Diario de Sesiones 46/2012, de fecha 27/6/2012 - Punto 2

· 8L/C-0429 Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Industria y Comercio-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre influencia de la reforma laboral en la destrucción de empleo.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia: del Grupo Parlamentario Popular, instada al Gobierno, Consejería de Empleo, Industria y Comercio, sobre influencia de la reforma laboral en la destrucción de empleo.

Para la primera intervención, por parte del Grupo Parlamentario Popular, don Manuel Fernández, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

El señor Fernández González: Señorías. Señor presidente, muchas gracias.

Bueno, esta comparecencia tiene por objeto, pues, una aclaración de una simpleza, simplemente, bajo mi punto de vista, que ha hecho la señora consejera respecto de la destrucción de empleo. En Canarias se sigue destruyendo empleo: "¿quién es el culpable?": "Madrid, con la reforma laboral". Ya está. Y esa culpabilidad, "¿y yo cómo lo resuelvo?": "Madrid, deme 1.000 millones de euros para yo dar subvenciones para crear empleo ficticio". Esa es la mentalidad socialista y esa es la que nos lleva a la destrucción de empleo real. La mentalidad socialista es dar 400 millones de euros indiscriminadamente a todos los españoles, que se benefician todos los que tienen declaración de la renta, menos los que no tienen declaración de la renta, y eso generó mucho déficit en España. O hacer un Plan E de 14.000 millones para trabajar tres meses y hoy están todos en el paro otra vez. Eso es lo que genera paro en España, porque ahora hay que pagar la deuda. O 2.500 millones a todos los que tuvieran hijos, sean ricos, pobres o de cualquier medida, para también subvencionar. Y ahora pide usted más subvenciones para usted crear empleo. Mire, la fórmula más inteligente o menos inteligente de gobernar es entre más dinero, inversamente proporcional a la inteligencia, simplemente. El problema está en que con dificultades podamos nosotros crear empleo real. ¿Y sabe usted cómo se hace empleo real, señora consejera? Porque usted dice aquí, en sus declaraciones públicas, que Empleo denuncia, la consejera de Empleo, una lluvia de despidos por la reforma laboral del PP. Y ya está, qué fácil. O sea, el PP tiene unas ganas terribles de que todo el mundo vaya al paro impresionante, de que la economía española se vaya por los suelos impresionantes.

Y usted llega, con su mentalidad socialista, y dice aquí: "mire usted, ustedes no hagan tonterías, no hagan reforma laboral, no hagan reforma fiscal, no hagan reformas financieras, no hagan nada, porque aquí yo soy, yo puedo crear empleo, deme 1.000 millones de euros y yo se los doy a las corporaciones y creamos empleo". ¡Qué fácil es crear empleo! ¿Pero qué demagogia es esta, hombre, pero qué demagogia es esta? ¿Quién paga la deuda que tiene España ahora creada por los socialistas? ¿Quién paga los más de 25.000 millones de intereses que tenemos que pagar por acometer esa deuda? ¿Quién paga el déficit que han creado los socialistas? Pues tenemos que pagarlo todos y para pagarlo todos tenemos que bajar el gasto y dejarnos de imaginaciones, dejarnos de imaginaciones y usted defender aquí que usted es capaz de defender y crear empleo si le dan dinero. Y yo también, para eso no hace falta ser consejero, para eso no hace falta ser consejero, señora. Deme dinero y yo pongo todos los empleos que usted quiera y más baratos que los que crea usted, más baratos que los que crea usted seguro.

Entonces yo quiero que me explique cuál es exactamente, cuál es exactamente la incidencia de la reforma laboral en la destrucción de empleo, que es el objeto de la comparecencia. Porque, ¿quiere usted algunas recetas?, ¿quiere usted algunas recetas? Mire, que los planes generales de los ayuntamientos en Canarias se aprueben, y eso es culpa del Gobierno de Canarias; que cuando venga un inversor a hacer un hotel de cinco estrellas le den la autorización y no le digan que no. Eso es problema del Gobierno de Canarias. Que cuando se hace un plan de inversiones en Canarias y, cuando está hecho, viene el Gobierno de Canarias y dice: "usted ahora no puede hacer nada", y van a la ruina todos los promotores. Eso es problema del Gobierno de Canarias, problema del Gobierno de Canarias. Y cuando ya está en marcha cualquier proyecto de inversión en Canarias, viene el Gobierno y dice: "no, ahora cambiamos las leyes, pare usted y vamos a hacerlo de nuevo, otra nueva ley". Problema del Gobierno de Canarias. Eso crea miseria, crea inseguridad jurídica y crea huida del capital y crea precisamente lo que es el desempleo. El empleo no se crea con subvenciones sino con la riqueza, con la riqueza, señora consejera, y el Gobierno de Canarias no está haciendo nada para crear empleo con la riqueza. Que cambien ustedes ya de una vez la fastidiosa Ley de Directrices, que está dificultando las inversiones en Canarias, que se dejen ustedes de los planes territoriales, que se llevan ocho años haciendo un plan territorial en el Cabildo de Tenerife y no han sido capaces de terminarlo y no se pueden hacer las obras en Tenerife, porque no se terminan los planes territoriales. No han hecho ningún plan territorial y están las obras, tanto públicas como privadas, paralizadas por culpa del Gobierno de Canarias, por culpa de no modificar las leyes adecuadamente a las necesidades reales, ser más simples en la aplicación de las leyes. Eso sí crea empleo. Los empleos no se crean con los 1.000 millones, porque esos 1.000 millones que usted pide tengo que pagarlos yo de mi bolsillo y usted y el otro y el de Cuenca. Todos tenemos que pagarlos, señora consejera, de algún sitio hay que sacarlos, y lo que no puede es pedirle dinero para crear más desempleo y crear usted empleo en Canarias. Esa es la bola que se come la... Esa es una mentalidad que con eso no vamos a ningún sitio, sino a seguir destruyendo empleo, a seguir aumentando la deuda, a seguir aumentando el déficit. Hay que bajar el gasto, hay que bajar el gasto en estos momentos.

Y ya hablaremos después de lo que es la reforma laboral y lo que usted me va a decir...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Gracias, señor presidente. Señorías.

Comparezco en nombre del Gobierno de Canarias para dar cuenta, efectivamente, de cuál ha sido, está siendo, el grado de influencia de la reforma laboral sobre el empleo en Canarias, el impacto de la reforma sobre la destrucción de empleo en Canarias para ser más exactos.

Señorías, ya he tenido la oportunidad de manifestar en esta Cámara las conclusiones del análisis detallado que hemos realizado sobre el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, que ha sido objeto de tramitación parlamentaria como ley y, por tanto, está sufriendo un proceso de modificaciones tanto en el Congreso como en el Senado. Hoy comparezco de nuevo para responder a una solicitud por parte del Grupo Popular y debo advertir desde el inicio que las conclusiones de nuestro análisis no han variado en los meses que han transcurrido, cuatro meses, desde que entró en vigor la reforma laboral. Las medidas incluidas en la misma facilitan, abaratan, el despido en una etapa especialmente difícil para la economía y para las empresas, estableciendo como prioridad y como medida fácil el ajuste de las plantillas, el despido de los trabajadores, frente a medidas alternativas de flexibilidad interna.

La reforma tampoco contiene incentivos orientados a mantener el empleo existente y los apoyos a la contratación resultan muy deficientes. Efectivamente, se ha incrementado de manera alarmante un nuevo tipo de despido, el despido objetivo. Antes era el disciplinario, ahora es el despido objetivo exprés. ¿Por qué?, porque con tres meses continuados de disminución de ingresos, con independencia de los beneficios de la cuenta de resultados de las empresas, ya se puede ir a despido objetivo y si se superan unos umbrales del número de trabajadores, esos despidos objetivos se convierten en colectivos... (Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Perdón, señora consejera. Señorías, por favor, guarden silencio. Se oye un murmullo bastante alto que impide a la interviniente, pues, concentrarse en lo que estamos haciendo.

Gracias.

Señora consejera.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): También quisiera subrayar que la reforma laboral introduce la enfermedad como causa de despido objetivo directo: 2,5 de absentismo laboral en dos meses consecutivos, incluyendo la enfermedad, da lugar a despido objetivo. Solamente ahora en el trámite parlamentario se ha introducido el cáncer y la enfermedad grave como excepción, como dos excepciones, a esa contabilización del absentismo laboral.

Se han reducido las indemnizaciones por despido, se han suprimido los salarios de tramitación, excepto cuando hay readmisión. Lo cual es una clara invitación a no readmitir a ningún trabajador, pese a que el despido sea declarado improcedente. Esto ha provocado una masiva decisión de despidos objetivos y colectivos, porque es la medida más rápida, más fácil y más barata y menos problemática para hacer los ajustes de las crisis en las empresas.

En los expedientes de regulación de empleo ha desaparecido el control de la autoridad laboral. Consecuencia: una tremenda judicialización de los expedientes de regulación de empleo. Y ya comienzan a aparecer las primeras sentencias que declaran nulos los expedientes de regulación de empleo por falta de la debida formalidad en los trámites. Por consiguiente, las empresas tienen que recuperar de nuevo esas plantillas y volver a proceder a un segundo ERE.

Frente a esa situación, nosotros hemos ofrecido, estamos ofreciendo, de acuerdo con los agentes económicos y sociales, un servicio de mediación a las empresas que se encuentran en situación de expedientes de regulación de empleo para tratar de conseguir que los expedientes extintivos se transformen en suspensivos o en expedientes de reducción de jornada.

¿Saben ustedes, señorías, cuántos contratos laborales se han firmado en Canarias entre febrero y mayo?: 153.369. ¿Y cuántos de estos contratos están vinculados a la reforma laboral?: 611 -611-. Únicamente 611 contratos laborales se han acogido a las bonificaciones que establece la reforma laboral, lo que no llega a representar ni un 0,4% del total, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal. ¿Eran estos los efectos que esperaba el Gobierno central alcanzar con la reforma? Lo dudo. Estas decepcionantes cifras constatan lo que ya hemos venido advirtiendo: esta reforma no contribuye a generar empleo.

Realmente la ley laboral por sí sola no puede crear empleo, porque constitucionalmente la ley laboral está para definir las condiciones de trabajo. El empleo lo crea la economía, las medidas de estímulo a la economía y las políticas activas de empleo. ¿Sabe usted cuándo se promulgó la última disposición normativa en materia de políticas de empleo?: en octubre de 2011 con la firma de Valeriano Gómez. Desde que hay nuevo titular en el ministerio, que ya no es de Trabajo sino de Empleo, lo cual es muy significativo, no se ha promulgado ni una sola disposición normativa firmada por la nueva ministra en materia de políticas de empleo.

Luego, el Gobierno de la nación lo que no tiene es política de empleo. Ha hecho una reforma laboral bajo el paraguas de la crisis para justificar recortes drásticos en las condiciones de trabajo y en los derechos de los trabajadores. Se han sacrificado derechos de contenido económico en materia salarial, en materia de despido, pero también se han sacrificado importantes derechos, como el derecho a la salud, el derecho a la integridad física y psicológica, que forma parte del derecho a la salud, en los lugares de trabajo. La enfermedad ha pasado a convertirse en causa de despido y estoy completamente convencida de que el Tribunal Constitucional cuando revise esta reforma laboral tendrá la ocasión de decir que estas medidas son contrarias a convenios internacionales que España ha ratificado.

Continuando con las cifras que arrojan para Canarias los efectos de la reforma laboral, he de decir que de los 611 contratos que se han realizado un total de 449 corresponden a jóvenes menores de 30 años en empresas de menos de 50 trabajadores y 128 a mayores de 45 años en el mismo tipo de empresas. Es decir, el contrato que se ha utilizado es este, que se denomina contrato para emprendedores, y que tiene un periodo de prueba de un año, transcurrido el cual, sin alegar causa, se puede extinguir el contrato y no lleva aparejado, por supuesto, ningún tipo de indemnización por despido. Esta es la figura que se ha utilizado, que es la que tiene bonificaciones. Y solo han sido 611 contrataciones.

La transformación de contratos temporales en indefinidos que anuncia la reforma se ha elevado a 33, de esos 153.000 que cité, y solo una mujer ha sido contratada en una empresa y en una ocupación en la que las mujeres están subrepresentadas. Estos son datos del Servicio Público de Empleo Estatal.

En relación con los expedientes de regulación de empleo, puedo destacar también algunas cifras. En los meses de marzo, abril y mayo de este año hay una media de 120 demandantes de empleo, afectados por ERE mensuales, más de los que había en los mismos meses del año 2011. Luego, también la reforma está provocando -insisto en ello- acudir a los expedientes de regulación de empleo como ajuste de la crisis dentro de las empresas.

Las medidas que nos han llevado a la situación actual, junto a las que contribuyen a perpetuar la temporalidad en el empleo y a las que no sirven para incentivar la contratación, son, en pocas palabras, porque ya se ha abordado este asunto en infinidad de ocasiones...

En cuanto al contrato para la formación y el aprendizaje, que puede durar ahora hasta un máximo de tres años y se puede concertar hasta que el trabajador tiene 30 años -luego, puede durar hasta los 33-, lleva un salario de 480 euros al mes. En estos momentos este contrato está en fase de revisión. El Gobierno de Canarias ha hecho aportaciones al ministerio para sacar de esa propuesta que ha hecho el Ministerio de Empleo retribuir el contrato para la formación con becas. Nosotros nos oponemos directamente a esa medida. Si es contrato, tiene que haber salario, no puede haber becas. Y en este sentido hemos hecho varias aportaciones al nuevo real decreto mediante el cual -ha anunciado ya- el ministerio pretende modificar el contrato para la formación.

En definitiva, señorías, estos son los resultados en Canarias de la aplicación de la reforma laboral.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a las intervenciones de los grupos no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Buenos días. Señor presidente, señorías.

Los datos son incontestables. La crisis persiste, no, la crisis se agrava y, entre sus muchas consecuencias, el desempleo aumenta. Ni las llamadas reformas estructurales ni los ajustes fiscales están sirviendo absolutamente para nada. Bueno, sí, para profundizar en la crisis, para ponernos al borde del precipicio.

Lo que determina la generación de empleo es la economía, es la demanda, y esa está bajo mínimos. Y este elemento es el que determina el cambio del ciclo económico y no las llamadas reformas estructurales, en este caso la reforma laboral, que en todo caso el balance es catastrófico. Los aspectos positivos de la reforma no los utiliza nadie porque casi nadie contrata y los aspectos negativos, abaratamiento del despido y empeoramiento de las condiciones de trabajo, los utiliza todo el mundo, porque es la escapatoria para ajustar el gasto en las empresas. De manera que los resultados son penosos.

Yo les recomendaría -y no me gusta hacerlo- a los del Partido Popular que mejor guardaran silencio durante un tiempo, porque es que nada de lo que dijeron están cumpliendo, nada de lo que hacen está funcionando y casi todo lo que dicen lo van a contradecir las próximas semanas. En cualquier caso, las varitas mágicas podían aplicarlas en La Moncloa. Si de verdad ustedes creen que existe una solución a los problemas así de fácil, aplíquenla. Porque les tengo que decir lo siguiente, hablando de la deuda pública: en seis meses, la deuda pública a 31 de diciembre del año 11 estaba en el 68,5% del Producto Interior Bruto y, si todo va medio bien, llevarán ustedes en seis meses la deuda pública al 90% del Producto Interior Bruto. Si todo va medio bien, que no va a ir medio bien. De manera que no escupan para arriba porque les va a caer. Esto está mal, lo estaba antes y lo está ahora, no, ahora está peor que antes.

No simplifiquen los discursos, no hagan, no hagan, discursos fáciles porque están ustedes gobernando y se las van a endosar una tras otra, una tras otra. No se pueden simplificar los graves problemas que estamos viviendo. Solo saldremos de esta si hay crecimiento económico, solo saldremos de esta si hay crédito, solo saldremos de esta si hay estímulos. Y lo dice Rajoy, lo dice Rajoy; lo que era un pecado mortal hace 25 días, hoy es la verdad máxima para ver si nos zafamos del desastre en el que nos encontramos, donde las culpas están muy compartidas, muy compartidas. No toca ni tenemos tiempo de precisar los antecedentes, pero la única solución es estimular el crecimiento, inyectar recursos al sistema económico y tener reformas pactadas que respeten los derechos, que apuesten por la productividad y por la incentivación a la contratación, y no esto que hemos vivido, que no contrata nadie a...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario. Doña Dolores Padrón, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Muchísimas gracias, señor presidente.

Las culpas están compartidas, pero unos hemos dicho la verdad y otros han puesto un velo para ganar las elecciones y se están dando con la pared.

Quien comenzó con la liberalización del suelo y hoy plantea otra vez que los planes generales son la solución no somos nosotros, es el Partido Popular. Quien plantea la generación de empleo con reformas laborales como esta, cobrando salarios mínimos, bajando salarios mínimos a los trabajadores, subiendo la luz, subiendo el agua, la luz que no iba a subir, pagando medicamentos, que no iba a haber copago, fueron los del Partido Popular. En épocas de crisis se ve a aquellos partidos políticos que, hagan bien o mal su tarea -no vamos a entrar en este momento, porque no tengo tiempo-, desde luego protegen a los más débiles de nuestra sociedad para mantener la sociedad más igualitaria y hay otros que tienen dos velocidades: la de los que pueden y la de los que no pueden, y esta reforma laboral va a machacar a los que menos pueden. Esa es la diferencia entre unos y otros.

Señora consejera, los efectos de la reforma laboral, de la que no quieren hablar, por supuesto que no quieren hablar, prefieren hablar de la herencia, sin acordarse de que usted también tiene una herencia de las políticas económicas en Canarias de las que han sido responsables los señores del Partido Popular que están sentados y de las que ahora reniegan, señora consejera. No quieren hablar de los efectos de la reforma laboral, no quieren hablar de eso, porque saben lo que va a pasar (Se incorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Señora consejera, a estas alturas, después de seis meses del Gobierno del PP, ya nadie pone en duda que sus decisiones han creado mayores incertidumbres que certezas, señora consejera. Han conseguido que la economía canaria y española vayan a volver a entrar en recesión.

La contrarreforma laboral que ataca los derechos de los trabajadores -lo hemos visto estos meses de aplicación de doctrina neoliberal exacerbada, implantada por esta derecha que gobierna en España-, prácticamente 9 millones de españoles que tienen contrato indefinido podrán ser despedidos con 20 días de indemnización si sus empresas acreditan que, aunque tienen beneficios, acumulan nueve meses de caídas de ingresos.

Señora consejera, de esto es de lo que no se quiere hablar, de esto es de lo que no se quiere hablar. Con estas recetas no vamos a salir de la crisis, pero, como no tengo más tiempo, siga haciendo su trabajo, plantee aquí los efectos negativos, además de la reducción -de la que tampoco quieren hablar- para las políticas activas de empleo, que también favorecen a aquellos de la segunda velocidad -de los que ellos tampoco quieren hablar-, siga planteando sus soluciones a la crisis en Canarias, porque, ya le digo, con el Partido Popular...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Dolores Padrón.

Buenos días, señorías.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don Isaac Castellano.

El señor Castellano San Ginés: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Resulta tremendamente complicado abordar esta comparecencia habida cuenta de la falta de datos con los que contamos para cuantificar de una forma precisa cuáles son los efectos que está teniendo esta reforma laboral en cuando a la destrucción de empleo se refiere. Debe ser por eso que alguno de los que me han precedido en el uso de la palabra ha aprovechado su turno de intervención para hablar de otra serie de cosas.

Pero, con independencia de la magnitud, de la influencia que está teniendo esta reforma laboral, sin duda está teniendo la que todos habíamos previsto. Todos salvo el Gobierno del Partido Popular, que no preveía efectos a corto plazo. ¡Pero vaya si está teniendo efectos a corto plazo! Desde el Grupo Parlamentario Nacionalista decíamos que esta reforma laboral abarataba el despido, dificultaba la conciliación de la vida laboral y familiar. Y además tenía dos aspectos que son absolutamente relevantes: por una parte ampliaba las condiciones en las que se podían dar los despidos objetivos y facilitaba el procedimiento de los expedientes de regulación de empleo, aunque sin duda añadiendo cierta inseguridad jurídica, que la consejera ha mencionado. No sé si tiene datos a este respecto.

Los teóricos de esta reforma nos decían que nos conducirían a eso que llaman la flexiseguridad, pero se olvidaban de una cosa: para implementar este modelo es necesario una participación activa del Estado y no es posible que se dé ante una reducción de las políticas activas de empleo como la que se ha llevado a cabo por parte del Gobierno del Estado.

Además este modelo también requería un escenario económico mucho más favorable que el actual. En el escenario económico actual esta reforma laboral nos conduce, de una forma inexorable, a una destrucción masiva de empleo.

Por supuesto, por parte del Gobierno del Estado destacaron una serie de incentivos que no hacían más que maquillar la verdadera naturaleza de esta reforma laboral y la prueba son los datos aportados por la consejera que corroboran esta afirmación. El que solo un 0,4% de los nuevos contratos se hayan acogido a las bonificaciones de esta reforma laboral es un resultado muy pobre. Por el contrario, todo indica, todo indica, que los despidos objetivos y los expedientes de regulación de empleo se han incrementado de una forma notable.

Nosotros invitamos al Gobierno del Partido Popular a que reconsidere esta reforma, a que busque los consensos necesarios para que la misma no genere las tensiones que esta ha generado. Y a su vez le invitamos a que cambie el procedimiento para el acometimiento de reformas. A la ciudadanía hay que decirle la verdad. No se le pueden anunciar golpes sin decirle dónde los va a recibir, porque la ciudadanía se merece la verdad. La continua incertidumbre a la que nos están sometiendo no hace más que dificultar la generación de confianza, y esto a su vez dificultará la salida a la situación que actualmente vivimos.

El señor presidente: Muchas gracias, don Isaac Castellano.

Para el turno de dúplica, don Manuel Fernández, Grupo Parlamentario Popular.

El señor Fernández González: Sí, señor presidente. Señorías.

La respuesta que oí en cuanto a la crítica de la reforma laboral créanme que la sabía exactamente de memoria antes de que ustedes la dijeran, créanme. Por una parte se dice: "han abaratado, se han abaratado los despidos". En primer lugar, todos los contratos actuales no tienen ningún abaratamiento del despido, son los nuevos contratos. Pero les voy a dar unos datos que a lo mejor ustedes ignoran. Miren ustedes, un señor con 10 años de antigüedad y 24.000 euros de sueldo, comparando en toda Europa, resulta que, por ejemplo, en Alemania le dan de indemnización 17.000 euros; por ejemplo, en Francia, otros 17.000 euros; por ejemplo, en Dinamarca, 11.000 euros de indemnización; por ejemplo, en Italia, 17.000 euros; y viene a España y tienen que dar 43.000 euros. Esa es la gran diferencia de las demagogias de las políticas laborales en España. No se puede competir con esas cifras. Y ese es el abaratamiento, que no afecta a los viejos contratos; sí se quiere regular para que cuando se contraten los nuevos, se facilite.

¿Cuál es la filosofía de la reforma laboral? Sabíamos que la reforma laboral no iba a crear empleo. Ni las palabras ni los discursos crean empleo. Hay que crear el ambiente y la reforma laboral va con una reforma fiscal y va añadida con una reforma económica y una reforma de reducción del gasto y acabar con lo que es precisamente la deuda y el déficit. Si no acabamos con deuda, no habrá creación de empleo en España. La deuda, que si se hubiera hecho caso a Pizarro, aquel gran debate con Solbes en la televisión, cuando Pizarro dijo: "señores, hay una crisis inminente que nos va a afectar a todos"; "no sea usted ave de mal agüero, no diga usted tonterías, señor Pizarro". Esa fue la contestación del PSOE. Si le hubieran hecho caso, no hubiéramos tenido esta crisis, no la hubiéramos tenido, y si el señor Zapatero hubiera aplicado el tema, no hubiéramos tenido esta deuda y hoy se crearía empleo, a pesar de la crisis mundial, a pesar de la crisis mundial.

Miren, cuando habla, "es que las regulaciones de empleo se facilitan y hay unos ERE", es precisamente donde falla la mentalidad socialista. Una empresa que tiene 100 obreros y tiene tres meses en los que factura por debajo, va bajando la facturación, ¿a dónde va, va a bajar a que se queda debiendo dinero y se queda sin liquidez? Si se queda sin liquidez, si quiere despedir, tiene que pagar 45 días por año y no tiene dinero. Por lo tanto, quiebra y 100 trabajadores a la calle, 100 trabajadores a la calle, y además no cobran, y además no cobran porque hay quiebra. Ese es el camino. ¿Qué se ha hecho con la reforma laboral? No, señor, cuando hay una empresa que evidentemente está perdiendo capacidad de recaudación, antes de que se vayan los 100 empleados a la calle hay que regular por lo menos que con 20 se quede nivelado el empleo y la empresa ya puede sobrevivir en los próximos años. Eso es lo que no entienden algunos socialistas que se ha subido a esta tribuna. No lo entienden, son incapaces de entenderlo, y se han salvado 80 trabajadores de esa empresa. Claro que se ha producido, porque hay muchas empresas en España que están en situación de gravedad de crisis, creadas precisamente por el grave problema económico creado por el Partido Socialista, y por eso tiene que salvarse el mayor número de empleados posible. Esa es la fase importante de la reforma laboral. Evidentemente al margen de las ayudas a los jóvenes, como está previsto, para la creación de primer empleo y segundo empleo, con 3.000 euros o 3.600 euros, vamos, o 4.600 euros sobre los mayores de 50 años, al margen de eso porque eso es complementario.

Pero hasta que no fluya el crédito oficial, no fluirá. Cuando fluya el crédito oficial, habrá actividad económica y las empresas con esta reforma laboral tienen mayor facilidad de contratar y el crecimiento de contratación es más rápido. Uno irá a una velocidad y, con total seguridad, a otra velocidad.

Ese es el objetivo que no entienden, no entra en la cabeza de los socialistas. Esa ley hoy por hoy no crea empleo, pero va dirigido a eso, a pagar la deuda. Pero la deuda es tan grande, como decía la señora Lola, que nos están subiendo hasta la luz, hasta la luz nos están subiendo otra vez.

Mire, ¿quiere que dé algunos datos de la luz, ya que habla de la luz? Le voy a decir que en los años, hasta el 2004 bajó la luz cerca del 20% en España; a partir del 2004 al 2009 subió la luz en España el 60%, el 60% con el Gobierno de Zapatero, ¡el 60% con el Gobierno de Zapatero! Y además de subir la luz, además de subir la luz, nos dejaron un pozo, señora Dolores, además de subir la luz nos dejaron un pozo de 24.000 millones de euros, que tendrá que pagar usted, tendré que pagar yo y tenemos que pagar todos nosotros, con impuestos o subiendo el recibo. Eso es lo que han hecho y eso hay que pagarlo, eso tenemos que pagarlo, ese déficit que ustedes crearon tan alegremente gastando donde no tenían que gastar. 24.000 millones de euros en la factura, lo que es la factura eléctrica de España. Eso es lo que hay y ya se lo aclaré.

Vamos a ver, aquí cuando se habla de políticas...; yo sí, yo sé que hay muy buenas políticas de empleo y además yo creo al presidente del Gobierno, yo creo perfectamente al presidente del Gobierno. El presidente del Gobierno hace declaraciones, por ejemplo a principios del 2009, de que va a crear 18.000 puestos de trabajo, con una aportación de 128 millones de euros; después dice, al final del 2010, que va a crear -el señor presidente del Gobierno, sí, del Gobierno de Canarias, eso está claro- 60.000 empleos gracias a la recuperación del sector turístico -dice el señor Paulino-; más tarde, más tarde, dice en el 2010 que se iban a crear 80.000 puestos de trabajo, porque ya la recuperación económica de Canarias era inminente; después, más tarde, en el 2010, dice que ya se habían creado 30.000 puestos de trabajo, por fin se habían creado 30.000 puestos de trabajo, y que en el primer trimestre del 2011 se iban a crear 30.000 puestos de trabajo más. ¿Saben ustedes cuánto suman todos estos puestos de trabajo que ha prometido el señor Paulino a todos nosotros?: ¡300.000 puestos de trabajo! Pero es que se equivocó, es que, claro, al escribir a veces se olvida alguna palabra: en lugar de decir desempleo, dijo empleo. ¡300.000 canarios desempleados creados por ustedes, señores, entre otras cosas! Porque eso serían fantasías... Porque la última fantasía, hace cuatro días, diciendo que se iban a crear 125.000 empleos con la reforma de los hoteles. Pero eso no se lo cree ni quien lo inventó. No digan fantasías, no se engañe más a los canarios. ¿Cómo se van a crear?, ¡pero qué fácil lo tenemos! ¿Pero es que somos tontos aquí, para crear nosotros tantos hoteles, tantos empleos, 125.000? Pero ¡y vamos a correr, vamos a correr y vamos a ponernos todos la camiseta de reformar hoteles para crear empleo! ¿Pero cómo se pueden decir esas barbaridades, un presidente del Gobierno?

Claro, pero, aparte por eso, se permite, se permite, la libertad de increpar a los empresarios: "¡ustedes tienen que crear empleo, ustedes son unas personas que no saben sino amasar dinero, ustedes no saben crear empleo". Eso está en toda la prensa. Y los empresarios critican la salida de tono de Rivero, está puesto en la prensa. Está puesto en la prensa: las patronales turísticas consideran injustas las críticas de las tasas del sector, porque por decreto tienen que crear empleo, según el presidente del Gobierno. Y esa no es la forma de crear empleo ni diciéndolo en la tribuna ni aumentando.

¿Sabe cómo usted crea empleo? Le voy a decir una forma de cómo se crea empleo. Sí, miren, Canarias tiene el sector turístico, que con los 12 millones de turistas no absorbe la mano de obra de Canarias, evidente; tenemos un sector exportador agrícola que está en verdadera supercrisis, está mantenido artificialmente, como es el plátano o puede ser el tomate, es evidente, que está ahí; tenemos un sector industrial que no se desarrolla porque evidentemente tiene que haber consumo para que se desarrolle, porque la industria canaria fundamentalmente tiene que ser industria de consumo. Pero es que tenemos la gran posibilidad, tenemos la gran posibilidad, y vuelvo a reincidir y lo diré mil veces... -usted ya lo sabe por dónde voy, usted ya lo sabe por dónde voy y todos los que están aquí saben por dónde voy-. ¿Sabe usted lo que puede ser la gran salvación de tener unas perspectivas de trabajo fijo en Canarias?: que tengamos una industria de reparación naval y una industria complementaria, de talleres complementarios, en las islas Canarias y una gran superproducción para exportar gasolina, no para consumir sino para exportar con nuestras refinerías, si nosotros tenemos la gran suerte de tener petróleo y lo explotamos. Pero ustedes luchan contra viento y marea contra las riquezas. Esas sí son riquezas generadoras de empleo y ustedes eso no lo quieren. Que genere empleo Marruecos, que lo generen ellos si quieren, pero España y Canarias no. Luchan contra eso. Esas son las contradicciones y con esas mentalidades jamás podremos arrancar. Por lo que dije antes, con las mentalidades de las legislaciones que tenemos en Canarias jamás Canarias podrá despegar abiertamente, incluso aunque haya una recuperación a nivel nacional, porque en Canarias, lo que no podemos es vivir en el futuro a expensas de las subvenciones, que usted dice que nos den los millones, los millones para hacer políticas activas de empleo. Que es muy bonito, políticas activas de empleo. ¡No!, no queremos políticas activas de empleo. ¡Esas son las políticas de la miseria! A eso no podemos aspirar, eso es para atender a las personas que lo están pasando mal, las personas, y hay que atenderlas, hay que atenderlas evidentemente, pero usted no ponga eso como solución económica, no predique con eso. Eso es lo último que se puede predicar en un país. El país tiene que tener riqueza y en el país, como España, no podemos llegar a las cuotas de los 24.000, el 24% de desempleo, que tenemos en España, el máximo de Europa, el máximo de Europa, frente a cotas del 10, del 9 y del 7% que tienen los países similares al nuestro en el resto de Europa.

La crisis en España es el paro y el paro en España lo crearon las políticas de derroche indiscriminado que llevó el Partido Socialista en España y que nos destruyó la riqueza en España, al margen de la problemática financiera que va acompañada en el tema. La problemática financiera ha influido en Europa, en España ha influido la financiera y el derroche de los socialistas. Que ahora dicen, ahora dicen los socialistas que...

El señor presidente: Un minuto, don Manuel, para terminar.

El señor Fernández González: Miren, miren, ¿saben lo que decían cuando llegaron los socialistas al poder, cuando llegaron los socialistas al poder, a qué ...(Ininteligible.) también la crisis global de Europa? Que era de Reagan y de la Thatcher. De Reagan y de la Thatcher, que fue la gran revolución de lo que fue el sector industrial en el mundo. No fue el de Cuba, no, no, fue de Estados Unidos y de Inglaterra. Ni fue Cuba ni fue Rusia ni fueron otros países. De esos ninguno, de esos ninguno. Ninguno aportó nada, ninguno aportó nada. Por lo tanto, seamos realistas en la cuestión. Esos fueron.

Y ahora se quejan, "oigan, déjense ya de nombrarnos la herencia". ¿Cómo no voy a nombrar la herencia si me han dejado arruinado, hombre? ¿Cómo no se la voy a nombrar? ¡Cada día!, para que no lo vuelvan a hacer. Como lo hicieron con Felipe González. Lo hicieron con Felipe González cuando dejó el poder en el 2004, en el 2006. Lo hicieron con él, también con un 23% de paro, y lo hicieron con Zapatero. ¿Y todavía no se convencen? Pues sigan ustedes adelante, van por buen camino. Pero lo malo es que el mal camino lo vamos a llevar todos los españoles y todos los canarios por las políticas totalmente...

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fernández.

Para concluir la comparecencia, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos, tiene la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Gracias, señor presidente.

Señorías, en este momento de contestación, en la segunda parte de la comparecencia, tendría que empezar diciendo que aquí el portavoz del Grupo Popular acaba de pronunciar una frase que es completamente inconstitucional: "no a las políticas activas de empleo". ¿Qué dice el artículo 40 de la Constitución? Cuando tenga algún rato libre, por favor, léalo. Porque impone deberes a los poderes públicos en materia de empleo, que deben desarrollarse por ley, y transforma ese desarrollo por ley en derechos subjetivos de los trabajadores y de los desempleados.

Está usted obsesionado, y entiendo que le preocupe, con la contención del gasto. Está obsesionado con la contención del gasto, como si fuera el único objetivo de la política económica y laboral de este país. Pues la obsesión por la contención del gasto está llevando al Gobierno de la nación a adoptar medidas del siguiente tenor: adelgazamiento absoluto del sector público y de la Administración pública. Cada vez que se anuncia la disminución de la prestación de un servicio esencial, cada vez que se anuncia un recorte en sanidad, cada vez que se anuncia un recorte en educación, cuando se deja fuera de orden la Ley de Dependencia y la asistencia a los dependientes, se está hablando de empleo, destrucción de empleo público. Todos esos recortes en el sector público, también en el sector público empresarial, son tasa de paro, son puestos de trabajo en el sector público que se destruyen porque ya no tienen razón de ser. Y este es el gran asunto que se está colando por la puerta trasera en la solución de la crisis: adelgazamos lo público, adelgazamos el Estado, dejamos que los mercados se autorregulen. ¿Así considera usted que los acuerdos de Bretton Woods y las decisiones tomadas por Thatcher y Reagan para la globalización económica han sido positivos? ¡Mire el resultado!, mire dónde se encuentra Europa. ¡Mire el resultado! Bien. Hace 50 años pero de aquellos barros, estos lodos. Bien.

Dice usted también, señor Fernández, como acusación a las políticas activas de empleo que se están desarrollando en Canarias y que esto es una especie de despilfarro de gasto público, que estas políticas con las corporaciones locales crean un empleo ficticio. Somos conocedores de que a través de los convenios con las corporaciones locales para contratar desempleados no estamos dinamizando la economía, ¿pero cree usted que en un momento como este de crisis económica, con casi cinco años ya de crisis, donde los desempleados de larga duración han agotado las prestaciones, el subsidio, la PCI, el Plan Prepara, ya no hay estímulo ni apoyo público, creen ustedes que les podemos dar formación, orientación, de cara a encontrar empleo? Que no hay empleo, y ahora diré por qué no hay empleo. Estamos hablando de un empleo social. Y le voy a decir una cosa: el Gobierno de Canarias no va a dejar solos a los desempleados que están bordeando la exclusión social. El Gobierno de Canarias no va a dejar solas y abandonadas a las familias en las que no hay nadie trabajando. El Gobierno de Canarias no va a dejar solos a los desempleados de larga duración, que hace dos años que no tienen oportunidad de encontrar un empleo, que vagan de empresa en empresa presentando currículum, presentándose a convocatorias y sin poder obtener un empleo. No los vamos a abandonar y por eso creamos este empleo, que se llama empleo social.

Dígales usted a los alcaldes de Canarias, díganles ustedes a las corporaciones locales, que ustedes consideran que esto es empleo ficticio, que esto no sirve para nada y que esto es un despilfarro económico público. Díganselo, que son quienes están en la primera línea de frente recibiendo a los vecinos, recibiendo a las familias, que vienen a decirles en qué situación angustiosa se encuentran, en qué situación se encuentran las familias donde hay hijos, impuestos que pagar, hipotecas que pagar, colegios que pagar y nadie recibe un céntimo de ingreso salarial, porque nadie tiene empleo.

Bien. Por consiguiente, nosotros tenemos una orientación completamente distinta y por eso desarrollamos estas políticas completamente diferentes.

¿Y por qué no hay empleo? Pues sencillamente, pues, por dos cuestiones que están meridianamente claras. El sector público está destruyendo empleo porque es lo que manda, es la política económica que define el Gobierno de la nación: como hay que reducir el gasto, reducimos los servicios esenciales, reducimos la actividad de la Administración pública, reducimos la actividad de las empresas públicas y además las presentamos en el escenario del mercado global como competidoras del sector privado. Lo cual no es cierto, porque las empresas públicas desarrollan fines públicos que las empresas privadas no están llamadas a desarrollar. Por consiguiente, todo ese adelgazamiento del sector público, más la prohibición a las administraciones locales de realizar contratos temporales durante el año 2012, están lastrando el empleo público.

¿Y qué ocurre con el privado? Pues el sector privado no puede crear empleo, pese a la reforma laboral. Ya lo he dicho, porque la ley laboral por sí misma no puede estimular o desincentivar el empleo. Para estimular el empleo hacen falta políticas de empleo y políticas económicas, políticas sobre el mercado de trabajo, políticas sobre los sectores productivos. ¿Y qué problema tienen las empresas para impedir la creación de empleo? Dos, dos tipos de problemas, o un problema que es de doble naturaleza. El primero, el crediticio, la falta de crédito; y, segundo, la morosidad, la deuda privada que tienen contraída las empresas y que está afectando también a la deuda pública española, tanto la del Estado como la de las comunidades autónomas.

Y quisiera decir ahora que en el marco de esta relación que existe entre deuda privada y deuda pública las comunidades autónomas que estamos haciendo un esfuerzo por contener el déficit, como ha hecho la comunidad autónoma canaria, no han sido reconocidas por el Estado en ningún término de financiación. Aquí se trata por igual a los que cumplen que a los que incumplen, a los que se apartan unas décimas del objetivo de estabilidad y a los que se apartan 5 puntos del objetivo de estabilidad. ¿Qué incentivo tenemos nosotros para cumplir con los objetivos de estabilidad, que significan sacrificio de políticas sociales, de políticas de empleo, de políticas de sanidad, de políticas de educación? ¿Qué motivación tenemos para seguir cumpliendo con el objetivo de estabilidad si luego a las comunidades como la de Valencia, como Murcia, Castilla-La Mancha, que se apartan varios puntos del objetivo de estabilidad, se les reparte por igual y de manera uniforme?

Bien. Pues, siendo esto así, que el sector público está destruyendo empleo y el sector privado tampoco crea empleo, ¿la realidad cuál es? Que la política española, la política económica española, no genera empleo. ¡No hay empleo! y, como no hay empleo, en Canarias estamos ofreciendo medidas paliativas. Es un paliativo la medida de conveniar con ayuntamientos para crear empleo temporal, pero pregúntele usted a un desempleado, señor Fernández, pregúntele si prefiere ese empleo de seis meses o prefiere continuar en casa recibiendo una prestación o sin ningún tipo de ingresos. Pregúnteles usted a los alcaldes si dan por buena o por mala esta política de conveniar y si les parece un despilfarro. Sabe usted que las corporaciones locales están pasando momentos dificilísimos, dificilísimos, y están haciendo verdaderos esfuerzos para no ir a despidos colectivos y, cuando van a despidos colectivos, es porque ya no tienen balón de oxígeno.

Por consiguiente, hay que ayudar, hay que corresponsabilizarse con esta situación y no hacer demagogia con el empleo.

Muchas gracias.

(El señor Fernández González solicita la palabra.)

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos.

Sí, dígame, don Manuel.

El señor Fernández González (Desde su escaño): Señor presidente, yo he sido acusado de hacer una manifestación anticonstitucional o inconstitucional y por supuesto necesito defenderme de esa acusación.

El señor presidente: Tiene un minuto para aclararlo, don Manuel.

El señor Fernández González (Desde su escaño): Señora consejera, en ningún caso yo he dicho que no a las políticas activas de empleo y, como usted... (Comentarios en la sala.)

El señor presidente: ¡Por favor, señorías!

El señor Fernández González (Desde su escaño): No es un objetivo... (Continúan los comentarios en la sala.) -perdón, si discutimos, seguimos hablando entonces del tema-, no son un objetivo para la creación de empleo las políticas activas de empleo. Con esas solamente es atendimiento a lo que usted ha dicho a última hora, son acciones paliativas, de gente que lo está pasando muy mal y hay que atenderla. Esa es otra cuestión, pero no es una política de creación de riqueza y creación de empleo. Y le dije y le repetí: para crear empleo y riqueza, entre otras cosas, en las manos del Gobierno de Canarias está ya cambiar las leyes.

Y sí, efectivamente, que antes me lo criticaron, los planes generales están creando mucho paro en Canarias, porque no se aprueban, porque llevan diez años...

El señor presidente: No, no se salga de la cuestión.

Si la señora consejera quiere intervenir para aceptarle la explicación de que no había dicho lo que se le entendió, tiene un minuto, doña Margarita.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana) (Desde su escaño): Muchas gracias.

Veo que el señor Fernández ha rectificado, de lo cual me alegro, porque creo que esta intervención es mucho más acorde a la Constitución que la que hizo con anterioridad.

El señor presidente: Muchas gracias, muchas gracias, señorías.

El señor Fernández González (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Creo que han estado muy bien los dos y entonces no, vamos a dejarlo. Cada uno en su papel, evidentemente.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0429 Sobre -Consejera de Empleo, Industria y Comercio-, sobre influencia de la Reforma Laboral en la destrucción de empleo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico