Diario de Sesiones 19/2011, de fecha 22/12/2011
Punto 2

· 8L/PNL-0019 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre prevención y atención de las enfermedades crónicas.

El señor presidente: Bien, señorías, vamos al último asunto de este Pleno, que es la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre prevención y atención de las enfermedades crónicas.

Doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Me van a permitir que antes que nada agradezca a todas sus señorías que nos han manifestado su alegría y su felicitación al Grupo Parlamentario Popular y también mostrar la enorme satisfacción que mi grupo tiene por el nombramiento de nuestro presidente regional, de nuestro compañero José Manuel Soria, como ministro de Industria, Energía, Comercio y Turismo. Y también mostrar la satisfacción por tener, por primera vez en la historia, un Gobierno, desde Mariano Rajoy a los diferentes ministerios, ocupados por personas con una enorme vinculación a Canarias, con una enorme cercanía a Canarias, que en estos momentos difíciles que atravesamos será una enorme oportunidad para ayudar a Canarias en estos momentos de crisis económica.

Y refiriéndome a la proposición no de ley que traemos a esta Cámara, señorías, en los últimos años las mejoras en las condiciones de vida y las mejoras en las intervenciones sanitarias han producido una enorme mejora generalizada de la esperanza de vida, de tal manera que los grupos de población de edades más avanzadas han aumentado de manera espectacular. Ese aumento, deseable, de la esperanza de vida y de los grupos de edades mayores, sin embargo, lleva un aspecto asociado, que es un elemento sustancial de incremento del gasto sanitario. Ese envejecimiento de la población y la mayor prevalencia de las enfermedades crónicas y del cambio de los patrones de morbimortalidad es un elemento sustancial del incremento del gasto sanitario. Y Canarias, Canarias, es la comunidad autónoma que tiene la mayor tasa media acumulada de crecimiento de población de personas de 65 y más años. En Canarias -y así lo vienen demostrando los diferentes planes de salud de Canarias y en el último que realizamos en la legislatura pasada- se constataba que las principales enfermedades crónicas de Canarias están motivadas en gran parte porque Canarias tiene una prevalencia de factores de riesgo por encima de la media del Estado, con la exclusión únicamente del tabaquismo activo. Tenemos más diabetes mellitus tipo 2, tenemos más hipertensión arterial, dislipemia, sobrepeso, obesidad, alcoholismo, sedentarismo e incluso -y ahora más agravado con la crisis económica- una clase social y económica más baja que la media del Estado, que también es un factor de riesgo para las enfermedades crónicas. Esas enfermedades crónicas que, señorías, consumen una enorme cantidad de recursos sanitarios. De todos los recursos sanitarios el 77%, más del 77% se va en la atención a las enfermedades crónicas y las enfermedades crónicas representan más del 80% de las interacciones con los sistemas sanitarios.

Por lo tanto, y ante esta breve exposición del motivo por el que el Grupo Parlamentario Popular cree que es necesario que Canarias tenga una estrategia de prevención y atención a las enfermedades crónicas, creemos que la situación demográfica actual y de morbimortalidad en nuestra comunidad autónoma exige un cambio dirigido a mejorar la eficiencia de nuestro sistema sanitario.

El avance de estas enfermedades crónicas es la causa fundamental para la necesaria reorientación del sistema sanitario, en la misma dirección que lo están haciendo la mayoría de los países de la OCDE, con intervenciones que permitan una mejor prevención y una mejor gestión de las enfermedades crónicas. Y me estoy refiriendo fundamentalmente a una gestión de sistemas en clave poblacional, al desarrollo de servicios adecuados a las necesidades de los pacientes, a la potenciación del papel y de la responsabilización del propio paciente en todo su proceso, al desarrollo de la continuidad de la atención a través de la integración de los niveles y estructuras asistenciales -esa tan demandada desde hace mucho tiempo coordinación e integración entre primaria, hospitalaria y sociosanitaria- y también a la necesidad de implementar técnicas de gestión de estratificación de pacientes por riesgo, fortaleciendo de manera decidida los servicios extrahospitalarios y comunitarios. Ello nos va a llevar a que haya un menor número de hospitalizaciones y, por lo tanto, a mejorar la sostenibilidad económica de nuestro sistema sanitario.

Creemos desde el Partido Popular que esta estrategia debe aspirar a ser una nueva forma de organizar la prestación, con impacto en todas las dimensiones del sistema sanitario, con mejora de los resultados de salud, de la satisfacción de los propios usuarios, de la calidad de vida de los pacientes y de sus cuidadores y, cómo no, de esa tan necesaria y ansiada sostenibilidad económica de nuestro sistema sanitario. Esta estrategia debe mejorar la esperanza de vida en buena salud. No solamente tenemos que aspirar a que la población cumpla más años, sino que cumpla más años en buena salud, reduciendo las inequidades y las desigualdades que producen las enfermedades crónicas, potenciando intervenciones que detecten o que reduzcan el riesgo de enfermar o de las complicaciones en el caso de ya estar enfermo.

Señorías, las enfermedades crónicas son en gran medida las causantes de situaciones de dependencia. Esa dependencia creciente de muchos de los ciudadanos de Canarias que consume tantos recursos, que causa tanto sufrimiento, que incluso en términos económicos hace que, bueno, pues, la productividad de la masa o de la población con capacidad de generar riqueza y de generar bienestar, pues, sea menor.

Por lo tanto, para nosotros es absolutamente fundamental esta estrategia de prevención y de atención a las enfermedades crónicas. Entendemos que es necesario introducir proyectos de cambio. Proyectos de cambio que integran las prestaciones sanitarias, la atención clínica y las actuaciones preventivas, estableciendo -como les decía antes- un enfoque de salud poblacional, impulsar la promoción de hábitos de vida saludables y la prevención de enfermedades crónicas, la promoción de la propia responsabilidad sobre su estado de salud de los propios pacientes y de la propia autonomía del paciente, de un seguimiento proactivo por parte del sistema sanitario de los enfermos crónicos, de la mencionada continuidad asistencial, de la -cómo no- participación activa de los profesionales y de la puesta en marcha de intervenciones eficientes y basadas en la evidencia científica, adaptadas a las necesidades de los pacientes.

Señorías, la sostenibilidad del sistema sanitario pasa por dar un importante cambio en la gestión del paciente crónico mediante un nuevo modelo asistencial, con cambios organizativos, con estratificación de pacientes según el riesgo de tener una enfermedad crónica y, desde luego, apoyados por las TIC -por las tecnologías de la información y de la comunicación-, que van a facilitar no solamente la actuación de los profesionales, que van a facilitar la formación, la información de los pacientes y su accesibilidad a los sistemas sanitarios, sino que también son un elemento fundamental para potenciar la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario por parte de la propia Administración. Creemos que este cambio tiene que estar basado en esa integración asistencial y en la comunicación del paciente.

Por todo ello, señorías, el Grupo Parlamentario Popular insta al Gobierno de Canarias a la elaboración y a la puesta en marcha de una estrategia para la prevención y la atención de las enfermedades crónicas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracia, doña Mercedes Roldós.

Hay una enmienda del Grupo Nacionalista Canario. Para su defensa, doña María del Mar Julios.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente.

Pues coincidimos con la motivación expresada en esta proposición no de ley, con la intervención que acabamos de escuchar a doña Mercedes Roldós.

Y, efectivamente, es espectacular el incremento de la esperanza de vida en la población en todos los países desarrollados y afortunadamente también en Canarias y también en España. Desde luego que el avance de la calidad de vida, unido a la mejora de la atención sanitaria, ha dado la vuelta, en pocas décadas se ha invertido por completo la pirámide de población, con un impactante porcentaje de población de más de 65 años que afortunadamente sobrevive con una mayor esperanza de vida. Y según las previsiones realizadas por el propio ministerio, pues, las enfermedades cardiovasculares... Las enfermedades crónicas son enfermedades concretas -cardiovasculares, diabetes, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas-, están aumentando tremendamente su incidencia y se prevé que en el 2030 van a ser las causantes de tres de cada muerte, cuando además ya, actualmente, causan más de la mitad de todas las muertes en España. Son muchas de las patologías llamadas "de la civilización", que están, digamos, entroncadas con el propio modo de vida de nuestra civilización, y que conforman, pues, toda una legión de ciudadanos con problemas crónicos de salud que nos acompañan durante toda la vida.

A esto hay que añadir, señorías, que estas enfermedades, casi todas comparten factores de riesgo muchas veces comunes y que se modifican con cambios no solo en el sistema sanitario sino en los propios estilos de vida. Sabemos que hay factores de riesgo que no escapan... -el consumo de tabaco, una alimentación desequilibrada, el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol-, y esto ha hecho que se plantee la búsqueda de estrategias coordinadas a nivel ya no solo nacional sino a nivel internacional, de forma y manera que la propia Organización Mundial de la Salud ha convocado recientemente una conferencia ministerial mundial sobre los modos de vida sanos y el control de las enfermedades no transmisibles, es decir, las enfermedades crónicas, que se ha celebrado recientemente y donde España ha tenido un papel importante, canalizando incluso el trabajo que, a través de todo el Consejo Interterritorial, vienen realizando todas las comunidades autónomas, y entre esas comunidades autónomas por supuesto que está Canarias. Se lleva trabajando desde hace muchos, muchos años -y algunos de los que estamos aquí lo conocemos- en la prevención, en la atención a las enfermedades crónicas, a través de protocolos desarrollados por esta comunidad autónoma, con consenso, con grupos de trabajo técnico, fundamentalmente en el ámbito de la Atención Primaria: diabetes, hipertensión, enfermedades cardiorrespiratorias, enfermedades cardiovasculares, incluso enfermedades reumáticas... Recientemente, en estos momentos, precisamente uno de los grupos de trabajo creados en el Consejo Interterritorial, con la participación de todas comunidades autónomas, es el desarrollo de una estrategia para el abordaje de la cronicidad de las enfermedades y para el abordaje de la patología o de lo que es la plurimedicación en muchos de los enfermos crónicos.

También, recientemente, todos los servicios de salud, todos, las comunidades autónomas, entre ellas Canarias, y el ministerio hemos suscrito la llamada Declaración de Sevilla. Un documento de consenso elaborado por todos los profesionales sanitarios, que quieren, como bien se ha dicho, darle -es necesario- un giro al tratamiento del enfermo crónico. Es un documento que elaboró la Sociedad Española de Medicina Interna, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, en donde se apuesta por pautas comunes para ir incluyendo los servicios de salud que contrarresten ese aumento de las enfermedades crónicas, que, según esta declaración, van a ser la principal causa, la principal causa, de la discapacidad en el 2020 y en el 2030 doblarán la incidencia actual todas estas patologías. A esta estrategia ya se han sumado numerosas sociedades científicas, federaciones de asociaciones de enfermos crónicos, que no voy a enumerar.

Y, siguiendo también la directriz de ese encuentro mundial en relación a las patologías crónicas, se ha elaborado o se está trabajando esa estrategia global en el ámbito del Sistema Nacional de Salud. Por ello nuestra enmienda. Nuestra enmienda lo que propone es, primero, que concluyan los trabajos que en Canarias se están haciendo a través de unos grupos técnicos que, instados desde el Servicio Canario de Salud, ya vienen tiempo trabajando para evaluar la multitud de programas y protocolos que se vienen haciendo en torno a los pacientes crónicos. Evaluarlos y esa experiencia trasladarla a los grupos técnicos del Consejo Interterritorial, como lo están haciendo las demás comunidades autónomas. Porque, señorías, coincido, yo creo, espero, con todos los portavoces en que lo que no podemos es seguir burocratizando la actividad de las consultas en el ámbito, sobre todo, de la Atención Primaria. Por eso yo creo que no debemos hacer más programas o más protocolos si no se evalúan primero los que tenemos y por eso es un poquito el sentido de nuestra enmienda.

En segundo lugar, el segundo apartado de la enmienda, lo que se propone es instar a que el Gobierno de España desarrolle la Ley 33/2011, General de Salud Pública, especialmente en algunos apartados, como es el artículo 19, que específicamente se insta a que en el apartado de prevención de los problemas de salud el Consejo Interterritorial, por un lado, liste las acciones preventivas a la población y a los individuos, que las acciones preventivas sean comunes, que reúnan los criterios para ser implantadas en todo el territorio, que haya una valoración periódica de los programas preventivos comunes, la inclusión de nuevos programas o la supresión de aquellos que no cumplan con los objetivos para los que fueron diseñados.

Creo que para darle la vuelta a las estrategias, que comparto... Digamos, el Sistema Nacional de Salud estaba casi, por así decirlo, enfocado a la patología aguda pero no a la patología crónica, pues, verdaderamente hay que evaluar lo que se está haciendo y desarrollar lo que es el artículo 44, las estrategias de salud pública.

Esta ley yo creo que tiene su fundamento en la propia Ley de Cohesión y Calidad del Sistema, que establecía el desarrollo de un plan de calidad para el Sistema Nacional de Salud, con planes integrales para los problemas de salud concretos, dejando atrás algo que ya, pues, había que hacerlo, ¿no?, que eran los planes de salud modelo Alma-Ata, que son, digamos, con objetivos muy ambiciosos pero sin concretar objetivos concretos ante las patologías concretas de nuestra civilización actual. Creo que esa ley que hay que desarrollarla da un paso más y dice que las estrategias de salud pública deben aprobarse en el Consejo Interterritorial y que tienen que tener una duración quinquenal y deben ser evaluadas.

Y por supuesto la disposición adicional quinta, que establece que estas estrategias deben hacerse con cargo a la financiación prevista en el artículo 10 de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que saben ustedes que hay un fondo de cohesión que es el que tiene que, digamos, dar respuesta a la financiación de estas estrategias globales.

Por eso entendemos -y es el último punto, señorías- que hay que instar al Gobierno de España, ahora al nuevo Gobierno de España -ahora ya le podemos poner cara incluso al ministerio, en este caso a la ministra, a Ana Mato-, instar para que priorice, dentro de estas estrategias de salud pública, precisamente esta, la que tiene que ver con el documento que ya está elaborado. Hay un documento que el Gobierno de la nación se va a encontrar, que es hecho ya por un grupo de trabajo que está desde octubre del año pasado. Es un documento que entendemos se puede revisar, pero han participado todas las comunidades autónomas, todas, para la elaboración de esta estrategia de la atención y el abordaje a la cronicidad y el tratamiento de los pacientes con pluripatologías. Y desde luego está pendiente ya solo de que se eleve al Consejo Interterritorial, se apruebe y se aborde el mecanismo de financiación de dicho plan. Por eso, señoría, hemos hecho esta aportación, porque...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto para ir terminando, doña María del Mar.

La señora Julios Reyes: Entendemos -y concluyo- que desde luego, y coincide esto que acabo de plantear, pues, un poco con el discurso que el señor Rajoy hizo recientemente en su toma de posesión, que habla de la necesidad de hacer reformas que mejoren la accesibilidad, eliminen la burocracia y ganen en eficiencia en la gestión. Creo que no podemos estar atiborrando las consultas de los profesionales de más planes y estrategias -hay que parar, evaluar todo lo que se ha hecho hasta ahora- y, si ya está esa estrategia diseñada a nivel del Estado, creo que tenemos que hacer el esfuerzo de que concluya su aprobación y luego, sí, aplicarla y adaptarla a nuestra comunidad autónoma, porque los protocolos, científicamente, yo creo que, digamos, no hay grandes diferencias y deben aplicarse de forma conjunta, según el buen saber y el desarrollo científico en esta materia. Creo que es importante...

El señor presidente: Doña María del Mar, se acabó su tiempo. Muchísimas gracias. Muchísimas gracias.

Doña Mercedes Roldós, para fijar posición sobre la enmienda.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señora Julios, nosotros estamos dispuestos ...(Sin micrófono.) punto a añadirlo a nuestro punto único de la proposición no de ley. Nosotros lo que estamos pretendiendo es que Canarias haga lo que ya han hecho otras comunidades autónomas, y me estoy refiriendo... Hace más de un año ya el País Vasco hacía una estrategia de atención a pacientes crónicos y durante estos últimos meses otras comunidades autónomas -Valencia, Andalucía, etcétera- están ya, ya tienen el documento terminado, trabajado, de la estrategia de prevención y atención a pacientes crónicos. Les decía antes: la inmensa mayoría de los países de la OCDE están haciendo esto, lo está haciendo Canadá, lo está haciendo Estados Unidos, lo está haciendo Alemania, el Reino Unido, Francia. Es decir, que lo que queremos es que Canarias no se quede atrás.

Y, por lo tanto, el punto 1, en el que se refiere usted a la finalización de esos trabajos, de esos grupos de trabajo, obviamente nosotros no le hemos fijado en nuestra iniciativa un tiempo al Gobierno de Canarias. Sería deseable que fuera a la mayor dilación posible. Y, por lo tanto, entendemos que no tiene razón de ser ese primer punto de su enmienda.

Y en cuanto al punto número 2, señora Julios, usted sabe que la Ley 31/2011, de 4 de octubre, entrará en vigor próximamente el día 1 de enero y que desde luego es deseable -y estoy segura de que así lo va a hacer el Gobierno de España- el desarrollo reglamentario de todos y cada uno de los puntos. Muchos de ellos, y a los que usted se refiere aquí, son redundantes con lo que ya estaba establecido. No aportan nada nuevo, como usted bien señalaba, a la propia Ley de Cohesión y de Calidad del Sistema Nacional de Salud y únicamente es ese cambio de denominación entre estrategias o planes integrales, pero la propia OMS, la propia Organización Mundial de la Salud sigue refiriéndose a planes integrales y no a estrategias. No obstante, nosotros no hemos tenido problema en -como lo están haciendo otras comunidades autónomas- proponer que sea una estrategia.

Y, por lo tanto, le ofrecemos, señora Julios, aceptar, si usted lo tiene a bien, incorporar a nuestra proposición no de ley su tercer punto, que es instar al Gobierno de España a que priorice en el Consejo Interterritorial la estrategia para el abordaje de la cronicidad y el tratamiento de los pacientes pluripatológicos en el Sistema Nacional de Salud.

En cuanto a la última frase de ese tercer punto, me parece que es redundante. Usted sabe, igual que yo, que el Fondo de Cohesión Sanitaria, una de sus funciones y objetivos específicos es la financiación de esos planes integrales o estrategias de salud y de la misma manera que se financian otros planes integrales o estrategias... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo.)

Muchas gracias, señor presidente, y hacer ese ofrecimiento al Grupo Nacionalista. Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias.

Antes de pasar a la posición de los grupos, conviene saber, porque hay una... Doña María del Mar, desde el escaño, por favor, simplemente para atenerse a la propuesta de enmienda que le ha hecho doña Mercedes Roldós.

La señora Julios Reyes (Desde su escaño): Expresar que, como dije en la tribuna, estoy de acuerdo con la exposición de motivos, pero no con la propuesta. Canarias, señoría, viene afrontando la atención a las patologías crónicas y esas otras comunidades, al igual que nosotros, hemos aprobado la Declaración de Sevilla y hemos asumido esa estrategia que actualmente está en el ideario de la actividad de toda la cartera de servicios tanto de Atención Primaria como de Atención Especializada.

Creo, señoría, en este sentido, lamento que usted no quiera, pues, reflexionar sobre el conjunto de la enmienda que hemos presentado, porque sí que entiendo, señoría, que es el momento de que aclaremos ya de una vez que el Sistema Nacional de Salud no puede seguir asumiendo ni nuevas prestaciones ni nuevas carteras de servicios si no están financiadas. Y si en estos momentos se está desarrollando una estrategia a nivel nacional que va a tener financiación, en esa tiene que estar Canarias, no en otra, señoría.

Por eso, pues, adelanto que si usted no está de acuerdo con nuestra enmienda, pues, presentaremos una enmienda -nuestro grupo- en donde desarrollaremos al completo lo que entendemos debe ser el papel de Canarias y lo que debe ser el papel del Sistema Nacional de Salud, conforme a lo que hasta ahora su propio grupo venía defendiendo, que se financien las prestaciones nuevas que se incorporan al sistema, y que se financien con una Canarias en las mismas condiciones de igualdad que cualquier otra comunidad autónoma.

(La señora Roldós Caballero solicita la palabra.)

El señor presidente: Sí, sí, un momentito, por favor.

Entiendo, doña María del Mar, usted ha dicho que iba a presentar otra enmienda. Creo que se refería a una proposición no de ley. Sí, supongo, supongo.

Sí, doña Mercedes... Es verdad, mire, los debates se hacen interminables... (Comentarios en la sala.) Sí, déjenme, por favor. Estas dos últimas intervenciones son solo para decir si se admite o no la enmienda y si se rechaza o no. Como efectivamente se extendió, tiene un minuto para si quiere aclarar algo, porque si no esto se eterniza.

Doña Mercedes.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Sí. Muchas gracias, señor presidente.

Mire, yo lamento, señor presidente, que en un turno de intervención que tendría que ser simplemente sí o no acepta el ofrecimiento por parte del Grupo Popular, la señora Julios, una vez más, intente darnos lecciones. Y le vuelvo a repetir lo que le dije en el último Pleno: señora Julios, lecciones, ni una.

Muchas gracias.

El señor presidente: Turno de grupos no enmendantes.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Algunas consideraciones de orden general.

Yo creo que las dos posiciones son compatibles.

Primero, señoría, yo creo que hay que ser conscientes del momento en el que estamos, del impacto que va a tener esta crisis sobre el futuro de los servicios públicos y especialmente sobre el sanitario, que es el más costoso de los servicios públicos y el que tiene una demanda menos controlable, no solo por la longevidad y la cronicidad de determinados problemas de salud, sino por los desarrollos tecnológicos, que añaden unos costes a las prestaciones de los servicios evidentes, ¿no? De manera que estamos ante un problema serio de sostenibilidad financiera del sistema sanitario en virtud de la cartera de servicios existente. El problema ya no está en si incorporamos nuevos servicios, nuevas prestaciones. El problema y el debate ya está situado, porque además lo ha dicho el presidente del Gobierno de España en el reciente debate de investidura, que iba a establecer mecanismos de prestaciones básicas en el conjunto del Estado. No sé qué quiere decir, vamos a esperar, porque eso tiene interpretaciones varias. Pero yo voy a dar, porque es mi obligación...; vamos a esperar a ver qué iniciativas toma el Gobierno de España en las Cortes Generales en relación a esa consideración de orden general que ha hecho el presidente Rajoy sobre el futuro del sistema sanitario, pero mucho me temo, mucho me temo, y si me equivoco mejor, que la pretensión -y el contexto económico seguramente condiciona bastante- sea establecer limitaciones básicas al sistema y, por lo tanto, a partir de ahí que sean las comunidades autónomas las que mantengan o no un conjunto de prestaciones.

En cualquier caso, la parte de los problemas sanitarios de la población más relevante por su peso específico en la demanda de servicios, en la inducción de gasto sanitario, son las patologías crónicas, como son las pluripatologías, ¿no? De manera que yo creo que, al margen de cómo evolucione la cartera de prestaciones y la financiación, que ya hemos tenido aquí algunos atisbos de debate sobre este tema y tendremos más... La financiación sanitaria no es ajena al sistema de financiación de las comunidades de régimen ordinario en el Estado español y están estrictamente vinculadas, estrictamente vinculadas, y cuando se modifique el sistema de financiación de las comunidades autónomas se podrá modificar el sistema de financiación de la sanidad, que es una parte de la financiación autonómica. Sobre ese tema va a haber novedades, desgraciadamente, creo yo, más pronto que tarde, y habrá evoluciones, pero mientras tanto sí que creo que los sistemas sanitarios descentralizados, el Servicio Canario de Salud, y el sistema nacional en sus ámbitos de coordinación, tenemos, debemos hacer reflexiones sobre cómo organizamos los servicios, cómo actuamos con estrategias preventivas, a sabiendas de que estamos actuando sobre lo sustancial de la demanda sanitaria.

Y en ese sentido creo que la propuesta que hace la proponente y las propuestas que añade la portavoz de los grupos del Gobierno son compatibles, porque creo que lo primero es, establezcamos estrategias aquí, en base a nuestra estructura de competencias, para mejorar la organización, la prestación de los servicios, la incorporación de tecnologías, métodos, protocolos, lo que ustedes quieran, para hacer más eficiente el funcionamiento de la sanidad, y no olvidemos que estamos en el Sistema Nacional de Salud, que ahí existen responsabilidades y reflexiones, y que cualquier desarrollo nuevo precisa de financiación añadida.

Mi opinión es que esto no es incompatible con lo otro. Nosotros votaremos a favor de esto y cuando los grupos del Gobierno traigan aquí otra PNL, con esos añadidos, también votaremos a favor.

En cualquier caso, en un caso y en otro lo que digo es que vamos a estar condicionados sobre la evolución de la cartera de servicios del sistema nacional y sobre la financiación vinculada a este importante servicio. Y lo hemos dicho para este y otros asuntos públicos: el tema está en ponerse de acuerdo en este país, también en crisis, en qué esfuerzo fiscal estamos dispuestos a hacer los españoles y, por tanto, los canarios para mantener un sistema sanitario público universal con una potente cartera de servicios esencial o mayoritariamente gratuita en los próximos años. Y esa pregunta la tienen que resolver los parlamentos democráticos.

Esperemos a lo que haga el Parlamento español. Yo tengo mi interpretación, voy a esperar acontecimientos, pero me parece que prestaciones y financiación son dos variables que deben ir en paralelo y que en el ámbito de nuestras competencias podemos hacer cosas, sin perjuicio de que no perdamos de vista que la última palabra en las prestaciones, la última palabra en la financiación, la tiene el conjunto del sistema.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera Molina.

El señor Morera Molina: Muchas gracias, señor presidente.

Bueno, me gustaría hacer algunas consideraciones antes del posicionamiento.

Creemos, por una parte, que el paciente con una única enfermedad crónica como puede ser la hipertensión arterial o una diabetes mellitus, que en esta sala puede haber alguno en estas circunstancias, no requiere una estrategia especial, al margen de los programas asistenciales que ya lleva a cabo Atención Primaria con estos pacientes. Pensamos que la estrategia, esta estrategia debe dirigirse al paciente pluripatológico, que por definición es el que padece dos o más enfermedades crónicas. Y queremos entender que el espíritu de su proposición iba en esta línea.

Las cifras están ahí: cada persona entre 65 y 74 años tiene una media de 2,8 enfermedades crónicas, elevándose esta media a 3,23 enfermedades crónicas para personas mayores de 75 años. El 94% de estos pacientes está polimedicado y tiene una elevada tasa de frecuentación de los servicios asistenciales sanitarios. Cada médico que visita el paciente, por un diferente problema de salud, añade, con toda su buena intención, un fármaco más de su área de conocimiento a la montaña de ellos que ya consume el paciente, perdiendo la visión integral del paciente, que termina convertido, como ya he dicho, en un paciente polimedicado, en algunos casos sin sentido.

Efectivamente, el modelo sanitario actual no es capaz de proporcionar una respuesta satisfactoria a las necesidades de los pacientes pluripatológicos, generalmente mayores en una situación funcional disminuida y con una alta dependencia. Es preciso articular nuevas propuestas de atención sanitaria que contemplen estas particulares circunstancias y que sean capaces de dar respuesta satisfactoria a esta nueva demanda de la población. Debemos asumir y comprender que estos son enfermos costosos para el sistema y que una estrategia particular al respecto redundaría en beneficio del paciente y del sistema.

En nuestro ánimo de aportar, sugerimos para el desarrollo de esta estrategia sobre el paciente pluripatológico, por una parte, que se piense en las unidades de gestión clínica como herramienta de trabajo multidisciplinar, ajenas al obsoleto modelo organizativo hospitalario actual, basado en compartimentos estanco de conocimientos; por otra parte, que se estudie y aproveche la experiencia de otras comunidades, como ha mencionado la señora Roldós, como Andalucía, el País Vasco, algunos hospitales de Madrid, que tienen en esta materia una amplia experiencia; y, finalmente, que se saque partido al documento elaborado a este respecto por el Ministerio de Sanidad a finales del año 2009, dentro del Plan de calidad del Sistema Nacional de Salud. Hay trabajos que ya están hechos y que se podrían aprovechar a este respecto.

Por último, no quiero desaprovechar este foro como parlamentario y como profesional sanitario para unirme a su llamamiento sobre la implicación de los pacientes en el cuidado de su propia salud, como elemento relevante de cualquier estrategia sanitaria.

Y ya como posicionamiento, pues, vamos a esperar al anuncio de proposición no de ley que ha hecho el Grupo Parlamentario Nacionalista. Creemos que no tiene sentido estar votando ahora que sí a una cosa si la podemos enmendar. Simplemente creemos que si vamos a profundizar más en el texto y mejorar el texto, no tiene sentido estar votando que sí ahora a una cosa para la semana que viene votar que sí a la otra. Esperaremos y votaremos que sí a la proposición que traiga, si estamos de acuerdo con ella, el Grupo Nacionalista.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Jesús Morera.

Corresponde preguntarle que, después de oídos los demás grupos, no hay cambio de posición, pero simplemente, no hay intervención, no hay cambio de posición. Bien, para saber entonces... (Ante las indicaciones de la señora Roldós Caballero.) Sí, sí, efectivamente. Sí, sí, por eso le corresponde decirlo. Se supone que ahora, después de hablar los otros grupos, pudieran haberla convencido, pero no es el caso. No, no, efectivamente, no tiene que dar explicaciones sino que no la han convencido. Es estrictamente saber... Que técnicamente lo entenderán, ¿no?, en el debate, pues, han intervenido otros grupos que también merecen ser escuchados. Bueno, pues, vamos a votar.

Señorías, pues, vamos a votar la proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre prevención y atención de las enfermedades crónicas. Se vota la proposición no de ley tal y como ha sido presentada. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 54 votos presentes, 20 a favor, 34 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Señorías, se levanta la sesión, pero, por favor, ustedes no se levanten.

(Se levanta la sesión a las once horas y cuarenta y un minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0019 Sobre prevención y atención de las enfermedades crónicas.