Diario de Sesiones 62/2012, de fecha 18/12/2012 - Punto 23

· 8L/C-0105 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre potencialidades y debilidades de las empresas para la exportación.

El señor presidente: Cubierto el turno de preguntas, pasamos a las comparecencias. Como habíamos dicho, a la que se ve ahora por la mañana: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre potencialidades y debilidades de las empresas para la exportación.

Don José Miguel González Hernández tiene la palabra.

El señor González Hernández: Gracias, señor presidente. Señorías.

Mucho hemos hablado en este Parlamento de la crisis; sin embargo, tengo que manifestar mis dudas de que tengamos verdadera conciencia de su gravedad. Leía hace un par de días una charla del catedrático de la Universidad de Pensilvania, Jesús Fernández Villaverde, en el Club Empresarial ICADE, denominada La salida de la crisis: cómo y cuándo, cuya lectura recomiendo, quizás porque expone desde luego con mayor autoridad una serie de opiniones que hemos manifestado muchos diputados de aquí, en esta Cámara.

Comenta el profesor Fernández Villaverde los graves problemas a los que nos enfrentamos: una estructura institucional que no funciona, el agudo envejecimiento de la población con una crisis demográfica, el fortísimo problema del endeudamiento privado, el altísimo déficit público estructural, la triste situación de la generación de 750.000 españoles, jóvenes españoles, que ni estudian ni trabajan... Lo más grave en su opinión no es eso sino que es que un gran sector de la población española no ha interiorizado lo grave de nuestra situación y seguimos sin tener un consenso nacional acerca del profundo conjunto de reformas a las que nos tenemos que enfrentar.

Yo creo que en Canarias estamos en la misma situación. Un comentario que se ha convertido siempre, y ya hoy es un lugar común...; es decir, que para curarnos de una enfermedad primero hay que reconocer que la tenemos, cosa que en España se tardó bastante en reconocer, luego hacer un buen diagnóstico de lo que tenemos y cómo lo tenemos y lo más importante quizás es ir pensando qué es lo que vamos a hacer para resolverlo.

Y hay quien sigue pensando, en mi opinión, que estamos en una crisis coyuntural, que lo que hay que hacer es capear el temporal y esperar a que escampe, de ahí que con pequeños apaños queremos seguir tirando, pero estamos en el final de una etapa y hemos de buscar una nueva orientación de la economía española y desde luego también de la canaria. Estamos casi, en Canarias, al límite de la utilización de nuestros recursos naturales, quizás excepto la renta de situación, que nos ha valido a lo largo de la historia y que no está agotada. Se trata de servirnos de nuestro posición geoestratégica, que debidamente utilizada puede ser base de nuestra recuperación a medio plazo.

La exportación de bienes y servicios, que yo considero nada fácil, puede ser la mejor baza en la economía globalizada -y a ello me referiré en la segunda intervención-. Me hace plantear esta comparecencia al Gobierno para saber su opinión sobre cuál son las potencialidades y también las debilidades de las empresas canarias para la exportación en la actual coyuntura. Quizás algo más importante: ¿cuáles son las tareas que todos nosotros, en nuestras distintas responsabilidades, debemos emprender para hacer esta iniciativa viable para el futuro de Canarias?

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel González.

Por el Gobierno, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías.

La internalización de nuestras empresas y la exportación de sus productos y servicios parece que es un claro camino de salida a la actual situación de crisis. Canarias dispone de ciertas ventajas competitivas que nos permiten optar por nuevas oportunidades de negocio fuera de nuestras fronteras, fortaleciendo con ello el tejido productivo y la generación de empleo. El Gobierno de Canarias mantiene una política definida por la que trata de fortalecer y acrecentar esas ventajas y, por otro lado, procurar los máximos apoyos posibles para minimizar algunas de las debilidades y obstáculos con los que nos encontramos.

Las exportaciones canarias durante el primer semestre del 2012 contabilizaron 1.200 millones de euros, lo que supone un ligero descenso interanual del 1%. En ese periodo, los 10 primeros sectores exportadores de las islas aglutinaron el 60% de las ventas y de ellos la mitad experimentó un crecimiento en relación al primer semestre del año anterior.

Además de los combustibles, que, no nos olvidemos, acaparan un 36% de las exportaciones, fueron los metales preciosos y las joyerías, junto al sector de las hortalizas, los que registraron los índices más elevados. Detrás se sitúan las exportaciones de maquinaria, pescado, embarcaciones, vehículos comerciales y el sector del papel y el cartón. De todos sobresale la fuerte demanda que experimentan los productos agroindustriales canarios en los principales mercados europeos, como Alemania, Reino Unido y Francia. Es, por tanto, destacable la competitividad de nuestros productos en relación a los de otras procedencias, ya que, a pesar de la diferencia de precio, se posicionan como productos de máxima calidad.

Sin embargo, Canarias no solo continúa mejorando su posición en las exportaciones tradicionales, sino que además avanza en aquellos sectores donde posee ventajas competitivas, sobre todo en los mercados de nuestro entorno. Es el caso, por ejemplo, de las energías renovables, el tratamiento del agua, el medio ambiente, el turismo o la construcción.

Son importantes las potencialidades y fortalezas, energías renovables, donde destacamos por nuestra experiencia en proyectos de electrificación rural, sistemas autónomos y aprovechamiento fotovoltaico y eólico. Por tanto, unos conocimientos especialmente valorados en los países africanos, con los que ya existe colaboración en estas materias.

Caso similar sucede en el ámbito del abastecimiento de aguas, en el que el desarrollo tecnológico y el conocimiento de nuestras empresas hacen que ahora sea posible transferirlos a través de la internacionalización de nuestra economía.

El área turística también muestra una gran potencialidad, que se une a la intención de los países africanos de fortalecer este sector económico. Una circunstancia que ha desembocado en el establecimiento de grupos hoteleros y turísticos canarios, principalmente en zonas de Marruecos, Senegal y Cabo Verde.

Asimismo, existen para nuestras empresas potencialidades claras en nuevos mercados, sobre todo en aquellos que están registrando crecimientos rápidos y significativos. Se ha comprobado que las mejores oportunidades se sitúan en este momento en América Latina y en África, donde, no nos olvidemos, el Gobierno de Canarias lleva años fortaleciendo las relaciones institucionales para favorecer un entorno propicio de cara a incrementar el intercambio empresarial.

Así lo ven también las empresas canarias, que muestran sus preferencias, junto a los países europeos tradicionales, hacia Marruecos, Senegal, Cabo Verde, Mauritania, México, Brasil, China y Estados Unidos, por lo que todos estos mercados tienen un carácter prioritario para el Gobierno de Canarias.

Hemos visto hasta ahora cuáles eran las potencialidades para desarrollar ese... o algunas de las potencialidades, veamos ahora cuáles son algunas de las debilidades, ¿no? En la parte empresarial, las debilidades que manifiestan los mismos a la hora de exportar son las derivadas del coste de la insularidad y la lejanía respecto, lógico está, de los mercados tradicionales, así como de los de nuestro entorno, ¿no? Adicionalmente, las pymes canarias se enfrentan a una mayor intensidad de la competencia, al desconocimiento general de los mercados potenciales, a las barreras arancelarias y a la falta de personal cualificado para planificar su actividad exportadora. Otros factores a tener en cuenta en cuanto a las debilidades que tienen nuestras empresas a la hora de incrementar sus exportaciones tienen que ver con la reducida dimensión de nuestras empresas, las dificultades de acceso al crédito, la falta de información sobre las oportunidades de productos y servicios demandados y, por supuesto, la documentación y, en su caso, la burocracia que requiere en determinados aspectos la exportación, ¿no?

Para atenuar estas debilidades y potenciar y acentuar nuestras potencialidades, el Gobierno de Canarias está desarrollando distintas estrategias que ayuden, por tanto, en el apoyo al sector empresarial en la búsqueda de nuevas vías de expansión que, por tanto, generen negocio y empleo. Uno de esos programas es el Canarias Aporta, desarrollado por la empresa pública Proexca, que integra el asesoramiento especializado, el apoyo técnico en los mercados de destino y las ayudas económicas para materializar la salida al exterior. Su finalidad es proporcionar un apoyo integral a las pymes canarias que inicien o consoliden su plan de promoción exterior a través de tres líneas de apoyo, esto es, las licitaciones internacionales, la implantación en el exterior o la exportación. Hasta ahora se han beneficiado unas 40 empresas canarias, en las que se prevé que el impacto de estas medidas provoque un incremento de la facturación, en torno al 15% de las mismas, y la creación de 118 nuevos puestos de trabajo directos, además del mantenimiento de otros 600.

El apoyo de Proexca para la internacionalización se extiende también a otras herramientas como las misiones comerciales, las prospecciones de mercado, las campañas de promoción, la participación en ferias internacionales o la formación de jóvenes especializados en negocios internacionales.

Otra de las líneas de actuación se centra en el fortalecimiento de las relaciones exteriores a través de la cooperación económica y el desarrollo con nuestro entorno geográfico, principalmente con Marruecos y los países subsaharianos. Prueba de ello, por ejemplo, es el programa de cooperación transfronteriza Pontefex, en el que se refuerza la colaboración de Canarias con Marruecos. En esta línea, el impulso a las relaciones institucionales y socioeconómicas con Cabo Verde también está contribuyendo a que este mercado sea uno de los principales destinos de los empresarios canarios. Cabe recordar, por ejemplo, el último viaje realizado a Cabo Verde, en el que celebraron importantes acuerdos beneficiosos para el sector empresarial canario. Entre ellos destaca el compromiso del Gobierno de Cabo Verde para mejorar las condiciones de acceso de nuestras empresas en ese país.

También sobre zonas de nuestro entorno el Gobierno trabaja para avanzar en el ámbito de la cooperación con el que ha sido, en su caso, el principal mercado destino de nuestras exportaciones, esto es, Mauritania, que recuerdo que en el 2011 fue el principal destino de nuestras exportaciones.

Para dar soporte a las empresas canarias en este y en otros mercados, se han definido planes de trabajo concretos que se desarrollan en nuestras oficinas comerciales en el exterior y se ha creado una amplia red de titulados formados en internacionalización con el fin de prestar el asesoramiento necesario. Este asesoramiento en el ámbito empresarial para ayudar a la internacionalización es una de las bases de ayuda, ya que no nos olvidemos, señorías, que una de las dificultades que manifestaban nuestros empresarios es que la salida al exterior es un proceso muy complejo y costoso y, por tanto, requiere un análisis previo y riguroso de cada mercado para adecuar, en su caso, cada estrategia al sector al que pertenece cada empresa en función de los mercados de destino, ¿no?

Y por supuesto estas cuestiones se hacen en el ámbito de la colaboración y se establecen los convenios necesarios y acuerdos con otras administraciones y organismos. El último paso en esta dirección ha sido la firma de un protocolo de colaboración entre el Ministerio de Economía y Competitividad y la comunidad autónoma para facilitar que las empresas canarias dispongan de recursos coordinados en el proceso de salida al exterior, esto es, la utilización por parte de las empresas canarias de todas las oficinas de la red comercial del Estado y, en su caso, viceversa.

Señorías, disponemos de una cualificación humana y técnica y disponemos de productos y servicios competitivos y, sobre todo, de un creciente e inmenso mercado a pocos kilómetros de distancia. Necesitamos, por tanto, generar las condiciones necesarias para poder aprovechar esta situación, que no ha sido aprovechada en el pasado.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Fabián Atamán Martín.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, presidente.

El análisis de las potencialidades y las debilidades que cualquier empresa canaria pueda encontrarse para promover la exportación de sus productos y servicios lleva al menos previamente un análisis de la relación o de la balanza comercial de mercancías en el último ejercicio, en el cerrado, en el 2011, que es con el que se tienen los datos.

Antes de profundizar en ello, hemos de recordar que las características geográficas de Canarias han hecho que tradicionalmente esta tierra haya presentado un saldo comercial deficitario como consecuencia de la elevada dependencia exterior para poder abastecer la demanda interna. Si nos centramos en el año 2011, comprobamos que Canarias exporta 3.356.000.000 de euros, pero que a su vez importa 14.074.000.000 de euros.

¿Cómo podemos clasificar estos más de 3.000 millones de euros exportados? Pues una alta representatividad la ostentan los combustibles y los derivados del petróleo, más de un 35%. De hecho, respecto al 2011, este epígrafe aumentó un 8,7%. Si se excluye este capítulo, la desaceleración de las exportaciones es más acusada, de un 0,6% interanual. Por destinos, las exportaciones en el 2011 a España retrocedieron un 23%, al mercado europeo aumentaron un 14 y a destinos no comunitarios, un 26,2, aumento significativo achacable casi exclusivamente al sector industrial.

En un estudio amparado por el Gobierno de Canarias a través de la Consejería de Industria, Comercio y Consumo, que data del 2008 y que fue revisado en el 2009, se detallan las fortalezas y las características comunes a aquellas empresas exportadoras. En concreto, se hablaba de las destinadas a África, aquellas que tienen como destino que sus bienes y productos sean consumidos allí. ¿Cuáles son las fortalezas, cuáles son? Pues son empresas con estructuras jurídicas mercantiles con mayores dotaciones y cobertura financiera, son sociedades con dotaciones en recursos humanos con grandes niveles de exigencia en especialización y capacitación, son empresas mayoritariamente radicadas en Gran Canaria y Tenerife, donde no participan empresas de islas periféricas, son empresas que en más de un 64% cuentan con un recorrido vital de más de 20 años, son empresas con alto nivel de personal fijo, son sociedades que tienen mayores coberturas y dotaciones en material de sistemas de calidad y protocolos de calidad, son empresas que reflejan un mejor comportamiento en innovaciones técnicas, organizativas y comerciales implantadas y son empresas con niveles de formación impartidos en ejercicios precedentes. Esas son las características que hacen a las empresas canarias fuertes.

¿Cuáles son las débiles? Pues, mire, el área de conocimientos. Una empresa no puede expandir si no tiene a su alcance capacidad para saber hacia dónde y de qué manera puede invertir. Y se quejan de conocimientos estratégicos, de inexistencia de programas específicos o de agrupaciones o consorcios de exportación. Otra debilidad: ampliar el sistema de subvenciones y cobertura. Quizás en estos momentos no sea tan lícito hablar de ampliar sino de redistribuir o mejorar. Tercero, sistemas de conectividad y contacto regular; es decir, no que se establezcan muchas sino que se mantengan en el tiempo. Cuarto, crear una plataforma logística -se habla del Gobierno de Canarias- en esos destinos: y, quinto, mejorar la calidad de los interlocutores en misiones comerciales.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fabián.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz tiene la palabra.

El señor Cruz Hernández: Las potencialidades y debilidades de las empresas en la exportación, es evidente que el objetivo de internacionalización de nuestras empresas y la exportación de sus productos y servicios como uno de los instrumentos del Gobierno es un objetivo de este Gobierno y de los grupos que lo apoyan. Así se estableció ya en el pacto de gobierno. Potencialidades y fortalezas, señor consejero, en las que usted, le he oído hablar de, por ejemplo, energías renovables y lo triste de esta situación es que en estas energías seguimos, lastrado el desarrollo en Canarias, esperando por el ministro señor Soria, que desarrolle y permita que muchas de las energías renovables en esta tierra tengan un desarrollo adecuado.

Y ese lastre además lo vemos en los problemas y se agrava un poquito más en los problemas estructurales que tiene esta tierra, que también incide mucho en el Gobierno de España, porque se habla, como bazas, de las condiciones climáticas, favorecedoras de los productos agroalimentarios, que es lo que prácticamente exportamos mucho, igualmente que los derivados del petróleo, pero la conectividad sigue siendo una de las necesidades básicas para el desarrollo de nuestras exportaciones. Y ahí, señor consejero, la quinta libertad jugaría un papel fundamental, jugaría un papel fundamental, porque nos permitiría conectar a todo el mundo y que la situación geográfica de Canarias sirviera de una vez para permitirnos esa conexión América, África, Europa, África, Canarias, siendo el hub necesario para significar y aumentar esas exportaciones.

Mire, usted ha dicho aquí que estamos en una situación de dificultades, situación de dificultades económicas, no es un momento de gran desarrollo, pero sí es cierto que la información y el apoyo in situ a las empresas tiene que seguir siendo una prioridad de este Gobierno. Y ahí sí podemos incidir un poco más. Creo que Proexca, esta empresa pública, puede activar mucho más sus mecanismos de los estudios de mercado, de conocimiento de la zona, sobre todo de la zona de África Occidental, que permitan a las empresas canarias tener o desarrollar esas políticas exportadoras, que tienen en sí mismas. Sobre todo en países como Marruecos, Mauritania, Cabo Verde, donde algunos critican en este Parlamento, algunos grupos parlamentarios vienen a criticar la actividad que hace el Gobierno en esa materia, pero estoy seguro de que en el día de hoy, señor consejero, y no le sorprenda, van a exigir que esos esfuerzos del Gobierno en la exportación se hagan mucho más. Incluso algunos creen y pretenden que se supriman algunas empresas públicas como Proexca, pero piden una cosa e intentan por otro lado que los instrumentos necesarios para ello no se establezcan.

Usted, señor consejero, creo que estamos en el camino, hay que recorrerlo y cuenta con el apoyo del grupo parlamentario para seguir en esta senda.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Julio.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Miguel Jorge.

El señor Jorge Blanco: Gracias, señor presidente.

De los datos esperanzadores que tenemos en nuestro país quizás el principal sea que vamos teniendo una balanza comercial favorable, que las exportaciones crecen y ganan a las importaciones. Y esto de verdad a nuestro juicio pueden ser esos famosos brotes verdes de nuestra economía que empiezan a llegar, no aquellos del año 2009, que decían que llegaban en una semana, sino los de verdad. Cuando una balanza comercial es favorable, sin duda siempre se ve con mejor perspectiva el futuro económico de nuestro país.

Señor consejero, hay buenas noticias, creo que es una buena noticia la integración de las oficinas comerciales del Gobierno de Canarias en el seno del ICEX, en el seno o en el paraguas de una marca que vende mucho, más que la marca Canarias, que es la marca España. Por tanto, de verdad, le felicito por esa decisión. Creo que el Gobierno de Canarias ha tomado una buena iniciativa integrando esas oficinas, que va a permitir a muchísimos empresarios canarios disponer de más de 100 oficinas en el conjunto del mundo para intentar vender los productos comerciales que tiene. Yo no sé si esto lo hace usted, señor consejero, por convicción o porque no tiene dinero. Mire, si es por convicción, bienvenido sea; si es porque no tiene dinero y en el futuro, si lo tiene, va a volver a hacer otras oficinas comerciales propias, pues, haremos un pan con unas tortas. En definitiva, y para concluir este tema, bienvenida esa decisión.

Mire, otra de las cosas que creo que es necesario reformar, y es la promoción económica en el exterior de Canarias o la promoción de la internacionalización de las empresas y del tejido productivo canario. No se pueden tener cuatro, cinco, empresas públicas destinadas a lo mismo o casi a lo mismo, cuando, de verdad, en un proceso o en un periodo de crisis económica lo bueno sería integrarlas todas ellas. Yo sé que a veces no tienen unas definiciones demasiado claras, unas con otras, pero la Fundación Canaria de Acción en el Exterior, que bien podría destinarse a través de Proexca a determinadas cosas. En fin, que estamos destinando muchos recursos a pagar, bueno, pues, determinadas empresas públicas que, francamente, reducidas podrían estar mejor.

Y, finalmente, le digo otra cosa: ¿es bueno para el tejido empresarial canario que en la búsqueda que tienen de nuevos negocios, en África, que es el continente por excelencia que tiende a crecer mucho más que otros continentes, en el que Canarias puede tener cierto grado de influencia, es bueno que las empresas públicas compitan con las empresas privadas que van al exterior a buscarse la vida, a buscar sus negocios, o no es bueno, señor consejero? Lo digo porque eso son dos modelos: el modelo de empresa pública que compite directamente con las empresas privadas en Canarias, llevándose contratos y concursos en el exterior, cercenando esa posibilidad a las empresas privadas... Si ese es el modelo que el Gobierno de Canarias defiende, oye, pues allá ustedes. Ese es el que nosotros, desde luego, ese no lo defendemos. Nosotros defendemos otro, mucho, en fin, en el que las empresas privadas son...

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge, don Miguel Jorge, perdón.

Don José Miguel González Hernández.

El señor González Hernández: Gracias, señor presidente.

Quise ser breve en mi primera intervención, porque quizás, ustedes no pararon mientes, acabé con un mensaje, y es que tenemos que ser nosotros, todos en nuestros puestos, para potenciar este tema.

Puse el tema de las empresas porque era un sitio para empezar, pero yo creo que el problema no es un problema de las empresas, es un problema de Canarias. Canarias tiene que buscar un nuevo modelo económico y, por tanto, todos, cada uno desde nuestro puesto, tenemos que contribuir a que esto se pueda realizar: la proyección de Canarias hacia el exterior. Eso implica actividades del Gobierno, actividades de este Parlamento probablemente, y de apoyo a las empresas y a la iniciativa privada, y también a la pública. Porque, señor Jorge, no hay que tampoco demonizar la acción pública, porque, por ejemplo, si una cosa puede llamar la atención en lo que ha expuesto el señor consejero es que resulta que nuestra actividad fundamental es exportar petróleo, poco tenemos que decir al respecto, y luego la siguiente son joyas y artículos de arte, y yo pregunto, pregunto: ¿qué es lo que caracteriza la economía moderna? No es la exportación de bienes sino la de servicios, y ahí es donde yo creo que estamos francamente pobres. Es decir, Canarias tiene suficiente formación, suficiente know-how, suficientes universidades, suficientes personas y con preparación para exportar servicios, y ahí es donde está nuestro futuro, pero, claro, para eso hace falta que todos estemos convencidos de ello. Por ejemplo, un servicio que puede ser son los apoyos a los desarrollos institucionales de los países africanos, y eso no lo va a hacer probablemente la privada, lo puede hacer la Administración pública, porque todos... a través de contratos, de prestaciones y ayudándose, por supuesto, de expertos universitarios, etcétera. Porque yo creo que hay mucho que hacer, Canarias puede hacer mucho en este tema, y ahí va nuestro futuro.

Porque la siguiente pregunta es, ¿podemos seguir esquilmando nuestros limitados recursos? Yo creo que todos los que estamos aquí estamos convencidos de que es imposible. Es decir, el turismo ha llegado a un límite. Podremos mejorar su calidad, pero desde luego el que esté pensando que vamos a crecer en más plazas y más alojamiento, no por las pegas, que también hay que quitar, que pone la Administración, sino porque la propia naturaleza del negocio no lo va a permitir. ¿Qué otro recurso natural tenemos que podemos poner a trabajar para producir bienes a terceros? Prácticamente ninguno. Tenemos dificultades de actuar incluso de transformadores de mercancías, pero no tanto, porque estamos lejos, pero hoy en día las prestaciones de servicio se suelen hacer por medios informáticos y la única manera en que Canarias rompe su aislamiento es por la utilización de los sistemas modernos de comunicaciones, que como tales ya no es un obstáculo la distancia; 300.000 kilómetros por segundo permiten ponernos en el mismo instante en Tokio. Por lo tanto, ahí es donde tenemos que pensar, pero, claro, eso implica un cambio de mentalización en general.

A mí me gustaría que el Gobierno... -y voy a decir una cosa y va a sonar un poco a boutade- que lo mismo que cuando se hace un proyecto se hace la repercusión de género, se hablara de la repercusión sobre la proyección internacional de la economía canaria. Porque todo influye, influye la manera en que organizamos nuestras empresas, influye la manera en que las controlamos o las liberalizamos, influye el sistema fiscal que les pongamos, si discriminamos o no, si discriminamos determinadas actividades, influyen los posibles incentivos, que no tienen por qué ser económicos, pueden ser de formación. ¿Convencemos a nuestras universidades de que ahí tienen una gran tarea que hacer?, porque, claro, aquí se ha dicho, ¿cuántos expertos estamos formando en comercio internacional?, ¿cuánto apoyo se está dando al conocimiento de las lenguas? Porque hoy en día, aunque el inglés sea la lengua común, estamos en la zona de la francofonía: ¿qué pasa con el tema del francés? ¿Qué becas se están dando a los estudiantes canarios o a los canarios o a los graduados canarios para trabajar en África? ¿Cuántas becas estamos dando a los africanos para que vengan a Canarias? Y que cuando se están planteando problemas que tiene la construcción, ¿se está pensando quizás en si nosotros deberíamos cerrar industrias de prefabricación para poder construir viviendas en África o que tenemos que apoyar la construcción? O cuando estamos hablando de sanidad, ¿nos estamos convenciendo mucho de la telemedicina? Es decir, nosotros podemos tener servicios, de los servicios sanitarios, muy importantes de Canarias si utilizamos los medios para ello.

Con ello quiero decir que, aunque yo me he centrado en principio en la empresa, el mensaje que yo quería hacer hoy aquí a la Cámara es que todos tenemos que esforzarnos para cambiar un poco de mentalidad, porque desde luego mirando hacia dentro no vamos a salir de esta crisis. Es decir, sin intentar ser experto, que no lo soy, cuando nosotros estuvimos pensando qué podía ocurrir si volviéramos a recuperar parte de la actividad económica, y seguíamos teniendo 150.000 parados en Canarias. ¿Cómo esta sociedad puede permitir tener 150.000 ciudadanos completamente en el paro, condenados a no hacer nada o a la marginación social que eso trae tras de sí? ¿Se lo puede permitir la sociedad también? Entonces tenemos que empezar a cambiar de mentalidad. Las mentalidades en los programas educativos: ¿estamos educando a gente para eso o seguimos creyendo que los vamos a educar para trabajar aquí dentro? No, vamos a tener que trabajar hacia afuera. Ya sea trasladándonos físicamente o trasladándonos intelectualmente, porque puede trabajarse desde aquí hacia fuera. Cuando estamos planeando los programas de formación de las universidades, ¿se está pensando en que lo que necesitamos es gente para que trabaje en ese orden, en esa orientación? Cuando el Gobierno fija las prioridades, ¿está de verdad fijando las prioridades de la cooperación internacional y de los apoyos? Que además exigen constancia, porque, claro, estas cosas no se resuelven ni en 24 horas ni en primero. Aquí, recientemente, tuvimos a un grupo, diríamos, políticos marroquíes, estuvieron hablando con nosotros y, sorprendentemente, lo que nos decían es que "a nosotros nos gustaría que tuviéramos colaboración con las universidades canarias". Pues respondamos a ese tema, pero es que no solamente es de respuesta, es de iniciativa. Es decir, no podemos quedarnos quietos mirando hacia el futuro y pensando que esto se resuelve. No nos lo va a resolver nadie: o lo resolvemos nosotros o estamos listos.

Y entonces yo lo que quisiera -y con eso casi voy terminando- es que todos fuéramos conscientes -y lo dirijo al señor consejero, porque es el Gobierno el que tiene que tomar muchas medidas- de que se ponga la perspectiva de la proyección internacional en todas y cada una de las decisiones gubernamentales. Porque es muy probable que aquí tengamos que hacer normas, es probable que una serie de limitaciones que están pensadas a la actividad económica hay que romperlas de cara al exterior. Tenemos que dar facilidades para establecer centros para tráfico de aprovisionamientos, debemos potenciar en nuestros puertos almacenes para traer mercancías y completarlas, podemos potenciar la reexportación.

¿Qué hay que hacer para eso, además de formar a nuestra gente? Yo creo que ahí, labor del Gobierno pero también labor de los empresarios. Porque yo sí estoy de acuerdo en algo con don Miguel Jorge, y es en que la actividad empresarial la tienen que hacer los empresarios, pero la Administración tiene que apoyar en ciertas cosas que escapan al tráfico normal y que pueden ser importantes en los programas de colaboración y expansión, que son todas aquellas que vienen, que tienen que ver... Por ejemplo, a mí se me ocurre, ¿podemos nosotros exportar nuestras técnicas agrarias?, ¡sin duda ninguna! ¿Podemos nosotros servir a estos países en lo que he dicho reiteradamente, que es la agricultura de zonas áridas, que tienen verdaderos problemas?, ¡claro que lo podemos hacer! Podemos exportar nuestra tecnología media de potabilización de aguas, cuando es uno de los problemas más graves que tienen esas poblaciones. Los podemos ayudar en los tratamientos, en la mejora de la sanidad, podemos, a distancia, apoyarles en sus problemas sanitarios. Todo eso son actividades, la mayor parte, de servicios.

Yo lo que estoy propugnando aquí ahora es que todos nosotros, y cuando digo nosotros, los que estamos aquí, en esta Cámara, los que están en el Gobierno, que tienen aún mayor responsabilidad, se planteen claramente que, en mi opinión, un futuro posible -yo no digo que sea el único, aunque me temo que sea el único- que tenemos es proyectarnos hacia fuera y para ello hace falta que nos olvidemos del día a veces y pensemos en pasado mañana, porque somos a veces cortoplacistas. Estamos poniendo a apagar en un momento determinado un problema. Evidentemente hay que hacerlo, porque hay problemas graves, pero si no pensamos en pasado mañana, nos vamos a despertar en una triste situación de que va a cambiar la crisis internacional y nosotros seguiremos estando en crisis, porque tenemos una crisis que es estructural. No solamente estamos en la misma situación que los demás, sino que además tenemos muy pocas perspectivas de cara al futuro, so pena de que no cambiemos en la manera de pensar y en la manera de actuar.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel González.

Se ha pedido tiempo de urgencia. Vamos a esperar medio minutito (Pausa).

Bien. Para concluir la comparecencia, la intervención del Gobierno, el señor consejero de Economía y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor Martín, los datos con los que estamos trabajando últimamente son referidos a los del primer semestre del año 2012, e n donde lo que se señala de una forma importante, y es que excluyendo el capítulo del combustible, que distorsiona de forma importante las cifras de la exportación en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, es que estamos mejorando de una forma importante nuestra posición y que tenemos el mejor dato de la historia en cuanto a la tasa de cobertura. Luego, si esa tendencia del primer semestre del 2012 se va ampliando en el ámbito del segundo semestre del año 2012 y en el 2013, es por lo menos una buena noticia, ¿no?

¡Hombre!, evidentemente del estudio y los datos a los que usted hace referencia, a que aquellas empresas que optan por la internacionalización son aquellas que disponen de una estructura importante, y no solo eso sino que además ya están en un proceso de mayor maduración. Parece lógico que la empresa inicialmente, una vez cubierto el ámbito del mercado local, sea cuando se plantee dar el salto. Afortunadamente, parece una situación lógica. ¿En este caso qué deben hacer los gobiernos? Pues apoyar cuando a esa empresa se le dan las circunstancias y da el salto de la salida. ¿Para eso qué hacemos? Bueno, pues, intentando apoyarlos en la implantación en el exterior, intentando apoyarlos en las misiones comerciales, pero sobre todo darles los cimientos necesarios para que sean capaces de adaptar su oferta, su producto, a las necesidades del mercado. Algunos de los fracasos obtenidos en el ámbito de la internacionalización ha sido intentar trasladar exactamente el mismo producto que tenía éxito en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias y pretender que ese mismo producto tuviese el mismo éxito en el exterior y, bueno, los mercados de destino son distintos y ahí es donde se trabaja de forma muy importante.

El señor Cruz hacía referencia a uno de los déficits que tenemos en el ámbito de las energías renovables y es verdad que hay un déficit en el ámbito de la implantación, por distintas, entre otras cosas, regulaciones últimamente del ámbito estatal, pero es cierto que tenemos ventajas competitivas. Somos especialistas sobre todo en la adaptación y la aplicación del aprovechamiento de las energías renovables; y, lo que es más importante, creo que somos especialistas en la adaptación de tecnologías que tienen que ver con la integración de sistemas de aprovechamiento de energías renovables para resolver determinados problemas que tienen que ver con el abastecimiento de agua, y en eso sí tenemos una importante experiencia.

En cuanto al ámbito de aplicación de Proexca, pues, está claro, es la empresa que se utiliza como ente instrumental para ayudar en ese proceso. Les acabo de comentar que, ante la disminución de las partidas y la concentración de los esfuerzos por parte del Gobierno, como un elemento fundamental en momentos de dificultades, la puesta en marcha del programa Canarias Aporta, que tiene que ver sobre todo con ayudar a aquellas empresas que están dispuestas a dar el salto. Aquella empresa que no quiera dar el salto va a ser difícil, pero sí decirles que hay algunas que están interesadas.

Ahora bien, chocamos con algunas desventajas importantes, entre otras chocamos con la inexistencia de la política africana en el ámbito del Estado español, y eso es un hándicap, que, por ejemplo, cuando uno observa las oficinas comerciales que tiene el Estado español en el África más cercana, pues, se echa las manos a la cabeza; y cuando uno habla de las oficinas comerciales y del convenio firmado con el ICEX, pues, mire, estamos apoyándolo. ¿Por qué? Porque, por ejemplo, se producen, señor Jorge, determinadas disfunciones.

Mire, ¿cómo generamos una ventaja o generamos el espíritu en el ámbito empresarial también para que nuestras empresas den ese salto? Bueno, el Gobierno de Canarias, igual que muchos otros gobiernos autónomos, lo que ha hecho es, a través de convenios con el ICEX, a lo largo de los últimos años hacer becas de formación, de trabajo, en el ámbito de las oficinas comerciales del ICEX, y hay en este momento nueve chicos y chicas canarios que están en oficinas comerciales del ICEX a lo largo y ancho de la geografía mundial. Pero sí conseguimos personas que estén especializadas en comercio exterior, que trabajen y tengan la experiencia. Ahora bien, es difícil de explicar a una empresa canaria que el Gobierno de Canarias hace un esfuerzo para formar y becar a un chico o una chica en una oficina comercial del ICEX y que para una empresa canaria que va a un país determinado, en el ámbito del convenio con el ICEX, las órdenes que se le dan es que el becario o becaria que pagamos los canarios no pueda atender a una empresa canaria para un día que requiere sus servicios. Eso es difícilmente explicable, señor Jorge, y por eso exigimos y pedimos mejorar ese tipo de cuestiones, porque está claro que necesitamos aunar los recursos. O como puede estar pasando en el caso de Washington, que es una de las prioridades fijadas entre el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias para mejorar las relaciones institucionales que permitan después la mejora en el ámbito de las relaciones comerciales, y el convenio firmado con el Ministerio de Economía y Competitividad tiene mucho que ver en ese sentido.

Bueno, sobre la crítica del ámbito empresarial, pues, nada nuevo que ustedes planteen sobre la mesa, pero sí decirle que la estructura tiene mucho que ver con la necesidad, entre otras cosas, de poder tener estructuras que nos permitan actuar en el exterior. Ya le he contado por ejemplo, y si quiere podemos analizar...; digo, la presencia de España como Estado en el ámbito geográfico más cercano deja mucho que desear y, por tanto, con dificultades para nuestras empresas. Repase usted las oficinas comerciales que tiene el Estado español en este sentido y vemos cómo de esa forma se hace difícil. Tal es así, por ejemplo, que donde mayores intereses tiene el ámbito del Gobierno de Canarias, como puede ser Marruecos o Agadir, pues, el Gobierno de España ha reconocido la necesidad de que el Gobierno de Canarias mantenga, por ejemplo, esa oficina. Esas oficinas y chiringuitos, embajadas, de los que ustedes hablan ha reconocido que debiesen mantenerse, dado que de esa forma podemos dar un mejor servicio al ámbito empresarial.

Pero lo importante me parece que es lo que planteó don José Miguel González en cuanto a la necesidad de cambiar estructuras, de mover conciencias, de cambiar el modelo productivo. Y aprovechar algo que dijo usted referente a la renta de situación. Algo que hemos aprovechado, el clima, que nos da la renta de situación en el ámbito turístico pero no hemos sido capaces de aprovechar esa renta de situación para convertirnos de verdad en una plataforma de servicios.

En cuanto los servicios, requieren menor necesidad, de nuestra necesidad geográfica, es decir, podemos dar servicios independientemente del lugar en el que estamos, pero no nos olvidemos que usted hizo referencia a algunas cuestiones que tienen que ver con formación, con asistencia sanitaria, etcétera, etcétera, y eso en la medida en que la prestación de servicios tenga mucha más cercanía se facilita.

Hombre, cuando hablamos de datos de exportación, hablamos de datos de mercancías, no hablamos de datos de servicios, entre otras cosas porque las mercancías las tenemos contabilizadas en estadísticas de exportación, se miden los kilos o las unidades y es más fácil. En los servicios hay muchas más dificultades y, por lo tanto, tenemos dificultades de conocer exactamente todos y cada uno de los servicios que estamos exportando.

Ahora bien, necesitamos, por tanto, ayudar y cambiar el chip y aprovechar no solo esa renta de situación sino las ventajas competitivas. No podemos cometer errores del pasado, de hacer misiones comerciales para vender productos a determinados países que ni los necesitan ni son productos que somos capaces nosotros de ofertar, porque hay otros países, empresas, regiones, que tienen una mayor o mejor capacidad en cada una de esas cuestiones.

Bueno, en definitiva, ¿de qué se trata? De definir productos y países para lograr saber cuáles son aquellas ventajas competitivas que yo tengo en la venta de mis productos o mis servicios y, por lo tanto, puedo ganar en el ámbito competencial. Después, aparte, aquí necesitamos otras cosas.

Por ejemplo, hizo referencia a la gobernanza. Hombre, los aspectos de la mejora de la gobernanza de un país son fundamentales para generar la confianza necesaria y después generar las inversiones y el desarrollo económico y social de un país. El Gobierno de Canarias ha trabajado en acciones de gobernanza en el ámbito institucional con determinados países de nuestro entorno. Son algunas de las cuestiones que hemos planteado en los programas de cooperación transfronteriza que hemos desarrollado a lo largo de la historia. ¿Por qué? Porque va a ser difícil que un territorio cualquiera de los países cercanos tenga un desarrollo determinado si no tiene una gobernanza que asegure las inversiones y el desarrollo de su país. Podemos analizar uno y otro de los países de nuestro entorno, aquellos que tienen mejores gobernanzas han tenido la posibilidad de tener un desarrollo económico y social mucho más importante.

Y en la gobernanza evidentemente se puede ir a través de la mano de las empresas privadas. De hecho hay programas de cooperación que han desarrollado funciones en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias en el ámbito de la gobernanza que han sido realizados, llevados de la mano de las instituciones con el desarrollo, la aplicación de empresas privadas de la comunidad autónoma que han trabajado a lo largo de su historia esos productos.

En definitiva, si queremos de verdad ser esa plataforma comercial, esa plataforma de servicios, necesitamos hacer más atractiva, necesitamos resolver problemas como a los que hizo referencia el señor Cruz, de la quinta libertad. Necesitamos, por tanto, mejorar nuestra conectividad y resolver algunas de las trabas que no están solo en nuestro ámbito competencial, están en el ámbito competencial de España y de la Unión Europea.

Y, por último, lo que necesitamos, a nuestro juicio, sobre todo es ser capaces de transmitirle al Estado central y a la Unión Europea que tiene un territorio en el ámbito geográfico de África que tiene y debe aprovechar para la realización de sus acciones, no solo institucionales sino también comerciales. Es poco entendible que las relaciones que lleva a cabo o acciones que se llevan a cabo desde el punto de vista de España con el África más cercana no lleven la participación de la Comunidad Autónoma de Canarias, no tenga la oportunidad de establecerse a través de la plataforma geográfica que tiene España y Europa en el continente africano.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González.

Les recuerdo que esta tarde comenzaremos por la comparecencia 566, que es la de la pobreza infantil.

Y comenzamos, si les parece bien, a las cinco de la tarde.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y cincuenta y dos minutos.)

(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y diez minutos.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señorías, se reanuda el Pleno.

Por favor, los portavoces, ¿se pueden acercar?

(Los señores portavoces atienden al requerimiento de la Presidencia. Pausa.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0105 Sobre potencialidades y debilidades de las empresas para la exportación.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico