Diario de Sesiones 23/2012, de fecha 14/2/2012
Punto 30

· 8L/C-0246 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Mixto, sobre impacto del crecimiento de la llegada de turistas extranjeros en la generación de empleo en 2011.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia del orden del día, la comparecencia número 246: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Mixto, sobre impacto del crecimiento de la llegada de turistas extranjeros en la generación de empleo en 2011.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenas tardes.

Cierto es que presentamos esta comparecencia al titular del departamento de Turismo, que es el señor presidente del Gobierno, y en su defecto al departamento que viene haciendo de facto o de responsable de Turismo ante esta Cámara, que es el consejero, porque lo que me motivó a poner en marcha la iniciativa ha sido, en cierta medida, una polémica que hemos vivido en los últimos meses sobre la capacidad del sector turístico en la generación de empleo en este momento especialmente dulce o, aparentemente, especialmente dulce.

Hemos crecido de forma muy significada en el número de visitantes extranjeros, un 18,3% -1.570.000 turistas más que el año anterior-, y, por lo tanto, se podía concluir, aparentemente, que esta llegada tan significativa de visitantes iba a tener una correlación con el crecimiento del empleo. Y los datos disponibles, aunque hay algún dato de última hora que parece que ha cambiado de opinión el Gobierno, no lo apuntan. Y no lo apuntan porque yo creo que en esta ocasión el crecimiento de los visitantes, el crecimiento incluso de la facturación bruta, que no de la facturación por cliente, por turista, está generando una situación que es insólita en la estructura económica del archipiélago. Hasta ahora el crecimiento del turismo tiraba, tenía un efecto arrastre sobre otros sectores de la economía de manera muy importante, en la construcción de instalaciones turísticas, en la construcción residencial y también en la propia demanda interna en términos generales, y esta situación, desde nuestro punto de vista, no se ha dado. De forma que tenemos un panorama muy preocupante. El único sector de la economía canaria que mantiene el tipo frente a la crisis crece 1.570.000 visitantes, aumenta la facturación en mil y pico millones, un trece y pico por ciento más, aunque, insisto, el gasto turístico ha disminuido un 4,4%, y que esto no se correlacione con un significado crecimiento del empleo es preocupante. Primero porque estos niveles de crecimiento que hemos vivido no son sostenibles en el tiempo. No va a ocurrir que en el próximo año vamos a tener un 16, un 17%, entre otras cuestiones porque la capacidad del sistema es la que es y luego porque hay un dato económico que es irrefutable. Ya tendremos tiempo de debatir aquí si las razones de la llegada de los turistas son por los asuntos derivados de los países de origen, por los competidores, por los precios, por las tasas, o una mezcla de todo, que es lo que creo yo que ocurre, pero digo lo siguiente: el próximo, el año 2012, el año en el que nos encontramos, la economía europea no va a crecer como el año 2011; por lo tanto, teóricamente la capacidad de consumo se va a restringir y además no es posible mantener estos ritmos de crecimiento.

La pregunta que le hago al Gobierno es, primero, qué balance hace, riguroso, sobre el escaso impacto que el sector turístico está teniendo en el incremento de la generación de empleo. Aunque los datos pueden ser discutibles. Nosotros creemos que hay unos 6 o 7.000 puestos de trabajo netos. Es verdad que el informe este que hace el Ministerio de Industria confunde. Yo no me lo creo. Porque si se crearon 30.000 puestos de trabajo en el sector turístico... Por cierto, el Gobierno se debió enterar esta mañana, porque hasta hace una semana el Gobierno decía otras cosas a los medios de comunicación; sin embargo, me parece que la fuente no es una fuente lo suficientemente rigurosa para fiarse de ella, porque si hubiera 30.000 empleos netos más en turismo habría que haber destruido otros 30.000 por otro lado, porque el balance es indiscutible. La Encuesta de Población Activa del año 2011 dice de forma categórica que tenemos 27.500 más parados. En paro registrado tenemos 10.500 parados registrados más y en afiliación a la Seguridad Social hemos perdido también en torno a 11.000 efectivos. Y el primer mes de este año es terrorífico en Seguridad Social y en paro registrado y ya veremos en la EPA cuando toque.

De manera que mi pregunta es, balance que hace el Gobierno sobre el impacto en la generación de empleo del crecimiento de visitantes y perspectivas de futuro. Y en la segunda parte yo voy a intentar hacer propuestas, a ver si nos zafamos de los problemas legítimos pero estrictamente partidistas que empiezan a alumbrar casi todas las intervenciones, que es legítimo pero sirve de bien poco para acometer las tareas que esta sociedad tiene.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, don Román.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muy buenas tardes. Señor presidente, señorías. Señoría, solicitante de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto.

No deseo, a las siete menos veinte de la tarde, marear a sus señorías con una multitud de cifras, números y porcentajes, pero yo creo que sí debemos hacerlo, por lo menos en esta primera intervención que me corresponde, y hacer algunas precisiones en torno a por qué estas cifras diferenciadas. Hay una explicación para que las cifras, que aparentemente valoran sobre un mismo mercado de trabajo, arrojen resultados distintos: porque los elementos que se tienen en cuenta, los indicadores, son diferentes.

Impacto del crecimiento de la llegada de turistas extranjeros en generación de empleo a lo largo del año 2011. Cifras. La llegada de turistas a Canarias durante 2011 supuso, como ustedes bien saben, un incremento del 14,6% respecto al año, al ejercicio 2010, alcanzando Canarias 12 millones de visitantes. De estos 12 millones el turismo extranjero fue el que fundamentalmente aumentó -un 18%- al superar los 10,3 millones de personas, mientras que el turismo nacional -probablemente por las circunstancias en las que se encuentra nuestra economía- registró nada más y nada menos que un descenso del 10% respecto a 2010, 200.000 visitantes menos, y quedó cifrado en 1,5 millones de personas. Un descenso claramente compensado, afortunadamente compensado, con el incremento internacional en este periodo, que converjo en esa reflexión de que seguramente se debe, no a un factor, se debe a un conjunto de factores y circunstancias que convergen, afortunadamente, en un momento determinado, que no sabemos si volverá a producirse.

Veamos ahora los datos que ofrece el servicio público de la Seguridad Social, la Tesorería de la Seguridad Social, datos de afiliación en la rama de hostelería, que es un subsector de turismo. Los datos que ofrece la estadística de afiliación señalan que los trabajadores que figuran de alta, al cierre de 2011, a 31 de diciembre de 2011, en hostelería suman 110.854 personas. Esto supone un incremento del 5,6% respecto de la cifra de afiliados a 31 de diciembre de 2010, y que se concreta exactamente en 5.935 trabajadores más. Este es el resultado de afiliación, que no es contratación a lo largo del año. Eso es otra cosa. El número de trabajadores autónomos -esto llama la atención, saben que en diciembre fuimos la primera comunidad autónoma en España en crecimiento de autónomos en general-, pues, aquí en particular, en hostelería, figuran como afiliados en alta en esta rama, fue de 14.807, superando en 269 a los que estaban afiliados en diciembre del 2010. Por tanto, un 1,8%, autónomos, en el subsector de hostelería. La cifra de trabajadores por cuenta ajena se eleva a 96.047. El resto son estos 96.047, que supera en 5.666 a los registrados en el régimen general de asalariados en el año 2010. Por tanto, cifra neta de asalariados, a 31 de diciembre -perdón, de asalariados no, de afiliados-, 5.935.

Aparte de la hostelería, hay otras actividades que han aumentado ligeramente su número de trabajadores afiliados, como transporte aéreo, agencias de viaje, operadores turísticos, actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento, comercio al por menor, actividades artísticas y espectáculos o actividades anexas o vinculadas al transporte.

Veamos ahora los datos que ofrece la EPA, que, como ustedes saben, es una encuesta; por tanto, una obtención de datos de forma aleatoria que se va produciendo intermitentemente a lo largo de un trimestre. Y, claro, los datos de la EPA siempre son aproximativos, porque son indagaciones que se hacen aleatoriamente de personas que al comienzo del trimestre podían estar ocupadas, al mes siguiente desocupadas, en el tercer trimestre pueden continuar desocupadas o de nuevo estar ocupadas. Por eso siempre los datos de la EPA son distintos a los de la tasa de paro registrada.

Bien. Ocupados de hostelería según la EPA: en el cuarto trimestre del 2011 señalan que en la hostelería el número de trabajadores que aseguran estar ocupados ha aumentado en 26.771 personas, al pasar de los 121.536 que había al cierre de 2010 a 148.307 que se contabilizaron al final de 2011. Por tanto, datos de la EPA, con estas características que tiene la Encuesta de Población Activa: 26.771 personas más en el cuarto trimestre.

Veamos ahora qué dice el SEPE, qué dice el Servicio Público de Empleo Estatal, que es el que registra las contrataciones, volumen de contrataciones. Y no se equiparan, no coinciden los datos del SEPE con los de la EPA, porque la contratación -ya veremos ahora tipos de contratación-, la contratación en el sector turístico es una contratación muy volátil, muy fluctuante. Es fundamentalmente contratación temporal, que sube y baja en determinado tipo de temporada. Pero el SEPE registra el volumen de contrataciones sin que entremos ahora a valorar cuánto duran esos contratos. El análisis de la contratación en actividades relacionadas con la actividad turística en el año 2011 señala un aumento de 22.156 contrataciones respecto a 2010, frente a los 26.771 de la EPA, que es por aproximación y por indagación encuestada, y esto es registrado. Tengan en cuenta una cosa: los contratos en España de duración inferior a 30 días, los temporales, no llevan obligación de registrarse por escrito. Sí es verdad que hay obligación empresarial de comunicarlo al SEPE, pero no siempre esa comunicación se produce. Y como no llevan fórmula escrita, pues, puede que aquí haya zonas grises de trabajo no declarado.

Bien. En definitiva, el volumen total de contrataciones registradas en el SEPE en el año 2011 alcanza 180.638, lo que implica un alza del 14%. Señorías, retengan esta cifra porque la valoración final que hacemos desde Empleo y desde el Gobierno de Canarias se sitúa sobre esta cifra: 180.638; un alza del 14% respecto del volumen de contrataciones del año 2010. Ya veremos si esto se encuentra en parámetros de equidad y de relación con el volumen de llegada de turistas. Eso lo veremos luego.

Prácticamente todas las actividades han registrado incrementos. Los más importantes se han dado en servicios de alojamiento -15%- y servicios de comidas y bebidas -17,9%-. No obstante, habrán visto ustedes que en meses como en diciembre registramos saldo negativo de empleo en servicios de alojamiento. Estamos hablando, por tanto, de un 15% en servicios de alojamiento, que aumenta en todo el año, y de un 17,9%, prácticamente otro 18%, en restauración, comidas y bebidas.

Tipos de contrato. Según datos del SEPE, que registra el volumen de contratación, Canarias no está mal situada respecto del resto de territorio español. La contratación indefinida en las actividades relacionadas con el turismo representa un 10,7%, cifra que está por encima de la media nacional de contratación indefinida, que se sitúa en un 8,5 aproximadamente, y la general de Canarias está en un 9,16%. Por tanto, la contratación indefinida en el sector turístico es significativa: 10,7%. Lo cierto es que la temporalidad alcanza un 89,3% del total de contratos ligados al turismo.

En cuanto al gasto turístico, Canarias sumó en el 2011 un gasto de 10.119 millones de euros por parte de los visitantes. Esto representa un 13,1% más que en el ejercicio anterior. Hemos tenido un 30% de turistas extranjeros que visitan Canarias en régimen de todo incluido, lo que influye en las actividades económicas conexas; hemos tenido viajeros en bajo coste, en una cifra que representa 6,5 millones de pasajeros, que lo han hecho a través de aerolíneas de bajo coste.

Y en conclusión, a la vista de los datos obtenidos, resulta evidente que las actividades, efectivamente, del sector turístico o a él vinculadas han tirado del empleo en Canarias, han producido incremento del empleo en Canarias, con más o menos éxito. Si atendemos a la Encuesta de Población Activa, la ocupación en la hostelería se ha incrementado en casi 27.000 personas. Si nos fijamos en datos de afiliación, el aumento de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora consejera, tiene un minuto para concluir.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): ...incremento de 22.000 contrataciones de más, de las cuales 18.000 solo corresponden al sector de la hostelería.

Todas las fuentes ofrecen datos positivos en relación con el empleo. Una evolución que resulta de importancia, dada la negativa tendencia que se ha registrado en el 2011, con un descenso neto final de la ocupación de 7.600 personas menos que en el año 2010 en el conjunto de la economía canaria.

Bien. Procedo en el segundo turno, señor presidente, a hacer las valoraciones correspondientes.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera. Sabe que tiene un segundo turno de diez minutos.

Por parte de los grupos no solicitantes de la comparecencia, por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Pedro Martín, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

El señor Martín Domínguez: Presidente, señorías.

Bien. Parece evidente que los datos son conocidos -ha hecho un relato interesante la consejera de Empleo-: Canarias ha recibido casi un 15% más de turistas en el año 2011 en relación al año anterior, hemos tenido 12 millones de visitantes, debido, como es sabido, entre otros asuntos, a la disminución de las tasas aeroportuarias, a los conflictos en países competidores, etcétera. Es evidente.

Podríamos cuestionar, como ha hecho el señor Rodríguez, si el aumento de visitantes ha tenido su exacto correlato en el aumento de empleo en el sector. En cualquier caso, es evidente que la proporción no es exactamente la misma y, sin embargo, el incremento en el ámbito de la hostelería, tanto de trabajadores contratados directamente como de autónomos, como por cuenta ajena, alcanza el 13,6%. ¿Podría ser mayor? Desde luego, sin duda. ¿Deberíamos buscar alternativas para mejorar la estabilidad laboral también? Es evidente, un 89,3% de temporalidad es altísima. En cualquier caso no parece fácil tomar medidas para cambiar esta situación, entre otras cosas ante la nueva reforma laboral planteada por el Gobierno del Estado.

El incremento de 18.000 personas en el sector hotelero en el año 2011, pese a todo, es muy importante, especialmente si tenemos en cuenta el descenso de 76.000 empleados en el cómputo general de la comunidad autónoma.

Desde nuestro punto de vista, los datos podrían ser razonables, entendiendo su análisis a la luz de la situación compleja que vivimos y sobre todo a los cambios del sector, que ha tenido, el sector turístico, en estos últimos años, que han sido francamente notables.

Los factores son muchos, no hay tiempo quizás para hacer un relato exhaustivo. Podría mencionar tres o cuatro que me parecen interesantes. Desde luego el primero, las incertidumbres económicas, tanto en nuestro país como en los países de destino, que han reducido las inversiones a realizar en el sector y, por lo tanto, también en el empleo; el descenso en el poder adquisitivo y, por lo tanto, del gasto total por turista. Esto es especialmente evidente en el turismo nacional, que tradicionalmente tiene un gasto más alto. Ahora no solo gasta menos el turismo nacional sino que también viene menos, y así lo ha comentado ayer la consejera, un 10% menos de visitantes, 2011-2010. Y luego hay otro asunto que es recurrente, y es la bajada de precios en los hoteles, y esto ocurre curiosamente también en los hoteles de lujo, que son los que más empleo producen, porque se está produciendo un fenómeno curioso: no hay una bajada lineal en las tarifas en los hoteles de lujo, sino que se mantienen los precios estándar en una parte de las camas y luego hay paquetes que se contratan con los turoperadores a precios especiales para poder garantizar una ocupación medio alta. De otra parte, ha aumentado el fenómeno del todo incluido, un 30% de los llegados en 2011, sin contar los que vienen además con media pensión. Esto reduce el consumo y, por lo tanto, el empleo en los sectores que indirectamente dependen del visitante: restaurantes, locales de ocio, etcétera. Esto es un fenómeno al que habrá que prestar atención, habrá que analizarlo con cuidado en los próximos años...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

¿Por parte del Grupo Nacionalista Canario? ¿Ninguna intervención?

Ah, don Ignacio González.

El señor González Santiago: Yo en primer lugar, y como cuestión previa, creo que es un error echarle la culpa al único sector que en este momento está funcionando en Canarias de las dificultades del resto de los sectores, porque es un hecho, y aquí se ha constatado una vez más, que el sector turístico está tirando de nuestra economía lo que puede, porque tampoco tienen la culpa los empresarios canarios, todos ellos, pequeños y medianos empresarios, de lo que pasa en el resto del mundo y menos en las finanzas internacionales, que es la causa de esta crisis.

De lo expresado por la consejera y principalmente del enunciado de la propia comparecencia, si hacemos un pequeño y sencillo análisis DAFO, vemos que la fortaleza -como se enuncia en la propia comparecencia- del sector turístico es que ha crecido, ha crecido, y ha crecido en el sector o en el nicho de turistas extranjeros: un 18%. Una barbaridad. La debilidad de ese crecimiento es aquello que achacan los medios a la Primavera Árabe, los problemas en otros mercados alternativos a nosotros, que se superarán. Esa es la debilidad. Otra debilidad importante del crecimiento turístico, que de media está en torno al 15%, la caída del 10% del mercado nacional, del mercado de turistas peninsulares principalmente, y esa es una debilidad importantísima.

En la comparecencia une el incremento de turistas extranjeros al incremento de puestos de trabajo. Y es cierto, antes dijo la consejera un dato importante -y esa es la fortaleza-: 27.000 nuevas personas ocupadas. En el sector de la hostelería, 7.600 menos en toda Canarias. Esa es la debilidad, no da, el tirón del sector turístico no es suficiente para generar empleo neto en Canarias por sí mismo, pero está creando empleo, y mucho empleo.

¿Debilidades? Pues otra vez, de los datos de la consejera, el 30%, todo incluido. Los beneficios se quedan fuera. El 50% o un poco más, 6 millones de esos 12, seis millones y pico vienen en líneas de low cost. Eso quiere decir que normalmente el equivalente es un bajo consumo, un bajo gasto, y por eso han caído los márgenes de nuestros hoteleros.

Y una debilidad ya flagrante que tiene que ver mucho con la consejera es la temporalidad. El 4% solo son contratos indefinidos. Por eso yo, para terminar, solo le pediría a la consejera de Empleo, en este caso, qué medidas, para sustituir los programas anteriores, del año pasado, para fomentar la continuidad de estos contratos, tiene pensado poner en práctica este año su consejería.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Popular, don Jorge Rodríguez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra. Tres minutos, señoría, perdón.

El señor Rodríguez Pérez: Es que con tres solo estoy calentando todavía.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Esta tarde corresponde calentar; el partido empieza dentro de media hora.

El señor Rodríguez Pérez: Bien. Señor presidente, muchas gracias.

Yo esperaba oír otro debate, otras consideraciones, por parte de la señora consejera, pero yo me voy a limitar a interpretar sus palabras en declaraciones públicas de hace unos días.

Mire, que un gobierno se atreva, sea capaz de poner en el ojo del huracán a los empresarios señalándolos públicamente como responsables de que el paro no haya disminuido, no haya bajado en Canarias, es -por decirlo claramente- una temeridad, una irresponsabilidad y me parece algo muy serio como para tomárselo a broma.

Claro que apostamos por el turismo, señorías, como elemento motor para salir de la crisis, pero también apostamos por el cambio, apostamos por la industria, apostamos por los servicios. Todos los sectores en Canarias deben tener futuro, ¡todos! Pero, mire, al igual que está ocurriendo con diversos asuntos vitales para Canarias, en este caso también el Gobierno de Canarias está culpando a un tercero para ocultar su propia incapacidad, su propia incompetencia. Un ejemplo más, de verdad, de exceso verbal en su afán de buscar simplemente titulares. Mire, 2011 se cerró con un 6% más de paro respecto del año anterior y seguimos viendo a un Gobierno de Canarias que no pone en marcha ni una sola medida para luchar contra el desempleo, limitándose a lo fácil, ¡a lo fácil!, que es, en definitiva, responsabilizar a otro del trabajo que tiene que hacer el propio Gobierno, y así no se gana confianza.

Mire, a ver si lo decimos claramente, y a usted, señora consejera, sé que no le gusta: ¡sin empresas no hay puestos de trabajo, no hay puestos de trabajo! Si se siguen destruyendo empresas, si se sigue viendo desaparecer a las empresas, seguirán perdiéndose los empleos, seguirán perdiéndose puestos de trabajos, sin posibilidad alguna además de recuperarlos a corto plazo. Y, mire, si fuera tan fácil ser empresario, aunque sea bajo la fórmula de trabajador autónomo, o crear y mantener una empresa, en Canarias no habría 300.000 parados ni en España 5 millones tampoco, desde luego. Por eso al gobernar, señora consejera, es tan importante tener en cuenta a la empresa, a los empresarios y a sus necesidades. Piensen a la hora de gobernar en los empresarios y salvarán ustedes muchos empleos.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Ahora sí. Por el grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Vamos a ver, señoría, yo había presentado la comparecencia aprovechando la polémica que ha generado el Gobierno, no la he generado yo. El Gobierno ha dicho en los medios de comunicación que la capacidad de generación de empleo del sector turístico era ridícula en relación a lo esperado, y se ha armado una polémica en los medios de comunicación entre empresarios y Gobierno; y entre otras instituciones y el Gobierno, porque quiero recordar que el Cabildo Insular de Tenerife -nada sospechoso de estar alejado del Gobierno- ha discrepado también de esta lógica que ha impuesto el Gobierno. Pero a mí esto no me interesa sino como pretexto, solo como pretexto, para hablar de lo importante.

Al margen de que las fuentes de información para medir el desempleo son complejas, difíciles, etcétera, y además las fuentes diversas -unas miden el sector hotelero puro y duro, otras miden los sectores asociados al turismo-, a mí me parece que de todas las fuentes que analizan con mayor rigor este tema, el informe de Impacto Económico del Turismo -Impactur-, que es un informe muy consolidado, que nos permite medir -y que lo tendremos a final de año-, que nos permite saber exactamente cuánta gente tenemos empleada en este sector, nos permite saber el peso específico del sector en el Producto Interior Bruto, etcétera... Lo que es evidente -5.000 arriba, 5.000 abajo- es que el turismo es el único sector que resiste la crisis, ninguna duda, y que ha generado empleo neto -6.000, 8.000-, pero incapaz en unas circunstancias muy positivas de tirar del empleo en la comunidad que tiene una tasa del 31% de desempleo. Reconozcamos que con un 18% más de visitantes extranjeros, con una facturación del 13,1% más -1.200 millones de euros-, no hemos sido capaces de contener el desastre del desempleo en nuestra comunidad y reconozcamos que en otras etapas, por otras circunstancias de orden económico, tiraba más del empleo que lo que lo está haciendo en este momento de crisis.

Y que, por lo tanto, seamos conscientes de lo siguiente: en este año en el que estamos Europa retrocede en su crecimiento y es decisivo para el consumo el crecimiento económico, y el dato es irrefutable en el caso español. Por eso las tasas, teniendo la importancia relativa que deben tener, y yo las defiendo, en España, que las tasas funcionaban, como la economía creció solo el 0,7, vinieron un 10% menos. Pues, como dicen las fuentes de todas las agencias que la economía española va a decrecer entre el 1,5 y el 2%, habrá que concluir, sin mucho riesgo de equivocarse, que el próximo año, es decir, este año 12, vamos a tener menos visitantes de la Península a Canarias, porque la economía española está en retroceso, en recesión; y en Europa también tenemos un problema de retroceso, va a haber recesión en el conjunto de la Unión. Hay países que van a estar muy bien y otros bastante peor, pero vamos a tener un panorama, en el entorno económico que determina el consumo de servicios -y este lo es de manera clara-, vamos a tener un panorama negativo. No podemos esperar crecimientos ni del 14 ni del 15 ni del 18. Serán sensiblemente inferiores. Por lo tanto, nos enfrentamos a un panorama en el que el sector turístico, el único que tira, que funciona, que se mantiene, no será capaz, ni en el año 11 con todas las cuestiones favorables, de contener el problema del desempleo.

Porque al margen de las fuentes y las cifras lo que es evidente es que hemos cerrado el año 2011 con 27.500 desempleados más; lo que es evidente es que tenemos el 31% de la población activa en paro; que hemos aumentado los registros de desempleo, a pesar de que la población activa se redujo en 6.000 personas por primera vez... por primera vez, en esta etapa. Es decir, que ni siquiera se le puede endosar el problema al tema de los problemas migratorios, es decir, tenemos 6.000 personas menos, en España cincuenta y pico mil personas menos. Es decir, tenemos un problema grave.

El turismo es esencial y las tareas del turismo están bien identificadas por este Parlamento, en sus leyes, en los acuerdos, en los pactos, a decenas, que ha habido sobre la materia. De manera que ahora nos encontramos con una situación incontestable, y es que el año en el que nos encontramos todos los elementos que deben contribuir a generar empleo son negativos. La recesión económica en la que nos encontramos, junto al ajuste fiscal salvaje, que disminuye la demanda agregada, que tira para atrás de la economía, cierne sobre nosotros un panorama terrible. Y frente a eso solo caben ahora no solo medidas estructurales, que yo discuto la naturaleza y la entidad de algunas de las que se han puesto en marcha, sino necesitamos medidas de choque. Si no, mi opinión es que nosotros, en este año 2012, nos vamos a acercar al 35% de paro, al 35% de paro. Es decir, vamos a estar más cerca de los 400.000 desempleados si no se ponen remedios urgentes. Y es ahí donde yo quiero llevar al Gobierno, a este y, si pudiera, al español. Porque les puedo decir lo siguiente. Yo comprendo que tengo algunos trienios en esta actividad, que uno aprovecha los problemas para reprocharle al otro, pues, lo que hizo o lo que no hizo, pero o en estas circunstancias de gravísimo deterioro socioeconómico, de recesión económica, de dificultades gravísimas para las empresas, para las familias y para los trabajadores y, consecuentemente, para las administraciones públicas, buscamos respuestas operativas y urgentes o el deterioro social que se está produciendo se cronifica y las consecuencias serán irrecuperables. Cuando un ciudadano, una ciudadana, una familia, lo pierde todo no lo recupera cuando haya oportunidades. Es que el deterioro social, psicológico, colectivo, de confianza, de ánimo, puede ser irrecuperable. Por eso yo creo que estamos obligados en este Parlamento todos los partidos, cada uno con su peso y con su responsabilidad, a buscar un punto de encuentro para establecer una estrategia de choque frente a estas cifras de desempleo. Y una estrategia de choque no es esperar a los efectos de la reforma laboral, que insisto en que en periodo de recesión esta reforma laboral -y lo veremos- va a introducir más despidos. Es elemental que sea así. Es más, me consta que importantes dirigentes del Gobierno español, cuando no están ante las cámaras, lo reconocen. Es que es impepinable que en este año 2012 el 95% de las empresas va a disminuir su facturación y muchas entrarán en pérdidas, y tendrán un instrumento fácil para tomar decisiones sobre las plantillas y van a despedir a gente. Y eso va a ser así.

Lo que digo es que, al margen de esto, que lo discutiremos en esta Cámara, seguro, y si no nosotros desde luego presentaremos iniciativas sobre esa reforma laboral y su valoración, lo que digo es que Canarias está peor que la media y las perspectivas son peores que la media, a pesar de lo bien que nos pueda ir en el tema del turismo, y que estamos obligados a que el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España se sienten, analicen la situación de esta comunidad y pongan en marcha medidas para confrontar a corto plazo este grave deterioro social, económico, de deterioro de familias, de cientos de miles de personas, que van a la exclusión social. La gente que perdió el empleo hace tres años y no tiene prestaciones son pobres hoy en día, pobres de solemnidad, con los datos en la mano. Y frente a eso necesitamos un plan de choque que solo se puede hacer con recursos públicos a corto plazo, Gobierno de España, Gobierno de Canarias, y si hay que subir los impuestos, que se suban. Ya lo ha hecho el PP entrando en una franca contradicción con lo que decía hasta el 20 de noviembre, pero yo me olvido de esa parte, que se suban, y dediquemos dinero a tirar del empleo, a facilitar la contratación, a incentivar la contratación, a buscar actividad que tire de la demanda. Y paralelamente pongamos en marcha un plan de ayudas de emergencia a las cientos de miles de personas que no tienen nada, que lo han perdido todo, desde su vivienda a su empleo, y a la autoestima, elemento básico, básico, para el futuro de cualquier sociedad.

Y por eso he aprovechado las contradicciones que el Gobierno ha generado -que es una parte lógica, solo se equivoca quien actúa, también tengo claro esto, ¿no?- para que tomemos conciencia de que, aunque apostemos por el turismo, aunque el turismo sea esencial, aunque al turismo le vaya bien y miren las consecuencias cuando van bien las cosas, que son limitadas, estamos obligados a establecer un plan de choque para parar el deterioro económico, estamos obligados a establecer un plan de choque para ayudar a las cientos de miles de personas que no tienen nada. Y si no lo hacemos en este Parlamento, si no se hace en el Parlamento español, yo no sé qué va a ocurrir, pero lo que pasa en algunos países del sur de Europa se reproducirá aquí. Será inevitable que la gente exija soluciones por el procedimiento que sea y será legítimo que la gente salga a la calle a exigir las soluciones que mejor crean conveniente...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Tiene un minuto, señor diputado, para concluir.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...(Sin micrófono.) normal, habitual, estamos en una situación catastrófica, ¡gravísima! Y por eso yo lo que pido es que hagamos el esfuerzo, cada uno con su influencia, cada uno con la responsabilidad que le han otorgado los ciudadanos, para buscar estrategias para romper esta dinámica, para parar esta hemorragia brutal. Se desangra la sociedad canaria, se quiebra la cohesión social, se generan injusticias irreparables, si no actuamos, y solo se puede actuar, insisto y reitero, ahora con planes de choque, con planes de emergencia. Ya veremos si las llamadas reformas estructurales, algunas de ellas, insisto, discutibles, van a dar su efecto a medio plazo. No se cambia la tendencia solo con leyes, por importantes y acertadas que fueran, que, insisto, tengo mis dudas; ahora tocan respuestas urgentes a esta situación grave. Y eso es lo que yo he pretendido con esta comparecencia: poner en evidencia la gravedad del momento.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, entramos en fase de valoración. Dejemos las cifras a un lado, vamos a valorar pero de la mano de las cifras.

No se trata de buscar culpables. Miren, la culpa es un concepto que siempre termina en el despacho de un psiquiatra. Entonces no vamos a trabajar con la culpa, pero vamos a valorar lo que ocurre alrededor, vamos a valorar qué ocurre en el sector turístico. Se produce una subida espectacular, un incremento espectacular de la llegada de turistas, pero no se aprecia un incremento igual de notable en el volumen de contratación. Lógico es que llamemos a las asociaciones empresariales representativas del sector, y nos digan qué problemas tienen. Bueno, pues, las asociaciones representativas del sector turístico indican que, de promedio, por término de valor de aproximación, tienen c alculado que un millón de pasajeros, un millón de turistas, origina un volumen de contratación de 25.000 trabajadores. Hagan la regla de tres. ¿Qué resultado les da? Que 12 millones de turistas ocasionarían, darían lugar -siguiendo ese promedio- a una contratación en torno a 330.000 contratos. ¿Cuántos hemos dicho que registró el Servicio Público de Empleo Estatal?: 180.638. 180.638 contratos suponen un incremento del 14% sobre 2010; 330.000 contratos supondrían un 23% de contratación sobre el 2010. Algo pasa. Y algo nos han indicado las asociaciones empresariales, por ejemplo en materia formativa: la inadecuación de la oferta formativa, aunque se haya pactado en el Consejo General de Empleo; la inadecuación de la formación que está dando el Servicio Canario de Empleo para las necesidades que tiene el sector turístico. Por eso en una reciente comparecencia parlamentaria en sede de comisión dije que parte de la oferta formativa se va a revisar para adecuarla a las necesidades del sistema productivo y, en particular, del sector turístico, que creo que debe ser escuchado.

Así que de culpa, nada: análisis, verificación de la situación y tratar de dar respuesta a las necesidades del sector productivo, para crear empleo, que es la primera prioridad del Gobierno de Canarias, como ustedes, señorías, pueden imaginar, partiendo de que el Gobierno tiene un alto sentido de la responsabilidad con respecto a sus obligaciones, en principio y fundamentalmente con respecto a la ciudadanía.

Y ustedes me dicen: "no se ha hecho absolutamente nada". Señorías, ¿ustedes no leen el Boletín Oficial de Canarias? ¿Ustedes no han visto que se ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias una convocatoria anticipada de 55 millones de euros como plan de choque para formar y para creación directa de empleo? 5 millones para organizaciones sin ánimo de lucro, creación directa de empleo; 50 millones dirigidos a los ayuntamientos y cabildos para escuelas-taller, talleres de empleo, formación y creación directa de empleo. Esas convocatorias estuvieron abiertas en enero, se van a resolver en febrero y, si la resolución es posible ultimarla a finales de este mes o comienzos de marzo, las contrataciones se producen el próximo mes. ¿Y me dicen ustedes que no hemos hecho nada?

Saben, además, que el 29 de diciembre firmamos la Estrategia Canaria de Formación y Empleo al más alto nivel, organizaciones empresariales y sindicales, y en esa estrategia acordamos un Plan Anual de Empleo que se ultimaría en el primer trimestre del año. ¿En qué fase estamos del desarrollo de ese Plan Anual de Empleo? Pues esperando el plan anual del Ministerio de Empleo, porque tenemos que someternos y adaptarnos y adecuarnos a los objetivos de políticas de empleo definidos por el Plan Anual de Empleo y la ministra ha indicado ya que lo ultimará en los últimos días de marzo. Nosotros ya estamos sentando las bases de nuestro documento de Plan Anual de Empleo y vamos a ver si es posible terminarlo también al compás del Estado a final de marzo.

Y otra cosa que hemos introducido en la Estrategia Canaria de Formación y Empleo es un plan específico de combate contra el desempleo juvenil. Un plan específico para el empleo juvenil en Canarias.

Bien. Por consiguiente, medidas de choque se están tomando, y esas medidas, señoría, son de emergencia social, porque la creación directa de empleo con los ayuntamientos va ahí, ahí, a la exclusión social, trabajando, como vamos a hacer a partir de este año, con informes sociales de los ayuntamientos, oficinas de empleo. La selección de los trabajadores va a ser un aspecto fundamental de esta convocatoria. La selección se hará de acuerdo con los informes sociales de los ayuntamientos, que nos indicarán cuál es el perfil de aquellas familias que están, desde el punto de vista económico, al borde de la pobreza o en situación de pobreza o en situación de exclusión social.

Otras medidas, otras medidas de remoción y dinamización de la economía, señorías: diversificación de los sectores de la actividad productiva en Canarias. El turismo da lo que da y en el próximo año o, mejor dicho, en los próximos meses del año 2012 las perspectivas, que aún en enero siguen siendo muy positivas en cuanto a la llegada de turistas, puede que se vuelvan sombrías, porque la recesión económica va a llegar a todos los países de Europa, que son nuestros potenciales clientes, fundamentalmente. Para la diversificación de la economía, en particular desde esta consejería estamos trabajando intensamente para sacar adelante los mejores y más competitivos proyectos de dinamización de la industria; el sector comercio, pero sobre todo, porque está más abandonado también, el sector industrial. ¿Y cómo va a crecer el sector industrial? Indudablemente de la mano del impulso de las energías renovables y de todo el sector energético, pero esa cuestión dejémosla tranquila, dejémosla pendiente para mañana.

Yo simplemente querría traer a colación ahora, y de nuevo en relación a lo que aquí nos ocupa, que es el impacto del incremento de la llegada de turistas en el empleo en Canarias, que hay un importante informe de Hosteltur -saben ustedes que es una de las revistas o ediciones más especializadas en lo que se refiere al mercado de publicaciones, acerca de cómo se mueve el sector turístico en España- y pone de manifiesto que Canarias ha captado 9.500 operaciones adicionales en 70 nuevas rutas, que se han traducido en 1.680.000 pasajeros más, gracias a las bonificaciones de las tasas aeroportuarias.

Si ustedes miran la disposición correspondiente a la bonificación de las tasas aeroportuarias, verán que hay una serie de indicadores de bonificación. ¿Dónde se produce la bonificación de tasas primero?: en el aumento de frecuencia de vuelos, 9.500 operaciones adicionales. ¿Dónde se produce la bonificación de tasas en segundo lugar?: en nuevos destinos, 70 nuevas rutas. ¿Dónde se produce la bonificación de tasas?: en el aumento de pasajeros, 1.680.000 pasajeros más. ¿Dónde se produce, por último, la bonificación de tasas?: en ese fenómeno que se denomina en inglés y cuyo término no recuerdo, pero que es el aterrizaje y despegue de aviones que sobrevuelan el cielo canario, para dejar pasajeros y recoger pasajeros. Pues todo ello gracias a las bonificaciones de las tasas aeroportuarias. Esto quiere decir que hay una relación, se puede valorar, más directa o menos directa, más estrecha o menos estrecha, pero hay una relación entre el juego de las bonificaciones de las tasas aéreas, que supone una reducción de costes para las aerolíneas, y la llegada masiva de nuevos turistas a Canarias.

¿Se puede explicar este fenómeno por la convergencia de otros factores? También, indudablemente; ahora bien, si tenemos una medida que es positiva y que funciona positivamente, y a nadie hace daño, no se comprende cómo se pueden retirar esas medidas, que son las que precisamente están sustentando el crecimiento de uno de los sectores productivos que se ha reconocido como el sector más importante, más dinamizador de la economía en estos momentos y que más volumen de empleo genera en Canarias.

Señoría, esa es la valoración que hace en estos momentos el Gobierno de Canarias de este estado de cosas.

Nada más.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Señorías, habiendo acabado las comparecencias conforme se había dicho anteriormente por el presidente, se levanta la sesión hasta mañana a las nueve treinta horas de la mañana, que empezamos con la comunicación del Gobierno.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y veintidós minutos.)