Diario de Sesiones 63/2012, de fecha 19/12/2012 - Punto 2

· 8L/AGCE-0001 Comisión de Estudio sobre la situación de la educación en las islas: dictamen de la comisión.

El señor presidente: Vamos, como habíamos hablado ayer, vamos a ver ahora el punto quinto, que es la Comisión de Estudio sobre la situación de la educación en las islas Canarias, con un dictamen suscrito por todos los grupos parlamentarios y que no mantiene para el Pleno ningún voto particular. Por lo tanto, todos los grupos van a tener una intervención en el dictamen.

Y empezamos por el Grupo Mixto, doña Carmen Hernández. Doña Carmen Hernández Jorge, en nombre del Grupo Parlamentario Mixto.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente. Buenos días, señoras y señores diputados.

A todas las personas que nos acompañan, una importante representación de personas e instituciones que han intervenido en la elaboración o en las propuestas de este dictamen, agradecerles que nos acompañen hoy aquí; al Consejo Escolar de Canarias, a miembros del sector sindical, a padres, que también nos acompañan, y etcétera, porque hay gente a la que no veo.

Bueno, presentamos hoy el trabajo, el resultado del trabajo de una subcomisión que inicia su trabajo en el pasado mes de marzo y que, tras meses de intensa actividad, de escucha activa, de intercambio de ideas, de experiencia, de reflexiones, de diálogo y debate, trae hoy a la aprobación definitiva de este Parlamento un análisis sobre la situación de la educación en Canarias, así como un conjunto de conclusiones y propuestas de mejora del sistema educativo.

Este dictamen ha coincidido temporalmente con otro hecho importante para la educación canaria, como es la tramitación de la iniciativa legislativa popular por una Ley Canaria de Educación.

Quisiera poner en valor el trabajo de estos meses y también este documento, resultado de las aportaciones de toda la comunidad educativa y de una amplia representación de la sociedad canaria. Lo quisiera poner en valor por dos razones. Primero, por el alto nivel de participación. Ha participado toda la sociedad canaria y también la comunidad educativa: el Consejo Escolar de Canarias, la Confederación Canaria de Padres y Madres, los representantes sindicales, la Federación de Estudiantes, la Fecam, la Fecai, representantes de la escuela concertada, los rectores de ambas universidades, varios departamentos del Gobierno, la UNED, Radio ECCA, la Inspección Educativa, las confederaciones de empresarios, los medios de comunicación, el Cermi, los promotores de la iniciativa legislativa popular, la Plataforma de Directores y Directoras de Primaria, en definitiva, un conjunto de instituciones, de familias, de profesorado, de centros, de alumnos y de agentes sociales, culturales y económicos que, de manera directa o indirecta, inciden en el hecho educativo.

Y decía que es un texto, este dictamen, importante por el alto nivel de participación, pero también por el nivel, por la calidad y la trascendencia de las aportaciones de estas 49 comparecencias. Han participado 10 instituciones, 20 colectivos o asociaciones, plataformas, 11 especialistas de diversa índole y de ámbito canario, estatal e internacional, personas con prestigio reconocido en el ámbito educativo, y 7 departamentos de Gobierno, además de los medios de comunicación.

Un dictamen, por tanto, que es extenso, porque un análisis sobre la situación de la educación de una comunidad, si quiere ser reflejo de la realidad y no partir de concepciones simplificadoras, reduccionistas, si quiere tener una visión plena del hecho educativo, de toda su dimensión y, por tanto, de toda su complejidad, obliga a tener en cuenta todas las visiones, todas las perspectivas.

Desde nuestro grupo, desde el Grupo Parlamentario Nueva Canarias, pensamos que cualquier propuesta de mejora del sistema educativo canario que pretenda hacerlo de manera sesgada, simplificadora y cortoplacista está abocada al fracaso.

Mucho, largo y tendido hemos hablado en esta Cámara a lo largo de esta iniciada legislatura sobre la educación y todos los grupos hemos coincidido en su importancia. El sistema educativo en las sociedades más avanzadas, además de formar personas, es un importante elemento de promoción y compensación social. Además su estrecha relación con el ámbito laboral hace que de su funcionamiento y resultados dependa en buena medida el bienestar de un país.

Sin duda, y como recoge el dictamen, el logro de estos fines supone que la educación deba convertirse en un tema prioritario en la ejecución de las políticas públicas y, consiguientemente, en las correspondientes asignaciones presupuestarias, lo que origina a su vez la necesidad de comprobar sus niveles de eficacia, el logro de los objetivos propuestos, para desde una perspectiva formativa introducir elementos correctores que originen la mejora permanente del sistema.

Ha habido a lo largo de estas 49 comparecencias un amplio nivel de consenso en temas o en aspectos centrales, como son la necesidad de mejorar el sistema educativo canario, que está estancado; que, aceptando los avances importantes de las últimas décadas en aspectos cuantitativos, entendemos que necesita avanzar en calidad, entendida esta como una educación que garantice la equidad y la excelencia, con unos recursos gestionados con el mayor nivel de eficacia, una educación que dé respuesta a los retos presentes y futuros, una educación capaz de construir el éxito escolar para todos y para todas (Pausa debida a que la señora diputada consulta en la documentación que tiene en la tribuna de oradores).

Es necesario también, un segundo punto importante de consenso, diseñar una política educativa con acuerdos que trasciendan a esta legislatura, por lo que el consenso de todas las fuerzas políticas y sociales es esencial para lograr los avances y los niveles de calidad educativa que todos queremos. Este consenso que plantea este dictamen debe materializarse en un pacto social, político y económico a favor de la mejora educativa. Un pacto que debe girar en torno a siete cuestiones. Primera, el valor social y económico de la educación; la segunda, la financiación, con la vista puesta en el horizonte de equipararnos a la inversión media de la Unión Europea; la cooperación y coordinación de todas las administraciones públicas -ayuntamientos, cabildos, el Gobierno de Canarias-; un cuarto punto, la participación del alumno como actor principal y protagonista del proceso educativo; la igualdad de oportunidades para todos y para todas; la garantía de una oferta educativa, en el ámbito de la FP especialmente, garantizando a todo el alumnado que demande una plaza pública; y en séptimo lugar -y no por ello menos importante-, una necesaria evaluación continua de las políticas educativas y del funcionamiento del sistema, como elemento básico para introducir las mejoras en el mismo.

He dicho que es un documento extenso y, por tanto, es imposible que pudiéramos hoy, en esta intervención mía de diez minutos, resaltar aspectos que nos parecen trascendentes.

Es un documento que está estructurado en tres grandes bloques. Un primer bloque, donde se plantean cuestiones que tienen que ver con los principales o los principios rectores de la educación, que tienen que ver con el alumno, con la familia, con el profesorado y con los centros educativos. En ese sentido, destacar que, para la comisión y este dictamen, la familia debe tener un papel relevante, una participación que sea real y efectiva, acercándola de verdad a los centros, facilitando la comunicación padres-profesores y alumnos. Para ello es primordial apostar por los planes de formación de la familia.

El profesorado necesita un reconocimiento social con la necesaria dignificación de su labor, haciendo además un esfuerzo especial para cambiar la consideración social del mismo. En ese sentido también el dictamen destaca la necesidad de apostar por su formación inicial y permanente, por la innovación, la renovación pedagógica, su actualización científica y la formación en nuevas habilidades, como es la gestión emocional.

Los centros educativos. En el dictamen apostamos por la descentralización, por la verdadera autonomía de los centros, una autonomía curricular, de gestión y organizativa. Entendida la autonomía como la capacidad que tienen los centros de adaptar su propia organización a su contexto, a su realidad socioeconómica, potenciando el liderazgo de los directores y de los equipos directivos. En este sentido nos parece que el papel de los consejos escolares debe seguir siendo un papel fundamental.

En un segundo bloque, el dictamen recoge 20 propuestas muy concretas que tienen que ver con la potenciación de la Formación Profesional, la potenciación de las enseñanzas idiomáticas, la desburocratización del sistema educativo canario, el importante papel de los departamentos de orientación, la necesaria puesta en marcha de instrumentos, de herramientas específicas para aquellos centros que están enclavados en contextos con especiales dificultades, darles a esos centros la necesaria autonomía y los recursos necesarios para que puedan adaptar su formación a su realidad, y un largo etcétera, hasta 26.

Y, por último, el dictamen acaba con un tercer bloque, donde se recoge una serie de propuestas específicamente dirigidas a todas las etapas del sistema: a la Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y a la Formación Profesional. Tengo que decir que este tercer bloque emana en gran medida de las propuestas del Consejo Escolar de Canarias. Con este gesto la subcomisión ha querido poner en valor el papel, el nivel de conocimiento y las necesarias e importantes aportaciones de este órgano en la mejora del sistema educativo.

No quisiera concluir sin decir que también en este dictamen se recoge algo que para nosotros, para Nueva Canarias, es fundamental, además de ser una propuesta de varios expertos en la materia: comenzar lo antes posible, poniendo en el centro de las prioridades las políticas públicas dirigidas a los menores de seis años. Por tanto, entendemos que la Educación Infantil merece en Canarias una atención especial, tanto por parte de la sociedad como de las instituciones. Elemento fundamental, como ya he dicho, es la financiación; un acuerdo de sostenibilidad y suficiencia financiera que permita que Canarias avance hacia los objetivos europeos, hacia la Estrategia 2020.

Y, para concluir, quisiera agradecer a todos los comparecientes, a esos 49 comparecientes, su compromiso con esta mejora del sistema, sus aportaciones. Han venido de manera altruista a intentar aportar su granito de arena a la mejora del sistema.

Y también quisiera aprovechar para agradecer a los otros tres grupos parlamentarios su esfuerzo, que a veces no es fácil porque nos separan cuestiones ideológicas y es difícil separar los planteamientos educativos de concepciones ideológicas...

El señor presidente: Sí, doña Carmen, por tratarse del asunto de que se trata, vamos a dar dos minutos para cada grupo, pero procure concluir.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente.

Decía que quisiera agradecer y poner en valor, porque no corren tiempos para el consenso, y, por tanto, quisiera poner en valor el esfuerzo que hemos hecho todos y agradecérselo a los otros grupos. Para mí es una muestra de que hemos estado a la altura, que han estado a la altura de las circunstancias, de lo que demanda la sociedad canaria de nosotros, que hayamos dejado a un lado aquellos aspectos educativos que nos separan, los aspectos controvertidos, y nos hayamos centrado en lo que nos une. Y este dictamen es un ejemplo, es un reflejo de que se puede buscar el consenso en materia educativa y que entre la sociedad y los grupos políticos podemos avanzar hacia un proyecto educativo para Canarias.

Por tanto, nosotros hemos hecho nuestro trabajo, hemos cumplido con un mandato claro de la sociedad canaria, de la comunidad educativa, y este dictamen representa unos mínimos, un punto de partida. Ahora le toca al Ejecutivo canario recoger este testigo y definir para Canarias un proyecto educativo claro, con objetivos bien definidos, con una hoja de ruta temporalizada y con una financiación estable y suficiente, que nos permita avanzar en la mejora del sistema y que el éxito escolar sea de verdad una realidad para todos los chicos y chicas, los hombres y mujeres, los jóvenes canarios.

Quisiera finalizar compartiendo con ustedes unas reflexiones de Juan Carlos Tedesco, que es un educador experto en políticas educativas, que plantea la necesidad de que pongamos el mediano y largo plazo en nuestra agenda de discusiones y decisiones para mejorar la educación y que para eso es imprescindible que nos pongamos de acuerdo en una pregunta trascendental, en "para qué queremos educar". Esa es la pregunta fatal a la que nos tenemos que enfrentar como sociedad, como instituciones, como educadores, en este comienzo del siglo XXI. Entiendo que este dictamen, que la sociedad canaria y el Parlamento lo que hace es tomar posición con respecto a la dirección de esos cambios, hacia una sociedad más justa, hacia una sociedad mejor formada y apoyamos esa toma de posición con líneas específicas de acción, para que la pregunta fatal, esa de "para qué educamos", no nos coja a todos y a todas desprevenidos.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández, en nombre del Grupo Parlamentario Mixto.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rita Gómez Castro.

La señora Gómez Castro: Gracias, señor presidente. Buenos días a todos y a todas.

Es un placer, una satisfacción y una alegría ver este Parlamento lleno y repleto de lo que es la comunidad educativa canaria.

Entre todos, entre los cuatro grupos parlamentarios presentes en esta Cámara regional y entre todos los comparecientes que tenemos en esa tribuna, estamos poniendo la educación en el centro, en el eje central de las prioridades de la política canaria. Estamos empezando, por lo tanto, hoy un camino. No se cierra, como ha dicho Carmen Hernández, no se acaba aquí el trabajo, sino que empieza en este momento el trabajo por parte del Gobierno de poner en marcha todas aquellas medidas que en torno a un gran acuerdo social y político mejoren nuestros resultados.

Fue en octubre del 2011 -recordarán todas sus señorías- cuando este Parlamento aprobó de nuevo, por unanimidad, la creación de una comisión de estudio sobre la situación de la educación en Canarias y sus propuestas de mejora. Aprobó por unanimidad, aprobamos todos por unanimidad, adquirir un compromiso, asumir el compromiso de todos los grupos políticos con representación parlamentaria, de iniciar, de impulsar, un amplio proceso de diálogo a través de la visión compartida de la situación del sistema educativo en nuestra comunidad autónoma. Nos comprometimos entonces, y seguimos estando comprometidos los cuatro grupos parlamentarios, al dictamen que hoy traemos a este Pleno, de mínimos, un documento de mínimos consensuados para que sirviera de base a un amplio pacto, a un amplio acuerdo social y político que traspase las paredes de esta Cámara regional y que ha de hacer efectivo a quien le corresponda, al Ejecutivo canario, que hoy está representado aquí por sus directores generales, porque recuerden o sabrán que tenemos reunión en Madrid, tienen reunión las distintas consejerías de Educación en Madrid con el ministerio para el anteproyecto de la ley.

Por lo tanto, el que hoy estemos aprobando, el que hoy vayamos a aprobar en sesión plenaria este documento, no significa solamente el cumplimiento del compromiso adquirido, del compromiso que adquirimos los grupos parlamentarios, sino significa un motivo de satisfacción. Un motivo de satisfacción para los cuatro grupos, para todos y todas las diputadas, y un motivo de satisfacción para la sociedad canaria. De satisfacción porque ha sido aprobado el acuerdo y el dictamen por unanimidad, porque nacen de la necesidad de un consenso en los grandes temas educativos, algo que demandamos todos por encima de cuestiones ideológicas; de la necesidad de una búsqueda de todo aquello que nos une, que han sido muchísimas las cosas que nos unen, y en lo que estamos conformes, que también son muchos los aspectos -y en estos tres meses de trabajo lo hemos visto-, los aspectos en los que todos estamos conformes. Y de satisfacción porque tanto aquel acuerdo de octubre del 2011 como este dictamen, señorías, surgen, han surgido, del entendimiento de que la sociedad, la sociedad canaria, demanda de este Parlamento la confrontación de ideas, o no solo la confrontación de ideas -algo normal y lógico- sino también -y en estos tiempos más si cabe- propuestas conjuntas en un campo tan prioritario, tan esencial, como es la educación.

Señorías, han sido -y tengo que decirlo- unos meses de trabajo gratificantes, han sido unos meses de trabajo enriquecedores, ilusionantes y esperanzadores. Hemos contado en estos meses con una amplia perspectiva y visión de la educación en Canarias. Aquí está el Consejo Escolar de Canarias, aquí está representado por el rector de La Laguna las dos universidades públicas canarias, aquí están sindicatos, aquí está Confapacanarias, aquí está el movimiento social de promotores de la ley, aquí está un especialista canario de educación, Amador Guarro, aquí están grupos claustrales, ACE y AMEC y aquí está Udeca, aquí están representantes de las escuelas concertadas católicas y un amplio colectivo, un amplio número de colectivos, personas individuales, que han ampliado, que han fortalecido, este dictamen.

Hemos contado con especialistas cualificados, a quienes agradecemos su disponibilidad y a quienes, si me lo permiten, los felicito hoy en este Pleno por sus intervenciones, por su experiencia y conocimiento, por sus criterios y por sus propuestas, que van a contribuir, que estoy segura de que van a contribuir a mejorar nuestro sistema, el funcionamiento y nuestros resultados, y que van a reforzar y ampliar los diagnósticos de la realidad educativa canaria, los diagnósticos existentes. Entre todos hemos perfilado, hemos elaborado, hemos diseñado, unas conclusiones, unos mínimos fundamentales prioritarios para iniciar en Canarias, como siempre comenta la compañera del Partido Popular, Maribel Oñate, como siempre comenta ella, unas conclusiones para iniciar el camino hacia la escuela del siglo XXI.

Hay un camino emprendido, hay un camino emprendido ya en Canarias y en España, con cambios importantes, pero todavía nos queda muchísimo por hacer. Hay mucho que mejorar en campos como el del abandono escolar y el éxito escolar, objetivos primero y último de este dictamen. Todo lo que proponemos en este dictamen va dirigido a reducir esas cifras y esos indicadores que hacen que nuestro sistema tenga no buenos resultados.

En definitiva, estamos ante un documento, va a aprobar el Parlamento de Canarias un documento que ha sumado esfuerzos y que ha restado desconfianza. Estamos ante un dictamen que ha multiplicado iniciativas y que ha compartido responsabilidades. Solo me queda agradecer a mis compañeros el esfuerzo y el trabajo de estos meses de la comisión de estudio. Por el Grupo de Coalición Canaria, a Isaac, a Marisa, a Nicolás; por Nueva Canarias, a Carmen; por el Partido Popular, a Maribel, a Emilio, que muchas veces asistía a la comisión, a Milagros y a Felipe; y por el Grupo Parlamentario Socialista, a mi compañero Emilio Mayoral.

Y solo nos queda esperar que quien tenga que implementar las conclusiones que este dictamen recoja lo haga con la misma convicción y con la misma ilusión de quienes hemos diseñado este documento que aprobará definitivamente el Pleno del Parlamento de Canarias. Estamos convencidos de que hay medidas, hay medidas a corto, a medio y a largo plazo que nos conducirán a esa mejora del sistema educativo. Y evidentemente la conclusión más importante es que tanto los grupos parlamentarios políticos como quienes están observándonos y escuchándonos desde la tribuna lleguemos a un acuerdo también en el aspecto financiero y en el aspecto presupuestario. No podemos seguir atacando al sistema educativo, ni aquí ni en ningún sitio. Estamos errando en la salida a esta situación de crisis económica, social, política y de derechos. Es una responsabilidad que tenemos absolutamente todos. Este dictamen lo recoge, este dictamen recoge el esfuerzo que todos, absolutamente, debemos hacer en materia educativa. Sin ese esfuerzo, sin esos acuerdos, sin esa voluntad y sin la valoración de toda la sociedad canaria a la docencia, al docente y a todo lo que conlleva la educación, no podremos salir de esta situación y, por lo tanto, no podremos considerarnos una sociedad avanzada, democrática y rica en derechos y en igualdad.

Muchas gracias. Empieza un camino y espero que la sociedad canaria se dé cuenta de que en este Parlamento se trabaja, se trabaja bien y por el bien de todos los canarios y canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Rita Gómez Castro.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Nicolás Gutiérrez.

El señor Gutiérrez Oramas: Gracias, señor presidente. Señoras y señores que nos acompañan en esta mañana, gracias por estar aquí todos. No voy a nombrarlos para que no se nos quede nadie atrás y evidentemente ya muchos compañeros han hecho esos nombramientos. Gracias y bienvenidos por acompañarnos en la presentación de este dictamen, del que ustedes forman parte muy importante.

Si en este momento tuviera que definir con dos palabras este momento sería "por fin". Pero, señorías, esta exclamación, que puede significar voz, grito o frase en que se refleja una emoción, sea de alegría, pena, indignación, cólera, asombro o cualquier otro efecto, según la real academia de la lengua, en este caso refleja una emoción de alegría contenida. Pero no por haber finalizado una tarea que nos había asignado este Parlamento y cuyo trámite acabamos hoy, sino, señorías... porque es un trabajo realizado, que también, ni porque hayamos logrado lo que quedó en un intento en la anterior legislatura. Saben ustedes que en la anterior legislatura se había iniciado este proceso, pero no pudo finalizar porque evidentemente acabó y se quedó en el aire. Este "por fin", señorías, señoras y señores, es por asistir al nacimiento del tan ansiado Pacto por la Educación en Canarias en el seno de este Parlamento. Nos comprometimos con ustedes y con la sociedad canaria a que en este segundo intento lo íbamos a lograr, según expresábamos en la rueda de prensa dada con motivo de la finalización de las comparecencias.

Esperábamos y deseamos que este documento que presentamos hoy aquí sea asumido por los agentes económicos y sociales, así como por todos los estamentos de nuestras comunidades educativas. Si no es así, habremos defraudado a esta Cámara y a nuestra sociedad.

El día 20 de septiembre de 2011 se presentó en el Registro General del Parlamento de Canarias la solicitud de creación de una comisión de estudio para su tramitación ante el Pleno de la Cámara. A esa solicitud presentada, se ponía: "en el Pleno de la Cámara se tomara el siguiente acuerdo: el Parlamento de Canarias acuerda la creación de una comisión de estudio que permita comprender y valorar desde distintos puntos de vista la situación actual de la educación en las islas, así como las mejoras que, mediante un pacto social y político por la educación en Canarias, pueda contribuir a desarrollar". La propuesta era debatida en Pleno el día 10 de octubre de 2011, según se recoge en el Diario de Sesiones, quedando aprobada la misma por unanimidad.

Con fecha 9 de febrero de 2012, se constituye la comisión y comenzamos nuestra andadura. Permítanme en este momento expresar un reconocimiento a los compañeros y compañeras que durante estos meses hemos estado trabajando codo con codo para intentar traer a la comisión a aquellos especialistas que aportaron su granito de arena en este reto que afrontábamos con gran responsabilidad. Gracias a Carmen Rosa Hernández, del Grupo Mixto, Nueva Canarias-PIL, por la aportación de sus comparecientes y su permanente espíritu de colaboración, al mismo tiempo que su crítica constructiva, desarrollada en sus largas intervenciones, que, como ella misma dice en muchas ocasiones, "somos pocos pero nos van a oír". Gracias a Carmen por hacernos más fácil el trabajo, con ese aire fresco de recién salida del aula. Gracias a la compañera Milagros Bethencourt, a Maribel Oñate, a Emilio y a Felipe Afonso, del Grupo Popular, por generar debate y por su disposición para llegar a acuerdos, así como la aportación también de sus valiosos comparecientes. Gracias al compañero Emilio Mayoral, del Grupo Socialista, por sus increíbles resúmenes sobre las intervenciones de los invitados. Gracias a los representantes del Grupo Nacionalista, mis compañeros y amigos, a José Miguel González, que pasó fugazmente por la comisión, a Isaac Castellano, su sustituto, a Marisa Zamora, la portavoz de nuestro grupo, que con tanto coraje sacó adelante nuestras intervenciones en unos momentos de enorme carga emocional para ella y que estaban marcando su vida. Gracias, compañera. Gracias también a la sustituta Nuria Herrera y a todos los compañeros y compañeras que nos ofrecieron las opiniones cuando se las solicitábamos y a los que nos las ofrecían cuando no se las solicitábamos. Gracias a nuestro letrado Aureliano Yanes, por aguantarnos en esas largas sesiones con esa paciencia que le caracteriza, gracias a su asesoramiento y participación. Gracias a Rita, por su empeño en que esto saliera adelante contra viento y marea, por los ánimos en esas maratonianas jornadas de reuniones, por serenar los debates cuando se encendían más de la cuenta y por reconducir situaciones que parecían encaminadas al fracaso. Ruego perdonen estos reconocimientos, pero creo que es importante hacerlo, porque el trabajo en común ha sido importante.

Hemos recibido información de todos los sectores: educativos, empresariales, administraciones locales e insulares, sindicatos, representantes de familias, del estudiantado, especialistas de diversa índole y un largo etcétera, a los que no nombraré porque el tiempo no me lo permite. Gracias a los 49 invitados que pasaron por la comisión, tanto a nivel individual como en representación del colectivo, por sus aportaciones. Una mención especial para el Consejo Escolar de Canarias por sus aportaciones, muchas de las cuales hemos asumido como propias.

Todos los miembros integrantes de la comisión de estudio queremos destacar y poner en valor todas las conclusiones y propuestas que contienen este texto, cuya relevancia radica en ser reflejo de una amplia visión de los representantes de la comunidad educativa canaria y de los diferentes entes sociales y económicos de Canarias. Afortunadamente, tenemos en estas islas muchos profesionales con una alta capacidad de compromiso.

Con todas las propuestas formuladas, hemos realizado un trabajo de puesta en común basado en ejes principalmente. De esos ejes hemos cogido y hemos reflejado en nuestro informe cuatro superimportantes: el profesorado, la familia, el alumnado y los centros educativos. Dentro de estos ejes íbamos colocando e incorporando aquellas propuestas comunes en las que coincidía la mayoría de los comparecientes. Los ejes se nos fueron ampliando, pero evidentemente nosotros, en el informe, hemos colocado estos cuatro. Hoy el resultado de esta comisión converge en 26 propuestas que han sido consensuadas, y quiero destacarlo, por todos los miembros de la misma, de los cuatro grupos políticos.

Nuestro informe consta de las siguientes partes: introducción, contextualización, composición de la comisión, relación de comparecientes, fuentes empleadas, conclusiones y propuestas. Dentro de estas conclusiones, el profesorado, la familia, el alumnado y los centros educativos, como he señalado anteriormente, y también la aceptación de las propuestas del Informe sobre la realidad educativa 2011, confeccionado por el Consejo Escolar de Canarias, y que hemos asumido como propias. Finalizábamos con unas conclusiones y unos agradecimientos y una serie de gráficas, aportadas principalmente para tener claridad en el desarrollo de las mismas.

Señorías, quizás las expectativas puestas en este dictamen no permitan valorar en su justa medida el trabajo realizado por esta comisión. No estamos hablando de una tesis doctoral, no estamos descubriendo nada nuevo y probablemente muchos de ustedes o de los que lean este documento considerarán que no se han retratado algunos aspectos que se consideran de gran importancia por algunos sectores de nuestras comunidades educativas. No se decepcionen, hemos señalado que este es un documento de punto de partida, asumible y negociado por todos los grupos de esta Cámara. Cuatro grupos ideológicamente opuestos. Este, señorías, es el verdadero valor del dictamen: lograr un acuerdo de mínimos, que los partidos representados en esta Cámara, con posicionamientos sociales e ideológicos diferentes, quieren hacer llegar a la sociedad canaria para que todos unidos podamos poner en marcha y tener en nuestro horizonte acciones encaminadas para avanzar en la dirección correcta y lograr una sociedad formada y preparada a nivel educativo y social, teniendo en el horizonte la Estrategia 2020, encaminada a lograr los resultados de nuestros estudiantes, que nos puedan acercar a la misma y así sentirnos orgullosos, sí, sentirnos orgullosos de los resultados de nuestros estudiantes y de su formación a lo largo de la vida.

Señorías, creo que he analizado, tal como se ha hecho por los compañeros anteriormente...; de estas 26 propuestas creo que el hecho fundamental es ese, que seamos capaces de hacerlo llegar a la sociedad, que la Consejería de Educación sea capaz de poner en marcha y de lograr ese pacto educativo, que está siendo solicitado por todos. Ayer mismo el ministro Wert solicitaba también un gran pacto en el Estado para intentar avanzar en lo que es la educación.

Señorías, como decía mi compañera Rita, no vamos a decaer en el empeño de que la financiación de nuestra educación siga manteniéndose. No nos olvidemos de las universidades ni del contrato-programa, importante para que puedan seguir subsistiendo y podamos seguir teniendo una calidad universitaria importante, pero también la base, señorías, la base desde cero a tres años, que es tan importante y que nosotros hacemos referencia también en nuestro informe. Estamos haciendo referencia a las familias, al profesorado, a los centros educativos y a la comunidad educativa en general. Por lo tanto, creo que está representado en estas propuestas de la comisión bastante claramente cuál es nuestra situación, cuál es nuestro sentido de este dictamen y que, por favor, sea acogido con el cariño que se merece, pero sobre todo sea defendido por toda la sociedad canaria para poder poner la primera piedra, empezar con este inicio en este Parlamento de Canarias y que pueda ser extensible a toda la sociedad canaria y a toda la sociedad de nuestras islas.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Nicolás Gutiérrez.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Isabel Oñate.

La señora Oñate Muñoz: Buenos días, señorías. Gracias, señor presidente.

Buenos días a todos los invitados. Un saludo muy cariñoso para todos por su apoyo a lo largo de estas jornadas para llegar a este pacto y por todo lo que nos han aportado.

Nos encontramos en un año de transición entre un sistema que termina y uno nuevo que empieza. El año que termina, pues, ha tenido una serie de dificultades, que ya las tenemos en el diagnóstico, y el que comienza, sin duda, con este pacto va a ser muchísimo mejor.

Preparamos a los alumnos para trabajos que ahora no existen, estamos preparando para el futuro. Demandará nuevas profesiones. De la Revolución Industrial hemos pasado a la revolución digital. ¿Cómo y qué enseñar? Habilidad para aprender -esto es lo que les va a valer-, habilidades para pensar, para ser capaces de razonar sobre principios y hacerlo a la luz del pensamiento creativo, capacidad para relacionarse y mantener la medida de lo humano siempre.

Supondrá un cambio radical a lo largo de lo que nos espera en el futuro en los métodos de enseñanza y aprendizaje, en los materiales didácticos, en el rol del docente, mejoras metodológicas que ayuden al cambio de paradigma educativo.

Ya el informe McKinsey decía: "ayudar a los estudiantes a aprender mejor, a los docentes a enseñar mejor, a las escuelas a operar de forma más eficaz".

Europa marcó en el 2020, el 2020 marcó un objetivo: reducir el abandono escolar al 10% y a España le dejó que fuera al 15%, y no podemos seguir repitiendo lo que venimos haciendo, hay que hacer cambios. En este sentido, tenemos un diagnóstico. El diagnóstico lo sabemos todos, lo tenemos por las evaluaciones locales, por las evaluaciones internacionales y por el Consejo Escolar, un magnífico informe, por todos. Este diagnóstico que tenemos nos tiene que servir para saber cómo vamos a reducir o a mejorar lo que aparece como negativo, para darle ese futuro a nuestra comunidad autónoma y a todos nuestros estudiantes.

No es tarea fácil, porque no depende únicamente de educación, es decir, educación tiene una tarea, pero ahí, transversalmente, como tanto se ha hablado, se necesita estar a uno con empleo, a uno con sanidad, a uno con bienestar social. Pongámonos en la piel del alumno o de la alumna que va a clase, tenga 7 años, tenga 14 o esté en la universidad. Ese alumno está contaminado, viene de un hogar, y ese hogar tiene unos problemas. Esos problemas que influyen en el niño, en el chico, o en el joven o en el adolescente. Viene con los problemas de la dificultad económica. Según los informes, en Canarias hay 112.000 menores en el umbral de la pobreza, de los trescientos y pico mil que son. Eso marca, marca al alumno cuando se tiene que integrar, aprender Matemáticas, aprender Lenguaje, porque no puede sustraerse de lo que viene, del origen de dónde viene. Por lo tanto, hay que hacer una labor importe ahí, porque para tú rendir académicamente, para tener esfuerzo, para tener calidad, para tener excelencia, tienes que tener una estabilidad mínima social. Y, por lo tanto, por eso digo que hay que trabajar trasversalmente y yo creo que el pacto irá limando esos encuentros y esa coordinación con todos estos elementos que son fundamentales para que el alumno rinda en la enseñanza.

Es igualmente que la universidad. Los alumnos, de casi 50.000 universitarios en Canarias 11.000 abandonan. ¿Por qué abandonan?, ¿porque no quieren estudiar o porque no pueden estudiar? Porque tienen una serie de dificultades... En otros países hay pequeños trabajos que pueden ayudar a que el estudiante aparte tenga un mínimo de ingresos. Aquí tenemos una dificultad con el empleo; por lo tanto, hay que limar asperezas y hacer trabajar parte de empleo bonificado, de pequeños empleos, con el universitario, el universitario y la investigación. Hay que apoyar la investigación porque Canarias, si lo más importante que hemos dicho, que es el capital humano, es importantísimo también que tenga una calidad en la investigación para poder competir internacionalmente.

Nos han preocupado mucho en este encuentro para el Pacto por la Educación los idiomas. ¿Por qué? Porque en la comunidad autónoma su primera industria es el turismo y, por lo tanto, si hablamos de equidad, no puede haber equidad cuando no hay una profundización en los idiomas. Quiere decir esto que el padre que tenga dinero va a poder mandar al hijo a Inglaterra y el padre que no tenga dinero no va a poder hacer que el chico sepa idiomas, y el idioma hoy en día es una necesidad laboral. Se pagan mejor los empleos cuando el alumno tiene idiomas, cuando el chico que se incorpora al mundo laboral tiene algún idioma. Eso es fundamental, que caminemos y profundicemos en el bilingüismo. Y tenemos además buenas relaciones con países como Inglaterra o como los cercanos de África, de habla francesa o de habla inglesa, que podríamos tener intercambios que no tuvieran necesariamente que salir tan costosos, y creo que ahí el pacto también puede hacer una buena labor.

PISA recomendaba un plan de choque contra el abandono, un impulso a la lectura, campañas a la lectura, simplificar el currículum, mejorar las estrategias de aprendizaje, potenciar la inclusión educativa, mejorar la gestión y la organización del centro y el compromiso con las familias. Eso es lo que han trabajado también todos los intervinientes en el pacto. Cada uno de ellos ha ido aportando las mejoras que se pueden hacer en cada uno de estos temas.

Y, teniendo estas cosas claras, teniendo claro hacia dónde caminamos y teniendo claro qué es lo que tenemos que corregir, yo creo que lo único que quedaría por decir es que el trabajo tiene que ser entre todos. Tenemos que lograr implicar a todo el mundo. A los municipios porque las actividades extraescolares son fundamentales. Cuando un alumno va a un ocio, desestructurado, tiene dificultades para estudiar, son importantísimas las actividades extraescolares, el deporte, tenemos una alta cifra de obesidad en nuestros alumnos. Con lo cual todo confluye en que para que tengamos lo mejor del capital humano en las universidades, en la Formación Profesional, en las escuelas, lo mejor es que trabajemos trasversalmente esto y nos fijemos en todo lo que necesita esa persona para poder rendir. Por eso hay que implicar más a los ayuntamientos en sus posibilidades. Sabemos que estamos en unos momentos difíciles económicamente y nadie va a pedir por pedir, pero muchas veces hay cosas que no se hacen solamente con dinero sino con voluntad. Por lo tanto, a través del apoyo con los sindicatos, el apoyo con los profesores, que a veces están sobrecargados, el apoyo con los padres, que tienen la voluntad de colaborar en todo lo que les pidamos. Yo creo que es fundamental que todos trabajemos a una. Hay que apoyar a la universidad, también hay que apoyar a la Formación Profesional. Yo creo que en el pacto todo esto se ha discutido y nos ha enriquecido mucho, sobre todo a los que estamos en el Parlamento, porque muchos no somos, no estamos ya en la vía académica, algunos no han estado nunca. Por lo tanto, esa visión tan diversa, que es como debe ser realmente la enseñanza, la enseñanza debe ser diversa, no debe ser monolítica ni uniforme, debe ser rica en variedad, porque unos les aportan o otros, no necesariamente... Hay que luchar por la excelencia, estamos en unas clasificaciones bajas en general. Estamos, en Matemáticas, Lengua o Ciencias estamos en un 2, no estamos...; en los niveles 4 y 5 no tenemos sino un 2% de estudiantes.

Hay que impulsar el esfuerzo, pero eso no quiere decir que el alumno que llega al 10 va a valer más que el que llega a 5. No, eso quiere decir que el que llega a 5 va a sacar 5,50 y va a estar muy motivado y va a estar contento, y va a saber que el esfuerzo le va a contar para seguir avanzando y sentir su autoestima como tiene que sentirla. Es decir, que el esfuerzo para nada quiere decir hacer una brecha entre los que son muy inteligentes y los que no. Es al contrario, la excelencia empuja de todo el sistema. Y Canarias, teniendo solamente 2 millones de habitantes, solamente, yo creo que podríamos estar como Singapur o como Finlandia, porque realmente recibimos 10 millones de turistas, a veces 12. Tenemos que redistribuir de otra manera, tenemos que intentar que el día de mañana digan: Canarias está a la cabeza de todos los rankings porque los chicos están estupendamente preparados, y eso para hacerlo y para lograrlo hay que ayudar en la brecha social, que es la que les falta muchas veces... Alumnos que incluso vienen de padres que a veces no están con una formación y hay que ayudarlos el doble, ¿no?, con un apoyo a la formación.

Simplemente decir que yo estoy muy contenta de haber trabajado en el Pacto por la Educación, estoy muy contenta que de aquí salga, porque creo que la sociedad canaria se lo merece, un acuerdo para iniciar un camino prometedor e ilusionante. Y también darles las gracias a todos y desearles mucho ánimo en el camino que empieza, que pueden contar con el Grupo Parlamentario Popular. Y darles las gracias a mis compañeros, que no me quiero olvidar de ellos, y especialmente a la presidenta Rita, que ha hecho un gran esfuerzo limando asperezas, porque en algunas cosas, pues, lo veíamos de forma diferente, pero la riqueza tengan la seguridad de que sale de la pluralidad, y la pluralidad es lo que ha sido este Pacto por la Educación.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Maribel Oñate.

Señorías, vamos a comenzar la votación sobre el dictamen de la Comisión de Estudio sobre la situación de la educación en las islas Canarias. El dictamen tal como viene de la comisión, puesto que no ha tenido enmiendas particulares o votos particulares. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 53 presentes; 53 a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobado por unanimidad.

(Aplausos.)

Señorías, si me lo permiten, en nombre de esta Presidencia y de la Mesa, queríamos felicitar muy efusivamente a esta Comisión de Estudio sobre la educación en Canarias, no solo por su enorme trabajo, laborioso trabajo, sino por la importancia y la forma de acuerdos que se han obtenido en el dictamen de la comisión y que, como han dicho sus intervinientes, pues, entendemos que se abre una nueva etapa de esperanza y de ilusión en la mejora de la educación, que es la mejor inversión para el futuro.

Pero también quería aprovechar, en nombre de todos nosotros, no solo de la Mesa, para agradecer a todas las instituciones, entidades, asociaciones, colectivos, organizaciones profesionales, sindicatos, representantes de la Administración, que han contribuido yo creo que con sus mejores conocimientos y con el mayor esfuerzo para hacer una aportación importante, importante, en este dictamen.

Creo que sus señorías entenderán estas palabras, que las pronuncio en nombre de todos, porque, como digo, no son frecuentes hitos y acuerdos de esta entidad y de la importancia que tiene la educación en nuestra Cámara. También es verdad que no todos los días es necesario estarlos haciendo, pero quizás sí tenemos que aprovechar todos la oportunidad.

Y, por último, pues, agradecer, como lo han hecho todos los grupos parlamentarios, la presencia de todas y todos ustedes aquí, y me permitirán que, en nombre de todos, pues, exprese la presencia del señor rector de la Universidad de La Laguna, de la presidenta del Consejo Escolar de Canarias y de todo su equipo, de los representantes de la Consejería de Educación y, como dije, de todas las organizaciones sindicales, profesionales, entidades y organizaciones de padres y de alumnos.

Así que muchas felicidades, enhorabuena y gracias a todos.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/AGCE-0001 Sobre la situación de la Educación en las islas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico