Diario de Sesiones 45/2012, de fecha 26/6/2012
Punto 9

· 8L/PO/P-0454 Pregunta de la señora diputada doña María Isabel Oñate Muñoz, del Grupo Parlamentario Popular, sobre los exámenes de la fase general de la Prueba de Acceso a la Universidad, dirigida al señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad.

El señor presidente: Siguiente pregunta, de la señora diputada doña María Isabel Oñate Muñoz, del Grupo Parlamentario Popular, dirigida al señor consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, al señor vicepresidente.

La señora Oñate Muñoz (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señor consejero y responsable de Educación.

A nuestro grupo le gustaría saber su opinión, ya que es el máximo responsable del área educativa, sobre las pruebas que la PAU ha puesto a los alumnos, concretamente en Inglés y en Lengua.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Isabel Oñate.

Don José Miguel Pérez, señor vicepresidente.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García) (Desde su escaño): Hasta donde llega mi competencia, entiendo que los responsables de esta prueba, que, como sabe, son alternativamente los profesores de ambas universidades, tanto de la comisión general como de las subcomisiones, las pruebas cumplen con la normativa en vigor. Pero me gustaría que me concretara algo más su pregunta en relación a conocer cuál puede ser el papel del Gobierno ahí, si se ha vulnerado o no alguna normativa.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente.

Doña María Isabel Oñate.

La señora Oñate Muñoz (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

Señor consejero, no estamos hablando de normativa, estamos hablando de adoctrinamiento político, de pruebas que inducen al alumnado a apoyar las tesis del Gobierno. La prueba concretamente de Inglés, que no se sabe de dónde viene el texto porque no se dice, es que el petróleo y las perforaciones son consideradas un peligro para el turismo en Canarias; y en la última prueba se dice que le escriban una carta al consejero de Industria, al señor Soria, diciéndole por qué ha aprobado las prospecciones petrolíferas.

En el tema de Lengua, dos cosas, dos ofertas. Una donde se dice: "más alma y menos científicos; mientras para la ciencia no hay dinero, los obispos siguen recibiendo lo suyo, que es lo nuestro, vía impuestos, programas, ayudas, conciertos, etcétera. Seremos un país sin cerebro, pero a alma no nos gana nadie", de un periodista que ya está terminado en El Periódico de Catalunya. Y por otro lado una opción de Pedro García Cabrera, donde dice: "el poeta habla desde el momento histórico marcado por la represión y la censura. Hoy en día mucha gente opina que se está volviendo al silencio amordazado". Señor consejero, ¿lo dice usted por su Gobierno, que le ha abierto un expediente a una funcionaria y ha amordazado la libertad de expresión? ¿Lo dice usted por las pruebas estas, donde no se le deja dos opciones al alumno para que, con sentido crítico, libertad y objetividad, se sitúe bien a favor de las prospecciones o bien en contra? ¿Lo dirigen ustedes directamente a las tesis del Gobierno? Pregunto: si el alumno no dice que sí a esto, ¿le bajan ustedes la nota, que es lo complicado aquí? Porque tienen que tener una nota de corte que, si no coincide con el que está corrigiendo, ¿ustedes van a hacer eso, que sea una nota diferente que la que tendría si lo hubiera hecho en libertad?

El señor presidente: Gracias, doña Isabel Oñate.

Señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad (Pérez García) (Desde su escaño): Una sesión de control al Gobierno, como no puede ser de otra manera, es una sesión, seguramente, sobre las acciones del Gobierno, pero entra usted, como jueza del tribunal de la Inquisición, a cuestionar lo que hacen comisiones independientes nombradas, en este caso, por los rectores de las universidades. Si usted espera de mí que entre a cuestionar, desde el punto de vista profesional o de los contenidos, esas pruebas, se equivoca. Pero afortunadamente no están ustedes al frente de la Consejería de Educación, porque temblarían, temblarían, los cimientos de la educación en Canarias.

Ahora, me parece increíble tener que escuchar lo que he escuchado en este Parlamento, sobre todo una acusación, no sé si velada o directa, acerca de la posible implicación de este consejero en la elaboración de esas pruebas. ¿Ha querido usted decir eso? Ah, pues, me alegro que no sea así.

El señor presidente: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno.

Siguiente... ay, perdón, sí, tiene razón, le queda un poquito. Tiene razón. Sí, disculpa, Isabel.

No, no, no, no... ¡No me confundan, por favor! Se había acabado la pregunta. Tuvo dos intervenciones. Lo siento, no. Quedaban... (Comentarios en la sala.) ¡No, no, no! Ya usted tuvo dos intervenciones. El Reglamento es claro. No, no, hay dos intervenciones, el Reglamento es claro. La pregunta se terminó, que efectivamente le sobró tiempo y al señor vicepresidente le sobró más.