Diario de Sesiones 49/2012, de fecha 12/9/2012 - Punto 6

· 8L/PNL-0105 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre líneas de financiación para producción y comercialización de bienes culturales.

El señor presidente: Proposición no de ley, del Grupo Socialista Canario, sobre líneas de financiación para la producción y comercialización de bienes culturales.

Doña Encarna Galván tiene la palabra.

La señora Galván González: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Voy a intentar ser muy concreta en la presentación de esta proposición no de ley. En primer lugar, por razones físicas, les pido disculpas si tengo dificultades para hacerme escuchar; y en segundo lugar, por evitar reiterarme en consideraciones que ya hemos expuesto en anteriores ocasiones con motivo de otras iniciativas sobre política cultural que ya hemos traído a esta Cámara.

Hemos hablado -y creo que eso es algo en lo que todos hemos coincidido- de la doble dimensión de la cultura: la social y la económica y en la atención que por ello debemos prestarle, por esta doble dimensión. Sobre esta última, sobre la económica, es sobre la que vamos a insistir hoy, pues recordamos que las cifras indican que son más de 3.800 empresas las que aparecen ligadas al sector cultural en nuestra comunidad autónoma.

Una de las debilidades de este sector, reconocida en el propio documento del Plan estratégico del sector cultural en Canarias, es estar integrado mayoritariamente por Pymes y micropymes. Empresas, por tanto, sobre las que la realidad económica actual está teniendo un notable impacto. Se hace necesario, por tanto, fijar nuestra atención sobre este sector empresarial, sobre su repercusión en el desarrollo social de nuestra comunidad y también en el empleo y tener en cuenta también las especiales características de su producto, basado fundamentalmente en bienes de consumo culturales cuya circulación en el mercado se está viendo también notablemente dificultada por la actual situación de crisis.

Por estas razones, traemos al Pleno la presente propuesta, que se enmarca en la línea de iniciativas orientadas a procurar líneas de financiación estables y definidas para el sector cultural.

En este sentido ya nos hemos referido en otras ocasiones y en otras comisiones a las posibilidades del 1% cultural. Ayer mismo nos referíamos a las posibilidades del REF en lo referente a la deducción por inversiones y la propia consejera de Cultura se refirió a las posibilidades de la RIC y a la futura Ley del Mecenazgo. Y hoy traemos esta propuesta, que pretende llevar a la práctica, hacer realidad, hacer posible, eso de lo que tanto se habla, de la necesidad de reorientar los sistemas de ayuda a la cultura, de ir poniendo fin a la cultura basada en la subvención pública. Una acción, en suma, que pretende ir haciendo posible ese replanteamiento del modelo de gestión cultural y de apoyo y fomento a la creación artística, del que tanto se habla. En este sentido, las aportaciones reintegrables, en las que se exige un compromiso de retorno de los fondos concedidos una vez que se han obtenido los resultados de la explotación comercial del bien cultural, entendemos que resulta una propuesta económica viable con un resultado multiplicativo y que supone un apoyo importante a la producción, distribución y comercialización de los bienes culturales.

Queremos aclarar que somos conscientes de las enormes dificultades presupuestarias en las que se mueve el Gobierno de Canarias y por ello no solicitamos ningún esfuerzo añadido. Tan solo solicitamos que el Gobierno tenga en cuenta las especiales características de las empresas y profesionales del sector cultural y de su producción a la hora de convocar las ayudas del Fondo Jeremie. Un fondo cuya creación anunció ya el Gobierno y que, como ustedes conocen, está orientado a poner en marcha instrumentos financieros para facilitar el acceso al crédito de Pymes, micropymes y emprendedores y que, como sucede en otras comunidades autónomas, solicitamos que contemple, entre las líneas de financiación de dicho fondo, las industrias culturales.

No me extiendo más. Les agradezco el esfuerzo y la colaboración para poderme expresar en esta tribuna hoy y espero, como ha sucedido ya en otras ocasiones en las que hemos traído propuestas sobre este sentido, pues, contar con el apoyo de toda la Cámara.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Encarna.

A la que creo que hay que agradecerle el esfuerzo es a usted por lo que hemos visto todos.

Muy bien. No hay enmiendas; por lo tanto, fijación de posiciones.

Grupo Parlamentario Mixto, doña Carmen Hernández.

(Rumores en la sala.)

Señorías, por favor, si no les importa...

Sí, doña Carmen, adelante.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente.

Desde nuestro grupo siempre hemos defendido la importancia de la cultura en una dimensión que consideramos que es por triplicado: como elemento vertebrador de la sociedad, en su contribución, en su importante contribución al crecimiento económico y también en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. No podemos olvidar que la participación activa de la población en la cultura, en las actividades culturales, contribuye también al bienestar de nuestra gente.

En lo referente a la contribución económica y, por tanto, en la generación de empleo que conlleva, el ámbito cultural acapara el 2,8% del empleo total en España. Un volumen que alcanzó en el 2010 la cifra de 508.700 personas. Esos son datos del Anuario de Estadística Cultural 2011, elaborado por el ministerio. En Canarias los datos son también relevantes, datos que aporta el propio sector. Ya se hablaba, la industria cultural en Canarias tiene o representa a 3.800 empresas, 16.000 puestos de trabajo, una recaudación de 30 millones de euros en el IGIC y una aportación al PIB del 1,7. Por tanto, nos da dimensión de la contribución económica de este sector.

Evidentemente la crisis, que ha impactado a todos los sectores, a la cultura la ha impactado de manera especial. Un sector castigado tanto por las instituciones como por las personas que sacrifican los recursos destinados a la cultura en una coyuntura de especiales dificultades. Recortes a los que se ha visto sometido el sector, tanto por el Gobierno de Canarias como por el Estado, que ponen en riesgo la supervivencia de este sector, de esta actividad cultural, en Canarias, que además se ve especialmente, diríamos, lesionada por encontrarnos en una situación, nuestras especificidades como territorio archipielágico.

Desde nuestro grupo hemos defendido, por tanto, mantener la inversión en cultura. Entendemos que hablamos de potenciar el talento, de potenciar la creatividad, la imagen de Canarias en el exterior a través de la potenciación de nuestros valores. Nos parece una visión cortoplacista no apostar por sectores que pueden diversificar nuestra economía -el sector cultural lo es- y potenciar para que se incremente la realidad, el binomio cultura-turismo.

Mientras las sociedades más modernas, las más avanzadas, han comprendido que la importancia de la cultura y la contribución que esta tiene al desarrollo socioeconómico, mientras Europa avanza hacia el conocimiento y hacia la innovación, a veces parece, por las manifestaciones y por los compromisos presupuestarios, que en España y en Canarias entendemos que la cultura, la inversión cultural, es un gasto superfluo.

Por tanto, nos parece una proposición acertada, positiva, que plantea nuevas líneas de financiación para este sector. Líneas de financiación para empresas y autónomos y emprendedores que tengan como destinatario específicos al sector cultural. Apoyaremos cualquier medida que alivie la asfixia económica de este ámbito y cualquier medida de apoyo institucional.

Nos parece importante conocer -no sé si la proponente tiene ese conocimiento- lo que opina el sector de esta cuestión, sobre todo para que la propuesta no quede en una propuesta bien intencionada, que lo es, sino que sería importante saber si las condiciones que el Gobierno les pone a estos fondos para acceder a ellos son condiciones que pueden ser asumibles por los autónomos y por los pequeños empresarios que existen en el sector cultural canario.

Y, para acabar, nos gustaría, si tuviese a bien la proponente, que aceptara una enmienda pequeña, sencilla, in voce, que vendría a aportar en la última línea, donde se habla de la comercialización de bienes culturales, añadir "bienes culturales y servicios", que si bien se nombra en la exposición luego no se nombra en la propuesta. Entendemos que la mayor parte de la actividad cultural privada en Canarias está concentrada en la producción de servicios y, por si tuviese alguna consecuencia de cara a la propuesta al Gobierno, incorporar el término "bienes culturales y servicios".

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña Rosa Pulido tiene la palabra.

La señora Pulido Rodríguez: Gracias, señor presidente. Señorías.

Como hemos señalado en diversas ocasiones en esta Cámara, para el Grupo Nacionalista Canario la defensa de la identidad canaria y, por tanto, la estrategia cultural de Canarias ha sido y seguirá siendo uno de los ejes de nuestra opción política. Pero no podemos, desgraciadamente, hablar hoy en Canarias de financiación al sector cultural sin tener en cuenta que la cultura es otro sector que se está viendo fuertemente golpeado por la prolongación de la crisis económica y las restricciones de los presupuestos públicos, al verse obligada la Administración a priorizar en garantizar los servicios esenciales, así como aquellos que tengan que ver con la igualdad de oportunidades entre las personas.

Ahora bien, como señaló ayer la consejera en la sesión plenaria anterior, el Gobierno de Canarias ya ha llevado al Consejo de Gobierno para su información la puesta en marcha del Plan estratégico de la cultura, que representa una importante herramienta en manos del Ejecutivo para impulsar y desarrollar la política cultural en Canarias y que marca la hoja de ruta para priorizar en qué gastar cada euro de los fondos públicos que se destinan a cultura, y en la que se incorporan líneas de colaboración con la Consejería de Economía y Hacienda. Dicha estrategia tiene como objetivo incrementar la centralidad de la cultura en los debates en curso sobre el modelo de desarrollo económico de Canarias y sus instrumentos económicos y fiscales. En este sentido se debe resaltar que la propuesta de reforma del Régimen Económico y Fiscal se plantea incluir en el régimen especial a las empresas productoras de bienes corporales, a las empresas de servicios e industrias culturales, recogidas en la clasificación nacional de actividades empresariales del ámbito cultural, lo que les permitiría aplicar -de aprobarse esta reforma- una bonificación del 50% de la cuota íntegra en el impuesto sobre sociedades, así como las deducciones en el marco del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

También en esta estrategia se incorpora la reforma de la Zona Especial Canaria para la revisión y ampliación del listado de actividades autorizadas y la implementación de medidas complementarias para generar un polo potente de atracción de inversiones, en las que también se incluya a las empresas del sector cultural.

A esto se añade, como se señala en los antecedentes de la propia proposición no de ley, que el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Economía y Hacienda, ha implementado la iniciativa Jeremie en el archipiélago como instrumento novedoso para facilitar a las pequeñas y medianas empresas y emprendedores el acceso al crédito, destinando para ello parte de los fondos Feder del programa operativo 2007-2013, y no cabe duda de que, dada la situación económica, estos instrumentos representan un mecanismo clave para facilitar a las pequeñas y medianas empresas el acceso a las fuentes de financiación adicionales, con unas condiciones ventajosas que permiten el desarrollo de proyectos innovadores que fomentan el crecimiento e internacionalización de las empresas y, por tanto, de la economía de las islas. La implantación de estas herramientas contribuirá a generar empleo, facilitar la concesión del crédito por parte de las entidades financieras y minimizar el coste de financiación de las operaciones, todo ello en un contexto de clara restricción crediticia.

Por ello, señoría, apoyamos su propuesta de contemplar de manera específica al sector cultural en las convocatorias de las líneas de financiación para empresas, autónomos y emprendedores, implementadas o que se implementen en un futuro por el Gobierno de Canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias.

Sí. ¿Grupo Parlamentario Popular? Doña Milagros Bethencourt tiene la palabra.

La señora Bethencourt Aguilar: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Hemos venido hablando en estos últimos tiempos de reinventar el modelo de gestión de la cultura, eliminar paulatinamente la cultura subvencionada e ineficiente. Sistema en vigor en Canarias desde tiempo inmemorial.

Es obvio que el sector cultural ha sido uno de los más castigados por la crisis, pero, señorías, si nos ceñimos a la realidad, ningún sector ha quedado al margen, y eso, como ustedes saben, porque ya en el año 2008, en plena crisis, el señor Zapatero, en vez de adoptar medidas conducentes a paliar lo que se avecinaba, se limitaba a predicar que lo de la crisis era opinable. Y así nos fue: 5 millones de parados, cientos de empresas cerrando sus puertas a diario y un país en bancarrota.

Sin embargo, el principal problema del sector cultural en Canarias -estaremos todos de acuerdo- ha sido la secular y perniciosa cultura subvencionada y, claro, ha caído como un castillo de naipes al primer soplo de la crisis. Los gestores de la cultura de esta comunidad autónoma -que, por cierto, ni se les ve- no se han preocupado de consolidar el tejido empresarial sino de dilapidar ingentes cantidades de dinero, creando un sector dependiente de las ayudas públicas. Y no es que lo diga yo, lo dice la propia consejera, ayer incluso lo recordó, y lo dice el propio sector.

Desde el Grupo Parlamentario Popular apostamos por una industria cultural fuerte, fuerte a la vez que autónoma, en la que las subvenciones o líneas de financiación sean para crear empleo, para impulsar la creatividad y el talento, que hay mucho en nuestra comunidad, y no para continuar con ese secular parasitismo, con ese amiguismo, que solo beneficia a unos pocos.

En esa línea, y con ese objetivo, mi grupo parlamentario apoyará la proposición no de ley que hoy estamos debatiendo a favor del sector cultural. Y hago énfasis en este punto. El Grupo Parlamentario Popular vigilará para que el cambio en el modelo de gestión en el sector cultural sea real y no mera fachada, porque, señorías, el sector cultural es sin duda un sector productivo emergente en nuestra región, que crea puestos de trabajo. No se lo debe tratar como la prima pobre, sino darle el rango, el estatus, que se merece. Apoyar al sector, sí, pero desde una perspectiva mucho más productiva y autónoma, más sostenible; promover un tejido empresarial más innovador, más competitivo, que genere retorno; potenciar la creación y comercialización de bienes y servicios culturales de calidad; fomentar la cultura que realmente demande el mercado, debe haber casación entre la oferta y la demanda; fomentar la inquietud por la cultura desde la escuela, creando una sociedad consumidora por sí misma; fomentar el mecenazgo, del que tanto hemos hablando en este Parlamento.

En definitiva, desde el Grupo Parlamentario Popular invitamos al Gobierno de Canarias a poner a disposición de las empresas todas las herramientas posibles para crecer y crear empleo, y una de esas herramientas es sin duda el REF o los fondos Jeremie, para facilitar el acceso al crédito de los autónomos, emprendedores y micropymes en crecimiento, o cualquier otra herramienta que contribuya a la consolidación del tejido empresarial.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Señorías, la enmienda in voce, doña Carmen Hernández, concrétela en este momento para que se pronuncie el grupo proponente y después los demás grupos. Concrétela, por favor, cómo quedaría el texto exactamente.

La señora Hernández Jorge (Desde su escaño): Sí, simplemente en el último, en la última línea, donde pone "bienes culturales y servicios", añadir la palabra "servicios".

El señor presidente: "Servicios", se entiende "culturales" también. ¿Se entiende "culturales"? Entonces quedaría mejor "bienes y servicios culturales". ¿Es correcto, la dejamos así, la propuesta?

Doña Encarna, doña Encarna Galván, diga si la admite para proponer a los demás grupos si la admiten también, claro.

La señora Galván González (Desde su escaño): Sí, señor presidente, muchas gracias.

Aprovecho para agradecer a todos los grupos la manifestación de apoyo que han hecho a la proposición no de ley y sí, por supuesto, que admito la enmienda in voce.

El señor presidente: La admite por parte de su grupo.

Ahora queda por pronunciarse el Grupo Nacionalista Canario también, ya lo había expresado... ¿Y por el Grupo Parlamentario Popular, desea intervenir, si quiere...? (La señora Bethencourt Aguilar señala que no.) Simplemente acepta. Les advierto que lo que se está aprobando es que se vote la enmienda, ahora cada uno es libre de votar sí o no. Pero la propuesta en primer lugar es que la enmienda se admita para poderla votar. Entonces queda incorporada.

Bien. Vamos a proceder a votar la proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Socialista... (El señor Figuereo Force solicita la palabra.)

Sí, dígame.

El señor Figuereo Force (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Tienen derecho, tienen derecho a fijar una posición por un minuto. ¿Va a intervenir? Es que yo le di la palabra antes y me dijo que no quería intervenir, como a todos los grupos.

De acuerdo. Entonces vamos a continuar con la votación de la proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre líneas de financiación para producción y comercialización -hay que arreglar el título también, claro, con la enmienda que introdujo- de bienes y servicios culturales. El título de la PNL en consonancia con el texto que se va a votar con la enmienda transaccional, pero lo que se vota, digamos, es el nuevo texto, ¿no?, con la transaccional incorporada.

Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 52 presentes; 52 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

(Los señores vicepresidentes primero y segundo, Cruz Hernández y Fernández González, respectivamente, ocupan sendos escaños en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0105 Sobre líneas de financiación para producción y comercialización de bienes culturales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico