Diario de Sesiones 23/2012, de fecha 14/2/2012 - Punto 29

· 8L/C-0150 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la Formación Profesional.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la Formación Profesional.

Para la primera intervención y formulación de la comparecencia, por parte del Grupo Socialista, doña Rita Gómez, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente. Buenas tardes a todos y a todas. Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, a lo largo de esta legislatura preveo que vamos a tener que hablar muchísimo de Formación Profesional por la realidad que nos rodea y por muchas otras cuestiones que queremos abordar desde el Grupo Parlamentario Socialista en esta comparecencia.

Ya ha habido varias iniciativas de Formación Profesional, ha habido preguntas, con respecto a las reformas que planteó en su momento el Partido Socialista, el Gobierno socialista, y reformas que deseamos que hoy se mantengan por ser beneficiosas y por estar acordes a la Estrategia 2020, a la estrategia europea que se mantenga por el nuevo Gobierno del Partido Popular.

Digo que tenemos que seguir hablando de que vamos a debatir muchísimo de Formación Profesional por esa realidad, por esa crisis económica y social, donde la formación, donde la educación juega un papel importante. Porque tenemos que hablar, como dijo la portavoz de Nueva Canarias el viernes pasado en la Comisión de Empleo y como apoyó la consejera de Empleo, Margarita Ramos, de que de la formación se tiene que empezar a hablar ya, si no desde el aspecto educativo, que se ha dejado de hablar, o no se le ha dado muchísima importancia, ya en términos económicos, por la importancia para el sistema productivo y sobre todo en nuestra comunidad, con los últimos resultados sobre el número que cada vez asciende de desempleados en Canarias y por el desempleo juvenil, que estamos doblando la media española y asciende en torno a un 49%.

Señor consejero, nos encontramos ahora mismo en un punto donde hemos concluido, o se ha concluido, el anterior plan, el del 2009-2012. Tendrá la consejería, tendrá el Gobierno las conclusiones de las cinco líneas estratégicas que componían el Plan Canario de Formación Profesional. Por lo tanto, estamos en un momento en que se sabe lo que ha sido bueno, lo que ha tenido resultados positivos, pero también lo que hay que mejorar y lo que se ha de cambiar, por lo tanto, lo que no podemos seguir repitiendo porque ha tenido unos resultados negativos.

Por lo tanto, en esta primera intervención le pedimos, señor consejero de Educación, le pedimos que nos traslade al Parlamento, le pedimos que traslade a esta Cámara, los resultados de toda esa evaluación, que se ha trasladado también al consejo mediante un informe, al Consejo Canario de Formación Profesional, cuáles han sido esos resultados, cuáles han sido las opiniones de las distintas asociaciones, colectivos y miembros del Consejo de Formación Profesional de Canarias y sobre todo nos gustaría que nos trasladase cuál ha sido el trabajo y cuál va a ser la coordinación entre empleo y formación, entre empleo y educación. ¿Por qué? Porque estamos cansados de escuchar permanentemente que formación va ligada al empleo y que hablar de empleo es hablar de formación; sin embargo, hasta ahora pareciera que las dos áreas de gobierno no estaban trabajando en el mismo camino. Creemos que es absolutamente necesario coordinar, y nosotros pensamos que coordinar desde el área de Educación todas las políticas de formación y las políticas también para el empleo, y le pedimos en esta primera comparecencia, pues, en esta primera intervención, que nos aclare ese trabajo en conjunto de todos los cursos de formación, pero sobre todo que nos haga una exposición de lo que ha sido el plan que ha finalizado ya y que estamos ahora mismo en el punto de inicio de diseño del siguiente Plan de Formación Profesional de Canarias 2013-2016. Creo recordar que ese es el periodo de tiempo.

Por lo tanto, un tema bastante interesante si tenemos en cuenta y si le damos realmente la importancia que le damos en el discurso, si lo llevamos a la práctica, y realmente la única salida, creo, en esta situación, la única salida con garantías de esta grave situación económica y social que atraviesa mucha gente y sobre todo que están atravesando muchísimos canarios.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, el señor vicepresidente y consejero de Educación, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Señor presidente. Señorías.

Efectivamente, como se ha dicho, hemos concluido una fase primera del trabajo, estamos en otra muy distinta, y me plantea la señora diputada dos cosas en relación a esas dos fases: primero, cómo ha concluido la evaluación del trienio 2009-2012 y cuáles son las bases en que se sustenta la planificación del siguiente trienio.

Efectivamente, el 16 de noviembre se celebró la reunión del Consejo Canario de Formación Profesional, donde se presentó el informe de evaluación. Creo que -y debo aquí sacar una lanza a favor de los técnicos que lo elaboraron- se hizo una evaluación muy precisa, muy detallada, del grado de cumplimiento que habían podido tener las cinco grandes líneas estratégicas. Se hizo además de manera exquisita, en el sentido de que se huyó por parte de los técnicos evaluadores de hacer juicios de valor y centrarse realmente en el análisis, diagnóstico de resultados. Esto dio lugar, lógicamente, a que los miembros del correspondiente consejo, tanto los representantes de los agentes sociales y económicos como los representantes del Gobierno y los representantes del Consejo Escolar de Canarias, hicieran luego sus valoraciones, enriquecieran el informe con sus aportaciones.

Un mes después, ya finalizando diciembre, se dio por aprobada la valoración. La valoración está al alcance de todos ustedes, es un documento público, y lo que voy a hacer ahora es resumirlo de manera muy breve, pero sí creo que merece la pena que sea conocido y que sea leído, porque constituye en gran medida el pilar sobre el que se cimenta buena parte de lo que va a ser la factura del nuevo plan.

Bueno, se valoraron las cinco grandes líneas, como decía: el impulso de la Formación Profesional en Canarias; el desarrollo del sistema integrado de cualificación y Formación Profesional, que era la segunda línea; también el sistema integrado de formación y orientación profesional y laboral que facilite el empleo a lo largo de la vida, en tercer lugar; la orientación de la Formación Profesional a las necesidades de la economía canaria y a las demandas de la población; y promover los sistemas de gestión de la calidad en la Formación Profesional en Canarias.

No sé si tendré tiempo, supongo que será muy justito, pero sí tengo que decir que para cada una de estas líneas se establecieron las fortalezas, se establecieron las debilidades, los cumplimientos y los no cumplimientos.

Quizás la conclusión inicial, donde hay coincidencia plena por parte de todo el mundo que compone el Consejo Canario de la Formación Profesional -sindicatos, empresarios, Administración, Consejo Escolar-, es que, efectivamente, el utilizar las líneas estratégicas que en su día fueron utilizadas fue un acierto. Por tanto, no se pone en cuestión el esquema de elaboración del anterior plan sino lo que se ha hecho es entrar en el análisis del cumplimiento y de la situación actual.

En mi opinión, de manera muy general y antes de entrar en cada una de las cuestiones, creo que el tiempo ha cambiado muy rápido y que efectivamente, independientemente del grado de cumplimiento o de incumplimiento de cada una de estas líneas, este plan ha quedado desfasado muy pronto, no por las líneas estratégicas sino por las medidas que incorporaba y por, lógicamente, los desfases que la realidad social y económica ha introducido. De ahí que en el diseño y en el desarrollo del nuevo plan, proceso en el que nos encontramos y que luego trataré de comentar algunos pormenores, lógicamente nos encontramos ante una realidad que tiene muy poco que ver con la que encontrábamos -¡parece mentira!- hace apenas unos años, en el año 2008.

Con respecto a la valoración general, bueno, en cuanto a la primera línea estratégica, prácticamente el alumnado de Formación Profesional permaneció relativamente constante en los últimos años, en torno a las 30.000 personas matriculadas, y el número de acuerdos entre empresas y centros educativos para la realización de los módulos de formación en los centros de trabajo se mantuvo en torno a los 5.600 acuerdos por curso escolar.

En relación a la segunda, efectivamente, no se han creado todavía los centros integrados de Formación Profesional en Canarias. Sigue siendo esta una de las grandes asignaturas pendientes.

Y el número de titulados de Formación Profesional pasó de 8.153 en el curso 2009/2010 a 8.808 en el curso 2010/2011, lo que supuso un aumento del 8%. El número de personas que obtuvieron certificados de profesionalidad aumentó de 1.264 en la primera de las fechas a 1.892 en la segunda, lo cual significa prácticamente un 50% más, debido sobre todo a la generalización de los Programas de Cualificación Profesional Inicial. Y también el porcentaje de grupos autorizados de Formación Profesional Inicial, basado en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, pasó del 27% en el primero de los cursos al 40 en el 2010/2011, para subir al 55% en el curso actual. Todo ello debido a la generalización de los Programas de Cualificación Profesional Inicial y a la implantación de los títulos de Formación Profesional de la LOE.

Con respecto al impulso de un sistema integrado de información y orientación de la vida profesional y laboral, las entidades e instituciones que validan el nuevo modelo integrado de información y orientación integral aumentan de 14 a 22, del 2009 al 2011. No se han llevado acciones de difusión de los servicios de orientación y apenas intercambios o participaciones en programas nacionales o internacionales de orientadores, era una de las debilidades principales. Y aumentó también el uso de los recursos informáticos de la Formación Profesional de manera ostensible.

Con respecto a la orientación profesional a las necesidades de la economía canaria y a las demandas de la población, aumentó el número de centros de Primaria y Secundaria con programas de fomento del espíritu emprendedor; se incrementó el número de proyectos innovadores y de innovación relacionados con la Formación Profesional; disminuyó el número de acciones formativas con contenidos de gestión empresarial, y hay 12 ciclos que imparten en régimen a distancia el curso de especialidades en el curso 2010/2011.

En cuanto a la promoción de los sistemas de gestión de calidad de la Formación Profesional de Canarias, también aumentó el número de docentes de Formación Profesional Inicial que participaron en acciones formativas, aunque no se han convocado estancias formativas de docentes en empresas en los últimos años y apenas se han registrado variaciones significativas en el grado de satisfacción del alumnado y profesorado de Formación Profesional Inicial, siendo el grado de satisfacción positiva del alumnado en torno al 70%; y el del alumnado de Formación Profesional Inicial, sobre los recursos didácticos, entre el 62 y el 72%.

Este es un poco el balance general. Como saben ustedes, nos encontramos hoy, entre uno de los problemas más acuciantes, con un profundo desfase de la oferta formativa. Tenemos titulaciones, como hemos reiterado en otras ocasiones, que están saturadas de demanda, quizá en el malentendido de que ahí hay importantes salidas laborales, y otras que, por el contrario, apenas pueden llenar las plazas que se ofertan, del orden de 2.000 plazas están sin cubrir en la actual Formación Profesional. Quiere decir eso que o bien es preciso cambiarlas en cuanto al tipo de titulaciones, la clase de titulaciones en el plan siguiente, o bien realmente hay algún problema que no se ha podido detectar, cosa que me extraña.

En cualquier caso, las perspectivas de futuro son claras. Hemos iniciado ya la elaboración del nuevo trienio 2013-2016. Creo que está bien tramado en cuanto a lo que son los referentes en los que se funda: la Estrategia europea 2020, el Mapa nacional de la Formación Profesional y la Estrategia Canaria de Formación y Empleo 2012-2014. Hemos asegurado, en esa elaboración, la participación de todos los agentes implicados. Como saben ustedes, lo estamos haciendo en estos momentos en cada una de las islas, a través de sus consejos insulares de formación y empleo, lo estamos llevando a los centros educativos y a las distintas administraciones públicas, municipios y cabildos. A lo largo de estos meses concluirá esa fase previa, insular, de análisis insular. Nos permitirá un diagnóstico muy exhaustivo de la realidad de la demanda -laboral, económica, etcétera-, isla a isla, comarca a comarca, municipio a municipio, y en virtud de ello vendrá la segunda fase propiamente de elaboración. Fase que debe concluir en el mes de julio, porque, aunque el plan se inicie en el 2013 oficialmente, el curso se inicia en septiembre del 2012. Por cierto, hay una página web abierta desde el 13 de febrero para todo el mundo que quiera decir algo sobre la Formación Profesional, que es una herramienta más de participación abierta a todo el mundo, y les invito a que la visiten y por supuesto a que colaboren y participen en la elaboración y la confección del nuevo plan.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Rosa Hernández, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Hernández Jorge: Buenas tardes de nuevo.

Entendemos que la formación, que la educación en su sentido más amplio, es un tema acuciante hoy para los canarios y para las canarias. Es una urgencia revisar las actuales políticas educativas y las actuales políticas de educación.

El actual panorama canario en materia de formación y en materia de empleo deja claro, con los datos en la mano, que la no posesión de una cualificación profesional representa un serio obstáculo para encontrar empleo. Y también dejan claro estos datos las altas tasas de desempleados sin cualificación. No en vano la Unión Europea insiste en el hecho de que el futuro de los países de la Unión, para mantener sus niveles de desarrollo económico y social, pasa por la formación de su ciudadanía, hasta el punto de que prevé que solo el 15% de los empleos sean para personas sin cualificar o, lo que es lo mismo, que el 85% de los empleos que se generen serán para personas con cualificación.

Por tanto, en este sentido entendemos que la educación y que la formación es un tema trascendental, en tanto en cuanto incide en la inserción social, en la inserción laboral y además tiene un alto impacto económico, hasta el punto de que creemos que la educación y la formación es la mejor política social, la mejor política económica y, por lo tanto, debe situarse como un eje prioritario en la agenda del Gobierno de Canarias. Una Formación Profesional como un elemento clave del sistema educativo canario, del sistema para fomentar el empleo, para responder a las exigencias de una nueva economía basada en el conocimiento; una Formación Profesional que necesita de una modernización, de una reestructuración, dándole un carácter más innovador, más dinámico y con una planificación que se debe hacer mirando al presente, sí, pero también mirando hacia el futuro, hacia la innovación y hacia el crecimiento inteligente. Una nueva FP que necesitamos en Canarias, orientada y que debe contribuir, por tanto, a incrementar los niveles de empleabilidad de los jóvenes y de la población adulta desempleada; una FP que debe contribuir, por tanto, al crecimiento económico, que debe responder a las demandas, a las necesidades de cualificación del mercado laboral y también a los nuevos yacimientos de empleo, así como a los sectores emergentes; y por supuesto también una formación que responda a las expectativas personales -a la vocación, al sentido que cada uno puede tener de lo que significa su promoción en el ámbito personal-.

Por tanto, creemos que es necesario tomar medidas, tomar medidas urgentes, que hay que ofertar más ciclos de Formación Profesional, que hay que revisar el mapa de la actual Formación, que hay que impulsar y agilizar el sistema de centros y poner en marcha los centros de Formación Profesional integrados y, en conclusión, por tanto, elevar la competitividad profesional, avanzar en la agenda de las nuevas cualificaciones y potenciar la autonomía de las personas mediante el desarrollo de capacidades a lo largo de su vida. Todo ello creemos, por tanto, que debe ser o que deben ser ejes fundamentales de la acción política...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña Marisa Zamora, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Zamora Rodríguez: Gracias, presidente. Señorías, consejero.

Desde luego cuando tratamos en esta Cámara de Formación Profesional siempre nuestro grupo parlamentario ha apostado por una reforma profunda de la Formación Profesional. Desde luego una Formación Profesional dirigida a las necesidades del mercado laboral, a los sectores emergentes, a los nuevos yacimientos de empleo; una Formación Profesional mucho más flexible, mucho más atractiva, mucho más dinámica, para que los jóvenes no se queden fuera de nuestro sistema educativo.

Y yo creo que la Formación Profesional no es un elemento cualquiera sino un eje fundamental del sistema educativo desde el punto de vista de las personas y desde el punto de vista socioeconómico. Desde el punto de vista de las personas porque debe ser un elemento clave, como dije antes, para que los jóvenes no abandonen el sistema educativo. Los jóvenes tienen que estar cualificados, tienen que estar preparados para enfrentarse con un futuro, para insertarse en el mercado laboral y poder tener un medio de vida adecuado. Pero también es necesario hablar de formación para el empleo, es decir, dirigido, es un instrumento poderoso para aquellas personas que no tienen empleo, que están desocupadas y que, por tanto, es necesario insertarlas en el mercado laboral. Pero también es un instrumento para aquellas personas que ya están ocupadas pero que quieren seguir formándose, quieren seguir preparándose, para tener un empleo mejor, más estable o mejor remunerado. Por eso hablamos también de formación permanente o formación a lo largo de toda la vida.

Pero también sirve para mucho más: sirve también para aquellas personas que han trabajado durante muchos años, tienen una experiencia, pero, sin embargo, no tienen ninguna cualificación, no tienen ningún título que les acredite. Por tanto, tenemos que seguir trabajando con el Instituto Nacional de las Cualificaciones.

Por tanto, estamos en la misma línea que se plantea Europa, en la misma línea de los acuerdos de Copenhague, en donde se insta a los países miembro a que, de alguna manera, combinen las políticas de formación con las políticas para el empleo.

Señor consejero, creo que es muy importante también potenciar, para conciliar la vida laboral y familiar, la formación no presencial o Formación Profesional a distancia y la Formación Profesional on-line, utilizando medios telemáticos.

Es importante también potenciar la movilidad de los jóvenes, no solamente entre las islas sino también con la Península y el extranjero.

Es necesario seguir potenciando las prácticas de los jóvenes en las empresas. No somos el modelo alemán, que tiene un sistema dual, un sistema de alternancia, ni el sistema francés, pero se ha roto ese aislamiento que había entre los centros de Formación Profesional y las empresas. Yo creo que son fundamentales esos 5.600 convenios que hay con empresas ya para que los jóvenes hagan sus prácticas allí. Hay que fomentar la emprendeduría. Y por eso se aprobó ese Plan canario de formación profesional, no como un plan estático, como un plan, sino como una ruta, una hoja de ruta para poder seguir trabajando en base a las singularidades de las personas, las singularidades de Canarias y las necesidades del mercado laboral.

Por tanto, le invito a que siga trabajando teniendo en cuenta los consejos insulares de empleo. Es fundamental tener en cuenta también lo que dice...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Popular, don Emilio Moreno tiene la palabra por tiempo de tres minutos.

El señor Moreno Bravo: Muchas gracias, señor presidente. Señorías. Señor consejero.

Se hace necesario repetir, aunque es bien sabido por todos, que la Formación Profesional constituye, evidentemente, un instrumento esencial y eficaz para adecuar la demanda a la oferta de trabajo en un sistema productivo como el nuestro, como el canario, abierto y en constante evolución. De ahí precisamente que todas las enseñanzas dirigidas a la capacitación en el ejercicio de las profesiones u oficios deben formar, sin duda alguna, parte de cualquier política de desarrollo económico.

Recientes investigaciones internacionales ponen en evidencia que a partir del año 2020 el 80% de los empleos a los que acceda la población activa y, en concreto, nuestros jóvenes requerirá, sin duda alguna, cualificación. Y eso evidencia, por tanto, que debamos modificar el sistema actual educativo, con el fin de proporcionar una formación capaz, una formación adecuada, para una inserción profesional y laboral correcta, pues a la postre ello se convertirá precisamente en una lucha contra el abrumador paro juvenil, que actualmente se encuentra en torno al 50%, y también permitirá, sin duda alguna, la empleabilidad de los parados de larga duración.

Y traslado a esta tribuna precisamente las demandas efectuadas por diversos colectivos sociales, donde se pone de evidencia precisamente que en Europa, a partir del año 2020, el 50% de la población activa requerirá, sin duda alguna, una cualificación profesional o una titulación media, frente al 35%, una cualificación superior o el 15% de personas con baja o ausencia de titulación o capacitación profesional. Sin embargo, está claro que en Canarias estamos muy lejos, estamos en las antípodas de ese nivel medio europeo, pues precisamente estamos en una cifra cercana al 70% de personas sin ningún tipo de cualificación, lo que evidentemente debe ser corregido sin duda alguna.

Se ha apuntado precisamente en esta comparecencia, de forma indirecta y tangencial, que una de las mejores maneras para invertir y salir de la crisis es precisamente invertir en Formación Profesional, invertir en formación. Lo que hace necesario, por tanto, que se actúe sobre los actuales itinerarios formativos, con el fin de aportar una enseñanza actualizada. Y sin duda alguna hay que adaptar y renovar esos programas de estudio. Esto es una cuestión, sin duda alguna, de emergencia social. Debemos eliminar precisamente esa distancia que nos separa de la Unión Europea en cuanto al alumnado que accede precisamente a los títulos de Formación Profesional de grado medio, mediante una oferta atractiva. Oferta atractiva que tome en consideración estos nuevos yacimientos de empleo emergentes, como son precisamente la investigación marítimo-pesquera, los empleos blancos, que están asociados a las demandas de atención social, los empleos verdes, ligados precisamente al cambio climático, como son el reciclaje o los servicios de conservación del medio ambiente, o también a los empleos azules, evidentemente relacionados con las nuevas tecnologías, precisamente con las tecnologías de la información y la comunicación. Pero importante, el Gobierno de Canarias deberá efectuar una actuación transversal, en la que se encuentren involucradas todas las consejerías que tengan competencias en materias de empleo, formación y economía, de tal forma que se ofrezca un modelo dual, una Formación Profesional dual, a semejanza de Alemania, Dinamarca y Austria, entre otras. Precisamente, la formación educativa deberá...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Socialista Canario, doña Rita Gómez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente.

Creo que coincidimos todos en los objetivos y en el reto que ha de marcar el nuevo plan de Formación Profesional, el nuevo Plan Canario de Formación Profesional 2013-2016.

Ha hablado, señor consejero, de ese desfase que ha habido en la evaluación de las cinco líneas estratégicas, del desfase que ha habido entre la oferta -hay vacantes unas 2.000 plazas, también las hubo en años anteriores-, y, sin embargo, frente a esto, nos encontramos a lo mejor con listas de espera en otros ciclos o para otras especialidades. Por lo tanto, yo creo que es un punto que se debe revisar, porque probablemente no se esté ofertando lo que la realidad demanda ni tampoco lo que el propio alumno, la propia persona, está demandando, por una actitud personal que comentaba la portavoz, una actitud personal y social que comentaba la portavoz de Nueva Canarias.

Es verdad también que las expectativas que en su día se crearon y se diseñaron o se marcaron con respecto a la Formación Profesional, pues, no se llegaron a alcanzar. Tendríamos que estar hablando hoy de una cantidad, de un número de alumnos, de titulados en Formación Profesional, que nada tiene que ver con lo que tenemos en la actualidad. Pero, dicho esto, no es verdad lo que estamos escuchando en estos días sobre... (Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, perdone.

Señorías, guarden silencio, por favor.

Prosiga.

La señora Gómez Castro: ...lo que estamos escuchando en estos días sobre que la Formación Profesional no está creciendo en número de alumnos y alumnas o que hay pocos titulados en Formación Profesional. Es verdad que no se han cumplido las expectativas pero creo que tampoco es verdad que sea ese tan bajo. En los últimos informes, en los últimos informes que tenemos, nacionales e internacionales, España ha reducido de manera notable las diferencias de partida con respecto a la OCDE, y eso hay que tenerlo en cuenta y hay que valorarlo en ese contexto. Aunque seguimos estando por debajo del promedio, se ha producido un crecimiento en el número de titulados de Formación Profesional, pasando, en mitad de los años 90, de un 62% a un 74% en el año 2009. Por lo tanto, tenemos que seguir todavía con mucho más esfuerzo y mucho más avance en la Formación Profesional, pero la situación no es tan catastrófica, no es tan negativa como se quiere dar a entender y como se está dando a entender en esta semana pasada, tanto en el Senado como en el Congreso, a raíz de peticiones y de la comparecencia del ministro, del nuevo ministro de Educación, sobre Formación Profesional.

Le preguntaban el otro día al ministro en el Senado, y le preguntaba una senadora, la senadora del Partido Popular por la isla de La Palma, sobre esa reestructuración de la Formación Profesional y me sorprendía, señor consejero, que el ministro hablara de la necesidad de "atractividad" de la Formación Profesional. Y le digo que me llamaba la atención y creaba cierta duda, cierta incertidumbre, porque si bien tenemos también que ofertar ciclos -ya lo hablaba el portavoz del Partido Popular-, ciclos que sean atractivos o que sean realmente adecuados a la realidad, al contexto socioeconómico que nos rodea, nos preocupaba el hecho de que el ministro y que el nuevo Gobierno esté intentando revalorizar, o hable de la palabra "revalorizar", algo que ya está valorado y que está siendo valorado por la sociedad como Formación Profesional. Y digo que me preocupaba porque tengo la impresión de que con esas nuevas medidas, que, como usted dijo esta mañana, pues, todavía no están concretadas y todavía no están diseñadas claramente, sí nos pueden alertar sobre los caminos a los que nos va a conducir la política educativa del Partido Popular. Lo digo porque con la segregación temprana, y por las declaraciones que ha hecho el ministro, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, pareciera que volvemos hacia atrás, pareciera que retrocedemos a aquellos lejanos y olvidados tiempos ya en los que pareciera que la Formación Profesional era aquel camino para los que no servían. Y espero que eso no vuelva a ocurrir, no vuelva a ocurrir en España, porque entonces todo lo que estemos hablando aquí, todo lo que hemos hablado esta mañana aquí, no tendría sentido alguno, porque estamos separando -ya lo dijo usted esta mañana, señor consejero-, estamos separando, estamos separando caminos y estamos poniendo a uno por encima del otro, cuando lo contrario es, como ha hecho, el esfuerzo, el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero en estos últimos ocho años, de enseñar y darle a la Formación Profesional la importancia que merece, en convergencia y acorde con la Unión Europea.

Decían también por parte del Partido Popular, y no es verdad y lo tengo que desmentir en esta Cámara, que el Partido Socialista no había cumplido con la Formación Profesional. Somos conscientes, somos conscientes los socialistas de que ese ciclo, de que esa etapa, de que ese sistema no se cerró. Salimos del Gobierno sin haber finalizado el tema, el área de Formación Profesional, pero se dieron y se han dado importantes pasos que espero y deseo que se sigan manteniendo. Importantes pasos para dar una formación de mayor calidad y más adecuada a las necesidades que demanda el sistema productivo. Medidas para ampliar la posibilidad de acceso, medidas para ampliar las ofertas de las enseñanzas, para flexibilizar la oferta y para mejorar -ya lo ha dicho usted hoy, que es una de las debilidades del plan anterior- la orientación y la información. Por lo tanto, nos preocupa a veces la ligereza con la que se están tratando estos temas de Formación Profesional y sobre todo que se intenten traspasar algunas líneas rojas que se habían marcado por toda la sociedad española y por toda la comunidad educativa.

Se repite mucho, y lo repite mucho el Partido Popular, el modelo alemán. Nosotros estamos de acuerdo y compartimos lo que es la formación dual, pero, sinceramente, creemos que el modelo alemán en Formacion Profesional no es la panacea. No es la panacea para la realidad socioeconómica de España y tampoco para la canaria. Por lo tanto, si bien compartimos todo lo que es la formación dual, creo que el modelo alemán no puede ser puesto claramente en Canarias, o puesto en España, porque las condiciones o las singularidades de cada sitio son diferentes.

Volviendo al plan, señor consejero, hay algunas cuestiones que nos han quedado en el aire todavía. Ha dicho usted que ya se está en el nuevo Plan 2013-2016. Aquí están las perspectivas de futuro. Es verdad que se cambia muy rápido, pero la realidad socioeconómica, la realidad que nos rodea, nos empuja a que tengamos que ir modificando ese plan. Y le queremos hacer una serie de preguntas que le pedimos que nos responda en la segunda intervención. ¿Cuál es el marco, el marco normativo, en el que se debe encuadrar el Plan Canario de Formación Profesional?

La participación ha anunciado usted que está siendo la deseada y la que debe ser. También hemos dicho siempre en este Parlamento que el anterior plan fue aprobado por unanimidad por toda la comunidad educativa, si bien generó muchísimos problemas en su puesta en marcha. Son muy importantes, como ha dicho la portavoz de Coalición Canaria, los consejos insulares de formación y empleo. Consejos insulares que se deben activar, porque ahí conocemos la realidad de cada una de las islas y conocemos las demandas. Por lo tanto, será difícil que se oferte Formación Profesional que quede vacante o que haya listas de espera para distinta Formación Profesional, porque cada isla es diferente e incluso, dentro de cada isla, cada comarca tiene sus propias especificidades, tiene sus propias diferencias, que deben tenerse en cuenta a la hora de elaborar el mapa profesional, tanto por la Consejería de Empleo como por la Consejería de Educación.

Es una pena, lamentamos que en Canarias a día de hoy carezcamos de la red de centros integrados. Ya lo dijo la portavoz de Nueva Canarias, no tenemos centros integrados en Canarias, ha sido uno de los objetivos y era uno de los objetivos del anterior plan y, sin embargo, no lo tenemos.

Y concluimos, señor consejero, en que la crisis no puede seguir siendo o no puede seguir sirviendo de pretexto para recortar brutalmente servicios sociales, como está ocurriendo en la actualidad, por el Partido Popular. No podemos seguir utilizando la crisis como excusa, como pretexto, para acabar con la educación pública, para acabar con la sanidad pública y para acabar con los servicios sociales. Se está produciendo claramente, claramente, y sin duda alguna, un deterioro de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, tiene usted un minuto para acabar.

Prosiga.

La señora Gómez Castro: ...un deterioro y una creciente, se está reforzando una creciente privatización de la educación pública y, por lo tanto, estamos afectando gravemente una de nuestras fortalezas, que era la equidad.

La Formación Profesional -hemos coincidido todos los ponentes en esta comparecencia- es garantía de futuro para las personas y para la sociedad; por lo tanto, un elemento imprescindible para el modelo productivo. Y si creemos eso, lo que no podemos es ir para atrás y segregar y dividir lo que es la Formación Profesional del Bachillerato, como se está induciendo por parte del nuevo Gobierno.

Nada más, señor consejero. Le agradezco su comparecencia y lo animo a seguir con ese trabajo participativo de todos los agentes sociales, económicos y educativos para tener el Plan de Formación Profesional que Canarias se merece y que Canarias necesita en estos momentos...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señor vicepresidente y consejero de Educación, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Gracias, señor presidente, y gracias, señorías.

Estamos realmente -de verdad, ¿eh?- en el tiempo en que la Formación Profesional cobra un valor muy potente. Hace ya tiempo que ocurrió y simplemente valga el dato de lo que cuesta entrar a hacer cualquier grado de la Formación Profesional. No es sencillo, especialmente en algunas especialidades el tipo de nota que se exige, por los númerus clausus que hay, en esta comunidad y en otras, es altísimo, equiparable a la de cualquier carrera universitaria más exigente en su ingreso. Por lo tanto, estamos ante una realidad en la que el prestigio de la Formación Profesional se pone de manifiesto por razones económicas, por razones de la clase de actividad productiva que se tiene en una sociedad y también por la consideración social. Aquel tiempo donde el que vale vale y va a Bachillerato y el que no va a Formación Profesional afortunadamente hace ya tiempo que desapareció.

Por tanto, creo que nos encontramos, como se ha dicho muy bien, ante un estímulo para la economía, no solamente ante una manera de dar respuesta a la actividad productiva sino también, en cualquier comunidad, en cualquier sociedad, ante un factor de estímulo para la economía que generará a todas luces riqueza. Y en esta misma semana -por una vez espero que sirva de precedente- la Comisión Europea nos recuerda que no podemos, en nuestro país, bajar la guardia en materia de recursos educativos, que está sucediendo y que no debe ser así. ¡Hombre!, estamos acostumbrados a recibir de Bruselas noticias de otra índole, recomendaciones de otra índole, pues valga esta y yo, desde luego, le aseguro que la comparto plenamente. Lo digo porque, efectivamente, nos encontramos ante un marco en el que España afortunadamente dispone, desde el año pasado, de una estrategia pactada, pactada entre todas y cada una de las comunidades autónomas, en relación a la convergencia del sistema educativo español con Europa. Y entre las variables fundamentales de esa convergencia se encuentra la Formación Profesional, donde los grandes elementos que deben contribuir al progreso de la Formación Profesional en España y en todas y cada una de las comunidades se encuentran también dentro de ese marco de acuerdo unánime. Por tanto, creo que esto es importante en el tiempo en que estamos, donde se anuncian nuevos cambios. Cambios que a todas luces nos van a afectar. Escuché al ministro de Educación nuevo afirmar que este año mismo va a llevar esos cambios a aprobación normativa.

He escuchado dos propuestas. Sí me gustaría que, en fin, a falta de precisión sepamos de qué estamos hablando. La primera, que nos la anunció en la comisión sectorial y le escuché también algo en la comparecencia en el Congreso, habla de extrapolar a España el modelo alemán. Yo no sé cuál de las tres variantes del modelo alemán comenta, pero entendamos de lo que estamos hablando. Estamos hablando en primer término de un tipo de formación que afecta a un conjunto de áreas que requieren para ingresar en el sistema educativo un contrato laboral o un compromiso laboral de una empresa determinada. Hay una segunda modalidad alemana, que es básicamente la que afecta a determinado tipo de áreas de especialidad, aquellas que tienen que ver con los servicios a la comunidad, con la atención sociosanitaria, etcétera, en la que no se exige eso y hay formación pura y dura desde los sistemas educativos. Y luego se está creando un ámbito formativo ante la dificultad que encuentra el primero y ante los que no pueden ingresar en el segundo, y que lógicamente está siendo, no digo ya una fórmula mixta, pero que de nuevo ahí el sistema formativo está intentando dar respuesta ante la dificultad que se tiene de poder lograr, previamente a su ingreso, un contrato de trabajo o un compromiso de trabajo por parte de alguna empresa.

Estos tres son los elementos que están configurando lo que llamamos el modelo alemán. De hecho en España se ha intentado, se ha intentado ya hace más de una década, ir a por la primera modalidad y francamente... qué quieren que les cuente. Antes daba unas cifras acerca de lo que ha ocurrido en este último trienio acerca de los compromisos con las empresas para que los alumnos puedan efectuar prácticas. Les aseguro que los directores de nuestros centros se las ven y se las desean, sobre todo en determinadas especialidades, para poder encontrar, ¡ojo!, no contratos en esas empresas, que no los exigimos, simplemente un lugar de prácticas. No es sencillo, no es fácil hacerlo. Sin embargo, ha sido una batalla que, entiendo, se ha dado bien porque el resultado en cifras, como dije, me parecía estimable.

¿Va a cambiar en algo, por tanto, la situación con respecto a lo que ya sabemos, a lo que ya sabemos de esa estrategia de convergencia? Se apuntaba otra medida en el Congreso: vamos a colocar un año más para la Formación Profesional de grado medio. Ignoro si será de forma simultánea al 1º de Bachillerato o no, pero esto sí que entraña un problema añadido de costes y de recursos que creo que nadie ha cuantificado todavía en este país y desde luego nosotros, antes de cuantificarlo en Canarias, prefiero saber de qué estamos hablando, porque no sé si es una intención o es una medida en ciernes.

Lo cierto es que este anuncio puede implicar otro aspecto que no me parece positivo, que es el adelantamiento de la segregación de alumnos, con la idea, en fin, supuesta de que para un lado van los alumnos con mayores habilidades manuales y para otro van los que tienen habilidades intelectuales. Esa manera de concebir la FP, insisto, vuelvo al principio, hace tiempo ya que se acabó: aquí, en Alemania y en todos los países.

En todo caso, y mientras eso llega, insisto y reitero, estamos elaborando ese nuevo plan trienal y estamos también no esperando a que se termine. Estamos haciendo actuaciones que incluso son novedosas. Señalaba antes el representante del Grupo Popular algo que me parece una palabra que va a estar omnipresente, que es la empleabilidad vinculada a la formación, vinculada a la educación, y así está siendo. Tres experiencias concretas que hemos tenido la ocasión de compartir con Empleo, en algún caso con la Consejería de Empleo. Me refiero, en primer lugar, dada la facilidad normativa que se tiene ahora, a la posibilidad de establecer reconocimientos académicos y simultáneamente de establecer reconocimientos de formación para el empleo vinculados a los programas de empleo, cuestión que se ha hecho y se ha evaluado de forma conjunta, y en Canarias se han entregado desde hace ya algunos meses los primeros reconocimientos, los primeros certificados, en actuaciones que seguirán siendo así afortunadamente. Otro elemento que ha sido positivo, incorporando no solo ya el área de Empleo y Educación sino el área de Turismo, es algo que nos parece también muy importante explorar, que es lo que llamamos "Formación Profesional a la carta", a la carta de la demanda inmediata de empresas, públicas o privadas, que requieren un perfil en el que necesitan participar para definir sus propias necesidades productivas. Y, efectivamente, se ha respondido desde la Administración con experiencias concretas que tienen que ver tanto con empresas privadas como con entidades públicas, en ese sentido vinculadas al sector turístico, presentación que hacíamos ya hace un par de meses.

Y, finalmente, se habla de la Formación Profesional on-line. Nos puede permitir de entrada duplicar, duplicar, el número de titulaciones en oferta y, efectivamente, da un salto extraordinario a la limitación que impone el hecho insular, sobre todo en determinadas islas donde la demanda es menor, pero no por ello los alumnos tendrían que salir de ellas.

Mientras tanto, planificamos el siguiente trienio. No nos paramos, seguimos trabajando en la línea de vincular formación y empleabilidad. Esperemos que los cambios normativos que se plantean para el conjunto del país tengan, lógicamente, la dirección adecuada y que está ubicada, insisto, en la estrategia de convergencia educativa, y, por tanto, de la Formación Profesional, con la Europa del 2020, que, insisto, tiene diagnóstico, tiene objetivos, tiene medidas, tiene estrategias, por unanimidad aprobadas en todo el conjunto de las comunidades autónomas.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas

Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico