Diario de Sesiones 30/2012, de fecha 27/3/2012
Punto 16

· 8L/PO/P-0303 Pregunta de la señora diputada doña María Teresa Pulido García, del Grupo Parlamentario Popular, sobre la situación en los servicios de los hospitales públicos consecuencia de la ampliación de la jornada laboral, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

El señor presidente: Siguiente pregunta -señorías-, de doña María Teresa Pulido García, del Grupo Parlamentario Popular, dirigida a la señora consejera de Sanidad ...(Rumores en la sala.)

Sí, señorías, señorías, por favor. Silencio, señorías, por favor.

Adelante, doña Maite.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Señora consejera, ¿en qué situación están los servicios sanitarios como consecuencia de la ampliación de la jornada laboral?

El señor presidente: Muchas gracias.

Por el Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señora diputada.

Aunque el enunciado de la pregunta no coincide, pero, no obstante, solo hacer dos consideraciones. Por una parte, no existe caos, que era lo que usted me preguntaba, no existe caos ni generalizado ni limitado en los hospitales del Servicio Canario de la Salud. Y, por otra parte, en segundo lugar, se trata de dar cumplimiento a lo establecido en la disposición adicional cuadragésima de la Ley 12/2011, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias, aprobada en este Parlamento.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza.

Doña Maite Pulido.

La señora Pulido García (Desde su escaño): Señora consejera.

La Ley de Presupuestos contempla que las diferentes gerencias apliquen el aumento de la jornada hasta las treinta y siete horas y media semanales de la mejor manera que se les ocurra, porque su única directriz ha sido el ahorro. Llevamos tres meses desde que su consejería tomó esta medida y la falta de una instrucción clara por su parte está generando agravios y malestar entre los distintos profesionales y entre las distintas islas, señora consejera. Los profesionales no protestan por trabajar más sino por cómo están siendo gestionadas las horas a devolver y por la falta de transparencia y homogeneidad y los criterios para su aplicación. El que su consejería no tenga un criterio justo y equitativo es lo que indigna al personal que trabaja en la sanidad canaria, porque están indignados. Y, lo que es peor, se está produciendo una merma de la calidad asistencial. Sí, señora consejera, una merma de la calidad asistencial, porque no se respetan los necesarios descansos del personal y se les somete a jornadas maratonianas. Y es que es muy fácil tirar de decretazo y someter a los trabajadores del Servicio Canario de la Salud a estas medidas improvisadas, que me gustaría saber qué ahorro van a generar en cada gerencia. Con esta medida tomada por su consejería más que a generar un ahorro a lo que ha colaborado en este primer trimestre del año es a aumentar la tasa de parados, que no se van a contratar, generar malestar, profesionales desmotivados, agravios comparativos y merma importante, como ya le he dicho, de la calidad asistencial.

La aplicación de la nueva jornada de forma heterogénea y caprichosa, según el personal al que se aplique y donde se trabaje, está generando conflictos. Aún está a tiempo de dictar una instrucción que regule la aplicación de esta Ley de Presupuestos, que no es equitativa para los trabajadores de la sanidad respecto al resto de los empleados públicos canarios, donde por conciliación de la vida familiar y laboral se les ha permitido flexibilizar el horario. Permita, señora consejera, escuche a los profesionales; rectificar es de sabios. La satisfacción y motivación de los profesionales mejorará su rendimiento. Negocie con los legítimos representantes de los trabajadores. ¿Se ha reunido con la mesa sectorial?

Por último, señora consejera, ¿cómo puede tener cuantificado el ahorro si desconoce lo que hará cada gerencia? Señora consejera, el contexto socioeconómico nunca justifica el ahorro en la prestación de los servicios públicos esenciales, como la sanidad o la educación, y eso es lo que hasta ahora está haciendo su Gobierno. Ya se lo dije en una ocasión, la salud es nuestro bien más preciado y con la salud no se juega...

El señor presidente: Muchas gracias.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Me encanta escucharla. Se ha trasladado a la opinión pública que en la próxima Ley de Presupuestos Generales del Estado se va a generalizar dicha medida, con lo cual aquello que en febrero, aquello que en febrero parecía que iba solamente a afectar a algunos ahora resulta que va a afectar a más de 2 millones de funcionarios en todas las administraciones. Eso es lo que decía el señor secretario, el señor Antonio Beteta, y lo ha dicho a la opinión pública, y, por otra parte, también traduce lo de don Cristóbal Montoro.

Pero además de eso, vamos a ver, le voy a leer: "estas medidas se enmarcan en una situación de dificultades en la que desde todos los sectores se está pidiendo a los ciudadanos y también a la propia Administración un esfuerzo adicional" -entrecomillo-. Estas son palabras literales de don Antonio, de don Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León, el día 24 de enero de 2012 y que luego repitió en varias ocasiones. Esta misma medida se ha tomado en Madrid, se ha tomado en Murcia y de la misma manera que aquí, en unos casos por unas vías y en otros por otras. Me encanta lo que ha dicho porque espero que sea usted también capaz de traducirle todo lo que ha dicho aquí al resto de las comunidades autónomas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera.

Señorías, ha concluido el turno de preguntas.