Diario de Sesiones 61/2012, de fecha 5/12/2012 - Punto 1

· 8L/PL-0009 Debate de primera lectura. Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.

El señor presidente: De conformidad con lo establecido en la Junta de Portavoces, hoy, en primer lugar, vamos a tratar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.

Para la presentación del proyecto de ley tiene la palabra el Gobierno, el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente, señorías. Buenos días a todos y a todas.

El Gobierno de Canarias trae hoy a esta Cámara los Presupuestos más restrictivos, difíciles y condicionados que ha tenido Canarias. Tras varios años caracterizados por una gestión de severo control del gasto público y la contención de la deuda, las cuentas públicas para 2013 ya no disponen del margen suficiente que puedan evitar una disminución generalizada de sus partidas.

Pero también es un Presupuesto cargado de prioridades, donde la protección de los servicios esenciales a los ciudadanos en estos momentos de dificultades es el principal objetivo. En definitiva, son unas cuentas públicas reflejo de un modelo, de una forma de hacer política y de una opción que ha priorizado lo importante sobre lo secundario.

Y no disponen de margen porque este Presupuesto se nutre en un 62% de los ingresos del Estado. Unos ingresos que se han desplomado por segundo año consecutivo en cifras inaceptables. Al descenso de las partidas estatales durante el ejercicio 2012, le siguen otros 807 millones más de reducción para el próximo año.

Por tanto, son unos Presupuestos que se centran en resistir el embate del injustificado recorte del Estado.

Ante esta circunstancia, unida al escenario de recesión económica, el Gobierno de Canarias ha optado por elaborar unas cuentas públicas con una clara y contundente premisa política: proteger el gasto social y mantener la condición pública de los servicios básicos.

A diferencia de otras opciones, presididas por criterios economicistas, dirigidas a la privatización y cierre de centros o al menoscabo de las prestaciones básicas, este Gobierno no ha dudado un solo momento en alinearse con la protección del Estado del bienestar. No ha sido fácil cumplir con esta premisa. Hemos de hacer frente no solo al peor momento económico y a la escasez generalizada de recursos sino a políticas impuestas que van en la dirección contraria a esta necesaria protección.

El Gobierno de España, desde una óptica realmente opuesta, ha establecido -y continúa estableciendo- nuevas bases que no solo soslayan derechos sociales adquiridos sino, lo que es más grave y traspasando todas la líneas rojas posibles, vulneran principios básicos y fomentan la desigualdad entre los ciudadanos.

La aplicación de reales decretos que rebajan las prestaciones en sanidad y educación, la drástica reducción de la inversión pública que impide la reactivación económica, la anulación de la gratuidad de la justicia o el último golpe dado a los pensionistas son algunos ejemplos del ideario político que preside esa forma de gobernar.

En Canarias, sin embargo, vamos a contracorriente. Sorteando estas políticas y las drásticas reducciones de los ingresos estatales, debatimos hoy aquí unos Presupuestos en que para poder apuntalar el gasto social hemos tenido que reducir y renunciar a muchas acciones y programas. Esa es la factura que nos hace pagar el Gobierno de España, a la que se suma un factor añadido: el estricto cumplimiento del objetivo de déficit y del límite de deuda.

Con estas bases, el escenario general para 2013 está marcado por una ligera mejoría de la actividad económica europea, que no se traslada a España, donde continuará la contracción del PIB, el retraimiento del consumo, el desempleo, la restricción del crédito y la falta de confianza.

En Canarias las perspectivas más favorables vienen del sector turístico y del comercio exterior gracias a las exportaciones, mientras que el comercio interior y la industria seguirán afectados por la atonía del consumo y la recesión. La agricultura mantendrá sus actuales desventajas debido al aumento de la competencia en los mercados de destino y el sector de la construcción continuará con el ajuste que viene registrando desde el inicio de la crisis.

En este contexto, las previsiones sobre el PIB son de ligero crecimiento en la eurozona, aunque con mejores indicadores en Alemania y Reino Unido, principales países emisores de nuestro mercado turístico.

Por el contrario, la estimación para el conjunto de España es de contracción en índices que, según el consenso de analistas y organismos internacionales, está en torno al -1,5%, contradiciendo ampliamente el excesivo optimismo de los próximos Presupuestos Generales del Estado, que lo cifran en un tímido -0,5%.

A diferencia del Gobierno de España, las previsiones elaboradas para Canarias son más realistas, con una previsión de descenso de la actividad estimada en un -0,8%, índice que mejorará el proyectado para el conjunto de España, y una inflación que se incrementará en torno al 1,7% al finalizar el año.

En materia de empleo, la tasa de parados se fija en un 34%, debido, junto a la ralentización del mercado de trabajo, a la continua incorporación de nuevos activos. Una circunstancia que sigue lastrando el ámbito laboral, convirtiendo a Canarias en una de las comunidades autónomas donde más empleo extranjero se crea. Durante el 2012, las islas han creado puestos de trabajo extranjero a un ritmo del 5,5%, es decir, 8.000 empleos más, mientras que en el conjunto estatal este se destruye en casi un 7%. Ante esta evidencia, en el proyecto de ley presupuestaria y, conforme a los criterios de la Comisión Europea, hemos priorizado el mercado de trabajo local, en un compromiso por el empleo. Esta prioridad se concreta en las subvenciones y en las adjudicaciones a las empresas que se comprometan a emplear un mayor número de parados inscritos en el Servicio Canario de Empleo con una antigüedad mínima de seis meses. Canarias, con una de las más altas tasas de paro, no puede permanecer impasible ante la constante incorporación de activos, una situación que ha entendido la Unión Europea para estas islas y para todas las regiones ultraperiféricas.

Junto a este escenario económico, las cuentas canarias para el próximo año vienen fuertemente marcadas por dos importantes condicionantes, que de no existir estaríamos ahora debatiendo unos Presupuestos radicalmente distintos. Tan distintos que al menos contarían con 807 millones de euros más. Por una parte, están afectados por la reducción de 487 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado. Una rebaja que se suma a la de los Presupuestos del 2012 y que ha provocado una disminución de las partidas estatales del 40% en solo dos Presupuestos.

A estas cantidades hay que añadir la decisión unilateral del Gobierno de España de reducir la capacidad de endeudamiento de las comunidades autónomas en el 2013, lo que se traduce en una merma de 320 millones de euros más; es decir, 487, 320, en definitiva, 807 millones de euros menos.

En un ejercicio de máxima incoherencia, el Estado no solo no ha compartido la ampliación del déficit que le concedió Europa sino que, en contra de lo comunicado inicialmente, redujo -no nos olvidemos- el objetivo de estabilidad del 1,1% previsto al 0,7% a todas las comunidades autónomas para el próximo año. Una disminución del todo ilógica, máxime cuando el Estado se reserva la mayor cuota de déficit, cifrada en un 3,8% del PIB, cuando son las autonomías las que soportan el gasto de los servicios públicos esenciales.

A todo esto se añade otro factor de gran impacto, como es la insuficiencia de los ingresos del Estado para costear en igualdad de condiciones al resto de España la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Señorías, el Gobierno de España miente cuando afirma que su prioridad es el gasto social, el sostenimiento del Estado del bienestar y la equidad entre los ciudadanos. Al menos lo hace con los canarios, ya que al mismo tiempo que lo asegura se cruza de brazos, mira hacia otro lado e ignora las cifras de Canarias, que demuestran lo contrario.

En consecuencia, y en lugar de frases demagógicas, hablemos de esas cifras, unas cifras que son las que afectan finalmente a los ciudadanos. Somos la comunidad autónoma peor financiada por habitante de España en algo tan fundamental como los servicios básicos. Este Presupuesto contaría con otros 800 millones de euros más si el Gobierno de España corrigiese la financiación y nos situara en la media del conjunto de las autonomías. O con 2.000 millones de euros más si nos comparásemos con la comunidad autónoma mejor dotada. Señorías, es decir, un tercio de este Presupuesto.

Por tanto, y ante la contundencia de los datos, el Gobierno de Canarias solo puede pedir coherencia a la hora de situar el origen y las causas directas de los ajustes en este nuevo Presupuesto. Es más, en lugar de entregarse a argumentos partidistas y críticas incoherentes, el Grupo Popular no solo debería explicar a los ciudadanos las razones por las que defienden y aplauden esos graves recortes de su partido en contra de su propia comunidad autónoma, sino mantener un compromiso serio con Canarias para arrimar el hombro y trabajar conjuntamente en mitigar los daños, los dañinos efectos causados por los Presupuestos Generales del Estado para el 2013.

Sin embargo, y a pesar de este descenso en los ingresos, el Gobierno de Canarias se reafirma en su objetivo central: salvaguardar el núcleo de los servicios públicos esenciales y preservar la igualdad de acceso de todos los canarios a estas prestaciones. Y en esa prioridad está basado este Presupuesto. Prueba de ello es que, aun con los recortes estatales, siete de cada diez euros se destinan a servicios básicos, aquellos que más necesitan ahora los ciudadanos. Aunque esa prioridad sea a costa de restar recursos al resto de las partidas, el Gobierno de Canarias no secundará decisiones como las defendidas desde el Gobierno de España y desde su Grupo Parlamentario Popular en estas islas. Señorías, nos encontrarán enfrente al intento del cierre de hospitales y centros educativos, nos encontrarán enfrente con un no rotundo a las privatizaciones y también nos encontrarán enfrente ante las amenazas al Estado del bienestar.

Mantener esas premisas no será fácil, ya que afrontamos unas cuentas públicas que ascienden a 6.288 millones de euros, con un descenso de 450 millones: un 6,7% menos en relación a 2012. Una reducción notablemente inferior a los 807 millones de euros resultantes de la rebaja directa que el Estado ha tenido con sus decisiones en Canarias. Unas restricciones que se unen a la insuficiencia de ingresos para sufragar los servicios esenciales que Canarias se ve obligada a suplir con la aportación de ingentes recursos propios.

Mientras esto ocurre, las islas no han dejado de cumplir con su tarea, siendo la comunidad autónoma menos endeudada, encaminando la senda del cumplimiento del objetivo del déficit y practicando grandes esfuerzos en el control del gasto público. Unos esfuerzos que también han supuesto incrementar los tributos para compensar parcialmente el recorte de las partidas del Estado.

Con todo, los ingresos previstos para el próximo año se reducen de forma global en un 2,5%. Los impuestos indirectos crecen un 28%, mientras que los directos registran un ligero descenso del 0,1%. El alza en la tributación indirecta se debe a la estimación de una mayor recaudación, principalmente en el impuesto de carburantes, el del tabaco y el IGIC, después de las subidas aprobadas en el pasado mes de junio. Además se creará un nuevo impuesto que grava los envases de bebidas no retornables y cuya recaudación se prevé en torno a 35 millones de euros. En consonancia con las políticas europeas medioambientales, tiene como objetivo disuadir el consumo de estos envases y fomentar la utilización de materiales más ecológicos, de mayor capacidad y más perdurables.

El capítulo de tributos también incluye para 2013 la recaudación por valor de 31 millones de euros en concepto del impuesto a depósitos bancarios y a tendidos eléctricos y antenas de telecomunicaciones, creados en el pasado mes de junio. Unos impuestos que acaban de ser anulados por el Estado y cuya recaudación esperamos que sea compensada en cumplimiento de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas, después de asistir a una esperpéntica maniobra que ha tenido como único objetivo sortear una sentencia judicial. Protegiendo los intereses de la banca, el Gobierno de España ha creado esos mismos impuestos al tipo cero con el fin de impedir su establecimiento en las comunidades autónomas. Es decir, el Gobierno central incrementa hasta el límite la presión fiscal a los ciudadanos, mientras bloquea unos tributos por los que no recaudará, impidiendo ingresos a las comunidades autónomas por este concepto. Eso es justicia fiscal. Con ello el Estado da una vuelta de tuerca más, ya que al recorte indiscriminado añade ahora torpedear nuestra capacidad impositiva.

En ese mismo ámbito de los ingresos, y como ya he descrito, destaca la disminución de las transferencias corrientes y de capital del Gobierno de España en todas las áreas del Presupuesto. Entre otras partidas, los recortes tienen afección en empleo y cultura, turismo, dependencia, cultura y deportes, vivienda y convenios ya firmados que se incumplen, como los de carreteras o los de infraestructuras turísticas o educativas.

A pesar de las dificultades de los ingresos y en línea con el objetivo de elaborar un presupuesto de marcado carácter social, las cuentas canarias establecen exenciones fiscales por importe de 1.098 millones de euros. Pero, señorías, el 84% de esa cantidad, es decir, más de 900 millones de euros, se destina a reducir el impuesto general indirecto canario -el IGIC- de los productos básicos, desde el 7% del tipo general al 0 o al 3%. Además se incluyen 74 millones de euros en bonificaciones similares en el AIEM y otros 32 millones de euros en deducciones en el tramo económico del IRPF, del que se benefician personas con minusvalía, los mayores de 65 años o aquellas personas que alquilan o adquieren una vivienda. Por tanto, señorías, aquellos que pretenden eliminar ese tipo de exenciones tendrán que explicar si lo que pretenden es incrementar el IGIC a los productos básicos o dejar sin bonificaciones a los colectivos más desfavorecidos.

En materia de gastos, se destinan 4.264 millones de euros a sufragar los servicios públicos esenciales. Lo que supone, como ya he dicho, el 70% del Presupuesto. Una cantidad muy superior a las transferencias que realiza el Estado para hacer frente a estas prestaciones, que, no nos olvidemos, forman parte de su obligación constitucional.

La sanidad y la acción social concentran la mayor partida del gasto y tienen el mayor peso en el Presupuesto, con un 46% del total. El principal objetivo es la sostenibilidad del sistema sanitario en un escenario de graves recortes de fondos públicos y en especial de los procedentes del Estado.

A pesar del descenso del 1,2% de las partidas en relación al presupuesto inicial del 2012, unos 30 millones de euros de un total de más de 2.500 millones, los centros continúan abiertos manteniendo su carácter público, se garantiza la prestación farmacéutica y se priorizan aquellas acciones sanitarias que tienen un mayor impacto en la salud de los canarios. Y todo ello teniendo en cuenta que el déficit de financiación sanitaria que mantiene el Gobierno de España, actualizando las liquidaciones de los Presupuestos de 2009 y 2010, se ha incrementado ya en 600 millones de euros. Es decir, de los 1.400 millones acreditados con anterioridad hemos pasado a los 2.000 millones. Una cifra que, supongo, en este caso no será siquiera discutida ni cuestionada por el Grupo Popular, después de su encendida defensa de la deuda en materia sanitaria.

En materia de acción social, se consignarán 80 millones de euros a la protección de la infancia en situación de riesgo, aumentando esa partida en casi un 8%, y se mantienen los centros de atención a los dependientes. En conjunto, para políticas sociales se conservan las dotaciones para el Plan de prestaciones sociales básicas, así como las dirigidas a la Prestación Canaria de Inserción. También se ha realizado un considerable esfuerzo en sostener, a pesar de los recortes estatales, el gasto a dependencia y a personas con discapacidad, consignándose más de 117 millones de euros. Sin embargo, hay una disminución cifrada en el 6%, debido sobre todo a la desaparición de algunas partidas, como el plan del Estado en materia de atención a la inmigración. En esta línea de sostenimiento del gasto social, el Gobierno de Canarias aumenta en este Presupuesto la dotación a cabildos y ayuntamientos en un 6,7%, con el fin de no perjudicar la financiación que estas instituciones prestan.

Por otra parte, en el área de educación se consignan más de 1.400 millones de euros, manteniendo su peso en el total del gasto del Presupuesto, en torno al 24%. Aunque refleja un descenso de un 8% con respecto al presupuesto inicial del 2012, se han logrado mantener las prestaciones esenciales, amortiguando los recortes establecidos en el real decreto en materia educativa. Los principales descensos se centran en el efecto de los ajustes del Estado con la eliminación total del convenio de infraestructuras educativas o la aportación a la gratuidad de los libros de texto, así como en la disminución de otras partidas, como el apoyo al aprendizaje de lenguas extranjeras o la ayuda a la implantación de la LOE.

Con todo, el Gobierno de Canarias realizará un gran esfuerzo para mantener el mismo número de profesores interinos, la ratio por alumnos y la ayuda a estudios universitarios. Además incrementa en un 12% los fondos destinados a comedores y desayunos escolares, mantiene el servicio obligatorio de transporte y conserva las mismas partidas para los gastos de funcionamiento de los centros.

Continuamos con la apuesta por mantener los mismos ciclos de Formación Profesional, cuyas plazas han sido ampliadas durante este curso escolar, y se añade una partida nueva para la implantación de medidas que reduzcan el abandono y el fracaso escolar, dotada con recursos propios de esta comunidad autónoma.

Lo mismo sucede con la aportación de 20 millones de euros para obras en centros y las ayudas para libros de texto a las rentas más bajas, a pesar -no nos olvidemos- de ser estas partidas eliminadas en los Presupuestos Generales del Estado.

En otro orden de cosas, el capítulo de personal de la comunidad autónoma desciende en un 3,2%, una reducción que se materializará sin despidos masivos y sin una rebaja salarial generalizada. En consecuencia, la paga extraordinaria de Navidad, eliminada por el Gobierno de España en el 2012, será repuesta en su totalidad en el próximo ejercicio. No obstante, el grueso de la reducción de este capítulo se logra mediante medidas como la congelación de la oferta de empleo público, la extinción de contratos temporales a su finalización, la no reposición de las jubilaciones o la aplicación de la nueva regulación de la incapacidad temporal. Estas medidas supondrán, por tanto, un ahorro de unos 67 millones de euros.

Además, y acorde con la reducción presupuestaria generalizada, el Gobierno de Canarias ya ha anunciado que acometerá una reestructuración de su organigrama a través de una disminución de altos cargos y del personal de confianza, que entrará en vigor el próximo 1 de enero.

La inversión, por su parte, se cifra en 600 millones de euros para 2013, registrando una caída del 29% en relación a 2012, aunque menor al recorte del 62% de la inversión estatal afectada, cifrada en 181 millones de euros. A pesar del desorbitado recorte del Estado en partidas como el Convenio de Carreteras, cuya dotación -no nos olvidemos- caerá de los 207 millones de euros previstos a 54, aumenta el presupuesto global de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial. El Gobierno de Canarias ha realizado un esfuerzo extraordinario aportando recursos propios para cumplir todos y cada uno de sus compromisos en vigor, dando continuidad a las carreteras ya iniciadas y paralizando las que aún están por comenzar.

Una situación similar sucede en el caso del turismo, motor de nuestra actividad económica. A pesar del descenso practicado por el Gobierno de España, hemos conseguido mantener el presupuesto para promoción, además de los compromisos en infraestructura turística, con el fin de poder finalizar las obras iniciadas en su momento con los convenios del Estado, una vez eliminado el mismo.

En materia de empleo, y siendo una de las comunidades autónomas con mayor tasa de paro, el Gobierno de España se ha ensañado con Canarias. Señorías, el recorte estatal en materia de empleo ha sido más que excesivo, rebajando en 32 millones de euros el Plan de empleo y en 72 millones de euros la dotación para las políticas activas de empleo, junto a la rebaja en las cantidades destinadas a la promoción del trabajo autónomo. Carece de toda lógica -y deberán explicárselo a los ciudadanos- que se diga que entre sus principales objetivos está la creación de empleo cuando se restan cantidades de tal dimensión en recursos básicos a una comunidad autónoma como la canaria con las altas tasas de desempleo, y máxime cuando las tasas de desempleo también están vinculadas, fuertemente vinculadas, a la caída de la inversión y de financiación global estatal. Señorías, si observamos y comparamos las comunidades autónomas, no es casualidad que aquellas que tienen menores tasas de desempleo son las que tienen mayor y mejor financiación del Estado y mayor inversión del Estado. No es casualidad.

Por su parte, en cuanto a agricultura, ganadería y pesca, los fondos ascienden a 409 millones de euros, de los que 104 se reflejan en el Presupuesto canario y los 305 millones de euros restantes corresponden a los fondos del Posei, al Programa de Desarrollo Rural y al Posei de pesca, unas partidas que este año se reflejan en el Presupuesto de forma extrapresupuestaria.

Entre los gastos que registran uno de los mayores incrementos se encuentra -sí, señorías- la deuda pública. Su coste pasa de los 201 millones de euros en el 2012 a los 242 millones de euros en el 2013. Ahora bien, seguiremos siendo la comunidad autónoma de España menos endeudada per cápita. El cierre total de los mercados, el encarecimiento de los tipos de interés, son algunas de las causas que están provocando este efecto de incremento en el coste de la deuda, al que hay que añadir un elemento fundamental, como es la escasa credibilidad de la marca España, que, señorías, no nos olvidemos, contagia a las comunidades autónomas independientemente de sus indicadores de solvencia.

Por último, el presupuesto del sector público empresarial sigue la línea descendente iniciada en los ejercicios anteriores, con una disminución del 13% en referencia al 2012, estimándose llegar al 64% de reducción en el periodo 2009-2013. Lo digo cuando hablan de ese chiringuito. Miren, la discusión no puede seguir estando sobre el número, señorías. No podemos medir las cosas por el número exclusivamente. La obsesión por las fotos nos lleva a caer en errores demagógicos, porque, señorías, imagino que la discusión sobre las aportaciones de la comunidad autónoma al sector público empresarial, debemos discutirlas en términos de su eficiencia y del importe en su caso, no en si hay más o menos. Y, miren, el Gobierno de Canarias ha hecho sensiblemente esta tarea. El Gobierno de Canarias en cuanto a sus empresas públicas está en un proceso continuo de reorganización a través de unos planes de viabilidad con vigencia hasta el año 2014, pero no nos olvidemos, señorías, que estas empresas públicas, las empresas públicas que están prestando servicios, tienen obligaciones, como el transporte sanitario, en el caso de Gestión Sanitaria de Canarias, o la gestión del sistema de seguridad, la promoción turística, la ayuda en el cobro de los tributos, prestan servicios a entidades locales o las ayudas a la internacionalización de nuestras empresas. Ese es el chiringuito del que algunos hablan.

Miren, pero es más, como les gusta hablar de esas cosas y acorde con la reducción generalizada en el Presupuesto, y, eso sí, muy por encima del 6,7% global en que reducimos las partidas en este Presupuesto, aplicamos rebajas en partidas como estudios y trabajos técnicos, reuniones, cursos y conferencias o un descenso del 39% en publicidad o un 58% de atenciones protocolarias y gastos de representación.

En definitiva, y como conclusión final, el Presupuesto de Canarias para 2013 contiene una reducción generalizada de sus partidas como consecuencia de las reducciones provenientes del Estado. Sin embargo, señorías, y como dije al principio, también es un Presupuesto, este del 2013, marcado por prioridades, las que este Gobierno considera fundamentales para el conjunto de los ciudadanos: la protección del gasto social y del núcleo de los servicios públicos esenciales. Esas son las prioridades del Presupuesto. Ahora es el momento, señorías, de que los grupos que proponen enmiendas totales a este Presupuesto describan un modelo alternativo, si es que lo tienen, a esta prioridad reflejada en un Presupuesto, en unas cuentas públicas para el 2013, en el que siete de cada diez euros se destinan a la prestación de los servicios públicos esenciales.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad.

Hay dos enmiendas a la totalidad que se van a defender en este momento. En primer lugar, del Grupo Parlamentario Popular. Don Asier Antona, enmienda a la totalidad a la Ley de Presupuestos presentada por el Gobierno.

El señor Antona Gómez: Buenos días, señorías. Señor presidente del Gobierno. Señor consejero.

Quiero que mis primeras palabras sean para valorar y felicitar el magnífico trabajo desarrollado por todos y cada uno de los diputados del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Hacienda en todas y cada una de las áreas. Quiero también, si me lo permiten, agradecer la labor incansable y generosa de quien es el portavoz en asuntos económicos de mi grupo, el señor Jorge Rodríguez. Y quiero también agradecer, porque creo que es bueno destacar que todo esto es posible gracias a la magnífica coordinación de la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, la señora doña Australia Navarro.

Y quería empezar, quería empezar mi intervención con estas palabras para centrarme ahora en este debate de la enmienda a la totalidad.

Señor presidente, señorías, el Grupo Popular solicita hoy al Parlamento la devolución al Gobierno del proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para el 2013. Con este fin presentamos esta enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuesto.

Señorías, como a continuación diré, la Ley de Presupuestos de Canarias para el 2013 representa una oportunidad única para Canarias. Una oportunidad para elegir entre dos modelos, entre dos ópticas, entre dos formas y dos modos de gobernar. Las exigencias económicas del momento sitúan a la comunidad autónoma en una encrucijada para elegir, para optar, por dos modelos: uno, un modelo público desproporcionado como el actual o por un modelo de verdadero servicio público. Y, señores del Gobierno, no es lo mismo, porque es bien distinto proteger los servicios públicos fundamentales y esenciales y la economía productiva, es decir, lo fundamental, que protegerse detrás del Gobierno, de la Administración y del sector público, como han hecho ustedes. Este Gobierno, este pacto de intereses, que no de convicciones, apuesta por protegerse. Y cuando los nacionalistas y los socialistas se atrincheran, se protegen, desprotegen a los ciudadanos de Canarias y desprotegen también a la economía y convierten a Canarias en una tierra más pobre, más intervenida y con menos oportunidades para ganar el futuro. Sí, señor Rivero, es así.

La Ley de Presupuestos no solo es una oportunidad sino también es una llave. Una llave que abre la puerta al futuro o bien, como se pretende con este proyecto de Presupuestos, cierra el futuro de esta tierra. Con este proyecto el Gobierno cierra la puerta y lo hace con un mensaje muy claro: ninguna reforma, ningún ajuste en lo público, en lo político, en lo innecesario, pero sí más paro, menos economía, más pobreza y menos futuro. Es posiblemente, señorías, es posiblemente el rasgo más identificador de este proyecto presupuestario. Todo el proyecto está huérfano de reformas, que no de recortes. El aparato del Gobierno de Canarias no sufre la menor modificación, ninguna, no desaparece ningún centro directivo, ningún organismo, ninguna empresa pública, ninguna fundación, ninguna embajada. Nada, no desaparece nada de la estructura que Coalición Canaria ha edificado en esta tierra durante 20 años. En un contexto económico de gran exigencia donde los recursos económicos decaen, el Gobierno se abstiene y renuncia a cualquier reforma de lo público y de lo político, se protege a sí mismo y condena al desamparo a la sociedad a la que está obligado a servir.

Permítanme decir, señorías del Gobierno, que este proyecto de Presupuestos es una traición al pueblo canario. Ya no es una cuestión de que no entiendan la crisis que vivimos, la urgencia de cumplir con los objetivos del déficit o el endeudamiento para no quebrar; ya no es una cuestión, señorías, de que ustedes no sean capaces de entender que las reformas y la austeridad no es una opción, es una obligación. Y es una obligación prioritaria para Canarias, pero también es una obligación prioritaria para España, para la sociedad y desde luego para todas las administraciones públicas; también, señores del Gobierno, para ustedes.

Es una cuestión, si me lo permiten, señorías, de decencia, de decencia política, presentar este proyecto que blinda lo político y abandona lo público, el interés público, el interés general de los ciudadanos de Canarias. Digan con claridad, digan en esta tribuna con claridad a los ciudadanos que nos están viendo que esta tierra y esta sociedad no pueden permitir este Gobierno y esta Administración. Señor Rivero, señores de Coalición Canaria y del Partido Socialista, no nos lo podemos permitir. El gasto disparatado del poder político y público en Canarias es ¡in-sos-te-ni-ble!, ¡insostenible! Lo saben ustedes, señor Rivero, y lo saben todos los canarios. No es ya, por tanto, una cuestión que no entiendan, que además lo entienden; es una cuestión que les supera, les desborda. Les convierte, con este proyecto de Presupuestos, en un verdadero obstáculo para la recuperación e incentivación de la economía. Un obstáculo que más pronto que tarde, señor Rivero, hay que remover, porque Canarias no se merece este Gobierno por el bien de Canarias. Porque ustedes ni son ni van a ser nunca capaces de devolver a los canarios una autonomía saneada, una autonomía eficiente, una autonomía austera, porque nunca entenderán que Canarias es una autonomía, ni más ni tampoco menos. Los canarios no necesitamos más, ni siquiera necesitamos tanto. No necesitamos tanta televisión, tanta embajada, tanta empresa pública, ni tenemos la necesidad de sentirnos más canarios a base de engordar el sector público. Ya somos canarios, no queremos, señores del Gobierno, que sigan gastando tanto dinero en nuestro nombre. No nos hace falta, ni para la identidad ni para el bolsillo.

Pero ustedes no quieren cambiar, no quieren que les cambien, no están para cambios, ni en sus partidos ni en el Gobierno. Ni quieren hacer el menor esfuerzo, señorías, en primera persona en tiempo de dificultades. Prefieren venir hoy aquí, al Parlamento, acudir tarde y mal a esta Cámara con un proyecto de Presupuestos que, como les decía, no solo es una burla a los ciudadanos sino una traición a la sociedad y a la economía de Canarias. Sí, señor Rivero. Señorías, eso dice precisamente el proyecto en sus indicadores macroeconómicos: Canarias, con más de 378.200 canarios en paro, hoy, que registra el 2013, supone un aumento también del desempleo del 34%, y un retroceso en la economía, del Producto Interior Bruto, de cerca de 1 punto, exactamente 0,8%. Hablando claro: menos economía y más paro con este proyecto de Presupuestos.

Quiero advertir en cualquier caso que los indicadores que ofrece el Gobierno de Canarias, que presume, señor Ortiz, como usted lo ha hecho hoy aquí, de realismo, muy posiblemente se verán desbordados, como ya nos ocurrió en el Presupuesto del 2012. ¿O no recuerdan sus señorías los indicadores del Presupuesto que el señor Ortiz decía en el año 2012? ¿No recuerdan cuando el Gobierno anunciaba aquí que la economía crecería un 0,8 y el desempleo caería más de 3 puntos? Señor Ortiz, no le voy a recordar hoy aquí, pero están aquí sus palabras, lo que decía usted en el Pleno del Parlamento el 15 de noviembre de 2012. Es tan curioso como cierto que estos días haya estado el señor consejero presumiendo de sus previsiones y cuestionando las del Estado, como lo ha vuelto a hacer hoy aquí. Con estos antecedentes, señor Ortiz, yo le recomendaría que esté usted mejor callado. No en vano las previsiones en 2012 eran que acabábamos el año con una tasa de desempleo inferior al 28% y hoy, un mes para acabar, estamos ya en cerca del 34%. Y usted también decía que pronosticó una reducción de 3,3 puntos en la reducción del paro y la realidad es que ha crecido 4 puntos.

Señores consejeros, es verdad que al menos para el proyecto de Presupuestos del 2013 aterrizan en el contexto de crisis económica, lejos de los desvaríos de crecimiento de la economía y del empleo que nos anunció usted el año pasado, pero tengo que reconocerle, en nombre del Partido Popular y del conjunto de los ciudadanos, que dudo que las previsiones que usted hoy aquí defiende se cumplan. Dudo incluso que este Gobierno esté en condiciones de que Canarias cumpla el objetivo del déficit público, ni en el 2012 ni en el 2013, con las consecuencias, como ustedes bien saben, indeseadas que tendrá esta comunidad autónoma. No olvide que el año pasado, señor Ortiz, en esta tribuna ya anunció usted que el Presupuesto para el 2012 permitía cumplir con el objetivo del déficit público del 1,3%, que, como usted bien sabe, después rebajó el Partido Popular, el Gobierno de España, al 1,5. Estas son sus palabras y estas palabras hoy no se cumplen con la realidad.

Señorías, las cuentas públicas para el 2013 que presenta el Gobierno, como ocurre anualmente con la Ley de Presupuestos, definen la prioridad de las políticas que el Ejecutivo y de quienes lo conforman, Coalición Canaria y el Partido Socialista. Sobre el papel ustedes dicen que hay un recorte, un ajuste, de lo público del 6,7%: 450 millones. Pero déjeme decirle hoy aquí, en nombre de mi grupo, que no es verdad, que en la práctica y sin hacer trampas la profundidad del ajuste presupuestario ronda los 600 millones de euros y la caída porcentual en más de 8 puntos. Eso sí, contando, aunque no lo hacen ustedes, con los vencimientos de la deuda; contando, que no lo hacen ustedes, con las liquidaciones negativas para Canarias del sistema de financiación autonómica, y contando, que no lo hacen ustedes, con el pago de carreteras prefinanciadas en esa modalidad de abono total. Y eso sin contar también con los agujeros negros del proyecto de Presupuestos, especialmente la fortísima desviación de las obligaciones reconocidas en el sistema público de salud.

Me detendré un segundo en el agujero sanitario, por su gravedad. El Gobierno sabe y oculta a la opinión pública que este proyecto de Presupuestos no reconoce los recursos para atender el desfase de los pagos a las farmacias. Lo saben ustedes bien, que se adeuda en los últimos tres meses a razón de 32 millones de euros mensuales. Eso representa, señor Ortiz -y usted no lo tiene contemplado-, 90 millones de euros de desfase. Obligaciones de pago, obligaciones de pago todas ellas que ustedes difieren en el tiempo, desplazando los abonos de 2012 al 2013 pero sin cobertura presupuestaria. ¿Cómo se van a atender esas obligaciones en 2013, señor Ortiz? Dígalo y quizás de esta forma consigamos que usted nos hable, aunque solo sea por unos minutos, en esta tribuna del Fondo de Liquidez Autonómico y quién sabe si del plan del pago a proveedores. Sea como fuera, la conclusión del Partido Popular es que este Presupuesto tiene trampa, tiene un déficit oculto que se pondrá de manifiesto -ya se lo adelantamos aquí- en el año 2013 y que obligará a esta comunidad a adoptar medidas extraordinarias.

Señorías, se lo confieso, mi grupo parlamentario lo confiesa, señor Ortiz, ustedes deben dormir y vivir bien, ustedes, con la convicción de que todo lo que ocurre, todo lo malo que nos pasa en esta tierra, es culpa de unos malvados que habitan en una ciudad muy alejada de aquí que se llama Madrid. Eso les tiene que hacer a ustedes acostarse todas las noches durmiendo a pierna suelta, porque cuando la responsabilidad de todo lo que ocurre es de otro uno puede vivir en paz consigo mismo. ¿Verdad, señores del Gobierno? Trataré de imitarle, hoy me voy a subir a esta tribuna también para intentar imitarle y me voy a olvidar por unos momentos, como ustedes lo hacen habitualmente, de los más de 378.200 canarios que quieren trabajar y que no pueden, de las más de 100.000 familias sin ningún ingreso mensual en esta tierra, de las decenas de miles de canarios que viven en el umbral de la pobreza o de los miles de empresarios que han tenido que trabajar. Vamos a echarle también la culpa, desde el grupo parlamentario, a Madrid. Nosotros también, señor Ortiz, porque, señorías, Madrid tiene la culpa. Madrid tiene la culpa de poner en marcha un plan de pago a proveedores gracias al cual los ayuntamientos, el cabildo y este Gobierno han podido atender en esta tierra a más de 124.000 facturas, con un importe de 658 millones de euros. Madrid también tiene la culpa de poner a disposición de esta comunidad autónoma un Fondo de Liquidez Autonómico que les ha podido permitir a ustedes tener una inyección económica de 756 millones de euros para hacer vencimientos de la deuda y también para poner fin y cumplir con el déficit público. Madrid también tiene la culpa de abonarles a ustedes, durante el mes de octubre, 128 millones de euros, durante el mes de noviembre, 49 millones de euros y en el próximo mes, 340 millones de euros. Pero Madrid tiene la culpa también de todo eso: qué lástima que yo no les he escuchado en ningún momento de su intervención, ni ahora ni nunca, reconocer este tema.

Señorías, el Partido Popular lleva un año al frente del Gobierno de este país. Después de un año de mal gobierno, de mala gestión, de pésimos resultados en lo económico y en lo social, es imposible, incluso para ustedes, negar la realidad en la que nos encontrábamos. España, hace solo un año, es innegable que los ciudadanos de a pie, en Canarias y en toda España, lo relacionan, ese fracaso en lo económico y social, con ustedes y con sus socios. De la misma forma que los ciudadanos son perfectamente conscientes, pese a los sacrificios que hace un año, como hoy, es imprescindible comprometerse con el esfuerzo colectivo que supone cambiar, reformar y ajustar para salir adelante, para volver a crecer, para que regresen tiempos de empleo y oportunidades. Sencillamente para poder tener un mañana y un futuro mejor.

Y ciertamente Madrid, como dicen ustedes, tiene la culpa de asumir la realidad con toda la crudeza y emprender el camino de las reformas, de los cambios, de la austeridad, como única vía posible para salir de esta, en Canarias y en toda España. Señorías, porque a fuerza de ser honestos, también deberíamos reconocer que Madrid tiene la culpa de todo, por ejemplo de la caída de ingresos de este proyecto de Presupuestos. Sí, ustedes dicen que los ingresos se desploman por Madrid, que discriminan a Canarias en los Presupuestos del Estado, pero parece que durante una semana ustedes se han olvidado de protestar por los efectos del sistema de financiación autonómica. Ese sistema, señores del Gobierno, que ustedes apoyaron y que el presidente del Gobierno de Canarias anunciaba un sí a Canarias por 520 millones de euros. ¿Dónde están?, ¿han hecho autocrítica? ¿Por qué no hablan de ese sistema de financiación que ustedes apoyaron y aplaudieron? Sí, de eso no quieren hablar. Es curioso, llevan meses diciendo que el sistema de financiación penaliza en 800 millones de euros a Canarias y desde que han presentado este proyecto de Presupuestos no se les ha vuelto a oír decir nada. Nosotros, en el Partido Popular, sospechamos que prefieren una vez cargar la culpa de este proyecto chapuza a Madrid que no en el modelo de financiación que ustedes han apoyado y que ustedes mismos se han dado. No entiendo, no entiendo, qué pueden temer; al fin y al cabo el sistema de financiación autonómico también se aprobó en Madrid pero en el año 2009. Eso sí, entonces en el Madrid de Rodríguez Zapatero, que todo era bueno y no se portaba mal con Canarias. Incluso ustedes recordarán que nos hizo hasta un plan para nosotros solos. Y qué decir de ese modelo, señor Rivero, que usted aprobó. Pero no se preocupen, solo trataba de que entendiesen que el sistema de financiación autonómica que tanto nos perjudica también es culpa de Madrid. Pero usted lo reconoce con boca chica, señor Rivero, usted lo reconoce con boca chica, que usted se ha equivocado con ese sistema de financiación.

Señorías, ahora bien, hay cuestiones en las que ya es muy difícil convencer a la gente de que la culpa es de Madrid, aunque hay que reconocer que ustedes lo intentan a diario. Y es que Madrid no tiene la culpa ni del déficit público ni del endeudamiento de esta comunidad autónoma. Madrid tampoco tiene la culpa, señor Ortiz, de que las administraciones públicas tuvieran las gavetas llenas de facturas y que haya que tenido que venir el Gobierno de España a pagarles las facturas. Madrid no tiene la culpa de que ustedes, con una terquedad infantil, renieguen de una reforma integral a la que hace más de 15 meses usted se comprometió, señor Rivero, en esta tribuna y que no han hecho absolutamente nada, aunque el señor Spínola mire para otro lado. De eso no tiene la culpa Madrid. Como tampoco tiene la culpa Madrid de que ustedes sigan blindando el número de empresas públicas, de televisión, de una policía, de embajadas en el extranjero, organismos, empresas, sociedades y fundaciones. De eso tampoco tiene la culpa Madrid. Y si hablamos de Presupuestos, Madrid no tiene la culpa de que la factura la cargue la sociedad, los principales sectores de ese Estado del bienestar al que usted hacía referencia. Es que el ajuste del gasto en más de un 60% va a la educación, al empleo, a las políticas sociales y solo un 0,9% va al ajuste de ustedes, de lo político, del Gobierno. De hecho, esa es la realidad y de eso tampoco tiene la culpa Madrid.

Señor Ortiz, usted decía que nos encontrábamos de frente al recorte del Estado del bienestar del Gobierno de España. Ustedes se han puesto de perfil al recorte que ustedes mismos han hecho, al recorte en el proyecto de Presupuesto para Canarias. Les diré los datos: ¿es normal, como usted decía, que con una población, siendo líderes de todas las comunidades de España, con las mayores tasas del desempleo, ustedes recorten en más de un 45% las políticas destinadas al empleo? ¿Es normal que en educación, señor Pérez, usted se deje recortar en más de 130 millones de euros? ¿Es normal que en sanidad ustedes recorten con 30 millones menos y un déficit oculto muy grave? ¿Es normal que en las políticas sociales ustedes eliminen 16 millones de euros?

El señor presidente: Don Asier, por favor, vaya terminando. Tiene un minuto para concluir.

El señor Antona Gómez: ...(Sin micrófono.) que les estoy diciendo. Si uno ve y dispone de los recursos que tiene y cómo ha habido... gestionar los recursos disponibles, a 30 de octubre, que es lo grave, ustedes, por ejemplo, una materia como empleo, llevaban gastado, ejecutado, ni el 20% del presupuesto. Esa es la gravedad y el drama que tiene esta tierra, esa es la gravedad: ni el 20% ejecutado.

Por tanto, en mi segundo turno también voy a hablar de los sectores productivos, a los que usted hacía referencia, señor Ortiz, pero usted les ha pegado un recorte a los sectores productivos, aquellos que mueven la economía, que reactivan la economía, en más de un 40%: a la agricultura, a la ganadería, a la pesca, al comercio, a la industria, a las nuevas tecnologías. Es el 40%.

Acabo. Son ustedes, y no miren a Madrid, y solamente ustedes quienes se van a hacer responsables de esta chapuza de Presupuestos, que se basa en fundamentos falsos, que oculta el déficit, que perjudica a los ciudadanos y a la economía, que protege al máximo la estructura político-administrativa, que hipoteca todo lo demás y que por encima de cualquier otra consideración nos aleja del cumplimiento de las obligaciones de la consolidación fiscal, del cumplimiento del déficit para el 2013, que creo estar en condiciones de anunciar que el Gobierno no va a cumplir y, si no, señor Ortiz, diga en esta tribuna...

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier Antona.

Hay otra enmienda a la totalidad... ¡Ah!, ¿prefiere...? (Ante la indicación del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad.) De acuerdo. Sí, sí, correcto. El Gobierno puede hacer la respuesta, evidentemente.

El señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías.

En primer lugar, señor Antona, mire, en primer lugar nos congratulamos de que el Grupo Popular haya duplicado los esfuerzos en la presentación de esta enmienda a la totalidad. En lugar de los dos folios de la ocasión anterior esta vez se han extendido a cuatro folios. De ahí el reconocimiento que le ha hecho a su grupo, ¿no? Esa es toda la crítica que contienen los Presupuestos. Han duplicado el esfuerzo, han hecho un esfuerzo importante, de dos folios han pasado a cuatro. Un esfuerzo para felicitar en ese ámbito.

Mire, no obstante, intentaré aclarar algunas de las imprecisiones cometidas por ustedes, porque, claro, una mentira no por muchas veces repetida se convierte en verdad.

Mire, habló usted antes de "Madrid tiene la culpa". Sí, Madrid tiene la culpa de la reducción del Convenio de Carreteras, Madrid tiene la culpa de la reducción de las políticas activas de empleo, Madrid tiene la culpa de la eliminación del Convenio de Infraestructuras Turísticas, Madrid tiene la culpa de la eliminación del Convenio de Infraestructuras Turísticas. ¿Eso, quién es? ¿Quiénes son los responsables de esas decisiones? Ustedes, señores del Partido Popular, ustedes son los responsables de todas y cada una de esas decisiones. Y, lo que es más triste, lo que es más triste, ¿Madrid?, no, no, el Partido Popular. ¿Saben por qué? Pero, digo, lo que es más triste, ¿saben qué es?, que no es que sea Madrid, que no es que solo sea el Partido Popular, sino más triste es que ustedes aplaudan ese castigo que está realizando el Partido Popular a Canarias. ¡Eso es lo más triste!

Miren, en primer lugar, ponen en cuestión que el objetivo central en estas cuentas públicas -lo han hecho en su enmienda- sea garantizar el núcleo de los servicios públicos esenciales. Mire, siete de cada diez euros se destinan a las políticas sociales en este Presupuesto. Por lo tanto, a partir de ahí... ¿Dónde se fijan las prioridades?: ¿en las palabras, en los discursos simplemente que no tienen contenido ninguno? No, no, se fijan en el Presupuesto: siete de cada diez euros.

Miren, señores del Partido Popular, por hacer memoria, aluden ustedes a políticas fracasadas. Hombre, de algunas políticas fracasadas -o de algunas de ellas- serán ustedes corresponsables, digo yo, porque alguna participación han tenido ustedes, ¿no? ¿O solo han tenido participación en los aciertos?

Miren, es que han llegado a culpabilizar incluso otra vez, y hoy lo ha hecho, de la actual tasa de paro en estas islas. Mire, vamos a remitirnos a las tasas oficiales, a los datos oficiales sobre la evolución del empleo. A noviembre del 2012, el conjunto de España incrementa, en términos anuales, en un 11% el número de parados en relación con el año anterior. A noviembre, en términos anuales, Gobierno del Partido Popular, decisiones del Partido Popular, 11%; en Canarias, el 8%. Seremos responsables nosotros de eso, por tanto. Luego, ¿quiénes son los culpables de las tasas, de las altas tasas de desempleo? ¿Quiénes son los culpables de las altas tasas de desempleo? Mire, en definitiva, en consecuencia, el fracaso de las políticas de empleo y el aumento del número de parados que lo sustente quien lo provoca. Además deberían, por tanto, ustedes explicar el cambio de discurso, ya que cuando su grupo desarrollaba tareas de Gobierno era el Estado el máximo responsable, y no esta comunidad autónoma, en desarrollar las políticas activas de empleo. Le recuerdo hasta la lectura del programa electoral de las últimas elecciones.

Además cómo es posible que ustedes critiquen las partidas destinadas en este Presupuesto a la lucha contra el desempleo cuando el Partido Popular con sus decisiones ha reducido en 170 millones de euros esas aportaciones. ¿Cómo es posible que ustedes lo critiquen?

Mire, ya le dije antes, y lo podemos demostrar, que existe una relación exacta entre las tasas de paro en las distintas comunidades autónomas, los sistemas de financiación y las aportaciones del Estado. Podemos analizarlo, podemos analizarlo. Es decir, aquellas comunidades autónomas peor financiadas tienen peores indicadores y, con peores indicadores de inversión estatal, tienen mayores tasas de desempleo. En conclusión, donde tenían que haber reclamado esos recursos es en el Congreso y en el Senado, cosa que no han hecho, y no aquí, en el Parlamento de Canarias. Al contrario, ustedes no solo aplaudieron sino aprobaron con sus votos todos y cada uno de los recortes contenidos en los últimos Presupuestos.

Pero, mire, lo mismo sucede con las inversiones, porque no es posible criticar las partidas y callar cuando el Estado las elimina, no es posible, en solo dos años han reducido un 40% las aportaciones del Estado. Y tampoco es posible calificar aquí de castigo a los sectores productivos de la economía canaria por esa falta de dotación después del recorte practicado por sus decisiones, las decisiones del Partido Popular.

Miren, han llegado ustedes a hablar, a escribir en los cuatro folios de enmienda, que el Gobierno incurre en un error continuado en la eficiencia del gasto, el déficit y la deuda. Señorías, ustedes deben de estar hablando de otra comunidad autónoma. A ustedes les pasaron las notas de otra comunidad autónoma, debe de ser, porque les recuerdo que Canarias, que Canarias, es la comunidad autónoma menor endeudada por habitante de toda España. Pero, mire, es más, pregúntenle ustedes, si lo ha dicho o no el señor Montoro, ¿eh?, en cuanto a las publicaciones que hace el Banco de España o las calificaciones que ha hecho el señor Montoro de la ortodoxia presupuestaria de la Comunidad Au tónoma de Canarias. Miren, pero es que ayer hemos conocido la ejecución presupuestaria en cuanto al cumplimiento del objetivo de estabilidad, ayer la hemos conocido. Bueno, pues, Canarias es la única comunidad autónoma de todas que no recibió anticipos del sistema de financiación. La única que no recibió y está dentro del cumplimiento del objetivo de estabilidad. Luego, no es normal, entendible, ni siquiera se sustenta en nada que ustedes critiquen la situación de la deuda de la comunidad autónoma.

Como tampoco es lógico y natural que ustedes critiquen las cifras macroeconómicas del Presupuesto, porque critican lo uno y lo otro. Mire, señor Antona, no hay un solo analista internacional, no hay un solo analista económico en el ámbito de España, que sustente las previsiones macroeconómicas de los Presupuestos Generales del Estado, pero, como ya le dije el otro día, también puedo subirme a esta tribuna y decir lo que dijo el señor Montoro: ¡hombre!, las previsiones son las que yo trabajo para que se cumplan, da igual lo que pongamos. ¡Hombre!, hay que ser serios, hay que ser serios y lo que ustedes están haciendo no es en absoluto serio. Es decir, señorías, ustedes no están en condiciones, no están en condiciones de dar lecciones sobre previsiones.

Mire, en cuanto a los gastos incluidos en nuestro Presupuesto, llama usted la atención sobre los costes financieros y el endeudamiento. Repito, debe usted estar hablando de otra comunidad autónoma, no de la comunidad autónoma canaria, porque la Comunidad Autónoma de Canarias sigue cumpliendo su objetivo de estabilidad y es la menos endeudada de toda España por habitante.

Mire, entre otras cosas debía ser usted consciente de que el incremento de los gastos de endeudamiento viene derivado, entre otras cosas, por las debilidades de la marca España en el ámbito del mercado internacional. Uno de los graves problemas que tiene el coste de la deuda en el ámbito de España, que se traslada a las comunidades autónomas, es por la falta de credibilidad de la marca España.

Mire, vamos a repasar algunas de las cifras contenidas en los Presupuestos Generales del Estado para entender de qué estamos hablando, porque han hecho ustedes una encendida defensa en su enmienda a la totalidad sobre el coste de la deuda. Pues, mire, los Presupuestos Generales del Estado para el 2013 contemplan 38.500 millones de euros destinados al pago de intereses generados por la deuda. El incremento con respecto al 2012 es de cerca de 10.000 millones de euros, un 34% más, 34% más; el de la comunidad autónoma canaria crece un 20%. Lo digo por sentar diferencias de quién hace las cosas de una forma y quién las hace de otra. O sea, que, señor Antona, el Partido Popular no está para dar lecciones de gestión financiera a ninguna, y mucho menos a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Miren, pero es que en el ámbito de la gestión presupuestaria, en el ámbito de la tributaria, usted dice que carece de todo esfuerzo...que todos los esfuerzos de esta ley hacen recaer sobre las espaldas de los canarios. Mire, señor Antona, el Gobierno de Canarias tuvo que subir los impuestos en Canarias entre otras cosas por decisiones tomadas por el Partido Popular. Pero es que ustedes critican la subida impositiva en el ámbito de la comunidad autónoma cuando ustedes han tomado -la primera decisión del Partido Popular fue la de subir el IRPF-, cuando ustedes han hecho la mayor subida impositiva en el ámbito de la democracia.

Miren, ustedes llegan a afirmar que los Presupuestos de la Comunidad Autónoma son antisociales, ¡antisociales! Mire, antisocial es negar a los canarios los 1.400 millones de euros para que tengan la misma sanidad y educación que el conjunto de los españoles. Eso es antisocial. Antisocial es imponer reales decretos en educación y sanidad que dañan gravemente el Estado del bienestar; antisocial es rebajar en 800 millones de euros los ingresos del Estado, a los que se suman los recortes del 2012, asfixiando, por tanto, a las islas en todos los sectores y en todas las partidas; antisocial es dejar casi en la nada las partidas para el empleo, estando esta comunidad autónoma entre las que registran mayores tasas de paro; antisocial es rebajar a la mitad los ingresos para la inversión pública, incumpliendo convenios ya firmados y afectando gravemente al tejido productivo canario.

Y también causa hilaridad escuchar que los Presupuestos para el 2012 son un fracaso. Sí, es el fracaso de los diputados y senadores del Partido Popular; el fracaso que han tenido con sus obligaciones y compromisos con Canarias, porque han decidido defender los intereses partidistas a defender los intereses de los ciudadanos que los han puesto en el Congreso y en el Senado. A diferencia, por ejemplo, de sus compañeros en Aragón, que sí tuvieron esa habilidad, esa capacidad, esa defensa de los intereses, aprobando enmiendas por más de 90 millones de euros para su comunidad autónoma. Es decir, donde no había posibilidad alguna en Aragón aparecieron 90 millones de euros; en Canarias, ni mucho menos. Mire, ¿y cuál es la diferencia?: pues que el Partido Popular en Canarias no solo acepta sino que además defiende esa posición.

Pues, miren, en cambio, ustedes, después de todas esas actuaciones, exigen que el Gobierno de Canarias establezca prioridades. Y ya lo ha hecho, las ha establecido en este proyecto de Presupuestos. Porque las prioridades, señorías, se manifiestan en cifras y no en frases demagógicas: siete de cada diez euros de este Presupuesto se destinan al gasto social. Lo contrario sería engañar a los ciudadanos.

La pregunta entonces es qué entiende el Grupo Parlamentario Popular por priorizar, porque la respuesta está contenida en las cifras del Presupuesto estatal. Priorizar, como ha priorizado el Partido Popular, y ha priorizado en recortar los planes y políticas de fomento del empleo, la eliminación de la inversión en infraestructuras educativas y turísticas, la rebaja en la compensación del hecho insular, la inversión productiva y un largo etcétera. Eso es lo que ha priorizado el Partido Popular y lo que ha priorizado este Gobierno son las partidas destinadas a sanidad, educación y acción social. Esa es una enorme diferencia.

Miren, también queda en evidencia el concepto de prioridad en las comunidades donde gobiernan, donde ustedes han optado por una política. Empezó usted hablando de dos modelos y sí, ciertamente hay dos modelos. Hay unos modelos, efectivamente, el suyo y el nuestro. Efectivamente, el que ustedes han puesto sobre la mesa privatizando y cerrando infraestructuras públicas y el que defiende este Gobierno con la defensa del Estado del bienestar. Esa es la diferencia de los modelos. Efectivamente, hablemos de modelos. Porque nos gustaría hablar, por tanto, de esas diferencias de los modelos. Mire, porque usted critica...; lo digo por centrarnos en dónde estamos, es decir, no se puede ser coherente en cuanto a las acciones políticas... Usted está hablando de la política con mayúsculas, de dónde prioriza un gobierno, de qué acciones toma, y de las acciones, por tanto, que toma el Partido Popular como partido. Muy bien, pregunten cuál es la reducción en el ámbito sanitario, por ejemplo, en Extremadura, el 13%; en Valencia, un 10%; o en el caso de Madrid, en educación, del 16%. Lo digo por centrar aquí las prioridades del Partido Popular.

Miren, ¿pero las prioridades son reducir un 22% el Ministerio de Sanidad o el 14% el de Educación? ¿Estas son las prioridades que manifiesta el Partido Popular?

Señores del Partido Popular, ya está bien de frases demagógicas, ya está bien. Ya está bien de seguir reclamando lo que no son capaces ustedes de hacer. Los ciudadanos tienen la oportunidad de comparar ambos modelos, bueno, el modelo de este Gobierno y los apuntes de los cuatro folios del Partido Popular, y los apuntes de los cuatro folios del Partido Popular. Sí, sí, porque si los modelos son el de la defensa del Estado del bienestar o la defensa que hacen ustedes de las entidades financieras, por ejemplo eliminando el impuesto sobre la banca, ese, ese modelo, que lo conozcan los ciudadanos. Esos son dos modelos completamente distintos. Si los modelos son los que ustedes defienden con la reforma laboral, que ha provocado el mayor incremento en el desempleo en el mes de noviembre, esos son modelos para comparar. Efectivamente, esos son modelos para comparar.

¿Pero de qué reformas hablamos? Porque cuando ustedes hablan de las reformas, de las reformas que defienden, ¿cuáles, las del sistema financiero? ¿Cómo está el sistema financiero? ¿La reforma laboral? A los datos nos remitimos.

Y, miren, señores diputados del Partido Popular, la mayor traición que se ha cometido a los ciudadanos de Canarias es la que ustedes en estos dos últimos Presupuestos del Estado han defendido. Esa es la mayor traición, porque no es que lo hayan hecho, no es que lo hayan hecho los diputados del Partido Popular, que, bueno, están allá en Madrid, es que ustedes lo han defendido, que es lo más triste.

Pero, miren, señores diputados, hablan ustedes de austeridad. ¿Pero de qué austeridad hablan? Miren, el Gobierno de Canarias, a lo largo de los últimos años, ha reducido notablemente, 3.000 millones de euros, el gasto público. Es que hablan ustedes de las reducciones a los chiringuitos del sector público: 64% en cuatro años de reducción. Pero, miren, ¿por qué no vamos a las realidades? ¿De verdad que ustedes quieren poner sobre la mesa los ejemplos de lo que ustedes hacen y lo que dicen? ¿Por qué no le preguntan a la anterior consejera de Hacienda del Cabildo de Gran Canaria, entre otras cosas, qué opina de las decisiones tomadas en el seno del Cabildo de Gran Canaria, por poner un ejemplo? ¿Y de los criterios de austeridad que toman allí donde ejercen el poder?

Mire, es que ha llegado usted a hablar de televisiones, embajadas. ¿Quiere usted analizar el Presupuesto del Estado? El Gobierno de Canarias todavía no tiene embajada. Ya le he invitado en más de una ocasión a poder hablar de los gastos de la televisión, etcétera, etcétera, entre otras cosas los gastos de la televisión pública española en Canarias, muchas veces. Por saber y comparar cuánto les cuesta a los ciudadanos de Canarias por los minutos que emiten una y otra. Son dos televisiones públicas. Sí, señor, muy bien, vamos a hablar de eso. Vamos a hablar, hablar de eso.

Señores diputados, ustedes critican una cosa y hacen la contraria. O sea, ustedes han sostenido un discurso del chiringuito y las anécdotas que además no se sustenta ni en sus acciones ni en sus decisiones. Porque ustedes lo que no pueden sostener, lo que no pueden sostener, es un discurso de que además el Partido Popular, el Gobierno de España, ha ayudado a esta comunidad autónoma. Vamos a analizar algunas de las cuestiones que usted ha llegado aquí a decir.

Es que el Gobierno de España, el Partido Popular, ha puesto en marcha el FLA y ha pagado las facturas de los proveedores. ¡Mentira!, absolutamente mentira. ¿Sabe por qué?, porque las pagamos todos los canarios como un préstamo. Luego, es absolutamente mentira. ¿O es que se lo han regalado?, ¿o es que se lo han regalado? ¿O es que el pago a proveedores lo ha destinado el Gobierno de España directamente? ¿O lo que han hecho es darles un préstamo? (Ante los comentarios que se suscitan desde el escaño.) Que es gestionar, sí, sí. Sí, sí, gestionar. Gestionar, gestionar, como el impuesto a la banca. Defensa de unos, castigo a otros.

Mire, señor Antona, hablaba usted de si uno dormía bien o dormía con preocupación. Mire, ningún gobernante hoy en día que se precie puede dormir tranquilo con las altas tasas de desempleo y destrucción económica que se registran. Ninguno. Ahora bien, estoy seguro de que los miembros del Gobierno de Canarias pueden dormir más tranquilos, porque están haciendo un esfuerzo en la defensa de los intereses de los canarios. Ustedes, en contra, lo que están haciendo es en la defensa de los intereses partidistas, en contra de los intereses del pueblo de Canarias. Esa es la enorme diferencia.

Ahora bien, si ustedes son capaces de dormir tranquilos después de esta situación, si ustedes son capaces de estar contentos con que a la comunidad autónoma con más alta tasa de desempleo, la segunda comunidad autónoma con más alta tasa de desempleo, se le recorten las partidas en la lucha contra el desempleo; si ustedes están contentos, tranquilos y duermen bien cuando el Estado castiga la inversión en la Comunidad Autónoma de Canarias, que no nos olvidemos la inversión no solo genera empleo actual sino nos mejora en el futuro, nos mejora en el futuro; si ustedes están contentos con el castigo a los sectores productivos, de los que usted habla, entonces, señor Antona, ustedes están más preocupados por mantener su chiringuito, el suyo particular, el de ustedes, en el ámbito de su partido que en la defensa de los intereses de los ciudadanos a los que se deben.

Señor Antona, ha subido usted aquí con un escudo, un escudo en la defensa de las acciones del Partido Popular, un escudo de papel, un escudo que no se sustenta con las cifras, con las que podemos hablar.

Llega usted a afirmar aquí, en esta tribuna, cuando se subió, que no he hablado del sistema de financiación. Hombre, no debió escucharlo, hablé del sistema de financiación; hablé de las implicaciones que tiene en la prestación de los servicios públicos esenciales; hablé de la obligación constitucional que tiene el Estado de sostener la equidad en la prestación de servicios en el conjunto del Estado español.

Y habló usted de la defensa o no de la aprobación del sistema. Mire, señor Antona, le voy a recordar unas palabras de alguien a quien usted aprecia, que es el señor Soria, que afirmó, con motivo de la aprobación del sistema de financiación, es que teníamos que aceptarlo y aprobarlo porque no podíamos renunciar ni a un solo euro. ¿Es que ha cambiado de opinión?, ¿es que ha cambiado de opinión?

Mire, señor Antona, las reformas a las que usted hace mención, ¿a cuáles se refiere?, porque la última que ha anunciado el Partido Popular es la reforma de la Administración local. Bueno, pues, hoy se ha publicado que la han abandonado una vez más por las presiones internas de los alcaldes del Partido Popular al señor Rajoy. Eso es la realidad objetiva de lo que ustedes dicen y plantean.

Para terminar, señor Antona, le voy a pedir, una vez más, que se sume a esta nueva posición. Dado que no ha puesto sobre la mesa más que meras vaguedades en su discurso, dado que no ha podido ni puede sostener con cifras una realidad objetiva, que es que el Partido Popular con sus decisiones está castigando a la Comunidad Autónoma de Canarias, yo le pido, en nombre del Gobierno de Canarias, le pido que por el bien de los ciudadanos, de canarios y canarias, se sume a este proyecto de Ley de Presupuestos para, entre otras cosas, elegir un modelo que defienda el Estado del bienestar y no el modelo que ustedes hasta el momento están defendiendo.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

Para el turno de réplica, don Asier Antona, del Grupo Parlamentario Popular.

El señor Antona Gómez: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor Ortiz, en ningún momento a lo largo de mi primera intervención he hablado de ningún chiringuito, pero creo que usted está muy obsesionado con su chiringuito. Yo no he hablado en ningún momento de mi intervención, además lo hice a conciencia, hablé de estructura del Gobierno, de lo que ustedes han creado, pero del chiringuito no he hablado en ningún momento, pero veo que a usted le obsesiona el chiringuito, porque sabe usted muy bien cuál es el chiringuito que usted tiene montado en su entorno.

Mire, cuando yo decía que eran unos Presupuestos antisociales, lo repito: son los Presupuestos más antisociales de la historia de la autonomía en Canarias. ¿Por qué?, porque recortan ustedes en el 94% las políticas esenciales y fundamentales, esa es la realidad y no otra, y tan solo en un 0,9% el ajuste a eso del chiringuito que usted denomina, señor Ortiz.

Miren, "hay dos modelos", ¡claro que hay dos modelos! El modelo del Partido Popular, que es priorizar en las políticas esenciales y fundamentales; y el modelo de Coalición Canaria y de la complicidad del Partido Socialista, que es priorizar en el mantenimiento de este Gobierno y de todos, como usted decía, su chiringuito. Claro que sí, claro que sí, señor Ortiz. Hoy este Parlamento, señorías, a pesar de que tenemos por ahí muchos diputados, no solo de los que se sientan a mi izquierda sino de los que se sientan ahí, descontentos con este Presupuesto... Que se lo digan a los diputados de Lanzarote, que se lo digan a los diputados de El Hierro, que se lo digan a los diputados de La Palma y a los de las otras islas, disgustados con este proyecto de Presupuesto. Hoy vamos a perder una oportunidad para que se devuelva, esta Cámara devuelva al Gobierno y mejore el proyecto de Presupuestos. Entender que hay que hacer más con menos. Es el momento, señorías, de política de altos vuelos, es el momento de arrimar el hombro, de tener coraje, determinación y no es el momento de seguir escudándose, señor Ortiz, no sé si en escudos de papel, en la cortina permanente de Madrid. Es que hoy la firma que ustedes van a firmar no la va a firmar ni Mariano Rajoy ni el señor Soria, la va a firmar el presidente de este Gobierno, que se ha ido, se ha ausentado. Eso es lo que tenemos que reflexionar hoy. Sí, señoría.

Esta comunidad necesita más sociedad y menos gobierno. Esta comunidad necesita más economía y menos gobierno. Esta comunidad necesita más políticas sociales y menos gobierno. Hoy Coalición Canaria y el Partido Socialista pasarán a la historia por apoyar un Presupuesto que significa un triple fracaso: un fracaso en lo político, porque ustedes no han hecho ni una sola reforma para mejorar, adecuar la estructura del Gobierno a la nueva realidad; un fracaso en lo económico, porque ustedes pegan un recorte a los sectores productivos en más de un 40% -a la agricultura, al comercio, a la ganadería-. Sí, es así la realidad de este Presupuesto. Y un fracaso en lo social, porque, a pesar de que se les llena la boca de agua diciendo que somos la comunidad autónoma con las mayores tasas de desempleo, llegan ustedes y les recortan en más de un 44% a las políticas de empleo, y recortan en 130 millones de euros a la educación, y le recortan 30 millones más el déficit oculto al sistema sanitario, en 30 millones, y a las políticas sociales en 16. ¿De qué me está hablando usted, señor González Ortiz? ¿Usted ha mirado a la cara a los ciudadanos que hoy lo están pasando mal? ¿Qué les va a decir usted a los más de 378.200 canarios que quieren trabajar y que no pueden y que ustedes les han pegado un recorte del 45%? ¿O es que el Partido Socialista está de acuerdo con eso? ¿O es que el señor Pérez está de acuerdo en que usted le haya eliminado 130 millones de euros, cuando decía el señor Pérez, cuando tomó posesión, que la educación iba a ser una prioridad? ¿O es que están de acuerdo con eliminar 30 millones de la sanidad y 16 millones en las políticas sociales?

Miren... (Ante las manifestaciones de la señora diputada desde su escaño.) con lo que yo la quiero, señora Gómez Castro. Escúcheme bien, que yo sé que usted también se siente avergonzada con este proyecto de Presupuestos, yo lo sé también, pero escuche.

Miren, decía el señor Ortiz, decía el señor Ortiz, que hay dos modelos: un modelo que prioriza y otro modelo que no lo hace. Evidentemente el modelo que prioriza, porque lo hemos demostrado, es el modelo que está poniendo en marcha el Gobierno de España y el modelo que no prioriza es aquel modelo que le voy a recordar yo, y también cuando lo vaya diciendo voy a ir mirando las caras de los diputados del Partido Socialista. Miren, por citar algunos ejemplos, ¿es un servicio público esencial, señor Ortiz, y por tanto una prioridad para este Gobierno, mantener una Radiotelevisión Canaria que nos cuesta a todos los canarios 33,3 millones de euros? Para nosotros, no; estoy convencido de que para la inmensa mayoría de los canarios, tampoco. ¿Es una prioridad y un servicio público esencial mantener la Oficina del Gobierno en Madrid, que nos cuesta más de 340.000 euros? Para nosotros, no; para los canarios, tampoco. ¿Es una prioridad para este Gobierno mantener una política de relaciones informativas del Gobierno que nos cuesta a todos los canarios 2 millones de euros? Para el Partido Popular, no; para los canarios, tampoco. ¿Es un servicio público esencial, señor Ortiz, señores del Partido Socialista, mantener esa política exterior del señor Rivero que nos cuesta 5,5 millones de euros y que se ha incrementado en un 39%? Para el Partido Popular no; estoy convencido de que para los ciudadanos tampoco. ¿Es verdad o no es verdad, señor Ortiz, que ustedes han puesto como servicio público esencial lo que nos cuesta la acción diplomática y consular de nuestra autonomía, que nos cuesta 1,9 millones de euros? ¿Es un servicio público esencial? Para el Partido Popular, no; estoy convencido de que para los ciudadanos tampoco. ¿Es un servicio público esencial tener plasmado en el proyecto de Presupuestos la alta dirección de un Gobierno sin rumbo y sin dirección, que nos carga con 22,5 millones de euros? Para el Partido Popular, no; para los ciudadanos tampoco. ¿Es un servicio público esencial, señor Ortiz, seguir teniendo un comisionado para el autogobierno? Por cierto, comisionado para el autogobierno que incrementa. Recortan al empleo, recortan a la sanidad, recortan a la educación, pero el comisionado del autogobierno aumenta. ¿Es normal que les digamos a los más de 378.000 canarios que quieren trabajar y que no pueden que ustedes destinan a este comisionado 290.000 euros en el Presupuesto? ¿Es un servicio público esencial? Para mi grupo parlamentario no y estoy convencido de que para los ciudadanos tampoco. ¿Es un servicio público fundamental, señor Ortiz, seguir manteniendo una Policía Canaria que nos cuesta en torno a 5 millones de euros? Para el Partido Popular no y estoy convencido de que para los ciudadanos tampoco. ¿Es un servicio público esencial, señor Ortiz, mantener, por ejemplo, la alta representación de la comunidad autónoma, que nos cuesta 260.000 euros? Para el Partido Popular no; estoy convencido de que para los ciudadanos tampoco. ¿Es un servicio público esencial, señor Ortiz, seguir manteniendo la asistencia técnica, eso que son los asesores, que están en torno, alrededor del presidente del Gobierno, que nos cuesta 4,5 millones de euros? ¿Es fundamental, es un servicio público fundamental? Es así, esa es la realidad, porque para nosotros no son servicios públicos esenciales y estoy convencido de que para los más de 378.200 canarios que están en una situación de desempleo tampoco; y estoy convencido de que para las más de 100.000 familias que no saben cómo llegar a final de mes tampoco; y estoy convencido de que para los autónomos y empresarios que han tenido que cerrar su empresa tampoco es una prioridad mantener toda esa carga del Gobierno.

Y por eso decíamos aquí en mi primera intervención que había dos modelos: el modelo de priorizar en las políticas fundamentales y esenciales y el modelo de priorizar, no en el chiringuito al que usted hacía referencia, en la estructura que ustedes y solamente ustedes han creado, y que ahora se ha acoplado magníficamente bien el Partido Socialista. Esa es la realidad de esta comunidad autónoma.

Por eso, señoría, no se esconda en Madrid y me gustaría ver a un Gobierno que pasa de la pataleta y de la lágrima fácil a un Gobierno con determinación, con coraje, que lucha por los intereses de Canarias, que es capaz de priorizar, de no esconderse, de no estar en una estrategia de confrontación, del lloriqueo permanente, que hoy los ciudadanos no quieren un Gobierno que esté permanentemente llorando, que tire la toalla. Eso no lo quieren los canarios y ustedes están jugando a eso. Y lo más lamentable y dramático, señor Fajardo, es que el Grupo Socialista está apoyando esta política y yo no lo acabo de entender, está apoyando esa política.

Por eso, señoras, señorías, van a pasar a la historia por haber perdido una oportunidad, una oportunidad de haber abierto una nueva etapa autonómica marcada por la austeridad, por la defensa de lo público, por reducir la estructura del Gobierno y por priorizar en los ciudadanos y en la economía. Precisamente porque estamos pasando una mala época, porque estamos pasando tiempos difíciles, se requiere de políticos de altos vuelos, señor Ortiz, y no subirse a esta tribuna para decir que la culpa de todo la tiene Madrid. ¡Ya está bien de ese mensaje, ya está bien de ese discurso, ya está bien de ese modelo, ya está bien de esa estrategia!

Lo que vamos a aprobar hoy aquí son las cuentas y dónde van a priorizar ustedes, con la firma de ustedes y no de Mariano Rajoy...

El señor presidente: Un minuto, don Asier, para ir concluyendo.

El señor Antona Gómez: Acabo.

Señorías de Coalición Canaria y del Partido Socialista, diputados de islas -como yo- no capitalinas, a las que el Gobierno de Canarias les ha pegado un recorte brutal, vamos a rebelarnos ante este Presupuesto, vamos a decirles a los canarios que hay otra forma de priorizar las cuentas. Y ustedes, señores del Gobierno, con la firma, serán los únicos responsables de este Presupuesto y ustedes serán los únicos responsables de dar explicaciones a los ciudadanos que nos están viendo, a los más de 378.000 canarios que quieren trabajar y que no pueden hacerlo. ¿Qué les van a contar cuando han recortado un 45% en los Presupuestos? Un Presupuesto, señor Ortiz -y acabo como empecé-, tremendamente antisocial, un Presupuesto que en tiempos de crisis da la espalda a los ciudadanos de Canarias.

Bienvenido, señor Rivero (Mientras el señor presidente del Gobierno, Rivero Baute, entra nuevamente en la sala).

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier Antona.

Turno para el Gobierno, para concluir el debate de esta enmienda, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente.

Señor Antona, sigue usted obsesionado con las palabras, y las palabras, como usted bien sabe, al final se las lleva el viento. Le pediría que una vez más revise, revise, las acciones, no tanto las palabras. Porque si hablamos de priorizar y, por tanto, de enfrentar modelos, que es de lo que se trata en la discusión de una enmienda a la totalidad del presupuesto, su prioridad, la prioridad que defienden ustedes allí donde gobiernan, en el ámbito del Estado, es la rebaja en el ámbito de la sanidad, de un 24%, o en la educación, un 14%. ¿Esa es la rebaja que ustedes hacen, esa es la priorización que ustedes llevan a cabo o que el único ministerio que suba sea el Ministerio de la Presidencia? Lo digo porque es que los hechos demuestran todo lo contrario de lo que ustedes dicen, absolutamente todo.

Mire, señor diputado, evidentemente en un Presupuesto como el actual, en un Presupuesto de enormes restricciones, en un Presupuesto en el que hemos tenido que eliminar partidas, habrá mucha gente descontenta, pero ya le he dicho cómo hemos hecho este Presupuesto. Lo hemos hecho con una máxima, y es priorizar los servicios públicos esenciales; asegurar que el núcleo de los servicios públicos esenciales pueda ser prestado para atender al conjunto de los ciudadanos de Canarias, allí donde vivan. Porque, mire, hace usted referencia a los diputados de las islas menores, a la actividad; mire, este Gobierno mantiene los hospitales, los centros educativos de todas las islas. Este Gobierno tiene una política de cohesión social y territorial; en cambio, ustedes, el Partido Popular, está defendiendo todo lo contrario, está defendiendo incrementar la brecha entre los ciudadanos de España en un territorio y de otro. Esa es la realidad.

Y, mire, señor diputado, habla usted de que hoy, con la firma de este Presupuesto, estaremos provocando o tomando una decisión y que la firma vendrá con la decisión que tomen los diputados que soportan a este Gobierno, y tiene usted razón, con las prioridades que ha fijado este Gobierno. Eso sí, no se olvide, señor Antona, de que la tinta en más de un 62% quien la pone es el Gobierno central. Y, por tanto, cuando habla usted de tomar decisiones y de fijar en este caso y poner la tinta para escribir y firmar este proyecto de Presupuestos, son ustedes con sus decisiones los que han provocado esta realidad.

Y habla usted de fracaso de la política económica y las políticas sociales. De verdad, no, señor Antona, pero es que día tras día en todas y cada una de las actuaciones que han hecho en el Partido Popular las han hecho para recortar beneficios sociales al conjunto de los ciudadanos. ¿Pero es que ya se olvidó de los reales decretos?, ¿ya se olvidó de los reales decretos en materia educativa o sanitaria? Acuda usted a la ficha financiera de esos reales decretos, donde a lo que obligan es a recortar en sanidad y en educación. Tienen una ficha financiera de compromiso con Europa. Está detrás, y dice: "no, yo apruebo este real decreto para que ustedes, comunidades autónomas, reduzcan". Pero es que también... ¿qué quieren, que incumplamos todos? ¿Por qué aplaude el real decreto y critica cuando no tenemos otro remedio que aplaudir determinadas cosas? ¿Por qué?, ¿por qué aplaude la eliminación de partidas tan fundamentales y critica -lo ha hecho cuatro veces en su última intervención- las partidas de empleo? O sea, ¡usted critica la acción del Gobierno en las materias destinadas al empleo! ¿Qué pasa con los 62 millones de euros de menos que destina el Estado a las políticas activas de empleo?, ¿cómo los pintamos? Porque, por otro lado, lo que nos impide a las comunidades autónomas es incrementar el nivel de endeudamiento. Dice: "no, no, no...". Vamos a hablar otra vez, por tanto, de cuáles son las prioridades de este Gobierno.

Y sube usted a esta tribuna y habla de un fracaso en lo social, donde este Gobierno ha priorizado las políticas sociales, y llega a hablar de algo que se ha discutido y hablado aquí en esta Cámara sobre las deudas en el ámbito de las farmacias. Señor Antona, pero quién y cómo generó esa deuda. ¿Sabe usted multiplicar? 35 por 12 más 18, haga usted la suma. Habla usted de 32 millones de euros de gasto mensual en farmacia, haga usted la suma a ver cuánto le salen 35 por 12 más 18, ¿eh?, para que vea que el proyecto de Ley de Presupuestos de 2013 contiene poco a poco intentar recuperar el agujero que ustedes dejaron en el ámbito de las farmacias cuando estaban gobernando. Ustedes, señor Antona.

Y, por tanto, este Gobierno sí les dice a los ciudadanos cuáles son sus prioridades, se las dice en los Presupuestos. Pero es que es más, lo ejecuta presentando un proyecto de Ley de Presupuestos donde los ciudadanos pueden observar y ver qué contienen, observar y ver qué contienen.

Y hablemos de prioridades. Las prioridades a las que usted hace referencia, del Gobierno, dice: "es que son prioridades del Gobierno la televisión, la Oficina de Madrid...". Señor Antona, vamos a hablar un par de cosas de las prioridades. Permítame utilizar algunos datos para referir dónde están las prioridades y dejarnos ya de esas frases que están bien, quedan bien escritas en los medios de comunicación pero que no se sostienen. Mire, señor Antona, ¿son una prioridad 5 millones de euros, lo que se gasta el Ministerio de Industria en gratificaciones, prohibidas en la Comunidad Autónoma de Canarias? ¿Es una prioridad los 20 puestos de confianza del Ministerio de Industria, por poner un ejemplo? ¿20 puestos de confianza por ministro o 2 millones de euros a los viajes? ¿Esas son las prioridades que ustedes defienden?

Miren, les recuerdo algunas de las cuestiones que ustedes han dicho, que parece que las han hecho pero después no han hecho absolutamente nada. Por ejemplo, ¿qué han hecho ustedes en los sitios donde gobiernan? Miren, en el Gobierno central, las políticas de austeridad: ¿cuántos altos cargos han reducido? ¿Sabe usted lo que hacen?: en el Presupuesto del año 2013 incrementan en un alto cargo. Luego, es falso, absolutamente falso, que ustedes hagan y practiquen políticas de austeridad, ¡absolutamente falso!

Mire, cuesta la alta dirección del Estado 600 millones de euros, 600 millones de euros cuesta la alta dirección del Estado.

Pero es que usted habla de las prioridades: ¿es que es una prioridad mantener, por ejemplo, delegaciones del Gobierno, subdelegaciones del Gobierno, direcciones insulares, direcciones territoriales de los ministerios, en un Estado descentralizado como el de España? ¿Esa es la prioridad? Hombre, claro, es una prioridad política. ¿Sabe por qué?, porque ustedes no creen ni siquiera en el poder autonómico, ni siquiera creen en el poder autonómico.

Mire, ¿quiere usted hablar de anécdotas, quiere usted hablar de anécdotas? Las anécdotas son aquellas cosas que ustedes hacen día tras día. Ya le he dicho que hablemos cuando usted quiera de la reducción de la estructura, de la reducción de la estructura de la comunidad autónoma, de aquella comunidad autónoma, de esta comunidad autónoma, que, mire, ¿sabe qué?, aprovechó la salida del Partido Popular para rebajar en 15 altos cargos. Esa es la acción, esa es la acción que ha llevado a cabo, porque ustedes ni cuando han estado ni donde están llevan a cabo ninguna política de austeridad. Pero observemos todas y cada una de las instituciones donde ustedes tienen responsabilidades de gobierno. El resto es pura demagogia.

Señor Antona, hablemos, por tanto, del fracaso en las políticas económicas, fracaso en las políticas sociales.

¿Qué acciones, desde el punto de vista de la política presupuestaria, generan incremento en la competitividad de una economía? El incremento en la inversión, por poner un ejemplo. ¿Qué han hecho ustedes con la inversión? Lo digo por centrarnos en discutir aquellas cuestiones que hemos hecho. Mire, ¿pues sabe lo que ha hecho el Gobierno de Canarias? Pues, por ejemplo, mantener una parte de la inversión a pesar de la reducción de los convenios firmados con el Estado. Eso es lo que ha hecho el Gobierno de Canarias, priorizar en ese aspecto. ¿Sabe por qué? Priorizar en el ámbito del turismo, ¿sabe por qué?: porque consideramos que es nuestra principal actividad económica y la que sustenta la mayor parte del empleo. ¿Sabe lo que ha hecho la comunidad autónoma, este Gobierno?, pues, mire, establecer en el proyecto de Ley de Presupuestos la priorización del mercado local canario, frente a decisiones de las de ustedes que lo que hacen es todo lo contrario.

Esas son prioridades y esos son modelos. Modelos donde, en aquellas comunidades donde ustedes gobiernan, privatizan los hospitales y modelos donde, esta comunidad autónoma, este Gobierno, los partidos políticos que sustentan este Gobierno, a lo que llevan es a sostener el modelo de bienestar.

Señor Antona, mire, no me importará ni una sola vez que me llamen llorón, que me siga usted diciendo que la actitud de este Gobierno es la del lloriqueo si lo que estoy haciendo es defender los intereses de los canarios y de las canarias. Ni una sola vez me importará que usted me acuse a mí de llorón.

Mire, si usted está convencido de eso que dice, por lo menos, por lo menos, trasládele usted a su jefe aquellas cosas que puedan ayudar a los canarios y a las canarias a salir de la situación en la que estamos. El Gobierno de Canarias ha tomado sus decisiones, ha presentado un proyecto de Ley de Presupuestos que contiene esas prioridades, que contiene, dentro de sus limitadas capacidades, las capacidades que ustedes con sus decisiones han limitado. Un modelo de defensa, no de lo público, de la defensa de los servicios públicos esenciales. Ya sé que ustedes, ya saben los ciudadanos, que ustedes defienden otros modelos, pero, lo que es más triste, ustedes defienden otros modelos cuando ganaron las elecciones diciendo todo lo contrario.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Y concluido el debate de esta enmienda a la totalidad, pasamos a la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Mixto, también de totalidad, a la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2013.

(El señor Fajardo Palarea solicita intervenir.)

Don Román Rodríguez... ¡Ah, perdón! Sí, sí, disculpe, sí.

Dígame, don Manuel, don Francisco Manuel.

El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Buenos días, señor presidente. Buenos días, señorías.

Creo que ha habido una alusión, si usted lo considera así igual que yo, personal y al Grupo Socialista, en la intervención del señor Antona, muy moderada, y me gustaría...

El señor presidente: Simplemente... No, no, es cierto. Yo la he interpretado dentro del ámbito del debate. Evidentemente, si usted no va a intervenir en el turno de su grupo... No va a intervenir. Entonces tiene usted la alusión, porque lo había planteado...; digo, bueno, pues, le planteamos un poco más de tiempo en su turno. Pero si usted no va a intervenir, pues, tiene usted un minuto, don Manuel.

El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Señor Antona, como diputado de isla no capitalina acepto su envite: vamos a rebelarnos. Dígales usted a los senadores del Partido Popular, del día 10 al 14 de diciembre en que van a tener que votar los Presupuestos Generales del Estado, que no permitan el atropello que se va a hacer con Canarias. ¡Rebélese usted! Rebelémonos todos contra la política de austeridad que nos está llevando a la ruina, y que no lo decimos nosotros, lo dice todo el mundo.

Señor Antona, acepto su envite: rebélese usted contra legislar en fraude de ley, legislando un tipo impositivo cero para evitar que las comunidades autónomas podamos ponerle...

(El señor Antona Gómez solicita la palabra.)

El señor presidente: Dígame a qué efectos pide la palabra, don Asier.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): Ha hecho referencia yo creo...

El señor presidente: Es obligación de explicar, no a mí, al presidente, a toda la Cámara, por qué se pide la palabra. El señor diputado, don Francisco Manuel Fajardo Palarea, ha sido aludido, evidentemente, lo aludió usted con nombre y apellidos y en una cosa concreta, y contestó a la alusión. Dígame ahora usted por qué la pide.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): Yo creo que el portavoz del Grupo Socialista ha hecho un ofrecimiento a este grupo y creo que, en fin, debería responderle, ¿no?

El señor presidente: Muy bien, tiene un minuto.

El señor Antona Gómez (Desde su escaño): Señor Fajardo, este grupo y este partido se han rebelado, y usted lo sabe bien. Por eso, por eso, por eso los diputados y senadores han presentado una enmienda para que esa agua desalada en la isla a la que usted pertenece esté subvencionada. Es así.

Y lo último: señor Fajardo, ¿con qué cara puede usted pisar la isla de Lanzarote después del atropello...?

El señor presidente: Bueno...

Don Román Rodríguez, para la defensa de la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto, enmienda a la totalidad. Don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías. Señor presidente del Gobierno... Perdón (El señor Rodríguez Rodríguez se dirige al señor presidente de la Mesa.)

Señor presidente del Gobierno, señoras y señores del Gobierno. Un saludo especial a la poca gente que nos acompaña pero cualificada y comprometida. Desde luego valor tienen. Especialmente saludo a una representación de las trabajadoras del Servicio Canario de Empleo, a las que les deseo suerte, y desde luego nosotros les vamos a acompañar en esa lucha justa; algunos dirigentes de mi partido, que nos acompañan para escucharles a ustedes, porque a mí me escuchan de forma habitual, y que no creo que estén muy contentos; y unos jóvenes, que tiene dos valores, primero, mejoran la edad media, que siempre es bienvenido, y espero que nos animen a trabajar por el futuro, que está comprometido.

Señoras y señores diputados, los tres que estamos en el Grupo Mixto presentamos una enmienda a la totalidad de verdad, donde hacemos análisis, contextualizamos el momento, interpretamos la economía internacional, europea, española y canaria, hacemos un análisis de las variables que determinan las políticas presupuestarias y damos nuestra opinión, crítica, alternativa, constructiva, poniendo en evidencia que hay salidas a esta crisis, que hay otra manera de sortear lo que nos pasa.

Yo he tenido algunos sentimientos encontrados mientras escuchaba al representante del Gobierno y al Partido Popular. Uno referido a las diferencias, y las diferencias, si uno ve esto sin pasión, no son tantas, son casi de coyuntura, de ubicación en el hemiciclo. No hay diferencias en el fondo, en el problema, en la crisis, porque el problema no está entre el Gobierno y la Oposición -y fíjense lo que les digo, alguien que ha criticado, critica y criticará el maltrato del Gobierno de España a los ciudadanos de esta tierra-, ni siquiera está ahí, el problema está entre los ciudadanos que han perdido el empleo, entre la gente que se muere en lista de espera, entre los niños que se masifican en nuestras aulas, entre los padres y madres que no tienen nada que darles de comer a sus hijos, que están en la pobreza extrema, y un mundo y una economía profundamente injusta, manipulada, expoliadora de los derechos de la gente. Esa es la verdadera contradicción que nos llevará al Presupuesto de esta comunidad para el próximo año.

Hemos asistido a una crisis económica internacional promovida por el sistema financiero, por los especuladores, por los que, abusando de la desregulación, se hicieron multimillonarios engañando masivamente a los ciudadanos de un extremo al otro del planeta. Los mismos que provocaron la crisis en octubre del 2008 con las llamadas hipotecas basura hoy especulan con la deuda soberana de los países del sur. Los mismos, con nombres y apellidos, sabiendo quiénes son, han cambiado el negociete, la ruleta de las hipotecas subprime por la ruleta de la deuda soberana. Y manipulando, manejando indecentemente las posiciones institucionales, desde Fráncfort a Berlín, desde Bruselas a Madrid, han sometido a la mayoría social, a los pueblos del sur, al expolio, a la miseria, a la desesperanza, a la pobreza. Pobres y además culpables, porque esta es la máxima que han articulado: "son ustedes los culpables de lo que les pasa, por gastar mucho, por despilfarrar, por ir de fiesta". Esta es la ideología que está detrás de lo que nos está pasando (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González).

Y podía pensarse si esta tesis que se ha impuesto en la política de la Comisión Europea, en el Banco Central, en las estructuras de poder, era la única salida al desaguisado que ellos crearon. Y hay que decir que no. No es verdad que la famosa, el famoso ajuste fiscal, la austeridad expansiva, es la solución a lo que nos pasa. Es rigurosamente falso. Pero no es un error de las autoridades, es una estrategia de los banqueros, del poder financiero, de los mercados, de los especuladores, para expoliar el bienestar de los países del sur. Y dijeron que no tendrían capacidad para pagar la deuda para llevar los intereses al 7, al 8, al 17 o al 27% -porque hay deuda pública que se paga al 27% y que pagan los ciudadanos-. Luego dijeron que no había crédito, que no había crédito para que las empresas se coloquen en los mercados internacionales y se malvendan. Y luego dijeron que los sistemas financieros de los países del sur no podrían garantizar los depósitos de los ciudadanos y en lo que va de año se han fugado de España, de los depositarios, de los ahorradores, 330.000 millones de euros. Se han ido a la banca suiza -clave en el expolio-, a la banca holandesa, a la banca alemana. Eso es lo que nos está pasando y de eso aquí no se ha dicho ni una palabra. Y si no cambiamos eso, todo lo demás sobra, todo lo demás está condicionado, todo lo demás está impuesto.

Por eso nos toca a nosotros, a los hombres y mujeres de Nueva Canarias, denunciar esta crisis. Esta es una enmienda a la totalidad a la política económica, a la injusta política económica; a la política económica que empobrece, que deteriora la democracia, la convivencia, que lesiona derechos. Esta es una política económica que hay que combatir, que no se puede aceptar, porque no hay margen si la aceptamos.

Y podríamos decir: ¿hay salida a esto que nos pasa? Pues yo les voy a remitir -y no son un nido de comunistas- a la reunión del G-20 en el mes de abril del año 9. En el centro de la crisis, los países más importantes del mundo, los más desarrollados, se juntaron y sacaron una declaración que hay que volver a releer; y decían en esa declaración, este nido de subversivos, que el sistema financiero internacional era el culpable de la crisis y que había que regularlo; y dijeron que se acabó, que se acabó el secreto bancario, los paraísos fiscales. ¡Lo dijeron, está en la declaración! Y dijeron que el ajuste fiscal no posibilitaba la recuperación y hablaron de planes de estímulo, y le pusieron cifras: 5 billones de dólares. Hubo algún dirigente, malogrado electoralmente, el señor Sarkozy, que a la salida dijo: hay que reinventar el capitalismo. Nada de lo que dijo el G-20 en esa importante reunión de abril del 2009 en la ciudad de Londres, nada se ha hecho. Lo único que ha dominado en la política económica frente a la crisis ha sido el ajuste fiscal.

Y montan una estrategia para sustentar, democráticamente cuando pueden, y cuando no pueden designan a los representantes de los gobiernos. Cuando los gobiernos de turno no se subordinan a las políticas decididas por los mercados corruptos que nos gobiernan, cuando no se subordinan, los quitan y se designan presidentes no elegidos. ¡Insólito! Dos presidentes hemos tenido recientemente en Europa que no los votó nadie. Y de los votados, si no hacen lo que dicen, los quitan. Y nos culpabilizan y la gente termina creyendo que los malos somos nosotros, y que lo culpable es haber pedido una hipoteca o tener una sanidad o una educación, porque hay una estrategia para culpabilizar a la ciudadanía, a los trabajadores, a los servicios públicos, a las instituciones democráticas.

Y lo montan, y tal es así que los dos primeros partidos de este país, de España -y utilizo indistintamente eso al referirme a Canarias y a España-, se pusieron de acuerdo en 15 días, el fatídico verano del año 2011, y colocaron en la Constitución española, en su artículo 135, que por encima de la sanidad, de la educación, de los derechos del Estado social, del interés general, está controlar el déficit, la deuda y pagar sus intereses. Por encima de todo, lo que prevalece por encima de todo, en esa reforma constitucional que es un golpe de Estado económico. Es una involución intolerable la que se colocó en la Constitución española. Y de esa reforma constitucional sale una ley que interviene todo, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Una indecencia, una indecencia absoluta, porque trata de hacer pagar esta crisis a los que no la provocaron. Y entonces son malos los ayuntamientos, y hay que quitarlos; son malas las comunidades autónomas y hay que eliminarlas; y es mucho gasto la sanidad, y se le recortan 7.000 millones; y es mucho gasto la educación, y se le recortan 3.000.

Y ahora, los pensionistas. Les iba a tocar, lo dije aquí. Insisto en que he acertado siempre, he acertado siempre, porque digo lo que dicen los que no se someten. Y ahora no revalorizan las pensiones, pero es que el año próximo las van a bajar, porque vino esta semana el presidente de la OCDE a decirles que los despidos son pocos, que los impuestos a los consumidores son pocos, que hay que rebajar las pensiones y que esto de que los trabajadores que pierden su empleo cobren el desempleo no puede ser. Esto pasó esta semana, presidente de la OCDE con el presidente del Gobierno de España.

Y ahí está el origen de lo que nos pasa. Pero por si fuera poco, por si fuera poco, a esta tierra nuestra le pasan más cosas. Estamos en este contexto donde los recortes, donde el pago de la crisis va a los ciudadanos, al pueblo, a la gente que nada tiene que ver, que además se la culpabiliza. Además de eso, tenemos algunos condicionantes que nos complican más la vida: una financiación autonómica, rediscutida aquí, que nos margina, que nos coloca a la cola, que compromete la sostenibilidad financiera de esta comunidad; unos Presupuestos Generales del Estado que nos maltratan, no hay ninguna duda. Cierto es que algunos descubrieron el maltrato hace poco; nosotros hace mucho tiempo. Es secular, es histórico, siempre ha habido maltrato a esta tierra. Un REF que no se cumple, ni ahora ni nunca, a pesar de ser una ley del Parlamento español. Y encima esta comunidad, en relación al déficit y la deuda, tiene nota alta, ¿no?, altísima, es de las comunidades que mejor han ajustado el déficit, que menos se han endeudado.

La consecuencia es la siguiente: 3.643 millones de recortes, que han hecho desaparecer la capacidad inversora de esta comunidad, que han eliminado hasta la extenuación las políticas sectoriales económicas, que han reducido de manera drástica el empleo público. Porque se está destruyendo masivamente empleo público, y no se destruye empleo público solo despidiendo a gente fija e indefinida, se destruye empleo público por esa vía, que hay muchas y habrá más, si no lo remediamos, no reponiendo las tasas de jubilados, no sustituyendo a los que se enferman, no manteniendo los contratos temporales. Dice la Encuesta de Población Activa, y ustedes lo negarán, que en los últimos quince meses, en Canarias, todas las administraciones, en todo orden de condición, se han destruido 32.700 empleos públicos.

Y yo pregunto: ¿tiene sentido, para qué sirve, cumplir con el déficit, con la deuda, si luego nos maltratan más que a nadie? ¿De qué sirve? ¿Por qué sometemos a nuestro pueblo al dolor, a los recortes, a la miseria, cuando hay otros que no cumplen y no solo no les pasa nada sino que les tratan mejor que a nosotros? ¿Qué mérito es este? ¿Qué mérito tiene ser eficiente en el déficit y en la deuda cuando a los que no cumplen no les pasa nada? No va a cumplir Rajoy este año, no va a cumplir, es imposible. En fin, endosan al déficit, como tiene que ser en la contabilidad de Eurostat, los 11.000 millones del FROB. Ya se va al 7,3, un punto más, y como las comunidades se irán, aunque diga Montoro lo que diga, porque todo lo que dice no lo cumple -me fío más de los analistas y de los estudiosos, porque estos sí que aciertan-, y el Gobierno se tendrá que ir porque la Seguridad Social está desajustada.

De manera, señoras y señores diputados, nuestra enmienda a la totalidad cuestiona esto, porque esto es lo que determina lo que nos pasa.

Y una vez aceptado el tema de los ajustes uno podría plantearse, "no tenemos margen, no tenemos opción, qué hacemos", y se ha puesto de moda la caza al funcionario, el deterioro de lo público, el despilfarro, la duplicidad, la incompetencia, para justificar los recortes, pero poco se ha tocado el otro elemento que pudiera resolver el problema de los ajustes, que es la fiscalidad. La fiscalidad en este país es una vergüenza. Los últimos datos de Eurostat nos ponen 10 puntos por debajo de presión fiscal de la media de los países. Solo están Letonia, Lituania y Bulgaria por debajo. Datos oficiales. Se necesita una reforma fiscal radical, de abajo arriba, para hacerla progresiva, para que paguen los trabajadores pero también los empresarios. Es que Gestha, a la que nos hemos aficionado, esta organización, dice cosas como las siguientes -en el año 2007, tributación formal, real-: de 1.500.000 empresarios y profesionales hicieron una declaración cuya media era de 13.331 euros, 4.875 euros menos que la media de los asalariados; y cuando se van al 1.700.000 de los autónomos, de los módulos, estos declararon 11.500 euros, 6.800 euros menos. Es decir, los trabajadores pagan más que los empresarios. Esta es la realidad de nuestro modelo fiscal, cierto es que hablamos de un modelo fiscal de orden estatal. Hay que cambiar la fiscalidad ya. No puede ser que esto lo paguen los trabajadores públicos, los servicios públicos, los pobres. No puede ser que solo paguen impuestos aquí los que tienen una nómina y se vayan de rositas con un fraude fiscal billonario. 240.000 millones de euros de la economía española no tributan y en Canarias, 11.000 millones. Los ingresos pueden ser modificados incluso en este margen.

¿Y qué nos queda? Pues nos queda un Presupuesto desastroso que no impactará nada en la economía; sí, para hundirla más. Un Presupuesto que se queda de facto con 400 millones de euros de inversión real, de los que 200 son para pagar deudas de obras ya ejecutadas. Que hay que hacerlo, pero eso es lo que hay. Un Presupuesto que coge áreas estratégicas como industria y energía y las baja, los créditos, un 80%, se quedan con 4,5 millones. Un Presupuesto que elimina los 4,5 millones de ayudas al tráfico de mercancías interinsulares, que es vital para la cesta de la compra de las islas menos pobladas; un Presupuesto que quita el 8% a la educación; que prácticamente coloca a la mitad el escaso esfuerzo presupuestario en materia de I+D+i; un Presupuesto que no atiende la pobreza extrema, que está creciendo de forma exponencial. Un Presupuesto, en definitiva, que no responde a las necesidades de la sociedad canaria ni de su economía y por supuesto que no responde a las necesidades de sus ciudadanos. Un Presupuesto que no ayudará a salir de esta crisis, que nos va a deprimir más, que va a generar más desempleo público y privado, que va a deteriorar la sanidad y la educación, que va a seguir rompiendo la cohesión social. Un Presupuesto que no sirve para combatir esta situación. Y por eso hemos presentado una enmienda...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Señor Román, tiene un minuto para concluir.

El señor Rodríguez Rodríguez: Un Presupuesto con análisis, con datos, con contenido, que evidentemente, como no tiene medio folio ni 4 sino 22, y yo sé que sus señorías se los van a leer, no les voy a cansar, porque el tiempo es limitado, con los muchos datos, aportaciones constructivas, que hacemos en relación al momento que estamos viviendo.

Sí digo con rotundidad absoluta: ¡basta ya, tenemos que rebelarnos de verdad! Aquí me censuraron este término de "rebelión" hace un año y ya lo utiliza todo el mundo. Es verdad que a conveniencia, que a conveniencia. Vamos a rebelarnos de verdad, vamos a plantarnos de verdad. Esta política no es tolerable, no es aceptable. No podemos persistir en la política del desempleo, de la destrucción de los servicios públicos, del empobrecimiento masivo. No podemos permitir que los de siempre se vayan de rositas, lo podemos impedir...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor Román.

Tiene la palabra el señor consejero.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente. Señorías. Señor Rodríguez.

Pues, aun no estando de acuerdo con los criterios que les llevan a presentar esta enmienda a la totalidad, sí, hombre, hay que reconocer y agradecerles el esfuerzo realizado en sus aportaciones.

Usted ha definido un contexto económico acertado en cuanto a los términos generales, calificándolo como complicado, con grandes limitaciones y lleno de importantes incertidumbres, sobre todo en lo que se refiere a la evolución de las deudas soberanas, especialmente la española. Y, por lo tanto, bueno, de la lectura de su enmienda a la totalidad, de esa extensa enmienda a la totalidad, pues, podemos concluir, en cuanto a esas afirmaciones.

¡Hombre!, coincidimos también en el análisis sobre el excesivo acento puesto en las políticas de austeridad en el gasto y que son una causa de las muchas dificultades por las que estamos atravesando. La aplicación de estas políticas ha llevado al Gobierno de España a establecer unas duras condiciones en los límites de déficit, de deuda, de obligado cumplimiento a las comunidades autónomas, que está respaldado -le recuerdo, señor Rodríguez- por una ley de estabilidad presupuestaria, que en caso de incumplimiento, en caso de rebelarnos, tendría graves consecuencias.

Mire, estando de acuerdo en que la distribución y la temporalización de los objetivos de estabilidad que ha realizado el Estado son enormemente desacertados, sería una irresponsabilidad absoluta no poner, un gobierno, quien tiene esa responsabilidad, toda la carne en el asador para cumplir el objetivo de estabilidad. Porque, mire, cuando usted llama a rebelarnos, me gustaría recordarle que las comunidades autónomas que no se ajusten a esos criterios, que tengan los incumplimientos, pues, incurrirían en un proceso que se inicia con una advertencia. Bien. Esas advertencias las pasamos, ¿no? Pero prosigue con una imposición de retenciones de crédito, con una multa de hasta el 2% de la cantidad del Presupuesto -por lo tanto, una cantidad importante- y si persiste incumplimiento, culminaría con una intervención de las cuentas. Hombre, cuando llamamos a rebelarnos, a discutir, en este mismo caso, en el caso de que se interviniesen las cuentas de la Comunidad Autónoma de Canarias, pues, perderíamos toda la autonomía presupuestaria y sería el Gobierno de España el que mandara, el señor Montoro y compañía, quien tomara las decisiones, tanto en el ámbito de los ingresos como en el de los gastos. Es decir, vendría alguien designado del ministerio, con las condiciones exclusivamente economicistas, y tendría la potestad de subir los impuestos, de proceder a despidos masivos, de cerrar centros sanitarios o escolares...; tomar cualquier medida que considerara pertinente para cumplir el déficit. ¿Es eso lo que usted pide, señor Rodríguez? Yo creo que no, pero seamos conscientes, por tanto, de cuáles son las aplicaciones de aquellas cosas que se piden.

Por lo tanto, no es planteable, no por nuestra parte, no en el ejercicio de la responsabilidad, incumplir, aunque, oiga, eso no es óbice para que rechacemos algunas de estas situaciones. Por ejemplo, una de ellas es el reparto del objetivo del déficit, porque no tiene sentido en un Estado descentralizado, en una situación como la actual, que las comunidades autónomas que soportamos, tenemos el gasto en materia de sanidad, educación, en los servicios sociales, seamos los que menos capacidad de endeudamiento tengamos, en una situación como la actual donde tenemos que priorizar los servicios públicos esenciales y el Estado se quede con mayor margen. No tiene sentido, ninguna lógica.

También es verdad -y como usted hace referencia-, pues, tampoco tiene sentido que no se distinga entre aquellas comunidades autónomas que hayamos hecho un esfuerzo. Y, repito, no el Gobierno de Canarias, esto es un logro de la comunidad autónoma a lo largo de su historia, el contener el límite de la deuda, el hacer bien las cosas a lo largo de los últimos años. Es decir, que aquellas comunidades autónomas que hayamos tenido una trayectoria de disciplina presupuestaria, de endeudamiento, estamos en la misma situación para el próximo año, en las mismas obligaciones, que aquellas que no lo han hecho y, por lo tanto, salimos perjudicadas.

Hombre, pues, sí, señor Rodríguez, usted pregunta que por qué, de qué sirve. Hombre, sirve para que nosotros, aun incrementando los gastos destinados al pago de la deuda, tenemos todavía algún margen de maniobra frente a otras comunidades autónomas, que los gastos destinados al pago de la deuda del pasado lastrarán cualquier posibilidad en el Presupuesto del 2013 y no le digo ya los Presupuestos futuros. Pues, mire, los condicionamientos en donde estamos, de límites de deuda, de límites de endeudamiento, están provocando, eso sí -y yo creo que en eso coincidimos, señor Rodríguez-, unos perjuicios a las islas que, sumado a lo que hemos hablado, al sistema de financiación, pues, está lastrando nuestra capacidad de actuación.

Mire, este conjunto de factores -límite de deuda, límite del objetivo de estabilidad, déficit del sistema de financiación- está provocando, pues, graves distorsiones que nos obligan a cumplir unos objetivos de déficit y de deuda que, mire, estando o no de acuerdo con el principio general, lo que ya hemos dicho es que no estamos de acuerdo en la intensidad de aplicación.

Porque aquí lo que se discute, señor Rodríguez -usted lo ha hecho-, es cuál es la política general, la política económica, la política que está imperando hoy en día en el seno de la Unión Europea. Y, mire, es verdad que, por lo observado en otros países con dificultades, está más que acreditado, desde el punto de vista económico, que el ritmo actual fijado de imposición de los cumplimientos de esos objetivos de estabilidad no está ayudando a la reactivación económica ni a la generación de empleo y, por tanto, no nos va a devolver a la senda del crecimiento. Estamos, por tanto, eso sí, en sintonía con reclamar mayores plazos y más flexibilidad al Gobierno de España. Una reclamación que contrariamente, como ya hemos dicho aquí, se nos niega a las comunidades autónomas cuando es lo que pide el Estado para sí en el ámbito de Bruselas.

Ahora bien, incoherencias aparte de lo que se dice, lo que se exige a las comunidades autónomas y lo que se pide por parte del Estado en el ámbito de las relaciones con la Unión Europea, señor Rodríguez, estas circunstancias, digo, de las diferentes posiciones poco tienen que ver con el debate de Presupuestos de nuestra comunidad autónoma, dada nuestra poca capacidad o nula capacidad de decisión en ese ámbito. Lo digo por centrar la discusión. Muy bien, estamos todos en desacuerdo con las políticas actuales, ¿pero cuál es la otra solución, señor Rodríguez? Porque... ¡claro! Es verdad y coincidimos en que hay planteamientos alternativos a las políticas, ¿no?, como usted hacía referencia, pues hay que regular el sistema financiero internacional, hay que actuar contra los paraísos fiscales, hay que reorientar la política de ajustes en función de cada país y retrasarlos o adecuarlos a sus capacidades, bueno, está bien, todo eso es margen de política económica, pero, señor Rodríguez, escapa a nuestro margen de decisión.

En cualquier caso, a pesar de estas circunstancias, de las realidades objetivas con las que nos encontramos, el Gobierno de Canarias lo que no puede hacer es ausentarse de sus responsabilidades y, por tanto, lo que debe hacer, en el ejercicio de su obligación y sus creencias, es desarrollar una distribución justa y equitativa de los recursos, por escasos que sean, de forma que garanticemos en Canarias los servicios públicos esenciales, así como, eso sí, no nos olvidemos tampoco, nuestra solvencia financiera.

Señor Rodríguez, permítame usted hacerle alguna referencia sobre la propuesta que realiza su grupo en la enmienda a la totalidad, a la que no he hecho referencia pero que, como usted comprenderá, nos hemos leído, sobre determinados cambios impositivos para incrementar los ingresos. Mire, en primer lugar le agradezco el reconocimiento que por lo menos hace en la redacción de la enmienda a la totalidad sobre el esfuerzo fiscal que hemos realizado y, aun siendo cierto, es el grave problema que tiene esta comunidad autónoma. Es decir, tiene un ahorro bruto negativo de 282 millones de euros en el 2013. También es cierto, usted asimismo lo reconoce, que hemos mejorado notablemente esa situación del ahorro bruto negativo, es decir, los ingresos y los gastos que tenemos para financiar los servicios públicos esenciales, la situación actual del Presupuesto, sin acudir a la deuda, digo, hemos mejorado más que sustancialmente el ahorro bruto negativo en el Presupuesto de 2013. Por poner un ejemplo, señor Rodríguez, si tuviésemos el sistema de financiación en la media del conjunto de las comunidades autónomas, no estaríamos hablando de un ahorro bruto negativo sino de un ahorro bruto positivo de 530 millones de euros. Por poner un ejemplo.

Luego, es verdad, señor Rodríguez, que también nuestro problema está en el ámbito de los ingresos.

Por otra parte, nuestra capacidad real para generar ingresos, señor Rodríguez, es limitada y está condicionada por varios factores, como la imposibilidad de incurrir en una doble imposición con el Estado, por lo que los tributos que no son cubiertos por parte del Estado son aquellos en los que en un momento determinado puede acudir, en virtud de sus competencias, la Comunidad Autónoma de Canarias. Y así ya lo ha hecho. Eso sí, hombre, el recorrido que tienen es bastante corto. Por ejemplo, pues, lo que hemos ejercido, nuestra potestad tributaria, en el ámbito de los impuestos sobre los combustibles o las labores del tabaco. Y es más, cuando ejercemos nuestra labor en el ámbito del ejercicio de nuestras competencias para gravar determinadas situaciones económicas, lo decide este Parlamento, el Estado viene y lo altera o bien crea un nuevo impuesto para impedir que la comunidad autónoma lo recaude. Luego, mire usted, la capacidad, por lo tanto, no solo se ve limitada en función de nuestras competencias sino que, cuando ejercemos esas competencias, el Estado actúa. Hombre, el ejemplo claro, el del tributo pasado, que aprobamos en el pasado mes de junio, sobre las líneas de transporte de energía, que ha quedado totalmente desvirtuado al imponer el Estado que recaiga en el ámbito de los consumidores. Y, por tanto, esa circunstancia no la vamos a permitir. Mire, también sucede, como ya hemos dicho aquí a lo largo del día, el mismo ejemplo del impuesto sobre los depósitos bancarios, ¿no?: que el Estado, para sortear esa sentencia judicial, bueno, pues, la respuesta ha sido no gravar esa situación. Es decir, el Estado tiene en la mano la situación para poder gravar un afloramiento económico. ¿Qué hace el Estado? Les quita esta posibilidad a las comunidades autónomas para sortear la sentencia del Tribunal Constitucional, perjudicando no solo a estas comunidades autónomas sino al conjunto de los españoles. Yo, de verdad, sigo sin entenderlo, salvo que las prioridades por parte del Partido Popular sean las de la defensa de los grandes intereses de la banca -ya veo el interés del señor Antona en todas estas cosas-.

Mire, otros tributos. Su enmienda a la totalidad, plantea usted subir el impuesto de sucesiones y donaciones -le recuerdo que ese impuesto fue reactivado en julio- o el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Aunque, eso sí, señor Rodríguez, queda poco margen sobre él, ¿no? Mire, además -creo que convendremos en eso-, plantea usted en la enmienda a la totalidad la subida de, por ejemplo, el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados hasta los tipos impositivos que figuran en el ámbito de las distintas comunidades autónomas de España. Creo necesario defender, y yo creo que ahí coincidiremos, en mantener el principio fundamental del REF de tener una diferente tributación. Señas de identidad que seguro que usted y yo, en términos generales, coincidiremos, sin entrar en los detalles.

Hombre, en cuanto al IRPF, las subidas, parecen casi agotadas las subidas impositivas en ese ámbito. Usted hace referencia en su enmienda a las tributaciones que soportan las rentas del trabajo frente a las rentas del capital y, por tanto, las acciones que se lleven a cabo en las subidas impositivas en el IRPF tendrán en su caso que ver para corregir esas diferencias, no tanto para seguir incrementando ese impuesto. Hombre, un impuesto que le recuerdo que el Estado subió en su primera decisión hace un año, que la comunidad autónoma decidió en este Parlamento subir el tramo del IRPF a las rentas más altas, aquellas que superaban los 53.000 euros... Lo digo porque la propuesta que usted hace es para subir las rentas de 60.000 a 90.000 euros y crear nuevos tramos. Hombre, eso sí, convendremos por lo menos en que esa recaudación de la subida del IRPF tendrá efectos, en su caso, en el Presupuesto del 2014. Ya la hemos tomado, en su caso, para el Presupuesto del 2013.

Asimismo, el impuesto general indirecto canario, el tributo que mayor capacidad recaudatoria tiene y, por tanto, el que mayor incremento ha tenido, bueno, pues, se ha hecho con el objetivo fundamental de compensar el desplome que tienen los ingresos del Estado.

Permítame alguna referencia sobre las subidas impositivas que proponen los tramos altos del IGIC y llamarle la atención sobre que algunos de sus efectos, tendría efectos ciertamente perversos sobre algunos sectores, como puede ser el del automóvil, ya bastante castigado en el ámbito de la comunidad autónoma y, por tanto, con efectos devastadores también sobre el empleo.

En definitiva, la capacidad tributaria de Canarias está casi agotada, en un principio, por lo que los esfuerzos que estamos realizando, en términos generales, en esta fase actual son dirigidos a mejorar la gestión y la lucha contra el fraude fiscal, ¿no?

Mire, sobre los ingresos procedentes de la deuda pública, su grupo destina o destaca que se dedican a gasto corriente. Ya hemos hablado sobre eso... (Ininteligible.) negativo. Necesitamos hacer un esfuerzo, un esfuerzo que viene sobre todo por el ámbito de los ingresos, por el ámbito de los ingresos procedentes del sistema de financiación para tener una equidad en el sistema de la prestación de los servicios públicos esenciales en el conjunto del Estado español.

Y ahora bien, señor Rodríguez, permítame algunas consideraciones finales. Hombre, en su enmienda a la totalidad usted hace referencia a una política errática, fiscal, e improvisada. Hombre, mire, señor Rodríguez, este Gobierno ha trazado una línea de actuación en materia tributaria. Voy a recordarle una cosa que no por obvia a veces olvidamos, y es que, hombre, las políticas tributarias los gobiernos no las anuncian, y no las anuncian porque desvirtúan en un momento determinado el sistema económico. Hombre, ¿por qué se actúa con reales decretos, en términos generales, en la generación o creación de determinados impuestos? Para evitar distorsiones en el funcionamiento del sistema económico. Ejemplos claros y sencillos, las diferentes capacidades de actuación que tienen las comunidades autónomas que han reformado sus estatutos y la publicación de decretos legislativos. Y, por tanto, aquellas acciones de acaparamiento que han llevado a cabo comunidades, que se han llevado, por ejemplo, en la comunidad autónoma, en cuanto hemos modificado la legislación, la tributación del ámbito del tabaco. Por tanto, sí existen actuaciones pero entienda usted que, repito, esas cosas no se anuncien.

Hombre, por lo tanto, permítame solo discutirle esa afirmación que hacen ustedes de una política tributaria errática e improvisada. Se trata, por tanto, de identificar aquellos objetos susceptibles, en su caso, de generar un gravamen, por los cuales se pueda generar un gravamen, en función también de las necesidades de la comunidad autónoma.

Hombre, y en cuanto al apartado de los gastos, teniendo en cuenta que define, por tanto, el ámbito de los ingresos, simplemente un detalle en términos generales. Pues critica usted la bajada de la inversión, critica usted la bajada en las políticas sociales; pues, evidentemente, bajan 450 millones de euros con respecto al ejercicio anterior y bajan porque ya hemos hablado de dónde surge. Afortunadamente, este Gobierno tomó medidas, medidas que, en términos generales, son las que propone, que es la subida impositiva, que minimiza los efectos fundamentales sobre el Presupuesto del año 2013 y, por tanto, la caída de los 807 millones de euros hemos logrado paliarla solo en 450 millones de euros, que nos permite establecer prioridades, como ya hemos dicho. Prioridades que van destinadas al sostenimiento de los servicios públicos esenciales. Es un Presupuesto que ha tenido, por tanto, que priorizar, renunciando, eso sí -usted ha hecho referencia a algunas de las cuestiones-, renunciar a muchas partidas. Si entramos en el detalle, señor Rodríguez, seguro que podemos encontrar muchas cuestiones. Ya lo hemos dicho, este Gobierno ha dicho que ha tenido que renunciar a muchas acciones y programas para sostener la mayor; ha tenido, por tanto, que priorizar. A partir de ahora veremos, digo, si en su segunda intervención, si entramos en los detalles, por tanto, de aquellas cuestiones que sí es verdad, lo reconocemos, lo hemos dicho, lo hemos manifestado, pero es una decisión de este Gobierno priorizar los servicios públicos esenciales.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor consejero.

Tiene la palabra el señor Román para la réplica.

El señor Rodríguez Rodríguez: Vamos a ver, señor consejero, no veo yo en el horizonte, y si usted lo ve es que es un visionario, una modificación del sistema de financiación a corto plazo. La financiación autonómica se revisará, si todo va bien, en el año 14 y cuando se ponga de acuerdo el conjunto de las comunidades, en el marco de una crisis, y el Gobierno español, ya veremos, y ya veremos cómo salimos de ese tema. No veo tampoco -y ya me gustaría también equivocarme- que el Partido Popular vaya a modificar su orden de prioridades y trato a esta comunidad después de ver el Presupuesto del año 12 y 13. Tampoco veo que exista ningún interés por parte de los poderes centrales del Estado en cumplir con Canarias en relación al Régimen Económico y Fiscal. Por todo eso tendremos que pelear, pero no veo que esto vaya a cambiar porque sí.

Tampoco creo que haya servido de mucho que esta comunidad haya cumplido casi a rajatabla con el déficit y sea la comunidad menos endeudada, y me remito a los datos y a los hechos. ¿De qué nos ha servido cumplir si a los que menos cumplen en unos casos los tratan, igual no, los tratan mejor?

Y desgraciadamente tampoco parece servir a los poderes del Estado tener una situación socioeconómica más grave que la media. Tenemos un 34% de desempleo, un 34% de desempleo, lo que ustedes dicen que vamos a tener el año que viene lo tendremos a final de este año. Esa es una de las previsiones macroeconómicas que hacen ustedes en esta ley que nosotros no compartimos. Dijeron este año que creciendo el 0,8 bajaríamos el paro 3 puntos y hemos retrocedido en las estimaciones 1 punto y aumentado el paro cinco puntos y pico. El año que viene, con un escenario de retroceso económico del 0,8, no vamos a aumentar una décima el paro, será más.

Por lo tanto, no vamos a tener, desgraciadamente, respuesta ni en la financiación ni en los Presupuestos ni en el REF, no sirve de nada cumplir con el objetivo de déficit, usted me entiende, sirve de muy poco haber sido la comunidad menos endeudada, no atienden nuestras especificidades socioeconómicas, que son más graves que la media. De manera que no es que este Presupuesto esté en entredicho, ¿y qué pasa con el del año siguiente? ¿Saben ustedes lo que va a pasar en el año 2014? Que tendremos 300 o 400 millones menos y entonces hay que seguir recortando, poniendo trabajadores públicos en la calle, cerrando servicios sanitarios, no invirtiendo nada, poniendo a cero la partida de energía y de industria, poniendo a cero la cultura, poniendo a cero a los deportes. Eso es lo que va a pasar.

¿Y saben ustedes cuál es la interpretación de los ciudadanos de esto? La gente no le echa la culpa a Merkel, que por eso hago yo la primera parte del discurso, para generar conciencia, para que la gente comprenda que lo que ocurre no es casual o que es mala suerte y menos que es culpa de la gente. Por eso hago yo esa parte de mi tiempo, lo dedico a eso, cuando podía entrar, porque está aquí escrito, en los asuntos concretos. Lo que va a pasar es que la gente los va a culpar a ustedes de los despidos y del deterioro de la sanidad y de la educación. Eso es lo que va a pasar, eso es lo que está pasando. Y yo lo que planteo, además de algunas cosas concretas que le apuntaré y que están en nuestro documento, es plantarse de verdad. ¿Y qué significa esto? Lo que usted está diciendo es lo mismo que dice el señor Monago -creo que se llama-, el presidente de Extremadura, y le está pasando algo parecido, y lo que está diciendo el señor Fabra, de Valencia; o el señor Mas, de Cataluña. Ha dicho que no puede cumplir con el déficit, ayer, en unas declaraciones, a la salida de la Diputación Permanente del Parlamento catalán, ya dijo: "no puedo cumplir con el déficit, cumplir con el déficit me obliga a cerrar hospitales, hay que renegociar el tema del déficit, para todos, y su distribución interna". Bueno, pues, habrá que poner énfasis en todas esas variables, porque lo que está ocurriendo ahora es que lo que ha impuesto la Comisión, lo que ha impuesto la troica, lo que imponen los mercados, lo sigue a rajatabla el señor Rajoy -y este sí que está convencido-, lo siguen a rajatabla los presidentes territoriales y así sucesivamente. Y mientras tanto pagando los platos rotos los que no tienen ninguna culpa.

¿Hay respuestas a esta política? ¡Por supuesto! Insisto, retrasar el ajuste fiscal y, si no cumplimos, lo tendrán que retrasar, porque lo están retrasando para Portugal y Grecia, países rescatados desde hace cuatro años ahora mismo y no pueden cumplir, porque es que no se puede cumplir con el déficit en recesión. Es que es elemental, que es que no hay que ser catedrático ni premio Nobel para concluir que es imposible cumplir con el déficit con una economía deprimida, retrocediendo, sin demanda. Es que yo soy médico y soy capaz de hacer estas afirmaciones porque es que lo dice todo el mundo, no son de mi cosecha. Lo digo porque alguno dice, "no, es que tú siempre dices que aciertas", pero acierto porque leo, y no leo a Rajoy ni a la Merkel, porque estos sí que son los que nos están metiendo en el lío y son los que se equivocan. Leo a los expertos, a los economistas, a los catedráticos, a los que entienden. Y estamos en una situación sin salida, y nosotros lo vamos a intentar, pero ustedes, los del Gobierno, se lo tienen que decir a los ciudadanos, porque es que si no lo van a pagar ustedes en las urnas. La gente no les va a entender. La gente no entiende que 386 personas que trabajaban el año pasado en el Hospital Materno-Insular de Gran Canaria ahora no trabajen y que algunos digan que no pasa nada. ¿Cómo que no pasa nada? Si hay 386 trabajadores menos, entre auxiliares, personal de enfermería y personal médico, ese hospital va a peor: hay peores atenciones en las urgencias, hay listas de espera quirúrgica y de consultas, las pruebas diagnósticas se disparan. ¿Cómo que no pasa nada recortando 3.643 millones? Estamos en caída libre en los servicios públicos, en caída libre, y lo que hay que hacer es rebelarse, plantarse, intentar modificar la correlación de fuerzas para que esto no ocurra.

Sobre los asuntos propios internos. Yo conozco la estructura competencial razonablemente, para que no me critiquen, razonablemente, y sé cuáles son las competencias fiscales de esta comunidad y cuáles son las del Estado, y sé que la verdadera reforma fiscal tiene que venir de las Cortes Generales. Lo sé porque es ahí donde existe capacidad normativa para darle una vuelta como un calcetín al sistema fiscal español, porque es poco progresivo, porque es injusto. Pero nosotros tenemos nuestro margen y he de decir y reafirmar lo que decimos en el documento: la política fiscal del Gobierno de Canarias es errática, es improvisada. Y les voy a poner tres ejemplos. En diciembre del año 11, cuando discutíamos la ley del año 12, nosotros propusimos aquí una subida selectiva, controlada, razonable, de un conjunto de impuestos. Que no teníamos que hacerlo desde la Oposición, porque nunca es bueno subir impuestos, sobre todo cuando le llegan al consumidor, pero, responsablemente, en aquella enmienda como en esta dijimos que había que tocar el IGIC, menos de lo que luego lo hicieron ustedes, bueno, seis meses después. Me contestaba: "usted es un fan de los impuestos", me llegaron a decir; bueno, tres meses después Rajoy hizo la subida de impuestos más importante de la historia de la democracia, la más importante, y el Gobierno de Canarias, en la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, hizo una reducción que fue más allá de lo que nosotros habíamos propuesto en diciembre. Si las cosas estaban cantadas, ¿cómo se llama eso? Si era evidente que con la estructura de ingresos que hemos discutido aquí esta mañana usted no llegaba, ¿por qué no hicimos una subida más progresiva, más moderada? Porque deprimía la demanda en diciembre y en junio, ¿o no?, ¿o deprime la demanda solo en el primer semestre de cada año, cuando se suben los impuestos? El tabaco ni le cuento. El tabaco se ha subido -y no digo que no haya que hacerlo- en el año 11, en el año 12 y ahora en el año 13 (El señor presidente regresa a su lugar en la Mesa).

Cuando la política fiscal es solo buscar 30 millones, 40 millones, no es política fiscal, es política recaudatoria, que es una de las facetas de una política fiscal. Con la política fiscal no solo se trata de recaudar, se trata de modificar comportamientos y revertir en la ciudadanía distribuyendo riqueza o dinamizando la economía, y yo creo que no ha habido una reflexión sobre la política fiscal. Le pongo otro ejemplo: los impuestos verdes, los impuestos o los ecoimpuestos, como los quieran llamar. Las sociedades más desarrolladas de nuestro entorno socioeconómico han progresado en un proceso de fiscalización, de fiscalidad, en esta materia. Bueno, pues, nosotros, sin debate, sacamos lo de las grandes superficies, lo de los tendidos eléctricos y las antenas de telecomunicación. Una cosa que luego el Gobierno se ha cargado una de ellas, el Gobierno español, quiero decir... (Ante la observación que le señala el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad desde su escaño.) No, y la de los depósitos es la segunda, ya lo sé, bueno. Luego sacan ustedes lo de los envases retornables. Yo no digo que no, es que con nosotros es fácil llegar a acuerdos en los temas de la fiscalidad verde, eso se lo adelanto. Introdujeron, porque se debatió, lo leí yo en la prensa, el tema de la tasa turística. Oiga, ¿por qué no hacemos un debate sobre este tema y discutimos en serio la fiscalidad medioambiental y establecemos una norma y la debatimos? Dice usted, "no, es que en los impuestos hay que cogerlos por sorpresa porque si no la gente se escaquea". Oiga, no, no. Las amnistías son las que cogen a la gente por sorpresa, eso sí, pero los impuestos se discuten. Nosotros podemos abrir un debate, como se han abierto en otros países de nuestro entorno socioeconómico, sobre la fiscalidad verde y poder, dentro de ocho meses, tener una ley que no va a recaudar, va a generar nuevos comportamientos, a primar a los que respetan el medio ambiente y que paguen los que no lo hagan y que se reviertan esos recursos en las propias actividades de las que proceden. En fin, discutamos ese tema.

Yo creo que toca seguir apretando un poco en la imposición a los de arriba. Creo que hay margen para el IRPF por encima de los 70 a 90.000 euros. Dice usted que es poco, pero esos son los que tienen mucho. Hay posibilidad de presionar en el impuesto de patrimonio, en el impuesto de transmisiones patrimoniales, en el impuesto... Yo no digo que va a sacar ahí 200 millones, porque si no seguramente lo hubiera hecho. Los tipos incrementados del IGIC, por qué...; dice, "no, es que eso complica la demanda", y el 7 y el 9. Oiga, pero tendremos que hablar de eso.

Nosotros tenemos un problema fiscal en Canarias añadido además, lo decimos. Nunca lo había visto escrito, ¿eh?, es la primera que esto lo ponemos en papel, ¿no? Aquí tenemos un problema fiscal que tendremos que discutir y a ver cómo resolvemos en el futuro, y es que la imposición indirecta es tres veces menos que en el continente español y en la inmensa mayoría de las ocasiones estos recursos van a financiar la sanidad y la educación y en nuestro caso van a financiar otras estructuras institucionales de nuestra comunidad por nuestra historia. Ahí tenemos un asunto en que hay problemas fiscales en Canarias. Tenemos que definir nuestra política fiscal y hay asignaturas pendientes.

Algunas consideraciones sobre el gasto. Claro, una vez tenemos estas reglas, tenemos estos condicionantes -la financiación autonómica nos maltrata, el Presupuesto nos olvida, el REF se incumple, cumplir con el déficit y la deuda no sirve de nada, tener 34% no sirve de nada-, llegamos a la situación donde aquí las posibilidades, los mimbres son pocos. Pero lo que digo es, este Presupuesto, sean cuales sean sus condiciones, orígenes, etcétera, no sirve para combatir la crisis. Va a deprimir más la economía, va a deteriorar los servicios públicos, va a poner en la calle a más trabajadores públicos, porque, viendo las plantillas reales, hay 8.000 plazas menos en plantillas reales en la estructura de la comunidad autónoma, 3.800 en el Servicio Canario de Salud, las hemos visto centro por centro. De manera que este Presupuesto deprime la economía, no interviene en ella, no tira de la demanda, no atiende a los sectores económicos. ¿Cómo se pueden dedicar 4,5 millones a Industria y Energía? Eso, nada. ¿Cómo se pueden eliminar, aunque sé que los límites son los límites, las ayudas al transporte de mercancías entre las islas cuando la cohesión territorial es uno de los elementos fundamentales? En definitiva, la estructura de gasto es para llorar.

Y le digo una cuestión, y yo sé cuáles son los condicionantes, porque los hemos denunciado y decimos cuáles son los orígenes y cuál tiene que ser el camino para salir de esta, porque si no en el año 14 los veo a ustedes, si llegan allá, si llegan ustedes al año 14, los veo con 400 millones menos y volviendo a recortar, y volviendo a recortar, y los ciudadanos no les entenderán. Y desde luego nosotros estaremos en ese otro bando, eso se lo puedo asegurar. De manera que yo creo que toca decir las cosas por su nombre, con contundencia, la verdad. Este Presupuesto no ayuda a recuperarnos de la crisis, este Presupuesto no garantiza los servicios públicos, este Presupuesto no es un Presupuesto para este momento. Este es un Presupuesto de arrastre, de nada, que no va a contentar a nadie.

Yo lo que planteo, en definitiva, en esta enmienda, en nombre de mi grupo, en nombre de Nueva Canarias, es cuestionarnos esta política. Y yo le aseguro que la señora Cospedal no va a cumplir con el déficit, que el señor Mas no va a cumplir con el déficit, que el señor Monago no va a cumplir con el déficit, que el señor Fabra no va a cumplir con el déficit y dudo que los intervengan, y si los intervienen porque esta era la duda... -¿Don Antonio? (Se dirige al señor presidente, Castro Cordobez, en relación con el tiempo asignado y este le concede uno adicional.)-. Cosa que yo no deseo, pero me voy a poner en el extremo: yo, en su lugar, el que apriete el botón para cerrar hospitales que sea Montoro, ¡que sea Montoro y no usted!, porque el que le dé al botón para cerrar hospitales, para seguir deteriorando la sanidad, para seguir poniendo en la calle a miles de trabajadores públicos, denostados como si fueran culpables de esta crisis, ese lo pagará en las urnas; y si la tesitura, si el dilema es al final ciudadanos, derechos, intervención, que intervengan, que se atrevan.

¿Saben qué va a pasar? Tendrán que revisar esta política, tendrán que revisar esta política porque es inaguantable para este pueblo, para sus ciudadanos, para sus instituciones, para sus servicios públicos, este desastre, este exterminio al que están sometiendo a la ciudadanía.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Y para concluir el debate de esta enmienda de devolución, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor Rodríguez, señor presidente, señores diputados.

Señor Rodríguez, sigo diciendo que sí hay diferencias. Hay enormes diferencias entre unas y otras políticas, hoy lo hemos visto. Y es más, si quiere usted, le recuerdo, además, las referencias que hizo usted ayer sobre los márgenes de maniobra. Hombre, lo que pasa es que el discurso queda bien. Entiendo lo de culpabilizar a Merkel, pero permítame usted que en el ejercicio de las responsabilidades, claro, de tener que defender aquí un proyecto de Presupuestos, pues, no nos arregla el problema ese tipo de discusiones.

Y es verdad, tiene usted razón, es decir, yo creo que hay que transmitir a los ciudadanos que estas políticas nos llevan al desastre, pero terminaré haciendo referencia a las alternativas, a las que usted plantea.

Es verdad que se está produciendo un debilitamiento sustancial de la economía española, una salida importante de capitales y, bueno, todos sabemos que se debe, entre otras cosas, a la debilidad de la marca España. Es decir, tenemos un problema, el Estado español tiene un problema de confianza que no ha sido capaz de revertir, y no ha sido capaz de revertir porque, frente a lo que dijo que iba a cambiar la situación tan solo por llegar el Partido Popular, hombre, los mercados, el capital no entiende de partidos políticos, entiende solo de resultados finales.

Y es verdad, ojalá se hubiesen tenido en cuenta algunas de las recomendaciones referidas en el G-20, esas a las que usted hizo referencia, pero es verdad que no se han hecho.

Y, mire, entiendo que los gobernantes, entiendo que incluso el señor Rajoy está actuando y trabajando para impedir que las políticas que propone el director de la OCDE deban ser aplicadas en su total... Mire, yo estoy con usted, yo la política de la OCDE o las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, tal como han ido... Les recuerdo, por ejemplo, las del Fondo Monetario Internacional, en España ha dicho tres cosas, ha dicho que hay que incrementar los ajustes, que hay que incrementar los ajustes y después ha dicho que no, que hay que parar porque los ajustes están generando... Ya no sabemos. Y bajo la misma dirección del Fondo Monetario Internacional, o sea, que no es un cambio de política, simplemente es que se les fue la mano, ¿no?

Ahora bien, hizo usted referencia a los Presupuestos Generales del Estado, hay un maltrato y nosotros lo hemos defendido. Mire, puedo dar fe de que desde la opción política que represento, que los distintos grupos parlamentarios en esta Cámara en función de las posiciones de gobierno han recurrido, por ejemplo los Presupuestos Generales del Estado del año 2008 y 2009, cuando incumplían el REF. Y le recuerdo que ahí el Gobierno se quedó solo, no tuvo el apoyo de otras opciones políticas.

Habla usted del Presupuesto del año 2014. Simplemente una referencia: en teoría la medida del 2014, la bajada inicial ahora mismo es de 240 millones de euros, es bajar del 0,7 de estabilidad al 0,1, ¿no? Ahora bien, también le recuerdo que en la última Conferencia de Presidentes se acordó discutir la distribución del déficit entre las comunidades autónomas y el Estado para el ejercicio 2014, dado que para el 2013 no se podía modificar dado que habían sido ya comunicadas las cuentas en el seno de la Comisión Europea por parte de España.

Pero lo importante, señor Rodríguez, vamos a ver, ¿qué mérito tiene cumplir? ¡Hombre!, no tiene mérito ninguno, no tiene mérito ninguno. Ahora bien, yo creo que si hoy podemos hablar de este Presupuesto es porque en la historia de la comunidad autónoma hemos controlado el déficit, porque este Presupuesto sería muchísimo peor si, en vez de destinar doscientos y pico millones de euros a los intereses de la deuda, tuviésemos que destinar 400. Porque si tuviésemos el doble de la deuda, como tienen otras comunidades autónomas, o casi el triple, en vez de doscientos millones de euros y pico, 250 millones de euros, estaríamos hablando de 500. Luego, tiene mérito, tiene esfuerzo. Es decir, al final sí vale. Es verdad que los propios gobernantes actuales, los que tienen la responsabilidad, pueden salir perdiendo, pero en el conjunto de la defensa de los intereses de los ciudadanos, de los canarios y las canarias, hoy podemos destinar 250 millones de euros menos que si hubiésemos doblado la deuda, por poner un ejemplo.

Luego, señor Rodríguez, hombre, al final sí tiene algún beneficio el hecho de cumplir. No porque nos lo vayan a tener en cuenta, no porque te primen, no porque establezcan cuestiones específicas, no porque el Estado establezca objetivos de deuda o de estabilidad distintos en función de cómo hayas cumplido tú, no porque el Estado calcule su déficit estructural o el déficit estructural de la comunidad autónoma en función de tu tasa de desempleo; no, no, no, tiene que ver por lo menos con eso, por lo menos con presentarse a los ciudadanos diciéndoles que la comunidad autónoma, repito, a lo largo de la historia, ha hecho sus deberes y que, por tanto, aun siendo alta, es la menos endeudada de todas las comunidades autónomas por habitante y eso nos permite no tener que destinar muchos recursos al ámbito del pago de la deuda.

Y habla usted, por tanto, de la reforma fiscal y, bueno, pues sí, si usted quiere hablar de eso y usted lo ha dicho, pues yo sé que usted conoce las competencias, pero la reforma fiscal de las rentas del capital está en manos del Estado y, por tanto, la comunidad autónoma poco puede decir al respecto.

Pero bien, señor Rodríguez, plantea usted una situación en la que no es posible la modificación del sistema de financiación, el Partido Popular no va a modificar sus prioridades, el REF se va a incumplir y, por tanto, estamos abocados al fracaso. ¡Hombre!, ¿y qué solución le queda al Gobierno? ¿Es esa su responsabilidad? ¿Qué ha hecho el Gobierno?: ante el no cambio de prioridades, ante la no modificación del sistema de financiación, ante la disminución de los ingresos, ha tomado medidas, y ha tomado medidas en la reforma fiscal. Muy bien, pero, eso sí, ¿suficientes?, no, es imposible sustituir toda esa capacidad. Usted ha hablado de la distribución de recursos en el ámbito de la comunidad autónoma y, por lo tanto, de las dificultades de que los ingresos procedentes de, entre otras cosas, los impuestos del bloque de financiación, del REF, se reparten entre cabildos y ayuntamientos, pero no nos olvidemos tampoco, por tanto, de que en la estructura administrativa de la Comunidad Autónoma de Canarias existen instituciones, instituciones de la comunidad autónoma como son los cabildos o corporaciones locales, los ayuntamientos, que prestan sus servicios. Y, por tanto, este Presupuesto también contiene esas prioridades: atender a la distribución territorial, a las instituciones que prestan también servicios en el ámbito de los ciudadanos en el ámbito territorial.

Y, mire, sobre las estimaciones y el desempleo. Hombre, ha olvidado usted algo fundamental, y es que es difícil que la comunidad autónoma, una comunidad autónoma que sigue o que siguió generando empleo... Es la comunidad autónoma que más ha crecido en el ámbito de los activos y, si siguen creciendo los activos, en una situación como en la actual es difícil, por no decir imposible, que seamos capaces de disminuir las tasas de desempleo.

Algunos apuntes, señor Rodríguez, porque sigue usted empeñado en criticar la política errática fiscal, desde el punto de vista errático. Lo lamento, señor Rodríguez. Mire, permita explicarle algunas cosas. Las subidas impositivas, como usted bien dice, tienen varios motivos. Uno, cuando se establece un impuesto, es la recaudación, para qué establezco un incremento de recaudación, para destinarlo a qué. Fundamental; si no, no tiene sentido. Y segundo, hablaba usted de modificar comportamientos. Muy bien, este Gobierno, cuando conoció los Presupuestos Generales del Estado y, por tanto, las necesidades de ajuste de financiación de este Presupuesto del año en curso, fue cuando propuso las medidas de reducción de gastos y las medidas impositivas. Cuando lo conoció, no antes, no en noviembre o diciembre cuando usted lo planteó. Eso en referencia al IGIC, al que usted ha hecho referencia en cuanto a la política distributiva.

Pero es que además hablaba usted de que los impuestos tienen como objetivo modificar comportamientos y califica como postura errática o actuación errática las modificaciones en el tabaco. Mire, señor Rodríguez, usted, que debiese conocerlo, debiese saber que la política impositiva en el ámbito del tabaco tiene que ver con los movimientos producidos en la industria del tabaco. Y, por tanto, no es errática, porque cuando se produjeron las modificaciones impositivas pactadas con el sector industrial, lo que se ha producido en Canarias es algo muy curioso, porque creo que debe ser el único bien que ha bajado su precio en Canarias en los últimos tiempos, que ha sido el tabaco. Aquellos que tenemos más costumbre en ese sentido podemos comprobarlo diariamente. Pues, evidentemente, pues, evidentemente el precio del tabaco en Canarias ha bajado, contrariamente a lo que ha ocurrido en el conjunto del Estado español, y como la política fiscal lo que tiende es a modificar comportamientos se establece una nueva modificación fiscal para modificar un comportamiento de la industria que tiene contrasentidos, desde el punto de vista de la fiscalidad del tabaco, no solo desde el punto de vista de la recaudación sino también modificar comportamientos en cuanto a un hábito poco saludable. Lo digo por intentar cambiar alguna de sus percepciones sobre las políticas erráticas fiscales y tratar de explicar que puede ser que no lo hayamos explicado suficientemente bien en esa referencia. Pero no es política errática, es actuación sobre los movimientos, la capacidad que tiene, por tanto, el Gobierno.

Y, para terminar, mire, señor Rodríguez, este Presupuesto no va a deteriorar los servicios públicos esenciales. Este Presupuesto ha priorizado los servicios públicos esenciales, este Presupuesto mantiene las partidas en el ámbito sanitario. Y, en definitiva, el problema no es la estructura de gasto, el problema es el volumen total de gasto. Para el volumen total de gasto sé que contaremos con su aportación en la defensa del conjunto de los intereses de Canarias.

Pero, en definitiva, señor Rodríguez, usted ha presentado un proyecto, una enmienda a la totalidad y, por tanto, lo que presenta es una alternativa, lo que quiere poner sobre la mesa es una alternativa. Permítame, señor Rodríguez, que es verdad que usted ha puesto una alternativa al conjunto de la política económica europea, es verdad que usted la ha puesto, a la política que guía, política económica que está guiando la actuación de los gobiernos, de los gobiernos en el ámbito central europeo, a la política que nos obliga hoy en día la Comisión Europea, la política a la que nos obliga el Estado español, pero no, señor Rodríguez, ha planteado un proyecto alternativo a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias. Hombre, si analizamos las subidas impositivas a las que usted hace referencia, a las modificaciones, no resolveremos ni el 0,005% del problema, señor Rodríguez. Lo digo porque si quiere cuantificamos las propuestas económicas que usted hace sobre la mesa y, por tanto, demostramos que no arreglan el problema.

Y no, señor Rodríguez, mientras nosotros podamos, intentaremos que no nos intervengan, mientras nosotros podamos. Creemos necesario defender lo que defendemos.

Y, señor Rodríguez, no, no cerraremos ningún hospital, porque esa es una política decidida de este Gobierno.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz, señor consejero de Economía y Hacienda.

Pasamos a los turnos de los grupos parlamentarios de fijación de posiciones.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral (Pausa).

Don Emilio Mayoral, cuando usted quiera.

El señor Mayoral Fernández: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, señores miembros del Gobierno.

Estamos aquí para debatir los Presupuestos Generales en estas dos enmiendas a la totalidad presentadas por el Grupo Popular y Nueva Canarias.

Estos Presupuestos, como bien se ha dicho por parte del señor consejero, han sido elaborados en el marco de una crisis que tiene sumida en la recesión a la economía canaria y española. Las previsiones económicas para el 2013 mantienen su carácter negativo, con un crecimiento negativo del 0,8% del PIB y una tasa de paro del 34% y una inflación del 1,7. Estos son los datos macroeconómicos que nos presenta en estos Presupuestos la economía canaria para el 2013. Se puede dudar, como hace el Partido Popular, el Grupo Popular, de estos datos, pero, en cualquier caso, convendrán con nosotros que son más realistas que los Presupuestos Generales del Estado, que plantean un crecimiento negativo del 0,5% y que, como todo el mundo sabe, han sido corregidos por muchas instituciones, incluyendo el Fondo Monetario Internacional, que establece en sus previsiones que no será así, que serán del 1,3; por la OCDE, que establece que será del 1,4. También, referente al paro, habla de una cifra que podrá superar los 6 millones de parados. Estos son los datos corregidos sobre esos Presupuestos Generales del Estado. Si son poco realistas los canarios, imaginemos entonces lo realistas que son los datos o las cifras que establecen los Presupuestos Generales del Estado. Que, por cierto, todavía no han sido aprobados y que, hablando de rebelarse, pues, podríamos decir que podíamos aprobar esas enmiendas que ha planteado el Grupo Socialista y que tienen la oportunidad todavía de ser votadas en el Senado y que arreglarían de forma importante no solamente las inversiones, las necesidades de los canarios, sino también nuestros propios Presupuestos.

Pues bien, en este contexto macroeconómico han sido elaborados los Presupuestos para el 2013, cuyas características principales ya han sido expuestas por el señor consejero de Hacienda y que han sido elaborados, pues, con unos condicionantes, referentes, en primer lugar, a la dependencia financiera que tenemos de los fondos del Estado, los ingresos del Estado representan el 62% de los ingresos, y, en segundo lugar, también por el cumplimiento del 0,7% del déficit, al que nos vemos obligados. Con estas condiciones y con la inclusión de una serie de medidas impositivas que aprobamos en la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, se han aprobado o se ha propuesto la aprobación de estos Presupuestos para el año 2013.

Señorías, el Presupuesto que se nos presenta asciende a 6.288 millones, con un descenso del 6,7%, destinando el 70% a los servicios públicos esenciales y manteniendo los compromisos en las políticas sociales. Es verdad que el esfuerzo que se realiza para mantener estos compromisos requiere de la solidaridad de otras áreas de Gobierno, que sufren disminuciones importantes, como ocurre en cultura, con un 27%; comercio, un 34%; Presidencia del Gobierno, un 47%; industria, un 71%; deportes, el 63; y energía, un 80%. Está claro que sin eso no podríamos mantener el núcleo de lo que son los Presupuestos destinados a los servicios esenciales.

Pero, señorías, ¿existen otras alternativas? Es evidente que sí, que pueden existir otras alternativas a este Presupuesto. De hecho ya lo observamos, lo que sucede en otras comunidades, como por ejemplo lo que está produciéndose en Madrid, en donde se pretende la gestión privada de 6 de los 9 hospitales, de 29 centros de salud y el cierre del Hospital de La Princesa; o la imposición de una tasa de un euro por receta; o el despido de miles de trabajadores. ¿Es esta la alternativa que nos ofrecen, señores del Grupo Popular? Si es así, díganselo a los ciudadanos, porque tienen derecho a saberlo.

Señorías, lo que el PP viene diciendo en sus diversas intervenciones aquí y en las comisiones no pasa de ser un conjunto de palabras descalificadoras y vacías de contenido. Palabras como "chiringuito", "adelgazamiento", "confiscación", "expoliación", "traición", "chapuza", "impresentable", "herencia recibida", "antisocial", "fracaso", "despilfarro" y ese largo etcétera, son palabras propias de aquellos que carecen de argumentos para defender una posición, y además no son ni originales. Y no son originales porque sirva a modo de ejemplo lo que decía el portavoz del PP de Asturias el pasado 7 de agosto al presidente asturiano. Le decía, le instaba a eliminar chiringuitos para reducir déficit y deuda. ¿Le suena? Es lo mismo que ustedes nos han estado repitiendo en estas intervenciones pasadas.

Se ve, señorías, que les traiciona el subconsciente al hablar de chiringuitos, hablar siempre de negocios privados, porque, como todos sabemos, un chiringuito es un pequeño establecimiento, más o menos provisional, cuyo fin es establecer un negocio, generalmente dedicado al sector servicios y particularmente a la venta de alimentos y bebidas. Señor consejero, ¿en nuestra comunidad existe este tipo de establecimientos con carácter público? Porque, si fuera así, señor consejero, creo que efectivamente estos debían ser inmediatamente suprimidos. Quizás, quizás, a lo que se refiere el Grupo Popular es a los gastos que genera la estructura de Gobierno, a los de algunos organismos públicos y a otros gastos que denominan superfluos. Pues bien, si es así, vamos a pasar a analizarlos.

Estructura de Gobierno. El PP plantea una reducción de 2 consejerías, 6 frente a las 8 actuales. Sin embargo, esto no lo hacía cuando estaba en el Gobierno del que formaba parte con 10 consejerías. Vale, vale, puede ocurrir, puede ocurrir, que entonces no pudieran, no pudieran suprimirlas, por las razones que fueran, y que ahora sí estuvieran dispuestos a hacerlo y que por eso lo incluían en su programa electoral. ¿Debemos creerles a ustedes sin más? Los hechos, señores del PP, demuestran, sin embargo, lo contrario: que una vez en el Gobierno ustedes no cumplen. Y para demostrarlo tenemos un ejemplo claro y muy cercano: el Cabildo Insular de Gran Canaria. En su programa electoral para el año 2011, al igual que el que ustedes presentaron para el del gobierno regional, proponían, en el apartado de restructuración administrativa, un gobierno de un máximo de 12 consejeros con competencias. ¿Les suena este programa, les suena? (Mientras muestra un documento a la Cámara.) Pues bien, ¿qué han hecho? Todo lo contrario: en vez de 12 tienen 16 más el presidente. ¡Qué buena oportunidad hubiesen tenido para demostrar sus intenciones en la principal Administración que gobiernan en Canarias! ¡Qué lástima, qué oportunidad perdida! Frente a esta forma de actuar, los socialistas propusimos una reducción del Gobierno a 8 consejerías, y eso es lo que se ha hecho, además de reducir 20 altos cargos respecto a cuando gobernaba el PP.

Hablemos de los gastos superfluos. El Grupo Popular nos dice que hay que disminuir los gastos superfluos. De acuerdo con ustedes. Por eso en los Presupuestos para el 2013 se contempla una disminución considerable respecto al año 2012, que ya a su vez sufrieron una disminución referente al 2011. Así se contempla una disminución del 11% para cursos y conferencias, 12% para estudios y trabajos técnicos, un 39% en publicidad y propaganda o el 58% en atenciones protocolarias. Una vez más el PP dice una cosa y hace otra cuando está gobernando. Solo hay que ver los presupuestos en gasto corriente cuando gobernaba el PP y compararlos con estos.

Pero, para ser justos, no podemos comparar los comportamientos de aquellos años de ustedes con los de ahora, con una mayor profundización en la crisis económica. Así que en justicia veamos el comportamiento que el PP tiene en alguna Administración importante donde gobierna. ¿Y qué creen ustedes que nos encontramos cuando uno mira el presupuesto del Cabildo Insular de Gran Canaria para el año 2013? Pues escuchen, que no tiene desperdicio: en publicidad y propaganda, se incrementan los gastos en 46,29% -sí, han oído bien, un 46,29%-, eso frente a la bajada en los Presupuestos de Canarias, en la misma partida, de un 39; en reuniones y conferencias, incremento de un 25,20% -sí, han oído bien, 25,20%-, mientras que en los Presupuestos de Canarias bajan un 11%; en estudios y trabajos técnicos, el incremento es de un 19,32% -sí, han oído bien, 19,32%-, frente a un -39% en el Gobierno de Canarias. Y menos mal que en atenciones protocolarias se han moderado un poquito este año, porque la subida del 2012 sobre el 2011 fue del 40%. Y por si fuera poco, por si acaso, ponen una partida de gastos imprevistos en Presidencia de 2 millones de euros.

En fin, señorías, que una cosa es predicar y otra dar trigo. Una cosa es pedir a los demás que hagan algo y cuando uno tiene la oportunidad de hacerlo hacer todo lo contrario. Eso, señorías, es lo que está haciendo el Partido Popular.

Señorías, la deuda pública. Hemos escuchado al portavoz del Grupo Popular en la comisión, que era don Jorge Rodríguez, dramatizar respecto a los gastos de los intereses y la amortización de la deuda, lo que nos va a costar en 2013, y ciertamente supone una cantidad muy importante, 564 millones. En palabras del portavoz popular, citadas en la Comisión de Hacienda, casi 1,5 millones diarios de euros. Cantidad muy importante, sin duda. Pero ¿qué decir de la del Estado entonces, que alcanzará casi los 39.000 millones, 10.000 más que en 2012, y que supone casi 107 millones diarios? Ya sé, ya sé que los 29.000 millones me van a decir que es de la herencia recibida, la famosa herencia de Zapatero. Ya, ya veo el regocijo de la bancada popular cuando se habla de esta herencia. Pues bien, pues bien, entonces también estarán de acuerdo con que en los costes de la deuda canaria para el 2013 algo tendrá que ver la deuda generada en años anteriores, por la misma razón. Si analizamos la evolución de la deuda viva, de la deuda viva, Canarias desde el año 2004 al 2013, del 2004 al 2013 y su variación interanual, observarán que entre el 2004 y el 2007 la deuda se incrementó en un 32,6%; entre el 2007 y 2010, en un 122,98% y entre el 2010 y 2013, en un 56,76%. Como puede verse en este gráfico, el mayor incremento de la deuda es de 122,98%. Se produce entre el 2007 y el 2010, ¿y saben ustedes quién era entonces el consejero de Hacienda del Gobierno? El señor Soria. Efectivamente, ¿qué les parece? Y cuando esos intereses y la amortización de capital de esos 1,5 millones... algo tendrá que ver la deuda generada en este periodo. Por cierto, no estábamos entonces en la crisis en la que actualmente estamos tan profunda, algo tendrá que ver. Si se aplica la herencia para un lado habrá que aplicarla para el otro. Veo ahora, señores, que la bancada del Grupo Popular ya no se regocija tanto cuando hablamos de herencia.

Organismos y empresas públicas. Constituye otra de las tradicionales apelaciones la reducción de los gastos en las empresas públicas, en la Radiotelevisión y en la Policía Canaria. Respecto al sector público empresarial, señorías, las transferencias han pasado de 411 millones en el año 2009 -por cierto, ¿saben quién era el consejero de Hacienda en aquella época?: el señor Soria- a una cantidad actual, en 2013, de 148 millones, es decir, un 64% menos. Siguen ustedes sin hacer una propuesta seria y concreta, más allá de una ligera mención, sobre las empresas que suprimirían o reestructurarían y en qué condiciones quedarían sus trabajadores. Lo cierto es que lo hecho por el PP en el Gobierno del Estado en esta materia no resiste comparación, pues solo ha suprimido 24, en el Estado, un 5% frente a las 3 que se han suprimido aquí, que suponen un 18%.

En cuanto a la Televisión Canaria, no ha sido este grupo, este Grupo Socialista, quien la creó ni quien la defendió durante todos estos años. Ustedes sí lo hicieron y además dejaron comprometidas obligaciones contractuales por un largo periodo, durante ocho años. Contratos comprometidos, obligaciones, por 149 millones de euros, firmados en el 2008. ¿Y saben quién era el consejero de Hacienda en aquella época y tenía que dar el visto bueno a este tipo de contratos?: el señor, el señor Soria.

Por último, y en lo que respecta a instituciones contenidas en el Estatuto de Autonomía, como el Diputado del Común, la Audiencia de Cuentas y su supresión, reconocidas en el Estatuto... Ya veremos cuál será su posición cuando se trate la reforma del Estatuto.

Señorías, respecto a la enmienda a la totalidad que plantea Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Román, coincido con usted -y lo sabe- en su visión y análisis sobre el desenfoque que las políticas europeas están siguiendo. Compartimos la necesidad de un cambio de actitud respecto a las medidas que se imponen con este único objetivo de reducir el déficit. Lo compartimos, lo decimos, lo hemos dicho en varias ocasiones. Sin embargo, usted sabe que estos Presupuestos, que a nadie nos gustan por los recortes, sabe que han sido elaborados por imposición de esas medidas y recortes procedentes del Estado.

Usted ha presentado, no obstante, una enmienda a la totalidad con la que mi grupo no está tampoco de acuerdo, máxime después de haber escuchado a portavoces de su grupo en algunas comisiones justificar la enmienda a la totalidad en ciertos contenidos del Presupuesto. No podemos aceptar, por ejemplo, que la justificaran por la caída de la inversión que se está produciendo en educación respecto al PIB, con el esfuerzo que sabe que estamos haciendo para poder sostener en esas condiciones estos Presupuestos. Antes nos referimos al esfuerzo que frente a otras comunidades está haciendo Canarias para preservar el núcleo esencial de las prestaciones en la educación pública, incluso incrementando con fondos propios algunos programas respecto al año pasado...

El señor presidente: Un minuto, don Emilio, por favor.

El señor Mayoral Fernández: Y digo esto porque, por suerte o por desgracia, aquí nos conocemos todos, y todos en algunos momentos hemos tenido responsabilidades de gobierno, más o menos, pero todos los grupos presentes en esta Cámara, o al menos personas como el portavoz de Nueva Canarias, han compartido las máximas responsabilidades. Y le digo esto porque es bueno conocer cómo ha ido evolucionando la educación en Canarias en los últimos años y ver cómo ha atravesado, incluso en momentos mucho menos difíciles que el actual, cómo ha disminuido. En efecto, si analizamos la inversión educativa desde el año 95 hasta ahora, vemos cómo la inversión ha ido cayendo. ¿Y sabe cómo y dónde más ha caído? Justo se mantiene constante entre el 95 y el 99 y entre el 99 y el 2003 es la caída histórica de la educación en Canarias, un punto del PIB completo. ¿Y sabe quién era presidente?: usted, don Román.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Emilio Mayoral.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Buenas tardes ya a todos los diputados y diputadas que están presentes en este momento en la Cámara.

Es difícil hacer un debate de cierre de una enmienda a la totalidad cuando ya se han dicho prácticamente todos los argumentos a favor y en contra, pero es bueno recapitular y poner en situación en qué momento nos encontramos.

Se ha hecho una reflexión desde el punto de vista general de cómo están las cosas por fuera de Canarias y cómo eso nos puede afectar. Se ha hablado de la deuda soberana, de las fluctuaciones que puede tener la deuda soberana sobre el comportamiento del Estado español y, por lo tanto, en Canarias. Hay un tema que no se ha comentado durante todo el debate, que es el coste de las materias primas, el tema del cambio de los precios del petróleo también influye económicamente en este territorio; la incertidumbre de la petición del rescate a la Unión Europea. Como ustedes saben, la última frase del señor Mariano Rajoy sobre esta cuestión es "si conviene al interés de los españoles se podrá pedir o no", pero no se despeja definitivamente si eso está descartado o no está descartado. El control del déficit público y el control del endeudamiento, del que tanto se ha hablado hoy aquí, donde Canarias está cumpliendo parte de ese compromiso con el Estado; los ajustes de los Presupuestos Generales del Estado -que también dedicaré una parte de mi intervención a esta cuestión-; la previsión de los Presupuestos de la Unión Europea, que aunque no toca en el Presupuesto del 2013 es muy importante -es decir, aunque estemos hablando del Presupuesto del 2013 estamos hablando también de una proyección de lo que va a pasar en el futuro y, por lo tanto, tendremos que hablar de cómo se planifican estos Presupuestos de cara al futuro-; la regulación de la banca, que también ha salido y también nos va a afectar. Es decir, el dinero que afectará a la economía de todos, esos 40.000 millones que se han destinado a la banca. Una débil propuesta sobre el tema de los desahucios, y eso es lo que no entiende la gente: ¿cómo es posible que se defiendan tan bien los intereses del dinero y no se defiendan tan bien los intereses de las personas que lo están pasando mal? Que no es que no quieran pagar, en la inmensa mayoría de ellos, sino que no pueden pagar. Y sigue sin fluir, señorías, a pesar de esa gran reforma financiera que se hizo en España, la segunda reforma financiera, sigue sin fluir el crédito a las pymes, a los autónomos, que tanto se prometió. Ha pasado más de un año, esa reforma está hecha y sigue teniendo dificultades para acceder a esos créditos. La reforma laboral es otro de los temas que nos afectan. Estamos hablando de empleo, después daré algún dato más concreto sobre empleo. No se han visto los efectos positivos. Ha pasado casi un año y todo lo contrario: esta reforma laboral que supuestamente iba a crear empleo, lo que nos estamos encontrando, señorías, es que destruye más empleo. El tema de las pensiones, que es otro tema que nos afectará desde el punto de vista de la economía de estas personas que se ven afectadas. Se toca una caja, se toca otra de las líneas rojas que se dijo que no se iban a tocar.

Y todo esto unido, señorías, también a un elemento externo, desde el punto de vista que nos afecta a Canarias de una forma muy singular, que es el tema del turismo. Y dentro del turismo están los competidores. Antes el señor Román Rodríguez hacía una referencia al análisis de los datos de nuestros dos principales emisores de turistas, en este caso Alemania, Inglaterra, pero también hay que estudiar cómo están nuestros competidores turísticos, porque esas dos cuestiones también hacen fluctuar que nuestra economía vaya mejor o peor.

Pero todo esto, señorías, todo esto lo que genera es una gran desconfianza. La palabra "desconfianza" no ha salido hoy en todo el debate. Desconfianza de los ciudadanos en todos nosotros, en los que hacemos política. Si este debate se hubiera estado retransmitiendo en directo y vieran al portavoz del Partido Popular que, cuando en un debate de Presupuestos de esta magnitud deberíamos estar todos escuchando con gravedad, con responsabilidad, porque se intenta hacer una propuesta alternativa, y el discurso que hace el Partido Popular lo que provoca son risas de sus compañeros, porque dice tics, ¿no?, que hacen gracia, y los ciudadanos que nos están viendo, esos que tanto recordó, los trescientos y pico mil parados que estuvieran hablando, dicen: ¿de qué se ríen, en un debate tan serio como son los Presupuestos de la Comunidad Autónoma? Pero es que además los que se ríen son los propios compañeros del Partido Popular de las cosas que dice el del Partido Popular. La verdad es que era inexplicable.

Pero esa desconfianza, señorías, está centrada en lo siguiente. El PP se presentó a la campaña electoral con un discurso muy sólido y ganó la confianza de los ciudadanos, una confianza abrumadora en España, pero todo lo que dice el programa electoral, esto es lo que hizo: subió el IRPF, congeló el salario mínimo interprofesional, subió el IBI, amplió la jornada laboral de los empleados públicos, hizo una reforma laboral que no crea empleo, hay más paro, hizo una amnistía fiscal, recortó en más de 10.000 millones de euros la sanidad y la educación, hizo el copago de los medicamentos. Por cierto, por cierto, señorías, en la modificación de la Ley de Pensiones, que acaba de entrar en el Congreso de los Diputados, en la última página hay una disposición adicional que ya nos anuncia que también el copago pasa a los hospitales. Léanla porque es muy interesante... -(Ante un comentario que se suscita en la sala.) Sí. La consejera de Sanidad o exconsejera de Sanidad ha estado aquí siempre muy bien informada, cuando estaba en el Gobierno y cuando está fuera del Gobierno-.

El incremento del 20% de los alumnos en las aulas, se posibilita el aumento de las tasas universitarias, la subida del IVA hasta el 21%, la reducción de la prestación por el paro, la eliminación de la deducción por la compra de la vivienda, la bajada del gasto en dependencia, la creación del banco malo, que no se iba a crear. Un 12% de los altos cargos es lo único que se ha rebajado y, como ha explicado el consejero, en este año vuelve a subir algún alto cargo en el Gobierno central. No se han exigido responsabilidad a los gestores de la banca, que tanto daño están haciendo en este país. No ha aplazado el pago de las facturas hasta que se cobrara o hasta que se liquidara, en este caso a los pequeños y medianos empresarios, el tema del IVA; no respetó el compromiso de reducir el 20% del impuesto de sociedades a las pymes; dijeron que bajarían los impuestos al turismo y han cambiado la política de apoyo a las renovables. Y esto, señorías, produce desconfianza en los ciudadanos: me han pedido el voto para hacer una cosa y han hecho todo lo contrario, me han pedido el voto para hacer un programa y hemos hecho todo lo contrario.

Señorías, sobre cómo ha tratado el Estado a Canarias. Se han dado muchos datos esta mañana aquí. Sobre los Presupuestos del 2012 y 2013, no se lo voy a repetir, pero todo lo que, por ejemplo, decía el otro día el Cabildo de Lanzarote en una rueda de prensa... Fíjense que en la rueda de prensa ellos especificaron muy bien de dónde venían esas rebajas. Las especificaron muy bien. Tengo el audio, tengo los documentos de los cinco folios que han escrito y decían que las partidas que habían bajado son turismo, agua, carreteras y educación. Esas eran las cosas que el Gobierno había dejado de hacer, el Gobierno de Canarias había dejado de hacer en Lanzarote. En turismo bajamos 42 millones de euros; en aguas, 69 millones de euros; en carreteras, 200 millones de euros; en educación se pasó a cero la partida de infraestructuras educativas; y el Plan de Empleo ya saben ustedes la suerte que ha corrido.

El tema, señoría -temas que no tienen que ver exactamente con el Presupuesto-, el tema de las tasas aéreas. Hoy acabamos de ver una entrevista en la que dice que va a seguir manteniendo las tasas aéreas en Canarias, cuando ya el desastre en el tema de los transportes no sé a quién se lo vamos a echar. Don Paulino, tiene usted culpa de que Ryanair, que Iberia, que todos los problemas que hay ahora mismo en el transporte en España con Canarias seguramente la culpa la tendrá usted.

Las primas renovables. Influye en los costes energéticos, afecta a nuestra oferta en las renovables y frena el crecimiento empresarial en esta materia.

La eliminación del ITE. Lo llevaban en el programa: eso se va a traer a Canarias. Bueno, será a final de legislatura, vamos a ver.

La financiación sanitaria ha pasado a 2.200 millones ya después de la deuda aquella histórica que teníamos con 1.400. El trato injusto a Canarias, porque no hay equidad, no hay reparto justo. Miren, señores del Partido Popular, todo el mundo reconoce, todo el mundo reconoce que la situación es difícil y que deberíamos todos ajustarnos el cinturón. Nos lo llevamos ajustando desde el 2007, pero la pregunta que se hacen los cana rios es: si todos nos tenemos que ajustar el cinturón, ¿por qué unos que obedecen al PP se ajustan un par de cintos menos que Canarias, sabiendo que Canarias ha cumplido perfectamente con todas las obligaciones con el Estado?

Pero aquí, señorías, me quiero detener en una cuestión, me quiero detener en la siguiente cuestión: el mensaje del PP sobre el ataque personal contra el presidente del Gobierno y los 19 años que llevamos gobernando en Canarias. Las cuentas, si las cuentas que hacen son todas como los 19 años que llevamos gobernando en Canarias, mal asunto. Un poco de historia, un poco de cultura histórica de lo que ha sido este Parlamento. Que yo recuerde, 2 años el Partido Socialista solo; 12,6 años Coalición Canaria y el PP, es decir, el PP, de lo que critica ahora, los 19 años, ha sido corresponsable de todas las decisiones que se han tomado en esta comunidad autónoma durante 12,6 años; 2 años en que gobernó Coalición Canaria solo, con un apoyo puntual del PSOE; y 1,5 años el Gobierno de Coalición Canaria y el PSOE. Esos son los 19 años. Qué triste es que no solamente les mientan a los ciudadanos cuando han dicho una cosa en el programa electoral y han hecho otra, sino encima no reconozcan que ustedes han sido copartícipes de lo bueno y de lo malo que ha pasado en esta comunidad durante 12,6 años. ¡Qué triste que ni siquiera se reflejen ni en lo bueno ni en lo malo que hemos hecho durante ese tiempo!

Digo el ataque a Paulino porque las ofertas que se nos han hecho... Y yo es el mensaje que más he agradecido, frente a lo que podría decir, que lo voy a atacar, no, no, no lo voy a atacar. Me parece uno de los mensajes más brillantes, más esclarecedores que se han dado después de este año y pico gobernando el Partido Popular en Madrid, porque hasta ahora el discurso era, ustedes son unos llorones, ustedes están contra Rajoy, pónganse al servicio de Rajoy, Soria es una buena persona, él no está haciendo nada en contra de Canarias -aunque todo esto que estamos diciendo, obviamente, no se contrasta con la realidad-, pero ayer dijeron la verdad. Todos la sabíamos, pero todavía nadie del PP la había dicho claramente. El problema de Canarias no son los ciudadanos para el PP; el problema de Canarias es Paulino Rivero. Es decir, si Paulino Rivero desaparece de la escena política, por lo visto lloverá el dinero de Madrid. Ese es el mensaje que ayer nos estaban dando. Gracias, muchas gracias por haberse quitado la careta en el día de ayer y en el día de hoy.

Señorías, en el tema de empleo, decía el Partido Popular, decía el Partido Popular dos cuestiones: "¿cómo es posible que ustedes bajen el 40% del empleo en el Presupuesto?". ¿Correcta, la información? Y el cuarenta y pico por ciento decía usted, 45%. Mire, este es el escudo de España, ¿eh?, Presupuestos Generales del Estado. Vamos a ver qué dice el Estado, igual nos sorprende y han subido las partidas, ¿eh? (Ante un comentario que se suscita desde los escaños.) La que quería ir al Parlamento y la dejó Soria aquí fuiste tú (Risas en la sala). Fomento al empleo, fomento al empleo. La partida, la partida, señorías, la partida, señorías... (Rumores en la sala.)

Señor presidente, mire a ver si manda a que me dejen intervenir, que está nerviosa.

El señor presidente: Señorías, por favor. Señorías, por favor. Gracias.

Siga, don José Miguel.

El señor Barragán Cabrera: A mí, cuando quiera ir al Congreso, seguramente el partido no me dejará (Continúan las manifestaciones desde los escaños).

Fomento al empleo, señorías. Política de desempleo. Han bajado un 34,6%, eso es lo que dice el Presupuesto, y en las políticas de desempleo, un 6,3, es decir, han bajado las políticas un 40% del dinero que estaba destinado para las políticas de empleo. Son más de 4.000 millones de euros. Y dice la política del Estado que reconoce que el paro va a subir 2 puntos o 3 puntos en el próximo año 2013. ¿Entonces en qué quedamos? Si esto es lo que dice el Estado para sus políticas de empleo, ¿qué es lo que tenemos que decirles, señores del Partido Popular? ¿Les repiten ustedes el mismo mensaje que nos dicen a nosotros aquí internamente? ¿Les dicen, "pero cómo va a ser eso, Rajoy, o Soria, cómo va a ser eso, que nosotros estamos diciendo lo mismo en Canarias, tú no puedes hacer estas cosas"? En definitiva, señorías, con esas cuestiones no se juega o por lo menos léanse también los papeles del Estado cuando quieran acusarnos de algo que hacen ustedes.

Miren, ¿y cómo se elaboraron estos Presupuestos y cuáles son los elementos que nosotros intentamos vender en este Presupuesto? Los Presupuestos son difíciles. Yo en las reuniones en que he participado, en las reuniones políticas, no en las del Gobierno, para intentar ver cómo se ajustaba este Presupuesto, las caras de preocupación, el intento de ver todas las posibilidades de ingreso, el intento de decidir cuáles eran las prioridades de las prioridades y de las prioridades, porque eran 450 millones... Fue una decisión muy difícil y seguramente en alguna no habremos acertado, en alguna, en el debate parlamentario igual sale que alguna de las prioridades que nosotros marcamos tiene que ser ponderada y tenemos...

El señor presidente: Sí, un minuto, don José Miguel, por favor.

El señor Barragán Cabrera: ...y tenemos que incorporarla a otras cuestiones. Es posible. Porque nosotros, el grupo del Partido Socialista y el grupo de Coalición Canaria, de los nacionalistas canarios, estamos dispuestos a valorar si hay alguna enmienda que sea razonable y que podamos encajar en el Presupuesto. No como otros, que se niegan a ver absolutamente nada de ninguna de las enmiendas que puedan mejorar el Presupuesto.

Señorías, termino diciendo, ante el mensaje que nos ha mandado el Partido Popular. Mi grupo, señor Antona, es un grupo responsable. Ninguna de esas personas que está ahí va a hacerle el juego a los mensajes que usted ha lanzado desde el punto de vista de la rebelión, de que se salte y de que esto salte por los aires. Téngalo usted claro, téngalo usted claro. No podría decir yo lo mismo, no podría decir yo lo mismo, de los senadores y de los diputados en el Congreso. Seguramente cumplirán también su orden y no votarán ninguna de las enmiendas.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Para la respuesta del Gobierno a los grupos... (La señora Roldós Caballero solicita intervenir.)

Sí, sí. Sí, un momentito, señor consejero. Dígame, pulse.

Dígame, doña Mercedes.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Si usted lo considera oportuno, y dada la falta de veracidad de la afirmación que ha hecho el señor Barragán, si usted me da 30 segundos le podía responder, porque ha sido una alusión directa.

El señor presidente: Bueno, primero, lo primero que hay que aclarar es que yo no oí ningún nombre propio (Rumores en la sala).

Por favor, esperen, por favor. Señorías, está en uso de la palabra la Presidencia del Parlamento.

No hubo, pero si usted se da por aludida, tiene derecho a un minuto.

La señora Roldós Caballero (Desde su escaño): Muchísimas gracias, señor presidente.

Señor Barragán, yo le recuerdo que en el 2004 fui elegida diputada al Congreso por la provincia de Las Palmas, encabezando la lista más votada de la provincia, incluida su isla.

Y en segundo lugar, señor Barragán, una vez más, usted demuestra su baja capacidad, su baja altura en el debate político, porque, mire usted, afortunadamente el Partido Popular tiene suficientes diputados y senadores, por cierto, todos los senadores de la provincia de Las Palmas, de todas y cada una de las islas, que ustedes perdieron, y que los ciudadanos de Canarias nos dieron la máxima representación en el Congreso de los Diputados, algo que no puede usted decir de su formación política.

Muchas gracias.

(El señor Barragán Cabrera solicita intervenir.)

El señor presidente: Sí. Cierto, porque aparte de contestar a la alusión aprovechó para entrar en el debate.

Don José Miguel Barragán tiene un minuto también.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): ...bueno para el resto de la Cámara, que no sería bueno para el resto de la Cámara que cuando alguien está en el uso de la palabra o se le interrumpe, esta pueda alegar en este caso el uso de la palabra porque se le ha mencionado.

La primera cuestión, señor presidente, en relación a la actuación de la Mesa. Entiendo que cuando alguien está en el uso de la palabra y no está en el debate no se puede sentir aludido.

Pero, dándose por aludida la señora diputada, yo la felicito por los resultados electorales, faltaría más, y como siempre, cuando usted habla de bajezas y de alturas, yo creo que usted con la altura que tiene demuestra la bajeza de la que algunas veces habla.

Gracias.

El señor presidente: Simplemente, don José Miguel, aclararle que las alusiones no tienen nada que ver, aclararle, don José Miguel, que las alusiones... Don José Miguel Barragán, por favor, que digo que las alusiones no tienen nada que ver con el debate, pueden estar en el debate o no. Ella fue la que se dio por aludida, ella, usted no. ¡Ah!, bien, bien. Yo creo que al sentirse aludida tenía derecho, evidentemente, en el asunto a intervenir.

Bien. Para concluir este debate, turno del Gobierno y luego ya pasaríamos a la votación.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente.

Brevemente, lamentando la última actuación.

En primer lugar, agradecer en nombre del Gobierno el apoyo de los dos grupos parlamentarios, las aportaciones que se hicieron, que se han hecho en este duro proceso, y recordar algunas cosas que me parece que son fundamentales.

En primer lugar, que la economía canaria en el 2013 funcionará mejor de lo que lo hará el conjunto de la economía española. Algo mejor, algo bien estaremos haciendo.

En segundo lugar, fundamental, la Comunidad Autónoma de Canarias hace un esfuerzo fundamental por cumplir. Hemos cumplido y queremos seguir cumpliendo, queremos seguir cumpliendo con nuestras obligaciones y con los ciudadanos a los que nos debemos. Tenemos un firme compromiso en defensa del mercado de trabajo local y por eso hemos establecido medidas que así lo defiendan. Este Gobierno garantiza la cohesión social y territorial en el conjunto de las islas y este Gobierno ha tomado una decisión firme de priorizar el núcleo de los servicios públicos esenciales.

Estas son, por mucho que a algunos les cueste reconocerlo, las líneas fundamentales de este Presupuesto. A este Presupuesto, a estos ciudadanos, a los canarios y a las canarias, a los que nos debemos, son a los que nos enfrentamos con estas decisiones. Que intentamos mostrar que hay otra forma de hacer la política. La política que plantea el Gobierno de priorizar lo público a la política que hoy mismo han defendido aquí las otras opciones políticas, en el caso del Partido Popular, de defender los ataques al Estado del bienestar, y esa no es la posición del Gobierno canario.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

Señorías, vamos a proceder a la votación. Por cierto, quiero darle la bienvenida, que ha estado aquí todo el debate, a doña Josefa Luzardo, pero en las votaciones el Reglamento obliga a que cada uno esté en su escaño; efectivamente, tanto el Gobierno como cada diputado tienen que estar en su escaño. Muchísimas gracias. Y de nuevo, ya le digo, la más cordial bienvenida y que nos haya acompañado en este debate.

Se van a votar las enmiendas por el orden de debate. Vamos a votar primero la enmienda de devolución de los Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular, de los Presupuestos para el año próximo, evidentemente se entiende como está en el orden del día. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 56 presentes; 19 a favor, 37 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Se votará ahora, señorías, la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto, también de devolución de la Ley de Presupuestos para el año 2013. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 55 presentes; 3 a favor, 52 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Por lo tanto, el proyecto de Ley de Presupuestos, el proyecto de Ley general de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2013 continúa su tramitación y pasa para los debates en ponencia, en comisión, periodo de enmiendas y posteriormente el debate de las enmiendas parciales.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0009 Sobre De Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico