Diario de Sesiones 62/2012, de fecha 18/12/2012
Punto 28

· 8L/C-0509 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las medidas de ajuste del Plan económico-financiero de reequilibrio de la comunidad autónoma 2012-2014.

El señor presidente: Siguiente comparecencia: del Gobierno, de la consejera de Sanidad, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las medidas de ajuste del Plan económico-financiero de reequilibrio de la comunidad autónoma 2012-2014.

Doña Maite Pulido tiene la palabra.

La señora Pulido García: Gracias, presidente.

Señora consejera, el área de sanidad fue una de las más afectadas por el Plan económico-financiero de reequilibrio de la Comunidad Autónoma de Canarias 2012-2014, puesto en marcha el pasado mes de abril, en cuanto al número de iniciativas para reducción del gasto. De las 77 propuestas pormenorizadas incluidas en el plan más de la mitad afectaba a sanidad. En concreto, 39 medidas referidas a los capítulos de personal, gastos y transferencias corrientes. Es decir, decisiones que afectaban a los servicios fundamentales sanitarios que reciben los canarios y que se presentaron como imprescindibles para mantener la calidad asistencial en un momento de dificultades financieras.

Mediante lo que llamaron optimización de la gestión de los recursos humanos, se comprometieron a reducir 26,4 millones del presupuesto sanitario; otros 46,3 millones los ahorrarían de la reducción de gastos de servicios contratados en el área de sanidad y las mejoras organizativas; y 21 millones más se ajustaban este año mediante la reducción de transferencias corrientes concedidas desde el ámbito sanitario. En total, anunciaron más de 90 millones de ajuste en el presupuesto sanitario, que si se ha ejecutado tan bien como se gestionan las medidas que lo sustentan, la sorpresa, señora consejera, va a ser bien grande cuando llegue a esta Cámara la liquidación del Presupuesto de este año. Señora consejera, no va a tener usted cajones suficientes donde esconder tanta factura.

De las 39 medidas ni una sola, ni una sola, se ha ejecutado de forma satisfactoria, y esto es grave. Su incumplimiento no solo compromete el objetivo de consolidación fiscal y estabilidad presupuestaria para el que fueron creadas, sino que deteriora, deteriora la calidad de la asistencia sanitaria que recibimos diariamente los ciudadanos que vivimos en Canarias. Los ajustes, señora Mendoza, exigen gestionar, gestionar mejor, y ahí es donde está el mayor y peor déficit de la Consejería de Sanidad, en la falta de gestión.

Su incapacidad para cumplir el Plan económico-financiero de reequilibrio presupuestario es tan evidente que ustedes mismos enmiendan estos días su presupuesto del 2013, incluyendo la siguiente disposición adicional: supresión de direcciones de áreas de salud, el Gobierno, a propuesta de la Consejería de Sanidad, podrá suprimir las direcciones de áreas de salud. Dicen en su enmienda, en la enmienda del Grupo de Coalición Canaria: "por decreto del Gobierno, las competencias en la Ley 11/1994, de 26 de julio, de Ordenación Sanitaria de Canarias, se atribuyen a las direcciones de áreas de salud, se asignarán a otros órganos del Servicio Canario de la Salud", y lo justifican como una mejora técnica en el marco de la estabilidad presupuestaria. En definitiva, esta autoenmienda, señora consejera, viene a decirnos de forma muy clara que lo que usted estaba comprometida a hacer en este año quizás, igual, posiblemente, lo haga el año que viene, aunque tampoco es seguro, si nos atenemos al tiempo verbal, al tiempo empleado, "podrá suprimir"; o sea, que no sabemos si suprimirá las direcciones de área de las islas no capitalinas o no. Esto no es serio, señora consejera, y así podría nombrarle muchas otras medidas.

La realidad es que su plan de ajuste es papel mojado y me gustaría que hoy en esta Cámara nos explicara algunas medidas que desde mi grupo no entendemos y cuáles va a llevar a cabo y cuáles no.

Gracias, señora consejera.

El señor presidente: Gracias, doña María Teresa Pulido.

La señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías.

Como es de todos conocido, la estabilidad presupuestaria, impuesta por la Constitución y establecida, supuestamente, para impulsar el crecimiento y la creación de empleo de la economía española y con la excusa de garantizar el bienestar de los ciudadanos, la estabilidad presupuestaria es un instrumento de obligado cumplimiento para intentar garantizar la financiación adecuada de los servicios públicos y, sin embargo, en el año 2008, se inició una crisis económica de alcance mundial, especialmente se ve en el ámbito europeo, cuyos efectos se vieron agravados en nuestra economía, debido a la elevada tasa de desempleo, la más alta entre los países de la OCDE.

Debido al déficit que soportaban las administraciones públicas en torno a un 11,2% del producto interior bruto en el 2009, Europa y los mercados internacionales impusieron al Estado español una serie de medidas de estabilidad presupuestaria. En nuestro caso, la Comunidad Autónoma de Canarias ha tenido que someterse a la elaboración de un Plan económico-financiero de reequilibrio para el periodo 2012-2014, obligados por el Gobierno de España.

Como consecuencia de la coyuntura económica estatal, y en aplicación de los objetivos de estabilidad presupuestaria para el año 2011, los años 2011-2013, las comunidades autónomas se vieron obligadas a presentar o a actualizar planes económico-financieros de reequilibrio, con medidas declaradas idóneas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El objetivo de estabilidad para el conjunto de las medidas fue establecido con el carácter de máximos: para el año 2012, de un -1,30; para el 2013, de -1,10; y, por último, para el año 2014, de -1,0.

Estos han sido los objetivos particulares para nuestra comunidad autónoma y condicionantes a que nos sometamos a una actualización del Plan económico-financiero de reequilibrio. Dicha restricción al endeudamiento, impuesta por el actual Gobierno de España, ha obligado a todas las comunidades autónomas, derivado de las cuentas aprobadas por el Estado, en las que se han practicado reducciones drásticas a la financiación de las comunidades autónomas, a que prácticamente todas hayan tenido que elaborar documentos de planes de reequilibrio y someterse a un exhaustivo control por parte del Estado. Control y situación derivada y obligada a su vez por el compromiso del Gobierno de España y del conjunto de las administraciones públicas, marcado por un proceso de consolidación fiscal presupuestaria, con el retorno hacia los objetivos fijados por el Pacto de estabilidad y crecimiento con el Consejo Europeo, de situar el déficit público en el 3%, con el reto de a medio plazo lograr el equilibrio presupuestario, lo que implicaría la nivelación presupuestaria entre los capítulos I al VIII, del presupuesto de gastos e ingresos de todas las administraciones públicas.

La Comunidad Autónoma de Canarias se acoge, en el 2012, al máximo de un incremento de deuda mediante la actualización del Plan económico-financiero de reequilibrio 2011-2013, cuyas medidas, contenidas en el mismo, fueron declaradas idóneas mediante el Acuerdo 6/2011, de 27 de abril, del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El presupuesto destinado a la sanidad por el Gobierno de Canarias ronda el 40% del total del presupuesto inversor y tiene un gran esfuerzo inversor y dinamizador del sector, nada despreciable.

Llegados a este punto, a nadie se le escapa que la situación, bajo la atenta mirada de Bruselas, exige unos presupuestos austeros e importantes esfuerzos por parte de todas las comunidades autónomas, a las que ha obligado el Gobierno de España. Eso no está en discusión, al menos no es el caso en Canarias. Lo que está en discusión es si Canarias merece el trato que está recibiendo por parte del Gobierno de España. Canarias está y sigue esforzándose. Hemos desarrollado una intensa política de austeridad y de control del gasto público encaminada a proteger el núcleo básico del sistema y, fruto de esa acción, han sido los resultados. Canarias continúa la senda del objetivo de déficit y es la comunidad menos endeudada de España por habitante.

El recorte más significativo que hemos recibido del Estado, por importe de 453 millones de euros, se refiere a la financiación de los servicios públicos esenciales, unas prestaciones que ahora más que nunca son vitales para los ciudadanos canarios. Esta comunidad autónoma no está en condiciones de afrontar este descenso. El Presupuesto canario para el año 2012 se acerca a los 6.700 millones de euros. De ellos, 4.600, aproximadamente -el 70%-, se dedican a la sanidad, a la educación y a las políticas sociales y, sin embargo, el sistema de financiación previsto por el Estado solo aporta 3.200 millones de euros, lo que se traduce en una diferencia negativa de 1.400 millones de euros. Este importe, -1.400 millones de euros, es la factura que paga Canarias restando fondos de otras partidas para suplir las carencias del Estado, porque es el Estado, el Gobierno de España, el que está obligado a financiar de forma adecuada y suficiente estos servicios básicos.

Este déficit es consecuencia de un sistema de financiación autonómica que perjudica y afecta gravemente a la sostenibilidad financiera de la comunidad autónoma y por ello hemos pedido su urgente corrección, dados los perjuicios que nos causa su aplicación indebida. Canarias se convierte en la comunidad autónoma peor financiada para sufragar sus servicios públicos esenciales. Canarias recibe del Estado para sufragar sus servicios públicos esenciales 2.122 euros por habitante, siendo la media de las comunidades autónomas de 2.509 euros. Este desfase entre Canarias y la media -saquen la cuenta, 387 euros- nos lleva a reclamar al Gobierno de España una mejora del sistema de financiación de los servicios públicos esenciales, y es en este escenario en el que el Gobierno de Canarias ha preparado sus Presupuestos autonómicos para el año 2013. Las transferencias que Canarias recibirá del Gobierno de España para sufragar los servicios públicos esenciales en el año 2013 ascenderán a 3.238 millones de euros, mientras que el coste de la prestación se elevará a 4.300 millones, lo que supone un déficit de financiación de más de 1.000 millones de euros. Para sustituir esas carencias del Gobierno de España, hemos tenido que detraer recursos del resto de las partidas con una reducción sustancial de muchas políticas y la eliminación de otras, sacrificando programas y acciones para poder apuntalar los servicios básicos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Brígida Mendoza.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías, yo tengo una capacidad media -media-, una experiencia larga y además pongo atención, y además me leo los papeles, y no he entendido esta comparecencia, porque no sé lo que pretende, ¿no?

Primero, yo quiero ayudar, por si fuera necesario, a aclarar lo que son los planes de reequilibrio económico-financiero. Para que nos entendamos, son los recortes. Son recortes, son recortes. De manera que llamemos las cosas por su nombre. Y los recortes han ido de más a más. La señora consejera no tiene los datos actualizados del Plan económico-financiero vigente, que es peor que el que usted ha citado, porque se ha ido modificando a peor cada semestre. Ahora ya no tenemos que estar en el 1,1 de déficit, el -1,1, sino estamos en el 0,7, y el año que viene en el 0,1 y en el siguiente en el +0,2, y en el siguiente, pues, repartiremos dinero al resto del mundo con las previsiones macroeconómicas que aquí se apuntan. De manera que -no sé si he entendido bien- los recortes previstos en el Plan de reequilibrio económico-financiero 2012-2014 en el departamento de Sanidad suponían menos capítulo I, menos capítulo II, menos capítulo IV, menos capítulo VI y VII. El asunto es si se ha cumplido eso. Si esta es la pregunta, pues, habría que conseguir la respuesta. Si no se cumplió, pues, yo me alegro, porque será menos gente en la calle y un poco mejor sanidad. Si se cumplió, habrá que decirlo.

Pero lo que no se puede -creo yo- es reclamar que se cumplan los recortes y pretender que eso sea sinónimo de mejorar la calidad de la sanidad, porque las cuentas no salen, porque no es verdad. Los recortes son recortes, y es gastar menos en sanidad, que andamos por debajo de la media, aquí y en España. Puede haber gasto ineficiente y eso es harina de otro costal. De lo que estoy hablando es de que el Plan económico-financiero, cuando se cumpla, será porque se recorta, porque se pone gente en la calle, porque se gasta menos en prótesis, en marcapasos y porque no se hace un centro de salud y porque no se reforman los hospitales y no se acaban los que están iniciados. Esto son los recortes. Lo que pregunto es, si esto es lo que se pregunta, pues, habría que escuchar a la consejera sobre esto.

Y decir que, en cualquier caso, los datos de los planes económico-financieros son, desgraciadamente, peores de los que apunta la consejera en esta comparecencia. Son peores, es decir, se han endurecido, y ya adelanto -como saben ustedes que yo aquí adelanto las malas noticias-, serán revisados para más recortes, porque es que no salen las cuentas, ni siquiera con el último Plan económico-financiero. Altamente probable que nos llevemos otro disgusto en las próximas semanas en esta materia.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señor diputado.

Por el Grupo Socialista.

El señor Álvaro Lavandera: Buenas tardes, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señora consejera. Buenas tardes al público que nos acompaña.

Comparece usted a solicitud del Grupo Popular para que dé cuenta de las medidas de ajuste contempladas en el plan de los recortes, el Plan económico-financiero de reequilibrio de la comunidad autónoma 2012-2014.

Quiero suponer que lo que quiere el Grupo Popular es hacer cumplir dicho plan. Cuando en su momento no estaban de acuerdo con estas medidas, si bien tuvieron que aceptar su aprobación por parte del Gobierno de España y del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Quiero recordarles también, en aras al principio tan defendido por ustedes de no duplicidad de competencias, que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas realiza un control y seguimiento exhaustivo del cumplimiento de dicho plan, así como del objetivo de déficit, bajo la amenaza de la intervención de los poderes públicos de esta comunidad autónoma. Puede tal vez que no crean o no confíen en el señor Montoro, su compañero de partido, cuestión que no extrañaría, ya que a día de hoy su credibilidad es nula.

También quiero recordarles, señorías, que esta comunidad autónoma es la menos endeudada por habitante, la que peor financiación obtiene para la prestación de servicios sanitarios, que destina casi el 40% de sus Presupuestos a los servicios sanitarios y que en este escenario perjudicial para los intereses de las islas se esfuerza por cumplir el objetivo del déficit, marcado a día de hoy al 1,5% del PIB, lejos del 3 o del 3,4% que se estima que finalicen en el año comunidades como la valenciana o la murciana, respectivamente, del Partido Popular.

En consecuencia, señorías, desde el Grupo Socialista se sostiene que se cumple con lo impuesto desde el Gobierno del Partido Popular, a pesar de los sacrificios que ello está suponiendo para Canarias. Lo que me pregunto, señorías del Grupo Popular, es si lo que se pretende es que se realicen más ajustes en el ámbito sanitario, y es que su actitud raya en la obsesión con los ajustes en el gasto, con el desmantelamiento del Estado del bienestar, obsesionados también con privatizar los servicios sanitarios, provocando el mayor atentado contra los derechos de la ciudadanía y que jamás hayamos recordado en la historia de la democracia. Y es que, señorías del Grupo Popular, a la presión de los mercados se ha unido la ideología, que no ideas, de la derecha pura y dura, que no puede llegar a entender que detrás de los servicios sanitarios no hay solo cuentas de resultados; hay -y por encima de todo- personas, pacientes, usuarios, profesionales y familiares.

Señorías, podemos incluir criterios de estabilidad presupuestaria, cumplir el objetivo de déficit, pero no podemos olvidar nuestro mandato constitucional de hacer efectivo el derecho a la protección de la salud. Y si lo que pretenden es sugerir o imponer, como hasta la fecha, más recortes, nosotros decimos no; si lo que pretenden es desmantelar la sanidad pública para privatizarla, nosotros decimos no; si lo que pretenden es convertir en chiringuitos empresariales, nominados desde fondos de capital riesgo, nuestros hospitales, nosotros decimos no. En Madrid, por desgracia, puede que lo consigan; aquí no.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias.

Por parte de Coalición Canaria, señora Julios.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Señora consejera.

Cuando vi esta comparecencia, yo también me preguntaba si el grupo proponente le iba a pedir "cumpla usted las medidas del PEF, no cumpla las medidas del PEF" o le iba a recomendar que incluyera las medidas que el Partido Popular está poniendo en marcha en los PEF de las comunidades autónomas donde gobierna el Partido Popular. Tenía la duda de qué es lo que iba a pedir. Hoy hemos visto que le pide que ponga en marcha las medidas, pero que además lo haga en aras de mejorar la calidad asistencial. La verdad, señoría, que es increíble lo poco creíble que se está convirtiendo el discurso del Partido Popular.

Mire, señoría, por mucho esfuerzo que ustedes hagan por aparentar que las medidas que está imponiendo el Gobierno de España de recorte sistemático a la financiación autonómica y, por lo tanto, a la financiación de los servicios públicos no tienen nada que ver con ustedes, no van a conseguir disimularlo y nadie, nadie, les va a salvar de tener que rendirles cuentas a los ciudadanos de ser ustedes, y solo ustedes, los responsables del desmantelamiento del Sistema Nacional de Salud. ¿La calidad asistencial se consigue con una buena gestión?, claro que sí; ¿con unos buenos profesionales?, claro que sí, pero con una adecuada financiación de los servicios públicos. Si no, no hay una calidad asistencial adecuada, y eso es lo que ustedes, desde que están gobernando, están negando sistemáticamente a la financiación de las comunidades autónomas y especialmente a la canaria. Adoran los recortes, defienden los recortes, pero después de las consecuencias de esos recortes les echan las culpas a otros, a las comunidades autónomas, a las comunidades autónomas. Ustedes dicen: "recortes y más recortes", pero cuando en todos los PEF que tengo aquí de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular hablan de recortes de personal, de cierre de centros, cuando aquí se pone eso en los PEF de nuestra comunidad autónoma, la culpa es de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Mire, señora consejera, yo lo que le pido es, todas aquellas medidas contempladas en el PEF que impliquen disminución de servicios, si podemos, por favor, no las ponga en marcha. Se lo pido, y le pido que siga exigiendo al Partido Popular y al Gobierno de España que cambie el rumbo de la política económica y de la política de desmantelamiento de los servicios públicos, y le pido que nunca ponga en marcha las medidas contempladas en los PEF de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular. Todas hablan de introducir la gestión privada en el sistema, no la...

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo proponente, tiene la palabra.

La señora Pulido García: Gracias, presidente.

Yo no sé quién ha oído mal o leído mal la comparecencia, la petición de comparecencia. La voy a leer textualmente: "solicita la comparecencia de la excelentísima señora consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias ante el Pleno de la Cámara para explicar -no para cumplir, para no cumplir, para que cumpla-, para explicar las medidas de ajuste de su departamento". ¿Y sabe por qué?, pues porque en preguntas escritas tengo todas estas solicitudes de explicaciones y nada de nada. Explicación, ninguna.

La verdad es que yo pretendía hoy que se me explicaran sus 39 medidas, pero ha venido hoy aquí como siempre, a contarnos un discurso que nada tiene que ver con el objetivo de esta comparecencia. De verdad que no esperaba menos de usted, señora consejera, pero sinceramente, si yo hubiera querido hablar del procedimiento de déficit excesivo abierto en el 2009 por la Unión Europea a nuestro país por haber llegado al 11,2% de déficit -sí, sí, con el anterior Gobierno socialista y de estos polvos vienen estos lodos-, no hubiera pedido su comparecencia, señora consejera de Sanidad.

Mire, señor Lavandera, por si no le quedó claro el objetivo de la comparecencia, que creo que está bastante explicado en el texto, yo no quiero que cumpla o que no; no es mi plan, es el plan de la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, del Grupo Nacionalista y de ustedes, que apoyan al Gobierno, el Grupo Socialista. No es mi plan. Mi plan igual sería otro. Le pido que no interprete, que no interprete mis palabras.

Mire, señora consejera, cuando uno revisa con detenimiento las medidas de su plan de reequilibrio y lee las respuestas a las preguntas que mi grupo le ha planteado, a las respuestas por escrito, la verdad es que no da crédito. Cuando usted anuncia reorganización del módulo de guardias, es una medida tan vaga y tan ambigua que yo le pregunto por escrito en qué consiste. ¿Y sabe cuál es su respuesta? Pues su respuesta se la voy a leer: "El Servicio Canario de la Salud no ha determinado aún qué especialidades o servicios pueden abarcar durante las guardias dos centros sanitarios, siendo preciso establecer en un primer momento el mapa de guardias de cada centro". O sea, ¿que usted, señora consejera, me contesta que no sabe el mapa de guardias de cada hospital de las islas Canarias? Me preocupa, me preocupa su plan de reequilibrio. Evidentemente me preocupa. Ante esta respuesta, ¿qué debemos pensar, señora consejera? Si aún no tiene el mapa, ¿cómo va usted a reorganizar las guardias?

Cuando dice que va a reagrupar los servicios normales de urgencias evitando el mantenimiento de centros prescindibles, esta diputada se pregunta: ¿tendrá claro la consejera de Sanidad cuáles son los servicios prescindibles? Pues a tenor, a tenor de su respuesta por escrito... Mire lo que dice: "actualmente están en estudio las estrategias de reordenación de las urgencias en Atención Primaria que se están valorando por el Servicio Canario de Salud". No lo digo yo, lo dice usted, señora consejera. La respuesta es que usted propone medidas que no piensa cumplir y cuya eficacia tiene usted en estudio.

Le podría preguntar hoy aquí por algunos puntos en especial, pero estoy convencida de que no obtendré respuesta. De todas formas lo voy a intentar, señora Mendoza, igual hoy la cojo inspirada y me aclara algo más que lo que ha hecho en sus respuestas parlamentarias por escrito. Por ejemplo, cuando usted habla de revisión del libre acceso a urgencias -le estoy hablando de su plan de reequilibrio, señora consejera, el del Gobierno de Canarias, del que usted elaboró, del que usted presentó al Gobierno de España, no del de Madrid, del de aquí-, cuando usted habla de revisión del libre acceso a urgencias en el bloque de medidas incluidas en el capítulo II, ¿a qué se refiere exactamente?, ¿va a poner alguna restricción? Porque tiene usted cuantificado en ese capítulo II un ahorro de 46,36 millones. Cuando habla de reorganización de las prestaciones a través de los contratos de limpieza según las diferentes áreas de riesgo en los hospitales, ¿a qué se refiere? Fíjese, la medida en sí parece buena, pero, ¿sabe lo que ha hecho usted?, ha generado una deuda más que un ahorro. Usted, en vez de reorganizar o de mejorar el contrato de limpieza, ha decidido no pagar, ha decidido no pagar a los empresarios que tienen las contratas de los servicios de limpieza de los hospitales. Usted tiene una forma peculiar de ahorrar, cree que ahorrar es no pagar, señora consejera, y eso genera más gasto, porque eso genera deuda. Cuando habla de promover nuevas licitaciones en los conciertos buscando precios más ventajosos, ¿a qué se refiere? La medida, le digo igual que en la anterior, en un principio parece buena, pero usted, como siempre, la desvirtúa. Ha buscado precios tan ventajosos que hace meses que los centros concertados no cobran y sus prioridades a la hora de hacer los pagos, mejor ni mencionarlas.

Mire, señora Mendoza, usted no tiene ningún plan y ese es su principal problema. Ustedes lo que han hecho es quitar el dinero de la partida presupuestaria, han quitado el dinero para cuadrar las cuentas y nada más, como si todo pudiera seguir funcionando igual pero con menos presupuesto. Pues una de dos: o no funcionan, evidentemente se pierde calidad, o ustedes están gastando lo mismo pero de peor manera. Para ustedes todo es estudio, análisis, replanteamiento, reorganización, pero medidas reales cuantificadas no se ha tomado ninguna.

Y no hay excusa que valga, señora Mendoza: las medidas del Plan económico-financiero son compromisos suyos, adquiridos por usted en el marco de sus competencias, y solo de usted, solo de usted depende su cumplimiento.

La única medida que ha funcionado es la que no ha estado de su mano, porque le ha venido impuesta, como usted dice, de Madrid, de la aplicación del Real Decreto-Ley 16/2012. ¿Y sabe cuál es?: la del ahorro por el control del gasto farmacéutico, que usted tanto criticó, de ese decreto que usted tanto ha criticado del Gobierno de España y que el pasado mes de octubre le permitió un ahorro de más de 6 millones de euros con respecto a octubre del año 2011.

La aplicación de esa sola medida de racionalidad puesta en marcha por el Gobierno de la nación -sí, sí, digo bien, de la nación, aquí no me equivoco- permitirá en un año ahorrar casi tanto como lo que pretendía usted ahorrar con todo su plan de ajuste, con las 39 propuestas que no ha sido capaz de explicarnos en esta Cámara. Ni ha sido ni será, señora consejera, porque lo suyo no es un problema ni de presupuesto; lo suyo, señora consejera, es un problema de gestión, de mala gestión. Y, por cierto, que este año no sé cómo va a ejecutar su presupuesto con 219 millones de euros menos. Sí, 219, porque usted ha dicho que ha bajado 27, pero se olvida de que pagó 191 millones de euros a proveedores sanitarios, que tenía de facturas guardadas en los cajones, y lo pagó gracias al plan del Gobierno de la nación. Ese Gobierno de España que usted dice que le impone, que le impone hacer un plan de reequilibrio, pero no a las medidas que usted ha elegido, señora consejera, y que por lo visto ni sabe lo que ha elegido, porque en esta Cámara hoy no ha nombrado ni explicado una de ellas.

Gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señora diputada.

Para cerrar esta comparecencia, tiene la palabra la señora consejera.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Sí, realmente es una comparecencia bastante curiosa esta, señora diputada.

La Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria recoge en un capítulo, el IV, dedicado a las medidas correctivas y coercitivas, por lo que nuestra comunidad autónoma ha tenido que someterse a un plan de reequilibrio financiero para 2012-2014. Y no solo nos hemos visto en el año 2012 con unos Presupuestos diezmados desde el año 2010 al 2011...; los del 2011 se dejaron firmados en octubre del año 2010, con una disminución importante y además en determinados capítulos que ya comprometían la evolución. Y luego nos hemos visto, en el 2012, con otra disminución del Presupuesto. Pero es que además se prorrogaron. Pero es que además nos pidieron una devolución de más de 300 millones de euros. Pero es que además, también por el mismo mes, nos piden un plan de medidas, un plan de equilibrio financiero, con una serie de medidas que afecten a todos los capítulos y con la obligación de llegar a un objetivo marcado, bajo la amenaza de que, de no ser así, seríamos intervenidos y fiscalizados directamente desde el Gobierno de España, seguramente, como pensará el Partido Popular, para hacernos un enorme favor.

Realmente esto está suponiendo, este Plan de reequilibrio financiero está resultando un arduo trabajo y está suponiendo mucho trabajo para poder plasmar y que se quedaron plasmadas. Por tanto, no creo que ningún diputado necesite explicaciones a algo que quedó explicitado y además colgado en una página web del ministerio. Creo que todos somos mayores y sobre todo los señores diputados, con experiencia larga parlamentaria, son capaces de entender todo lo que en ella se dice. Ahí quedaron colgadas toda una serie de medidas, en todos los capítulos, y no solo por parte de la Consejería de Sanidad, también están el resto de las consejerías.

Las medidas -las doy conocidas por todos- se han ido tomando en función de los resultados que se iban obteniendo, señora Julios, dando respuesta a su pregunta, porque evidentemente con el Presupuesto prorrogado y disminuido, diezmado desde el año 2010 al 2011, con la deuda que heredamos, con el dinero que tuvimos que devolver y con todo lo que ha venido en este tiempo, evidentemente no se pueden dar, no se pueden obtener los mismos resultados ni pedir la misma... Ya en la calidad sí porque la dan los profesionales, pero desde luego no el mismo número de resultados que cuando los Presupuestos fueron con otras cifras y con otros números y en otro tiempo.

Desde luego se han ido poniendo muchas de ellas ya en marcha. Unas ya se habían colocado antes, por ejemplo las treinta y siete horas y veinte minutos. La reducción de programas especiales no la voy a nombrar, porque desde luego aparece en muchos planes de reequilibrio financiero de muchas comunidades de signo del Partido Popular, pero ya nosotros lo habíamos hecho en el año 2011. Y así, pues, hemos puesto en marcha toda una serie de medidas desde que se escribieron y con posterioridad. Y todos los centros sanitarios, tanto de Primaria como de Especializada, están y vienen realizando grandes esfuerzos para poder dar cumplimiento a los objetivos exigidos. Y, señores diputados, porque Canarias está cumpliendo, es una de las comunidades, la comunidad que hoy por hoy es más estable, menos endeudada y está cumpliendo.

Y no se entiende, por lo menos desde luego yo no lo entiendo, que sea precisamente el Partido Popular quien pregunta y quien cuestiona cuando la medida fue exigida por el Gobierno de España para responder ante Europa, porque realmente es para responder ante Europa, y ante la banca. Y aunque a ellos no les guste escucharlo, que estoy segura de que desde luego habrá algunos a los que no les guste en absoluto que se diga esto.

Miren, señorías, hemos hecho, estamos haciendo y seguiremos realizando grandes esfuerzos, y se está terminando este ejercicio y yo espero que entonces sí se podrán ver resultados. Y estamos haciendo un gran intento para balancear el gasto y los ingresos, tanto en un lado como en el otro se está haciendo un gran control y un gran esfuerzo. Estamos trabajando de forma importante en disminuir las obligaciones reconocidas pendientes de imputar al presupuesto. Aquello de la 402 o 409 -que algunos de los que están aquí seguro que conocen perfectamente bien-, que fue aumentando progresivamente, año 2008, 2009. En el 2010 se duplicó; el 2011 heredó además la suma de la deuda de las farmacias, con el presupuesto que se realizó, que se firmó en el año anterior, en la anterior legislatura, y hemos conseguido disminuirlo de forma importante, más del 50%, y mucho más que lo vamos a mejorar.

Y estamos, además, demostrando una lealtad institucional total y se permite la crítica fácil y una gran demagogia a lo largo, no solo de diez, de veinte minutos, por parte de los que solicitan la comparecencia. Miren, todos los centros están trabajando de tal forma que estamos alcanzando muchos de los objetivos que tenemos que conseguir y que desde luego no se van a conocer hasta el cierre del ejercicio, evidentemente.

¿Y ustedes piden cuentas sobre cumplimiento del PEF, señores del Partido Popular, cuando el Gobierno de España no corrige el déficit de financiación que tiene con Canarias ni el histórico, que ustedes reclamaron desde aquí en otras legislaturas, ni el que tiene, que actualizado son 2.000 millones de euros, aquel déficit de financiación que el señor Rodríguez, don Román Rodríguez, pedía que se actualizara y que va por 2.000 millones de euros? Pues yo les pido que lo pidan, que, como lo han pedido antes, ahora sean capaces de hacerlo, porque son ellos los que están gobernando, y que una comunidad como la nuestra, financiada por debajo de la media, con 387 euros menos, desde luego se merece que el Partido Popular, que ahora forma parte y es el Gobierno de España, reclame aquel déficit y reclame que se financie mejor a nuestra comunidad. No se puede aceptar que disminuye la partida presupuestaria, que exija devolver más de 380 millones en el camino del año 2012; que hayan dejado en el 2010 todo aquel presupuesto firmado y una deuda en el IV muy importante que afectaba a la farmacia y a los centros y al artículo 25, a los centros concertados. Y no eran 4 millones, eran muchos millones los que duplicaron la 402 y la que ahora nosotros hemos mejorado en más del 50%.

Y, finalmente, porque no necesito todo el tiempo, ¿y me piden ahora que explique como consejera el cumplimiento del plan económico, fiscal y financiero? Mire, a eso se le llama en esta tierra tirar la piedra y esconder la mano. Y desde luego yo no espero de ustedes y ni quiero lecciones de gestión. No las necesita esta consejera.

Muchas gracias. Buenas tardes a todos.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Buenas tardes, señora consejera. Gracias.

Con esta comparecencia terminamos, hasta mañana, que se reanudará el Pleno a las nueve y treinta.

Buenas noches. Nueve y treinta. ¿Alguna duda? (Pausa.)

(Se suspende la sesión a las veinte horas y veinticuatro minutos.)