Diario de Sesiones 23/2012, de fecha 14/2/2012
Punto 18

· 8L/PO/P-0234 Pregunta de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre receptividad en las empresas a la implantación de los planes de igualdad, dirigida al señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

El señor presidente: Siguiente pregunta, de la señora diputada doña Flora Marrero Ramos, del Grupo Nacionalista Canario, dirigida al señor consejero de Presidencia y Justicia.

Doña Flora.

La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, como usted sabe, en el Informe de Impacto de Género de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma del 2012, en la página 12 se señalaba que en Canarias existe una población desigual en cuanto a las condiciones de participación de mujeres y hombres en la sociedad, en la economía, en el poder de decisiones, en el mercado laboral y en la política. Su consejería es una consejería transversal y tiene la responsabilidad de la integración de la perspectiva de género en todas sus políticas y acciones. Usted sabe perfectamente que en el ámbito estatal la Ley de Igualdad, del 2007, entre hombres y mujeres obliga a los planes de igualdad en las empresas de más de 250 trabajadores y trabajadoras y sabe usted perfectamente que en Canarias existen muy pocas empresas de más de 250 personas asalariadas. Usted sabe perfectamente que la Ley de Igualdad canaria entre mujeres y hombres del año 2010, en su artículo 30.4, señala que las empresas radicadas en Canarias con plantilla superior a 50 trabajadores adoptarán medidas de acción positiva dirigidas a eliminar cualquier tipo de discriminación por razón de sexo y -una cosa importante- teniendo en cuenta las características particulares de cada una de las siete islas canarias. Y además en el punto 5 señala que las administraciones públicas -y ahí es su responsabilidad- fomentarán planes de elaboración de igualdad en aquellas empresas que no están obligadas por la legislación estatal, prestando apoyo y asesoramiento.

Por ello, señor consejero, le planteo la siguiente pregunta: ¿desde el Instituto Canario de Igualdad qué receptividad existe en las empresas en cuanto a la implantación de los planes de igualdad?

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Flora Marrero.

Señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, señor Hernández Spínola.

El señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad (Hernández Spínola) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Me pregunta usted por la receptividad, y tengo que decirle que la receptividad es escasa, muy escasa. Los planes de igualdad que se han examinado hasta ahora son poco ambiciosos y muchos de ellos ponen de manifiesto que se han hecho solo para cubrir el expediente. Esa es la realidad.

El problema radica no solo en la resistencia de las empresas por romper las discriminaciones hacia las mujeres trabajadoras; también el problema está en la falta de sensibilidad de los comités de empresa en las empresas canarias. Esa es la realidad.

Desde que entró en vigor la Ley de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, la Ley Orgánica del año 2007, por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se han venido realizando campañas, campañas anuales insistiendo en la necesidad de elaborar planes de igualdad. Le voy a dar un dato: año 2011, en el año 2011 se han realizado 12 requerimientos para la elaboración de esos planes en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 7 en la provincia de Las Palmas. En total, aproximadamente unos 40 expedientes se han tramitado para verificar cuántas empresas tienen esos planes de igualdad.

Mire, como usted ha señalado, el artículo 45 de la ley orgánica del año 2007 establece que los planes de igualdad son obligatorios para aquellas empresas que tengan más de 250 trabajadores. Esto supone ni más ni menos que esa obligación legal afecta a muy pocas empresas canarias.

No le corresponde al Instituto Canario de Igualdad velar por la vigilancia y el cumplimiento de esos planes de igualdad. Le corresponde a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, como he indicado. Lo que sí le corresponde al instituto, lo está haciendo y lo va a hacer, es fomentar, fomentar, esos planes en empresas de cuantía menor de trabajadores, de menores de 50 trabajadores, de tal forma que se acabe de una vez por todas con la discriminación que existe y que padecen las mujeres por razón de sexo.

Por tanto, vamos a continuar con el trabajo que tenemos en marcha, vamos a seguir insistiendo y publicando, como hemos hecho en la página web; hemos publicado una guía para la elaboración y para la implantación de esos planes de igualdad en las empresas.

Yo concluyo señalando, señoría, tengo que ser sincero, queda mucho camino por desarrollar, creo que hay mucho que avanzar. Falta concienciación en la sociedad canaria, en los agentes sociales y económicos y, por tanto, tenemos que redoblar los esfuerzos y vamos a perseverar para que la situación revierta y cambie.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Doña Flora, sí. Le queda a usted casi un minuto.

La señora Marrero Ramos (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, desde luego que pocas veces se ha visto en esta Cámara un grado de franqueza como el que usted ha expuesto en este momento. Generalmente por parte del Gobierno se suelen decir las cosas positivas de su gestión, se reconocen también los errores, pero desde luego le agradezco la sinceridad, le agradezco la franqueza con la que ha expuesto la dificultad de elaborar los planes de igualdad en las empresas, adaptados a la realidad canaria. Por eso señalaba lo de los 50 trabajadores y que se tuviese en cuenta a cada una de las islas. Y desde luego es una mala noticia que usted diga en esta Cámara que ha encontrado poca receptividad por parte de los comités de empresa, poca concienciación, que se está haciendo solamente para cubrir el expediente, y yo lo único que le quiero transmitir es que usted tiene dos leyes que le avalan: la ley del año 2007, la ley del año 2010. Y desde luego usted tiene un reto, y además sé que ha cogido el guante, de que en esta crisis tenemos que salir con más igualdad.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Flora Marrero.