Diario de Sesiones 53/2012, de fecha 9/10/2012
Punto 27

· 8L/C-0491 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre evolución del Plan de eficiencia energética del Servicio Canario de la Salud.

El señor presidente: Siguiente comparecencia: del Gobierno, a la consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre la evolución del Plan de eficiencia energética del Servicio Canario de Salud.

Doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señoras y señores diputados.

Señora consejera, en nombre del Grupo Parlamentario Popular solicitamos esta comparecencia para conocer la evolución del Programa integral de eficiencia energética del Servicio Canario de la Salud.

Como usted bien sabe, señora consejera, una de las prioridades de todo el Sistema Nacional de Salud es la sostenibilidad económica de nuestro sistema sanitario y una de las áreas en las que se puede hacer ahorro económico importante, además también asociado a sostenibilidad medioambiental, es precisamente la eficiencia energética implantada en las infraestructuras sanitarias, en hospitales, en centros de salud.

El Gobierno de Canarias, cuando estaba el Partido Popular, concretamente en julio del 2010, aprobó mediante resolución de la Dirección del Servicio Canario de la Salud un Programa integral de eficiencia energética financiado con el 50% del ahorro producido con la nueva contratación eléctrica centralizada que llevamos a cabo en el año 2010, y que suponía un ahorro para las arcas del Servicio Canario de la Salud de más de 3 millones de euros. Por lo tanto, más de millón y medio de euros se podían invertir en ese programa de eficiencia energética.

Un programa de eficiencia energética, además, elaborado con medios propios, sin gastarse nada fuera, con un grupo de trabajo integrado por profesionales del Servicio Canario de Salud y con una dirección del proyecto a cargo de una ingeniera, la señora Cristina Torres, en ese momento subdirectora de Gestión de los Servicios de Ingeniería del Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil-Insular.

El objetivo de ese programa de eficiencia energética era la implantación de un modelo de gestión energética eficiente, optimizando los consumos y creando una política responsable orientada a fomentar la cultura del ahorro energético y la sostenibilidad. Una vez hecha la fase cero de ese proyecto, que era el diagnóstico, se entraba en la fase I, que contemplaba auditorías energéticas y mejora de las infraestructuras con esa inversión producida por el ahorro de la compra centralizada de energía. Con una serie de actuaciones que generaban valor añadido, desde el punto de vista tecnológico, económico y medioambiental.

Y, señora consejera, dos años después le preguntamos sobre la evolución de ese programa de eficiencia energética. Y desde el Grupo Popular queremos saber, en el año 2011, cuánto invirtieron y en qué, de ese ahorro producido durante el año 2010 en la compra centralizada de energía. ¿Cuánto se invirtió, en qué se invirtió? ¿Durante el año 2011 cuál ha sido el ahorro producido por la compra centralizada de energía y cuál la inversión? ¿Para este año 2012 en qué están invirtiendo? ¿Cuáles han sido los resultados de la auditoría energética de todo el Servicio Canario de Salud, de los seis hospitales en los que se estaba haciendo ya la implantación del programa de eficiencia energética? ¿Ha sido validada esa auditoría por parte de la Comisión de la Energía? ¿Esa Comisión de la Energía, señora consejera, está funcionando? ¿Quién está dirigiendo actualmente el programa de eficiencia energética?

Señora consejera, tenemos conocimiento, por los medios de comunicación y por representantes de los trabajadores, que ustedes están trabajando en un pliego de contratación para servicios energéticos externalizados, privatizados, como dicen sus socios socialistas; es decir, ¿va a privatizar usted los servicios de eficiencia energética en los hospitales públicos de Canarias?

Señora consejera, queremos que usted nos responda a todas estas preguntas, porque hace más de un mes que los trabajadores de mantenimiento, más de 100 trabajadores de mantenimiento del Hospital Universitario Materno-Insular están reclamando reunirse con usted y usted no se reúne con ellos. Usted practica esa política de falta de transparencia, de ocultamiento y de dar luego los hechos por consumados. Eso sí, con una perversión inaudita del lenguaje, esa perversión que llama a cerrar los hospitales por la tarde "reestructuración", que llama a quitar más de 1.000 empleos de la sanidad pública "reordenación" o que le llama que es que no paga el Estado cuando usted deja de pagar a las farmacias.

Por lo tanto, señora consejera, en ahora su turno esperamos que nos conteste a las preguntas que le hemos formulado.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Por el Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

El Servicio Canario de la Salud, en el año 2010, en un principio, y siguiendo las directrices marcadas por la Estrategia canaria de lucha contra el cambio climático y posteriormente para dar respuesta a la política marcada por la Consejería de Sanidad de alcanzar máximas cuotas de eficiencia en la gestión de los recursos públicos, fijó como una de las líneas estratégicas de su gestión adoptar medidas encaminadas a racionalizar el uso de la energía, reducir los consumos energéticos e implantar políticas de ahorro y eficiencia energética en los distintos centros sanitarios, a través del diseño de lo que llamó un proyecto energético integral.

En el año 2010 se creó un grupo de trabajo, integrado por responsables del Servicio Canario de la Salud, con conocimiento, en efecto, de instalaciones hospitalarias, encargado de desarrollar dicho proyecto y que estaba encaminado a la implantación de un modelo de gestión energética eficiente en los centros del Servicio Canario de la Salud, optimizando consumos y creando una política orientada a fomentar una cultura de ahorro y sostenibilidad que permitiría establecer las bases de una gestión avanzada.

El proyecto se planteó en cuatro fases. La fase inicial y fase I trató el diagnóstico de la situación. En esta fase se creó el equipo de eficiencia energética, que desarrolló los procedimientos y documentos de trabajo del proyecto, simultáneamente a la ejecución de los trabajos de identificación de la situación inicial. Esta fase culminó a finales del año 2010, con la propuesta de realización de auditorías energéticas en seis hospitales: Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, el Universitario de Canarias, Complejo Materno-Insular, Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Doctor José Molina Orosa de Lanzarote y el Hospital General de La Palma. Se escogieron estos seis hospitales porque representaban el 85% del consumo energético total del Servicio Canario de Salud. La primera acción que se adoptó fue la centralización de los contratos de energía eléctrica, con una previsión de ahorro de 3,8 millones de euros, que eran para el año 2010, y que quedaron en 3,1 millones.

A este proyecto se le ha dado durante los años 2011 y 2012 continuidad, en los cuales, dada la situación económica, el proyecto de eficiencia energética se ha centrado en adoptar acciones de ahorro energético que no tengan necesidad de inversión, porque son realizadas con medios propios del centro o bien dentro de los contratos de servicios ya establecidos con empresas externas y como parte del objeto de los mismos. Estas acciones se han incluido en un plan de mitigación, adoptado por todos los centros del Servicio Canario de Salud, y no solo por los hospitales, en los que en un principio se desarrollaron las auditorías energéticas.

Como resultado de estas acciones, en el año 2011, en comparación con el año 2010, incluyendo electricidad más combustible, las cifras totales de coste aludido energético se han traducido en unas cifras de 434.424,68 euros.

Durante el año 2012, centralizadamente, hemos optimizado los parámetros de contratación de todos los suministros eléctricos, con un impacto económico calculado para todo el periodo contratado de 418.404,29 euros anuales.

Con el actual ritmo de implantación por las distintas gerencias, se espera que el impacto efectivo en el ejercicio 2012 sea aproximadamente del 25%, lo que significa, aproximadamente, 104.601,07 euros, de coste evitado.

La fase II, en ejecución, desarrolla la implantación de un sistema de gestión energética y medioambiental. Y en él, en primer lugar, se impulsaron las actuaciones del equipo de eficiencia energética, potenciándolo con una gestión más centralizada, con el objetivo de unificar y coordinar mejor las actuaciones que se van desarrollando.

En segundo lugar, y dada la imposibilidad de realizar inversiones en infraestructuras dada la necesidad de cumplir los objetivos de déficit establecidos por el Gobierno de España y, por otro lado, al compromiso de esta consejería por realizar una gestión más eficiente de los recursos, de forma que permita liberar partidas presupuestarias que nos permitan reservar la alta tecnología estrictamente sanitaria como patrimonio del sector público, hemos optado por un modelo de contratos de servicios energéticos de riesgo compartido o, lo que es lo mismo, contratos mixtos, en los que son las empresas de servicios energéticos como contratistas quienes proveen tanto el suministro de energía como la inversión en las infraestructuras necesarias, para conseguir no solo una reducción del precio sino también una reducción del consumo, asegurando así los ahorros energéticos mediante la ejecución a su riesgo de las obras de mejora y reformas de instalaciones y los edificios ya identificados en las auditorías, deficiencia energética que nombré anteriormente.

La financiación de estas obras se realizará únicamente por la participación en los ahorros producidos.

Están redactados los pliegos de contratación y remitidos para el informe preceptivo por los servicios jurídicos, en los cuales se garantiza la permanencia de los servicios propios de mantenimiento de las plantillas orgánicas existentes en la actualidad en los distintos centros y donde se busca optimizar los distintos contratos con empresas de servicios existentes en la actualidad. Para ello se ha realizado la evaluación de viabilidad de este tipo de contratos de servicios energéticos en cada uno de los centros del Servicio Canario de Salud, resultando viables en los hospitales Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, el Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Doctor José Molina Orosa de Lanzarote, General de La Palma, Nuestra Señora de Guadalupe de La Gomera y Virgen de los Reyes en El Hierro. Además se encuentra en evaluación el Complejo Universitario Insular-Materno Infantil. Para estos centros se realizará la nueva contratación de servicios energéticos en sustitución de los actuales contratos de suministros de energía y de servicios de mantenimiento tan pronto como los plazos legales de los distintos procedimientos lo permitan.

El beneficio económico-financiero de estos contratos de servicios energéticos se produce por un doble ahorro: el producido por la disminución del consumo energético, debido a las eficiencias, y el que se debe a la inversión por el adjudicatario en las modificaciones y obras de mejora de las instalaciones y edificios. El ahorro anual neto de los contratos de servicios energéticos actualmente ya evaluados como viables es de 1.037.112,34 euros, a lo que habría que sumar otros 416.744 euros de contratos en evaluación de viabilidad en este momento.

En los centros para los que no es viable la solución integral de contratos de servicios energéticos se establecen soluciones parciales actualmente en estudio por el equipo de eficiencia energética y los responsables de los hospitales.

Simultáneamente a la introducción del modelo de contrato de servicios energéticos como sistemas de gestión energética en los hospitales viables para ello, se está procediendo para el resto de los centros al desarrollo de los expedientes para contratar centralizadamente el suministro de energía eléctrica. Se pretende obtener una economía de escala que mejore los precios de adquisición de la energía, que se pagará a precios indexados de mercado, en lugar de precios de tarifa, lo que se espera que suponga también la disminución de los mismos.

Tras este desarrollo de las diferentes fases del plan, podemos concluir que la actual situación energética del país es compleja, con precios volátiles y cambios profundos en el mercado. Todo esto hace pensar en un escenario inmediato de precios de la energía variables y al alza en los próximos meses, con lo cual se considera imprescindible seguir incidiendo en las acciones tomadas dentro del proyecto de eficiencia energética ya detallado.

En base a todo lo que he comentado, las nuevas acciones desarrolladas en el proyecto de eficiencia energética del Servicio Canario de Salud mediante la implantación del plan y de los contratos de servicios energéticos se espera que alcancen un ahorro neto de más de 1,8 millones de euros en costes evitados anuales.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente.

Alguna consideración de orden general y de coincidencia con la solicitud de la comparecencia y con la respuesta. Nos parece bien que en este como en otros ámbitos de las administraciones públicas la eficiencia energética se convierta en un principio de este parámetro de la gestión pública. Yo creo que lo debe ser, primero, porque hay que gastar bien, y este es un instrumento que ayuda a ello, y también porque hay que contaminar menos, y ese es otro valor, afortunadamente, cada día más en alza en nuestra sociedad. De manera que nos alegramos de que existan programas, proyectos, en esta materia en todos los ámbitos de la Administración pública por esa doble razón: por ser eficientes en el uso de los escasos recursos y por también contribuir a un medio ambiente más saludable.

Aprovecho para decir que no conocemos en detalle ni el programa ni los mecanismos de evaluación, seguro que será mejorable, pero sí aprovecho para decir que me parece bien que hagamos un esfuerzo por llamar a las cosas por su nombre. Todos. Yo soy de los que creo que uno de los problemas de la actividad que desempeñamos es que mucha gente no entiende lo que hacemos porque utilizamos eufemismos para decir las cosas, y eso pasa en la Administración, en la economía y de manera especial en este momento de la política, ¿no? Por ejemplo, algunos llaman "ajuste fiscal" a lo que son recortes y en ocasiones se llama "eficiencia" a limitar derechos. Yo creo que hay que decir las cosas como son para que la gente entienda lo que pasa y pueda elegir en libertad. Lo digo porque hizo un comentario la portavoz popular -a la que sabe que le tengo aprecio personal e intelectual- que sería bueno que lo impregnáramos, digamos, este lenguaje más real, más de la verdad, porque yo creo que ayudaría a todo el mundo a entender lo que hacemos, a que la gente tenga más criterio y pueda discernir mejor la compleja realidad que estamos viviendo.

Por lo tanto, aprovecho la posición que quiero manifestar en relación a la comparecencia para reiterar nuestro apoyo a este tipo de programas y planes, por las razones que he dicho, y también a que seamos más claros en el lenguaje, que seguro que vendrá bien a todo el mundo.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor Morera Molina: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Eficiencia es una palabra delicada. A todos se nos llena la boca cuando la pronunciamos, pero no nos percatamos de que la relación entre la consecución de los objetivos y hacerlo al menor coste posible pende de un frágil equilibrio. Equilibrio que curiosamente siempre tiende a romperse por el lado de elevar los costes. Sinceramente, puestos a desequilibrarse es preferible por ese lado que por el de perder la eficacia, pero el reto, el reto está en mantener el equilibrio: conseguir los objetivos con el menor consumo de recursos. Por eso la eficiencia en estos tiempos ya no es una opción, es una necesidad, y sobre todo es una cuestión de ética para los que de cualquier forma gestionamos recursos públicos.

Dicho esto, creo que no tengamos ninguna discrepancia en la bondad de la eficiencia energética y por supuesto nos parece bien que haya un plan de eficiencia energética en la Consejería de Sanidad, como se están tomando medidas de la misma índole en otros centros del Gobierno de Canarias y en empresas privadas de nuestra comunidad, impulsadas por la Viceconsejería de Industria y Energía.

Apostar por la eficiencia energética en instalaciones de gestión pública debe significar un ahorro en la factura de la energía y de esa forma poder destinar ese dinero a otras necesidades y, por ende, cumplir los objetivos fijados en la Estrategia Europea 2020 y en el propio Plan Energético de Canarias.

Por eso queremos dejar claro que la eficiencia energética no puede ser un negocio. De ninguna forma los planes que se pongan en marcha pueden salirnos más caros que los objetivos en ahorro que vayamos a conseguir. En este sentido nos parece apropiado su planteamiento, señora consejera, de que la financiación de estas medidas se haga a cuenta de una parte del ahorro obtenido.

No ha mencionado usted si se ha contado, aunque supongo que sí, que se haya contado, con la colaboración del IDAE -el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético-, organismo dependiente del Ministerio de Industria, con una experimentada trayectoria, ya que desde 1984 se dedica a esta cuestión, al ahorro energético. Quizás, viendo el itinerario que llevan otras comunidades, podríamos criticar el retraso en poner nuestros planes en marcha, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Tampoco ha mencionado usted si estos planes significan alguna modificación en los recursos humanos de los centros en los que se están poniendo en marcha.

Finalmente, reiterar el compromiso del Partido Socialista Canario, del Grupo Parlamentario Socialista, con unas islas sostenibles, ecológicas y modernas. Por ello nuestro apoyo a medidas como esta, que contribuyen a dar forma a un modelo económico sostenible.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jesús Morera, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, doña María del Mar Julios.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes-noches, señorías.

En primer lugar, señora consejera, pues, me gustaría hacerle unas preguntas a ver si en la segunda intervención nos puede aclarar, porque, como decía el portavoz del Grupo Mixto, yo creo que muchas veces el lenguaje utilizado nos lleva a confusión.

En primer lugar, señoría, ¿cuánto se ahorró en la factura energética de los centros sanitarios en la legislatura pasada? En segundo lugar, ¿fue a coste cero el grupo de trabajo que desempeñó los estudios o costó algo a la consejería? En tercer lugar, por la polémica que se ha generado a nivel público, ¿ha hecho usted alguna contratación de asesoramiento externo para la realización de los trabajos de eficiencia energética en el año que lleva, año y algo, al frente de la consejería?

También me gustaría preguntarle, porque verdaderamente usted ha sido acusada por la portavoz del Grupo Popular hoy de perversión en el lenguaje, me pareció que decía, porque estaba privatizando los servicios de eficiencia energética. También la he escuchado en alguna intervención pública en la radio de que está al frente de la reivindicación de que no se privatice el servicio de mantenimiento del Hospital Insular. La verdad es que yo creo que es difícil que en esta comparecencia nos podamos aclarar, pero lo que me parece una perversión es escuchar al Partido Popular que está en contra de que se privatice algo en el sistema. Vamos a ver, señoría, el Partido Popular está privatizando hospitales enteros, con toda la prestación sanitaria, ya no los servicios de mantenimiento sino los servicios sanitarios al completo en todas las comunidades donde está gobernando. ¿Qué lenguaje es ese? Eso me parece que sí que es una perversión y confundir a los ciudadanos: tener un discurso cuando se está en la Oposición de defensa del puesto de trabajo de los funcionarios públicos y cuando se está gobernando procurar y hacer todo lo posible para que se privaticen dichos servicios.

Por ello, señora consejera, me gustaría preguntarle si en este sentido se ha perdido algún puesto de la plantilla orgánica de mantenimiento por parte de los hospitales públicos de Canarias. Además de decir que, desde luego, en la legislatura pasada, por la propia Consejería de Industria y Energía del Gobierno de Canarias se pusieron en marcha los planes energéticos y la contratación centralizada de la energía para que fuera más barata, como es lógico. Se hizo así para toda la Administración...

El señor presidente: Muchas gracias, doña María del Mar.

Por la solicitante de la comparecencia, doña Mercedes Roldós tiene la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, la verdad es que a uno le llama la atención al menos que cuando se habla de un tema importante para la sostenibilidad económica y medioambiental, como son los proyectos de eficiencia energética, pues, algunas de sus señorías vengan aquí si acaso consultando con la Wikipedia nada más y realmente no se atengan al contenido y suelten lo primero y hablen de oídas, como ya nos tienen acostumbrados.

Mire usted, señor Morera, quizás no lo sepa o no le interese, pero esta comunidad autónoma, esta Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, fue la pionera en tener un Plan integral de eficiencia energética y a partir de que Canarias lo tuviera en el año 2010 otras comunidades autónomas han ido implantando programas integrales de eficiencia energética en sus servicios de salud. Ninguna otra comunidad lo tenía. Por lo tanto, me sorprende que usted venga aquí a decirnos que si Canarias estaba retrasada con respecto a otras comunidades autónomas. No, mire usted, la primera, la primera.

En segundo lugar, señoría, mire, señora Julios, claro que nosotros no tenemos ningún complejo en privatizar, en externalizar servicios. Eso lo tienen ustedes, eso lo tienen ustedes, porque nosotros entendemos que el dinero público se tiene que poner a disposición de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Nosotros no tenemos esos problemas ideológicos que tiene la consejera, que tienen los grupos que sostienen al Gobierno; no, mire usted, nosotros estamos por la eficiencia, por gastar el dinero público de la manera más eficaz y con un mayor rendimiento, de sacar el mayor provecho al dinero público.

Y, mire, es verdad, hay dos modelos de hacer las cosas. Cuando nosotros hicimos este programa de eficiencia energética, lo podíamos hacer externalizándolo, privatizándolo, como lo va a hacer ahora la señora Mendoza, o lo podíamos hacer con recursos propios. Y, mire usted, el Partido Popular decidimos hacerlo con recursos propios.

Y, mire, también le recuerdo, la Consejería de Sanidad fue el único departamento del Gobierno que en el año 2010 fue al procedimiento de compra centralizada de energía eléctrica, que supuso un ahorro para las arcas públicas de Canarias de más de 3 millones de euros. Y la pregunta concreta es, señora Mendoza, usted que ha dejado en este año y pico, ha dejado caer un magnífico programa de eficiencia energética, le pregunto: ¿qué ha hecho con el 50% de ese ahorro, más de 1.500.000 euros, qué ha hecho en inversión en lo que es la infraestructura de eficiencia energética? Señora Mendoza, se lo ha chupado, se lo ha chupado, lo ha destinado a tapar agujeros de la Consejería de Sanidad.

Porque usted no cree en la eficiencia energética, usted no cree en algo que consuma menos, que contamine menos para Canarias y que además tenga una mayor fiabilidad en el suministro energético. Usted no cree en esto, porque usted, señora Mendoza, le tengo que decir que no ha contestado a una sola de las preguntas. Le vuelvo a preguntar: ¿qué ha hecho con el 1.500.000 de ahorro del año 2010? ¿Cuánto ha ahorrado en el 2011? Nos dice que 434.000 euros. Oiga, bastante ineficiente es usted. Si en el 2010 se ahorran más de 3,5 millones de euros, ¿cómo se le produce un bajón de menos de medio millón y para este año nos acaba de reconocer que el ahorro va a ser de 100.000 euros? Oiga, la verdad es que un cero había que ponerle a usted, señora, en materia de eficiencia energética.

Nos dice usted que usted ha optado por ese modelo de externalización, de privatización, que seguro que a sus socios de gobierno ahora les parecerá bien. A nosotros no nos parece ni mal ni bien. Nos parece que si hay ingenieros, si hay técnicos en el Servicio Canario de la Salud, que hacen un programa, que lo llevan a cabo, que están produciendo ahorros importantísimos, ¿por qué, señora Mendoza, usted contrata a un señor externo al Servicio Canario de la Salud, al señor Quiroga, lo pone en Servicios Centrales como jefe de servicio cuando no es personal de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias? ¿No tenemos en Canarias suficientes ingenieros con experiencia sobrada en materia de eficiencia energética? ¿O es que lo contrató usted en septiembre del año pasado exclusivamente para llevar este procedimiento de privatización? Eso sí, a la chita callando, como usted lo hace, señora Mendoza.

Mire, señora Mendoza, lo que le decimos es que dé la cara, es que diga la verdad. Mire, si usted opta por el modelo de externalización, que lo están llevando a cabo otras comunidades autónomas, dígalo; diga qué va a pasar con los trabajadores del Materno-Infantil; diga por qué no se reúne con ellos, por qué se oculta, por qué lo esconde, por qué esa falta de transparencia en su gestión. Señora Mendoza, mire, usted se cree que pagando dinero en publicidad y propaganda esto no sale de aquí, no sale en los medios, y está usted equivocada, señora Mendoza. Una es la verdad publicada y otra es la verdad real, y la verdad real la sufren los 25.000 trabajadores de la sanidad pública canaria, la sufren los pacientes de la sanidad pública canaria. Aunque usted quiera esconder durante tres meses la lista de espera, esa que no ha salido en ningún lado pero que todos sabemos que ha aumentado de manera escandalosa, aunque usted quiera esconder que no paga a las farmacias por su incompetencia y por sus mentiras, la verdad sale siempre, señora Mendoza. Aunque usted quiera tapar que los hospitales públicos están paralizados en programas de tarde, y ya también por la mañana, la verdad sale, porque la viven los profesionales, porque la viven los pacientes cada día.

Y yo les digo, señorías, que qué pena, que qué pena que un buen proyecto de profesionales sanitarios, un proyecto que ahorra coste económico, que produce mejora tecnológica, que produce menos gases de efecto invernadero y que, por lo tanto, medioambientalmente es bueno, sostenible para Canarias, qué pena que algo en lo que éramos pioneros en Canarias, con usted, señora Mendoza, también se esté dejando morir.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, doña Mercedes, doña Mercedes Roldós.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señora diputada, con todo el respeto que usted se merece, realmente, para hablar, como dice el señor diputado, de forma clara, realmente lo que sucedió en la consejería en el año 2010, en la Consejería de Sanidad, es que alguien puso la mano y le cayó una moneda. Y es así. Evidentemente, es una prioridad del Sistema Nacional de Salud hacer eficiencia energética, pero en realidad lo que sucedió en el año 2010 no fue fruto de una nueva idea, de que aquí se empezara a hablar por primera vez en el mundo mundial de la eficiencia energética. No, se puso, hubo una idea de poner en marcha un proyecto de eficiencia energética. Fue fruto más bien de otra situación, de que la Intervención obligó a que, ante los cambios de normativa y de las regulaciones del mercado de la electricidad, es decir, de un mercado que estaba regulado a un mercado libre, se debieran poner en marcha concursos, se vieran obligados a poner en marcha concursos, que con buena lógica debían ser centralizados, porque hasta aquel momento cada centro sanitario tenía su propio concurso, su propio contrato, ya que hasta entonces esto era de esta manera. Y por otro lado permitía, evidentemente, al centralizar, como cualquier concurso, ir a un precio más razonable, más bajo, por simple economía de escala. Se firmó el contrato centralizado con efectividad de febrero del año 2010 y hasta febrero del año 2011. Todo esto coincidió con una caída de los precios y tanto es así que en el año 2010 se consumió más energía eléctrica. No puedo ponerle una diapositiva, no lo había pedido con antelación, pero... En el año 2010 se consumieron 109,37 GW/hora. El precio estaba a 10,17 euros. En el año 2009, para que comparen hacia detrás, se consumieron 102,44 GW/hora, a un precio de 12,16 euros; en el año 2011 (Rumores en la sala.), en el año 2011, se consumieron 106,47 GW/hora, a un precio de 10,29 euros, más caro que en el 2010. Es decir, realmente aquí no hubo una eficiencia y tal. Bien, vale, provocó una disminución del gasto, contando solo... Además, es verdad, esto en los grandes centros hospitalarios, y se hablaba de un ahorro, ahorro, y los tan traídos y llevados ahorros de los 3.104.756,58 euros, que figuran en el informe del grupo de eficiencia energética que usted, efectivamente, señora Roldós, puso en marcha, que, por cierto, se estimó inicialmente en 4. Luego, a mitad de año, en 3,8, pero luego ya eran 3,1, al final del 2010, principios del 2011. Es decir, no se preocupe, esto es una cosa que una cosa al principio es lo previsto y otra cosa es lo que ocurre al final. ¡No ha sido un ahorro!, a ver, y esto es un ahorro por el precio, no por la eficiencia. Eficiente hubiese sido bajar el consumo en el año 2010, al menos bajo mi modesta opinión, con todos los adjetivos y calificativos que suelo recibir, lo que no ocurrió.

De forma paralela se puso en marcha un proyecto de eficiencia energética, creando un grupo, en efecto, de la casa, al que se ayudó con un asesoramiento externo -me hacían ustedes algunas preguntas antes-, un asesoramiento externo. Un asesoramiento externo cuyo coste fue de 27.800 euros, IGIC del 5% incluido. A ese grupo de la casa. Habiéndose firmado el contrato con fecha de 18 de octubre del año 2010 y estableciendo, mediante procedimiento negociado, la contratación de las auditorías para seis centros hospitalarios cuyo coste fue de 226.034,64 euros, IGIC incluido. Y a todo esto... (Rumores en la sala.)

El señor presidente: Señora...

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): ...no se le llama coste cero.

El señor presidente: Señora consejera, por favor.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): No se le llama coste cero.

El señor presidente: Señora consejera, por favor.

Vamos a ver, es evidente que cuando alguien está hablando aquí es muy probable que los demás no estén de acuerdo, pero vamos a respetar el uso de la palabra y luego, pues, ya veremos, porque lo que está claro es que quien viene aquí no va a convencer probablemente a los demás y es una regla de juego del Parlamento. Es decir, yo les agradezco que dejen a quien esté interviniendo, sea quien sea, que respeten el uso de la palabra.

Muchas gracias.

Disculpe y continúe, señora consejera.

Continúe, continúe, doña Brígida, cuando usted quiera.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, gracias, señor presidente.

En el año 2011, dado el importantísimo recorte presupuestario, que usted conocía, señora diputada, desde el año 2010, puesto que lo firmó junto al entonces consejero de Hacienda, el señor Soria, hoy ministro de Industria...; y desde luego en esos Presupuestos, bastante diezmados para nuestra comunidad autónoma, tampoco se quedó recogido nada del Plan de eficiencia energética, ni en ningún capítulo. Pero es que tampoco hacía falta, no hacía falta, porque teniendo en cuenta que las empresas de eficiencia energética pueden acceder a fondos específicos, los fondos Jessica, siguiendo las directrices marcadas, la 2006/32, de la Comunidad Europea, del Parlamento, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril del año 2006, y el Real Decreto-Ley 6/2010, de 9 de abril, así como las repetidas recomendaciones de Ingesa... Que, por cierto, con Ingesa, señor diputado, Ingesa trabaja con el asesoramiento del IDAE. Por tanto, está también asesorado en todo esto, se asesora nuestra consejería con este en estos proyectos.

Desde esta Consejería de Sanidad, en el año 2011, se inicia, con personal propio, propio de la Consejería de Sanidad, y de forma centralizada, y sin nadie externo... -no hay ningún asesoramiento externo, en absoluto, hay un personal con contratos como cualquiera, y dentro de la potestad de la consejería está que se contrate a la persona que se considere oportuna, como han hecho todos los consejeros desde que los consejeros son consejeros, y eso es un derecho de la consejera actual además-, de forma centralizada, la redacción... Se está realizando sin nadie externo. No ha habido, y que lo busquen, ninguna persona externa que haya estado ni un solo minuto sin un contrato oficial con el Servicio Canario de Salud en la legislatura actual desde que la que les habla es consejera de Sanidad. La redacción de los contratos de servicios energéticos actualmente la están analizando los servicios jurídicos. Están redactados, esto es solo una copia (Mientras muestra una serie de documentos a la Cámara). Igual que tengo, pues, bueno, yo me traje algunos papeles, simplemente, aparte de la contratación de la asesoría, de la auditoría y de un pliego, los pliegos, el modelo de pliego de los contratos que se están en este momento analizando por parte de los servicios jurídicos del Servicio Canario de Salud.

Consiste, lo que estamos haciendo, en un contrato mixto de servicios energéticos que incluye la electricidad y el combustible y entrando también los contratos de mantenimiento externos, que prácticamente todos los centros grandes, a excepción del Hospital Universitario de Canarias, tienen desde hace años. Vamos a ver, esto es una práctica que viene desde hace muchísimos años y a nadie le da miedo en el actual Gobierno, como tampoco lo tuvieron en anteriores. Por ejemplo, un ejemplo -usted lo ponía antes-, les recuerdo a todas sus señorías, por si no lo conocen, los mantenimientos externos son tan habituales que todos los hospitales, salvo ese que he dicho, lo tienen y uno que me queda muy cercano, porque es donde he trabajado muchísimos años, casualmente el Complejo Universitario Materno-Insular. El ala sur, el ala sur tiene un mantenimiento externo desde hace muchísimos años y desde hace muchos años ese mantenimiento externo convive con el interno y de buenas, y se llevan estupendamente, no hay ningún problema. No ha habido quejas nunca de su convivencia.

Los pliegos que se han redactado no tocan para nada la plantilla orgánica de ningún centro. Que, por cierto -una pregunta que la señora Roldós había planteado-, todos los centros están perfectamente informados, uno a uno, de este tipo, de lo que se está llevando a cabo, de este tipo de contratos, de lo que significa eficiencia energética y es más, están colaborando en el grupo. Es decir, una cosa es lo que salga en prensa y otra cosa es llamar de verdad a las cosas por su nombre, como decía el señor don Román Rodríguez. Habrá un límite, por tanto, cuando haya adjudicatarios, cuando estos pliegos vean la luz, salgan los concursos, en estos mantenimientos habrá unos límites, y habrá, de una parte, un mantenimiento que llegue hasta un límite y un mantenimiento de los centros hospitalarios en el otro. Tendrán que integrarse, hablarán y hasta qué punto se ponen de acuerdo -espero que se lleven bien-, pero nadie ha hablado de quitar a nadie. Aun más, en la actual situación económica, con unos Presupuestos del Estado que castigan aún más a Canarias y cuando se oye a los miembros del Partido Popular exigir al Gobierno de Canarias que fomente empleo, es indignante que traten ustedes de confundir a los ciudadanos. Vamos a ver, son contratos que favorecen la creación de empleo, y no es que lo afirme yo, es que así lo recoge el real decreto, lo pone el Real Decreto-Ley 6/2010, de 9 de abril, de medidas para el impulso de la recuperación económica y el empleo, y lo pone tal cual.

Por otra parte, las plantillas orgánicas de los centros no se ven afectadas por este tipo de contratos, al contrario. Creo que lo que debería valorarse es que en épocas como las que atravesamos donde los Presupuestos del Estado asfixian a nuestra comunidad es una oportunidad para que las instalaciones se mantengan, se puedan realizar obras, que, si no, sería imposible acometer porque no tendremos el presupuesto adecuado, y todo ello generando empleo y sin destruir el de la plantilla orgánica de los centros.

Y, por cierto, una aclaración también para información de sus señorías...

El señor presidente: Doña Brígida, tiene un minuto, por favor, para ir terminando.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Muchas gracias, muchas gracias, señor presidente.

En cualquier caso, la Consejería de Sanidad va a seguir trabajando en esta línea y desde luego, en resumen, todas las medidas se están tomando para ser eficientes, mucho más eficientes nuestros centros, porque desde luego, tal como está el panorama presupuestario del Gobierno de España, ya nos está asfixiando y desde luego eso lo que lleva es falta de oxígeno, y nosotros lo que estamos haciendo es ahorrando en carbónico.

Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera. Muchas gracias.

Señorías, vamos a suspender la sesión aquí.

La duda es que... Señores portavoces, simplemente desde los escaños, yo adelantaría mañana el comienzo media hora. Normalmente es a las nueve y media, a las nueve, porque está ajustado. ¿Ustedes se pueden acercar un momentito entonces?

(Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0491 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre evolución del Plan de Eficiencia Energética del Servicio Canario de la Salud.