Diario de Sesiones 66/2013, de fecha 5/2/2013
Punto 14

· 8L/PO/P-0739 Pregunta de la señora diputada doña Claudina Morales Rodríguez, del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre tratamiento de las autorizaciones concedidas a Repsol para prospecciones petrolíferas, dirigida al Gobierno.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente pregunta: de la señora diputada doña Claudina Morales Rodríguez, del Grupo Nacionalista Canario, sobre tratamiento de las autorizaciones concedidas a Repsol para prospecciones petrolíferas, dirigida al Gobierno.

Para la formulación de la pregunta, la señora diputada tiene la palabra.

La señora Morales Rodríguez: Gracias, presidente.

Aprovecho esta pregunta para felicitar a la señora consejera y desearle, pues, en lo que queda de legislatura, un buen trabajo, porque será bueno para Canarias también.

Bueno, vamos a la pregunta. El Gobierno del Partido Popular ha demostrado que su política en materia de prospecciones petrolíferas es variable y que depende del partido que gobierne en cada comunidad autónoma. En su momento la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el Partido Popular de Baleares, donde también gobiernan los populares, frenaron en seco al ministro de Industria, que se vio obligado a paralizar las prospecciones en la costa valenciana y en Ibiza. Por último, el pasado 14 de noviembre, la vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados y diputada del Partido Popular por Málaga, Celia Villalobos, emitió un comunicado destacando la sensibilidad mostrada por José Manuel Soria hacia Málaga y su industria turística, al asegurar este en el Senado que el actual Ejecutivo no autorizará la explotación de petróleo o gas en la Costa del Sol, en el caso de que las prospecciones indiquen que hay yacimientos. Supone una gran noticia -decía Celia Villalobos- y responde a las reivindicaciones planteadas por los agentes sociales y económicos de la provincia, que destacaba además que Soria es plenamente consciente de la potencialidad de la economía malagueña, de la que uno de sus pilares fundamentales es la actividad turística.

Señora consejera, señorías, el turismo representa en Málaga el 10% de su Producto Interior Bruto, en Canarias es el 30%. Además en Canarias también sí han mostrado su posición, todas las instituciones de Canarias, la ciudadanía a través de diversas manifestaciones, los agentes sociales y económicos... Por citar un ejemplo, el último de todos, el 29 de noviembre, la Asociación de Agencias de Viajes alemanas advierte al ministro de Industria de que las perforaciones petrolíferas perjudicarán al turismo en Canarias. Previamente lo había hecho, por ejemplo, la Federación Internacional de Turoperadores, etcétera, etcétera. Contrasta, por tanto, la sensibilidad mostrada por el señor Soria y el Partido Popular de Canarias también con el medioambiente y el turismo en Valencia, Ibiza y en la Costa del Sol con la tozudez y la cabezonería con la que actúa en Canarias. Parece, señora consejera, como si el señor ministro quisiera trabajar para Repsol y para la compañía petrolífera pero no quiere molestar a sus compañeros con peso dentro del PP, porque quiere tener un peso en el PP, y un PP de Canarias que, además de comparsa del señor Soria, porque su jefe es el que manda y los quita y los pone, y entonces en ese tejemaneje está Canarias, a la que venden, a Canarias, a nuestra tierra...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera, doña Francisca Luengo, a la que también la Mesa le da la bienvenida en esta su primera intervención en este Pleno del Parlamento.

Tiene usted la palabra.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Luengo Orol) (Desde su escaño): Gracias, presidente de la Mesa, y a todos los miembros de la Mesa por su felicitación, y lo mismo a la excelentísima diputada de Coalición Canaria, doña Claudina Morales.

Yo, estimados y estimadas señorías, tengo que decir que con este tema el Gobierno de Canarias ha tenido una idea desde el principio muy clara y rotunda. En cuanto el Gobierno supo de la adjudicación del Real Decreto 547/2012, de adjudicación de un permiso de investigación a la compañía Repsol, puso inmediatamente en marcha todas las vías jurídicas posibles para parar semejante atropello. Una de ellas fue interponer un recurso contencioso frente a la citada norma ante el Tribunal Supremo. ¿Por qué?, porque vulnera claramente la ley de hidrocarburos, porque, bajo un acto de convalidación, según este real decreto, se está otorgando una nueva autorización a la misma empresa que ya se presentó en el 2001, obviando el procedimiento que dicha ley establece, que cuando una compañía no cumple los requisitos para obtener el permiso de investigación -y eso ocurrió en el 2001, cuando era presidente del Gobierno el señor Aznar- hay que volver a empezar de nuevo el proceso, abriendo un nuevo procedimiento que según la ley de hidrocarburos llama de presentación de ofertas en competencia, que no es otra cosa que el concurso. Por tanto, estamos ante una autorización directa dada a una empresa que sigue sin cumplir los requisitos medioambientales del 2001. Por ello el Gobierno de Canarias ha interpuesto dos quejas ante la Comisión Europea. La primera, por infracción de la Directiva 2001, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas; y otra, la infracción de la Directiva 1994, de 30 de mayo, que regula las autorizaciones de prospección, exploración y producción de hidrocarburos.

Pero, señoría, yo con esto termino y le tengo que decir una cosa, que el sistema que acabo de narrar y por el que ha optado el Partido Popular, tengamos los canarios una idea muy clara, que aquí solamente gana uno: Repsol.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.