Diario de Sesiones 32/2012, de fecha 10/4/2012 - Punto 25

· 8L/C-0273 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre cumplimiento de los pagos a proveedores.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre cumplimiento de los pagos a proveedores.

Para la primera intervención, por el Grupo Nacionalista, don José Miguel Barragán, por tiempo de cinco minutos, tiene la palabra.

Señorías, ruego ocupen los escaños, por favor.

Don José Miguel Barragán.

El señor Barragán Cabrera: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

En esta legislatura hemos tocado este tema en dos ocasiones, bueno, lo hemos tocado en muchas más, en muchas más intervenciones, pero en dos ocasiones de forma específica. Una a través de una comparecencia del Grupo Popular, del señor Jorge Rodríguez, que preguntaba al consejero sobre esta cuestión, y también en una pregunta, creo que también de don Jorge Rodríguez, que se contestó después, pasó de pregunta oral en Pleno pasó a pregunta escrita al terminar el periodo de sesiones, en la que también se incidía en esta cuestión. En esa comparecencia, en lo que es la comparecencia y también en parte de la pregunta, señor consejero, usted hacía referencia, en septiembre del 2011 y en diciembre del 2011 en la pregunta, a que los datos que manejaba la comunidad autónoma, según un informe que citaba usted de datos de los autónomos españoles, de la federación de autónomos, de un informe del 31 de julio de 2011, que nosotros éramos, estábamos entre las seis comunidades con menor deuda con autónomos y que el tesoro de la comunidad autónoma pagaba aproximadamente dos veces al mes y que en el cumplimiento, estábamos en los términos del cumplimiento de la ley de morosidad para el 2011, que se establecía en unos 50 días el periodo máximo de pago de estas deudas. Y planteaba en esa comunicación, en esa comparecencia, hablaba usted también de confianza, de seguridad, de los acreedores de la comunidad autónoma en el pago en tiempo razonable. Y citaba una cifra, en la que usted daba entre 40 y 45 días de media, que era lo que se pagaba en la comunidad autónoma en el año 2011.

Un trimestre o un semestre en términos económicos son los plazos que se suelen utilizar para hacer una evaluación de los ritmos a los que van los ingresos, los gastos, y esta es una buena ocasión; ha terminado el primer trimestre del año y la pregunta iría en cómo ha evolucionado durante el año 2012, si seguimos manteniendo ese nivel de pagos dentro de unos tiempos razonables, o si, por el contrario, ha habido cambios en este primer trimestre del año.

Y sobre todo también me gustaría, si es posible, señor consejero, si el Gobierno podrá mantener el cumplimiento que había en el 2011. Ahora veremos los datos del 2012, cuando usted los diga, pero en principio me refiero a los del 2011, que sabemos que eran entre 40 y 45 días, una vez que se conoce ya el nuevo escenario presupuestario del Estado y sus efectos para Canarias, si eso puede tener alguna incidencia en el plan de pagos a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos que venía manteniéndose en el año 2011 por parte de la comunidad autónoma.

Por ahora esta es mi primera intervención en términos de esos dos interrogantes.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente, señorías. Buenas tardes a todos.

A pesar de las dificultades por las que estamos atravesando, el Gobierno de Canarias no ha tenido hasta el momento tensiones de liquidez para afrontar el pago general a sus proveedores. Disponemos todavía de una tesorería saneada gracias a las medidas adoptadas en el control del gasto, a una disciplina financiera y a la contención del déficit y de la deuda. Son circunstancias estas que han sido determinantes para que estemos cumpliendo con nuestros pagos en unos tiempos medios muy por debajo de las administraciones públicas. Y este aspecto resulta ahora de gran relevancia, ya que somos conscientes de la importancia de abonar con agilidad las facturas a las empresas, en especial a Pymes y a autónomos, en estos momentos de dificultades económicas.

Según los datos obrantes en la Intervención General, el periodo medio de pago en la Administración General y en los organismos autónomos se sitúa en torno a esos 40-45 días, 42 días aproximadamente, y desde principios de año y hasta el 31 de marzo, por dar una referencia, el volumen de facturas abonadas ascendió a 8.500 facturas, por un importe de casi 132 millones de euros; es decir, en el primer trimestre seguimos manteniendo esas circunstancias. Este periodo medio de pago sitúa a Canarias entre las administraciones que con mayor agilidad abonan sus facturas, posicionándose muy por debajo de la media del conjunto español, que, recuerdo, es en torno a 168 días. Algunos ejemplos para ponernos en comparación: la Administración General del Estado, que tiene un plazo medio de pago en torno a 87 días; los ayuntamientos tienen un periodo medio de pago seis veces superior -en torno a 290 días- y las comunidades autónomas, su periodo medio de pago se sitúa en torno a 151 días, dependiendo de los sectores. Por tanto, y vistos todos los periodos medios de estos organismos, Canarias está entre las pocas comunidades autónomas que por el momento afronta esta obligación de una forma razonable, diligente, en cuanto al pago a sus proveedores.

Como resultado de esta política responsable en el control financiero y el consecuente plazo medio de pago, la Administración General y los organismos autónomos no mantienen de momento una deuda apreciable con sus proveedores. Las obligaciones pendientes de pago de la Comunidad Autónoma de Canarias, estimadas al cierre del año 2011, ascienden a unos 29 millones de euros. Aun así, no todos estos 29 millones de euros pueden ser calificados como deuda, ya que algunas de esas facturas les recuerdo que pueden haber interrumpido su proceso normal de pago porque están afectadas por diversas incidencias de tipo técnico. Y después hay otro grupo de facturas, sobre todo referidas a la obra pública -certificaciones-, que pueden estar paralizadas por discrepancias en la propia recepción o en el importe propio de la certificación y, por tanto, están en revisión.

En definitiva, se trata de una cantidad inapreciable, en torno a 29 millones de euros, frente a un volumen total de pagos, de abonos, en los tres primeros meses de 132 millones de euros, con un plazo, repito, de 42 días aproximadamente.

Estos indicadores revelan diferencias insalvables hoy por hoy entre Canarias y las comunidades autónomas en lo que a deuda a proveedores se refiere. Estoy hablando de Cataluña, que tiene en torno a 2.700 millones; Andalucía, con 2.400; la Comunidad Valenciana o la Comunidad de Madrid, con en torno a 1.700 millones de euros. Estas comunidades autónomas acumulan, prácticamente, el 60% de la deuda con los proveedores. Por el otro lado, en el mapa autonómico español están las comunidades autónomas de La Rioja y Navarra, con unas cantidades mínimas y con periodos medios de pago también similares a los de Canarias. Es decir, en Canarias estamos no solo cumpliendo con la obligación legal sino en la creencia absoluta de que es una de las mejores fórmulas que tenemos para actuar frente a la crisis, pagar bien y rápido a nuestros proveedores. Y esa intención, que es la de favorecer la liquidez a la empresa, sobre todo a los autónomos y las Pymes, en la creencia, en la constatación, de que una de las grandes dificultades que están teniendo hoy las empresas es el acceso al crédito y, por lo tanto, todos los esfuerzos que se hagan encaminados a acelerar ese pago, por lo tanto facilitar la liquidez de las empresas, la circulación, por tanto, de capital, y el facilitar la actividad económica...

Todas estas acciones en el ámbito de los periodos medios de pago, en el ámbito de la gestión financiera, en el ámbito de la contención del déficit y de la deuda, quiero resaltar que han sido evaluadas de forma positiva por las agencias de rating, esas que nos evalúan, que les recuerdo que mantienen a Canarias, en cuanto a la calificación de su deuda, una calificación idéntica a la que mantienen para el conjunto del Gobierno de España, es decir, una A. Por lo tanto, un notable alto. Es decir, las agencias de calificación reconocen la gestión del ámbito de la tesorería y de los pagos; por lo tanto, de la capacidad también de pago de la comunidad autónoma. Quiero recordar que, desgraciadamente, dada la situación económica, hay en este momento en España comunidades autónomas que están situadas al borde de lo que se denomina en economía el bono basura. Por lo tanto, esta calificación, esta gestión, el poder pagar en tiempo y forma, en tiempos razonables, el poder ser fiables en el momento de afrontar nuestros compromisos, es lo que nos ha permitido hasta el momento acceder a una financiación aceptable en los mercados y, por lo tanto, disponer de la liquidez suficiente que nos permita hacer estos pagos.

Asimismo, me gustaría recordarles a todos ustedes que la credibilidad de Canarias en cuanto a lo que supone la emisión de su deuda y, por lo tanto, su capacidad de afrontar sus obligaciones en el pago, pasó recientemente una prueba importante en cuanto a la emisión de deuda apta para la materialización de la Reserva de Inversiones de Canarias, que no solo cubrió la totalidad de la emisión sino que superó las expectativas, colocándose en una primera instancia 200 millones de euros y teniendo que ampliarse posteriormente. Eso ha sido, digamos, un espaldarazo más a la gestión de la tesorería y del cumplimiento de las obligaciones que tiene la Comunidad Autónoma de Canarias, que parece el elemento fundame ntal.

El problema viene ahora ante su pregunta, ¿no?, es decir, esta situación que hemos conseguido mantener hasta el momento y la situación generada por el devenir económico, más la problemática que se va a producir con los Presupuestos Generales del Estado en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, está y puede afectar de forma notable a la capacidad financiera de la comunidad autónoma y, por lo tanto, a la capacidad para hacer frente a sus obligaciones. Es decir, nuestras cuentas públicas difícilmente pueden soportar el impacto de un recorte de 800 millones de euros y, por lo tanto, las afecciones que tienen que ver con los plazos de pago a proveedores. Plazos de pago además que se verán afectados por la necesidad de paralizar actuaciones en el ámbito de toda la comunidad autónoma, de tener que renegociar contratos adjudicados en virtud de financiación comprometida en convenios con el Estado y, por lo tanto, un elemento más de incertidumbre que se añade a la situación actual. Es, en definitiva, un golpe más a las Pymes y a los autónomos de Canarias, que tendrá efectos negativos en la reactivación económica. Les recuerdo que Canarias creció en el año 2011 el triple de lo que lo hizo el conjunto de la economía española y, por lo tanto, una buena noticia. Digo, esa situación, este empeoramiento de la situación y, por lo tanto, de la tesorería de la comunidad autónoma, de los efectos que va a tener sobre empresas y sobre todo también, y de forma más gravante, sobre la posible destrucción de empleo. Nada que decirles estos días que todos ustedes no hayan visto en cuanto a la situación actual de los mercados internacionales, las dificultades en el ámbito de la liquidez y cómo está la prima de riesgo, que hace todavía más que los sistemas instaurados por parte de la Administración General del Estado están haciendo drenar toda posibilidad económica de acudir a los mercados de capitales por parte de las comunidades autónomas.

En definitiva, una situación que hasta el momento ha sido satisfactoria pero que empieza a ser preocupante por las implicaciones fundamentales que tienen los Presupuestos Generales del Estado y por la situación de los mercados internacionales.

Nada más.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios. Por el Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Martín, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente. Señor consejero, señor proponente de la comparecencia, señor Barragán.

Yo creo que las administraciones canarias, incluido el Gobierno, se enfrentan, entre otros muchos retos, a uno en concreto, y es al cumplimiento de la Ley 15/2010, sobre la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. En esta ley, que entrará en vigor a partir del 1 del 2013, se fija una serie de plazos obligatorios para las administraciones en el cumplimiento del pago a los proveedores. Tal es así que para el sector público se recoge la obligatoriedad de los 30 días de pago. Ese es un objetivo que tenemos a largo plazo, frente al cual ya no solamente determinadas administraciones insulares sino algunas locales están empezando a implantar determinados sistemas, como pueden ser los sistemas de informes periódicos.

Pero también esa ley recoge un objetivo que es reseñable y que no debemos olvidar, que es el de la elaboración de códigos de buenas prácticas comerciales para hacer posible el objetivo inicial del pago a los 30 días.

Consejero, empezó usted diciendo que el Gobierno de Canarias no ha tenido tensiones de liquidez para asegurar el pago a sus proveedores y a menos que uno esté un poco despistado igual se lo cree. Yo como ciudadano me lo creería, a no ser que fuera, al igual que otros profesionales o proveedores de la Administración, quien haya sufrido en este proceso en los últimos meses el impago por parte del Gobierno de Canarias de un servicio que presta el colectivo al que yo pertenezco.

Ese no es un buen inicio para poner en evidencia, para explicarle a esta Cámara cuáles son los objetivos a los que se enfrenta el Gobierno de Canarias. Pero además hay una circunstancia que no debemos pasar por alto, que no es lo mismo hablar de obligación de pago y del cumplimiento de pago a determinados proveedores a principios del ejercicio que al final del ejercicio o a mediados, y usted lo ha puesto sobre la mesa. Estamos en un determinado escenario económico importante, importante y débil para muchos, que ahora probablemente estemos cumpliendo pero que quizás dentro de cinco o seis meses no podamos lograr que al final esas pequeñas y medianas empresas canarias se puedan convertir en las financiadoras de determinados servicios de la comunidad, que es lo que ha estado pasando en algún caso durante estos meses.

Pero, mire, ya que el tiempo me apremia, me gustaría dejar sobre la mesa una reflexión que espero que tenga contestación. Quizás usted ha secundado un discurso reivindicativo, un discurso plañidero, en algunos de los casos, sobre la actual situación económica, provocada, entre otros, por el Gobierno del Estado o de la nación, por el Gobierno del Partido Popular. Un Gobierno que pone en algunas de las partidas en entredicho al Gobierno de Canarias. Pero más allá del discurso plañidero a mí sí que me gustaría que concretase de qué manera, de qué forma, con qué medidas, usted va a garantizar a los proveedores canarios el cobro de las facturas pendientes.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Socialista, Grupo Parlamentario Socialista, don Ignacio Álvaro Lavandera, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Álvaro Lavandera: Buenos tardes. Señor presidente, señorías, señor consejero.

Siguiendo atentamente su comparecencia, podemos destacar que el periodo medio de pago desde que la obligación está reconocida es de 40 días. Un plazo que no solo cumple con lo mandatado en la legislación por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad sino que mejora considerablemente la media de otras administraciones. Bien. Ciertamente los efectos de la crisis económica se han traducido en un aumento de impagos y retrasos en la liquidación de facturas vencidas que ha afectado a todos los sectores, en especial a las pequeñas y medianas empresas, que funcionan con gran dependencia del crédito a corto plazo y con unas limitaciones de tesorería que hacen especialmente complicada su supervivencia en este contexto.

Todo esto está muy bien, pero permítanme que haga una reflexión en voz alta, y es la siguiente. La prima de riesgo ofrecida ayer a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes se situaba en 408 puntos básicos. Llevamos 100 días de recortes, de mentiras, de sacrificios, de retrocesos, de reducción de gasto social, con un único objetivo: recuperar la confianza de los mercados a base de reducir déficit y, por tanto, de financiar nuestra deuda pública con unos tipos de interés más bajos. Pero si España tiene 20 puntos por debajo de la media de los países de la Unión Europea en cuanto a deuda pública con respecto a su PIB, ¿no es suficiente esa credibilidad? ¿Podemos seguir impasibles mirando en Europa, que todavía discute cómo rescatar a Grecia? ¿Podemos seguir teniendo un Banco Central Europeo que no realiza su función de prestamista en último recurso, tal y como hacen interviniendo sus homólogos en otras economías?

Los déficits, señorías, se compensan en etapas de crecimiento económico. Esto es a lo que se debería comprometer un Gobierno serio ante la sociedad y ante los mercados y no al cumplimiento de plazos de reducción de déficit en plena recesión, con el consiguiente desmantelamiento del Estado del bienestar. ¿Pero quién pone estos plazos, señorías? Nosotros no. ¿Por qué algo tan simple no es posible cambiarlo? Porque, miren, en Europa gobierna el liberalismo, que a su vez está gobernado por lobos sedientos de sangre que han hecho de la especulación financiera su modo de vida. Especulación que día a día alimentamos mientras poco a poco nuestra población se va empobreciendo. Porque la crisis, señorías, no olvidemos, tiene su origen en los desequilibrios producidos en el sector financiero, que es el que debe ajustarse a la realidad social y económica de los países y no viceversa.

Señor consejero, le digo esto porque todos estos temas de plazos de pago, de deuda, de rating, etcétera, etcétera, están muy unidos. Le digo todo esto porque Canarias debe gestionar el margen de actuación que tengamos para proteger los valores y el funcionamiento del Estado del bienestar, que, no olvidemos, son también la base de la competitividad económica de los países desarrollados. Para ello no solo hay que hacer políticas de ajuste, se necesitan políticas de crecimiento de la economía y la protección de la población ante los riesgos de exclusión social.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Popular, señor Figuereo, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Figuereo Force: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

La verdad es que después de oír al proponente y al Partido Socialista creo que vivimos en países totalmente diferentes.

Vamos a ver, señor consejero, las pequeñas y medianas empresas constituyen en Canarias, como usted bien sabe, el 98% del tejido empresarial y desde el año 2008 se han perdido en Canarias 6.500 empresas, con la destrucción de casi 50.000 puestos de trabajo, y la culpa de ello en muchos casos es por culpa de la Administración, que no ha podido o no ha querido o no ha pagado lo que debe a los proveedores, y sobre todo también la Comunidad Autónoma de Canarias. Y la verdad es que ha tenido que venir el Partido Popular a nivel nacional para dictar una serie de decretos-leyes, como el 4/2012 y el 7/2012, para que los proveedores puedan cobrar. Decretos que usted bien conoce, señor consejero, porque no le ha quedado otro remedio que adherirse al fondo de financiación para el pago a proveedores.

Pero, señor Ortiz, hace unos días usted hacía unas declaraciones que a mí me asombraron; dice: "este Gobierno tiene que ser responsable en adoptar medidas que ayuden a garantizar en un futuro la liquidez suficiente que precise la comunidad autónoma". Señor Ortiz, milongas, no se lo cree ni usted. Se lo digo en serio. Mire, el Estado, el resto de las comunidades autónomas, están tomando las decisiones necesarias para aminorar la deuda, pero ustedes no. El Gobierno de Coalición Canaria y el PSOE, lejos de hacerlo, siguen sin tomar esas medidas necesarias, siguen sin aminorar las consejerías, las entidades públicas, las fundaciones, sin aminorar la Administración. Solo trabajan en la colocación de amigos, creando únicamente un entramado dirigido a intereses de Coalición Canaria y sobre todo del presidente del Gobierno, que sólo está luchando por salir elegido como presidente de Coalición Canaria, olvidándose de todos los canarios.

Miren, desde el año 2011, en el año 2011, en el tercer trimestre, se incrementó la deuda canaria en 420 millones de euros, que supone un 8,8% de la deuda PIB.

Señalaba usted que la comunidad cumplía con los pagos. Milongas otra vez más. Pregúntenselo a los farmacéuticos, dónde está el plazo de cobro.

Mire -voy terminando-, explique a todos los canarios que, lejos de aminorar esa deuda, siguen ustedes gastándose el dinero que no tienen en enfrentar a los canarios entre sí, en crear polémicas interesadas, solo en beneficio del paulinato. Única y exclusivamente en beneficio del presidente.

Miren, la situación es difícil, todos los sabemos. Nos encontrará a nosotros siempre que haya consenso, siempre que haya la posibilidad de trabajar juntos. Con imposiciones, ninguna, señor Ortiz.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista, el señor Barragán.

El señor Barragán Cabrera: ¿Deberíamos vivir en dos países distintos?

Me lo pensaré. Pero la comparecencia era sobre el nivel medio de pagos que tiene la comunidad autónoma, y el nivel medio de la comunidad autónoma está en 40 a 45 días. Si estamos hablando de la media de los pagos, quiere decir que habrá pagos que se hagan en menos tiempo y pagos que se hagan en más tiempo, y de ahí se saca la media de 40 a 45 días.

El portavoz del Grupo Parlamentario Mixto debería recordar que este Parlamento no permite presentar aquí, desde esta tribuna, asuntos personales, aunque... (Comentarios desde los escaños.) Sí, sí, sí, sí. Al final es una deuda y él ha dicho una deuda suya, y, por lo tanto, ese tipo de deudas se deben plantear de otra manera.

Y nos ha dicho también que hemos hecho un discurso de plañideras. ¡Hombre!, yo no sé en lo que está usted acostumbrado a hincar la rodilla y a callarse. Veo que cuando salen los temas de Lanzarote le preocupan mucho y no se calla, pero yo no le llamaría "plañidero" a usted cuando está intentando defender los intereses de Lanzarote. Lo que pasa es que cuando usted sale de Lanzarote hay otras islas, ¿no?, y somos canarios todos, y, por lo tanto, la defensa del interés general de Canarias no se puede acusar de "plañidería", sino de defensa de los intereses de Canarias. Otra cosa es que usted no esté de acuerdo en cómo defendemos los intereses de Canarias ni nosotros tampoco cómo defiende usted los de Lanzarote, pero... Afortunadamente, nunca mejor dicho, pero esto es así.

Señoría, la comparecencia -insisto- estaba pedida en ese sentido y la pregunta que yo le hago... Ha hecho usted una referencia a las certificaciones de los convenios y me preocupa porque ya llevamos tres meses. Por lo tanto, hay muchas empresas que han podido certificar en el ámbito de los convenios y con el recorte de los convenios, esas certificaciones, qué puede ocurrir: ¿hay volumen suficiente para atenderlos con el dinero que en principio estamos viendo de los Presupuestos del año 2012, del Estado?, ¿no lo va a haber? Porque no pagar una certificación a una gran empresa, que la gente podría entender que, como no se le pague a una gran empresa, esta puede soportar el pago, pero también es verdad que puede afectar a trabajadores y puede afectar también a otros proveedores de esas mismas empresas, que están trabajando para ellas en los convenios de Costas, en los convenios de Carreteras, y que también se podrían ver afectados de forma indirecta precisamente por la falta de recursos que favorezcan la liquidez de la comunidad autónoma y, por lo tanto, la liquidez de las empresas.

Dice usted que la situación se puede complicar: ¿hasta dónde se puede complicar esa situación en el pago a proveedores, a pequeñas y medianas empresas y autónomos? Es una de las preguntas que planteamos.

Se dice mucho que hay que decir la verdad y yo creo que debemos empezar a decir la verdad. Vamos a empezar a decir exactamente cuál es la situación que tiene que afrontar los próximos nueve meses la comunidad autónoma y cuál es la situación real para afrontar ese tipo de pagos.

Hablaba usted también de las tensiones que tenía la deuda soberana. Mire, esta mañana habíamos descubierto que después del 20 de noviembre la situación en España iba a cambiar. Iba a cambiar y resulta que con los Presupuestos que estaban esperando los mercados la deuda soberana debería bajar; la reforma laboral, la reforma financiera, el control del déficit público, los Presupuestos Generales del Estado... Pensábamos que con todas estas políticas lo que iba a haber era una buena acogida por parte de la Unión Europea y que, por lo tanto, no iba a pasar nada de esto. ¿Y qué nos encontramos?, ¿cuál es la medida?, ¿cómo se han tomado los mercados esa decisión? Esa decisión se la han tomado con que le han dicho a unos Presupuestos que estaban elaboradísimos, que estaban trabajando de forma muy dura para hacer esos Presupuestos, y resulta que todavía no está caliente el papel en las fotocopiadoras del Congreso de los Diputados, todavía no han terminado los ministros de pasar por las distintas comisiones en el Congreso de los Diputados y ya se anuncia un nuevo recorte de 10.000 millones de euros.

Dice usted que a quién le van a cobrar. Pues pregúntele a Rajoy que cómo le van a pagar, porque de esos 10.000 millones a Canarias puede ser que nos toquen aproximadamente unos 400. No sé lo que pasará, lo que será de educación y lo que será de sanidad, pero ahí estamos. ¿Qué hacemos?: ¿no damos las medicinas? ¿Qué es lo que hacemos?: ¿solo despachamos las medicinas, despedimos a gente de la comunidad autónoma...? Es decir, efectivamente que la situación se agrava y se complica. Y por eso hay que empezar a contarles la verdad a todas las personas y decirles exactamente qué es lo que va a ocurrir.

Y claro que estamos preocupados. Todos los que han estado en un gobierno saben que 700 millones de euros, una bajada de ese importe en unos Presupuestos de 6.700 millones de euros es una bajada bestial y, por lo tanto, vamos a tener muchas dificultades para afrontar absolutamente todos los problemas de la comunidad autónoma.

Señorías, el Partido Popular, en vez de hablar de la media del pago a los proveedores, de hablar de la situación de las pequeñas y medianas empresas, de la falta de liquidez, de la falta de financiación, que se supone también que la iban a tener en estos primeros meses, porque con el sistema financiero, con la reforma financiera, los créditos iban a aflorar de forma inmediata por parte de la banca privada y ya saben lo que ha hecho la banca privada: se le da el dinero al 1% por el Banco Central Europeo para comprar la deuda que ustedes ponen en circulación en estos días en el mercado. Eso es lo que está pasando. Pero a la pequeña y mediana empresa no está yendo el dinero.

Señorías, la situación, efectivamente, insisto, es muy complicada. Tan complicada que seguramente en los próximos meses algunas de las decisiones que se tienen que tomar en la comunidad autónoma, si esto no se remedia en el trámite de los Presupuestos en el Congreso y en el Senado, van a ser muy dolorosas, muy dolorosas para los canarios. Pero esa decisión, esa decisión, tiene un responsable, un responsable que supuestamente tenía soberanía para actuar. Pero aquí no sabemos quién es el que manda en España: ¿manda Merkel?, ¿manda Sarkozy? Lo que está claro es que todas las medidas que se están tomando, señorías, son para contentar a alguien que está más allá de los Pirineos, no para contentar al mercado español, no para contentar a los ciudadanos españoles, no para crear confianza en la empresa canaria ni en la empresa española en general. Están para contentar a otros que están más allá de los Pirineos. Y, sinceramente, para este viaje, para esta forma de hacer política, para contentar a Merkel, a Sarkozy o a eso que llaman los mercados, al Banco Central Europeo y a toda esa gente, señorías, es preferible que tengamos otro tipo de política en el Estado.

Muchas gracias.

(El señor Martín Martín solicita la palabra.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señoría.

Sí, don Fabián, ¿a qué efectos? Por favor.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): A efectos del artículo 82.1, presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Entiendo que ha sido aludido...

El señor Martín Martín (Desde su escaño): He sido aludido personalmente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): ...y le doy un minuto para contestar expresamente la alusión personal que se le ha hecho.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Bueno, presidente.

Pues, muy sencillo, para decirle a usted como presidente y al resto de los diputados que no voy a permitir en ningún momento que ninguna palabra mía dicha en esta tribuna de oradores sea entendida desde el punto de vista personal, porque en ningún caso lo fue. Soy afortunadamente un profesional liberal, un profesional independiente, en esta comunidad que ejerce su profesión como otros tantos, de manera tranquila e intentando asimilar los escollos con los que cualquier otro profesional se encuentra, algunos motivados, entre otros, por el Gobierno de Canarias. Cuando hice mi reflexión hace cinco minutos la hice desde una valoración, una vivencia particular, pero en ningún caso refiriéndome a mi situación personal. Puedo erigirme y podría erigirme portavoz, portavoz, del colectivo al que pertenezco y no lo he hecho en ningún momento. Por esa regla de tres, presidente, probablemente algún diputado, que fuera, por ejemplo, profesor en la universidad, no estaría capacitado para hablar de educación -como vimos en la jornada de hoy por la mañana-, o para otro profesional liberal hablar, un médico, hablar de la sanidad en Canarias. Yo creo que merezco como profesional un respeto, como diputado también, y no voy a tolerar, presidente, ninguna palabra en este sentido.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Creo que no hay ninguna falta de respeto por parte de ninguna señoría a su señoría, señor... (El señor Barragán Cabrera solicita intervenir.)

A efectos, señor Barragán... Treinta segundos para contestar, por favor.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Su profesionalidad está fuera de toda esa cuestión, pero cada vez... Y un profesor de universidad puede hablar de educación y usted puede hablar de medicina y de farmacia, pero cuando estamos hablando de facturas, es una cosa distinta.

(El señor Martín Martín solicita intervenir.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Yo creo, señor... Vamos a ver, saben que no hay alusiones, pero usted claramente, don Fabián, creo que se ha expresado claramente, ha quedado clara su postura en la intervención anterior y a efectos de aclarar expresamente en relación a la factura le doy treinta segundos.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Ni siquiera me voy a molestar en enzarzarme en debates de muy, en mi estima, de muy baja categoría. Yo creo que intentar poner sobre la sombra de un diputado una cuestión económica vinculada a su ejercicio profesional me parece de alguien que igual no debería ser merecedor de la confianza de los canarios.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno -señorías, guarden silencio, por favor-, por parte del Gobierno, para contestar a las distintas intervenciones, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

Señorías, por favor, guarden silencio.

Señor consejero.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Señor Figuereo, es que tienen ustedes, tienen ustedes un problema obsesivo, ¿eh? Yo lo lamento. O sea, que estemos hablando del período medio de pago y acaben ustedes hablando del congreso de Coalición Canaria es una muestra más de su incapacidad para afrontar y enfrentar los problemas que tiene Canarias. Es decir, que todas y cada una de las intervenciones que realizan en el seno de esta Cámara acaben con la misma matraquilla, con el mismo discurso, independientemente de lo que estemos tratando... ¡Hombre!, seguro que le habrán puesto dos puntos más en la tarjeta por las acciones, por las acciones positivas en el seno de su grupo, pero, por favor, seamos un poquito más serios y vamos a hablar de lo que estamos hablando.

Y es verdad, hacía usted referencia a las dificultades por las que está pasando la economía canaria y decía usted que han desaparecido 6.500 empresas, 50.000 empleos en el seno de la economía canaria. Pues, mire, desgraciadamente, ¿sabe lo que va a pasar?, que con los Presupuestos Generales del Estado que ha aprobado el Partido Popular pueden desaparecer muchos más. Esa es la desgracia que tiene en este momento, en este momento Canarias.

Mire, ha hecho usted referencia y ha dicho incluso que "es que no le ha quedado otro remedio". ¡Hombre!, es que la Comunidad Autónoma de Canarias, ante el establecimiento de un sistema por el cual acudir para el pago a determinados proveedores, teniendo en cuenta las dificultades de liquidez que hay en el sistema, teniendo en cuenta las ventajas que existen para apuntarse a ese sistema en cuanto a obtener una financiación más barata, pues, evidentemente que Canarias se ha acogido y se va a acoger a este sistema.

Pero, mire, ¿sabe cuál es la desgracia, por ejemplo, y hablando del pago de farmacias? Que Canarias hizo un esfuerzo en los primeros meses de este año de pagar las facturas de las farmacias que no pudo pagar en el año 2011. Y ese planteamiento se lo hizo al ministro de Hacienda y le dijo: "miren, señores, es que hemos hecho un esfuerzo en estos primeros meses de nosotros pagar las facturas para no seguir generando un problema", al que hacía referencia el señor Martín. Usted, ante esa situación, ante el esfuerzo que ha hecho la Comunidad Autónoma de Canarias para no seguir generando más problemas al ámbito específico del sector de los farmacéuticos, ¿por qué no establecemos un sistema en el que esas facturas también se puedan acoger al crédito, al sistema puesto en marcha por el Gobierno? Nuevamente la callada por respuesta, nuevamente la callada por respuesta.

Hace usted referencia a la deuda de la comunidad autónoma, que se incrementó. ¡Claro que se incrementó!, ¡pero si lo sabemos en los Presupuestos! ¡Claro que se incrementó! Es que, evidentemente, tenemos un problema de déficit, tenemos que acudir al déficit, por lo tanto al endeudamiento, para cuadrar las cuentas públicas, para seguir manteniendo la prestación de los servicios públicos esenciales. Pero seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones y con nuestros periodos medios de pago. Esa es la diferencia. Seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones y lo que estamos diciendo es que en este momento hemos cumplido pero tenemos dificultades y prevemos muchas más dificultades por la situación generada en este momento por los Presupuestos Generales del Estado.

Yo voy a poner algunos ejemplos. Mire, como decía el señor Barragán, ahora hay convenios firmados, por lo tanto obras ejecutándose, por lo tanto contratos firmados, entre la Administración de la Comunidad Autónoma y determinadas empresas para llevar a cabo determinadas actuaciones a lo largo y ancho de la de la geografía de la Comunidad Autónoma de Canarias. Pues evidentemente ante un recorte, sin siquiera comunicación previa, sin siquiera sentarse en una mesa para hablar de él, evidentemente se pueden producir mayores circunstancias y se podrán producir aplazamientos en las obras y se podrán producir dificultades en los periodos medios de pago. Y si ustedes no son capaces de reconocer eso y por lo menos preocuparse por ese asunto, es que a ustedes lo único que les preocupa es aplaudir con las orejas lo que les mandan desde Madrid, y eso sí que es realmente lamentable, eso sí que es realmente lamentable. Porque, evidentemente, en las actuaciones de costas, no ya las que dejemos de hacer, pero no ya las que no contratemos o licitemos; no, no, las que están en marcha, las que están en marcha hoy en día y que va a producir ese efecto. Y a mí me gustaría, por lo tanto, oírles a ustedes decir que por lo menos en esa parte habría que corregir la situación actual y no los he oído. Los he oído simplemente seguir con el discurso manido, el discurso repetido, de que quitando dos consejerías arreglamos el problema. Usted sabe, ustedes saben, que ojalá esa fuese la solución del problema, ojalá esa fuese la solución del problema. Pero es que esa no lo es, eso es demagogia pura, eso es seguir engañando a los ciudadanos. Es que 700 millones de euros, en el volumen de los gastos que tiene esta comunidad autónoma, que ha hecho un Presupuesto muy ajustado, que ha hecho un esfuerzo a lo largo de los últimos años en contener su gasto, en contener su deuda, en contener su déficit, en aparcar muchas de las cosas que no eran necesarias, se va a venir abajo por la mera actuación sin rechistar que están haciendo ustedes. Eso es lo preocupante en esta comunidad autónoma.

Por lo tanto, mire, compromiso de trabajar juntos, sí; lecciones de austeridad, ni una sola, lecciones de austeridad ni una sola, y a los ejemplos del pasado yo me remito, a los ejemplos del pasado yo me remito, porque uno es rehén de su pasado y de lo que ha hecho y cómo se ha comportado en el pasado. Por lo tanto, trabajar juntos, sí; lecciones de austeridad, ni una sola.

Y para terminar, y para terminar, señor Martín, ya que la comparecencia iba sobre el periodo medio de pago e hizo usted referencia al pago de las facturas de farmacia, permítame recordarle una cosa. Mire, las facturas de las farmacias se presentan el día 10 del mes vencido y se pagan sobre el día 25. Luego, el periodo medio de pago en ese caso, el periodo de pago a fecha de factura, es de 15 días, a fecha de factura en torno a 15, 16 o 17 días. Luego, luego, el periodo medio de pago, específicamente en el sector, específicamente en el sector, será, aun con todos los retrasos provocados por la disminución en el Presupuesto del año 2011, todavía en cumplimiento de lo que marca hoy en día la ley. Y ojalá, y ojalá, tuviésemos los sistemas las administraciones públicas de establecimiento de control en la seguridad del pago para, no 15 días, sino fuesen 3 días, poder pagar las facturas. Le aseguro que el Gobierno de Canarias está trabajando en determinadas medidas que faciliten el pago a determinados servicios de tracto sucesivo que requieren un pago mensual en virtud de un contrato, para entre otras cosas facilitar el pago a los proveedores. Pero eso son medidas que sí tienen que ver con la realidad. Son medidas para intentar arreglar una parte de los problemas; lo otro es seguir lanzando cortinas de humo para esconder que han preferido, unos, aplaudir a sus jefes antes que defender a los canarios. Esa es la diferencia.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

(El señor secretario primero, González Hernández, ocupa un escaño en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0273 Sobre cumplimiento de los pagos a proveedores.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico