Diario de Sesiones 59/2012, de fecha 13/11/2012
Punto 13

· 8L/PNL-0144 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación al tratamiento de Canarias en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Siguiente proposición no de ley, del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación al tratamiento de Canarias con la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Don José Miguel tiene la palabra.

El señor González Hernández: Buenas tardes, señor presidente.

Quiero reconocer ante todo que no me encuentro de muy buen humor hoy en día y en gran parte por la serie de cosas que he oído esta mañana.

Hay un diputado del Partido Popular al que le gusta hablar de la historia. Estamos en 1812, se habla de la Constitución pero se olvida que fue el año de la Declaración de Belgrano y donde empezó la separación de todas las colonias españolas de América por la falta de comprensión de la metrópoli. Se olvidan de que en este año -1812- fue cuando empezó la separación de todas las colonias españolas de América por la incomprensión a sus justas demandas a la metrópoli. Era un momento convulso, estaba España sometida a las guerras napoleónicas. Ahora también estamos en un momento convulso y yo veo cosas que se me parecen mucho a lo que ocurría en aquella fecha, que es la falta de comprensión y de atención desde una supuesta metrópoli a las peticiones que emanan de una comunidad como Canarias. Bien. Yo he oído decir incluso que el Gobierno acaba en Cádiz, se mira hacia Canarias desde una posición que yo no entiendo; se olvida que esta es una comunidad que está a 1.200 km del continente, que estamos en el continente africano, que somos culturalmente españoles pero esto es África. Parece olvidarse. Bueno, se quedaron como resto, además de algunas Marianas, Cuba y Puerto Rico, que en 1898 otra crisis política interna española llevó a la intervención americana y la pérdida.

Porque, señorías, cuando estamos aquí discutiendo el Presupuesto yo no oí hablar de números. Se han dicho tantos números aquí, tantas verdades, que luego han intentado contrastar con tantas mentiras, que no vale la pena insistir en ello. Lo que estamos planteando aquí es que el Gobierno popular parece que solo reacciona cuando hay un millón de manifestantes en Cataluña, cuando se ocupan mercados por gente que tiene hambre o cuando una pobre mujer tiene que lanzarse por un balcón en Baracaldo para defender una vivienda de la que está siendo... Ese es el único momento en que reacciona el Partido Popular. ¿A qué están esperando, a que el pueblo canario reaccione de modo similar ante lo que es un ataque frontal al Estatuto de Autonomía y a las condiciones que marcan a Canarias como una comunidad ultraperiférica? Lo reconoce el Derecho europeo, lo reconocen leyes españolas y lo desconoce, lo rechaza, un gobierno insensato, el Partido Popular y don Mariano Rajoy Brey.

Pese a que la disposición adicional tercera de la Constitución dice claramente -dice claramente- que el Régimen Económico y Fiscal de Canarias está protegido por la Constitución y para ser modificado exige un informe favorable de este Parlamento, cuando el artículo 138 habla de la especial atención al hecho insular desde el principio de solidaridad de España, el Partido Popular lo rompe. Porque, señorías, lo grave de este Presupuesto no son los números, es la ruptura del principio de continuidad territorial. Es que a Canarias se le ha cortado el contacto con el centro: se suben las tarifas aéreas, se le quitan las subvenciones, se le quita el agua para beber, se le quita el agua para beber, se quitan las subvenciones para el agua... No lo intenten ocultar, ¡esa es la verdad!

Pero es que además se trata a los canarios como españoles de tercera. Para poder viajar se nos... (Comentarios desde los escaños.)

Señor presidente, solicito que mande callar a los que están hablando en este momento. Solicito su intervención.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Sí, señor diputado, continúe su intervención.

El señor González Hernández: Espero que lo oigan, que lo oigan...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Pero el silencio es para todos los bandos.

El señor González Hernández: Luego disienta.

Se nos está obligando a los canarios, para poder viajar, a tener que llevar un papelito blanco vergonzoso, cuando la ley dice que para un español se da su residencia con el documento nacional de identidad; a los canarios, no.

¿Ustedes saben que el Régimen Económico y Fiscal exige garantizar los precios del agua en Canarias? ¿Por qué no se hace? ¿Saben ustedes que dice que las inversiones que conectan las islas entre sí o con la Península son de interés general? ¿Por qué se rompe ese principio y se rompen contratos y convenios firmados y respaldados por el Gobierno del Estado?

Este conjunto completo de barbaridades, estas medidas negativas, están contribuyendo al desarrollo de una corriente de opinión en el archipiélago que pone en cuestión el marco de relación constitucional de Canarias con el resto del Estado. ¿Somos España o somos una colonia? Esa es una pregunta que yo haría a ustedes que contestaran.

Esta situación se agrava por el trato negativo y discriminatorio que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013 da a Canarias, estableciendo medidas restrictivas carentes de base en cualquier criterio de justicia y equidad para el reparto de esfuerzos que cada región de España debe soportar en la situación crítica presente y que en ningún caso -y este es el punto más importante-, en ningún caso debería estar condicionado por cuál sea el grupo político que ejerce el poder ejecutivo. Porque, señorías, no estamos pidiendo incremento de presupuestos sino que el presupuesto se distribuya con justicia, y eso es lo que está fallando, la justicia distributiva. Se les da a los amigos, se les quita a los supuestos enemigos. Pero cuando ustedes están hablando de supuestos enemigos se están confundiendo, porque miran hacia estos bancos y ustedes están siendo enemigos del pueblo canario, ¡del pueblo canario!, que algún día les va a pasar la cuenta.

Señorías, no sigan ustedes por este camino, están creando un semillero grave de posibles problemas futuros políticos, precisamente en un momento en el que España está metida en gravísimos problemas que tienen que ver con crisis territoriales.

Por lo tanto, ¿qué proponemos en nuestra proposición? El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a que se dirija al presidente del Estado de España -don Mariano Rajoy Brey- haciéndole patente y transmitiendo el total rechazo del Parlamento al tratamiento discriminatorio y vejatorio que en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013 hace a Canarias.

Insta, asimismo, al Gobierno de Canarias a solicitar al presidente del Gobierno de España que corrija -aún tengo yo la esperanza de que le vuelva algo de sensatez-, que corrija, mediante enmiendas en el trámite de las Cortes españolas -o de las Cortes Generales, como ustedes quieran, son más españolas que generales-, el proyecto de Presupuestos para 2013, dando cumplimiento a los preceptos de las leyes del Régimen Económico-Fiscal de Canarias, respetando dentro del bloque de constitucionalidad -respetando dentro del bloque de constitucionalidad- la disposición adicional tercera de la Constitución y el artículo 46 del Estatuto de Autonomía.

Señorías, lo que les estamos pidiendo es que sepan ustedes lo que es justicia. Alguien hablaba esta mañana de uniformizar; no, no, no hay peor injusticia -no lo he dicho yo, lo dice alguien muy importante- que tratar a los desiguales por igual. Canarias tiene que tener un trato reconocido en la Constitución; ustedes se lo están negando. Ustedes sabrán lo que hacen.

(Aplausos.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado del Parlamento de Canarias.

Tiene la palabra el Grupo Popular para defender una enmienda.

El señor Afonso El Jaber: Señor presidente. Señorías.

Cuando antes discutíamos la crítica que se hace desde los cabildos a la financiación por parte de esta comunidad yo creí en ese momento que se iba a retirar esta PNL, porque en aquel momento se dijo: los cabildos saben que no hay dinero, los cabildos saben que lo estamos intentando hacer bien. Sí, era un tono, talante de aquel al que se le pide. Ahora vemos el otro, con lo cual yo no sé si son las dos monedas, las dos caras de la misma moneda o son monedas falsas, como las que se hicieron, no hace 200 años, sino 2.000, porque son monedas que para una cosa dicen una cosa y para otra dicen otra.

Realmente cuando yo leí esta PNL me dije: cómo voy a tener una intervención seria, cómo me puedo tomar con seriedad una PNL que empieza comparando a Canarias con las colonias americanas y termina hablando de que algunos están muy disgustados. Disgustados están ustedes que no conocen al pueblo canario, pero que el pueblo canario sí los conoce y por eso cada vez les votan menos. Esos son los que están disgustados.

Pero, mire usted, yo creo que esta PNL es una absoluta frivolidad política. Yo sé que Coalición Canaria ha tenido contradicciones desde su fundación. Había gente que venía del franquismo y otros del comunismo, eso que últimamente se llama "Colisión Canaria", y que esas contradicciones existían y estaban allí larvándose. Pero creo que en este momento yo dudo entre varias opciones: una es que se quiten la careta, otra es que sea una cuestión oportunista. Como si el Cabildo ahora de Gran Canaria se declara independiente de Canarias porque no le gusta la distribución del REF, por ejemplo, o porque no le gustan los Presupuestos que hace el Gobierno de Canarias, porque le he escuchado muchas declaraciones en ese sentido al presidente del cabildo. Nunca le he escuchado una salida de tono como la que tiene usted aquí: "no, si no me dan lo que dicen los Presupuestos me amulo y me llevo la pelota". La pelota no es de ustedes, la soberanía es del pueblo, y el pueblo cada vez que se presentan les vota que no.

Dice que es trato vejatorio. Vejatorio es tener un Gobierno presidido por una persona y vicepresidido por otro que siempre que se presentan a las elecciones pierden. Eso es lo que es para los ciudadanos vejatorio y frustrante. Eso sí, eso sí, no lo que hacen aquellos que tienen la legitimidad. Porque, mire usted, tampoco esto de la identidad es una cosa oportunista: si me gusta el Gobierno de la nación tengo identidad española, canario-española, y si no me gusta, me independizo. No es cuestión tan coyuntural o una cuestión de ahora me gusta este Gobierno, ahora no me gusta este Gobierno; la identidad es una cuestión histórica, arraigada durante siglos por las diversas generaciones. Es una cuestión cultural y social arraigada y que no depende de si me gusta o no me gusta un Gobierno. No me gustan los Presupuestos del año 2012 y 2013; pues ahora soy como una colonia americana. Hay que ser más serios, hay que ser más rigurosos, de verdad.

Y, ojo, no sé lo que votará en esto el Partido Socialista, pero el 25 de noviembre se verá lo que significa olvidarse de cuál es la naturaleza de un partido y cuál es su electorado, como ha pasado en el País Vasco. Al final la gente nos vota no para que digan a los partidos nacionales que Canarias es una colonia; es evidente que no nos votan para eso y ustedes sabrán lo que se hacen.

Miren, el otro día, en el último Pleno, el presidente por fin fue sincero y asumió la responsabilidad de la financiación de la comunidad autónoma. Ya no era que "me hicieron un chantaje", como había dicho varias veces; no, no, asumió la responsabilidad, dijo que tuvo un error de cálculo de 700-800 millones al año. Solo le faltó decir que tuvo un pequeñito error de cálculo. Si mi hija, que está en 3º de Primaria, tiene un error de cálculo de estos, la mandan a Infantil. ¿Y en qué consiste asumir una responsabilidad de 2 millones de euros diarios?: ¿en echarle la culpa de todo a Rajoy? ¡Si Rajoy no apoyó este sistema de financiación, esa ley que ustedes apoyaron con su voto, que fueron indispensables! Y ya sabemos que fue un error de cálculo del señor Rivero. Pues los Presupuestos no cambian estas cosas. Esa es una ley que se revisará en el 2014 y que todos sabemos que es difícil revisar estas leyes, que hace falta un cierto consenso entre todas las comunidades autónomas y que además, pues, normalmente significa que el Estado ponga más dinero para que estén todas contentas, en una época que ya veremos cómo está la situación económica dentro de dos años.

Por lo tanto, seamos serios. Mire usted, comparar el REF, que se vulnera el REF porque hay que llevar un certificado en el bolsillo, me parece poco serio. Será incómodo, no digo yo que no sea incómodo; ahora, que porque sea incómodo se vulnera el REF, la disposición adicional no sé cuánta, el Estatuto de Autonomía, la Constitución... No, hombre, no, es incómodo y yo lo acepto que es incómodo y es algo que tenemos que solucionar. Lo que sí vulnera el REF es el fraude de los residentes, de los no residentes. ¡Eso sí vulnera el REF! Lo que a mí realmente ya no me parece una pequeña incomodidad, sino una gran incomodidad, que en este momento gente estuviera viajando con una subvención que no le correspondía. Eso ya me produce una gran incomodidad. Y comprendo que para sus señorías llevar eso en el bolsillo es una incomodidad, pequeña. Hombre, más incómodo es pasar el día cargando racimos de plátanos, pero sí comparto que es una pequeña incomodidad.

Y, mire, es falso, es falso, absolutamente falso que con el DNI se acredite la residencia. Es que el mundo administrativo es el que es. Documento nacional de identidad, certificado de residencia: cualquiera que sepa castellano entiende lo que es identidad y lo que es residencia. Ambos coexisten en el Derecho administrativo, ambos coexisten en el mundo administrativo y, por lo tanto, son cosas distintas, muy distintas.

Mire, de lo demás, es que, de verdad, es que es tan poco serio... ¿Cómo se puede venir aquí desconociendo la estructura constitucional de España y decir "instar al Gobierno de Canarias a solicitar al presidente del Gobierno de España que se corrijan los Presupuestos"? Los Presupuestos los modifica el Parlamento, los grupos parlamentarios. Esa es la estructura constitucional. Por lo tanto, esto está mal. Tiene usted que retirarlo porque está muy mal. Verdaderamente debería retirarlo, de verdad, debería retirarlo todo.

Lo cierto es que este Presupuesto, lo cierto es que este Presupuesto sigue aumentando el porcentaje de inversión de Canarias respecto a la media. ¿Que es verdad que la inversión total es inferior?, es verdad. ¿Que es un Presupuesto más chico?, es verdad, es un presupuesto más chico. ¿Que usted no está de acuerdo en que el Presupuesto sea más chico? Díganos qué Presupuesto es el que quiere, para discutirlo, porque este nos cuesta, en los últimos años, 106 millones al día de intereses. Dice: "no, tanta austeridad no nos gusta"; dígame usted qué objetivo de déficit quiere: el 6, el 8, el 10, el 20, y entonces tendremos algo que discutir. Pero genéricamente decir que no le gusta la austeridad es evitar el debate. Y, por otro lado, es contradictorio, porque muchas veces dicen ustedes -lo he escuchado en este Parlamento-, "no, no, no, es muy austero", aunque los ingresos estén inflados. Mire, una cosa o la otra. O está demasiado recortado el gasto o está aumentado demasiado el ingreso, porque si el ingreso está inflado, como dicen algunos de ustedes, entonces no será austero.

Por lo tanto, digamos, hablemos de cosas concretas para que podamos hacer un debate de verdad sobre qué objetivo del déficit tenemos que tener y cuál podemos seguir soportando, porque el consejero de Economía nos da lecciones en todos los plenos del mercado, nos habla del Fondo Monetario Internacional, nos lo explica de maravilla, pero no consigue un crédito. Por lo tanto, menos explicar lo que es el mercado, menos hablarnos del Fondo Monetario Internacional y a ver si consigue un crédito, porque, al final, la clave de un presupuesto no es poner "voy a tener un presupuesto de 3 millones", es que alguien te financie, es que alguien te financie, y todos sabemos cómo está el mercado. Por lo tanto, en estos momentos en que en la calle, pues, la gente está sufriendo y hay gente que, obviamente, lo pasa muy mal, apuntarse, apuntarse desde el insularismo al colonialismo me parece hacer demagogia, sinceramente. Ustedes han elegido un momento oportunista, piensan que haciendo de Mas-Duran, pues, a lo mejor consiguen más votos, a lo mejor consiguen más votos, pero me parece poco serio. No creo que eso sea lo que necesita la sociedad española, no creo que eso sea lo que demanden los ciudadanos canarios.

Mire, yo a lo que les invito es a que cambien a este Gobierno, a eso es a lo que les invito a los parlamentarios de Coalición Canaria y del Partido Socialista, a que cambien este Gobierno, porque es verdad que hay una gran desafección con este Gobierno. Eso es verdad, lo vemos en las urnas, lo vemos en las urnas elecciones tras elecciones, y a eso es a lo que yo, mirándoles a la cara, invito a los parlamentarios de Coalición Canaria y del Partido Socialista Obrero Español, a que cambien este Gobierno, porque este sí que es, como dijo ayer un compañero, un Gobierno nini, que ni hace los Presupuestos ni le gusta lo que hacen otros, ni hace reformas ni le gusta la que hacen otros, ni trabaja para salir de la crisis ni le gusta que otro trabaje. Señores diputados de Coalición Canaria y del Partido Socialista, de verdad, cambien este Gobierno.

Presentamos nosotros una enmienda. Desde luego me he extendido en lo esencial. Podía hablar del conjunto de inversiones en aeropuertos, en puertos, en fin, todo eso que hace que pasemos del 47,5 al 55,1, pero creo que, como usted dijo, no vino a hablar de eso, ha sido la excusa que usted ha tenido para... En fin, una cosa que tenía ahí reprimida, pues, la ha soltado. Vale, lo acepto, a lo mejor ha estado muchos años deseándolo decir y hoy ha encontrado ese momento. Piensa que este es el momento coyuntural, pero eso es no conocer al pueblo canario. El pueblo canario que vota a Coalición Canaria porque dice que no son nacionalistas, que son gente regionalista...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Sí, tiene un minuto para exponer su enmienda, señor diputado.

El señor Afonso El Jaber: ...(Sin micrófono.) de verdad, hay mucha gente moderada, de centro, que piensa que Coalición Canaria "cómo van a ser estos nacionalistas ni separatistas, si son cada uno de su isla, son insularistas, es que no son ni regionalistas casi", piensa mucha gente. Por lo tanto, a nosotros... -no, oye, estoy hablando creo que con un tono de mucho respeto y además lo escuché con mucho respeto, como hago siempre-.

Por lo tanto, yo le invito, de verdad, le invito a que apoye nuestra enmienda, que ya conoce. Las enmiendas dicen lo contrario de lo que dice usted, dicen lo contrario de lo que dice usted, y repito, como lo esencial es lo esencial, me he centrado en ello. La primera es que apoyemos la política económica que está haciendo el Gobierno, que es la necesaria en este momento para conseguir sacar al país de la crisis. Achicar agua, mientras se consigue que el barco se repare y pueda navegar sin hundirse por el mundo, llevando nuestros comercios y generando empleo para el conjunto de la sociedad. Eso es lo que está haciendo un gobierno que tiene que achicar agua y a la vez reparar el barco, porque los gobiernos que usted apoyó hasta hace apenas diez meses, los gobiernos que usted apoyó hasta hace apenas diez meses... Aquí alguien se ha quejado ayer de que Canarias tenía un paro del 33%. A un 3% mensual en los últimos once meses, debe ser, ¿no?, ¿o ya lo tenía, o ya lo tenía hace diez meses?

Por lo tanto, yo le invito a la serenidad, señoría, y al conjunto de su grupo, a la serenidad...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado. Ha terminado su tiempo.

El señor González Hernández (Desde su escaño): Sí, voy a hacer una serie de argumentos.

Yo no sé...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Tiene tres minutos para...

El señor González Hernández (Desde su escaño): ...yo sí sé de dónde...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ...su posición, señor...

El señor González Hernández (Desde su escaño): ...(Ininteligible.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ...fijar posición, señor diputado.

El señor González Hernández (Desde su escaño): ...(Ininteligible.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ...sobre la enmienda del Popular.

El señor González Hernández (Desde su escaño): ...yo no sé ...(Ininteligible.) del Partido Popular, vienen del franquismo. Usted lo sabrá.

Habla usted de que se aprobó, de que se votó por los Presupuestos, ¿pero quién fue el que aprobó los números? El señor Soria. Era de su partido, ¿o ya no lo es, ya no lo es?

Mire, le voy a decir lo siguiente. O ustedes tienen claro que yo no he dicho que se aumente el Presupuesto sino que se distribuya con justicia...Yo no quiero que se aumente el Presupuesto del Estado, pero que no se le den 12.000 millones para hacer el AVE a Galicia, que es un fracaso económico, y a Canarias se la deje en la cuneta, que no se nos dé ni siquiera para poder mantener los compromisos firmados. Y eso lo tendrán que responder en los tribunales, porque hay un compromiso firmado, y cuando haya que dar daños y perjuicios, los tendrá que pagar el Estado, por ustedes ser en esa, totalmente, ¿sabe qué?, partidistas. El dinero que hay se lo reparten con los suyos y a los demás los dejan fuera.

Tampoco he dicho que yo estoy por la independencia, he dicho que ustedes están empujando a este pueblo a gritarles, como les gritaron los de América, porque los están maltratando.

Y que usted venga a decir aquí que lo de... es llevar un papelito. ¡No, es un desprecio a los canarios!, porque la ley, y usted debía saberlo, dice que en España la residencia se acredita con el documento nacional de identidad. Léase la Ley del Procedimiento Administrativo Común, léase la Ley del Procedimiento Administrativo Común, qué es lo que dice.

Por lo tanto, de lo que estoy hablando es de un trato discriminatorio. No estoy intentando que aumente el Presupuesto. Ustedes sabrán lo que hacen con el Presupuesto, pero lo que no pueden hacer es distribuirlo por capricho, ayudando a los suyos y a los demás, ni agua. Y eso es lo que le estamos criticando.

¿Y habla usted de las elecciones?: ¡veremos lo que va a pasar en la próxima, cuando tengamos que decir que el Partido Popular de Canarias está totalmente vendido a los intereses del partido, que ustedes no están cumpliendo con el juramento de defender los intereses de este pueblo y el Estatuto de Autonomía de Canarias! ¡Esa es la realidad!

Y por supuesto su enmienda, nada.

(El señor Afonso El Jaber solicita intervenir.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ¿A efectos?

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Ha acusado al Partido Popular de perjuro. Creo que si algo merece la consideración de injuria es eso y, por lo tanto, pido el poder intervenir para responder a esa durísima acusación.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Repítela, que no la he entendido.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Ha dicho que el Partido Popular no cumple con su juramento de defender a los ciudadanos.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Tiene un minuto.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Mire, el talante democrático de alguien, el talante democrático de alguien, se demuestra cuando no se considera en posesión de la verdad absoluta y la gente o hace lo que yo digo o no está defendiendo el interés de la gente. Es que vivimos en una sociedad plural y defender lo que usted defiende para mí a lo mejor es no defender los intereses de la gente, como efectivamente lo pienso, y yo no le acuso a usted de perjuro, no sé si habrá jurado o prometido, pero yo no acuso a alguien, porque no hace lo que yo creo que tiene que hacer, que está falseando una promesa o un juramento. Es que esa es la base de la democracia. Usted me acusó... en el 75 apenas había nacido casi, pero usted tiene que entender que el juego democrático es otro muy distinto y que existen distintas -por favor, es que si no me desconcentro-, distintas... (Ante los comentarios desde los escaños.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Silencio o tengo que descontar tiempo.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Es que existe...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Tiene usted una vía para dirigirse a la Presidencia, pero de momento deje hablar al que está hablando (Dirigiéndose a la señora Morales Rodríguez).

Siga usted con la palabra.

El señor Afonso El Jaber (Desde su escaño): Espero que el tiempo, me dé el descuento luego.

Yo lo que le pido es que tenga más respeto que, hombre, que usted no lo lleve todo a la radicalidad. Es usted un hombre con suficiente experiencia política como para no llevar las cosas a la tranquilidad. Es como si yo pensara que los que les apoyaban -los datos del anterior Gobierno son más que evidentes, ¿no?, y lo que luego piensa el ciudadano-, pues, estaban traicionando el juramente. No, estaría haciendo don José Luis Rodríguez Zapatero lo que él creía que tenía que hacer y el señor Paulino Rivero, aunque nadie le vote nunca, la gente siempre prefiere votar a otro, también creerá que está haciendo lo que tiene que... (Corte del sonido producido por el sistema automático del tiempo.) El suficiente talante democrático para dos cosas...

(El señor González Hernández solicita la palabra.)

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Ha terminado su tiempo, señor diputado, ha terminado su tiempo.

¿A efectos de qué, señor José Miguel?

El señor González Hernández (Desde su escaño): Por contradicho y alusiones.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): No, no, aquí alusiones son las que usted... le ha dicho a usted, que usted ha acusado a un partido y se ha dirigido a usted. Eso no son alusiones.

El señor González Hernández (Desde su escaño): Y él me ha acusado a mí de poco demócrata.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): No, no, es que usted ha acusado al presidente de lo mismo, sin usar...

El señor González Hernández (Desde su escaño): Está equivocado.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): ...es un debate sobre lo mismo.

El señor González Hernández (Desde su escaño): Señor presidente, señor presidente, él me ha acusado a mí de ser poco demócrata y de faltar al respeto y yo sostengo que no sabe lo que es ser un demócrata, porque la democracia no es el Gobierno y la mayoría sino el respeto a las minorías. Y ustedes se han confundido, han llegado a tener una mayoría absoluta y se creen que pueden hacer lo que les da la gana en contra de las leyes. Y usted viene aquí...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Silencio y les ruego que tomen asiento todos. Los que quieran salir fuera pueden salir; los que están aquí, que tomen asiento.

Estoy de acuerdo con el señor González en que la democracia es esta, se basa en el respeto a la mayoría y no que sea la minoría quien gobierne a la mayoría. Eso es clarísimo, ¿no?, eso es la democracia, ¿no?

Tiene la palabra el Grupo Socialista para su fijación de posiciones... (Comentarios en la sala.) Tiene la palabra el Grupo Socialista para fijar posiciones. No hay más palabras, el debate se ha terminado. No, no, no hay más palabras, se acabó. El debate está agotado, no tiene... Simplemente es una cuestión de orden, no, no.

Señores, señores, no me obliguen a llamarles al orden, a todo el Pleno. No, señores, no hay más palabras.

Tiene la palabra el señor representante... No hay objeto además. ¡Ah!, bien, y el Grupo Mixto, sí, claro, claro. No, no, está claro. Perdón, señor Román, que aquí todo el mundo está levantando la mano. Por lo tanto, no sabemos, quieren hablar todos al mismo tiempo.

Bien. Se ha terminado el debate con tanta intensidad anterior; seguimos en el mismo debate normal, como debe ser.

Cinco minutos, señor Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: Bueno, después de estos segundos de relajación, que no venían mal, yo he decir que me ha impresionado el tono y el contenido del discurso de José Miguel González, al que le tengo consideración personal, aprecio, porque además es una persona sin la que no se entendería todo el proceso de construcción autonómica, desde las normas hasta la propia articulación institucional. Yo diría que José Miguel es una persona moderada, me lo ha parecido siempre, de carácter, también eso es verdad, pero yo creo que es una persona integradora y absolutamente respetuosa con las normas. De manera que cuando alguien como él, que no trabaja para la galería porque no lo necesita, dice esto, yo reflexiono, yo reflexiono, porque creo que estamos en un momento especialmente delicado. Yo no sé si todos somos conscientes del momento en el que estamos viviendo. Esta crisis no es una crisis cualquiera, esta crisis no es la crisis cíclica del capitalismo que cada 15 o 20 años hace temblar los cimientos del sistema económico; esta crisis es más grave, esta crisis tiene más consecuencias. Esta crisis, por ejemplo, en el caso español, está acabando con la parte de la sociedad que ha articulado la estabilidad, que es la clase media. Los países que no han logrado sostenerse sobre una clase me dia potente quiebran, por un lado o por el otro, pero quiebran. De manera que el problema de cohesión social o de descohesión social que se está generando es severo, no es baladí, no es menor. Y he dicho aquí en alguna ocasión -y esto viene a cuento sobre la propuesta del Grupo Nacionalista- que además se está quebrando, porque esta crisis está afectando a más cosas que lo material -que la pérdida de la vivienda, del empleo-, está afectando a la convivencia, está afectando a los derechos, a la cohesión y a los territorios. Yo pongo un ejemplo, -yo no tengo la edad de José Miguel, tengo un poco menos, pero tengo también unos cuantos ya-, yo solo digo una cuestión: hace un año al día nacional de Cataluña, la Diada, fueron 30.000 personas -30.000 personas-; hace un mes y medio fue un millón y medio. La sociedad catalana, los que tenemos oportunidad de conocerla, sabemos que es una sociedad muy pragmática, muy pragmática, una sociedad culta, y ahí hay una posición política que yo no despreciaría ni me despacharía alegremente. Yo les tengo que decir algunas cuestiones, y es que en el País Vaco el Partido Popular sacó el 11,75% de los votos -el 11,75-, y estamos hablando de una comunidad donde hay una mayoría independentista aplastante que la utilizarán cuando les convenga. En Cataluña el Partido Popular va a estar en torno al 12% de los votos, y estamos hablando de 7,5 millones de una de las comunidades estructurantes económica, demográfica y socialmente de España. De manera que no se despachen los problemas territoriales de España de esta forma frívola, porque el asunto es serio. Es seria la quiebra de la cohesión social y es seria la quiebra de la cohesión territorial.

Y nosotros estamos aquí. Esto no es Cataluña ni es el País Vasco, pero ustedes pueden ayudar a que se convierta en Cataluña y el País Vasco. Yo no voy a hacer ascos a ese tema siempre y cuando no esté por delante el bienestar de nuestra gente.

Pero sí les digo una cuestión: yo sinceramente creo que la propuesta de José Miguel, al margen del tono, al margen de alguna imprecisión o discusión en sus expresiones, la parte que se somete a aprobación es respetar las leyes, es respetar las normas, respetar la Constitución, respetar el Estatuto de Autonomía. Y yo no sé si es porque ustedes no tienen fuerza en Madrid, porque la crisis lo nubla todo, pero sinceramente creo que harían bien en echarle una pensada al proceso de deterioro de relaciones, no entre los gobiernos, que me preocupa y que tiene consecuencias, sino al proceso de deterioro de las relaciones de los ciudadanos.

Y que sepan una cuestión: afortunadamente estamos en una democracia y los resultados electorales no son eternos, duran lo que duran, y el que hoy tiene mayoría mañana la pierde y el que hoy no la tiene la puede conseguir. Lo que digo es que la legitimidad democrática no la discute nadie, ni de este Gobierno ni de aquel, aunque yo no comparta ni este ni aquel; lo que digo es que el momento es de máxima tensión, de máxima gravedad, en la cohesión social, en la cohesión territorial, y que esta propuesta, que nosotros suscribimos, en lo que someteríamos a aprobación no dice nada extraño y que se salga de las reglas ni de la norma: que se cumpla la Constitución, que se tenga en cuenta este territorio, a sus habitantes y sus problemas específicos y más graves que la media. Eso...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Un minuto.

El señor Rodríguez Rodríguez: Y nosotros no la hemos enmendado porque estamos de acuerdo. Estamos de acuerdo en que es necesario que los poderes centrales del Estado, mande quien mande, en este especial y grave momento de 33,63% de paro, de 34% de gente bajo el umbral de la pobreza, del 38% de nuestros niños en riesgo de exclusión social, en este preciso momento se necesita más que nunca un Gobierno central que interprete la diversidad del Estado español, la situación de territorios como el nuestro. Y no se impone la razón solo con mayorías, aunque sean importantes, y yo les pediría que reflexionen porque el momento es delicado, las perspectivas son gravísimas, son duraderas, y si no se hacen las cosas de forma inteligente vendrán muchas quiebras, dentro de la sociedad y en el proceso, digamos, de construcción del Estado.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Ahora el portavoz del Grupo Socialista tiene la palabra por cinco minutos.

Señor Mayoral.

El señor Mayoral Fernández: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, es un hecho incuestionable y perfectamente constatable que el Gobierno, el Gobierno de Madrid, transfiere 3.200 millones para los servicios públicos esenciales a esta comunidad autónoma, mientras que su coste en Canarias es de 4.600 millones. Por lo tanto, hay que aportar 1.400 millones de recursos propios. Es un hecho, es una realidad y, por lo tanto, hay que reconocerlo así. Es un hecho que Canarias reduce 800 millones respecto al 2011, 40% de reducción, estas aportaciones en solo dos años y es un hecho que hay recortes, como digo, en materias tan importantes como educación, transporte, vivienda, agricultura, cultura, deporte y un largo etcétera en la reducción. Por lo tanto, no voy a insistir en estas cifras que además han sido objeto de debate en los últimos tiempos, lo que sí me sorprende enormemente es la enmienda que plantea el Partido Popular. Dice la enmienda de ustedes: "el Parlamento de Canarias apoya, por sus repercusiones positivas para Canarias, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado". "Apoya, por sus repercusiones positivas para Canarias": yo no sé si esto es un sarcasmo o es que verdaderamente ustedes se creen lo que dicen aquí. Es decir, ustedes plantean, plantean, que, por ejemplo, reducir el Convenio de Carreteras, pasar de 207 millones a 54 millones para el 2013 es positivo para Canarias. Será porque, es verdad, en su lógica, no hay que hacer carreteras porque estas no van a ninguna parte en algunas de las islas de nuestro archipiélago. O será que no son necesarias las ayudas al transporte regular de viajeros, porque, claro, la gente tiene que pagar más: ¿por qué se le va a regalar el dinero? Evidentemente que no. Tenemos que conseguir subir las tarifas de la guagua, porque eso es lo bueno, según esto, para que tenga una repercusión positiva para Canarias. ¿O -¡pero qué disparate!- cómo vamos al agua desalada subvencionarla para que paguen menos los consumidores?, ¡pero este qué país es, estamos regalando el dinero!, que paguen más, porque eso es una repercusión positiva para Canarias. O para qué esto del empleo: esto de empleo es un rollo, eso de darles dinero a los ayuntamientos para que puedan, algunos que no tienen qué echarse a la boca, poder trabajar unos meses, ¡qué va!, eso es un disparate, hay que bajar y pasar de 44 millones a 10 millones, porque eso, la repercusión positiva es que la gente siga en el paro, para qué queremos darle dinero a empleo. O en cultura, esta mañana en una PNL se decía que en cultura se había quitado todo. Es verdad, pero ¿para qué queremos la cultura?: eso es un disparate, eso que se lo paguen los ricos, que puedan ir a la ópera y alguna otra cosa, porque, si no... ¿Para qué vamos a estar haciendo estos disparates y estas entregas?, eso sería una repercusión positiva para Canarias. Y en educación, ¿pero qué es esto de darles a los niños educación gratuita?: ¡pero si toda la vida ya sabemos que nada más que los que podían, el esfuerzo -el esfuerzo del dinero de los padres, claro-, podían ir a la universidad o ir a la escuela!, ¿para qué le vamos a dar educación al resto de los niños, si lo que necesitamos son equis universitarios y no más? Por lo tanto, hay que bajar los presupuestos, porque eso es una repercusión positiva para Canarias.

Señores del Partido Popular, yo creo que esto deben ustedes retirarlo, porque esto queda escrito, ¿eh? Dice: el Parlamento de Canarias apoya, por sus repercusiones positivas para Canarias, todo esto que he dicho. Esto es un sarcasmo. Para los que no lo sepan, sarcasmo es una burla mordaz con la que se pretende dar a entender lo contrario de lo que se dice. Pero creo que no, creo que ustedes lo que se creen es lo que dicen aquí.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Se ha terminado el debate, vamos a... Ruego silencio, vamos a proceder a la votación. En curso la votación (Pausa).

Terminada... (Pausa.) Vamos a proceder nuevamente a la votación (Pausa).

Presentes, 36 diputados; votos sí, 23; votos no, 13.

Buenas tardes.

Se termina la sesión, se levanta la sesión.

Buenas tardes.

(Se levanta la sesión a las dieciocho horas y treinta y ocho minutos.)