Diario de Sesiones 48/2012, de fecha 11/9/2012 - Punto 26

· 8L/C-0430 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre balance de gestión de la Consejería de Economía y Hacienda.

El señor presidente: Continuamos. Comparecencia, la 430: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, al consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, sobre el balance de gestión de la Consejería de Economía y Hacienda.

Don Jorge Rodríguez tiene la palabra.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente, señorías, señor consejero.

Después de transcurrido algo más de un año desde que se iniciara la andadura de este Gobierno, está justificada esta solicitud de comparecencia para que nos pueda hacer un balance de gestión y también para conocer los planes que en los próximos meses su Gobierno acometerá para intentar mejorar la dramática situación económica y social que nos afecta. Nuestra pretensión de esta comparecencia suya es que nos haga balance de la actividad de la consejería que usted preside y del Gobierno en su conjunto en materia económica y fiscal y sobre todo, evidentemente, desde el tiempo que ha transcurrido desde que tuviera lugar el debate de investidura del presidente del Gobierno y que este le eligiera a usted para dirigir la Consejería de Economía y Hacienda.

Queremos que nos informe y haga balance a esta fecha de la acción del Gobierno, de la marcha de la economía canaria, así como de una serie de datos económico-financieros de nuestra comunidad, pues lo que sabemos de su gestión es fundamentalmente dos cosas, y dos cosas precisamente no muy halagüeñas. Por un lado, unos Presupuestos Generales que, deliberadamente elaborados con un escenario macroeconómico falso y con un cuadro de ingresos falso, han resultado una ratonera contable y muy alejados de ser unos Presupuestos adecuados, unos Presupuestos sociales, austeros y fiables. Por el contrario, son los Presupuestos del paro, son los Presupuestos del debilitamiento de la protección social y los de la falta de estímulo de la actividad productiva. De hecho, para lo único que están sirviendo los Presupuestos es para resolver la supervivencia de un Gobierno que se ha especializado en despachar los problemas ocultándolos.

Y también en su haber la decisión del mayor incremento de la presión fiscal sobre los canarios, que ha abierto una peligrosa senda que nos está conduciendo a una degradación en la actividad económica y del empleo sin precedentes.

Por resumir, la política económica seguida hasta ahora por el Gobierno, señor consejero, está llena de excusas, de ocurrencias y de profecías que no se cumplen, que están socavando la confianza empresarial, el empleo y el Estado del bienestar en Canarias. En definitiva, sin una medida para combatir a muerte esta crisis que padecemos, y esto sin mencionar esa otra carga negativa sobre la eficiencia de nuestra economía, que es la carga regulatoria. Con el Gobierno de Canarias, de Coalición Canaria y Partido Socialista, vivimos una cultura de la intervención donde sus gestores no reparan, no ya en si el fin justifica los medios, sino siquiera si los medios sirven a la consecución del fin y si el mismo debe anteponerse a determinados derechos y libertades.

Señor consejero, los canarios no tienen constancia alguna de que el Gobierno de Canarias haya llevado a cabo en lo que va de legislatura medida alguna incentivadora del bienestar ni una decisión importante que haya contribuido a mejorar la calidad de vida de los canarios. En Canarias usted y su Gobierno han implantado lo que yo llamo la política de lo etéreo. Lo único que trasciende e impregna al sistema establecido es la política de no hacer nada para no equivocarme y, en todo caso, anunciando actuaciones que a su ritmo tardaríamos veinte años en disfrutar los canarios en caso de que ustedes sigan sentados en esos asientos.

¿Sabe lo positivo de usted y de su Gobierno? Que no existen, y eso se agradece. La realidad es esta: hoy hay menos empleo, no hay más accesibilidad a la vivienda sino todo lo contrario, hay más desahucios, la fiscalidad además es mucho mayor. Canarias no pesa, señor consejero, ni opina, solo practica la confrontación con los empresarios y con el Gobierno de la nación. Canarias es hoy falta de confianza, paro escandaloso, economía sin aliento, evidente desprestigio entre los empresarios y ausencia de esperanzas.

Afortunadamente, los canarios han identificado al máximo responsable de la situación actual: el Gobierno de Coalición Canaria y Partido Socialista. Partidos, por cierto, hábiles, hábiles especialmente para acceder al poder y conservarlo. La prueba, en el caso de Coalición Canaria, es que desde que alcanzara el poder en 1993 hasta hoy no ha estado nunca en la Oposición. Su identificación con el poder es tal que parece que la función esencial de los nacionalistas, como la de los socialistas, cuando están en el poder no es tanto gobernar como ocuparlo, y una de las claves para estar tanto tiempo en el poder es, sin duda, su capacidad para cambiar de discurso sin inmutarse.

El modelo de política que ustedes representan, señor consejero, nos conduce de verdad a la ruina de un modo inevitable y solo los empresarios -a ver si se enteran de una vez-, solo los empresarios, solo los empresarios, son los que crean riqueza y puestos de trabajo. Y hay que dejarles en paz, señor consejero, hay que dejarles en paz para que puedan hacerlo lo más eficaz y lo más rápidamente posible. La mejor ayuda es, la mejor ayuda que puede prestar el Gobierno, su Gobierno, es no molestar y garantizarnos que no seremos molestados.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Señor consejero de Economía y Hacienda, con Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Don Jorge, le voy a pedir un favor luego, y es que me deje la literalidad de su exposición porque nos vendrá bien. Cambiando tres cositas, sirve perfectamente para situar, bueno, quizás añadiendo alguna cosa más o superándola, la situación del Gobierno del Partido Popular en Madrid, ¿no?, porque ha hecho usted unas referencias a la situación de desempleo, que ha crecido enormemente con el Partido Popular, y ha hecho usted referencia al ¡incremento impositivo...! Yo me perdí algo, de verdad. No sé cómo ustedes pueden llegar aquí y subirse a esta tribuna y hablar del incremento impositivo, cuando usted ha hecho todo lo contrario. Es decir, criticar el incremento impositivo de la Comunidad Autónoma de Canarias y aplaudir el mayor incremento impositivo que se ha producido en España, eso es lo que usted ha dicho (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Pero solicitó usted la comparecencia de este Gobierno para hablar de la gestión de la Consejería de Economía y Hacienda durante el último año, que ha estado marcada perfectamente por tres ejes. El primero, un hecho central que ha condicionado por encima de todo las acciones de este departamento, las de todo el Gobierno y, en consecuencia, las de todos los canarios, y ese hecho no es otro que el drástico recorte que el Estado realizó en Canarias en 800 millones de euros en su Presupuesto. Un mazazo que está suponiendo, por tanto, mayores esfuerzos y mayores dificultades.

El segundo, y a pesar de este condicionante, se ha concentrado en avanzar en la senda del control del gasto, en la contención del déficit y la deuda y en el sostenimiento de nuestra solvencia ante los mercados. A pesar de algunos intentos de algún destacado dirigente del Partido Popular por castigar la solvencia de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Y el tercero -y no menos importante- ha sido sentar las bases para dos asuntos fundamentales para el futuro de Canarias: uno, la renovación del REF y el segundo, la negociación de nuestro nuevo encaje comunitario.

Grandes asuntos enmarcados, por tanto, en un escenario económico que, aunque no ha sido el deseable, contrasta con el de muchas comunidades autónomas y con el del conjunto de España. Porque, claro, hace usted referencia al crecimiento y a la situación económica; hombre, mire, pues, Canarias fue la autonomía que más creció en el 2011, con un 2,1% del Producto Interior Bruto, frente al 0,7 del Estado español; se incrementó en un 5% el sector industrial -por lo tanto, hemos incrementado algo la diversificación económica- y fue la única comunidad autónoma donde se elevó el número de afiliados a la Seguridad Social. Datos positivos, por ponerlos. Yo sé que usted nunca los reconocería, pero datos positivos. Ahora bien, no podemos, ni mucho menos, estar satisfechos, dado que el último, el alto número de desempleados y sectores como el de la construcción, todavía en claro retroceso, requieren, por tanto, de la adopción de urgentes medidas de dinamización por un gobierno. Ojo, Gobierno de España que está hoy por hoy solo centrado en los recortes y se ha mostrado, por tanto, incapaz de avanzar en esta línea.

El Gobierno de Canarias, y con los límites presupuestarios impuestos, hemos desarrollado durante este periodo de gestión algunas medidas para contribuir a esa necesaria dinamización. Entre ellas, por ejemplo, se encuentra el programa Innova, para incentivar la innovación a nuestras empresas; el reciente Canarias Aporta, dirigido a fomentar la internacionalización de las Pymes; la incentivación de la construcción a través de deducciones fiscales, para la reforma y adquisición de viviendas; además de ayudas, para la adquisición del crédito. En breve, ya estarán disponibles los nuevos instrumentos de financiación a través del Fondo Jeremie, también para facilitar el crédito.

Las restricciones presupuestarias, a las que se añade el incumplimiento de las inversiones del Estado, han limitado la puesta en marcha de nuevas acciones. Un deficitario sistema de reparto del sistema de financiación nos obliga a detraer un alto volumen de recursos económicos del Presupuesto para poder sustentar el núcleo de los servicios públicos. Es decir, nada menos, señor Rodríguez -no se olvide de eso-, que 1.400 millones de euros es la diferencia por este concepto; 3.200 aporta el sistema de financiación, 4.600 invertimos en sanidad, educación y servicios sociales. De no producirse esta situación no tendríamos ni que acudir al déficit o tendríamos la posibilidad de incrementar, destinar, más de 800 millones de euros a políticas de dinamización.

Pues, mire, a pesar de todas estas circunstancias, el Gobierno de Canarias hoy por hoy, nos encontramos hoy en la senda del objetivo de estabilidad. Es una de las comunidades menos endeudadas de España y ha mantenido unas ratios más que razonables en el pago a proveedores. Nuestra tesorería, por otra parte, está distante de los graves problemas que padecen otras comunidades autónomas, aunque, claro está, tenemos algunas dificultades.

En el control del gasto público hemos incorporado nuevas medidas que están permitiendo ahorros sustanciales que se añaden a las ya adoptadas en años anteriores y que han supuesto, como usted conoce, al finalizar el 2011, unos 2.300 millones de euros. Supondrán al finalizar el año 2012 en torno a 2.800 millones. Además, aunque ustedes no quieran escucharlo, estamos inmersos en pleno proceso para redimensionar el sector público empresarial, y eso es lo que ha permitido reducir las aportaciones de la comunidad autónoma en unos 200 millones de euros. En este sentido, por tanto, estamos en una evaluación permanente de la eficiencia de cada uno de los entes empresariales a través de los planes de viabilidad de cada una de las empresas. Sin embargo, este balance está marcado por la obligada entrada en vigor de las nuevas medidas administrativas y fiscales en el pasado mes de junio, ese al que usted hizo referencia.

Mire, la insuficiencia financiera derivada de la reducción de las transferencias del Estado y las exigencias para lograr la estabilidad presupuestaria provocaron, además de rebajas en los salarios públicos, unas subidas de impuestos. Unos ajustes que hubieran sido del todo innecesarios si el Gobierno de España atendiera sus compromisos con la Comunidad Autónoma de Canarias.

Mire, una subida tributaria que fue duramente criticada por ustedes en esta Cámara. Ustedes llegaron a calificarla como orgía impositiva -le recuerdo- en esta Cámara: ¿y qué le han dicho al señor Rajoy después de habernos adelantado por la derecha superando todos los límites de velocidad con lo que llevó a cabo el Gobierno del señor Rajoy, que además engañó a todos los ciudadanos haciendo todo lo contrario de lo que había dicho que iba a hacer? ¿Eso qué es, una bacanal impositiva, un desmadre, un descontrol, una incapacidad? ¿Sabe lo que es?: un engaño al conjunto de los ciudadanos. Eso es lo que es, lo que ha hecho el Partido Popular.

Mire, en el ámbito impositivo también hemos avanzado en la lucha contra el fraude fiscal abarcando nuevos ámbitos y áreas de actuación, intensificando la colaboración con otras instituciones y entidades. Junto a esto, hemos desarrollado una campaña específica de visitas dirigidas in situ para detectar los posibles fraudes fiscales en las empresas.

Por otra parte, la gestión de esta consejería ha tenido como prioridad asuntos de gran transcendencia para el futuro de Canarias, además de intensificar las relaciones económicas con países emergentes africanos con el fin de facilitar nuevas vías de negocio. Hemos elaborado y finalmente aprobado, o han sido aprobadas por esta Cámara, las bases para la renovación de nuestro Régimen Económico y Fiscal. Nuestro principal objetivo ha sido reformular mecanismos fiscales para redirigirlos al mantenimiento y creación de puestos de trabajo, junto al impulso de medidas compensatorias en el ámbito económico. Se trata de una reforma que irá acompañada del nuevo encaje comunitario que tendrá Canarias en el horizonte del 2020, un encaje enmarcado como región ultraperiférica y cuyas negociaciones deberán desembocar en más apoyo a las instancias comunitarias, también en el ámbito de la necesaria generación de empleo.

En definitiva, señorías, estos son los principales asuntos de la gestión de la Consejería de Economía y Hacienda. Acciones que tienen que ver no solo desde el punto de vista de la hacienda sino desde el punto de vista económico.

Y hacía usted referencia a qué podemos decir, qué medidas podemos apuntar. Pues, mire, se las he descrito, le he hecho algunas referencias de determinadas medidas. Ahora bien, se hace difícil que el único mensaje que recibamos del Gobierno central sea "ajuste usted, ajuste usted, ajuste usted y encima le voy a disminuir las inversiones, que son la capacidad de generación de empleo, no solo actual sino de mejorar la competitividad y, por tanto, de tener una mejor expectativa de futuro". Yo espero que de su intervención inicial y lo que podremos ver ahora en su segunda intervención lleguemos al convencimiento, como ya le he dicho en muchas ocasiones, de exigirle por lo menos al Estado la sensibilidad con una de las comunidades autónomas con mayor tasa de desempleo. En los Presupuestos Generales que aprobará el Gobierno en los próximos días tenga esa especial sensibilidad y no castigue nuevamente a Canarias, como así lo ha hecho.

Nada más. Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los grupos no solicitantes de la comparecencia.

En primer lugar, por el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Pregunta el compareciente o pretende evaluar la capacidad de gestión de los gobiernos. Yo le voy a responder con sinceridad: la capacidad de gestión de los gobiernos después del acuerdo sobre estabilidad, del tratado de coordinación sobre la política de la unión económica y monetaria, de la reforma constitucional, es ninguna, ninguna capacidad de gestión. El margen que tienen los gobiernos para actuar está decidido, determinado. Pero no es que lo diga yo, es que lo reconoció el presidente Rajoy en el debate de la Ley de Estabilidad en el Parlamento español; dijo que no tenía autonomía, que no tenía capacidad de decisión, que estaban las cosas determinadas. Pues a aquel Gobierno le pasa esto y a este también, con un plus de gravedad, un plus de gravedad en el caso de Canarias, y es que nuestras condiciones de partida son desgraciadamente peores. Tenemos en términos de las finanzas públicas un grave problema, que es el de la financiación autonómica, que hemos discutido aquí de forma reiterada. Los recursos disponibles en esta materia se distribuyen de forma injusta, discriminatoria, excluyentes para esta comunidad. Se le añade un segundo problema: que la distribución de las escasas inversiones públicas nos discrimina de forma evidente. De forma que los márgenes son escasos.

Ha dicho algún pensador por ahí que para este tipo de actuaciones a lo mejor basta con administradores, porque el margen de la política para decidir sobre los asuntos que afectan a los ciudadanos se reduce estrepitosamente y, en nuestro caso, un poco más.

Yo tengo una comparecencia con el señor consejero a continuación y procuraremos defender al detalle las consecuencias de las cosas que aprobamos, o que aprueban algunos, y que luego hay que traducir a la vida real. Esta política, en Portugal, en Grecia, en Italia, en Francia o aquí, supone...; los márgenes de gestión del señor Montoro o del señor Ortiz son recortes, más impuestos, depresión económica, más paro y volver a empezar, y los datos avalan lo que digo. Esta política -insisto, y lo he dicho en muchas ocasiones- es un fracaso total y absoluto, que solo genera miseria, depresión y además no vamos a pagar lo que debemos. Por lo tanto, como siempre reitero, o cambiamos esta política o la política que hacemos nosotros cada vez tendrá menos margen para influir sobre la calidad de vida de los ciudadanos, sobre el bienestar de los ciudadanos y sobre la economía, que también podemos y debemos influir.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente.

La verdad es que se pide una comparecencia para plantear cuál es el balance de gestión de la Consejería de Economía y Hacienda y la primera pregunta que a mí se me plantea es ver si la Consejería de Economía y Hacienda puede hacer la política que quiere; o, lo que es lo mismo, si el Gobierno este puede hacer la política que quiere; o bien si esta política, como muy bien ha dicho Román, está condicionada por otras políticas, estatales o incluso superestatales, en este caso de la Unión Europea.

Yo creo que hay que ser justos y sensatos cuando nos planteamos que en estos momentos excepcionales en los cuales vivimos las políticas aquí, en Castilla-La Mancha, en Castilla y León, en el Estado incluso, están absolutamente condicionadas por unas políticas en las cuales podemos o no estar de acuerdo. Mi antecesor acaba de decir, y yo estoy de acuerdo con él, que yo creo que esta política que está incidiendo en todas las políticas de las comunidades autónomas y del propio Estado español está de alguna manera condicionando yo creo que un resultado en la actividad económica bastante negativo.

En cualquier caso, lo que está claro es que el balance que puede presentarnos el consejero de Economía y Hacienda en este año se reduce -y lo voy a simplificar muy claramente- en los Presupuestos que tuvimos que hacer el año pasado, que luego fueron reducidos en 800 millones por la falta de financiación estatal y que obligó a realizar una nueva aprobación de una ley de las medidas administrativas y fiscales aprobadas el pasado junio y que esos son los dos elementos que nos van a condicionar toda la gestión.

En cualquier caso, mi grupo está satisfecho en relación a lo que era la política que se estableció en aquellos Presupuestos para el año 2012, ya que al menos pusimos una línea roja en decir "las políticas sociales en educación, en sanidad y en servicios sociales son prioritarias en el escaso margen de maniobra que tenemos y con la financiación que tenemos". Creo que eso lo hemos cumplido, a costa lógicamente de otras áreas del Gobierno que se han visto enormemente perjudicadas. Y es verdad que con esas limitaciones y con esas condiciones la comunidad autónoma hace la política que puede y no la que quiere o la que nos gustaría mucho que fuese distinta.

Señor Rodríguez, don Jorge, usted sabe que esto es así, porque además tenemos que fijarnos en el Gobierno del Estado. ¿Cuántas veces ha dicho el señor Rajoy ya "no hago lo que quiero sino lo que la realidad me impone", verdad? Entonces lo que no podemos pedirle es que allí justifiquemos esa acción y aquí exijamos todo lo contrario al Gobierno que tenemos.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Buenas tardes, señor consejero de Economía, y buenas tardes, señor consejero de Hacienda. Usted sabe por qué hacemos la diferencia, ¿verdad? Economía y Hacienda: control, desarrollo e impulso económico.

Mire, no se tome en serio a don Jorge Rodríguez. Seguramente tenía hoy un día de humor e hizo la intervención que hizo, porque, efectivamente, no se puede tomar en serio que desde el mes de noviembre en que está gobernando el Partido Popular en el Estado, con veintipico decretos, muchas medidas que se han adoptado, incluida la subida de impuestos, que resulta que han intervenido en el Presupuesto de esta comunidad del año pasado y no hicieron ni una sola aportación, que intervinieron en la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales y no hicieron ni una aportación... Es decir, "mucho larala y poco lerele", es decir, mucho hablar y poco trabajar a la hora de proponer medidas concretas en este Parlamento cuando se quiere hablar de economía o cuando se quiere hablar de hacienda.

Esta comunidad ha conseguido controlar el déficit y el endeudamiento y por eso estamos en una posición importante desde ese punto de vista. Estamos haciendo cosas que vienen marcadas por las políticas europeas, lo mismo que en la legislatura pasada, y por lo que nos dicta el Estado. También dice el Estado que es como consecuencia de las normas que le impone la Unión Europea. Recordemos que el señor Rajoy hasta el otro día decía que no iba a subir los impuestos. El otro día, en Galicia, le dijimos que a él no le gustaría tomar los impuestos... Como si hubiera gente que sí, que le gusta subir los impuestos. Ya lo dije yo aquí: a nosotros no nos hubiera gustado tomar ninguna de las medidas que se tomaron en la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, pero hay que adoptar algunas medidas. Y todavía estamos esperando, señor consejero, a las cinco denuncias que el Estado le iba a meter a la ley administrativa y fiscal. Todavía estamos esperándolas, a ver cuándo el abogado del Estado se atreve a corregir alguna de las medidas que se adoptaron.

En definitiva, señor consejero, se ha pedido balance, y el balance se puede hacer. Lo cierto es que estamos ahora en un momento difícil, y es que estábamos negociando con el Estado, a finales de este mes se aprueban los Presupuestos Generales del Estado por parte del Consejo de Ministros y se supone que durante este tiempo la reunión con Rajoy y con la vicepresidenta y con los ministerios iba a dejar una ficha en la que algo teníamos que ver reflejado en los Presupuestos. Y la pregunta que le hago es: ¿sabe usted algo de eso?

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, señor don Jorge Rodríguez, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente, señor consejero.

A la Oposición le corresponde en esta Cámara ejercer el control de la acción del Gobierno y también la crítica política del Gobierno. Lo que no hará nunca el Partido Popular, el Grupo Parlamentario Popular, es faltarle el respeto al Gobierno, a sus señorías y a los diputados en particular. Y usted, usted, señor diputado, señor Barragán, aunque lo haya intentado hacer con cariño, me ha faltado al respeto.

Señor consejero, usted y su Gobierno, ustedes no han estado nunca en la realidad y después de su intervención ha quedado demostrado. Usted y su Gobierno están cada vez más fuera de lo que es el sentimiento de los problemas, las deficiencias y las realidades del funcionamiento de la Administración autonómica, del sistema de competencias que ustedes tienen que gestionar y que, lamentablemente, no va por los caminos que usted hoy aquí nos ha querido trasladar. Por tanto, su realidad, señor consejero, es la realidad de un Gobierno que ejerce en demasiadas ocasiones el sectarismo y un Gobierno cada día más alejado de la realidad. Y afrontamos este segundo año de legislatura con el peor Gobierno que ha tenido la historia de la Comunidad Autónoma de Canarias. Estamos y nos encontramos con el balance de gestión de un Gobierno incapaz, incompetente e ineficaz para afrontar los retos de la economía, el progreso y la competitividad de Canarias. Lo que no puede hacerse por usted y su Gobierno es seguir poniéndose un diez en economía.

A usted la competitividad de nuestra economía le preocupa muy poco, señor consejero. Sobre sus espaldas están pesando muchas competencias y se dedica a casi todo menos a la economía, a casi todo menos a mejorarla, se prefiere el intervencionismo, el gasto público y que todo se decida en un despacho oficial. Reconozca que ha dejado la economía en un cajón y esta situación que padecemos requiere de su total dedicación. Pídale al presidente del Gobierno que le releve de la gestión de la televisión autonómica, del turismo, de la seguridad, incluso de los incendios, para ocuparse de resolver los problemas que más afectan a los canarios: el paro y la situación económica. Porque la percepción es que tenemos un Gobierno flojo, y no solo flojo de capacidad de resolver los problemas, sino flojo de trabajar. Ustedes trabajan muy poco, señor consejero, prefieren no hacer reformas en Canarias, prefieren que las cosas en Canarias no avancen, y usted y su Gobierno son en estos momentos los responsables de convertirse en un tapón para el desarrollo de Canarias. Y mientras usted hable del Partido Popular, y nos diga que si para arriba o que si para abajo, mientras hable de nosotros, poco balance puede hacer usted. Usted nos puede descalificar, pero se descalifica a sí mismo y a su balance, porque demuestra que no tiene fuerza su gestión para hablar de lo que yo le he pedido que venga aquí a hablar esta tarde, que es de su gestión y que haga balance de su gestión.

No esperaba menos, por su parte, claro está, oírle un balance poco menos que triunfalista y ha ocultado que el Gobierno de Canarias ha sido un desbarajuste en los últimos meses. Desde luego para el futuro, señorías, hay que evitar el peligro de que estos señores se sienten otra vez en los bancos azules.

Pero, a lo que nos importa, yo quiero debatir con usted lo que ocurre aquí, en nuestra casa. No desvíe el tiro a las decisiones que toma el Gobierno del señor Rajoy. ¿Cómo está la situación económico-financiera de la Comunidad Autónoma de Canarias?, ¿por qué no se paga a los proveedores, por ejemplo? Todos estamos esperando a que el Gobierno de Canarias sepa dar a Canarias aquello que tenemos que ofrecerle entre todos: medidas de austeridad, medidas responsables y medidas que de verdad aporten a la sociedad canaria las oportunidades para salir de esta crisis que nos afecta.

Si ustedes quieren diálogo, cooperación y lealtad para sacar a Canarias de la situación en que está, desde luego aquí está el Partido Popular, aquí está el Grupo Parlamentario Popular, pero no son las mejores maneras las de venir aquí a debatir con inconcreciones, con inexactitudes y faltando al respeto, faltando al respeto a sus señorías y faltando también al respeto al Gobierno de la nación. ¡Qué fácil es insultar y faltar al respeto!, pero no estamos para perder el tiempo en esas decisiones estériles, en esas discusiones estériles. Estamos para ser responsables en estos momentos de crisis de lo que está pasando y sacar a Canarias, de una vez por todas, de la situación que tiene.

Mire, no busque confrontación. Esa actitud de acoso y de pelea con el Gobierno de la nación yo creo que es irresponsable. ¿Qué está antes para ustedes: acabar con la crisis, resolver los problemas de Canarias o hacer todo lo posible para seguir desgastando al Partido Popular al frente del Gobierno de la nación?

Ustedes saben perfectamente que no hay dinero, ustedes saben que la Comunidad Autónoma de Canarias tiene problemas financieros, y tiene problemas para obtenerlo en los mercados. La situación financiera de la Comunidad Autónoma de Canarias es grave y, a pesar de todo lo que estamos padeciendo, el Gobierno de Canarias está liderando el boicot a las soluciones y al Gobierno que ha sido el más votado por los españoles, en lugar de apoyar las medidas y complementarlas con las adecuadas aquí, en Canarias.

Señor consejero, el Gobierno del Partido Popular no maltrata a Canarias, ha tomado medidas para que esta siga adelante. ¿Usted no está de acuerdo con el auxilio que el Gobierno del Partido Popular puede prestar, y viene prestando de hecho, a la Comunidad Autónoma de Canarias? ¿Es que no está usted de acuerdo con ello? ¿No está usted de acuerdo con los 650 millones de euros con los que gracias al Gobierno del señor Rajoy los proveedores de la Comunidad Autónoma de Canarias van a poder cobrar? ¿Rechaza usted, rechaza usted, el aplazamiento a diez años de la deuda con el Estado que les ha dado un respiro, un lógico respiro? ¿No le gusta a usted acaso el Fondo de Liquidez Autonómica, que le puede permitir a usted atender los vencimientos futuros de la deuda? No quiero ni pensar, señor consejero, no quiero ni pensar que ustedes tengan la tentación de coger el dinero con una mano y con la otra seguir agitando la confrontación. ¡No lo quiero ni pensar!, porque eso sería mantener una postura de cinismo político sin precedentes, de hipocresía y de irresponsabilidad, y los canarios no se van a dejar engañar.

¿Puede usted asegurar que nuestra comunidad autónoma no va a solicitar acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica para afrontar los próximos vencimientos de la deuda? No olvide, señor consejero, que los impagos de la Administración autonómica canaria a las empresas ponen en peligro muchos empleos. El Gobierno de Canarias está dejando morir a muchas empresas al no abonarles las deudas. No juegue, señor consejero, a la estrategia de la confusión de las cuentas públicas. No juegue usted y su presidente a la estrategia de la entrega por fascículos de la situación financiera de la Comunidad Autónoma de Canarias. Es lo que puedo decir después de asistir en estos últimos días, bueno, pues, a estos continuos cambios respecto de la solvencia de Canarias, respecto del déficit y la deuda con los proveedores. Exigimos transparencia, exigimos rigor y sobre todo confrontación cero, señor consejero, porque un asunto tan serio como este requiere altura política, lealtad institucional, por parte de todos: del Gobierno y de todos los partidos políticos. Y para eso es necesario que usted, señor consejero, en representación del Gobierno, arroje luz sobre la realidad de la situación financiera canaria.

Háblenos con claridad sobre lo que se tiene, sobre lo que se debe y lo que se gasta en Canarias. Y recuerde: no se puede, de un lado, estar pidiendo y siendo atendido y, por otra, confrontando. El PP -el Partido Popular- ofrece la mano tendida al Gobierno de Canarias y siempre, y siempre, que adopte decisiones que sean buenas para los intereses de los canarios, pero lamentamos que, mientras tiene usted a las empresas y proveedores sin pagar lo que se les debe, sin embargo, sí hay dinero, sí hay dinero para incendiar la calle con campañas absurdas y lemas absurdos sobre la dignidad de los canarios. Los que recortan la dignidad, los que recortan la dignidad de los canarios son los que permiten que haya 380.000 parados en las calles, en las casas de nuestra Comunidad Autónoma de Canarias. No es serio que el Gobierno de Canarias mantenga que no tiene por qué acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica y esté dejando morir a muchas empresas al no abonarles las deudas, causando un daño tremendo, tremendo, al tejido empresarial y al empleo.

Y, para terminar, señor consejero, señor presidente, reivindico hoy y aquí el derecho de los canarios a saber que el Gobierno de la nación está ayudando a Canarias, ¡está ayudando al Gobierno de Canarias! Si el Gobierno de Canarias prefiere no decirlo, prefiere enmascarar todo lo que el Gobierno del Estado está haciendo por Canarias, el Partido Popular se ocupará de decirlo y en alta voz.

Señorías, no hay otra salida que ir todos juntos por el camino del control del gasto, de obtener recursos para hacer frente a la situación que estamos padeciendo y para impulsar la recuperación económica de Canarias y de España. No es la hora de seguir hurgando, hurgando, en las diferencias, como suele hacer cada semana el presidente del Gobierno en su blog. Lo que toca es intentar salir...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Tiene un minuto para concluir, señor diputado.

El señor Rodríguez Pérez: Gracias, señor presidente, y termino.

Le pido a usted, señor consejero, y a su Gobierno que trabajen por los canarios en lugar de ocuparse permanentemente de lo que hace el Gobierno de la nación. Lo único que castiga a Canarias es el Gobierno de Canarias, que en lugar de trabajar por los canarios dedica todo su tiempo a criticar al Gobierno del Partido Popular. El camino que ha escogido su Gobierno, señor consejero, es el de la bronca permanente y no hacer frente a sus responsabilidades. Ponen ustedes por delante la reivindicación, el victimismo y la bronca, y sobre todo lo hacen siempre por encima del interés social de todos los canarios.

Nada más, señor presidente. Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno... (El señor Barragán Cabrera solicita intervenir.)

Señor Barragán, ¿a qué efectos?

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ... (Sin micrófono.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Para contestar solo -señor diputado, el que dirige el Pleno es el presidente-, señor diputado, por esa alusión concreta tiene usted un minuto.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Gracias.

Si mi intervención sobre el humor, que cree usted que se lo dije, es así, le retiro la falta de humor y espero que no se ofenda a partir de ahora si cualquiera de los calificativos que usted ha dirigido al Gobierno, al grupo parlamentario que apoya al Gobierno, yo se los devuelva. Espero que, como usted no me habrá faltado al respeto al decirlos, tampoco se sienta ahora con esa falta de respeto al yo devolvérselos.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Ahora sí, por parte del Gobierno, señor consejero de Economía y Hacienda, tiene usted la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Buenas tardes a todos y a todas otra vez.

Señor Román Rodríguez, ¡hombre!, capacidad de gestión siempre hay, limitada, es chiquita, evidentemente, y decisiones siempre quedan. Evidentemente, en una situación como la actual donde la imposición de determinadas decisiones en el ámbito comunitario, traslación de las mismas al ámbito del Estado e imposición por el Estado hacia las comunidades autónomas de determinados criterios, pues, se limita, pero siempre queda.

Y evidentemente nuestro problema, ya lo dije antes... Me gustaría que por lo menos, como dijo el señor don Jorge Rodríguez antes, nos centrásemos en cosas importantes. Vamos a entrar en cosas importantes, vamos a reclamarle al Estado algo en que coincidiremos todos. Mire, si el sistema de financiación perjudica a la Comunidad Autónoma de Canarias, vamos a trabajar para modificarlo, vamos a trabajar para modificarlo. Vamos, de verdad, entre todos, reconociendo eso, para solucionar el conjunto de los problemas que tiene la Comunidad Autónoma de Canarias. Porque yo creo que es indiscutible que tal como está nos perjudica, perjudica incluso la capacidad de ejercer acciones en el ámbito de la dinamización económica a la que usted aludía. Estoy seguro entonces de que usted me acompañará, acompañará al resto de los grupos y al Gobierno, para defender la modificación del sistema. Me gustará verlo.

No, señor Rodríguez, por tanto, no solo bastan administradores. La capacidad de actuación es limitada pero hay decisiones políticas. Decisiones políticas que, tal como decía el señor Mayoral, todavía caben y este Gobierno está empeñando en seguir cumpliéndolas, y las va a seguir cumpliendo y va a tomar esas decisiones, porque, como usted bien decía, las políticas actuales al final provocan recesión y el círculo vicioso de la mayor recesión. Acaban de autorizarle a Portugal incrementar sus objetivos de estabilidad ante la constatación de que, aun haciendo todos los esfuerzos y algunos más, no se va a poder cumplir con el objetivo, porque entramos en ese círculo vicioso. Y por eso digo que caben capacidades de decisión, decisión política, y eso es lo que hace este Gobierno y lo va a seguir defendiendo en el núcleo fundamental de los servicios esenciales, por poner un ejemplo. Por lo tanto, no todo es lo mismo: hay quienes actúan de una forma y quienes actúan de otra.

Y sí, evidentemente hemos puesto pequeñitas acciones en el ámbito de la dinamización económica, en la poca capacidad que en este momento tenemos. Se las conté antes, le conté antes algunas de ellas. Capacidades en el ámbito de la comunidad autónoma canaria, pues, reducción... Si tenemos, en el ámbito de la construcción, tenemos un sector enormemente castigado, pues, ¿qué puede hacer la Comunidad Autónoma de Canarias?: en el ámbito de la fiscalidad IRPF introducir una deducción en el IRPF para aquellas familias que mejoren o adecuen sus viviendas. Por ejemplo eso es una medida de dinamización que ha puesto en marcha este Gobierno. Por poner un solo ejemplo, digo, porque como a veces en el ruido y en la exposición mediática no se escucha, por si acaso no fui capaz de trasladarle esa idea antes.

Y evidentemente la acción de este Gobierno ha estado marcada por la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, que aprobó este Parlamento a instancias de este Gobierno, ante la necesidad de cumplir los objetivos de estabilidad. Y, sí, evidentemente hubo un incremento impositivo, tomamos medidas durísimas. No le quiero recordar, repito, en el ámbito de la acción que inició este Gobierno y aprobó este Parlamento con la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, lo que se dijo con respecto a la reducción del salario de los empleados públicos. No le quiero decir, no quiero hablar de ese tema en este momento. Tendremos tiempo de hablar.

No se trata de confrontar, señor Rodríguez. Lo que pasa es que no es serio. Es decir, yo creo que los ciudadanos también reclaman coherencia, coherencia en lo que se hace y lo que se dice, ¿no? Y es que no se puede sostener, llegar aquí, subirse a esta tribuna y criticar una cosa y después aplaudir la contraria, simplemente por el mero hecho de que lo hace el Partido Popular y uno tiene la obediencia en ese sentido al Partido Popular. De verdad, eso no se puede hacer: ¡los ciudadanos reclaman un poquito de coherencia! Y de verdad con lo que se dice y con lo que se hace ustedes no la están teniendo.

Mire, recuerdo alguna contestación de ese tipo, sobre todo al hilo de lo que dijo el señor Barragán sobre las denuncias de los impuestos. No les quiero recordar lo que se dijo aquí sobre la imposibilidad de la traslación de los impuestos a los ciudadanos. Una expresión que aparecía ahí en la norma. ¿Han oído ustedes las últimas declaraciones referidas al incremento impositivo en el ámbito de la energía, lo que se dice, por ejemplo, que no se va a trasladar el impuesto a los ciudadanos? ¿No les llama la atención esa coincidencia y una crítica? Lo digo simplemente para seguir llamando a la reflexión, en el tono más adecuado posible, don Jorge.

Y hacía usted referencias al ámbito de la economía. Mire, se las hice antes. Pues del balance de gestión de la Comunidad Autónoma de Canarias... Seguro que no tendrá que ver la actuación de este consejero, no lo sé, digo, intuyo que no, pero le recuerdo que el crecimiento de la Comunidad Autónoma de Canarias triplicó al del Estado. Bueno, pues, algo habremos hecho bien entre todos, entre los cabildos, los empresarios, los sindicatos, este Parlamento, entre todos, el Gobierno, algo habrá, porque crecimos tres veces lo que creció el Estado, en una situación complicada económicamente. Tres veces. Es más, incrementamos la afiliación a la Seguridad Social, que es el principal problema que tenemos entre todos: el desempleo. Lamentablemente, el tema del desempleo sigue creciendo por el incremento de activos, pero, repito, fuimos la única comunidad autónoma donde se incrementó el número de afiliados a la Seguridad Social, y eso, por ejemplo, evidentemente no es para autocomplacernos, es para reseñarlo. Usted pedía información, se la estoy dando.

Por lo tanto, eso es en el ámbito de la economía. Luego, no hemos abandonado, ni mucho menos, la economía y, si quiere usted, miramos aquí el conjunto de iniciativas que se tienen por el Partido Popular en el ámbito de la economía y las que no se tienen.

Pero, mire, yo no es por entrar en confrontación con usted, pero es que usted ha hablado aquí, se ha subido aquí y ha dicho el sectarismo del Gobierno de Canarias. ¿Sectarismo de qué? ¿Sectarismo de qué? La defensa de los intereses de Canarias, que es una diferencia notable; la no sumisión, sin por lo menos tener la posibilidad de decir lo que defendemos. Esa es una enorme diferencia.

No, y evidentemente no nos ponemos un diez. ¿Cómo nos vamos a poner un diez en la gestión con la situación económica estando como está y con el número de desempleados que tenemos? ¿Pero cómo lo vamos a hacer? ¡No lo hemos dicho!

Por lo tanto, le aseguro que no hemos dejado la economía.

Mire, dice usted que "le releve de la televisión y de la gestión del turismo". ¿Todavía no se ha enterado o qué? ¿Usted todavía no se ha enterado de que lo que hace este consejero es trasladar la información del Parlamento con respecto a esos temas, pero que no los gestiona, por ejemplo en el ámbito del turismo? Pero debiese enterarse, debiese usted enterarse, porque, si no, produce confusión. No le cuento nada de lo que tuviese que hacer con algunas medidas, eso sí, cara a la galería, como las que se han propuesto por parte de determinados dirigentes, de tener un Gobierno con seis consejerías. No sé de lo que iba a hablar el resto.

Pero es que ha llegado aquí a decir, señor Rodríguez, y eso ya hasta ofende, y es que el Gobierno es flojo, porque no puede trabajar, no nos gusta trabajar. Oiga, mire, por favor, no puede decir eso el partido que no ha presentado una sola enmienda a la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma, a la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, porque cayó el fin del plazo de enmiendas el lunes. Es que no se puede llegar aquí y subir a decir que el Gobierno no quiere trabajar cuando ustedes, en las dos leyes más importantes desde el punto de vista económico, cuando han tenido la capacidad de hacerlo no han presentado una sola enmienda parcial. ¡Esa es la realidad! ¿Y se atreven ustedes a decir que es que a este Gobierno no le gusta trabajar? Dos ejemplos, dos ejemplos.

Miren, para terminar, porque ha dejado usted al final un hilo conductor sobre que el Gobierno del Partido Popular auxilia a la Comunidad Autónoma de Canarias. No, mire usted, el Gobierno del Partido Popular auxilia a todas las comunidades autónomas, en su caso, pero, ojo, en su caso. Es decir, lo que puede establecer para todas las comunidades autónomas... Ha hecho algunas cosas. Mire, habla usted del pago de proveedores, habla usted de 650 millones de euros. No son de la Comunidad Autónoma de Canarias, entendida como la Administración del Gobierno de Canarias, sino del conjunto de las administraciones de la comunidad autónoma. Pues bien, señor Rodríguez, mire, la comunidad autónoma que menos pudo acudir a ese sistema, la comunidad, per cápita, la Comunidad Autónoma de Canarias. Luego, alguna diferencia hay. Pero, mire, ¿sabe quiénes se beneficiaron? Por ejemplo, la Comunidad Autónoma de Madrid de forma notable. A lo mejor porque engañó en sus cifras de déficit en el año 2011 y tuvo que corregirlas a la hora de presentar los planes económico-financieros, por poner un ejemplo.

Pero, mire, ha hablado usted del aplazamiento a diez años del sistema de financiación. Mire, si el Gobierno del Partido Popular hubiese querido ayudar a la Comunidad Autónoma de Canarias de forma específica, ¿sabe lo que hubiese hecho?: aplazar la devolución del año 2010, que solo afectaba a la Comunidad Autónoma de Canarias. Por eso no lo hizo. Cuando afectó a todas, "muy bien, aplazamos a diez años"; cuando afecta solo y exclusivamente a la Comunidad Autónoma de Canarias, no establecemos una diferencia.

Es decir, no se puede llegar aquí, subir y decir que el Partido Popular está beneficiando a la Comunidad Autónoma de Canarias, porque es falso...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señor consejero, tiene usted un minuto para concluir.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): ...para Canarias no existen. Le pongo un ejemplo: sistema de financiación del año 2010. Pero, mire, si quiere, le pongo algunos otros, por ejemplo cuando caben decisiones discrecionales en cómo repartimos las inversiones, porque Canarias es la segunda comunidad autónoma más perjudicada en el reparto de las decisiones sobre la inversión por parte del Partido Popular. Luego, no se puede decir aquí que el Partido Popular está beneficiando, el Partido Popular, porque no es cierto, porque no es cierto. Es totalmente falso.

Y pide usted clarificación en las cuentas. ¡Pero, mire, si se las enviamos cada 15 días, la información, al señor Montoro! Es decir, en este momento toda la información sobre la situación económico-financiera de la Comunidad Autónoma de Canarias está clara.

Y preguntaba usted, por terminar, porque se me acaba el tiempo, lo referente al Fondo de Liquidez Autonómica. Dice, "oiga, diga usted si se va a acoger"; pues, mire, el jueves, el jueves, se aprueba, en su caso, la modificación de la Ley de Estabilidad para aprobar el fondo. Lo que no me puedo es acoger a algo que ni siquiera está aprobado, señor Rodríguez, ni siquiera está aprobado. Es más, no conocemos ni las condiciones. Y, mire usted, en las condiciones para acceder a los mercados financieros no ayudan declaraciones como las de determinados dirigentes del Partido Popular. Eso no ayuda a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Nada más. Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0430 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre balance de gestión de la Consejería de Economía y Hacienda.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico