Diario de Sesiones 32/2012, de fecha 10/4/2012
Punto 24

· 8L/C-0151 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre los programas de cooperación territorial.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos al siguiente punto del orden del día, de comparecencias. En primer lugar, la comparecencia 151, del Gobierno, instada el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre los programas de cooperación territorial.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, doña Rita Gómez, tiene usted la palabra.

La señora Gómez Castro: Buenos días. Gracias, señor presidente. Señor consejero, señorías.

Realmente estoy asombrada, estoy asombrada de la irresponsabilidad del Grupo Parlamentario Popular y de los populares del Partido Popular de Canarias, que con la situación que está cayendo, con los anuncios que estamos teniendo, solamente se limiten a sonreír y a considerar este Pleno de hoy como un certamen, a ver cuál actúa mejor. Me parece increíble y estoy totalmente preocupada y asombrada.

Señor consejero, vamos a hablar ahora con esta comparecencia de herencias y de deudas que nos está dejando el Partido Popular. Vamos a hablar con la comparecencia sobre los programas de cooperación en educación, lo que nos ha dejado un Gobierno socialista, del diseño de un futuro para nuestros jóvenes, y de la hipoteca del futuro para los chicos, para Canarias y para España, que nos está dejando ver la derecha más rancia y añeja de toda Europa.

Esta comparecencia que hoy tenemos y que hoy debatimos la aplazamos, señor consejero, en el último Pleno, cuando aún no conocíamos los Presupuestos del Partido Popular, de la derecha. Hoy estamos debatiendo esta comparecencia, cuando conocemos que educación tiene un recorte de un 21% en todo el ámbito estatal y que supondrá posiblemente un recorte en Canarias de un 51%. Aquí está la diferencia entre la izquierda, un Gobierno progresista, como el que está ahora en el Gobierno de Canarias, y la derecha. Un abismo, un abismo nos separa a la derecha, a los progresistas, de ustedes, del Grupo Popular. Que quede claro: no hay ni un solo punto en común entre la derecha y los progresistas, y quien les habla pertenece al Grupo Parlamentario Socialista.

Señor consejero, y quiero preguntarle qué va a ocurrir con los programas de cooperación territorial, programas que fueron puestos en marcha por el ministro Gabilondo, por un Gobierno socialista, qué va a ocurrir en Canarias, porque no estamos hablando de simples políticas, de simples acciones, sino que estamos hablando de toda una acción política, de todo un proyecto, que, de dejar de existir, ataca frontalmente el funcionamiento de nuestro sistema educativo. ¿Qué va a ocurrir con los cero euros del Plan de infraestructuras educativas para Canarias?, ¿qué va a ocurrir, señor consejero, con eso? Porque los canarios, las canarias, que nos están escuchando y que nos están viendo tienen que conocer por qué el centro de su municipio no se termina o no se inicia, quién es el responsable y el culpable de esa no acción y de esa no ejecución de obra. ¿Qué va a ocurrir, señor consejero, con todos estos alumnos, con todos estos jóvenes, que necesitan una atención individualizada y que por falta de presupuesto van a dejar de ser atendidos en sus necesidades, detectada su necesidad, uno de los requisitos que nos indica Pisa? Ese Informe Pisa que los populares quieren que pongamos en marcha, pero, sin embargo, al mismo tiempo nos recortan, nos recortan, los instrumentos para mejorar nuestro sistema educativo.

Señor consejero, la verdad es y la realidad es, no solamente con los Presupuestos, sino con esos 10.000 millones, que se ha anunciado ayer, con lo que nos acostamos ayer, que se iban a recortar, la verdad es que educación está asfixiada y que nuestro sistema educativo, como usted ha dicho públicamente, está completamente encorsetado, sin posibilidad de realizar nada.

Ha dicho usted una frase que yo me la grabo, porque es realmente la imagen que nos diferencia a la izquierda de esta derecha; la imagen de que nosotros apostamos por la igualdad de oportunidades y la derecha por el "sálvese quien pueda". Ahí está ese abismo que nos separa.

Antes usted hablaba siempre de que podemos afrontar o de que podíamos afrontar la situación y estoy convencida de que este Gobierno va a afrontar con creces esta situación y va a apostar por educación, pero ¿en qué situación, señor consejero, nos encontramos ahora mismo con los datos de que dispone su consejería y qué tiene pensado su consejería...?

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias.

Para contestar, por parte del Gobierno, señor consejero, vicepresidente, don José Miguel Pérez, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Muy buenos días. Gracias, señor presidente. Señorías.

Voy a reiterar lo que hemos explicado en alguna ocasión para responder con rigor y con precisión a la comparecencia que se solicita. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de programas de cooperación territorial en materia educativa? Estamos hablando de posiblemente el elemento que en la última década suscitó el mayor grado de acuerdo en la educación española entre todas las comunidades autónomas, sin excepción, y el Ministerio de Educación y Ciencia. Y, en segundo lugar, estamos hablando de medidas, con recursos, con objetivos, con estrategias, que fueron diseñadas en virtud de unos objetivos planteados con el punto de llegada inicial del año 2020. Para el año anterior, estos programas adicionales, financiados por el ministerio y en cooperación con las comunidades autónomas, tenían un montante de 510 millones de euros. Hemos conocido, el miércoles pasado, que de entrada se reducen a 185 millones, 185,5 millones para ser más precisos.

Estos programas de cooperación territorial, divididos en cinco grandes bloques, buscaban, en primer lugar, el primero de ellos, la mejora del rendimiento de nuestros estudiantes; en segundo término, la modernización de nuestro sistema educativo, de sus estructuras y sus infraestructuras; en tercer lugar, un Plan estratégico para la Formación Profesional; en cuarto lugar, el tener mecanismos, generados, compartidos a nivel de todas las comunidades y el propio ministerio, de evaluación y diagnóstico de la realidad de nuestro sistema educativo; y, en quinto lugar, los programas correspondientes a la formación permanente del profesorado. Todo eso integraba un conjunto de 17 programas que han quedado reducidos a 7, según nos traslada el Ministerio de Educación.

Tengo que decir, además, que estos programas fueron acordados en conferencia sectorial, su totalidad, al igual que fueron acordados los fondos y su distribución. Sin acuerdo, sin acuerdo, se ha roto lo que constituye -y reitero la importancia que tiene- el mayor acuerdo educativo alcanzado en España en la última década y que ha permitido progresar sustancialmente en la dotación de recursos de todas y cada una de las comunidades autónomas, para las 17 líneas correspondientes.

Voy a citar cuáles son estos programas, qué dinero tenían y en qué se han quedado. El programa Educa3, dedicado a la Educación Infantil, disponía de 101.600.000 euros; queda en cero; el programa de Competencias Básicas, de 2 millones de euros, queda en cero; Leer para Aprender, 12.400.000 euros, queda en cero; se mantiene el plan PROA con una dotación de 60 millones de euros, prácticamente equiparable al anterior; Profundización en Conocimientos, tenía 15 millones de euros, queda en cero; los contratos-programa con los centros educativos, tenía 40 millones de euros, queda en cero; el programa de Reducción del abandono escolar pasa de 44 a 40 millones, digamos que se mantiene; el programa Escuela 2.0 se sustituye por otro, pasando de 100 millones de euros a 41 -luego explicaré, si tengo tiempo, en qué consiste esa sustitución-; el impulso para aprender lenguas extranjeras y todos los programas idiomáticos, que disponían de una dotación de 32 millones de euros, pasan a 13,3 millones de euros; el programa ARCE, de 3 millones a cero; el programa de Innovación en la Formación Profesional, de 41.265.000 euros pasa a 11.200.000 euros; el Reconocimiento de competencias profesionales, de 28 millones a 20; la Plataforma de Formación Profesional, de 16 millones a cero; el Sistema Integrado, de 2 millones a cero; la Red de Información sobre Educación, de 1 millón a 75.000; las Evaluaciones de diagnóstico, de 4.735.000 a cero; y la Formación del Profesorado, de 6 millones a cero.

Esa es la realidad en la que quedan estos programas de cooperación territorial, que, insisto, constituyen el acuerdo más importante, aparte de lo que fue la Estrategia española de cara a la convergencia con Europa 2020, entre todas las comunidades autónomas. Pero lo grave es que se ha hecho sin acuerdo, sin aviso, sin diagnosticar si servían o no servían, sin diagnóstico de lo que servía o no servía. Que se esperaba lógicamente una reducción presupuestaria era lógico, pero no pensábamos que fuera a tener este calibre, de dejarlos casi reducidos a un quinto.

Y añade usted otra cuestión que efectivamente es específica de Canarias y que se venía manteniendo en el Presupuesto General del Estado a lo largo de los últimos años y que para Canarias es esencial. Me refiero al Plan de infraestructuras educativas canarias, el famoso PIEC, 40 millones de euros -41 o 40, según las legislaturas anteriores-, queda reducido a cero. Nos esperábamos un recorte, evidentemente, no puede ser de otra manera, pero cero, pero cero... Esto significa detener cualquier obra nueva que deba emprenderse en cualquier isla de cara a cualquier colegio; significa detener muchos de los proyectos de ampliación y mejora, salidos, entre otras cosas, de las propuestas que los diferentes grupos hicieron en este Parlamento cuando se elaboró y se confeccionó el presupuesto; y significa también, como no puede ser de otra manera, suspender buena parte de la reposición y renovación del mobiliario.

Esta es la realidad de los programas de cooperación territorial, independientemente de la noticia que ayer recibíamos y que luego, si le parece bien, comentaremos.

Pero, en mi opinión, si a esto le añadimos lo que supone la creciente disminución de transferencias a las comunidades autónomas de los capítulos VI, VII y VIII del Ministerio de Educación, que suponen un recorte de un 43%, más de un 43, un 43,6%, entenderán que estamos tocando fondo en materia de aprecio por nuestro sistema educativo, en el que ya sabemos que no podemos contar con el ministro de Educación.

En la reunión que tuvimos de la comisión sectorial, la única y primera que hemos tenido hasta ahora, mi conversación con el ministro se centró en pedirle y solicitarle que mantuviera al menos estos programas para todas las comunidades españolas y que mantuviera lógicamente el PIEC en Canarias. Se lo reiteré hace un par de semanas por escrito en una carta que me ha devuelto, diciendo que tomaba en consideración y que acusaba recibo. La respuesta la hemos visto en forma de presupuestos. Así no se gobierna la educación en España, porque no hay solo un ministerio encargado de gobernar la educación, hay muchas comunidades autónomas que tienen a su cargo la gestión del sistema educativo, el comprometerse con el éxito del sistema educativo, pero ya sabemos con quién este año no podemos contar.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero, señor vicepresidente.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios. En primer lugar, los no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández, tiene usted la palabra, por tiempo de tres minutos.

La señora Hernández Jorge: Buenas tardes, señoras y señores diputados. Gracias, señor presidente.

La verdad es que desde el Grupo Mixto siempre hemos defendido que los recursos que se invierten en educación son precisamente eso, una inversión, no son un gasto, y nunca vamos a estar de acuerdo con ningún recorte en materia educativa.

Nos sorprende cómo el Gobierno del Partido Popular, senda ya iniciada por el Partido Socialista, sigue al pie de la letra los dictámenes europeos en materia de ese objetivo de reducir el déficit y, sin embargo, no sigue las instrucciones de Europa en materia de no bajar los recursos en educación. La comisaria europea en esta materia ya dijo el año pasado y recomendó a España de manera especial, por los malos indicadores que tiene España en materia educativa, por la alta tasa de fracaso, por la alta tasa de abandono, ya recomendó a España no bajar la guardia en materia educativa. Por tanto, vamos a estar siempre en contra de bajar la inversión en materia educativa.

Miren, hay estudios muy interesantes realizados por los gobiernos de Finlandia y de Holanda que han hecho un estudio, un estudio longitudinal, de cuánto supone a lo largo de la vida de un individuo el no tener una formación. Son estudios interesantes porque, al final, aquellos que ven la inversión en materia educativa como una cuestión absolutamente economicista se darían cuenta de que lo que se ahorran en educación de los más pequeños y de los adolescentes y de los adultos se lo van a gastar luego cuando sean mayores en prestaciones en materia de desempleo, porque al final resulta que esas oportunidades que se les quita a esos niños y niñas o a esos adolescentes luego serán oportunidades que tampoco tengan para acceder al mercado laboral.

Los programas de cooperación territorial, si en todo el territorio español fueron importantes, han sido importantes en Canarias, lo fueron en estos dos últimos, tres últimos años, aún más. Vinieron a paliar, a paliar, los recortes que en la anterior legislatura se llevaron en materia educativa y vinieron a compensar, por tanto, y a mejorar el sistema en Canarias, a través de programas que yo no voy a relatar por cuestión de tiempo y porque ya los ha mencionado el señor consejero.

Nos parecen tremendamente preocupantes los recortes o la desaparición del programa Educación 0-3. Saben que somos unos defensores a ultranza de la Educación Infantil de cero a tres años. Nosotros y Europa, que quede claro. Nos parece grave haber recortado la financiación de la Escuela 2.0, un elemento de modernización de la pedagogía y del desarrollo educativo en las aulas. Pero también nos parece grave el recorte a cero de los contratos-programa. No me da tiempo de explicar en qué consisten, pero vienen a paliar la situación de fracaso y, por tanto, a fomentar el éxito en aquellos contextos, en aquellos centros, donde hay mayores dificultades.

Está claro que con estos mimbres tendremos que hacer el cesto. Seguiremos reclamando que no estamos de acuerdo, pero sí que creo que la...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada. Sabe que el tiempo está tasado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, doña Marisa Zamora, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Zamora Rodríguez: Gracias, presidente.

Para empezar, señor consejero, lamentable es toda esta situación. Para los diputados que no estaban en la Cámara en la legislatura anterior, que sepan que cuando se frustró la posibilidad de firmar un gran pacto, un pacto de Estado por la educación, el ministro Gabilondo, que siempre tuvo la voluntad de llegar a acuerdos, y hay que decirlo, puso sobre la mesa un documento que, articulado, que, como ha dicho el señor consejero, pues, estaba articulado en cinco grandes bloques, que englobaba 17 programas, y que además venía a coincidir casi prácticamente los contenidos del pacto nonato.

Esta comunidad autónoma siempre antepuso la voluntad de llegar a acuerdos a la discrepancia. El presidente del Gobierno, Paulino Rivero, y la consejera anterior de Educación siempre dijo en esta tribuna en declaraciones públicas que estaba a favor de firmar un gran pacto, igual que nuestro grupo parlamentario, que en esta tribuna en multitud de iniciativas siempre dijo que quería un pacto por la educación. No fue posible y precisamente esa es la voluntad, el espíritu que estamos queriendo llevar a la subcomisión de estudio que se ha creado en esta Cámara sobre el diagnóstico de la educación en Canarias, intentar llegar a un consenso, a un acuerdo sobre las políticas educativas para llegar a un acuerdo en Canarias sobre este pacto.

Por tanto, nuestro grupo quiere seguir trabajando en los programas de cooperación territorial. Evidentemente apostamos por seguir trabajando por la escolarización temprana, por que cada vez más chicos se gradúen en la ESO, por reformar la Formación Profesional. Queremos seguir trabajando con los PROA, para los chicos que están en entornos desfavorecidos, queremos la modernización de la escuela, lo poliidiomático, queremos el tema de la modernización de las TIC, la potenciación de las TIC en la escuela, queremos la formación del profesorado, que es importantísima. Queremos también, desde luego, el que se siga con las políticas de diagnóstico, porque hay que valorar las políticas educativas.

Pero, señor consejero, ¿todo esto lo quiere el Gobierno del Estado?, ¿todo esto lo quiere el ministro? ¿En qué estamos pensando cuando Europa hace las recomendaciones de las que hablaba la portavoz del Grupo Mixto? Y resulta que ya está anunciando... No solamente nos han quitado de un plumazo los 40 millones de euros en infraestructuras educativas -que piense que no solamente son infraestructuras, es mano de obra también, es empleo para las personas que trabajan en las infraestructuras, infraestructuras que no van a poder seguir continuando-, es que además ahora ya anuncian 10.000 millones de euros de recorte también en políticas educativas. ¿Y programas tan importantes, como es el de Incidencia en las competencias básicas, que es en lo que fracasamos en el Informe Pisa, resulta que lo quitan? ¡Es que, bueno, yo no...! Cuando estaba hablando de que los chicos nuestros no entienden lo que leen, estamos hablando de comprensión lectora, ¿quitan el tema de aprender a leer y el tema de las ayudas a bibliotecas? Algo inconcebible, si es que precisamente es algo que es importantísimo. El que los centros educativos nos piden una mayor autonomía y estamos quitando los contratos-programa con los centros educativos. Pero, bueno, en qué cabeza cabe.

Señor consejero, no entiendo. Es lamentable. Creo que el Partido Popular no cree que la educación es un motor para la economía y un motor para el empleo. Lamentable y estamos profundamente tristes con esta noticia de que cada vez se están recortando más las...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, don Felipe tiene usted la palabra.

El señor Afonso El Jaber: Ustedes después de hundir hasta el fondo la educación española y ponerla en la cola de la OCDE, ustedes después de hundir nuestras cuentas hasta lo más profundo, vienen aquí a dar lecciones de política educativa y de política presupuestaria. ¡Hay que tener cara para eso!

La izquierda inútil ha traído a España su mayor retroceso histórico. Nunca antes ningún país de Europa ha vivido un retroceso tan histórico, y eso sí que es ser reaccionario. ¡Nos han mandado veinte años para atrás y viene aquí a dar lecciones de progreso! ¡Qué sabrán ustedes del progreso, si cogieron un país que iba embalado y lo han dejado hundido! ¿A eso le llaman progreso? Progreso es justo lo contrario.

Nosotros en educación vamos a hacer más por menos, y no será difícil hacer más a juzgar por los resultados de su política educativa, que ha evaluado Pisa y la ha puesto a la cola. Y tampoco será difícil hacerlo por menos después del gran derroche nacional que ustedes han protagonizado. Pero, mire, aunque sea difícil hacer más por menos, no queda otra, no queda otro remedio para salir del gran fango en que ustedes han metido a la economía española. No queda otro remedio que hacer más por menos. Y, mire, lo vamos a hacer, es nuestra responsabilidad histórica. No gobernamos para un titular mañana en la prensa, como hacen ustedes, que recortan un 60% los presupuestos de cultura y dice que el Partido Popular hace lo mismo. No, no gobernamos porque no sería ético en este momento, donde hay millones de españoles pasándolo tan mal. Gobernamos para salir de la crisis, con esfuerzo, pero vamos a salir, siendo más eficaces, siendo mucho más eficientes de lo que fueron ustedes, porque en sus competencias, en lo del Informe Pisa... Yo creí que iba a venir hoy aquí a hablar del Informe Pisa. De eso están calladitos, de lo que tienen competencias. Y esto no es cuestión de contar programas, más arriba, más abajo, sino una política integral que mejore la educación en España.

Si yo estuviera en su lugar, me daría vergüenza venir aquí a dar lecciones y a pedir más déficit. ¡30.000 millones vamos a tener que pagar este año de intereses, más que todos los recortes juntos!

Y ustedes deberían tener el pudor de estar un tiempo relajaditos. Después de lo que han dejado hace cien días, hace tres meses... ¡Pretérito imperfecto!, aquí, muy cercano. ¡No es el pasado, no es la herencia del pasado!, hace tres meses. Estén un tiempo calladitos sin montar ruido. Por pudor, simplemente por pudor, que es lo que me pasaría a mí.

Mire usted, vamos a salir con ustedes o sin ustedes. Esa es su decisión, si quiere apoyarlo o no. Allá ustedes con su conciencia. No es momento de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte...

El señor Afonso El Jaber: ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señor diputado, terminó su intervención. Sabe que tiene tres minutos, sabe que tiene tres minutos...

El señor Afonso El Jaber: ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): No tiene la palabra, señor diputado. Le ruego abandone la tribuna.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia... -le recuerdo al Grupo Parlamentario Popular que puede solicitar comparecencia, y tiene un cupo amplio, y todas las que considere pertinentes, y tendrá el tiempo que establece el Reglamento-, por parte del Grupo Parlamentario Socialista, solicitante de la comparecencia, doña Rita Gómez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

(Rumores en la sala.)

Perdón, perdón, señora diputada. Señorías, por favor, guardemos silencio.

Señora diputada.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente.

Únicamente viví los últimos años de esa etapa -por mi edad no pude vivirla toda-, esa etapa en la que nos mandaban a estar calladitos. Viví en otra época y, por lo tanto, hablo de lo que pienso y defiendo lo que creo.

Me gustaría que todos en esta Cámara mantuvieran la misma coherencia, porque parece que no han estado gobernando esta tierra, parece que no han estado gobernando esta tierra. Tendremos oportunidad de traer lo que decían ayer y lo que están diciendo hoy. Sigo manteniendo, y el Grupo Parlamentario Socialista, seguimos manteniendo el mismo discurso, el mismo discurso de responsabilidad y de coherencia con la defensa de la educación pública. Quien les habla, el consejero de Educación del Gobierno de Canarias y todos los compañeros y compañeras que están aquí, tienen más que acreditada una historia política en la defensa de la educación pública y, por lo tanto, venimos aquí con orgullo, con conocimiento, a hablar de lo que sabemos.

Pudor, conocimiento y responsabilidad es lo que les falta a ustedes, no a los demás, que estamos preocupados por esta situación, por esta situación, y que estamos intentando que no se recorte ni un solo euro de lo que es prioritario, de lo que es intocable: educación, sanidad y servicios públicos. De eso es de lo que estamos hablando... (Comentarios en la sala.)

Cuando quiera, hablamos...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Prosiga, señora diputada.

La señora Gómez Castro: Aquí no, fuera. Cuando quieran, se dirigen a mí; si no, me hacen cualquier pregunta que deseen y les contestaré claramente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, señora diputada, aténgase a la...

La señora Gómez Castro: Señor consejero, ha salido aquí el tema de herencia y de no herencia. Claro que sí nos ha dejado una herencia el Partido Socialista: nos ha dejado la herencia de dos sistemas universales públicos, como es la sanidad y como es la educación, y nos ha dejado más de 300 millones en Canarias que ahora el Partido Popular ha quitado. Esa es la herencia del Partido Socialista. Yo aquí no me estoy inventando absolutamente nada. Yo aquí estoy hablando con datos, con datos. Que acudamos a los Presupuestos, vemos lo que invertía el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aquí y lo que dejó de invertir el señor Rajoy (Rumores en la sala).

Yo quiero decir una frase para que vean la incoherencia. Decía el señor Rajoy antes de las elecciones: "le voy a meter..."

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Vamos a ver, señorías, por favor, ruego guarden silencio.

La señora Gómez Castro: "Le voy a meter la tijera a todo, salvo a las pensiones, sanidad y educación". No sé qué tijera utiliza el señor Rajoy para haber recortado un 21% en educación y para anunciar, ayer, a través de la prensa alemana, el ministro de Economía un recorte de más de 10.000 millones de euros en sanidad y en educación. Probablemente sea una tijera que no conoce o que no sabe manejar, porque la utiliza indiscriminadamente.

Señor consejero, el Gobierno socialista, porque tenemos que hablar y tenemos que comparar, dejó, tenía una inversión con Canarias, con los programas, sobre todo con los programas de cooperación, de unos 500 millones que usted ha dicho. Nos estamos quedando en 188 millones. Teníamos el Plan de infraestructuras educativas, que eran 42 millones, y ahora tenemos cero euros para Canarias. Esa es la herencia.

La herencia en las deudas que nos está dejando el Partido Popular son 600 millones menos, son 160 millones menos en becas, y así pararíamos y no terminaríamos en esta comparecencia.

Pero vamos a hablar de los programas de cooperación territorial. Como bien dijo usted, supuso un acto de consenso, un acto de consenso entre todas las comunidades autónomas, independientemente de su color político, y supuso un consenso porque el ministro Gabilondo, un ministro socialista, logró poner de acuerdo las cosas en las que estábamos de acuerdo y separar las discrepancias, y si nos damos cuenta, como bien ha dicho la señora Zamora, en la comisión de estudio de este Parlamento son más las cosas que nos unen a toda la comunidad educativa que las cosas que nos separan, y eso lo está haciendo este Parlamento de Canarias y lo está también haciendo la Consejería de Educación, de unir y de consensuar a todos los miembros de la comunidad educativa.

Por lo tanto, ese acto de consenso, señor consejero, el recorte de esos programas de cooperación territorial, ha supuesto un varapalo para todas las comunidades autónomas, sean del Partido Popular, sean del Partido Socialista o sean gobernadas por cualquier grupo, como Cataluña, País Vasco y demás. Ha sido totalmente un varapalo porque ha atacado el funcionamiento... (Rumores en la sala.)

Señor presidente, me es imposible hablar.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, sabe que hay siempre un pequeño murmullo, pero, en fin, prosiga.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente.

Ha supuesto un varapalo y ha supuesto un ataque al funcionamiento del sistema educativo.

Son muchos los convenios que tiene suscritos Canarias o que ha tenido suscritos -mejor dicho- Canarias con el Gobierno estatal, muchísimos, y que poco a poco vamos a ir trayéndolos a este Parlamento, porque los canarios tienen que conocer qué ha dejado de aportar el Partido Popular a Canarias. Tenemos los programas de lectura, como bien decía la señora Zamora, tenemos los programas de infraestructuras, tenemos programas de ahorro energético en los centros escolares, tenemos convenios para la terminación del Espacio europeo de enseñanza superior, tenemos los convenios con las federaciones de padres y madres, que ha quedado a cero euros. Cuando los padres y madres vengan a reclamarle a usted, señor consejero, por qué no les da la subvención, ha de decirles: "que no soy yo, que es el Partido Popular el que no se la está dando".

Estamos hablando, señor consejero, dentro de los programas de cooperación territorial, de 22 millones, de 22 millones, que en cuánto se quedan. ¿En cuánto se quedan con un Presupuesto como el que conocemos y en cuánto se quedan con esos 10.000 millones de menos en educación y sanidad? Pues probablemente yo creo que ni siquiera se quedan con la mitad, se quedan con mucho menos de la mitad.

Hablan de Pisa. Hablan de Pisa y realmente creo que no han leído Pisa, porque todas las recomendaciones y orientaciones que hace Pisa son precisamente los recortes que ha producido el Partido Popular en esas áreas. Ha producido recortes en la autonomía de los centros, programas de cooperación territorial, programas, los contratos-programa con los centros educativos, ha reducido el abandono escolar, ha reducido los PROA, ha reducido la Formación Profesional, que eso no se ha dicho aquí, ha reducido la formación continua del profesorado, inicial y continua -otra de las recomendaciones de Pisa-. Por lo tanto, seamos coherentes o, por lo tanto, seamos responsables en lo que venimos a decir. Traiga detrás un conocimiento, un conocimiento de lectura, de información, de asesoramiento. No podemos venir a hablar aquí cuando defendemos una cosa y cuando estamos en esta tribuna, con lo que estamos diciendo estamos negando lo que estamos defendiendo.

Señor consejero, Competencias Básicas, ese programa de cooperación territorial, tiene cero euros; es decir, ha habido un recorte del 100%. Las competencias básicas, el primer fallo que tenemos en Pisa. Nuestros alumnos tienen problemas en la adquisición de las competencias básicas. Los libros de texto han sufrido una disminución del 72%.

Señorías, yo creo que debemos ser conscientes de lo que estamos hablando, de lo que supone. Ha habido un presupuesto, porque ese presupuesto se ha ido manteniendo en años de crisis por un Gobierno socialista, se ha ido manteniendo, porque eso es así y los datos están ahí, y ahora se ha cortado. Seamos conscientes de lo que supone, seamos conscientes de aquellas personas que han accedido al mercado laboral sin una alta cualificación y ahora quieren acceder a recualificarse. Imposible, el recorte del Partido Popular les imposibilita la recualificación. ¿Entonces de qué estamos hablando? No estamos hablando de un juego a ver quién pone el punto sobre la i. No estamos hablando de eso, señores del Partido Popular, estamos hablando de algo muy serio, que es hipotecar el futuro de esta comunidad, de Canarias, porque estamos frenando la educación, la única salida posible a esta crisis, la única, y todos coincidimos en el discurso, pero, sin embargo, cuando uno llega al poder, pues, ejecuta y no tiene en cuenta lo prioritario.

Señor consejero, yo sé que la situación es bastante difícil. La verdad, no sé cómo se va a poder afrontar esta situación -estoy hablando ahora mismo de educación-, no veo cómo poder continuar con estos programas de cooperación territorial, que contribuían a mejorar el rendimiento y los indicadores de nuestro sistema educativo, de nuestros chicos y de nuestras chicas, pero, señor consejero, le apelo, apelo a su convicción, a la convicción también del Gobierno de Canarias, a que consideren que educación es intocable, es intocable. Pero no porque lo esté diciendo yo...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, tiene usted un minuto para concluir.

La señora Gómez Castro: Señor presidente, gracias.

Apelo a que hagamos todo lo posible para mantener este nivel, para mantener estos programas. Yo sé que lo estoy poniendo en una situación bastante complicada, pero estoy segura de que la convicción le va a dar la fuerza suficiente para que educación sea una línea roja que, aunque el Partido Popular quiera acabar con ella, nosotros no lo vamos a dejar.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para contestar a las distintas intervenciones, señor vicepresidente y consejero de Educación, don José Miguel, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García): Señor presidente. Señorías.

El derroche en los programas de cooperación territorial consistió en remitir a Canarias cada año, entre el PIEC y el resto de los programas, más de 60 millones de euros, que han sido invertidos en la educación canaria, que han sido invertidos en la educación canaria. Había crisis en 2010, en el 2011 había y no se dejaron de enviar esos fondos.

Yo creo que entre la creencia fundamentalista -y se lo digo al Grupo Popular con honestidad- de que no hay otro camino para salir de la crisis y el respeto a quienes pensamos que hay otros caminos para salir de la crisis hay una diferencia clara. Yo respeto la opción que tome el Partido Popular en virtud de sus convicciones, convicciones que le llevan a entender que el problema de nuestra economía, como de la economía europea, de su productividad y su competitividad, tiene que ver con el Estado del bienestar y, por tanto, hay que fulminarlo, pero no es esa nuestra opinión, no es esa nuestra opinión. Si alguien se mete en el camino de decir que no hay otra alternativa, no es que sea una cuestión de ignorancia, que puede serlo, es una cuestión de fundamentalismo y, de verdad, no estamos en tiempos para eso.

Pero lo que me parece más duro es tener que escuchar palabras altisonantes estampándolas en la cara de los ciudadanos, las acciones de recorte en educación o en políticas públicas básicas. Tengan al menos la coherencia de explicarlas, tengan la coherencia de explicarlas, y les voy a poner algún ejemplo de esas explicaciones.

Antes les decía que estos programas son programas acordados entre todas las comunidades autónomas, pero que responden a objetivos, y si hay que variarlos lo lógico es que se evalúen, se diagnostiquen y se cambien, e incluso, si es por razones de ajuste económico, que se haga lo propio. Les recomiendo a los del Grupo Popular que se vayan a la página del actual Ministerio de Educación y a la referencia a la rueda de prensa que dio la secretaria de Estado de Educación para explicar los Presupuestos y los programas de cooperación territorial, afirmando la reducción que se iba a producir en los mismos. Afirma que, una vez evaluada la eficacia y viabilidad de los programas de cooperación territorial, no se dará continuidad a algunos de ellos y cita los 10 que se tumban. Bien, pues, no es verdad, no ha sido evaluado ninguno de los programas, no ha sido evaluado, porque esa evaluación exigiría un trabajo con las comunidades autónomas que no se ha hecho, a pesar de que se planteó en la comisión. Pero, para más inri, fíjense los argumentos y los razonamientos, en el párrafo siguiente dice: por otra parte, y dada la probada ineficacia del programa Escuela 2.0 -se refiere a la digitalización-, un ordenador por niño -dicen eufemísticamente-, en el que se gastaron más de 91 millones de euros en 2011, se sustituye por el programa TIC 2012 -al que le quitan 50 millones, más de 50 millones, cerca de 60-. Y dice: ¿en qué va a consistir ese programa alternativo?: en desarrollar una plataforma electrónica de aprendizaje que sirva para mejorar la gestión de los contenidos y va a promover el uso de entornos virtuales de aprendizaje que faciliten la enseñanza en las aulas y el aprendizaje individualizado según las necesidades de los alumnos. Pero, vamos a ver, imagínense que vienen los alumnos a hacer esto y no hay ordenadores ni pizarras digitales ni entornos informáticos, ¿qué hacemos?, ¿se lo explicamos en el pizarrín con tiza o no estarán pensando en que cada uno se lo traiga de casita y el que pueda pagárselo que se lo pague? ¿Será eso en lo que están pensando? O sea, ¡esa es la ineficacia probada de algo que ha permitido en Canarias, solo en el último año, una inversión de 6 millones de euros, equipando informáticamente las aulas? ¿En eso estamos pensando? Pues de eso hablamos cuando estamos hablando de estos programas de cooperación territorial, de esos argumentos, de esas políticas.

¿Hay alternativas? Claro que hay alternativas, claro que hay alternativas. Y, efectivamente, el gran error que tendremos en esta crisis es tocar las políticas públicas básicas. Una cosa es hacer ajustes y otra cosa es fulminarlas, fulminarlas, en toda su extensión, y aquí hay profesores y profesoras que saben de lo que estoy hablando, que saben de lo que estoy hablando.

Pero, miren, independientemente de estos programas, serían el problema menor que tendríamos y al que nos enfrentamos. Cualquiera que analice a fondo el Presupuesto General del Estado del año 2012 comprobará que la financiación para las competencias -sanitarias, autonómicas o educativas- disminuye en centenares de millones de euros. O, lo que es lo mismo, ya no es para hacer infraestructuras nuevas en el programa PIEC, ya no es para dotar de ordenadores o los programas de lectura y aprendizaje o los apoyos informáticos o los programas de refuerzo en la aulas; estamos hablando de la dotación esencial, normal, que se da a cada comunidad en virtud de la cartera de servicios que presta. ¿En cuánto disminuye o disminuiría si aplicáramos mecánicamente el recorte que se nos propone en esos Presupuestos Generales del Estado?: en centenares de millones de euros en Canarias, en centenares de millones de euros, dirigidos a la sanidad y a la educación, también a las políticas sociales y a la justicia. De eso estamos hablando, ese es el problema de España, ese es el problema de la crisis.

¿Por ahí se sale de la crisis? Francamente creo que eso no va a mejorar la eficiencia, la eficacia, como se dice ahí; que eso no responde a evaluación alguna, responde a un criterio ideológico que tiene que ver -eso sí- con achacar a ese chivo expiatorio... -que, por cierto, está en manos de las comunidades autónomas, por eso hay que tumbarlas, por eso hay que difamarlas, por eso hay que colocarlas en el centro del huracán del problema, como se está haciendo-. Esa y no otra es la política que se está empezando a practicar. Porque, señores y señoras, ¿había crisis en 2011, sí o no?: ¿por qué no se redujo? ¿Había crisis en 2010?: ¿por qué no se redujeron estos programas? Porque hay quien les da prioridad clara y otros que siguen la máxima ahí y que están reflejando, y es que el que pueda que se lo pague. Esa es la diferencia. Nos tendrán enfrente, como no puede ser de otra manera; nunca al lado, enfrente. Para mantenerlos apoyaremos todo lo que haga falta, como le dije al ministro. Para tumbar estos programas que benefician a quienes menos tienen, ahí estaremos enfrente.

Muchas gracias.

(El señor Afonso El Jaber solicita intervenir.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Don Felipe, ¿a qué efectos?

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): ¿Perdón?

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pero, vamos a ver, vamos a ver, no he oído ninguna inexactitud sobre la conducta de su señoría y, por lo tanto, señor diputado, no le doy la palabra.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señor diputado, señor diputado, señor diputado, dígame cuál es la inexactitud que se ha dirigido a su persona.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): No, no...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): No, no, a su persona.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Se ha dicho que no se han evaluado los programas, y eso es falso; existe informe de evaluación de los...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señor diputado, no tiene la palabra. No tiene la palabra. Le ruego que se siente, señor diputado. No tiene la palabra por cuanto no está conforme con el artículo 82 del Reglamento, que es para alusiones o inexactitudes sobre la persona o la conducta de usted como diputado, y no ha habido ninguna inexactitud sobre su conducta ni sobre su situación personal.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señoría, le ruego que se siente. Le ruego, señoría... (Comentarios en la sala.)

Don Asier Antona, le ruego exprese opiniones más fundadas en relación a esta Presidencia.

Señor diputado, señor consejero, señor vicepresidente del Gobierno, en nombre propio y en nombre de la Mesa, y estoy convencido de que en nombre también de sus señorías, incluso de las señorías del Partido Popular, le quiero felicitar por su cumpleaños en el día de hoy.

(La señora Navarro de Paz solicita intervenir.)

Y, señorías, dado que son las dos y treinta y conforme a acuerdos planteados en...

Señora diputada, señora portavoz, dígame a qué efectos.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Por supuesto, es que me he sentido aludida, y en nombre de mi grupo, de corazón, por supuesto que sí, ¡feliz cumpleaños! Pero también me gustaría, ya que estamos de felicitaciones, aunque el día no está para eso, felicitar a nuestro compañero Fernando Figuereo, que también es su cumpleaños.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): No lo sabía. Pues igualmente hacemos extensión de la felicitación a don Fernando Figuereo.

Señorías, se levanta la sesión o se suspende, para ser más exactos, hasta las cuatro y treinta de la tarde.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y treinta minutos.)

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y treinta y nueve minutos.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Buenas tardes, señorías.

Se reanuda la sesión.