Diario de Sesiones 21/2012, de fecha 7/2/2012
Punto 16

· 8L/PO/P-0204 Pregunta de la señora diputada doña Cristina Tavío Ascanio, del Grupo Parlamentario Popular, sobre el acuerdo de la Cotmac sobre la definitiva aprobación del Plan General de Santa Cruz de Tenerife, dirigida al señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente pregunta: de la señora diputada doña Cristina Tavío Ascanio, del Grupo Parlamentario Popular, sobre el acuerdo de la Cotmac sobre la definitiva aprobación del Plan General de Santa Cruz de Tenerife, dirigida al señor consejero de Obras Públicas.

Para la formulación de la pregunta, la señora diputada tiene la palabra.

La señora Tavío Ascanio (Desde su escaño): Sí.

Señor consejero, ¿cuándo expira el plazo concedido al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana, si se pueden en esta fase del procedimiento introducir modificaciones sustanciales?

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Obras Públicas, don Domingo Berriel, tiene la palabra.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señora diputada. Buenos días.

Señoría, conforme a lo previsto en el artículo 46 del Reglamento de Procedimiento de los Instrumentos de Planeamiento, la Cotmac, efectivamente, acordó suspender el 23 de diciembre del pasado año la aprobación definitiva del Plan General de Santa Cruz de Tenerife, a los efectos de que se subsanaran las determinaciones contenidas en el dictamen de la ponencia del 3 de junio de 2011. Ello implica, señoría, que el ayuntamiento tiene un plazo de seis meses para la subsanación del documento, que lógicamente expirará el 23 de junio de 2012.

En cuanto a la segunda parte de su pregunta, señoría, tal y como ha admitido expresamente el Tribunal Supremo, cuando se devuelve un expediente de planeamiento urbanístico para que se introduzcan las modificaciones ordenadas en la fase de aprobación definitiva, el ayuntamiento podría incluir otras modificaciones, incluso sustanciales, pero solo tras la suficiente motivación técnica del interés general que debe sustentarlas, y por lo cauces y procedimientos establecidos y no por un mero cambio de opinión política, sustentado en el cambio de corporación municipal. A este respecto, la sentencia del Tribunal Supremo de 15 de diciembre clarifica esta cuestión perfectamente.

No obstante, si se cambia algo, además, señoría, de los procedimientos de información pública y demás, hay que tener en cuenta que la Ley 9/2006 exige hacer una nueva evaluación ambiental, si se ve afectada por los cambios sustanciales.

Gracias, señor.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Señora diputada, doña Cristina Tavío.

La señora Tavío Ascanio (Desde su escaño): Desde el Grupo del Partido Popular no entendemos por qué se tiene paralizado un documento que es vital para la economía, vital para la generación de empleo.

Primero, cincos meses. Usted ha hablado de diciembre, usted sabe que el documento está encima de la mesa de la Cotmac desde junio y, por lo tanto, han pasado siete meses, en los que inversores, promotores, ingenieros, arquitectos no tienen claro qué plan general aplicar en nuestra capital. ¿Quién va a querer invertir en una ciudad que está en el limbo jurídico, donde no hay un planeamiento vigente y en vigor? ¿Para qué paralizarlo siete meses, ahora cinco meses más, si realmente no se pueden incorporar esas modificaciones sustanciales, como está afirmando el concejal de Urbanismo por aquí y por allá?

Hay 7.000 puestos de trabajo, 7.000 personas que cotizarían a la Seguridad Social y que desde luego gastarían y consumirían en Santa Cruz de Tenerife y que están pendientes de la aprobación de este documento.

Mire, señor consejero, este no es el plan general del Partido Popular, pero desde luego nosotros tenemos muy claro que Santa Cruz vale más, que económicamente es muy importante decidir ya ese plan general o suspender algunos de sus ámbitos, pero desde luego no tener a toda una ciudad, a toda una cocapital de Canarias, en suspenso y pendiente, desde luego, de decisiones muy importantes, máxime cuando este plan general ha costado 12 años de trabajo, 1.000 millones de pesetas, 6 millones de euros. Pero es que además 12 años en los cuales la Gerencia de Urbanismo -y no todos los ayuntamientos de Canarias pueden permitirse una gerencia de urbanismo-, una gerencia que cuesta al año otros 1.000 millones de pesetas, otros 6 millones de euros, ingenieros, técnicos, abogados y arquitectos paralizados, que no están trabajando, que no pueden trabajar y, lo que es peor, que no dejan trabajar a los ingenieros, arquitectos y...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Señor consejero.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Señoría, coincido con usted sobre la necesidad de agilizar los trámites de planeamiento. Lo he dicho en este Parlamento muchísimas veces.

El Gobierno pone siempre todo lo que está en sus manos para agilizar el trámite de planeamiento. El problema no son los siete meses ni los doce. El problema son los doce años, como su señoría ha dicho, pero esa es una cuestión de competencia municipal, en la que el Gobierno debe ser muy cauto a la hora de incidir, intervenir, por razones de que cada uno tiene su competencia.

Sabe su señoría que la planificación es una función típica primariamente municipal. En este caso el acto de aprobación provisional es un acto de trámite. Por tanto, puede ser susceptible de modificar, solo que con los requisitos y con las limitaciones que le he comentado a su señoría, solo por interés general debidamente motivado y sustentado en informes técnicos.

El plazo que hemos comentado es un plazo máximo para que el ayuntamiento pueda reaccionar y yo espero que no lo agote.

Muchas gracias, señoría.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.