Diario de Sesiones 45/2012, de fecha 26/6/2012
Punto 8

· 8L/PO/P-0318 Pregunta de la señora diputada doña Rita Isabel Gómez Castro, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la materia Educación para la Ciudadanía, dirigida al señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad.

El señor presidente: Siguientes preguntas. Hay dos preguntas al vicepresidente del Gobierno. Primera, de la señora diputada doña Rita Isabel Gómez Castro, del Grupo Parlamentario Socialista, al señor vicepresidente del Gobierno.

Doña Rita.

La señora Gómez Castro (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenos días.

Señor vicepresidente y consejero de Educación, queremos preguntarle en la mañana de hoy en qué punto se encuentra la materia de Educación para la Ciudadanía. Y se lo queremos preguntar porque pensaba el Grupo Socialista, pensaba esta diputada, que ese debate ya tenía que estar superado por la sociedad española y, por lo tanto, por el Gobierno de España que preside el Partido Popular.

El pasado 31 de enero, el PP nos sorprendió con un debate, con una modificación, con una contrarreforma, de los contenidos de Educación para la Ciudadanía, y nos sorprendió con una propuesta de recortar y de censurar una materia que tiene como objetivo educar para la convivencia. Nosotros queremos decirle que el PP esta vez ha aplicado no recortes presupuestarios, pero sí recortes de contenidos; recortes de contenidos contra la violencia de género, recortes de contenidos en contra del sexismo, recortes en contra de la eliminación de la homofobia, etcétera, etcétera. Recortes que no tienen ninguna causa económica pero que sí se corresponden con esa actitud de intolerancia y de hipocresía que caracteriza a la derecha de nuestro país.

Teniendo en cuenta que la Unión Europea, la educación cívica en la Unión Europea es un pilar fundamental, hipocresía e intolerancia que representa a la derecha española. Teniendo en cuenta, por si queda alguna duda, teniendo en cuenta que la educación cívica es un pilar fundamental en el Estado europeo, en la civilización, en la sociedad europea, le pedimos, señor consejero, que en lo que corresponde a Canarias, en lo que corresponde a los currículos en Canarias, mantenga usted y trabaje para mantener los valores de convivencia y respeto de los derechos humanos.

Por lo tanto, la pregunta se la repito: ¿en qué punto se encuentra Educación para la Ciudadanía y cuál es la actitud y cuál va a ser la acción del Gobierno de Canarias con respecto a los currículos, a los contenidos de esta...?

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita.

Señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García) (Desde su escaño): Le comento que a día de hoy, efectivamente, lo que tenemos es un borrador de real decreto en el que se anuncia un cambio en algunos de los contenidos de esta asignatura. Ese borrador deberá concluirse en un decreto que se nos ha afirmado por parte del ministerio que tiene la pretensión de producir, provocar, cambios para el contenido de esa materia en el próximo curso académico.

Voy a contestarle más allá de esta cuestión, y es que, efectivamente, a día de hoy no ha cambiado nada desde el punto de vista normativo pero se anuncia ese cambio. Voy a intentar plantearle en qué punto nos encontramos exactamente.

Primero quiero reiterar una cuestión de procedimiento, cómo se anuncia y cómo se lleva y cómo se produce este cambio. Nadie discute el derecho legítimo del actual Gobierno de España a producir un cambio en esta materia o en otra cualquiera y al mismo tiempo hacerlo, hubiese sido lógico, por el procedimiento que han anunciado de cambio en la actual Ley de Ordenación Educativa. No lo han hecho así, han avanzado una fórmula. Lo han hecho rompiendo lo que viene siendo uso y costumbre ante este tipo de cambios en la Comisión Sectorial de Educación y fundamentalmente no generando previamente un debate y un trabajo en la comisión técnica correspondiente. Tal cosa no se produce. Hay una política de hechos consumados que llevó, en la comisión general, a un debate acerca de dos cosas. Primero, acerca de la urgencia del cambio. Digo que nadie cuestiona el cambio, pero sí la urgencia, puesto que va a haber muy poquito tiempo para nuevos contenidos que entren en vigor a partir de septiembre, y de hecho estamos donde estamos todavía. Y en segundo término, hubo bastante polémica con respecto a los contenidos que se anunciaban. Le pondré ejemplos que no tienen nada que ver ahora mismo con los que sostenemos nosotros pero sí con Cataluña, que reiteró la retirada del concepto de nacionalismo excluyente, que venía vinculado a terrorismo, etcétera. Efectivamente, in voce el ministro se comprometió a retirarlo. O el País Vasco, cuyos contenidos retirados en relación a la cultura de la paz, entendían que hacían mucho daño a algunos de los ejes principales que en esta materia se venían trabajando, por todas las razones conocidas, en el País Vasco.

La razón fundamental del ministerio estriba aparentemente en que mantiene características de adoctrinamiento. Pues bien, vaya por delante que este consejero entiende que en Canarias, en los seis años que lleva en vigor esta materia, no conozco ningún caso de ningún profesor, profesora, que se haya dedicado a adoctrinar alumnos en las aulas. Vaya por delante esta cuestión. Pero quiero reiterar que nuestra postura va a ser la siguiente. Primero, sobre esta materia, les recuerdo, quien la activa en España, como en otros lugares, más que el Gobierno fue la propia Unión Europea. Plantea la Unión Europea que en torno a determinados aspectos hay que tener un concepto común de ciudadanía. Y lo plantea vinculado a tres grandes elementos, que están en estos momentos en boga...

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente.