Diario de Sesiones 69/2013, de fecha 27/2/2013
Punto 3

· 8L/C-0637 Comparecencia del Gobierno -consejera de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre disminuciones en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 en el Ministerio de Sanidad y repercusiones para Canarias.

El señor presidente: Entonces pasamos a la comparecencia de la señora consejera de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre disminuciones en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 en el Ministerio de Sanidad y sus repercusiones para Canarias.

Doña María del Mar Julios.

La señora Julios Reyes: Buenos días. Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Ya se ha tratado en este Parlamento y ya hemos denunciado en este Parlamento las graves repercusiones que para Canarias iban a ocasionar los Presupuestos Generales del Estado del 2013.

Ya llevamos dos meses de ejecución y sus repercusiones ya se están empezando a notar, pues además del importante descenso en infraestructuras, en subvenciones al transporte, se ha castigado a Canarias con recortes en áreas tremendamente sensibles para la ciudadanía, para el bienestar, áreas que hemos discutido incluso ayer. Hemos visto descensos importantes en vivienda, de 9,8 millones a 1,6 millones; o en el Plan Integral de Empleo, de 42 a 10 millones. En consecuencia, las consejerías correspondientes del Gobierno de Canarias ahora no pueden hacer lo mismo que hacían antes con un dinero que ya no tienen.

El descenso ha sido importante también, señorías -y lo hemos denunciado en este Parlamento-, en la financiación autonómica de los servicios públicos y en la financiación sanitaria. Esa injusta e incoherente situación en la que permanece Canarias en relación a la financiación sanitaria con respecto a la media del Estado. Somos una comunidad autónoma que cumple con los objetivos del déficit presupuestario, tenemos los menores niveles de endeudamiento per cápita, más bajos del Estado, y es injusto, y este Parlamento no puede aceptar, que se le continúe deteriorando la financiación y aumentando la brecha que nos separa con el resto de las comunidades autónomas en lo que a financiación sanitaria se refiere, a pesar del tremendo esfuerzo que se está haciendo por parte del Gobierno de Canarias.

Además de la famosa deuda sanitaria, que ya va por 2.000 millones de euros, cada canario está recibiendo 387 euros menos que la media del conjunto de los ciudadanos del resto de las comunidades autónomas, de forma y manera que si nos comparamos con la que más financiación recibe del Estado, del mismo Gobierno de España, pues, tenemos unos 1.000 euros menos para atender a nuestros ciudadanos en materia de servicios esenciales.

Pero además de estas grandes cifras, el objeto de esta comparecencia, señora consejera, es que este Parlamento conozca y tome conciencia de las graves repercusiones con las que se tendrá que enfrentar esta comunidad autónoma al desaparecer la mayor parte de la financiación de los programas de salud que hasta ahora, desde la democracia hasta ahora, ha venido financiando el Ministerio de Sanidad y que en estos momentos las partidas que los financiaban en los Presupuestos del 2013 no las encontramos. Nos gustaría conocer cuál es el planteamiento que el Ministerio de Sanidad, que la ministra de Sanidad, ha hecho, si es que lo ha hecho, si les ha explicado en el Consejo Interterritorial qué va a ocurrir con los programas de salud, con los programas de cohesión, con los programas de coordinación del Sistema Nacional de Salud, que son inexistentes en los Presupuestos. El Ministerio de Sanidad es el que más ha recortado los Presupuestos, un 22%, de todos los ministerios en este Presupuesto del 2013. Y además de lo que ya hemos discutido en este Parlamento en relación a los fondos de cohesión, de 53 millones que había en el 2010 solo hay, solo hay para toda España, 1,6 millones de euros para los programas de salud. No hay partidas, no las encontramos, en los programas para las estrategias de salud del Sistema Nacional de Salud. No las hay, no las encontramos, en el Plan de salud bucodental; no las hay, no las encontramos, en el Plan de calidad; tampoco las hay en el Plan nacional del sida; y el descenso en el Programa de Atención a las Drogodependencias es drástico, apenas hay 10 millones de euros para toda España, cuando una comunidad como la nuestra, pues, prácticamente eso es lo que gasta en atender lo que es la atención a la población drogodependiente.

Nos gustaría conocer, señora consejera, qué ha explicado la ministra de Sanidad en el Consejo Interterritorial de cómo va a seguir liderando el Ministerio de Sanidad estos programas de salud o si es que ha desistido liderar, el Ministerio de Sanidad, programa de salud pública alguno, como parece se desprende de los Presupuestos que en estos momentos están vigentes.

El señor presidente: Muchas gracias, doña María del Mar Julios.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías, y a todas las personas de los medios de comunicación.

Señorías, los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 no solo mantienen sino que acentúan la senda de los ejercicios anteriores en cuanto a una reducción muy pronunciada de los recursos que en materia de sanidad serían objeto de distribución entre las comunidades autónomas.

Desde un punto de vista global, los Presupuestos estatales para el año 2012 supusieron una disminución de los recursos en un 32,25%, que fueron 45,2 millones de euros, mientras que los del año 2013 suponen por el momento una reducción adicional del 73,92%, es decir, unos 73,1 millones de euros.

Sin embargo, estas cifras no son realmente homogéneas, dada la nueva regulación que a partir del 1 de enero del año 2013, del presente año, tiene la gestión del Fondo de Cohesión Sanitaria en relación con los desplazamientos de pacientes entre comunidades autónomas. Cuando eliminamos los valores del referido fondo a fin de poder hacer un análisis homogéneo, resulta que si bien la reducción de estos recursos en el presupuesto para el año 2011 fue de un 21,96% -14,9 millones de euros-, con el presupuesto para el 2012 la reducción fue de un 96,7 -51 millones de euros- y en el 2013, de un 6,77% adicional -y repito adicional-, sobre la reducción del año anterior, se pierden 117.200 euros. De manera que si en el 2011, excluyendo siempre el Fondo de Cohesión Sanitaria, en los Presupuestos estatales se había presupuestado un total de 53,1 millones de euros para políticas sanitarias, en el 2012 ese importe se redujo en 1,7 millones, fijándose su importe para 2013 en un total de 1,6 millones de euros, exactamente 1.612.870 euros.

Con estos Presupuestos estatales para el año 2013 se consolida la desaparición de la dotación para las siguientes líneas destinadas a las comunidades autónomas: se consolida la desaparición de las estrategias de salud del Sistema Nacional de Salud, el desarrollo del Plan de salud bucodental, las estrategias de salud del Sistema Nacional de Salud en ejecución del Plan de calidad, el plan de inversiones para el desarrollo de sistemas de información sanitaria, las transferencias a comunidades autónomas para toda clase de gastos, incluido el personal, que originen los programas autonómicos derivados del Plan nacional sobre el sida y transferencias a comunidades autónomas para toda clase de gastos necesarios para el desarrollo de programas de prevención y promoción de la salud, especialmente en el ámbito de enfermedades emergentes, preemergentes y de especial relevancia. En todas ellas, la partida, tal como aparece en el resumen de recursos del presupuesto del Ministerio de Sanidad para sanidad de las comunidades autónomas, el presupuesto es cero euros.

Asimismo, desaparece la ya escasa dotación que en el año 2012 tuvo la línea de transferencias a comunidades autónomas para financiar todo tipo de actividades relativas a promoción y prevención de la salud, investigación y estrategias del sistema nacional, 117.200 euros, que a su vez constituye la explicación de la diferencia entre los Presupuestos de 2012 y 2013, una vez descontado el Fondo de Cohesión.

El impacto de esta reducción presupuestaria, desde un punto de vista asistencial, salta a la vista, habida cuenta de que los incrementos desarrollados en todas las comunidades autónomas en cuanto a listas de espera se refiere están siendo importantes.

En relación con la gestión de pacientes desplazados entre comunidades autónomas, a lo que se refiere el Fondo de Cohesión Sanitaria, hay que destacar la nueva regulación que se incorpora al texto articulado de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 mediante la disposición adicional septuagésima primera, que suspende la aplicación de varios apartados del Real Decreto 1207/2006, por el que se regula el Fondo de Cohesión Sanitaria, y que literalmente explicita que a partir del 1 de enero del año 2013 el importe de los gastos por la asistencia sanitaria prestada a pacientes residentes en España derivados entre comunidades autónomas, contemplado en el Real Decreto 1207/2006, así como los relativos a la asistencia sanitaria cubierta por el Fondo de Garantía Asistencial, creado por el Real Decreto-Ley 16/2012, se satisfará en base a la compensación de los saldos positivos o negativos resultantes de la liquidación realizada por el Ministerio de Sanidad relativos a cada comunidad autónoma por la prestación de dicha asistencia sanitaria. A tal efecto, el Fondo de Cohesión Sanitaria tendrá la misma naturaleza extrapresupuestaria que el Fondo de Garantía Asistencial.

Concreta también que el pago a las comunidades autónomas de los saldos positivos resultantes se realizará extrapresupuestariamente, una vez que los saldos negativos resultantes sean compensados, deducidos o retenidos, según proceda, de los pagos que el Instituto Nacional de la Seguridad Social deba efectuar a la comunidad autónoma en concepto de saldo neto positivo por cuota global, por la cobertura de la asistencia sanitaria a que se refiere la Ley 30/2005, o de los pagos por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de los recursos del sistema de financiación cuando se cumplan las condiciones legales previstas para ello.

Sin embargo, la mayor amenaza para la financiación específica de la sanidad pública en Canarias tiene que ver con la redacción que en la Ley de Presupuestos Generales del Estado tiene la disposición adicional quincuagésima, quincuagésima octava, de la Ley de Presupuestos del 2006, a la que modifica. Por un lado, puede existir una cierta contradicción entre el apartado primero y segundo, que debía haber sido considerado en la propia tramitación parlamentaria. Por otro lado, visto el apartado segundo, a Canarias le detraerán de los ingresos por cuota global los saldos negativos de los anexos I, II y II del Real Decreto 1207/2006 y, por tanto, el resultado de la redacción de la referida disposición adicional trae como resultado la deducción de algo más de 3 millones de euros de los importes que Canarias percibiría desde el 2013 por cuota global.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013 supone, por tanto, que el recorte efectuado por el Gobierno de España en relación a los presupuestos para el área de sanidad es una merma importante para las políticas de cohesión del Sistema Nacional de Salud, ya que a partir de ahora los Fondos de Cohesión se facturarán a través del Ministerio de Economía y solo permanecen las subvenciones a través de Farmaindustria en la parte que recibimos las comunidades autónomas para políticas de control farmacéutico.

A todo ello hay que sumar que es urgente, urgente, pues, que el Gobierno de España aporte una solución en cuanto a la subsanación de la insuficiencia financiera que mantiene con el Gobierno de Canarias en materia sanitaria, derivada de aquella aplicación del modelo de financiación vigente entre el año 2002 y 2009 y que asciende en la actualidad a 2.000 millones de euros. En este contexto de insuficiencia de financiación, Canarias ha venido realizando un importante esfuerzo presupuestario para garantizar la cobertura de la asistencia sanitaria y la mejora continua de la calidad y accesibilidad a las prestaciones.

Asimismo, sería importante, y así se lo he trasladado a la ministra de Sanidad, la necesidad de contar con una financiación de carácter finalista en materia sanitaria. A nadie se le escapa que la situación, bajo la atenta mirada de Bruselas, exige unos presupuestos austeros e importantes esfuerzos por parte de todas las comunidades, pero eso no es lo que estamos discutiendo aquí, eso no está en discusión. Lo que aquí se discute es si Canarias merece el trato que está recibiendo.

El sistema de financiación autonómica perjudica y afecta gravemente a la sostenibilidad financiera de la comunidad autónoma y por ello hemos pedido su urgente corrección dados los perjuicios que nos causa su aplicación indebida. Canarias es la comunidad autónoma peor financiada para sufragar sus servicios públicos esenciales y recibe cada canario por parte del Estado 387 euros menos que la media nacional, lo que nos lleva a reclamar al Gobierno del Estado una mejora del sistema de financiación. Más que una mejora, lo que los canarios y canarias se merecen.

Por ello los Presupuestos estatales para 2013 exigen...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, señora consejera, para ir terminando.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Por ello los Presupuestos -gracias, señor presidente- para el 2013 exigen de forma injusta más sacrificios a los canarios y canarias y, por el contrario, el Gobierno de Canarias destina, en sus Presupuestos para el año 2013, 70 de cada 100 euros a sufragar los servicios públicos esenciales, es decir, la sanidad, la educación y servicios sociales, y de ellos 42 euros de cada 100 están destinados a sostener la sanidad. Y ese es un esfuerzo muy importante del Gobierno de Canarias y el déficit de financiación hay que seguirlo reclamando hasta conseguirlo al Gobierno del Estado.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

Para fijación de posiciones, intervención de los grupos parlamentarios, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Este es un tema que hemos discutido ya, seguramente porque la iniciativa se presentó hace meses y llega ahora a esta Cámara. De manera que es, desgraciadamente, ya sabido que los recortes en materia sanitaria están generando un severo daño a la prestación de este servicio básico, y lo es en la medida de los recortes que la Administración central establece y que daña a comunidades como la nuestra, porque la Administración central, en materia sanitaria, además de los asuntos en legislación básica, debe garantizar la cohesión, y nosotros somos una comunidad objetivamente en condiciones más difíciles que la media. Y, por lo tanto, los recortes centrales afectan a todos pero más a los que más necesitamos de las políticas de cohesión.

Pero siendo esto relevante más relevantes son los recortes sobre el sistema, los recortes masivos sobre el dispositivo sanitario que presta atención a la gente, y ahí los recortes han alcanzado, al menos en el diseño teórico, más de 7.000 millones de euros.

De forma que volvemos a reiterar aquí lo que es un elemento indiscutible: el sistema sanitario público español, de los mejores del mundo, de los más eficientes del mundo, de los que han conseguido con menos esfuerzo fiscal mejores resultados y prestaciones más gratuitas y más generosas, está en una grave crisis, en un retroceso evidente. Y eso está ocurriendo en todas las latitudes y de manera especial aquí, donde el sistema sanitario está en caída libre. Y no reconocerlo es no ver la realidad.

Los recortes en la sanidad pública impactan en la atención que se presta a los ciudadanos. 4.000 trabajadores menos no es neutral en relación a la atención de los ciudadanos. Más de 500 millones acumulados en los últimos años de menos gasto, eso impacta en las listas de espera. Y además se está generando una cuestión que no es cuantitativa pero que hace un gran daño, y es el clima, el ambient, el ambiente que se está generando en los centros de trabajo. Yo tengo muchas amistades del ámbito, por razones obvias, ¿no?, y puedo decir que hay una desmoralización, una desmotivación. Estamos dilapidando una de las más importantes conquistas de nuestra historia democrática, que es el sistema sanitario público universal y gratuito más prestigiado del mundo, a través de los recortes y a partir de ahí a través del proceso de deslegitimación que supone que la gente esté haciéndose seguros privados, sacando el dinero de donde puede, con tal de tener determinadas asistencias.

De forma que hoy se constata, en esto y con los recortes de aquí o de allá, que estamos dilapidando una de las mejores conquistas, de las más importantes, del proceso democrático español. Y esto no lo vamos a cambiar desgraciadamente hoy aquí, pero es evidente que la mayoría social tiene que saber que una de las consecuencias de esta crisis es que pierde una de sus conquistas más...

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Jesús Morera.

El señor Morera Molina: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Bueno, pues, para una comunidad en la que el 62% de su financiación proviene de la aportación de los Presupuestos Generales del Estado una disminución de esa contribución solo puede significar problemas. Y si además esa disminución de la aportación se produce de forma desproporcionada con otras comunidades, convirtiéndonos en la peor financiada por habitante de España, lo que termina suponiendo es una agresión a la sostenibilidad de los servicios públicos en Canarias.

Por tanto, los 807 millones de euros de menos de los que dispondrá Canarias en estos Presupuestos, 487 millones por los recortes de las partidas de los Presupuestos Generales, más 320 millones por la imposición del Gobierno en base a la reducción del objetivo de déficit, obviamente tendrán trascendencia para la sanidad.

Aunque las competencias de sanidad están transferidas a las comunidades autónomas, existen, o existían, una serie de estrategias y planes de salud que se dirigían y financiaban desde el ministerio. Esas líneas de actuación, como el Plan de salud bucodental, el Plan de calidad, el Plan nacional sobre el sida o el plan de desarrollo de sistemas de información sanitaria, que se financiaban con partidas finalistas desde el ministerio ahora han desaparecido. Eran planes de gran interés y trascendencia, programas que probablemente no hubieran sido emprendidos por las comunidades autónomas y que el ministerio, con mayor visión salubrista, había decidido acometer.

A ello se suma la drástica reducción de los fondos de cohesión sanitaria, fondos que tenían por finalidad garantizar la igualdad de acceso a los servicios de asistencia sanitaria pública en todo el territorio español. Eran, sin duda, la principal herramienta cohesionadora del sistema. Ahora cada comunidad tendrá que asumir los gastos de asistencia sanitaria de sus ciudadanos cuando son enviados por carencias técnicas o tecnológicas a centros de otras ciudades españolas.

Esto, que pudiera parecer una limosna o caridad del ministerio, no lo es, era la compensación por la aportación de todos los españoles, en este caso de los canarios, a la construcción y dotación de recursos humanos y materiales a hospitales con grandes recursos tecnológicos, conocidos como centros de referencia. Con esos fondos se pagaban, por ejemplo, los pacientes que enviamos a Madrid o Barcelona para trasplantes de pulmón o de corazón, que por razones obvias no podemos implantar en Canarias; o los pacientes que enviamos a la Unidad de Quemados de Sevilla, de tan reciente actualidad; o los pacientes que enviamos, enviábamos, a Barcelona con cardiopatías congénitas cuando la Fundación San Donato no estaba para operarlos.

El Partido Popular, que tanto habla de cohesión territorial, de igualdad de acceso de todos los españoles a todo, se carga uno de los instrumentos clave en la cohesión del sistema sanitario. Con estas actuaciones, el Gobierno del Estado hace desaparecer el contenido y la razón de ser que tenía el Ministerio de Sanidad. Más hubiéramos ganado si hubieran hecho desaparecer a la ministra.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jesús Morera.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Teresa Pulido.

La señora Pulido García: Gracias, presidente. Señorías.

Volvemos hoy de nuevo a este Parlamento a echar la culpa de nuestras desgracias a Madrid. Mire, señora Mendoza, no hace falta que le recuerde que el actual Gobierno encontró un país en ruinas y ha reducido sus inversiones en todas y cada una de las comunidades autónomas para sostener los servicios básicos esenciales. Cuando ustedes vienen aquí a decir que llegó menos dinero para el Convenio de Carreteras, es verdad, es verdad, porque hay que priorizar, pero cuando ustedes dicen, tienen la desfachatez de venir a este Parlamento, a petición propia, una y otra vez, a contar mentiras, con esa premisa básica que tiene su grupo de que contra Madrid todo vale, me resulta lamentable. Nuestra comunidad autónoma se financia igual que el resto, con la ley de financiación de servicios básicos esenciales que ustedes, socialistas y nacionalistas, aprobaron en el año 2009. Pero, no se preocupen, porque la vamos a modificar. Está en esa inmensa lista de problemas que siempre que gobiernan los socialistas nos dejan para que solucionemos.

Aquí, en la Consejería de Sanidad, no hay un problema económico, es un problema de gestión, de ponerse a trabajar, porque cuando el capitán de un barco no lleva el timón el barco se va a la deriva. Mire, en el 2012 el presupuesto del Servicio Canario de Salud tenía de fondos propios 67 millones de euros más que en el 2011. Si le sumamos el dinero extra que vino de este maltratador gobierno de Rajoy en préstamos, sí, en préstamos, pero dinero, para pagar facturas a proveedores y empresas sanitarias, hablamos de 587 millones de euros más que tuvo el Servicio Canario de la Salud en el 2012. Sí, señora consejera, 191 millones de pago a proveedores y 314 millones del FLA. O sea, que estamos hablando de que en el 2012 su consejería tuvo 97.442 millones más de las antiguas pesetas. Mientras tanto, la lista de espera de más de seis meses se ha cuadriplicado. La señora Mendoza encontró 3.351 canarios esperando más de seis meses y ahora en diciembre ya tenemos 12.195.

Mire, respecto al Presupuesto del 2013, es impresentable que vengan aquí a contar mentiras, porque en sus propios Presupuestos de la Comunidad Autónoma ustedes reconocen que este año de transferencias corrientes vienen 10 millones de euros más y 2, 2 millones, por cierto, del Fondo de Cohesión Sanitaria del Gobierno. Lo pone su Presupuesto.

Y, mire, señora Julios, si no encuentra las partidas del Gobierno del Estado, búsquelas, porque en el Boletín Oficial del Estado, mire, Plan Nacional sobre Drogas, señora Leire Pajín con señor Bañolas, 178.000 euros; señora Mato con la señora Mendoza, 240.000 euros. Boletín Oficial del Estado, señora Julios. En el 2012 el Servicio Canario de la Salud tuvo 3.174 millones de euros, estamos hablando de 528.109 millones de las antiguas pesetas. Administre bien el dinero que hay, trabaje mejor, señora Mendoza, que para eso le pagan los canarios.

El señor presidente: Muchas gracias, doña María Teresa Pulido.

El grupo solicitante de la comparecencia, doña María del Mar Julios, Grupo Nacionalista Canario.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

En fin, he escuchado, como es costumbre, palabras de la portavoz del Grupo Popular. Las he escrito, ¿no?, porque después cuando cualquier diputado de los demás grupos las repite, pues, generan estupor en el banco del Partido Popular. Mire, habla usted de desfachatez, de contar mentiras; vamos, señora consejera, que la llaman mentirosa.

Habla usted de barco a la deriva, habla usted de impresentable. Mire usted, acaba de decir unas cifras que están en los Presupuestos, primero, que son de los Presupuestos anteriores. Estamos hablando del Presupuesto del 2013, señoría. Hay que ser rigurosos y responsables en los debates en este Parlamento. No estamos hablando de los Presupuestos anteriores, estamos hablando del desgraciado Presupuesto que tenemos para el año 2013. Además habla usted incluso de ese presupuesto que luego descalifican, porque siempre dicen: "tenemos, la culpa de lo que está ocurriendo es la herencia que hemos recibido del PSOE", y usted acaba de sacar aquí ahora mismo unas cifras que teníamos en la legislatura pasada, cuando no gobernaban ustedes, que ojalá las tuviéramos ahora, señorías, ojalá las tuviéramos ahora. No las tenemos, no las tenemos. Por eso generamos este debate, porque es importante que la ciudadanía sepa y que este Parlamento sepa que, además de lo que hemos hablado aquí del déficit de financiación sanitaria, además de eso, además de lo que se ha dicho en relación al Fondo de Cohesión, que efectivamente, ya lo hemos discutido en este Parlamento, implica que desaparece el Fondo de Cohesión, tenemos ahora una compensación. Es decir, hasta ahora, cuando un canario tenía que ir a la Península a ser tratado en un centro de referencia, de alta especialización, los canarios teníamos que pagar el transporte, teníamos que pagar la dieta, pero nunca habíamos tenido que pagar la factura del hospital público donde éramos atendidos. A partir de ahora sí, a partir de ahora sí porque se nos va a detraer de la financiación, de la raquítica financiación sanitaria que tenemos. Eso es fomentar la descohesión. Heredaron ustedes un sistema cohesionado y van a dejar en herencia a los próximos, porque habrá unos próximos que no serán ustedes, un Sistema Nacional de Salud totalmente desmantelado. Esa es la realidad de lo que está ocurriendo en España.

Miren, en esta comparecencia quería poner en evidencia lo siguiente: estrategias de salud del Sistema Nacional de Salud. Claro que ha habido dinero en los Presupuestos anteriores, pero ¿dónde está en los Presupuestos del 2013?, ¿dónde está? Lo que cuenta no son las proyecciones de gasto que hubiera hecho Canarias, señorías, lo que cuenta es lo que han puesto ustedes en el Presupuesto que se aprobó en el Congreso de los Diputados y, si no, enmiéndenlo, pongan dinero en el Presupuesto actual del Estado. Por eso le pregunto a la consejera: "señora consejera, ¿qué ha dicho la ministra?". Porque, mire, heredamos, heredaron, el Gobierno del Partido Popular, unos 3,8 millones en el 2010 para la estrategia de salud del Sistema Nacional de Salud; ahora hay cero, no aparecen. Eso no es austeridad, eso es desmantelar. Heredaron ustedes 30 millones para el desarrollo del Plan de salud bucodental; ahora hay cero euros. Eso no es austeridad, eso es desmantelar. Heredaron ustedes, señorías, 4,8 millones en el programa del Plan nacional del sida para repartir a las comunidades autónomas; ahora hay cero euros en el Plan nacional del sida para repartir a las comunidades autónomas. Eso no es austeridad, eso es desmantelar, señorías. Heredaron ustedes para la prevención y la promoción especial de las enfermedades emergentes 2,8 millones; ahora nos encontramos con que en la partida para las comunidades autónomas aparecen cero euros. Eso no es austeridad, eso es desmantelar. Sí, señoría.

Y, miren, el Plan nacional de drogas. Incluso de las partidas de que usted habló, que había previsto por parte del Estado financiar a las comunidades autónomas, señoría, me gustaría que nos dijera la consejera, pero no hemos recibido todas las partidas del programa de atención a drogas comprometido, gastado por la comunidad autónoma y que luego, al final del año, no se recibió la totalidad del dinero por parte del Gobierno del Estado. El Plan nacional de drogas ya solo cuenta con 10 millones. Es que en el 2012 hubo un descenso del 50%; en el 2013 ha habido un nuevo descenso importante y ya solo figuran 10 millones para el Plan nacional de drogas de toda España. Es que no se entiende, señorías, no se entiende, cuando gran parte -y lo he dicho en muchas ocasiones- de la financiación de este programa no depende en exclusiva, digamos, de los ingresos que tenga el Estado sino incluso de lo que son las partidas llamadas del Fondo de bienes de decomiso del tráfico ilícito de drogas. Según los expertos, puede ascender hasta 4.000 millones de euros. ¿Por qué no se pone parte de ese dinero, señorías, en el Plan de atención a drogas, como se ha venido poniendo hasta hace poco?, eso que dicen ustedes de la herencia. ¿Por qué, señorías, desaparece la financiación del Plan nacional de drogas? Es que no hay ningún organismo internacional que recomiende eso para mejorar la economía del país; al contrario, señorías. Las recomendaciones de los organismos internacionales es que todo este tipo de programas fundamentales para evitar la exclusión social no solo se mantengan sino se refuercen en estos momentos de crisis.

Señorías, en Canarias tenemos en la red de atención a las drogodependencias cerca de 10.000 personas que están siendo atendidas y gastamos casi esa cantidad que tiene el Estado para toda España. Me pregunto, señora consejera, nosotros vamos a seguir manteniendo esos programas, pero evidentemente va a ir en detrimento del resto de financiación que tenemos para la red -para los hospitales, para los centros de salud-. Eso es lo que está ocurriendo. Lo que está ocurriendo, señorías, es que estamos viendo, observando cómo ustedes, padeciendo los ciudadanos, cómo el Partido Popular está dando una vuelta de tuerca más en el desmantelamiento del Estado del bienestar y en el desmantelamiento del Sistema Nacional de Salud. Fíjense hasta el punto que llega que incluso el acuerdo que había con el Instituto Carlos III ha sido denunciado por el ministerio, de forma que se han perdido 55 puestos de trabajo -expertos en materias de dirección, gestión sanitaria, personal altamente cualificado, en el paro-; el Instituto de Información Sanitaria ha desaparecido prácticamente. ¿Qué transparencia va a haber en la información del Sistema Nacional de Salud? ¿Se van a externalizar las encuestas? ¿Se va a externalizar, o privatizar alguna empresa, la realización de las estadísticas del Sistema Nacional de Salud?, porque están desmantelando ustedes el propio ministerio. Sí, señoría, mire, eso no es austeridad: eso es desmantelar. En los Presupuestos Generales del Estado desaparecen 15.000 puestos de trabajo de funcionarios del Estado, pero no desaparece ningún puesto de los altos cargos de la Administración. Me pregunto yo, me pregunto yo: ¿por qué se mantiene la estructura del Ministerio de Sanidad como está si no tiene financiación para el desarrollo de los programas de salud? ¿Qué sentido tiene? ¿Eso es austeridad, señoría, eso es un ejemplo de austeridad?

Y la ministra de Sanidad ni está ni se la espera. Hace ya un año que la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados está reclamando la presencia de la ministra de Sanidad. ¿Esa es la transparencia del Partido Popular, señoría? Está desaparecida.

Dice usted que no hay dirección en la Consejería de Sanidad y, señoría, ¿qué ejemplo está dando el Ministerio de Sanidad? ¿Dónde está la política sanitaria de este país? ¿Además hay alguna otra, además de ese programa oculto que no dijeron ustedes en campaña electoral y que ahora se está viendo? El único programa que conocemos, las únicas actuaciones defendidas claramente, son las de privatización del sistema y desmantelamiento del sistema.

Por eso, señora consejera, nos gustaría que nos mantuviera informados de qué es lo que...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

La señora Julios Reyes: Nos gustaría que nos tuviera informados, a este Parlamento, ya que todos estos programas de salud son vitales para esta comunidad autónoma, y que estoy segura de que el Gobierno de Canarias los va a mantener ahora con recursos exclusivamente propios de esta comunidad, lo cual viene en detrimento de la financiación sanitaria de esta comunidad autónoma; pero nos gustaría que nos explicara qué es lo que dice la ministra, si es que dice algo, en el Consejo Interterritorial para mantener el Programa de salud bucodental, el programa del sida, el Programa de atención a las drogodependencias. ¿Qué propuesta va a hacer el Gobierno de España para mantener esos programas? Porque estoy segura de que, con las dificultades que vamos a tener para mantener programas como el Padican, por ejemplo, el de atención dental a los niños en esta comunidad autónoma, estoy segura de que el Partido Popular le pedirá a usted que comparezca a ver por qué no se ha continuado con la expansión, como se tenía previsto, del crecimiento para poder atender a niños de edades mayores en el Programa de atención bucodental. Estoy segura...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, tiene la palabra por tiempo de diez minutos (Pausa).

Perdón, doña Brígida.

Señorías, vamos a ver, si algún diputado o diputada quiere hablar reiteradamente en la sesión cuando está interviniendo alguna persona desde la tribuna, lo puede hacer en el pasillo sin problema alguno. Si no, me veré obligado a llamar la atención a alguna de sus señorías.

Señora consejera, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente. Señorías.

Tal y como se desprende de la primera parte de la intervención y de lo que he escuchado en esta sala, la reducción presupuestaria que recogen los Presupuestos Generales del Estado supone, como ya he expuesto en anteriores ocasiones, un golpe muy duro para la sanidad canaria. Los Presupuestos Generales del Estado alejan más a Canarias del resto del territorio español y aumentan la brecha ya existente en la financiación de nuestra comunidad. Se olvida el Gobierno del Estado de que un territorio alejado y fragmentado tiene especiales requerimientos y en este caso, en sanidad, no es comparable a otros. Las necesidades son diferentes y, por tanto, debe contemplarse también de forma diferente.

Para empezar, existe, como ya hemos dicho todos en esta sala, un déficit -casi todos-, un déficit de 2.000 millones de euros, derivado de un sistema de financiación que parece, he escuchado, que serán capaces de corregir, y yo espero que sí, y que yo seguiré reclamando porque les pertenece a los canarios y a las canarias.

Por otra parte, el Gobierno del Estado ha llevado a cabo el mayor recorte presupuestario de la historia de la sanidad. Y no ha quedado solo así: con la publicación del Real Decreto-Ley, el 16/2012, ya rompió la universalidad, la gratuidad, la cohesión, que termina de romperse con los presupuestos de los que estamos hablando hoy. Y era un sistema, efectivamente, sanitario envidiado por muchos países, la joya de la corona, como he oído a algunos diputados en esta sala decirlo y que entiendo tienen toda la razón.

Señorías, en esta misma sede parlamentaria he repetido en diversas ocasiones que había repercusiones directas en todas las áreas sanitarias. He dicho que las listas de espera se verían afectadas y en esa línea están evolucionando en todas las comunidades autónomas, en todas casi que menos una.

Y a esto debemos unirle los resultados del Real Decreto 16/2012. Porque ¿quién instauró el copago y quién dejó sin derecho a la asistencia a los inmigrantes irregulares y quién le pone precio y copago al transporte sanitario?: el Gobierno del Estado. Y ahora en los Presupuestos del Estado desaparecen las estrategias de salud del Sistema Nacional de Salud. Las puedo enumerar todas, pero todas tienen, en el Presupuesto correspondiente al 2013, 0,00. Es decir, desaparecen todas las estrategias de prevención, de promoción de la salud, de prevención de problemas tan importantes como el sida, de problemas tan importantes como la salud bucodental. Y, en efecto, señora diputada, me pedirán cuentas en esta sede parlamentaria de que no se hayan puesto y yo les digo, señores diputados, que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias continuará en la senda de mantener en todo lo posible ese tipo, ese tipo de estrategias, porque son muy importantes y sí son las que ahorran gasto sanitario, si no en este momento, en el futuro, y porque los canarios y las canarias necesitan continuar conociendo y formando parte de estos programas.

Y el impacto además de la disposición adicional que nombraba antes sobre el Fondo de Cohesión Sanitaria, en cuanto a la asistencia prestada a pacientes residentes en España y derivados entre comunidades, se va a satisfacer en base a que el saldo resultante sea positivo o negativo y, a tal efecto, tendrá naturaleza extrapresupuestaria. El pago se hará a través del Ministerio de Economía fundamentalmente. Somos una comunidad emisora, perderemos mucho dinero en esta nueva modificación y perderemos mucho dinero en aquellos pacientes que mandamos fuera, que mandamos a otras comunidades para ser atendidos por aquellas técnicas que no deberíamos tener aquí, como no tienen otras comunidades, y que para este año prevemos que son 3 millones, y les digo exactamente las cifras: prevemos que serán 3.126.031 euros. Y esta consejera, en lo que al Real Decreto 16/2012 en esta sede dijo, que tomaría las medidas oportunas para minimizar sus impactos, y hasta ahora lo he cumplido.

Mire, señoría, en referencia a esos comentarios, esto no evita que el resto de repercusiones de las reducciones presupuestarias esté, siga originándose, junto al resto de medidas exigidas por el Gobierno del Estado a lo largo del 2012, para el que inicialmente el Presupuesto del Gobierno de Canarias, en efecto, fue más elevado y que no tardó en verse mermado, primero porque el presupuesto creció en el 2011 en relación a 2012 en 66 millones de euros en lo que teníamos en el papel. La mayor parte estaba destinada a la refinanciación del déficit dejado por la presupuestación en el año 2011 en el capítulo IV de Farmacia, al que pusimos un incremento de 105 millones de euros. En el 2012 recibimos los créditos ICO, 191, destinados al pago de deudas de años anteriores, y no a nuevo presupuesto, entre ellas deudas de 257 millones de euros que quedaron del año 2010. Y si nombramos el Fondo de Liquidez Autonómica, estuvo también dedicado a pago a proveedores y no era un aumento de presupuesto, como ahora parece que algunos diputados quieren tratar de decir.

Además, en el 2012 se nos obligó, como al resto de las comunidades, a ajustarnos y, por tanto, no solo al pago de la deuda, sino a establecer el Plan de equilibrio financiero y a evitar incrementos de deuda. Por tanto, no pudimos contar con un presupuesto más alto. Al contrario, el presupuesto que el Gobierno de Canarias presupuestó se vio mermado y, como he dicho, esa senda se ha seguido en el año 2013, a pesar de los esfuerzos y la priorización de sanidad por el Gobierno de Canarias. Y está claro que esto repercute negativamente en la sanidad canaria, que ha apostado por una sanidad pública, a la que este año, como decía y como ustedes conocen, dedica 42 de cada 100 euros del Presupuesto de la comunidad. Y con todo ello nuestras listas de espera también se están viendo afectadas, cierto, y nuestros profesionales, a los que hay que reconocerles su esfuerzo, han incrementado su actividad, en las consultas, en el número de intervenciones quirúrgicas, en el número de pruebas diagnósticas que están realizando. Y no podemos ni debemos olvidar que nuestra comunidad es la peor financiada de todas: 387 euros menos que el resto o 1.000, como decía la señora Julios, en cuanto a los servicios esenciales básicos.

Es más fácil hacer uso de la demagogia, de la ironía, de los gritos, de la descalificación en la que algunos se han instalado y desviar o tratar de desviar la atención; tachar de incompetencia cuando realmente lo que existe es una financiación, y repito, una financiación inadecuada por parte del Gobierno del Estado. Es más fácil intentar desviar la atención criticando y descalificando una gestión con unos presupuestos diezmados, en la que claro que hay repercusiones, porque la sanidad cuesta dinero. Y a pesar de ello la estamos manteniendo pública y los esfuerzos están dirigidos a hacerla sostenible en nuestra comunidad, y sin dinero no se podrán seguir manteniendo los niveles que todos, que todos queremos.

Y, dada esta situación, se ha priorizado la atención a las patologías vitales, a la patología oncológica, estamos trabajando en las listas de espera, y para ello en el Presupuesto del 2013 se ha incrementado el capítulo II, ese donde está el gasto corriente, todo aquello que gastamos todos los días en intervenciones quirúrgicas, en los gastos de consultas y en las pruebas diagnósticas.

Ahora algunos pretenden dar lecciones de gestión, disfrazan sus intenciones con discursos en defensa de lo público, cuando en muchas comunidades se cierran hospitales, se cierran servicios de urgencias y se incrementan, como aquí, las listas de espera.

Señorías, los profesionales sanitarios y la Administración sanitaria están trabajando para dar respuesta a los problemas que tienen nuestros usuarios y nuestras usuarias y espero que no intenten también decir que la calidad se mide por el incremento de las listas de espera, porque quizás estamos cuestionando a nuestros profesionales, que están trabajando, y su trabajo consiste en incluir en listas de espera quirúrgicas al que lo necesita, en pedir un estudio a quien lo precise y en operar a quien ellos prioricen, y todo ello forma parte de la calidad, y esto no es cuestionable...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora consejera, perdón, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Gracias, señor presidente.

Desde mi llegada a esta consejería oferté la posibilidad de trabajar en jornada ordinaria de mañana o de tarde o en horario deslizante, porque los hospitales, tanto las consultas como los quirófanos, se encuentran abiertos todo el día, y esto lo dije en esta sede parlamentaria.

Hoy les pido que tengan la valentía de decir que la desaparición de los fondos de cohesión hace que perdamos más de 3 millones de euros, que cuando van a un centro de referencia -y nosotros somos fundamentalmente emisores, mandamos pacientes- hay que pagarlo de forma extrapresupuestaria, con un saldo neto que significa el resultado de una resta, donde nosotros perdemos; que de los Presupuestos Generales del Estado han desaparecido en el 2013 todas las grandes líneas de prevención, objetivos que la Organización Mundial de la Salud ha dicho que hay que fomentar y mantener, entre otros, y además de la disminución en el global que el Gobierno de Canarias compensa con grandes esfuerzos y en el ministerio no. Y el Gobierno de Canarias...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Lo siento mucho pero el tiempo ha transcurrido.

Dos segundos, tiene usted la palabra.

La señora consejera de Sanidad (Mendoza Betancor): Les pido que me apoyen en la petición al Gobierno de España en la reclamación de la histórica, el histórico déficit, porque he solicitado una entrevista urgente sobre este punto a la ministra de Sanidad y porque la ministra no ha dicho nada en relación a esas líneas, y hoy creo, tengo entendido, que tiene una comparecencia. Y estarán ustedes informados, por supuesto, de los resultados del Consejo Interterritorial.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.