Diario de Sesiones 32/2012, de fecha 10/4/2012
Punto 28

· 8L/C-0319 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la atención urgente de cirugía oral y maxilofacial en el Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil Insular en Gran Canaria.

El señor presidente: Señorías, vamos a ver la última comparecencia de esta tarde, con lo cual acabaríamos las comparecencias y mañana continuaríamos con la interpelación. Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la atención urgente de cirugía oral y maxilofacial en el Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil de Gran Canaria.

Doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

El Grupo Parlamentario Popular solicita esta comparecencia urgente para saber cuáles han sido los motivos que han ocasionado un comunicado de la Dirección-Gerencia del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria reduciendo las guardias localizadas... (Rumores en la sala.)

Es que hay un montón de ruido.

El señor presidente: No, no, evidentemente tiene derecho a que... Por favor, guarden silencio, al menos guarden silencio para que quien está en uso de la palabra lo pueda hacer, pues, con la normalidad que se requiere.

La señora Roldós Caballero: Decía, señor presidente -muchas gracias-, que la dirección-gerencia del complejo hospitalario ha modificado el sistema de guardia localizada de cirugía oral y maxilofacial, reduciendo de dos cirujanos a uno solo para dos hospitales de tercer nivel, y estoy refiriéndome al Hospital Insular y al Hospital monográfico Materno-Infantil. El Hospital Insular atiende una población de referencia de más de medio millón de habitantes, de la ciudad de Las Palmas y de todo el sur de Gran Canaria, y además es centro de referencia para la isla de Fuerteventura. Aparte, tiene una población flotante a la que asistir, debido a tener núcleos turísticos tan importantes como es el sur de la isla de Gran Canaria y la isla de Fuerteventura. Y además, señorías, atiende a toda la población infantil de entre cero y 14 años de la provincia de Las Palmas, es decir, las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote.

Y, señorías, no estamos hablando de una patología cualquiera sino de una patología de una alta complejidad, debido a varias cosas. En primer lugar, la región anatómica de una alta complejidad, como es la región cervicofacial; en segundo lugar, el riesgo de comprometer la vía aérea, teniendo incluso que llegar a traqueotomías; en tercer lugar, el riesgo importante de sangrado por el paso de arterias y de venas tan importantes como la carótida o la yugular; y el riesgo de secuelas estéticas importantes, visibles, y además secuelas funcionales, de no ser atendidos en primera instancia.

Urgencias que tratan de adultos con fracturas faciales, derivadas de accidentes de tráfico, deportivos o laborales; de agresiones, de intentos de autolisis, de heridas de arma blanca o de arma de fuego; infecciones odontógenas de adultos y de abcesos cervicofaciales, con una altísima incidencia en Canarias debida a la mala salud bucodental de nuestros adultos. Una zona con importantes sangrados y hemorragias frecuentes, derivados de extracciones de cirugía dentoalveolar, tanto de los propios hospitales como de los centros de salud, como de las entidades privadas, que en muchas ocasiones se ven agravadas por tratamientos anticoagulantes de pacientes con patologías de base. Sangrados masivos también en pacientes oncológicos. Pacientes que han sufrido intervenciones quirúrgicas de oncología cervicofacial o de otro origen, como pueden ser los cánceres de cabeza y cuello -80 intervenciones de cáncer de cabeza y cuello en ese hospital el año pasado- (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández). Y en patología pediátrica, esas fracturas dentoalveolares que tienen que ser corregidas de manera inmediata; infecciones cervicofaciales, niños postoperados. Señorías, yo les recuerdo que este hospital, el Materno-Infantil, es el único de Canarias y uno de los tres hospitales de toda España que acomete intervenciones quirúrgicas tan importantes como la de niños que han nacido con labio leporino, con fisura palatina, con deformidades dentofaciales, con hipoplasias mandibulares, con tumores pediátricos...

Señorías, la verdad es que nuestro grupo parlamentario no entiende que se hagan recortes en lo que más afecta a los ciudadanos: en una patología tan importante que puede comprometer la vida de esos adultos y de esos niños.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad, por tiempo de diez minutos, tiene la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente.

Señorías.

La necesidad del correcto funcionamiento de las instituciones sanitarias como prestadoras de un servicio público y la finalidad de garantizar la atención continuada de los pacientes es la razón por la cual se organizan las guardias médicas en cualquiera de sus modalidades, destinadas a la atención de emergencias y eventualidades urgentes de carácter asistencial que se pueden presentar fuera del horario que cualquier centro tenga programado para el cumplimiento de la jornada ordinaria, sea cual sea su categoría.

Según el artículo 30 del Real Decreto 521/87, de 15 de abril, por el que se aprueba el reglamento sobre estructura, organización y funcionamiento de los hospitales gestionados -en aquel momento- por el Instituto Nacional de la Salud, la justificación de la organización de las guardias médicas viene dada por los recursos y necesidades del ámbito de la institución sanitaria. Será la necesidad asistencial que derive de ellos la fundamentación de las guardias médicas que se han de programar. Estos servicios se imputan a la jornada complementaria, conforme al artículo 48 de la Ley del Estatuto Marco.

El artículo 4 de la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias proclama, como principios rectores de la organización y el funcionamiento del Sistema Canario de la Salud, del que el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil forma parte, los de economía, flexibilidad y eficiencia en la asignación y gestión de los recursos y los medios puestos a disposición del Sistema Canario de la Salud, así como el de la eficacia, como parte de la calidad en la prestación de los servicios encomendados al Servicio Canario de la Salud.

Por todo ello, la Dirección-Gerencia del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil está en un proceso evaluador de la planificación de las guardias médicas, sus modalidades y el número de efectivos en cada una de ellas, teniendo presente la garantía en todo momento de la atención continuada de los pacientes ingresados, así como la atención urgente de carácter asistencial que se pueda presentar, los niveles de demanda asistencial, las variaciones ocurridas a través del tiempo en la programación funcional del centro, la regulación de la jornada ordinaria contenida en la Ley 12/2011, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2012, las necesidades actuales de optimización del gasto en capítulo I, debido al marco presupuestario para el ejercicio del 2012. De todo este proceso evaluador, ha sido informada en tiempo y forma la junta técnico-asistencial del Complejo Hospitalario Universitario Materno Insular.

Como resultado de todo ello, la dirección-gerencia del complejo procedió a la adecuación del número de efectivos de guardia para la especialidad de Cirugía Oral y Maxilofacial, con efecto 1 de marzo de 2012, pasando de dos facultativos de guardia diarios localizados a un especialista localizado diariamente. Dicha adecuación estaba motivada por la evaluación de la actividad quirúrgica realizada fuera de la jornada ordinaria por el Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial durante los años 2010 y 2011, que solo realizaron 11 intervenciones urgentes. Las 11 intervenciones urgentes que se realizaron a lo largo de los 730 días consecutivos analizados nunca fueron llevadas a cabo por más de un cirujano.

Los centros hospitalarios de nuestra comunidad autónoma, equiparables en cuanto a dotación de recursos y población asistida, cuentan solo con un facultativo de guardia localizado para la atención de esta especialidad. En cualquier caso, es necesario reiterar que la atención urgente a la demanda asistencial en la especialidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil está garantizada.

No obstante, es interesante tener una visión más allá y, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, en estos momentos hay más de 2.500.000 españoles que no disponen de servicios de Cirugía Oral y Maxilofacial en los hospitales públicos de su provincia, según dicha sociedad. En total, son 13 las provincias que no cuentan con este servicio, la mayoría de ellas están en Castilla y León. Además casi cada tres hospitales, 31%, con cirujanos orales y maxilofaciales no realizan guardias, lo que supone en la práctica 23 provincias sin atención urgente en Cirugía Oral y Maxilofacial. Y además el 13% de las guardias las realizan otros especialistas diferentes.

Evidentemente es una cirugía en la que hay un déficit de especialistas. La Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial tiene toda la razón del mundo. Existen, según ellos, 532 profesionales en esta especialidad. Pero, mire por dónde, la media de la población que atiende un servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial -según la misma sociedad- es de 735.000 habitantes, pero algún centro atiende a poblaciones de más de un millón de habitantes con un solo cirujano maxilofacial y algunas otras, más privilegiadas, como por ejemplo en Cuenca, lo tienen para 200.000 habitantes.

Y, señoría, creo que le han puesto el trabajo fácil, porque prácticamente está literal. Evidentemente, conocía pues todo lo que ha dicho usted en esta presentación, pero evidentemente hay más cosas y tan importantes como una guardia localizada, que ya existió durante muchos años para dar respuesta. Hay otros hospitales, como el Doctor Negrín, el Universitario de Canarias o la Candelaria, que atienden con un solo cirujano maxilofacial localizado, y el Complejo Materno-Insular dio buena respuesta durante el tiempo que estuvo con uno y en este momento, en que entiendo que todos, y evidentemente, particularmente, ustedes deben compartirlo, es una época de controlar el déficit financiero, creo que es más que razonable que se tomen medidas también en el número de guardias y que aquellas que no son efectivas tomen, las direcciones-gerencias que tienen potestad, tras la evaluación de los servicios, las medidas que estimen oportunas, porque tienen la petición, además, del real decreto.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Por parte de los grupos no solicitantes de la comparecencia, por el Grupo Mixto, no están presentes. Por el Grupo Parlamentario Socialista, don Jesús Morera, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Morera Molina: Muchas gracias, señor presidente.

Significativo es que el Grupo Mixto no haya querido hablar de esta minucia. No salgo de mi asombro. Sin poner en tela de juicio su derecho a traer a este Parlamento lo que estime oportuno y la Mesa a calificarlo como su buen entender diga, estimo inadecuada su iniciativa por anecdótica, por estar fuera de lugar y por inoportuna. ¿Cómo es posible que tal día como hoy, con el anuncio de recortes que ustedes nos van a imponer en el sector sanitario, nos planteen esta minucia?

Pero, como usted ha recurrido a la anécdota, yo le voy a contar otra anécdota de más peso, sin querer por ello elevarla a categoría. Hace aproximadamente dos años y medio, siendo usted consejera de Sanidad, la Gerencia del Hospital Doctor Negrín acometió una revisión de las guardias, fruto de la cual se quedaron con un solo efectivo de guardias servicios como Cirugía Cardíaca, Cirugía Torácica o Neurocirugía, entre otros. Cierto es que, tras las protestas internas -no las trajimos al Parlamento- que se realizaron a la dirección, se reconsideró parcialmente aquella decisión y actualmente en algunos días hay dos facultativos de estas especialidades, otros días solo uno. A todas luces insuficiente para especialidades con un volumen de actividad urgente elevado. Sin comparación ninguna con las cifras que nos ha dado la consejera del servicio que usted ha traído hoy aquí: 11 intervenciones urgentes en dos años. ¡Tremendo! Usted utiliza dos barajas para medir, señora Roldós.

Por cierto, cuando se transmitieron las quejas a la Dirección General de Programas Asistenciales en aquel momento, se comunicó que la acción formaba parte de una instrucción que homogeneizaría las guardias de todos los centros de Canarias. Aún la estamos esperando.

En relación con lo que ha expuesto la consejera y por generalizar, saliendo de la anécdota, le planteo dos principios básicos de la gestión sanitaria: por un lado, que la demanda puede ser infinita y los recursos son limitados; y, por el otro lado, el coste de oportunidad de cualquier actuación, que usted conoce perfectamente. Por mucho que pongamos dos cirujanos maxilofaciales de guardia, algún día pueden plantearse tres urgencias maxilofaciales a la vez, pero eso no justificaría nunca que tuviéramos tres cirujanos maxilofaciales de guardia todos los días; y si tuviéramos tres, se plantearían cuatro y si tuviéramos cuatro, se plantearían cinco. Eso puede suceder en cualquier momento, pero eso nunca justificaría ese planteamiento de demanda. Y en cuanto al coste de oportunidad, ese dinero que utilizamos en ese segundo cirujano maxilofacial de guardia lo estamos dejando de utilizar en cualquier otra actuación, como comprar antibióticos o tener más neurocirujanos de guardia o más enfermeras contratadas.

En cualquier caso, lo que me preocupa de esto es que si somos incapaces de aceptar la autonomía de una gerencia para tomar con criterio medidas de esta índole, ¿cómo nos vamos a poner de acuerdo en pactos de Estado sobre sanidad?

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, doña María del Mar Julios, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias. Buenas tardes, señorías.

Señora consejera, el Grupo Nacionalista siempre ha defendido, y lo compartimos con usted y con el Gobierno, la necesidad de profesionalizar la gestión de las gerencias hospitalarias y además la autonomía de gestión de los centros hospitalarios. Y en ese sentido desde luego yo creo que discutir hoy, con la que está cayendo, con los grandes recortes, que esos sí son recortes, que está imponiendo el Partido Popular, los mayores de la historia en el servicio público sanitario español, hablar de recortes y traer a este Parlamento el debate del cambio de guardia de un servicio, de uno de los nueve hospitales, sinceramente, no me parece serio, señorías, ¡no me parece serio! No me parece serio que se hable en ese tono de recortes en un día como hoy cuando... Miren, ayer, ayer, a primera hora, la ministra de Sanidad dijo que no al copago; a media mañana, el ministro de Economía dijo que sí al copago y que iba a haber grandes recortes en sanidad, en educación y reformas estructurales en el sistema. No sabemos cuáles pero lo dijo. Por la tarde, el portavoz de Sanidad del Partido Popular en el Congreso dijo que no, que eso eran opiniones personales del ministro De Guindos, y a media tarde, señorías -todo eso en un día, todo eso en un día-, y a media tarde nos acostamos, señorías, por la noche con la noticia de que después de 10 días, nada más de 10 días, de haber sido presentados los Presupuestos Generales del Estado, que no se han empezado ni a discutir en el Congreso de los Diputados, y miren que han tardado cinco y seis meses para poder elaborar esos Presupuestos, la improvisación de que por una nota de prensa se comunica... (Rumores en la sala.) Por favor, pido respeto, señorías...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada.

Señorías, por favor, guarden el respeto que se les guarda a todos los diputados cuando intervienen con carácter general.

Señora Julios, proceda.

La señora Julios Reyes: Es muy serio lo que está pasando para que estemos con alegrías y frivolidades cuando estemos hablando de estos temas, señorías. No es de recibo, no es de recibo, porque les va a pasar factura el que ustedes no estén defendiendo los intereses de los canarios y de los servicios públicos, señorías. No es de recibo. Y no es de recibo que ayer se hayan anunciado recortes de 10.000 millones de euros, que también nos van a tocar a esta comunidad autónoma, después de presentarse un anteproyecto de Presupuestos, en donde además a Canarias se le han recortado 400 millones -400 millones- para la financiación sanitaria, para la educativa, la sanitaria y los servicios sociales. Señorías, no es de recibo que estemos hablando de recortes en una guardia, que usted ha dado unos datos muy clarividentes, cuando está cayendo lo que está cayendo en este país, y en estos momentos, insisto...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo parlamentario solicitante de la comparecencia, señora Roldós, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

Afortunadamente, señor Morera o señora Julios, no son ustedes los que deciden la calificación de las iniciativas parlamentarias sino que es la Mesa de este Parlamento la que califica las iniciativas de los parlamentarios.

Pero vamos a la cuestión, señora consejera. Mire usted, señora consejera, no hace ni diez ni cinco sino solamente un año usted era la gerente de ese Complejo Hospitalario Insular-Materno Infantil, la gerente que autorizaba todos los meses dos guardias localizadas de cirugía oral y maxilofacial. Usted era, ¿o es que nos va a decir ahora que usted las autorizaba cuando no hacían falta? Porque, mire, la actividad quirúrgica y la actividad de incidencias de urgencias no ha bajado con respecto a hace un año, cuando usted mes a mes las autorizaba.

Señora consejera, acaba usted de dar un dato falso y le recuerdo, le recuerdo, que los diputados tenemos la facultad de solicitar la documentación necesaria. Y le digo, señora consejera, porque usted ha firmado que ha habido 11 intervenciones quirúrgicas de urgencia en cirugía oral y maxilofacial el año pasado, mire, no el año pasado, este pasado mes de marzo, desde el día 9 de marzo al 31, 35 urgencias, 10 intervenciones quirúrgicas, 10 intervenciones quirúrgicas, una de ellas en el Materno-Infantil de Gran Canaria. Intervenciones de una importante gravedad, como les reseñaba anteriormente. Intervenciones que muchas veces necesitan de la asistencia de dos cirujanos, porque, señorías, les explicaba antes la importancia que tiene esa zona anatómica tan compleja como es la zona cérvico-facial.

Señorías, ustedes saben -y algunos de ustedes son médicos- que cuando se producen fracturas dobles mandibulares se puede presentar el Síndrome de Abatimiento Mandibular, que compromete gravemente la vía aérea y, por lo tanto, la vida del paciente. Señora consejera, le recuerdo que en una guardia de diciembre del 2011, gracias a que había dos cirujanos maxilofaciales en ese hospital, se salvó la vida de un paciente, que a lo mejor para ustedes no tiene importancia pero para él y para su familia sí, porque se produjo la rotura de la carótida y, pese a ser una patología tan grave, de una mortalidad cercana al 100%, ese señor, ese canario, está vivo.

Eso que ustedes llaman una pregunta, una comparecencia menor, para aquellas personas que sufren de esta patología, para todos esos niños, donde es el único centro de referencia de toda Canarias para esas intervenciones de patologías congénitas tan graves y con tantas complicaciones, como son la patología congénita oral y maxilofacial, señorías, para ustedes igual es una banalidad. Para nosotros, para el Grupo Popular, no lo es.

Pero se lo decía, señora consejera, porque mi grupo está dispuesto a solicitar por escrito toda la documentación de los partes de quirófano del último año para demostrar que usted ha faltado, una vez más, a la verdad.

Señorías, usted, señora consejera, nos relataba aquí la dotación de cirujanos maxilofaciales, es verdad que escasos en muchos territorios continentales y con continuidad, pero, mire, señora consejera, le recuerdo que somos islas, que somos región ultraperiférica y que afortunadamente, gracias al esfuerzo no solamente de quien le habla sino de muchos de los que me han precedido, tenemos un número de cirujanos maxilofaciales que nos permite dar una asistencia de calidad. Y lo que me parece lamentable es que usted ahorre por ahí. Mire, con lo que usted se podía ahorrar no habiendo pagado casi medio millón de euros de incentivos a los directivos, hubiéramos pagado esas guardias: mire usted, con lo que sigue usted pagando, por ejemplo, en la isla de La Palma, de ...(Ininteligible.) sustituciones de directivos en jornadas de guardia, se pagaría esa asistencia para atender a los niños y a los adultos.

Señorías, es su tónica, señora consejera, porque hace unos días -y no era esta diputada ni este grupo parlamentario- veíamos en la prensa cómo una asociación de padres, la Asociación Pequeño Valiente, de padres de niños con leucemia, se quejaba amargamente de que usted y sus directivos quitaban la guardia del onco-hematólogo del Hospital Materno-Infantil. Quizás a algunos de ustedes les parezca una banalidad. Niños con leucemia, niños inmunodeprimidos, a los que usted, señora consejera -parece mentira que sea médico-, les dice que vayan a la urgencia ordinaria, donde hay múltiple patología infecciosa, a niños inmunodeprimidos. Así es como usted ahorra, señora consejera: usted ahorra con el sufrimiento de los demás.

Y le digo, señoría, señora Julios, que cuando usted quiera tenemos un debate en serio, sin demagogia, acerca de ese sentimiento de culpa que ustedes tienen de haber apoyado a un gobierno socialista que ha dejado a este país y a estas islas en la más grande ruina jamás conocida, que nos ha dejado una tasa de paro la más alta de toda la Unión Europea y a estas islas, la más alta de toda España, que nos ha dejado un déficit, señora Julios, que solamente en intereses de la deuda hay que pagar, en este año 2012, 29.000 millones de euros, porque gastaron a manos llenas, porque despilfarraron los socialistas, eso sí, con el beneplácito y el apoyo de los grupos nacionalistas en el Congreso de los Diputados.

Señorías, la verdad es que es lamentable. Hace un momento recibía una respuesta parlamentaria, eso sí, después de largo tiempo, como siempre, y fechada el 3 de abril a pesar de que estemos a día 10, y me encontraba, señora consejera, su cuenta 402 del año 2011. Su cuenta 402, de acreedores por operaciones pendientes de aplicar al presupuesto. Espero que se acojan al plan de pago a proveedores. 405 millones de euros. Esa es la gestión, señora consejera, que usted y su grupo parlamentario, y los grupos que apoyan a este Gobierno, hacen de la sanidad canaria, creando incertidumbre, baja calidad asistencial y falta de seguridad por hacer recortes donde no deben, donde no deben, y teniendo unas cuentas ocultas e infladas de una pésima gestión.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para contestar a los distintos grupos, por parte del Gobierno, la señora consejera. Por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente. Señorías.

Le agradezco sobre todo esta última parte, porque evidentemente todo eso es fruto de una herencia de un año anterior. Y además, simplemente un detalle, simplemente un detalle: en el año 2011 mi periodo de gerencia -para recordarlo- fue del 8 de enero al 8 de julio, exactamente. Fue de seis meses, exactamente.

En cualquier caso, señorías, me parece muy oportuna la petición de esta comparecencia, puesto que me brinda la oportunidad de hacer una llamada de atención acerca de la situación actual y un repaso a los últimos tiempos de nuestra sanidad.

Llama poderosamente la atención que un problema que hay que dirimir en el ámbito de las direcciones-gerencias llegue, no ya a la Consejería de Sanidad, sino al Parlamento, al Parlamento de Canarias. Lo cual me plantea dudas en cuanto escucho, por parte de los solicitantes, frases como la que esta misma mañana han dedicado al presidente del Gobierno de Canarias, el señor Rivero, de trabajar en el mismo sentido y tender la mano. No sé de qué mano hablamos.

Prefiero aprovecharla para recordar que esta situación actual, crítica, que, según el partido que gobierna hoy en España de forma mayoritaria -y entre comillas, lo entrecomillo porque lo han dicho-, "debe mantener la sanidad un tiempo en la UCI" -cierro comillas-... Debería ser consciente de que se han establecido desde el año 2010 medidas de control del gasto. Medidas que empezaron en el año 2010, cuando no estaba la que está hablando en este momento en la Consejería de Sanidad; que en el año 2011, con unos presupuestos mucho más bajos, firmados en el 2010 para la Consejería de Sanidad, hubo que tomar medidas más severas, más importantes, medidas que hoy el mismo partido en esta Cámara ha seguido atacando, como, por ejemplo, los programas especiales, las peonadas -¿o debo llamarlos ahora horarios de tarde?, que me lo aclare alguien-, ¿y que además pareció escalofriante que yo quitara esa medida?

Se debieron tomar por parte de esta consejería medidas como restricción de programas especiales, o como los quieran llamar, pero costaban un dinero extra fuera del salario. Eso es lo importante. Reestructuración de agendas y quirófanos. Se ha conseguido un gran número, importante, 3.500 horas más quirúrgicas. Una restructuración de agenda que ha permitido hacer mucho más eficiente la jornada en las consultas de hospital y en los centros de Atención Especializada. Un incremento de la jornada laboral a 37 horas y 20 minutos, recogida en la Ley de Presupuestos del Gobierno de Canarias para el año 2012, repito. Control del gasto farmacéutico de una forma mucho más intensa que en la pasada legislatura. Es verdad, la receta electrónica empezó en el año 2010 pero las medidas fueron efectivas en el año 2011 y siguen siéndolo en el año 2012. Se iniciaron las compras centralizadas, de las que se habló en el 2010 pero no se hicieron, se empezaron en el año 2011 y se continuarán en el año 2012, si nos dejan. Se hablaba de proyectos de eficiencia energética; se empiezan a materializar en el año 2011 y año 2012. Se reestructuran las guardias; se empezaron a reestructurar, señor Morera, usted lo ha dicho antes de aquella manera, pero resulta que es que ahora sí es muy seria la cosa; hay que reestructurar las guardias, señorías, y eso, evidentemente, no quiere dejar a nadie que llegue a Urgencias fuera de la atención. ¡Nadie!, nadie, y las urgencias están perfectamente atendidas, perfectamente atendidas, y las conozco con maxilofacial desde hace muchísimos años.

Y todo ello hoy es cuestionado por prescindir de una guardia de segunda -¡segunda!- llamada localizada, no utilizada en los periodos estudiados, y con una resolución adecuada. Lo que habla de un jefe de servicio consciente de la actual situación y colaborando con una dirección médica y con una gerencia, tal como establece el Real Decreto 521/87, actualmente vigente. Pero les informo de que esta medida es general, para todos los centros hospitalarios que están regulando las guardias, sin merma de la calidad asistencial en cualquier situación que se presente, para continuar controlando nuestro presupuesto, diezmado desde antes del año 2011 y no por la 402, que hemos heredado desde mucho antes, señoría.

Ahora bien, muchas de estas medidas -miren ustedes qué cosas, señorías- han sido adoptadas por el Gobierno de España y por distintas comunidades autónomas en los últimos tiempos -y con Gobierno de España me refiero al de hace 100 días para acá-. Que, en efecto, no estaba... Hace 100 días, pues, bueno, fue cuando empezó... ¿O fueron 101? No lo recuerdo muy bien, pero el señor Rajoy hace más de ciento y algo no estaba. Pero es que es junto a unos presupuestos que dejan a la ciudadanía canaria, en todos los aspectos, pero limitándome a la sanidad, diezmada. Pero a más abundar, empiezan a aparecer y ya están en la prensa las noticias, las notas de prensa, que dicen: "ajustes de 10.000 millones de euros en sanidad y en educación"; a escucharse el término "copago", del que el presidente del Gobierno de España, el señor Rajoy, se declaró en contra hace... ¿cuánto?, ¿el día 12? En fin.

A fecha actual, en sanidad no conocemos de forma detallada, porque no han dicho cómo va a quedar, en cuánto nos afectará la reducción presupuestaria y qué medidas serán las que se van a poner en marcha, por lo que no podemos saber cómo va a quedar este sistema sanitario, del que todos nos encontramos orgullosos por su calidad. Quizás en una sanidad desmantelada, porque a lo mejor resulta que hay que quitar más guardias. Pero en nuestro caso, en la comunidad canaria, quedará con un déficit de financiación, con una brecha tan importante que quizá sea necesario el cirujano maxilofacial el que venga a arreglarlo.

Pero desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias tendemos la mano, como decía el señor Berriel, no para que nos la corten, sino para poder llegar a soluciones adecuadas para todos y al consenso. Pero como es de justicia esta consejera de Sanidad va a continuar reclamando en el Consejo Interterritorial y cuantas veces haga falta el déficit de financiación sanitario, el del 2002-2009, que ya consejeros anteriores, desde la época de la señora Julios, la época de la señora Roldós, ya reclamaban -y espero que, evidentemente, ahora mismo, pues, esto sea de recibo-. ¡Que la financiación actual de nuestra población está por debajo de la media nacional! ¡Si es que nos faltan cerca de 400 euros per cápita! Pero es que además, y ahora con los nuevos Presupuestos, todavía nos quedamos en inferioridad de condiciones. Bueno, yo espero que se convoque de forma urgente a todas las comunidades autónomas a un Consejo Interterritorial y podamos conocer realmente dónde se queda nuestra sanidad, porque eso sí es urgente. Sabremos qué podemos hacer las guardias y qué podremos hacer con nuestros facultativos y con nuestras farmacias, pero sobre todo que a nuestros pacientes no les falte lo que tienen ahora: un servicio de calidad.

Pero es que además, mirando antes las noticias, resulta que hoy el señor Montoro, por último, dice que hay -entrecomillo- "mucho abuso en la cartera de servicios de sanidad y que tendremos una sanidad reformada en dos semanas, estructurada y contrastada"; y porque, según el señor De Guindos, hoy también, las reformas las explicará la señora ministra de Sanidad, la señora Mato, cuando acaben de estar realizadas y contrastadas, ¿eh? -dicen, dicen- con las comunidades autónomas, que son las que tienen que irlas aplicando y decidir... Esto sí que es alarmante, señoría, alarmante y -voy a utilizar el otro término, si me acuerdo- escandaloso, alarmante y escandaloso.

Muchas gracias, señorías.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Señores diputados, señorías, habiendo previsto acabar en esta comparecencia el orden del día en la tarde de hoy, se suspende la sesión hasta mañana a las nueve y treinta de la mañana.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y cincuenta minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0319 Sobre la atención urgente de cirugía oral y maxilofacial en el Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil Insular en Gran Canaria.