Diario de Sesiones 59/2012, de fecha 13/11/2012
Punto 3

· 8L/C-0489 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre control y seguimiento de los conciertos sanitarios.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia, señorías: del Gobierno, de la consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre control y seguimiento de los conciertos sanitarios.

Para la primera intervención, por el grupo solicitante de la comparecencia, doña Mercedes Roldós, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenos días, señoras y señores diputados.

La solicitud de esta comparecencia por parte del Grupo Parlamentario Popular es acerca del control y del seguimiento de la sanidad concertada en Canarias.

Señorías, el sistema sanitario canario no se entiende ni se ha podido entender a lo largo de la historia reciente en Canarias sin la necesaria colaboración entre la sanidad pública y la sanidad privada a través de las previsiones contenidas tanto en la legislación vigente del Estado como en la propia legislación autonómica, y me estoy refiriendo a la Ley General de Sanidad y a la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias. En ambas legislaciones, vigentes en el día de hoy, se establece que la financiación de la sanidad es pública, pero la provisión de los servicios sanitarios es mixta, es decir, es pública complementaria con la privada, de tal forma que, a lo largo de la historia, incluso antes del año 78, antes de ser constituido el Insalud -el Instituto Nacional de la Salud-, ya había convenios, conciertos y concursos de colaboración entre las entidades privadas de Canarias y el sistema público, de tal manera que algunos de esos concursos, de esos conciertos, están vigentes desde aquel entonces y vienen arrastrándose a lo largo del tiempo, muchos de ellos, la mayoría, desde la época del Insalud. Y en los últimos años se han venido acometiendo acuerdos marco para hacer concursos públicos en las diferentes prestaciones sanitarias, desde la hospitalización tanto de agudos como de media estancia, de intervenciones quirúrgicas, de pruebas diagnósticas, de las urgencias, de las consultas especializadas, la hemodiálisis, la oxigenoterapia a domicilio o la rehabilitación. Hasta tal punto es la importancia que tiene en Canarias que, señorías, baste dar las cifras que nos daba por escrito la Consejería de Sanidad de esa actividad concertada en Canarias el pasado año 2011. El número de intervenciones quirúrgicas en la concertada en Canarias fue de más de 46.000 intervenciones quirúrgicas, más de 55.000 consultas y más de 100.000 pruebas diagnósticas.

Y, señorías, es importante destacar que en Canarias históricamente el volumen de la concertación siempre ha sido mayor que la media del Estado. El número de camas privadas concertadas ha sido mayor y es mayor que en el territorio peninsular, y esto es debido a que Canarias tenía un atraso histórico en infraestructuras, en servicios sanitarios. Que la atención a la población se posibilitó históricamente gracias a esa colaboración público-privada a través de los conciertos sanitarios. Desde luego ese volumen de concertación, muy por debajo de otros territorios españoles, como puede ser el de Cataluña, que alcanza, bueno, pues, hasta diez veces más.

Pero creo que es importante, señorías, reconocer el enorme esfuerzo que el sector sanitario privado de Canarias, ese que se concierta con la sanidad pública, ha hecho en las últimas décadas en favor de los ciudadanos de Canarias, porque en estas últimas décadas el sector privado ha mejorado de manera importantísima sus instalaciones, sus medios diagnósticos y terapéuticos, sus recursos humanos, adaptándose además a la normativa internacional con reconocimientos de certificación de calidad.

Y, señorías, destacar también la alta eficiencia que tiene ese sector privado concertado en Canarias. Miren, apenas con el 8% del presupuesto de la Consejería de Sanidad el sector privado de Canarias concertado hace más de la tercera parte de los procedimientos. En algunas áreas, incluso en el área quirúrgica, con apenas el 8% del presupuesto de la sanidad, hace hasta el 40% de las intervenciones quirúrgicas en Canarias.

Y además, señorías, es un sector que tiene más de 6.000 empleos directos, empleos de alta cualificación, y cerca de 10.000 empleos indirectos.

Pero, señorías, ese sector tiene en riesgo su viabilidad, y tiene en riesgo su viabilidad debido al retraso importante en los pagos que la Consejería de Sanidad está produciendo, de tal manera que hay centros que no cobran desde el mes de abril y, como dice mi compañera Cristina Tavío, basta que se denuncie en sede parlamentaria, basta con que vean a los miembros del PP reunirse con los sectores, para que ustedes empiecen a pagar. Venía en los medios hace pocos días: 21 millones de euros que se le debía a la concertada y, en cuanto nos vieron reunirnos con el sector, aflojaron 10 millones de euros.

Y le queremos preguntar, señora consejera, ¿cómo está siendo el...?

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada, sabe que tiene un segundo turno.

La señora Roldós Caballero: ...simplemente terminar la frase, si a usted le parece bien, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, termínela, por favor.

La señora Roldós Caballero: Señor presidente, muchas gracias.

Simplemente, señora consejera, queremos que nos informe, que dé cuenta de cuál es el control, el seguimiento de la actividad de la sanidad concertada en Canarias en estos momentos.

Muchas gracias.

El señor vic epresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, doña Brígida Mendoza, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente, señores diputados, señores de la prensa: buenos días a todos.

En efecto, la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias del año 94, que se aprobó por unanimidad de todas las fuerzas políticas en este Parlamento, señaló como principios del sistema canario de salud la complementariedad y la acción sinérgica de los medios públicos y privados, así como la coordinación de todos los medios y recursos. Siguiendo este principio, apostamos por la complementariedad de los conciertos sanitarios al sistema público.

Sí quisiera dejar claro que esta complementariedad no va en contra de nuestra apuesta firme y segura por continuar fomentando los servicios públicos sanitarios... (Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Perdone, señora consejera.

Señorías, por favor, guarden silencio. El que quiera hablar tiene el pasillo, puede salir, hay un montón de puertas, pero guarden silencio en la sala.

Señora consejera, prosiga, por favor.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Se ha acometido la regulación de la homologación de los centros y el desarrollo reglamentario del concierto, regulado en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias. Y en este sentido se está desarrollando una normativa que establece los requisitos técnicos específicos para cada servicio en aras de continuar garantizando la calidad de las prestaciones.

En los últimos años se han realizado nuevos procedimientos de contratación, algunos destinados a actualizar conciertos obsoletos o extinguidos de servicios que ya se venían prestando con medios ajenos. En estos nuevos conciertos quedan exhaustivamente fijados tanto los requisitos técnicos de los que deben disponer los centros para poder contratar, así como las condiciones técnicas en la prestación de los servicios.

Es importante reseñar que las actuaciones para el control y el seguimiento de los conciertos comprenden no solo la inspección y control de los mismos -cuestión sin duda fundamental-, los procedimientos y actuaciones anteriores a la formalización de los contratos, el establecimiento de requisitos técnicos, estándares de calidad, diseño e implantación de sistemas de información adecuados, establecimiento de criterios generales en los procedimientos de contratación. Aporta todo ello bases para que, junto a las actuaciones de inspección, evaluación y control, se consiga una mayor calidad y eficiencia en la prestación de la asistencia concertada.

En consonancia con lo expuesto, sobre las competencias en materia de conciertos, en lo que se refiere a seguimiento y control -que es el título de esta comparecencia, al menos el abreviado-, hay varios niveles de actuación. En cuanto a la Consejería de Sanidad, se han venido desarrollando las órdenes departamentales que establecen los requisitos técnicos para la prestación de determinados servicios. Asimismo, se han establecido criterios en materia de contratación administrativa, a fin de corregir situaciones observadas en la elaboración de procedimientos de contratación. Mediante la Orden de 12 de mayo de 2011, se dieron instrucciones generales a los distintos órganos que intervienen en la elaboración y gestión de los contratos en relación al establecimiento de los requisitos de solvencia, criterios de adjudicación, importancia y ponderación del criterio precio, entre otros.

También se han modificado conciertos en aras de un uso más racional de los recursos de urgencias, de los que dispone el Servicio Canario de Salud.

Y, finalmente, se han adoptado medidas para la contención del gasto en los conciertos, a través de las órdenes de este departamento, por las que se establecen las condiciones económicas aplicables a determinados conciertos sanitarios.

En cuanto a la dirección del Servicio Canario de la Salud, las actuaciones en el control y seguimiento de los conciertos que desde la dirección se realizan comprenden: en homologación de centros, las actuaciones para el control de la asistencia a través de conciertos sanitarios comienzan antes de la suscripción de los conciertos, a través de procedimientos de homologación. Este procedimiento se encuentra incluido en el catálogo de procedimientos administrativos que gestiona la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, contemplándose la tramitación electrónica de la solicitud, en línea con lo establecido en la Ley 11/2007, de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos. En resumen, se trata de constatar, a través del protocolo establecido al efecto, que el centro o servicio para el que se solicita la homologación cumple con las condiciones técnicas previamente establecidas para la prestación de este servicio.

Actualmente disponemos de 35 centros homologados, con 160 servicios homologados igualmente, y quiero recordar que los centros pueden homologarse para la prestación de uno o varios servicios de forma diferente.

En expedientes de contratación, la existencia de unos pliegos de contratación adecuados al objeto que se persigue es fundamental. En estos pliegos, además de los requisitos técnicos de solvencia, necesarios para poder optar a la contratación, se determinan los requisitos que rigen la prestación de los servicios por el contratista y se relacionan los posibles incumplimientos y las penalizaciones que puedan aplicarse en su caso. Se crean comisiones de seguimiento para los distintos contratos, para evaluar el funcionamiento de los mismos.

En cuanto al control, coordinación y evaluación del funcionamiento de los conciertos sanitarios, se efectúa el seguimiento y evaluación de los indicadores asistenciales y económicos de los conciertos, sin perjuicio del seguimiento de los conciertos por las áreas de salud.

Se han elaborado cuadros de mando, con los datos e indicadores más importantes, y periódicamente se emiten informes de seguimiento, además de la información a demanda que pudiera precisarse sobre cualquier prestación.

La información sobre la asistencia concertada es obtenida por los aplicativos informáticos SICH y Discover. El seguimiento y análisis de la información ha permitido detectar incidencias, adoptar medidas correctoras y, asimismo, facilita la adopción de medidas para la optimización de los recursos y racionalización del gasto. A modo de ejemplo, el estudio realizado sobre el coste del material protésico en los centros concertados en el primer semestre de 2011 y las medidas adoptadas para el control en este material ha permitido una disminución del gasto en este concepto calculado en 3 millones de euros por año, sin disminución alguna en la cantidad o calidad de esta prestación.

Las medidas adoptadas para el control del gasto, en consonancia con la actual situación económica, han permitido la disminución de 20,5 millones de euros en relación al año 2010, pasando de 184,5 millones de euros en ese año a 164 millones de euros en el año 2011. En el gasto, en el primer semestre del 2012, alcanza los 72 millones de euros, disminuyendo en relación al primer semestre de 2011 en más de 16 millones de euros. Los importantes esfuerzos realizados para el control del gasto en gran medida se ven contrarrestados a nivel de equilibrio presupuestario por la importante deuda que en este capítulo existía en el año 2010 y que se elevaba a 10 millones de euros.

Por otro lado, la dirección del Servicio Canario de la Salud realiza, asimismo, actuaciones especiales de control y evaluación del funcionamiento de algunos servicios prestados con medios ajenos de especial entidad o complejidad. También se efectúan informes y propuestas en materia de conciertos.

Y en cuanto a las áreas de salud, corresponde a las direcciones de las distintas áreas la gestión de los acuerdos, convenios y conciertos suscritos, así como impulsar, coordinar, inspeccionar y evaluar los servicios y unidades del área.

Y, finalmente, comentar que es fundamental el objetivo en el control y seguimiento de los conciertos, siendo la contratación de servicios sanitarios un proceso muy dinámico, tanto a nivel de qué y cómo se quiere contratar, como de la gestión de los conciertos con unos centros que, efectivamente, están realizando una labor asistencial muy importante y complementaria a la del Servicio Canario de Salud.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Por parte de los grupos no solicitantes de la comparecencia, por el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías, muy buenos días.

No he comprendido bien la razón de la comparecencia. Voy a deducir que la solicitante pretende saber cómo andan los pagos a los centros concertados, por simplificar.

Yo aprovecho y digo dos cosas, ¿no? Primero, el Sistema Canario de Salud incorpora recursos públicos y privados que se dedican a la prestación de servicios sanitarios en la condición de agentes sanitarios. El Servicio Canario de Salud tiene entre sus objetivos originarios prestar servicio al conjunto de la población y lo hace con medios propios o con medios concertados.

Yo sigo defendiendo el núcleo duro de la Ley de Ordenación Sanitaria del 94, porque creo que acertó en la organización y en la filosofía que debe presidir la prestación de un servicio sanitario público. Por lo tanto, creo, yo no tengo ningún complejo en defender que una parte de los servicios que prestamos a los ciudadanos se haga a través de los conciertos. De lo que se trata es de que este ámbito de relación entre lo público y lo privado sea transparente, riguroso, seguro, porque los ciudadanos que reciben prestaciones allí son los mismos ciudadanos que las reciben en los centros estrictamente públicos. Por lo tanto, yo defiendo el modelo sanitario que hemos consolidado. El asunto es cómo lo vamos a mantener. Pero defiendo el modelo y la prestación de servicios sanitarios a través de los conciertos. No tengo duda de que puede ser muy útil y de interés general.

No hago yo comparaciones facilonas en el sentido de comparar la cantidad, la actividad que hace el sector privado y asimilarla a la cantidad de cosas que hace el sector público, porque no son homogéneas. Es decir, no es lo mismo prestar, hacer una apendicitis en Las Palmas de Gran Canaria que hacerla en El Hierro. No es lo mismo, no es lo mismo hacer apendicitis -me van a permitir la frase- por un tubo que hacer una apendicitis cada siete días. Y, por lo tanto, no es homogénea la comparación de la actividad privada con la actividad pública. Yo ahí, no tenemos tiempo, pero eso es desmontable fácilmente. Lo que digo es que son útiles, son necesarios, están en las reglas y prestan un servicio eficiente y necesario y sería deseable que en el marco de las posibilidades del Gobierno, como ellos también tienen que pagar nóminas todos los meses, se les pague con la mayor diligencia.

Comprendo las dificultades de tesorería de este y de otros gobiernos y comprendo además cuáles son las razones, ¿no? No solamente las comprendo sino que denuncio, no como otros, las razones de las tensiones financieras de las administraciones públicas. Lo que pasa es que los que denunciamos las tensiones tenemos un poquito más de autoridad para exigir soluciones, pero los que provocan las tensiones tienen menos autoridad para exigir soluciones. En cualquier caso, creo que el Gobierno debe pagar a este sector porque este sector emplea gente, este sector presta un servicio esencial y, por lo tanto, ese equilibrio se debe mantener, y espero que sea así.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Socialista, don Jesús Morera, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Morera Molina: Buenos días. Gracias, señor presidente.

Lo ha dicho usted en su intervención, señora consejera, también lo ha dicho la señora Roldós, la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias es explícita al hablar de complementariedad de los centros privados a la asistencia pública, y complementario no es suplementario. Nuestro planteamiento es claro y sin ambages: los conciertos con los centros sanitarios privados deben servir para complementar las necesidades de la asistencia sanitaria pública, pero nunca, nunca, para sustituirla, y lo cierto es que en estos momentos tenemos en nuestros servicios de salud unidades asistenciales completamente privatizadas, supliendo por circunstancias diversas lo que debía ser público, y este, desde luego, no es nuestro modelo.

El rancio y caduco discurso de la mayor eficiencia de los centros privados sobre los centros públicos no es más que parte de la homilía neoliberal, que busca a través del desprestigio de lo público convertir en un negocio la salud de las personas y para el Partido Socialista Canario la salud no es una mercancía. Supongo que a estas alturas a nadie se le escapa que no hay quien venda duros a cuatro pesetas. Que la actividad concertada pudiera resultar más barata que la pública tiene entre otras razones la selección de riesgos, el hecho por el cual la empresa privada elige lo que desea tratar y lo que no, dejando para los centros públicos los casos más complejos y, por tanto, más costosos. Esta circunstancia, además de interesada económicamente, es discriminatoria, condenando a los pacientes más complejos por presentar enfermedades concomitantes a esperar más por sus intervenciones. Por tanto, el adecuado diseño de los contratos de concertación, el control y la inspección periódica de los centros y los resultados no es una opción, es una obligación.

Nosotros le sugerimos, señora consejera, que cuando se acredite y concierte con un centro para un determinado procedimiento se le exija en el contrato la asunción de todos los pacientes en todos sus rangos de complejidad. En segundo lugar, le pedimos que para procedimientos concertados que conllevan el uso de prótesis estas nunca puedan ser más caras que las que usamos en el servicio público y, yendo más allá, deberían ser las mismas que hayan sido adjudicadas a través de concurso público en el Servicio Canario de la Salud, lo que generaría economía de escala por el aumento de volumen de productos contratados.

En cuanto al control e inspección, en unas recientes preguntas para respuesta escrita que formulé referentes a inspección de centros concertados para la hospitalización, se veía que, si bien es cierto que las reclamaciones han ido en descenso en los dos últimos años, el número de inspecciones podría ser más alto o por lo menos más proporcionado al nivel de reclamaciones entre las distintas áreas de salud.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista, doña María del Mar Julios, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Desde luego que la complementariedad es lo que también defiende el Grupo Nacionalista, lo que defiende Coalición Canaria, lo que está en la Ley General de Sanidad y lo que está en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias. Y me gustaría conocer, señora consejera, si los problemas para pagar la factura de los centros concertados son nuevos en esta legislatura o si ya de la legislatura pasada usted heredó problemas para poder pagar a los centros concertados.

Y desde luego lo que está en el fondo de este debate, señorías, no se nos esconde que lo que el Partido Popular haría, lo que quisiera que se hiciese en Canarias, el Partido Popular, es la política sanitaria del Partido Popular. ¿Y cuál es la política sanitaria del Partido Popular? No es lo que dicen, no es lo que está en el programa electoral, es lo que hacen en los lugares donde gobiernan, que es desmantelar los servicios públicos y sustituir, no complementar, sustituir los servicios públicos por servicios exclusivamente privados. Eso es lo que le gustaría al Partido Popular que se hiciese en Canarias: lo está haciendo de forma acelerada en las comunidades donde gobierna. El caso más acelerado que hemos visto es el anuncio del presidente de Madrid, que ha anunciado que va a sacar a concurso público seis hospitales públicos, además de centros de salud. Seis hospitales públicos. Es como si aquí mañana sacáramos a concurso el Negrín, La Candelaria, el HUC... para privatizarlos al completo. Y, evidentemente, para que el volumen de negocio a estas empresas privadas les salga rentable eso se adereza con el cierre de los pocos hospitales públicos que están funcionando. Se ha anunciado el cierre, no es una reestructuración, es un cierre, del Hospital de La Princesa y del Instituto de Cardiología de Madrid. ¡Ese es el modelo sanitario del Partido Popular!, y es lo que les tenemos que decir aquí a los canarios, que si el Partido Popular pudiera haría en Canarias lo que está haciendo en Madrid y lo que está haciendo en Valencia.

Nuestro grupo va a seguir defendiendo, señora consejera, la complementariedad, pero fundamentalmente el mantenimiento de los servicios públicos en esta comunidad autónoma; y es lo que vamos a seguir haciendo, a pesar de las dificultades y de la escasa y cada vez menor financiación que desde el Gobierno del Estado nos viene. En este sentido, señorías, son importantes las medidas de control del gasto que usted está comentando, porque evidentemente...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Popular, doña Mercedes Roldós, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Roldós Caballero: Muchas gracias, señor presidente.

Permítanme, antes que nada, porque el representante del Grupo Mixto decía que no conocía el motivo; mire, señor Rodríguez, el motivo no es otro que conocer la puesta en riesgo de la viabilidad de un sector importantísimo, no solamente como sector empresarial que da empleo a canarios, sino también, y fundamentalmente, porque presta asistencia a las personas, a todos los canarios. Ese es el motivo fundamental y también conocer si el trato a los diferentes proveedores es homogéneo o no, si aquí hay favoritismos, como lo tenemos constatado desde hace mucho tiempo. Y usted lo conoce, señor Rodríguez, usted conoce perfectamente ese trato diferente que se les da a diferentes proveedores y de diferentes islas.

Y, señor Morera, no me puedo resistir a comentar su poco afortunada declaración de rancio y caduco. Yo le recomendaría, señor Morera, que lea usted lo que están haciendo los países socialdemócratas europeos, los países de la OCDE; lo que ha hecho Suecia, el paradigma del Estado del bienestar, no ahora, sino en los años 90. Ustedes se han quedado en el siglo XIX, señor Morera. Así les va. Peor para ustedes si ustedes se quieren quedar anclados en el pasado.

Miren, señorías, esa complementariedad y esa sinergia entre lo público y lo privado está sujeto a normativa, que todos conocemos, de homologación y de garantía para los ciudadanos de igual nivel de calidad y de seguridad en la prestación de los servicios a los ciudadanos, porque para eso se hace con dinero público. Y, por lo tanto, ese necesario control de calidad y de seguridad.

Pero a nosotros nos preocupa por una parte el sector, la viabilidad de ese sector, cuando además... Mire, el Gobierno de Mariano Rajoy, señora consejera, ese presidente del Gobierno al que usted denosta e insulta un día sí y otro también, ese Gobierno le ha dado a usted y al Gobierno de Canarias dos instrumentos fundamentales. Mire, uno se llama Plan de pago a proveedores, a través del cual usted, señora consejera, el Gobierno de Canarias, ha podido pagar 191 millones de euros de facturas que usted tenía metidas en el cajón con anterioridad a diciembre del 2011. 191 millones de euros. Entre ellas muchos pagos a hospitales concertados, a centros concertados, que hacen pruebas diagnósticas, consultas e intervenciones quirúrgicas. Y ahora recientemente, por fin, tarde, mal y a rastras, como ustedes lo hacen todo, por fin se han sumado al Fondo de Liquidez Autonómico, ese que les va a autorizar una liquidez de 756 millones de euros para que usted pague a proveedores.

Pero, mire, cuando le digo un trato diferenciado, un trato injusto, según quien sea el proveedor, le pregunto: ¿por qué al Hospital San Roque Meloneras, del sur de Gran Canaria, usted no le paga desde abril y, sin embargo, al resto le ha pagado ya el mes de junio? ¿Es que usted está ahogando ese hospital por motivos...? Ya sabemos que cuando, a ese hospital, la señora Julios estaba también intentó ahogarlo. Mire, cuando además es una concesión administrativa, por parte del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, que da atención a ciudadanos de Santa Lucía, de San Bartolomé y de Mogán.

¿Por qué el trato de los pacientes del sur de Tenerife o del norte de Tenerife es diferente? Y me estoy refiriendo, señora consejera, a una orden suya, del día 31 de julio de 2012, donde usted modifica, en una segunda prórroga de ese contrato público, modifica las condiciones de acceso de los ciudadanos. Y los ciudadanos del sur de Gran Canaria resulta que tienen el acceso a urgencias limitado a que deben ir provistos de un informe clínico justificativo de acceder a las urgencias, pero resulta que los del norte de Tenerife y los del sur de Tenerife, no, esos no. No, señora consejera, no me mire usted con cara de asombro, porque no es así. Es más, en los datos suministrados por usted misma, mire, teniendo una población equivalente la isla de Gran Canaria y la de Tenerife, vemos que en los datos que usted nos suministra... -es verdad, tarde, mal y a rastras también, porque, mire, a respuesta de la diputada, la señora Pulido, mire, desde el 24 de octubre hasta el 9 de noviembre no conseguimos el famoso disquete. Qué casualidad, siempre nos pasa lo mismo con usted-. Mire, en esa actividad en urgencias, entre enero y julio del 2012, resulta que las urgencias en los centros privados concertados en Tenerife son 150 urgencias al día; en cambio, en Meloneras, 49. Esto es evidente, señora consejera, y yo le reto a que usted me enseñe, como yo le estoy enseñando... Una orden suya, en la que limita el acceso a las urgencias a un determinado hospital pero no a otro. Y le pregunto: ¿por qué a este hospital tarda usted más en pagarle que a los demás? Mire, usted está poniendo en riesgo la viabilidad del sector sanitario. A mí me parece mentira que encima usted sea de Gran Canaria. ¿Por qué ese trato discriminatorio a la gente del sur de Gran Canaria? Ya no solamente al proveedor, ¿por qué al ciudadano de Mogán, de San Bartolomé o de Santa Lucía lo trata usted diferente que al de Arona?, ¿por qué, señora consejera? ¿Tiene usted algún interés oculto? Se lo digo claramente.

Y, mire usted, señora consejera, la repercusión sobre los ciudadanos de esa bajada de actividad, porque sabemos que en el segundo semestre han dado instrucciones claras de no derivación de más pacientes a la concertada... ¿Por qué si el año pasado se hicieron alrededor de 55.000 consultas en la concertada, este año en el primer semestre solamente se hacen 10.000?

Mire, la repercusión sobre la lista de espera está ahí, publicada, evidente. Mire, no tiene precedentes, ni en esta comunidad ni en ninguna. La lista de espera quirúrgica de más de seis meses, la gorda, la importante, un incremento de un 130%, y usted sigue ahí sentada. Ahora, usted no tiene la culpa, la tiene el señor Paulino Rivero, que la mantiene. Mire usted, ¡130%! Eso son ciudadanos de Canarias con patología, con enfermedad, que ven deteriorada su calidad de vida cada día.

Y, mire, usted ha tomado decisión tras decisión en contra de los ciudadanos. Primero quitó los programas de tarde a final del 2011. Esos programas de tarde, que no eran cosa menor, ¿eh?, porque, según sus datos, también por escrito, resulta que, en el 2011, en actividades de tarde de los hospitales públicos -a esos que ahora ella les llama reorganizados; no, cerrados, cerrados, esa es la verdad-, mire, de intervenciones quirúrgicas se hicieron 8.900, 8.900, en programas de tarde; de pruebas diagnósticas, en programas de tarde -los centros públicos, en esos que le gustan al señor Morera y a mí también-, 55.000; y consultas en programas de tarde, 40.000. Pues usted toma la decisión del cierre de los programas de tarde, deriva menos a la concertada y encima tiene usted los hospitales de pena, de pena. Mire, yo cuando veo ese Hospital Negrín con 90 camas cerradas, con los profesionales absolutamente desmotivados... Usted se está cargando, usted se está cargando, señora Mendoza, la sanidad pública y la privada concertada también, las dos, y eso, mire, eso tiene unas consecuencias que quien venga detrás de usted para levantar esto van a pasar años.

Pero, mire, es que detrás de esa mala gestión, de esa improvisación, de esa toma de decisiones erróneas y temerarias, una detrás de otra, hay gente, señora Mendoza; hay gente como la que ayer se sentaba aquí arriba, que se iba indignada, indignada, señora Mendoza, de sus decisiones, una tras otra, equivocadas y erróneas y en contra de la gente.

Por lo tanto, señora Mendoza, mire, usted nos entregaba los datos de demora media y les voy a poner algunos ejemplos ilustrativos. La demora media para una intervención quirúrgica en el Hospital Insular de Gran Canaria, según usted, está en 213 días, 213; para hacerse un TAC -una tomografía axial computerizada-, en el Materno-Infantil, en ese donde usted va a cerrar la cirugía cardiaca, para hacerse un TAC, 232 días, para los niños de Canarias. Pero, mire, en el Hospital de La Palma, ahí bate el récord: para hacerse un TAC en el Hospital de La Palma, según sus datos, 515 días. Para hacerse una ecografía, también en el Insular de Gran Canaria, 320 días; para hacerse un ecocardio en Fuerteventura -Fernando-, en Fuerteventura, 152 días -vamos bien-. Pero para hacerse una endoscopia, una endoscopia en La Palma, 235 días.

Y, mire, señora Mendoza...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, tiene usted un minuto para concluir.

La señora Roldós Caballero: Me va a permitir que finalice con alguien que es un referente de la sanidad canaria, el doctor Pedro Betancor León, un referente de la sanidad canaria. Decía este domingo: "podemos aliviar la carga del Hospital Insular. El Hospital de San Roque Meloneras está hecho y concebido como un comarcal y haremos que se cumpla esa labor". Mire, haga usted caso, en cirugía cardiaca, al profesor Brito, al doctor Brito de La Palma, un padre de la cirugía cardiaca; haga usted caso a alguien como don Pedro Betancor León, que sabe más que usted, que yo y que muchísimos de los que estamos aquí sentados. Señora Mendoza, ponga usted cabeza en la sanidad canaria y, si no, márchese a su casa.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

(Rumores en la sala.)

Por parte del Gobierno, la señora consejera, doña Brígida Mendoza, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

Señorías, señorías, ruego silencio, por favor.

Señora consejera.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señores diputados, señora Roldós.

Hacer un discurso tan demagógico es bastante fácil. El enunciado era "control y seguimiento" y terminamos haciendo el repaso a la consejera. Mire, para levantar cabeza, en el año 2011, enero del 2011, o en octubre, noviembre del 2011, después de la legislatura anterior, eso sí que ha sido un esfuerzo. Porque es que no fue en el primer trimestre, ni siquiera en el segundo: estamos haciendo realmente grandes esfuerzos y llevándonos todos los días enormes sorpresas de lo que encontramos de la legislatura anterior dentro de la Consejería de Sanidad. ¡Por Dios!

Vamos a ver, el Servicio Canario de la Salud, la Consejería de Sanidad, apuesta y defiende un modelo público, antes, ahora y lo seguirá haciendo en el futuro, y por supuesto aprovecha lo que en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias se recoge, que es la concertación, la concertación: poder tener complementariedad y trabajar en complementariedad con centros privados.

Y los conozco bien, sí, los conozco bien. Afortunadamente conozco la pública y conozco la otra. Y le digo que entonces, por sus intervenciones anteriores, creo que usted es que no conoce ni la una ni la otra, ni la una ni la otra. En la pública, porque los hospitales que tenemos de nivel 3 son los que tienen que hacer todos aquellos procedimientos de alta complejidad: estudios funcionales, las pruebas diagnósticas complejas, todo aquello que requiere un nivel importante de desarrollo tecnológico. Y los centros privados tienen su vocación y hay una complementariedad que puede utilizar el Servicio Canario de Salud para todo aquello que, en función de la demanda, estime necesario usarlo, utilizarlo, y ciertamente esas clínicas han crecido porque el Servicio Canario de Salud les manda, les manda procedimientos de baja complejidad. ¡Por eso son esos volúmenes, señora Roldós!, ¡no intente engañar a la población, no la engañe! No es lo mismo hacer patologías, intervenciones de baja complejidad, que de alta. En eso estaremos al menos de acuerdo, pero no engañe con los números. No es que sean más eficientes en los centros, en los centros concertados. Es que tienen que hacerlo así, porque para eso están dotados y para eso tienen una serie de recursos que están adecuados a su complejidad, más baja que la de los centros hospitalarios de nuestro entorno, más baja que el HUC, que el Negrín, al que usted nombraba.

En cualquier caso, por supuesto que sé de qué le hablo, efectivamente, y entonces creo que además hay que agradecerles a esos señores empresarios, de todas y cada una de las clínicas privadas y de los centros privados con los que el Servicio Canario de Salud mantiene conciertos y mantiene una complementariedad, porque efectivamente, a medida que se les han ido mandando, no por privatizar, como hace Madrid, sino por dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos canarios, ellos han ido mejorando también sus estructuras. Pero evidentemente hay otra cara que aquí no es el sitio para hablar de ella, porque son empresarios. Y lo que sí es importante es que, además de dar respuesta a nuestra población, a patologías, además mantienen empleos. Bien, estupendo, porque nos viene muy bien mantener el empleo, y ellos lo están haciendo (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Y además agradecerles su paciencia, porque sí, en efecto, ha habido un retraso en los pagos. La Consejería de Sanidad se encuentra, en el año 2010 al 2011, una deuda de 10 millones de euros en la concertación. Esa deuda estaba heredada de la consejería anterior, de la legislatura anterior. Además hubo una disminución importante del presupuesto. Pero es que, bueno, evidentemente, cierto es que la consejería anterior, en el año 2010 y 2009, que pudo, y evidentemente con los presupuestos que tuvo, porque el más alto fue el del año 2009, y luego descendió ligeramente, en el 2010, descendió ligeramente, y mantuvo unos programas especiales de tarde, peonadas, para mantener abiertas consultas, quirófanos, muchas salas de rayos, que luego esos presupuestos no se pudieron mantener porque bajaron drásticamente para el 2011. Vamos a ver, ¿de qué estamos hablando?: se mantenían abiertos porque se abrieron programas especiales durante la consejería en la legislatura anterior. ¿Y ahora hablan, se quejan de que yo, como consejera, he restringido los programas especiales? Pues, claro, no queda otro remedio. Pero es que además, además hubo más cosas, hubo muchos programas especiales, muchas peonadas y mucha derivación a la concertada. Hoy la señora Roldós ha dado unas cifras, que, por cierto, se mandaron los datos en fecha y en forma, y eran más de mil seiscientos y pico folios, con lo cual se mandó... En soporte informático; si no, deshojamos los árboles y no son tiempos de esos.

Vuelvo al sitio. Se mandó mucho a las peonadas, los programas especiales fueron... ¿eficaces?, porque no son eficientes, es que estaremos todos de acuerdo en ello, pero mucho a la concertada. Y en agosto -debe ser que en julio y agosto... y no sé por qué son señas tan curiosas, fechas tan curiosas-, en julio y agosto del año 2010 la derivación a la concertación sufrió un descenso importante. Los programas se mantuvieron, esa concertación tan importante de la que usted habla y que es tan eficiente disminuyó de una forma drástica. Curioso, muy curioso.

Y, mire, no se trata aquí de favoritismos, se trata de que los presupuestos y la situación va como va, va como va. El Presupuesto del 2011, como ustedes lo dejaron, firmado por usted y el señor Soria en aquel momento, dejaron, además de unas deudas, además de unas deudas, no solo en la concertada sino también en farmacia...; dejaron deudas y hemos trabajado con ellas a lo largo del 2011 para intentar conseguir controlar ese gasto.

Por supuesto, señora diputada, hemos tenido que tomar medidas de control de gastos en todos y cada uno de los centros concertados, hemos tomado medidas desde el año 2011. Que además, para contestar a la pregunta del señor Morera, hubo que bajar un 10% de la actividad, de la actividad que se remitía a los conciertos. A todos los centros, sin favoritismos.

Se tomó la medida de la prótesis de cadera, se ha homogeneizado en todos los centros el precio y desde que tengamos todo resuelto van a estar en el precio de la pública. De eso no tenga usted la menor duda, señor Morera.

Por otra parte, en este año 2012 vuelven a bajar los presupuestos. Ya no podemos echar la culpa tampoco al que estaba antes, este Presupuesto lo ha puesto el Gobierno de España. Que parece que nos ha hecho un regalo con el FLA. Me parece que era un dinero que les pertenecía a los ciudadanos, hasta donde yo humildemente entiendo, y que no dejó, porque limitó todo, que se pudiera acudir, por las condiciones que hay, a los bancos. Probablemente ustedes, que son todos muy expertos, sabrán más que yo, pero la visión que tiene el ciudadano -que también hemos hablado de ella hoy- es la que es. Y se ha acudido al FLA, claro, porque ya los bancos no daban ningún tipo de ayuda. Pero es que el FLA no es un dinero del Gobierno de España, es un dinero de los ciudadanos, de todos los ciudadanos, y a los canarios también nos toca.

Bien. Habiendo acudido, que no es un regalo ni un favor del presidente de España, del presidente de España, se ha hecho frente con eso y se ha dividido en tramos. Se ha pagado ya a la concertada en todos los aspectos, incluidas las ortopedias --que de vez en cuando escucho nombrar en este Parlamento-, incluidas las ortopedias. Se ha pagado el primer tramo del FLA el día 29 de octubre, con lo cual, pues, tienen pago. Y yo les doy las gracias a todos los concertados, incluidas ortopedias, incluidos aquellos que hacen... con los que tenemos concertada la oxigenoterapia, la ventiloterapia... En fin, a todos los proveedores, porque son proveedores, les doy las gracias por su paciencia y por su colaboración. Se les ha pagado el mes de julio que se les debía y ahora entra el segundo tramo del FLA, que se pagará entre el 25-29 de noviembre. Probablemente, si se retrasa o se adelanta, me llevarán de la misma manera igual por un día más que por un día menos, pero en el periodo entre el 24-29 de noviembre está previsto pagar el segundo tramo del FLA, que llegaría a cubrir, que llegaría a cubrir los pagos de septiembre y de agosto, con lo cual todos los proveedores estarán al día.

Aquí no hay favoritismos, en esta consejería actual. Yo no tengo favoritismos como consejera de Sanidad en ninguno y que busquen algún punto oscuro porque, de verdad, les invito a buscarlos, los favoritismos. Aquí no se trata sino de saber cómo han ido las cosas, cómo han ido las cosas; qué se hizo con el hospital del norte y sur de Tenerife, porque se han hecho 40 modificados de cada uno en la legislatura anterior. Así no hay forma de terminar nada, se han hecho muchas modificaciones, se han ido alargando en los tiempos y tenemos lo que tenemos...

El señor presidente: Sí, un minuto para ir terminando, doña Brígida. Puede continuar.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Y el contrato de San Roque Meloneras, por supuesto que había que poner puertas al campo, puertas al campo, había que poner puertas. Alguna puerta al campo hay que ponerle cuando lo habían dejado todo abierto. Ya que estamos de esta manera diciendo que tengo favoritismos, pues, mire, resulta que a mí lo que me llega es que se les prometió sacar un concurso y que en el contrato tendrían, mínimo, 12 millones de euros, y es que el contrato está firmado por seis y nosotros... Figura jurídica de nulidad. Seamos claros y transparentes, y esto es ser claros y transparentes. Esto es de esta manera, tal cual, tal cual. Así que no venga usted a defender lo indefendible. El que defiende lo privado es el Partido Popular y aquí se está defendiendo una sanidad pública.

Y se está pagando a los proveedores con el FLA, tal como se ha indicado, por tramos, y están los tres comprometidos, por si buscara usted algún, algún compromiso de pago. Ahí está el FLA. Y, además, en el resto de las actividades también se ha producido un pago el día 29 de este mes, que probablemente en los próximos días estarán todos los proveedores, pues...

El señor presidente: Bueno, pues, muchas gracias, señora consejera.

Señorías, por favor, como no, el orden del día, el señor presidente del Gobierno todavía no ha podido llegar, vamos a ver una proposición no de ley, que sería la 144, que se había pedido por todos los grupos verla en primer lugar. Es del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con el tratamiento de Canarias en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Tiene una enmienda del Grupo Parlamentario Popular.

Sí, perdón.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Sí, se había explicado en la Junta de Portavoces; se dijo ayer aquí, doña María Australia, discúlpenme que se lo recuerde, que cuando el presidente llegara, se verían las preguntas. El presidente estaba esta mañana en Las Palmas, estará llegando. Si no está ahí, es que no ha llegado. Se calculaba después de las once, once y media, pero, como no ha llegado, que me parece que es evidente, pues, seguimos el Pleno y cuando llegue vemos las preguntas, que es lo que se había dicho. Y si no viene en todo el día, pues, no se verán las preguntas. Ya veríamos qué cambios hacemos. Yo no puedo hacer otra cosa, y disculpe. Sí.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Porque lo ha pedido su grupo, el compañero de su grupo.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: ¿No hace falta? Pues entonces eso no me lo habían comunicado.

Vamos a seguir el orden, no hay ningún problema. Yo actúo con la información que tengo, no puedo hacer otra cosa.