Diario de Sesiones 104/2013, de fecha 16/12/2013 - Punto 5

'· 8L/C-1312 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la Sentencia del Tribunal Supremo desestimatoria del recurso contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas que afecta al Proyecto Monumental Montaña Tindaya.'

'El señor presidente: Siguiente comparecencia. Como habíamos comentado antes, se acumulan, se agrupan para su debate la 1166, la 1299..., perdón, la 1166, 1305 y 1312.'

'Para la intervención, por orden de presentación de las iniciativas, Grupo Nacionalista Canario, doña Claudina Morales.'

'(La señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupa un escaño en la sala.)'

'La señora Morales Rodríguez: Gracias, señor presidente. Buenas tardes a todos y a todas. Señorías.'

'Bueno, primero que nada me gustaría aprovechar que estoy en la tribuna para felicitar al compañero David, David, porque ha sido padre y no estuvo aquí presente en el pleno anterior y creo que..., bueno, pues, felicidades por el nuevo chiquillo.'

'Y, bueno, ya entrando en el debate de la comparecencia que hemos pedido los tres grupos, empezaré a hacer un pequeño resumen.'

'Como ustedes saben, señorías, la historia de la montaña de Tindaya comienza en el año 1995, cuando el Gobierno de Canarias declaró de interés para Canarias la elaboración del Proyecto Monumental Tindaya. A partir de esta declaración, se tomó una serie de decisiones que tenían como objetivo desarrollar el proyecto de Eduardo Chillida en la montaña de Tindaya.'

'En primer lugar, se constituye, a través de la empresa pública Saturno, una sociedad instrumental cuyo objetivo era impulsar el proyecto y sacar a concurso los trabajos que permitieran realizar la obra. Se constituye así la Sociedad Anónima Proyecto Monumental Montaña de Tindaya, compuesta por Saturno y la empresa Cabo Verde, Sociedad Anónima, que tenía la concesión minera para sacar piedra de la montaña.'

'En 1999, por medio de la PMMT, se hace un contrato a la unión de empresas formada por Fomento de Construcciones y Contratas, y NecsoEntrecanales y Cubiertas para la realización del proyecto y ejecución de la obra.'

'Atendiendo a este contrato, se le abona a la UTE 11,78 millones de euros para la realización de proyectos y estudios que nunca fueron realizados por la UTE. Por lo que, en el año 2000, el Gobierno de Canarias emprende acciones judiciales contra la empresa Fomento de Construcciones y Contratas, y NecsoEntrecanales, para la devolución del dinero adelantado, y, además, el pago de una indemnización por daños y perjuicios, planteando también en la demanda que, si no se respondía, si no respondían las empresas constructoras, lo hicieran por responsabilidad social los administradores de PMMT, en aquella etapa, responsables del contrato.'

'Después de varias sentencias de los tribunales en Canarias, contrarias al Gobierno, es ahora la sentencia del 16 de octubre del Tribunal Supremo la que pone fin definitivamente a la demanda del Gobierno de Canarias.'

'Después de un largo proceso judicial de trece años, con esta sentencia se cierra la posibilidad de recuperar el dinero público que en su día adelantó el Gobierno de Canarias para ejecutar el proyecto y los estudios en la montaña de Tindaya, que, como ya dije, no se realizaron.'

'Señorías, no cabe duda de que el proyecto de Tindaya ha estado rodeado de polémica desde sus inicios, y es verdad que, a la luz de los acontecimientos, podemos tener serias dudas sobre la intencionalidad de algunos de los que participaron en este proceso, pero a mí me gustaría hacer una pregunta a todos los grupos políticos que representan a los ciudadanos en este Parlamento, y la respuesta a esa pregunta debe ser la conclusión con la que terminemos este debate. Señorías, ¿el fallo de la sentencia o las dudas razonables que puedan existir sobre todas las actuaciones que rodearon al proyecto de Tindaya en sus inicios invalidan el proyecto monumental de Chillida en la montaña de Tindaya? Mi grupo parlamentario cree que no, que el proyecto de Chillida debe seguir siendo una apuesta de este Parlamento, una apuesta del Gobierno de Canarias, de las instituciones de Fuerteventura, de la sociedad majorera y de Canarias.'

'Señorías, yo creo firmemente, y mi grupo parlamentario también, que este proyecto, único en el mundo, es bueno para Fuerteventura y para Canarias. Por tanto, cerrado este capítulo, lo que mi grupo entiende que tenemos que hacer es seguir trabajando por que el proyecto sea una realidad, una realidad que es posible, siguiendo con la hoja de ruta que tiene en marcha el Gobierno, con cautela, con seguridad jurídica, aunque esta nos lleve a repetir actuaciones que requieran un tiempo y que, a veces, siendo necesario, parece mucho.'

'Yo, señorías, tengo una preocupación tremenda, porque, a raíz de esta sentencia, he visto declaraciones que han hecho los distintos grupos parlamentarios y políticos que están representados en esta Cámara. En algunos casos un "sí, pero no", "no es el momento".'

'Señorías, yo creo que es el momento de seguir apostando por el monumento de Tindaya, que está en la filosofía del Gobierno de Canarias en cuanto a lo que significa potenciar nuestra industria turística, y, por tanto, hay que hacerlo, este es el momento de hacerlo. Hay que buscar maneras de hacerlo que no impliquen un gasto público, pero hay esas formas, y se ha trabajado en ese sentido. Tenemos que seguir haciéndolo.'

'He visto a otros responsables que hablan de que este es el momento de buscar responsabilidades públicas. Señorías, después de veinte años, la mayoría de los responsables públicos no están, o donde están, desde luego, no es en la parte del Gobierno, quizás en la p arte de la Oposición. En cualquier caso, a mí me habría gustado tenerlas, pero creo que este es el momento, de verdad, de que este Parlamento...'

'El señor presidente: Un minuto.'

'La señora Morales Rodríguez: Bien.'

'Creo que es el momento, señorías, de que este Parlamento se pronuncie claramente en defensa del Proyecto Monumental de Tindaya, y no buscar oportunismos políticos que deriven en un debate para buscar responsabilidades políticas, desde luego, donde yo no me siento, ya digo, a mí como..., personalmente y como parte del Grupo Parlamentario Nacionalista, que tenían que haberse dirimido de todo este proceso responsabilidades políticas en su momento. Ya digo: creo que es el momento de apostar por el proyecto.'

'Ojalá se hubiese hecho, pero como vuelvo a insistir, los pocos responsables que quedan hoy en la política activa quizás están en el lado de aquellos que hoy están pidiendo esas mismas responsabilidades. Así que les pido a todos trabajar por el proyecto monumental, que creo que es el proyecto más importante que tiene Fuerteventura y Canarias en estos momentos desde el punto de vista turístico en...'

'El señor presidente: Muchas gracias, doña Claudina Morales.'

'Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo.'

'La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente. Señorías.'

'Han pasado ya más de dieciocho años desde que el escultor Eduardo Chillida tuvo una intuición: proyectar una gigantesca estructura en el interior de la montaña de Tindaya. Desde entonces, una ilusión casi unánime se apoderó de todo el pueblo majorero y de todo el pueblo de Canarias: querían ver hecho realidad un monumento que llamaba a ser icono mundial, un reclamo turístico para Canarias y para España; sin embargo, dieciocho años después, Coalición Canaria ha acabado con la ilusión de los majoreros, donde antes veían una oportunidad, ahora ven un pelotazo. Sin embargo, hay que decir que dieciocho años después, y tras un largo, tedioso y vergonzoso procedimiento de litigios judiciales, hay una sentencia firme del Supremo, sentencia que viene a confirmar lo que todos sospechan. El Supremo critica la actuación del Gobierno en Tindaya y afirma, incluso, que como no se salió con la suya en las instancias judiciales insulares cambió sus argumentos para acudir a Madrid. De esta manera el Gobierno hablaba de restitución de cantidades ante el juzgado y ante la audiencia. Acudió al Supremo alegando enriquecimiento injusto, lo que el alto tribunal rechazó de plano. Asevera la sentencia que no puede imputarse a la UTE incumplimiento de obligaciones, ni alegar engaño, y establece que la obra no se llevó a cabo no por culpa de las constructoras, sino por la única y exclusiva voluntad de PMMT de no cumplir con las exigencias impuestas por el arquitecto Chillida. El tribunal responsabiliza de este proceder de PMMT al Gobierno de Canarias, no solo porque controlaba su capital, sino porque las pruebas acreditan que conoció, consintió, fiscalizó y aceptó todo el proceso en su fase genérica y en su posterior desarrollo. La sentencia, incluso, viene a decir que la independencia con la que supuestamente actuaban Saturno y PMMT era más aparente que real porque era el mismo Ejecutivo el que dirigía y asumía la aprobación, modificación y adjudicación del proyecto. Por tanto, concluye la sentencia que resulta completamente inverosímil que el Gobierno canario alegue desconocimiento sobre lo que había pactado PMMT con las constructoras o, incluso, que diga que sufrió ocultación o engaño.'

'Pues bien, llegados a este punto, se confirma lo que hemos venido diciendo, señor Berriel, el Grupo Popular durante muchos años, no solo en esta legislatura, sino también en anteriores en este Parlamento. Esto ha sido una chapuza política de marca mayor, chapuza política que lleva la marca de la casa de Coalición Canaria y, por eso, hoy aquí nosotros, como Partido Popular, venimos a pedir responsabilidades políticas a Coalición Canaria, porque han sido los gobiernos de Coalición Canaria los que la han ejecutado. Y repasemos los hitos procedimentales de este proyecto.'

'Primero, el Gobierno de Coalición Canaria, presidido por el señor Manuel Hermoso, es quien contrata, quien hace el contrato del Proyecto Monumental Tindaya; por cierto, contrato que cualquiera que pueda ver que parece hecho más bien por los abogados de la empresa contratista que por los letrados del Gobierno de Canarias, sinceramente se los digo. Y hay que decir una cosa, fíjense ustedes, 14 veces se tuvo que reunir el Consejo de Gobierno de don Manuel Hermoso para aprobar este proyecto. Algo suena mal, algo suena mal. Nunca conoceremos las deliberaciones de ese Consejo de Gobierno, pero les aseguro que no es normal, ¡14 veces!'

'El segundo hito: otro Gobierno de Coalición Canaria, presidido en este caso por don Román Rodríguez, que acuerda unilateralmente la inejecución del contrato, pero no nos tenemos que olvidar que en ese momento el que era presidente de Coalición Canaria era el señor Paulino Rivero Baute, hoy presidente del Gobierno de Canarias, que llegó a afirmar que las conclusiones adoptadas por la Comisión de investigación eran fruto de un acuerdo previo entre PSOE y Partido Popular para intentar deteriorar la imagen del Gobierno y de Coalición Canaria. Pero es más, el propio señor Berriel en marzo del 2011 viene a confirmar lo que yo les he expuesto aquí y dijo: "lo que este Gobierno está haciendo es desliar una madeja que heredamos del Gobierno de Román Rodríguez, que complicó con sus actuaciones, hizo una serie de demandas que han dado como fruto las sentencias que hoy tenemos".'

'Señor Berriel, hoy hay una oportunidad única, nosotros queremos conocer cuál es el futuro del Proyecto Monumental Montaña Tindaya, pero le voy a decir una cosa, señor Berriel, para nuestro grupo el futuro es imposible abordarlo sin que se asuman las responsabilidades previas. No se puede mirar y desviar la atención cuando han desaparecido 25 millones de euros...'

'El señor presidente: Un minuto doña Águeda, sí.'

'La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.'

'Han desaparecido 25 millones de euros, no se ha hecho nada en el proyecto y todavía nos piden que "vamos a seguir adelante y que el tema judicial lo dejemos aparcado". Mire, no. Ahora hay una sentencia firme del Supremo. Hay otro gobierno, también de Coalición Canaria, que tiene que asumir responsabilidades políticas. Usted comentaba antes: "en un país tan avanzado como Estados Unidos fíjense el riesgo del petróleo", y yo le pregunto: ¿cómo puede explicar que en un Estado de derecho como en el que vivimos desaparezcan 25 millones de euros y nadie sepa qué ha pasado?, ¿nos lo puede explicar, señor Berriel? Y esa es la responsabilidad que nosotros queremos hoy aquí. La hoja de ruta que usted ha marcado -la fundación, la adjudicación del proyecto, la disolución de PMMT-, todo está en un punto muerto, señor Berriel. Es importante que hoy aquí se asuman responsabilidades políticas, y, desde luego, las tienen ustedes en Coalición Canaria.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, doña Águeda.'

'Por el Grupo Socialista Canario, don Manuel Fajardo.'

'El señor Fajardo Palarea: Buenas tardes, señorías.'

'Señor consejero, mi grupo parlamentario ha solicitado la presente comparecencia para que por usted se informe a la Cámara del contenido y del alcance de la sentencia del Tribunal Supremo, de fecha 16 de octubre de este año, desestimatoria del recurso de casación interpuesto, además de por el Gobierno, por PMMT y Saturno, contra la sentencia de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, que no de Gran Canaria como dicen algunos de los folios de la sentencia, de 8 de febrero del 2011, que traía causa a su vez de un juicio de mayor cuantía -35/2001- del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, -si se dan cuenta tenemos una justicia muy..., ¿eh?, con mucha celeridad-, lo hacemos porque, tras el análisis de la misma y lo que supone en cuanto al quebranto económico para las arcas públicas de esta comunidad, creíamos, señor consejero, y creemos que es necesario que la ciudadanía tenga cumplida información sobre el ítem que ha llevado a esta situación.'

'Señorías, no estamos hablando de una cuestión baladí, ni por el fondo del asunto ni por la cuantía del perjuicio, cifrado en más de 12 millones de euros, costas e intereses aparte, y por eso entendemos que los canarios y las canarias merecen una explicación; si se me permite, merecen la máxima transparencia en la explicitación del por qué se ha producido este perjuicio patrimonial que les afecta en tanto en cuanto nos referimos a fondos públicos.'

'Intentaremos en lo posible no caer en tecnicismos jurídicos obviando la cita de innumerables artículos del Código Civil, de la Ley de Sociedades Anónimas, de la Ley del Procedimiento Administrativo, de la abundante cita jurisprudencial que se contiene en la resolución, pero no eludiremos su pronunciamiento y el principal motivo de la desestimación del recurso, entendible para cualquier lego en Derecho. Así, el fallo es desestimatorio, y, por tanto, confirma su integridad en la sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas, de forma que se declara la no obligación de los recurridos, en su caso demandados, de restituir 2.118.737 millones de pesetas; la no obligación solidaria de los recurridos a indemnizar por daños y perjuicios a PMMT en la cantidad de 1.680 millones de pesetas; y, subsidiariamente, la también no obligación, por responsabilidad social de las personas físicas relacionadas en la primigenia demanda del Ejecutivo, PMMT y Saturno, de indemnizar a PMMT en la cantidad de 1.960 millones de pesetas, condenándonos en costas al Ejecutivo a la pérdida de los depósitos constituidos, y no quedándose ahí, ya que, además, se da virtualidad a una reconvención, en el sentido de que, deducida a contestar la demanda, nos condena también a devolver la garantía en su día acompañada de 354.822.000 pesetas, es decir, 2.132.217 euros, más los intereses legales desde el momento de la reclamación, intereses que habrá que concretar y liquidar.'

'¿Qué se colige de esta sentencia? Para mí es lo duro, ¿no? Se colige que nos dicen, en un lado, que los recurrentes -nosotros- intentaron suplir las omisiones en que se incurrieron en primera instancia, algo que es gravísimo para mí; en segundo lugar, con respecto a la devolución, se dice que el retraso en el comienzo de la ejecución del contrato se debió a la única y exclusiva voluntad de PMMT de no cumplir con las exigencias impuestas por el señor Chillida, y, lo que es más contundente, cuando intentamos rescindir el contrato lo que nos dicen es básicamente lo que ha dicho la señora Montelongo. Nos dicen que "el Gobierno de Canarias no se puede sentir engañado porque lo que hizo fue consentir, fiscalizar y aceptar todo el proceso de forma que no se puede alegar el autoengaño por parte del Gobierno de Canarias", incluso habla del estudio Guadiana y habla de las exigencias del escultor Chillida, que no fueron cumplidas, y también dice que por incumplimiento no puede ser imputado a los demandados, sino precisamente a PMMT. Es decir, nos echan por tierra, señor consejero, todos y cada uno de los argumentos que sustentaban nuestras pretensiones, y digo nuestras porque somos todos afectados, sobre la teoría de que nadie puede ir en contra de sus propios actos, y, por tanto, quien consintió, fiscalizó, controló y avaló todo el proceso no puede sentirse engañado. Lo contrario sería dar validez a que, ante un autoengaño, el autoengañado encima tuviera legitimación para pedir a otros la reparación de daños y perjuicios, y por unos actos que son imputables única y exclusivamente a él mismo.'

'Es muy duro, señoría, muy duro...'

'El señor presidente: Un minuto, don Manuel.'

'El señor Fajardo Palarea: Por el fondo, como he dicho, y por la cuantía, como dije al principio, porque, en cualquier democracia medianamente avanzada, un pronunciamiento de este tipo debería de haber dado lugar en su día a la exigencia de responsabilidades políticas, a quienes de forma tan negligente condujeron este proceso. Y si bien es cierto que ha pasado mucho tiempo, no menos cierto es que el mismo no debe de borrar lo ocurrido. ¿Para qué? Para no volver a cometer los errores que se cometieron en su día.'

'Esa es la gran lección que tenemos que sacar de esto.'

'En mi segunda intervención hablaré de la postura de determinados grupos que hoy se sientan en esta Cámara. Porque me acabo de llevar una gran sorpresa sobre alguna intervención. Y veremos dónde estaba cada cual, dependiendo de si estuviera dentro o fuera del Gobierno.'

'El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.'

'Por el Gobierno, el señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel.'

'El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.'

'Siempre he entendido que aquí se controla la acción del Gobierno, la de este Gobierno. La responsabilidad política de un grupo político, otro grupo político, yo eso no lo he estudiado en ningún lado. No sé cómo se hace eso. Ahora, aquí se controla al Gobierno, en este caso a este Gobierno. Lo de aquí para atrás, ¡allá cada cual donde lo pueda controlar! Aquí, desde luego, lo que yo sé, lo que me han dicho, de lo que estoy convencido es que aquí se controla a este Gobierno.'

'En primer lugar, señorías, y antes de proceder a explicar los fundamentos y el alcance de la sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, el 16 de octubre pasado, que se nos comunicó en el pasado mes de noviembre, considero necesario, efectivamente, aclarar, y así le contesto ya también a doña Claudina y a todos, cuál es el futuro del Proyecto Monumental de la Montaña Tindaya.'

'A día de hoy, la voluntad del Gobierno de Canarias es continuar adelante con la ejecución del proyecto que Eduardo Chillida ideó para la isla de Fuerteventura. Así de claro, sin ambages.'

'Toda la sociedad, grupos políticos, instituciones de aquella isla, salvo algún grupo ecologista, o algunos grupos ecologistas, han expresado su deseo de contar con esta emblemática obra a nivel mundial, y coinciden en los beneficios que traerá a Fuerteventura y a Canarias un nuevo polo de atracción turística de semejante importancia.'

'Por lo tanto, conviene aclarar que la sentencia desestimatoria del recurso presentado por la Comunidad Autónoma de Canarias, dando también con ello cumplimiento a las gestiones encomendadas por esta misma Cámara al Gobierno en su momento, no va a tener repercusión alguna en el desarrollo del proyecto.'

'La única cosa juzgada en este proceso ha versado sobre la exigencia de devolución a la comunidad autónoma de 11,7 millones de euros, cobrados en su día por la empresa adjudicataria -no 25, 11,7- en concepto de estudios e implantación, sin haber realizado trabajo alguno, o, en su defecto, la exigencia del restablecimiento de tales daños a los administradores de la sociedad PMMT y Saturno, por la responsabilidad social que subsidiariamente a los mismos se les reclamaba.'

'Por lo tanto, el alcance de la sentencia del Tribunal Supremo se limita a consolidar la pérdida patrimonial sufrida por la comunidad autónoma, ratificando las sentencias de instancia y posterior apelación que desestimaban íntegramente la demanda presentada por la comunidad autónoma con la pretensión citada de recuperar lo abonado sin resultado o contrapartida, esto es, los 11,7 millones de euros. Pero en nada cuestiona la legalidad o no de la continuidad del proyecto, que, como ya he tenido ocasión de explicar en este Parlamento, pretendemos seguir desarrollando a través de una concesión de obra pública a la iniciativa privada, sin más costes para las arcas públicas, a cambio de los derechos temporales de explotación del monumento en régimen concesional.'

'Si entramos en detalle del proceso que concluyó en el Tribunal Supremo, hemos de remontarnos casi al momento de la constitución de la empresa Proyecto Monumental de Tindaya, PMMT, participada por el Gobierno de Canarias y por la empresa Cabo Verde -que, por cierto, siguió teniendo durante todo ese tiempo el 50 % de las acciones; por tanto, no era el Gobierno solo, sino también uno de los demandados-, que en el momento de tomar la decisión de construir el monumento era la titular de los derechos mineros de la montaña y que venía esporádicamente explotando la cantera, con gran impacto medioambiental.'

'Así, en mayo de 1995 el Gobierno de Canarias declaró de interés para Canarias la elaboración del Proyecto Monumental Tindaya. En diciembre del mismo año aprobó las condiciones de ejecución de dicho proyecto, encomendando en septiembre del año 96 a Saturno la adquisición en dos fases de las acciones de la empresa PMMT, constituida inicialmente mediante aportación por el titular de Cabo Verde, SA, de los derechos mineros que se habrían de adquirir para la viabilidad de la implantación de la obra monumental de Tindaya de Chillida.'

'En febrero de 1999 se formaliza el contrato del proyecto y la ejecución de la obra a PMMT. En febrero de 1999 se hizo el contrato, ese contrato que se ha enjuiciado ahora finalmente. En febrero, como digo, del 99 se formalizó el contrato del proyecto de ejecución de la obra entre PMMT, promotora del proyecto, y FCC Construcciones, SA, y Necso Entrecanales y Cubiertas, SA, que se constituyeron en UTE Contratistas. En virtud de dicho contrato, se le abonan a esta última, en concepto de gastos de estudio e implantación, un total de 1.960 millones de pesetas, esto es, 11,78 millones de euros. Ningún estudio o proyecto fue realizado, ni fue acreditado gasto alguno de implantación. Sin embargo, el destino de 1.650 millones -no 1.960, sino 1.650 millones de pesetas, es decir, 9,92 millones de euros-, fue el gasto justificado por la UTE en la adquisición unilateral de un supuesto derecho de reversión a Cabo Verde de la cantera por incumplimiento de los plazos de ejecución, y del derecho a disponer de un tipo de bloques de piedra que habrían de extraerse en la excavación y que, a la postre, dificultaban la ejecución del monumento. Retraso de PMMT, que curiosamente también era participada en un 50 % por uno de los demandados.'

'El resto, esto es, un total de 367 millones de pesetas, es decir, 2,2 millones de euros, no fueron siquiera justificados por la UTE, es decir, se quedó con ellos sin más, sin más justificación.'

'Así las cosas, ante la pasividad en realizar contrapartida alguna en la UTE FCCNecso, el 31 de mayo del 2000 el Gobierno acordó promover acciones judiciales contra la misma, además de personarse contra los administradores de entonces de PMMT y Saturno. Y así, tanto la sociedad PMMT, la sociedad Saturno -titular de la anterior-, como el Gobierno de Canarias interpusieron una demanda de mayor cuantía contra FCC Construcciones, SA, NecsoEntrecanales y Cubiertas, SA, Unión Temporal de Empresas, y las personas físicas que conformaban los consejos de administración de PMMT y Saturno, que adoptaron las condiciones del contrato. La demanda interesaba del Juzgado número 8 de Las Palmas una sentencia que obligara a la UTE a restituir a PMMT la cantidad satisfecha y no ejecutada, más los intereses correspondientes, por un total de 2.118 millones de pesetas -unos 17,7 millones de euros-, además de unos 1.680 millones de pesetas -unos 10 millones de euros-, en concepto de indemnización por daños y perjuicios y, con carácter subsidiario, que se declarase la responsabilidad social a los administradores de PMMT y Saturno, responsables de las condiciones del contrato, con la cantidad de 1.960 millones de pesetas, 11,78 millones de euros, abonados a la UTE, en concepto de gastos de estudio e implantación, más los intereses legales correspondientes.'

'Ocho años más tarde, señorías, esto es, el 15 de febrero del 2008, el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas dictó sentencia desestimando todo lo solicitado en la demanda y estimando, por el contrario, la demanda reconvencional que en el procedimiento formuló la UTE, en exigencia de que se le devolvieran las cantidades ejecutadas por PMMT de la garantía que tenía constituida por importe de 354,3 millones de pesetas, esto es, 2,13 millones de euros, más los intereses correspondientes que, lógicamente, ejecutó del aval correspondiente.'

'Recurrida la apelación ante la Audiencia por los mismos actores, recayó sentencia el 8 de febrero del 2011, confirmando la anterior instancia. Finalmente, interpuesto el recurso extraordinario de infracción procesal y de casación ante el Tribunal Supremo, por sentencia de la Sala de lo Civil -y esto es muy importante para lo que luego comentaremos: la Sala de lo Civil en este asunto público-, la Sala de lo Civil de dicho tribunal, de fecha 16 de octubre de 2013, notificada el 20 de noviembre pasado: "se desestima el mismo por considerar lo siguiente: -que resumiremos, dado que todas sus señorías pueden disponer de dicha resolución por su carácter público y en aras a la brevedad, destacaremos así lo más relevante-: primero, sin perjuicio de la literalidad del contrato -dice la sentencia-, suscrito con la UTE, -porque la literalidad realmente no decía eso-, las partes contratantes eran conscientes del destino de los 1.650 millones de pesetas empleados por la UTE en la adquisición unilateral de los derechos mineros revertidos a Cabo Verde, SA, por los incumplimientos de los plazos de ejecución y otros inconvenientes, en relación a las actuaciones previas a la ejecución de la obra, y, por tanto, no se aprecia incumplimiento contractual".'

'Es decir, el tribunal dice: "aquí no hay incumplimiento contractual, porque con independencia de lo que diga el contrato, de todos los actos y demás se desprende que ustedes sabían para qué eran esos 1.650 millones de pesetas".'

'Dos: en cuanto a los 310 millones de pesetas de diferencia entre los 1.900 millones de pesetas cobrados por la UTE de PMMT y los 1.650 millones de pesetas pagados a Cabo Verde -ojo al dato- motiva el Tribunal la desestimación de la devolución solicitada en que, en la demanda, ante el Juzgado de Primera Instancia, se reclamaron sobre la base de una acción de incumplimiento contractual, cuando lo cierto es que era un cobro indebido, y que dicha acción no podría cambiarse durante la tramitación del proceso, como intentó la representación letrada. Por tal tecnicismo, que no deja de ser un radical tecnicismo, y en evitación de la incongruencia, pues, lo desestima. Es decir, los 310 millones se pierden por un tecnicismo, por un nombre, por un... llámesele "acción", pero era efectivamente un juicio civil, y eso es muy importante.'

'Tres: en cuanto a la acción social de responsabilidad de los administradores, considera que PMMT sería la legítima para exigirles a sus administradores, imprudentes o desleales, en su caso. Resulta que carecía de legitimación para ejercitarla, ya que su junta general de 23 de mayo de 2000 y todos sus actos posteriores fueron anulados por sentencia del Tribunal Supremo, de 4 de febrero de 2009, por considerar incorrecto el modo, aunque no el fondo, de sustitución de los accionistas de Cabo Verde, porque, aun cuando habían cobrado la venta de sus acciones, no habrían formalizado su entrega, que, en su caso, solo puede ser obligada mediante la acción judicial correspondiente.'

'Es decir, dicho así, de forma resumida, no es que diga que los administradores fueron leales, etcétera, etcétera. Eso no lo ha dicho, lo único que dice es que quien tenía que haber pedido esto, que era PMMT, como quiera que a PMMT le anularon esos acuerdos de ese tiempo por una interposición de una demanda de una de las partes, que no había entregado sus acciones, pues resulta que dice: "no tiene legitimación, y, por tanto, no se le puede pedir".'

'Es decir, que escaparon en tablas por una cuestión, estrictamente, de poder pedirles responsabilidades.'

'Y en cuanto a la acción social individual de responsabilidad de los administradores, tampoco la otorga, por entender incorrectamente planteada la demanda inicial, además de que también Saturno y el Gobierno de Canarias conocían los términos del contrato.'

'Por último, al entender que no hubo incumplimiento de contrato, que es en lo que se desarrolla todo este tema, la lógica consecuencia de la estimación de la reconvención planteada por la UTE ordena la devolución de la fianza que les fue incautada en su día, por importe de 354,8 millones de pesetas, que lógicamente tenía la hacienda pública, unos 2,13 millones de euros, más los intereses correspondientes por haberlos retenido durante todo ese tiempo.'

'Concluyen, por tanto, señorías, las expectativas de recuperación de los 1.960 millones de pesetas, esto es, 11,7 millones de euros, abonados infructuosamente a la UTE, FCC Construcciones y Necso, Sociedad Anónima; insisto, de los cuales 1650 fueron por la compra, pero de ninguno de los otros se dice nada.'

'Se han agotado, por tanto, las acciones en las que los sucesivos gobiernos desde el año 2000 hasta ahora han venido empleándose, con el añadido de los mandatos de las resoluciones parlamentarias de julio del 2000, abril del 2004 y de marzo del 2006, entre otros pronunciamientos. Es decir, el Gobierno aquí actuó también impulsado por las decisiones de este Parlamento.'

'No obstante, el Gobierno por propia convicción, que he reiterado en otras comparecencias, señorías, en este Parlamento, como expresaba al principio, y en cumplimiento de las resoluciones parlamentarias de julio y noviembre del 2000 y de marzo del 2008, consecuencia del debate del estado de la nacionalidad, ha seguido y va a seguir con la tarea de viabilizar con la debida seguridad jurídica y técnica la ejecución de este proyecto monumental, respecto al que todos hemos manifestado el indudable interés que para Fuerteventura y para Canarias tiene, como equipamiento turístico cultural de mayor nivel, la última obra artística del insigne y universal Chillida, su autor fallecido, y que constituirá también una obra récord y referente de ingeniería subterránea.'

'Me van a permitir reiterarles, señorías, que, como ya tuve ocasión de manifestar en esta Cámara, el Gobierno ha seguido la hoja de ruta proyectada, conforme a la cual, como se recordará, primero se acreditó la viabilidad técnica del proyecto con los estudios geotécnicos necesarios, que no se había hecho; se sostuvo el compromiso de la UTE de no obstaculizar e interferir en las actuaciones para llevar a cabo la licitación, adjudicación y construcción de la obra monumental, cualquiera que fuera el resultado del litigio por la reclamación del Gobierno; se elaboró y aprobó la adaptación a las directrices de las normas de conservación del Monumento Natural Montaña de Tindaya, ahora suspendidas parcialmente en el ámbito del suelo rústico de protección cultural, por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de septiembre de este año, hasta tanto se delimite el bien de interés cultural que afecta a la zona de los podomorfos, proceso este ya iniciado por el Cabildo Insular de Fuerteventura, para proceder con posterioridad a aprobar, en su caso nuevamente, las normas que permitan la compatibilidad de la implantación de la obra monumental proyectada con la protección de los valores del monumento natural, lo que precisamente podrá concluirse próximamente.'

'Se completó igualmente la elaboración del proyecto de ejecución con ingenierías experimentadas del primer nivel, se aprobó su declaración de impacto ambiental, y además se dispone de gran parte de los terrenos, y en concreto de los necesarios para la ejecución de la obra, adquiridos por el Cabildo Insular de Fuerteventura.'

'Por otro lado, señorías, ante la inviabilidad del cumplimiento de su objeto social, se instó ante el Juzgado de lo Mercantil de Las Palmas de Gran Canaria la disolución de la empresa Proyecto Monumental Montaña de Tindaya, PMMT, constituida en su momento para viabilizar dicha ejecución, ya que el accionista privado, Cabo Verde, SA, coyunturalmente titular del 50 % de las acciones, pese a su obligación de entregarlas, se opuso a la aportación del capital necesario, y en tales circunstancias de cotitularidad de la sociedad, al menos en tanto no le obliguen los tribunales a entregar las acciones cobradas en su totalidad, resulta obvio la improcedencia de suplir con recursos exclusivamente públicos las obligaciones que también corresponderían al otro titular privado en su 50 %, aunque esta titularidad sea coyuntural.'

'Además de lo anterior, Cabo Verde, SA, se ha opuesto a dicha disolución, por lo que fue necesario presentar demanda... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.) Gracias, señor presidente. Por lo que fue necesario presentar demanda, con fecha 4 de febrero del 2011, habiéndose celebrado el acto del juicio, que tuvo lugar el 4 de junio del 2013, ante el Juzgado de lo Mercantil de Las Palmas, y estando pendiente de que se dicte sentencia en primera instancia.'

'Como se puede comprobar, señorías, a pesar de las dificultades litigiosas con las que nos hemos encontrado, este Gobierno ha continuado ejerciendo las acciones necesarias para viabilizar el proyecto monumental y el cumplimiento de las resoluciones de este Parlamento, por lo que, tan pronto haya sentencia de la disolución de la sociedad Proyecto Monumental de Tindaya, que esperemos no tenga más dilaciones, tendremos despejado el camino para la constitución de la fundación pública entre el Cabildo de Fuerteventura, el Gobierno de Canarias y la participación del Ayuntamiento de La Oliva, que sustituirá el objeto de la empresa, de la empresa en disolución, y a la que los herederos de don Eduardo Chillida se han comprometido a transmitir la correspondiente propiedad intelectual, tan pronto sea constituida.'

'Nada más, señor presidente, y muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchísimas gracias, señor consejero, don Domingo Berriel. Muchísimas gracias.'

'Los grupos no solicitantes de la comparecencia. Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.'

'El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías.'

'Yo no voy hablar de los asuntos jurídicos que se han expresado con más o menos precisión, aunque tengo mi opinión sobre ellos como ciudadano y como político, sino de la parte política de este proceso.'

'Sin ninguna duda, yo creo que el artista ideó una obra que a cualquiera que la podía percibir con las maquetas, con el mecanismo de exposición que en aquellos momentos se manejó, impresionaba. Yo creo que la idea artística es una idea relevante, impactante, llamativa, tan llamativa que yo tengo la impresión, no la certeza, porque esto nunca se puede saber, que la ciudadanía no solo de Fuerteventura, sino de Canarias, vio una oportunidad en esa gran obra porque iba a convertirse en una obra humana sobre un espacio físico de privilegio, que podía generar una capacidad de atracción y que podía generar economía en favor de Fuerteventura y, por lo tanto, en favor de Canarias. Yo creo que sobre la idea del artista y su plasmación física, al margen de los aspectos técnicos y de procedimiento, había un amplio consenso.'

'Mi impresión es que el problema nace con la estructura que se diseña para gestionarlo. La sociedad privada y pública que se articula, Proyecto Monumental Montaña de Tindaya, es el origen de las dificultades que luego llegan hasta nuestros días. Ahí había una participación claramente pública a través de Saturno y una participación privada del que tenía la concesión minera, y tengo la impresión de que en esos años de 2006 al 2009 se articula un conjunto de intereses que acaban con un proceso contractual que cuando lo conocimos algunos tenía un pequeño y grave inconveniente: se había suscrito un contrato donde era clara la obligación de pago y donde no estaba nada clara la obligación de los servicios. Cualquier observador con una razonable neutralidad podía concluir que aquel contrato no era justo, que aquel contrato no podía responder al interés general, y cabían dos hipótesis: que el contrato estuviera mal hecho o que la parte contratada no estuviera cumpliendo con sus obligaciones. Como todos ustedes recuerdan, y aquí hay varios miembros de ese Gobierno, cuando llegamos al Gobierno heredamos este expediente con una opinión pública crítica, porque había sido muy crítica la opinión pública con el proceso de gestación de la idea, con una Cámara unánimemente reclamando aclaración de lo acontecido y con un Gobierno formado por Coalición Canaria y el Partido Popular, que estaba en la misma línea.'

'Ese contrato tenía que tener contraprestaciones, y si no, había que exigir responsabilidades donde se exigen los contratos que es en los tribunales, por las vías que los expertos en derecho sostenían que era posible hacerlo: por la vía civil y por la vía penal. Y esto fue lo que hicimos ¿no?, un contrato que no había movido un papel, que no había movido una piedra, que había supuesto unos ingresos muy significativos, que aquí se han descrito con precisión, y que no había generado ninguna prestación, ni material ni de ninguna naturaleza, no había ni un solo papel, no se había movido ni uno solo, ni una sola piedra y se abrió un proceso negociador cara a la búsqueda del acuerdo y a conseguir las prestaciones que, en teoría, el contrato exigía a la parte contratada, y, como de esta no surgió ningún tipo de efecto, la opinión pública, esta Cámara..., el Gobierno de entonces, hizo lo que hizo el resto de los gobiernos a partir de esos momentos: tratar de restituir los intereses públicos en los tribunales, exigiendo la resolución del contrato, la devolución de los dineros, de las indemnizaciones pertinentes, lo que decían los que en derecho entienden. Entonces, como ahora estoy seguro, los servicios jurídicos, una vez se toma la decisión, orientan los conflictos en los tribunales conforme a su profesionalidad, a su conocimiento, en mi época, desde luego, no se les decía a los servicios jurídicos cuál era la orientación de la defensa de lo público; primero, porque algunos carecíamos de conocimientos jurídicos para semejante atrevimiento, pero es que, además, no me consta que nadie hiciera eso ni entonces ni ahora.'

'Pero lo que es indiscutible es que casi veinte años después esa aprobación contractual ha sido claramente sancionada por los tribunales. Vamos a ver, nosotros, los que vivimos en el mundo del Derecho, o de la política, o del Estado, es de quienes aceptamos las reglas, los tribunales sentencian, y las sentencias, cuando no son recurribles, hay que acatarlas, pero no quiere decir que sean justas. Yo creo que hay episodios en el proceso jurídico -insisto, yo no soy un experto en la materia- difíciles de comprender. Algunos de ellos los ha descrito aquí el señor consejero, que tiene la condición de ingeniero y licenciado en Derecho, y eso le da una cierta ventaja; el planteamiento es que hay algunas decisiones, a lo largo del proceso judicial, difíciles de entender.'

'Yo creo que en muchas ocasiones la parte pública pierde porque es pública, no solo en este conflicto sino en otros conflictos, esa es mi percepción como ciudadano; pero lo que es incontrovertible es que en estos momentos, después de más de una década en los tribunales, los intereses públicos han perdido.'

'Y hay que decir también que la lentitud de la justicia hace que los tiempos políticos y jurídicos no se acompañen. Lo que sí les puedo decir yo, con absoluta sinceridad, es que el Gobierno que yo presidí e, insisto, hay aquí destacados miembros de esta Cámara que formaron parte de ese Gobierno, lo que intentó, en todo momento, fue restituir el patrimonio público, la defensa del interés general, la aclaración de la situación, la restitución, en definitiva, del interés general. Y por esa razón fuimos a los tribunales por las vías que eran posibles, y por esa razón creo que el resto de los gobiernos han hecho lo propio hasta el último día, hasta donde ha sido posible.'

'Es, desde luego, un episodio de la historia y de la política canaria del que no se debe y nadie puede sacar pecho. No es precisamente lo mejor de la historia del autogobierno lo que ha ocurrido con este expediente, pero, si hubiera que calificarlo políticamente, hay que calificarlo en los tiempos donde se tomaron las decisiones que luego lo determinan todo, en la naturaleza del contrato. Si uno se lee atentamente la sentencia del Supremo, el Supremo lo que viene a decir es que este es un contrato leonino, un contrato donde una de las partes garantiza sus intereses y la otra no. Esto es lo que dice el Supremo. Eso no quiere decir que todo el proceso judicial previo haya sido justo, pero, en definitiva, es la naturaleza del contrato lo que al final determina que no se gane en los tribunales. Y esa es la historia formal y jurídica.'

'La opinión que tengo yo, que tiene nuestro grupo, es que la idea sigue siendo válida, y que, a pesar de esta historia que lo ensombrece, que le quita legitimidad al proyecto y que hace que amplios sectores de la opinión pública, aun creyendo en la idea originaria, duden de ella, nosotros seguimos pensando que el Gobierno, con las cautelas pertinentes, con el respeto máximo a la legalidad, sobre todo en los asuntos medioambientales, con lo que aconteció luego también en los propios tribunales, y también garantizando no hacer más esfuerzo público en este proyecto, pues, siga adelante con él. Tengo la impresión de que en Fuerteventura sigue habiendo una amplia mayoría social a favor del proyecto; tengo la impresión de que explicando bien este tema esa mayoría social se puede conseguir en el conjunto de Canarias, pero hay que garantizar, desde luego, que no puede haber más esfuerzo de gasto público en relación a este proyecto y menos en este contexto. Y sé que al Gobierno -porque escucho y sigo sus declaraciones- le anima este planteamiento: tratar de cerrar los flecos jurídicos de ese terrible complejo y difícil expediente, pero también tratar de salvar la idea y el proyecto, si se respeta escrupulosamente la normativa y si se evita más compromiso de gasto público, y, al parecer, las condiciones conocidas permiten pensar que un proceso de concesión pudiera permitir la ejecución de la obra y que esta se convierta algún día en realidad.'

'Sobre la aclaración de las dudas... Por si se me acaba, le voy a pedir un minuto señor presidente.'

'El señor presidente: Don Román, sí, no, no, perdone un momento. En el turno de no solicitante... De todas maneras...'

'El señor Rodríguez Rodríguez: ... sobre cualquier iniciativa de los grupos del Gobierno, si tienen cosas que creen que no están claras, contarán con nuestro apoyo inequívoco. Sobre cualquier duda, cualquier elemento que haya que trasladar a la opinión pública sobre este tema, tienen ustedes nuestro apoyo incondicional, como lo tuvimos entonces del resto de los grupos.'

'Muchísimas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.'

'Por los grupos solicitantes de la comparecencia: Grupo Nacionalista Canario, doña Claudina Morales.'

'La señora Morales Rodríguez: Gracias, presidente.'

'Efectivamente, la clave de la sentencia creo que se resume en una frase, es decir: el Gobierno consintió, fiscalizó y avaló, y, por tanto, no puede ser engañado, ¿no? Pero lo cierto es que el Gobierno desembolsó en su momento 12 millones de euros en estudios que no se hicieron, por tanto, qué pasó en Tindaya. Yo creo que ni los que estamos aquí ni el Gobierno de hoy estamos en condiciones de responder a esa pregunta: ¿qué pasó en Tindaya? Pues, don Domingo creo que sepa o pueda intuir como todos nosotros, ¿no?'

'¿Es una vergüenza?, por supuesto que es una vergüenza; ¿tendría responsables?, claro que tendría que tener responsables; ¿que había un contrato que parecía hecho por la empresa?, efectivamente, ya el señor Rodríguez daba más datos sobre el contrato que hace la empresa. Y habría que ver, efectivamente, dónde y quién fiscalizó el contrato, porque ahí yo creo que tenemos que ver los responsables. No habría que hablar de todo un Gobierno, sino de quién y de dónde se fiscalizó ese contrato.'

'Y la verdad es que, con todo este preámbulo, a mí me sorprende muchísimo la vehemencia con la que el Partido Popular pide responsabilidades políticas en estos momentos. Dice la señora del Partido Popular, pero así, así, que yo estoy toda impresionada: "donde antes Coalición Canaria veía una oportunidad, ahora ve un pelotazo". No, señora Montelongo, el pelotazo se dio, si hubo, hace dieciocho años, no ahora.'

'Pero a mí no me extraña que usted, hablando en nombre del Partido Popular, quiera confundir a la opinión pública y salpicar a todos los partidos, a todo el resto de partidos, que afortunadamente no salimos en la prensa por escándalos, contabilidades en negro o sobres cerrados, salimos por hacer bien o mal nuestro trabajo.'

'Se permite usted nombrar al presidente, don Manuel Hermoso, en esa época. No nombra usted a quien era el consejero de Turismo en esa época, que, por cierto, lo tenía contratado el Partido Popular en el Cabildo de Gran Canaria hasta hace bien poco. No nombra usted, doña Águeda Montelongo, al consejero delegado, al consejero delegado de PMMT, que bastante sabría del contrato, que está sentado hoy como consejero del Partido Popular en el Cabildo de Fuerteventura. Usted nombra solamente los que le interesan, los que no le interesan no los nombra.'

'Usted se permite también decir..., como no podía tocar al presidente en esos momentos, a Paulino Rivero, porque no estaba por todo esto cuando se hace toda la trama, lo hace responsable porque era el presidente del partido cuando se empieza a iniciar la investigación o están los temas en los juzgados. Señora Águeda Montelongo, mal la veo. O sea, que Rajoy, si Paulino era responsable de lo que estaba sucediendo con Tindaya, debe ser que el señor Rajoy es responsable de Blesa, es responsable de Bárcenas, es responsable de Fabra, es responsable de la financiación indebida del Partido Popular, y hasta sería responsable, señora Águeda Montelongo, por algunas personas que están en los juzgados también, por pagar presuntamente vacaciones en Fuerteventura a miembros del Partido Popular. Debe ser responsable de todo.'

'Yo creo que ustedes no están para dar lecciones, señora Montelongo, de cuáles son las responsabilidades políticas de esa época. Y, además, confundiendo a la opinión pública, adrede, sobre lo que pasó hace dieciocho años y lo que está pasando ahora.'

'Señora Montelongo, a veces se gana y a veces se pierde. Yo digo, como don Román Rodríguez; es decir, que parece que uno no termina de entender la sentencia de los juzgados. No termina de entenderla. Y digo "unas veces se gana y otras se pierde" porque recordemos un caso, de Tebeto, donde el consejero de Economía y Hacienda, recuerden ustedes, estaba dispuesto a pagar 100 millones de euros, 100 millones de euros, por una montaña en Fuerteventura también, con los ojos cerrados, y gracias al consejero que está hoy aquí presente, que sí sigue en el Gobierno, a don Domingo Berriel, y al presidente del Gobierno, se le ponen los recursos y se gana. Afortunadamente, se gana. Porque cuando estaba dispuesto a pagar el Partido Popular eran 100 millones de euros. Usted está dando unas cifras, que son 25, que no son 25, pero desde luego nada se acerca a eso.'

'¿Cuál es la realidad, señorías, del tema de Tindaya en estos momentos? Y yo creo que, después de dicho todo esto, es donde nos tenemos que centrar.'

'Yo creo que uno de los mayores aciertos que hizo el Gobierno de Canarias en su momento fue separar lo que era el ámbito judicial, por un lado, y lo que es el Proyecto Monumental Tindaya, por otro. Siguiendo, incluso, las propias resoluciones aprobadas en este Parlamento de Canarias en el 2004 y 2006, el Gobierno de Canarias continúa con los procedimientos judiciales para reclamar ese dinero, que había iniciado en la época cuando era presidente don Román Rodríguez.'

'Pero, por otro lado, siguiendo con todo eso, separa lo que son los procedimientos judiciales y sigue empeñado en que hay que hacer el Proyecto Monumental Tindaya. Y sigue trabajando en aquellas cuestiones necesarias para ir desenredando todo esto y que el Proyecto Monumental Tindaya sea una realidad, que yo creo que es lo que les fastidia a algunos, que se va caminando. No está paralizado, no es verdad que esté paralizado. Se está caminando. Lo que pasa que hay algunos que se alegran, alguna que se alegra, de que el proyecto se reviente, de que el proyecto monumental no salga, porque entonces tendrían un argumento más para hacer responsable a este Gobierno, en fin, de lo que ellos no han sabido hacer cuando estaban gobernando.'

'En cualquier caso, por seguir con el tema, mire, la sentencia ha salido como ha salido. ¿Pero qué es lo que se ha venido trabajando desde el Gobierno hasta ahora? Porque es bueno, y ya el consejero habló de algo de eso, pero yo quiero reiterarlo otra vez.'

'En primer lugar, se hacen los sondeos y los estudios geotécnicos necesarios para saber si el proyecto de Chillida era viable en la montaña de Tindaya, necesarios para saber si la montaña sostenía el proyecto. Y esos estudios, los estudios geotécnicos y los estudios de viabilidad del proyecto, demuestran que el proyecto es viable en Tindaya. Primer paso por donde se tenía que haber empezado en 1996, pero que, afortunadamente, se hizo posteriormente, y, efectivamente, se puede hacer el monumento.'

'Segundo: se aprueban las normas de conservación del Monumento Natural de la Montaña de Tindaya, que permitirán la compatibilidad de la implantación de la obra monumental proyectada con la protección de los valores del monumento. Recuerden, en ese sentido, que aquí esas normas de conservación -lo tratamos aquí hace muy poco- fueron anuladas parcialmente, y en estos momentos ya el cabildo está subsanando la delimitación del BIC para la aprobación definitiva de las normas subsidiarias, y, por tanto, digo, para la aprobación definitiva de las normas de conservación, requisito imprescindible para continuar con el proyecto, ¿no?'

'¿Qué más pasos se están haciendo? Intentar crear una fundación que sea la que viabilice el proyecto, una fundación que tenga una condición: que sea pública en su totalidad. No vamos a cometer los errores que se cometieron en el 96, que ya lo decía también don Román Rodríguez: cuando se mezcla lo público y lo privado, mal asunto ese. En el 96 se crea una empresa pública, digo, una empresa pública-privada, con Cabo Verde y Saturno, y yo creo que, en fin, que el resultado es el que vimos. Pues bueno, una empresa enteramente pública, ya digo, que sea la que controle el proyecto.'

'La fundación está dando pasos, claro que está dando pasos. El lunes pasado doña Águeda Montelongo manda una carta al Cabildo Insular de Fuerteventura la familia Chillida, con registro de entrada, en la que ya muestra la intención por escrito de cederle a la institución insular la propiedad intelectual del proyecto que, como digo, es un requisito imprescindible para llevar a cabo la fundación. Se han adquirido los terrenos o la mayoría de los terrenos por parte del cabildo y, como ya también ha dicho el consejero, falta que el tribunal se pronuncie sobre la disolución de la PMMT. Pronunciamiento que va a ser... que, en principio, estamos esperando, y sería rápido, sería otro de los requisitos, ya que la propia PMMT no está apta o es inviable para el cumplimiento de su objetivo social, ¿no?'

'Yo entiendo que, a veces, los retrasos, los tiempos, nos crean mucha insatisfacción, por lo menos en la isla de Fuerteventura, pero, señor consejero, creo que los retrasos, cuando lo que se intenta buscar es la seguridad jurídica de las actuaciones que se hacen, creo que son importantes, porque las prisas en un caso tan enrevesado como este, a pocas cosas llevan, a pocas cosas llevan, y para muestra, pues, el debate que hemos tenido hoy.'

'Y, bueno, con todos estos pasos para crear la fundación, ¿cuál es la filosofía con la que vienen trabajando el Gobierno, el Cabildo Insular de Fuerteventura y el propio Ayuntamiento de La Oliva? La filosofía es que el Proyecto Monumental Tindaya hay que hacerlo, pero hay que hacerlo sin costes para las administraciones públicas, ¿no? Y en eso creo que estamos todos de acuerdo. Pero no es una cuestión de tiempo. O sea, yo sí creo que es el momento de hacer el monumento de Tindaya, más que nunca. Estamos apostando por un modelo de desarrollo turístico que gane en calidad frente a la cantidad, que era lo que nos movía hace mucho tiempo; estamos con proyectos preciosos para ganar en calidad, y creo que este es un proyecto que cualificaría de forma muy importante a la isla de Fuerteventura, por supuesto, pero también a toda Canarias. Y, por tanto, creo que está en la línea del trabajo el esfuerzo que tenemos que hacer para que el turismo siga siendo nuestra principal industria y seguir siendo competitivos en un mercado internacional que cada vez es más difícil.'

'Pero esto no se queda en una filosofía: se está trabajando también en ese sentido. El Gobierno de Canarias, el Cabildo Insular de Fuerteventura y también el Ayuntamiento han estado reuniéndose, tanto en Madrid como en Canarias, con empresas de solvencia económica que puedan acometer este proyecto, para presentarles la idea de Chillida, y se pueda hacer a través de la concesión, de la concesión a empresas privadas con el control público, que exploten el Proyecto Monumental de Tindaya y hagan la obra a cambio de esa explotación.'

'Les digo que en esas diversas reuniones que se han tenido, que algunas personas dicen que son para pagar cenas... Digo: mire, yo no me voy a Gran Canaria para costearme una cena, de verdad. De verdad que no, ¿eh? Algunos hacen otras cosas, y no se lo vuelvo a recordar, pero yo, si voy a Gran Canaria a reunirme con empresarios solventes para vender el proyecto de Tindaya, creo que estoy haciendo algo bueno por Fuerteventura. Desde luego, no me molesto en coger el billete para tener una cena gratis. De verdad, es que esas declaraciones me parecen injustas con los que están trabajando, pero, además, me parece que están fuera de lugar.'

'En cualquier caso, se está trabajando en ese sentido, y les digo que hay empresas en estos momentos que han mostrado interés por hacer el Proyecto Monumental Tindaya en estas condiciones.'

'En definitiva, señorías, voy acabando. Creo que -y vuelvo por donde empecé en mi primera intervención- la conclusión que debiéramos sacar de este debate es que debemos apostar en este Parlamento, los grupos parlamentarios que lo componen, por el Proyecto Monumental Tindaya, y en ese sentido les adelanto que mi grupo va a presentar una iniciativa, porque creo que desde Fuerteventura las instituciones que estamos apostando por estos proyectos y la ciudadanía necesitan que este Parlamento se posicione con claridad con respecto a qué pensamos del Proyecto Monumental Tindaya. Por eso, digo, ante las dudas, que queremos presentar una iniciativa, porque creo, y espero que sea apoyada por todos los grupos políticos, creo que este mensaje es muy importante en estos momentos. Los grupos parlamentarios que representan a la ciudadanía en esta Cámara están todos a una con el Proyecto Monumental Tindaya, y, desde luego, hay que apoyar la línea con la que se viene trabajando desde el Gobierno en ese sentido, hay que terminar de finalizar lo que queda para crear la fundación, y hay que sacar a concurso la obra para que no nos cueste dinero a los canarios y a las canarias.'

'Señorías, espero que ese sea el final de este debate, Proyecto Monumental de Tindaya sí, es bueno para Fuerteventura, es bueno para Canarias, y, por tanto, es una apuesta decidida, firme, del Grupo Nacionalista. Lo ha sido del Gobierno, lo ha sido de las instituciones de Fuerteventura, y espero que sea del resto de la Cámara.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, doña Claudina, doña Claudina Morales.'

'Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo.'

'La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.'

'Señorías, es una lástima que hoy tanto el representante del Gobierno como la portavoz de Coalición Canaria estén más preocupados por "esto no va conmigo, esto está en otros partidos, esto es de gente que ya no está aquí", en definitiva, por no asumir la responsabilidad y por mirar para otro lado.'

'A mí me hizo mucha gracia la señora portavoz, la señora Morales, que ha hecho un repaso jurídico, pensé que iba a hablar de la imputación suya en el Baku, o de la imputación del Ayuntamiento de La Oliva por vertidos de aguas fecales en El Cotillo, la imputación en montaña Verodes, de Coalición Canaria. ¡En fin!, podemos seguir, pero no, no, no, no, yo no voy a desviar la atención.'

'Por cierto, ¿se acuerdan ustedes de que ese tal señor contratado en el Cabildo de Gran Canaria concurrió en coalición con Coalición Canaria para que este grupo mayoritario tuviera 21 diputados? ¡Ay, señora Claudina!, tantos años y no termina de aprender.'

'En fin, mire, yo lo que les quiero plantear hoy aquí, y en lo que quiero volver a reincidir es en que aquí ha habido una responsabilidad política. Vamos a pedir responsabilidad patrimonial, está claro, señor Berriel, ¿a quién?, que ha prescrito, ¿verdad? "Vamos a empezar otra vez con una comisión de investigación", mire, pero si ya la comisión de investigación, y usted sabe cómo salió, y gracias a unos desleales del Partido Popular, también hay que decirlo, no salió con todas las de la ley que tenía que salir. Pero hay que asumir una responsabilidad política, ¿o qué pasa, qué mensaje le estamos dando al ciudadano de Canarias? Aquí no pasa nada, gástese usted 25 millones de euros, pasa un montón de tiempo, intentamos liarlo con recursos, con presentación de sentencias y demás, y entonces ya cuando pasa el tiempo: "ah, ya no están en nuestro partido, ya no es...". No, miren, no.'

'Ese mensaje de impunidad no lo podemos dejar grabado en este Parlamento, y mucho menos a la ciudadanía.'

'Y a mí me preocupaba, bueno, no me preocupaba, no me doy por aludida, pero decía el portavoz del Grupo Socialista: "y verán ustedes que ahora en la segunda voy a decir dónde estaba cada cual". Yo, desde luego, no me doy por aludida, pero, mire, le aseguro que en el contrato del Proyecto Monumental de Tindaya, de este desastre, de este pelotazo, allí no estaba el Partido Popular. Yo sí que le quiero decir dónde estaba yo, por si tiene alguna duda. Mire, yo me encontraba en Fuerteventura, defendiendo con uñas y dientes un proyecto importante para Canarias e importante para Fuerteventura, por cierto, siguiendo una plataforma ciudadana por Tindaya, ¿que sabe quién la presidía?, el que hoy es senador por la isla de Fuerteventura, y que sigue presidiendo porque no está disuelta. Ahí nos encontrábamos, ahí nos encontrábamos.'

'Ahora bien, yo le veo, señor Fajardo, como un "quiero y no puedo", usted quiere también pedir responsabilidades, porque es un hombre de leyes, es un hombre de la justicia, y no podía ser de otra manera. Usted también las está pidiendo, pero, claro, en un "quiero y no puedo", y entonces de paso le doy un repaso a otro grupo, y así, bueno, pues no parece que estoy atacando el pacto. Eso no es así, usted como yo sabe que aquí esto es inverosímil, como ha dicho el Tribunal Supremo, y tampoco podemos salir mañana a decir "no, no, no, que el tema judicial vaya por otro lado, nosotros a la fundación, nosotros al proyecto", pero, bueno, ¿y entonces este Estado de derecho no tiene ningún tipo de consecuencias? ¿Este es el mensaje que estamos dando?'

'Por eso, señor Berriel, lo que yo pedía hoy aquí era lo que no ha dicho usted, y lo que no ha dicho usted hoy es que después de montar el proyecto de Tindaya, financiarlo, el Gobierno de Coalición Canaria se dividió, y una parte decidió responsabilizar a la otra, pero las cosas que pasan en política.... Luego se pusieron de acuerdo y entonces dijeron: bueno, vamos a tapar nuestras propias vergüenzas, y decidieron cargar contra los funcionarios y contra las empresas implicadas, dejando al margen la gestión de los políticos, y eso fue lo que pasó. ¿Que no están sentados aquí?, sí, pero están pululando. Y no podemos permitir que ahora digamos: ¡ah!, es que pasó el tiempo, no pasa nada; desde luego, me parece que no es un mensaje democrático, ni siquiera transparente, que podamos lanzar hoy aquí, si ese es el interés.'

'Pero, bueno, nosotros lo que sí queremos decir es que la responsabilidad última, y lo volvemos a decir, es de unos políticos de Coalición Canaria, políticos aprendices de brujos, porque no me dirá usted que desaparecer 25 millones en una montaña, anda que no es mágico, anda que no es mágico. Y eso hoy no se puede quedar así, no podemos decir: oye no es que eso ya pasó vamos a ir a otro... ¿Y dice usted que no son 25 millones?, pero, mire, si lo dijo usted en esta sede parlamentaria. Pero es más, es lo que ustedes reclamaban al Supremo, con razón lo pierden. ¿Es que ahora no son 25, ahora son 11? Mire, usted dijo que se habían pagado 7,8 millones de euros por la adquisición del monumento, un millón de euros en la exposición, 500.000 euros para notarios y letrados, 1,9 millones de euros en los estudios de viabilidad del proyecto, otros 1,6 millones más en los sondeos, a la empresa Saturno se le están reclamando 11.779.000 euros en concepto de los gastos de estudio e implantación, más el IGIC. ¿Sabe cuánto suma todo eso, y lo dijo usted en el 2008? 27,5 millones de euros, ¿en qué quedamos? Lo que no se puede hacer es venir aquí a decir unas cantidades y luego defender otras para decir: bueno, es que es menos dinero, es la mitad, ¡como si son 2 millones! Igual de vergonzoso.'

'Pero, claro, nosotros no nos podemos olvidar de esta situación y no podemos venir aquí y decir: sí, sí, estamos de acuerdo con el proyecto, adelante y es verdad, esto ya prescribió y, claro, como están en otras filas, como ha dicho la portavoz de Coalición Canaria, ya no están en las filas de Coalición Canaria, aquí... No, no, no, no, es que fueron dos gobiernos de Coalición Canaria, el mismo Gobierno que está gobernando hoy, que tiene una sentencia firme encima de la mesa y que tiene que pedir responsabilidades, señor Berriel.'

'Pero mire, y decimos una cosa: oye, es que ya está, ya el gasto se hizo; mire, yo creo que no, que vienen más gastos. Es más, ustedes han esbozado un guión que han ido repitiendo de manera unánime y dicen: aquí hay dos vías, dos caminos, dos carriles: uno, el camino judicial, y otro, el del proyecto, vamos a seguir por el del proyecto y nos olvidamos del camino judicial. Y eso lo han venido diciendo el señor Morales cuando era consejero del Gobierno, luego el señor Herrera, y ahora usted, y lo siguen diciendo de manera repetitiva y hablando de una hoja de ruta y, claro, en esa hoja de ruta hablaba usted, primero, de la eliminación de PMMT, ¿nos va a salir gratis, señor Berriel?, ¿recuerda lo que yo le decía, que esto no nos va a salir gratis? Bueno, pues a raíz de la Sentencia 19/2009 de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo que obligaba al Gobierno de Canarias a devolver el 50 % de las acciones a Canteras Cabo Verde, Sociedad Anónima, con efecto de 2002, fecha en la que se celebró el Consejo de Administración en el que se expulsó a Bittini al entender que había cobrado el segundo pago de 450 millones de pesetas tras ejecutar el aval de la Banca March, ¿la estrategia del Gobierno de Canarias dónde se ha situado?, y eso no es la tarea del anterior gobierno o de los que están en otras filas políticas. No, es que esa tarea la está llevando a cabo usted, señor Berriel, le estoy hablando de los años 2009, 2010 y 2011. Y usted nos dijo siempre: "entonces, la hoja de ruta es la siguiente: el Gobierno se va a centrar en eliminar la empresa pública PMMT". Bien, pero yo le decía en aquel momento: mire, señor Berriel, ¿la liquidación de PMMT nos va a salir gratis?, sí, sí, usted hablaba que por supuesto que sí y que era un trámite que ya estaba, prácticamente; bueno, de hecho podemos ver en la prensa que parece ser que el trámite ya estaba concluido. Por lo tanto, nosotros le hacíamos una nueva reflexión: ¿cuál va a ser el coste derivado de la liquidación de PMMT que tendrá que asumir el Gobierno de Canarias?, y le decíamos y le seguimos diciendo: BBVA no es una ONG y va a exigir que se le devuelva el importe íntegro del préstamo que concibió PMMT, el 50 % de Saturno, ¿lo recuerda, señor Berriel? El supuesto compromiso del BBVA para no solicitar la ejecución del aval tiene límite temporal o tenía límite temporal, ¿si el proceso de liquidación de PMMT se demora en el tiempo, existe el compromiso del BBVA para no ejecutar el aval? ¿Recuerda todas esas preguntas?, preguntas que no se pueden quedar en: "ya eso pasó". No, no, es que eso está sucediendo ahora en la liquidación de PMMT, liquidación de la que usted está al frente, y que ha acometido, y que todavía no está disuelta, que yo sepa. Díganoslo usted aquí: ¿está disuelta PMMT? Señor Berriel, ¿nos va a salir gratis la disolución de PMMT? ¿Hay más costes que tenemos que seguir pagando por la disolución de PMMT? (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández.)'

'Le preguntaba yo también aquí en sede parlamentaria qué consecuencias, desde el punto de vista jurídico, se podían derivar de la liquidación de PMMT respecto a la titularidad de la concesión administrativa de explotación minera, le decía si podía afectar esta cuestión a la nueva licitación que pretende iniciar el Gobierno de Canarias, ¿qué me respondía, señor Berriel?, que no había problema; poco menos que la Fundación y el Cabildo de Fuerteventura ya, ya, en 2013, estaban iniciando la construcción. Lo podemos leer en la prensa. Y es que yo quiero hoy poner de manifiesto que esa ha sido la historia de Tindaya, la historia primero de un pelotazo, y luego la historia del entretenimiento del duermevela de Coalición Canaria: "ya está el proyecto, ya está la fundación, ya liquidamos PMMT, y hoy lo que tenemos es el proyecto en punto muerto". No se ha movido una piedra, pero es que está en punto muerto. Y ahora hablaremos de la fundación.'

'Pero yo le quiero seguir preguntando... Recuerdo que hasta el año pasado -es la información que tengo, usted me la actualizará- PMT -PMMT- era parte de los siguientes procedimientos judiciales: "juicio declarativo de mayor cuantía número 524/2000, seguido ante el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Las Palmas de Gran Canaria, sobre la escritura pública de compraventa de acciones otorgadas el 14 de marzo", ¿cuánto nos va a salir eso, señor Berriel?; "juicio declarativo de mayor cuantía número 35/2001, seguido ante el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, sobre la resolución de un contrato de ejecución de obra suscrito entre PMMT y SCC Construcción y NecsoEntrecanales", ¿cuánto nos va salir eso?, ¿no nos va a salir nada?, ¿eso no va a costar nada a las arcas públicas?, ¿cerramos el contador de los gastos de Tindaya?; siguiente: "juicio declarativo de menor cuantía número 472/2000, seguido ante el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, sobre la impugnación de acuerdos sociales adoptados por la junta universal de PMMT, de fecha 23 de mayo del 2000", ¿está resuelto?, ¿nos puede decir, señor Berriel, cuánto nos ha costado eso?, ¿estamos pagando las costas?, ¿cuánto nos va a suponer?; "juicio ordinario 1921/2009 B3, seguido ante el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Palma de Mallorca, sobre la reclamación a la Banca March por la ejecución del aval que garantizaba el pago de la transmisión de las acciones de PMMT, identificadas con los números de 4501 a 9000, ambos inclusive", díganos, señor Berriel, ¿se ha acabado ya el chorreo público de dinero que tienen que pagar todos los canarios por la mala gestión acerca del Proyecto Monumental Montaña de Tindaya?, ¿cuánto nos van a salir las costas de la última sentencia del Supremo, que, además, condena al Gobierno de Canarias a pagarla?, ¿nos puede hacer una valoración de si esto ha terminado, de si la responsabilidad está en otros partidos porque ya se fueron los que gestaron este pelotazo?, ¿podemos seguir diciendo eso?, ¿esto ya se acabó?, ¿ya cortamos la sangría pública de dinero en tramas judiciales?... Es que quiero saberlo, porque entonces le daré la razón, si no, permítame, me la tiene que dar usted a mí.'

'Y luego nos planteaba en esa hoja de ruta una siguiente parte que es la creación de una fundación, y que ahora todo se va a hacer a través de la fundación, y parece ser que esa fundación la van a montar entre el Ayuntamiento de La Oliva, el Cabildo de Fuerteventura, el Gobierno de Canarias y la familia. El 18 de enero del 2011, sí, el 18 de enero de 2011, cada vez que llega Fitur hay cenas y más cenas y más encuentros con la familia Chillida, y más vendettas y que "el proyecto ya está hecho y ya hay fecha..." Es más, el Gobierno, Domingo Berriel, el Gobierno se encarga de hacer promoción de esta firma..., miren, Domingo Berriel en Canarias7 el 18 de enero de 2011: "la obra es necesaria para Fuerteventura y ejemplariza la labor de Coalición Canaria en beneficio de toda Canarias", señor Berriel, si este proyecto es un ejemplo de la gestión de Coalición Canaria, ya nos lo está diciendo usted todo. Y eso lo dijo usted en el 2011, pero es que después, en el mismo periódico, el señor Paulino Rivero decía: "se espera que antes del verano pueda estar abierto el concurso para la construcción y explotación", -2011-, ¿dónde están esas empresas que dice la señora Morales que ya están dispuestas a hacerlo?, ¡pero si no está ni la fundación, señor Berriel! A mí me han reunido hace cuatro meses con todos los portavoces de esta Cámara en el Gobierno de Canarias, en la Presidencia del Gobierno en Gran Canaria, para decirnos que la fundación, que ya iba a estar, le estoy hablando de antes del verano... ¿Pero cómo podemos seguir vendiendo este proyecto? ¡Pues claro que es un proyecto interesante, pues claro que nos convenció a todos los canarios y a todos los majoreros! Pero es que cuando lees en el blog de Paulino Rivero el 19 de enero del 2011, en relación con la reunión mantenida con la familia Chillida, que dice: "me siento especialmente orgulloso también de este paso que hemos dado, otro avance estratégico para el desarrollo económico del archipiélago en los próximo años, y así se lo he hecho saber a Mario", a Mario, "trasladándole también mis felicitaciones a él y a todos los majoreros". Pero es que el 4 de marzo del 2012 nos dicen que la fundación es inminente y que, gracias a un acuerdo alcanzado con la familia de Chillida, el proyecto... -se lo voy a leer- "se podría construir la fundación porque, además, la concesión administrativa de PMMT caduca en 2013", y ya está, ¿y entonces la fundación la tenemos? De verdad, me gustaría que aclarara todas estas dudas porque, a día de hoy, ni hay estatutos ni hay fundación...'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada tiene usted un minuto para concluir, por favor.'

'La señora Montelongo González: Gracias.'

'PMMT no está disuelta y el proyecto de la montaña Tindaya se encuentra en un punto muerto.'

'Pero mire, yo le voy a decir una cosa: nosotros seguimos, desde el Partido Popular, apostando por el proyecto de Chillida, pero no confiamos en un Gobierno que no asume responsabilidades políticas. No podemos confiar en un Gobierno que cuando le surge el problema echa balones fuera o dice: "a mí no me toquen que aquí no estamos ya". No podemos confiar en un gobierno, no le podemos dar una carta blanca a un gobierno que ya lo hizo una vez. Si esto le sale gratis, ¿quién nos dice que no lo vuelvan a hacer otra vez? Y esa es la cuestión, es así de dura. Nosotros no podemos volver a confiar en alguien que mira para otro lado. Esto no está resuelto, señor Berriel, y usted bien lo sabe. Por lo tanto, solo le pido, una vez más, que asuman responsabilidades. Asuman responsabilidades, porque la responsabilidad política está en Coalición Canaria, y no gastemos ni un euro más en un proyecto que...'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.'

'Por parte del otro grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Socialista, don Manuel Fajardo, por tiempo de quince minutos, tiene usted la palabra.'

'El señor Fajardo Palarea: Buenas tardes, señorías, nuevamente.'

'Dos matizaciones de entrada. En primer lugar, decir que ojalá, señor Rodríguez, don Román, hubiera declarado el Tribunal Supremo que el contrato era leonino. Porque si así lo hubiera declarado, posiblemente se nos hubiera dado la razón. Pero no. Lo que dice el Tribunal Supremo es que la voluntad de las partes no hay que interpretarla de la literalidad de las cláusulas contenidas en un contrato, sino de los actos anteriores, coetáneos y posteriores al contrato. Y ahí está el problema. Y ahí está el problema de por qué se pierde el pleito.'

'Y, hombre, una segunda puntualización: acabo de conocer una nueva teoría de la responsabilidad política, que es que la responsabilidad política se data dependiendo de la sentencia definitiva de un procedimiento. Claro, porque uno podría llegar al convencimiento también de que como esa sentencia es confirmatoria de otras anteriores, habría que pedirle responsabilidades a los anteriores Gobiernos. Pero hay un problema. Que hay un Gobierno en el 2008, que es cuando se recurre la sentencia de primera instancia, en el que estaba el Partido Popular. Ahora, ¿podríamos aceptar esa teoría de datar la responsabilidad política dependiendo de la fecha de la sentencia?'

'Bien. Señorías, son innumerables... -hago estas precisiones porque no dejan de ser cuestiones curiosas las que se plantean en este Parlamento-, han sido innumerables las ocasiones en las que en este Parlamento se ha hablado del proyecto de Tindaya. Yo voy a hacer honor a anteriores compañeros que estuvieron en esta tribuna hablando de este tema.'

'Ya el 12 de abril del 2000, mi compañero José Alcaraz preguntaba al consejero de la Presidencia, el señor Bonis, sobre el informe de la inspección general del servicio sobre el asunto Tindaya.'

'Para el 25 de octubre de ese mismo año, 2000, mediante comparecencia solicitada con motivo de la querella y de las demandas interpuestas sobre el asunto Tindaya, queríamos saber -decía él-, el Grupo Socialista, los contenidos de las medidas que había adoptado el Gobierno para la defensa de los intereses públicos en relación con terceros, y, en definitiva, qué horizonte, en relación con la construcción del proyecto, tenía previsto el Gobierno, y qué actuaciones o qué iniciativas iba a llevar a cabo. Porque este conjunto de exigencias pretendía despejar incertidumbres, clarificar cuáles iban a ser las iniciativas del Gobierno y dejar claro ante la opinión pública cómo se estaba actuando y qué se tenía previsto en relación con el proyecto, proyecto del que los socialistas hemos dicho con claridad que una cosa es lo sucedido, y en la exigencia de esas responsabilidades se debe ir hasta al final, y otra cosa es el propio proyecto, donde el Gobierno debe de actuar defendiendo los intereses públicos, desde la consideración clara de que es un proyecto que interesa a Canarias, que interesa a Fuerteventura y que, desde luego, debe de hacerse. No como se hizo en el pasado, sino con las garantías y con las actuaciones transparentes que permitan que la sociedad canaria entienda que las cosas se hacen como se deben de hacer.'

'Palabras que más de trece años después mantienen plena vigencia en el día de hoy, pese a que curiosamente en esa comparecencia, y ojo al dato, porque empiezo con la primera cita, el PP no pidió la palabra. Estaba en el Gobierno de Canarias, y no se hablaba de "pelotazo". ¡Estaba en el Gobierno de Canarias! Ni se hablaba de "chapuza", y estaba en el Gobierno de Canarias. Y en la que el señor Becerra Robayna defendió la actuación del Gobierno, anunciando la creación de una comisión asesora de carácter multidisciplinar para viabilizar el proyecto y la constitución de una fundación, a falta del visto bueno de la familia Chillida.'

'Más tarde, en este mismo año 2000, el 20 de diciembre, y también mi compañero José Alcaraz, dirigía al señor consejero de la Presidencia, en aquel entonces el señor Bonis, una pregunta sobre el intento de impedir una comisión de investigación con el asunto Tindaya, relacionándolo con el hecho publicado de que el Gobierno, a través de intermediarios, estaba intentando llegar a un acuerdo con el señor Bittini.'

'Y traigo a colación tal pregunta porque no dejó de ser curiosa la respuesta que dio, en la que nos vino a decir que podía afirmar que "ni el Gobierno, ni ningún miembro de este, había tenido ninguna intervención en esa supuesta intermediación, y que reuniones particulares en casas haciendo asaderos, pues, mire usted, yo creo que son irrelevantes y que no vienen al orden de la pregunta". Eso es lo que se nos decía.'

'Siguiendo con el resumen de algunas de las iniciativas parlamentarias atinentes al Proyecto Monumental de Tindaya, el 5 de junio del 2002 volvió mi compañero, el señor Alcaraz, a dirigir una pregunta al consejero de Turismo, el señor Becerra Robayna...'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Perdón, señor diputado. Perdón.'

'Señorías, por favor, guarden silencio. Hay un murmullo amplio en la sala.'

'El señor Fajardo Palarea: Sobre el perjuicio al patrimonio de la comunidad autónoma en el contrato del Proyecto Monumental Montaña de Tindaya, respondiéndole al señor consejero que dicho daño económico era evidente toda vez que el pago es realizado a favor de la UTE, y que suponía un quebranto económico manifiesto a la entidad pagadora PMMT y a su único socio Saturno, al haber desembolsado dicha cantidad sin obtener a cambio contraprestación alguna. Se ha producido, por tanto, decía el señor Robayna, un desplazamiento patrimonial consumado en beneficio de la UTE y de la Cantera Cabo Verde, en detrimento de PMMT y de Saturno, a cuya costa se ha producido el abono, y del Gobierno de Canarias, avalista de la operación de crédito con cargo a la cual se ha realizado dicho abono, y que es responsable de su reintegro a la entidad bancaria prestataria.'

'Aquí se produjo una discusión, y me remito al Diario de Sesiones, porque mi compañero Alcaraz le sacó unas declaraciones al señor consejero Becerra Robayna donde decía que el 27 de junio del año 2000 había un escrito de la secretaría de Gobierno donde señalaba que no sabía, que no había ningún daño patrimonial, e, incluso, citaba a la interventora general de esta comunidad autónoma, que decía que cómo era posible que el Gobierno estuviera hablando de daño patrimonial, y cómo era posible que se estuviera pagando un aval antes de que este entrara en vigor.'

'Dando un salto en el tiempo, hay otras preguntas del 29 de junio del 2005, de mi compañera Margarita Figueroa, en las que le preguntaban al señor Fajardo Feo sobre cuáles eran las labores que se estaban desarrollando dentro del Proyecto Monumental Montaña de Tindaya. Ahí él relataba que se iba a hacer en tres fases, que había dos fases hechas, y que faltaba por hacer una tercera fase, y ahí quedó esa pregunta.'

'Con posterioridad, el 15 de noviembre del 2006, empieza lo que yo llamo el discurso interesado del PP, y voy a explicar por qué: porque, más allá de lo ocurrido en la comisión de investigación -de la cual no puedo hablar, porque no tengo conocimiento de causa, no estuve dentro de ella y fue secreta-, vemos cómo dependiendo de si se estuviera dentro o fuera del Gobierno de Canarias, hay un discurso diferente. Y aquí interviene -quédense con la fecha: 2006, noviembre, no estaban en el Gobierno de Canarias-, ¿quién interviene?, el señor González Arroyo, que pregunta al consejero de Medio Ambiente, el señor Berriel, sobre los sondeos geotérmicos de Tindaya, y decía que era lamentable tener que oír aquí que ahora hay que hacer nuevos estudios, para ver si hay posibilidad dentro de los estudios de impacto ambiental, llegando a decir: "ustedes soltaron las pesetas antes de tiempo, casi 4.000 millones de pesetas con intereses, y hasta el momento todavía no tienen ni hechos esos deberes. Es un tema que se está pudriendo, y Fuerteventura esperando. No sigamos tomándole el pelo a las islas periféricas. Mueva usted la colita, señor Berriel, y sea un consejero eficaz".'

'Vuelvo a recordar que en esta fecha el PP estaba fuera del Gobierno de Canarias; contestándole usted, señor Berriel -no sé si se acordará-, que se estaba trabajando con dilación: "estamos moviendo, en lo que podemos, la colita, y le garantizo que hay un refrán que dice vístase despacio, que hay prisa".'

'Casi un mes después, del 13 de diciembre del 2006, no estaba, se pregunta por... mi compañera Margarita Figueroa al consejero, usted, señor Berriel, y usted concretó todas las fases del estudio. Usted dijo que ya se había terminado la primera, la segunda; la tercera fase, a la que aludió el señor Fajardo Feo en la comparecencia, en la pregunta que cité anteriormente, e, incluso, dijo usted que se había pasado a la última fase de redacción del proyecto constructivo, cuestión que se había llevado a cabo y que le había permitido saber que la cuantía exacta de la inversión iba a ser de 74,6 millones de euros, avanzando que se estaba trabajando en la declaración de impacto ambiental. Un mes después, en enero de 2007, vuelve a la carga el señor González Arroyo -no estaba en el Gobierno de Canarias-, y, estando fuera, le pregunta a usted con respecto al proyecto de Tindaya y decía que "sigue destrozado y destrozado por un consentimiento y por una forma de proceder de gran parsimonia por parte -y aquí hay una cosa que es de reseñar- de los que hemos gobernado". Es de notar que utilizó la primera persona del plural, creo yo que en un desliz, diciendo la verdad, o porque le traicionó el subconsciente, cerrando casi su intervención, diciendo: "es hora ya de que tengamos una ley donde el político que se equivoque, y muchas veces se equivocan intencionadamente, pues, pague de su bolsillo y no pague de los dineros del erario público canario".'

'Pero, señorías, obviando el resto de iniciativas que hemos tenido en esta última legislatura, hay dos, hay dos que para mí son... se pueden calificar de sublimes desde el punto de vista de cómo han quedado reflejadas en el Diario de Sesiones de este Parlamento. En el año 2008 hay una comparecencia, la 161, que fue solicitada por mi compañero Domingo Fuentes, hoy senador autonómico, senador por la comunidad autónoma, en la que se le solicitaba a usted, señor Berriel, que nos hablara de la viabilidad del proyecto de Chillida en la montaña de Tindaya. Y en la misma, el señor Fuentes le recordaba al señor Berriel que, a finales del 2007, usted había anunciado -y se lo decía antes de esta comparecencia- que la obra se iba a acabar en el 2011. Y le espetaba que dentro de tres años, después de tres años largos de escándalos, comisiones de investigación, estafas, querellas y, lo que es peor, sin responsabilidades políticas, por fin nuestros pies iban a poder visitar el templo de la tolerancia, ideado en su día por el señor Chillida. "Permítame que le diga -le decía el señor Fuentes a usted, señor Berriel, en ese año-, señor consejero, que sencillamente no me lo creo". Y, desde luego, acertó, porque la obra no está terminada, no se terminó, y no se ha empezado todavía.'

'"Estamos en una nueva legislatura -decía mi compañero-, y espero que esa obra, por el bien de todos, se haga, porque si no, estaríamos ante una estafa, la mayor estafa a las arcas de la comunidad; ante una estafa a un escultor de prestigio internacional, y una estafa no solo al pueblo majorero en particular, sino una estafa al pueblo canario en general". Llamó mi compañero, el señor Fuentes, a dejar fuera de la contienda política -mal ejemplo estamos dando hoy-, entendida en minúsculas, al proyecto, y se refirió a unas palabras del escultor, que, literalmente, en una nota de prensa de julio del año 1996, había dicho exactamente lo que voy a leer, y si Chillida levantara la cabeza, después de las cosas que he oído hoy, desde luego, este proyecto no se llevaría a cabo, decía: "la escultura está concebida como un monumento a la tolerancia, como he dicho, y es una obra para el pueblo canario. No deseo, pues, que sirva como elemento de división, y menos aún como piedra de escándalo arrojada en las luchas políticas, que no comprendo, y en las que no deseo verme envuelto". Eso decía el escultor Chillida.'

'En esa comparecencia, señor Berriel, de forma prolija, usted relató todos los estudios llevados a cabo, detalló que la fundación estaba a punto de constituirse, y que sus estatutos se formalizarían en breve, y que las previsiones para la materialización del proyecto eran de aproximadamente..., y hacia el mes de febrero del año 2009, estaba prevista la adjudicación y el inicio de las obras del mismo.'

'Y aquí viene lo del PP. Por parte del PP, ahora sí dentro del Gobierno, dentro del Gobierno, intervenía el señor Santana Reyes, que ya no está entre nosotros, que nos hablaba de la leyenda majorera de la luz de Famasca, y proclamaba que la gran mayoría de la población de Fuerteventura, sus agentes sociales, empresariales e institucionales, e incluso la práctica totalidad de los partidos políticos apoyaban el proyecto, y que este apoyo unánime se había desarrollado desde el criterio básico de dejar fuera de la disputa política el debate en torno a este proyecto. Terminaba su intervención diciéndole al señor consejero -a usted- que contaba con el apoyo del Grupo Popular para seguir promoviendo, impulsando y agilizando su realización, porque eran conscientes de la importancia y necesidad de una obra artística de relevancia mundial, que aportaría grandes dividendos a la isla de Fuerteventura y a Canarias, y orgullo para las generaciones futuras.'

'Ni un "pelotazo", ni una "chapuza", en su intervención. Estaban en el Gobierno de Canarias.'

'Pues bien, si hasta ahora podía considerarse la lectura del Diario de Sesiones de la precitada comparecencia respecto a la posición del PP con respecto a este asunto, dependiendo si estuviera o no en el Gobierno de Canarias, como ejemplo del doble discurso, se pueden tildar las palabras que la representante del mismo pronunció en la comparecencia 186, del año 2008, instada por mi compañero también, Domingo Fuentes, sobre PMMT, y ya a raíz -que es muy importante- de la sentencia que había dictado el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Las Palmas... ¿Y qué decía quien intervino en nombre del PP? "Desgraciadamente, a día de hoy la montaña de Tindaya sigue siendo un sueño, el sueño de los majoreros, una utopía que se puede hacer realidad, y, por esa razón, señorías, también subo a esta tribuna a hablar de Tindaya ilusionada, porque me consta que desde el Gobierno de Canarias se está apostando fuertemente por dar un impulso político a un proyecto de tal envergadura como del que aquí hablamos. Señor consejero, señor Fuentes, señor Barragán, hoy en esta Cámara estamos hablando con acento majorero, cuatro majoreros que vamos a reivindicar uno de los proyectos más importantes a los que puede aspirar esta isla, por ello les pido, y deseo que lo hagamos unidos, que no caigamos -atentos a esto-, no caigamos en el error de convertirnos en jueces de ninguna causa judicial, pero sí les pido que nos convirtamos en auténticos embajadores en defensa del Proyecto Monumental de Tindaya. Especular con lo que pudo realizarse en el pasado -atiendan- solo sirve para consolar a los que no creen en el futuro del proyecto, señor Fuentes. Le pido, de verdad, que hagamos ese esfuerzo, que no miremos al pasado, sino que busquemos las soluciones para que este proyecto sea una exigencia por nuestra parte en esta Cámara, y también en el Gobierno de Canarias. De ninguna manera es ese nuestro caso, el de mirar para atrás, porque creo, por poner un ejemplo, que sería absurdo. Es como si permanentemente estuviéramos, como decía el consejero, mirando los casos de corrupción, por poner un ejemplo, del Gobierno socialista -qué casualidad- Roldán, Filesa, Barrionuevo, Vera. Esas son actuaciones que no llevan a ningún sitio y que las hacen las personas que no creen en el futuro, -¡si te coge!-. Fuerteventura y Canarias, de verdad, precisan de este proyecto y hoy quiero reivindicar aquí que todos nos pongamos a trabajar a una en la línea seguida por el Gobierno. [...] Por ello les pido que defendamos el proyecto por encima de todo. La pesadilla judicial de Tindaya hemos de convertirla en el sueño de Chillida y en el sueño de todos los majoreros". ¡Qué bonito! Preciosas las palabras.'

'No escuché, lo he leído veinte veces, y hoy cuando he oído hablar de "chapuza" y de "pelotazo", me digo: pero, bueno, ¿por qué no se dijo esto cuando se estaba en el Gobierno, cuando ya había dictado la sentencia el juzgado de primera instancia? No se dijo absolutamente nada.'

'Porque es cierto que todos los partidos políticos estamos a favor del proyecto. Le voy a... Termino mi intervención, porque ya me queda poquísimo tiempo, un minuto, diciéndole lo siguiente.'

'Señor consejero, atiéndame. Mi grupo sigue pensando que la gestión del llamado "asunto Tindaya" constituyó un auténtico fiasco para las arcas de la comunidad autónoma porque descansaba sobre una serie de chapuzas...'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Concluya en un minuto, por favor.'

'El señor Fajardo Palarea: ...a revelar no una, sino tres resoluciones judiciales, y seguimos pensando que es lamentable que aquellos que intervinieron en las mismas hayan salido de rositas, no solo en la vía penal -civil-, sino también desde el punto de vista de la responsabilidad política.'

'Me gustaría que alguien me dijera a qué responsables políticos les tenemos que pedir responsabilidad, y dónde están, ahora, en este momento.'

'En síntesis, mi grupo sigue pensando lo que puso en su propuesta de resolución número 63 del debate del estado la nacionalidad del año 2011, que fue lo siguiente: "El Parlamento de Canarias pondera el proyecto artístico que supone el Monumento a la Tolerancia, que el escultor Eduardo Chillida ideó para la montaña de Tindaya, y reprocha que los sucesivos gobiernos de Canarias hayan gastado en su ejecución más de 30 millones de euros sin que todavía se haya movido una piedra". Yo no me muevo de esa convicción, pero les digo: contarán con nuestro apoyo, y he dicho públicamente que sí a Tindaya, sí al proyecto, porque seguimos pensando que es bueno para Fuerteventura y para Canarias, pero en este momento no lo entendemos prioritario y no entendemos que deba de emplearse dinero público en el mismo.'

'Nada más.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.'

'Por parte del Gobierno, para concluir esta comparecencia, don Domingo Berriel, por tiempo de 15 minutos, tiene usted la palabra.'

'Puede proceder, señor consejero.'

'El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez): Gracias, señor presidente. Señorías.'

'Creo que aquí se ha comentado..., yo creo que debemos de hacer un ligero análisis para mirar hacia atrás, efectivamente, solo para tomar nota de lo que no se debe hacer y cuáles son las consecuencias de optar por uno u otro camino en los asuntos públicos.'

'Como aquí se ha dicho, todos los problemas que ha tenido este proyecto y los sucesivos de las reclamaciones, consecuentemente, por el camino de la privatización o de esa mezcla de lo privado con lo público, esa sociedad mixta para hacer un monumento que era la forma de que costara menos y no costara nada, eso se está oyendo ahora también en muchas cosas, en muchas soluciones que se están queriendo dar a los problemas, pues, de Aena y de muchas cosas, "privaticemos que así se resuelven los problemas". Tenemos muchos ejemplos: Emalsa en Las Palmas, en fin, muchísimos, ¿no?'

'Entonces, ¿qué enseñanza sacamos aquí? Efectivamente, si aquí se hubiese afrontado, desde lo público, con las normas de derecho público, con las normas de derecho administrativo, con los contratos regulados en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, aun cuando el contrato, en ese caso, hubiese sido leonino o mal hecho, pues, había una solución que la ley prevé para buscar finalmente el equilibrio del contrato, si el contrato es lesivo para la administración, y poner ahí mecanismos para anularlos. Pero, claro, nos pusimos en manos, se puso en manos el Gobierno del momento en la bondad esa de la privatización y lo que eso podría facilitar la ejecución de una obra compleja como esta, y, efectivamente, nos hemos metido en la esfera del derecho civil en la que cualquier tecnicismo, cualquier cosa hace que pierdas un juicio y que, consecuentemente, no tenga ninguna otra solución, primera conclusión. La otra es obvia, quien crea que... o quien equipare una sentencia o equipare el derecho con la justicia está equivocado. Una cosa es la justicia y otra cosa es el derecho. Dice el dicho que para que te den la razón en un juicio tienes que tenerla, saberla pedir y que te la quieran dar, algunas de las cosas, como falle cualquiera de ellas pues tienes el juicio perdido.'

'En fin, lo que sí es verdad es que, bueno, si este proyecto... y, por tanto, esa es la intención de la continuidad del mismo, es decir, trabajar en la esfera de lo público con las herramientas que la Constitución da para trabajar con lo público, el derecho administrativo, y, por tanto, las garantías que se tienen siempre a través del derecho administrativo.'

'Lo que ya me parece más complicado de asumir, y ya se lo digo a la señora Montelongo, y de asumir por mí, es que usted me venga a pedir a mí aquí, aquí, a este Gobierno y particularmente a mí, responsabilidades políticas por lo que hicieron o no hicieron en los años noventa y pico, 95, 96, 99, porque yo aceptaré y acepto democráticamente, que, efectivamente, nosotros hemos calculado que los trabajos de ruta podían estar ya en la senda de ejecución del proyecto, y si fuéramos de forma más temeraria, pues, a lo mejor, nos hubiéramos lanzado ya, pero hemos tenido que anteponer la seguridad jurídica, porque todo lo técnico estaba resuelto, pero hemos tenido que poner la seguridad jurídica primero, resolver determinadas cuestiones litigiosas antes de meternos a, efectivamente, elevar a público, porque los estatutos claro que los tenemos, y si no, como comprenderá, se hacen en medio día o en unas horas, para constituir la fundación pública y poder acometer por uno de los procedimientos que se establecen en la legislación de contratos de administraciones públicas, en este caso, para que no cueste dinero, efectivamente, eso sí, porque una cosa es poner dinero privado y otra cosa es que la gestión sea privada del contrato, en este caso, pues, para otorgar una concesión de obra pública con un pliego de condiciones, y es lo que hay que hacer.'

'Y hoy digo que acepto, como no puede ser de otra manera, que hay retrasos en la hoja de ruta que hemos plasmado, y si su señoría me la hubiese detallado, yo le hubiese dado explicaciones de por qué está retrasada cada una de ellas.'

'El parón principal que está en esta hoja de ruta, que hasta ahora ha sido la que había que hacer, es decir, acreditar la viabilidad técnica del proyecto, tener garantías de que la UTE, antes de que se tuviese esta sentencia, no fuese a hacer recurso a un posible convenio o contrato del proyecto, tener una norma de conservación del monumento de Tindaya adaptada a las directrices, tener el proyecto técnico redactado, tener la evaluación de impacto ambiental adaptada,... Todo eso se ha hecho, y hay una cuestión que nos ha dilatado, que es la disolución de PMMT.'

'En un proceso que debería haber sido lógico, normal y sencillo, porque si alguien está en una sociedad y tiene el 50 %, insisto, formalmente, no en el fondo, tiene el 50 % de unas acciones y no quiere poner dinero para hacer la obra, porque, como no hay dinero en PMMT, hay que hacer una ampliación de capital, y no pone el dinero correspondiente, lo suyo es que se quite a un lado, se disuelva la sociedad y la otra parte lo haga. Pero, en este caso, Cabo Verde no ha hecho eso, sino que lo que ha hecho es obstaculizar poniendo una demanda, precisamente, al acuerdo de disolver PMMT, y, para seguridad jurídica, no queremos continuar adelante en tanto que esté esa sociedad, de tan mal recuerdo, pues, vigente, aunque no tiene posibilidad alguna de hacer absolutamente nada porque no tiene dinero. Claro está, claro está, que antes iba teniendo el dinero que el Gobierno le iba metiendo a PMMT continuamente, y que se pretendía que se le siguiera poniendo ese dinero teniendo el 50 %, precisamente, quien se ha llevado tanto dinero ya de aquí, y, evidentemente, dijimos que de eso nada, que no íbamos a poner ni un céntimo en PMMT, en tanto las acciones no estuviesen todas inscritas a nombre del Gobierno, como es lógico, para garantizar los recursos públicos. Y, por tanto, como no hay dinero para hacer la obra por PMMT, hay que disolverla, y en esa disolución, insisto, con una táctica dilatoria, hemos tenido que afrontar un pleito para disolverla; y de ese pleito ha concluido la vista ya, el juicio oral tuvo lugar en junio, de junio hasta hoy hemos estado esperando, todos los días yendo al juzgado, a ver si tenemos la sentencia de disolución de PMMT, que, obviamente, todo el que litiga... nosotros pensamos que es razonable que ganemos esa sentencia, pero no podemos garantizarlo, no podemos saberlo a ciencia cierta hasta que no tengamos la sentencia en la mano. Cuando tengamos esa sentencia, si esa sentencia nos quita ya de en medio ese problema jurídico que pudiera ser tener a PMMT activa, constituiremos la fundación y tendremos lo que ya la familia nos ha dicho por activa y por pasiva, y nos ha comunicado, tendremos la propiedad transmitida por la familia, la propiedad intelectual, para poder ya sacar a concurso el proyecto y poder continuar adelante. Ese es el retraso que tenemos, y no es otro; si eso hubiese estado, ya lo tendríamos mucho más avanzado. Pero, en aras de la seguridad jurídica, evidentemente, estamos esperando por una sentencia. ¿Cuánto se debe esperar por una sentencia?, pues aquí hay juicios que se han celebrado y que un año después no tienen sentencia. Este es el sistema, así estamos, y ese es el problema que tenemos.'

'Vamos a ver, en ese tótum revolútum, que a mí, sinceramente, de verdad, me parece una auténtica demagogia, y me parece, señoría, señora Montelongo, que usted hace aquí más un papel cuando empieza, pues, a mezclar los temas de PMMT, hace usted más un papel de abogada de oficio de Cabo Verde que realmente de tener conocimiento exacto de los litigios y de las cuestiones que están en este asunto.'

'Yo lo he explicado muchas veces, yo creo que no es tan difícil, no es tan difícil entenderla; y estoy dispuesto a explicársela muchas veces más, pero entonces le rogaría que prestara atención para que no volviera a mezclar cosas que no son mezclables. Lo mismo que no se puede sumar peras con manzanas, usted no puede tampoco venir a decir aquí: "no, es que lo que se ha perdido son 27 millones de euros", porque usted suma peras con manzanas... Porque usted, vamos a ver, ¿se ha perdido el dinero de la defensa jurídica?, pues, si se ha perdido el dinero de la defensa jurídica, resulta que unas veces se pierde y otras veces se gana con la defensa jurídica, por tanto... Pero la defensa jurídica aquí ha sido ordenada, mandada por este Parlamento. Aquí este Parlamento, incluso estando su señoría aquí, se ha ordenado al Gobierno que ejerza las acciones legales oportunas, y usted sabe que los abogados no trabajan gratis y que aquí, ya en la época del gobierno de Adán Martín se consideró que había que ir a un buen despacho para intentar resolver problemas que no estaban -entendemos- muy bien enfocados, porque los servicios jurídicos están dedicados fundamentalmente al derecho administrativo, y, lógicamente, había que buscar especialista en estos temas de derecho civil y mercantil, que eran bastante complejos.'

'Pero es que además... ¿Pero cómo puede usted pedirme a mi responsabilidades políticas por lo que el gobierno del año 95, 96 o 99 hizo? Usted me podrá pedir responsabilidad política por lo que estamos haciendo ahora, por lo que estamos haciendo ahora; lo demás es que ni se lo acepto. ¿Cómo me va usted a mezclar a mí con otros que sí que están, algunos de ellos, mucho más cerca de usted que de mí?'

'Mire, el contrato se firmó el 24 de febrero del 99, el contrato que hoy estamos..., del que trae causa la sentencia, se firmó el 24 de febrero de 1999. ¿Sabe usted quiénes estaban en el Gobierno en esa época? Le voy a detallar nada más que tres consejeros del Partido Popular que estaban en esa época en el Gobierno. Hable usted, pídales, dígales que por qué permitieron la firma de este contrato. Mire, estaba don Gabriel Mato, yo creo que a él no lo tilda usted de desleal, a don Gabriel Mato, estaba don Gabriel Mato, estaba doña María Eugenia Márquez y estaba don Lorenzo Suárez.'

'Y en la comisión de investigación, a la que usted se refiere, señoría, cuando dice: "es que sí, la comisión de investigación estuvo aquí pero usted tuvo unos... pero hubo unos desleales". Pues, uno de esos desleales era nada más y nada menos que el hoy presidente del Cabido de Gran Canaria, el señor Bravo de Laguna. ¿Sigue usted pensando que el señor Bravo de Laguna es un desleal? Sí, por lo que veo usted asiente, dice que sí, el señor Bravo de Laguna es desleal. Pues, tienen ustedes un presidente del Cabildo, de la primera institución de Gran Canaria, tachado por ustedes mismos de desleal. Miren qué responsabilidad política, qué..., bueno, eso, qué bien. Qué bien, es decir, qué coherente, qué coherencia más grande. Qué coherencia más grande.'

'Mire, señoría, yo me quedo con aquello que dijo don Manuel Fajardo, que ustedes dijeron aquí en apoyo del proyecto en la legislatura pasada que había que mirar para adelante, que había que intentar, como hemos intentado, se ha intentado, se ha hecho todo lo que se ha podido, y se ha perdido. Se ha perdido. Y, por tanto, este Gobierno no tiene nada más que hacer por esa vía. Nada más. Porque, evidentemente, sabemos cuáles son los límites. Las cosas juzgadas son cosas juzgadas. Esto se juzgó por lo penal y se archivó, y se llevó por lo civil y se perdió en el Supremo. Punto. Ahí no vamos a escarbar más, porque ahí nosotros no vamos a perder ni un solo minuto más.'

'Usted siga, pues, escarbando las responsabilidades políticas, y se va a ir encontrando con, bueno, personas muy allegadas, así de esta manera, y entonces, bueno, pues, explíqueles usted que usted aquí dice que son desleales y que han actuado absolutamente de forma..., porque hay que pedirles responsabilidad política. Se van a quedar con bastante pocos miembros para las nuevas listas.'

'Lo que digo es que, efectivamente, yo estoy más con lo que dijeron ustedes en la legislatura pasada. Efectivamente, hay que trabajar por sacar adelante este proyecto, hay que hacerlo en el menor plazo posible, pero, ¡ojo!, siempre subordinando el plazo a la seguridad jurídica, y, por tanto, no daremos más pasos que los que debamos, de forma absolutamente firme. Firme, porque este Gobierno, en esos pasos firmes, en eso no ha perdido nada, hasta ahora, no digo que no lo perdamos, pero, con los pasos firmes, este Gobierno, este Gobierno, no ha perdido nada.'

'Así que, señoría, yo lo que les digo es que lo que hay es que definirse, definirse de una vez, definirse aquí. Por eso me alegro que se pregunte de nuevo en esta Cámara, en una proposición no de ley, si realmente quieren que se continúe con el proyecto, y quien no quiera que se quite la máscara frente a los ciudadanos de Fuerteventura y diga aquí que no quiere que se continúe para adelante con el proyecto. Y si quieren que se continúe, que digan cómo, que digan si hay alguna otra hoja de ruta distinta a la que estamos haciendo, alguna mejor, que la propongan aquí, que hagan algo propositivo que nos dé a todos mayor información.'

'Nada más, señor presidente. Muchas gracias.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.'

'Sí, doña Claudina, ¿a qué efectos?, por favor.'

'La señora Morales Rodríguez (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'Por acusaciones falsas. Me gustaría intervenir.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): En su caso, por alusiones.'

'La señora Morales Rodríguez (Desde su escaño): ... (Ininteligible.)'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Tiene usted un minuto.'

'La señora Morales Rodríguez (Desde su escaño): Vale.'

'Se hace alusión a algunas cuestiones que tienen que ver con la justicia y mi persona. Yo tuve una desgracia, que fue gobernar en el Ayuntamiento de La Oliva después del Partido Popular, y entonces me vienen de rebote, y voy a explicar aquí qué es lo que son las cosas, porque si no, dicho de esta manera parece... Yo estoy, efectivamente, llamada a declarar por dos temas: la depuradora de El Cotillo, hecha en El Cotillo en época del gobierno del Partido Popular, y que nosotros llegamos después a ella sin posibles soluciones. Afortunadamente, ya el 20 de diciembre se pone a prueba la nueva depuradora. Y por un tema que tiene que ver con una concesión de un terreno, que se hace también en fecha donde gobernaba el Partido Popular, para un parque de ocio. Está llamado todo el plenario de la época anterior a nosotros, y los que teníamos responsabilidades en el posterior gobierno.'

'Digo yo esto, yo no sé si todo el mundo aquí puede explicar con la misma claridad con la que lo estoy haciendo yo qué cosas son las que nos están llevando hoy a los juzgados. En cualquier caso, estas son las que tengo yo.'

'También estuve imputada por un tema que tiene que ver con no dar licencias. Debo ser la única alcaldesa que estuvo en un juzgado por no dar licencias, y no por darlas, como están otros.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.'

'Sí, doña Águeda, ¿a qué efectos?, por favor.'

'La señora Montelongo González (Desde su escaño): Señor presidente.'

'Si puedo responder a las alusiones que ha hecho la diputada Morales... Bueno, a las que supuestamente le he hecho yo.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Vamos a ver, señorías, por favor, guarden silencio, por favor. Sí, señora diputada.'

'La señora Montelongo González (Desde su escaño): Y me gustaría también, señor presidente, pedirle la palabra porque me he sentido contradicha por algunas manifestaciones del señor consejero.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Bueno, en relación al primer asunto, de doña Claudina, no hay ninguna alusión; por lo tanto, para eso no tiene la palabra.'

'Y sí la tiene para la contradicción con el señor consejero por un minuto.'

'La señora Montelongo González (Desde su escaño): Sí, gracias. Para el primer asunto, recurrir al refranero español: ¿no quieres caldo?, pues toma dos tazas.'

'En cuanto a lo que he planteado al señor consejero, me he sentido contradicha. Señor Berriel, yo lo que quiero dejar de manifiesto es cómo puede usted dar un mensaje de "a mí no me pidan responsabilidades". El palo madre de Coalición Canaria, y usted milita en él, ha sido el responsable de este contrato, y en esa medida le estoy pidiendo responsabilidades políticas. Ahora, desde luego, mirar para otro lado y decir "a mí que me registren" es todavía un mensaje de impunidad que me preocupa todavía mucho más que al inicio de esta comparecencia. Por lo tanto, la responsabilidad es de Coalición Canaria, es su partido, usted milita en él, y lo mínimo que podrían hacer hoy es explicárselo a todos los canarios.'

'Muchas gracias.'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.'

'Señor consejero, tiene usted la palabra.'

'El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.'

'¡Curiosa contradicción!, porque ya le digo que del 96 al 99 estaban también sus compañeros de partido, y, por tanto, su partido en el Gobierno: don Gabriel Mato, doña Eugenia Márquez y don Lorenzo Suárez. Entonces, usted solo le pide responsabilidad a la mitad del Gobierno... Sí, en el contrato, que es de febrero del 99, mire usted la fecha en la que estaban esos consejeros, y entonces usted..., al menos estaban los dos partidos gobernando; por tanto, señoría, esa contradicción... no, del 96 al 99, "no estaba", la historia... "no estaba".'

'(Rumores en la sala.)'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señoría, señor consejero.'

'¡Señorías, por favor, guarden silencio!'

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1312 Sobre -Gobierno-, sobre la Sentencia del Tribunal Supremo desestimatoria del recurso contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas que afecta al Proyecto Monumental Montaña Tindaya.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico