Diario de Sesiones 36/2012, de fecha 25/4/2012
Punto 9

· 8L/C-0282 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre evolución de la lista de espera quirúrgica.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia: del Gobierno, de la Consejería de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre evolución de la lista de espera quirúrgica.

Para la primera intervención, doña María del Mar Julios, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Señora consejera.

Hace relativamente poco tiempo se presentó la información sobre la situación actual de la lista de espera en Canarias. A pesar de que esa información ya no es ofrecida por el Ministerio de Sanidad -la última información sobre la lista de espera que aparece en la web del Ministerio de Sanidad de toda España y, por lo tanto, de todas las comunidades autónomas data de junio del 2010-, a pesar de que hay muchas comunidades que tampoco ya ponen el dato de la situación de la lista de espera, algunas no lo ponen, otras lo ponen pero disminuyendo en gran cantidad la información que se había venido dando, pues, años atrás; a pesar de todo ello, yo creo que es importante y le pedimos desde el Grupo Nacionalista, señora consejera, que se continúe transparentando la información de la lista de espera. Transparentándola en dos sentidos: el sentido estadístico, que se pueda tener esa información, pero también transparentándola desde el punto de vista -que yo creo que es tan importante como ese-, desde el punto de vista de la información personalizada a cada uno de los pacientes. Ese teléfono de información centralizada yo creo que es vital que siga existiendo.

Las razones por las cuales ni el ministerio ni algunas comunidades ya dan esa información de la lista de espera, pues, se sitúan en dos ámbitos. Uno, en el que es muy difícil comparar los datos actuales de lista de espera entre unas comunidades autónomas y otras, porque los criterios para introducir o ser contados los pacientes en dichas listas de espera siguen no siendo homogéneos. Es muchísima la literatura escrita sobre eso por las revistas del sector. El caso más paradigmático y más divulgado y conocido es el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid, que, como saben, empieza a contar al paciente en lista de espera después de que se le haya hecho el preoperatorio y el estudio de anestesia, que eso evidentemente no es comparable con cómo lo cuentan otras comunidades autónomas. Pero en el fondo la razón fundamental también es porque en toda España, en toda España, han subido las listas de espera desde que se empezó con las políticas de recortes importantes en los servicios públicos y, en este caso, en el sistema sanitario; fundamentalmente a raíz de que todas o casi todas las comunidades autónomas se han visto abocadas a disminuir los llamados programas de choque, programas de tarde, peonadas, como quieran que lo llamemos.

Por eso es la comparecencia, señora consejera, para conocer cuáles son las prioridades; conocer en mayor profundidad cuál es la información sobre las listas de espera; conocer cuáles son las prioridades en cuanto a las patologías, las que existen y las que se prevén de futuro; conocer cómo es la dinámica, es decir, cuánto del crecimiento que ha habido en lista de espera es producto de las entradas en listas de espera y cuánto es producto de la dificultad de salir de la lista de espera; conocer también, señora consejera, cómo ha evolucionado la actividad quirúrgica en el horario ordinario, en la jornada ordinaria de trabajo; y conocer también -cómo no, puesto que hay que contextualizar los debates que tenemos en este Parlamento- cómo se prevé que va a influir en las listas de espera ese brutal recorte que en concreto Canarias está teniendo de la disminución de unos 450 euros en nuestra financiación autonómica, que verdaderamente es injusto -y para aclararlo, ni las mujeres ni los hombres del Grupo Nacionalista lloramos cuando decimos esto, lo que hacemos es que reclamamos los derechos de esta comunidad autónoma-; y también conocer -cómo no- cómo va a impactar en las listas de espera sanitaria ese recorte de 7.000 millones de euros que se está anunciando poco a poco y que, de alguna forma, va a afectar profundamente, no solo por los recortes económicos que implica, sino por, verdaderamente, la contrarreforma del sistema sanitario que se está haciendo en estos momentos por el Gobierno de España.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad tiene la palabra por tiempo de diez minutos.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señora diputada, la lista de espera quirúrgica total, a 31 de diciembre de 2011, ha sufrido un incremento de 3.593 personas en relación al mismo mes del año anterior, con respecto a la existente en el mismo periodo de 2010. Sin embargo, hay que realizar algunas consideraciones.

El incremento se ha producido prácticamente en el último trimestre del año 2011 y afecta fundamen­talmente a patologías en las que el alargamiento de los tiempos de espera no conlleva merma en la salud del paciente, puesto que todas han sido analizadas y estudiadas. Las intervenciones sobre patología oncológica no han sufrido ningún tipo de retraso, como así demuestra el continuo incremento de este tipo de cirugía en la actividad programada.

Gracias a la colaboración de todo el personal sanitario, la actividad quirúrgica en jornada ordinaria también ha experimentado un crecimiento de un 5%. La actividad quirúrgica extraordinaria, por el contrario, desciende o descendió en más de un 37%. Por tanto, ha habido un progresivo incremento en las entradas en la lista de espera quirúrgica como consecuencia de una mayor actividad en consultas externas y en consultas de CAE. El Servicio Canario de la Salud ha priorizado las consultas y las pruebas diagnósticas, así como los traslados de especialistas entre islas. Ello ha significado un incremento de las mismas y al detectarse nuevas patologías y estudiar nuevas patologías con el incremento de pruebas diagnósticas, en consecuencia un mayor número de personas han tenido entrada en la lista de espera quirúrgica.

Está claro que se han priorizado, como no puede ser de otra manera, las patologías graves. Los datos a diciembre siempre han sido históricamente peores que los de junio, ya que en dicho semestre suele realizarse una menor actividad en todos los sentidos, debido al acúmulo de los periodos vacacionales de todos los profesionales sanitarios.

También quería significar que en el año 2011 se ha observado con respecto al 2010 un aumento de las consultas totales: 74.316 más con respecto al año anterior, que significa un 2,54% de incremento. Crecen las consultas ordinarias en 103.250 consultas -3,64%- y disminuyeron las extraordinarias en 28.934 consultas -un -33%-. Se incrementan las consultas en jornada ordinaria en un 3,16% en los hospitales y en un 1,16% en los Centros de Atención Especializada. Se produce una clara disminución en el número de consultas en jornada especial, tanto en hospitales como en CAE, en un -45%, en un 45% en hospitales y en un 42,45% en los CAE. Aumento de las consultas sucesivas en un 4%, tanto hospitalarias, en jornada ordinaria, que significó un número de 79.907 consultas -esto es, un 6,64 de incremento-, como la de los CAE, que fueron 3.438, un 0,56%, y de una disminución de las consultas sucesivas en jornada especial, disminuyendo un 12,14% en hospital y 52,93 en los Centros de Atención Especializada. Se evidenció un incremento de las intervenciones quirúrgicas programadas ordinarias de un 5%; un aumento de las horas disponibles quirúrgicas, 3.218 horas más, y en las horas utilizadas de quirófano en jornada ordinaria, se utilizaron 3.549 horas más que en el año anterior; un incremento de las pruebas, 628.955 pruebas, con 13.394 pruebas más en relación al ejercicio anterior, debido al balance entre el aumento en la realización de pruebas ordinarias, 29.701 más que en 2010, que significó un 5,5%, y la disminución de las pruebas extraordinarias al eliminar los programas de tarde, de 16.307 pruebas menos, que es una disminución de un 22,8%.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Entramos en las intervenciones de los grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Mixto, don Fabián Martín, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados, muy buenas tardes.

Como es costumbre en el caso mío, particular, cada vez que hablo me gusta circunscribirme de manera muy precisa al motivo por el cual surge una moción o una comparecencia, en este caso la evolución de las listas de espera quirúrgica. Yo creo que, para ahondar en el tema de manera directa, la valoración que tiene que hacer este diputado y la valoración que yo creo que tenemos que hacer los diputados de las otras formaciones políticas no es demasiado positiva respecto a años anteriores. Así, a 31 de diciembre del año 2011, la espera quirúrgica superaba las 24.861, según datos oficiales del Servicio Canario de Salud, y también las consultas externas superaban aproximadamente las 22.000, siendo francamente importantes los datos de algunas especialidades, como las de Pediatría, como las de Cardiología o como las de Rehabilitación.

Pero más allá de esto, yo creo, señora consejera, que podríamos caer en el tópico de volver a denunciar los recortes del Estado frente a financiación, en este caso a nivel del Gobierno de Canarias, pero lo que ponen en evidencia de alguna manera, de forma clara, estos datos es que ha existido una evidente incapacidad por parte de la consejería para gestionar de manera hábil, de manera certera, las listas de espera.

Hablaba, en este caso, la portavoz de Coalición Canaria de la necesidad de trasparentar aquellos requisitos o aquellas medidas por las cuales se establecen las listas de espera y de permitir también, a aquellos que de una manera u otra, pues, están pendientes de un servicio, en este caso sanitario, conocer el estado concreto de esas listas.

Yo creo que, como, en este caso, diputado adjunto de Sanidad del Grupo Mixto, también como diputado y como canario, habrá que hacer una evaluación crítica de los recortes que han supuesto en los últimos tiempos recortes de determinados programas asistenciales que existían y la incidencia que han tenido de manera directa, de manera fuerte, de manera importante, sobre las listas de espera.

Y hay que hablar sobre todo de algunos conceptos que se utilizan en función de los condicionantes, en función de los intereses, de una manera o de otra. Cuando se habla del Gobierno del Estado se habla de recortes; cuando el Gobierno de Canarias habla, habla de medidas de ahorro. Sea una o sea otra, lo que se ha evidenciado es que no han sido capaces desde el Gobierno de Canarias de gestionar como es debido esta lista de espera.

Espero de todas maneras que en la segunda comparecencia que tiene usted ahora nos brinde la oportunidad, consejera, con todos estos recortes o con todas medidas de ahorro, de saber de manera específica cuál es su programa, cuál es su plan para mejorar, para afrontar estas listas de espera, que no la sitúan en muy buen lugar.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Socialista Canario, don Jesús Morera, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente. Buenas tardes nuevamente, señorías.

Qué tema tan propicio para la demagogia, las falsas promesas y la estrechez de miras. En este Parlamento donde abundan los exconsejeros, perdón, exconsejeras de Sanidad y exdirectores del Servicio Canario de Salud, deberíamos por fin evitar utilizar las listas de espera como arma arrojadiza y afrontar este problema con rigor y responsabilidad.

Desde el Grupo Socialista, donde no hay ni cargos ni ex de Sanidad de nada, queremos aportar soluciones, que es lo que demandan los canarios y no recriminarles a unos, a otros y a los otros el pasado, que sería lo fácil. Lo primero que deberíamos hacer es explicar con franqueza a los ciudadanos la realidad de las listas de espera, y hablar con franqueza de las listas de espera es decir que son una característica inherente de un sistema sanitario como el nuestro, que tiene sus grandezas en lo universal, público y gratuito y en esas mismas bondades tiene su penitencia: una gran demanda para unos recursos limitados.

Pero no por ello nos resignamos ni desistimos de buscar una solución. Ese debe ser el segundo punto, el compromiso de todos con la mejora en esta faceta, y para ello proponemos varias medidas: la optimización del rendimiento de las infraestructuras sanitarias, dentro de un horario razonable para los usuarios, de acuerdo a la normativa de jornada laboral y descanso del personal sanitario, y permitiendo el mantenimiento y reposo de los equipamientos tecnológicos; desechar el actual modelo de programas especiales, pasando a un modelo basado en dos turnos de trabajo; sustituir el vigente patrón de incentivos, que premia el trabajo por volumen, e instaurar uno que incentive los resultados en salud, los resultados en calidad; analizar y corregir la variabilidad de las tasas de indicación quirúrgica mediante guías y protocolos. Es cierto que es mal momento para programas que requieran inversión; por tanto, debemos apelar más que nunca a la priorización, que dé preferencia a la patología neoplásica y a la potencialmente incapacitante, lo que requerirá, por supuesto, la colaboración de los profesionales. Miren, en esencia la lista de espera quirúrgica es una situación de expectativa que se genera a una persona que va a ser intervenida quirúrgicamente. Y comento esto porque en muchos casos no se transmite al paciente la trascendencia o intrascendencia del tiempo de espera para su intervención ni se tiene en cuenta la ansiedad que se genera a la persona el simple hecho de estar en una lista de espera. Por eso es importante desdramatizar la situación, transmitiendo a la población que lo importante no es si son 20 o 25.000 los que están en la lista; lo importante es que no vamos a permitir que espere lo que no pueda ni deba esperar.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Popular, doña Mercedes Roldós, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

Señora consejera, mire, algo inédito ha sucedido en esta comunidad autónoma en el último semestre del año 2011. Los datos de lista de espera, esos que nos ofrecían o publicaban hace solamente una semana, tres meses y pico después del corte evaluativo del mes de diciembre, por primera vez en la historia de esta comunidad autónoma un incremento en la lista de espera quirúrgica de un 18%. Esa es la realidad pura y dura, la realidad dramática de esa lista de espera, por primera vez en la historia. Y además no solamente eso sino algo importante: no solamente se incrementa el número de pacientes en lista de espera, incluso el número de pacientes en espera de más de seis meses, y de ahí que, en datos ofrecidos por la propia consejera a esta diputada que les habla, la demora media desde junio hasta diciembre se ha incrementado en 26 días. La demora media es el número de días que tiene que esperar de media un paciente para ser intervenido quirúrgico. Ha pasado de 100 días a 126, cifra récord, señora consejera.

Mire, en distintas respuestas parlamentarias hay algo tan dramático que a usted igual la deja indiferente: 880 pacientes de obesidad mórbida están en lista de espera; de más de seis meses, 623, con una demora media de 284 días. No se le ocurra a usted echarle la culpa a quien le habla, que hace año y medio que se fue de la consejería.

Pero usted que presumía aquí de quitar lo que usted llama despectivamente "peonadas" y que son un elemento útil para utilizar todos los recursos disponibles en horario de tarde en los hospitales y un elemento útil para disminuir la lista de espera y que las personas no tengan que esperar más tiempo... Porque, no lo banalicemos, no es solamente el coste personal que puede tener sino el coste económico para Canarias en general, por situaciones en baja laboral, sino también el coste económico-sanitario que supone alguien con una demora importante en gasto en tratamiento, en gasto en más pruebas diagnósticas, en gasto en más consultas mientras espera. Porque, señorías, quien espera desespera y aquí, en Canarias, ha aumentado la lista de espera un 18%.

Usted decía, muy ufana, presumía de quitar los programas de tarde y se lo dijimos, "le va a aumentar la lista de espera". Efectivamente, usted nos lo acaba de confirmar, en el último trimestre. Es que usted en septiembre quitó los programas de tarde para intervenciones quirúrgicas, consultas y pruebas diagnósticas. Pero, mire, a mí me va usted a explicar, señora consejera, porque no sé cuáles son los motivos y además creo que los...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada. Sabe que no le puedo dar un minuto porque las razones son que los no solicitantes de la comparecencia tienen tres minutos, conforme al Reglamento, y lo aprobamos todos. Por lo tanto, a todos los diputados nos atañe por igual.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, doña María del Mar Julios.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias.

Muchas gracias, señora consejera, por la información que nos ha trasladado. Yo creo que verdaderamente, por lo menos mi intención ha sido traer este tema para tratarlo con el máximo de rigor, porque, lógicamente, con la que está cayendo, con las reformas importantes, con los recortes que se están produciendo en el Sistema Nacional de Salud, yo creo que deberíamos entre todos intentar trasladar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos que su salud depende, por ejemplo, de una intervención quirúrgica. Creo que en este sentido me parece importante, aunque parezca una perogrullada, si me permiten la expresión, que se estén priorizando las patologías graves para ser intervenidas y que se protocolice cada vez más en este sentido, lo decía también el portavoz del Grupo Socialista. Digo que a lo mejor, pues, parece absurdo que esté diciendo esto, pero lo digo porque miren lo que está ocurriendo en otras comunidades autónomas. Por ejemplo, en Cataluña, desde que se suprimieron los programas de tarde... Que, por cierto, me sorprendo mucho cuando oigo a la portavoz del Grupo Popular preguntar por cuáles son los motivos de que se interrumpan los programas de tarde. ¡Señoría! Señoría, ¿no sabe usted que están recortando ahora mismo ya 7.000 millones en el Sistema Nacional de Salud y están diciendo -su partido- que hay que adelgazar el servicio público y está quitando su partido en Madrid, en Valencia, no solo los programas de tarde sino poniendo funcionarios en la calle, y pregunta cómo es que este Gobierno quita los programas de tarde? Señoría, hay una frase que dice que cuando la hipocresía empieza a perder calidad, más vale decir la verdad. Y no es mía, es de Bertolt Brecht, pero me parece que en estos momentos venía bastante a cuento.

Señoría, en Cataluña, además de que desde que se produjeron los recortes se produjo un incremento en un 43% de la lista de espera, hay hospitales que ya tienen pacientes oncológicos esperando 90 días para una intervención. Eso no debe pasar en Canarias. Por eso me parece más que nunca que hay que revisar esos protocolos de prioridad para la lista de espera, porque hay que seguir priorizando las patologías graves en lista de espera para darles solución primero a ellas. Más que la estadística me importan las personas y ese yo creo que debe ser el objetivo de gestión clínica y de gestión de procesos que debemos introducir en nuestra comunidad autónoma.

Me parece muy importante además que en esa línea siga siendo el criterio el disminuir las listas de espera de consultas y de pruebas diagnósticas. ¿Por qué digo esto? Porque, por los datos que usted da, señoría, lo que ha ocurrido, aparte de haber tenido que quitar los programas de tarde, lo que sí es cierto es que, como se ha aumentado la actividad, porque 74.316 consultas son muchas consultas de incremento en un año -por lo tanto, tan ineficiente no es nuestro sistema ni nuestros profesionales ni nuestros gestores sanitarios-, como se ha producido un aumento de las personas que son atendidas en consulta, aumenta el número de personas que son diagnosticadas, que es lo que interesa, porque eso es lo que nos va permitir priorizar con un criterio clínico aquellas personas que se deben operar antes que otras. Lo mismo que el hecho de realizar las pruebas diagnósticas correspondientes.

Y, por supuesto, yo no voy a pedirle que empiece a utilizar los criterios de la Comunidad de Madrid, que no empiece a contar a las personas en lista de espera hasta que tienen el estudio de anestesia hecho. Eso es hacernos trampas nosotros mismos y sobre todo a los ciudadanos. Si ese es el ejemplo que le promueven desde algunos de los bancos de este Parlamento, señoría, yo le pido que no lo siga.

Señoría, lo cierto es que, sí, la lista de espera de más de seis meses ha aumentado en Canarias en unas 1.934 personas, que se ha roto la tendencia a la disminución que había a lo largo de todos estos años y que ocurre lo mismo que ha ocurrido en todas y en cada una de las comunidades autónomas. Lo de Cataluña lo acabo de comentar, que ha batido récords en cuanto al número de personas que está en lista de espera. Lo de Madrid, por ejemplo, desde que se suprimieron los planes de choque en Madrid, ya, según se ha publicado en distintos medios de comunicación, han llegado a la cifra récord de personas en lista de espera, es decir, 60.000 personas en lista de espera quirúrgica, quirúrgica nada más, y eso que tenían un modelo de gestión privada hospitalaria que se decía que iba a ser el más eficiente del mundo. El más caro parece que sí es, pero el más eficiente no parece que lo sea. Otro ejemplo también, el de la Comunidad Valenciana, que también ha aumentado, o se prevé que para el 2012, en 40.000 personas, las personas nada más en lista de espera quirúrgica, por el mismo motivo y razón: porque la situación económica les está impidiendo poner los programas de tarde que había hasta ahora.

Yo creo que en este sentido lo que sí me parece muy importante, señorías, y creo que este Parlamento tiene que hacer un reconocimiento a los profesionales asistenciales y de gestión de nuestros hospitales, porque, a pesar de todos los recortes, a pesar de los recortes incluso a los propios profesionales, se ha incrementado la actividad quirúrgica y el número de horas útiles de quirófano en jornada ordinaria. ¿Qué quiere decir eso?: que se está aumentando la eficiencia y el rendimiento de nuestros quirófanos, y eso me parece que es importante.

Señoría, creo en este sentido que tenemos que seguir haciendo todo el esfuerzo posible para amortiguar, para amortiguar, el alcance de esa verdadera contrarreforma que en estos momentos está haciendo el Partido Popular desde el Gobierno del Estado, desde el Gobierno de España. Una contrarreforma a base de decretazos no consensuados que está poniendo en quiebra el Sistema Nacional de Salud. No estamos hablando solo de recortes económicos, es una verdadera estrategia política de cambiar el Sistema Nacional de Salud hacia un proceso acelerado de privatización de la sanidad pública. Y ante eso creo, señorías, que tenemos que hacer todo el esfuerzo posible, en este Parlamento y en esta comunidad autónoma, para seguir defendiendo con uñas y dientes nuestro sistema de salud tal como hoy lo conocemos.

Si el Gobierno de Canarias se está viendo obligado a poner en marcha medidas extremas es porque la situación a la que está llevando el Gobierno del Partido Popular a las comunidades autónomas es extrema, es extrema. No entiendo las alegrías, señorías, no entiendo las alegrías. Hablan ustedes de la herencia, les toca gobernar y solo hablan de la herencia. ¿Cuál es la herencia que va a dejar el Partido Popular?, ¿cuál es la herencia que va a dejar el Partido Popular, que está desapareciendo los servicios públicos en este país? ¿Cuál es la herencia? ¡Esa es la preocupación que deberían tener ustedes, señorías!

Se está produciendo un importante desgaste de la imagen de las comunidades autónomas. Nos ponen una pistola en el pecho. Quitan la financiación pública del sistema y, si no, nos amenazan con ser intervenidos por mala gestión. No, señoría, así no se gobierna un país y así no se saca tampoco de la crisis económica en la que se está.

Y digo esto, señorías, porque, miren, al contrario de lo que se está haciendo en Canarias, por ejemplo, el Gobierno balear, que acaba de subir los impuestos también para poder hacer frente a la crisis, fíjense qué curioso, además ha producido una importante desgravación, deducciones en los impuestos, para aquellas familias que compren seguros privados. Miren ustedes qué casualidad, igual que está haciendo Cataluña: ¡que compren seguros privados para aquellas personas de su familia, casualmente que son dependientes o que son familias numerosas o de mayores de 65 años! Ese es el sistema al que se va: el que puede lo paga y el que no, para la beneficencia.

Señorías, tenemos que defender con uñas y dientes el sistema que tenemos, pese al que le pese, en estos momentos al Gobierno de España, que desde luego yo digo, sinceramente, que qué herencia es la que nos va a dejar. Y digo esto porque, miren, todos los expertos en economía de salud hablan de que desde luego no está hipertrofiada la financiación del sistema público sanitario en España. Al contrario, al contrario. Lo que sí que se está produciendo, casualmente desde la crisis para acá, es que ya somos el país de Europa que más gasta en seguros privados y esa es precisamente la profundización que se está haciendo en estos momentos con la reforma, la contrarreforma actual que está presentando el Partido Popular a través de los decretazos, que estamos obligados a cumplir, viernes tras viernes.

Me gustaría, si es posible, aunque ya tendremos más oportunidad de reflexionar cómo todas y cada una de estas medidas, que además debilitan a los que menos tienen, van a afectar, sin duda ninguna, a las diferencias en el acceso y sin duda ninguna...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, tiene usted un minuto para concluir.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente.

Yo creo que los recortes que se están produciendo no obedecen solamente a una necesidad de generar un menor gasto público. Yo creo que detrás de los recortes económicos, pues, hay una estrategia política: verdaderamente producir un cambio en los servicios públicos en España. Y me gustaría, pues, un poco conocer la opinión de cómo van a afectar todas esas estrategias a las listas de espera, entre otras cosas porque creo que aquí, señorías, en Canarias tenemos que resistirnos a que se produzca un cambio de modelo en nuestro servicio público sanitario.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, para concluir la comparecencia, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente. Señorías.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, siguiendo lo establecido en el Real Decreto 605/2003, actualiza las listas en el Sistema Nacional de Salud de forma semestral, tanto en plazos como en términos y contenidos, ofreciéndose los cortes a 30 de junio y 31 de diciembre de cada año. Estos datos se mandan dos, tres, meses después al ministerio y ellos son los que los publican. Luego son colgados en la página web, y colgarlos en la página web no tiene fecha. Pero sí voy a permitirme una comparación: hemos tardado nosotros menos en colgar la lista de espera en nuestra página web que el Gobierno de España en presentar los Presupuestos Generales del Estado.

En relación a la incapacidad para manejar la lista de espera y si se conociera cómo funciona, se tendría en cuenta que un aumento, que cuando se habla de un aumento de la jornada ordinaria, eso quiere decir mucho, significa mucho, señores diputados, y ahí quiere decir que se gana en eficiencia. Y lo digo para aquellos que probablemente por no conocer muy bien el ámbito, el ámbito médico o el ámbito asistencial, hayan hecho alguna referencia a esto.

Como consecuencia de la reducción presupuestaria -porque, sí, voy a utilizar ese término, porque hubo una reducción presupuestaria- aplicada, hubo que actuar con determinación y se prescindió de determinadas actividades extraordinarias. No tengo ningún reparo en llamarlas "peonadas", porque cuando vamos a Internet, si buscamos "jornada extraordinaria", encontramos poco y si ponemos "peonada", hay muchísimas referencias. Pues sí, no tengo ningún problema, peonada... Me da igual, el término es lo de menos; lo de más es el contenido. Que se venían llevando a cabo los últimos años y para los que en años anteriores hubo millones de euros para mantener una lista que no variaba mes a mes: 21.000, 21.000; 20.000, 20.000. Así que de ufana nada; realista y transparente. ¿La lista ha aumentado? Pues sí, la lista ha aumentado y no se ha hecho ninguna cosmética. Esa decisión, a pesar de que conocíamos que era impopular, fue mantenida, ya que para llevar a cabo el control de gastos que se necesitaba resultó imprescindible.

Sobra decir que las intervenciones sobre patologías graves y oncológicas o de repercusión vital no han sufrido ningún retraso.

Se detecta también con el incremento de las consultas un aumento de entradas en lista de espera quirúrgica y, como consecuencia de ello, es el resultado que yo he dado y es completamente transparente. Porque no solo -y además hay un punto, señor Morera, que le agradezco que haya dicho-, porque no solo se deben mirar los incrementos en la salida sino también que tenemos que trabajar en las entradas, y para ello debemos trabajar todos los profesionales, los profesionales en nuevos protocolos o en revisar protocolos, y trabajar en la misma línea. Pero, por otra parte, les recuerdo que, desde la llegada a la Consejería de Sanidad, propuse trabajar la jornada ordinaria, bien en horario de mañana o en horario de tarde, con lo cual podríamos tener todos los servicios abiertos mañana y tarde y poder disminuir las esperas de nuestros pacientes. Porque, sí, no me ufano de nada: me preocupan. Soy médico, de allí vengo y allí volveré, y sí que me preocupan. Y creo que deberíamos poner todos nuestros recursos al servicio de los pacientes.

También hay que tener en cuenta la situación económica, con un presupuesto que se había reducido. Obligó, en este mismo semestre, a disminuir la actividad quirúrgica que se realizaba, incluso en la concertación con patologías de menor complejidad, porque había que llegar a final de año, señores diputados, porque había que controlar el gasto. Las listas de espera se utilizan como un arma fácil, como un arma fácil en el lenguaje político, por la que, a través de una cifra, se mide desde un punto de vista, "se gestiona bien, se gestiona mal". Y es un número frío. Es un sistema sanitario... esto es falso, puesto que los pacientes de la lista de espera están priorizados por los profesionales y en el año 2011 no se tuvieron los recursos de años anteriores y menos vamos a tener -los recursos- este año (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Y espero que no se vuelva a pronunciar, por lo menos en lo que a la lista de espera se refiere, de nuevo aquello de que los datos se maquillan o se hace un arreglo cosmético, porque los datos son transparentes. Porque en la anterior legislatura se manifestó públicamente, y entrecomillo: "y es que espero que no estén poniendo en cuestión el trabajo de esos profesionales de la sanidad canaria, que hacen un esfuerzo impecable"; y entrecomillo: "con los mismos criterios y estadísticas que se hacen en toda España". Y eso fue pronunciado por la consejera anterior en una rueda de prensa, en una rueda de prensa que está publicada. Y he dicho "entrecomillo" y esto es literal. Está en Internet... (Ante los comentarios de la señora Roldós Caballero desde su escaño.) Pero quiero hacer una reflexión...

El señor presidente: Señora Roldós, por favor, espérese, espérese a que termine quien está en uso de la palabra, la señora consejera. Un momentito, por favor. No interrumpan nunca a quien está en uso de la palabra. Cuando termine de hablar, veremos qué pasa.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Quiero hacer una reflexión. El Servicio Canario de la Salud, a través de sus profesionales, ha logrado incrementar de forma considerable la actividad en la jornada ordinaria, siendo más eficiente. Pero en este momento la situación vuelve a cambiar. El presupuesto presentado por el Gobierno de España, con el Partido Popular al frente, que disminuye en un 13% y con una exigencia de ajuste de 7.000 millones de euros en sanidad, de los que de forma injusta nos obligan a ajustar 800, solo puede ser interpretado por nuestra comunidad, que ha realizado sus tareas, como un maltrato hacia Canarias.

Señorías, somos conscientes de la situación actual, pero no es justo que no se tenga en cuenta que se han tomado medidas y que nos hemos acercado de forma importante al objetivo del déficit que se nos marcó. Las listas de espera se han incrementado, cierto, en todas las comunidades autónomas, aun cuando muchas de ellas no quitaron programas especiales. Solo -y eso también está publicado- solo... no se han tomado las medidas de control necesarias. Y le voy a poner un ejemplo: una semana antes, menos de una semana antes, de tener la Comisión Interterritorial, una de las comunidades autónomas, con el Partido Popular al frente, todas las medidas de control estaban en valoración, en evaluación. Los programas especiales se mantenían y con un déficit importante, y nosotros habíamos hecho nuestros deberes. Es más, en algunos aspectos, hasta hace una semana y media, también, aparte de evaluar medidas, seguían dando treinta y siete horas y media, pero además más horas, a precio de peonada o de programa especial, como ustedes quieran llamarlo. Y tres días más tarde, en el Consejo Interterritorial... -sí, pues me he perdido. Si dejan de hablar, quizás me encuentre-. Y otros tres días más tarde, para presentar la reforma cuando... y tres días más tarde, en un Consejo Interterritorial, por parte del Ministerio de Sanidad, lo que se anunciaba como una medida de sostenibilidad aparece como una reforma sanitaria. Pero es que además, si es que ahora, tres días más tarde de presentar los Presupuestos, tenemos un ERE masivo en Valencia. ¡No habían tomado medidas!

Señorías, no se mide por una lista de espera, que está, además, priorizada; se mide por resultados globales, por esfuerzos realizados y en el contexto de un Presupuesto que el Gobierno de Canarias ha aportado para defender... por el que ha apostado para salvaguardar un servicio esencial, que es la sanidad y hacerlo sostenible.

Las listas de espera se verán más afectadas, porque el Gobierno de España ha decidido poner medidas duras, discriminatorias e injustas, que obligan a nuestra comunidad, que es una de las peor financiadas, a realizar un ajuste de tal calado que ha obligado a preservar este servicio que todos los canarios y canarias necesitan y a no cerrar hospitales, como ha sucedido en otras comunidades.

Consejo Interterritorial. Se lo explico, señora diputada, entramos con 23 puntos, el número 23 se llamaba "debate de sostenibilidad". La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias pidió, iniciándose el Consejo Interterritorial, a la señora ministra que pasara el número 23 al primer punto del orden del día y, además de que no se pasó, evidentemente, porque además era el de mayor calado, se cambió por "reforma sanitaria". No se nos dio un papel, no tuvimos ningún documento en la mano, tuvimos que tomar notas. Al día siguiente se pasaron unos trazos generales y podíamos leer, que desde luego podíamos interpretar que desde luego al presentarlo en el Consejo de Ministros aquello tenía letra pequeña y ahora, veinticuatro, poco más de veinticuatro horas después, ayer, tuvimos en la mano no solo el copago en farmacias, que no se llamaba copago, ¿eh?, sino una mayor contribución, no retributiva, disuasoria, que peor me lo pones, pero ayer empezaron a aparecer, ayer ya estaban los copagos, escritos y pasados. Ese es el resultado de los Presupuestos Generales del Estado: castigan a Canarias.

¿Quiere que le diga qué va a pasar con las listas de espera? Nuestros profesionales hoy han estado manifestándose en todos los sitios. La lista de espera se va a incrementar todavía más. No tenemos dinero para poner programas especiales, como tuvieron para colocar en otros años anteriores, y nadie nos advirtió de esto...

El señor presidente: Tiene un minuto para ir terminando, doña Brígida.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Está castigando a Canarias, está castigando a Canarias, a nuestros canarios y a nuestras canarias, pero lo que sí le puedo asegurar, diputada, es que la Consejería de Sanidad, con todos los profesionales al frente, y sin hacer gala de nada, desde la modestia y desde la lealtad y desde la honestidad, digan lo que digan de esta consejera algunas personas de esta sede parlamentaria, va a seguir trabajando y dejándose el pellejo por los canarios y canarias y defendiendo lo que necesitan, porque es justo y se nos castiga desde el Gobierno de España, con el Partido Popular al frente.

Gracias.

(La señora Roldós Caballero solicita intervenir.)

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera.

Dígame, doña Mercedes.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Sí, muchas gracias, señor presidente.

Invocando el artículo 82 del Reglamento de esta Cámara, por una inexactitud pronunciada por la señora consejera.

El señor presidente: Tiene usted un minuto, doña Mercedes.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Mire usted, señora Mendoza, quien le habla no ha realizado en los últimos meses ninguna rueda de prensa. Por lo tanto, lo que usted acaba de afirmar aquí, en el estrado, es absolutamente mentira, mentira.

Y, señora consejera, mire, yo soy diputada electa por la circunscripción de Gran Canaria. Estoy aquí en representación de todos los canarios como diputada autonómica y ni usted ni nadie como usted, que ni siquiera es electa, me va a mí a coartar mi obligación y mi deber de hacer control al Gobierno, le guste a usted o no le guste...

El señor presidente: No, fue aclarada la referencia que hizo a que usted había dado una rueda de prensa. No hay más palabra. ¿Si la señora consejera quiere decir algo? Usted aclaró lo de la rueda de prensa, que era lo único que reglamentariamente corresponde, lo único, porque en un debate siempre va a haber discrepancias.

Señora consejera, ¿usted quiere aclarar algo relativo a lo de la rueda de prensa?

Muy bien.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Por supuesto. Yo no di fechas. Así que no... (Ante las manifestaciones de la señora Roldós Caballero desde su escaño.) No, no he dicho fechas, hay una rueda de prensa publicada, suya, a la que yo he hecho referencia y dije entrecomillo. Creo que no hay ningún término, ningún término ofensivo, ningún término ofensivo y... (La señora Roldós Caballero hace manifestaciones desde su escaño.)

Claro, si no me hace caso, mire... Señor presidente, entiendo que no he ofendido a nadie, no tengo por qué presentar disculpas.

Muchas gracias.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Señora diputada, doña Mercedes, el debate ha ido según los criterios de la Mesa y estoy dispuesto a reunir a la Mesa, a la Cámara y a los portavoces.

El debate ha ido a usted, usted... ¡Silencio! No tiene este derecho usted aquí. El derecho a hablar lo da la Mesa y la Presidencia, lo dan.

Les ruego a sus señorías que se lean el Reglamento, se aprendan el Reglamento. El debate es del asunto, no es un debate de la consejera con usted. Es una comparecencia, la comparecencia está debatida. A usted le hicieron una referencia, se le dio la oportunidad de aclararla y la señora consejera la matizó. No hay más palabra, no hay artículo 82 más, no hay más. Se le dio ya una vez, no se puede dar. Mire, doña Mercedes, no me obligue a hacer lo que no he hecho en cinco años aquí en este Parlamento, no me obligue a hacer, se lo advierto por primera vez, no me obligue a hacer lo que no he hecho aquí nunca en el Parlamento...

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: No los estoy vulnerando, la que está vulnerando el Reglamento es usted, señoría, y se lo digo por segunda vez. A la tercera vez sabe lo que dice el Reglamento, a la tercera vez de vulnerar el Reglamento un diputado sabe lo que pasa, y léaselo para que vea lo que dice. A usted se le dio la oportunidad de aclararlo y aquí no vamos a estar toda la tarde por un problema que no corresponde al asunto de la comparecencia.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: No ha reabierto el debate, precisamente quien lo reabrió es usted haciendo juicios de valor después. ¿Estamos? (Rumores en la sala.)

¡Sí, señor!, léase su declaración, léase su declaración (Aplausos).

Por favor, señorías, yo agradezco que a la Presidencia no la aplaudan, que son bastante desagradables estas situaciones. Pero les pido a los portavoces que les digan a sus señorías que se lean el Reglamento. Se puede discrepar con la Mesa. No cabe esta discusión que usted ha tenido aquí hoy de ningún aspecto, no cabe, doña María Australia, no cabe (Comentarios en la sala).

Vamos a seguir con las proposiciones no de ley. Si no convertiríamos esto -perdónenme que lo diga, señorías, y perdónenme que haga yo aquí una reflexión en voz alta, que no la hago para nadie-, esto no es una recova. No lo digo por usted (Refiriéndose a la señora Roldós Caballero), lo he dicho por toda la Cámara y por mí.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Los que no tienen derecho son sus señorías. Sí, sabemos todos que en una recova no pasa nada malo sino que hablan todos a la vez. Es lo que he querido decir y aquí no se puede hablar todos a la vez ni cada quien cuando quiere. En una recova hay libertad y no es nada malo referirse, para que usted lo aprenda... No, no, usted lo puede tomar mal, pero...

Venga, señorías, sabemos todos lo que es el Reglamento...

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Claro que no lo es y no puedo permitir que se convierta en eso.

La señora Tavío Ascanio (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Pero, sí, doña Cristina... Lo he empleado conscientemente para poner un ejemplo de lo que no es, le guste a usted o no le guste.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Se lo tomará usted... No es ninguna falta de respeto, no es ninguna falta de respeto.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0282 Sobre evolución de la lista de espera quirúrgica.