Diario de Sesiones 25/2012, de fecha 6/3/2012
Punto 28

· 8L/M-0009 Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre impacto de la nueva ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo, dirigida a la señora consejera de Sanidad (I-6).

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos al siguiente punto del orden del día, mociones: del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del mismo grupo, sobre impacto de la nueva ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Para la presentación de la moción y su defensa, doña Mercedes Roldós, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

En el último Pleno quien les habla, en nombre del Grupo Popular, interpelaba a la señora consejera de Sanidad acerca del impacto en la Comunidad Autónoma de Canarias, en el Servicio Canario de la Salud, de la entrada en vigor de la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Poco o nada nos aportó la consejera del Gobierno de Canarias, porque de los datos del 2011, es decir, del dinero gastado por la comunidad autónoma y del número de interrupciones voluntarias del embarazo y de las características y de los lugares donde se llevaron a cabo, no sabemos nada, a pesar de que hace ya tres meses que finalizó el año 2011. Y además cuando la consejería tiene esos datos -que los niega a este Parlamento, los niega a este grupo parlamentario-, porque mes a mes las direcciones de área de salud, que son el órgano competente en aprobar, en autorizar la realización de esos abortos en las clínicas que tienen la acreditación y autorización correspondiente, tienen el pago correspondiente; por lo tanto, el número de personas que han sido sometidas a una interrupción voluntaria del embarazo y el coste que ha supuesto para la comunidad autónoma. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias lo tiene y niega esa información al grupo parlamentario y a quien les habla.

Señorías, en esta moción consecuencia de esta interpelación hay dos aspectos para mi grupo parlamentario. Uno es de forma y otro es de fondo. En el de forma, es un ejemplo claro de lo que ha venido haciendo el Gobierno socialista que estuvo en el Gobierno de España durante más de siete años, que fue la política del "yo invito y tú pagas", con una clara deslealtad institucional al aprobar normas, como en este caso la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que la tramitó el Ministerio de Igualdad y que no dio trámite a la comunidad autónoma, a ninguna de las comunidades autónomas, a pesar del impacto económico y organizativo que conllevaba, y que el propio informe del Consejo de Estado decía que no tenía ficha financiera y que no había ningún estudio serio y riguroso del impacto económico, del gasto que supondría para las comunidades autónomas.

Y en ese sentido, señorías, lo que pedimos es, ni más ni menos, en el primer punto, instar al Gobierno de Canarias, para que a su vez inste al Gobierno del Estado, para que no se apruebe ninguna ley faltando a ese principio de lealtad institucional y vulnerando, como en este caso, la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, como se vulneró, porque, al no permitir a las comunidades autónomas conocer, proponer y debatir sobre una nueva prestación sanitaria, ha habido una flagrante vulneración de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. Y, por lo tanto, lo que pedimos es algo razonable: principio de lealtad institucional y contemplar y cumplir con la Ley de Cohesión y Calidad en todas aquellas normas que se aprueben, que tengan impacto organizativo y económico para el Gobierno de Canarias.

Y en el segundo punto de nuestra moción lo que pedimos es una cuestión de fondo, y esa cuestión de fondo es algo que en el Partido Popular llevábamos en nuestro programa electoral, algo que hemos defendido siempre, y es la reforma de esta ley orgánica. Una ley orgánica que se aprobó sin consenso político ni social, que ni siquiera el Partido Socialista llevaba en su programa electoral, que no se dio el preceptivo trámite de audiencia a las comunidades autónomas, que desde luego el dictamen del Consejo de Estado del año 2009 le da un enorme varapalo, porque tratan de adornar con la salud sexual y reproductiva la interrupción voluntaria del embarazo, cuando están, desde luego, a nuestro modo de entender, vulnerando de manera importante esa salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Miren, señorías, no hay más que ver los datos. En el año 2010, que es el último del que disponemos, en Canarias, 5.003 interrupciones voluntarias del embarazo, 5.003 abortos, 461 más que en el 2009, a pesar de que los socialistas liberalizaron la llamada píldora del día después y nos dijeron, nos dijeron que con eso se iban a acabar los abortos. Pues, mire usted, lejos de acabarse los abortos, lo que hay es más abortos y más enfermedades de transmisión sexual. Porque, ¿qué han conseguido dispensando la píldora del día después sin el control médico?, ¿qué han conseguido? Más enfermedades de transmisión sexual y que los chicos dejen de usar el condón. Señorías, más condón, que es lo que de verdad previene las enfermedades de transmisión sexual. Eso es lo progresista, más condón, porque desde luego más aborto no es progresista y más enfermedades de transmisión sexual tampoco lo son.

Pero, señorías, los datos del 2010 son tremendos: el 38,5% de las mujeres canarias que abortaron en el 2010 lo habían ya hecho anteriormente, de tal manera que estamos convirtiendo el aborto realmente en un método anticonceptivo, y ahí sí que ponemos en riesgo la salud sexual y reproductiva de las mujeres. ¿O es que, señorías, no sabemos lo que es un síndrome postaborto? ¿O es que no sabemos de los riesgos físicos y psíquicos que someten... de las mujeres que son sometidas a abortos de repetición?

Señorías, nosotros proponemos una reforma de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, incorporando medidas para que las mujeres puedan optar por decisiones diferentes a las del aborto. Apoyemos a las mujeres embarazadas. Medidas que, desde luego, vuelvan al consentimiento necesario de los padres en el caso de menores, porque, señorías, se ha trasladado a los profesionales sanitarios una grave inseguridad jurídica, de tal manera que tiene que ser el facultativo el que dirima si hay conflictos familiares o no cuando no le compete, creando una grave inseguridad jurídica...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Perdón, señora diputada.

(En la tribuna destinada al público, varias personas exhiben una pancarta y se manifiestan coreando consignas a favor del aborto.)

Ruego a los servicios de la Cámara que quiten la pancarta de la tribuna y las personas que están en la tribuna abandonen la misma, por favor. Desalojen la sala, por favor (Continúan las manifestaciones).

Ruego, ruego, abandonen... Abandonen la tribuna. Por favor, los servicios de la Cámara (Pausa).

Señoría, perdone la interrupción. Señora diputada, prosiga con su intervención, por favor.

La señora Roldós Caballero: Sí, muchas gracias, señor presidente.

Les decía que el Grupo Parlamentario Popular insta al Gobierno de Canarias, para que a su vez inste al Gobierno de España, a reformar la actual Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo; les decía, incorporar medidas de ayuda a la mujer que tengan opciones diferentes en la toma de decisión y que la única opción no sea el aborto; les decía, señorías, que haya consentimiento de los padres para practicar abortos a menores de edad, para eliminar, además, esa grave inseguridad jurídica que se ha trasladado a los profesionales sanitarios.

Y, señorías, derecho a la vida, sí, señorías, derecho a la vida, ese derecho a la vida que contempla nuestra Carta Magna, nuestra Constitución española en el artículo 15 y que hay doctrina del Tribunal Constitucional que avala, que avala, la protección jurídica del nasciturus, es decir, del concebido y no nacido. Ese que, señorías, hay socialistas que consideran que no es un ser humano y que desde luego la ciencia y la jurisprudencia avalan que es un ser humano, que es un ser humano concebido y no nacido, con derecho a la vida, como contempla nuestra Constitución española.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

A esta moción del Grupo Parlamentario Popular se ha presentado una enmienda, que ha sido admitida por la Mesa, del Grupo Parlamentario Mixto.

Para la defensa de la enmienda, la señora Hernández, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente.

Efectivamente, en el Grupo Parlamentario Mixto hemos presentado una enmienda de supresión, porque estamos radicalmente en contra del cambio anunciado por el PP de la actual ley de interrupción voluntaria del embarazo. Interpretamos que esta iniciativa del Grupo Popular está en la línea de lo anunciado por el actual ministro de Justicia de anular la citada ley y volver a la antigua ley de 1985, lo que supone para nosotros un claro retroceso, un paso atrás de los avances y los logros alcanzados en las últimas décadas y que nos había colocado en condiciones similares a los países desarrollados de nuestro entorno.

Esta iniciativa del Partido Popular se inscribe en un ideario, en un modelo de sociedad, que persigue, igualmente, suprimir el derecho al matrimonio de homosexuales y lesbianas o prescindir de la educación en valores, como el respeto a la pluralidad de familias o las creencias religiosas, contenido en la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Entendemos que la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo... Es una ley que, como sabemos, se aprueba hace 25 años, después de que se despenalizara en España el aborto, solo en tres supuestos. Una ley que ha sido calificada por todos los movimientos progresistas como un importante avance en relación a los derechos de las mujeres y en materia de igualdad. Una ley que viene a dar respuesta a una realidad social, generando mayores garantías jurídicas, tanto a las mujeres como a los profesionales sanitarios y velando por la protección de la salud de la mujer. Una ley, además, que se aleja de posiciones criminalizadoras de la mujer, enmarcando la interrupción voluntaria del embarazo fuera del Código Penal.

Ha sido, junto con la Ley para la Igualdad Efectiva de Hombres y Mujeres de 2007, uno de los avances, de los hitos más significativos en la historia reciente de España en el ámbito normativo y además nos coloca en la misma senda que los países de nuestro entorno político y de nuestro entorno cultural.

Es cierto que es una ley que se aprueba envuelta en una gran polémica, con las reacciones de rechazo de los sectores religiosos y más conservadores de la sociedad española, donde se confrontan cuestiones de moral religiosa con derechos individuales y colectivos.

Muchos y muchas somos los que pensamos que el aborto voluntario y gratuito es una cuestión vinculada a los derechos individuales y colectivos de las mujeres y a la capacidad de decidir sobre su propio cuerpo y su sexualidad. Es obligación, por tanto, del Estado salvaguardar el ejercicio de tales derechos y garantizar su cumplimiento. La decisión de tener hijos y cuándo tenerlos es una de las decisiones más íntimas y personales que afronta una persona, que afronta una mujer a lo largo de su vida y, por tanto, creemos que debe quedar estrictamente en el ámbito, en su esfera personal.

El PP ha planteado en esa proposición no de ley uno de los puntos, probablemente el punto más polémico de esta ley, en relación a la opción de las jóvenes de 16-17 años de optar al aborto sin consultar con sus tutores legales, y, sin embargo, casi el 90% de las 1.186 chicas entre 16 y 17 años que han abortado en el 2010 han sido acompañadas por sus progenitores. Lo dice la asociación de clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo. Solo un 13% de ellas, 151, lo hicieron sin el consentimiento expreso de sus tutores. Dificultar las salidas legales que actualmente ofrece la ley para estas adolescentes que no cuentan con el apoyo familiar solo puede ocasionar mayores problemas e incluso abocarlas a un aborto ilegal.

Por tanto, creemos que es una ley que supone garantizar derechos fundamentales en el ámbito de la salud reproductiva y de la reproducción, que regula las condiciones de la interrupción voluntaria del embarazo y establece también las correspondientes obligaciones de los poderes públicos. Y entendemos, como recoge la ley, que el desarrollo de la sexualidad y la capacidad de procreación están directamente vinculados a la dignidad de la persona y al libre desarrollo de la personalidad y que, por tanto, son objeto de protección a través de distintos derechos fundamentales. Creemos que es relevante, como recoge el preámbulo de la misma, la especial relación de los derechos de las mujeres con la protección de la salud sexual y reproductiva. Esto ha sido puesto de manifiesto en diferentes textos internacionales. Así, en el ámbito de las Naciones Unidas la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer -que se adoptó en la Asamblea General en el año 79- establece que los Estados parte adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera de atención médica, a fin de asegurar en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres el acceso a servicios de atención médica, incluidos los que se refieren a la planificación familiar.

Hemos de decir que es una ley de la que solo se habla de los aspectos más controvertidos, en el aspecto que tiene que ver con el aborto, pero que se obvia o no se cita que ha supuesto un importante avance desde el punto de vista educativo, desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista social. Entendemos que es una ley que recoge elementos significativos, como es la información y la educación afectivo-sexual y reproductiva, para incluirlas en los contenidos formales del sistema educativo, el acceso a métodos seguros y eficaces que permitan regular la fecundidad, la educación sanitaria integral y con perspectiva de género, aspectos preventivos como la prevención de enfermedades e infecciones de transmisión sexual y especialmente la prevención del VIH o la prevención de embarazos no deseados en el marco de una sexualidad responsable. También nos parece destacable en el articulado de la ley la promoción de una visión de la sexualidad en términos de igualdad y corresponsabilidad entre hombres y mujeres, con especial atención a la prevención de la violencia de género, a las agresiones y a los abusos sexuales. Por tanto, creemos que estos son elementos básicos que tienen como objetivo fundamental disminuir el número de embarazos no deseados, de abortos y también que entronca con un modelo de sociedad cada vez más plural y cada vez más tolerante con la diversidad.

Estamos convencidos, en definitiva, y creo que habría amplio consenso entre todos los grupos, de que una educación afectivo-sexual y reproductiva adecuada es, son un conjunto de acciones en este sentido, las fórmulas más efectivas para prevenir, especialmente en personas jóvenes, en chicos y chicas, las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados y los abortos.

En una sociedad libre, en una sociedad pluralista y abierta como la nuestra, los poderes públicos deben velar por el desarrollo de los derechos fundamentales de acuerdo con los valores dominantes y, aunque a algunos les cueste aceptarlo, la mujer en España, también en Canarias, ha avanzado en estos 30 años en el reconocimiento social y jurídico de su autonomía, tanto en el ámbito público como en su vida privada.

Para finalizar, me voy a hacer eco de la resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo en 2008, que cita textualmente: "El derecho de todo ser humano y en particular de las mujeres al respeto de su integridad física y a la libre disposición de su cuerpo y, en ese contexto, a que la decisión última de recurrir o no al aborto corresponde a la mujer interesada". Y, en consecuencia, ha invitado la citada resolución de la Asamblea Parlamentaria a los Estados miembro a despenalizar el aborto dentro de unos plazos de gestación razonables.

Para acabar, señorías, nos parece que hoy, día 6 de marzo, a dos días de celebración del Día internacional de la mujer, donde todas y todos conmemoramos la lucha de la mujer por su participación en condiciones de igualdad con el hombre en la sociedad y la lucha en el desarrollo íntegro como persona y como ciudadana, la mejor manera de celebrar este día es no dando ni un paso atrás.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para fijar la posición en relación a la enmienda, por el autor de la moción, el Grupo Parlamentario Popular, señora Roldós, si quiere fijar posición en relación a la enmienda, tiene usted la palabra, por tiempo de cinco minutos.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Sí. Muchas gracias, señor presidente.

No voy a consumir ni siquiera los cinco minutos.

En la enmienda únicamente piden la supresión del punto número 2, que, como dije en la exposición de la moción, para nosotros es un elemento principal de nuestro programa electoral, y nosotros nos reafirmamos en la necesidad de modificar la Ley del Aborto en el sentido que les decía, de dar más opciones a las mujeres y no abocarlas simplemente al aborto; dar protección jurídica, como dice nuestra Carta Magna, al no nacido; y que el consentimiento por parte de los padres se mantenga, porque, además de ser un bien irrenunciable por parte de los padres, la tutela efectiva de sus hijos, además da protección jurídica y da garantías jurídicas a los profesionales sanitarios.

Y, por lo tanto, el debate de la señora del Grupo Mixto es una reproducción del que ya se hizo en el Congreso de los Diputados cuando la aprobación de la Ley del Aborto.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Fijada la posición y, por lo tanto, rechazada la enmienda, fijación del turno por los grupos parlamentarios no intervinientes hasta la fecha. Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Dolores Padrón, por tiempo de cinco, minutos tiene usted la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Muchas gracias, señor presidente.

Bien. Con respecto al aborto, al aborto, no a la ley de interrupción del embarazo, queremos decir que, dentro de lo que es la proposición no de ley, empezando por marcar nuestra posición, es que no se puede utilizar un debate economicista para plantear una cuestión moral y de programa electoral; que desde luego el Partido Popular ha venido intentando meter por la puerta de atrás un cambio de esta legislación, porque, aunque la sociedad española y canaria, y canaria, tiene asumido, asumido, el tema de las interrupciones voluntarias del embarazo, evidentemente es al Partido Popular, en un discurso retrógrado de más allá del siglo XX, al que le interesa poner sobre la mesa un discurso que la sociedad tiene más que superado y que las mujeres tenemos mucho más que superado. ¡Supérenlo ustedes de una vez ya, porque les están haciendo un flaco favor a las mujeres canarias y españolas!

Y en este sentido le quiero recordar, porque aquí lo que no es inocuo es el Partido Popular en este sentido, porque es que se ha sido responsable de la Consejería de Sanidad y se ha tenido responsabilidad en este tema, y es desde el 2010 cuando empieza a haber datos en Canarias, a raíz, señora consejera de Sanidad, de una comparecencia que el Partido Socialista pide, en aquel entonces, a la que era consejera de Sanidad. Y ahí se refleja ya cómo Canarias está en número de abortos por debajo de la media nacional y ahí se refleja que después del 2009, cuando comienza la política para impedir que nuestras adolescentes, donde había un número bastante considerable en determinados núcleos poblacionales de la isla de Tenerife, disminuyan el riesgo que supone un aborto, pues, en el 2009 y después de legalizar la píldora del día después baja en un 4 y en un 5% el número de abortos. Diga usted los datos como son, póngalos sobre la mesa. Diga que usted no hizo un informe económico del impacto de la ley hasta el año 2010, cuando se lo pide el Partido Socialista, y que nunca dio cuenta al Parlamento, nunca dio cuenta, y siempre le pedimos el informe de un comité de expertos.

Porque, mire, no vamos a entrar en la trampa que el Partido Popular nos trae con esta proposición no de ley. Ya ha anunciado que quiere cambiar la Ley del Aborto y para eso utiliza medios afines, como lo ha hecho siempre, y mensajes torticeros que nada tienen que ver con la salud reproductiva y sexual de nuestras adolescentes y de las mujeres canarias. Y comienza poniendo en cuestión la píldora del día después, comienza, que está además si se debería, se debería, usted... Porque un debate moral sí, pero la Organización Mundial de la Salud dice claramente que está autorizada y que se puede utilizar, y se utiliza en muchos países europeos, y disminuye el número de abortos, ¡y disminuye! La ley está para garantizar, para garantizar el derecho de las mujeres en plenas garantías, en plenas garantías, y que las mujeres y los médicos no tengan que hacer prácticas de este tipo en la clandestinidad.

Por lo tanto, si lo que quiere el Partido Popular es volver al año 85, donde sí que el número de abortos había aumentado, del 85 al 2008, en más de un 100%, si eso es lo que quiere el Partido Popular, le recuerdo que en el año 85 las mujeres que abortaban podían ir a la cárcel; y les recuerdo que en el año 85 los médicos que practicaban la interrupción del embarazo podían ir a la cárcel. Y lo que nos están diciendo es que la referencia del año 85 es la que cuenta, y en esto nos plantamos, nos plantamos. ¿Qué se hizo en el Gobierno cuando se estuvo en materia de prevención de embarazos no deseados? ¿Qué se hizo en materia de salud pública? Tuvimos que ir a buscar los datos, tuvimos que ir a buscar los datos al boletín de la Subdirección General de Promoción de la Salud y Epidemiología del Ministerio de Sanidad.

Miren, no quieran plantear detrás del debate económico una reducción de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada. Lo siento mucho, pero el Reglamento no permite, no permite, ninguna posición en relación a esta situación. Lo siento.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, doña Marisa Zamora tiene la palabra.

La señora Zamora Rodríguez: Gracias, presidente. Señorías.

Vaya por delante que vamos a votar en contra de la moción presentada por el Grupo Popular. Que además también le voy a decir de entrada que no voy a entrar en ninguna cuestión ideológica, porque creo que este tema de la interrupción voluntaria del embarazo es una cuestión personal, diría yo muy personal, es una cuestión de conciencia y además es una cuestión que depende de los valores morales, de las convicciones y de las ideas de cada persona. Por lo tanto, en cualquier grupo parlamentario puede haber incluso diputados que piensen de manera diferente, lo cual respeto profundamente.

Por eso no voy a entrar en esta cuestión ideológica, la cuestión de fondo, porque además pienso también otra cosa que es muy importante: pienso que este no es el foro adecuado. Este Parlamento autonómico no tiene en absoluto competencia para legislar esta materia y, por tanto, es una competencia del Estado. En este momento gobierna el Partido Popular y que sea el Partido Popular el que tenga la responsabilidad y el que acarree con las consecuencias de la modificación de la ley.

Además otra cosa le voy a decir, señora Roldós: creo que esta moción no tenía que haberse admitido, porque no es consecuente, no es congruente, con la interpelación. En la interpelación nunca se habló de la modificación de esta ley de la interrupción voluntaria del embarazo. Solamente se habló de la cuestión de materia financiera, de la ficha financiera, y de temas de cambio de organización y de docencia.

Señora Roldós, voy a hablar de dos temas importantes: del primer punto del orden del día, en cuanto a una prestación nueva que debe venir financiada, y voy a hablar también de un tema muy importante para mí, que es el tema de la prevención y de la educación sexual y reproductiva, sobre todo de los adolescentes, que es un tema fundamental para prevenir el tema de embarazos indeseados.

Señora Roldós, siempre hemos hablado de que las prestaciones nuevas que se aportan a la cartera de servicios, que además tenemos una cartera de servicios abierta, tienen que venir correctamente financiadas. Pero, mire, le digo una cosa: tengan cuidado, ahora que ustedes gobiernan, apliquen la misma vara de medir, porque cuando gobernó el Partido Popular le puedo decir que la ministra Ana Pastor introdujo planes y modificaciones en la cartera de servicios no financiadas. Le voy a poner un ejemplo: el plan de cardiopatía isquémica 2004-2007, no estaba financiado. Por tanto, utilicen la misma vara de medir.

Y le voy a decir otra cosa, le voy a decir otra cosa: la ministra ya anunció el otro día en el Consejo Interterritorial que incluso la cartera de servicios podía ser reducida en alguna de las prestaciones y servicios que se estaban prestando y no quiso tratar para nada un tema tan importante como es el tema de la modificación de la financiación sanitaria. Que es un tema que usted siempre ha demandado cuando era consejera, usted siempre hablaba de la "deuda histórica sanitaria" -yo lo llamaba "déficit sanitario"-, y usted lo cifraba en 1.400 millones de euros. Lo único que le pido es que siga este tema defendiéndolo aquí y en Madrid con tanta vehemencia y tanto apasionamiento como usted lo defendía antes de mayo, porque es un tema totalmente justo que se trate lo que a los canarios les corresponde.

Un tema importante, señora Roldós, yo creo que en este tema no se ha incidido para nada y es un tema que lo establece la propia ley en los artículos 5 y 9 de la Ley Orgánica 2/2010. Es el tema de la prevención, es el tema de la educación, de la educación sexual a los adolescentes, de que debe darse en los institutos, en los centros escolares, porque es un tema fundamental que se les hable sin tapujos, de los anticonceptivos, de cómo funcionan, de la píldora del día después, de que las chicas no pueden utilizar cuando quieran y frecuentemente la píldora del día después, porque es malo y es perjudicial para su salud. Y esto es fundamental para que tengan unas relaciones sexuales responsables, responsables y saludables.

Y si se ha incrementado el número de enfermedades de transmisión sexual es debido a la crisis, que se han incrementado en toda Europa. Por tanto, hagamos hincapié en la prevención, que es un tema fundamental. Es un tema que lo establece la propia ley y yo creo que, teniendo una formación, una información adecuada, porque a veces la familia considera que este es un tema tabú y en el entorno familiar no se quiere tratar, creo que disminuirían las mujeres que llegan a abortar, porque el tema de la interrupción voluntaria del embarazo es un tema que verdaderamente es un trance para las mujeres y un trance y un sufrimiento para las adolescentes. Y, señora Roldós, no la vamos a aceptar y ya verá usted, que en este tema dimos libertad de conciencia a nuestro grupo en Madrid, en el Congreso, lo mismo que lo hizo CiU, que en CiU votaron dos a favor de esta ley, y verdaderamente, señora Roldós, ya verá cuál es la posición de Coalición Canaria, del Grupo Nacionalista Canario, cuando este tema se trate en el lugar adecuado, que es en el Congreso de los Diputados.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Habiendo dicho el Partido Popular que rechaza la enmienda, procede la votación de la moción del Grupo Parlamentario Popular. Señorías... (El señor Figuereo Force solicita intervenir.)

¿A qué efectos, señor Figuereo?

El señor Figuereo Force (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) del artículo 97, venimos a solicitar el voto secreto, nuestro grupo. Teniendo más de un quinto, representando nuestro grupo más de un quinto de los diputados, venimos a solicitar el voto secreto (Pausa).

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Entiendo que el Grupo Parlamentario Popular, todo el Grupo Parlamentario Popular, solicita la votación secreta y, por lo tanto, reúne los requisitos del artículo 98. Por lo tanto, señorías, hay que esperar para que los servicios de la Cámara preparen la documentación correspondiente para votar y dejamos el punto sobre la mesa y seguimos con el siguiente punto del orden del día.

Antes de proseguir con el siguiente punto del orden del día, ruego a los portavoces se acerquen a la Mesa.

(Los señores portavoces atienden la llamada de la Presidencia. Pausa.)

Gracias, señores portavoces.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0009 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre impacto de la nueva Ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo, dirigida a la Sra. Consejera de Sanidad. (I-6).