Diario de Sesiones 22/2012, de fecha 8/2/2012 - Punto 4

· 8L/C-0210 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre las bonificaciones aéreas en 2012.

El señor presidente: Continuamos entonces con la sesión, señorías, y vamos a ver las comparecencias 209, 210, que se agrupan para su debate, y que son del Grupo Nacionalista Canario, sobre bonificaciones aéreas para el ejercicio 2012, y del Gobierno, instada -evidentemente son comparecencias del Gobierno-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista, sobre las bonificaciones aéreas en el 2012.

Entonces, en primer lugar, por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario doña Claudina Morales tiene la palabra.

La señora Morales Rodríguez: Presidente, señorías.

Primero que nada, dar el sentido pésame a la señora Del Rosario por la muerte de su padre.

Y comenzar con la comparecencia, una comparecencia que hemos solicitado por parte del Grupo Parlamentario Nacionalista al consejero de Transportes para que, en sede parlamentaria, haga una valoración del impacto y la necesidad de las bonificaciones de las tasas aeroportuarias aplicadas en los aeropuertos canarios.

A pesar de que en los últimos meses hemos asistido a un debate sobre la necesidad o no de aplicación de estas bonificaciones a las tasas aeroportuarias, lo que es cierto es que en Canarias estas bonificaciones se vienen aplicando hace mucho tiempo, no son nuevas. Ya en nuestro Régimen Económico y Fiscal se recoge la necesidad de favorecer las conexiones aéreas con Canarias. Y textualmente dice nuestro Régimen Económico y Fiscal: "en Canarias se establecerán tarifas portuarias y aeroportuarias diferentes y reducidas respecto a las vigentes a nivel nacional, logrando la competitividad con los puertos y aeropuertos de uso alternativo". Y esto que se recogía en nuestro REF se empieza a aplicar desde 1998 con bonificaciones del 70% a las líneas interinsulares y del 15% a las líneas que conectan Canarias con la Península. Pero es en el 2009 cuando se empieza a plantear por parte del Gobierno de Canarias al Gobierno del Estado incrementar estas bonificaciones para hacer más competitivos los aeropuertos canarios, tal y como están haciendo países que destinan su actividad principalmente también al turismo, como es Turquía, Grecia o Egipto. Y hay que contextualizar el momento en el que se empieza a plantear esta medida. Estamos hablando del 2009, un momento en el que estamos ya en plena crisis económica, donde los sectores económicos más importantes sobre los que se sostenía la economía de Canarias, la construcción y el turismo, están pasando por sus peores momentos, la construcción totalmente paralizada y el turismo con las cifras más bajas de llegada de turistas a nuestra tierra. Fíjense que en el 2008 el número de pasajeros procedentes de otros lugares del exterior era de 9.211.113, cayendo en el 2009 a 7.977.859.

Por tanto, estamos en una situación de un deterioro de nuestra economía y del aumento del paro, que estaba llegando a cifras históricas. Y, como decía, es en este contexto donde el Gobierno de Canarias empieza a plantear al Gobierno del Estado la necesidad de aplicar medidas que hagan más competitivos nuestros aeropuertos y que activen el sector del turismo y, por tanto, nuestra economía. Así, en el 2009 empiezan a aplicarse ya bonificaciones simplemente a lo que eran los vuelos que venían desde la Península, aumentando el 15% que se empezó a aplicar desde 2008 al 30%. Ya en el 2010, el balance que teníamos de la llegada de pasajeros, el incremento de llegada de pasajeros a nuestra tierra era de 600.000. Pero en el 2010, en los Presupuestos, que se recoge luego en los Presupuestos del 2011, se activa una serie de medidas que tienen por objeto seguir bonificando a las empresas que operan con Canarias, de tal manera que bonifiquemos a todas las empresas que aumenten el número de pasajeros, a las empresas que aumenten el número de vuelos, a las empresas que abran nuevas conexiones con Canarias y a las empresas que operen -sin dejar de hacerlo en el resto de los días- en los días valle. Y esto, que se aprueba en los Presupuestos del 2011, empieza a aplicarse en el 2011.

Los resultados del turismo en el 2011 son históricos también pero en lo positivo. Hemos batido récords históricos. En el 2011 hay 12 millones de turistas que llegan a Canarias. El número de pasajeros totales se incrementa a 35 millones. Estamos hablando de un millón y medio más de turistas. A esto le añadimos 70 nuevas rutas que operan en Canarias.

Por eso, señor consejero, desde el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario queríamos que usted hiciera un balance de qué ha significado la implantación, la aplicación de la bonificaciones a las tasas aeroportuarias en Canarias, si ha cumplido con los objetivos que se pretendían de reactivar la economía, de reactivar el turismo, nuestra economía, de generar empleo. Queríamos también que nos dijera si ha tenido reuniones con la ministra de Fomento, la competente en este asunto, y si en esa reunión hay perspectivas, como se trasladó a los medios de comunicación, voluntad de seguir negociando con el Gobierno de Canarias la aplicación de estas bonificaciones a las tasas aeroportuarias, que, como digo, con las cifras en la mano, parece que algo han hecho para que el turismo...

El señor presidente: Tiene un minuto para terminar, doña Claudina, si lo desea.

La señora Morales Rodríguez: No, no hace falta.

El señor presidente: Muchas gracias.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz Hernández.

El señor Cruz Hernández: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Canarias depende del transporte aéreo. Lo hemos oído muchísimas veces. Nuestra economía, nuestro desarrollo económico y social, depende del transporte aéreo. La cohesión territorial depende en gran medida, casi en exclusiva, de la forma de movilidad que tiene la ciudadanía en Canarias, entre sí y con respecto al continente, con respecto al exterior, a todas esas personas que nos visitan y a las que visitamos. Señorías, los aviones, los aeropuertos, son infraestructuras, instrumentos esenciales e imprescindibles para nuestro modo de vida y existencia, tal como la conocemos en estos momentos. Tal es la importancia de este medio que desde siempre la legislación ha tenido apartados específicos para potenciar y garantizar esas comunicaciones. Ya se ha hablado aquí de la propia Ley del Régimen Económico y Fiscal, pero no solo las leyes canarias, las leyes españolas, sino también el transporte aéreo interinsular y con el exterior ha sido considerado por las propias directivas de la Unión Europea como excepciones a esa liberalización del sector del transporte, que ha supuesto su declaración como obligaciones de servicio público, permitiendo, o, mejor, promoviendo, que existan distintos tipos de mecanismos y ayudas de Estado para garantizar esos transportes.

Desde el día 11 de septiembre de 2001, con los atentados de Nueva York, el transporte aéreo inició en el mundo un camino de dificultades importantes, de muchas dificultades, que se agravan con la reducción primero, la paralización después e incluso la recesión de los últimos cuarenta años de crecimiento sostenido, económico, en Europa occidental. Y la crisis financiera europea posterior ha agravado la situación de una forma considerable. En esta última década hemos asistido a una caída de ingresos y de incremento de los costes, debido también, especialmente, al aumento del precio del petróleo, que incide de una manera notable en el coste del transporte aéreo.

Esta pérdida de competitividad del transporte aéreo ha llevado asociado, además, un incremento notable de las tarifas que tienen que pagar los ciudadanos. Señorías, es en este contexto donde las tasas aeroportuarias tienen un peso cada vez mayor en el billete y en la estructura de costes de las compañías. En las tradicionales se calcula de un 4% y en las compañías chárteres y de bajo coste el peso de la tasa es muy superior a ese 4%.

Y fue ese escenario lo que castigó de forma contundente a nuestra comunidad autónoma, castigó de forma contundente a Canarias en los años 2008 y 2009, con un descenso constante de aerolíneas y de conexiones aéreas a nuestra tierra, lo que supuso una pérdida constante de pasajeros y un incremento muy notable del precio de los billetes. La afección de estas circunstancias a Canarias, por su lejanía, insularidad y fragmentación, fue mucho mayor, mucho más perjudicial que para el resto del territorio español. La llegada de turistas extranjeros -y solo un dato- pasa de 9.200.000 en el año 2008 a 7.900.000 en el año 2009. Señorías, 1.300.000 turistas menos en un solo año. Y si analizamos los pasajeros globales que se mueven en nuestros aeropuertos, vemos que en los mismos años 2008 y 2009 se redujeron los pasajeros nada más y nada menos que en 3.900.000 pasajeros. Es un dato muy importante porque hay que ver el escenario donde se acordaron esas bonificaciones. En un solo año 1.300.000 turistas menos y 3.900.000 pasajeros menos.

Ante este grave problema, cabría mirar para otro lado, pero el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero no miró para otro lado. Con la colaboración del Gobierno de Canarias, con la colaboración también de Coalición Canaria en el Congreso, introdujo un conjunto de medidas extraordinarias para la dinamización del sector turístico y el fomento del transporte aéreo en Canarias. Medidas, muchas, pero, entre otras medidas, las bonificaciones de las tasas aéreas, que se implantaron en el segundo semestre del 2009, estuvieron vigentes en el 2010 y en el 2011, que han generado resultados de un éxito sin precedentes, con el incremento de un millón y medio de turistas más en el 2011, la mejora sustancial de la competitividad de los aeropuertos canarios, nuevo récord de pasajeros, 12 millones de turistas, y un incremento muy notable del negocio...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto para ir terminando, don Julio.

El señor Cruz Hernández: Gracias, señor presidente.

...con un incremento muy notable del negocio turístico, que pasó de 11.900 millones de euros en el 2010 a 13.200 millones de euros en el 2011. El negocio turístico creció de una manera importante, gracias, entre otros, a las tasas, a las bonificaciones de esas tasas.

Y, señorías, en esto estábamos cuando llegó el Partido Popular al Gobierno de España, con el señor Soria a la cabeza, y se acabó la ayuda, y donde dije "digo ahora se dice Diego": no solo han bajado ustedes las tasas aéreas sino que incluso, a partir del 1 de enero de este año, las han incrementado. Y, señor consejero, estamos preocupados, no nos gusta el caminar de este asunto y de otros del Gobierno de España de agresión a Canarias. No nos gusta que se olviden de las especificidades y de los intereses de nuestra tierra por parte del Partido Popular.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio Cruz.

Por el Gobierno, el señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel Martínez.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente.

Señorías, permítanme en primer lugar, efectivamente, reiterar el pésame a la señora Del Rosario por el fallecimiento de su padre.

Resultaría ocioso a estas alturas hablar de la necesidad de la competitividad de nuestros aeropuertos, pero evidentemente hay que traerlo a colación una y cuantas veces sea necesario para darle la importancia que para nuestra supervivencia económica tiene este tipo de cuestiones. Piénsese que el Producto Interior Bruto canario generado por el turismo, cifra por todos conocida, está en el entorno del 30%. Más casi, del orden de unos 8.000 millones de euros de forma directa y de forma indirecta, del orden de unos 10 millones de euros más y un empleo directo de más del 33%.

Y si este es el sector turístico, que evidentemente su puerta de entrada principal son los aeropuertos, pues, se da idea de la necesidad de que esta competitividad de los aeropuertos no sea una mera retórica sino que se tiene que concretar en hechos concretos, eficientes, eficaces, para que el sector estratégico tenga las condiciones de desarrollo necesarias.

Y hablando de la competitividad de los aeropuertos, necesariamente tenemos que hacer un análisis de cuál es el régimen tarifario de nuestros aeropuertos. En nuestros aeropuertos, señoría, se paga por todo, falta la tasa por respirar, pero sin ser esa se paga absolutamente por todo. Hay unas prestaciones, se paga por unas prestaciones patrimoniales, que son el núcleo duro o el núcleo más directo de las recaudaciones, que van dirigidas, pues, al aterrizaje y servicios de tránsito de los aeródromos, a los pasajeros con movilidad reducida, fíjense ustedes, a la seguridad, al estacionamiento de aeronaves, al uso de pasarelas telescópicas, a la carga y descarga de mercancías, a los recargos sobre el combustible y los lubricantes de las aeronaves, a los servicios de asistencia en tierra, etcétera. Pero es que además hay una serie de precios privados, que van desde los precios de los aparcamientos de vehículos, mostradores, máquinas de facturación, hangares, oficinas, locales, albergue de aeronaves, servicios contra incendios, explotaciones comerciales, publicidad y hasta por rodar películas se paga en los aeropuertos.

Y cuando hablamos de competitividad de los aeropuertos, ¿es una reivindicación extraña, ilógica o ex novo de este u otro Gobierno? Pues no, señorías, es uno de los derechos fundamentales que están recogidos en nuestro acervo estatutario. En nuestro acervo estatutario constituido no solo por nuestro Estatuto de Autonomía sino por las leyes del Régimen Económico y Fiscal que conforman ese marco normativo básico canario. Y la propia Ley 19/94, una de las leyes del REF, en su artículo 4 establece de forma nítida y clara que en Canarias se establecerán tarifas portuarias y aeroportuarias diferentes y reducidas respecto a las vigentes a nivel nacional, logrando la competitividad en los puertos y aeropuertos de uso alternativo. De uso alternativo, señoría, no está puesto en la ley en los términos aeronáuticos, en los términos con que los pilotos hacen prevención, sino en los términos de competitividad, y eso significa, señoría, que es en los puertos y aeropuertos de nuestro entorno, los de nuestros competidores, no el aeropuerto de Fráncfort o de Orly, con los que normalmente AENA compara sus precios, sino son los aeropuertos a los que un turista puede decidir ir en lugar de venir a Canarias.

Y en aplicación de este Régimen Económico y Fiscal, ¿en Canarias qué se ha venido aplicando? Pues, efectivamente, en el año 98 -ya en el 98-, el Estado reconoció este derecho canario reduciendo las tarifas, las tasas aeroportuarias de operatividad con la Península en un 15% y con Canarias, las interinsulares, en un 70%. ¿Y cuál ha sido la evolución de los resultados en los aeropuertos y, por tanto, en nuestra economía? En el año 2008 ya pasaban por nuestros aeropuertos, había un tránsito de casi 34 millones de pasajeros, 33.200.000 para ser más precisos. Saben ustedes que el tránsito se cuenta cada vez que un pasajero pasa por el aeropuerto. Quiere decir que si fuera un turista se cuenta al entrar y se cuenta al salir, porque también se paga al entrar y se paga al salir. Pero este tránsito de pasajeros cayó en el año 2009, como efectivamente se ha dicho aquí, pasando a 29,3 millones de pasajeros. Aun así, el resultado, en el año 2009, señorías, fue que los aeropuertos canarios ingresaron 256.620.000 euros, con un beneficio negativo de 0,27 millones de euros, es decir, 270.000 euros de beneficio negativo, de impuestos negativos, de 120.000 euros, pero se amortizaron 64.430.000 euros; es decir, que el resultado operativo fue positivo en 64 millones de euros. Pero es que en el año 2010 subieron los pasajeros a 31,5 millones de pasajeros y con eso el resultado pasó ya a ser de 268,3 millones de ingresos, ya con 15 millones de beneficio neto, pero habiendo pagado 6 millones de euros al fisco, es decir, 6 millones de impuestos al Estado, y haber amortizado 70 millones de euros por las obras aeroportuarias ejecutadas en Canarias. Es decir, pasó de un resultado de un año a otro de 64 millones de euros a 91 millones de euros. Es decir, un incremento del 7,5% en el número de pasajeros dio un resultado operativo de un incremento del 41,3%, es decir, 6 veces superior. Eso da idea de lo que significa captar tráfico en los aeropuertos, lo que significa su economía de escala en aplicación de las tarifas que estén vigentes en cada momento.

¿Y en ese contexto, señorías, cuál es la estructura de las bonificaciones que realmente se acordaron con el Gobierno del Estado para el año 2011 y qué resultados han tenido? Pues se acordó, en primer lugar, bonificar al 100% el pasajero adicional respecto a los que venían del año 2012 en la tarifa de 1, en la tarifa de tránsito, es decir, uno de los componentes del coste o del componente de lo que se paga, de un solo componente. Se bonifica el 50% por el incremento de frecuencias, es decir, si un avión venía equis veces, pues, todo lo que sobrepase esa frecuencia es lo que se bonifica al 50%. Estas bonificaciones suponen, por cálculos de la consejería porque todavía esos números no han sido publicados por AENA, 19 millones de euros. El gasto, si estuviésemos hablando de bonificaciones fiscales, pues, serían, el gasto fiscal serían 19 millones de euros. Por abrir nuevas rutas, es decir, mercados que no existían y que se abren de nuevo, por operar en días valle y por mejorar la conectividad de las islas con terceros países -esto tiene que ver con el impulso de la quinta libertad de la que hemos hablado en este Parlamento, como único modo de que un avión vea competitivo aterrizar, cargar pasajeros, descargar pasajeros, no en su totalidad, en la mitad, en la tercera parte de la capacidad del avión y volver a ponerse en el aire, cuestión que si no es muy competitiva, señorías, no sirve para nada-, por esas tres tarifas la bonificación supondría una reducción de facturación de 5 millones de euros. Total, 24 millones de euros. Y la equiparación de los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur a la categoría 3, es decir, a la de Tenerife Norte, Fuerteventura y Lanzarote, supone 7 millones de euros.

¿Y cuáles han sido entonces los resultados económicos? Porque esto es como en una tienda, cuando ya se ha hecho el negocio, totalmente se ha vendido todo el género del año y se pone en rebajas lo que queda, lo que queda es siempre a más. Y esto pasa con las tasas aéreas cuando se bonifican: es a más, a cobrar más, solo que más barato. Pues bien, los resultados no económicos han sido los siguientes: en el tránsito de pasajeros en el año 2011, 35 millones de pasajeros, un récord en la historia de los aeropuertos canarios, con 12 millones de turistas, restaurando la afluencia de turistas de las mejoras épocas conocidas en Canarias. Es decir, un incremento de 4.500.000 tránsitos y un incremento del 14,6% de turistas, y un incremento de gasto de 1.300 millones de euros más en origen, es decir, desde que el turista se monta en el avión hasta que vuelve a salir de Canarias. ¿Y cuáles han sido los resultados económicos de aplicación de las tarifas? Pues, insisto, según los cálculos porque no tenemos todavía los datos de AENA, por los conceptos por los que se bonifica, por esa parte del ingreso, AENA debió de ingresar 155 millones de euros. Sí, una vez bonificadas, AENA habrá ingresado 131 millones de euros por esos conceptos, pero en el año 2010, por esos conceptos, AENA no superó los 127,5 millones de euros. Es decir, que en positivo, después de las rebajas, al menos son 3.500.000 euros los que ha facturado AENA de más, después de haber hecho las bonificaciones y haber permitido una economía inducida en Canarias muy importante. Pero eso por estas tasas nada más, pero es que todos esos turistas además pagan todo el resto de las tasas, todo el resto de los precios públicos y todo el resto de los precios privados, es decir, aquellos que se multiplicaban por 6, con la mayor entrada de turistas, de un millón y pico, imagínese por cuánto se multiplica. Es fácil averiguar cuando han sido 4.500.000 más en lugar de un millón y pico que originó 6 veces el ingreso.

Es decir, señorías, como conclusión, las bonificaciones no ocasionan reducción de ingresos; al contrario, el mayor tráfico da lugar a mayores ingresos. Luego, esto no puede ser nunca opuesto, porque no vamos a producir ningún quebranto económico al ente público de Aeropuertos Canarios.

La necesidad de seguir perseverando en los esfuerzos de competitividad de nuestros aeropuertos aconseja, por el contrario, y además en cumplimiento efectivo, porque las cosas tienen que cumplirse de forma efectiva, en cumplimiento de nuestro mandato del Régimen Económico y Fiscal, implica abaratar los precios de los aeropuertos para hacerlos de verdad competitivos, como dice el mandato del bloque estatutario.

Se hace necesario además, señorías, que en estos momentos -ya hoy, no mañana- se despeje esta duda, porque esa duda es la que hace que las incertidumbres ocasionen un retraimiento de los contratos en materia turística. Eso se lo he pedido a la ministra de Fomento, efectivamente, en mi visita, le he dicho que es muy importante que el Gobierno aclare ya su voluntad por lo menos, lo que va a hacer en la Ley de Presupuestos del Estado, para que las compañías sepan cuál va a ser su regla de juego en este ejercicio, porque, si no, después posiblemente puede ser tarde.

Esta reducción debe conseguirse sin perjuicio de los cambios de las estructuras que se consideren más necesarios hacer ahora en estos momentos; es decir, el Gobierno de Canarias no está diciendo que las tasas no se modifiquen, estamos dispuestos a que se analice cuál es la mejor estructura de tasas para ahora. La mejor estructura de tasas para ahora debe ser, señorías, aquella que tienda más a consolidar lo conseguido de más del pasado ejercicio incluso que a conseguir nuevas rutas, porque conseguir nuevas rutas será cada vez más difícil por cuanto ya estamos en unos niveles difíciles de superar. Por tanto, no hay una posición del Gobierno definida de defensa numantina de la estructura de las tasas. Lo que hay, habrá y seguirá existiendo siempre es una defensa numantina de la necesidad de que nuestros aeropuertos sean más competitivos que los de nuestro entorno para así poder tener una buena economía inducida en Canarias.

Y, señorías, se ha dicho o se han querido minimizar los efectos de esta mayor competitividad diciendo, "no, es que esto es por la crisis del norte de África o de Oceanía". Creo que personas como, por ejemplo, el presidente de la Organización Mundial del Turismo, que nada tiene que ver con coyunturas políticas ni nada de esto, ha dicho, precisamente en Fitur, ha dejado meridianamente clara su opinión cualificada sobre este asunto, diciendo que nada tienen que ver o muy poco tienen que ver -algo tendrá que ver evidentemente, pero muy poco-, tienen que ver los problemas de nuestros competidores con la llegada de turistas a Canarias, a España en general y a Canarias en particular. Y es que también el Informe de Coyuntura Turística, elaborado por Promotur -sus señorías se lo pueden descargar de la página web-, revela meridianamente, después de una serie de encuestas y demás, que, en todo caso, los turistas provenientes de esos lugares no exceden de 300.000, frente a los 4.500.000 más que ha supuesto la entrada de pasajeros en los aeropuertos canarios.

Nada más, señorías. Muchas gracias. Creo que con esto podemos tener algún tipo de conclusiones.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchísimas gracias, señor consejero, don Domingo Berriel.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Voy a intentar repartir, en este escaso tiempo, dos consideraciones o dos reflexiones. Una, sobre la importancia estratégica que el transporte, la comunicación, la conectividad tiene en cualquier economía y en una economía como la nuestra, tan dependiente del modo de transporte aéreo, es fundamental. Por lo tanto, una de las claves para mejorar la economía canaria, en todas sus vertientes, el turismo es la más destacada, es que la conectividad marítima y aérea e incluso de telecomunicaciones siga mejorando. Sin esta condición, será difícil insertar nuestros intereses en la economía global. Por lo tanto, muy importante la política que sobre los aeropuertos se desarrolle en nuestra tierra, porque la dependencia del exterior y de las comunicaciones es total.

Por lo tanto, nosotros reclamamos, como nacionalistas, que en unas infraestructuras tan esenciales, tan vitales, tan decididamente importantes, las autoridades locales tienen que participar. No es razonable, y existen ejemplos en Europa, que las autoridades locales, las autoridades del territorio, no participen en la cogestión de importantes infraestructuras como esta, porque es una infraestructura que determina una parte importante de los intereses del archipiélago. Por lo tanto, mi primera reflexión para reclamar el derecho, la oportunidad, la necesidad de que las autoridades locales se sienten en los órganos de gestión y de administración de tan importantes infraestructuras que determinan nuestro presente y nuestro futuro. La conectividad es decisiva para mejorar nuestro futuro económico, para insertarnos en los mercados globales, en turismo y en cualquier otro tipo de actividad. Y, por lo tanto, reclamamos, exigimos, pedimos, buscaremos siempre el esfuerzo para que las autoridades centrales del Estado español interpreten y entiendan el vínculo, la determinación que tienen los aeropuertos en nuestro futuro.

Segunda consideración sobre la polémica generada. Es poco razonable, poco edificante y además aleja a la gente de la política el rifirrafe en el que se han metido las instituciones públicas de Canarias sobre las bonificaciones. Primero porque casi nadie entiende de lo que estamos hablando. Solo es asunto de minorías, porque es complejo el tema. Hemos escuchado al consejero con un montón de datos y casi me pierdo yo, y tengo cierta habilidad en lo de los números, casi me pierdo. Estamos hablando de un debate complicado. Pero habría que decir que las bonificaciones son un elemento positivo para mejorar la competitividad de nuestros aeropuertos y ha sido un elemento importante en la captación de visitantes en materia turística.

No aceptamos, ni antes ni ahora, y nadie podrá demostrar lo contrario, desde mi punto de vista, que lo que ha determinado los 1.500.000 visitantes de más esté vinculado a este hecho. Y lo desmienten los datos, la economía lo determina todo, también la llegada de turistas. Lo que ha determinado que se hayan movido más turistas es que los países de origen han mejorado su situación económica y su capacidad de consumo, y este es un consumo. Y el dato español lo pone en evidencia, las tasas también estaban rebajadas para los españoles -para el resto de los españoles, para que nadie piense mal-, pero, como la economía creció solo el 0,7% en el 2011, el turismo bajó un 9%. ¿Qué quiere decir esto? Pues quiere decir que lo que determina el consumo de turismo es la capacidad de consumo de la familia y cuando la economía va mal y la gente consume menos, también turismo. Y crecimos el 0,7% en el 2011 en el conjunto del Estado y bajamos un 9% los visitantes, y las tasas estaban también para los españoles.

Lo que ha determinado esencialmente la llegada de gente -y nos alegramos- ha sido que se ha recuperado la economía de algunos de los países emisores, que algunos de nuestros competidores tienen dificultades y hay derivaciones. Porque se han abaratado los paquetes turísticos globales, el precio global de un día de estancia en un hotel o en un apartamento. Usted repercute la reducción de tasas y es pequeña pero es significativa por millones de personas. De manera que el elemento de las tasas ha contribuido al abaratamiento de los paquetes, que es el elemento de atracción para hacer más competitivo el tema. Es verdad que generando poco valor añadido y sobre todo generando poco empleo, que esto también es verdad. Pero quiero decir con esto que no es cierto, no se puede afirmar, que el 1.500.000 sea por las tasas. Es por un conjunto de factores, es multicausal este proceso.

Ahora digo, oiga, al margen del peso específico de las bonificaciones en la capacidad de atracción de nuestros aeropuertos, de nuestro sistema turístico, es indudable que ha contribuido y ha favorecido, ha ayudado, viene bien. También sé que las propuestas en discusión pueden ser mejoradas. Hombre, a mí lo que no me parece de recibo -porque yo creo que entramos en una dinámica que no sé dónde nos va a llevar- es que se produzca una decisión unilateral del Gobierno de España suspendiendo una medida que había sido pactada por el anterior Gobierno, por el Gobierno de Canarias, que había sido considerada y aceptada...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...considerada y aceptada por la inmensa mayoría del sector, y que se produzca de manera unilateral la suspensión sin una alternativa simultánea. Esto es un error, y lo digo aquí y lo he dicho fuera de aquí. Creo que ha sido un error que el Gobierno de España, de manera unilateral, sin consultar, sin buscar el consenso, sin tener una alternativa, suspenda esta bonificación. E insisto en que yo soy de los que concluyo que las tasas son un elemento más que han posibilitado la llegada de más turistas y creo que este tema obliga a que el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España se sienten de forma inmediata y se pongan a trabajar en un mecanismo de sustitución del sistema anterior si se considerara inadecuado y se busque el mecanismo más operativo. Pero, en cualquier caso, creo que no es bueno para Canarias ni este rifirrafe ni es bueno para Canarias esta falta de diálogo y entendimiento entre ambos gobiernos en un asunto...

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Siguiente grupo no solicitante, Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo González.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente. Buenos días.

Desde el Grupo Popular también nos sumamos y le damos nuestro más sentido pésame a los compañeros Aurora y Asier.

Señor Berriel, siempre he pensado que si en ese banco azul hay algo de cabeza y sentido común se debía a usted. Después de escucharle hoy en la mañana en su primera intervención he visto con preocupación que ha seguido usted el guión del señor Rivero, equivocándose. Aunque luego, en un minuto final, usted se desmarcó por completo de la teoría de Rivero, y eso me llena todavía de ilusión y de algo de esperanza.

Mire, vamos a ver, tres cosas concretas por el escaso tiempo. Primero, estas bonificaciones aéreas tenían, eran una medida de estímulo con carácter temporal y tenían fecha de caducidad el 31 de diciembre de 2011. Habría que preguntar al señor Rivero por qué no las reclamó en su momento y las reclama ahora.

Segundo, vincular en Canarias el éxito de la afluencia actual de los turistas es cuando menos una falta de transparencia, un desvío informativo interesado y, si me lo permite, una frivolidad. Mire, todo el mundo sabe que el incremento de turistas que se ha producido en este pasado año 2011 se debe, por un lado, a la evolución del tipo de cambio de libras a euros, lo que ha traído un incremento del número de turistas británicos; segundo, a la mejora de la economía alemana, que también ha conseguido mayor afluencia uno de nuestros principales mercados emisores; y en tercer lugar, al estallido de la primavera árabe, lo que ha supuesto un desvío de turistas del destino Egipto y Túnez. Y eso lo sabe todo el mundo. Fíjese: Egipto perdió el año pasado 6 millones de turistas; Túnez, 4 millones de turistas, y lo que han hecho las compañías aéreas y los turoperadores es redireccionar esos turistas hacia un destino refugio, como es el caso de Canarias. Y esta es la realidad que defienden empresarios, agencias de viaje, turoperadores, compañías aéreas. Lo que defiende todo el mundo menos el señor Rivero, que se ha quedado completamente desautorizado ante los profesionales y los agentes del sector.

Pero, mire, le voy a dar simplemente unos datos. En enero del 2010, el 1 de enero de 2010, ya estaban en vigor las bonificaciones a las tasas aeroportuarias. ¿Sabe cuánto incrementó el turismo?: entre un 2,5 y un 3% en Canarias. Enero del 2011. ¿Sabe cuánto incrementó el turismo en Canarias? ¡Un 3%! Y justo 20 días después, febrero del 2011, el turismo incrementa entre un 18 y un 20%, concretamente por los problemas del conflicto en el norte de África. Y esa es la única razón.

Pero, mire, otro dato: en el 2010, una de las principales empresas que se ha beneficiado de estas subvenciones ha sido Ryanair. En el año 2010, Ryanair recibió de las administraciones públicas canarias -y usted lo sabe y yo también- más de 2 millones de euros. ¿Sabe cuánto incrementó el turismo en el 2010 en Canarias?: un 3%, señor consejero.

Pero le quiero seguir dando más datos, porque usted hace un análisis ramplón e interesado de una realidad que, desde luego, no corresponde con la verdad. No es cierto que todas las compañías tengan las mismas condiciones. Air Europa y las compañías tradicionales, por poner un ejemplo, percibieron un 3% de estas subvenciones, frente al 26% de Ryanair. Y en ese informe del Gobierno de Canarias dice: "no, es que las low cost se beneficiaron de un 38% y las compañías tradicionales, de un 62". Engañoso. Usted habla de porcentaje de compañías, pero no habla de cantidad, que es lo que habría que destacar. Este tipo de bonificaciones distorsionan el mercado y la libre competencia y, desde luego, obligan a las compañías tradicionales a compartir con las low cost. ¿Y saben cómo lo hacen?: poniendo aviones más pequeños, con menos capacidad de carga y afectándonos a Canarias porque también tenemos menos capacidad de carga para la exportación y la importación de nuestros productos, señor Berriel.

Hay razones empíricas suficientes para decir que lo que ha mantenido es un disparate y me alegro de que usted al final lo desmonte. La propia compañía Ryanair ha dicho que quiere un cambio. Es que con este tipo de bonificaciones, si el ministerio las mantuviese o el Gobierno de España, no tendrían margen de maniobra. Es que hasta la propia Ryanair está callada diciendo que quiere un cambio, como usted ha manifestado. ¿Por qué?, porque ya se han redireccionado los turistas del norte de África. ¿Vamos a tener más pasajeros adicionales, vamos a tener más conectividad aérea? Sí, si desaparece Spanair, si desaparece Iberia, si desaparecen las compañías tradicionales. Es que lo que es increíble es que estemos pagando dinero público por reventar el mercado aéreo. Ese es el gran riesgo que tenemos y lo que tendríamos que negociar, señor Berriel.

En cualquier caso, me alegro que hable usted -la última frase que dijo, que es lo más importante- de que lo que tenemos que reivindicar es que tenemos que tener diferentes precios por día y por temporada. No es lo mismo que paguemos lo mismo a AENA el 24 de diciembre que el 5 de marzo, y eso que usted ha apuntado en el último minutito de su intervención es realmente importante y se desmarca por completo del discurso ramplón del señor Rivero. Me alegro, de verdad, que haya cabeza y sentido común en ese Gobierno.

Pero, mire...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, doña Águeda, para ir terminando.

La señora Montelongo González: Sí, finalizo ya.

Señor Berriel, el Gobierno de Canarias intenta confundir y trata de hacer una utilización política de un asunto tan importante como es el turismo con un único objetivo: erosionar al Gobierno de Canarias y, lo más importante, al ministro Soria. ¿Quién lo va a creer, señor Berriel? O sea, un hombre que ha sido alcalde de Las Palmas de Gran Canaria ocho años con mayoría absoluta, presidente del cabildo, vicepresidente del Gobierno de Canarias, ahora que es ministro es que va a atacar a Canarias. ¿Por qué, porque lo dice Coalición Canaria? ¡Menuda estrategia, menudo discurso para creerlo!

Yo me pregunto una cosa: ¿qué es lo que ha cambiado para que donde ustedes rendían pleitesía con la rodilla hincada ahora busquen la guerra a cualquier precio?, ¿qué es lo que ha cambiado? Como el numerito montado por el viceconsejero de Turismo ayer en Madrid. Pedimos la dimisión, el cese directo del viceconsejero. No ha tenido altura moral para ostentar el cargo que tiene y ha puesto en...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Águeda.

Por los grupos solicitantes de la comparecencia, Grupo Nacionalista Canario, doña Claudina Morales tiene la palabra.

La señora Morales Rodríguez: Presidente. Señorías.

Procuraré en mi intervención ser un poco más elegante que la que me ha precedido, más elegante por lo menos en el tratamiento que se les da al presidente del Gobierno, a los diputados y a los representantes públicos que tenemos.

Creo que, excepto en la última intervención, ha quedado claro, por el resto de los grupos de este arco parlamentario, que la conectividad en Canarias, la conectividad de nuestra tierra, entre las islas y con el exterior, es fundamental para el desarrollo de nuestra tierra. Y, por tanto, la aplicación de nuestro Régimen Económico y Fiscal, porque así lo dicen nuestras leyes, en el tratamiento especial a nuestros puertos y aeropuertos debe ser aplicable, como lo ha venido siendo, y mejorarlo para que nuestros aeropuertos y puertos sean más competitivos.

Efectivamente, ahí se ha abierto un debate, un debate en los últimos meses, que a mí me gustaría decirle a la señora diputada del Partido Popular que quién ha iniciado el debate y quién ha cambiado de postura, porque no ha sido el señor Domingo Berriel en estos momentos sino ha sido el señor Soria. Y, como el señor Soria ha cambiado su posición con respecto a las tasas aeroportuarias, ha cambiado todo el PP. Son ustedes los que hincan la rodilla cuando el señor Soria cambia de posición. Porque le voy a leer textualmente -y esto es del 14 de enero de 2010, en El Día-, dice: "Soria pide mantener la rebaja de las tasas aéreas. El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, reiteró ayer su petición al Ministerio de Fomento de que prolongue la reducción de las tasas aeroportuarias en el archipiélago más allá del mes de marzo y consideró que esta medida no debe vincularse con el conflicto que mantiene Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea con los controladores aéreos". Dice, sigue diciendo: "así se posicionó Soria en declaraciones a los medios; tras reunirse con las patronales hoteleras de las islas, el vicepresidente canario insistió en la necesidad de mantener la reducción de las tasas aeroportuarias, porque se ha constatado que -y entre comillas- 'hay una relación directa entre la aminoración de las tasas y la mayor disponibilidad de plazas aéreas". Es el señor Soria el que cambia de posición, en las contradicciones a las que nos tiene acostumbrado el PP, y son ustedes los que hincan la rodilla desde que dice sí o no, y aquí vemos al Partido Popular en cuanto al sistema de financiación, en cuanto a la deuda histórica, en cuanto a la deuda de sanidad, en cuanto a las obras militares en La Muda, en cuanto a las prospecciones petrolíferas y ahora en las bonificaciones a las tasas aeroportuarias.

En cualquier caso, me parece que lo importante es desmantelar algunas de las cuestiones que se vienen repitiendo, y no por repetirse son ciertas a lo largo de estos meses. Y creo que lo importante es que, y en la próxima sesión, en el próximo Pleno, presentaremos una proposición no de ley instando a este Parlamento a que se pronuncie para que se apliquen las bonificaciones a las tasas aeroportuarias, en la fórmula en que sea necesario en estos momentos, y no estamos hincando la rodilla. En un momento determinado, en el 2009, necesitábamos que a Canarias llegaran más turistas, necesitábamos abrir nuevas rutas, y se establecen unas bonificaciones que lo que hacen es activarlas que para realmente cumplan ese objetivo. Ese objetivo se ha cumplido, es verdad, hemos llegado a récords históricos, a 12 millones de turistas -1.500.000 más-, a 35 millones de pasajeros, hemos abierto 70 nuevas rutas. ¿Qué es lo importante ahora?: consolidar eso. Si lo podemos aumentar, mejor.

¿Cuáles son los argumentos que viene diciendo el Partido Popular en ese hincar la rodilla, que sí que lo hacen ustedes? El argumento -y que se ha desmontado perfectamente por parte del consejero de Transportes-, uno es que la llegada de turistas no tiene que ver con la aplicación de la bonificación de las tasas aeroportuarias. Ya lo decía el consejero, y estoy de acuerdo con lo que dice el señor Román Rodríguez: es verdad, tiene que ver con muchos factores, pero también con la bonificación de las tasas aeroportuarias. Y si tiene que ver con la bonificación de las tasas aeroportuarias, ¿por qué las vamos a quitar? Tiene que ver con la promoción, tiene que ver con la mejora de la economía, tiene que ver con la desestabilización en los países árabes, es verdad, es verdad, pero también con la bonificación de las tasas aeroportuarias. Y estamos en un momento con una crisis tan importante como la que tenemos que no podemos quitar nada, nada, absolutamente nada, de lo que propicie la llegada de turistas y de pasajeros a nuestra tierra.

Por tanto, y ya lo decía el señor consejero, 300.000 personas vienen derivadas de lo que es la crisis en los países árabes. Lo decía también, y aquí lo pone, desde la Organización Mundial del Turismo se rechaza que el aumento del turismo se deba solo a la crisis árabe. Lo dicen personas especializadas, que estudian, que trabajan con los datos en la mano. Por tanto, después de que lo ha dicho el consejero, de que lo ha dicho la Organización Mundial del Turismo, poco tengo que decir yo. Lo que está claro es que sí tiene que ver con la llegada de turistas.

Otra de las razones -y que así lo decía la diputada- son razones económicas de competitividad, razones económicas de sostenibilidad de nuestros aeropuertos. Es verdad, se adoptan unas medidas que se temporalizan, porque... y esto es una reivindicación que debe tener el Gobierno de Canarias, que debe tener este Parlamento, que debe tener el sector, y es que estas bonificaciones se consoliden en el tiempo, que no tengamos que estar a la espera del gobierno de turno para negociar con los Presupuestos Generales del Estado. Tienen que ser unas bonificaciones, porque así lo establece nuestro Régimen Económico y Fiscal, que se estabilicen en la fórmula en que sea necesaria.

Nuestros aeropuertos han salido beneficiados de la aplicación de las bonificaciones de las tasas aeroportuarias. Están ganando más los aeropuertos porque llegan más pasajeros, porque llegan más vuelos.

Es falso también que las únicas compañías que se benefician son las compañías de bajo coste. Fíjese usted, los datos, y los tengo aquí y por no decir compañía por compañía, pero están aquí los datos de cómo se benefician unas y otras, todas, hay que decirles que las compañías de bajo coste se benefician, se han beneficiado en un 36% del total, del total de las bonificaciones, y el otro 64% es en las compañías tradicionales. Por tanto, tampoco es esta una razón que sea de peso para que las bonificaciones no se sigan aplicando.

Y, por tanto -sigo insistiendo-, estamos ante una medida que beneficia a los aeropuertos, beneficia a las compañías aéreas, beneficia al sector turístico, beneficia a nuestra economía, genera empleo, porque es verdad que el empleo ha sido muy chiquitito, muy chiquitito, pero ha generado empleo. Mientras en el resto del Estado ha aumentado un 8%, en Canarias un 4,8%. Por tanto, por poquito que sea, digámoselo a las familias que han conseguido trabajar o que no han perdido su empleo, porque también hay que decir que si seguimos con los datos del 2009, si seguimos con los datos del 2009, no es que generemos empleo, es que habríamos perdido muchos más empleos de lo que tenemos en estos momentos. Y creo que son razones de peso para que el Gobierno de Canarias siga insistiendo con el Gobierno del Estado en adoptar las medidas que sean necesarias para seguir bonificando nuestros aeropuertos, hacerlos más competitivos y, por tanto, mejorar nuestra conectividad, mejorar nuestra economía. Que es verdad, no solamente afecta al turismo, lo que pasa es que el turismo es nuestro principal motor económico y por eso quizás hacemos hincapié en ese sentido.

Yo creo que es muy importante, en el día de ayer y en el día de hoy hemos tenido debates como el sistema de financiación, como el tema de las primas a las energías renovables, como el tema de las prospecciones petrolíferas, etcétera, y en todas ellas queda clara una cosa: Canarias es diferente. Y, por tanto, como somos diferentes, necesitamos un trato diferente, y un trato diferente porque las políticas que se hacen para el territorio continental muchas veces son perjudiciales para nuestra tierra. Y en ese sentido, desde luego poco favor le estamos haciendo a la sociedad a la que estamos representando si no somos capaces de determinar cuáles son los temas estratégicos para el presente y también para el desarrollo, el futuro de nuestra tierra; que seamos capaces de buscar los consensos necesarios entre las formaciones políticas que estamos aquí representadas y todas a una ir a trabajar y defender esos intereses. A mí me resulta tremendamente... -y eso se lo digo al Partido Popular- cómo el Partido Popular en Baleares, sabiendo que las bonificaciones son buenas para su tierra, está defendiéndolas, las está defendiendo el Gobierno del Partido Popular, frente a lo que algunos, a lo que algunos del Partido Popular están diciendo por ahí. Eso lo están haciendo en Baleares. Pero, no señor, el Partido Popular aquí, en Canarias, sí que hinca la rodilla y como... No se crean ustedes una cosa: no están yendo contra el Gobierno de Canarias ni están yendo contra Paulino Rivero ni están yendo contra el pacto de gobierno Coalición Canaria-Partido Socialista; están yendo contra Canarias, están yendo contra los canarios y las canarias, están yendo contra el crecimiento económico de nuestra tierra y están poniendo en peligro nuestra economía, el turismo y el empleo. Eso es lo que está haciendo el Partido Popular con la posición que ha mantenido hoy aquí.

Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Claudina.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz Hernández.

(La señora Montelongo González solicita intervenir.)

Disculpe, disculpe. Sí, dígame, doña Águeda.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Quería pedir la palabra en base al artículo 82.

El señor presidente: Sí, ¿pero qué apartado del artículo 82?

La señora Montelongo González (Desde su escaño): El 1.

El señor presidente: Pero puede ir explicando...

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Sí. Doña María Australia, si usted se pone aquí, pues... Déjeme que yo vea.

Doña Águeda, vaya explicándome qué fue lo que... Aparte de lo que literalmente diga el artículo 82, ¿me dijo?

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Sí.

Alusiones que impliquen juicios de valor o inexactitudes sobre la conducta de un diputado.

El señor presidente: Bien. No, alusiones no ha habido, para que quede claro en la Cámara.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Juicios de valor o inexactitudes...

El señor presidente: Correcto.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): ...o inexactitudes sobre la persona o la conducta de un diputado.

El señor presidente: Correcto. Correcto, correcto.

Muchas gracias.

Usted ya lo tenía a mano. A mí me hubieran ahorrado... Alusiones es algo muy personal y ofensivo para la persona, descalificatoria. No ha habido. Entonces sí puede haber por inexactitudes o por haber sido contradicho.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Señor presidente, la señora Morales ha dicho que...

El señor presidente: Que sí, que sí, que sí. Que sí, que yo...

Tiene un minuto, tiene un minuto.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Yo, que me considero y me tengo por una mujer elegante, pues, no me ha gustado que la señora Morales diga que no lo soy. Yo lo que le quiero decir, yo lo que le quiero decir, para que lo entienda todo el mundo, muy sencillo, señora Morales, es que las cosas no son como antes. Yo lo que le quiero decir es que las cosas no son como antes...

El señor presidente: Doña Águeda, esa no es la inexactitud que teóricamente yo oí, que no sé si es inexactitud o no, referente a unos datos que se dijeron, que no sé si son ciertos o no son ciertos, pero que sí es una cuestión de datos. Ahora, eso que usted está haciendo es entrar en el debate, que no procede.

Para la inexactitud concreta que le haya dicho usted tiene un minuto. Sí, sí.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Es inexacto que me haya dirigido en sentido poco elegante a los miembros del Gobierno. Lo que quiero resumir, para que lo entendamos todos, lo que quiero decir es que las cosas no son como antes y que se han quedado sin voz...

El señor presidente: Sí. Eso es una apreciación política y, por lo tanto, una inexactitud es algo concreto, de un dato. Lo siento.

Don Julio Cruz tiene la palabra.

El señor Cruz Hernández: Señoría, si en algo estamos de acuerdo es en que las cosas no son como antes. Como antes, teníamos un Gobierno socialista que era sensible con esta tierra; ahora tenemos un Gobierno que engaña desde el primer minuto a esta tierra. Esa es la realidad. Nos guste o no nos guste, lo digan como lo digan. Miren, y se los voy a demostrar, y tranquilícense, porque me van a tener que escuchar diez minutos.

Cabeza y sentido c omún. Y, claro, es que ustedes donde antes decían digo, ahora dicen Diego. Y les voy a leer literalmente algunas cuestiones; dicen: "la situación actual de la crisis en que nos encontramos hace que cualquier actuación que se tenga para mejorar esa situación sea una actuación bienvenida. La situación de lejanía, donde necesitamos los aviones. El Gobierno de Canarias, sensible con el sector y haciendo suyas las peticiones de las patronales, ha luchado, ya digo, debe seguir luchando, por la entera supresión de las tasas aéreas". Pero es que eso lo decía el portavoz del Partido Popular aquí, en esta tribuna, y en este hemiciclo. Pero es que no solo decía eso, dice: "la medida ha sido buena, pero quizás insuficiente; nuestro grupo quiere que lleguemos a la total supresión de esas tasas, la total eliminación, porque eso grava la venida de turistas". Califíquense ustedes mismos. Pero es que además el Gobierno, la consejera de Turismo, del Partido Popular, dijo aquí: "en Canarias es imprescindible esta supresión de las tasas aeroportuarias, pero sobre todo necesitamos que lleguen al 100% de esa reducción". Ya, claro, eso es un análisis ramplón de la historia. Porque decía: "en Canarias es imprescindible la supresión de las tasas aeroportuarias y debe -y atienda-, debe conseguir que se prolongue en el tiempo hasta el año 2012, como mínimo" -estamos en febrero del 2012-. ¿Qué hicieron ustedes? Decían una cosa y hacen la contraria: llegaron al Gobierno y lo primero que hicieron fue suprimir las bonificaciones.

Pero es que lo pedían ustedes, lo decían aquí. Pero, miren, no solo lo decían, es que llegan al Gobierno... Salieron ustedes, por cierto, en el 2004 mintiendo a los españoles y regresan en el 2011 también mintiendo a los españoles y ponen por encima sus intereses, su fobia, a los intereses de Canarias, a los intereses españoles: subida de impuestos, subida de tasas en Canarias, porque no solo han suprimido las bonificaciones sino que las han incrementado. Ustedes han incrementado las tasas.

Pero es que el señor Soria, que se dice...; decía: "erosionar al ministro Soria". Pero si él se erosiona solo, porque dice una cosa un día y por la tarde dice la contraria. ¿Cómo vamos a erosionar nosotros?: se erosiona solo.

Mire, y se lo digo, dice: "el Partido Popular... -(Mientras muestra un recorte de periódico a la Cámara.) y se lo digo, 3 de enero, en un periódico, foto-, el Estado garantiza las tasas aéreas"; al día siguiente las tasas aéreas suprimidas en el Boletín Oficial del Estado, porque el 4 de enero... Se puede decir lo que se quiera, pero en el Boletín Oficial del Estado se dice lo contrario, y se suprimen las tasas, las bonificaciones, se suprimen las bonificaciones. No solo se suprimen, sino que se incrementan las tasas en los aeropuertos de Gran Canaria... porque ustedes han aumentado las tasas en el aeropuerto de Gran Canaria y en el aeropuerto de Tenerife, las han aumentado a partir del 1 de enero de 2012. Y esa es la realidad. ¿No les gusta?, evidentemente no les gusta, porque ustedes están con la rodilla hincada a los pies de los intereses nacionales, no de los intereses canarios. Eso es evidente y ese es el primer... Claro, es que estábamos acostumbrados a un señor que todos los días daba un titular, pero que nunca cumplía, y ahora da el titular y es imposible cumplir. Pero, miren, por si tienen dudas, es que les leo lo que decía -él, no lo dije yo, lo dijo el ministro Soria-; decía: "el mantenimiento por parte del Estado de las bonificaciones de las tasas aéreas, una medida que, aprobada el viernes por el Consejo de Ministros -primera mentira, que no aprobó nada, todo lo contrario, las subió-, redundará en la llegada de mayor número de turistas al archipiélago". ¿En qué quedamos?: ¿esto redunda en que aumenta el turismo o en que no aumenta el turismo? Porque todos ustedes venían diciendo que era esencial para el aumento del turismo, y el señor Soria, ministro de Turismo, el día 3 de enero decía que redundaba. Pero, claro, es que él yo creo que está de oyente en el Consejo de Ministros y no se entera de lo que se aprueba, porque decir que se aprueban las tasas, que las bonificaciones y después resulta que cuando se publica el boletín no dice nada, pues, no dice mucho del interés del ministro Soria por los intereses canarios.

Pero, mire, mire, porque al final, al final, ustedes siempre dicen que es lo que dicen los periódicos, es lo que dicen otros, y yo, en esto de la tecnología uno puede ver lo que se dice y les voy a poner lo que dice el ministro Soria (El señor Cruz Hernández reproduce con su iPad las palabras de una intervención del señor Soria López). Escuchen: "...unas cuestiones que afectan a la evolución del sector turístico, fundamentalmente el cómo puede permanecer en el tiempo la disminución de las tasas aeroportuarias. Hay un compromiso de que esa diminución dure hasta el próximo mes de marzo de este año 2010, pero es claramente insuficiente. ¿Por qué? Pues porque los aviones, los aeropuertos, el sistema aeroportuario en Canarias es sustancialmente más importante aquí que en cualquier otra parte de España y el transporte aéreo es el único método que tenemos para entrar o salir de Canarias. No hay grandes autopistas, no hay trenes de alta...". ¿Lo conocen? (Risas en la sala.)

Claro, en el 2010, en el 2011, se dicen muchas cosas y cuando se llega al Gobierno, se dice lo contrario. Y eso que ustedes decían, que acusaban al Gobierno socialista... ¿Recuerdan aquello del sablazo, aquello...? Pero es que el sablazo eran bonificaciones a las tasas aeroportuarias, eran ayudas.

Y ustedes dicen, "oiga, es que no mejora la competitividad, no es bueno para Canarias". Pero ¿cómo pueden decir eso? Ya el consejero se lo ha demostrado claramente: se han incrementado los recursos, se han incrementado los ingresos del Estado, los ingresos de AENA. Se ha incrementado la subida de turistas, se ha incrementado el tránsito de nuestros aeropuertos, ha mejorado para todos, las bonificaciones a las tasas aéreas.

Pero es que ustedes dicen: "oiga, es que eso no es un...". ¡Pero es que además es un derecho!, porque les recuerdo que el artículo 4.4 de la Ley del REF, de la ley de 1994, dice claramente que las bonificaciones al transporte no son una bonificación que ustedes puedan hacer; no, dice que tienen que ser diferentes y reducidas con respecto a las del resto del territorio nacional. ¡Lo dice, para Canarias, y ustedes ahora no lo quieren aplicar, no lo quieren aplicar!

Y han aumentado las tarifas, miren, en el aeropuerto de Gran Canaria y en el aeropuerto de Tenerife Sur. Los más importantes en Canarias desde el punto de vista de entrada de turistas. Estaban en categoría 2, el Gobierno socialista acuerda ponerlos en la categoría 3. ¿Eso qué significa? Que las tasas de entrada son casi un 50%, porque los equipara al aeropuerto de La Palma, al aeropuerto de Lanzarote y al aeropuerto de Fuerteventura, que reciben una cuestión similar. Y además para no hacerse la competencia entre los mismos aeropuertos. Y ustedes, a partir del 1 de enero, no solo reducen la tasa sino que la aumentan, porque han vuelto a poner al aeropuerto de Gando y al aeropuerto de Tenerife Sur en categoría 2. Les han incrementado el 50% de todas las tasas que pagan las aeronaves que aterrizan en esos aeropuertos. ¿Y ustedes me vienen a decir que ustedes defienden los intereses de Canarias y que el adalid, el que va a defender a Canarias y tenemos que confiarnos, es el ministro Soria? Mire, lo haremos con los hechos, con el Boletín Oficial, porque las palabras ya las ha visto: los titulares de prensa, un día por la mañana, otra cosa por la tarde. Lo que decía en el 2010 ya en el 2011 no sirve y en el 2012 menos. Lo que decía la consejera, aquí, de Turismo, del Partido Popular, eso era porque estaba el Gobierno socialista; cuando llega el Gobierno del PP, no. Lo que hacía el Gobierno socialista sí lo hizo. Le recuerdo, 2009, 2010 y 2011.

Por lo tanto, señoría, el mantenimiento, el restablecimiento de bonificaciones, de reducciones en las tasas aéreas es un derecho de esta comunidad autónoma y, por lo tanto, se tiene que hacer, se tiene que negociar. Y, señor consejero, usted no contará con el apoyo del Partido Popular, pero con el apoyo del Partido Socialista y con el apoyo de Coalición Canaria, como le han manifestado, el Gobierno tiene apoyos suficientes para exigir un derecho que tiene la Comunidad Autónoma de Canarias ante el Gobierno de España. Estamos en una situación difícil, hay que consolidar nuestros aeropuertos. Tenemos que garantizar la competitividad de nuestros aeropuertos, y eso solo se hace con decisiones en el Boletín Oficial del Estado y decisiones reales del Consejo de Ministros y no lo que nos diga un ministro en un periódico.

Por lo tanto, hay que apostar, hay que seguir trabajando. Las bonificaciones no ocasionan reducción de ingresos; al contrario, un mayor tráfico que da lugar a mayores ingresos. Necesitamos seguir haciendo un esfuerzo con nuestro turismo, con nuestra economía, para que podamos salir hacia adelante, y en eso no contamos con la ayuda del Partido Popular, desgraciadamente. Se lo digo con sinceridad: desgraciadamente, porque si el ministro Soria, y el Partido Popular, solo fuera fiel a sus palabras y a lo que ha dicho aquí, en el Parlamento, y a lo que ha dicho y está en los vídeos, lo que ha dicho el señor Soria antes y después, estaríamos en otras condiciones. Y yo les animo a que cumplan con la palabra, con la palabra dada, y por una vez rectifiquen, rectifiquen. Equivocarse es de humanos, meter la pata es de humanos; ahora, mantener la pata no es de humanos, mantener la pata es de cabezonería, y yo creo que hay mucha cabezonería y mucho sinsabor en el señor Soria por lo que pasó en Canarias y ahora quiere castigar a esta tierra.

Señorías, señores diputados, es conveniente que nos atengamos a la situación, y la situación es que las bonificaciones, las tasas aeroportuarias, tienen que ser reducidas en esta comunidad autónoma. Y ahora está en manos de ustedes, cumplan, aunque sea por una vez, con Canarias; cumplan, aunque sea por una vez, con el sector turístico, y sobre todo cumplan con los canarios y las canarias. Ellos se lo agradecerán y nosotros también.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio Cruz.

Señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, ordenación del territorio, don Domingo Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señoría, mi intervención anterior se limitó exclusivamente a dar unos datos, entendemos, absolutamente objetivos, pero obviamente sometidos al contraste -cómo no-, al que me presto en cualquier momento con todas sus señorías, porque son datos calculados, datos a partir de todos los parámetros de que disponemos. Y, por tanto, he hecho una intervención en la que para nada he mezclado ninguna otra cuestión que no fuera la objetividad de lo que estamos tratando en estos momentos. No he oído aquí rebatir ninguno de esos datos; por tanto, les invito a que los analicen -son datos sencillos, simples, porque los he dado muy agregados-, a que los analicen y saquen las conclusiones. Yo no he hecho aquí de transmisión de ninguna cantinela; en absoluto, estamos hablando de lo que estamos hablando. Y nadie ha hecho cantinela de este asunto, esto es un asunto tremendamente importante en Canarias y lógicamente el presidente lo trata con la importancia que eso tiene, y todo el Gobierno, pero nunca, en ningún momento, se ha oído al Gobierno decir que las tasas, las nuevas, las que vengan para el futuro, pues, tengan que ser de la misma estructura o de distinta estructura. Aquí nadie ha dicho el color que tiene que tener el gato, nos importa igual que sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones, ¿no? Lo importante es que nuestros aeropuertos sean competitivos y para eso hay que bajar los precios. Porque, miren, en Economía hay una ley -yo mucha Economía no estudié, no me gusta mucho, pero alguna sí-, hay una ley que es lo primero que estudia uno, que es la ley de la oferta y la demanda, aquella curvita muy sencilla que es que cuanto más caras son las cosas, menos se consume. Así de sencillo y de claro y, por tanto, cuando se quiere producir un consumo, cuando se quiere lanzar un producto, lo que hay que hacer es bajar su precio; y si encima bajando su precio no se pierde dinero sino que se gana, pues, mire, blanco y en botella... ya se sabe. Me parece que lo demás es querer rizar demasiado el rizo.

Lo importante, efectivamente, aquí no es solo ya lo de las tasas aéreas. Esto pone de manifiesto, efectivamente, que en Canarias tenemos que decidir sobre la gestión de nuestros aeropuertos y mucho más cuando son absolutamente competitivos, es decir, mucho más cuando encima de que cubren los déficits de las islas que tienen una doble insularidad y que tienen unas economías de escala muy precarias y consecuentemente tienen unos aeropuertos deficitarios, cubren esos déficits y encima se gana muchísimo dinero, con la puerta de entrada principal y única, casi, que tenemos en nuestras islas. Por lo tanto, lo importante, efectivamente, es la cogestión de los aeropuertos, señoría, lo importante es la cogestión de los aeropuertos. No solo incluso con la participación de las administraciones canarias, sino también de los operadores y de los usuarios de los aeropuertos, que puedan decir si están satisfechos con el servicio que reciben o no y si tienen que ser más competitivos en una o en otra cuestión, si el combustible es barato o es caro y si el servicio que se da a los pasajeros es el correcto o no. Eso es lo importante. Por eso, eso se lo he trasladado a la ministra competente en esta materia, la ministra de Turismo. Le he dicho que lo importante, además de las tasas, que es una cuestión coyuntural, porque si tenemos la cogestión de los aeropuertos, seguro que se va a producir un abaratamiento de los mismos, es precisamente que podamos acceder a la cogestión de los aeropuertos.

Señor Román -acaba de salir pero seguro que me oye-, no son 1.500.000, no ha sido 1.500.000 el incremento de turistas, ha sido 4.500.000, con lo cual, pues, todavía el resultado es mucho más. Y el resultado efectivo es el 14,6% más de turismo.

¿Y de dónde viene ese turismo? Podemos discutir si es más como consecuencia de la crisis árabe. Se ha evaluado eso en 300.000, con un estudio, con un trabajo, y en tanto que no haya otro mejor, debemos decir, debemos darle credibilidad a lo que ha dicho el presidente de la Organización Mundial del Turismo o a lo que ha calculado Promotur, mientras no haya otro estudio que lo contradiga, y si son 300.000 o si son 350.000 o 400.000. Pero lo que está claro es que el abaratamiento de los aeropuertos, señoría, incide directamente en el coste del paquete del visitante y consecuentemente, si el visitante puede venir siéndole más barato, vendrá mucho más que si le es más caro. Lo mismo que si su economía está mejor vendrá más que si está peor, pero son elementos de toda una cadena. Pero hay un elemento de la cadena esencial, que es el coste de los servicios que damos en Canarias al turismo para que venga turismo, es decir, que seamos competitivos, además de hacer una buena oferta, que seamos también competitivos. Y eso lo sabemos todos aquí, señorías. Señora Montelongo, eso lo sabe usted también muy bien, yo la he oído a usted muchas veces hablar de este asunto, y, por tanto, es esencial el abaratamiento.

Por tanto, primera conclusión que debemos tener: ¿estamos de acuerdo o no con que las tasas aeroportuarias en Canarias deben reducirse? Luego ya veremos cómo, cuál es la estructura.

Voy a pasar por alto eso de ramplón o de la cabeza y tal. Yo la cabeza mía la tengo cada vez más vieja, eso sí es verdad, pero, como eso es un mal que nos afecta a todos, no me preocupa mucho. Entonces decirle, señoría, ¿que es verdad que las tasas tenían fecha de caducidad? No. Es verdad que los Presupuestos van de año a año y que lógicamente lo que va bien en un ejercicio presupuestario se lleva a otro. Pero ustedes aprobaron un real decreto el 30 de diciembre con una serie de medidas, y con fuerza de ley, porque un real decreto-ley tiene fuerza de ley tan pronto como se convalide, como así pasó en el Parlamento luego, y pudieron haber prorrogado al menos esas tarifas, esas tasas, al menos hasta que hubiésemos discutido cuál era la estructura nueva. Como así pareció, como así nos lo creímos cuando el señor Soria llamó al presidente del Gobierno para decirle que las tasas estaban prorrogadas. Todos nos quedamos tranquilos, pero a la semana siguiente la cosa cambió. ¿Por qué cambió?, porque se dieron cuenta de que, efectivamente, no lo habían puesto en el real decreto. Y eso pasa porque a veces los reales decretos llegan al Gobierno sin estudiarlos muy bien, llegan desde los funcionarios, se olvidan y omiten algo, se aprueba el real decreto y cuando nos damos cuenta hemos metido la pata. Pero eso se arregla muy fácil sacando otro real decreto de prórroga, que es lo que tenían que haber hecho, en tanto no hubiese un estudio mejor que dijera cómo teníamos que hacer la nueva estructura de las tasas.

Porque se dice, "no, no, es que las tasas no podemos prorrogarlas porque son discriminatorias". ¿Discriminatorias para quién? Yo me leo y releo el Boletín Oficial del Estado y lo que veo son condiciones, no veo ningún nombre, ninguna marca de ninguna empresa. El que acepte las condiciones de abrir nuevas rutas, el que acepte las condiciones de traer más turistas, el que acepte las condiciones de lanzamiento -porque para eso han sido estas tarifas-, el que acepte las condiciones de lanzamiento, el que me dé el objetivo que quiero, es el que se lleva el beneficio que estoy propiciando con ese tema. Lógicamente el que no, pues, no se lo va a llevar.

Mire, con carácter general fueron aumentadas las bonificaciones aéreas en el año 2010 del 15%, con la Península, del 15 al 30%. ¿Sabe cuál fue esa cuestión general, el resultado?: pues que las compañías disminuyeron frecuencias y disminuyeron plazas ofertadas. Ese fue el éxito de ese resultado. Que no digo que en este caso, en este momento, no pudiese ser interesante, pero lo que es verdad es que las cosas van dirigidas con un objetivo y con un objetivo se diseñan. Y las tasas están diseñadas no pensando en una compañía ni en otra, da igual que se llame Ryanair, que se llame EasyJet, que se llame quién sea. Lo importante es que cumplan con el objetivo de lanzamiento, que para eso se hicieron.

¿Y que ahora es necesario afianzar ese lanzamiento, afianzar lo ya lanzado? Claro que sí y seguir lanzando aquello que se puede seguir captando más, pero sabemos que cuanto más hayamos captado, más difícil será, más complicado, más coste marginal tendrá el poder conseguir más pasajeros.

Señoría, yo le he oído a usted, está publicado -doña Águeda Montelongo-, está publicado, se lo leo aquí, y dice: "la consejera de Turismo del cabildo, Águeda Montelongo, envió un comunicado en el cual destacó el impulso que estas dos nuevas rutas reportarán a Fuerteventura, de low cost británicas, ofrecerán precios muy competitivos. Además de eso, pues, presentó la Guía de Ryanair para el año 2010", etcétera, etcétera; es decir, con compañías concretas que dan un resultado concreto, y yo eso lo he aplaudido... (Ante una indicación que efectúa la señora Montelongo González desde su escaño.) Sí, sí, para todo el mundo no, para Ryanair y para EasyJet, usted lo hizo para Ryanair y para EasyJet, y a mí me parece bien, siempre y cuando, siempre y cuando den el resultado que tienen que dar. Y eso no es ir contra la competitividad; al revés. A lo mejor esas cuestiones puntuales realizadas desde los cabildos con subvenciones concretas y directas sí que pueden rayar en una competencia desleal, ¿pero, una tarifa genérica para todo el mundo, qué competencia desleal ni qué nada? Eso es competencia, no desleal, ese apellido no existe.

Pero, señoría, estamos de acuerdo, insisto, en que se debe, se debe hacer una modificación de la estructura de tarifas. Pues sí, pero, mientras tanto, ¿por qué las dejamos suspendidas, que lo que creamos es una incertidumbre? Lo que hay que hacer es prorrogarlas hasta que tengamos claro qué estructura nueva se va a poner. E insisto, da igual quién sea el beneficiario, lo importante es el resultado que nos tenga que dar, y podemos discutir sobre ese resultado. Y eso es lo que hay que hacer; el resto es todo fuegos de artificio. Y yo no he nombrado aquí para nada al señor Soria -a quien le tengo en lo personal un afecto, un buen afecto en lo personal-, yo aquí no lo he nombrado para nada porque en este asunto, salvo esa comunicación que el señor Soria le hizo al presidente del Gobierno ratificándole y garantizándole que las tasas iban a continuar y que nos dejó tranquilos, y se lo agradecimos, pero, salvo eso, esto no es una cuestión estrictamente turística, es una cuestión del Ministerio de Fomento, y por eso he dicho que he tratado con la ministra este asunto y le he pedido que este asunto esté en lo más alto de la agenda del ministerio, porque es que, efectivamente, la competitividad de nuestros aeropuertos tiene que conseguirse por uno u otro medio, con las políticas de fomento que tiene esa competencia. Por tanto, yo no he establecido ninguna cuestión.

Y eso de la rodilla hincada -ya termino, señorías, permítanme-, mire, yo voy arrastrándome donde sea si tengo que conseguir un objetivo, pero nunca hinco la rodilla al ministro de ultramar o a quien sea. ¡Nunca!, eso nunca, señoría. Quizás, a lo mejor, otros tendrán que decir todos los días, "señor, sí, señor"; yo no, un nacionalista como yo, nunca.

Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, don Domingo. Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0210 Sobre las bonificaciones aéreas en 2012.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico