Diario de Sesiones 30/2012, de fecha 27/3/2012 - Punto 21

· 8L/C-0275 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre nuevas medidas de ahorro en la Administración de la comunidad autónoma.

El señor presidente: Siguiente comparecencia... -a ver si vamos a ver la que decía doña María Australia...-. Entonces dejamos pendiente la 203 hasta que resuelva el problema de la proyección y vemos la 275: comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre nuevas medidas de ahorro en la Administración de la comunidad autónoma.

Tiene la palabra don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

En el reciente debate de la nacionalidad, señor consejero, el Gobierno expuso, en un momento determinado de la exposición del presidente y después también surgió durante el debate, lo que eran las medidas de ajuste para la modernización de la Administración, y en ellas se encuadraban algunos datos relacionados con lo que había hecho el Gobierno desde el año 2008 hasta ahora, con un ahorro que se cifraba en ese momento del debate en 2.280 millones de euros durante todo este tiempo.

Señorías, junto a esto, está también el nivel de endeudamiento de la comunidad autónoma, que está por debajo de la media.

Y fruto de ese esfuerzo continuo y de la planificación y la adopción de medidas de austeridad, podemos tener en estos momentos un Presupuesto o se pudo presentar un Presupuesto en el año 2012 y a esperas de ver lo que ocurre dentro exactamente de dos días.

Señorías, lo que pretendemos en esta comparecencia es que el Gobierno nos explique con detalle en qué ha consistido esta reducción de 2.280 millones, qué otras medidas se están llevando a cabo para la eficacia en la gestión y, por lo tanto, ahorro económico que supuestamente también esa eficacia en la gestión traería a la gestión de la comunidad autónoma.

Con estos datos, señorías, señor consejero, es lo que pretendemos hoy averiguar, señor consejero, es lo que pretendemos hoy averiguar; y que nos diga también si todo este esfuerzo, aunque después también en mi segunda intervención lo haré con especial énfasis, si todo este esfuerzo que hemos hecho durante todo este tiempo en cumplir los deberes vale la pena, si se confirman los peores presagios en los Presupuestos Generales del Estado del 2012.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente. Señorías, buenas tardes.

La implementación del ahorro en Canarias, a diferencia de otras autonomías, no es nueva. Desde el inicio de la crisis económica y en especial desde finales del 2010 se han puesto en marcha numerosas medidas que ahora empiezan a aplicar en otras comunidades autónomas, en otras administraciones públicas. Los resultados son evidentes. Hasta el 2011 estas medidas han supuesto un ahorro cuantificado en torno a 2.280 millones de euros, de los que 1.255 millones corresponden al periodo 2008-2010 y los restantes 1.025 millones al ejercicio del 2011.

La reducción de estructuras administrativas fue una de las primeras decisiones. A partir de noviembre del 2010 se suprimieron -recuerdo- 2 consejerías, 2 secretarías generales técnicas y 11 direcciones generales. Paralelamente, se procedió a la disminución en un 13% del número de altos cargos y se rebajaron las retribuciones de los miembros del Gobierno y directivos, cuyos sueldos siguen en el 2012 congelados desde el año 2008, más la reducción del 5%, mínimo, o el 15% en el caso del presidente del Gobierno, aplicado en el 2010.

De todos estos ahorros es el del gasto corriente el que ha tenido una especial relevancia, siendo la comunidad autónoma que más ha reducido este capítulo, según datos del Ministerio de Economía y Hacienda. Se ha logrado disminuir desde los 1.500 millones de euros presupuestados en el 2008 hasta los poco más de 1.000 previstos para el 2012.

Como consecuencia de esta estricta política de austeridad, son los resultados obtenidos. Canarias es la tercera comunidad autónoma que mejor se comportó en el objetivo de déficit y es de las menos endeudadas de España. Al cierre del 2011 la deuda por habitante era de 1.748 euros, a diferencia de los casi 3.000 euros del conjunto de las autonomías.

A pesar de los buenos resultados y aunque el margen de actuación lógicamente es cada vez más estrecho, el esfuerzo en el ahorro continúa. Por lo tanto, el Gobierno de Canarias sigue en la senda de la austeridad. En estos primeros meses del 2012 está adoptando medidas que generarán una nueva reducción en el gasto corriente por importe de al menos 77 millones de euros. Durante el presente ejercicio, y de acuerdo, por tanto, con las resoluciones adoptadas, esta comunidad autónoma tiene previsto una nueva reducción del gasto corriente. Se trata de una cantidad significativa, ya que estos 77 millones de euros, insisto, se refieren solo al gasto corriente. Por lo tanto, hay que sumarlos a los importes de ahorros practicados en otros ejercicios.

Las medidas implementadas son de distinta naturaleza, entre ellas se encuentra la reducción de los arrendamientos, la energía eléctrica, el agua, las comunicaciones, la informática o la papelería y los consumibles. También destacan la telefonía fija y móvil, el combustible y los desplazamientos, las atenciones protocolarias y la representación, las reuniones, las conferencias o eventos, la publicidad o los estudios y trabajos técnicos.

Las restricciones están siendo aplicadas en todos los ámbitos posibles. Prueba de ello es la limitación impuesta, por ejemplo, al uso de los teléfonos móviles, ya que solo se están facilitando en los casos estrictamente necesarios, es más, estableciéndose límites de gasto por terminal. El ahorro previsto en este capítulo, unido a la telefonía fija, asciende a, como mínimo, 3,7 millones de euros.

La austeridad, por lo tanto, se intensifica también en la energía eléctrica y en el consumo de agua, estando prevista una reducción de 8 millones de euros para este año, a los que sumar el casi millón de euros de ahorro en cuanto al material informático.

Para disminuir el gasto en papel y agilizar los procedimientos, se están implantando en estos momentos en los centros el portafirmas electrónico.

Un sistema totalmente seguro tanto desde el punto de vista legal como tecnológico.

Más de 3 millones de euros está programado el ahorro en combustible y desplazamientos para el año 2012. Se han dado instrucciones a los centros para el uso prioritario de la videoconferencia y se ha implantado el uso compartido de vehículos en los aeropuertos hasta el rango de viceconsejero.

En cuanto al parque móvil, se está procediendo a la valoración de los vehículos, con el fin de prescindir de aproximadamente 60 unidades en una primera fase. De esos 60 vehículos algunos causarán baja, dado su estado de obsolescencia, y otros se pondrán a la venta mediante subasta pública.

En materia de alquileres, el ahorro que se genera durante este año será notable, ya que alcanzará 5,6 millones de euros, siguiendo la tendencia de estos últimos años. Hemos pasado de un gasto de 22 millones en el 2009 a unos 14 al finalizar el año en curso. Esta reducción de los gastos en alquileres se basa en una política de redistribución de las dependencias públicas, con el traslado desde sedes alquiladas a otras propias o arrendadas pero con espacio disponible. Muchos de estos traslados ya se han producido o se están realizando.

Todas estas medidas no son, señorías, aisladas. El Gobierno de Canarias mantiene en vigor las implementadas en años anteriores. En el capítulo de personal los salarios permanecen congelados, no se realizan horas extraordinarias, tampoco se reponen efectivos, salvo en el caso de sanidad y educación, y no se hacen aportaciones a planes de pensiones, entre otras medidas en cuanto al Capítulo I.

En el ámbito sanitario, se están registrando ahorros importantes en el gasto farmacéutico. La adopción de medidas como la prescripción de medicamentos por principio activo y a través de la receta electrónica continuada generó un ahorro de 10,5 millones de euros solo en los dos primeros meses de este año. Durante el año 2011 la reducción alcanzó la cifra de 48 millones de euros. Además se está incentivando una política de compra centralizada de los principales productos sanitarios, con el fin de generar economía de escala y, en consecuencia, menos costes.

Todas estas políticas de austeridad tienen como objetivo también al sector público empresarial, donde se está llevando a cabo -lo veremos posteriormente- un proceso de reordenación encaminado a lograr la optimización de sus recursos. La culminación de este plan, iniciado en el año 2011, nos llevará a un ahorro de 100 millones de euros en el 2014.

Con todo, y una vez descritas las principales medidas que hemos adoptado, quiero destacar el esfuerzo que de forma pionera se ha realizado en esta comunidad autónoma desde que se inició la crisis. Un esfuerzo que seguiremos realizando a pesar de que el margen de acción, el margen de actuación, resulta cada vez más escaso. Y aun siendo necesarios, oportunos, obligatorios diría yo, estos ahorros no son ni de lejos una solución para seguir cumpliendo con la prioridad absoluta de este Gobierno, que es el sostenimiento de los servicios públicos esenciales, que, recuerdo, representan en torno a un 70% del Presupuesto. Un sostenimiento financiero que le corresponde asegurar mediante el sistema de financiación al Gobierno de Esp aña. Canarias se ha esforzado, lo seguirá haciendo, pero en ningún caso podrá suplir las carencias de financiación que le corresponden al Estado. Cada vez tenemos menos capacidad, cada vez tenemos menos margen de actuación. Por lo tanto, cada vez es menos posible continuar obteniendo grandes ahorros en las medidas implantadas.

Señorías, yo espero que este esfuerzo, el esfuerzo realizado por la Comunidad Autónoma de Canarias, por todos, se vea reflejado en los próximos Presupuestos del Estado, se vea reflejado, por tanto, en las partidas que el Estado va a consignar en los Presupuestos que previsiblemente aprobará el próximo día 30, para que Canarias siga prestando los servicios públicos esenciales a los ciudadanos, tal como ha definido en sus políticas prioritarias.

Nada más. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Mixto, don Román Rodríguez.

Les recuerdo que en este caso son tres minutos improrrogables.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenas tardes.

Es un tema recurrente el del ajuste del gasto público en esta crisis tan severa que estamos viviendo, y tengo muy pocos minutos y solo voy a hacer algunas consideraciones.

El ajuste podrá ser inevitable pero no es necesariamente bueno. No hay que sacar pecho por que gastar menos sea mejor ni para la economía ni para el papel de lo público (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Me sorprende que de 2.280 millones de reducción de gasto acumulado en los últimos cuatro años, cuando el consejero sube a esta tribuna y hace referencia a partidas concretas, yo las sumo, las sumo corriendo y todas juntas no son 100 millones. Yo le pregunto, díganos dónde se han reducido 2.280 millones. Porque yo lo sé: para reducir 2.280 millones de euros en tres-cuatro años se ha tocado la sanidad de forma significativa e indiscriminada, se ha tocado la educación, se han tocado las inversiones y también -y me parece bien- el gasto en gasolina, en luz, en agua, en vigilancia, en alquileres, etcétera. De toda la estructura de gastos que usted dice que hemos logrado contener, el más relevante me parece que es el tema del gasto farmacéutico, que estoy absolutamente de acuerdo. Por lo tanto, me gustaría que nos desglosara las partidas gordas de la reducción del gasto, porque siempre nos apunta las cositas, que están bien, pero las gordas hasta los 2.280 millones que nos las cuente.

Y una última consideración: cuando uno tiene que ajustar el gasto, los recortes no pueden ser indiscriminados, porque, si no, el daño puede ser irreparable. Eso de que toca reducir el gasto en equis puntos y entonces uno coge y hace tabla rasa, y dice: "pues, Capítulo I, -5%, venga, a los buenos, a los malos, a los regulares, a los que trabajan, a los que no, a los que son servicios públicos y a los que no, un 5%; Capítulo II, pues, un 10%, pues venga, a recortar indiscriminadamente, sean prótesis, sea gasolina o sea la factura de la luz". Lo que le pido es que nos explique la técnica de reducción, de control del déficit que ha utilizado el Gobierno, porque yo conozco algún departamento que creo que ha sido lineal, y eso es peor el remedio que la enfermedad.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado, sobre todo por ajustarse a su tiempo.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, efectivamente, nos ha relatado aquí una disminución de los gastos que ha tenido el Gobierno -2.280 millones- y, efectivamente, unas reducciones también que ha habido en distintos conceptos, de gastos corrientes básicamente -77 millones a lo largo de estos Presupuestos del 2012-, y también una serie de medidas -congelaciones de sueldo, etcétera, etcétera-, y estoy de acuerdo con lo que ha dicho el antecesor en la palabra. O sea, el problema está en que este chicle no se puede estirar más. Los gastos corrientes representan, dentro de las partidas del Presupuesto, unas cantidades que son las que son. Salvo quitar los teléfonos y empezar a hacer señales de humo o quitar los coches e ir andando o quitar... Ya más no se puede reducir y, en cualquier caso, esas reducciones no van a ser significativas ni van a resolver el problema de financiación importante que vamos a tener de forma inmediata en los próximos meses. Estamos hablando de que eso puede tocar los servicios esenciales y, por lo tanto, supongo que tendremos ocasión de debatirlo en un futuro.

Pero sí es importante dar una señal, que es lo que muchas veces espera la gente. A la gente hay que decirle la verdad. Miren, de gastos corrientes de este tipo no podemos tirar más, porque es que ya están rebajados, pero sí es verdad que tenemos que dar el ejemplo, el ejemplo y la seña de que hacemos todos los esfuerzos para que estos gastos corrientes -teléfono, luz, agua, alquileres, etcétera, etcétera- que usted ha relatado antes se vean disminuidos. Y ese ejemplo tenemos que darlo todos y no hacer demagogia. Lo que no puede ser es que, por ejemplo, atenciones protocolarias en el Cabildo de Gran Canaria hayan subido, en el 2012, el 49,76% sobre el presupuesto del año anterior; o que publicidad y propaganda, la partida correspondiente, haya subido un 69% con respecto al año anterior. No es que sean significativas, porque han pasado de 200.000 euros a 300.000. No va a arreglar el mundo, pero estamos diciendo dar señales, en todos los sitios, dar señales, aunque se rebajase, sabemos que no va a arreglar el problema, pero dar señales de que estamos dispuestos a hacer la austeridad y los mayores sacrificios en todas estas partidas.

Pero el problema de fondo va a ser mucho más gordo, y el problema de fondo va a ser cuando tengamos que recortar, no 100.000 euros o 50.000 euros o 300.000 euros, sino cuando tengamos que recortar millones y millones de euros, y ahí ya no puedes rebajar de una partida, como esta del cabildo de 300.000. Si la quitasen, es que no, 300.000 no resolverá nada. El problema es que habrá que quitar muchísimo más y entonces habrá que saber de dónde, y ahí entrará, entrará, la forma de gobernar y conseguir la mayor eficiencia, la mayor eficiencia con los recursos de los que disponemos.

Así que, señor consejero, no me gustaría estar en su pellejo.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, don Jorge Rodríguez, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Pérez: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, hay un principio compartido de toda buena gestión presupuestaria, que es la búsqueda del equilibrio en las cuentas públicas. Principio compartido que luego depende de su aplicación, de las políticas que se pongan en marcha posteriormente.

La estabilidad presupuestaria está ahí: cuando uno se acerca al déficit cero se pueden crear 5 millones de empleos y cuando uno gasta y gasta sin control y no se respeta ese principio se llega a los 5 millones de parados. Y compartir mesa y mantel con quienes han producido ese drama, pues, se corre el riesgo, pues, de pasar lo mismo en Canarias.

Señor consejero, nuestro problema es el paro y no saldremos de la crisis si no hay crecimiento del empleo. Y el Gobierno de Canarias suspende, suspende claramente esa asignatura del empleo: 350.000 canarios están hoy sin oportunidades, mayormente los jóvenes, a los que se les aconseja que emigren.

Señor consejero, en épocas de bonanza no es muy difícil gobernar. Cuando se ve a los verdaderos gobernantes es en época de crisis y el Gobierno de Canarias no ha hecho, al día de hoy, ni una sola reforma de calado contra el déficit, ni una reforma de calado para combatir la crisis y el paro. Y un buen padre de familia, señor consejero, no gasta más de lo que ingresa en su casa, y esa debiera ser una máxima, una norma de comportamiento, en todas las administraciones públicas.

¿Piensa el Gobierno de Canarias cuando adopta las decisiones de ajuste, de ahorro, en las oportunidades que están esperando de los gobernantes, están esperando todos los canarios y sobre todo aquellos que están con falta de oportunidades y que están esperando de los gobernantes una palabra de esperanza precisamente para resolver el grave problema que aquejan?

Señor presidente, muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, don José Miguel Barragán, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, tiene que disculpar usted al señor Jorge Rodríguez. Creo que no estaba en Canarias en el periodo 2007-2011 que gobernábamos con el PP y que, por lo tanto, una parte de ese dinero es precisamente fruto de un gobierno que éramos Coalición Canaria y Partido Popular. Salvo que usted tenga algo especial con el anterior consejero de Economía y Hacienda, que también ayudó a una reducción de casi 1.025 millones de euros, la verdad es que no se pueden entender algunos de los discursos que se hacen aquí, porque precisamente hoy lo que estamos haciendo aquí es valorar una parte de la gestión, junto con la del 2011 y la del 2012, que se ha continuado con una política de ajustes, en función de cómo estaba la situación del país, cómo estaba la situación europea, de las exigencias del control del déficit que nos marcaba la Unión Europea y que también éramos copartícipes en esa reducción del déficit con el resto de España.

Pero lo que quería plantear yo, señor consejero, después de que disculpe usted al señor Jorge Rodríguez por esa intervención, era lo siguiente. Vamos a ver, señor consejero, ha hablado usted de 2.280 millones o estamos hablando de 2.280 millones durante este tiempo, a lo que hay que sumar el que no hayamos ido a la deuda pública para financiar gasto corriente, gasto público, de la comunidad autónoma, a lo que tenemos que añadir unos 900 millones de euros en beneficios fiscales, es decir, impuestos que está previsto cobrar y que la comunidad autónoma ha dejado de cobrar, ha decidido plantear una bonificación, un beneficio fiscal, porque queríamos que esos 900 millones estuvieran en la economía productiva, es decir, que pudieran ayudar al consumo de la comunidad autónoma.

Debo recordar también que se nos dice que nosotros apoyamos a un gobierno socialista en alguna de esas políticas, que nosotros consideramos que efectivamente a lo mejor había que impulsar todavía más y que empezaron tarde a reconocer la crisis, pero lo cierto, señorías, es que se supone que después del 20 de noviembre hasta ahora las cosas iban a cambiar. Se han puesto en marcha las dos reformas y se nos anuncia un presupuesto en la línea que marca Merkel de los Presupuestos Generales del Estado. ¿Y qué noticia tenemos hoy, señor consejero? ¿Tenemos una noticia de que el paro dentro de tres meses va a bajar? ¿Tenemos, quizás, una noticia por parte de Europa o del Banco de España de que España no va a entrar en recesión o todo lo contrario? Es decir, se supone que todas estas medidas eran las que iban a estimular el crecimiento, eran las que iban a crear confianza en el empresariado y que, por lo tanto, las cosas iban a cambiar. No digo en enero, no digo en febrero, no digo en marzo, pero, hombre, a partir de junio. ¿Pero qué es la realidad? La realidad es que hoy anuncian recesión en España, la realidad es que hoy esa reforma laboral se va a encontrar con una oposición el día 29 en la calle. Pero no porque a lo mejor la reforma no pueda ser una de las reformas que necesite el país, se la va a encontrar, señorías, porque no hay ni diálogo ni consenso sobre esa reforma laboral con los agentes sociales, que es a los que va dirigida. Ni con los empresarios está negociada ni con los sindicatos está negociada.

Pero, en fin, de lo que se trata hoy es de que estamos haciendo los deberes hace cuatro años; que resulta que en los ranking de las comunidades autónomas nosotros cumplimos y hacemos los deberes y se supone que a quien hace los deberes, cuando hay que repartir algo, pues, esa persona que ha hecho bien las cosas tendrá algún beneficio. ¿Y cuál es la incertidumbre que tenemos hoy? Que, a pesar de todo este ahorro que hemos hecho... -que efectivamente usted explicará después lo que le preguntaba el señor Román Rodríguez, aunque está en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma en los Capítulos I, II, IV, VI y VII, más lo que se han reducido las empresas públicas, pero dejo que se lo diga usted después al señor Rodríguez-. Pero lo cierto es que se ha hecho ese esfuerzo, se ha hecho el esfuerzo de la deuda, y ahora nos encontramos con un anuncio, un anuncio, y es que en el control del déficit todavía tenemos que recortar 150 millones de euros más, por lo que nos comentaba usted el otro día del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y a esto la incertidumbre de cuánto dinero, cuánto es la cuantía que puede venir de recortes en lo que es la financiación ordinaria a esta comunidad autónoma, sin contar también los recortes en las infraestructuras públicas, es decir, los convenios. Todo eso va a venir a Canarias. Nos podemos encontrar con un escenario en el que hay que parar obra pública, con lo cual tampoco inyectamos ni movemos la economía. Nos podemos ver con un escenario en el que ya los servicios básicos, que están bastante ajustados y que por mucha eficiencia, como explicaba el otro día en el debate de la nacionalidad, por mucha eficiencia en el gasto que podamos aplicar, los márgenes que hay para reducir son escasos...; entonces nos vamos a encontrar, señorías, con un escenario muy complicado. Y en ese escenario complicado el otro día ya dijimos que antes de que caigan los servicios públicos hay que buscar la manera de que sigan financiados, por una vía o por otra vía.

Pero me preocupa, señor consejero, me preocupa enormemente que el Estado no atienda esa petición, no sea consciente de la situación que se le está pidiendo desde Canarias. Que no es que le den más dinero a Canarias, es que se nos trate para seguir siendo iguales que el resto de los españoles. Eso es lo que se les está pidiendo y el día 29, perdón, el día 29 no, el día 30, en ese Consejo de Gobierno, el Gobierno del Estado tiene la prueba del algodón con Canarias. Si después de hacer todo ese esfuerzo durante cuatro o cinco años, si después de cumplir con el déficit, de ser la comunidad menos endeudada, de saber que tenemos un déficit de financiación sanitaria, de saber que no cumplen el artículo 95 y 96 del REF, nos dan otro corte... Pueden decir lo que quieran, pueden explicarlo con lo que quieran, pueden decir que, según el déficit, también nos toca a nosotros... Y nos tocará, no estamos diciendo que no se toque a Canarias; lo que estamos diciendo es que se le toque de forma justa. Pero yo, sinceramente, a partir del 30 de marzo, si eso ocurre, teniendo todos los datos que hoy tenemos, yo me sentiré menos español. Sí, sí, me sentiré menos español, y les digo por qué me sentiré menos español. Me sentiré menos español porque de Cádiz para arriba la financiación está mejor financiada; me sentiré menos español porque de Cádiz para arriba la media de inversión del Estado es más alta que la canaria. Sí, se pueden rasgar las vestiduras, me pueden sacar la bandera española, pero lo cierto, lo cierto, lo cierto, señorías, es que la realidad, si se cumple el 30 de marzo, los que están alejando, los que están alejando a Canarias más de España son los que deciden que los canarios tengan una financiación y el resto de España tenga otra. Esa es la realidad. Ya la teníamos, ya la estábamos sufriendo, la estábamos sufriendo durante todo este tiempo, pero ahora, e insisto, tenemos la prueba del algodón. ¿Se puede resolver? Por supuesto que sí, el Gobierno tiene la oportunidad de ser justo, de ser justos con Canarias. De lo contrario, señor consejero, muy probablemente las soluciones tienen que venir única y exclusivamente de Canarias, y la única vía que yo encuentro es, efectivamente, mejorando la financiación, porque no hay de dónde recortar 600 millones o 700 millones de euros, señorías, sin tocar los servicios públicos esenciales, gobierne usted o gobierne el lumbreras que tenga el PP para gobernar Canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, don Javier González Ortiz, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

(Comentarios en la sala.)

Señorías, ruego silencio, por favor.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Señor Barragán, yo disculpo al señor Rodríguez por su olvido inicial, como no podía ser de otra forma, y, por tanto, en ocasiones esa amnesia que se tiene del pasado y las acciones que uno ha llevado a cabo. Es más, la acción del Gobierno en representación de los intereses de Canarias, de los intereses y, por tanto, de los mandatos de este Parlamento, ha sido, es y será, por ejemplo, defender una resolución que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios de esta Cámara, presentada a instancias del Partido Popular, donde le hacíamos al Estado una reclamación sencilla, muy sencilla, que el sistema de financiación se adecuase a las realidades de las necesidades de los servicios públicos esenciales en Canarias. Decía más, decía que le reclamásemos al Estado la deuda histórica en el ámbito sanitario en diez años, a razón de 140 millones de euros, y decía que reclamásemos al Estado, por tanto, que se cumpliese una ley, una ley del Congreso de los Diputados, que es la del REF, donde el Estado estaba obligado a invertir en Canarias la media de lo que se invertía en el conjunto del Estado español, y quiero recordar que dice una coletilla: "excluidas las que compensen el hecho insular", para indicar que debe ser como mínimo más que la media. Esa es la acción del Gobierno de Canarias.

Yo imagino que si se cumplen los malos augurios del próximo viernes y, por tanto, el Gobierno de España no cumple con sus compromisos, sigue reduciendo la inversión en Canarias, no cumple con la Ley del REF, sigue detrayendo financiación a Canarias y no la compensa por otras vías, digo, estoy seguro, convencido, de que los que iniciaron la tramitación parlamentaria de esa proposición no de ley serán los primeros en protestar contra una decisión arbitraria e injusta por parte del Gobierno del Estado. Como digo que la presentaron ellos, la iniciativa, digo que tendrán, seguro, esa propuesta.

Ahora me cabe la duda, porque ya dije aquí y en comisión parlamentaria que estaba convencido de que el señor Rajoy no iba a subir los impuestos y después me equivoqué, pero yo sigo pensando que se será coherente, se será con las cosas y las iniciativas parlamentarias que se presentan y, por lo tanto, el viernes, cuando conozcamos los detalles del Presupuesto o cuando entre en el Congreso de los Diputados, los representantes del Partido Popular serán los primeros en protestar ante esa circunstancia. Estaré esperando que así se produzca.

Mire, que nos encontramos en una situación de especial dificultad es de todos sabido. Preguntaba el señor del Partido Popular que uno de los grandes problemas es el empleo. Claro que sí. Mire, ya le decía que como mínimo los incumplimientos de la Ley del REF suponen en obra directa, en empleos directos, una media de en torno a 5.000 empleos anuales. Eso sin contar con la capacidad, el incremento de la competitividad en su caso de la economía de Canarias por las infraestructuras y, por lo tanto, por la generación de economía, a la que usted se refería. Que coincido con usted en que lo más importante en estos momentos es dinamizar la economía y, mire, para dinamizar la economía lo que hace falta es invertir y, por lo tanto, para dinamizar la economía lo que hace falta es que ustedes, el viernes, cumplan entre otras cosas con la obligación del REF. Por poner uno de esos tantos ejemplos.

Pero, mire, además veremos algunas cosas. Si la preocupación es el empleo, estoy convencido, seguro, de que en los Presupuestos Generales del Estado del próximo viernes incluirán los 70 millones de euros de la partida de compensación del ITE destinada a políticas de empleo, que hemos tenido, que hemos tenido durante el año 2011, que hemos tenido durante el año 2011. Digo, para ser conscientes. Digo, estoy seguro de que esa es una preocupación importante del representante del Partido Popular, estoy seguro de que ahí incluirán esa partida en los Presupuestos Generales del Estado.

Porque usted dice algo, y dice algo muy bien, en cuanto al padre de familia. Pues, mire, un padre de familia es aquel que en un momento determinado atiende a sus hijos en función de sus necesidades y, por tanto, si la Comunidad Autónoma de Canarias es la que tiene unas tasas de desempleo más altas, la segunda en estos momentos en el conjunto de la economía española, la especial incidencia de la acción del Estado para con sus hijos, para con sus hijos que están en peores dificultades, será primar, por tanto, la acción en el territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias y, por tanto, no se verá sometida a esos recortes. Me parece un buen ejemplo hablar de los padres de familia. Padres de familia que en un momento determinado, pues, mire usted, cuando tienen una necesidad en un momento dado piden un préstamo, piden un préstamo porque es mejor pedir un préstamo para atender una necesidad imperiosa que no atenderla. Y, por lo tanto, me parece un aspecto positivo.

Me gustaría además que usted hubiese hecho referencia, por ponerle un ejemplo, a los estudios de Funcas -la Fundación de las Cajas de Ahorro-, que ha dicho que Canarias es la comunidad autónoma que prevé tener un menor comportamiento en el conjunto del Estado español para este año 2012. Por lo tanto, algunas cosas se habrán estado haciendo en ese sentido, en el sentido de intentar dinamizar la economía canaria. Desgraciadamente, las previsiones son que decrezca la economía de Canarias, pero será la que menos en el conjunto del Estado español. ¿Eso será culpa del Gobierno de Canarias, de la acción del Gobierno de Canarias o no? O, como sostenía alguien, pocas acciones puede llevar a cabo un gobierno autónomo en defensa o para disminuir las situaciones de desempleo. Lo digo porque eso está escrito en un programa electoral y, por lo tanto, echándole las culpas al Estado. Si no es así, pongámonos de acuerdo en cuál es la función que tienen unos y que tienen otros.

No quiero olvidarme de contestar al señor Román Rodríguez sobre las cantidades referentes a de dónde se han reducido esos 2.280 millones de euros, que le he hecho referencia, que hay desde el 2008 al 2010, más las cantidades del 2011. Estamos iniciando una acción en el ámbito del año en curso, del 2012. Estamos hablando de 288 millones de euros en el Capítulo I, de 1.029 millones de euros en el Capítulo II -estoy hablando de todos los ajustes, ahorros, que se han hecho desde el 2008 al 2011, ejercicio cerrado-, de 363 millones en el Capítulo IV -por tanto, las transferencias corrientes- y de 553 millones de euros en el Capítulo VI y VII. Lo digo por centrar las referencias y las posibilidades, más las acciones en el ámbito de las sociedades mercantiles. Esos son los 2.280 millones de euros. 2.280 millones de euros que es verdad que suponen detraer esos recursos del ámbito de la economía de la Comunidad Autónoma de Canarias, pero en el cumplimiento del objetivo de estabilidad, en el convencimiento de que con una apuesta de racionalidad, con una apuesta de ahorro, con una apuesta de primar los servicios públicos esenciales que ha hecho, que se ha llevado a cabo en el Gobierno de Canarias, pero también con un convencimiento de que no podemos ni debemos seguir incrementando el endeudamiento de la Comunidad Autónoma de Canarias, aun siendo de los más bajos de España, el más bajo per cápita, esto no puede seguir sine díe. Y por eso la reclamación, repito, no para inversiones fastuosas, como han podido hacer en otras comunidades autónomas, sino para sostener los servicios públicos esenciales, la continua reclamación para que el sistema de financiación de las comunidades refleje una realidad.

Miren, cuando les he hablado de los 600 millones de euros que perdemos todos los años, significa con la media. Si tuviésemos la financiación que tienen los ciudadanos de Madrid, estamos hablando de 1.000 millones al año, por poner ejemplos claros de lo que supone la realidad actual y las necesidades de futuro.

El Gobierno de Canarias está enormemente preocupado con las decisiones que se puedan llevar a cabo, materializarse el próximo viernes. El Gobierno de Canarias ha hecho su trabajo, yo diría que la Comunidad Autónoma de Canarias ha hecho un esfuerzo importante de reducción, de control del déficit. Por eso, por eso, esa apuesta esperamos que tenga su reflejo. Esperamos que tenga su reflejo incluso en la forma de acceso a los sistemas de financiación que está poniendo en marcha el Estado. Por ejemplo, en el último acceso al sistema de financiación para el pago de facturas a proveedores la distribución que se hace entre distintas comunidades autónomas se hace en función del sistema de financiación, con lo cual Canarias es la que menos recibiría financiación para poder hacer el pago de facturas atrasadas a proveedores. Afortunadamente, no estamos teniendo ese problema. Ha habido incluso hasta diferencias de hasta dónde se pueden computar esas facturas pendientes.

En definitiva, lo que estamos reclamando, creemos que es justo y necesario que el Estado español, que es el garante de los servicios públicos, debe ser el garante de los servicios públicos esenciales en el conjunto del territorio del Estado español, ejerza con sus obligaciones, con sus funciones y lleve a cabo las compensaciones y dote a las comunidades autónomas de los recursos necesarios para poder desarrollar unos servicios públicos cada vez, en este momento, y sobre todo en crisis económica, más necesarios.

Nada más, presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0275 Sobre nuevas medidas de ahorro en la administración de la Comunidad Autónoma.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico