Diario de Sesiones 59/2012, de fecha 13/11/2012
Punto 5

· 8L/PO/P-0640 Pregunta del señor diputado don Román Rodríguez Rodríguez, del Grupo Parlamentario Mixto, sobre los datos sobre el riesgo de pobreza, dirigida al señor presidente del Gobierno.

El señor presidente: Como habíamos dicho, señorías, pasamos a recuperar el orden del día, las preguntas al señor presidente del Gobierno.

La primera, del señor diputado don Román Rodríguez Rodríguez, del Grupo Parlamentario Mixto.

Don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, señor presidente del Gobierno: muy buenos días.

El objeto de la pregunta es conocer qué valoración hace el Gobierno de la evolución de los datos de pobreza en Canarias y si su Gobierno tiene previstas actuaciones en relación a esta grave situación.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Señor presidente del Gobierno, don Paulino Rivero.

El señor presidente del Gobierno (Rivero Baute) (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señor diputado.

Pues seguimos viviendo en una sociedad desigual, a favor de los ricos, los bancos y los especuladores, y esas desigualdades se ven incrementadas con las políticas del Gobierno del Partido Popular.

El señor presidente: Muchas gracias, señor presidente del Gobierno.

Don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, la pobreza es, desgraciadamente, una condición que se da en nuestra sociedad, incluso en los momentos buenos, ¿no? Ahora con la crisis este es uno de los sectores, una de las expresiones más duras de la misma.

Los datos de la evolución del riesgo de pobreza son alarmantes. Al inicio de la crisis nuestra comunidad tenía un 25% de la población en esto que se llama "tasa de riesgo de pobreza". Estábamos 5 puntos por encima de la media española. Ahora estamos en el 34%, 12 puntos por encima de la media española. Se abre la brecha en este parámetro que expresa los niveles de bienestar de nuestra sociedad. Si hablamos de los niños, tenemos una tasa, según Unicef, del 38,2. Los hogares de personas mayores se empobrecen, los hogares con personas dependientes se empobrecen. El deterioro es severo, es claro y es contundente.

Con esto no se puede hacer demagogia ni hay soluciones mágicas, pero esta sociedad se rompe, se descohesiona, se desvertebra, y esta es una expresión dramática de ese fenómeno que estamos viviendo. Se está produciendo una verdadera demolición de las clases medias, elemento fundamental en la cohesión de la sociedad que hemos conformado. Ahora hay miles de familias que cada día no saben qué van a dar de comer a sus hijos, hay miles de familias que no pueden pagar el recibo de la luz o del agua y hay cientos de familias que pierden su vivienda.

Frente a esto, yo le pido al Gobierno de Canarias un esfuerzo. Sé que el momento es difícil, que los recursos son escasos, pero la pobreza extrema, la exclusión social, merece una respuesta organizada, una respuesta inteligente, cooperando con el resto de las instituciones, para articular respuestas en que no se necesita demasiado dinero; sí mucha habilidad, consenso y sensibilidad para paliar las situaciones de extrema gravedad que vive una parte de nuestra población.

Espero, señor presidente, que el Presupuesto del próximo año pueda hacer un esfuerzo, aunque sea modesto, en esta grave situación que afecta a miles de familias y que desvertebra nuestro modelo y cohesión social.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Señor presidente del Gobierno, don Paulino Rivero.

El señor presidente del Gobierno (Rivero Baute) (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor diputado, vivimos una realidad de una alta tasa de paro. Por lo tanto, todas las personas que están paradas están bajo el umbral de la pobreza. En una sociedad con los salarios privados más bajos del conjunto del Estado; en una sociedad donde las pensiones, debido a nuestra estructura socioeconómica, son bajas y, por lo tanto, están por debajo del umbral de lo que se entiende por pobreza; y con un altísimo porcentaje de pensiones no contributivas, prácticamente tres veces las de la media del Estado, también es un dato desfavorable para el archipiélago. Por eso es más necesario que en ninguna otra parte mantener las políticas que garanticen la cohesión social y por eso la exigencia al Gobierno del Estado de no más recortes para las políticas del bienestar. Porque la sanidad, la educación y las políticas sociales son políticas que contribuyen a la cohesión social y que ayudan en la lucha contra la pobreza. También ayuda a la lucha contra la pobreza todo tipo de iniciativas que tienen que ver con el fomento de la actividad económica y, por lo tanto, el empleo. La mejor forma de hacerle frente a la pobreza es generando empleo o con una buena política de vivienda, de apoyo a la vivienda, o con una renta de inserción social como la que tenemos en Canarias o con un plan concertado que tiene también como objetivo el apoyo a las personas que pasan más dificultades. En cualquier caso, lo importante es que haya iniciativas en la economía del Estado que generen actividad económica y que, mediante la vía del empleo, de la empleabilidad, sirvan para luchar de verdad contra la pobreza.

El señor presidente: Muchas gracias, señor presidente.