas y para luchar contra el desempleo, haciendo que el sector privado, el sector empresarial, sea el que protagonice la recuperación de la economía (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo Fernández González).

Señorías, abordamos este proyecto de ley en un momento, es verdad, de elevada emergencia económica y social y es en estos momentos cuando la sociedad resulta que mira más a los gobiernos que tiene delante. En momentos de crisis, repito, la sociedad espera de los Presupuestos en estos momentos que presenta el Gobierno de Canarias, que trae el Gobierno, que den respuesta a sus preocupaciones. Es la primera vez, señorías, es la primera vez en la historia de nuestras cuentas públicas canarias que los Presupuestos pasan del empleo.

La primera preocupación de los canarios, los que votan tanto al Partido Popular como los que al Partido Socialista como los que votan a Coalición Canaria, a Nueva Canarias, al Centro Canario Nacionalista, a Izquierda Unida, de todos los partidos, repito, que votan los canarios, la primera preocupación es el empleo y los Presupuestos ni una coma para hacer una estimación de los puestos de trabajo que va a crear o que se van a destruir. Hay una mención que dice algo así como "modesta disminución de la tasa de paro en el 2012". Y entiéndame, ¿eh?: un Gobierno que no habla del empleo para el próximo año en Canarias, con más de 320.000 parados, en mi opinión, pues, mire, no merece ser gobierno.

Su discurso de investidura, señor presidente, pronunciado en esta Cámara, a partir de estos Presupuestos es papel mojado. Sencillamente estos Presupuestos son un espejo de su Gobierno. Un Gobierno, en nuestra opinión, al servicio de la burocracia, al servicio de las empresas públicas, cuando debería estar sirviendo a las familias, a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos de Canarias.

Señorías, rechazamos estos Presupuestos porque en nuestra opinión no luchan eficazmente contra el paro y el desempleo que sufrimos, señorías, señor consejero. Si lo contemplamos en un recorrido de periodo que media entre octubre del 2010 y octubre del 2011 significa que cada día 51 canarios han perdido su puesto de trabajo. ¿Es que acaso es una sociedad feliz, es una sociedad boyante, aquella que vive, aquella que vive instalada en el desempleo? ¿Es una sociedad mimada, alentada y cuidada aquella que tiene unos índices de paro que triplican a los demás países y regiones de la Unión Europea?

Estos Presupuestos, señorías, no solo no contemplan el desempleo como un objetivo a combatir obsesivamente, sino que son unos Presupuestos en los que, a pesar del déficit, no se refuerzan las políticas sociales existentes, a pesar de haberse incrementado el número de personas que lo están pasando realmente mal. Más de 328.700 canarios están en desempleo; el 52% de ellos son jóvenes; el 30% son mujeres. El 16,5% del total de hogares canarios tiene a todos sus miembros en paro. El 37,2% de los parados, uno de cada tres, no cobran ninguna prestación, ningún subsidio por el desempleo; es decir, nada menos que 83.000 personas, 83.000 canarios, no tienen acceso a ninguna ayuda, el 20% más que en el 2010. Más de 10.000 procedimientos de desahucio abiertos en los juzgados canarios o en fase de ejecución hipotecaria; el 31% de hogares canarios bajo el umbral de la pobreza.

Pues, frente a este escenario dramático, un análisis de los gastos consolidados del proyecto de Presupuestos contradice el discurso manifestado, expuesto, ante esta Cámara por el señor presidente del Gobierno en su investidura. Así es. La mayor subida la experimenta la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, con el 22,6%, frente a Sanidad, que lo hace tan solo con un 2,6%. Bueno, no, no es así, casi baja un 4% por el traslado de la deuda pendiente de los farmacéuticos al 2012, además de los problemas que surgirán a partir de junio con el pago a los farmacéuticos. Educación, Universidades, Cultura, Deportes, que subirá un 0,1%; Empleo, Industria y Comercio, que baja casi un 9%; y Política Social, Juventud y Vivienda, que baja un 8%. Y si analizamos estos mismos gastos para el 2012, en función de a qué políticas se destinan qué recursos, sorprende observar que los fondos que van dirigidos a soportar las políticas de servicios públicos como la justicia y la seguridad se incrementan un 26,8%, mientras que los destinados a políticas de producción de bienes y servicios sociales, como la sanidad, la acción social, el empleo, vivienda, educación y cultura, solo crecen un 0,2%, menos de lo que se incrementa casi el Presupuesto para 2012. Dicho de otra manera, las cuentas del próximo año destinan a garantizar los derechos de los que menos tienen, es decir, de los que más lo necesitan, menos del 5% del Presupuesto.

De los 11 programas sociales 4 suben sus recursos, pero bajan 7. Entre estos últimos, los dirigidos a la protección del menor y la familia, el fomento de la inclusión social y los menores con medidas judiciales, así como el de prestaciones y otras ayudas sociales, y el de la Prestación Canaria de Inserción, cuyo fondos quedan congelados para 2012, sabiendo que en junio pasado se terminó la prestación y para 2012 es evidente que el número de personas, que deberían recibir la ayuda básica del Gobierno de Canarias, pues, resulta que no se les va a poder atender. Estos son, señor presidente, señor consejero de Economía y Hacienda, algunos pequeños ejemplos de sus preocupaciones, entre comillas, por las políticas sociales.

Pero la contradicción mayor, señorías, que el Gobierno incorpora al Presupuesto respecto de los objetivos que dice querer alcanzar y cumplimentar es la referida a la Consejería de Empleo, a la Consejería de Empleo, Industria y Comercio, cuyo presupuesto baja nada menos que un 26%. Un porcentaje de disminución, el mayor de entre todas las consejerías. El fomento del empleo no es prioridad -permítanme decirlo así-, no es prioridad para el Gobierno, baja un 38%, y un 26%, las políticas de empleo. Sí, sí, ya sé, usted me dirá: "no, no, es que esperamos contar con los millones que nos mandará Madrid como consecuencia de, en fin, del extinto ITE". Pero, ¿cómo?, ¿cómo es que siendo el empleo la prioridad, la prioridad obsesiva del Gobierno, se atreve a presupuestar una cantidad menor, pensando que ya vendrá, que ya vendrá, y que será mayor como consecuencia del dinero que nos vendrá de Madrid como consecuencia del extinto ITE? Pero, ¿cómo?, ¿pero cómo es posible que se supedite la lucha contra el desempleo pendiente de un dinero que nos tiene que venir de Madrid?, ¿pero cómo es posible, señorías, señores del Gobierno? Si el Presupuesto sube -y repito, esta es la pregunta clave-, si el Presupuesto sube, si además se endeudan en 882 millones de euros y bajan de forma alarmante, alarmante, las políticas sociales, el fomento del empleo e incluso las inversiones reales -Capítulos VI y VII- en un 6,36%, ¿a dónde va el dinero?, ¿a dónde va? ¿Cuál es la prioridad de su Gobierno, señoras y señores del Partido Socialista y de Coalición Canaria? Evidentemente su prioridad no es la actividad económica, su prioridad no es combatir el paro y la crisis, su prioridad no son las políticas sociales, y evidentemente su prioridad no es rebajar los impuestos a las pequeñas y medianas empresas y a las familias canarias.

Yo le voy a decir cuáles son sus prioridades, señorías. De momento, consolidar el 24% del Presupuesto en gasto corriente y de personal; y, en segundo lugar, incrementar la burocracia: las mismas consejerías, los mismos altos cargos -bueno, no, uno más a partir de ayer, por cierto-. La reducción es insignificante, señorías: las mismas empresas públicas, los mismos gerentes, los mismos directivos, las mismas agencias gubernamentales, en fin, más boato; más Televisión Canaria al servicio de Coalición Canaria... En fin, estas son sus prioridades, señoras y señores de Coalición Canaria y del Partido Socialista.

Ha hablado usted en su exposición, señor consejero de Economía y Hacienda, de otras comunidades autónomas de España. Pues, mire, diga usted lo que diga, yo prefiero el 17% de paro en Galicia, prefiero el 16% de paro en Madrid, el 17% de paro en La Rioja o el 16% de paro en Castilla y León. Pero Canarias está a la cola del desempleo, así que eso es lo que a mí me importa, eso es lo que a nosotros nos importa.

Y algunas cuestiones más que nos parecen, como colofón a esta radiografía de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, auténticos despropósitos. Entre estos, el castigo a ayuntamientos y cabildos, que son los que están de verdad haciendo frente a la crisis y que se ven, sin duda, abandonados a su suerte cuando incluso están financiando actividades, actuaciones y políticas que no son de su competencia, y que las están supliendo ante la falta de acción del Gobierno de Canarias.

Es cierto, señor consejero, que se ha incrementado, se ha incrementado el Fondo de Financiación Municipal. Pero, mire, con eso no tienen ustedes derecho a tirar voladores, porque lo que venden como un gran logro, lo que han hecho es haber incrementado solo 30 céntimos al día por habitante en Canarias. ¿Cómo se explica, a los ayuntamientos y a los canarios, que las empresas públicas reciben en proporción más del doble del dinero que van a recibir los ayuntamientos? El déficit de 143 millones de euros de las 19 sociedades mercantiles y 8 fundaciones públicas, contemplado en los Presupuestos para 2012, será sufragado por aportaciones del Gobierno de Canarias, a razón, a razón, de una media de 5,2 millones de euros por entidad, y resulta que los 88 ayuntamientos canarios recibirán una media de 2,7 millones de euros por municipio para hacer frente a todo lo que ustedes ya saben procedentes del fondo.

Se lo diré de nuevo, señor consejero: ha perdido el Gobierno de Canarias una magnífica oportunidad. No saben o no quieren conocer la Canarias real. Estos Presupuestos dejan en evidencia ya no solo la ineficacia y el desprecio de su Gobierno a los desempleados, sino, sino, incluso la propia desfachatez de la que su Gobierno hace gala en relación con los canarios.

Cuando ustedes hablan de que todo el mundo está en recesión, mire, será todo el mundo menos su Gobierno y la estructura de poder que ustedes se hacen servir de ella.

Señorías, los Presupuestos no son creíbles, no son creíbles, pero también conviene preguntarse cómo se han cuadrado estos Presupuestos. Pues, mire, yo se lo voy a decir: se han cuadrado a golpe de martillazo, con ingresos ficticios, al construirse sobre unos supuestos poco realistas -usted mismo lo ha reconocido-, con expectativas macroeconómicas claramente optimistas, que han desaparecido ya de cualquier observación por parte de algún experto. Y esa falta de realismo créame que amenaza con desbaratar las previsiones de ingresos y gastos, además de estar en el aire, bueno, pues, unos 3.250 millones de euros, que han de proceder, como se sabe, de los Presupuestos Generales del Estado, pendientes de las decisiones que tenga que tomar el nuevo Gobierno del Partido Popular.

Así que son estos unos Presupuestos, como dije antes, que tienen los días contados y que tienen un claro objetivo: preparar la confrontación con el nuevo Gobierno del Partido Popular. En absoluto responden a la urgencia del empleo y tampoco responden a la lucha tan obsesiva que deberíamos todos tener en cuenta contra la crisis económica.

Señor consejero, mire, los Presupuestos son muy buenos si ayudan a crear empleo, son muy buenos si ayudan a distribuir mejor la riqueza, son muy buenos unos Presupuestos si aumentan las inversiones, son muy buenos si Canarias y España, si Canarias y España, progresan por encima de lo que lo han hecho hasta ahora y por encima de otras comunidades autónomas y países de Europa, pero es todo lo contrario. Porque ¿usted qué nombre le pondría a un paro del 30%?, ¿qué nombre quiere que yo le ponga? ¿A usted le parecería bien que un Gobierno del Partido Popular tuviera un paro del 30% en Canarias y un 22% en España o no nos dirían ustedes que estaríamos castigando a los menos desfavorecidos? ¿Estos Presupuestos son un premio para los parados?

Señor consejero, este Presupuesto, de verdad, refleja fielmente lo que ustedes piensan, pero no lo que se empeñan en manifestar y en declarar a la opinión pública. No es un Presupuesto social, señor consejero, y no lo es aunque les duela a ustedes la boca de tanto repetirlo, de tanto decirlo, porque lo social no se puede medir en términos de gasto total por tipo de consejerías, como hacen ustedes, sino que debe medirse en función de si estos Presupuestos contribuyen a que haya menos paro en Canarias y más actividad productiva. Elaborar unos Presupuestos sociales requiere voluntad política. No es suficiente con repetirlo hasta la saciedad ante un micrófono ni tampoco hay que buscar en la hoja de cálculo los argumentos políticos que permitan caracterizar a un presupuesto de social. Es mucho más fácil que todo eso, señor consejero; basta con tratar de analizar cuáles son los verdaderos problemas de los canarios y darles respuesta desde el Presupuesto.

Según estos Presupuestos, la vivienda seguirá siendo inaccesible. Cambian de rumbo ustedes. Los servicios sociales seguirán siendo insuficientes, si no hay sintonía con los cabildos y con los ayuntamientos. Los hospitales volverán a sufrir colapsos en las urgencias y las farmacias pondrán el grito en el cielo ante tanta deuda pendiente. Los niños seguirán sufriendo una educación sin más calidad. Los cabildos y ayuntamientos seguirán asfixiados económicamente, porque centrifugan ustedes sus recursos para mantener el gran y pesado aparato administrativo autonómico. Cada uno de estos argumentos, señor consejero, en solitario podría servir para pedir la devolución del presupuesto.

Señor consejero, señorías, en nuestra opinión hacen falta unos presupuestos nuevos, aunque sabemos que no habrá presupuestos nuevos si no hay Gobierno nuevo, pero hay alternativas y hay también otra forma de encarar la crisis. El pasado 20 de noviembre hablaron las urnas, pero ustedes sienten alergia por los cambios.

Mire, para terminar, señorías, me referiré a las líneas básicas de otra política presupuestaria, y empezaré haciéndolo por el papel del presidente del Gobierno en los debates presupuestarios. Ante 300.000 parados no debe esconderse en el argumento de que todos los años este debate lo hace el responsable económico, y hoy se ha perdido -repito- una gran oportunidad para transmitir confianza.

En segundo lugar, la reforma educativa en los Presupuestos. El 80% de los males de Canarias está en la baja calidad de nuestro sistema formativo. La educación debe ser la estrella de los Presupuestos. Todos los ahorros imprescindibles en tiempos de crisis deberían destinarse a incrementar el gasto educativo, porque la educación es la mejor inversión. En estos Presupuestos las políticas educativas suben un 0,32%. ¡Valiente prioridad, valiente prioridad! Llevamos muchos años siendo una de las autonomías que menos invierte por alumno en España.

En tercer lugar, la reforma de la Administración. Hay que cambiar la Administración canaria. Con nosotros no vendrían unos Presupuestos con 8 más una consejería, serían 6; no vendrían Presupuestos para 109 altos cargos, vendrían para bastantes menos de la mitad. Los Presupuestos tienen que reducir la burocracia.

En cuarto lugar, racionalizar el sector público en Canarias. A las empresas públicas les dedican en proporción, repito, más que a los ayuntamientos y más que al fomento económico y empresarial.

En quinto lugar, la reforma fiscal. Nuestros Presupuestos tendrían incentivos para las familias, para los creadores de empleo y para la adquisición de vivienda.

En sexto lugar, la formación de los parados. Urge reformar las políticas activas de empleo. Los presupuestos de empleo que usted ha citado, señor consejero, son un engaño.

Séptimo, el pacto de la justicia. Un acuerdo para mejorar la Administración de Justicia no puede esperar. Tenemos más de 175.000 procedimientos atascados en las distintas jurisdicciones en Canarias y no se contempla ninguna creación de nuevas unidades judiciales; todo para infraestructuras...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señor diputado, tiene dos minutos más para terminar.

El señor Rodríguez Pérez: Gracias, señor presidente.

¿La austeridad consiste solo en reducir las inversiones, señor consejero? Hay que lanzar mensajes claros a la sociedad. ¿Puede explicar, señor consejero, sin enrojecer, que haya todavía directivos en la comunidad autónoma que cobren más que el presidente del Gobierno?

Otra política de ingresos, espíritu emprendedor... en fin, me quedan, me quedan muchas cosas en el tintero, pero lo último que se podía esperar de estos Presupuestos en tiempos de crisis es que atacaran a los sectores productivos, señor consejero. ¿El turismo y la cultura son motores de empleo? ¿Sí?: pues bajan en sus consejerías un 15 y un 29%, respectivamente. ¿Creemos todos en el futuro de la ganadería, de la agricultura y de la pesca? ¿Sí?: ¿pues entonces por qué descienden en general un 3,81? ¿El ámbito del medio ambiente es clave para el desarrollo sostenible? ¿Sí?: ¿entonces cómo se van a sostener unos Presupuestos de medio ambiente con algo menos del 28% respecto del pasado año?

En fin. Señor consejero, es indiscutible que el problema de las empresas a día de hoy es la financiación y, por tanto, el impulso a la economía productiva. Son necesarios, señor consejero, otros Presupuestos. Ayer lo dijimos y yo se lo vuelvo a decir, señor consejero, que está usted presente: esta legislatura debe ser la legislatura de la Pyme y de los empresarios autónomos. Todas las políticas del Gobierno deben estar orientadas hacia esa finalidad.

Señor consejero, señor presidente, termino ya. Con toda sinceridad, un Gobierno que no recorta el gasto corriente, sino que lo incrementa; que reduce las inversiones y que sube la deuda; que no sabe los ingresos que va a tener, este no es un Gobierno ni siquiera de derechas ni de izquierdas, es un Gobierno que es un atentado al sentido común. Un atentado al sentido común, señor consejero...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Terminó su tiempo, señor.

El señor Rodríguez Pérez: ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias.

Este Parlamento de Canarias quiere dar la bienvenida a los alumnos y alumnas de 3º de la ESO, colegio Luther King, de La Laguna, de donde seguro saldrán futuros dirigentes de esta comunidad autónoma. Les animamos a que así sea. Gracias por escuchar y ver un debate parlamentario.

Continúa la sesión.

¿El señor consejero quiere contestar ahora o espera a la siguiente intervención? (El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad indica que en la siguiente.)

En todo caso tiene la palabra don Román Rodríguez, del Grupo Mixto. Treinta minutos.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días. Señor presidente del Gobierno.

También me quiero sumar al saludo a los alumnos y alumnas que hoy nos acompañan. Les agradezco su presencia y, aunque a veces no lo parezca, aquí nos dedicamos a defender sus intereses de hoy y sus intereses del futuro.

El Grupo Mixto, Nueva Canarias y el PIL, presenta una enmienda a la totalidad a los Presupuestos del año 12, y lo hacemos en el ejercicio de la función de Oposición, con espíritu constructivo, sin intención de desgastar al Gobierno, sino de debatir, de poner sobre la mesa la envergadura de la decisión que una Ley de Presupuestos representa; de poner sobre la mesa el momento de la economía global, el momento de la economía canaria, las dificultades de ingresos que tiene esta comunidad, los graves problemas sociales, económicos, que tiene esta comunidad. Por tanto, ejercemos esta función de Oposición para facilitar el debate, para buscar el encuentro, para encontrar la luz a los graves problemas que tenemos.

Tendría que decir, y aprovechando algunas cosas que se han dicho, que es verdad que cabría la posibilidad de que el presidente del Gobierno hubiera entrado a este debate, pasa en ocasiones, pero al menos está presente. Pero yo también echo de menos que hoy no esté aquí el que ha sido hasta ayer al mediodía el líder del Partido Popular, alguien con presencia, con fuerza -ya lo sé, pero lo podía haber retrasado un día, no pasaba nada-, que en una ley tan importante, en un momento tan crucial, tuviéramos aquí a alguien de la importancia, del peso específico, de la responsabilidad del señor Soria. En cualquier caso, en cualquier caso, señorías, como el debate este de quien participa lo abrieron ustedes, yo he aprovechado la oportunidad, cosa que ya saben que siempre hago.

Por lo tanto, señorías, toca hablar de la Ley de Presupuestos del 2012. Voy a empezar poniendo en evidencia uno de nuestros problemas, el más grave, al que yo quiero hacer más referencia, y es el siguiente. Euskadi, comunidad española, tiene para el próximo año un Presupuesto de 10.449 millones de euros; tiene una población de 2.169.000 habitantes. El gasto público en esta comunidad el próximo año será de 4.817 euros por persona y año. Me van a decir ustedes: "esta es la comunidad más rica de España", ya lo sé. Pero me voy al otro extremo, a Extremadura: presupuesto para el próximo año, 4.914 millones de euros; población, 1.107.220 habitantes; gasto presupuestario por habitante para el próximo año, 4.439 euros. Canarias, la tierra nuestra, a la que representamos en esta Cámara, 7.203 millones de Presupuesto; población 2.118.519 habitantes; gasto por habitante, 3.400 euros. Señorías, si fuéramos de Extremadura y tuviéramos los ingresos de Extremadura, el señor consejero, el señor presidente y el Gobierno completo dispondrían el próximo año de 2.000 millones de euros más para cumplir con su función. Si los de aquí fuéramos vascos y vascas, tendríamos el próximo año más de 3.000 millones de euros más para cumplir con el deber que tiene que desarrollar el Gobierno de Canarias.

Hay una frase mundialmente famosa, que se hizo en torno al debate después de que un famoso presidente norteamericano perdiera las elecciones, y que, preguntándose qué pasaba, decía: "es la economía, estúpido". Pues esto que pasa en los ingresos es "son los ingresos, estúpido". Tenemos un problema serio, grave, que quiebra la función del Gobierno de Canarias, el papel del sector público, siempre y más ahora que estamos en una severa crisis. Por eso luego voy a centrar mi intervención en esto, en la mayor. Pero no podemos hablar de esto si no hablamos en el contexto en el que nos movemos.

Estamos en una crisis severa, estructural, sistémica, global. Lo hemos comentado aquí en unas cuantas ocasiones y lo seguiremos comentando porque las perspectivas no son buenas. La deuda soberana está llevando al euro al borde del precipicio. El ajuste fiscal salvaje está llevando a los gobiernos a tomar decisiones que quiebran la cohesión y está llevando a la economía a la parálisis. En este contexto, hay alternativas a lo que se está haciendo, vuelvo a reiterarlo en esta Cámara. No hay ninguna otra manera de acometer el grave problema de la especulación de la deuda soberana si no se produce una compra masiva de deuda pública por el Banco Central Europeo. Así lo han resuelto los norteamericanos, así lo han resuelto los japoneses, así lo han resuelto los británicos, que están comprando sus bancos centrales deuda pública de manera masiva para evitar la absoluta especulación a la que estamos sometidos. El ajuste fiscal que se ha impuesto en Europa es insostenible. Hay que ampliar los plazos de ese ajuste fiscal, porque, si no, se quiebra el funcionamiento de la economía y se estancan los derechos y el progreso de las sociedades. Pero ni nosotros tenemos capacidad para influir en la solución al problema del euro ni nosotros tenemos, desgraciadamente, capacidad para reorientar la política económica que, frente a esta crisis, se está imponiendo y que nosotros no compartimos, y que lo hemos reiterado y que nos afecta, este es un ejemplo de que nos afecta.

Hoy nos enfrentamos a la ley más importante que puede hacer un Parlamento, a la Ley de Presupuestos, a la que le da los créditos para hacer posibles las leyes sectoriales. La sanidad, la educación, las infraestructuras, las ayudas sociales dependen de los créditos que asigne la Ley de Presupuestos y, por lo tanto, estamos ante, seguro, la ley más relevante de cada año, y lo hacemos en un marco de incertidumbre. Yo le reconozco al Gobierno que los mimbres que tiene para hacer esta ley son los que son y sé que no se han inventado los datos de ingresos. Los sacó de las previsiones que el Gobierno de España hizo en el mes de julio al conjunto de las comunidades de España, no se los ha inventado. Lo que sí sabe el consejero de Hacienda, los miembros de este Gobierno y cualquiera que siga la situación de la economía internacional, europea y española es que eso tiene poco que ver con la realidad de ahora. Seis meses es una eternidad en medio de esta crisis y que las previsiones de crecimiento de la economía española de julio, del 1,3, se esfumaron. Hoy existe una revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de la eurozona del 2% que estaban hace tres meses, después al 1,8 y ahora están hablando del 0,5, con Alemania incluida, porque para que la eurozona pueda crecer al 0,5, al 0,6, con Alemania incluida, quiere decir que muchos estaremos por debajo del cero. Y hay muchísimos analistas que dicen -y ya lo son de todo color- que la economía española entra en recesión el próximo año. De manera que en esto estoy de acuerdo con el Partido Popular, por razones distintas, que los ingresos que previó la ministra de Economía y Hacienda del Gobierno de España para el conjunto de la economía española no van a funcionar. Ya nos gustaría, ya nos gustaría que las cosas fueran mejor de lo que apuntan los datos de hoy, pero el crecimiento de la economía española el próximo año está absolutamente comprometido. Vamos a estar, con altas probabilidades, por debajo del crecimiento cero, es decir, en recesión, y eso va a impactar en los ingresos. Y los ingresos de esta comunidad, como los de todas, están enormemente vinculados a cómo funcione la economía, porque son, los ingresos fiscales dependen de que la economía crezca. De manera que es seguro que los ingresos serán inferiores.

Yo sé que el Gobierno ha hecho un esfuerzo de prudencia y ha colocado doscientos y pico millones menos y sé también, como se sabe que esto va a ser así, que ha bloqueado los créditos de los convenios y que no van a ser disponibles esos créditos, porque saben desgraciadamente que, no dentro de siete meses, el 23 de diciembre nos enteraremos de una parte de los asuntos que van a modificar, ingresos y gastos. Porque yo anuncio, y no soy pitoniso, yo anuncio y verán que me voy a equivocar poco, que el Gobierno que ha surgido de las urnas democráticamente el 20 de noviembre y que se conformará el día 22 del mes en curso va a tener que rebajar de forma sensible los Presupuestos del próximo año, porque el ajuste fiscal al que tiene que hacer frente es brutal: 1,6 puntos del Producto Interior Bruto más el décalage del año 2011. 2 puntos, 2,5 puntos.

Miren, la reducción del gasto público en el año 12 y 13 tendrá que ser, como mínimo, de 40.000 millones de euros. Les anuncio, para que se vayan preocupando, que Zapatero redujo 18.000, y miren cómo acabó, miren cómo acabó. En los dos años, 18.000 millones. Con esto les pongo en evidencia que entiendo al Gobierno cuando utiliza los mimbres que tiene, que son los que son, pero el Gobierno sabe, cualquier persona informada sabe que los ingresos y los gastos se van a modificar. Porque el Partido Popular reducirá, y puede facilitar algún capítulo de gasto al Gobierno, va a reducir los ingresos, pero también va a tomar decisiones de reducción de gasto. Yo, que soy persona que sigue la información, sé que el Capítulo I del sector público español va a rebajarse sensiblemente, entre el 7 y el 10%. ¡Ya lo verán! Que las pensiones serán congeladas, que el IVA será de nuevo incrementado, porque los mimbres son los mimbres, las circunstancias son las que son. Y por eso hemos presentado nosotros esta enmienda a la totalidad para debatir de esto, para que los canarios seamos conscientes, para que ustedes, señorías, y todos los que aquí representamos al pueblo de Canarias, sepamos que nuestros ingresos son pocos, son injustos. Estamos por debajo de la media en todo, en los ingresos también. Por supuesto de Euskadi, pero también de Extremadura: 1.000 euros/persona y año más de gasto en Extremadura que aquí; 1.500 euros más de gasto por persona y año en Euskadi que aquí... Y pongo dos extremos. Yo conozco la estructura competencial de Euskadi, también la de Extremadura y la nuestra, y estamos mal colocados. Y nosotros queremos llamar la atención en este debate sobre lo que nos pasa, y es que nuestra estructura de ingresos está debilitada, y está debilitada, en primer lugar, señorías, porque el sistema de financiación nos maltrató. Y yo me alegro mucho -y ya saben ustedes que soy persistente- de que en esta Cámara, en esta legislatura, todos hayamos aprobado una resolución, una posición política, para reclamar revisar el sistema de financiación autonómica y que se nos trate con justicia, con igualdad. Debiéramos ser tratados un poquito mejor que la media, porque nuestras circunstancias obligan a un trato igual pero compensado por el hecho de la insularidad y la lejanía. Y ese hecho que algunos hemos denunciado hasta la saciedad es lo que ahora nos compromete en los ingresos. Nos compromete en los ingresos que el Gobierno de España maltrate a esta tierra en las inversiones. Y lo que viene, y lo que viene, porque he dicho la reducción del salario de los funcionarios, he dicho lo de la congelación de las pensiones y no he dicho, porque se me olvidó, la reducción de las inversiones.

Por lo tanto, desde Nueva Canarias, desde el Partido de Independientes de Lanzarote, desde Grupo Mixto, hemos presentado esto para debatir sobre las cosas graves que nos pasan.

No vamos a tener los ingresos previstos en la ley, desgraciadamente, porque serán analizados y rebajados en la norma presupuestaria que surja. Yo sé que, formalmente, la Constitución establece la prórroga automática de los Presupuestos, eso lo sabemos todos, pero el pequeño problema no es que se prorroguen automáticamente los Presupuestos del Estado, el pequeño problema es que antes de eso el Gobierno de España, como ocurrió en dos ocasiones a lo largo de la historia democrática, sacará un decreto-ley y dirá: "en este capítulo se rebaja esto, en este capítulo va a ocurrir esto", y nos obligará. En esta Cámara vamos a aprobar la Ley el 27, si no recuerdo mal, ¿no?, el calendario, el 27... Bueno, pues ya tendremos novedades, sensibles novedades, en ingresos y en gastos. Sonríe el consejero de Hacienda porque alguna cosilla le vendrá bien de lo que decida el Partido Popular (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

En definitiva, señorías, estamos ante unos Presupuestos que no van a tener la previsión de ingresos que dice la norma que estamos tramitando; que recurre a un hecho preocupante, que es el siguiente: el ahorro bruto negativo de esta comunidad es enormemente preocupante. En los años 10, 11 y 12 se nos ha dado una circunstancia que compromete el futuro: los ingresos corrientes son menores que los gastos corrientes. Eso quiere decir que el endeudamiento que históricamente debió ir a las inversiones va a pagar luz, agua y salarios y, como las perspectivas económicas no son buenas, estamos endeudando a esta comunidad y a las futuras generaciones, no para hacer infraestructuras, no para hacer hospitales, no para hacer futuro, sino para mantenernos en el día a día, y este es un compromiso muy preocupante.

El ahorro bruto negativo del Presupuesto del próximo año es de 611 millones de euros. Por cierto, el ahorro bruto negativo empezó siendo consejero de Hacienda el señor Soria, hace tres años. Yo creo sinceramente que si ustedes estuvieran allí, esto sería casi igual, algún matiz habrá de diferencia, pero sería casi igual, porque yo me estudié el Presupuesto del año 9 y del año 10. Por lo tanto, el ahorro bruto negativo lo tenemos que revertir. El próximo año, con el Plan de estabilidad y de equilibrio financiero, nosotros vamos a tener que recurrir al 1,1% de deuda pública para sostener este tema. Pero no puede ser que este parámetro no lo corrijamos; o le damos un volantazo o no vamos a poder soportar los escuálidos, insuficientes, servicios y políticas que tenemos en esta comunidad con estos cuartos, con este dinero, que es poco comparado con el resto de los españoles. Por lo tanto, es fundamental que corrijamos el ahorro bruto negativo que tenemos en estos momentos.

Y aprovecho para decir una cuestión -a mí el tiempo se me hace siempre poco, a otros casi les sobra-. Miren, se han puesto de moda muchas cosas en los últimos tres años, demasiadas cosas, ¿no?, y hay una que se ha puesto de moda y que yo sostengo -luego no le podré replicar a lo que me digan, pero lo haré la semana que entra o la siguiente, o sea, que la tienen clara-, no es verdad que la imposición fiscal, si se hace de forma inteligente, selectiva, ordenada, no contribuye al crecimiento y sobre todo a la cohesión social. Y aquí se puso de moda, incluso por el Partido Socialista Obrero Español -aquello que dijo Zapatero de que "bajar los impuestos es de izquierdas"-, se bajó el IRPF, se eliminó el impuesto de sucesiones y donaciones, se eliminó el impuesto de patrimonio. ¿Y ahora? Y ahora resulta que, deprisa y corriendo, tuvieron que subir el IVA 2 puntos; deprisa y corriendo, tuvieron que restituir el impuesto de patrimonio.

Nosotros creemos que esa política liberal que se impregnó en todos los ámbitos hay que corregirla y por eso planteamos -sin perjuicio de que entendemos, comprendemos, sabemos los mimbres que ha utilizado el Gobierno para preparar este proyecto- que toca incrementar los ingresos. Y solo hay tres caminos, señorías: que nos den lo que nos toca en Madrid, en financiación autonómica. Este es un camino, que tiene que estar en la agenda política, en la primera línea de esta Cámara y de su Gobierno. Que nos den lo que nos toca, ni más ni menos. Tenemos una resolución aprobada por unanimidad, ¡aprovechémosla! Que nos den lo que nos toca, porque 545 millones al año son muchos millones. Nos estaríamos generando un escenario distinto.

Segundo, que paguen todos. Tenemos que perseguir la evasión fiscal, la economía sumergida, que no se pagan impuestos. En España hay un 24,4% de la economía nacional fuera de control: 240.000 millones de euros. Si aplicamos el 30% medio de presión fiscal utilizando todos los ámbitos institucionales, estamos hablando de 70.000 millones que dejamos de ingresar. Pero no hay que ser utópicos, nadie consigue el 100% de perfección, pero si estuviéramos en la media europea, tendríamos 35.000 millones más de ingresos en España. En Canarias estamos en el 28,7% de economía sumergida. Datos que me ha dado el Gobierno, porque yo lo pido todo. Y el Gobierno me ha dicho, con las estimaciones que se tienen -y además yo sé que son verdad, porque son los análisis que hay y que están publicados por los expertos-, tenemos un 28,7% de economía sumergida. Si aquí redujéramos, no al 11 sino 10 puntos la economía sumergida, el conjunto de las administraciones que operamos en Canarias ingresaríamos, reduciendo 10 puntos la economía sumergida, aflorándola, que todo el mundo pague, bueno, el 10%, 1.500 millones de euros más. De manera que hay que perseguir eso, y eso tiene que ser un objetivo político. No puede ser un asunto que no. He visto en el Presupuesto unas perras para este tema, que creo que será para esto, la Dirección General de Tributos, para articular los mecanismos informáticos de inspección que nos permitan que toda la actividad que se genere pague.

Y, en tercer lugar, aumentar los ingresos por el único sitio que está inventado y que funciona en el mundo entero, que es la fiscalidad. A nadie le gusta subir los impuestos. Nosotros podíamos haber pasado este debate presupuestario sin hablar de aumentar los ingresos por la vía de los impuestos. Y yo soy capaz de dar un discurso radicalmente distinto desde esta tribuna -me meto con la Policía Canaria, con la tele canaria, con algunas fundaciones, con algunas empresas públicas y digo que firmaron una financiación autonómica indebida-, pero no hemos querido hacer eso. Hemos querido poner las cosas en su sitio, y poner las cosas en su sitio significa reclamar lo que nos toca, perseguir a los que no pagan, exigir y hacer un esfuerzo por aflorar la economía sumergida y mejorar nuestros ingresos. Y lo hemos hecho con una propuesta atrevida que tiene algún nivel de incomprensión. Eso es verdad. Yo creo que esta es la razón en última instancia por la que el Gobierno no lo ha hecho, problemas de oportunidad política, de miedo al que dirán, ¿no?

Hay tres espacios de impuestos. Los impuestos directos, el IRPF, nosotros creemos que hay que crear nuevos tramos en la zona alta del IRPF. Por cierto, lo ha hecho Murcia, que, como ustedes saben, es de ¡extrema izquierda!, lo ha hecho Extremadura y lo ha hecho Andalucía. Como ustedes comprenderán, yo sé que la cantidad es relativamente pequeña, pero en la política fiscal no todo son las cantidades sino cómo se reparte el esfuerzo y cómo se traslada a la ciudadanía el que aquí todo el mundo se apriete el cinturón y no los de siempre.

Hay que recuperar la bonificación que se hizo aquí en el 2008 del impuesto de sucesiones y donaciones. Una frivolidad del momento de la euforia. Hay que recuperar ese tramo, ingresar 20 o 30 millones. Que no se hace ningún daño a la economía ni a los que lo pagan. Y ese es un impuesto que desapareció, porque se puso de moda bajar impuestos, incluso era progre. Nosotros creemos que ese último tramo hay que regularlo.

Estamos totalmente de acuerdo en la recuperación del impuesto de patrimonio, con las bases exentas del Estado, porque, si no, fastidiamos a sectores de clase media y trabajadores. De manera que creemos que ahí hay que tocar ese tema.

Creemos que hay que tocar la imposición indirecta de forma moderada, selectiva, sin tocar el tipo 0 ni el tipo II, porque ahí están los elementos básicos del consumo de nuestras familias, de nuestra gente, pero sí el tipo V, del V al VI o al VII, eso lo tendrán que calcular ustedes. Me van a contestar que lo que yo digo... Por cierto, anoche entré a las dos de la mañana en la Agencia Tributaria española, que funciona muy bien, muy bien -es la parte de la Administración que mejor funciona-, y vi la evolución del año 2010 al 2009 y del 2011, trimestre a trimestre. Pero yo no voy a entrar en esa discusión, sí, sí, pero yo también sé leer, y en esto, bastante bien. Y les digo una cuestión, pero yo no voy a entrar en eso, porque esa no es mi guerra; esa es su guerra, la del Gobierno. El Gobierno verá cuánto y dónde. No, yo estoy en la oposición. De manera que yo no tengo los cálculos. Yo lo que digo es que hay que tocar ese tema. Lo tocó Zapatero para España y no lo tocamos nosotros aquí en aquel momento, yo creo que porque estaba el PP con ustedes, porque, si no, lo hubieran tocado. Aquel era un excelente momento para los 2 puntos que se subió el IVA en la Península, subir, para mantener el mismo diferencial fiscal aquí, y no lo hicieron. Pero van a tener otra oportunidad. Yo sostengo, y verán que no me equivoco, que Rajoy va a subir de nuevo el IVA. Me decía el otro día mi amiga María Australia que no. ¡Ya veremos! Hay que incrementar de forma selectiva en los tipos medios, que no afecten a las clases populares, hay que incrementar ese tema.

Y los impuestos especiales hay que tocarlos, el de carburantes, unificándolo, poniendo dos céntimos, pero yo no quiero discutir con ustedes si son 200, 250 millones, 180 o 300. Este es un asunto que debe gestionar el Gobierno cuando tome la decisión, pero creemos que es necesario hacerlo.

Señorías, le he dedicado menos tiempo al gasto que a los ingresos, porque yo creo que ese era el objetivo que perseguíamos nosotros, ¿no? Primero, con estos mimbres se hace lo justito. La educación y la sanidad mejoran un poquito con respecto al año anterior, pero la educación y la sanidad canaria están peor que la media española. Esto, hay que ser rigurosos en esto. Yo conozco razonablemente bien el sector público español. La sanidad y la educación, porque tenemos menos dinero, están peor que la media española, aunque hagamos de tripas corazón y haya cosas para las que sacar pecho. Justitos y algunos de los incrementos se los comen los desplazamientos de gasto. Sanidad, tampoco hay que ser un matemático avezado, yo conozco el sistema sanitario -ya lo saben ustedes- y desplazar un mes tiene sentido; desplazar cuatro meses al año siguiente se come los incrementos y bastante más. Y esto es así. Y ya le gustaría al consejero disponer de más perras para ponerlas en farmacia, porque en farmacia el año que viene se va a gastar más de lo que está presupuestado, porque tendrán que pagar lo que deben del año en curso más el año próximo, a pesar de las medidas. Por lo tanto, justitos. Bien en el sentido de que lo poco que hay, pues, se coloca en políticas sociales. Yo estoy de acuerdo con eso. Ahora, la inversión, que es fundamental para la economía, ha ido cayendo; pero no ahora, es que cayó en los últimos tres años, 500 millones menos de inversión, en la época del Partido Popular. Es que la inversión en esta comunidad autónoma ha caído porque sus ingresos caen. De manera que va a ser un presupuesto de escaso impacto en la economía: porque va a haber poca inversión, porque las políticas sectoriales son insuficientes.

¡Bajar en turismo! ¡Cómo le va a gustar al presidente del Gobierno, que está todo el día hablando del turismo, rebajar la partida de turismo! Pues la han tenido que rebajar, y la de agricultura, y la de industria.

Muy bien en el tema de la cohesión territorial, hay dos programas ahí interesantes.

En fin, señorías... Aquí el vicepresidente tiene un papelón también en el tema este de la biodiversidad, con el presupuesto que le ha tocado. Yo tengo ahí quinientos apuntes para decir, bueno, ya lo veremos en la fase siguiente del debate, ver si con esto podemos mejorar en algún sitio. Al menos les haremos alguna propuesta y ya decidirán ustedes.

En definitiva, estamos ante la ley más importante de cada año. Una ley que determina los créditos disponibles para hacer las políticas sectoriales que contribuyen a la cohesión social y deben contribuir a la economía. El debate no es que a unos les gusta subir los impuestos y a otros no. A mí ni me gusta subir los impuestos ni me gusta pagarlos; es una obligación, y cuando planteamos este debate es para dedicar ese dinero a las escuelas infantiles, a las obras públicas, a cofinanciar los programas de desarrollo rural, a echar una mano a la promoción turística.

¿Y que después hay que eliminar siete fundaciones? Anoche también entré en lo de las fundaciones, que es un mito, las fundaciones del sector público. Hice hasta un cálculo y digo, "bueno, ¿y si lo quitaran?". Imagínense que no funcionara, que no sirviera para nada todo lo que hacen las empresas públicas, ¡para nada!, y las quitamos de un plumazo. Eso no arregla las cuentas de esta comunidad y hay muchas funciones que son inevitables. Algunas de ellas promoví yo en una época anterior.

De manera, señorías, que tenemos un grave problema de ingresos que solo se puede corregir recuperando y exigiendo nuestros derechos, que solo se puede corregir recuperando y exigiendo que todo el mundo pague y solo se puede corregir tocando de forma inteligente, selectiva y progresiva los impuestos, de manera que no se dañe a los sectores populares más desfavorecidos, de manera que no se dañe a la economía. Y esto es posible y esto lo han hecho los gobiernos europeos y lo va a hacer, lo ha hecho el Gobierno español anterior y lo hará el próximo.

Y acabo. El problema es global, las circunstancias son comprometidas, no hay perspectivas de salida a corto plazo y, por lo tanto, vamos a tener que movernos en unas circunstancias de restricción, de incertidumbre y de escasos ingresos, pero yo creo que no hay que conformarse. Y estoy convencido -no, estoy seguro- de que mucho de lo que yo he dicho aquí hoy lo hará el Gobierno pronto, de forma inevitable. Es verdad que para tomar esa decisión va a haber algunas facilidades, lo que haga el Gobierno de España, pero muchas de las cosas que he comentado yo aquí hoy las va a tener que decidir el Gobierno de Canarias dentro de un mes, dentro de dos meses, desgraciadamente. Muchas de las cosas que yo he comentado aquí hoy que va a hacer el señor Rajoy las va a tener que hacer, porque los mimbres y las reglas son los mimbres y las reglas. Es más -y acabo-, creo que tenemos la oportunidad en esta Cámara, en el territorio que peor lo pasa, que tiene peores ratios en desempleo, en morosidad, en ejecución hipotecaria -hoy tenemos una PNL sobre ello-, deterioro en todos los frentes, es fundamental, es importante el papel del sector público siempre, ahora más que nunca. Insisto en ello, ahora más que nunca, haciendo las cosas bien, y el Presupuesto canario está por debajo de lo que nos toca. Puede ser una excelente...

El señor presidente: Sí, tiene dos minutos para ir concluyendo, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...un excelente instrumento para ayudar no solo a la cohesión social, que es una de sus funciones, y que la cohesión social tiene que ver también con la economía y con la productividad, sino para ayudar a los sectores económicos con presupuesto público, para inyectar recursos a inversión pública, porque es importante, porque es relevante, porque así lo están haciendo.

Y les cuento el último dato. El señor Cameron, tampoco sospechoso de ser muy de izquierdas, ¿no?, además de subir los impuestos, plantea un plan de estímulo de 23.000 millones de libras, ahora, hace una semana. ¡No salimos de esta, señorías! Yo estoy absolutamente de acuerdo en que gasto ineficiente, gasto innecesario, gasto superfluo, hay que eliminarlo siempre, ahora más que nunca, y eso hay que hacerlo, y tiene el peso y el impacto que tiene, pero nosotros no salimos de esta si no se reconduce la crisis en el ámbito de la Unión Europea; si no logramos, si no logramos controlar la desbocada deuda soberana; si no logramos que el Banco Central Europeo compre deuda pública de los países que lo precisen de manera masiva, y pronto; si no logramos que el ajuste fiscal sea más moderado; y si no ponen en marcha -los que lo pueden hacer, no podemos nosotros, los canarios ni los españoles- los planes de estímulo que permitan recomponer el más que inevitable proceso de recesión económica en el que volvemos el año que viene si no se actúa, no en seis meses, de aquí a final de año.

Espero que nuestra aportación haya contribuido al debate. No tiene otra intención que facilitar el debate, no pretende desgastar al Gobierno. Sé que no somos alternativa, somos solo tres, y lo que hemos pretendido es poner el dedo en la llaga, reconocernos a nosotros mismos y saber que hay mucho que trabajar, mucho que conquistar para que esta tierra tenga el bienestar y el desarrollo que se merece y que desde luego algunos estamos dispuestos a echar el resto.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Para turno en contra, el Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías.

Comenzaré mi intervención dando o intentando darle una primera respuesta a la enmienda de totalidad que ha presentado el representante del Grupo Mixto, el señor Rodríguez Rodríguez, y además permítame que le agradezca que en ella, la enmienda presentada, hiciese una pormenorizada relación de los aspectos contenidos en el Presupuesto. Además este agradecimiento viene porque, bueno, a pesar de no estar de acuerdo con las interpretaciones que se hacen del mismo, usted viene a concluir y a convenir con nosotros en que por lo menos estamos en la senda correcta, y eso por lo menos coincide y ratifica nuestros datos, que, por otra parte, no son más que un reflejo de la realidad.

En primer lugar, en la enmienda a la que me estoy refiriendo, usted describe muy bien nuestro escenario macroeconómico, con la estimación del 0,8%, que, bueno, ahí se limita a emitir simplemente pareceres de un posible incumplimiento, pero que cuando menos son discutibles. Veremos más tarde en qué nos basamos nosotros, en qué se basa el Gobierno para esas estimaciones; es decir, no hay una base sólida que por lo menos refute esa estimación que hace el Gobierno. Lo mismo sucede con la posible llegada o no de más turistas o con la tasa de paro. Por lo tanto, no hay cuestiones que se rebatan.

Le agradezco además también el reconocimiento que hace a que la deuda pública es de las más bajas de España. Eso es un dato incontestable y eso, hombre, por lo menos será porque se habrá hecho la tarea a lo largo de la historia y estemos hoy en esta buena posición. Eso nos permite hoy poder sustentar los servicios públicos esenciales.

Donde estamos absolutamente de acuerdo, pero, bueno, creo que ahí estamos de acuerdo todos, es en la valoración que hace sobre los prejuicios que está ocasionando el actual sistema de financiación autonómica y en el cumplimiento del REF, en cuanto a la inversión media del Estado se refiere. No en vano ustedes también votaron a favor de dos proposiciones en ese sentido en esta Cámara.

En cuanto a los ingresos, sobre su tesis coincidente con el Grupo Popular en que están sobrevalorados, bueno, si están sobrevalorados, hablaremos un poco más adelante, repito, si usted me lo permite.

Ahora, donde ya no estamos tan de acuerdo y no coincidimos es en el incremento de impuestos que usted solicita. Y no lo estamos porque, tal como usted ha reiterado en este Parlamento, Canarias debe mantener una diferencial fiscal con el resto del territorio español, con el fin, sobre todo -y no nos olvidemos de algo fundamental-, de poder ganar competitividad. Esto es un aspecto que creo que es reconocido por todos. Luego, no debiésemos nosotros perder el diferencial fiscal, no debiésemos nosotros atentar contra la competitividad de nuestras empresas. Por eso en este momento no creemos que sea una vía de solución incrementar los ingresos, sobre todo en lo que tiene que ver con la subida de tipos del IGIC que ustedes proponen.

En lo que sí estamos 100% de acuerdo es en que necesitamos mejorar la gestión recaudatoria, se está haciendo -el proyecto de Presupuestos contiene medidas a tal efecto-, y combatir el fraude fiscal, también lo estamos haciendo. La mejora en la recaudación de los ingresos tiene que ver mucho en este sentido.

Sobre el análisis que realiza de los gastos, donde, bueno, en su enmienda coincide curiosamente en algunos aspectos en que no ayuda a la recuperación económica, permítame que también lo comentemos de forma genérica, por ahorrar tiempo, más adelante. Ahora, sí me detengo en la afirmación que hace usted con respecto al presupuesto de sanidad, afirmando que no se incrementa y que se decrementa. ¡Hombre!, no confundamos a los ciudadanos: en el Presupuesto del 2012 las partidas de sanidad suben un 2,7% y, por tanto, saber cómo actuamos en cada uno de esos sentidos. Mire, además, para evitar una subpresupuestación en las partidas como el pago de los medicamentos es por lo que hemos incrementado un 25% los créditos de los mismos, poniéndolos a gasto real. Y, además, le recuerdo que Canarias es una de las comunidades autónomas que menos deuda sanitaria tiene y de las que en menor plazo paga sus facturas. Por lo tanto, seguimos estando en una buena posición.

Sí estamos enormemente de acuerdo en el reconocimiento y la recomendación que hace usted en su enmienda, digo, el reconocimiento que hace sobre la necesidad de acometer la deuda sanitaria que el Estado mantiene con las islas. Sobre eso que hemos llevado algunas actuaciones. Bueno, esto estoy seguro, repito, de que va a ser una cuestión irrenunciable para todas las fuerzas políticas en esta Cámara.

Y donde no estoy en absoluto de acuerdo, señor Rodríguez, pero además difiero totalmente, es en la afirmación que ha hecho usted de pitoniso sobre que el Partido Popular va a subir el IVA, va a bajar el sueldo a los funcionarios, va a bajar las pensiones, y digo no estoy de acuerdo porque el Partido Popular se ha pasado los últimos ocho, diez, doce meses criticando enormemente esa posición y, por tanto, se ha enfrentado a unas elecciones generales sosteniendo esos planteamientos, de que no iba hacer esas actuaciones, criticando esas actuaciones anteriores. Y, por lo tanto, no estoy en absoluto de acuerdo con que esa premonición suya se vaya a producir. Estoy convencido de que el Partido Popular no va a tomar ninguna de esas medidas.

Permítame ahora, señor Rodríguez Pérez, hombre, yo creo que usted empieza su intervención solicitando la intervención del presidente del Gobierno en la defensa del proyecto de Presupuestos, que, como usted bien sabe -por no entrar más ahí-, sería la primera vez que ocurriese. Cuando el presidente, hasta ayer mismo, de su grupo, hasta hace doce meses consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias no esté hoy aquí o no suba a defender esa proposición, por lo menos lo deja a usted sin argumentos. No sé si ha tenido usted escrito el discurso antes de saber que el señor Soria no iba a estar hoy aquí, porque, si no... De todas formas, no entiendo que usted critique al presidente del Gobierno por no salir a defender esa propuesta, cuando el señor Soria no está hoy aquí. Yo, por lo tanto, sigo sin entenderlo.

Mire, señor Rodríguez Pérez, después de escuchar su intervención, entendemos perfectamente la presentación de su enmienda a la totalidad a los Presupuestos del 2012. Cuando en su enmienda a la totalidad argumenta que nuestras cuentas públicas son ficticias por estar basadas en unas previsiones de ingresos irreales, que no se van a cumplir, ya es decir mucho de los planes que sobre los recortes a la financiación tiene previsto aplicar el Gobierno del Partido Popular. Señor Rodríguez, este Gobierno con los datos de que dispone, sí ha elaborado unos Presupuestos con bases realistas y más allá, como puede usted leer, si quiere, hasta en el texto articulado, ha confeccionado las cuentas públicas bajo la cautela y la prudencia ante lo que puede venir.

En mi anterior intervención ya detallé las razones de peso por las que decidimos no acudir a la irresponsabilidad de la prórroga. Supongo que algunos de estos motivos serán los mismos que han llevado a todas las comunidades autónomas del Partido Popular que han elaborado también sus Presupuestos. Deben ser los mismos motivos.

Miren, ustedes pretenden que Canarias sea prisionera de un Presupuesto que ya no es válido. Sí, repito, pretenden que Canarias sea prisionera de un Presupuesto que ya no sirve. Su grupo, con esa posición, pretende hurtarle a las islas una mejor sanidad, una mejor educación, unos servicios sociales mejor dotados, unos incrementos en las partidas con asistencia jurídica gratuita, las nuevas políticas de apoyo en las empresas o la mayor financiación para cabildos y ayuntamientos. Señor Rodríguez, ¿todavía sigue usted sosteniendo, usted y su grupo, que teníamos que haber prorrogado estos Presupuestos? Yo creo que después de eso ni siquiera lo sostiene.

En cuanto a los ingresos, también les repito que el Estado, los ingresos del Estado descienden en 227 millones de euros con respecto al 2011. Por lo tanto, según su criterio, mantenerlo sí que sería una trampa y un engaño a los canarios, por usar los mismos términos que usan ustedes en la presentación de la enmienda a la totalidad. Utilizan el término "trampa y engaño". Bueno, muy bien, sería una trampa y un engaño mantener los Presupuestos del 2011 prorrogados porque hay 227 millones de euros menos procedentes del Estado. Eso sí sería una trampa.

Mire, la previsión de ingresos de los Presupuestos se ha realizado con los datos oficiales comunicados por el Estado a todas las comunidades autónomas y, por otro, en función de un riguroso análisis de la estimación del escenario macroeconómico. Mire, así, la evoluc ión del PIB que hemos hecho para Canarias en el año 2012 es de un 0,8%. Una cifra que está por debajo de la media de los estudios que se han realizado, que la establecen en torno a un 1,2%. Es más, la última previsión, publicada la semana pasada por el Centro de Previsión Económica, un organismo que cuenta con 20 años de experiencia, pronostica un aumento superior, cifrado en un 1% para el próximo año en las islas. Por tanto, salvo que se pongan datos sobre la mesa, no creemos que sea cuestionable nuestra previsión de crecimiento económico.

Señor Rodríguez, estos datos, estos asuntos, hay que tratarlos con solvencia y presentar pruebas irrefutables; no nos podemos dedicar por meras habladurías.

Mire, además, este Gobierno ha elaborado un Presupuesto no solo realista sino conservador y prudente. No ha incluido un solo euro que no sea de obligado cumplimiento por parte del Estado, de donde provienen más del 60% de nuestros recursos, y esto incluye además, en los Presupuestos, la disminución del 3,8% en la aplicación del techo de gasto que las cuentas estatales tendrán que aplicar como mínimo para el próximo año. En esta línea de prudencia, y en cuanto a los convenios de carácter plurianual, se han incluido los mismos importes que los consignados para este año. Y fíjense si ha habido cautela que no se han incorporado partidas extraordinarias tan importantes, como a las que usted hacía referencia antes, para Canarias, digo, como los 70 millones de euros procedentes del extinto ITE, que vienen destinándose a políticas de empleo. Una exclusión que, como ya le dije, hemos tenido que compensar con una aportación propia de 38 millones de euros. Y, claro, no se puede decir que los ingresos son ficticios, que contamos con ingresos del Estado que sabemos que no van a venir por un lado y por el otro criticar que no computemos los ingresos del ITE del Estado. No se puede hacer una cosa y la contraria, además en el mismo documento, porque eso es no ser serios, y estamos confundiendo de esa forma a los ciudadanos.

Miren, no entendemos las críticas que realiza su grupo sobre la elaboración del Presupuesto a ciegas y tampoco creemos que se vayan a cumplir sus vaticinios, los vaticinios que realizan en la enmienda a la totalidad, en relación, desde luego, con las causas a las que usted alude. De la misma manera que esperamos y confiamos en que no se va a consumar el aviso que ya dirigentes de su partido hacen abiertamente sobre un posible incumplimiento del Estado, al afirmar -y cito textualmente- "se van a mirar con lupa". Mire, incluso han llegado a decir que, en caso, en este caso, en el caso de que así ocurriese, nos abstengamos de acudir a los tribunales, porque los convenios firmados -y abro comillas- "son una mera declaración de voluntad subordinada a lo que disponga la ley presupuestaria de cada año". Miren, no obstante, si llegaran a materializarse todas esas situaciones, esos augurios, que usted avanza en su momento, con declaraciones de su partido, evidentemente que Canarias tendría que revisar el Presupuesto para el 2012. Mire, el Presupuesto es la máxima asignación de gastos que puede realizar una Administración, es la máxima. Ese es el concepto de definición de un Presupuesto. Pero en ese caso, en el caso de producirse esa circunstancia, señor Rodríguez, serán otros los responsables de esa situación y no los grupos integrantes de este Gobierno. Serán otros los responsables.

Miren, siguiendo en el área de ingresos, debemos convenir en que las previsiones de recursos REF, cifradas en un incremento del 9%, son completamente realistas, y no porque lo diga este Gobierno sino porque lo avalan las cifras. Tal es así que durante el año 2011 ya tenemos la mitad del camino recorrido, según demuestran los datos de recaudación.

En esa línea, y aunque a algunos les pueda disgustar, mire, le informo que la recaudación de los tributos estatales en Canarias se incrementó hasta el pasado mes de octubre en un 7% en Canarias. Esto viene a significar dos cosas: una mejoría de cara a las cantidades aportadas por el Estado en cuanto al sistema de financiación y un reflejo de la evolución positiva en la recaudación, que corroboran nuestras expectativas sobre el aumento de nuestros ingresos.

Por último, y en relación a los fondos procedentes del sistema de financiación, el Gobierno de Canarias, como el resto de comunidades autónomas, ha realizado la estimación con la única forma posible: a través de una comunicación oficial del Estado. Señor Rodríguez, mire, no es una circular: esta es la comunicación oficial del Estado (Mostrando un documento a la Cámara). Es exactamente el mismo documento para todas las comunidades autónomas, variando simplemente las cantidades. Este documento, estos documentos, son los que han servido para elaborar los Presupuestos del año 2011, 2010, 2007 y hacia atrás. No se puede calificar eso como una circular, señor Rodríguez. Miren, que sepamos, los canales apropiados de comunicación entre el Estado y las comunidades autónomas son estos: los documentos oficiales que nos cursamos.

Aunque en materia informativa lo que sí ya sabemos es que en enero se convocará una conferencia de presidentes autonómicos para plantearnos un plan de choque sobre el ajuste del gasto público. De ese encuentro confiamos en que su grupo político, en línea con lo que ha manifestado, defienda no solo la inoportunidad de más recortes para Canarias sino el necesario incremento de los fondos que demandan las islas. Retomando las palabras del presidente de su partido cuando ejerció de consejero de Economía y Hacienda, y con las que yo estoy totalmente de acuerdo, debemos plantear al Gobierno de la nación una financiación justa. No queremos ser -añadía- la que más tiene sino estar, como mínimo, en la media per cápita. Y sobre todo retomando un acuerdo unánime de este Parlamento, por el que se insta al Gobierno de la nación a elaborar y a poner en marcha ese nuevo sistema. Por lo tanto, resulta, digo, realmente esperanzador que esta iniciativa fuera una proposición no de ley presentada y defendida por el Grupo Popular (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

De la misma manera que lo es otra proposición instada por el Grupo Popular, y votada por unanimidad, por la que se exige al Estado que se comprometa a la efectiva y correcta aplicación del REF en los Presupuestos del Estado para 2012. Con ello se solicita igualar la inversión media por habitante en Canarias con el resto del territorio estatal.

Por todo lo anterior y después de estas dos importantes iniciativas parlamentarias del Grupo Popular, no entendemos cómo se puede afirmar en la enmienda a la totalidad, digo, no entendemos cómo se afirma que el Gobierno prepara una confrontación con el próximo Gobierno de la nación. Señorías, lo que vamos a instar ha sido solicitado por ustedes y compartido por la totalidad de esta Cámara, solicitado por ustedes y compartido por la totalidad de esta Cámara. Por lo tanto, no se puede decir que son unos Presupuestos para confrontar con el Gobierno de la nación. ¡No es serio!

Mire, confiamos en que el nuevo Ejecutivo estatal, en su compromiso manifestado con Canarias, no recorte las partidas, mejore el sistema de financiación, nivele la inversión media, se disponga a reparar la deuda sanitaria, aumente la dotación de los convenios, incluya las partidas extraordinarias hasta ahora consignadas, como el Plan Integral de Empleo, el de Infraestructuras Turísticas o la compensación del ITE. Son compromisos que están -entendemos- dispuestos a asumir los integrantes del Grupo Popular en esta misma Cámara, sin tener en cuenta la mayoría política que la integra. Y ello en consonancia con sus propias afirmaciones, cuando aseguran que van a trabajar en defensa de los intereses canarios por encima de cualquier otro partidista. Señor Rodríguez, no tengo la menor duda de que ustedes no traicionarán su compromiso con Canarias. No tengo la menor duda.

Por otra parte, usted ha reprochado a este Gobierno que con los Presupuestos de 2012, lo hace en su enmienda a la totalidad, vayamos a disparar la deuda pública en Canarias. Supongo que es el mismo reproche que les ha hecho a sus compañeros de Extremadura, que han recurrido a la deuda no solo ya para incrementar el impuesto sino para no bajarlo más de un 5%. Mire, ante la escasez de ingresos y detectadas las causas que los provocan, es cierto que Canarias en 2012 aumentará su deuda. Se trata de una decisión política, de una decisión política, porque, ante la escasez de recursos, la necesidad de sostener los servicios esenciales básicos, hemos optado por esa vía. Hemos optado por defender los derechos sociales adquiridos por encima de todo. Salvo que el Estado aumente los fondos, no hay otra fórmula. El endeudamiento es el recurso que nos queda para salir al rescate de los servicios públicos esenciales.

Pero, mire, vamos a repasar con ustedes, si me lo permite, los datos de la deuda. Canarias es la mejor posicionada, con 1.615 euros per cápita, es decir, 1.200 euros menos que la media. Y lo hago destacando, primero, que en este punto, como tantos otros, no se puede tener un doble discurso según donde estamos, que es el problema que a veces ocurre. Es decir, los datos por habitante de las comunidades autónomas donde ustedes gobiernan son bastante superiores. Madrid está por encima en casi 700 euros; la Comunidad Valenciana, en 2.400; o Baleares, en 2.500. Y, mire, algunas de estas comunidades autónomas tienen un sistema de financiación mucho mejor que el que tiene Canarias. Es decir, estas comunidades autónomas arrastran años de acumular una mala gestión en su endeudamiento. En Canarias, sin embargo, hemos ejercido un control responsable, la hemos contenido en la época de bonanza, usando esa mejor situación para saldar la deuda que teníamos anteriormente acumulada, mientras otros -con esas otras políticas que usted a veces comenta-, en lugar de controlar esa deuda, hicieron grandes gastos y no fueron previsores. Es más, a pesar del tiempo transcurrido en la crisis económica, salvo el salto que se produce entre el año 2008 y 2010, hemos realizado un gran esfuerzo por contener la deuda, en especial durante este año 2011. Eso es lo que nos va a permitir ahora salvaguardar los servicios públicos esenciales.

En cuanto a los gastos que usted ha criticado, y además de lo ya destacado sobre las prioridades, tenemos que decir que estas cuentas, las del 2012, también lo que hacen es subsanar algunos desfases presupuestarios contenidos en el Presupuesto del 2011. Dadas las experiencias anteriores, no es admisible criticar la antelación con la que se agotan algunas partidas, cuando se sabe a ciencia cierta que se van a gastar. ¿Es eso responsable, señor Rodríguez?

Este Gobierno, sin embargo, lo que ha hecho es plantarle cara al Presupuesto, y lo hace consignando los gastos de forma realista y efectiva. Un ejemplo claro es la partida farmacéutica a la que habíamos hecho referencia, incrementándole un 25%.

Permítame que le diga, señor Rodríguez Pérez, que hay algunos que no están para dar lecciones de gestión económica ni gestión presupuestaria. Hay algunos que no están para dar lecciones de ese tipo. Le recuerdo que en el 2010 el Ministerio de Economía y Hacienda nos advirtió de que estábamos a punto de incumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria y, afortunadamente, se pudo enderezar esa situación. Y es precisamente eso, el objetivo de estabilidad presupuestaria, eso de que tanto hablamos, lo que ha supuesto un condicionante fundamental de este Presupuesto. En esa tarea estamos empeñados en el 2012 y también al finalizar el ejercicio actual. Ayer mismo el Estado comunicó a las comunidades autónomas que siguen cumpliendo, entre las que se encuentra Canarias -yo creo que eso nos debe alegrar a todos-, y además informó también de las que no lo cumplen, ¿no? Permítanme que no las nombre, porque volveríamos a incidir en el mismo sentido, ¿no?

Y aquí, otra vez, es donde me gustaría hablar, por tercera vez, sobre el doble discurso. No es posible tener la tijera en una mano y la piedra en otra. Eso no es posible, eso desconcierta a la ciudadanía. Y no solo según sea el territorio donde estemos, claro, en unos sitios se dice una cosa y en otros otra, ¿no? Tampoco me parece muy serio que el Partido Popular esgrima el cumplimiento de este objetivo, del objetivo de estabilidad, para justificar los próximos recortes que se van a tener que hacer desde el Estado y al mismo tiempo se critique, pues, que la comunidad autónoma establezca la ordenación de su Presupuesto en este año, como acabamos de hacer. No es serio que se diga que el objetivo de estabilidad va a obligar al señor Rajoy a tomar decisiones duras y criticar las acciones que toma Canarias para cumplir ese mismo objetivo de estabilidad, sabiendo además, como usted sabe, las graves consecuencias que podría tener para Canarias el incumplir ese objetivo. Yo, salvo que usted considere que no podemos hacerlo o que podemos saltarnos ese objetivo de estabilidad o que esa no es una prioridad, no tiene nada que ver con la proposición de ley que ustedes presentan, pero, bueno, digo, salvo que usted lo considere, planteen entonces ese mismo discurso al señor Rajoy, como decían, el Gobierno, el día 23, el Consejo de Ministros, el día 23, y dígale que no hay un solo recorte más para Canarias. Se lo dicen y, a partir de ahí, entonces tendríamos el mismo discurso.

Miren, el Gobierno, comprometido con ese objetivo, ha tomado las medidas en los últimos meses, en los últimos días, medidas que, como usted bien sabe, son el compromiso de ese cumplimiento.

Mire, señor Rodríguez, ha hecho referencia incluso, en su afirmación, a los ayuntamientos, ha hecho referencia a la mala dotación de los ayuntamientos. Pero, repito, si es que el Gobierno de Canarias, desde el año 2007 al año 2012, del 2007 al 2012, ha incrementado las partidas del fondo, las que no tienen nada que ver con los ingresos, sino las del Fondo Canario de Financiación Municipal en un 34%. ¡Pero cómo se puede decir que se abandona a los ayuntamientos cuando se ha incrementado un 34%! ¡Es el mayor esfuerzo presupuestario de todas las partidas! ¡Es que no se sostiene! ¡El mayor esfuerzo presupuestario de todas las partidas! Cuando el Presupuesto de la Comunidad Autónoma en el 2007 es igual que el 2012, el Presupuesto destinado al fondo, el Presupuesto destinado al fondo sube un 34%, no se puede decir que este presupuesto es antimunicipalista. Repito, que nada tiene que ver con los ingresos del reparto del REF, que se hace entre comunidad autónoma, ayuntamientos y cabildos, que depende de cómo evolucione la economía. No, no, no, eso es dinero del Gobierno que acordaron los ayuntamientos, precisamente para sostener lo que usted decía antes, y es que son los más cercanos al ciudadano y a quienes debemos apoyar. Esa es la posición del Gobierno. No se puede decir que este Presupuesto es un Presupuesto antimunicipalista.

Miren, sorprende además los escasos argumentos que se realizan en la enmienda sobre criticar los ajustes que necesariamente hemos tenido que tomar. El discurso constante a que hacen referencia ustedes, a los coches oficiales, a los altos cargos... mire, esas son medidas que hay que tomar, las estamos tomando y las seguiremos tomando, cada 15 o 20 días, cada 3 semanas el Consejo de Gobierno tomamos medidas de ese tipo, pero, señor Rodríguez, de esa forma, de esa forma demagógica, no vamos a corregir los problemas que tiene Canarias. Ese discurso está agotado y, por lo tanto, centrémonos en las cuestiones más importantes. El Gobierno lo ha hecho, como dije, lo hará, continuará en la senda de la reducción del gasto prescindible. Por lo tanto, no sé, no sé de dónde saca usted la información o la afirmación, repito, información no sostenida, de que el Gobierno de Canarias no haciendo el esfuerzo...

Le dije antes, si es que el Ministerio de Economía y Hacienda reconoce que Canarias es la comunidad autónoma que más ha reducido el gasto corriente. Pero es que, como ustedes a veces han llegado hasta el punto de no creerse ni las cosas que dicen, ni las cosas que dicen, repito, son los datos oficiales del Ministerio de Economía y Hacienda los que avalan la acción continuada del Gobierno de Canarias en el ajuste presupuestario. Miren, sin embargo, a pesar de todas estas medidas, le digo, no es suficiente, lamentablemente no es suficiente y hemos tenido, nos hemos visto obligados a reducir políticas y en algún caso hasta incluso eliminarlas. ¿Por qué? Le repito, la prioridad, y la prioridad no se hace diciendo que es que sube no sé qué partida un 4% o un 20% y otra en un 2,7%; mire, es que la subida del 2,7% en sanidad supone 70 millones, pero es que una subida de un euro sobre un euro es un 100%. Sí, es verdad, subió un 100%, frente al 2,7, pero un euro frente a 70 millones, don Jorge, usted sabe contar, no comparemos una cosa con la otra.

Miren, el Gobierno entiende a los sectores perjudicados, hemos asumido y estamos asumiendo las críticas como inherentes a la acción de un gobierno responsable. La respuesta es única para todos: miren, no hay recursos suficientes y hemos priorizado en las políticas de la sanidad, de la educación y los servicios sociales.

Pero, señor Rodríguez, ya está bien, ya pasaron las elecciones, de ese discurso manido, carente de fundamento y sobre todo de espaldas a la realidad y a la difícil situación económica que estamos viviendo. ¡Ya está bien!

Miren, para saber cuáles son las acciones de la comunidad autónoma, pues, pongámoslas en relación con otros, ¿no?, es decir, cómo se están comportando otros, qué están haciendo otros, para poder criticar eso que usted dice, que el Gobierno de Canarias, que este Presupuesto no contiene. Eso es lo que nos da una relación, lo que hacemos habitualmente, comparamos cómo está el sistema de la financiación de las distintas comunidades autónomas, cuánto reciben más unos que otros y a partir de ahí lo vemos, ¿no? Muy bien, pues, miren, la Comunidad Autónoma de Canarias, el Presupuesto del 2012 crece un 1,4%; la media del resto de los Presupuestos decrece un 2%. Luego, estamos haciendo los ajustes necesarios para destinar el dinero allí donde creemos que es más necesario.

Miren, hacen ustedes en su escrito de presentación de la enmienda a la totalidad descalificaciones al Presupuesto, que dice que son opacos, los de la falsedad y la trampa, y usted lo ha manifestado aquí también, no solo que lo hayan escrito, sino que usted lo ha manifestado aquí. Bueno, mire, para sustentar esas afirmaciones debiéramos, digo, poner sobre la mesa algunas cuestiones, que no las hemos visto, ¿no?, porque opacidad es ocultarle a los ciudadanos los planes de recorte que ustedes van a realizar. Eso sí es opacidad, opacidad es ocultarle a los ciudadanos lo que están haciendo o lo que pretenden hacer, mejor dicho, con la excusa de que las cosas han cambiado. Miren, opacidad es no presupuestar las obligaciones que saben de antemano que debemos cumplir.

Y, miren, en cuando a la falsedad, a la que hace referencia usted -o ustedes, perdón, su grupo parlamentario- en la enmienda, este Presupuesto tiene sus partidas, todas sus partidas nominadas, listadas y descritas. Además en su intervención, en la intervención que ha hecho, nuevamente castiga al sector público empresarial, del que dice que absorbe cantidades ingentes del Presupuesto. Sobre esto ya hablamos, tuvimos la oportunidad de hablar ayer. En la interpelación ya le demostré, con datos, que no existe esa maraña de fundaciones ni de empresas. Canarias tiene 46 empresas, frente a las 160 de Galicia, o las 156 de Valencia. No hablemos de Madrid y no hablemos de otras comunidades autónomas.

Miren, cuando usted afirma lo de las empresas públicas, las pérdidas de las empresas públicas, ¿por qué no les dice a los ciudadanos que esas empresas públicas de las que usted habla, esas pérdidas, están casi 70 millones de euros para el transporte sanitario, de emergencias o para el centro coordinador de emergencias? ¿Por qué no les dice eso, los eliminamos? ¿Eliminamos la empresa Gestión Sanitaria de Canarias, eliminamos el transporte sanitario, eliminamos el Centro Coordinador de Emergencias?, ¿es ese el motivo?

Luego, ya les intenté, se ve que con poco éxito, demostrarles ayer que lo de las pérdidas es un mero artificio contable. Simplemente, si esa mera acción la hacemos a través de la dirección general es una inversión, no un gasto; si lo hacemos a través de una empresa pública o fundación, es, según el artificio contable, una pérdida. Luego, como estoy seguro de que usted no va a plantear que suspendamos el servicio sanitario, pues, mire, de los 148 millones a los que hacía usted referencia de pérdida de las empresas públicas, pues, quitemos ya 68. Quitemos los 16 de Promotur, porque ahí estamos todos de acuerdo, es decir, estamos todos de acuerdo en que debemos hacer la promoción turística. Además usted ha criticado aquí que bajemos ese presupuesto; luego, ya quitemos otros 17. Quitemos los 7 de la promoción económica en Proexca, y así sucesivamente. Luego, señor Jorge Rodríguez, dejémonos ya de ese discurso repetitivo sobre el sector público empresarial canario o el sector público de las fundaciones, porque no se sostiene.

Miren, además, todo esto se hace en un marco determinado, en un marco de crisis económica. Una crisis económica de la que el Partido Popular a lo largo de los últimos meses ha ido cambiando sus orígenes. Primero, una crisis solo española, la crisis solo existía en España; luego fue una crisis española y canaria, a partir de octubre de 2010 es una crisis española y canaria; y a partir del 20 de noviembre es una crisis internacional. ¡Cómo ha cambiado esa crisis, cómo ha cambiado el discurso del Partido Popular!

Miren, sí convengo con usted en que las dotaciones destinadas a inversiones y las consignadas al fomento de las empresas y al empleo deben ser mayores, pero, mire, nada más distinto de la realidad, nada distinto de lo que sucede en el Estado, nada distinto de lo que sucede en el resto de comunidades autónomas, desgraciadamente, y volvemos a los datos, a los datos que sustentan las afirmaciones. Mire, la caída media de inversión pública de las autonomías que han presentado sus Presupuestos está en torno al 13,61%, es decir, más del doble del descenso de la inversión en Canarias, cifrada en un 6,6%, entre inversiones reales y transferencias de capital. Sobre esto de las inversiones, la verdad es que a veces no se entiende, hay que ponerse de acuerdo porque depende de quién lo diga o el que lo digan unos u otros lleva a confusión, sobre todo a la hora de tratar de en qué temas debemos invertir y en qué temas no debemos invertir, dónde debemos hacer las prioridades. Porque, claro, mientras determinados dirigentes de su partido dicen que no habrá dinero del Estado para los trenes en Tenerife y Gran Canaria, al haber, según dicen, desestimado los cabildos estos proyectos, los presidentes insulares de ambas islas, de sendos cabildos, incluyendo el presidente del Cabildo de Gran Canaria, han manifestado que en absoluto pretenden renunciar a tales inversiones. Luego, o una cosa o la otra. Tampoco ahí se ponen de acuerdo.

Miren, y además ha dicho usted que la capacidad de este Gobierno para apoyar a empresas es reducida. Ya le dije antes el importe de 303 millones de euros que está destinado en los Presupuestos de transferencias a las empresas canarias, lo que supone un 25% de incremento con respecto al 2011.

Mire, y además dice que este Presupuesto no afronta la crisis. Hombre, depende desde qué perspectiva se mire. Claro, hay quienes, como han hecho en Galicia, afrontar la crisis es hacer los ajustes y dejar tirados a los más débiles o hay quien, como el Gobierno de Canarias, pretende hacerle frente a la crisis apoyando más a las empresas y destinando más dinero a la sanidad, a la educación y a servicios sociales. Eso son distintas formas de hacer política.

Pero, miren, voy a detenerme un segundo en el tema del empleo, en algo en lo que usted hizo mucho hincapié. Hombre, usted sabe perfectamente, digo, sabe perfectamente que el empleo depende de la economía, afirmación que le he oído en muchísimas ocasiones al hasta ayer presidente del Grupo Parlamentario Popular, digo, afirmación que le he oído en multitud de ocasiones y con la que también estoy al 100% de acuerdo. Luego, el empleo dependerá de la economía. Luego, lo que tenemos que hacer es trabajar todos juntos para mejorar las condiciones económicas. Miren, en Canarias la dependencia del conjunto de los ingresos del Estado es muy alta. Luego, para mejorar la economía canaria, volvemos a lo que le dije antes: estaremos todos de acuerdo en la defensa que hará su grupo político en Madrid de la necesidad de no recortar un solo euro más a las transferencias de capital y corrientes, incluso de financiación, al Gobierno de Canarias, a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Pero, miren, la economía depende de las condiciones y, claro, no se entiende cómo hoy, por ejemplo, en la prensa vemos cómo el sector turístico habla de la necesidad de mantener las bonificaciones de las tasas aéreas, incluso de incrementarlas, y hay quien diga que hay que eliminarlas porque eso es una acción bolchevique. No se entiende, no se entiende esa posición. Porque, miren, que la economía canaria está creciendo, sobre todo en el sector turístico, es indiscutible. Se ha dicho aquí incluso que no se ha generado empleo. No, no, en el sector turístico se ha generado empleo, no todo el que debiese, pero se ha generado empleo.

Luego, señor Rodríguez, volvemos a la economía, que es la que genera el empleo; volvemos al convenio o al acuerdo de 70 millones de euros en el ámbito de la devolución del ITE para hacer frente a la situación de desempleo. Situación con la que en muchas ocasiones ustedes no han estado de acuerdo, porque dicen que esto solo sirve para generar empleo temporal, de baja calidad, en convenios con cabildos y ayuntamientos. Hombre, una parte de razón tienen, pero de esa forma estamos manteniendo activa una parte importante de nuestra población que no tiene derecho o no tiene posibilidades de acceder a un empleo. Por lo tanto, no se puede criticar que bajemos las partidas en ese destino, decir que los convenios de Canarias con el Estado son papel mojado y criticar, por otro lado, las partidas destinadas al empleo.

Señor Rodríguez, otra vez más le hago referencia a la filosofía del Presupuesto: mantener e incrementar las políticas destinadas a los servicios públicos esenciales, incrementar los apoyos a las empresas -más de un 25% de las transferencias-, cambiar los modelos de apoyo a las empresas, disminuir las partidas destinadas a subvenciones y destinar más partidas a créditos participativos, ayudar a las empresas en la financiación, ayudar a las empresas en la liquidez, modelos aceptados prácticamente por todos los economistas en este momento.

Miren, aquí -permítame hacerlo una vez más- es donde les reitero, les solicito, que cumplan con las buenas prácticas anunciadas por su partido y con las afirmaciones que han realizado a lo largo de los últimos meses, que Canarias se verá beneficiada por el Gobierno del señor Rajoy. Yo así lo espero, no por una cuestión política sino por una cuestión en que de esa forma, repito, quien se verá beneficiada será Canarias, y aquí estamos todos para defender el conjunto de los intereses de Canarias. Pero, mire, este Gobierno confía en la lealtad institucional propuesta por su grupo en las relaciones con el Estado y también en las promesas de sus diputados de que van a exigir un tratamiento igualitario para Canarias.

Por último, acabo mi intervención refiriéndome a las dos enmiendas a la totalidad presentadas por ambos grupos políticos. Coinciden en solicitar a esta Cámara la devolución de esos Presupuestos y, sin embargo, difieren en un aspecto vital de política económica: el Grupo Popular nos solicita una rebaja de impuestos; el Grupo Mixto nos solicita una subida de los mismos. Miren, a lo mejor en el término medio está la virtud y por eso este Gobierno ha decidido mantener la carga impositiva. Una difícil situación que pretende equilibrar nuestros ingresos y nuestros gastos, que pretende atender a quienes peor lo están pasando -a las familias, a las empresas-, con una recaudación, digo, que nos permita afrontar esa situación.

Finalizo diciendo que, una vez debatidas estas dos enmiendas de totalidad y ante las dificultades que atraviesa Canarias, los ciudadanos requieren respuestas, y este Presupuesto las tiene y las contiene. Señor Rodríguez, señor Rodríguez, por tanto, permítanme que les solicite a ambos, en representación de sus grupos políticos, que se sumen a la aprobación de unas cuentas públicas de marcado carácter social, que protegen a los más vulnerables en el momento donde más lo necesitan. Así lo espera Canarias, así lo espero.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Acabado el debate con el Gobierno, cabe ahora la fijación de posiciones por los grupos parlamentarios no intervinientes o no solicitantes de enmiendas.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral, por tiempo de 20 minutos, tiene la palabra.

El señor Mayoral Fernández: Muchas gracias, señor presidente. Señorías. Señor consejero de Economía y Hacienda.

Nos encontramos ante los Presupuestos más difíciles que haya tenido que afrontar nuestra comunidad autónoma. Sobre las causas resulta obvio hablar de la crisis generalizada en la que nos encontramos para justificar un ejercicio económico que se presenta austero y restrictivo. Pero es así, la crisis económica está aquí y, si su génesis puede encontrarse en la práctica del capitalismo especulativo más atroz, sus efectos están resultando de lo más igualatorios, afectan a todos los ámbitos y sectores de la vida y a todos los ciudadanos, en general, de una u otra manera. Y con ello debemos convivir, aunque esto no signifique que tengamos que resignarnos.

Para superar esta situación, ahora más que nunca hay que desarrollar capacidades para llegar a acuerdos, buscar puntos de encuentro, investigar nuevas fórmulas, explorar nuevos escenarios y poner en marcha nuevas prácticas para sentar los cimientos de una manera de vivir en sociedad más equilibrada, más justa y más solidaria también. Es por ello que hay que afrontar este difícil momento como de verdadera oportunidad, porque toca ahora hacer y entender la política con mayúsculas para que esos objetivos puedan lograrse y no fracasar en este reto.

Y en este marco tan complicado de recursos escasos, el Gobierno ha apostado, como todos los grupos parlamentarios han manifestado en alguna ocasión, por priorizar tres áreas fundamentales: la sanidad, la educación y las políticas sociales. El Grupo Socialista comparte -de sobra está decirlo- esa decisión. Asegurar los servicios básicos de los ciudadanos, garantizar el derecho a la igualdad que supone una adecuada política educativa y atender responsablemente a las personas más vulnerables de una sociedad son los objetivos prioritarios.

A esta situación de crisis, que ya de por sí introduce importantes limitaciones en los ingresos respecto a los obtenidos en ejercicios anteriores, hay que añadir otras dos. Por un lado, la incertidumbre que supone para determinadas partidas de ingresos la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado del 2012; y, por otro, la obligación de cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria, que limita el déficit financiero de la Comunidad Autónoma de Canarias para este ejercicio a un 1,3% del PIB regional.

Partiendo de estas premisas, se han elaborado estos Presupuestos, que tienen como objetivos prioritarios, como decíamos, las políticas educativas, las sanitarias y sociales. Además se ha mantenido un importante nivel de inversión en obras públicas y en el sector turístico, y todo ello respetando el adecuado equilibrio territorial.

Evidentemente, señorías, que otros grupos parlamentarios pueden pensar que caben otras alternativas o modelos presupuestarios al seguido por el Gobierno, lo que no es solo legítimo sino absolutamente respetable. Así, el Grupo Parlamentario Mixto plantea como eje de su enmienda a la totalidad una serie de medidas para incrementar los ingresos. Además de la reclamación al Gobierno del Estado de situar a Canarias en la media de la financiación estatal y perseguir el fraude fiscal, plantea la necesidad de incrementar los ingresos fiscales, competencia de la comunidad.

Este es un debate complejo y difícil, ya que cualquier actuación en este sentido tiene sus riesgos. Para unos, incrementar los impuestos permitiría incrementar los recursos y con ello los gastos en inversión pública y la dinamización de nuestra economía. Para otros, una subida de impuestos restaría capacidad al consumo y, por tanto, neutralizaría la propia recaudación que se persigue al retraer la demanda interna. El problema se complica cuando además se plantea qué impuestos se tocan: ¿los directos?, ¿los indirectos?, ¿los dos? La respuesta no es fácil y siempre suscitará un vivo debate entre las distintas posiciones.

Para el Grupo Socialista la línea roja entre una u otra opción en estos momentos viene establecida por la disposición de los recursos necesarios para hacer frente a los gastos que generan las políticas sociales que definen el Estado del bienestar. En estos Presupuestos el Gobierno ha optado por no tocar los impuestos, más allá de los del tabaco y del patrimonio, al tiempo que ha garantizado los recursos destinados a las políticas sociales básicas, aunque para ello haya tenido que sacrificar y aplicar importantes reducciones a otros capítulos.

La pregunta que nos hacemos es si se podrá mantener esta situación en un próximo futuro o bien, si por causas exógenas, nos veremos obligados a adoptar alguna medida de tipo impositivo para garantizar estos servicios. Desde luego, el Grupo Socialista tiene claro que si ha de elegir entre el copago sanitario, la disminución de las políticas educativas básicas o las sociales, elegirá la justicia de la imposición fiscal. Pero de momento, en estos Presupuestos que hoy debatimos, el Gobierno ha garantizado esas prestaciones sin tener que acudir a la modificación impositiva, por lo que estamos de acuerdo con ello.

Ambos grupos coinciden en sus enmiendas en la incertidumbre que generan las cifras de ingresos que se contemplan en los Presupuestos. Señorías, el Gobierno ha elaborado las cifras de ingresos a partir de los datos conocidos en el momento de su elaboración. Así, respecto de aquellas magnitudes que dependen de la financiación propia, ha tomado las previsiones macroeconómicas para el próximo año y, para las que corresponden a la financiación del exterior, las comunicaciones del Gobierno del Estado, los convenios actualmente vigentes y la normativa en vigor.

Es verdad que los cambios económicos se producen en estos tiempos a una velocidad vertiginosa y que además, hace poco más de una semana, han tenido lugar las elecciones generales, que han dado como resultado un cambio de Gobierno en España. Este cambio de Gobierno puede producir, con toda la legitimidad que le han dado las urnas, cambios importantes que no podemos soslayar y que pueden afectar a estas previsiones. Si bien después de escuchar durante tres meses al Grupo Popular acerca de las inversiones y compromisos del Gobierno socialista para con Canarias, aún tenemos la esperanza de que, lejos de disminuir, estas se vean incrementadas o al menos se mantengan las mismas condiciones, lo que creo nos alegraría a todos porque en ello coincidimos todos los grupos. Canarias se encuentra en peor situación comparada con el conjunto de las comunidades españolas.

De la lectura de las enmiendas se desprende que, ante tales incertidumbres, hubiese sido mejor prorrogar los Presupuestos canarios. Postura respetable, pero que no comparte el Grupo Socialista, entre otras razones por considerar que tal situación habría generado aún más incertidumbre. En primer lugar, ante las administraciones locales y otras instituciones, que necesitaban conocer tanto la financiación de los fondos provenientes de los recursos de la comunidad como los convenios y coparticipación en los distintos programas financieros. En segundo lugar, un Presupuesto prorrogado implicaría no tomar decisiones respecto a las reducciones de muchas partidas, que de esta manera desde el 1 de enero podrán ser aplicadas. Y en tercer lugar, por la incertidumbre que en general hubiera provocado tal situación ante las empresas y la sociedad en general.

El Gobierno, señorías, a la hora de elaborar los presupuestos de ingresos, ha adoptado además algunas cautelas. Por ejemplo, en la reducción del 4% de los recursos estimados percibir del sistema de financiación de las comunidades autónomas o del 3,8 para una serie de aportaciones y subvenciones.

Por otra parte, las previsiones de ingresos del bloque 2, los recursos derivados del REF, se han establecido de acuerdo con el comportamiento recaudatorio del IGIC en el presente año y en las previsiones de crecimiento de la economía canaria para el año 2012 en un 0,8%. Es verdad que las últimas previsiones de evolución de la economía para el próximo año no son precisamente optimistas. La desaceleración económica es general en todo el mundo y más acusada a nivel europeo y español. Sinceramente, no pintan bien para el próximo año. Aun así, esperamos que el comportamiento del sector turístico mantenga su ritmo positivo y tire de nuestra economía.

Por último, ante el déficit resultante, se ha acudido al endeudamiento y cumpliendo con el Pacto de estabilidad económica y financiera. El Grupo Socialista apoya la medida de incrementar la deuda, lo que permitirá hacer frente a las necesidades de los gastos sociales. Señorías, con estos criterios, el Gobierno nos presenta un Presupuesto inicial consolidado para el 2012 de 6.821.233 millones de euros. En todo caso, si por cambiar las previsiones económicas o bien por decisiones del Gobierno del Estado se modificara el escenario previsto, ya tendremos ocasión de efectuar las correspondientes modificaciones y ver en qué, en cuánto y cómo se produce.

Señorías, si los ingresos de un Presupuesto marcan con sus distintas alternativas los planteamientos ideológicos y políticos de cualquier gobierno, mucho más lo hacen los gastos a los que estos recursos se dirigen. Desde la II Guerra Mundial y, como consecuencia del consenso entre la corriente demócrata cristiana y socialdemócrata, se establecieron las bases del llamado Estado del bienestar y un sistema impositivo progresivo en el que pagaban más los que más tenían y, con ello, se comenzaron a financiar los derechos sociales y a realizar una distribución de la renta más justa y equitativa para el conjunto de la sociedad.

Desde entonces se han ido incorporando nuevos derechos sociales cuya finalidad ha sido garantizar unas prestaciones básicas a aquella parte de la población más desfavorecida. La asistencia sanitaria y la educación universal y gratuita, las prestaciones sociales, la protección a la familia, los derechos de igualdad y de protección a la mujer son hoy derechos consolidados e irrenunciables para nuestra sociedad. Sin embargo, en los miles de años de historia de la humanidad los derechos sociales solamente ocupan unos cuantos años. Incluso todavía quedan muchas personas que nacieron y vivieron una parte de su vida sin que esto existiese. Con la actual crisis económica, las corrientes más conservadoras y neoliberales, enmascaradas en el atractivo mensaje de la bajada de impuestos, van estableciendo las bases para los recortes de los derechos sociales, y así se empieza hablando del copago en sanidad, de reducir gastos en educación o en prestaciones sociales, y lo que hoy nos parece lejano en Europa, como es la negativa de los americanos a implantar un sistema nacional de salud, podemos verlo en no muchos años también aquí.

Los actuales derechos no están ni mucho menos garantizados para siempre, al menos tal como hoy los disfrutamos. Cualquier retroceso puede convertirse en irreversible y es por lo que el Grupo Socialista, aun ante las extraordinarias circunstancias adversas de esta crisis económica, apuesta por la absoluta prioridad del mantenimiento de las políticas sociales en estos Presupuestos. Estas prioridades han sido recogidas por el Gobierno de Coalición Canaria y Partido Socialista en los Presupuestos para el 2012. A ellas se destina la mayoría de los recursos, concretamente el 69% del total del Presupuesto. Ello ha requerido un esfuerzo en la contención del gasto, comenzando por el capítulo de personal, que se reduce un 1,94%, y más concretamente en las retribuciones a los miembros del Gobierno y altos cargos, que se reducen un 4,8%. También se ha producido una reducción, con carácter general, de los gastos administrativos y servicios generales de las distintas consejerías. El Capítulo II se incrementa en un 4,12%, sobre todo por las políticas sociales. El Capítulo III, gastos financieros, sufre un incremento de un 40% como consecuencia del endeudamiento. Las transferencias corrientes lo hacen en un 4,26. En total, el conjunto de las operaciones corrientes se ha incrementado un 2,19% y, por el contrario, las operaciones del capital caen un 6,58%, sobre todo por las transferencias de capital, que lo hacen en un 14,87.

No obstante estas reducciones, las inversiones se mantienen en unas cifras cercanas a los 854 millones de euros, de los que la mayoría proviene de la financiación exterior: 579 millones del Estado o de la Unión Europea. Ahí están los convenios de carreteras o los destinados a infraestructuras agrarias, pesqueras o de aguas o las inversiones destinadas a infraestructuras turísticas. Hay que destacar, además, dentro de estos Presupuestos, el incremento producido en la aportación del fondo municipal y en la mejora del conjunto de la financiación de los municipios canarios.

Si bien, señorías, todas las consejerías han visto modificado sus Presupuestos en mayor o menor medida y han contribuido al esfuerzo general para cumplir con los objetivos y prioridades establecidos por el Ejecutivo, algunas áreas se han visto afectadas en una mayor proporción, como han sido vivienda, cultura y deporte, que luego comentaremos (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente). No tenemos tiempo para hacer un análisis de los Presupuestos por cada consejería, que, por otra parte, ya se han realizado con las comparecencias de los distintos consejeros en la Comisión de Presupuestos, pero sí voy a detenerme en las prioridades básicas que contempla este Presupuesto, sobre el que realizaré algunos comentarios.

Para atender los gastos en materia sanitaria, se ha previsto un gasto de 2.471 millones de euros, que representan el 38,89% del total, y un incremento del 2,7%. Sin entrar en detalles, nos alegramos del incremento experimentado, que cambia notablemente la tendencia de la importante reducción que experimentó esta consejería en los Presupuestos del 2011, en un -11,5%.

A nadie se le esconde que en el conjunto de las partidas sanitarias unas suben y otras bajan. Así, en el Capítulo I, de personal, se produce una disminución de unos 50 millones de euros. Partidas estas que tuvieron un fuerte incremento a principios de la legislatura pasada para sufragar programas especiales para la reducción de listas de espera y que, por cierto, tan pocos resultados han dado.

Estamos de acuerdo con lo manifestado por la consejera de Sanidad de que esta disminución no debe significar una disminución de la plantilla, aunque sí una disminución en la retribución variable, en la que algunos van a cobrar menos. Sin embargo, nos preocupa más el incremento de la jornada laboral semanal en 2,5 horas. Apelamos al colectivo sanitario, por un lado, a que entienda esta situación y al Gobierno, a que efectivamente sea esta una medida excepcional y transitoria. Por el contrario, el Capítulo II experimenta un incremento del 3,87%, garantizándose de esta forma la adquisición de suministros necesarios para el mantenimiento de la actividad asistencial en hospitales y centros de salud, y con ello propiciando la actividad económica de las empresas del sector generadoras de empleo. Sin embargo, ello no excluye que se deban tomar medidas racionalizadoras en el uso del material fungible y de las prótesis en particular.

Pero si por algo además de lo anterior se caracterizan los Presupuestos en esta materia es en el fuerte incremento que experimenta el Capítulo IV, básicamente el gasto farmacéutico, que se incrementa en casi 90 millones de euros, un 23%, corrigiendo de esta forma el importante error del Presupuesto del 2011. No obstante, apelamos a que, teniendo en cuenta la nueva normativa en materia de prescripción de medicamentos, se optimicen y reduzcan los gastos en esta partida en los próximos ejercicios.

Aun siendo conscientes de los escasos recursos disponibles, le trasladamos nuestra inquietud en materia de infraestructuras, especialmente en lo referente a los hospitales del norte y del sur de Tenerife y de algunos centros de salud de Fuerteventura.

Respecto a los ingresos, le instamos a mejorar la gestión del cobro de las facturaciones realizadas a compañías de seguros por accidentes de tráfico, laborales, etcétera.

Y, finalmente, respecto a la atención de los drogodependientes, creemos que, aun estando de acuerdo con la modificación que se propone en la atención a los pacientes, esta debería hacerse de manera paulatina.

Señorías, la segunda prioridad de estos Presupuestos la constituyen las políticas educativas. La crisis económica global que padecemos está provocando cambios sustanciales en la sociedad y en los modos de vida. El aumento del desempleo es sin duda el más negativo, pero no el único. Las complicaciones para encontrar empleo han revalorizado la educación y la formación, aumentando el interés de la población por mejorar la capacitación y aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado laboral. Debemos considerar esta situación como una oportunidad para mejorar el nivel educativo. Tenemos que lograr que la juventud esté capacitada para aprovechar las oportunidades que el nuevo modelo de desarrollo social, económico y cultural va a crear. Para ello, Canarias debe recorrer en el más breve plazo posible la senda de convergencia con la media nacional en todos los indicadores educativos y con el horizonte puesto en los principales indicadores europeos. Los principales objetivos, que forman parte de la Estrategia Europa 2020, de reducir el abandono escolar temprano hasta el 10% e incrementar hasta el 40% la población que tenga estudios superiores, para alcanzarlos es necesaria la intervención de todos los agentes educativos y la necesidad de alcanzar cuanto antes un pacto social.

La educación, señorías, es la mejor forma de hacer frente a las desigualdades sociales. Necesitamos romper el círculo vicioso que transforma la desigualdad económica en fracaso escolar y este de nuevo en desigualdad económica. A estos objetivos van dirigidos los más de 1.595 millones de euros, un 0,36% más que en el ejercicio anterior.

En este sentido, es de destacar el crecimiento que experimentan las cantidades destinadas al bloque constituido por la Educación Primaria, el primer ciclo de la ESO, la Enseñanza Secundaria y la Formación Profesional, y las de régimen especial y educación de adultos, y servicios complementarios a la educación, que en conjunto suben por encima de la media un 2,90%. También los incrementos específicos destinados a las sustituciones del profesorado, que suben un 90%, pasando de 7,6 a 14 millones de euros, y también los libramientos a los centros educativos, que suben un 43%, hasta 22 millones de euros.

Por otra parte, se han mantenido los créditos destinados a la enseñanza concertada en las mismas cantidades que el ejercicio anterior y, respecto a las universidades canarias, se produce un descenso del 1,72%, si bien esto se produce en el capítulo de inversiones, garantizándose el conjunto de las prestaciones para el funcionamiento de las mismas.

La tercera prioridad de estos Presupuestos la constituyen las políticas sociales, la atención a los colectivos con mayor vulnerabilidad social, como son las personas mayores, las personas con discapacidad, los dependientes, las familias con exclusión social y los niños y niñas en situación de protección y riesgo. Son personas que requieren una especial protección y cuya subsistencia depende del soporte de las administraciones públicas.

El texto constitucional, en su artículo 49 y 50, se refiere a la atención de las personas con discapacidad y personas mayores y a un sistema de servicios sociales promovido por los poderes públicos para el bienestar de los ciudadanos. La Ley 39/2006, de la Promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, lo elevó a la categoría de derecho, configurándolo como una nueva modalidad que amplía la acción protectora del Estado y de la Seguridad Social.

Nos congratula muy especialmente que para el próximo ejercicio los créditos para la financiación de la Ley de Dependencia se incrementen en un 7,32% y los de atención a las personas con discapacidad y personas mayores lo hagan en un 9,45%. Animamos a la titular de la consejería a agilizar la tramitación de los expedientes, de manera que los beneficiarios puedan acceder cuanto antes a las correspondientes prestaciones.

Respecto al plan concertado de prestaciones básicas, mantiene su asignación, lo que permitirá seguir garantizando los servicios sociales básicos, que llegan a más de 300.000 canarios, en cooperación con ayuntamientos y a través de la red de centros de servicios sociales.

En cuanto a la infancia, se incrementan las partidas destinadas a la protección de niños y niñas en desamparo en un 6,45%.

Señorías, nos preocupa...

El señor presidente: Sí, don Emilio, tiene dos minutos para ir terminando, sí, por favor.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente.

Nos preocupan, sin embargo, las disminuciones que observamos en el programa de prestaciones y otras ayudas sociales, destinado a prestaciones económicas de régimen no contributivo, incapacitados y personas mayores sin recursos, que disminuye un 34%. Son las ayudas de emergencia de los ayuntamientos y que ellos vienen reclamando.

Antes decía que si había dos áreas afectadas por los recortes eran cultura y deportes. Una y otra descienden un 48 y un 45%, respectivamente. Es evidente que, tal y como están estos Presupuestos, va a significar una importante contracción en la práctica cultural en las distintas modalidades a través de las cuales se exprese este sector. El proyecto de presupuestos de cultura refleja un cambio en la manera de ejercer la política cultural por parte del Gobierno. Significa acabar prácticamente con un modelo de cultura subvencionado y una política cultural mayoritariamente basada en las subvenciones, que también puede acabar con el dirigismo y el clientelismo del mismo. En este sentido, puede resultar hasta positivo modificar el modelo.

Señorías, el Gobierno, aunque de entrada pueda suponer una gran dificultad para muchos agentes sociales, debe avanzar en el establecimiento de un modelo mixto en el sector de la cultura para, de esta manera, resolver esta importante bajada. Tenemos que entender, por otro lado, la cultura como un sector económico, lo cual significa establecer acciones transversales, de manera que, aunque no aparezcan en el área de cultura, puedan repercutir en ella. Medidas que vayan creando estructura económica, como la aplicación del 1% cultural a la convocatoria, aportaciones reintegrables para proyectos de carácter cultural. En definitiva, basarse en un modelo más productivo y avanzar en un modelo más participativo.

Con estos tres elementos, de financiación pública para garantizar el servicio, la igualdad de oportunidad en las estructuras participativas y en la toma de decisiones, creemos que podemos avanzar.

En cuanto al deporte, la disponibilidad también se ve mermada y dos consideraciones merecen tenerse en cuenta. Es la promoción del deporte y destacar en este caso, el pabellón...

Con esta idea, nosotros nos oponemos a las enmiendas a la totalidad que han presentado los grupos y apoyamos los Presupuestos del Gobierno.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Emilio Mayoral.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán.

El señor Barragán Cabrera: Buenas tardes ya, señorías.

Estamos ante uno de los debates más importantes de la legislatura, porque es el primer Presupuesto de este Gobierno, y, por lo tanto, también en un momento de mayor incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.

Voy a decir una cosa y creo que es así: estamos en guerra, estamos en una guerra económica y financiera. Afortunadamente no hay muertos, pero se destrozan familias, se destrozan municipios, se destrozan países y tenemos una cosa que parece que es la Cruz Roja Internacional, que se llama Banco Central Europeo, que de vez en cuando compra deuda soberana y vamos escapando, pero estamos en una situación de guerra y, por lo tanto, los Presupuestos son de guerra. Son unos Presupuestos muy difíciles de hacer, porque no están los ingresos, no están los recursos. La caja del dinero no tiene el mismo dinero que antes del 2007, y eso provoca incertidumbre. Incertidumbre, señorías, porque sinceramente, si me tuviera que operar de algo y los economistas fueran los médicos y estuviera en la lista de espera y tardara más de tres meses en operarme, es que el mismo médico que me dijo que me tenía que operar es capaz de cambiar el diagnóstico en mes y medio. Así están las cosas. ¿Hay algún informe que alguien quiera utilizar de los últimos tres trimestres, Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, sobre lo que decía de la economía en febrero de este año y lo que decía en junio o en septiembre? ¿Desde el Banco Central de España quizás? ¿Quizás creen que tiene una tendencia más firme en cómo estaban evolucionando las cosas? ¿Desde la OCDE, a lo mejor, creen que ese es más estable y que, por lo tanto, ha mantenido los ritmos de crecimiento y cómo va evolucionando la economía? ¿Algún banco español de su credibilidad, el Santander, el BBVA? ¿Alguien me puede sacar un informe que diga "esta era la varita mágica, estas son las tendencias y con este informe no te equivocas"? ¿Hay alguno que lo pueda expresar hoy aquí?, ¿lo puede sacar? ¿Por qué se llaman "Presupuestos"? Porque son unos presupuestos. ¿Por qué le dicen predicciones?, ¿por qué le dicen proyecciones?

Es que, siguiendo esta misma tónica que estoy diciendo, señorías, en el 2009, cuando hicimos unos Presupuestos con el PP y tuvimos crecimiento negativo porque nos equivocamos en los ingresos, creíamos que la economía, precisamente con esos informes, creíamos que la economía iba a subir y tuvimos una pérdida en los ingresos de más de 1.000 millones, ¿era un irresponsable el señor Soria? ¿Qué le hubiera dicho usted si hubiera estado aquí?, ¿incapaz, inepto, porque no supo predecir los informes? No, simplemente que la economía va por otro lado y los que hacen los informes parece que van por otro. Falta de confianza, señorías, mucha falta de confianza, y este Parlamento hoy, algunos han demostrado que la gente tiene mucha razón cuando dice que tiene falta de confianza en los políticos y lo va a demostrar usted después del 23 de diciembre, cuando el Gobierno del señor Rajoy diga efectivamente, por una vez, ya, por fin, qué es lo que va a hacer. Va a entrar usted en una tremenda contradicción, entre el discurso de hoy, el discurso del Partido Popular de hoy, del todavía comiéndose la tarta de la boda del 20-N, que, por cierto, felicidades también por el éxito obtenido, se lo he dicho a alguno en particular, pero hay que reconocer la democracia y ustedes han ganado las elecciones, no solamente las han ganado sino que las han ganado por mayoría absoluta. Es decir, no necesitan a nadie para tomar las decisiones. No hay excusas de que si no hay mayorías, que si se tienen que vender, que comprar, o lo que sea. Tomarán las decisiones que tengan que tomar.

Y el ajuste del próximo Gobierno de España todo el mundo lo está esperando, y ahora diré por qué lo están esperando, porque no es verdad que el señor Rajoy vaya a tomar las decisiones solo. Eso que les decían ustedes: "le están marcando la agenda desde Europa, señor Zapatero". ¿Qué pasa?, ¿que ahora la señora Merkel no le va a marcar la agenda al señor Rajoy? ¿El Plan de estabilidad presupuestaria, a nivel europeo, a nivel de España, hay que cumplirlo o no hay que cumplirlo?, ¿están ustedes de acuerdo o no? Porque ahora la explicaré por qué una parte importante de su discurso, señor Rodríguez, es completamente incoherente. Y después tenemos otros problemas, es decir, el de la deuda soberana. Que podremos decir, "bueno, pero eso me queda lejos, esto es Canarias". No, no, no, de ahí también se financia parte de los ingresos que vienen a Canarias.

Y después tenemos un problema grave de cómo está evolucionando la economía, eso que llamamos la demanda interna, el comercio exterior, ¿no?, todas esas cosas no están evolucionando a la par. El sector de la construcción termina sin despegar y va a estar así muchísimos años y estamos escapando por el tema del turismo.

Y después tenemos otro tema importante también en la agenda, señoría, que es la ley, la ley orgánica... -después lo veremos en el próximo debate sobre una propuesta también de proposición de ley que ha presentado el Partido Socialista-, pero la ley orgánica que desarrolla el artículo 135, el nuevo, la nueva redacción al artículo 135 de la Constitución española. Y además, y además, no nos extrañemos que con el anuncio -no sé si lo han visto ya por los teletipos de ahora mismo, estando en sesión parlamentaria-, acaban de anunciar los ingleses que dicen que le han mandado un mensaje a todas sus embajadas de que se preparen porque va a caer el euro, y esperan revueltas en toda Europa. ¡Imagínense cómo están las cosas! Eso lo verán ahora, el que tenga acceso a los informativos a través de su teléfono.

Entonces estamos en esa situación. Esa es la triste realidad, estamos en una guerra económica y financiera. Los tanques son los especuladores que atacan a los países y después tenemos una economía muy difícil de sostener si no hay más ingresos.

Y sobre la incertidumbre de los ingresos, señorías, hablaré después, porque quiero primero hacer una parte sobre la posición que ha mantenido el Partido Popular.

Mire, las prioridades. Le voy a leer, y dígame si está de acuerdo con las frases que yo voy a decir: "las improvisaciones se pagan, las ocurrencias mucho más. Los ciudadanos exigen a los políticos hablar claro y con coherencia en toda Canarias, no valen paños calientes, es hora de hacer pedagogía y llamar a las cosas por su nombre". ¿Cómo se les puede llamar a las cosas por su nombre, señor Rodríguez, a esa cuadratura del círculo que usted quiere hacer? Primero, "yo si estuviera en el Gobierno -dice usted- bajaría los impuestos" -por lo tanto menos ingresos-; y además, inmediatamente después de esto dice: "y además voy a subir todas, no una, no las prioritarias, sino voy a subir todas las políticas". ¿Todos sus diputados que han intervenido en la Comisión de Hacienda qué van a hacer?, ¿van a presentar enmiendas a lo loco o van a ser coherentes con un discurso y decir, "no, las prioridades son estas"?

Y le digo más, dice usted en su programa electoral, dice el señor Soria en su programa electoral -y eso para ustedes es palabra del niño Jesús, que ninguno se atreva a contradecirlo (Mostrando un documento a la Cámara.)-, dicen aquí en este programa lo siguiente, página 7: "el desarrollo económico depende básicamente de la iniciativa privada", y usted ahora mismo le está echando la culpa al Gobierno.

Dice más: "las administraciones públicas tienen que hacer más con menos". El Gobierno está intentando hacer más con menos. Página 7 de su documento.

"Un Gobierno" -dice usted, si hubiera gobernado, dice el señor Soria, si hubiera gobernado-, "un Gobierno" -y se lo voy a leer despacito-, "un Gobierno que no creará empleo ni se compromete a crearlo". Eso dice el programa electoral del Partido Popular. ¿A qué viene su discurso echándole la culpa al Gobierno de crear empleo, si ustedes dicen que no lo van a crear y además se comprometen a no crearlo? "El Gobierno de Canarias lo que hará -si gobernara- es reclamar al Estado una reforma laboral". Hele aquí que ustedes ya están en el Gobierno y, por lo tanto, les vamos a reclamar una reforma laboral. Y dice usted: "y si no lo hacen -y si no lo hacen, fíjese, que ahora viene el otro dato importante-, y si no lo hacen, el Gobierno de Canarias debe ser beligerante", "debe ser beligerante". Y aquí recuerdo una cosa. Dice usted, "no, es que se están preparando porque este va a ser el Presupuesto del Gobierno de la confrontación". ¡Pero, vamos a ver, señor Rodríguez, que se marcharon ustedes del Gobierno de Canarias, porque nosotros no queríamos beligerancia con el Gobierno de España! Se han marchado porque decían que nosotros estábamos llegando a acuerdos con el Gobierno de España. ¡Que no, señor Rodríguez!, eso es lo que usted nos está diciendo, que tenemos que ser beligerantes. Por si no cree que es verdad, página 12 de su documento.

Dice que quiere retomar el compromiso de las reformas del REF; nosotros estamos de acuerdo.

Y dice que hay un compromiso con la austeridad presupuestaria, luchar para lograr en los Presupuestos Generales del Estado el reflejo de los recursos necesarios, sin discriminación, bajo reconocimiento expreso de la insularidad, la lejanía, el estatus europeo, todo en lo que estamos de acuerdo. Vamos a ver si es verdad. Estamos esperando encontrarnos en la posición en la que por lo menos estamos de acuerdo.

Y dice algo más usted en su programa electoral. Con los acuerdos relacionados con la sanidad, con la sanidad, dice usted: "acuerdos necesarios que aseguren una fi nanciación sanitaria suficiente" -página 33 del documento-; y después dice: "eso ocurrirá con un Gobierno central del Partido Popular, que no estará en el Gobierno más tarde de marzo del 2012". Es verdad, están en el Gobierno y no es marzo del 2012. También esperamos que efectivamente en este tema, que coincidimos, que coincidimos, nos encontremos.

Dice usted que para crear empleo hay que atacar las causas del empleo en su raíz. Y esto es una perla del programa electoral que efectivamente ya desmonta completamente su argumento: para crear empleo hay que atacar las causas del desempleo en su raíz. Y, como suele intervenir el señor Soria, dice: "¿cuál es la raíz del paro?" -se pregunta el programa electoral-. "La raíz del paro siempre es una caída del consumo, una caída de la inversión y una caída de las exportaciones". Completamente de acuerdo... -(Ante un comentario que se suscita en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.) No. No es esa la perla, señora diputada. Espere-. "¿Qué tenemos que hacer?" -se pregunta el programa electoral-: aumentar la confianza y aumentar la renta disponible". Toma, claro. "¿Y cuáles son los factores que están originando la desconfianza en el ámbito de la economía canaria?" -dice el programa electoral, y es aquí la perla, la perla del programa -y con esto ya termino con usted de contestarle-: "desde luego no son las medidas o iniciativas que está adoptando el Gobierno de Canarias, que lo está haciendo bien" -y esto es de mayo de este año, o sea, no hace tantos meses de lo que ustedes decían-; "lo que genera desconfianza es la economía española, el Gobierno de España", página 53 del documento. Ahora gobiernan ustedes en España. El Gobierno lo estaba haciendo bien en mayo de este año y es imposible que tres meses después lo esté haciendo mal.

Señoría, dice usted que sanidad, educación y servicios sociales, todo el tema relacionado con la Ley de Dependencia, son las prioridades. Estamos de acuerdo, estamos de acuerdo en eso. Página 58 de su documento. Y dice exactamente lo siguiente, que espero que lo cumplan en la presentación de las enmiendas: "todo lo demás que sea distinto a estos tres servicios puede esperar, debe esperar y va a esperar". "Debe esperar, puede esperar y va a esperar": ¿Serán consecuentes ustedes con el programa electoral y harán esto?

Llama usted tramposo, cuando habla de trampas porque se está haciendo el Presupuesto. Entiendo que si nosotros resulta que utilizamos la misma información oficial que usa el resto de las comunidades autónomas, si somos tramposos aquí, será tramposo el Partido Popular en Galicia, que se ha atrevido a hacer Presupuesto; será tramposa la señora presidenta de la comunidad autónoma de Madrid, porque se ha atrevido a presentar unos Presupuestos con los mismos datos oficiales con los que trabajamos todos; será tramposo el presidente de la Comunidad de Valencia, porque se ha atrevido, igual que Canarias, a hacer los Presupuestos, y el de Baleares. Ahora hay otras comunidades más que también se han sumado a la elaboración de los Presupuestos. Seguramente serán ficticios todos esos Presupuestos, según su técnica presupuestaria.

Le dije antes que fueron ustedes los que se marcharon del Gobierno porque no confrontábamos con el Gobierno del Estado y ahora usted se está poniendo la venda antes de la herida. ¿Es que no van a cumplir sus promesas electorales? ¿Ya se están poniendo la venda? ¿Es que van a subir los impuestos? ¿No van a bajar el paro? ¿No van a subir de nuevo el sueldo a los funcionarios? ¿No van a garantizar la sanidad, la educación y la dependencia? ¿No van a mantener las ayudas a los desempleados? ¿Van a recortar más la capacidad de endeudamiento? ¿No van a cumplir con los convenios que vienen desde épocas, desde Aznar? ¿Van ustedes a ultrajar al señor Aznar, que fue el padre de los convenios, según ustedes? ¿Qué teme usted que va a hacer el Partido Popular? ¿Qué temen, para ponerse la venda antes de la herida? ¿Qué es lo que saben? Si saben algo, tenían que haberlo dicho hoy aquí, y decirle: mire, haga el presupuesto con 150 millones menos, porque sabemos que Rajoy va a rebajar un 2,5% la financiación del Estado. Y se lo estamos diciendo de buena lid, para que no hagan una previsión de ingresos de ese calibre. ¿Sabe por qué no lo dicen? Porque ustedes no saben lo que va a hacer el señor Rajoy, no lo sabe nadie, no lo sabe nadie. De hecho, la CEOE le contestó ayer al señor Rajoy que se deje de titulares, que se deje de titulares, y que diga ya de una vez qué va a hacer, porque si supiéramos qué va a hacer, a lo mejor retirábamos el Presupuesto, pero es que no lo sabe nadie. El 23 de diciembre seguramente lo sabremos.

Y, señorías, dedico mis últimos minutos, por supuesto, con ese criterio de hacer los Presupuestos. Bajar impuestos; por lo tanto, baja la recaudación. No me voy al endeudamiento porque no quiero endeudarme; por lo tanto, bajo el endeudamiento. Y subo todas las políticas... Señor Rodríguez, lo espero en las enmiendas parciales. Voy a fijarme muy bien cómo se puede hacer eso, porque quiere decir que usted va a presentar enmiendas para subir los Presupuestos y encima no va a utilizar todos los recursos.

Román, señor don Román Rodríguez, política de ingresos. Ha basado usted todo su discurso en el tema de los ingresos, y nosotros podemos aceptar un debate sobre ingresos en esta comunidad autónoma y a nivel del Estado. De hecho, le recomiendo, les recomiendo a todos que vean el Libro Verde sobre las reformas del IVA de la Unión Europea, publicado en el 2010, en el 2010, ya en plena crisis, que dice exactamente cuál es el problema de la recaudación del IVA, en este caso el IGIC, por emulación a ese impuesto en la comunidad autónoma, y podríamos aprender mucho de por dónde van los tiros en Europa de homogeneización de las políticas fiscales.

Les debo reconocer una cosa: hay dos organismos internacionales importantísimos que están pidiéndole la subida de los impuestos a España. Europa se lo pide expresamente. También es verdad que pide no solamente una cosa sino IVA, luz y reforma laboral. Y el Fondo Monetario Internacional, que ha dicho: "suba usted los impuestos y haga urgentemente una reforma laboral". En la legislatura pasada el portavoz del Partido Socialista, Blas Trujillo y yo mismo planteamos, insinuamos en un momento determinado de la legislatura la posibilidad de tocar algo el IGIC. Lo que pasa es que era el peor año para hacerlo, porque era el año que estábamos, efectivamente, con -4 creo que quedó la liquidación del Presupuesto de ese año, y era imposible afrontar ese tema. Pero tenemos serias dudas, y en el ejemplo usted del IVA, con la subida del IVA ahora, que se pensaba que iba a ser un incremento importante, si no se mueve la economía, si no hay actividad económica, es difícil que, aunque subamos los impuestos, podamos mejorar la recaudación.

Y después nos preocupan dos cuestiones más ligadas a esta. Nos preocupa que, efectivamente, el Estado pueda subir los impuestos y que se incremente el diferencial fiscal, y en este momento tendríamos que hablar de lo que usted está proponiendo ahora, y nos preocupan también los aplazamientos por pago del IGIC. Es decir, los empresarios nos están pidiendo que les ayudemos a aplazar el IGIC y, por lo tanto, tenemos un problema también de liquidez; es decir, si la gente no liquida cómo es el impuesto, pues, evidentemente lo tenemos que deslizar, pero la comunidad no tiene un fondo de maniobra que pueda sustituir lo que tiene previsto recaudar y tendríamos que ir durante el año, pues, a ir gastando esas posibilidades de endeudamiento. Y el endeudamiento está precisamente para esas cosas: si evoluciona positivamente, obviamente no nos gastaremos los 800 millones que están presupuestados. Y hay un dato importante: hay 900 millones de beneficio fiscal en esta comunidad autónoma; 900 millones que hemos decidido que se queden en manos de los consumidores y usuarios para activar la economía. Y eso se hizo en la pasada legislatura.

Y, por último, me preocupa también que en esa política no esté claro un problema que nos están planteando también los empresarios y que es un problema de recaudación efectiva, y es que hasta que yo no cobre la factura no tengo por qué liquidarle el IGIC. Y esto también puede provocar un problema de caja, un problema de tensión de tesorería a la comunidad autónoma.

En definitiva, vamos a ver en primer lugar qué es lo que va a hacer el Gobierno del Estado en cuanto a las...

El señor presidente: Sí, don José Miguel, tiene dos minutos para ir terminando, por favor.

El señor Barragán Cabrera: ...las reformas estructurales que tiene el Gobierno de España que hacer, que una parte ya las venía haciendo el Partido Socialista desde el año 2010 pero vamos a ver exactamente en qué consisten, y vamos a ver si efectivamente nosotros y otras comunidades autónomas que nos hemos atrevido a hacer el Presupuesto en tiempo y forma, según dicen nuestras leyes de Hacienda, podemos plantearnos en un momento determinado que eso pueda cambiar. Pero hasta que eso no ocurra y tengamos algún estudio más claro de cómo va a funcionar la demanda interna, y no solamente el sector exterior, no solamente el tema del consumo externo vinculado al turismo y la entrada de turismo, que lo vinculamos a ese sector exterior, hasta que eso no ocurra, vamos a seguir estudiando a ver qué es lo que se puede hacer en el futuro.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Señorías, vamos a votar (Pausa).

Muy bien, señorías, vamos a votar las enmiendas a la totalidad al debate de primera lectura (El señor Rodríguez Pérez solicita intervenir).

Ah, sí, dígame, sí, perdón.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Señor presidente, no sé si, dentro de su benignidad, podría concederme la palabra por alusiones, toda vez que el representante de Coalición Canaria se dedicó a denostar el programa electoral del Partido Popular y en absoluto se ha referido al Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias.

El señor presidente: Muy bien, don Jorge, lo siento, pero no son alusiones eso. Este es un debate que tiene un contenido técnico y otro político, el señor Barragán lo basó en un contenido político. Las alusiones yo les recuerdo a sus señorías que tienen que ser ofensivas, es decir, faltar al respeto, un insulto o demás.

El debate ha sido político. Ya habrá ocasiones aquí en el Parlamento de que usted le aclare, en otro momento, las cuestiones del programa del Partido Popular. El señor Barragán consumió su tiempo en eso, refiriéndose a un modelo de Presupuesto. No, no, no cabe; de verdad, no cabe.

Dígame.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Cuando he hablado de denostar el programa del Partido Popular creo que lo que he querido decir es que se ha referido al mismo con indignidad. Por tanto, pienso que se ha faltado al respeto...

El señor presidente: Bueno, mire... Por favor, por favor.

Mire, si repasamos intervenciones que ha habido en este Pleno hablando de descalificaciones al presidente del Gobierno, al Gobierno, eso es normal en el debate político (Rumores en la sala). ¿De acuerdo?

No, no se pueden hacer esos términos para el debate, no. El debate de Presupuestos es así.

Como digo, bueno, permítanme hacer una última llamada, por si alguien se ha quedado fuera (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación) (Pausa).

Bien, señorías, les ruego atención. Vamos a votar las enmiendas a la totalidad presentadas a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el año 2012, es decir, que lo que se votan son las enmiendas, no los Presupuestos. Se votan por separado, por supuesto. Efectivamente, no cabe otra postura.

Entonces, como se votan por orden de presentación, enmienda del Grupo Parlamentario Popular a los Presupuestos, enmienda de devolución, evidentemente, de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2012. Comienza la votación (Pausa). Ahora, comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: hay 55 votos presentes, 18 a favor y 37 en contra. Queda rechazada.

(Comentarios en la sala.)

¿La quieren repetir? Perdón. ¿No funciona? Vamos a intentar... bueno, no le funcionó el voto. Vamos a comprobarlo aquí, efectivamente. No, lo que pasa es que se confundieron. Sí funcionó pero se confundieron. Bueno, votamos otra vez, no creo que haya ningún problema.

Vamos a votar la enmienda a la totalidad a los Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación... Perdón, vamos a parar la votación.

Bueno, lo que vamos a hacer es que entonces, si es un problema del... no votes, por favor, y luego nos dices el voto y lo sumamos al resultado.

Vamos a repetir la votación. Comienza la votación, señorías (Pausa).

Bien. Resultado: 55 votos presentes, 19 a favor y 36 en contra.

Queda rechazada.

(Comentarios en la sala.)

Me dejan, por favor.

Hay un voto equivocado porque el sistema de Águeda Montelongo -y no se rían, por favor- tiene los claves cruzados (Risas en la sala).

Resultado de la votación: 19 votos a favor, 36 en contra.

Queda rechazada.

Vamos a votar la enmienda a la totalidad del Grupo Parlamentario Mixto de devolución de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el año 2012. Comienza la votación, señorías (Pausa).

Votos presentes, 55: votos a favor, 3; votos en contra, 52.

Queda rechazada.

Por lo tanto, continúa su tramitación en ponencia y comisión de los Presupuestos del Gobierno para el año 2012.

Un momentito los portavoces, por favor, un momentito los portavoces. Se van a ver ahora las leyes, el orden en que las vemos vamos a consultarlo con los portavoces, las otras dos leyes restantes.

(Los señores portavoces atienden al requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

El señor presidente: Señorías, vamos a continuar el Pleno, por favor.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0001 Sobre De Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2012.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico