Diario de Sesiones 8/2011, de fecha 27/9/2011
Punto 11

· 8L/PO/P-0046 Pregunta de la señora diputada doña Rita Isabel Gómez Castro, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre los cambios introducidos en la Formación Profesional por los Reales Decretos 1146/2011 y 1147/2011, de 29 de julio, dirigida al señor consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad.

El señor presidente: Siguiente pregunta: de la señora diputada doña Rita Isabel Gómez Castro, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, dirigida al señor consejero de Educación.

Doña Rita tiene la palabra.

La señora Gómez Castro (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor consejero y vicepresidente del Gobierno de Canarias, sabe usted que en el último informe español Panorama de la educación 2011 España ha reducido muy notablemente las diferencias de partida respecto a los países de nuestro entorno. Diferencias que eran muy elevadas en las últimas décadas, siendo el país en este informe, como lo demuestra este informe, que más mejoras ha registrado. Seguimos estando por debajo del promedio europeo, es cierto, pero en estos últimos años se ha producido un incremento de titulados, no solamente en la etapa de Bachillerato, sino también en la etapa de Formación Profesional. De un 62% en la década de los noventa hemos pasado a un 74% en el año 2009.

Señor consejero, usted, al igual que yo, sabemos que esto no es motivo de satisfacción plena, porque debemos seguir modificando, haciendo las modificaciones oportunas en nuestro sistema educativo, tal y como se puso de manifiesto por parte del ministerio cuando quiso tener y firmar aquel pacto de la educación, aquel pacto social y político por la educación.

Señor consejero, las reformas a las que hago referencia son las de Educación Secundaria, hacerla más flexible, sobre todo para reducir el abandono y fracaso escolar y favorecer la permanencia en el centro. Pero el objetivo de esta pregunta son las reformas en Formación Profesional. Una reforma, una modificación que pretende dar una formación de mayor calidad y sobre todo una formación más adecuada a las necesidades que demanda el sistema productivo.

La pregunta va encaminada, señor Pérez, a en qué consiste ese real decreto que modifica la Formación Profesional en nuestro sistema y cuáles son los pasos que desde su departamento se pueden estar dando en este momento para que en el próximo curso escolar, que es de obligada implantación, pues, nosotros en Canarias, con nuestra realidad formativa de carencias, podamos contar con una verdadera Formación Profesional de calidad.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita.

Señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Efectivamente, nuestro Gobierno valora los recientes cambios formativos que afectan básicamente a la Enseñanza Secundaria Obligatoria y a la Formación Profesional y que tendrán carácter de obligatoriedad, a partir no de este curso sino del siguiente curso, de manera rotunda. Yo creo que se han abierto algunas calles sin salida en el sistema educativo, o que estaban sin salida, y en ese sentido creo que esta normativa afecta básicamente a aquellas personas que habían abandonado el sistema educativo y, por tanto, desean regresar y hay que atenderlas; y, en segundo lugar, trata de frenar ese abandono en edades de la propia enseñanza obligatoria.

Por tanto, estamos hablando de colectivos sociales que en segmentos o en cohortes de edad unos superan los 17-18 años y otros están en el entorno de los 15 años. Y lógicamente, como expusimos la pasada semana, nos encontramos ante uno de los grandes retos que tiene nuestro sistema educativo, que es frenar el abandono o incrementar el éxito escolar.

En materia de Formación Profesional, aunque también la Enseñanza Secundaria Obligatoria versa, o las reformas que ahí se dan versan sobre temas vinculados a la Formación Profesional, creo que hay un conjunto de medidas que en esta línea van a ser muy favorables. Al menos destacaría un grupo de cuatro grandes aspectos.

Primero. Efectivamente la ampliación de la oferta formativa en los niveles de la Formación Profesional; también el número y el tipo de titulaciones, ajustándolas más a las posibilidades reales de nuestra economía; en tercer lugar, nos encontramos con la posibilidad de acreditar la formación obtenida dentro y fuera del sistema educativo para que tenga validez en el currículum correspondiente de cada persona; y existe también otro elemento importante, sobre todo de cara a la población trabajadora, que es la flexibilidad en la oferta formativa, de tal manera que mucha gente podrá compatibilizar su trabajo con las posibilidades de seguir formándose.

Podría detallar el conjunto de estas medidas, pero si tengo tiempo, las comentaré en un segundo momento.

El señor presidente: Muchas gracias.

Sí, ¿doña Rita? (La señora Gómez Castro señala que no va a hacer uso de su segundo turno.)

Muchas gracias.