Diario de Sesiones 51/2012, de fecha 25/9/2012 - Punto 26

· 8L/C-0449 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre actividad de la policía autonómica en 2011 y 2012.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos ahora a la comparecencia del Gobierno, del consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre actividad de la policía autonómica en 2011 y 2012.

Para la primera intervención del grupo proponente, solicitante de la comparecencia, doña María Teresa Pulido, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora Pulido García: Gracias, presidente. Señor consejero.

De acuerdo con la Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria, aprobada el 28 de mayo de 2008, entre las funciones de este cuerpo policial se incluían, entre otras, proteger el medio ambiente y los recursos naturales, velar por el cumplimiento de la legislación de ordenación del turismo de Canarias, ejercer la inspección del transporte terrestre en las vías públicas interurbanas y la del transporte marítimo interinsular. En colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, la Policía Canaria debería participar en las funciones de policía judicial, en la forma establecida en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, vigilar los espacios públicos, proteger las manifestaciones, la vigilancia del litoral, el control de explosivos y de material pirotécnico, el control de la inmigración irregular o la vigilancia y protección de personas, órganos, edificios, establecimientos y dependencias de la Comunidad Autónoma de Canarias y de sus entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de los usuarios y sus servicios.

No parece que dos años después de que los primeros agentes de la Policía Canaria salieran de la Academia Canaria de Seguridad se haya avanzado en el cumplimiento de las funciones que le encomienda la ley. En este tiempo hemos asistido al conmovedor esfuerzo del Gobierno de Canarias para intentar aprovechar cualquier actuación, por pequeña que sea, para justificar la existencia de este cuerpo policial ante la opinión pública.

El bagaje de la Policía Canaria en el mantenimiento de la seguridad del archipiélago desde el 2010 es, si atendemos a las informaciones sobre su actividad que han ido apareciendo en los distintos medios de comunicación, manifiestamente mejorable. Por reseñar algunos de ellos, en la web oficial del Gobierno dice: el cuerpo de la Policía Canaria participa en el dispositivo de seguridad del tranvía, el cuerpo de la Policía Canaria detiene a un individuo en el Puerto de la Cruz, el cuerpo de la Policía Canaria localiza a un hombre que llevaba dos días desaparecido, agentes del cuerpo de la Policía Canaria contribuyen a la seguridad del Carnaval de Maspalomas, agentes del cuerpo de la Policía Canaria participan en diferentes actos del día de Reyes, el cuerpo de la Policía Canaria participa en el dispositivo de seguridad de Pevolca en El Hierro, el cuerpo de la Policía Canaria realiza 37.123 actuaciones entre Gran Canaria y El Hierro. En cualquier caso no parecen actuaciones de la suficiente entidad, señor consejero, como para justificar la existencia de un cuerpo policial propio. Tenemos una Policía Canaria desubicada, al margen de la estructura de seguridad del archipiélago y que cuando interviene da la sensación de ser un convidado de piedra más que un elemento verdaderamente imprescindible para garantizar la seguridad en las islas.

En el Grupo Popular no tenemos la sensación de que, por lo que ha trascendido, el Cuerpo General de la Policía Canaria esté cumpliendo con las expectativas ni con los objetivos que le fueron encomendados por ley. No parece que haya contribuido a incrementar la tranquilidad en nuestras calles, en el entorno de los centros educativos y en las zonas turísticas. No nos parece, por tanto, señor consejero, que haya jugado un papel destacado ni esencial para contribuir a la seguridad en Canarias. Tras dos años de funcionamiento, los ciudadanos nos merecemos una explicación sobre la actividad desarrollada por la Policía Canaria en estos dos últimos años y que justifique por qué seguimos destinando una parte de los escasos recursos públicos de esta comunidad al mantenimiento de esta policía. No nos engañemos, hoy por hoy apenas tiene competencias.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Buenas tardes.

El Cuerpo General de la Policía Canaria está desarrollando su actividad, en el ejercicio de sus competencias, en una doble vertiente, abarcando dos principales ámbitos: el área de la prevención por un lado y el de la actuación por otro. En ambos casos, durante 2011, los primeros seis meses de este 2012, la Policía Canaria ha realizado un total de 58.102 servicios. En este tiempo se han desarrollado muchas de las competencias señaladas en el artículo 19 de la Ley 2/2008, de 28 de mayo, así como las colaboraciones solicitadas tanto desde los ayuntamientos en general como desde las fuerzas y cuerpos de seguridad.

La Junta de Seguridad de Canarias, celebrada el 7 de febrero de 2011, adoptó diferentes acuerdos relativos a la complementariedad e implantación progresiva del Cuerpo General de la Policía Canaria, coordinación, mutuo auxilio e información recíproca, programación general de actuaciones del Cuerpo General de la Policía Canaria, servicios concretos relativos a traslados de menores y seguridad escolar, que asume el Cuerpo General de la Policía Canaria en coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Estos servicios se han desarrollado a través de múltiples actividades, entre las que destacan funciones de prestación simultánea y diferenciada con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, funciones de cooperación, colaboración y asistencia mutua con el cuerpo de policías locales de Canarias, asistencia a los municipios y colaboración con otras instituciones. Entre estas instituciones se ha desarrollado una estrecha labor en materia de protección y tutela de menores en la consecución de sus objetivos, de acuerdo con la legislación civil, penal y penitenciaria del Estado. Esta actividad ha permitido desplegar un gran trabajo por parte de un grupo específico dentro del Cuerpo General de la Policía Canaria, el denominado Grupo de Menores y Familia.

Este grupo de agentes ha participado activamente en localizaciones, reingresos, detenciones y traslados de menores a requerimiento de la Dirección General del Menor y de la Familia del Gobierno de Canarias, de los juzgados de menores y de la Fiscalía. La notable actuación que se está desarrollando en este ámbito motivó la felicitación de este último órgano, es decir, de la Fiscalía, "al destacar -y cito textualmente- el rigor y la actitud de los agentes en un área que precisa firmeza y sensibilidad por las especiales circunstancias que concurren en el tratamiento y actuación que el mundo juvenil precisa" -palabras textuales de la Fiscalía-.

Estas valoraciones realizadas sobre estos servicios específicos de la Policía Canaria además son compartidas por el resto de instituciones con competencias en esta área. En este ámbito de actuación, y solo en los primeros seis meses del año, el cuerpo ha realizado 681 servicios, destacando entre ellos las recuperaciones de menores fugados de centros.

Entre otras de las actividades centrales se encuentra la de los servicios prestados a centros educativos, mejorando notablemente la seguridad en las proximidades de los centros escolares. A esto se añade la contribución realizada en la lucha contra el consumo, cultivo y comercialización de sustancias estupefacientes, dada la importancia social que está alcanzando esta actividad, sobre todo en la población de menor edad.

Junto a las tareas propias en materia de protección de la seguridad ciudadana, también se ha intervenido de forma intensa en servicios humanitarios, identificaciones, búsqueda de desaparecidos y controles policiales.

También se encuentra entre las labores más destacadas desarrollas por el Cuerpo de la Policía Canaria la relacionada con la colaboración suscrita con los ayuntamientos y sus policías locales. Para ello se han firmado convenios donde se han establecido instrumentos de coordinación y planificación, como las juntas locales de seguridad, con el fin de lograr un mayor grado de eficacia en materia de seguridad, además de una mayor eficiencia en el uso de los recursos públicos disponibles. Eficacia, eficiencia, señorías. Estamos convencidos de que la cooperación es básica en estas políticas. En un sistema público de seguridad tan complejo y plural como el nuestro, con competencias compartidas, la cooperación constituye un elemento esencial para realizar una gestión eficaz. Estas políticas de colaboración y coordinación deben implicar a todas las administraciones, estamentos y cuerpos policiales, tanto en el ámbito local, el autonómico o el estatal.

En este sentido, los acuerdos entre las diferentes administraciones suponen unos buenos instrumentos para mejorar la seguridad ciudadana y la convivencia en Canarias, pero lo que también resulta imprescindible es la cooperación entre los distintos departamentos de la comunidad autónoma con competencias profesionales para el abordaje integral de los problemas de mayor relevancia para la seguridad, es decir, en el área de asuntos sociales, la mujer, urbanismo, juventud o educación.

Desde una perspectiva próxima a los ciudadanos, las políticas de prevención constituyen un instrumento fundamental para garantizar el mantenimiento de la calidad de vida en las ciudades y son, en consecuencia, un objetivo fundamental del Cuerpo General de la Policía Canaria, que afronta los problemas de inseguridad que surgen día a día.

En estos ámbitos, es necesario abordar los problemas de manera general a través de políticas integrales y con la acción coordinada con el conjunto de departamentos de la comunidad autónoma y con el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad. Es, pues, necesario potenciar y fortalecer iniciativas y estrategias transversales que fomenten la convivencia y la cohesión social. Todo ello para cumplir el principio de interacción, que es uno de los ejes transversales, señorías, en las políticas de seguridad, en un ámbito de cumplir y hacer cumplir las normas que permiten una convivencia pacífica entre todos los ciudadanos, sin que esto suponga una restricción de derechos fundamentales.

También las acciones públicas de solidaridad con las víctimas de la inseguridad, el principio de solidaridad, resultan esenciales en una política de seguridad desde una doble vertiente. Por un lado, como refuerzo del principio de reinserción de los infractores y, por otro, como atención reparadora de los daños sufridos a las víctimas del delito y otras conductas asociales.

Ha hecho usted referencia, leído, los titulares de la página web, algunos de los titulares de la página web de la información. Yo me alegro porque hubiese tenido la posibilidad de leer muchísimos, muchísimos más.

Ha hecho usted una referencia a que desconocemos la actividad del Cuerpo de la Policía Canaria y usted ha hecho, tocado, diferentes materias tan solo en su primera lectura, bajo una selección interesada de los titulares que ha podido observar en la página web.

Esa contradicción, la contradicción de apoyar un cuerpo desde su creación a la crítica fácil del mismo con posterioridad, es lo que mina la credibilidad desde el ámbito político: el opinar una cosa hoy y la otra mañana.

Señorías, el camino iniciado, que realizan cada día todos y cada uno de los hombres y mujeres que componen el Cuerpo de la Policía Canaria, está comprometido con los objetivos para los que fue creado. Desde la cooperación, la coordinación, entre el Cuerpo de la Policía Canaria y el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad, podemos hacer todos, contribuir un poquito más, a la seguridad de Canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los grupos no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

En estos tres minutos a ver si soy capaz de colocar tres ideas. La primera es que el que les habla, en nombre de su fuerza política, defiende un modelo de seguridad alternativo al existente en el Estado español y creemos que un modelo de seguridad más eficiente pasa por los tres niveles de lo que suele ser en los Estados complejos, en los Estados compuestos: la llamada policía federal, la policía de los Estados y las policías locales. De manera que nosotros no tenemos ningún prejuicio en relación al desarrollo de las competencias de seguridad pública por parte de esta comunidad. Sí tenemos dudas. Primero, creemos que nuestro marco estatutario es claramente insuficiente en el desempeño de esta función, porque las leyes estatales lo condicionan y porque además, en nuestro caso, no hay un trato singular. Por lo tanto, primera consideración, primera duda, es que no...

No me funciona el reloj aquí y me desorienta, señor presidente (Dirigiéndose a la Presidencia de la Cámara).

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Es culpa mía, señor diputado.

El señor Rodríguez Rodríguez: Por lo tanto, aquí tenemos un problema de estructura competencial que debiera ser aclarado. Si no, es muy difícil avanzar en esta materia. Y en función de ese sistema competencial, también debiera ser aclarado cómo se financia semejante política.

Yo creo, insisto y reitero que defiendo un modelo de seguridad distinto al que funciona en estos momentos. Creo que este nivel de seguridad es importante para la eficacia en este parámetro de la convivencia, pero fallan las competencias, falla el acuerdo político y falla la financiación. Y la ley del 2008, que, por cierto, apoyó el Partido Popular, como apoyó el despliegue de la Policía Canaria y como apoyó los acuerdos con la Administración del Estado para precisar su desarrollo... Aquí tengo un acta que, antes, fisgoneando ahí en los antecedentes, de la comisión bilateral, sobre los contenidos de la ley, que al final el acuerdo lo firman por parte estatal la señora Elena Salgado, ministra de Administraciones Públicas, y por parte canaria José Manuel Soria, vicepresidente del Gobierno de Canarias. Es decir, ustedes participaron en la ley, la apoyaron, a sabiendas de que no había competencias, que no había acuerdo político y que no había recursos. Ustedes participaron de forma activa en el despliegue, a sabiendas de que era imposible desplegar semejante cuerpo de seguridad sin competencia y sin dinero. De manera que ahora nos encontramos con un problema. Los que creemos que es necesario este nivel de seguridad, pues, tenemos una cierta frustración porque nos hemos quedado, no a medias, estamos en el primer peldaño de esa escalera y ahora tenemos un cuerpo devaluado, con escasas funciones, con escaso apoyo popular y hemos disparado un tiro al aire. Yo creo que debimos ser más reflexivos en este contexto político, institucional y económico antes de sacar adelante una legítima aspiración de esta comunidad, y es disponer de un cuerpo de seguridad propio en coordinación con las locales y la estatal.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, doña Belinda Ramírez, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Ramírez Espinosa: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Estamos ante la solicitud de una comparecencia por el Partido Popular en la que, una vez más, quedan en evidencia las contradicciones en las que continuamente está incurriendo el Grupo Parlamentario Popular.

Decía la señora Pulido que los ciudadanos merecen una explicación sobre la existencia de este cuerpo de la policía autonómica que no tiene justificación, al parecer, y que el Gobierno se está esmerando demasiado en justificar la existencia de este cuerpo ante la opinión pública. Yo me pregunto: ¿quién apoyó al Gobierno en su momento para sacar adelante la ley por la que se crea este cuerpo de la policía autonómica?

Mire, les voy a leer literalmente las palabras que el señor Soria dirigía a la prensa el mismo día en que esta Cámara aprobó la ley que crea el cuerpo general de la policía autonómica, y les recuerdo una vez más, porque parece ser que a algunos se les ha olvidado, que se aprobó con los votos favorables del Grupo Parlamentario Popular. Decía el señor Soria que la postura de su formación política respecto a la creación de la policía autonómica es literalmente la que se contempla en el pacto de gobierno regional entre Coalición Canaria y el PP, que responde a los términos exactos de la ley que ha sido aprobada en el Parlamento y que la Policía Canaria que ha sido creada por ley en el Parlamento de Canarias es total y plenamente compartida por el PP, el de Canarias, el de Cataluña, el de Logroño y el nacional. Y esto después de que su grupo en el Congreso de los Diputados se abstuviera de votar una partida presupuestaria para dichos fines. Pero es más, la entonces portavoz del grupo parlamentario, la señora Navarro, decía también ese día: hoy es un gran día para Canarias y para la seguridad de las islas y se ha dado un paso de gigantes con una policía autonómica complementaria a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Prensa del 18 de agosto de 2012, la señora Navarro declara: no es de recibo que el presidente del Gobierno regional siga exigiendo más medios a otras administraciones cuando se gasta muchísimo dinero en una policía autonómica que solo responde a una ambición política de corte nacionalista, ya que la seguridad pública en Canarias está ya garantizada por la Policía Nacional y la Guardia Civil. ¿En qué quedamos?

Y es más, en contestación a la postura del Partido Socialista, que defendíamos y lo seguimos defendiendo que no era sensato crear un cuerpo de policía autonómico dada la coyuntu ra socioeconómica de las islas y sin contar con la financiación presupuestaria correspondiente, decía la portavoz del PP que lo insensato y lo caprichoso sería dar la espalda a la reclamación de seguridad de los ciudadanos de Canarias.

Así que, señorías, el cuerpo general de la policía autonómica se creó gracias a los votos favorables del Grupo Parlamentario Popular. Es un cuerpo que está formado por 100 hombres y mujeres que ejercen su labor con responsabilidad y con profesionalidad. Hay un refrán que dice que a lo hecho no hay remedio y a lo por hacer, consejo. Así que aconsejen, señorías, y digan al Gobierno, según ustedes, qué salida les van a dar a estos profesionales.

Nada más. Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, doña Flora Marrero, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Marrero Ramos: Muchas gracias, señor presidente. Señor consejero.

Yo, desde luego, pensaba que con esta comparecencia era intención del Partido Popular pedir información sobre lo que es el objeto de la comparecencia: el trabajo realizado por la Policía Canaria desde el año 2011 y primer trimestre del 2012. Pero desde luego, una vez más, el Partido Popular la intención que tiene es desacreditar el Cuerpo de la Policía Canaria.

Estamos hablando de que la Policía Canaria la componen los 3.400 efectivos de las policías locales, de los 88 ayuntamientos, más el cuerpo de la policía autonómica, que de momento tiene solo 100 efectivos, pero sabemos que el verdadero problema en este momento, el verdadero problema que tiene Canarias, es el progresivo desmantelamiento del Estado de las Autonomías, a través de la falta de la financiación autonómica justa, equitativa y solidaria, y esto afecta directamente al empleo, a la incentivación económica y a la seguridad, que es el objeto de esta comparecencia.

Se ha hablado por parte de la representante del Partido Popular, doña Teresa Pulido, de que no hay competencia. Usted ha hecho un desglose de cada una de las competencias y la seguridad es necesaria para Canarias. Somos la puerta de la Unión Europea y el nodo tricontinental. La seguridad en este momento en Canarias -y siempre lo ha sido- es una necesidad estratégica para el desarrollo del turismo, que es una de las competencias que tiene la Policía Canaria. Y cuando hablamos de las competencias en el ámbito de la seguridad, estamos hablando de que en este momento está actuando a través de los convenios en todos los municipios turísticos de Tenerife y de Gran Canaria.

Y hay un aspecto que es importante y que al Partido Popular se le ha olvidado: las ratios policiales están en este momento por debajo de las que son necesarias para nuestra singularidad y estamos hablando de que cuando hablamos de la tasa de reposición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en España, hablamos del 10%. ¿Y esto qué significa? Esto significa que de cada diez policías o guardias civiles que se jubilan se repone uno, se van diez y se repone uno.

El Cuerpo de la Policía Canaria ha demostrado -y a los hechos me remito- un cuerpo de seguridad eficaz, como lo demuestra el número de intervenciones realizadas. Hablamos en Tenerife -y me refiero al objeto de la comparecencia- de 23.646; en El Hierro, 123; en Gran Canaria, 22.000. Y esto significa que, si dividimos por el número de efectivos que hay en este momento, da 457 intervenciones por cada efectivo.

Y vamos a destacar la función que desde nuestro punto de vista es la más importante: la colaboración con la Fiscalía provincial, en la sección de menores y juzgados de los menores, así como en los servicios sociales de Canarias, en lo que es la detención y el traslado de los menores con medidas judiciales, el control sobre el tráfico de drogas y en el Plan director para la convivencia y mejora de seguridad escolar, en colaboración con las policías locales. Porque además hay que recordar que su existencia obliga al Estado a compartir su policía con la política de seguridad en la Junta de Seguridad de Canarias. Porque, señor consejero, se está buscando solo el desprestigio...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, señora Pulido, Grupo Popular, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

La señora Pulido García: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, al Grupo Popular le satisface comprobar que las pocas competencias que este cuerpo tiene las ha desarrollado correctamente, porque no nos cabe la menor duda de que los agentes desempeñan su labor con eficacia y eficiencia, pero desgraciadamente nos parece que no son de vital aportación las actuaciones que la policía autonómica, según su consejería, ha realizado: asistencia a municipios, vehículos filtrados, traslado de menores, colaboración con las policías locales, controles de policía, vigilancia en centros escolares, control del absentismo escolar, consumo y tenencia, Ley 1/92, identificación e intervención policial, servicios humanitarios, colaboraciones con Policía Nacional y Guardia Civil.

Ha dicho usted que han realizado 58.102 actuaciones, si no le he entendido mal. Según los datos que yo manejo de su departamento, que son del año 2011 y primer trimestre del 2012, los agentes del cuerpo autonómico realizaron 45.707 intervenciones. Todas ellas en asuntos de poca entidad, desarrolladas en las islas de Tenerife -23.646- y Gran Canaria -21.938-, a las que hay que añadir 124 acciones en El Hierro, que, según el informe de su consejería, son a petición propia de los ayuntamientos y todas motivadas por la crisis volcánica. En el resto de islas, policía autonómica, nada de nada. En cualquier caso, señor consejero, convendrá con nosotros que la contribución de la policía autonómica hasta ahora ha sido más cuantitativa que cualitativa.

Y las tres conclusiones que podemos sacar de su intervención, señor consejero, primero, es la escasa entidad de las intervenciones que hasta ahora ha realizado la Policía Canaria; segundo, su reducida implantación, porque no es de recibo la actuación del Cuerpo de la Policía Canaria, que nació para desarrollarse en todo el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias, hoy, dos años después, su presencia sea exclusivamente en las islas de Tenerife y Gran Canaria. Al Grupo Popular, señor consejero, le parece un rendimiento muy pobre para una inversión de este Gobierno en esta área, que en los últimos 15 meses la actividad de la policía autonómica contrasta, esas 58.102 actuaciones, con lo que en dos años hace la policía autonómica, la Policía Local de Santa Cruz desarrolló 54.000 actuaciones.

La tercera conclusión -no me había olvidado de ella- es que la aportación de la Policía Canaria a la seguridad de los ciudadanos es muy inferior a lo que pretende hacernos creer el Gobierno autonómico a través de sus medios propagandísticos para justificar su mantenimiento. Seamos sinceros, señor Ortiz, mal que le pese a su Gobierno, en estos momentos las funciones de nuestra policía autonómica no van, no pasan por ser más allá de un cuerpo meramente decorativo. No pueden ejercer las funciones de los cuerpos de seguridad del Estado ni tienen facultades para vigilar el litoral, el medio ambiente o los núcleos turísticos, por mucho que continuamente ustedes nos lo intenten hacer creer. Por no poder, no pueden ni poner una multa por una infracción a un conductor, porque deben estar acompañados de la policía local, señor consejero.

No solo sus atribuciones son muy limitadas sino que por su implantación en el archipiélago dista mucho de ser uniforme y que solo los habitantes de Tenerife y Gran Canaria cuentan con la presencia de los agentes. El resto de las islas contribuye a mantener la policía autonómica pero no la ven. En Fuerteventura y Lanzarote la ven a través de la radio, la escuchan a través de la radio o de la televisión, pero no están físicamente presentes en su territorio. Tampoco han estado en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma sino, desgraciadamente, han acudido por los graves sucesos que están en la memoria de todos, recientemente acontecidos.

En cualquier caso, como dije al inicio de mi intervención, la escasa, por no decir nula aportación de la policía autonómica a la seguridad de Canarias y la poca implantación del cuerpo en el archipiélago nos deben conducir a replantearnos el futuro del Cuerpo General de la Policía Canaria.

Señorías, si somos sinceros, hemos de reconocer que hoy, cuatro años después de que apoyáramos, porque el Grupo Popular apoyó la creación del Cuerpo General de la Policía Canaria, el escenario hoy es completamente diferente. No les descubro nada nuevo si les digo que en el 2008, a pesar de no considerarla una prioridad, el Partido Popular apoyó la creación de esta policía autonómica, por un compromiso, por un compromiso que estaba firmado en el pacto de gobierno. Y tampoco descubro nada nuevo si les recuerdo que en aquella ocasión la Oposición, integrada por el Grupo Socialista, se opuso a la creación de este cuerpo y decía, literalmente, que lo consideraban innecesario y superfluo y afirmaban que solo la querrían aquellos que están favorecidos por el amiguismo o aquellos que quieren potenciar el clientelismo. Yo les pregunto, señores socialistas, ¿qué ocurre hoy?: ¿a cambio de unas cuantas consejerías apoyan ustedes el mantenimiento de la policía autonómica? Hoy no sé qué dirán. Lo que sí sé es lo que piensa el Partido Popular en la actual coyuntura: si nuestra policía autonómica no puede cumplir aquellas funciones para las que fue creada ni se ha completado el despliegue territorial previsto y la situación generada por la crisis económica va a continuar, con lo cual evidentemente no podemos implementar la policía en los próximos años, pues, rectificar es de sabios, como dice el refranero español.

Si además, como usted mismo ha advertido, se acaban los recursos para los servicios públicos, señor consejero, y la comunidad autónoma atraviesa graves dificultades para mantener las inversiones en sanidad y educación, es inaplazable priorizar el gasto público. El Gobierno de Canarias debe, a nuestro juicio, hacer frente de una vez a la realidad y empezar a eliminar todo gasto superfluo para reorientarlo al mantenimiento de las políticas públicas esenciales. Es indudable que con la actual coyuntura económica hemos de considerar cualquier capítulo de la Administración regional que sea propicio para su simplificación y de ahí que seamos honrados y nosotros mismos, con nuestros conciudadanos y la Policía Canaria, demos el primer paso para que el adelgazamiento institucional sea una realidad.

Señor consejero, esta comunidad tiene en estos momentos necesidades mucho más apremiantes que mantener un cuerpo propio de policía que no puede desarrollar y que no puede mantener y en el que algunos de sus efectivos están solicitando volver a los cuerpos de seguridad de los que procedían porque las expectativas creadas no han sido las esperadas.

Usted mismo ha de reconocer, señor consejero, que un cuerpo de menos de 100 efectivos para siete islas no puede cubrir ni de lejos las funciones previstas. Desde el Partido Popular solo nos queda pedirle que sea valiente, que asuma la situación actual y que busque soluciones, que busque soluciones al callejón sin salida en el que se encuentra hoy la policía autonómica. Explore posibilidades, explore la posibilidad de alcanzar convenios con el Ministerio del Interior para que los policías autonómicos, previo acuerdo, colaboren realmente con la Guardia Civil o con la Policía Nacional. Canarias, como tristemente ha quedado demostrado este verano, necesita más medios materiales y humanos para luchar contra los incendios.

En fin, consejero, posibilidades muchas. Si de verdad se quiere buscar una salida, está en su mano hacerlo. La solución la tiene usted, está en su mano. Los canarios no entenderían que se empeñaran en mantener en las actuales circunstancias un cuerpo policial testimonial como estandarte de un mal entendido autogobierno o como una guardia pretoriana al servicio de un Gobierno que hoy está alejado de la realidad.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para contestar a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios, señor consejero de Seguridad, tiene usted la palabra por tiempo de diez minutos.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías.

Señor Rodríguez, sobre la discusión del modelo de seguridad en España queda mucho por hacer. Abundó usted en una creencia en la que coincido prácticamente con usted, como puede ser un modelo de seguridad en un ámbito de un Estado descentralizado como el actual, pero le va a costar mucho tiempo ver algo parecido, dada la actual tendencia que impera en el Gobierno de España. Los continuos bandazos en política de seguridad, sobre la necesidad o no de la unificación de determinados cuerpos de seguridad del Estado o el mantenimiento o la separación de los mismos, hace difícil creer que en breves fechas pueda darse tan solo una imagen coherente de algo del futuro.

Mire, las competencias que tiene en estos momentos el Cuerpo de la Policía Canaria están reflejadas en la Ley del 2008. La insuficiencia o no del ámbito estatutario es el que tenemos, pero hay marco más que suficiente para su crecimiento y, por lo tanto, su aplicación.

Estamos, como usted bien decía, en el primer peldaño de un proceso largo y complejo, pero, como usted también sabe, se ha ralentizado el despliegue por cuestiones económicas. Hablaré un poco más posteriormente sobre ese despliegue y aquellas cosas que podemos y debemos hacer.

En definitiva, señor Rodríguez, lamento que no vaya a tener usted éxito en ver esta solución en el futuro. No está ni mucho menos hoy por hoy en la política del Gobierno central trabajar en esta línea; yo diría que todo lo contrario.

Decía la portavoz del Grupo Socialista una expresión que era, en boca de una diputada, que lo insensato y lo caprichoso sería dar la espalda a la sociedad de Canarias. El problema es que hay actitudes insensatas y caprichosas continuamente, y eso no se va a poder evitar. La demagogia obliga y, por tanto, esa es su actuación.

Yo lamento enormemente algunas afirmaciones que se han hecho aquí con el objeto de desacreditar, a este y a cualquier cuerpo de seguridad de una comunidad autónoma, de un ayuntamiento... Lo lamento enormemente. Es decir, el minusvalorar el trabajo de los profesionales de la seguridad es un aspecto enormemente peligroso, es un aspecto enormemente peligroso. Es un aspecto que además obvia solo el número del Cuerpo General de la Policía, sin obviar el modelo de seguridad que nos hemos dado en Canarias, intentando meterle la racionalidad que el Estado no ha querido y, por tanto, la colaboración entre las policías locales y el Cuerpo General de la Policía.

Yo creo que es, señorías, no hay duda, no tendremos duda alguna nosotros, en la necesidad de un destino turístico como el nuestro, en generar los mayores ámbitos de seguridad. Y me gustaría preguntarle, por tanto, ante esas críticas de la nula actuación de la Policía Canaria, ¿cuál es la opinión de los muchos alcaldes o alcaldesas del Partido Popular que continuamente solicitan la colaboración de la Policía Canaria? Me gustaría saber porque -vuelvo a repetir- es una más de las incoherencias: la crítica, el planteamiento de su eliminación y la reclamación de auxilio de forma continua.

Y se ha llegado incluso aquí a comparar la actuación de la Policía Canaria con las actuaciones desarrolladas por la Policía Local de un ayuntamiento. Claro que a veces lo que se obvia es el número de unos y otros efectivos y, por tanto, si no se tiene en cuenta ni siquiera el número de efectivos, las medias no salen. No, pregunte, pregunte el número de efectivos y al igual así lo arreglamos.

Mire, señoría, usted hizo referencia a algunas de las actuaciones de la Policía Canaria y llegó a reseñar actuaciones en materia de lucha contra el tráfico de estupefacientes y concluyó en acciones poco significativas. Habrá sido un error, no creo yo que usted considere que la lucha contra el tráfico de estupefacientes sea una acción menor, un despiste en el mero ámbito simplemente de buscar el titular.

Y, mire, ha criticado usted y ha concluido que, dada su escasa implantación, lo mejor es suprimirla. Sensu contrario, sensu contrario, apoyará usted cualquier actuación encaminada a completar la implantación del Cuerpo General de la Policía, porque usted, dado que apoya los sistemas de seguridad en Canarias y cree necesaria la seguridad, y dice que la cuestión es, del cumplimiento de sus funciones, es meramente por la no, por no haberse completado la implantación, estoy seguro de que usted y todo su grupo apoyará aquellas decisiones que se tomen para incrementar su implantación; o, de lo contrario, entraríamos una vez más en una más de las incoherencias de lo que se dice y lo que se piensa. Pero, bueno, ya estamos bastante acostumbrados.

Mire, señoría, el medir exclusivamente las actuaciones y decir que no pueden poner una multa es tener un absoluto desconocimiento de las actuaciones que se hacen en el ámbito de la seguridad. Obvia usted, siquiera, todo lo referente a la prevención. Pregunte usted -tiene compañeros, compañeras, conocedores de la materia- la importancia de las labores de prevención en el ámbito de la seguridad.

Y, mire, señoría, los habitantes de las siete islas han visto la actuación de la Policía Canaria, los habitantes de las siete islas. Ahora bien, es verdad que se ha reducido -y es verdad que se ha reducido- la actividad fuera de las bases de la Policía Canaria precisamente por las dificultades económicas. Porque, mire, señoría, nosotros sí somos coherentes, nosotros sí hacemos aquellas cosas que decimos.

Finalmente, ustedes han dicho aquí que apoyaron la creación del Cuerpo de la Policía Canaria simplemente porque estaba firmado. ¡Hombre!, la referencia al Partido Socialista que le ha hecho usted sobre a cambio de qué apoyar la creación de la policía, señoría, va en contra suya; es decir, ustedes fueron capaces de firmar y apoyar algo simplemente por estar en el poder. Pero, bueno, vuelvo a repetir, allá usted con sus incoherencias (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Y ha calificado usted el gasto en seguridad de gasto superfluo, ha calificado usted el gasto en seguridad, porque la Policía Canaria, en sus labores que presta, presta labores de seguridad, como gasto superfluo. Imagino que le trasladará lo mismo al ministro del Interior y, por tanto, en ese sentido le dirá exactamente lo mismo.

Miren, vuelven y vuelven sobre el mismo aspecto, y vuelven a criticar y ha dicho usted que hay que reducir todos los gastos de la comunidad autónoma. Mi pregunta es, ¿y cuándo van a empezar ustedes a reducir el gasto superfluo en la Administración General del Estado?, ¿cuándo?, ¿cuándo lo van a hacer?, ¿cuándo lo van a plantear? Porque ni una sola de esas acciones se ha llevado a cabo. Las políticas de austeridad no se basan en lo que se dice sino en lo que se hace. El Gobierno de Canarias, a lo largo de sus últimos años, puede demostrar cómo ha seguido las políticas de austeridad; otros, muchos otros, no pueden demostrar absolutamente nada, sino todo lo contrario.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0449 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre actividad de la Policía Autonómica en 2011 y 2012.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico