Diario de Sesiones 39/2012, de fecha 22/5/2012 - Punto 25

· 8L/C-0288 Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre las actuaciones de Icasel para reducir la siniestralidad laboral.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Acabada la comparecencia, pasamos a la siguiente: del Gobierno -Consejería de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre las actuaciones de Icasel para reducir la siniestralidad laboral.

Para la primera intervención, por parte del grupo proponente doña Dolores Padrón, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Buenas tardes, señor presidente. Señores y señoras diputados.

Además del desempleo, que es obvio, la actual situación de crisis está generando un aumento de los accidentes laborales en las islas, y eso es así porque la actual situación económica genera un marco global muy desfavorable para la lucha contra la siniestralidad laboral. El temor de los despidos, el aumento de la carga de trabajo y los recortes de personal que se están extendiendo en las empresas hacen que se descuiden las medidas preventivas establecidas en la ley.

La experiencia dice que en épocas de crisis y recesión uno de los aspectos que más se relaja es el de la prevención y además, relajada la prevención, el siguiente paso es el incremento de la accidentabilidad. Los contratos ilegales, las condiciones de trabajo insalubres, las jornadas abusivas, el impago de horas extraordinarias y los despidos por embarazo contribuyen, lamentablemente, a que aumenten los riesgos psicosociales y de género. Riesgos que, por otra parte, siempre han estado ahí aunque han sido invisibles.

Que disminuyan los accidentes porque disminuye la población asalariada, pues, tampoco es un motivo para...; bueno, es un motivo para analizar pero no es un motivo para sacar pecho. La reducción de la siniestralidad deber venir por la vía del aumento de la cultura preventiva en los centros de trabajo. Es para eso para lo que hemos venido trabajando desde hace muchísimos años, en este caso en el Estado.

En el Grupo Socialista estamos muy preocupados por la incidencia de la crisis en el ámbito de la seguridad y la salud laboral. Es difícilmente explicable que todavía se sigan produciendo accidentes como los que ocurren día a día y más cuando las causas de esta situación son estructurales y las mismas año tras año: incumplimiento sistemático de leyes y convenios, ritmos de trabajo excesivos y elevadas jornadas laborales, precariedad laboral, falta de formación profesional y falta de salud laboral, de formación en salud laboral.

Por este motivo hemos pedido su comparecencia en sede parlamentaria, señora consejera, para que explique qué está haciendo su departamento, el Gobierno de Canarias, para que la salud laboral no sea una asignatura pendiente de nuestro ya mermado mercado laboral, porque, aunque la primacía de las políticas y acciones debe pilotar sobre el empleo, no se debe retroceder en la salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras en los centros de trabajo.

La inestabilidad laboral que acarrea el trabajo en precario, y que la reforma del Partido Popular favorece, conduce a una progresiva precariedad social en las personas trabajadoras, que miran el futuro con incertidumbre enfrentando más trastornos de salud -mayor morbilidad, más mortalidad por patologías cardiovasculares- y desequilibrios de tipo social -sentimientos de inferioridad, exclusión familiar, pérdida de confianza en sí mismos, rupturas, inestabilidad psicológica también, desestabilización emocional, ansiedad, depresión, peor salud mental y por supuesto personal en los estilos de vida insanos en las personas que tienen un trabajo estable pero desde luego en difíciles condiciones-. Y es ahí donde desde el Grupo Socialista creemos que debe incidir especialmente su departamento.

Y sin más, esperamos sus explicaciones, que sabemos que van a ser certeras, porque las mismas preocupaciones nuestras sabemos que son las suyas, pero su departamento ya ha hecho parte del trabajo que le corresponde.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Efectivamente, hasta hace unos pocos años la prevención de riesgos laborales parecía una asignatura menor dentro de la regulación del ordenamiento jurídico. Desde el momento en que se traspone la directiva comunitaria marco a través de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en el año 1995 la prevención de riesgos laborales entra en nuestro sistema de relaciones de trabajo como un elemento de calidad, de modernización, de mejora de la productividad de los trabajadores y, por supuesto, de mejora de la competitividad de las empresas.

Voy a desarrollar mi comparecencia sobre la base de tres elementos diferenciados. Primero, dar cuenta de las cifras de accidentalidad en Canarias en el año 2011; en segundo lugar, reacción de la Consejería de Empleo ante esas cifras; y, por último, seguimiento y resultados de esa acción que hemos emprendido por parte de la consejería.

En relación con el primero de los elementos apuntados, durante el año 2011 se registró en la Comunidad Autónoma de Canarias un total de 24.380 accidentes de trabajo con baja, conducentes a IT -a Incapacidad Temporal-. Estos supuestos reflejan un nivel, un porcentaje de accidentalidad del 6% menos que la misma cifra reflejada en el año 2010. Del análisis de estos datos, hemos podido desagregar que un 80,5% de los accidentes que se producen en Canarias están concentrados única y exclusivamente en el 4,4% de nuestras empresas. Además de contabilizar los accidentes con resultado de baja, también se produjeron en Canarias 35.332 accidentes de trabajo sin baja y 2.922 accidentes in itinere, es decir, al ir y regresar del domicilio al trabajo. Tuvimos accidentes mortales, 21; 17 se produjeron en el tiempo y lugar de trabajo y 4 fueron accidentes de tráfico o accidentes in itinere.

Canarias, por lo general, suele estar por debajo de la media nacional en el cumplimiento de unos mínimos en materia de accidentalidad, si bien en el año 2010 y 2011 han comenzado a bajarse esos índices de siniestralidad laboral.

Para la Consejería de Empleo combatir la siniestralidad laboral, preservar las condiciones de trabajo, dignas condiciones de trabajo, evitar los accidentes y las enfermedades profesionales constituye un objetivo fundamental y de primera magnitud. Preservar la prevención de riesgos laborales, cuidar la seguridad y salud de los trabajadores es una prioridad social y requiere, ha requerido, de una actuación inmediata por parte de la Consejería de Empleo. De la mano de la Dirección General de Trabajo y por iniciativa del Instituto Canario de Seguridad Laboral, en el mes de febrero Canarias ha aprobado un plan de choque contra la siniestralidad laboral. La bondad de este plan de choque es que no ha sido una acción unilateral de la consejería. Lo hemos negociado, lo hemos pactado, hemos dialogado con los interlocutores, con los agentes económicos y sociales, y por esa razón, porque el plan de choque está consensuado con las organizaciones empresariales, que desaprueban las prácticas de desatender la normativa de seguridad y salud, y con los sindicatos, que están apoyando con campañas de formación y difusión en materia de prevención, este plan de choque ya está dando resultados muy positivos.

¿En qué consiste fundamentalmente el plan de choque? En trabajar en cuatro ejes de actuación. Primero, en relación con estas empresas que concentran el mayor volumen de siniestralidad laboral. Una oleada de visitas continuas a las empresas que provocan inseguridad en el trabajo y que arrojan estos resultados de concentrar el 80% de los accidentes de Canarias. Segunda línea de actuación: trastornos músculo-esqueléticos por sobresfuerzos en el trabajo, por conductas posturales incorrectas y falta de formación de los trabajadores o de mecanismos de protección de los trabajadores. Tercer eje de actuación: riesgos ergonómicos y psicosociales. Los riesgos más modernos en el ámbito de la prevención pero que están afectando fundamentalmente a las mujeres, donde afrontamos ahí una perspectiva de género para atender necesidades de actuación en materia de prevención con las condiciones de trabajo de las mujeres. Y, por último, último eje de actuación, obras de la construcción y grandes obras públicas, grandes obras proyectadas en el sector público.

¿Cuál es la idea básica que subyace a estos cuatro grandes ejes de actuación? Que la prevención no hay que observarla como un gasto de las empresas, es una inversión, es un ahorro. Los informes de la OIT ponen de manifiesto que es más caro pagar el resultado y las consecuencias de los accidentes de trabajo: indemnizaciones, recargo de prestaciones a la Seguridad Social, etcétera, etcétera, también responsabilidad civil e incluso penal. Es más caro pagar por accidentes de trabajo que invertir en prevención. Trabajadores bien formados aumentan la productividad, disminuye el absentismo laboral, mejora la competitividad y la calidad de las empresas.

Bien. Resultados del seguimiento que se ha hecho a este plan de choque. Con respecto al primero de los ejes apuntados, visitas a aquellas empresas que registran mayor nivel de accidentalidad, aquí se ha asumido un compromiso por parte del Icasel, la Inspección de Trabajo, las mutuas y las organizaciones empresariales más representativas para hacer una ronda de visitas a 1.200 empresas entre febrero y noviembre de este año. El Icasel ya ha realizado 272 visitas en empresas que ocupan a 35.500 trabajadores.

Ámbito de actuación de trastornos músculo-esqueléticos por sobresfuerzo en el trabajo: 136 empresas visitadas por el Icasel, trabajadores ocupados en ellas 30.000 y compromiso de la Inspección de Trabajo y de las mutuas para hacer rondas complementarias de seguimiento.

En cuanto al programa de actuación de la prevención de riesgos ergonómicos y psicosociales, en el sector servicios hemos trabajado fundamentalmente en hostelería, donde las camareras de piso, las mujeres, han sido objeto de un tratamiento y de un seguimiento específico y particular. Hemos encuestado a 558 mujeres en diez empresas que concentran un nutrido grupo empresarial en el sector servicios. Hemos revisado cargas de trabajo, riesgos posturales, riesgos psicosociales, estrés, mobbing, carga mental y, por último, actuaciones en 130 empresas de la construcción y de obras públicas registradas por el Icasel, donde también van a intervenir las organizaciones empresariales más representativas y la Inspección de Trabajo.

El resultado del plan de choque que se ha puesto en marcha en febrero del 2012 ya tiene resultados positivos cuantificables a 30 de abril de 2012. Tan solo dos meses después, podemos decir que Canarias ha reducido en el primer cuatrimestre de este año, de 2012, significativamente la siniestralidad laboral. Durante este primer cuatrimestre se han notificado 7.068 accidentes de trabajo con baja, lo que supone 1.238 accidentes menos que en el mismo primer cuatrimestre del año 2011. Porcentualmente, hemos disminuido la accidentalidad notificada en el primer cuatrimestre, respecto del mismo cuatrimestre del año anterior, en un 14,65%. Tengo que decir, señorías, que el plan de choque se proponía reducir la siniestralidad en un 8% respecto del año anterior. Al finalizar el primer cuatrimestre, contabilizamos una reducción de la siniestralidad del 14,65%, referido a los accidentes de trabajo que requieren baja laboral (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente.)

Por consiguiente, como idea de cierre, tengo que decir que el dato es sumamente positivo, que este plan de choque contra la siniestralidad laboral está ayudando a mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo y que su gran valor consiste en haberlo consensuado con los agentes económicos y sociales, que están completamente implicados en la reducción de la accidentalidad en Canarias. Y debo resaltar también la función de coordinación con la Inspección de Trabajo, que está contribuyendo...

El señor presidente: Sí, sí, tiene un minuto, si quiere (La oradora indica que ha finalizado su intervención).

Muchas gracias, señora consejera.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

La señora Hernández Jorge: Buenas tardes. Gracias, señor presidente.

El trabajo es una de las actividades sobre las que se organizan las sociedades y por ello en los Estados modernos se incluye entre las responsabilidades de los poderes públicos el velar por la salud, por la seguridad e higiene en el trabajo. El reconocimiento del derecho de los trabajadores y de las trabajadoras en el ámbito laboral a la protección de su salud y de su integridad implica trabajar con seguridad y sin riesgos. Sin embargo, las estadísticas muestran que incluso en las sociedades más avanzadas ese derecho dista de estar garantizado. Las cifras que reflejan los accidentes laborales, las bajas por enfermedad laboral y las incapacidades indican que existen situaciones y condiciones en las cuales la seguridad en el trabajo y la promoción de la salud son más una aspiración que una realidad definitiva.

La Unión Europea, a través de sus directivas, intenta armonizar las políticas de prevención laboral en los Estados miembro, desarrollando así una política comunitaria. En el Estado español, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la Ley 31/1995, supone un claro avance, supuso un claro avance sobre la situación previa y el desarrollo normativo que la ha seguido ha configurado un marco jurídico y exige por ello el desarrollo de unas prácticas y actuaciones que, sin duda, contribuyen a mejorar la situación. De todos modos, las cifras sobre accidentes laborales muestran que queda aún un camino por recorrer y que el cumplimiento de la legislación está todavía lejos de situarse en su nivel más óptimo.

Como usted nos ha expresado, señora consejera, hemos tenido conocimiento de que en los pasados meses se ha puesto en marcha un plan de choque contra la siniestralidad laboral en Canarias, el Plan de choque 2012, aprobado por el consejo rector del Icasel. Un plan que, según hemos visto anunciado, recoge cuatro acciones extraordinarias. Usted ha comentado algunas de ellas: actuaciones dirigidas a ese grupo de empresas que concentran el 80% de la siniestralidad, actuaciones que tienen que ver con la limitación de los accidentes más frecuentes. Y también se ha hecho público que este plan recoge medidas específicas dirigidas a las Pymes y a las empresas con menos de 10 trabajadores, que integren la prevención de riesgos en el sistema general de gestión de las empresas. Nos parece muy importante conocer de su voz cuáles son esas acciones dirigidas a las Pymes y micropymes. Efectivamente, entendemos desde nuestro grupo que ese sector empresarial, que además tiene pocas posibilidades económicas para iniciar de manera solitaria mecanismos de prevención y seguridad... Sabemos que la ley exige a las grandes empresas tener comités de seguridad y salud y tener técnicos en riesgos de prevención, pero entendemos que las pequeñas y medianas empresas necesitan, las Pymes y micropymes, un apoyo de las instituciones, y mi pregunta va dirigida en el sentido de hacia dónde van esas medidas -evaluándolas ya de manera, a priori, como muy positivas-, hacia dónde van dirigidas esas medidas de apoyo y de acompañamiento a Pymes y micropymes.

Y también que este plan de choque viene condicionado por la situación presupuestaria, y eso realmente es un obstáculo.

Le animamos a que no se baje la guardia en prevención, que se siga trabajando en las campañas de sensibilización y que se utilicen las redes sociales, que además son un recurso prácticamente gratuito.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia. Grupo Nacionalista Canario, don Isaac Castellano.

El señor Castellano San Ginés: Muchas gracias, señor presidente.

La adecuada prevención de riesgos laborales debe ser un objetivo irrenunciable para una sociedad avanzada o que aspire a serlo, y esto tanto es así si consideramos la dimensión humana bajo la cual tendríamos que garantizar que el trabajo se pueda desarrollar en condiciones sanas y seguras, así como por su dimensión económica. Los estudios vienen a demostrar que cuando se respetan las normas fundamentales de prevención de riesgos laborales, como bien señaló la consejera, aumenta la productividad, se reduce el absentismo y mejora el clima laboral, lo cual incide de forma notable también en la cuenta de resultados de las empresas.

De los datos aportados por la consejera se pueden extraer conclusiones positivas y conclusiones negativas. La evolución de los datos se muestra claramente favorable. Es cierto, como decía la portavoz del Grupo Mixto, que todavía no estamos en el punto donde quisiéramos estar, pero la buena noticia es que estamos en el camino y evidentemente tendremos un recorrido que realizar.

También hay que reconocer que no solo la prevención de riesgos laborales incide en la siniestralidad. Algunos expertos apuntan a que la reducción de la siniestralidad en el conjunto del Estado obedece más a la situación de crisis que a las políticas de prevención en la medida en que la crisis ha reducido la actividad económica, pero esto no se puede decir que sea así en el caso específico de Canarias por las razones que voy a dar posteriormente. Es cierto que observamos una evolución diferenciada en lo que es, digamos, la siniestralidad que conlleva baja y la que no la conlleva. Y entendemos además que la última reforma laboral va a incrementar esta tendencia, por factores que ahora mismo no tengo tiempo para analizar. Pero los hechos también son incontestables: aun en los casos en los que los niveles de ocupación se han incrementado, en el caso de Canarias se ha reducido la siniestralidad. Y esto para todos los sectores económicos y, si miramos los datos, relativizándolos, podemos observar también que los índices de incidencia de siniestralidad se reducen en todos los sectores económicos. Lo cual da buena cuenta del buen trabajo que se viene realizando y además, como bien señalaba también la señora consejera, los datos del presente año también son bastante prometedores.

Con respecto al plan de choque, entendemos que, digamos, trabaja sobre las líneas fundamentales. Especialmente en un escenario en el que los Presupuestos son reducidos, tenemos que hacer que el gasto sea lo más eficiente posible y en ese sentido ataca, digamos, los factores o los elementos que están produciendo más siniestralidad, es decir, las empresas, las actividades... Y es verdad que no ha tocado el aspecto de las Pymes...

El señor presidente: Grupo Parlamentario Popular.

Doña Aurora del Rosario tiene la palabra.

La señora Del Rosario Vela: Gracias, señor presidente.

Señora consejera, la verdad es que los datos de este primer año, de este cuatrimestre, como nos ha venido contando, no son datos de los que dispongamos. De cualquier modo, si los datos son positivos, no hay ningún problema en concedérselos. Si fuera así, por supuesto que nos alegramos. Este es un tema absolutamente sensible. De cualquier modo, valorar un cuatrimestre en el que solo dos meses ha estado en vigor el plan de choque, bueno, nos parece que todavía no resulta demasiado indicativo.

En cuanto a los datos que usted nos ha dado, nosotros barajamos los del Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo acerca de la siniestralidad laboral de 2011 y, aun teniendo el mismo dato de los 24.120 accidentes leves, bueno, hay algunos porcentajes que al trabajar con ellos se me antojan diferentes. De cualquier modo, en el año 2011 los accidentes de trabajo graves aumentaron en Canarias casi un 3% y Canarias fue una de las tres comunidades en las que no se redujeron los accidentes graves. Este es un dato realmente duro. Los accidentes de trabajo leves, que es en los que a mí el porcentaje se me antoja diferente, de cualquier modo Canarias fue la autonomía en la que menos se redujeron.

Por lo tanto, entiendo que estas cifras, que hay que situarlas dentro de un contexto en el que en Canarias el desempleo es récord, y especialmente en los sectores de mayor siniestralidad, ponen de manifiesto que esta es una asignatura pendiente y más aún cuando nuestro objetivo, el de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo, es el de alcanzar la media europea y aún estamos muy lejos de la media española, puesto que estamos en la cola.

De cualquier modo bienvenido sea el plan de choque. Entendemos el plan de choque con bastantes similitudes con el valenciano. Es un plan de choque que se ha empezado a ejecutar a finales de febrero; nosotros entendemos que aún no se puede hacer una valoración. De cualquier modo, desde el Grupo Popular sí que queremos poner de manifiesto la necesidad de esa mayor exigencia en el cumplimiento de la normativa, que es lo que persigue el plan de choque, tanto por parte de los agentes empresariales como sociales.

Hay algo a lo que sí quiero contestar de un modo contundente, y es que la reforma laboral en modo alguno toca el umbral de la protección normativa de los derechos de prevención de riesgos laborales. En absoluto es así. La temporalidad, por lo tanto, la inestabilidad laboral como se ha disparado ha sido con la gestión socialista. Todo el mundo sabe que socialismo es igual a inestabilidad laboral, eso es lo que comporta la inestabilidad laboral.

De cualquier modo, señora consejera, nos felicitamos de que haya venido usted no a confrontar, si es que es así en su segunda intervención, sino a poner en valor su gestión. Esperamos que esa sea la senda y no la de la confrontación constante, como ha venido siendo hasta ahora.

El señor presidente: Gracias, doña Aurora.

Un momentito, por favor, les agradezco a los portavoces si se pueden acercar un momentito a la Mesa, los señores portavoces. Y otra cosa, les ruego a sus señorías que no se vayan, luego se va a ver la moción (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia). (Pausa.)

Efectivamente, están todos de acuerdo en que se ve la moción, la moción cuando termine la comparecencia.

Grupo solicitante de la comparecencia, doña Dolores Padrón tiene la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Señora consejera, voy a empezar por el final, porque se ha hecho alusión a la reforma laboral.

Voy a enunciar el título de un artículo de opinión, que comienza La reforma laboral perjudica gravemente la salud, y no lo digo yo, lo afirma Joan Benach, profesor de Salud Pública de la Universidad Pompeu Fabra y la Universidad de Toronto y miembro de un grupo de investigación en desigualdades en salud. Voy a leerles, me van a permitir leer un extracto del artículo que dice: "en el actual contexto de crisis económica capitalista, la puesta en práctica de la reforma laboral significa un enorme paso atrás que no solo empeora las condiciones sociales, de empleo y trabajo, sino que tiene graves consecuencias que perjudicarán muy negativamente la salud de las personas y de las familias". Si a esto que vamos a exponer se le añaden los recortes en las prestaciones sanitarias, el repago y demás medidas aprobadas y por aprobar, vaya panorama. Digo, es un extracto de este artículo que nos debe hacer pensar, porque no lo digo yo, lo dice, pues, todo un experto en esta materia.

Señora consejera, como usted sabe, en muchas empresas la salud laboral es solo una carpeta, con unos papeles, viene la Inspección y no hay desde luego ni vigilancia, no hay vigilancia de la salud realmente.

El trabajo nunca es neutral. Debemos pensar cuál debe ser el objetivo a perseguir: la salud de las personas trabajadoras o el desmesurado enriquecimiento económico. O sea, cuando una empresa apuesta por el enriquecimiento económico exclusivamente, evidentemente las cuestiones de salud laboral las aparca en una carpeta y las ve exclusivamente como un tema burocrático, y eso hay que vigilarlo.

El número de personas paradas, la incertidumbre en el puesto de trabajo, las tasas de temporalidad, las políticas desreguladoras, la excesiva subcontratación, el trabajo sumergido, son -está claro- factores que incrementan la tasa de precariedad laboral. Nosotros creemos que la precariedad es favorecida por la contrarreforma laboral del Partido Popular. Lo tenemos clarísimo, decir las cosas exclusivamente como son y con meridiana claridad. Desde luego la reforma laboral precariza el empleo y, por lo tanto, va a tener efectos en la salud de los trabajadores y las trabajadoras. Se rebajan los estándares de seguridad y salud laboral de los puestos en precario y exponen a un número muy alto de personas ante los riesgos laborales y la siniestralidad. En especial algunos colectivos más sensibles y desprotegidos, por ejemplo, mujeres con más trabajos precarios que hombres, inmigrantes que trabajan con escasa protección de la salud laboral sino en situaciones de clara explotación o trabajo sumergido, parados, mayores de difícil reubicación laboral, jóvenes con contratos temporales que ven dificultada su emancipación, acceso a vivienda o construcción de proyectos vitales... No pueden existir, señora consejera, diferentes niveles de protección en la seguridad y la salud entre las personas trabajadoras en función de la estabilidad de su empleo, porque la salud laboral no puede ser moneda de trueque ni siquiera en tiempos de crisis económica.

Nosotros creemos que el objetivo de la reforma está claro: reforzar el poder empresarial y debilitar a sindicatos y trabajadores a través de un abaratamiento y facilidad del despido, prescindir de los convenios colectivos fortaleciendo los acuerdos individuales y precarizar claramente el mercado laboral. El efecto de todo ello será muy profundo y de largo alcance, y no solo por lo que hace a las condiciones laborales sino también a la salud y a la calidad de vida. Aunque aún tardaremos en disponer de las investigaciones que permitan medir su impacto porque desde luego no hemos tenido tiempo, pero desde luego el conocimiento actual sí que nos permite anticipar sus principales consecuencias.

La primera, aumentar el desempleo, lo cual tiene graves consecuencias para la salud pública. Uno de cada cinco parados europeos vive en el Estado español: 5,2 millones y tanto el PP, desde luego, como... El PP también ha reconocido que nos acercaremos a los 6 millones de parados a finales del 2012. El desempleo no solo paraliza carreras profesionales, crea miedo, reduce la autoestima personal, aumenta el riesgo de padecer problemas de salud, de morir prematuramente o incluso, como dicen algunos expertos, pues, tendencia al suicidio. El estrés crónico, por ejemplo, aumenta el riesgo de padecer depresión y enfermedades cardiovasculares, además del consumo de drogas. Cada problema es mucho peor aún en las familias de trabajadores, en los pobres, en los inmigrantes, en madres solas con hijos. Está claro que estos colectivos sufren mucho más las consecuencias que otros. El Gobierno no solo está poniendo encima de la mesa la reforma laboral sino otras medidas que ya anunciaba el articulista al que parafraseé inicialmente.

Nosotros creemos, desde luego, que la precariedad tiene un fuerte impacto negativo sobre la salud y la calidad de vida. Por eso, señora consejera, creemos que usted lo está haciendo bien en materia de prevención pero que hay que actuar también en materia de legislación. Y nadie puede cuestionar esto, salvo el Partido Popular, porque es conocido que la inseguridad laboral crónica empeora la salud física y mental, ya lo comenté, pero además todo esto aumentará riesgos laborales, enfermedades, accidentes de trabajo y riesgos de muerte prematura.

Y otra consecuencia que yo creo, que creemos, de la política neoliberal del Partido Popular es que se reduce la participación en salud laboral. Numerosos estudios muestran la estrecha relación entre una mayor participación de los trabajadores en sus diversas formas de representación y con los delegados de prevención y un mayor nivel de salud. Debilitar los convenios colectivos, fortalecer los acuerdos individuales en las empresas, debilita la participación sindical y la posibilidad de reducir los riesgos laborales y aumentar la salud laboral. Como consecuencia, se fomenta la presencia de trabajadores en sus puestos de trabajo aun estando enfermos a causa del miedo al despido y el miedo a la precariedad. Por eso hablamos de presentismo y en Canarias tenemos que hablar, yo creo que más que en otras comunidades autónomas, cuando hablamos de que los trabajadores están más horas en su puesto de trabajo que -creo que es la única cifra que superamos cuando hablamos de empleo- los trabajadores peninsulares. Y hay que tener en cuenta que el presentismo laboral es más frecuente en colectivos con dificultades para hacer valer sus derechos y ha aumentado en los últimos años, señora consejera, lo que conlleva que muchos trabajadores pasen más horas de las establecidas en su puesto de trabajo.

Yo lo único que le pido es que evite lo que, en la medida de sus posibilidades, lo que la reforma laboral facilita, y es que cualquier falta al trabajo puede suponer un despido con más facilidad y, por lo tanto, el trabajador y la trabajadora ahora van a tener miedo hasta de ponerse enfermos, señora consejera.

Mi grupo alaba y apoya el esfuerzo que supone el Plan de choque contra la siniestralidad laboral en Canarias 2012. A la hora de reforzar su acción, la acción de la consejería, para coordinar los servicios y el ejercicio de funciones en materia de seguridad e higiene en el trabajo.

Como usted misma ha dicho, se han cosechado logros, pero hay que seguir trabajando en esta línea. Señora consejera, siga trabajando en esta línea.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Dolores Padrón.

Señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Coincido plenamente con una afirmación muy generalizada por parte de todos los grupos que han intervenido, en el sentido de que, desde luego, cualquier situación de crisis económica constituye un escenario apto para abandonar ciertos deberes, ciertas iniciativas y el cumplimiento fundamentalmente en relación con el tema que aquí nos trae, de las normas en materia de prevención de riesgos laborales, como un modo de efectuar recortes de gastos, del mismo modo que lo son, pues, los ajustes de plantilla y la optimización de recursos humanos. Sin embargo, en este escenario de crisis económica precisamente hemos considerado oportuno ir de la mano de los interlocutores empresariales y sindicales, que están participando también activamente en las rondas de visita a las empresas, haciendo los cuestionarios, verificando los diagnósticos de siniestralidad, para no abandonar lo que ya habíamos avanzado en materia de cultura de la prevención, que no es otra cosa que trabajar con condiciones dignas de trabajo. Cuando hablamos de prevención, estamos hablando de trabajo digno o, como dice la OIT, trabajo decente. Cumplimiento de los deberes en materia de jornada, tiempos de descanso, permisos y condiciones efectivas de trabajo ligadas al puesto de trabajo que se desarrolla.

Efectivamente, he trazado aquí las paredes maestras sobre las que se sustenta el plan de choque, pero no son esas las únicas medidas que estamos desarrollando para combatir la siniestralidad laboral. Por ejemplo, en relación con las Pymes, tenemos un programa específico que se denomina Prevención 10, porque las empresas de menos de diez trabajadores pueden desarrollar la prevención bien con trabajadores especializados o el propio empresario. El Icasel desarrolla formación para emprendedores, autónomos, pequeños empresarios, microempresas, que les permitan autogestionar la prevención sin tener que contratar servicios externos.

Por otro lado, desarrollamos también campañas de sensibilización de la importancia de la prevención. Hemos hecho dos campañas de publicidad, que han tenido un coste económico absolutamente reducido, en medios de transporte, en medios de transporte marítimo y aéreo, poniendo a la ciudadanía en condiciones de conocer la importancia de trabajar, no solo trabajar sino trabajar bien, trabajar con condiciones de calidad, y cómo las inversiones en prevención al final constituyen importantes elementos para mejorar la productividad de los trabajadores. La productividad no solo se mejora aumentando el tiempo de trabajo o reduciendo los salarios, formándolos mejor para mejor desarrollar las funciones propias de su puesto, para involucrarse de manera más adecuada en los intereses y objetivos de la empresa. Por eso es tan importante ligar prevención con responsabilidad social corporativa. En breve, elaboraremos, estamos ya en fase de elaboración previa, un instrumento normativo en Canarias que regule, entre otros aspectos, la responsabilidad social corporativa, y esta responsabilidad social está vinculada al cumplimiento también de deberes en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Trabajamos en riesgos ligados con la seguridad para evitar accidentes de trabajo. Trabajamos en el campo de lo que se llama la higiene industrial para evitar enfermedades profesionales, aquellas que contraen los trabajadores por contacto con agentes físicos, químicos, biológicos y que provocan resultados nocivos para la salud, midiendo los tiempos de exposición de los trabajadores, controlando esos tiempos de exposición para evitar que por el trabajo, por la realización del trabajo, contraigan enfermedades. Y trabajamos en el campo de la ergonomía, es decir, con la verificación de condiciones de trabajo adecuadas al puesto que tiene que ocupar el trabajador.

Quizás el ámbito más moderno, digamos, la punta de lanza en estos momentos en los trabajos que realiza el Icasel en colaboración con la Inspección de Trabajo y con los agentes económicos y sociales, son los riesgos psicosociales. Los nuevos riesgos psicosociales, que se les denomina nuevos porque nueva es la prevención, pero son tan antiguos como la realización de cualquier trabajo. Son riesgos que tienen que ver con los resultados negativos para la salud del trabajador de trabajar en condiciones sometidas a situaciones de estrés, de ansiedad, de angustia. Y ahí trabajamos insistentemente con el mobbing, el mobbing profesional propiamente dicho, el acoso profesional, pero también el acoso sexual, que son atentados a la dignidad y a la libertad sexual en el trabajo; el acoso por razón de sexo, que no tiene que ver con el acoso sexual sino el acoso por la condición de ser mujer o por la condición de ser varón, fundamentalmente en el primer aspecto; y trabajamos también en relación con los síndromes del burnout y todas estas nuevas manifestaciones patológicas de trabajar en condiciones monótonas, en condiciones repetitivas, sin incentivos y sometidos a presión laboral.

Sabemos que los trabajadores en estos momentos donde el empleo, un puesto de trabajo tiene un valor fundamental para el propio desarrollo personal y profesional del trabajador, pero para la supervivencia de las propias familias el trabajo es fundamental, y sabemos que en ocasiones se sacrifica el derecho a la salud por conservar el puesto de trabajo. No quiero entrar en confrontación pero sí es verdad que la reforma laboral introduce una modificación en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores conforme a la cual el absentismo laboral corto, el de corta duración, el que no genera IT porque no hay prestación, el absentismo laboral de uno a tres días por enfermedades de corta duración se registra ahora en un 2,5% en un periodo de dos meses consecutivos, y eso significa que las bajas por enfermedades cortas al trabajo en dos meses consecutivos provocan causa directa de despido objetivo.

Señorías, estos son elementos que invitan a la reflexión acerca de cómo hay que reforzar los marcos normativos laborales y específicos de prevención de riesgos laborales para evitar que las personas tengan que sacrificar el derecho a la protección de su salud para poder conservar el empleo. Y esta es una reflexión importante que creo que todos los grupos parlamentarios aquí presentes comparten y es un objetivo fundamental no renunciar a la protección de los hombres y las mujeres que cada día se levantan para ir a trabajar, regresan a su casa, cuidan a sus hijos, pagan la hipoteca, pagan sus impuestos. Son los héroes diarios, son los héroes de cada día, que mantienen con su trabajo el tejido empresarial, las empresas que tenemos radicadas en Canarias y que, por tanto, merecen dignidad en el trabajo, el cuidado y el respeto por sus condiciones de trabajo.

Por consiguiente, para esta consejería es un objetivo de primera magnitud mantener condiciones dignas de trabajo. Por eso, al margen de la prevención pero de manera paralela a la prevención, hay que trabajar combatiendo la economía sumergida, el trabajo irregular, el trabajo no declarado, el trabajo que se realiza pero que no cotiza a la Seguridad Social, donde no hay ningún derecho de la salud ni de la seguridad tutelados. Por consiguiente, para mejorar en los índices de siniestralidad laboral -cuyos datos están en el Instituto Canario de Seguridad Laboral y por supuesto a disposición de todas sus señorías-, para bajar la siniestralidad laboral es muy importante combatir la economía sumergida. Somos conscientes de que hay accidentes de trabajo, hay enfermedades profesionales y enfermedades contraídas por el solo hecho de trabajar, que no se declaran, que no se registran en el Servicio Canario de Salud, que no originan parte de baja médica, que no dan derecho a la IT, sencillamente porque son empresas que no cotizan, que no están dadas de alta, que son trabajadores no afiliados, trabajadores que no están dados de alta y que están trabajando sin cotizar para tener derecho a prestaciones en el futuro.

Por tanto, sistema de relaciones de trabajo, condiciones de trabajo y prevención de riesgos laborales son tres elementos que tienen...

El señor presidente: Tiene un minuto, doña Margarita.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias.

Este último minuto lo voy a dedicar, a modo de cierre, a poner de manifiesto de nuevo las cifras: en el primer cuatrimestre hemos registrado como accidentes leves 1.206 menos que en el primer cuatrimestre del año 2011; 28 accidentes graves menos que en el primer cuatrimestre del 2011; y 4 accidentes mortales menos que en el año 2011. Solo por un accidente mortal menos merece la pena poner en marcha un plan de choque contra la siniestralidad laboral. Es un objetivo fundamental para la Consejería de Empleo y para el Gobierno de Canarias.

Nada más. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Margarita.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación.) (Pausa.)

Señorías, disculpen. Lo que quería advertirles es que, a los diputados que estuvieran por aquí, por favor, y dada la hora que es, diputados y diputadas, por favor, que no se vayan porque hay votación, que lo sepan que hay votación.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0288 Sobre las actuaciones de ICASEL para reducir la siniestralidad laboral.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico