Diario de Sesiones 39/2012, de fecha 22/5/2012
Punto 4

· 8L/PO/P-0268 Pregunta del señor diputado don Juan Pedro Hernández Rodríguez, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre proyectos de innovación e investigación, dirigida al señor consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad.

El señor presidente: La siguiente pregunta, del señor diputado don Juan Pedro Hernández Rodríguez, del Grupo Nacionalista Canario, que el Gobierno manifiesta que la responde el señor consejero de Economía y Hacienda. Me han propuesto la respuesta de la pregunta al Gobierno.

Don Juan Pedro Hernández tiene la palabra.

El señor Hernández Rodríguez (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, buenos días.

Nadie duda de que padecemos una fuerte crisis en lo social, en lo económico y en lo financiero, con unos porcentajes de paro escalofriantes, como es el caso de Canarias, unas economías que no avanzan sino retroceden y un sistema financiero que no facilita créditos a las empresas para que puedan generar empleo.

Ante esta difícil situación, Europa se marca una estrategia de cómo debemos crecer, cómo debemos avanzar, la llamada Estrategia Europa 2020. Una estrategia de crecimiento inteligente, sostenible e integrador, que puede ser una oportunidad para salir más fuerte de ella si se hacen las cosas bien.

Europa 2020 propone que el crecimiento inteligente marque el desarrollo de las economías, basadas en el conocimiento y la innovación. La mayor parte de los países europeos apuesta fuertemente por la I+D+i. La media de inversión en Europa en este campo está en torno al 3%; en España, sin embargo, apenas llega al 1,35%, y Canarias se queda también muy por abajo, con solo el 0,6%.

Además, tenemos que añadir en los recortes, recientes recortes del Estado, que España reduce 600 millones de euros en los campus de excelencia de las universidades, afectando, por supuesto, también a las universidades canarias, cuando tenía que haber aumentado, para acercarnos más a la media europea, según apunta la comisaria europea de Investigación e Innovación. Los países que más han invertido en I+D+i, como los nórdicos, Alemania, Francia, son los que mejor están afrontando esta crisis y están en mejor disposición para salir de ella.

Canarias desarrolla importantes proyectos de innovación e investigación. Ahí tenemos el Banco de Algas, uno de los más importantes de Europa, el segundo más importante, el sexto del mundo; proyectos relacionados con la economía azul, como el Plocan; otros proyectos relacionados con el Astrofísico, etcétera, etcétera. Pero todavía consideramos que debe hacer un mayor esfuerzo, señor consejero, para acercarnos a la media europea, para acercarnos a esa dedicación del PIB en investigación, para diversificar así nuestra economía, actualmente basada en un solo sector, el turismo, para ser más competitivos y afrontar mejor esta crisis.

Señor consejero, ¿avanza Canarias en esa dirección, en una economía hacia el conocimiento y la innovación? ¿Qué proyectos se desarrollan en ese sentido y si se apuesta por el Banco Español de Algas?

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Juan Pedro.

Señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): Señor presidente. Señorías. Buenos días a todos y a todas.

La apuesta de Canarias por los proyectos de innovación e investigación es una línea constante de este Gobierno. Prueba de ello es la actividad que desarrollan organismos como la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información o el Instituto Tecnológico de Canarias.

En relación con el Banco de Algas, recuerdo que se firmó en el 2009 un convenio de colaboración con el Instituto Español de Oceanografía, la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Mediante este convenio, el Gobierno de Canarias puso a disposición de este centro los recursos existentes en entidades como el Instituto de Ciencias Marinas y el Instituto Tecnológico de Canarias.

Las algas son en la actualidad un campo de estudio muy prometedor, no solo por su potencial en la producción de energía sino también por sus múltiples aplicaciones industriales en sectores como el de la agroalimentación, biofarmacéutico, químico, el de la cosmética o la acuicultura.

Este Banco de Algas, localizado en el Centro de Biología Marina de Taliarte, en Gran Canaria, es hoy por hoy una de las instalaciones más importantes a nivel internacional en lo referido al estudio y aprovechamiento de las algas. Está reconocido por la Organización Mundial de la Propiedad Industrial en España, que es la autoridad internacional de depósito de microalgas, y es el segundo de Europa y el sexto a nivel mundial.

Con el Banco de Algas de Taliarte, Canarias se consolida como el territorio idóneo para el desarrollo de proyectos de I+D+i en este campo, ya que se dan las condiciones óptimas desde el punto de vista geográfico y climático, así como por la existencia de grupos de investigación de reconocido prestigio en este ámbito. A través de este centro, España también consolida su posición al disponer de estas instalaciones dentro de su red de centros, además de otras instalaciones científicas, centros tecnológicos y empresas líderes internacionales que trabajan activamente en este ámbito.

El Banco de Algas es solo un ejemplo de la apuesta del Gobierno de Canarias en el ámbito de la innovación, en el ámbito de la investigación, el desarrollo también.

En Taliarte se desarrolla el proyecto denominado Plataforma Oceánica de Canarias, dirigido a la investigación en el campo de las ciencias marinas, dotado con 21 millones de euros, de los que el 50% son aportados por la Comunidad Autónoma de Canarias. Lo que se necesita es que en el ámbito del conjunto del Estado español el Gobierno central haga una apuesta decidida en cuanto a la financiación por parte de la investigación, entre otros, en el Banco de Algas radicado en Gran Canaria.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.