Diario de Sesiones 16/2011, de fecha 13/12/2011
Punto 22

· 8L/C-0069 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre renovación de la planta hotelera y otras infraestructuras turísticas.

El señor presidente: Pasamos al turno de comparecencias, como habíamos dicho: Del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre renovación de la planta hotelera y otras infraestructuras turísticas.

Doña Claudina Morales tiene la palabra.

La señora Morales Rodríguez: Presidente, gracias. Señorías, señor consejero.

El Grupo Nacionalista Canario ha pedido esta comparecencia para que pueda usted explicar a esta Cámara e informe sobre las acciones que tiene el Gobierno para la priorización de la renovación de la planta hotelera y otras infraestructuras.

Me gustaría contextualizar el marco en el que se empieza a dar esta posibilidad a través de reformas legales, y es en un marco, en un contexto muy difícil para Canarias. En una crisis como no conocemos hace muchísimos años y que además ha golpeado duramente a nuestra tierra, especialmente en lo que tiene que ver con el paro de nuestra gente, con unas cifras llegando a un 30%. En un territorio como el nuestro, un territorio muy dependiente, un territorio fragmentado, un territorio con dificultades estructurales y, por tanto, ya digo, en unas condiciones tremendas para la economía de nuestro territorio.

Pero en este contexto, ya digo, el Gobierno de Canarias impulsa una serie de medidas dirigidas al sector del turismo, que están contenidas en el Pacto llamado por Fuerteventura, que se firmó allá en el 2007, con el principio de la crisis, celebrado en Corralejo, el municipio que hoy presido, y que fue un pacto que empieza a marcar las pautas de lo que son las políticas a nivel turístico que tenemos que desarrollar de cara al futuro y en las que además están todos los sectores implicados. Están desde el propio Gobierno, el resto de las instituciones -cabildos, ayuntamientos- y además los sectores desde la empresa privada, también en este pacto, ¿no? Un pacto que ha permitido diseñar las líneas estratégicas a seguir en estos años y que ha permitido que hoy en Canarias estemos hablando no solamente del incremento del número de turistas, sino que estemos hablando de una ligera recuperación económica frente a otros datos del resto del Estado y también del descenso del número de desempleados, en contraposición también con otros datos del resto del Estado. Y esto en gran medida debido a esas pautas que se marcan en esta estrategia, como decía, firmada a finales del 2007.

Y entre otras medidas que están recogidas en el pacto están las medidas de la rehabilitación de la planta alojativa y los espacios públicos turísticos. Y esta medida se plantea desde el convencimiento de que Canarias es un destino atractivo pero que necesita mejorar la calidad en un mercado cada vez más competitivo.

Tras años de bonanza económica en los que se priorizó el crecimiento, tuvimos que detenernos para reflexionar sobre el camino andado y todos coincidimos en que no podíamos seguir consumiendo más suelo y, frente a una planta alojativa que se estaba quedando obsoleta, la única opción que nos quedaba era renovar estos espacios. La renovación de la planta hotelera y otras infraestructuras turísticas es el camino que hemos elegido en Canarias para seguir creciendo en calidad y no en cantidad.

Señor consejero, si queremos ser competitivos y ofrecer un producto que siga siendo apreciado por los turistas, debemos consolidar la rehabilitación y la renovación de los espacios obsoletos. Desde el Gobierno es verdad que se han impulsado cambios legales, a través de modificaciones debatidas en este Parlamento de la Ley de Ordenación del Turismo de Canarias, de las Directrices de Ordenación del Turismo y, especialmente, la aprobación de lo que se conoce como la Ley de Medidas Urgentes, que han permitido dar cobertura legal a las obras de rehabilitación y a los incentivos que se dan a las empresas para hacer atractivas las inversiones.

A raíz de este paraguas legal, el Gobierno, los ayuntamientos y los empresarios han trabajado conjuntamente para poner en marcha ocho núcleos turísticos y planes de rehabilitación. Desde la coordinación, que no ha sido fácil, entre todos, entre las administraciones y lo privado. Y no ha sido fácil, por eso me gustaría reconocer el esfuerzo que se ha hecho entre todos, el propio Gobierno, los propios ayuntamientos, que han dejado de cobrar licencias y tasas -y no saben lo duro que es para nosotros eso-, y de los propios empresarios, que en estos momentos de crisis están apostando por hacer inversiones, que no siempre es fácil.

Por eso, señor consejero, nos gustaría saber cómo están estos planes en estos momentos, los planes de rehabilitación en estos momentos, y qué perspectivas hay para el futuro.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias.

Por el Gobierno, el señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Ordenación del Territorio, don Domingo Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señorías, el Gobierno entiende que en un escenario económico como en el que nos encontramos, y que su señoría ha esbozado convenientemente, ante una situación que demanda políticas urgentes para promover la necesaria recuperación, a día de hoy el turismo se erige como el único sector con perspectivas reales de crecimiento en el próximo futuro y con capacidad suficiente para ejercer como motor del desarrollo económico.

Las islas Canarias tienen en su haber una larga trayectoria como destino turístico y un bien ganado prestigio en los mercados internacionales. A pesar de las difíciles condiciones económicas de los países emisores, el archipiélago ha sido capaz de hacer frente a los retos planteados por la coyuntura y ha logrado mantenerse y posicionarse ante los nuevos competidores. Pero debemos afrontar los retos que le permitan seguir ejerciendo como motor del crecimiento económico, a la vez que reducir su impacto sobre el medio ambiente, mantener su competitividad y contribuir a mejorar la calidad de vida de la población residente.

Poder responder con éxito a ese desafío requiere, en primer lugar, una apuesta política que logre unir a la sociedad canaria y al sector en un proyecto común, capaz de mantener el liderazgo frente a las exigencias de una competencia creciente y una economía turística global. Requiere apostar por un proyecto en el que trabajemos conjuntamente para reorientar la oferta y desarrollar productos innovadores, atractivos para el visitante, adaptados a sus necesidades y con entidad suficiente para mantener nuestra posición de privilegio en el mercado turístico internacional.

Ahora bien, el salir airosos de un reto de tal magnitud requiere una serie de condiciones básicas. Por una parte, continuar con la decidida apuesta institucional, comprometiendo a todos y a cada uno de los actores del sector, manteniendo el turismo como una de las prioridades en las agendas políticas de sus respectivos gestores públicos y de todos y cada uno de los gestores privados implicados. Para ello la cooperación y el consenso resultan indispensables.

En un segundo lugar, una decidida participación social y empresarial a todos los niveles, que contribuya a avanzar hacia esa apuesta de futuro.

Y una última condición, el que todos debemos aunar esfuerzos para que se mantengan las condiciones territoriales, con engranajes estructurales, que permitan preservar el valor de nuestras condiciones naturales, infraestructurales, geoestratégicas, de seguridad y de modernidad.

Ese objetivo de mantener nuestra situación de privilegio en el mercado internacional es un reto a la vez ambicioso y complejo, por cuanto supone en estos momentos apostar prioritariamente por la mejora de nuestros establecimientos alojativos y de ocio y del espacio público sin consumir más suelo. Y eso supone asumir un cambio de modelo de crecimiento y -como mayoritariamente se reconoce- optar por la rehabilitación y/o reconversión de lo construido, modulando el crecimiento de la capacidad alojativa y, de paso, ofreciendo una alternativa viable con la rehabilitación al sector de la construcción.

Por ello, señorías, como ya el presidente indicó en su discurso de investidura, la rehabilitación de las infraestructuras y de la planta alojativa obsoleta seguirá siendo un objetivo prioritario del Gobierno. Durante los últimos años el Gobierno ha afrontado este objetivo con acciones decididas, que podemos resumir en las siguientes.

Por una parte, acometiendo cambios legales, los cambios legales necesarios. Primero fueron los criterios establecidos por las Directrices de Ordenación del Turismo y la llamada Ley de Directrices; luego fue la actualización de la Ley 7/95, de Ordenación del Turismo de Canarias por la Ley 14/2009, de 30 de diciembre; y finalmente, y hasta ahora, la aprobación de la Ley 6/2009, de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, que en su título II, Turismo y sostenibilidad territorial, dedica el capítulo II a establecer los incentivos y medidas para la renovación de las infraestructuras y edificaciones turísticas, y en concreto en sus artículos 13 a 15, y creando en este último una nueva figura de revisión urbanística para la viabilidad con urgencia, con la urgencia que se necesita, de los proyectos de sustitución, rehabilitación o reforma. Así, los planes para la modernización, mejora e incremento de la competitividad del sector turístico así creados y cuya aprobación corresponde al Gobierno se caracterizan por su tramitación abreviada y el alcance de revisión e inserción en el planeamiento general de ordenación, desplazando a sus anteriores determinaciones, que inviabilicen o no prevean los cambios para la modernización necesaria de los espacios turísticos.

Se trata con ello, señorías, de dar viabilidad a la materialización de los incentivos contenidos en la Ley de Medidas Urgentes para las actuaciones privadas de rehabilitación o sustitución, a la vez de las modificaciones necesarias en el espacio público a afrontar por las administraciones públicas para la consecución de las ciudades turísticas de calidad.

Con esa coordinación de esfuerzos, a modo de acción integral público-privada, se configura como la simbiosis más eficaz para el objetivo común de mejorar nuestra competitividad. Se trata de actuaciones públicas y privadas coordinadas sobre servicios urbanos, espacios libres, accesibilidad y renovación de las edificaciones que aporten una mejor imagen unitaria coherente y adaptada a las características de un entorno de mayor calidad. Es decir, se ha de conseguir una profunda transformación de la ciudad turística, en correspondencia con los objetivos de un modelo turístico más cualificado y de mayor y más estable demanda y gasto potencial y, por consiguiente, más competitivo.

El Gobierno, durante los años 2010 y 2011, ha trabajado en la planificación y coordinación de iniciativas de renovación en un total ya de ocho núcleos turísticos, cuyos planes de modernización, mejora e incremento de la competitividad del sector turístico se encuentran en distintas fases de tramitación. En concreto, señorías, el de Puerto del Carmen, en Tías, Lanzarote, fue aprobado definitivamente y, por tanto, está vigente y en plena eficacia. Incluye siete convenios de proyectos de sustitución por oferta complementaria, rehabilitación con incremento de la categoría a cuatro estrellas o reforma para la adaptación de las condiciones de accesibilidad y mejora de la oferta. Además, existen ya otras 14 iniciativas para su próxima incorporación en el mismo ámbito mediante la revisión procedente.

Además, señorías, la Cotmac ya ha informado favorablemente para la próxima aprobación por el Gobierno de los planes de modernización, mejora, incremento de competitividad turística de Corralejo, que incluye siete convenios de sustitución, rehabilitación y mejora, y se está trabajando en otras siete iniciativas para su incorporación.

Y el Plan de Costa Teguise, que incluye 13 convenios con las iniciativas de promotores, para rehabilitación y mejora, respectivamente, y se está trabajando con otros tres para su futura inclusión.

Por último, señorías, y también por iniciativa del Gobierno, se encuentran en redacción avanzada los planes de Morro Jable, con 11 iniciativas negociadas; el del sur de Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana, con 44 iniciativas privadas; y en fase más inicial, los de Mogán Playa, Puerto Naos y Playa Santiago, que esperemos que se culminen a finales de este año.

El conjunto de los planes de modernización, mejora e incremento de la competitividad del sector turístico que actualmente se encuentran en marcha prevén hasta el momento un total de 107 iniciativas de concertación público-privada, que totalizan unas 20.000 plazas alojativas a rehabilitar, de las cuales 8.278 plazas proceden de acuerdos ya firmados y 11.718 en negociación, y además un total de 40 equipamientos turísticos complementarios a rehabilitar, 10 de ellos con convenios suscritos y otros 30 en negociación.

Como se ha expuesto, señorías, en relación con la ordenación turística, la Ley de Medidas Urgentes promulgada, como ya se advertía en su exposición de motivos, en un escenario de desaceleración económica y aún no de recesión y grave crisis económica que le sobrevino, se ha evidenciado como una herramienta progresivamente eficaz para la rehabilitación, mejora e incremento de la competitividad. No obstante, las nuevas circunstancias de agravamiento económico y la experiencia en la aplicación de la norma hacen aconsejable actualizar y reforzar la estrategia de impulso a las iniciativas privadas de renovación y mejora, tendentes a clarificar y reforzar las herramientas de incentivación y compensación para facilitar las mayores demandas del sector y la mayor eficacia en la renovación.

Por ello el Gobierno, a la vez de cumplir con la obligación legal de definición temporal de la modulación del crecimiento de la planta alojativa y de las directrices de planeamiento para los próximos años, trabaja en un documento de estrategia de mayor alcance. Estrategia inspirada en las conclusiones que resulten del permanente diálogo con el sector, cuyo antecedente más relevante se concreta en el Acuerdo por la competitividad y calidad del turismo de Canarias 2008-2020, cuyas bases fueron, en efecto, señorías, aprobadas en Fuerteventura, en Corralejo, en su término municipal, y fruto de las diversas reuniones propiciadas por el Gobierno con las principales organizaciones representativas del sector, y que el presidente nuevamente convocará próximamente, con el objetivo de actualizar y renovar el consenso para esta nueva estrategia.

La estrategia que se adopte, a la vez de inspirar un nuevo marco normativo turístico, permitirá reorientar las inversiones públicas que puedan viabilizarse en los próximos años, priorizando la mejora de los espacios públicos en las zonas turísticas en las que se llevan a cabo a la vez las rehabilitaciones de iniciativa privada, en aras de lograr los beneficios sinérgicos de la mejora integral.

Gracias, señor presidente. Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia.

Grupo Mixto, interviene el señor Fabián Martín.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente.

Tuvimos oportunidad en el Pleno de octubre, el Grupo Mixto, de hacer una pregunta muy concreta en aquel momento al presidente del Gobierno de Canarias sobre las autorizaciones previas para la construcción de nuevas plazas alojativas. A este respecto, el presidente contestó, entre otras cosas, que necesitamos en Canarias un turismo de más calidad, más competitivo, que requiere una apuesta clara por la preservación del paisaje y del territorio, es decir, por todas las políticas de sostenibilidad. Pocos minutos después decía que la base de la que partíamos, señor consejero, es positiva, y cito literalmente: "la Ley de Medidas Urgentes se ha evidenciado que es un instrumento útil para impulsar lo que es la renovación y la rehabilitación en Canarias". Esta pregunta, señor consejero, yo creo que vale de punto de partida para hacerse una reflexión sobre la comparecencia que le tiene a usted hoy en día, que es el motivo de que comparezca usted ante todos nosotros.

Ha habido, como decía usted, una relación detallada de presentación de planes, de modificación de Directrices, de modificaciones de leyes de ordenación de turismo y de su actualización, ha habido una vocación de unificar criterios, pero la respuesta, después de años de trabajo, que partía, como bien decía la diputada de Fuerteventura, desde el año 2007 o 2008, es cuáles son los resultados.

Ha intentado usted enumerar una serie de convenios firmados, una serie de actuaciones mezcladas en lo público y en lo privado, con una, como decía usted, una coordinación y una unidad de criterios, pero a día de hoy yo creo que quedan muchísimas cuestiones pendientes. Muchas cuestiones pendientes que están -y pongo yo, por ejemplo, el caso de Lanzarote, circunscripción electoral a la que represento- a expensas de evidenciar y a expensas de trámites, no solamente administrativos sino en algunos casos territoriales, que ponen en duda la consecución, el éxito de todas esas medidas que enumeraba usted anteriormente y que parece ser que iban a ser la panacea.

Y me pregunto, además, señor consejero, si esa estrategia que anuncia usted, en la nueva redacción, que está en proceso, nueva redacción, no supone en sí un fallo, no supone en sí el reconocimiento explícito de que todas aquellas medidas que se venían adoptando hasta el momento han llevado en último caso, pues, por lo menos a la desesperación, no solamente de las administraciones públicas sino en alguno de los casos también de la iniciativa privada.

Quiero reconocer, sí, un esfuerzo en el presupuesto, que casi supera los 42 millones de euros, respecto a la infraestructura turística y a la gestión integral de los núcleos turísticos de los espacios públicos canarios. Pero eso no es todo: yo creo que queda por delante mucho camino que hacer, sobre todo en coordinación administrativa, en coordinación territorial, en coordinación de los instrumentos de planificación territorial municipales y, sobre todo, insulares.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fabián Martín.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Pedro Martín tiene la palabra.

El señor Martín Domínguez: Señor presidente. Señorías. Muy buenos días, consejero.

Desde luego el objetivo del Gobierno de la renovación de la planta hotelera es evidente que todos tenemos que compartirlo. Hablar de Puerto del Carmen, de Maspalomas o incluso de Santiago del Teide es hablar de municipios señeros en su momento, pero que necesitan evidentemente de actuaciones que reconviertan una oferta en alguna medida que se ha ido devaluando en estos tiempos.

Importantes las 107 iniciativas y desde luego las que se han ido realizando, que tienen que ver con infraestructuras; con los planes de choque, interesantes porque han permitido llegar a muchos más municipios, y desde luego yo creo que han sido interesantes porque, diversificándose mucho, dejando a un lado El Hierro, creo que desde luego han sido para muchos ayuntamientos no solo una manera de mejorar una oferta o de mejorar un determinado espacio sino también de invertir, y eso es importante. Desde luego también las estrategias de recuperación del espacio público turístico. Cómo no vamos a compartir el criterio de mejorar la competitividad, de la participación y sus interesantísimos... de los sectores tanto públicos como privados, y especialmente a la empresa privada, que a veces hace falta empujar, porque en muchos de esos espacios a veces esa iniciativa privada necesita de impulso y no solo de subvenciones.

Pero quería hacer tres breves comentarios que me parecería interesante que tuviese en cuenta. De una parte, que hablar de cualificación del espacio turístico no debería quedar solo ceñido a un espacio concreto, aquel definido como un ámbito de referencia turística, porque hay zonas que están en los aledaños, zonas próximas, que, sin ser concretamente esos espacios, pueden calificar toda una comarca, toda un área, habida cuenta de las dificultades que hay en estos destinos, ya muy consolidados urbanísticamente, para poder actuar.

También la necesidad de fomentar -y esto es importante- la participación de los equipos profesionales privados. Sé que hay encargos hechos a los equipos profesionales, pero creo que en este momento, más allá de los debates que pueda haber con respecto a este asunto, significaría apoyar a un sector que lo está pasando francamente mal y que desde luego tiene experiencia en planes generales, en planes parciales, en complejos hoteleros también, y, por lo tanto, sería interesante poder contar con su aportación.

Y querría terminar diciendo que los ayuntamientos, cuando quieren intervenir precisamente con planes de modernización, la herramienta que tienen es habitualmente a través de los planes generales, pero tenemos vetada la posibilidad de hacerlo a través de la Ley de Medidas Urgentes. ¿Cuál nos queda?: la Ley de Directrices, y ahí tenemos una barrera insalvable a menudo para poderlos llevar a cabo y sería necesario unir de alguna manera, a través de algún tipo de unificación, algún instrumento que defina de manera más clara el compromiso entre la Ley de Medidas Urgentes y la Ley de Directrices, porque ahora mismo estamos compartiendo un espacio común a la hora de modernizar, que es de difícil aplicación especialmente para aquellos municipios que estén implicados en la mejora de la oferta turística y en su cualificación. Por lo tanto, hago una llamada, desde luego, a que el Gobierno tome la iniciativa en este ámbito para poderlo simplificar y hacerlo más sensible a las corporaciones locales.

Animo al consejero a seguir en esta tarea y desde luego en la que estaremos todos implicados en renovar y...

El señor presidente: Muchas gracias, don Pedro.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo tiene la palabra.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, es evidente que la clave económica del nuevo modelo turístico pasa inexorablemente por la reconversión turística de nuestro destino. Pero se trata de hacer o de iniciar un nuevo ciclo de desarrollo turístico que se articule como una verdadera reconversión industrial.

Decía el presidente del Gobierno en estos últimos años, durante miles y miles de veces, que no debemos consumir más suelo sino tirar viejo y hacer nuevo. Y ahí me quiero centrar, señor consejero. ¿Qué ha pasado en estos últimos años en Canarias? ¿Cuántos hoteles viejos se han tirado y se han construido nuevos? Ninguno. Y ello pasa porque esto, que es una buena intención y que la compartimos todos, pero la realidad es que aparecen muchos frenos, y el primer freno que aparece es el freno del planeamiento. Tenemos un planeamiento insular, insulares, unos planeamientos municipales y ninguno se ha adaptado a las normativas, a la Ley de Directrices. Por otro lado, encontramos hasta muchos municipios de importancia turística donde aún su base de planeamiento siguen siendo las normas subsidiarias. Esto hace que sea imposible para un empresario que quiera tirar construir nuevo.

Porque, por un lado, imagínense un hotel que quiere tirar y que quiere construir nuevo y que esa parcela ha agotado su edificabilidad. Resulta que para poder cumplir con los estándares turísticos o incluso con la materialización de las nuevas plazas tiene que ir a comprar un suelo, urbanizable, donde poder materializar esas plazas. ¿Y qué pasa con ese suelo urbanizable? Primero, que es muy caro el poco que hay. ¿Y el que había, qué han hecho los empresarios acogiéndose al artículo 17.1 de la Ley de Medidas Urgentes? Pues usted lo sabe, señor consejero: que le han pedido al Gobierno, "vale, yo no hago hoteles porque ya no es rentable, es más, porque hay una moratoria y no se pueden hacer, pero usted me tiene que indemnizar". Y se han acogido tres o cuatro empresarios de Tenerife, porque la mitad del suelo urbanizable ya lo tenían consolidado, y todos los empresarios de Gran Canaria que tenían suelo, como bien lo han manifestado públicamente en los medios de comunicación, se han acogido a esa opción del artículo 17.1 y el Gobierno les tiene que indemnizar.

Por lo tanto, esto es una incongruencia y esto es un freno más a que esa rehabilitación se haga efectiva. Y la rehabilitación es obvio que es la única salida, pero lamentamos que muchos pronunciamientos, muchas presentaciones, innumerables presentaciones, pero hoy la efectividad de la rehabilitación ha sido nula, señor consejero. Y nos gustaría saber si esas leyes que usted anuncia, y que anuncia de futuro, que yo confío en usted y que nos diga si van a servir para eliminar toda esta inseguridad jurídica que en torno a la rehabilitación está.

Por lo tanto, señor consejero, no solamente la rehabilitación pasa por la rehabilitación de los alojamientos turísticos sino que debe ser una verdadera cirugía turística con microtomo -para que nos entendamos-. Tiene que ser una rehabilitación integral. Y en un espacio como Canarias la rehabilitación -y se lo digo con toda la valentía-, la rehabilitación no tiene que ser una opción, sino una obligación, señor consejero.

Por lo tanto, en estos momentos, señor consejero, creemos que muchas intenciones, muchos planes, muchas presentaciones, pero si usted no desbloquea el primer freno, y ese freno es el planeamiento urbanístico, los frenos que ponen a esta rehabilitación, desde luego no estaremos consiguiendo ningún objetivo y corremos el riesgo de que nuestro destino se convierta en un destino obsoleto y desde luego en un destino que no apuesta por la calidad.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Águeda Montelongo.

Por el grupo proponente, doña Claudina Morales Rodríguez, Grupo Nacionalista Canario.

La señora Morales Rodríguez: Gracias, presidente. Señorías, consejero.

Señor consejero, me alegra mucho saber que es intención del Ejecutivo, del Gobierno, darles continuidad a los planes de rehabilitación que están puestos en marcha, además teniendo en cuenta todos los problemas que se pueden suscitar a la hora de poner en marcha una herramienta como esta, que, como decía antes, no ha sido fácil, y además reforzando las herramientas de lo que son incentivación y compensación y ganando en eficacia, que es de lo que se trata.

Yo creo que los errores no son porque la ley haya sido inútil total, como decía el señor Martín. Yo creo que ha habido más desconfianza, por la experiencia que tengo desde el ayuntamiento, más desconfianza de los propios empresarios que el que la herramienta no sea útil. De hecho, creo que es este el momento de garantizar la continuidad de estos planes. Por lo menos por lo que yo he podido ver a través del ayuntamiento. Primero había una desconfianza de los empresarios a la hora de decir si esta herramienta era eficaz, desconocimiento, poner en duda si realmente era con la rapidez, la burocracia que se decía que se había quitado, si esto en la práctica funcionaba. Los empresarios no terminaban de creerse de verdad que esto fuese tal y como decíamos insistentemente en las reuniones que se hicieron por los distintos municipios turísticos. Pero hemos llegado a un momento -por lo menos pasa y creo que por los datos que daba el consejero no solamente en el municipio de La Oliva, en el pueblo de Corralejo, sino en el resto-, mientras al principio teníamos que convencer a los empresarios con charlas y, en fin, diciéndoles los incentivos que tenían y que además los trámites eran rápidos y que iban a tener muchas facilidades, ahora mismo estamos en un punto donde los empresarios son los que vienen -porque, digo, los ayuntamientos sirven de coordinación entre el Gobierno y los empresarios de la zona-, vienen al ayuntamiento a buscar el apoyo y a presentar las iniciativas que ya tienen en marcha, ¿no? Decía el consejero, en el municipio de La Oliva, hay siete ya, siete que vienen, pero siete más que estamos trabajando en estos momentos. Por tanto, ya digo que lo de la continuidad es importante garantizarla, mejorar aquellas cuestiones que se han visto, porque es en estos momentos, después, efectivamente, de años de trabajo, cuando hemos visto que los empresarios están interesados en poner en marcha lo que la rehabilitación les permite.

Hay una serie de cuestiones también que a mí me gustaría plantearle al señor consejero y que las plantean los empresarios en la mayoría de las reuniones que tenemos con ellos, y es el tema de la financiación. Estamos, como decía en mi primera intervención, en un contexto de crisis, donde además los bancos tienen restringido el crédito a las empresas. Y en esta situación, los empresarios que tienen intención de rehabilitar la planta alojativa, realmente no es tanto un freno en aspectos urbanísticos, como decían antes algunos comparecientes, sino en los créditos que no les dan los bancos. En ese sentido creo que sería muy importante que desde el Gobierno de Canarias se impulsara, pues, desde el Estado, habilitar créditos ICO específicos para la rehabilitación de la planta alojativa; u otra posibilidad es replantear la Reserva de Inversiones de Canarias para que también pueda ser utilizada en la rehabilitación.

Se han planteado algunas cuestiones aquí que a mí me gustaría que me aclarara el señor consejero, porque las planteaba el señor Martín también y la señora Montelongo, sobre las limitaciones que tienen desde el punto de vista del planeamiento. Yo creo que se abre la posibilidad -ahora mismo lo contemplan las leyes que ha creado el Gobierno- de desarrollar planes parciales sin tener actualizados los planes generales. Creo que esa no es la limitación que tienen hoy; yo creo que son más limitaciones del tipo que estoy diciendo, porque en estos momentos sí que es verdad que podemos los ayuntamientos desarrollar planes parciales que permitan reutilizar esas autorizaciones previas que no se están dando en estos momentos, pero que sí se pueden obtener a través de la rehabilitación de la planta alojativa.

Además, antes decía el señor Martín que había una mezcla en la comparecencia del señor consejero de lo público y lo privado, y realmente tiene que ser así. Yo creo que tiene que haber, si estamos hablando de espacios obsoletos o de zonas turísticas obsoletas, tiene que ver una cosa con la otra, y en ese sentido yo creo que debemos seguir impulsando los espacios públicos también, que le dan categoría. Y en ese sentido espero, espero y deseo que el compromiso que hay de financiación del Estado a tres años, el compromiso que había de 32 millones, 40, que se ha cumplido en este, y los 50 millones que hay comprometidos estén, se contemplen en el Presupuesto del 2012 en el nuevo Gobierno, porque, desde luego, creo que una inversión, aparte de la que ya tienen los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, sería muy importante contar con esos 50 millones. Porque es verdad lo que decía la señora Montelongo: Canarias, el plantearnos el turismo en Canarias es planteárnoslo como un plan Renove que se ha hecho en otras industrias y ha corrido el Estado con gastos para renovar la industria automovilística o lo que ha sido la industria minera en otro sitio del Estado, con grandes cuantías de dinero de todos los españoles. Y desde luego espero, espero, que el Gobierno que va a presidir ahora el Partido Popular, esas palabras que ha dicho usted, que yo las asumo también, Canarias necesita un plan de renovación a fondo de la industria turística, las pongan en marcha y lo primero que espero ver son los 50 millones, como decía, que están comprometidos ya en un acuerdo que había con el Gobierno anterior.

Para terminar ya, solamente insistir en una cosa: la renovación de la planta alojativa, además de cualificar a nuestro destino turístico, hacerlo más competitivo, es otra herramienta también muy importante para la generación de empleo. No solamente porque garantizamos la consolidación de Canarias como destino turístico de primer nivel, sino porque además la rehabilitación permite generar empleo en otro sector, que es el de la construcción, que es el que más se ha visto afectado con la crisis económica. Y de verdad yo, en este sentido, creo que es importantísima la continuidad, porque, yo que presido o me toca presidir un municipio turístico, hay que ver empresas que se dedican a la construcción cómo están mirando de cerca cómo va la evolución en lo que son los planes de renovación, cuándo se van a poner en marcha, porque es una salida también, como decía, no solamente para el turismo, sino para el ámbito de la construcción y la generación de empleo, que debe ser una de nuestras principales preocupaciones.

Nada más.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Claudina Morales.