Diario de Sesiones 63/2012, de fecha 19/12/2012 - Punto 1

· 8L/C-0703 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre supresión de la financiación de los traslados de pacientes a centros sanitarios de referencia estatales.

El señor presidente: Continuamos: comparecencias. Del Gobierno -señora consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre supresión de la financiación de los traslados de pacientes en centros sanitarios de referencia

Doña María del Mar Julios, del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

La iniciativa que traemos hoy, mi grupo, obedece a que entendemos que es importante que este Parlamento promueva debates, se pronuncie sobre los temas que atañen directamente a los ciudadanos en su vida diaria. Uno de estos temas, que preocupa cada vez más a los ciudadanos, es el desmantelamiento que se está produciendo por parte del Gobierno del Partido Popular en relación a los servicios públicos y especialmente en relación al sistema sanitario. Y, señorías, quiero aclarar que nuestro grupo entiende que este desmantelamiento y deterioro de los servicios públicos no se debe solo en exclusiva a la crisis sino de forma especial a las medidas que está tomando el Gobierno de España con excusa, con excusa de hacerle frente a la crisis.

Estamos hablando de una estrategia que se inició desde el punto de vista legislativo con el ya conocido Real Decreto-Ley 16/2011 y desde el punto de vista económico, con los recortes en la financiación autonómica que está haciendo continuamente el Gobierno de España y que implica que las comunidades autónomas, que son las que tienen en un 70% de su presupuesto que gastarlo precisamente en el mantenimiento de los servicios públicos, pues, son precisamente esos recortes en la financiación autonómica los que están obligando a las comunidades autónomas a hacer recortes en los servicios públicos. Es una forma muy sutil, pero es una forma de acabar con los servicios públicos en este país y, eso sí, echarles la culpa a las comunidades autónomas.

Las contrarreformas -todos lo hemos discutido y conocido- han pasado por la pérdida del carácter universal del sistema, por la pérdida del carácter público y por la pérdida del carácter gratuito. Hemos visto cómo se ha introducido el copago en las farmacias, en las prótesis, en las ortesis, en los dietoterápicos, en el transporte sanitario no urgente. Ahora, muy recientemente, también, con el cambio de la ley de pensiones, para incumplir con esa promesa de actualizar las mismas, por ahí se metió también una enmienda por parte del Partido Popular en donde se introduce también el copago en algunos medicamentos de uso hospitalario ambulatorio.

Esta comparecencia, señora consejera, es para que nos traslade la información que tenga en relación a una vuelta de tuerca más, concretamente la que aparece en los Presupuestos Generales del Estado que en estos momentos están discutiéndose en el Congreso y en el Senado y que entendemos, mi grupo entiende, que perjudica especialmente a esta comunidad autónoma. Me refiero a la prácticamente desaparición del Fondo de Cohesión del Sistema Nacional de Salud.

Entiendo, señora consejera, y es el sentido de la comparecencia y nos gustaría que nos confirmara si es cierto lo que yo deduzco de ese articulado, de esa enmienda en los Presupuestos. Entiendo lo siguiente. Primero, la financiación del Fondo de Cohesión Sanitaria ha pasado de 68 millones que había en el 2010 a unos escasos 1,6 millones, 1,6 millones, en el proyecto de Presupuestos del 2013. Dos, la grave amenaza que, entiendo, supone para la financiación específica de la sanidad pública canaria, tiene que ver con la redacción que se le da en el proyecto de ley a una disposición, la disposición adicional, ahora la quincuagésimo novena, en el momento en que ya está en el Senado. En ella se suspende -dice literalmente- la aplicación de los apartados a), c) y d) del real decreto que regula el Fondo de Cohesión y que está vigente. Es un real decreto del 2006. Estos puntos, a), c) y d), son los que hacen referencia a la obligación que hasta ahora tenía el Estado de poner fondos adicionales, a través del Fondo de Cohesión del Ministerio de Sanidad, para dar respuesta al coste de la atención sanitaria de los ciudadanos que tienen que desplazarse y ser atendidos en los centros de referencia estipulados y acreditados por el Sistema Nacional de Salud, es decir, por el ministerio. Por lo tanto, dice esta disposición, se suspende su aplicación...

El señor presidente: Sí, un minuto, doña María del Mar.

La señora Julios Reyes: Además dice que, además de suspenderse, pues, pasa a ser un mecanismo de compensación, en donde cada comunidad autónoma tendrá una cuenta de lo que gasta o de lo que hace gastar, en función de que atienda o reciba a ciudadanos de otras comunidades autónomas. Es decir, en este sentido es un saldo de facturas positivas y de facturas negativas por compensación entre las comunidades autónomas.

Concluyo. Lo que nos preocupa, señoría, es que Canarias, como otras muchas comunidades con poco volumen de población, somos fundamentalmente comunidades emisoras. Nosotros remitimos pacientes a centros de referencia y lógicamente ninguna otra comunidad nos manda pacientes derivados para ser atendidos en nuestros centros de referencia. Por lo tanto, nosotros no vamos a poder compensar en esta factura con ninguna comunidad autónoma y, según...

El señor presidente: Muchas gracias, doña María del Mar.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Señor presidente. Señorías, buenos días. Señores de la prensa.

En efecto, medidas como la eliminación de los fondos de cohesión ponen más en evidencia el cambio de modelo sanitario propuesto por el Gobierno de España, donde se debilita el papel del Estado como garante y cohesionador del mismo.

Canarias, en la última liquidación del Fondo de Cohesión, correspondiente a los datos de actividad del año 2010, remitió a los centros de referencia 716 casos. En virtud de lo anterior, a Canarias le detraerán de los ingresos por cuota global o por cualquier otra financiación estatal los saldos negativos de los anexos I, II y III del Real Decreto 1207/2006. Por tanto, el resultado de la redacción de la nueva disposición adicional que se recoge en el proyecto de Ley de Presupuestos del Estado traería como resultado la deducción de algo más de 3 millones de euros de los importes que Canarias debería percibir desde el 2013 por cuota global o por financiación estatal, si estas no fueran suficientes para cubrir el saldo negativo derivado de la remisión de pacientes a centros nacionales.

Así pues, atendiendo a la línea de las políticas estatales anunciadas tras la publicación del Real Decreto 16/2012, en lo que a sanidad respecta, y atendiendo a su exposición de motivos, lo que ahora persigue el Gobierno de España es romper con la cohesión y la calidad de la Ley 16/2003, ya que la ruptura con la universalidad del sistema ya está más que hecha, está más que realizada. Por tanto, ahora toca poner en juicio la cohesión y tocar lateralmente la calidad del Sistema Nacional de Salud español.

Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 no solo mantienen sino que aceleran la senda de los del ejercicio anterior en la reducción de los recursos que en materia de sanidad serían objeto de su distribución entre las comunidades autónomas. De una manera gráfica, pasamos de obtener del ministerio competente en materia sanitaria en el año 2010 una financiación, por todos sus conceptos, de 167 millones de euros a estar previsto en el proyecto de Ley de Presupuestos para el año 2013 un total de aproximadamente 22 millones de euros, lo que supone una pérdida de financiación de un 88,8% en cuatro años. Como ejemplo, la financiación sin el Fondo de Cohesión Sanitaria ha pasado de los casi 68 millones, a los que ha hecho referencia la señora diputada en el año 2010, a los escasos 1,6 millones de euros del proyecto de Presupuestos estatales para el año 2013.

Sin embargo, esta comparación no es del todo homogénea, al tener que anunciar la pérdida de parte de la financiación que Canarias venía percibiendo por la remisión de pacientes a territorio estatal, bien para ser atendidos de una patología, técnica o tecnología autorizada como de referencia nacional o bien por procesos de hospitalización o tratamientos ambulatorios.

El Fondo de Cohesión Sanitaria, en su actual redacción, contempla la financiación de varios aspectos. De ellos solo permanecerá en la Ley de Presupuestos estatales para el año 2013 el referente a la asistencia sanitaria a asegurados desplazados a España en estancia temporal, con derecho a asistencia a cargo de otro Estado que pertenezca a los países de la Unión Europea o a otros con los cuales España tenga firmados acuerdos bilaterales en esta materia.

Visto el punto que permanece en la actual redacción, el Gobierno de España pretende eliminar de la financiación, con la nueva disposición en la Ley de Presupuestos estatales para 2013, la asistencia sanitaria a los pacientes residentes en España derivados entre comunidades autónomas, así como a los derivados entre comunidades autónomas para su atención en centros, servicios y unidades de referencia del Sistema Nacional de Salud. Y, por otra parte, la asistencia a pacientes residentes en España, de acuerdo con lo previsto en el artículo 3.1 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, como consecuencia de la aplicación de las técnicas, tecnologías y procedimientos cuyo uso tutelado sea autorizado en desarrollo de lo previsto por el artículo 22 de esa misma ley.

Entre los años 2002 y 2009, del conjunto de actividades objeto de la compensación por el mismo Canarias únicamente ha percibido ingresos por la asistencia sanitaria prestada a asegurados desplazados a España en estancia temporal, con derecho a asistencia a cargo de otro Estado y que pertenezcan a países de la Unión Europea o a otros con los que tenga convenios bilaterales establecidos.

Con la publicación del Real Decreto 207/2010, por el que se establecen las condiciones del uso tutelado de técnicas, tecnologías y procedimientos sanitarios, se modifica el Real Decreto 1207/2006. Canarias empieza a recibir entonces una pequeña compensación por este concepto, concretamente 152.366 euros entre el año 2010 y 2012. A su vez desde el año 2011 Canarias ha venido percibiendo igualmente una pequeña compensación en relación con el nuevo anexo del Real Decreto 1207/2006 y entre los años 2011 y 2012 Canarias ingresó por este concepto un total de 120.193 euros en total.

La mayor amenaza para la financiación específica de la sanidad pública en Canarias tiene que ver, como ya he comentado al inicio de la comparecencia, con la redacción que en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 tienen en la disposición adicional quincuagésima novena en este momento del Senado para la aprobación de la misma y establece suspender la aplicación de los apartados a los que me he referido al comienzo; es decir, la asistencia sanitaria a pacientes residentes en España derivados entre comunidades autónomas, y derivados entre comunidades autónomas para su atención en centros, servicios y unidades de referencia del Sistema Nacional de Salud, así como a pacientes residentes en España, de acuerdo con lo previsto en la Ley 16/2003, como consecuencia de la aplicación de técnicas, tecnologías y procedimientos de uso tutelado, que se ha autorizado en desarrollo de lo previsto en esa misma ley.

Por otra parte, a partir del 1 de enero del año 2013, el importe de los gastos por la asistencia sanitaria prestada a pacientes residentes en España derivados entre comunidades autónomas, contemplada en el Real Decreto 1207/2006, así como los relativos a la asistencia sanitaria cubierta por el Fondo de Garantía Asistencial, creado por el Real Decreto 16/2012, se satisfará en base a la compensación por saldos positivos o negativos resultantes de la liquidación realizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y relativos a cada comunidad autónoma por la prestación de dicha asistencia sanitaria. A tal efecto, el Fondo de Cohesión Sanitaria tendrá la misma naturaleza extrapresupuestaria del Fondo de Garantía Asistencial. Esto implica que la remisión de pacientes a unidades autorizadas a nivel nacional, antes costeada por el propio Ministerio de Sanidad, ahora va a ser financiada en función del número de atenciones prestadas y emitidas por cada comunidad autónoma, resaltando su mayor volumen o ser comunidad netamente emisora o receptora del territorio nacional por tener autorizadas determinadas técnicas, tecnologías o procedimientos. Además, el hecho de que sean las propias comunidades autónomas emisoras las que tengan que abonar la atención prestada en el centro de referencia rompe con el principio rector de cohesión sanitaria del Sistema Nacional de Salud, ya que tendrán que añadir a los costes de atención los costes de traslados de pacientes y familiares, siendo las comunidades autónomas de menor población las que, además de tener más dificultad para la prestación de servicios de forma eficiente, tengan un sobrecoste en la atención. Máxima expresión de este sobrecoste es Canarias, ya que se le suma una mayor lejanía y una mayor fragmentación del territorio y que somos eminentemente un centro emisor.

Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías, muy buenos días.

No he tenido la oportunidad de escuchar a la diputada que hace comparecer al Gobierno con esta materia y medio escuché a la consejera. Por lo tanto, no puedo tener todos los elementos de juicio que seguramente hubiese sido posible de haber estado presente en la Cámara, pero estábamos en la ponencia de la Ley de Presupuestos.

Decir lo siguiente: esta crisis tiene muchas consecuencias. La más grave es la descohesión social. El papel de los poderes públicos, entre otros, deben servir de garantes para que los sectores sociales más debilitados se integren y se les garanticen sus derechos. Pero esta crisis también está teniendo un grave impacto sobre la cohesión territorial, que es otro parámetro fundamental de la convivencia, y este de hoy es un buen ejemplo. El modelo de organización territorial que tiene el Estado español, que yo defiendo esencialmente y que, en todo caso, es mejorable, otorga a la Administración General del Estado, entre otras funciones, garantizar la cohesión territorial. En el caso del Sistema Nacional de Salud, como se sabe, la dimensión, las condiciones de lejanía, las condiciones geográficas, determinan distintos niveles de suficiencia de los sistemas sanitarios, de manera que siempre o casi siempre será necesario recurrir a otros territorios o a centros de referencia para satisfacer las necesidades sanitarias de los ciudadanos de una determinada comunidad.

Hasta ahora, como bien se ha dicho, el ministerio se hacía cargo de financiar esta situación, que es, en definitiva, una apuesta por la cohesión territorial, por el reconocimiento a la diversidad, a la inevitable insuficiencia de algunos sistemas sanitarios para dar respuesta a sus ciudadanos. La eliminación de este fondo, de esta ayuda, de esta financiación, quiebra una vez más -y no es ni la primera ni la última- el proceso de cohesión territorial, que, entre otras cuestiones, debe garantizar la Administración General del Estado. Por lo tanto, mala noticia la eliminación del fondo para este menester, para todos pero de manera especial para comunidades como la nuestra, que tienen unas singularidades sanitarias que conocemos y sufrimos, y es la dispersión territorial y la lejanía. Quiere decirse, por tanto, que tendremos que trabajar con un derecho menos y pensar más, a pesar de las dificultades económicas, en buscar los mayores niveles de autosuficiencia, de capacidad resolutiva, en el propio territorio, de los asuntos. Y esto viene a colación, el otro tema que discutiremos hoy, referido a la cirugía cardiaca infantil. Esto pone en evidencia que tenemos que hacer el máximo esfuerzo para que en servicios de esas características, pues, tengamos la capacidad de respuesta en el territorio al máximo.

Y desde luego no podemos compartir, no aceptamos, nos parece una agresión más, la eliminación de un elemento de cohesión tan sensible como el Fondo de Cohesión, que pudiera estar financiado por el Gobierno de España y que ahora se retira como una consecuencia más de ese dichoso problema que lo contamina todo, que lo condiciona todo, que son, en definitiva, los recortes, la política económica, que está quebrando -insisto- la cohesión social, pero también la territorial, y este es un buen ejemplo.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente. Buenos días.

Bueno, para los que pensaban que el ataque a lo universal, público y gratuito de nuestro Sistema Nacional de Salud acababa con el Real Decreto 16/2012, pues, ya ven que no. Ahora la Ley de Presupuestos Generales del Estado arremete contra la equidad y contra la calidad del sistema. La partida presupuestaria correspondiente a la transferencia a las comunidades autónomas desde el Fondo de Cohesión Sanitaria en los próximos Presupuestos se reduce un 61%, quedando en 36 millones de euros, de los que 16 millones son para la liquidación correspondiente a 2011.

El Fondo de Cohesión Sanitaria se creó en el seno de la ley de financiación autonómica del año 2011 y en esa ley se decía textualmente que tenían por finalidad garantizar la igualdad de acceso a los servicios de asistencia sanitaria públicos en todo el territorio español. El objeto de este fondo se recogían en tres puntos en un decreto del año 2006: la asistencia sanitaria a pacientes residentes en España derivados entre las distintas comunidades autónomas, la asistencia sanitaria a asegurados desplazados a España en estancia temporal con derecho a asistencia a cargo de otro Estado, incluyendo la Comunidad Económica Europea, y la asistencia sanitaria a pacientes residentes en España derivados entre comunidades autónomas para su atención en centros de referencia. Posteriormente, en 2010, se añadió también que se utilizara para compensar la atención a pacientes que fueran tratados mediante procedimientos o técnicas sometidas a usos tutelados por el Ministerio de Sanidad. Pues bien, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales se carga tres de esas finalidades y solo queda para compensar la asistencia a desplazados desde países con acuerdos de atención, con lo cual ya no se compensará a las comunidades autónomas por los pacientes que se atienden en otras comunidades autónomas. Cada comunidad tendrá que asumir los gastos de asistencia sanitaria de sus ciudadanos, que son enviados, por carencias técnicas o tecnológicas, a centros de otras ciudades españolas.

Uno de los grandes logros de la Ley de Cohesión fue la creación de los servicios de referencia y su financiación a cargo de los fondos de cohesión. Se trata de servicios asistenciales que reúnen una serie de condiciones de calidad para tratar determinadas patologías especiales. Allí podíamos enviar a todos esos casos que, por su especial complejidad, se determinara que requerían un centro de referencia, con la particular circunstancia de que los gastos ocasionados por esos pacientes corrían a cargo de los fondos de cohesión. Era una forma adecuada de cohesionar el sistema y de garantizar la equidad. Otra comunidad se hacía cargo de lo que técnicamente nosotros no podíamos asumir y pagaba el fondo común. Por ejemplo, para los trasplantes de pulmón o para los trasplantes cardiacos. Ahora no será así, ahora pagará Canarias y los canarios.

El Partido Popular, que hace solo dos años reclamaba el déficit de financiación sanitaria, es el mismo que ahora permite que los escasos medios compensadores de nuestro retraso en materia sanitaria desaparezcan, rompiendo una herramienta clave en la cohesión del Sistema Nacional de Salud.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Jesús Morera.

Por el grupo solicitante de la comparecencia...

La señora Pulido García: Gracias, presidente. Señorías.

En este reiterado discurso contra Madrid cualquier cosa no vale y menos cuando hablamos de la salud de los canarios. No vale confundir, no vale engañar y no vale alarmar a los ciudadanos, como vienen haciendo ustedes en los medios de comunicación en las últimas semanas, diciendo poco menos que a partir de ahora los pacientes canarios no podremos ser tratados en la Península.

El asunto es bien sencillo, por mucho que ustedes lo quieran complicar o tergiversar. El antiguo Fondo de Cohesión Sanitaria no solo no desaparece sino que se ha reforzado, transformándose en un nuevo fondo de compensación, que funcionará a través de la liquidación de los recursos del sistema de financiación de las comunidades autónomas, de forma que garantice de verdad la equidad en la asistencia sanitaria en toda España.

Con el nuevo sistema se garantiza la atención sanitaria a todos los españoles, independientemente del lugar donde vivan.

Y se lo voy a explicar, se lo voy a explicar, señora Julios, porque veo que ustedes no lo han entendido o no quieren que la realidad les estropee los titulares que dan en los periódicos, pero la realidad es esta. El nuevo sistema permite unificar el Fondo de Cohesión con el Fondo de Garantía Asistencial -el FOGA-, de manera que se establezca un sistema de liquidación entre comunidades autónomas, pasando de un fondo presupuestario a un fondo extrapresupuestario, que garantice que todos los españoles van a ser atendidos con iguales garantías y con toda la calidad allí donde se encuentren, porque ha sido remitido a un centro de referencia, porque ha sido remitido desde su servicio de salud a otro o porque está desplazado, de manera que no se vuelvan a repetir las situaciones que hemos vivido en el pasado cuando alguna comunidad autónoma se negaba a atender a ciudadanos de otra.

Este fondo es uno de los principales instrumentos de cohesión del Sistema Nacional de Salud. Con el nuevo modelo de compensación todos tendremos los mismos derechos a ser atendidos en cualquier sitio.

Mire, el criterio es bien simple. El criterio de esta reforma ministerial es que el dinero sigue al paciente. Eso significa que cuando un ciudadano de una comunidad autónoma vaya a otra y necesite asistencia sanitaria se le compensará por parte de la comunidad de origen.

Estamos ante una medida histórica que el ministerio pone en marcha este año y que a quien primero beneficiará será a Canarias, porque nos permitirá compensar, de una vez por todas, nuestra reivindicación histórica: los gastos sanitarios en los que incurren los turistas nacionales que nos visitan.

Pero es más, el fondo no solo no desaparece sino que, curiosamente, en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias en el año 2012, Fondo de Cohesión, financiación asistencia sanitaria, 7.079.225; año 2013, previsión de ingresos del Servicio Canario de la Salud, Fondo de Cohesión, financiación de asistencia sanitaria, 9.058.716. Son sus Presupuestos, señorías, los Presupuestos del Gobierno de Canarias. Si el año pasado ustedes pretendían ingresar 7 millones y este año piensan ingresar 9 millones, alguien miente, señorías.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Maite Pulido.

Ahora sí, por el grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Nacionalista Canario, doña María del Mar.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente.

La alarma, señoría, la alarma la crean ustedes, pero no solo por lo que dicen sino por lo que hacen. Esa es la alarma que están creando y esa es la preocupación que tienen los ciudadanos, porque están viendo, no es que estén escuchando, están viendo que ustedes están desmantelando el sistema.

Miren, señorías, lo que están haciendo y está demostrado porque está en los Presupuestos Generales del Estado, dígame usted, con ese discurso que acaba de hacer, que ha cogido, que ha cogido a todas las comunidades autónomas sorprendidas porque no se les había informado previamente, como suelen hacer ustedes, dígame usted cómo se puede hacer ese discurso cuando ese Fondo de Cohesión ha pasado de 68 millones a 1,6 millones. ¿Cómo puede usted decir, cómo puede usted decir que el dinero sigue al paciente? El dinero que va a seguir al paciente es el de los canarios, que vamos a tenerles que pagar a los centros de referencia para que nos atiendan a partir de ahora. ¡Ese es el hecho histórico que ustedes reivindican como un gran avance y ese es el hecho histórico que yo denuncio hoy como un gran retroceso en la cohesión social y territorial del Sistema Nacional de Salud! Señoría, ¡es una vergüenza!: están alejando cada vez más a Canarias del derecho que tienen los ciudadanos a recibir la misma atención sanitaria que cualquier otro ciudadano de la Península (Rumores en la sala).

Señor presidente, ruego, por favor, que pida silencio a la bancada...

El señor presidente: Evidentemente, doña María del Mar, tiene toda la razón.

Por favor, señorías, dejen terminar el discurso, por favor. Continúe, doña María del Mar, por favor.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente.

Desde luego que mi deber es informar en esta Cámara, informar a los ciudadanos de lo que se está produciendo. Y además de informarlos mi deber -y así lo entiende mi grupo- es defender los intereses de los ciudadanos y defender los intereses de Canarias. Por eso hoy traemos esta comparecencia.

Señorías, están rompiendo un gran consenso, el que se produjo en este país en el año 2002 con la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. Entre todos se decidió que, por seguridad, por calidad de las técnicas, de las tecnologías, de los procedimientos muy especializados, que son poco frecuentes, que son muy costosos y que requieren un gran volumen de pacientes para que los profesionales no pierdan pericia, se acordó en esa Ley de Cohesión que se debería romper con el círculo en el que nos habíamos metido todas las comunidades autónomas. Los que hemos vivido el proceso de las transferencias sanitarias lo sabemos: desde que se produjo la transferencia sanitaria a todas las comunidades autónomas, todas entramos en una espiral de querer poner en todos los hospitales de todo y para todos, reproduciendo muchísimos centros de referencia, pues, por todo el territorio español. Nos pasó aquí, en Canarias, pero lo mismo ha pasado en el resto de las comunidades autónomas. En el 2002 se asumió el compromiso de poner freno y decidir que no todos los hospitales de España podían dar todas las prestaciones; que había que concentrar, precisamente para especializar, para acreditar esos centros y para asegurar una mayor calidad de la prestación dada y poder tener unos resultados comparables con los resultados europeos en determinadas patologías muy complicadas.

Pues muy bien, en aquel entonces, señorías, producto de ese consenso, quiero recordar que se crearon dos reales decretos importantes para poner en marcha esa Ley de Cohesión. El Fondo de Cohesión del ministerio, que es un fondo adicional, es un fondo en donde el ministerio y el Estado ponía el dinero, ahora desaparece, y desaparece porque está recogido así en la Ley de Presupuestos del Estado, que desaparecen los objetivos del Fondo de Cohesión, quedando únicamente vigente -como acaba de expresar la señora consejera- aquel apartado que tiene que ver con el pago de la atención dada a los extranjeros europeos, fundamentalmente a lo que llamamos vulgarmente E-111 entre los sanitarios. Bien, además de ese real decreto, se promulgó otro real decreto, el que identificaba los criterios de calidad para acreditar a los centros de referencia. Estamos hablando, por lo tanto, de un esfuerzo que se hizo en este país para darle cohesión al Sistema Nacional de Salud y darle cohesión territorial al Sistema Nacional de Salud y poder tener los mejores servicios especializados de España, capaces de competir con los resultados que había en el resto de Europa.

Pues bien, señorías, el fondo permanece pero con 1,5 millones de euros y además desaparecen los dos contenidos más importantes que nos afectaban a nosotros, que es que el Estado se hacía cargo de la factura que en los distintos hospitales, concentrados la mayoría en Madrid, en Barcelona, en Valencia, generaban los pacientes atendidos que provenían de Canarias o de cualquier otra comunidad autónoma. A partir de ahora va a ser, va a ser cada comunidad la que tenga que hacer frente a ese gasto. Nosotros, los canarios, pagábamos ya el transporte, que en nuestra tierra es un transporte por avión. Nosotros, los canarios, pagábamos también la dieta de las personas que se tenían que quedar durante temporadas a veces largas a vivir en esas comunidades autónomas, pero nunca habíamos pagado la factura ni del 12 de Octubre ni de, en fin, no voy a decir los distintos hospitales a los que mandábamos a las personas. A partir de ahora, sí. ¿Cómo?: con un fondo de compensación, pero que es un fondo de compensación, que ha pasado al Ministerio, además, de Hacienda dicha gestión, que es que ese dinero nos lo quitan, nos lo van a quitar de la financiación autonómica. Cada vez que generemos una derivación se nos pone una cuantía con un menos delante y ese menos delante nos va a llegar de menos en cada presupuesto del año o al cierre del presupuesto del año.

Esa es la verdad y, si no, cámbienla. Hagan una enmienda en estos momentos en los Presupuestos Generales del Estado y cámbienlo, porque si no no es creíble su discurso, señoría. Estamos en Navidad, pero los cuentacuentos de ustedes se están convirtiendo en pesadillas de Navidad, señoría, se están convirtiendo en una pesadilla para miles de ciudadanos, que están viendo cómo están perdiendo sus derechos día a día, y más los canarios. Están ustedes dando la señal, la señal -y eso es muy grave, es muy grave en estos momentos de crisis- de que les están diciendo a las comunidades autónomas: "apáñenselas como puedan, apáñenselas como puedan". Y, fíjense ustedes, ahora resulta que nos tenemos que facturar entre las comunidades autónomas como si fuéramos países soberanos, como si fuéramos Estados soberanos. ¿Para qué está el ministerio, digo yo?

Porque además, eso sí, para justificar el número de altos cargos, que se mantienen todos en el ministerio a pesar de que ha disminuido en un veintidós coma algo por ciento el presupuesto del ministerio, eso sí, la labor burocrática de decirnos, mantener el sistema burocrático, informático, para decirnos a cada comunidad lo que le debemos o no le debemos, eso lo hace el ministerio. Pues, mire, la verdad, transfiéranos también esa competencia, que lo hacemos nosotros y nos dan parte del dinero que tiene el Ministerio de Sanidad, porque para qué va a quedar ya el Ministerio de Sanidad si no hay ni cohesión en el Sistema Nacional de Salud. ¿Para qué queda el Ministerio de Sanidad, cuál es la responsabilidad del Estado español para la cohesión sanitaria de este sistema? Sinceramente, cada vez, cada vez menos, cada vez menos, y es terrible, porque lo estoy diciendo yo, nacionalista, del Grupo Nacionalista Canario, y son ustedes, que defienden la cohesión territorial del Estado... Pues demuéstrenlo, porque están repartiendo el sistema sanitario a cachitos, para que haya 17 sistemas sanitarios, los de ustedes, todos privados, y los demás a apañarnos como podamos. Esa es la realidad que están ustedes provocando en estos momentos con la terrible no solo contrarreforma sanitaria que están llevando a cabo sino con el drástico cambio de modelo sanitario que están provocando, señorías.

Señorías, yo creo que nos rebelamos ante este atropello que se está cometiendo, una vez más, ante esta nueva vuelta de tuerca que se está cometiendo una vez más, no solo con los derechos de los ciudadanos, no solo con el Sistema Nacional de Salud, sino además y sobre todo, y especialmente, con esta comunidad autónoma, porque, al igual que las demás comunidades autónomas con un volumen de población pequeñito, nosotros no somos receptores de los pacientes que nos derivan otras comunidades autónomas; somos netamente emisores del envío de pacientes a centros de referencia.

Y una cosa que quiero aclarar antes de terminar, señor presidente. Mire, lo digo porque fui ponente de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud y creo que fui la única diputada que votó en contra de determinados artículos de la Ley de Cohesión del Sistema Nacional de Salud, la única diputada en todo el hemiciclo. ¿Por qué?, porque especialmente me empeñé en meter algunas enmiendas. Algunas se metieron, pero, fíjese, usted dice que se nos va a pagar la atención de los turistas peninsulares que vienen por aquí. Cámbienlo, ¡pónganlo en la ley!, porque si no nos están contando un cuento. Miren, en el decreto que regula el Fondo de Cohesión esa fue una reivindicación de Coalición Canaria, que decíamos...

El señor presidente: Doña María del Mar, procure terminar, porque, como usted me dijo que iba a terminar, yo le dejé más tiempo. Procure terminar rápidamente, por favor.

La señora Julios Reyes: En el real decreto del Fondo de Cohesión se especifica claramente que no se atiende esa demanda de los desplazados por razones de urgencia, que vienen de turistas o por cualquier otra circunstancia, lo dice expresamente el artículo 2. ¿Por qué lo dice?, porque nosotros teníamos una enmienda para que a Canarias se le pagara...

El señor presidente: Bueno, muchas gracias, doña María del Mar, muchas gracias.

Para concluir la comparecencia, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Señorías, creo que el primer mensaje en esta segunda parte de la comparecencia debe ser claramente para la población. Ningún paciente que precise ser trasladado a un centro de referencia del Estado español dejará de serlo porque el Presupuesto del Estado, del Gobierno de España, haya cambiado la forma de pagar, digamos, de alguna manera, y haya hecho desaparecer los fondos de cohesión que venían desde el Ministerio de Sanidad. Ningún paciente que necesite atención en otro centro dejará de ser remitido, él y su familia si lo precisa, y eso lo garantiza el Servicio Canario de la Salud, como siempre lo ha hecho y como no puede ser de otra manera. No valen las alarmas: cualquier paciente que necesite algo de tratamiento fuera -y estamos de acuerdo con la existencia de los centros de referencia, eso da cohesión y es bueno tenerlos- dejará de serlo.

Y, mire, no hablen de los Presupuestos. Una cosa es la previsión, los números que estén en los Presupuestos Generales del Estado, que hoy se debaten en el Senado y otra, lo que recibamos finalmente. Aquí se trata de una sencilla operación, de sumas no, de restas. Nosotros recibimos pacientes de otras comunidades, recibimos personas de otros países, europeos o con los que tengamos convenios, pero somos -y eso es lo que recibimos-, pero esto es una comunidad pequeña y otra cosa es lo que remitamos fuera. Somos una comunidad fundamentalmente emisora y mandamos a centros de referencia y al final, habiendo desaparecido o desapareciendo cuando terminen de aprobarse los Presupuestos los Fondos de Cohesión, vendrán por la parte de Hacienda, de forma extrapresupuestaria, haciendo una resta: lo que recibimos y lo que nos ha costado esto, tratar a los pacientes que vienen, y menos lo que mandamos, que normalmente es mayor porque son pacientes que tienen que ir a centros de referencia estatales y que cuestan más dinero y que cuestan mayor esfuerzo. Pero que no dejarán de ser remitidos porque el Gobierno de España nos someta ahora a quitar los Fondos de Cohesión y a que hagamos la resta, saldos negativos o saldos positivos. Lógicamente los nuestros, por ser fundamentalmente emisores, serán negativos.

Pero, además, otra cosa: el Sistema Nacional de Salud había sido el gran logro, por su vocación universal, por la solidaridad y por la cohesión, que se encontraba en vanguardia y era un referente, y ya no es el mismo en este Estado español. Realmente lo habíamos disfrutado hasta el mes de abril, iniciando un cambio muy importante tras la publicación del Real Decreto 16/2012, de medidas urgentes para la sostenibilidad del sistema. Y de hecho en la exposición de motivos se alude a tres puntos fundamentalmente: el informe del Tribunal de Cuentas, el turismo sanitario y la diferencia de gestión entre las distintas comunidades autónomas, que, de alguna manera, y según lo expuesto, llegaban a poner -y eso está en la exposición de motivos- en riesgo la solvencia del sistema. Motivos políticos elegidos para luego desarrollar un articulado que da lugar a la aparición de cambios en la cartera básica, copagos en distintas materias: en la farmacia, en los que se discutirán en el Consejo Interterritorial y de los que todos estamos empezando a conocer algo, entre otros. Y, atendiendo también a su exposición de motivos, ahora se persigue romper la cohesión y de paso la calidad. Se siguió del real decreto, donde se dejan sin cobertura a los que menos tienen. No era dirigida al turismo sanitario, era dirigida a otro tipo de personas, a los que se han quedado fuera del sistema, a la población más afectada por la crisis, los que han perdido el derecho a la tarjeta sanitaria a través del Instituto Nacional de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio de Empleo.

Así que, cuidado, estamos rompiendo, el Gobierno de España nos está rompiendo un sistema que era el modelo envidiado. Se ha roto la universalidad, se ha roto la gratuidad, la solidaridad y ahora con esta medida la cohesión. Y asistimos a tendencias claramente privatizadoras: Madrid está hoy con la gente de nuevo en la calle, como han estado todos estos días atrás, con los médicos y la enfermería durmiendo en los centros que están tratando de privatizar. Quizás sea lo que se está intentando hacer.

Y ahora, aunque ya se vislumbraba, se está indicando en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado que aparece un cambio que estaba regulado por la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, o la 16/2003, de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, donde en el artículo 28 se regulan los servicios de referencia, y no olvidemos la disposición adicional octava, donde se recogían, en la redacción de la Ley 62/2003, el carácter estratégico de Canarias y Baleares en relación a los centros de referencia y a la financiación con cargo a los fondos de cohesión. Ahora, en la disposición adicional quincuagésima novena de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, debatida hoy, a partir del día 1 de enero, si se aprueba, del próximo año, este fondo desaparece y el importe de los gastos por asistencia sanitaria derivados, de las personas derivadas a centros de referencia o entre comunidades, se satisfará en base a compensaciones de saldos positivos o negativos; es decir, con un signo menos, de resta, y eso es muy simple y muy sencillo. Y el Fondo de Cohesión adquiere una naturaleza diferente: ahora, a partir de ahora o bien se detrae o bien, si es positivo, viene a través de dónde ha venido siempre, de los fondos de la financiación extrapresupuestaria. Esto rompe la cohesión y la calidad de la Ley 16/2003 y acelera en la reducción de los recursos, que debieran ser objetivo de distribución entre las comunidades autónomas.

La remisión de pacientes a los centros de referencia era costeada por el propio Ministerio de Sanidad y ahora pasa a ser financiada en función del número de atenciones, las prestadas o las emitidas. Y espero que esto quede muy claro, se trata de una simple resta: antes era base cero, ahora es saldo negativo o positivo y lo que toque. Y a nuestra comunidad lo que le toca es negativo, porque es fundamentalmente emisora a centros de referencia, y esto nos lleva a tener que pagar la atención que se presta en los centros de referencia, los costes de traslado de los pacientes y los de su familia. Por tanto, rompe la cohesión del sistema, porque las comunidades con menor población y sin centros de referencia, como la nuestra -no tenemos ningún centro de referencia-, a lo que sumamos la lejanía y la fragmentación, son las que se verán más afectadas.

Podemos hablar de los trasplantes, efectivamente, pero los trasplantes son aquí, señorías. Mandamos a los señores que tienen que trasladarse, de corazón, fuera, no aquí. Hablemos de lo que tenemos que hablar, y es de que nos cuesta más y tenemos más pacientes para trasladar fuera que para traer aquí. Si además esos centros se van limitado y concentrando, como parece ser la tendencia, supondrá mayor sobrecoste y mayor diferencia entre comunidades autónomas.

Y solo una última pincelada acerca de los costes por atención a pacientes residentes en Canarias, dada en otras comunidades, por ser casos de cierta exclusividad y complejidad. Si miramos los importes de los costes de los años 2009 a 2012, en el año 2009 el coste de las remisiones fue de 3.554.812 euros; en el año 2010, 1.045.745 euros; en el año 2011, 2.837.962; y en el año 2012 va por 3.146.031 euros, y solo contemplando los anexos I y II. Por tanto, a partir del año 2013 el resultado es que Canarias percibirá por cuota global o por financiación estatal; luego, será una deducción de algo más de 3 millones de euros. Canarias es la comunidad más perjudicada por la supresión de la financiación, por ser prioritariamente emisora a centros de referencia, por la lejanía, por la fragmentación y -no se nos olvide- por el déficit de financiación, por el histórico y por el que se mantiene con el resto de la media de las comunidades.

Y lo peor de todo: con esta decisión del ministerio se castiga todavía más a la comunidad autónoma canaria y se la separa aún más de las comunidades que tienen mayor población, mayor financiación per cápita y, por tanto, repito y mantengo, rompe la cohesión del sistema.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Yo les agradezco un momentito, por favor, a los portavoces, la señora portavoz y los portavoces, sin son tan amables y se acercan un momentito. Y doña Rita, por favor, también.

(Los señores portavoces y la señora diputada mencionada atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

Muchas gracias, señorías. Muchísimas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0703 Sobre -Consejera de Sanidad-, sobre supresión de la financiación de los traslados de pacientes a centros sanitarios de referencia estatales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico