Diario de Sesiones 30/2012, de fecha 27/3/2012
Punto 4

· 8L/PO/P-0304 Pregunta del señor diputado don Manuel Marcos Pérez Hernández, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera para fijar el objetivo de déficit para las comunidades autónomas en 2012, dirigida al señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad.

El señor presidente: Siguiente pregunta, del señor diputado don Manuel Marcos Pérez Hernández, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, dirigida al señor consejero de Economía y Hacienda.

Don Manuel Marcos.

El señor Pérez Hernández (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

La pregunta, señor consejero, hace referencia a la valoración que hace el Gobierno del acuerdo alcanzado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para fijar el 1,5% como objetivo de déficit para las comunidades autónomas el año 2012.

Sin duda, señor consejero, el Gobierno de Canarias ha demostrado su compromiso con la estabilidad presupuestaria, como ha quedado bien reflejado en los últimos datos referidos al déficit del año 2011, en los que la Comunidad Autónoma de Canarias estuvo a 0,5 puntos solo para alcanzar el objetivo de déficit del 1,3% de nuestro PIB.

Como ha señalado también usted, el Estado obliga a Canarias a firmar un cheque en blanco al imponer el objetivo de déficit para el año 2012 sin tener en cuenta y fijándolo por igual para todas las comunidades autónomas, sin tener en cuenta, por tanto, aquellas que pueden o no pueden llevar a cabo recortes; y además también, lo que es más grave, sin tener en cuenta las que han llevado a cabo un esfuerzo importante, como es el caso de esta comunidad autónoma, en la reducción del gasto corriente o en otras medidas más que ha adoptado este Gobierno en esa línea.

Por lo tanto, señor consejero, en estos momentos de crisis resulta clave y fundamental, imprescindible, que no se ataque el mantenimiento de los servicios esenciales, que la sanidad y la educación y las políticas sociales no sufran ningún tipo de recorte y que se cargue el peso de esos recortes a las comunidades autónomas para desmantelar de este modo el Estado del bienestar.

Además, señor consejero, estamos cansados un poco de la cantinela de la derecha neoconservadora de acusar de todos los males al mantenimiento del Estado del bienestar, cuando eso saben sus señorías que es radicalmente falso, porque sin duda hay países que mantienen un potente Estado del bienestar y tienen un crecimiento económico muy superior a otros de la Unión Europea.

Por lo tanto, el Gobierno de España quiere llevar a la comunidad autónoma a una situación imposible, al aplicar unos recortes que van a privar a la comunidad autónoma de prestar servicios esenciales a los ciudadanos. Esa situación imposible no se puede permitir, porque recortar los gastos una comunidad autónoma sin saber además cómo van a recortarse los Presupuestos es algo imposible de llevar a cabo. Por eso esperamos que el Gobierno de España el próximo viernes sea sensible con Canarias, mantenga los compromisos que ha adquirido con esta comunidad autónoma y que no sea un Viernes de Dolores para todos los canarios.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

Señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Lo primero que me gustaría decir es que Canarias ha dado muestras sobradas de estar comprometida con el objetivo del control del déficit. Lo que hicimos en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera es manifestar nuestro desacuerdo en las formas de hacerlo. Manifestar nuestro desacuerdo en la distribución que se hacía del total del déficit autorizado. Bueno, en el Consejo de Política Fiscal se habló del 5,8, después resultó ser el 5,3, con lo cual ya uno no sabe si lo que aprobó lo aprobó, tiene su incidencia... Pero, finalmente, el objetivo se ha fijado en un 5,3. No estábamos de acuerdo en la distribución que se hacía entre el Estado y las comunidades autónomas.

Y además no estábamos de acuerdo en que se nos pidiese que adquiriésemos un compromiso, que fuésemos serios, que dijésemos todos los consejeros allí que nos íbamos a comprometer a hacer algo de lo que nos faltaba una parte importantísima de la ecuación, y eran cuáles eran los ingresos que íbamos a obtener todas las comunidades autónomas. Por eso la manifestación que hizo, que hice yo, en nombre del Gobierno de Canarias, fue en ese sentido, de que si éramos serios, de que si nos queríamos comprometer de una forma razonable, debíamos conocer primero los ingresos para saber qué ajuste necesitábamos hacer, en su caso, en los gastos y comprometernos todos y firmar seriamente el compromiso, en el que, eso sí, todos estábamos de acuerdo, pero unos más de boquilla que otros.

Ya, finalmente, no sabemos si las cifras de déficit al final son unas u otras, después de lo conocido en el ámbito de la Comunidad de Madrid, y por eso lo que pedimos en este momento era absolutamente coherencia. Coherencia en el sentido de reclamarle al Estado un tratamiento desigual, distinto, diferenciado, para las distintas comunidades autónomas en función de determinadas variables. Parece lógico que las comunidades autónomas que han hecho un esfuerzo tengan un premio; si no, nuevamente se va a hacer tabla rasa para todas. No parece lo mismo que, en su caso, se establezca igualdad en los objetivos de estabilidad para comunidades autónomas con un porcentaje de paro del 30% a otras que tienen cifras mucho menores.

En definitiva, por eso la posición del Gobierno de Canarias fue una posición seria, responsable, manifestando su compromiso con el objetivo de estabilidad pero no estando de acuerdo ni con las formas ni con la injusta distribución que se hacía entre el déficit permitido para el Estado y el déficit para las comunidades autónomas, que, no nos olvidemos, son las que prestan, en definitiva, los servicios públicos esenciales -la sanidad, la educación y los servicios sociales-, que deben ser parte esencial de la acción de gobierno en este momento.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.