Diario de Sesiones 35/2012, de fecha 24/4/2012 - Punto 22

· 8L/C-0340 Comparecencia del Gobierno -consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre nivel de desarrollo de los servicios sociales.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Pasamos a la comparecencia 340.

Por parte del grupo proponente, el Grupo Popular, don Emilio tiene la palabra. Tres minutos.

El señor Moreno Bravo: Muchas gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Recientemente ha sido objeto de amplia difusión periodística un informe de profesionales del sector de servicios sociales donde se efectúa una valoración general del desarrollo de sistemas de servicios sociales en distintas comunidades autónomas y, en concreto, en Canarias. Me estoy refiriendo precisamente a la evaluación llevada a cabo por parte de la Asociación estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que ha venido a situar a Canarias en el penúltimo lugar de la clasificación de las comunidades autónomas en el desarrollo de este sistema de servicios sociales. Y nos ha otorgado ni más ni menos que la calificación de irrelevante y que es precisamente la peor de las calificaciones que puede atribuirse en este informe, haciéndonos merecedor, además, de una puntuación global de solo 1,8 puntos sobre 10, situándonos -repito- en el penúltimo lugar en comparación con otras zonas del territorio nacional.

Y precisamente se indica que la Comunidad Autónoma de Canarias tiene la menor cobertura en atención a la dependencia, lo que se traduce en un porcentaje tres veces inferior a la media nacional, es decir, 0,52 frente al 1,59 de la media estatal.

Se añade también que tenemos una escasa cobertura de plazas residenciales para personas mayores de 65 años, donde se nos reserva precisamente el dudoso privilegio de ser la comunidad autónoma con peor cobertura de España. Traducido en cifras, el dos seis por cada 100 personas mayores de 65 años, frente al cuatro tres de la media estatal.

Pero hay más, se nos dice que se ofrece una única plaza residencial por cada 102 personas con discapacidad reconocida, frente a la media estatal que se encuentra en una plaza frente a las 56 personas, estando además en una ratio de plazas en centros ocupacionales y centros de día muy alejada a la media nacional.

Lo cierto es que además en este informe se recoge que precisamente el importe que se destina por habitante, el gasto que se destina por habitante en la Comunidad Autónoma de Canarias en servicios sociales es solo de 155,7 euros, precisamente poco más de la media estatal, que estriba o está en 280 euros.

Se nos exige una reforma del marco normativo, que, se nos dice, actualmente plena y absolutamente desfasado.

Pero además quiero referirme a una cuestión que se introduce en este informe que ya ha sido objeto de tratamiento en el informe del Diputado del Común del año 2010, donde se habla de aquellas personas que se encuentran en el llamado "limbo de la dependencia", precisamente aquellas que, pese a tener reconocido un derecho de prestación, sin embargo, no pueden acceder a dicho derecho o prestación o servicio reconocido. Y se nos habla precisamente de que existe ni más ni menos que un 56% de personas en el llamado "limbo de la dependencia".

Se nos dice, por tanto, que somos una comunidad autónoma atrasada precisamente en materia de servicios sociales y, por tanto, entiendo que deben administrarse los mecanismos necesarios por parte de su consejería para hacer una reorientación precisamente de la política de servicios sociales y del tratamiento del sistema de servicios sociales...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Se le acabó el tiempo, señor diputado.

Muchas gracias.

Tiene la palabra, por parte del Gobierno, la señora consejera... (Ante la observación del señor diputado, Moreno Bravo.)

Sí, tiene usted razón, señor diputado. Perdone. Le añado entonces dos minutos más uno. Sí, dos más uno.

El señor Moreno Bravo: Muchas gracias, señor presidente.

Brevemente, porque he ido ajustando el cronómetro de los tres minutos a lo que tenía aquí precisamente previsto para cinco minutos. Solo acabar -perdone, señora consejera-, solo acabar en relación con este tema y en esta primera intervención, y es precisamente recogiendo parte de las reflexiones que se concluyen en este informe que hemos referido desde el inicio de nuestra exposición y que dicen: estas carencias en materia de servicios sociales no solo constituyen un déficit de ciudadanía para los habitantes de Canarias, en un momento en el que los servicios sociales son tan necesarios para garantizar un nivel digno de calidad de vida y prevenir la exclusión social de las personas y familias más afectadas por la crisis y el paro, sino también una falta de oportunidades para el empleo. Y este déficit precisamente resulta especialmente importante en esta comunidad en la que existe un 30% de personas en paro.

Nada más y muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado, y disculpe usted por haberle interrumpido.

Tiene la palabra la señora consejera. Diez minutos.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías, y buenas tardes también a todas las personas de ese centro de educación de adultos (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y pasa a ocupar la Presidencia).

El Gobierno comparece a petición del Grupo Parlamentario Popular para responder a la pregunta de qué acciones y medidas piensa llevar a cabo la consejería ante las recientes informaciones que sitúan a Canarias en un nivel defectuoso de desarrollo de los servicios sociales. Más tarde analizaré por qué no estamos de acuerdo con estas informaciones a las que alude el Grupo Popular; y no lo estamos porque entendemos que están basadas en un desconocimiento o en una toma de consideración errónea de nuestro sistema descentralizado de servicios sociales y que no tiene en cuenta ni la gestión directa de los cabildos insulares ni la inversión de estas administraciones. Pero eso será más adelante.

Usted, en su solicitud de comparecencia, da por buenas esas afirmaciones y me solicita qué acciones vamos a tomar. Pues, señoría, tal como usted acaba de terminar su intervención, en esa situación en la que se coloca Canarias y además se dice "en un momento tan puntual como este en el que más que nunca los servicios sociales son absolutamente imprescindibles para aquellas personas más vulnerables y que cada vez van siendo más en cantidad", pues, con un recorte de 800 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado se abre todavía una brecha bastante mayor entre la inversión del Estado por habitante en Canarias con respecto a la media. Por lo tanto, va a ser prácticamente difícil tener un margen de maniobra para realmente poder mejorar la esencia o la situación de los servicios sociales en Canarias.

El Estado, como usted bien sabe, no solo no cumple con la ley estatal del Régimen Económico y Fiscal, por la que sabe que debe invertir en Canarias al menos la media de lo que se invierte en España. Si hasta el año 2011 el déficit para llegar a esa media se cifró en 58 euros, hoy estamos hablando de 92 euros. Por lo tanto, ese es el primer dato que desde luego no contempla el informe al que alude su señoría y creo que es una brecha absolutamente histórica para la comunidad más débil de todo el Estado español, la más alejada de los mercados, una comunidad sin territorio para poder desarrollar el sector primario, sin posibilidad de desarrollar una industria competitiva. Ese, señorías, es el primer elemento que debe tenerse en cuenta a la hora de cualquier estudio comparativo. Como les decía, con los Presupuestos del Estado actuales la brecha que se abre en la cobertura de servicios sociales se irá haciendo desde luego cada vez mayor.

El segundo punto que quiero resaltar es -y creo que ya lo hemos debatido en este Pleno en repetidas ocasiones- el tremendo incremento poblacional que se ha producido en Canarias en los últimos 10 años. Recuerden sus señorías que hemos tenido una media de aumento de población de 50.000 personas por año en los últimos diez, algo más de 50.000 personas por año. Eso es toda una ciudad, que se construye muy rápido, que se puebla muy rápido, pero que desde luego generar los servicios para estas 50.000 personas en un año es absolutamente imposible para cualquier comunidad, por mucho que se precie. Muchísimo más para una comunidad con tantas dificultades como la nuestra.

Y, señorías, no podemos mejorar los servicios sociales para los que en estos momentos, como decía esta mañana en una pregunta que me hacían, el Plan de prestaciones sociales básicas para Canarias se reduce en un 43%. Desde luego el déficit de inversión que ha pasado Canarias y el aumento de población, como le acabo de recordar, y ahora el recorte brutal del Estado, desde luego dejan un panorama absolutamente complicado.

Pero, como le dije al principio, vamos a analizar el informe al que usted alude y con el que yo no estoy de acuerdo. El informe divide el análisis de los servicios sociales en derechos y decisión política, en relevancia económica y en cobertura de servicios. El informe admite que la dotación de las estructuras básicas de servicios sociales del ámbito local es buena y es superior a la media del Estado. Mientras en Canarias hay un trabajador social por cada 3.479 habitantes, en el resto de España es de 3.858, por lo que aquí estamos por encima de la media. Y en cuanto a plazas residenciales para personas sin hogar, Canarias también está por encima de la media del Estado, con 41,1 plazas por cada 100.000 habitantes, mientras que la media del Estado es de 34,4. Por lo tanto, también en plazas para estas personas estamos por encima de la media del Estado.

El informe establece -fíjense, señorías-, como puntos negativos, establece la cobertura de las rentas mínimas de inserción. Dice que en Canarias solo la recibe una de cada 202,2 personas, frente al Estado, que la recibe una de cada 147,6. Esa es la media estatal. Sin embargo, admite que la cuantía de las rentas mínimas que se aportan en Canarias son superiores en 4 puntos a la media del Estado. Es decir, la aportación económica que damos a las personas en exclusión social está en 4 puntos por encima de la media del Estado. No hace este informe ninguna alusión a lo verdaderamente esencial de nuestras rentas mínimas de inserción y que son precisamente los itinerarios de inserción, donde procuramos que, desde luego, la persona se rehabilite, se recupere y pueda incorporarse a un puesto de trabajo. Esos itinerarios de inserción no se tienen en cuenta. Por lo tanto, se está contando más la cantidad que la calidad y desde luego en Canarias estamos apostando por que, si se recibe y se tiene una persona bajo este sistema, desde luego pueda ser recuperada y puesta en el mercado laboral. Por lo tanto, un parámetro en el que yo no estoy de acuerdo en que sea negativo precisamente sino todo lo contrario.

Otro de los puntos negativos incide también en la cobertura de centros para personas con discapacidad, que, según el informe, Canarias oferta -usted lo decía- una plaza residencial por cada 102,49 personas con discapacidad reconocida, frente a la media del Estado, que es de 56,36. De la misma manera la ratio de plazas en centros ocupacionales y centros de día es en Canarias de una por cada 123,62 personas con discapacidad, mientras que en el conjunto del resto de España es de 35,24. Aquí hay un gran error, señoría, ya que solo se han tenido en cuenta las plazas de las personas con necesidad de una tercera persona y no se ha contabilizado la inmensa mayoría, que son las plazas con retraso mental y las plazas de salud mental.

En cuanto a las plazas de centros de día, que serían de 18,3 por cada plaza, esa es muchísimo mejor que la media del Estado, que está en 35,2.

Así, podría ir discrepando de cada uno de los puntos. Por ejemplo, en cuanto a la relevancia económica, el informe, señorías, no contabiliza los dineros destinados a los servicios sociales sino los que están contabilizados por parte o los que aplica directamente esta consejería. Ni siquiera el Gobierno de Canarias sino esta consejería a la que me toca representar o coordinar. No tiene en cuenta ni siquiera los 14 o 16 millones que aporta la Consejería de Sanidad y muchísimo menos tiene en cuenta los millones que aportan los cabildos en Canarias. Por lo tanto, ahí, en ese informe, estaríamos hablando de una media económica bastante importante.

Donde yo creo que además se produce un mayor desequilibrio es precisamente en la valoración que se hace de la atención o de la Ley de Dependencia. El informe por supuesto no tiene en cuenta -creo que lo he explicado tropecientas veces y discúlpenme la expresión-, no tiene en cuenta qué ha hecho Canarias para poder integrar, según el artículo 16, la Ley de Dependencia a los servicios sociales de Canarias. No lo ha tenido en cuenta. Dense cuenta de que se inicia esta ley en el año 2007 y nuestro sistema está vigente, hasta el 2008 la parte de mayores y hasta el 2010 la parte de personas con discapacidad. Hemos estado trabajando. Hoy ya no existe nuestro sistema anterior, ya lo hemos volcado en estar todo bajo el paraguas de la Ley de Dependencia y será mañana -porque parece ser que no vamos a tratar esa comparecencia hoy-, será mañana cuando podamos profundizar en cuál es la situación en la que nos encontramos en estos momentos.

Por lo tanto, siendo conscientes de que la realidad de Canarias es compleja para que alguien la pueda entender, pues, incluso desde fuera, como es el caso de este informe, sí debiéramos trabajarlo de forma más rigurosa y muchísimo más intensa, porque, señorías, Canarias no es comparable con otras comunidades autónomas.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia. En primer lugar, por el Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Hernández Jorge: Buenas tardes. Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señoras y señores diputados. Buenas tardes al público que nos acompaña hoy.

Efectivamente, hablamos de cómo se gestionan en Canarias los servicios sociales, hablamos de uno de los pilares de lo que se ha venido en llamar el Estado del bienestar y hablamos de si realmente tenemos que sentirnos orgullosos y sentirnos a gusto con el trabajo y con el desarrollo de las políticas sociales que se realizan en Canarias. La realidad, si nos vamos a los datos, es que no tenemos motivos sino para preocuparnos. Con una tasa de paro que supera el 30%, con una tasa de pobreza que supera el 31, con más de la mitad de nuestros jóvenes en paro, con más de 100.000 personas, en concreto 109.020 personas, que están sin cobrar, sin recibir ninguna prestación, esto, independientemente de lo que digan, informen, los informes de profesionales de la materia, ya de por sí es motivo de preocupación.

Veíamos recientemente cómo se ponía sobre la mesa el dato de que 675.000 personas en Canarias engrosaban la cifra de pobreza y de exclusión social. Por tanto, algo no estaremos haciendo bien cuando ni siquiera en periodos de bonanza económica pudimos poner las tasas de pobreza y de exclusión en niveles bajos.

En la siguiente comparecencia de mañana hablaré del esfuerzo inversor que hace Canarias en estas políticas, en las políticas sociales, que nos aleja del esfuerzo inversor que hacen comunidades con muchos menos problemas que nosotros. Lo que sí es cierto es que cada día tenemos a más personas que van a tocar a los servicios sociales de los municipios y que cada día a esa gente se le da menos respuesta, y eso es una realidad.

Usted, señora consejera, ponía un poco en evidencia, diríamos en discusión, la credibilidad que le podemos dar a este informe. Estamos hablando de una Asociación de Directores y Gerentes de los Servicios Sociales conformada desde el año 1994, aglutina a más de 200 profesionales de todo el territorio español, tiene delegaciones en todas las comunidades. Por tanto, los datos que aporta esta asociación no son datos que vienen caídos del cielo sino que son aportados por los propios profesionales, psicólogos, abogados, trabajadores sociales, que existen en cada territorio y, por tanto, ahí han aportado datos los trabajadores sociales, los profesionales del sector de Canarias.

Y, por tanto, independientemente de que hay datos oficiales que son para preocuparnos y para cuestionar si las políticas sociales que se desarrollan en Canarias son las adecuadas, ya nosotros hemos planteado la necesidad de revisarlas, de evaluarlas. Canarias necesita una nueva ley de los servicios sociales, una ley moderna. Tenemos una ley obsoleta, que tiene 25 años. Necesitamos revisar la ley de inserción.

Y, por tanto, hay muchas cuestiones que, independientemente, o a pesar de la crisis, tendremos que...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

La señora Jerez Padilla: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes a los alumnos de adultos, del centro de La Guancha. Señor presidente.

Señora consejera, me deja más tranquila ante su información sobre el desarrollo de los servicios sociales; sin embargo, creo que en parte debemos hacer caso al informe, porque es un informe importante, es el de los Directores y Gerentes de Servicios Sociales.

Ya creo que se recogen todas las realidades de todas las comunidades autónomas. Que pueden utilizar unos parámetros con los cuales usted no esté de acuerdo, pues bien. Ya usted hoy aquí ha comparado Canarias con otras comunidades autónomas y, por lo tanto, se ve que no estamos tan mal. Sin embargo, señora consejera, sí le tengo que decir que hay que hacerle un poquito de caso a este tipo de informes, porque también tenemos informes, por ejemplo del Diputado del Común, que nos dicen que estamos mal en servicios sociales; tenemos el informe del Consejo Económico y Social de Canarias, que también nos dice que estamos mal en servicios sociales. Lo que me preocupa, señora consejera, realmente es que en todos los informes Canarias y los servicios sociales en concreto siempre estén a la cola, a la cola de una financiación, en la escasa cobertura de servicios y, sobre todo, de un marco legal o normativo que garantice derechos ciudadanos o políticas sociales. Por eso me gustaría saber para cuándo ese marco legal, esa normativa que nos equipare al resto de las comunidades autónomas, cuestión que desde luego ya mi grupo parlamentario se lo ha solicitado en numerosas iniciativas.

Por tanto, tengo que manifestarle que sí tengo que estar de acuerdo con algo de este informe, y es con respecto a la aplicación de la Ley de Dependencia. Señora consejera, la Ley de Dependencia aquí, en Canarias, tenemos que reconocer que no se ha realizado bien, no se han hecho bien los deberes. Por tanto, yo espero que en los próximos informes que se realicen, que Canarias aparezca no en las primeras líneas, porque lo veo difícil, pero, mire, sí podemos aspirar aunque sea a la mitad del ranking, pero si podemos estar en medio, mejor. Como decía, equipararnos por lo menos al resto de las comunidades autónomas que están a la mitad.

De todas formas, señora consejera, usted lo ha dicho: mal lo veo ahora en estas circunstancias y en estos momentos con los Presupuestos Generales, donde las políticas sociales, señora consejera, se las han cargado. Y desde luego que yo la compadezco, porque si ahora estamos mal, en los próximos informes quizás no estemos tan bien, pero por esto, por los Presupuestos que nos tocan. De los cuales, señora consejera, ya hablaremos en la próxima comparecencia que usted va a tener y que mi grupo parlamentario le va a solicitar.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

¿Por parte del Grupo Nacionalista Canario? Tiene la palabra, por tiempo de tres minutos.

La señora Marrero Ramos: Gracias, señor presidente. Señora consejera.

Lo primero darles la bienvenida a los alumnos y a las alumnas de La Guancha, que, por cierto, tienen una mujer alcaldesa.

Señora consejera, esta mañana veíamos una noticia en Twitter, donde decía -una noticia que me llamó la atención y la quiero aplicar, ¿no?-, decía: "decidió donar un riñón a su jefa y esta la despidió por faltar a trabajar en la convalecencia". ¿Por qué digo esto?: aquellos que nos han quitado el riñón no están pidiendo en estos momentos explicaciones.

Miren, es verdad que ha dicho, yo me he leído el informe, lo tengo aquí, y es verdad que ha habido un error porque no tiene, no tiene en cuenta lo que es la ley de inserción, se olvida -que lo hemos dicho alguna vez- de que la ley de reinserción es la Ley de Dependencia Canaria, que es la auténtica Ley de Dependencia.

Y esta mañana expresábamos nuestra preocupación, cómo el 3% de las personas están en situación de exclusión social, el 30% bajo el umbral de la pobreza, y después la gran preocupación son los nuevos perfiles de personas que pueden entrar en una situación de exclusión social, porque pierden su trabajo, porque pierden la hipoteca y tienen hijos a su cargo.

Se ha eliminado la partida de dependencia, hay una reducción del 43% de las prestaciones sociales básicas, donde va a afectar a 300.000 personas y a 2.000 trabajadores, y en Canarias, que usted ha hecho referencia al incremento de la población, encima se elimina la partida, se elimina, cero euros, igual que la dependencia, a la integración de los inmigrantes. Se ha castigado a Canarias, no se ha tenido en cuenta la lejanía, no se ha tenido en cuenta la insularidad y, lo peor, la incertidumbre. Quedan 11 medidas del PP de aquí a junio, anunciadas por el propio Rajoy. Con la dureza que tenemos en este momento, nos quedan todavía 11 medidas, y yo lo que pregunto es cuáles.

Y después al final lo que digo es, estamos rodeados de mar y nos está subiendo la marea para ahogarnos, para ahogarnos, y yo no sé si vamos a ser capaces de nadar en esta situación de recorte presupuestario.

En relación al informe, hemos dicho que no se ha tenido en cuenta la realidad canaria. Aquí tengo el mapa, ponen a Canarias debajo de Baleares. Ya mandé un e-mail para que lo corrijan, esta no es la situación geográfica de Canarias. Y es verdad, es verdad que valora como positivo las personas que están en la media estatal, las personas sin hogar. Y después en la gráfica a la que usted ha hecho referencia, es significativo, donde en las rentas mínimas de inserción Canarias supera, supera, es la primera comunidad autónoma que más aporta en gasto por titular de la renta mínima de inserción. ¿Sabe por qué le digo que Canarias es la comunidad que más aporta?: porque ha tenido solo en cuenta la Ley de Dependencia y hay que sumar la ley canaria. Por eso.

Este informe, señora consejera, tiene que tener en cuenta aquellas cosas que hay que mejorar en la Comunidad Autónoma canaria...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada. Lo siento, usted sabe que son tres minutos y el reloj es inexorable.

Por el Grupo Parlamentario Popular, solicitante de la comparecencia, don Emilio Moreno, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor Moreno Bravo: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera.

También olvidé -ya se marchan- los alumnos de La Guancha, muy buenas tardes.

Como no podía ser de otro modo, antes de iniciar esta segunda intervención, agradecer, en primer lugar, la intervención que se ha efectuado por parte de la señora consejera, así como por los distintos portavoces de los grupos parlamentarios. Ahora bien, sus señorías deben saber que el Grupo Parlamentario Popular desarrollará su actividad parlamentaria con oposición al Gobierno de Canarias de forma leal, sin que ello implique, evidentemente, que en modo alguno se oculten a la ciudadanía los posibles estudios, datos o informes que en materia de servicios sociales pudieran ser llevados a cabo por entidades o expertos profesionales y que por sus resultados pudieran no gustar, en este caso al Gobierno o a otros grupos parlamentarios.

La verdad es que existen datos que resultan favorables en el citado informe y usted ha hecho mención a ellos y ha traído a esta Cámara, pero también es cierto que se recoge precisamente, al abordarse la cobertura de determinados servicios sociales a la ciudadanía, datos o puntuaciones tan nefastas que se corresponden a un cero. Precisamente se nos dan cero puntos en cobertura de dependencia, se nos dan cero puntos en cobertura de rentas mínimas de inserción, de la que usted hablaba, se nos dan cero puntos en cobertura de ayuda a domicilio, se nos dan también cero puntos en acogimientos familiares a menores, cero puntos en la ratio de plazas residenciales para personas con discapacidad, de las que usted hablaba, y cero puntos también en la ratio de plazas en centros ocupacionales y centros de día para personas con discapacidad, de las que también ha hecho usted mención en la primera intervención.

Señorías, está claro con esta puntuación que la situación no es la deseada y, por tanto, una cosa debe quedar clara, que es que, ante estos informes de los expertos en servicios sociales, algo deberá hacer -entendemos- el Gobierno de Canarias. Y no puede, evidentemente, siempre acudirse a culpar al Gobierno de España de esta situación. El informe referido en esta Cámara, y al que hemos hecho mención tanto este grupo parlamentario como los que han intervenido y el Gobierno, analiza una situación pretérita y actual del índice de desarrollo de los servicios sociales en Canarias, y ello, por tanto, no es achacable precisamente al Gobierno de España, que lleva unos cuantos meses en el poder. Y, por tanto, se tiene que abordar, precisamente desde este Gobierno, el que ejercita aquí las competencias, las medidas necesarias para mejorar en el futuro el sistema de servicios sociales en Canarias.

Y preci samente la situación no es agradable para nadie, es calamitosa, es alarmante. Precisamente, sin duda alguna, bien lo sabemos y lo saben todas sus señorías, la oficina de estadística comunitaria -Eurostat- certificó ayer precisamente que el déficit público en España en el año pasado ascendió, tal como había dicho precisamente el Gobierno de España, a un 8,5% del Producto Interior Bruto. El tercero más alto de la Unión Europea, precisamente solo superado por Irlanda y por Grecia, desmontando en este momento la cifra de déficit que se había facilitado por el Gobierno socialista de entre un 6 y un 7% del Producto Interior Bruto.

Y sobre estas bases es precisamente sobre las que hay que trabajar y con los recortes evidentes, y lo importante es saber gestionar adecuadamente los recursos que se tienen y no abandonar el esfuerzo económico que requiere esta materia y que evidentemente obligará, sin duda alguna, a realizar reajustes -eso está claro- en el Presupuesto y que, en todo caso, deberán tener, a nuestro entender, carácter prioritario.

Por cierto, no quiero continuar sin hacer mención precisamente a algo que ya se ha alegado en esta Cámara durante la tarde de hoy, que es precisamente el reconocimiento favorable que se ha efectuado por parte del vicepresidente de la Comisión Europea, el socialista Joaquín Almunia, sobre las reformas y ajustes llevados a cabo por el Gobierno de España, tal y como se recoge en la prensa de hoy.

Y ahondo más en toda esta materia de servicios sociales. Es mandato constitucional el garantizar esta materia de servicios sociales en cualquiera de las comunidades autónomas del territorio español. Y precisamente lo estatuye el artículo 9.2 de la Constitución española de 1978, cuando se establece que "corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas, removiendo los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud, facilitando la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social". A lo que se une precisamente la especial atención que en su articulado -en el texto constitucional- se dedica a la juventud, la tercera edad, los disminuidos y la familia. Por tanto, con este mandato constitucional es con el que debe operar el Gobierno de Canarias en el ejercicio de sus competencias, precisamente para garantizar adecuadamente el Estado del bienestar, que ya se estableció en la Constitución del 78.

Por tanto, sinceramente, es bueno hacer caso y analizar las recomendaciones que para Canarias recoge este informe efectuado por parte de los expertos en servicios sociales, y puede ser precisamente además, entiendo, un buen elemento para proteger a las personas desfavorecidas, así como un potente motor de cambio en el futuro que ayude al desarrollo y creación de ofertas de trabajo.

Y precisamente una de las reformas que se recogen, y que no ha hecho alegación la consejera en su primera intervención, es precisamente la urgente elaboración de un nuevo marco normativo en la materia, por lo añejo de la anterior. Precisamente que deba estar inspirado en principios tales -y que seguramente defiende su grupo y su Gobierno- como la universalidad, la igualdad, la solidaridad y prevención, eliminando cualquier causa de discriminación, en la coordinación, ofreciéndose un trato integral e integrador, en un uso adecuado y planificado de los recursos públicos y en la descentralización, pero asegurando el papel o rol a jugar por cada Administración pública, y, en definitiva, en que la prestación de los servicios sea reconocida como un derecho subjetivo del ciudadano.

En definitiva, los Presupuestos que se destinan al área de servicios sociales deben ser entendidos como una inversión a medio y a largo plazo y no como un gasto, por lo que desde este grupo parlamentario se debe exigir al Gobierno de Canarias que reconduzca de forma urgente la situación denunciada por los sectores sociales implicados y se articulen los mecanismos necesarios para garantizar unos servicios públicos de calidad, recortando donde se deba recortar, por ejemplo, el gasto en una Administración inflada, la televisión pública canaria, la reorganización de instituciones, etcétera, para garantizar a la postre precisamente dichos servicios sociales esenciales. De este modo conseguiremos, con seguridad, unos servicios sociales que ayuden a los canarios a vivir mejor.

El Grupo Parlamentario Popular exige, siguiendo parte de las recomendaciones ofrecidas desde diversos colectivos, el derecho a unos servicios sociales comunitarios y especializados de calidad, el derecho a una información fiable de los servicios ofrecidos por el sistema que ofrezca cobertura a las necesidades de los colectivos favorecidos por la normativa específica, el derecho a una cartera real de servicios que venga apoyada de una real dotación económica, el derecho de participación de los ciudadanos en el control de los servicios sociales y el derecho a una plantilla estable de trabajadores sociales, de modo que exista un tratamiento profesionalizado.

Es verdad que se han realizado importantes esfuerzos desde el Gobierno de Canarias en la consolidación de los servicios sociales, no hay que negarlo, dentro del ámbito de sus competencias, pero está claro que resultan todavía insuficientes. Por ello, pese a los esfuerzos que se están realizando, los recursos no llegan realmente, en la mayoría de los casos, a los auténticos y verdaderos necesitados.

Nada más. Muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Para contestar por parte del Gobierno, la señora consejera, doña Inés Rojas, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Gracias, señorías, también, pues, a todos los grupos parlamentarios por sus aportaciones. Además por el tono en el que estamos hablando yo creo que nos preocupa absolutamente a todos.

Y voy a procurar, posiblemente... a ver si me da tiempo de compartir lo que ha dicho cada uno, cada una de las observaciones que han hecho.

Al Grupo Mixto decirle que, efectivamente, estamos ante una situación de pobreza muchísimo más elevada. Somos más pobres ahora, no que hace tres años, que hace un año. Somos más pobres, sin ninguna duda. Ya lo decía yo esta mañana, somos más pobres y tenemos menos recursos para poder atender esa pobreza. Eso también hay que desde luego reconocerlo.

No solo no le quito credibilidad, no le quito credibilidad -¡por favor!-, al informe que ha hecho la Asociación de Directores y Gerentes de los institutos de servicios sociales de España. Y no es que no les haga caso; si eso fuera así, ni siquiera me lo miraría. Y lo conozco, y además lo conozco en profundidad, porque me preocupa qué dicen de Canarias, qué información tienen de Canarias y si realmente es real esa información y qué es lo que habrá podido pasar. Canarias es una realidad compleja administrativamente hablando para que distintas comunidades, desde otras comunidades se pueda entender.

Fíjense si les hago caso, señorías, y hago caso también de la sugerencia que me hace usted, señor Moreno, que además he invitado al presidente de esta asociación a venir a Canarias, porque he estado en conversación telefónica con él, ante los datos que he visto, absolutamente, no digo de desconocimiento, pero sí de no incorporar toda la estructura que aporta o que trabaja o que incide en los servicios sociales de Canarias. Vendrá, probablemente, próximamente y podré tener la oportunidad de que vea in situ cuál es la realidad de Canarias. Eso no quiere decir que yo diga que es que todo está maravillosamente bien cuando estamos hablando de la comunidad autónoma que más paro tiene de toda España, ¿Cómo podemos estar diciendo eso? Pero, señor Moreno, no me puede usted impedir que yo diga qué hacemos nosotros, qué nos corresponde hacer a nosotros y lo hacemos y qué corresponde hacer el Estado y hasta dónde lo hace. No. Vamos a ver, estamos en España o no estamos en España, porque es que me hace gracia cada vez que escucho aquí: "dejen de echarle culpas al Gobierno de España, dejen de echarle culpas al Gobierno de España". Luego, ¿para no echarle culpas ni echarle flores, pues, entonces para qué lo quiero? Es decir, inciden, influyen. Es más, yo podría decirles hoy, y se lo he trasladado a la ministra hace apenas una semana, le he trasladado que nos han dejado en una situación en la que claramente... Porque, miren, si España no hiciera leyes estatales para que las cumpliéramos las comunidades autónomas sino que la comunidad autónoma canaria tiene competencias en materia de servicios sociales, "oiga, pues, no haga usted leyes en el Estado y me diga que las aplique yo". "Ah, que la ley dice que usted aporta el 50% de esa financiación económica". Ah, y ahora usted resulta que en el caso de la estatal Ley de Dependencia usted la deja a cero y deja la comunidad autónoma aquí que se las arregle, que se busque la vida. Es decir, ¿usted invita y Canarias paga? Y no me diga que no le proteste y que no le diga nada: ¿me tengo que callar la boca y pagar, calladita la boca, Canarias? No, yo creo que de verdad debemos poner las cosas sobre la mesa, sin que eso no quiera decir que las cosas no son mejorables, porque lo son. Y además saben ustedes que tenemos necesidad de un nuevo marco legislativo en materia de servicios sociales y que está elaborado el anteproyecto de ley, en el que ya ha participado toda la sociedad organizada de Canarias exponiendo sus sugerencias, porque nuestra ley data del año 87, y, señorías, ha llovido bastante desde entonces, ha habido incluso leyes nuevas por el camino, como la Prestación Canaria de Inserción, que es una ley netamente canaria, de capital únicamente canario y que, como ven, es una ley pionera.

No en todo estamos a la cola del Estado. Estamos a la cola en inversiones, sí, el Estado nos tiene a la cola en inversiones, y estamos a la cola en algunos aspectos que, desde luego, yo matizo muchísimo. Pero hay cosas en las que somos pioneros, como, por ejemplo, en la Ley de rentas mínimas, con un itinerario de inserción y con las cuantías que se paga a las personas que están en exclusión social. Somos pioneros. Y fuimos pioneros, señorías, Canarias no está a la cola, en la atención a personas dependientes, fuimos pioneros en crear unos planes sociosanitarios que se adelantaron a la Ley de Dependencia en siete años, y eso es lo que ha hecho que hoy nos estemos recolocando en otros ámbitos.

Señor Moreno, usted decía que el informe nos pone, nos da un cero, y yo le voy a poner las cifras reales, porque es que nadie de los que estamos aquí nos lo podemos creer. ¿Cómo puede haber un cero en ayuda a domicilio? Es que deben ustedes saber, señorías, que hay 13.400 personas en Canarias recibiendo ayuda a domicilio. ¿Es que ninguno de ustedes vive en un municipio en el que sabe que se está dando ayuda a domicilio a algunos vecinos? ¿Cómo puede aparecer un cero? Eso no es real, señorías. ¿Cómo puede haber un cero en atención a personas mayores en residencias, e incluso a personas con discapacidad, si todos ustedes conocen en Canarias las residencias de mayores que tenemos en Canarias? Las residencias de mayores y los centros de día superan prácticamente las 14.000 personas. ¿Eso es un cero? No, eso es un desconocimiento de la situación de Canarias. ¿Que debíamos estar mejor?, probablemente, con toda seguridad, pero lo que tenemos lo tenemos y no se nos puede poner un cero, porque ni es verdad ni es justo. Ni es verdad ni es justo.

Me hablaba también incluso de la juventud y, aunque no lo tenía previsto en la comparecencia, pero me venía el siguiente dato a la cabeza. Vamos a ver, tenemos en Canarias 15.000 personas jóvenes hoy con contrato de alquiler, en el que el Gobierno les aporta 300 euros mensuales para que el poco salario que ganan... Recuerden, señorías, que en Canarias los salarios son más bajos que en el resto también de otras comunidades y nosotros incentivamos a que la juventud se independice, a pesar de tener esos salarios tan bajos. Por lo tanto, Canarias, en la medida de sus posibilidades, está haciendo unos esfuerzos importantes que se deben desde luego reconocer.

Decía la señora Marrero, que no está en estos momentos, que España nos ha quitado un riñón y todos sabemos que con un riñón también se vive. Se vive peor pero también se vive. En Canarias estamos haciendo un esfuerzo por que, desde luego, podamos vivir lo mejor posible con los dos riñones.

En ese informe, señor Moreno, se dice también que Canarias está la penúltima empezando por la cola. ¿Y usted sabe quién sigue?: Madrid. Y después Valencia y después Murcia. Eso sí que es inexplicable, por lo menos para mí. Cuando vi el informe, también pensé: probablemente la Comunidad de Madrid tendrá algo que decir. Seguramente debe haber aquí algún error. ¿Cómo va a ser posible que la Comunidad de Madrid, una de las comunidades más ricas de España, como la de Valencia, esté en los puntos más bajos de ese informe, igual que Canarias? ¿Eso es posible? Si eso realmente es así, es que... Claro que todo es mejorable pero es para sentirnos incluso satisfechos. ¡Caramba!, estamos a la altura, ahí en los puntitos, con la Comunidad de Madrid. Eso no puede ser, seguramente algo debe estar pasando aquí, porque esta comunidad desde luego no puede salir adelante en solitario, puesto que tenemos una mayor dependencia.

Por lo tanto, recordarles que, efectivamente, traeremos dentro de poco la nueva ley de servicios sociales de Canarias. Creo que es absolutamente imprescindible ese marco, sobre todo, sobre todo porque va a influir, a decidir muchísimas cosas. En estos momentos, usted lo decía, al margen de todos los recortes que está haciendo el Estado, nosotros tenemos que hacer ajustes y tenemos que administrarnos mejor en Canarias. Entre otras cosas, esta ley va a delimitar las competencias que tiene cada cual: los ayuntamientos que hagan esto, los cabildos esto, el Gobierno de Canarias esto otro y el Estado, lo suyo, y no que todos hagamos las mismas cosas. Estamos duplicando muchísimas veces, y hasta triplicando, algunos servicios y esta ley, entre otras cosas, pues, va a venir precisamente a mejorar eso.

Por lo tanto, decirles que sí, que desde luego hacemos caso de ese informe para conocerlo y para darnos cuenta de que tiene errores importantes y para reconocer que, desde luego, muchas cosas son mejorables, pero que Canarias ha avanzado muchísimo en política social y que en estos momentos estoy preocupada de que estos derechos, ese Estado del bienestar que hemos logrado, no quiera Dios...; o, mejor dicho, el Gobierno de España nos lleve, con todos estos recortes que está haciendo de aquí a junio, no a un Estado de derechos de política social sino a un Estado de beneficencia, al que no queremos volver.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0340 Sobre nivel de desarrollo de los servicios sociales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico