Diario de Sesiones 9/2011, de fecha 28/9/2011 - Punto 2

· 8L/PNL-0013 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Mixto, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con financiación del Plan Canarias.

El señor presidente: Bien. Pues comenzamos por la comparecencia del Grupo Parlamentario Mixto, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la financiación del Plan Canarias. Tiene la palabra su portavoz, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Decíamos ayer por la tarde que si algo nos tiene que inquietar a los representantes de los ciudadanos, a los que ostentamos responsabilidades en el mundo de la política, no puede ser otra cuestión que la situación de la economía y especialmente su expresión más dramática: el desempleo.

Somos plenamente conscientes, creo, de que la situación de Canarias es extraordinariamente difícil desde el inicio de la crisis. Tal es así que, yo creo que con buen criterio, con resultados dispares, el Gobierno de España, en el año 2009, reconociendo las especiales dificultades de Canarias en materia económica, reconociendo sus altas tasas de desempleo, sus dificultades estructurales, sus problemas en el sistema educativo, planteó un Consejo de Ministros extraordinario en Canarias para, justamente desde las políticas de Estado, establecer una estrategia de ayuda, al reconocer las dificultades propias de esta comunidad, que contribuyera a paliar la grave situación de la economía local.

En ese documento se hace un diagnóstico de la situación canaria descarnado, duro, porque en muy pocos folios se juntan datos, parámetros, medidores de la situación socioeconómica, que realmente colocan a Canarias en una situación enormemente comprometida.

En ese documento, también se establecen estrategias desde el Gobierno de España en cinco grandes bloques, destinados a mejorar las políticas del Estado con Canarias, justamente para ayudar a salir a esta tierra de sus dificultades.

Aquel documento, que algunos vimos como oportuno, aquella acción política que vimos justa, que el Gobierno de España establezca una estrategia diferenciada para quien tiene dificultades, no hace sino constatar lo que en otras ocasiones ha hecho el Gobierno español cuando en un territorio, en un sector, ha habido dificultades. Y a lo largo de la historia de la democracia hemos visto que cuando había dificultades en la minería se establecían estrategias para ayudar a ese sector y a las comarcas o poblaciones afectadas. Cuando hubo problemas en el sector naval, cuando hubo, en esta pasada legislatura, problemas en el sector del automóvil, el Gobierno de España desplazó a sus efectivos y a sus medios económicos para ayudar de manera específica, al reconocer las dificultades concretas.

Incluso hay un antecedente poco conocido que yo quiero reiterar -y me lo escucharán más veces-, que es el de una comunidad, Castilla y León, que, partiendo de una situación socioeconómica tremendamente mejor que la nuestra, con la mitad de paro, con 11 puntos más de riqueza relativa, el Gobierno de España, en colaboración con el Gobierno territorial de esa comunidad, estableció un plan, que denominó de convergencia interior, donde su objeto principal era evitar el despoblamiento de las llamadas provincias periféricas de ese territorio. Y ese plan fue aprobado por el Gobierno de España y ese plan tuvo tres años de vigencia, o tiene tres años de vigencia, 2010, 2011 y 2012. En ese plan esencialmente se destinaban 7.500 millones en inversión, en infraestructuras, al reconocer que esta inversión especial, en esa comunidad, contribuiría a resolver los problemas migratorios dentro de la comunidad de Castilla y León. He de decirles que, como no podía ser de otra manera, el Gobierno de España cumplió escrupulosamente con esa comunidad y en el Presupuesto del 2010 se consignaron casi 2.500 millones de inversión, el doble de lo que le correspondería si se asignaran los recursos sobre población, que es nuestra reclamación del artículo 96 del REF, y que en el año 2011 tiene casi 1.800 millones también consignados. Y además se están ejecutando obras públicas relevantes en esta comunidad y no sé qué pasará en el 2012, porque esa Ley de Presupuestos del Estado está en el aire.

Por eso no comprendemos, no podemos aceptar, y algunos denunciamos desde el primer minuto que tuvimos conocimiento del documento, que fue presentado a bombo y platillo... -ahora los compañeros del grupo me facilitaban algunos encabezamientos de la prensa local-, donde se comprometía el Gobierno de España en 25.000 millones de inversión adicional en una década, y decían que 10.000 millones en los primeros cuatro años. Los que tenemos alguna experiencia en las instituciones, en el papel de los Presupuestos, en lo que significan 25.000 millones, cuando a mí me pasaron por SMS la cantidad, yo dije: "no puede ser". Si yo conozco un poquito los Presupuestos del Estado español y conozco un poquito la dimensión de esta comunidad, me parece un compromiso extraordinariamente generoso y, creo yo -dije en aquel momento-, por encima de las posibilidades del Gobierno de España. Pero los anuncios, los aplausos, casi unánimes, decían 25.000 millones adicionales para la comunidad que peor lo tiene, que peor lo pasa.

Los que leímos aquel documento con tranquilidad aceptamos el diagnóstico, porque es descarnado, pero es nuestro problema, la dimensión de nuestra crisis. Aceptamos las líneas estratégicas que en él se articulaban, en relación al modelo productivo, a las infraestructuras, a la formación, etcétera, etcétera, pero no comprendimos, y no solo no lo comprendimos sino que denunciamos, la ficha financiera porque no existía. Se convertía el Plan Canarias en un refrito de programas, proyectos, del Gobierno de España con Canarias preexistentes. Era difícil de identificar una sola acción que no estuviera previamente comprometida en las reglas de juego. Muy difícil, porque mezclaban como Plan Canarias las ayudas a los residentes cuando viajamos en avión o mezclaban en el Plan Canarias las ayudas al transporte de mercancías, que hoy hablaremos de él, de manera que dijimos con contundencia, no siete meses después ni seis meses después, la semana siguiente el que les habla denunció públicamente que ese documento solo hacía un buen diagnóstico, establecía algunas estrategias de interés, pero no se comprometía con Canarias.

Y para rematar lo que era una evidencia con el papel en la mano la Ley de Presupuestos del año siguiente, que no solamente no reconoce ningún compromiso adicional sino que en materia de inversión perdemos 221 millones en relación al año anterior y en materia de inversión media, pues, nos coloca 242 millones por debajo. Para rematar la faena, ese mismo año se cerró una de las claves de la financiación de las comunidades autónomas, que es la financiación autonómica, en unas condiciones pésimas para esta comunidad, que nos coloca más de 500 millones por debajo de gasto medio en relación al resto del Estado. De manera que, señorías, aquel plan no cumplió con lo importante, que era acciones, dinero, recursos, que ayudaran a salir de este tema.

Falta menos de un mes para que se cumpla el segundo aniversario del Plan Canarias y los datos que entonces justificaban la intervención extraordinaria del Gobierno de España en relación a nuestra economía no solo no han mejorado sino que han empeorado en todos sus parámetros. El paro está 5 puntos por encima de entonces, la riqueza relativa ha perdido casi 3 puntos y los otros parámetros de la crisis -la deuda, la morosidad...-, pues, siguen empeorando.

Y esta proposición no de ley, señorías, tiene el sentido de volver a reiterar que Canarias, con las circunstancias de su crisis, su dimensión, sus dificultades, precisa de una respuesta extraordinaria de los poderes del Estado con esta tierra, como ha hecho con otros lugares de España y con otros sectores cuando han tenido dificultades similares o menores que la que hoy sufre esta comunidad. Y por eso el sentido de esta proposición no de ley es que esta Cámara pida, exija, reclame, al Gobierno de España un plan de choque, un plan de ayudas, un compromiso especial, porque nuestras dificultades lo son en materia de inversión, que contribuya a romper la parálisis económica de nuestra comunidad, y para facilitar el acuerdo entre los grupos, que no sé si se conseguirá, pues, hemos procurado ser lo más neutrales posible y sencillamente reclamar un apoyo. Y yo pongo una cifra, yo creo que igual de caprichosa que la de 2.500, pero más moderada, de que al menos 1.000 millones...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto para ir terminando.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...1.000 millones de euros al año de compromiso adicional del Gobierno de España, dada la envergadura de nuestra crisis, y que esta pueda contribuir a sacar a esta comunidad de la parálisis, del paro, del retroceso en nuestras condiciones de vida y, en definitiva, nos ayude a zafarnos de este momento tan crítico, tan difícil, que tanto daño, y además irreparable, hace en la ciudadanía, en la estructura productiva, en los servicios públicos, en definitiva, en el conjunto de la sociedad canaria.

Creo que sería importante que, de la misma manera que en el pasado Pleno, a instancias del Partido Popular, se aprobó aquí una proposición no de ley reclamando a los poderes del Estado el cumplimiento estricto del artículo 95 y 96 del REF, hoy sería deseable que el conjunto de las fuerzas políticas reclamara a los poderes del Estado, esté quien esté, un compromiso adicional extraordinario para una situación de emergencia, dramática, grave, de la economía canaria...

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Román.

Tiene enmiendas la proposición no de ley. Se debaten por el orden de presentación.

Grupo Parlamentario Popular, doña María Australia Navarro.

La señora Navarro de Paz: Gracias, presidente. Señorías.

A instancias del Grupo Mixto-Nueva Canarias, pues, se nos presenta hoy, en forma de proposición no de ley, una iniciativa sobre el Plan Canarias, que desde nuestro punto de vista viene a suponer el reconocimiento de un gran fraude político. La historia, señor Rodríguez, ya la ha contado usted, todos la conocemos. Primero, fue la mentira: el Gobierno socialista, con Zapatero al frente y don Paulino Rivero a su lado, nos prometió a Canarias y a los canarios una inversión, efectivamente, de 25.000 millones de euros en el plazo de diez años; después fue la sorpresa: cuando llegó la hora de plasmar las promesas socialistas en los Presupuestos Generales del Estado para el 2010 y 2011, y allí no aparecían por ningún lado ni los proyectos ni las inversiones prometidas. Y entonces, tras el desencanto y la desilusión, llegó el silencio. ¡Sí, señorías!, el silencio de Zapatero y del PSOE, y -cómo no- de sus socios nacionalistas de Coalición Canaria. Ya nadie hablaba del Plan Canarias y ni mucho menos se exigía su cumplimiento al Gobierno de la nación. Es así. Excepto nosotros, el Partido Popular, que hemos venido denunciando esta estafa política desde entonces.

Y hoy con esta proposición no de ley los nacionalistas nos vienen a traer el certificado de defunción del Plan Canarias. Porque, señorías, señor Rodríguez, ¿qué sentido tiene reivindicar ahora un nuevo plan de inversiones del Estado en Canarias, distinto al Plan Canarias, sin proyectos concretos y por un importe -y usted lo ha dicho aquí literalmente- señalado al boleo? Pues, lisa y llanamente, despedir con mucha pena y sin la menor gloria el inédito Plan Canarias. Un plan que nació muerto, para la propaganda de un Gobierno socialista que nunca tuvo la menor voluntad política de cumplirlo, con la complacencia de ustedes -Coalición Canaria-, que tampoco tuvieron la menor voluntad de exigir su cumplimiento.

Estamos, pues, señorías, ante uno de los mayores fraudes que ha cometido el Gobierno central con Canarias a lo largo de nuestra historia reciente. Un fraude y no un fracaso; ¡no!, no un fracaso, porque para fracasar hay que intentarlo y aquí no se ha intentado en ningún momento ni por el Gobierno socialista ni por sus valedores -Coalición Canaria- cumplir lo prometido.

El Plan Canarias es, pues, un clamoroso fraude con unos responsables directos, Zapatero y el PSOE -y lo decía ayer-, y un cooperador necesario, Coalición Canaria. Y las víctimas, pues, hemos sido todos los canarios, los miles y miles de canarios que confiaron entonces y que hoy se sienten engañados y saben, como lo sabemos todos, que quienes les engañaron se sientan aún hoy en el Gobierno de la nación y también aquí, en el Gobierno de Canarias.

Señoría, señor Rodríguez, aunque intente parecerlo, esta proposición no de ley no es la reivindicación de una nueva política inversora del Estado para con Canarias. Esa reivindicación necesaria de una nueva política basada en la verdad, en los compromisos y en la seguridad presupuestaria. Una nueva política en un nuevo escenario político que se abrirá a partir del próximo 20 de noviembre. Señor Rodríguez, no, nada de eso. Usted, su grupo, lo que pretende con esta proposición no de ley es pasarle la papa caliente al nuevo Gobierno de la nación que salga de las urnas en las próximas e inminentes elecciones generales. Señor Rodríguez, ¿dónde está escrito que las mentiras y los engaños del Gobierno socialista son de obligado cumplimiento para un nuevo gobierno de cambio, previsiblemente del Partido Popular? Señoría, señor Rodríguez, los tiempos que vivimos requieren eficacia, pero también honestidad. La honestidad de todos: de su grupo, señor Rodríguez, de usted mismo, de reconocer, y de todos, la verdad. El Plan Canarias fue un fraude para Canarias y para todos los canarios. Es mejor decir la verdad y no seguir mintiendo.

Respecto a la enmienda que presenta mi grupo, entendemos que en este momento hay que ser inteligentes en la defensa de los intereses legítimos de Canarias y de los canarios. Señoría, señor Rivero, señor Rodríguez, en menos de dos meses los españoles habremos elegido un nuevo gobierno, un nuevo parlamento de la nación, y de ahí saldrá un nuevo gobierno de la nación. Y, aunque sirva para limpiar las conciencias de algunos, no es serio, no; no es serio pretender trasladar el Plan Canarias a un nuevo gobierno, que, como es previsible, estará sustentado en una fuerza política que no tuvo ninguna responsabilidad en este escandaloso fraude y, por tanto, no está obligada -no puede usted pretenderlo- a asumir lo que ha hecho esta gente.

Señoría, hay que ser serios, y ser serios supone plantear en este Parlamento la voluntad compartida de todos los grupos parlamentarios de abrir una nueva etapa para Canarias en la agenda política nacional, a tenor, obviamente, de los resultados de las próximas elecciones generales de noviembre. Seamos serios, seamos inteligentes, demos solemne sepultura al Plan Canarias, que nació muerto, y expresemos nuestra voluntad en favor de una nueva política inversora del Estado para Canarias. Pero, eso sí, una nueva política basada en la seriedad, en la verdad y sobre todo en la seguridad presupuestaria.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Australia.

También para otra enmienda, del Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor Barragán Cabrera: Buenos días, señor presidente. Señorías.

Nuestra enmienda es una enmienda técnica, de retirar una palabra, en referencia a "las transferencias de renta", para evitar incluso supuestos en el futuro de que algunas cuestiones que vienen a Canarias, como son las subvenciones al transporte aéreo, que son bonificaciones directas, también es una forma de hacer transferencias de renta.

Pero el señor Román Rodríguez ha planteado hoy un debate sobre la Estrategia Integral para Canarias. Hemos oído al Partido Popular, con palabras gruesas, decir que no va a cumplir la Estrategia Integral para Canarias en el supuesto caso de que gobierne, y yo quiero recordar que esta estrategia nace de un acuerdo aprobado por unanimidad, también por el Partido Popular, en el Congreso de los Diputados sobre 19 medidas en un debate del estado de la nación, donde Coalición Canaria presenta una propuesta. Más tarde, señorías, el señor José Manuel Soria, a una comparecencia que le pidió en su momento el señor Miguel Cabrera Pérez-Camacho, y en nombre del Gobierno, hace una exposición aquí, cuando tiene en su poder un informe de la Dirección General de Presupuestos en el que se le cuantifica, efectivamente, cómo está el Plan Canarias -eso fue en febrero del año 2010-, y el señor José Manuel Soria nos dice que no hay nadie en Canarias que no pueda estar de acuerdo con la primera parte del documento. Y vamos a disgregarlo en dos partes, la parte del diagnóstico, es decir, la parte de los objetivos que persigue el Plan Canarias. Por lo menos parece que podemos estar de acuerdo en una cosa: el diagnóstico, los objetivos, lo que necesita Canarias, están plasmados en la Estrategia Integral para Canarias y en lo que había controversia es en la ficha financiera que soportaba ese documento. Pero el documento no engaña, lo que engaña fue lo que dijo el señor José Manuel Soria al teletipo, el teletipo de los 25.000 millones de euros a repartir. Porque en el documento, efectivamente, está dentro de esa estrategia, o por lo menos así lo plasmó el Estado, desde el año 2004 al año 2020, y en esos 2.500 millones de euros, que nosotros estábamos haciendo la cuenta, estábamos calculándolos, efectivamente, a partir del Presupuesto del 2010.

El señor Miguel Cabrera Pérez-Camacho, contestándole al señor consejero de Economía y Hacienda y vicepresidente del Gobierno, en aquel momento el señor José Manuel Soria, nos decía: "no podemos vincular un gobierno a otro, a un plan, a una Estrategia Integral para Canarias". Bueno, si el diagnóstico es el mismo, yo estoy convencido y todos estamos de acuerdo en que el objetivo de la estrategia seguirá siendo válido para el Partido Popular, si llega a gobernar el Gobierno del Estado, y lo que hará es una nueva ficha financiera. Y me quedo con las palabras del señor Miguel Cabrera Pérez-Camacho: "el nuestro será mejor". Y si es así, yo no puedo estar más que de acuerdo con el Partido Popular en que si esa ficha financiera el Partido Popular la puede mejorar, la puede cuantificar mejor y puede dar garantías del cumplimiento -esto es lo que está puesto en el Diario de Sesiones, de febrero del 2010-, nosotros estamos completamente de acuerdo. Diagnóstico, completamente de acuerdo; diferencia, única y exclusivamente en torno a la ficha financiera.

Y sobre la ficha financiera es de lo que versa hoy la propuesta del señor Román Rodríguez, del Grupo Parlamentario Mixto. Y nosotros ahí hacemos la siguiente referencia. Dese cuenta de que la estrategia es un documento de desarrollo de las políticas del Estado en Canarias y aquí quiero plantear, y es una pregunta que lanzo al aire...; es decir, hay unos acuerdos plasmados entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno del Estado, como, por ejemplo, que están en la estrategia, que son, por ejemplo, los 70 millones del antiguo ITE para el plan de empleo, que estaba en los Presupuestos Generales del Estado. ¿Eso el próximo Gobierno del Estado lo va a seguir cumpliendo? Porque después hay que bajarlo a ese tipo de cosas. ¿Los 150 millones de euros contemplados para los parques tecnológicos, y que se nos van dando poco a poco, se nos van a retirar? -aunque esto es un préstamo-. ¿Los 12 millones de euros para el Plan de Reindustrialización de Canarias se van a retirar como consecuencia de que va a haber un nuevo Gobierno en España? ¿Los 23 millones de euros para la ampliación de la ficha del Posei se van a poner en duda? ¿Los 18 millones que hemos conseguido, dentro de esa estrategia, para el plan de promoción turística de Canarias o el convenio que ha firmado el Gobierno de Canarias y el Gobierno del Estado, estando el Partido Popular todavía en el Gobierno, de 122 millones para el Plan de Infraestructuras Turísticas? ¿O los 40 derivados del Plan de Infraestructuras Educativas y los 42 de las políticas de empleo? ¿Eso, que es una plasmación de esa estrategia y, por lo tanto, son convenios entre Canarias y el Estado, se nos está diciendo que eso no se va a cumplir? Yo creo que si diferenciamos el discurso de la demagogia del discurso de la responsabilidad Canarias-Estado, estoy convencido de que el Partido Popular no nos puede decir que los convenios, los acuerdos Canarias-Estado se van a incumplir, porque eso es parte de la estrategia.

Cuestión distinta es que se nos diga, como nos decía el señor Miguel Cabrera Pérez-Camacho, dice: "pero nosotros lo vamos a hacer mejor, vamos a hacer un diagnóstico mejor, si cabe". Aunque, insisto, en aquel momento el Partido Popular firmaba coma por coma el diagnóstico de ese documento. Pero vamos a hacer una ficha financiera creíble y vamos a comprometernos con que a lo mejor no son 2.500 millones sino que son 1.000 millones, o son 900 millones o la cantidad que resulte de ese nuevo Gobierno cuando se ponga a trabajar en ello, y que en vez de llamarse Estrategia Integral para Canarias se llamará, lo que quiera, plan archipielágico, sin las aguas... es decir, como quieran nombrarlo, pero estoy convencido de que ustedes no pueden, no pueden estar diciendo aquí que la estrategia, por mucho que la haya firmado, si estamos de acuerdo en el diagnóstico, eso no va a servir para que el Estado siga colaborando con Canarias. Porque ahora lo necesitamos incluso más que en los últimos tres años de crisis.

Por lo tanto, apelo a la responsabilidad en el discurso político, apelo a que estemos todos de acuerdo en lo que le interesa a Canarias, y lo que le interesa a Canarias es que exista una estrategia, insisto, llámese como se llame. Y apelo también a la responsabilidad de las fuerzas políticas que estamos representadas en este Parlamento, de que eso, la estrategia de Canarias, frente al Estado, o la estrategia de Canarias con el Estado, sea única, sea una sola, porque todo lo que está planteado como diagnóstico en esa estrategia, insisto, es válido para todas las fuerzas políticas. Si en lo que no estamos de acuerdo es en los números, discutámoslo, veamos cuál es la cifra real, veamos cuáles son las inversiones reales que necesita Canarias, y si en ese camino, en ese rumbo, a partir del 20 de noviembre, el Partido Popular puede mejorarlo, como ha dicho, insisto, en febrero del 2010, y durante algunas iniciativas más, y en este sentido, señora portavoz del Partido Popular, le recuerdo que en el año 2010, en este Parlamento, entre ustedes, nosotros y el Partido Socialista hay algunas iniciativas... Por lo tanto, no ha habido una mordaza para hablar del plan, ni dentro de este Parlamento ni fuera de este Parlamento.

Por lo tanto, señor Román, si nos acepta esa enmienda técnica para evitar problemas de futuro, entendemos -y falta su posición con respecto a las otras enmiendas que se han presentado-, entendemos que puede haber materia para el acuerdo, llámese como se llame, insisto, el futuro plan equis.

El señor presidente: Sí. Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

(El señor Soria López solicita intervenir.)

Sí, dígame, don José Manuel, dígame.

El señor Soria López (Desde su escaño): En relación al artículo 82, pido alusiones, señor presidente, por inexactitud.

Muy bien. Acaba de decir, señoría, el portavoz de Coalición Canaria que el engaño en relación al Plan Canarias no se produce en el documento, que el engaño se produce cuando quien les habla, siendo consejero de Economía y Hacienda, habló de 25.000 millones de euros. Lo acaba de decir aquí, podemos rebobinar.

Quiero aclararle algunas cuestiones. 9 de octubre, año 2009, Consejo de Ministros, Las Palmas de Gran Canaria, rueda de prensa. Sale el señor presidente del Gobierno y anuncia con tono solemne: "hemos aprobado el mayor plan de infraestructuras y obra pública e inversión que nunca se haya aprobado para Canarias: 25.000 millones de euros en 10 años, a razón de 2.500 millones de euros por año, los 4 primeros años 10.000 millones". Y al lado, el presidente del Gobierno, el actual, que entonces lo era también -no yo, el actual, que entonces lo era-, asintiendo con la cabeza.

Ese fue el fraude, esa fue la mentira que nunca un Gobierno del Partido Popular va a avalar. El Partido Popular responderá con planes con sus propios recursos.

El señor presidente: Sí.

Don José Manuel Soria y todas sus señorías, les agradezco que no utilicen la buena fe de la Presidencia. Usted ha entrado en el debate. No ha habido ninguna contradicción, no ha habido ninguna contradicción; ha habido un asunto de debate. Yo se lo agradezco, don José Manuel. No lo digo por usted: lo digo para todos. Eso es una intervención propia del portavoz de su grupo. Yo quiero que queden las cosas claras para todo el mundo. Si hay una alusión, es clara. Usted utilizó el hecho por haber sido contradicho. Eso no es contradicho. En todo caso era su portavoz. Y en un asunto no pueden intervenir todos los que quieren. Está reglamentado que es el portavoz. Don José Manuel, yo le agradezco, por favor, que dejémoslo así. Pero lo digo para todos, porque reabrimos el debate. Ahora, si me pidieran todos los portavoces la palabra, se la tendría que dar. ¡Sí, señor! No, la interpretación del Reglamento la hago yo. O sea, es un asunto de la portavoz. La portavoz era la que, si quería evidentemente, la que tenía que haber entrado. Y lo digo porque es que yo sé que se fijan en lo que hace uno para después pedir lo otro, y esto es...

No, no utilicen el uso de la palabra, los que no están en el debate del asunto, para cuestiones que no sean claras. Si usted tenía una contradicción, el señor Barragán, claramente dijo que no, que no había contradicción.

Entonces vamos a dejarlo, porque yo lo hago de buena fe...

(El señor Soria López solicita la palabra.)

Sí, don José Manuel, dígame, por favor, ¿a efectos de qué pide la palabra?

El señor Soria López (Desde su escaño): No voy a entrar en el contenido.

Simplemente, yo no pedí la palabra por contradicción. Pedí apelando al 82 por inexactitud. Me nombró por mi nombre. Dijo: "José Manuel Soria dijo tal cosa"; que no la dije, fue una inexactitud. Y lo que he dicho es simplemente aclarar esa inexactitud. No he entrado en el contenido y he recordado por qué eso es una inexactitud. Simplemente, señor presidente.

El señor presidente: Y yo ahora le digo lo siguiente: no, aunque nombren a una persona aquí, no necesariamente hay alusión. Alusión es cuando se nombre en tono ofensivo. Y para una corrección en el debate estaba su portavoz.

El señor Soria López (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Bueno, vamos a dejarlo, inexactitud.

(El señor Barragán Cabrera solicita la palabra.)

Sí, don José Miguel Barragán, usted tiene la palabra, usted tiene la palabra, pero yo es que quería aclararlo. Mire, no... (Comentarios en la sala.)

Por favor, las alusiones están muy claras en el Reglamento y si es una contradicción o...; es con el que se tiene el debate, no es con otra persona. Es lo único que quiero decir.

El señor Soria López (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Sí, yo lo sé, pero no porque lo nombren. Quien está en el debate es quien tiene... No. Aunque le diga una inexactitud, es quien está en el debate. Pero vamos a dejarlo. Es quien está en el debate.

Don José Miguel Barragán, por favor.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Señor Soria, me parece bien que haya utilizado una argucia para poder intervenir, pero de verdad que no hay una alusión. Yo no le he puesto a usted los 25.000 millones; lo que he dicho es que la controversia ha surgido cuando salieron los 25.000 millones y usted vino a explicar que no era así, que no eran los 2.500. Le he citado correctamente. Tengo el Diario de Sesiones y jamás le he dicho que usted haya dicho lo que ha comentado ahora mismo. Por lo tanto, me parece muy bien que haya intentado utilizar el debate, pero de verdad que no le he atribuido a usted la cifra de los 25.000 millones. Eso, como usted ha dicho, ha sido un teletipo, y lo he nombrado, que usted dijo y leyó el teletipo aquí. Vale.

El señor presidente: Última enmienda, porque hay enmienda también del Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz Hernández tiene la palabra.

El señor Cruz Hernández: Señor presidente, señorías. Muy buenos días a todas y a todos.

La verdad es que, oyendo esta mañana alguna de las intervenciones previas, la verdad es que uno piensa, "¡hombre!, ¿y por qué no se dimitió si tan en contra se estaba de ese plan, no?", pero permanecieron en el Gobierno unos meses más. Porque, claro, no se creía sobre todo en el Plan Canarias porque no se ha leído.

Yo creo que algunos aquí han hecho hoy una soflama mitinera, pensando más en las elecciones que en el Plan Canarias. Y a veces tengo la duda de que si es por ignorancia o lo hacen a sabiendas. Si lo hacen por ignorancia, malo; si lo hacen a sabiendas, peor, pero creo que muchos no se han leído el Plan Canarias, menos se lo han estudiado y sobre todo no se han leído los Presupuestos.

Claro, si vemos que algún grupo político, como el Partido Popular en el Congreso de los Diputados, no ha presentado ni una sola enmienda a los Presupuestos para dotar ese Plan Canarias, no ha hecho ningún debate en dos años para dotar ese Plan Canarias. Que no es aquí, señoría, es en el Congreso de los Diputados, que es donde corresponde, porque el Plan Canarias fue aprobado por el Gobierno de España.

Miren, la Estrategia Integral para Canarias, que es una estrategia, es un buen instrumento para Canarias, y por las siguientes razones. Primero, porque en el diagnóstico coinciden todas las instituciones, en Canarias y en el Estado; en segundo lugar, porque se consigue que institucionalmente el Gobierno de España, por primera vez, este Gobierno, el Gobierno socialista, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, reconoce que Canarias está en una situación difícil y que hay que acometer esa situación difícil con un programa a largo plazo, a diez años, y lo hace no de boquilla, lo hace sentado en el Consejo de Ministros y adoptando decisiones un Consejo de Ministros. Que no es cualquier cosa, no es una decisión del líder de la Oposición, que dice que va a hacer, pero que en ocho años que estuvo en el Gobierno no se preocupó por esta tierra ni esto. ¡Absolutamente nada, no aportó nada, no aportó nada! (Rumores en la sala.) Y ahora vienen aquí a rasgarse las vestiduras diciendo que falta, silencio del PSOE y de Coalición. El silencio aquí es de ustedes, un silencio que es cómplice cuando estaban en el Gobierno, porque decían que no estaban de acuerdo pero seguían en el Gobierno. No dimitieron, no plantearon ninguna duda, y ahora vienen a decir que es un fraude para Canarias.

Miren, lo importante de este plan... Porque ustedes, claro, yo lo entiendo a veces, porque ustedes, cuando alguien se preocupa y sobre todo se ocupa de los problemas de Canarias, ustedes dicen que es un fraude. Porque, claro, reducir la dependencia energética en estos dos años... Miren, el plan es al 2020, diez años, y en los dos primeros años, con lo que significa arrancar un plan, y les puedo decir, señorías, lo sabemos todos, ¿cuántos planes se han hecho en los ayuntamientos, en los cabildos, en el propio Gobierno de Canarias?, ¿cuántos planes se han aprobado en este Parlamento, que su puesta en marcha dura dos años, tres años, para iniciarse el plan? Este plan se aprueba en octubre del 2009 y ya en los dos primeros años lleva una inversión de 3.222 millones de euros. Les guste o no les guste: 3.222 millones de euros.

Dependencia energética, 16 millones de euros; innovación y la actividad científica, 143 millones; el turismo, 73 millones de euros; desarrollo del tejido empresarial, 33 millones; las infraestructuras. Porque ya lo decía el consejero ayer, también el plan sirve porque en épocas de crisis, en época de restricción, como es en la actual, esta ha sido una percha tan importante que ha significado que, mientras se ha reducido la inversión en el resto de España de una manera considerable, en Canarias eso no ha sucedido. Y no ha sucedido porque había ese compromiso, porque el Gobierno socialista, con el apoyo de Coalición Canaria, ha tenido siempre la sensibilidad de que esta tierra necesita una ayuda extraordinaria. Y así lo han hecho, y así lo han hecho. Porque ustedes me pueden decir -lo decía el señor Barragán-, los parques tecnológicos, con un préstamo de 150 millones: ¿ustedes no los quieren, verdad? Porque no los apoyan. ¿Ustedes la reindustrialización de Canarias, por 12 millones en el 2010 y 20 en el 2011, ustedes no la quieren? Eso no es importante. ¿Que el programa de infraestructuras turísticas, con más de 70 millones de euros adicionales, eso no lo quieren? Pero si, señorías, estamos hablando, y ayer se hablaba, de que era necesario incrementar las dotaciones, la inversión pública productiva para generar empleo -lo decía el propio presidente del Gobierno-. La rehabilitación de la planta turística hotelera obsoleta, con esa ayuda del Gobierno de España, más las ayudas de los empresarios aquí, de los fondos propios, va a significar 120.000 puestos de trabajo en los próximos años! ¿No quieren ustedes los 120.000 puestos de trabajo, no quieren esos recursos? ¡Por favor!

¿Qué decir de la ayuda a la rebaja que se ha producido en las tasas aeroportuarias? Un millón y medio más de pasajeros en el primer año. ¡Eso no es el Plan Canarias, eso vino por arte de magia! Claro, ustedes no creen en él, y me preocupa, señorías. Y me preocupa porque -creo que el señor Barragán también lo ha expuesto-, me preocupa su actitud, porque su actitud dice: "fraude, fraude, no lo vamos a sostener, no lo vamos a querer". Miren, Canarias necesita este plan. Este plan es bueno, coinciden en el diagnóstico y coinciden en los objetivos. Coinciden todos los agentes sociales, coinciden todos los agentes económicos; los únicos que no coinciden son ustedes. Porque ustedes nunca han creído en Canarias, señorías, nunca han creído en Canarias, porque cuando han tenido oportunidad no lo han demostrado, no lo han demostrado.

Y este plan es necesario para este Gobierno, para el que venga y para el más allá. Es hasta el 2020, señorías, y necesitamos que todas las fuerzas políticas nos pongamos detrás para apoyar esta estrategia. Y yo comparto, comparto la preocupación del Grupo Mixto y del señor Rodríguez. Es necesario que este Parlamento reafirme un día sí y el otro también que esta estrategia es buena, los objetivos son buenos, que hay que ser dotados presupuestariamente. ¿Que hay que hacer un esfuerzo mayor?, nosotros también estamos de acuerdo en que el Gobierno tiene que hacer un esfuerzo mayor, pero eso no puede pasar por que se ignore, se ignore lo que se ha hecho.

Y, miren, no nos quedemos en los titulares. Ustedes del Plan Canarias prácticamente conocen los titulares del día 10 de octubre de 2009, porque no han ido más allá, no han ido más allá, y nosotros queremos ir más allá y por eso presentamos una enmienda a la propuesta del señor Rodríguez. Creemos en el Plan Canarias, creemos que esta tierra necesita una ayuda extraordinaria del Gobierno de España para converger mejor con Europa, para converger mejor con el resto de comunidades autónomas de nuestro país. Necesitamos esa estrategia, la estrategia es buena, y tenemos que adicionar recursos suficientes para que esa convergencia sea posible de aquí al 2020, y eso hay que hacerlo con el esfuerzo de todos. Unidad aquí para pedir al Gobierno de España, antes, ahora y después. Y yo les animo al Partido Popular a que se apunten a apostar por Canarias, aunque sea de mala gana, aunque sea antes de unas elecciones generales.

Y le pido al portavoz, al ponente del Grupo Mixto, que la enmienda del Grupo Socialista solo pretende que los recursos que vengan al Plan Canarias sean los suficientes para sacar a esta tierra de su crisis, pero además que, en ningún caso, de aquí al 2020, signifique una merma por debajo de los 25.000 millones previstos en los Presupuestos, de tal forma, como se señala en la enmienda, que al final del plan se haya invertido, como mínimo, todo el volumen de recursos previstos en el mismo. Ojalá cualquier plan del Gobierno, de este y del futuro, que sea por diez años, que sea por diez años, en los dos primeros años se haya invertido un movimiento de recursos tan importante como el que se ha hecho en el Gobierno de España: 3.200 millones de euros. No son suficientes, no son suficientes, pero son importantes, y es una inyección económica que ha significado que el turismo y que muchos aspectos económicos de esta tierra tengan un futuro mejor.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio Cruz.

Hay una intervención breve, don Román, para que diga usted la posición de su grupo respecto a las enmiendas, porque si no las admite, no se votan. Este turno no está tasado el tiempo, pero dice que sea breve.

El señor Rodríguez Rodríguez: Tres cuartos de hora.

El señor presidente: Tres cuartos de hora, de acuerdo; entonces, con tres minutos tiene.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías.

Vamos a ver, creo que el debate es necesario y seguramente lo repetiremos porque el problema lo merece. He de decir que ningún inconveniente a la eliminación del término "renta", porque pudiera ser confundido con la transferencia de rentas que el diferencial fiscal produce. De acuerdo.

Ningún problema en incorporar esa coletilla, "hasta la cantidad globalmente comprometida", que plantea el portavoz del Grupo Socialista.

Al Partido Popular, que me gustaría que suscribiera este tema, decirle varias cosas. Ni el Partido Popular ni ninguno de los partidos de esta Cámara le da al partido que yo presido lecciones de crítica de este plan, porque fuimos los primeros, con contundencia, con datos, con rigor, los que dijimos que aquel compromiso carecía de la ficha financiera pertinente. Nadie más que nosotros denunció eso durante meses. ¡En solitario! Fuimos a las confederaciones, a los sindicatos, a las cámaras, a los medios de comunicación, poniendo en evidencia lo que luego todo el mundo ha tenido que reconocer, que desgraciadamente el compromiso carecía de lo más importante: de ficha financiera. De manera que pocas lecciones.

Pero aprovecho para decir más cuestiones. Pocas lecciones en otros tratamientos del Gobierno de España con esta tierra, que yo, a pesar de mi buena relación con los partidos y con el Partido Socialista, nunca me he callado. Yo sostengo y demuestro que el trato del Gobierno de España con esta tierra en la etapa del señor Zapatero ha sido injusto, y lo ha sido con el Plan Canarias, pero lo ha sido con la financiación autonómica, elemento clave para interpretar el autogobierno y la sostenibilidad de nuestras competencias. Esa financiación autonómica nos discrimina, y la firmó quien la firmó. Y estamos 545 millones de euros por debajo, de cada 100 euros que se distribuyen solo recibimos 92. El primer año del nuevo sistema es peor que el último año del anterior sistema. Y lo hemos denunciado nosotros, yo lo he denunciado reiteradamente, y he denunciado las Leyes de Presupuestos que han incumplido de manera flagrante el artículo 95 y 96, cuando se cumplía con las disposiciones transitorias de las cinco comunidades que adquirieron un nuevo Estatuto y recogieron en sus disposiciones elementos para asegurar las inversiones. De manera que el Partido Popular, al que les habla y al partido que represento, en esto, en la defensa de Canarias, el no callarnos nunca, pocas lecciones podemos recibir. ¡Pocas!, ¡ninguna, ninguna!

Bien. Dicho, porque está documentado, tengo decenas de exposiciones públicas sobre cada uno de estos elementos, yo sí que pediría -y creo que es fundamental- que este Parlamento exija a quien mande en España una respuesta extraordinaria a nuestros problemas. Porque digo una cuestión: el deterioro socioeconómico de nuestra tierra, de nuestro sistema productivo, es imparable. Las condiciones de vida de nuestra gente se deterioran. Esas tasas de desempleo no son aceptables y las de pobreza, tampoco, y la estabilidad social está en entredicho y las relaciones Canarias-Estado también.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Bueno, entonces, don Román... Sí. Mire, si me permite, don Román, un segundo...

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Espere, espere, espere, espere... ¡Por favor, por favor! Bueno, termine.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...el Grupo de Coalición Canaria en la eliminación del término "renta", porque creo que puede ser clarificador y que aceptaba la coletilla que proponía el representante del Grupo Socialista para que el compromiso sea hasta el final, hasta el máximo.

Pero yo creo que la posición del Partido Popular es de borrón y cuenta nueva y, por lo tanto, no responde a mi planteamiento, a lo que hemos dicho. Y lo que sí pido es que nos apoyen, porque creo que esto es lo que Canarias necesita. Y lo que usted plantea, que yo lo respeto, es un reproche al otro partido, que yo también lo he hecho, pero de lo que se trataba hoy aquí era de ver si era posible que el arco parlamentario apoyara un esfuerzo extraordinario del Gobierno de España, sin reproches, entre otras cuestiones para que saliera, pero, si no es posible, pues, serán las mayorías, que también valen.

El señor presidente: Sí. Bien. Muchas gracias, don Román.

Decía que, aprovechando la intervención, don Román, que... Es que estamos a comienzos de legislatura y conviene ir aclarando las cosas. Esta intervención no es para reabrir el debate, es exclusivamente para decir si se admiten las enmiendas y por qué no se admiten o por qué se admiten, exclusivamente. Estamos comenzando, pero creo que tenemos que ir sentando bases para que sea ágil. Porque en esta legislatura, señorías, también hay un grupo parlamentario más y, por lo tanto, los tiempos de los plenos duran más, porque lógicamente tiene derecho a las intervenciones.

Entonces, si les parece, don Román, vamos a votar el texto de su enmienda, incorporada la del Grupo Nacionalista Canario, quitando la palabra "renta", y añadiendo la del Grupo Parlamentario Socialista, la última parte, al final de todo -tienen el texto delante-. Acabaría: "...la crisis económica en las islas, de forma tal que al final del plan se haya invertido como mínimo todo el volumen de recursos previsto en el mismo". ¿Es así? (Asentimiento.)

Muy bien. Entonces hacemos una sola votación, que es la proposición no de ley, con una corrección propuesta por el Grupo Nacionalista y una incorporación de un apartado de la presentada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario.

Señorías, por favor, vamos a votar. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 34 votos a favor, 20 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

Siguiente proposición no de ley, que es la primera de todas, del Grupo Nacionalista Canario... ¿Qué pasó? ¿Algún problema, doña María Australia? Sí, sí, dígame. Dígame, dígame, doña María Australia.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Señor presidente, es que, como ha podido observar, estamos todos los miembros del grupo parlamentario y parece que a nuestra compañera, la señora Oñate, no le funcionó.

El señor presidente: Volvemos. Anulamos la votación, volvemos a votar.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Perdón, presidente...

El señor presidente: Evidentemente, dos cosas, una rectificación de la votación tiene que ser inmediatamente, debería ser, de que da el resultado la Mesa; y, en segundo lugar, sus señorías, aquí se puede llamar a votar en cualquier momento porque me decían que falta alguien, pero puede suceder esto de que haya que repetir una votación. Hay que estar aquí.

Entonces vamos a repetir la votación. Creo que no hay que reiterar lo del texto y las incorporaciones. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 33 votos a favor, 21 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada la proposición no de ley.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0013 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con financiación del Plan Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico