Diario de Sesiones 53/2012, de fecha 9/10/2012 - Punto 26

· 8L/C-0481 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre repercusión de supresión de vuelos de la compañía aérea Ryanair.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre repercusión de supresión de vuelos de la compañía aérea Ryanair.

Para la primera intervención, por el grupo proponente doña Astrid Pérez, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

(Abandona la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y ocupa un escaño en la sala.) (El señor vicepresidente segundo, Fernández González, pasa a asumir la Presidencia.)

La señora Pérez Batista: Buenas tardes, señor presidente. Señorías.

El transporte aéreo español y europeo ha experimentado desde luego profundos cambios en la última década con la aparición de compañías de bajo coste, que supone sin lugar a dudas una revolución en las estrategias turísticas y en el marketing turístico. Por poner un ejemplo, en el año 2010 una de cada cuatro personas utilizaron compañías de bajo coste para su desplazamiento, lo que supuso que más de 100 millones de personas en Europa utilizaran estas compañías. Ello se debe fundamentalmente a un cambio de mentalidad, un cambio de perfil, en el nuevo turista. El nuevo turista prefiere ahorrar en transporte para poder gastar más en destino. Es evidente, por tanto, que desde la llegada de las aerolíneas de bajo coste ningún destino, sea de negocio o sea turístico, puede permitirse no gestionar activamente las conexiones aéreas, que no solamente le abran nuevos mercados, desde luego, sino que también le traigan el mayor número de turistas posible.

Por otro lado, hay que reseñar que ha sido, como bien saben, Ryanair, EasyJet y Air Berlin las principales compañías de bajo coste en España en los cuatro primeros meses de este año 2012, acaparando la mitad del tráfico aéreo de nuestro país.

El pasado julio del 2012, el vicepresidente de Ryanair, Michael Cawley, comunicó la supresión de vuelos con Canarias en un 26%, concretamente 21 rutas, pasando de 4.350.000 pasajeros anuales a 3.200.000 pasajeros, justificando dicha supresión en incumplimientos por parte del Gobierno de Canarias. Además de estas 21 rutas anunció, igualmente, la supresión de 32 rutas más, lo que supondría la eliminación de más de 140 frecuencias semanales en las islas, lo que supondría también la pérdida de aproximadamente 1.350.000 pasajeros anuales, la destrucción de 1.100 empleos directos en Canarias y con un impacto negativo sobre la economía canaria de 590 millones de euros.

Ryanair comunicó oficialmente que efectuaría una serie de reducciones en sus operaciones en Canarias a partir de noviembre del 2012. En Gran Canaria se cancelarán 7 rutas y 8 rutas con menor número de frecuencias. El tráfico anual se reducirá en 300.000 pasajeros, pasando de 1.100.000 a 800.000 pasajeros anuales. En Fuerteventura, 4 rutas canceladas, 8 con menor número de frecuencias y un total de 30 vuelos perdidos. El tráfico anual se reducirá en 250.000, pasando de 650.000 a 400.000 pasajeros anuales. En Lanzarote, 6 rutas canceladas, 6 rutas con menor frecuencia y un total de 38 vuelos semanales perdidos. El tráfico anual se reducirá en 300.000 pasajeros, pasando de 1.100.000 pasajeros a 800.000 pasajeros anuales. Y, por último, en Tenerife, 4 rutas canceladas, 10 rutas con menor número de frecuencias y un total de 36 vuelos semanales. El tráfico anual se reducirá en 300.000 pasajeros, pasando de 1.500.000 a 1.200.000 pasajeros anuales. Estos son los datos facilitados por la propia compañía Ryanair.

Recalcó en esa intervención el vicepresidente de Ryanair que esta supresión de vuelos en nada tenía que ver con el incremento de las tasas aeroportuarias y muchísimo que ver con los incumplimientos de los acuerdos por parte del Gobierno de Canarias. Yo siento mucho que el señor Cawley le haya tirado por los suelos el argumentario de Coalición Canaria en este sentido. Añadió además el vicepresidente que estos recortes que realiza la compañía podrían ser reversibles, reversibles, y cancelarse, pero solo si el Gobierno de Canarias cumpliera su compromiso y volviera a introducir el sistema de incentivos que acordaron para campañas promocionales del destino.

Señorías, es indiscutible que Ryanair es la compañía de bajo coste más importante de Europa y de Canarias, por lo que estas medidas supondrían un grave perjuicio para el sector turístico de Canarias, reduciendo la competitividad de los aeropuertos, además de una pérdida de puestos de trabajo en nuestra comunidad autónoma.

A día de hoy desconocemos cuáles son los motivos del incumplimiento del Gobierno de Canarias con la compañía aérea, desconocemos si ha llegado el Gobierno de Canarias a un acuerdo con Ryanair en estos tres últimos meses desde que se anunciaran los recortes de la compañía, desconocemos si tiene el Gobierno de Canarias un plan alternativo si Ryanair decide suprimir de manera agresiva los vuelos con Canarias y sobre todo desconocemos si tiene el Gobierno de Canarias un plan de conectividad estratégico.

Nos gustaría, señor consejero, nos aclarara estos extremos.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra el señor consejero, el señor Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Señor presidente. Señorías.

Efectivamente, recientemente la compañía aérea Ryanair anunció la reducción de su actividad en las islas a partir de noviembre del 2012, afectando sus operaciones en las cuatro islas con las que actualmente tiene enlaces: Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife. Desde el Gobierno de Canarias se entiende que se trata de una decisión empresarial que responde a una necesidad de búsqueda de rentabilidad y que, por tanto, lleva a la aerolínea a la cancelación de aquellas rutas y frecuencias que están registrando o esperan registrar menos niveles de ocupación.

Actualmente diferentes factores, como los altos precios del combustible, el aumento de las tasas aero­portuarias, aprobado en los Presupuestos Generales del Estado de 2012, agravado por la previsión de incremento para el 2013 y de otros factores que debilitan la demanda de viajes, dificultan la obtención de beneficio en determinadas rutas, más aún para aquellas aerolíneas de bajo coste que cuentan con una estricta política de ajuste de costes. Sin embargo, Ryanair, lejos de retirarse de Canarias, ha decidido comenzar a operar en un nuevo aeropuerto canario, Tenerife Norte, con dos nuevas rutas -Madrid y Barcelona-, con alto nivel de frecuencia, diaria a Madrid y cuatro por semana a Barcelona, donde consideran que sí podrían alcanzar niveles de ocupación que hagan rentable la operación en dichas rutas.

Una y otra decisión empresarial no son más que manifestaciones de las estrategias empresariales, anunciadas con mayor o menor vehemencia, a través de las cuales las compañías tratan de sacar el máximo rendimiento a su flota, abandonando rutas por debajo de las expectativas y abriendo nuevas conexiones allí donde ven un crecimiento potencial del tráfico de pasajeros.

Las islas Canarias, debido a su condición de región ultraperiférica, poseen una alta dependencia de la conectividad exterior para su desarrollo económico, esto es verdad. El turismo, la principal actividad económica del archipiélago, depende directamente de la existencia de conexiones aéreas directas con los mercados turísticos emisores europeos. Así, son esenciales unos niveles de conectividad que garanticen no solo la variedad de mercados y regiones sino un número adecuado de frecuencias semanales que satisfagan la potencial demanda hacia nuestro destino turístico. Esto no solo redunda en la actividad turística sino que además en la movilidad de los residentes canarios, especialmente importante en el caso de las conexiones con el territorio peninsular y sobre todo con la capital del Estado.

Respecto a la repercusión que podría tener la supresión de vuelos de esta compañía desde el punto de vista de la accesibilidad y la conectividad del archipiélago, no podemos considerar que se vaya a producir una situación preocupante, puesto que ninguna de las rutas cuya cancelación anunciaron afecta a los aeropuertos nacionales de Madrid y Barcelona o Sevilla, que son las principales referencias para la conectividad con las principales ciudades y hubs europeos. Por el contrario, la apertura de nuevas conexiones entre Tenerife Norte y los aeropuertos de Barcelona y Madrid mejorará sensiblemente la conectividad de las islas.

Ahora bien, cualquier reducción de conexiones tiene una incidencia negativa en la actividad turística y en el desarrollo económico de nuestro territorio. Eso es evidente. Por eso desde el Gobierno de Canarias se realiza una actividad continua de seguimiento y control de la misma, en la medida en que le es posible, pese a la dificultad de no conocer la asignación de slots por no ser competencia de este Gobierno y no tener acceso, como ya he explicado en este Parlamento, a los datos de las peticiones que pueden hacer las compañías para cubrir las conexiones que dejen otras compañías, datos que no han sido atendidos cuando lo hemos solicitado.

Tampoco participamos en el comité de rutas, porque no se ha llegado a crear, ni en el comité de coordinación aeroportuaria, tantas veces anunciado y tampoco constituido, ni, en definitiva, parece que el Estado esté dispuesto a permitir la participación a las administraciones públicas canarias en la gestión de sus aeropuertos, como tantas veces se ha solicitado por ser de suma importancia para la adopción de las políticas necesarias que afectan a la economía de nuestra comunidad. Todo ello dificulta que podamos hacer una valoración correcta al no disponer de todos los datos ni tampoco podamos tomar medidas de incentivación más allá de las vinculadas a la promoción turística que se están tomando.

La realidad, señorías, es que las aerolíneas de turoperadores juegan un papel importante en la conectividad y en la actividad turística. No obstante, como empresa privada, y como todos entendemos, su principal objetivo es la obtención de beneficios y, por tanto, la elección de mercados y rutas a operar y su nivel de actividad en ellas vendrán determinados por la potencialidad de su densidad de tráfico y su rentabilidad económica.

En relación con el reajuste de conectividad por parte de la compañía objeto de esta comparecencia, supondrá una reducción de plazas aéreas disponibles hacia Canarias. Esta disminución podría verse reflejada en la llegada a los aeropuertos canarios en la próxima temporada de invierno, noviembre de 2012 y marzo de 2013, de 190.000 pasajeros menos con la citada compañía.

Por otra parte, cabe recordar que existen muchas otras aerolíneas que operan en Canarias y en general en Europa que, en función de su modelo de negocio, buscan distintos objetivos de sus operaciones en cada destino y cuyas decisiones empresariales responden a veces no solo a su propia estrategia sino a la del grupo o alianza en la que se integran. Así, en este contexto de coyuntura económica y turística muchas aerolíneas siguen apostando por nuestro destino turístico, manteniendo e incluso aumentando su relación con las islas. Un ejemplo de ello son las nuevas rutas abiertas para el verano del 2012 por Vueling entre Bilbao, Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife.

Asimismo, siempre que se produce la cancelación de rutas o frecuencias existe la oportunidad de negocio para otras compañías aéreas, con el mismo o distinto modelo de negocio, de retomarlas y hacer frente e incrementar la demanda ya generada. Ese fue el caso de la ruta Gran Canaria-Karlsruhe, en Alemania, ruta ocupada por Germania tras la marcha de Ryanair.

Señorías, Canarias tiene que ser un destino competitivo, por lo que debemos no solo mejorar la calidad de los establecimientos y los servicios que reciben los turistas en las islas sino que también los aeropuertos canarios deben ser competitivos. Por eso hemos demandado una política de bonificación de las tasas aéreas, en contraposición al incremento de un 8% que viene previsto en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio, lloviendo sobre mojado, incrementando el enorme coste de la desaparición de las bonificaciones del pasado ejercicio. Esa es la verdadera causa del abandono de rutas por parte de Ryanair.

Según la asociación de aerolíneas españolas -Aceta-, el incremento de las tasas aeroportuarias en la red de aeropuertos de AENA entre el 2011 y el 2013 totalizará nada más y nada menos que el 67,5% de incremento. Eso, señorías, sin contar con que la subida más acusada de los aeropuertos canarios fue de un 23% de las tasas aplicadas al pasajero en los de Gran Canaria y Tenerife, al eliminar su equiparación de tarifa con Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife Norte. Aunque aparece en estos Presupuestos, sí consideran conveniente cierta bonificación a la apertura de nuevas rutas, reconociendo a la postre lo negado en el ejercicio anterior de que tal concepto es determinante o incentivador para el incremento de la actividad.

Muchas gracias, señorías.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor consejero.

Ahora los grupos. Sí. Desde el escaño, bien.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Si no le importa, presidente, hago uso de la palabra desde el escaño. Si hay algún problema puedo acceder a la tribuna pero... Pues muy bien. Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, como bien decía la proponente de esta moción, el pasado mes de julio -perdón, comparecencia- la compañía... (Suena el timbre de llamada a la votación.) (Pausa.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Disculpe, ha sido un error mío. Continúe en el uso de la palabra.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Señor presidente, no sabía yo que era capaz de ponerlo tan nervioso, ¿eh?

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Nervioso no sé... Es que no sé. ¡Nervioso no estoy! (Risas.) No, pero ya está aclarado, ya. Puede continuar.

Gracias.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Si no le importa ponerme el tiempo a... A tres minutos.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Sí, le daré dos minutos más después.

El señor Martín Martín (Desde su escaño): Vale, muy bien. Espero concentrarme definitivamente, señor presidente.

Señorías, el pasado mes de julio la compañía Ryanair hizo saber a la opinión pública canaria, a través de un comunicado de prensa, su voluntad de proceder a profundos recortes en la operativa de cuatro aeropuertos canarios a partir del mes de noviembre. En concreto, dentro de un mes los aeropuertos de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y Tenerife verán eliminadas 21 rutas semanales establecidas con diferentes destinos continentales. Ello supone la disminución de más de un millón de pasajeros por parte de una aerolínea que consigue traer hasta el 38% del mercado turístico.

El motivo aducido, consejero, fue el incumplimiento por parte del Gobierno de Canarias de un acuerdo previo que implementaba un fondo destinado a incentivar el crecimiento del tráfico en los aeropuertos canarios y, aunque se ha intentado encontrar por parte de este diputado algún documento público que acredite este acuerdo, lo cierto es que la única pista que puede hacer sospechar que tal entendimiento existió es la carta remitida por el presidente del Gobierno de Canarias el 30 de noviembre de 2010 al jefe de operaciones de la compañía. En esa misiva se habla de la creación de un fondo de hasta 10 millones de euros para los años 2013-2015 que complementase la política que AENA había llevado hasta el momento de la bonificación de las tasas aéreas.

Es por este motivo, señor consejero, si usted ha tenido acceso -entiendo que sí- a la carta del señor Rivero Baute de fecha 30 de noviembre, en la que se compromete a crear ese fondo a partir del año, del próximo año, que explique definitivamente en este Parlamento si ese fue el único motivo de acuerdo entre el Gobierno de Canarias y la empresa y si en todo caso, como usted ha manifestado anteriormente, esta es una decisión empresarial que...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Tiene un minuto y medio.

El señor Martín Martín: Gracias, presidente.

...si es una decisión empresarial que responde a una estrategia puramente privada, como usted acaba de reconocer, o si se debe también en parte a un incumplimiento con la Administración, como reconoce la propia compañía.

Creo que a falta de más información, de más documentación en esta sede parlamentaria, es urgente que usted como consejero dé explicaciones de si existió un acuerdo, en qué consistió ese acuerdo, cómo se consolidó ese acuerdo y si existe a día de hoy algún documento oficial que permita conocer al resto de diputados si hay algún compromiso de carácter económico para los futuros ejercicios.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Por parte del Partido Socialista, don Julio (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

El señor Cruz Hernández: Señorías.

La verdad es que, doña Astrid, cuando la oí me quedé impactado. Me quedé impactado porque, claro, toda la política aeroportuaria de este país, incluida Canarias, es competencia del Gobierno del Partido Popular, es competencia del Gobierno de España. El Gobierno de Canarias, como usted conoce o sabe, o debe conocer, no tiene competencia alguna en materia aeroportuaria.

Pero usted también sabe que las decisiones, de forma permanente y metódica, de su partido y de su Gobierno a nivel nacional, pues, están ahogando a esta comunidad autónoma de una forma brutal, porque en materia aeroportuaria le quiero recordar que suprime las tasas aeroportuarias, suprime las bonificaciones a esas tasas en Canarias, con una subida tan importante de más del 67% entre el 2010 y el 2011. En el 2011 al 2012 las aumenta de una manera considerable y para el 2013 nos amenazan con ese presupuesto que tienen en las Cortes en estos días de que va incrementarse un poco más.

Y, claro, cuando vemos que usted dice aquí, "oiga, es que van a suprimir, van a suprimir 22 rutas, van a suprimir no sé cuántas frecuencias, 32 frecuencias", claro, las van a suprimir pero por decisión de una compañía, que es una compañía privada. Que tendrá su estrategia empresarial, pero, aparte de su estrategia empresarial, es que lo que hace el Gobierno de España también ayuda a que esas rutas se supriman, porque si usted sabe que con el incremento de combustible tan brutal que se padece en todo el mundo, y en España más, con un incremento notable del combustible, si usted además incrementa las tasas aeroportuarias de una forma escandalosa y a dos aeropuertos, que además eran aeropuertos operativos de Ryanair, que eran Tenerife Sur y Gran Canaria, además les aumenta al doble las tasas de aterrizaje, porque recuerde que los igualó a Lanzarote y Fuerteventura, pues, está usted haciendo todo lo posible para que esas compañías dejen de volar a esta tierra.

Pero si además usted le añade que no ha constituido su Gobierno el comité de rutas y que no ha constituido el comité de coordinación aeroportuaria, ¿cómo viene usted hoy aquí, a esta tribuna, a este Parlamento, y le exige al Gobierno de Canarias que le dé respuesta a una decisión empresarial, a una decisión privada, a la que ustedes han ayudado, con todas sus decisiones, a que esa decisión se materialice?

Ustedes no hacen absolutamente nada para que ninguna compañía vuele más a Canarias, no hacen absolutamente nada para que otras compañías puedan incrementar las rutas en Canarias. Es más, en esa política de ahogamiento a esta tierra ustedes benefician claramente a Baleares en perjuicio de Canarias. Y así lo vemos en las tasas aeroportuarias, en toda la política aeroportuaria del Gobierno del Partido Popular.

Por eso, mire, solicite la comparecencia, exíjale a su Gobierno o traiga a este Parlamento una proposición no de ley en la que le solicite al Gobierno de España que de una vez se comprometa con Canarias, en una política aeroportuaria adecuada a los intereses y a las necesidades de Canarias y a la conectividad que Canarias necesita. Ahí nos tendrá con ustedes en el apoyo a esa proposición no de ley.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio Cruz.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña Claudina Morales.

La señora Morales Rodríguez: Gracias, presidente.

Bueno, la verdad es que en el Pleno, en el desarrollo del Pleno de hoy, yo podría decir que es que estoy perpleja con el mismo, desde que empezó hasta ahora. Resulta que estamos en los momentos más difíciles de la crisis que estamos viviendo, sin perspectivas buenas para el futuro, en un debate de presupuestos generales, en donde se están recortando temas fundamentales, básicos, y que hasta ahora eran incuestionables para el desarrollo de Canarias, y vemos que aquí no solamente el Partido Popular no exige lo que corresponde a Canarias sino que da la sensación de que en algún momento hasta se alegra de lo mal que lo están pasando los canarios. Pero en todo este discurso se alude al cumplimiento que tiene que hacer el Gobierno del Estado de lo que es el déficit presupuestario, el cumplimiento del déficit presupuestario, pero seguidamente ustedes vienen y exigen al Gobierno de Canarias que haga todo aquello que el Gobierno del Estado ha dejado de hacer, y este es un ejemplo más. Resulta que aquí hemos tenido varios debates de la bonificación de las tasas aeroportuarias y el Partido Popular dice que no a la bonificación de las tasas aeroportuarias porque eso es beneficiar a unas compañías y no a otras y ahora viene aquí el Partido Popular a exigirle al Gobierno de Canarias que haga no sé el qué para beneficiar a una compañía particular para que traiga vuelos a Canarias. La verdad, señores del Partido Popular, que aclárense con lo que quieren.

Yo la verdad es que creo que el problema no está, ni el problema está en Ryanair ni la solución está en Ryanair. Como decían tanto desde el Partido Socialista como desde el Grupo Mixto, creo que aquí el problema es otro. El problema es qué tenemos que hacer desde Canarias o exigir desde Canarias -porque las competencias no las tenemos nosotros, ya nos gustaríamos tenerlas porque haríamos otras políticas- para que nuestros aeropuertos sean competitivos. Y ahí desde luego vamos a seguir reclamando la cogestión de los aeropuertos, con medidas específicas para los aeropuertos canarios. Medidas, además en unos aeropuertos que son rentables, para que sean competitivos y no estar pagando los canarios los desaguisados que han hecho en otros aeropuertos peninsulares y que no los hemos hecho nosotros.

Y, por tanto, nosotros tenemos que hacer una política tendente a la bonificación de las tasas aeroportuarias, como lo ha hecho Baleares, como lo ha hecho Baleares, porque tienen un PP que los defiende, no un PP que aplaude a su jefe, sino que defiende los intereses de Baleares. Tenemos que seguir apostando por que no se suban las tasas aquí, no se suban las tasas, y sobre todo tenemos que ser unos aeropuertos, como son los puertos canarios, unos aeropuertos que se promocionen, que busquen clientes en el exterior. Ya está bien que nuestros aeropuertos se aprovechen de los clientes que buscamos desde Turismo, con las promociones de los cabildos, de los ayuntamientos y del propio Gobierno de Canarias. Los ayuntamientos tienen que ser activos en la promoción de los aeropuertos de Canarias y creo que ahí sí que buscamos soluciones para Ryanair y para todas las compañías, porque ni es el problema ni es la solución.

Y no le esté pidiendo usted al Gobierno de Canarias, ¿eh?, que se comprometa con una compañía en concreto, porque...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Claudina Morales.

Por el grupo proponente de la comparecencia, doña Astrid Pérez.

La señora Pérez Batista: Buenas tardes otra vez.

Yo entiendo que estén nerviosos porque desde luego la actuación política del Gobierno de Canarias es para estar nerviosos y entiendo también que intenten manipular lo que hoy traemos aquí porque desde luego tienen motivos suficientes para intentar ocultar y esconder lo que ha pasado con este tema.

Mire, señor consejero, señorías, el Gobierno de Canarias suscribió a finales del 2010 un compromiso y un acuerdo con Ryanair en el que se establecía la implantación de un fondo de promoción y marketing durante el periodo 2013-2015. Dicho fondo de promoción y marketing consistía fundamentalmente en un sistema de incentivos creado por el Gobierno de Canarias, creado por el Gobierno de Canarias, dotado con 10 millones de euros para cada anualidad, a repartir entre las diferentes aerolíneas que operasen en Canarias. A Ryanair le correspondería el 38% en función del crecimiento de la compañía. A finales del 2011, el viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias comunicó a Ryanair que, aunque tenía disponibilidad presupuestaria, el Gobierno había adoptado la decisión de no crear ese fondo de promoción y marketing. Doña Claudina, su Gobierno, el de Coalición Canaria. Ante esta situación, el vicepresidente de Ryanair, y vista la falta de argumentos por parte del Gobierno de Canarias, estuvo más de siete meses intentando ponerse en contacto con el consejero de Turismo del Gobierno de Canarias y presidente de este Gobierno para concertar una reunión y obtener explicaciones. Reunión que lamentablemente, según palabras expresas del vicepresidente de Ryanair, no consiguió.

Me gustaría recordarles, además, que este directivo de Ryanair, este vicepresidente, manifestó -y lo digo alto y claro aunque a ustedes les moleste-, manifestó que la cancelación de rutas se debía única y exclusivamente a los incumplimientos reiterados del Gobierno de Canarias y también manifestó expresamente que no tenía absolutamente nada que ver con las tasas aeroportuarias, aunque a ustedes les moleste. Y también además recordó que el señor Paulino ha manifestado en varias ocasiones que un gobierno serio tiene que cumplir con los compromisos firmados.

Señorías, Canarias no puede prescindir en la actualidad de esta aerolínea. Podemos estar más o menos de acuerdo en las políticas de aplicación de subvenciones a las compañías aéreas, pero lo cierto es que en las actuales circunstancias estas compañías de bajo coste son vitales para el sector turístico. Ryanair trae a Canarias -óiganlo bien, señores del Gobierno- 4.350.000 pasajeros al año y, a pesar de ello, el consejero de Turismo y presidente del Gobierno de Canarias no tuvo ni tiempo ni intención de reunirse con el vicepresidente de Ryanair desde noviembre del 2011 hasta julio del 2012, fecha en que la compañía anunció la eliminación de las rutas.

En el Grupo Popular desconocemos si en estos meses de julio a octubre el presidente del Gobierno ha mantenido alguna relación, alguna reunión, con Ryanair a los efectos de evitar la eliminación anunciada a partir de noviembre de este año. Estamos hablando, como ya hemos expuesto, que de suprimirse las rutas planteadas Canarias podría perder más de 1.150.000 turistas anuales, más de 1.100 puestos directos y una pérdida económica para Canarias cuantificada en aproximadamente 600 millones de euros. Y a pesar de ello -reitero-, el presidente del Gobierno y consejero de Turismo no ha querido reunirse con el vicepresidente de la compañía, una de las tres compañías más importantes del mundo de bajo coste.

Pero el colmo del cinismo y un ejemplo más de lo disparatado de este Gobierno de Canarias es que, a pesar de que el vicepresidente de Rynair manifiesta expresamente que la eliminación de rutas nada tiene que ver con las tasas aeroportuarias, no solamente en esta sede parlamentaria sino también el portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, no solo niega que existiera algún compromiso sino que se ratifica en que la supresión de las rutas era por un incremento de las tasas aeroportuarias. Señorías, otro engaño al pueblo canario. Un error absolutamente censurable por parte del Gobierno, no sabemos si por ignorancia o por mala fe. Señorías, nos parece lamentable.

Pero es más, mientras la gerente de Promotur manifestaba igualmente que el Gobierno de Canarias no había llegado a ningún compromiso ni a ningún acuerdo con Ryanair, el viceconsejero de Turismo de este mismo Gobierno reconoció que sí que había llegado a un acuerdo, que sí que había llegado a un compromiso y que, a pesar de tener disponibilidad presupuestaria, el Gobierno había cambiado de opinión. A eso, señorías, se le llama incumplimiento de acuerdos, que ustedes califican tan perjudicial y maligno cuando se lo irrogan a otros.

El acuerdo, señor consejero, no solo existía, mírelo, sino que además se lo plantea a Ryanair, señora Claudina, el acuerdo, el compromiso, se lo plantea su presidente del Gobierno, el señor Paulino Rivero, al vicepresidente de Ryanair el 30 de noviembre de 2010.

El Grupo Popular quiere mostrar su absoluto rechazo a las políticas oscurantistas y llenas de falsedades que está llevando este Gobierno de Canarias en política turística, sector que, por otro lado, constituye la primera industria de Canarias. Exigimos desde el Grupo Popular al Gobierno de Canarias que sus decisiones en materia turística, decisiones por otro lado arbitrarias e injustificadas en muchísimas ocasiones, no perjudiquen al sector económico más importante de nuestra comunidad autónoma. Es sorprendente que cuatro meses después del anuncio por parte de Ryanair de cancelación de rutas el Gobierno de Canarias no haya adoptado medidas para que las compañías aéreas de bajo coste mantengan esas rutas tan importantes para la conectividad de Canarias. Pero es que, a pesar de ello, el Gobierno tampoco ha planteado un plan estratégico de conectividad con otras compañías aéreas de bajo coste para poder suplementar las pérdidas que la cancelación de rutas de Ryanair va a suponer. Sí, señoría, sí, señor consejero, pérdidas de empleo, pérdida económica que solo tiene un responsable, y ese responsable se llama Gobierno de Canarias. Porque se les llena la boca de un cinismo hablando de empleo: ¿qué empleo, señorías?, ¿qué empleo? Ustedes son los únicos... Este tipo de políticas que ustedes llevan a cabo son las que llevan a nuestra tierra al mayor empobrecimiento y ustedes son los únicos que tienen la responsabilidad. Eso sí tengo que reconocerles: se les da muy bien desviar la atención al Gobierno del Estado. Señores del Gobierno, son ustedes los únicos responsables de la pérdida de competitividad, del hundimiento de nuestra economía estrangulando al sector turístico y de la destrucción del empleo, ahora también del sector turístico. Con este tipo de política, señorías, el Gobierno está contribuyendo activamente a la destrucción de empleo en nuestra comunidad autónoma. Empleo, por otro lado, creado por el sector privado. Y mientras continúan con la mano tendida para exigir mantenimiento de fondos estatales para programas como el PIEC, con el único objetivo de mantener trabajo en precario a cargo de las administraciones públicas, gestionado por ustedes al más estilo chavismo caciquil, que una sociedad moderna que tiene que gestionar para el crecimiento económico de nuestra comunidad.

Señorías, con la crisis muchos turistas buscan sol y playa al menor coste posible y mientras otros destinos han bajado los precios Canarias, con la subida del IGIC en un 40%, no puede competir en condiciones de igualdad con países como Túnez, con costes salariales mucho más bajos y que ya es considerado como un destino seguro.

Ustedes saben que el mercado está cada vez más abierto por la proliferación de otros destinos pero siguen empeñados en vivir ajenos a la realidad. Si las circunstancias ajenas a Canarias ya lo hacen muy difícil, hacen muy difícil que seamos competitivos, lo que resulta absolutamente demencial es que el Gobierno de Canarias encima niegue un acuerdo con una de las tres principales compañías de bajo coste de Europa, además incumpla ese acuerdo alcanzado con esta compañía y, por último, sea incapaz de reconducir una reducción de vuelos y de competitividad, que es tan necesaria para la economía de Canarias.

Y, por último, si me lo permite, le voy a hacer una sugerencia, y es que sean valientes, sean valientes; expliquen ustedes a los cabildos insulares y a las ciudadanos de Gran Canaria, de Tenerife, de Lanzarote y de Fuerteventura que la reducción de rutas se ha producido por la incapacidad de este Gobierno de Canarias a la hora de gestionar los intereses comerciales de nuestras islas. Asuman que, de producirse, que parece ser que es una realidad porque ustedes no han movido un dedo, la pérdida de 1.350.000 pasajeros en esas cuatro islas en plena crisis económica es responsabilidad exclusiva de la dejadez del Gobierno de Canarias. Intente, señor consejero, reanudar el diálogo con los cabildos insulares, eso sí, sin mentiras, sin ir contando que la supresión de las rutas se produce por culpa de las tasas aeroportuarias, porque la propia compañía aérea ya lo ha desmentido.

Y esto desde luego es solamente una de las numerosas muestras de ineptitud que ha demostrado con la gestión de los intereses turísticos de nuestra tierra.

En conclusión, señorías, ustedes, con su alocada gestión, se han convertido en el mayor enemigo del principal sector turístico-económico de nuestra comunidad autónoma.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, doña Astrid.

Para concluir la comparecencia, el señor consejero de Obras Públicas y Transportes, don Domingo Berriel.

El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.

Ustedes son como los buenos... o pretenden ser como los buenos futbolistas: lo mismo atacan que defienden. Cuando ustedes atacaban a Ryanair, decían que las tasas aeroportuarias se habían puesto para favorecer a Ryanair y luego ahora, pues, son los defensores de Ryanair. Resulta que en las tasas aeroportuarias para nada se nombraba a Ryanair, para nada. Las tasas aeroportuarias tenían de política, pues, el establecimiento de nuevas líneas, de nuevas rutas, etcétera, y eso lo hacía cualquier compañía. Pero ahora a ustedes les preocupa en concreto una promesa del presidente en una carta con Ryanair. Pero, señoría, ¿esto qué es?: un bombardeo preventivo. Porque resulta que la carta del presidente decía, en el 2010, en el 2010, que mucho se ha recortado del 2010 para acá, es decir, mucho han cambiado las cosas del 2010 para acá, pero se decía en esa carta que del 2013 al 2015 el Gobierno intentaría -dice "intentaría", está en inglés pero tiene una traducción fácil-, intentaría hacer un fondo para promoción. Pero o yo estoy... no sé, me habré pasado en el tiempo o algo o estamos en octubre del año 2012. Por tanto, ¿dónde está el problema? Ya se verá si en el 2013 al 2015 aquello que anunció el presidente en la situación económica del año 2010 se puede llevar a los Presupuestos del año 2013. No se preocupe usted, no se ponga nerviosa. No se deje llevar por su defendido, que tiene su estrategia empresarial, y que, por tanto, pues, efectivamente, empieza a lamentarse; mientras abre rutas donde le conviene, pues, cierra otras donde no le conviene, pero ese es un problema empresarial de Ryanair, señoría.

Mire, vamos a hacer una cosa: ustedes cumplen con el Convenio de Carreteras, con el PIEC, con todos los convenios que sí son convenios firmados, después de una autorización del Consejo de Ministros, por el ministro correspondiente y nosotros hacemos ese acuerdo con Ryanair, lo llevamos adelante y efectivamente ponemos los fondos que ahí se decía para promoción turística, sin ningún problema, porque si ustedes nos quitan de encima el gran peso que nos han dejado económico, pues, evidentemente podremos dedicarle recursos a fomentar la llegada de turistas. Pero, mire, señoría, vuelven ustedes a establecer la bonificación en las tasas aéreas y no 1.300.000 pasajeros... 1.300.000 pasajeros más de eso, se produjo de más cuando se consiguió que el Gobierno de España hiciera una reducción de las tasas aeroportuarias.

O sea, ¿usted cree, sinceramente, usted cree que es más importante un acuerdo de promoción turística con Ryanair que una reducción de unas tasas aeroportuarias que suponen el 67% más de incremento este año respecto a lo anterior? Pues, mire, señoría, es que eso ya es como comparar, vamos, comparar algo muy pequeñito con algo muy grande. Porque lo que es verdaderamente mucho dinero, señoría, lo que marca la posibilidad o no a una compañía de bajo coste de ganar dinero es precisamente toda la estructura de costes. Y la estructura de coste principal es la competitividad de los aeropuertos.

Y, mire, señoría, AENA, AENA, que en el año 2009 ganó, tuvo un resultado operativo positivo de 64 millones en los aeropuertos canarios, en el año 2010 tuvo 91; pero es que en el año 2011, cuando hizo la reducción de las tarifas, tuvo 122 millones. Sin embargo, este año, con la política esa de ustedes de asfixiar a Canarias, resulta que no va a llegar ni de bromas al resultado económico que tuvo en el año 2009. Por esa razón precisamente, por haber subido los precios de forma desorbitada de las tasas para compensar las pérdidas que tiene en el resto de la Península.

La bonificación de las tasas, señoría, era del 100% por pasajero adicional, del 50% por incremento de frecuencias, de una bonificación variable por apertura de nuevas rutas, de una bonificación por operar en días valle, de bonificaciones para la mejora en la conectividad entre las islas... Eso sí que, señoría, genera promoción y genera posibilidad de que una compañía aérea traiga turistas a Canarias.

Señoría, le digo, le ofrezco el pacto. Haga usted, haga su grupo que el Estado cumpla los compromisos. No me pida usted eso de pacta sunt servanda para nosotros, para Ryanair, pero ustedes no. Es decir, ustedes no tienen que cumplir los convenios firmados para Canarias.

Mire, a mí me importa muchísimo más, señoría, lo que me preocupa realmente ahora mismo de los incumplimientos con el transporte aéreo es precisamente la reducción de las bonificaciones a los residentes canarios. Que se mantengan de verdad, no que se empiece ya a hacer reducciones, anunciadas ya de forma clara y palmaria por la secretaria general en el día de hoy, a las bonificaciones aéreas para los residentes. O lo que me preocupa, señoría, es que, efectivamente, esas políticas de reducción de las ayudas al transporte aéreo interinsular se produzcan. Todo eso sí que es preocupante, señoría. Lo demás, lo de Ryanair, se lo digo de verdad: si Ryanair quita unas rutas, otra compañía vendrá. Pero sobre todo vendrá otra compañía si ustedes vuelven otra vez a reponer las condiciones de competitividad de nuestros aeropuertos, que es reducir las tasas aeroportuarias. No sean tan contradictorios. No digan que, efectivamente, hacen un drama ustedes diciendo que se está incumpliendo con Ryanair algo que se le prometió para el año 2013-2015, y que todavía estamos en el 2012 y, por tanto, todavía no se ha podido producir ese incumplimiento, porque no ha llegado el momento todavía de incumplirlo, y por otro lado resulta que ustedes ven normal, ven normal que Canarias pierda un montón de millones de euros, no solo ya en el sistema financiero, de financiación de Canarias, sino los convenios que sí están firmados nada más y nada menos que por los ministros de España, después de ser aprobados por el Consejo de Ministros.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Domingo Berriel.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0481 Sobre -Gobierno-, sobre repercusión de supresión de vuelos de la compañía aérea Ryanair.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico